martes, 24 de diciembre de 2013

EL MILAGRO DE YPRES Y UNA FELIZ NAVIDAD PARA TODOS LOS LECTORES DEL MENTIDERO

El que fuera presidente de los Estados Unidos John Calvin Coolidge(1872-1993) escribió en una ocasión "La Navidad no es un momento ni una estación, sino un estado de la mente. Valorar la paz y la generosidad y tener merced es comprender el verdadero significado de Navidad." Cuando llega la Navidad todos nos enviamos mensajes de paz , de buenos deseos y de amor pero nunca estos deseos fueron tan sinceros como en las trincheras de un campo belga en la Navidad del año 1914. Durante unas horas , en medio del horror, del miedo, del frío, de la muerte, del odio tuvo lugar algo que hoy sigue conmoviendo a quién conoce la historia, la victoria del hombre sobre la guerra. Unos meses antes, el 28 de junio de 1914 el archiduque Francisco  Fernando de Austria (1852-1914) y su esposa Sofía Chotek (1868-1914) , herederos del trono del Imperio Austro-Húngaro morían asesinados a tiros por el nacionalista serbio Gavrilo Princip(1894-1918) . Europa aún no era consciente de las consecuencias que iba a tener aquel magnicidio pero iba a ser el desencadenante de una serie de reacciones que desembocaría en un enfrentamiento general que rompería el frágil equilibrio de fuerzas en Europa. El Imperio Austro-Húngaro , gobernado por el anciano emperador Francisco José (1830-1916) y con el apoyo de la Alemania del kaiser Guillermo II (1858-1941), lanzó el 7 de julio un  ultimatum a Serbia, o le facilitaba la investigación del asesinato cometido por uno de sus ciudadanos en territorio serbio o procedería a invadir Serbia. Serbia , que contaba con el apoyo del Imperio Ruso al frente del que se encontraba el zar Nicolás II(1868-1918), se negó. y rechazó el ultimatum.

Los acontecimientos se precipitan , el 28 de julio el Imperio Austro-Húngaro declara la guerra a Serbia lo que empuja a Rusia a anunciar la movilización de sus tropas el 29 de julio lo que a su vez es considerado una agresión por Alemania que, como aliada de Austria, declara la guerra a Rusia el 1 de agosto. Francia mantenía una antigua alianza con Rusia, y al conocer la declaración de guerra de Alemania contra Rusia moviliza también sus tropas . Cuando Alemania se percata de este movimiento de tropas declarará también la guerra a Francia el 3 de agosto pretextando un supuesto ataque aéreo sobre la ciudad de Nüremberg. Un día después las tropas alemanas invaden Bélgica lo que a su vez provoca la declaración de guerra de Inglaterra a Alemania. Mientras las tropas del Imperio Otomano, que había firmado en secreto un acuerdo de alianza con Alemania el 2 de agosto, entra también en el conflicto. Europa se dividía en dos grandes alianzas, por un lado Alemania, el Imperio Austro-Húngaro y el Imperio Otomano, y por otro Rusia, el Imperio Británico y Francia, El plan de Alemania  había sido ideado por el aristócrata e hijo de un general alemán, Alfred von Schlieffen(1833-1913), y consistía en sorprender a Francia con un rápido avance por el norte atravesando Bélgica, pero su avance fue detenido por las tropas inglesas y francesas en la primera batalla del Marne que se desarrolló entre el seis y el doce de septiembre,  y contuvo el avance alemán a orillas de este río afluente del Sena . Los dos ejércitos sumaron más de medio millón de bajas en aquella semana y supuso el fracaso del plan de Schlieffen.  Hasta entonces los contendientes creían que aquella sería una guerra corta y que estarían en sus hogares para Navidad, la gente desfilaba entusiasmada por las calles de las capitales europeas y en lugar de una guerra parecía que comenzaba una fiesta. 

Al principio de la guerra la gente iba entusiasmada a alistarse en el ejército. Casi era visto como una aventura que apenas duraría una semana. Podéis observar los rostros sonrientes de estos hombres que se dirigen a la oficina de reclutamiento . Lejos estaban entonces de sospechar que la guerra se prolongaría durante cuatro largos años y que causaría millones de muertos (Imagen procedente de http://falsasbanderas.wordpress.com)

Pero en octubre de 1914 ya comenzaba a vislumbrarse que aquel sería un conflicto diferente a todos los conocidos hasta entonces ,más sangriento que ninguno y que se prolongaría en el tiempo aunque todavía nadie podía saber que duraría cincuenta y nueve largos meses y morirían más de trece millones de europeos.. Las posiciones del frente  se estabilizan y comienza una guerra de desgaste en la que los ejércitos se mantienen en sus trincheras excavadas en el suelo, protegidas por alambres de espino y minas . Entre octubre y noviembre se desarrolla la Primera Batalla de Ypres  porque se desarrolla cerca de esta pequeña ciudad situada en el norte de Bélgica. Ninguno de los ejércitos logra avances significativos y los frentes quedan estancados.  Los hombres comienzan a cavar trincheras por toda la línea del frente, hasta formar un intrincado sistema de más de mil kilómetros de trincheras. Los hombres tienen que adaptarse a vivir en aquellas heridas abiertas en la tierra, donde sufren a la intemperie el frío , la lluvia, la nieve que convierten a estas trincheras en auténticos lodazales donde los hombres pasan sus días enterrados  Durante el invierno de 1914 a 1915 morirán mucho mas hombres por frío y enfermedades que en los combates sostenidos con el enemigo.  Una de las principales  dolencias  es el denominado Pie de Trinchera producido por la repetida exposición de los pies del soldado al frío y la humedad  lo que provoca el constreñimiento de los vasos sanguíneos , la mala circulación de la sangre, el pie se queda amoratado, duele y salen heridas. Si no se pone remedio puede llegar a gangrenarse . La moral de aquellos hombres atrapados en las trincheras es muy baja,  la mayoría de ellos no son profesionales sino soldados voluntarios que pensaban que aquella guerra duraría apenas unas semanas. Ahora ya sabían que eso no sería así. 

File:Case of trench feet suffered by unidentified soldier Cas de pieds des tranchées (soldat non identifié).jpg
Fotografía de un soldado de la Primera Guerra Mundial afectado por la dolencia conocida como Pie de Trinchera  causada por el frío y la humedad sufrida de forma continuada en las trincheras. La única forma de combatirla era cambiando los calcetines por otros secos y manteniendo los pies calientes lo que, por supuesto, no era posible en unas trincheras que en muchas ocasiones eran verdaderos lodazales donde los soldados se movían con el agua hasta la altura de la cintura. Muchos de estos soldados tenían que sufrir la amputación de sus pies para evitar que la gangrena siguiera avanzando (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org)

Se aproxima la Navidad y   los diferentes estados mayores de los países contendientes se preocupan porque  saben que la Navidad puede contribuir a bajar aún más la moral de los combatientes. Se trata de alentar el odio entre los bandos, pero las cosas se ven muy diferentes en el frente. Todos, alemanes, ingleses, franceses, comparten el frío, la humedad, el miedo a la muerte. Un comunicado del Estado Mayor inglés advierte  que durante la Navidad "El mero objeto de la guerra se eclipsa y tanto los oficiales como los hombres se sumen en un letargo militar del que será difícil sacarles cuando vuelva el tiempo de hacer grandes sacrificios" La sensación de melancolía de los soldados se acentúa cuando comienzan a llegar al frente tarjetas y regalos enviados por los civiles en las ciudades,. Ropa, tabaco, comida y, sobre todo, cartas, avivan los deseos de regresar de muchos de ellos ¿qué estaban haciendo allí, enterrados en barro, pasando frío, calándoles la humedad hasta los huesos, con miedo a asomar la cabeza por encima de la trinchera para no ser alcanzado por el disparo de un francotirador? La voluntad de lucha es cada vez más baja, y para intentar animar a las tropas , los ingleses y franceses lanzan una ofensiva el 19 de diciembre pero  no consiguen ganar ni un metro , las trincheras permanecen en el mismo sitio y sólo nuevos cadáveres yacen entre las trincheras, en tierra de nadie. Llegan entonces los regalos procedentes de los civiles que han quedado en retaguardia. Reciben tabaco, comida, ropa de abrigo para el invierno y cartas que no hacen más que aumentar la  nostalgia por el hogar que ahora parece tan lejano. 

Así era el esquema de las trincheras que durante cuatro años se convirtieron en el hogar de millones de soldados que sufrían allí el frío, la humedad, las enfermedades y el miedo. Cuatro años de interminables combates para no avanzar ni un metro, llevando una vida casi  subterránea en la que el frío y las enfermedades causaban tantos muertos como los combates (Imagen procedente de  http://lagranguerra1914-1918.blogspot.com.es)

Y así llegaba la noche del 24 de diciembre , Nochebuena. Imaginad que sois uno de aquellos soldados ingleses, acurrucado en tu trinchera, viendo como el vaho del frío sale de tu boca, las manos y los pies están  helados, la humedad te alcanza hasta los huesos  y cierras los ojos para tratar de ver en tu mente los rostros de las personas que están tan lejos, en tu hogar. Pero en medio de tus pensamientos irrumpe el sonido de unas voces procedentes de la trinchera enemiga, situada un poco más allá , frente a ti. ¿Qué es ese murmullo Te parece reconocer una melodía aunque no la letra, ya que la cantan en alemán. ¡Si! Es un villancico, el más famoso de todos ellos, Noche de Paz.  Los soldados de tu trinchera se miran unos a otros incrédulos al principio mientras algunos más aventurados tratan de sacar su cabeza por encima de la trinchera para mirar.. Finalmente, uno de vosotros comienza a entonar las primeras notas en inglés, de Noche de Paz  le siguen otros y al poco tiempo las dos trincheras que hace unas pocas horas estaban disparándose una a otra  están compartiendo un villancico en la noche de Nochebuena. ¿Era un espejismo?¿un instante de paz en medido del horror de la guerra? Llega la mañana del veinticinco de diciembre, es el día de Navidad. Uno de los soldados ingleses, Leslie Walkinton,  advierte un movimiento extraño en las trincheras alemanas  "Empezamos a sacar la cabeza por encima de las trincheras , bajándola rápidamente por si nos disparaban, pero no lo hicieron. Entonces vimos a un soldado alemán de pie, agitando los brazos y no le disparamos" Otro de los soldados cuenta como "Nuestros muchachos dijeron, si el puede hacerlo, nosotros también. El sargento mayor ordenó ¡¡Agachaos,!! pero le contestamos ¡¡Cállese, sargento, es Navidad!! Así que saltamos de la trinchera y empezamos a caminar"

Los periódicos se hicieron eco de aquel armisticio espontáneo  de la Navidad de 1914. Aquí el británico "The Daily Mirror" titulaba "Un grupo histórico: soldados británicos y alemanes fotografiados juntos"  La Primera Guerra Mundial fueron cuatro años continuados de infierno, de muerte, de sufrimiento, y sólo dos días, la Nochebuena y la Navidad  de 1914 , son el único punto de esperanza, de luz  en un tiempo oscuro de la humanidad. El siglo XX estaría lleno de sufrimiento pues a la Gran Guerra le sucedería la II Guerra Mundial, pero hoy por fin los ciudadanos de este continente bañado en sangre podemos darnos la mano más allá de fronteras y banderas y ojalá nunca más haya que empuñar un arma contra quién no es más que nuestro hermano, como comprendieron aquellos días los hombres que combatían en Ypres   (Imagen procedente de http://declickenclick.com/)

Sólo imaginar aquella escena te hace poner la piel de gallina . Los soldados de los dos ejércitos se aproximaron, titubeantes al principio, mirando a aquellos hombres que estaban frente a ti, que hasta hacía unas horas eran tus encarnizados enemigos, y que ahora se descubrían como personas iguales que tu y tus compañeros,  tan agotados y asustados por los combates como tu, no eran enemigos, no eran soldados, eran seres humanos.  Los soldados comienzan a sonreírse, a estrechar sus manos , a abrazarse .  Algo increíble sucede, entre  los dos ejércitos enfrentados en Ypres surge una tregua espontánea sin el consentimiento de sus oficiales ni del Estado Mayor,. Aquellos hombres habían decidido dejarse de matar para compartir el día de Navidad juntos. Los soldados de uno y otro bando se ayudan mutuamente a recoger los cadáveres de los compañeros caídos en tierra de nadie , excavan juntos las tumbas  y después  pasan el día conviviendo. Intercambian tabaco, chocolate, algunos se cortan el pelo, otros forman equipos de fútbol  para disputar partidos entre risas mientras los miembros  del Estado Mayor están indignados y amenazan con represalias, pero nada rompe aquel espíritu de hermandad que había surgido de forma espontánea. Un soldado escribe a su familia en una trinchera "Queridos padre, madre y hermanos. Sólo unas líneas para contaros que aquí he tenido una Navidad muy feliz. Hablo de paz y buena voluntad  pues nunca había contemplado una visión tan acogedora . Uno de nuestros oficiales tomó la fotografía de un grupo de hombres de ambas tropas. Los hombres de ambos bandos nos encontramos en tierra de nadie  y pasamos el día allí. Intercambiamos chocolate y cigarrillos. Fue como un grupo de amigos en un partido de fútbol o como los niños en el colegio"

 Foto: Especial
Este es el relato que el  teniente alemán Johannes Niemann hizo del partido del fútbol que enfrentó aquel día mágico a alemanes y escoceses en plena Primera Guerra Mundial
"Un soldado escocés apareció cargando un balón de fútbol, y en unos cuantos minutos ya teníamos juego. Los escoceses hicieron su portería con unos sombreros raros, mientras nosotros hicimos lo mismo. No era nada sencillo jugar en un terreno congelado, pero eso no nos desmotivó. Mantuvimos con rigor las reglas del juego, a pesar de que el partido sólo duró una hora y no teníamos árbitro. Muchos pases fueron largos y el balón constantemente se iba lejos. Sin embargo, estos futbolistas amateurs a pesar de estar cansados, jugaban con mucho entusiasmo. Nosotros, los alemanes, descubrimos con sorpresa cómo los escoceses jugaban con sus faldas, y sin tener nada debajo de ellas. Incluso les hacíamos una broma cada vez que una ventisca soplaba por el campo y revelaba sus partes ocultas. Sin embargo, una hora después, cuando nuestro Oficial en Jefe se enteró de lo que estaba pasando, mandó a suspender el partido. Un poco después regresamos a nuestras trincheras y la fraternización terminó. El partido acabó con un marcador de tres goles a favor nuestro y dos en contra. Fritz marcó dos, y Tommy uno” (Imagen procedente de 
http://deportes.terra.es)

En medio del un campo de batalla, en una guerra que ya había causado centenares de miles de muertos, aquellos jóvenes habían dejado todo el odio que sus mandos habían querido inculcarles , y disfrutaron unos al lado de otros , sin miedo, jugando , riendo, charlando como si siempre hubieran sido amigos y al día siguiente no tuvieran que volver a combatir y , tal vez , a morir. Por un día la guerra había dejado de ser una realidad para volver a unirles a todos bajo el espíritu de alegría y paz de la Navidad y tal vez nunca antes en la historia la Navidad había sido tan real como aquel veinticinco de diciembre de 1914. El joven dibujante Bruce Bairnsfather(1887-1959) que realizaba caricaturas en el frente para su periódico "El Espectador"  escribiría sobre aquel día "Era el tipo de día propicio para que se declarase la paz . Habría sido un final estupendo. Me hubiera gustado ver una pequeña figura atravesando a toda velocidad el campo de barro, ondeando algo. Al acercarse  más vería que se trataba de un mensajero con un telegrama. Me lo entregaría y lo abriría con manos temblorosas. Pondría "la guerra ha terminado , vuelva a casa. Firmado el Rey Jorge" Por desgracia ningún gobernante mandaría un mensaje así al frente. Al día siguiente, el veintiséis de diciembre, los combates se reanudarían y pronto la que iba a ser bautizada por la prensa como la Tregua de Navidad iba a quedar como el único momento luminoso en los cuatro años de guerra, en la que millones de vidas quedarían segadas en aquellas trincheras , la juventud de Europa  se desangró sobre aquel barro deshecho por las bombas , lanzados a la muerte contra las trincheras enemigas. Pero durante poco mas de veinticuatro horas aquellos hombres descubrieron que no había enemigos, sólo seres humanos empujados a matarse en una guerra sin sentido en la que tenías que dar muerte a un hombre que en otra situación podía ser tu amigo o con quién incluso te habías cruzado en otro tiempo por la calle como un vecino más del barrio. 

DOCUMENTAL LA TREGUA DE NAVIDAD DEL CANAL HISTORIA 

En este documental del Canal Historia  cuenta de una forma muy hermosa la historia de la Tregua de Navidad, cuando el espíritu de paz y concordia que inspira la Navidad derrotó a la guerra aunque fuera por un día 




En el documental que os incluyo y en el que me he basado para contaros el relato de la Tregua de Navidad se cuenta una anécdota que refleja la camaradería que había nacido entre los dos ejércitos. Un soldado alemán le había entregado un caso a un inglés a cambio de mermelada pero entonces se dio cuenta que necesitaba el casco para un desfile el día siguiente. Le prometió al inglés que le dejase el caso para el desfile y que se lo devolvería tan pronto como lo terminara  y así lo hizo. Desfiló y luego entregó de nuevo su casco al soldado inglés.  En las Navidades de 1915  los oficiales de los diferentes ejércitos emitieron circulares que prohibían confraternizar bajo ningún concepto en Navidad con el enemigo pudiendo ser en caso contrario juzgados por traición y ejecutados. No volvería a repetirse aquel milagro de la Navidad de 1914 en Ypres y la tregua de Navidad no pudo detener la guerra, pero siempre quedará como el ejemplo conmovedor de como el ser humano puede superar las diferencias artificiales creados por políticos, generales, banderas y fronteras, para hermanarse y convivir en paz . Si algo puede ser puesto como símbolo del significado de eso que llamamos espíritu de Navidad , tuvo lugar entre los hombres que la noche del 24 de diciembre cantaron juntos , separados por sus trincheras, Noche de Paz, y que al día siguiente estrecharon sus manos, rieron, jugaron al fútbol y enterraron juntos a sus muertos.  No tuvo un final feliz y sin embargo me parece más hermoso que cualquier otro cuento de Navidad porque es real y porque demuestra la capacidad del ser humano para elevarse por encima del horror, del odio, de la muerte, y compartir un instante de amor , de esperanza, de hermandad,  de bondad. 

PELÍCULA "FELIZ NAVIDAD" DE 2005 


Esta es la película francesa "Feliz Navidad" que describe los hechos acontecidos en Ypres en la Navidad de 1914  y que es una de las películas más bonitas que se puede ver en una noche como esta 



NOCHE DE PAZ 

Quería incluir en este artículo escrito cuando ya  comienza la Nochebuena el villancico Noche de Paz que aquel día sobrevoló el campo de batalla uniendo a los dos ejércitos enfrentados e iniciando el milagro de la Tregua de Navidad 



He querido compartir con todos vosotros esta historia hoy, veinticuatro de diciembre, para que recordemos lo grande que puede ser el corazón humano, su inmensa capacidad de amor, de perdón y de generosidad. Hoy tenemos la fortuna de poder estrechar las manos de franceses, de alemanes, de rusos , de ingleses , porque ninguna guerra asola los campos de Europa, aunque si , por desgracia la de otros muchos lugares en nuestro planeta. A todos los que leéis el Mentidero, a todos los que en alguna ocasión os habéis asomado a estas páginas acompañándome en este viaje por mil historias de hombres y mujeres, de guerras y obras de arte, de descubrimientos y aventuras, de amores y odios, de sueños y esperanzas, os quiero desear ¡¡FELIZ NAVIDAD!!  Que la Navidad nos inspire ese amor y ese espíritu de concordia que despertó a los protagonistas de la Tregua de Navidad, y que ese espíritu lo sepamos conservar durante todo el año  pues, como decía la frase de Coolidge que citaba al comienzo "La Navidad no es un momento ni una estación, sino un estado de la mente. Valorar la paz y la generosidad y tener merced es comprender el verdadero significado de Navidad."                                                          
                                                                                   ¡¡ FELIZ NAVIDAD  PARA TODOS
              LOS LECTORES DEL MENTIDERO !!




El Mentidero de Mielost en Facebook :

2 comentarios:

Francisco Mota dijo...

Se que es algo tedioso, y algunos si quiera leerán esto, pero tengo un blog, es nuevo, y no tiene éxito, se que existen errores en este, que tal vez sus historias no son las mejores y de que me falta mucho, pero este es mi sueño, estoy buscando al publico indicado, al que le agrade leer, le interese el suspenso, y mi forma de pensar, por favor, solo denme una oportunidad.
http://historiasbizarrasdeunamenteperturbada.blogspot.com/

christian mielost dijo...

Mucho animo Francisco. Aunque al principo te cueste tener lectores no lo dejes, sigue escribiendo porque lo importante es que disfrutes con lo que haces y luego, poco a poco, ya verás como irán sumándose lectores.
Un abrazo fuerte y adelante con ilusión

Famosos