sábado, 24 de noviembre de 2012

EL CONGO DEL REY LEOPOLDO II, HISTORIA DE UNA INFAMIA (SEGUNDA PARTE)

En la primera parte de este relato recorrimos la historia de la formación de Bélgica hasta la declaración de su independencia en 1830 y la coronación de Leopoldo I(1790-1865) como primer rey de Bélgica un año después. El país tuvo que afrontar unos comienzos difíciles con una guerra que se prolongó durante nueve años con los Países Bajos que trataban de recuperar la unión con Bélgica aunque el Tratado de Londres de 1839  puso punto final a estos enfrentamientos  y los Países Bajos reconocían la independencia belga. Durante el resto de su reinado Leopoldo I, como vimos, supo mantener la neutralidad de la recién nacida nación al tiempo que impulsaba su desarrollo económico e industrial. Mientras, Leopoldo, su segundo hijo nacido en 1835 aunque heredero al trono pues su hermano mayor , Luis Felipe, había muerto en 1834 con apenas un año de edad, comenzó a interesarse ya a partir de los primeros años de la década de los sesenta del siglo XIX por la posibilidad de construir un imperio colonial para Bélgica siguiendo los pasos de las grandes potencias coloniales como Inglaterra y Francia que se habían repartido la mayor parte de África. El príncipe heredero seguía con atención las noticias sobre las expediciones al continente africano y más aún cuando fallece su padre y sube al trono en 1865 con el nombre de Leopoldo II con treinta años de edad y muchas ambiciones.


Para que podáis situar muchos de los términos geográficos que aparecerán a lo largo de esta segunda parte de la historia  ese es el mapa de la actual República Democrática del Congo que coincide con el territorio que durante dos décadas fue propiedad privada del rey Leopoldo II. Podéis observar la ciudad de Boma, en la desembocadura del río Congo, que se convertiría en la primera capital del llamado Estado Libre del Congo, el nombre que recibió aquella finca privada del monarca belga. Aguas arriba llegamos a Kinshasa, fundada en 1881 por Henry Morton Stanley con el nombre de Leopoldville(la ciudad de Leopoldo) en honor del rey y más abajo la provincia de Katanga , donde nace el río Congo que es la columna vertebral de este territorio y el principal medio para transportar el caucho y el marfil, los productos que más beneficios proporcionarían a Leopoldo II y más sufrimiento y muerte entre su población. Muy cerca de Boma se encuentra la población de Matadi donde más tarde veremos que se construirá el ferrocarril que la uniría con Kinshasa para salvar el tramo del río Congo que no era navegable , cuya construcción se prolongó durante ocho años, entre 1890 y 1898 y que se cobraría la vida de varios miles de africanos (Imagen procedente de http://www.atlasescolar.com.ar ) 

Recordemos que el celebre explorador y periodista de origen galés y nacionalizado norteamericano, Henry Morton Stanley(1841-1904), que ya había logrado la fama mundial en 1871 cuando encontró al misionero y también explorador David Livingstone(1813-1873) junto al lago Tanganika, había dirigido una expedición que durante tres años tuvo como misión recorrer todo el curso del río Congo, al que los portugueses bautizaron en el siglo XV con el nombre de Zaire y que los nativos llamaban Nzed. Nadie lo había logrado hasta entonces ,pero a lo largo de casi mil días, entre 1874 y 1877,  Stanley recorrió sus 4380 kilómetros de longitud desde su nacimiento en la provincia de Katanga , la más meridional de las provincias de la actual República Democrática del Congo, hasta la desembocadura en la ciudad de Boma que unos pocos años después iba a convertirse en la capital del Estado Libre del Congo, un nombre curioso para un territorio que durante veinte años no conocería la libertad, pero no adelantemos acontecimientos. Leopoldo , como hacía con todas las expediciones, leyó con avidez las noticias sobre aquella exitosa expedición y no dudó en invitar a Stanley a visitar Bélgica. Éste había regresado a Inglaterra y tratado de convencer a las autoridades de la importancia que podía tener el río Congo como vía de comercio con el corazón del continente , pero para entonces el Imperio Británico era ya muy amplio, tenía muchos frentes abiertos y no se mostraron demasiado entusiasmados por incorporar un inmenso territorio selvático a este imperio.



File:Inga03.jpg
Es la  única fotografía que he encontrado del tramo del río Congo formado por treinta y dos rápidos y cataratas llamados conjuntamente como Cataratas Livingstone, que tienen una extensión de 350 kilómetros a lo largo del curso bajo del río Congo impidiendo que sea navegable desde Kinshasa , la capital, hasta su desembocadura . Fue bautizada con el nombre del famoso explorador y misionero David Livingstone por Henry Morton Stanley durante su expedición de 1874 a 1877 en la que recorrió todo el curso del Congo (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )
Leopoldo vio aquí la posibilidad de ganarse a Stanley para su causa , y cuando estuvo en Bélgica convenció al explorador para que trabajase con él . Un año antes, en 1876,  Leopoldo había convocado la Conferencia Geográfica de Bruselas en la que tomaron parte las principales potencias coloniales europeas , además de exploradores y científicos que debatieron sobre el futuro del continente africano . Entre los discursos pronunciados en la Conferencia destacó el del propio monarca belga , todo un ejemplo de altruismo y buena voluntad, ya que defendía con vehemencia la abolición de la trata de esclavos y propugnaba la intervención europea sólo con el objetivo de desarrollar África y mejorar las condiciones de vida de sus habitantes. Sobre la esclavitud decía Leopoldo II ante los asistentes a la conferencia  "Los horrores de este estado de cosas, los miles de víctimas masacradas por el comercio de esclavos cada año, el número aún mayor de seres absolutamente inocentes que son brutalmente arrastrados a la cautividad y condenados de por vida a los trabajos forzados, han conmovido profundamente los sentimientos de todos los que, a todos los niveles, han estudiado con atención esta deplorable realidad; y han concebido la idea de asociarse, de cooperar, en una palabra, de fundar una asociación internacional para dar punto final a este tráfico odioso que es una desgracia para la edad en la que vivimos". Sus palabras hicieron que muchos le apoyaran en sus intenciones y de allí nació la Asociación  Internacional Africana(AIA) , que se creó oficialmente el 14 de septiembre de 1876 , su sede sería Bruselas, la capital belga y su comité ejecutivo estaría dirigido por el propio Leopoldo II junto a un representante de Alemania, Francia e Inglaterra.

Fotografía de Tippu Tip , el principal comerciante de esclavos de aquella región y que servía al sultán de Zanzibar. Aunque en muchas ocasiones colaboró con las expediciones europeas en África, durante la década de los noventa mantendría una guerra con el Estado Libre del Congo de Leopoldo II, no porque el monarca belga, como alegaba , quisiera acabar con la trata de esclavos, sino que era una disputa por la explotación de los recursos del Congo. Finalmente la victoria la obtendría la Fuerza Pública, el ejército privado creado por Leopoldo II, como veremos más adelante, y que disponía de más hombre y mejor armamento que Tippu Tip (imagen procedente de http://zanzibar.zanzibarinstyle.com )     


El principal objetivo de la AIA sería acabar con el comercio de esclavos en la zona central de África, el territorio donde hoy está la República Democrática del Congo, que estaba controlado por el sultanato de la isla de Zanzibar, frente a las costas de la actual Tanzania, y en particular por su más poderoso comerciante,Hamed bin Mohammed el Marjebi(1837-1905), aunque era conocido por los europeos como Tippu Tip. En esta misión civilizadora de Europa, se decidió establecer dos bases para iniciar la colonización del corazón africano, una en la propia isla de Zanzibar y otra en la desembocadura del río Congo que Stanley acababa de recorrer en su totalidad. Precisamente un año antes de celebrarse la Conferencia Geográfica de Bruselas , un explorador italiano pero nacionalizado francés,Pietro Paolo Savorgnan di Brazzà (1852-1905), abría un nuevo camino para entrar en el Congo desde la colonia francesa de Gabón, en la costa occidental africana bañada por el Golfo de Guinea. Merece la pena que nos detengamos un momento en el explorador italofrancés que iba a dar su nombre a la capital de la actual República del Congo, Brazzaville, que en francés significa "la ciudad de Brazza".  Hijo de un aristócrata italiano , gracias a los contactos de su padre en Francia había podido ingresar con sólo dieciséis años, en 1868, en la escuela naval francesa de Brest y dos años después ya participó a bordo de un acorazado en la guerra que enfrentó a Francia y Prusia entre 1870 y 1871.


Este hombre que casi parece un actor de cine es Pietro Paolo Savorgnan di Brazzà , aunque su nombre después de nacionalizarse francés fue  Pierre Paul François Camille Savorgnan de Brazza por el que será más conocido en la historia. Este hijo de un conde italiano  fue querido por los africanos  ya que se alejó de la típica actitud arrogante de otros exploradores europeos con los africanos . El escritor español Javier Reverte dice de él que "tenía sentido del humor , era cultivado, amable con sus hombres y en extremo respetuoso con los nativos" y añade que su lema era "Duro conmigo, nunca con los otros" Uno de sus biógrafos, el periodista Richard West (1930), escribe que "Probablemente ningún hombre blanco ha logrado tanta confianza y amor de los africanos como Brazza". Años después sería nombrado por Francia como gobernador del Congo Francés y moriría el 14 de septiembre de 1905 en la ciudad de Dakar, en el actual Senegal, debido a la malaria  (Imagen procedente de http://www.ldh-toulon.net )

Después de diferentes misiones, fue destinado a Libreville, la actual capital de Gabón, en 1874 y allí descubrió la desembocadura del río Ogouué y Brazza quiso explorarlo porque estaba convencido de que aquel río podría llevarles hasta el río Congo. El Ogouué tiene en realidad 1200 kilómetros de longitud y Brazza  estaba equivocado en su intuición, ya que el nacimiento del río se encuentra en el interior de la República del Congo pero no conecta con el río Congo . Después de nacionalizarse francés en 1875 reunió los apoyos necesarios, además de aportar él mismo parte del dinero necesario para organizar la expedición y comienza el 15 de febrero un viaje que iba a prolongarse por espacio de tres años. Según el escritor español Javier Reverte (1944) en su libro "Vagabundo en África", Brazza  era diferente a otros exploradores de la época y en particular a Henry Morton Stanley porque "Amaba África  sobre todas las cosas y amaba también a los africanos. No buscaba tan sólo la conquista, sino que disfrutaba con el mero hecho de vivir en los territorios salvajes,tomando notas sobre botánica y aprendiendo las lenguas  de los pueblos que encontraba en su camino". Y los pueblos ribereños del Ogouué apreciaron a aquel blanco que no era arrogante ni los miraba con desprecio, y por ello le llamaban "Rocamambo"  en lingala, una lengua que se habla en gran parte de la República del Congo y del norte de la República Democrática del Congo, y que significaría algo así como "el mejor comandante".

Mapa del río Ogooué que recorrería Brazza en la expedición que realizó entre 1875 y 1878 y que podéis ver como llega a entrar en la República del Congo, correspondiente a lo que entonces se llamaría Congo Francés .Brazza creía que el Ogooué le llevaría hasta el río Congo, pero cuando comprobó que no era así continuó explorando la región y gracias a eso pudo convencer al gobierno francés de que aquella zona era interesante comercialmente , ya que Francia no estaba demasiado entusiasmada con la idea de ampliar su imperio colonial hacia aquellas zonas selváticas que parecían improductivas. Puede decirse  que los habitantes de aquella zona que quedaron bajo la jurisdicción de Francia eran afortunados en comparación al horror que vivirían los habitantes del Estado Libre del Congo de Leopoldo II (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )

Después de muchas vicisitudes la expedición de Brazza en 1878, ya en el interior del Congo , se dio cuenta que no había conexión entre el Ogouué y el Congo pero aún así continuó un tiempo más la expedición y cuando regresó a Francia ese mismo año de 1878 pudo demostrar que había una ruta de acceso al interior del Congo relativamente sencilla y más rápida que la explorada por Stanley  y además el territorio que exploró era rico en marfil y caucho, lo que ampliaba el interés económico y comercial de la posible colonización francesa de aquellas tierras.Mientras, en Bélgica  el rey Leopoldo II y el explorador Stanley habían pergeñado un plan para comenzar a explotar comercialmente las riquezas del Congo y para ello se proponían construir una línea de ferrocarril desde la costa que permitiera eludir la parte no navegable del río Congo y una vez alcanzada la zona navegable establecer los primeros asentamientos comerciales. Como veis, ya habían pasado de hablar del final de la esclavitud y la mejora de las condiciones de vida de los africanos a los beneficios de la explotación comercial . Pero primero Stanley tendría que dirigir una nueva expedición al interior para ver si este plan era viable, una expedición que comenzó en 1879, al mismo tiempo que Brazza salía en diciembre de aquel año para dirigirse desde el Ogouué hasta el interior del Congo . Tanto Brazza como Stanley pretendían establecer acuerdos comerciales con los jefes locales  y disponer de mano de obra pero en principio sin reclamar el territorio .

Fotografía de estudio de Henry Morton Stanley . Sobre su personalidad, por completo opuesta a la de Brazza, escribe Javier Reverte en "Vagabundo en África"  que guardaba un profundo rencor hacia el genero humano y afirmaba el propio Stanley que " No he hallado un solo hombre que se privara de decir algo desagradable sobre mí apenas le daba la espalda" . Añade Reverte que Stanley "Buscaba su propio éxito, su fama, su gloria. Y pasaba por encima de todo y de todos para lograrlo. A sus hombres los trataba con extrema dureza , llegando incluso a ejecutar a los desertores, y sus expediciones eran mortíferas,no dudando en exterminar a cañonazos cuanta tribu hostil encontraba en su camino". Sobre su encuentro con Brazza , el explorador galés escribió  "El caballero es alto - se refiere a Brazza- de cutis muy moreno y parece sumamente fatigado. Le doy la bienvenida y le invito al interior de la tienda. Yo hablo un francés abominable , y su inglés no es el mejor , pero a pesar de todo intentamos comprendernos" Brazza ocultaría a Stanley en aquel encuentro como  había negociado con las tribus ribereñas del río Congo para obtener de ellas la cesión de soberanía, tratados gracias a los cuales Francia pudo crear la colonia del Congo Francés (Imagen procedente de http://libweb5.princeton.edu )  

Sin embargo, Brazza era mejor diplomático que Stanley y en apenas dos meses en aquellos territorios logró que uno de los jefes africanos más importantes que controlaba gran parte de los territorios al norte del río Congo , llamado Makoko,  firmara un tratado que reconocía la soberanía de Francia sobre aquellas tierras. En junio de 1880 Brazza fundaba la ciudad de Brazzaville , aunque todo ello más allá de sus atribuciones, pues en principio el explorador no representaba al gobierno francés sino a la Asociación Internacional Africana(AIA) pero Brazza practicaba una política de hechos consumados. Ocultó los acuerdos a los que había llegado con las tribus ribereñas cuando se encontró con Stanley . En 1882  Brazza regresó a Francia y logró que el gobierno francés diera validez a los acuerdos a los que había llegado  con Makoko lo que significaba que aquellas tierras ahora pertenecían  a Francia mientras Stanley , también de regreso a Europa, atacaba a Brazza acusándole de "haber llevado una diplomacia inmoral a un continente virgen" a lo que Brazza respondió "Soy un oficial naval francés que quiere brindar por la civilización de África mediante un simultáneo esfuerzo  de todas las naciones , cada una bajo su propia bandera". Ambos , Brazza y Stanley, partirían de nuevo hacia África , y en esta ocasión Stanley tenía instrucciones de Leopoldo II para copiar la actuación de Brazza, y firmar tratados de cesión de soberanía con las tribus africanas .


Roger David Casement, al que tal vez alguno de los lectores  habituales del Mentidero recuerden de un artículo titulado "El oro verde y la sangre indígena" dedicado a la explotación de los indios de la Amazonía peruana por los productores de caucho, ya que fue el propio Casement el que denunció aquella explotación y la sacó a la luz igual que hizo años antes con las atrocidades cometidas por el rey Leopoldo II en el Congo. Pero cuando acompañó en 1884 a Stanley en su expedición por el Congo aún era un joven idealista que creía que realmente estaban allí para civilizar a los pueblos africanos y ofrecerles un futuro mejor. Durante ocho años trabajaría para la Asociación Internacional Africana pero no percibió lo que unos años después le horrorizaría . Él escribió  "No me daba cuenta porque no quería darme cuenta", pero era muy difícil que ni él ni nadie tuviera una visión de conjunto sobre lo que comenzaba a suceder en aquel inmenso territorio de más de dos millones de kilómetros cuadrados. Cuando Casement tuvo esa visión no cejaría hasta terminar con el régimen de Leopoldo II en el Congo. Para aquellos que tengáis interés en recuperar el resto de la historia de Casement en su lucha contra la esclavitud en Perú os dejo el enlace con el artículo que publiqué en el Mentidero en Marzo de este año 2012
  http://chrismielost.blogspot.com.es/2012/03/el-oro-verde-el-arbol-que-llora-y-la.html (Imagen procedente de http://andrejkoymasky.com )

La expedición de Stanley partió para África en 1883 y en ella iba un joven diplomático nacido en Irlanda, entonces bajo soberanía del Imperio Británico, llamado Roger David Casement(1864-1916), que permanecería los siguientes nueve años en el Congo al servicio de la AIA y que más adelante tendrá un papel protagonista en el desenlace de esta historia. El escritor peruano Mario Vargas Llosa (1936), dedicó a Casement su libro "El sueño del celta" y en él nos cuenta como Casement, al igual que otros miembros de aquellas expediciones, creía que estaba allí para ayudar a los africanos a "mejorar sus condiciones de vida, librarlos de plagas como la mortífera enfermedad del sueño, educarlos y abrirles los ojos sobre las verdades de este mundo y el otro, gracias a lo cual sus hijos y nietos alcanzarían una vida decente, justa y libre." Durante aquella expedición Stanley fue firmando con las diferentes tribus unos tratados en los que los pueblos africanos hacían  concesiones que nos pueden parecer inauditas. Este es el texto de uno de los tratados firmados por los jefes congoleños Ngombi y Mafela "Henry M. Stanley, comandante de la expedición del Alto Congo, en nombre y por encargo de la Asociación Internacional Africana y los régulos de Ngombi y Mafela, reunidos en conferencia al sur de Mañanga, han concluido el siguiente tratado: "

A continuación procedía a enumerar los puntos que los jefes aceptaban cumplir
"• Los jefes de Mafela y Ngombi reconocen, conforme a sus deseos, que la Asociación Internacional Africana se establezca en sus países para el progreso de la civilidad y del comercio. De común acuerdo, sus herederos y sucesores ceden ahora y para siempre a la Asociación la soberanía y todos los derechos de gobierno sobre sus territorios. Prometen también anudar a dicha Asociación en su tarea de regir y civilizar el país  
• Todos los caminos terrestres o vías fluviales que recorren el territorio,los derechos de pesca, minas y bosques, son de absoluta propiedad de la misma Asociación, junto con cualquier terreno no ocupado que puede escogerse en el futuro.
• La Asociación Internacional Africana promete: 1) no quitar a los indígenas del país cedido ninguna tierra ocupada o cultivada, salvo acuerdo, 2) promover la prosperidad del país, 3) proteger a los habitantes contra toda opresión extranjera, 4) autorizar a los jefes a izar su bandera y mantener bajo su autoridad a los indígenas".

Como podéis suponer nadie que entendiera lo que contenía aquel escrito lo habría firmado, ya que suponía regalar su tierra , sus recursos y su propia libertad e independencia a la Asociación Internacional Africana y , en realidad, al rey Leopoldo II en cuyo nombre Stanley establecía aquellos tratados , pero estaban redactados en francés, una lengua que las tribus congoleñas ignoraban y también ignoran el concepto de posesión de la tierra en la forma en que lo entendían los europeos.. Casement , que observaba aquello, escribía "No saben lo que hacen , pero nosotros sabemos que es por su bien ".  Casement aún era un joven idealista y no conocía las intenciones reales de Leopoldo II.

Mapa con el reparto del continente africano después de la Conferencia de Berlín de 1885 . En gris vemos el territorio del Congo Belga que según los resultados de la Conferencia pasaba a ser propiedad no de Bélgica, sino de su rey, Leopoldo II, que en lo sucesivo iba a administrar aquel territorio inmenso como si se tratara de su propio rancho , una fuente de ingresos que le iban a convertir en el hombre más rico de Europa a costa del dolor, la esclavitud y la muerte de cientos de miles de personas . En cuanto al Congo francés aquí lo vemos integrado dentro de la colonia llamada África Ecuatorial Francesa . En este reparto ningún pueblo africano tuvo la palabra  (Imagen procedente de http://html.rincondelvago.com ) 


Ya con los tratados firmados, más de 450 en total, Stanley regresó a Bélgica y el rey belga comenzó a referirse a aquellos territorios como "Estado Libre del Congo" y comenzó a negociar con las diferentes potencias coloniales para que el nuevo estado fuera reconocido internacionalmente. El 15 de noviembre de 1884 se iniciaron las sesiones de la Conferencia de Berlin, convocada por el canciller alemán Otto von Bismarck (1815-1898), con el fin de resolver los problemas referentes al reparto colonial de África, y que se prolongaría hasta el 26 de febrero de 1885. En el Congreso participaron la propia Alemania, Gran Bretaña, Francia, Portugal, los Países Bajos y la propia Asociación  Internacional Africana, y también acudieron, aunque sin intereses coloniales en juego, el Imperio Austro-Húngaro, Dinamarca, España, Italia, Rusia , Suecia, Estados Unidos , el Imperio Otomano y Bélgica. Como podéis observar nos faltan los verdaderos protagonistas, los africanos. Ninguna nación africana estuvo representada en aquella conferencia donde las potencias europeas se repartían sus tierras como si se tratara del botín obtenido por los piratas. También os llamará la atención que haya incluido a Bélgica entre las naciones que no tenían intereses coloniales, ya que Leopoldo II era su rey, pero Leopoldo trataba aquellos territorios no como una posesión de Bélgica,sino  como una propiedad personal.

Entre los acuerdos del Congreso se encontraba la prohibición de la esclavitud, la libertad de comercio a través de las cuencas de los ríos Níger y Congo, el reconocimiento de Etiopía como el único estado independiente de África, la necesidad de establecer acuerdos de cesión de soberanía de los pueblos africanos para que las potencias europeas pudieran reclamar el gobierno de nuevos territorios y además se resolvió el conflicto entre Francia y el rey Leopoldo II por la posesión de las tierras del centro de África, concediendo a Francia el llamado Congo Francés con capital en Brazzaville y con las tierras cuya cesión había logrado en sus expediciones  Pietro di Brazza,al tiempo que se creaba el Estado Libre del Congo y se afirmaba que era propiedad privada de Leopoldo II. Aquel Estado Libre del Congo ocupaba el territorio de la actual República Democrática del Congo, con una extensión de 2.345.000 kilómetros cuadrados mientras que Bélgica tiene una superficie de 30.528 kilómetros cuadrados , casi ochenta veces más pequeña. Leopoldo II se había convertido en el mayor propietario del mundo, pues todo aquello ahora era suyo y suya fue la responsabilidad de todo lo que iba a suceder a partir de entonces. Estableció la capital del nuevo estado en Boma, en la desembocadura del río Congo y lo primero que hizo fue asegurar el control de las tierras ricas en marfil y caucho, este último un producto que estaba experimentando una considerable subida de precios por su uso industrial para la fabricación de neumáticos, sobre todo a partir de la segunda mitad de la década de los noventa del siglo XIX.

Cuando Leopoldo II y las compañías  donde él era uno de los máximos accionistas querían aumentar la producción para incrementar sus beneficios por la exportación de caucho  no vacilaban en emplear los métodos más salvajes e incluso asesinar a aquellos que se negaban a trabajar, se sublevaban o , simplemente, para servir de ejemplo a otros y se esmerasen en trabajar más. Esta fotografía fue tomada por la misionera británica Alice Harris , a la que se deben muchas de las fotografías más famosas de las atrocidades cometidas en el Congo Belga y que servirían para apoyar las acusaciones de Roger Casement y otros periodistas y escritores durante los primeros años del siglo XX. En la imagen vemos como unos africanos sostienen varias manos amputadas en compañía de unos misioneros. La amputación de las manos o la decapitación eran las pruebas que la Fuerza Pública (Force publique en francés) presentaban a sus superiores para que comprobaran que habían cumplido las ordenes de matar a algunos trabajadores negros, aunque también lo hacían con los niños y las mujeres. Esta fotografía en particular la he encontrado en un interesante artículo del blog cuyo enlace os pongo a continuación con la procedencia de la imagen (Imagen procedente de http://belosticalle.blogspot.com )


Dentro del Estado Libre del Congo , el monarca belga creó una zona de libre comercio, equivalente a un tercio de la superficie del inmenso país, en la que las empresas podían explotar  un determinado recurso, por ejemplo el caucho, en régimen de monopolio durante un período de tiempo de entre diez y quince años. Dos de estas empresas serían la  Sociedad de Amberes de Comercio del Congo  y la Compañía Anglo-Belga del Caucho y la Explotación ¿sabéis cual era su principal accionista? Sí, el propio Leopoldo II que ,además, no satisfecho con los millonarios beneficios que obtenía a través de estas empresas, creó en 1893 un territorio de 250.000 kilómetros  cuadrados, aproximadamente la extensión de la mitad de España, al que dio el nombre de "Dominio de la Corona" y todos los beneficios obtenidos dentro de esta zona eran exclusivamente a favor del monarca belga. En 1881 , justo frente a Brazzaville, la ciudad fundada por Brazza, Stanley había fundado un establecimiento al que en honor del monarca belga, le dio el nombre de Leopoldville, la "ciudad de Leopoldo" que hoy conocemos como Kinshasa, la actual capital de la República Democrática del Congo. Era el primer puerto comercial en el alto Congo pero para llevar las mercancías hasta la costa era necesario transportarla por tierra , lo que ralentizaba el comercio por lo que se puso en marcha el proyecto para construir el ferrocarril que uniera Leopoldville con el puerto de Matadi, ya cerca de la desembocadura del Congo.

Otra de las fotografías de la misionera Alice Harris de niños con la mano derecha mutilada, lo que demuestra que esta salvaje práctica no sólo se hacia con los cadáveres sino también como castigo a las familias de los trabajadores, a los que les secuestraban a sus esposas e hijos para amenazarles con darles muerte y haciéndoles pasar hambre y así lograr que aquellos hombres produjeran más . La Iglesia católica tuvo un comportamiento confuso en esta situación, porque si bien muchos misioneros trataban de proteger a la población, en las escuelas católicas se llevaba a niños que habían sido separados de sus familias y se les adoctrinaba en el amor al rey preparándolos para convertir a muchos de ellos en miembros de la Fuerza Pública, el brazo represor y asesino de Leopoldo II (Imagen procedente de http://screenheritage.wordpress.com )

En 1887 se creó la Compañía del Ferrocarril del Congo y en 1890 comenzaron las obras de este ferrocarril que no concluirían hasta ocho años después, en 1898. Según las cifras oficiales en su construcción fallecieron 1800 negros que trabajaban en condiciones penosas como si se tratara de esclavos, aunque probablemente  el número de muertos fue mucho mayor. Pero aquello no era un problema para Leopoldo II que sólo pensaba en obtener los máximos beneficios y  la mejor forma de hacerlo era contar con miles de personas como mano de obra esclava. Creó la llamada Fuerza Publica integrada por entre quince mil y diecinueve mil hombres , un cuerpo dirigido por oficiales blancos procedentes de diferentes países europeos mientras que los soldado rasos eran negros llevados a la fuerza de las tribus y obligados a servir en la Fuerza Pública durante no menos de siete años y que en realidad era un ejército privado al servicio de Leopoldo que lo utilizaba para controlar a la población , sofocar las frecuentes rebeliones en su territorio y vigilar el cumplimiento de las cuotas de producción que se  asignaba a cada aldea. Así la describe Vargas Llosa en boca de Roger Casement "La Fuerza pública se enquistó como un parásito en un organismo vivo. La comunidad africana no entendía lo que le ocurría, salvo que la invasión que caía sobre ella era una plaga más depredadora que los cazadores de esclavos, las langostas, las hormigas rojas y los conjuros que traían el sueño de la muerte" y añade "Los soldados y milicianos  eran codiciosos, brutales e insaciables tratándose de todo lo que pudiera ser robado, comido, bebido, vendido o fornicado."

La brutalidad del trato a los nativos aumentó cuando los funcionarios europeos que trabajaban en los establecimientos comerciales que se extendían ya por todo el Estado Libre del Congo  pasaron de cobrar incentivos por el incremento de la producción a cobrar sólo si alcanzaban un determinado nivel de productividad , es decir que no recibían nada si no llegaban a los niveles de producción impuestos por Leopoldo II, lo que tuvo como consecuencia que endurecieran la presión sobre la población para exigirles mayores rendimientos en la explotación de caucho o marfil , y no dudaban en secuestrar a los hijos o las esposas de los trabajadores, a amenazar con incendiar sus aldeas y a las torturas y castigos físicos para conseguir este incremento de la producción. Y entre los instrumentos para castigar a los que se negaban a trabajar o no alcanzan los rendimientos deseados se encontraba algo odiado por aquellos desdichados que sufrían los brutales castigos en sus carnes, un tipo de látigo conocido como chicote y cuya invención se atribuía a un oficial de la Fuerza Pública llamado Chicot. Así lo describe Vargas Llosa "Una cuerda sarmentosa hecha con piel de hipopótamo capaz de producir más ardor, sangre , cicatrices y dolor que cualquier otro azote, y , al mismo tiempo, ligero y funcional" y añade sobre los efectos que tenía en la población "Su sola presencia tenía un efecto intimidador: se agrandaban los ojos de los negros, las negras y los niños cuando lo reconocían, las pupilas brillaban asustadas imaginando que , ante cualquier error o falta, el chicote rasgaría el aire y caería sobre sus piernas, nalgas y espaldas" Esta era la civilización que había traído Leopoldo II  a África.


Una de las fotografías más difundidas de la explotación de la población en el Congo belga, donde un joven es azotado con el chicote . Cuando llegaban a las aldeas los representantes de las empresas para reclutar trabajadores para el caucho, muchos huían y se escondían en la selva. Para evitar quedarse sin mano de obra, idearon las llamadas "Maison d´Otages", que significa Casa de rehenes en francés, donde se llevaba a las mujeres del poblado y las retenían para forzar a los hombres a trabajar (Imagen procedente de http://belosticalle.blogspot.com )


Pero en  ocasiones los castigos eran aún más crueles y se ordenaba a la Fuerza Pública el asesinato de los trabajadores de aquellas aldeas que no hubieran cumplido con las cuotas de producción y a continuación, después de haberlos asesinado, los decapitaban o les cortaban la mano diestra para demostrar que habían cumplido con las órdenes. Gracias a estos métodos genocidas, pues creo que esta es la palabra que mejor define la política del monarca belga en aquel territorio, durante la segunda mitad de la década de los noventa del siglo XIX , el Estado Libre del Congo se convertía en el principal productor y exportador de caucho del mundo , justo cuando los precios de este productos se multiplicaban en los mercados internacionales a la par con el desarrollo de la industria automovilística, y sólo en el año 1897 los beneficios por la venta de caucho superaron el 700% con respecto al año anterior mientras que Leopoldo se convertía en el hombre más rico de Europa al tiempo que seguía ofreciendo ante la opinión pública europea una máscara de altruismo , proclamando la defensa de la libertad de los pueblos negros y en 1897 incluso organizó una Feria Universal en Bruselas en las que promocionó su labor en el Congo llevando a 267 nativos que expuso ante la vista de los visitantes escenificando escenas idílicas de su vida cotidiana como si se tratara de un autentico zoo humano mientras se rogaba al más de un millón de personas que pasaron por la Feria que no alimentaran a aquellos hombres, mujeres y niños , ya que la organización se encargaba de ello como se recoge en un artículo de la revista "Historia y vida".  Pero la máscara de Leopoldo II estaba muy cerca de caer y descubrir el verdadero rostro del monarca, un rostro deformado por la codicia y la sangre de miles de inocentes. En la tercera y última parte de este relato descubriremos como unos pocos hombres buenos lograron acabar con aquel régimen inhumano ante el horror de toda la sociedad europea.

 El Mentidero de Mielost en Facebook :

13 comentarios:

teacher dijo...

Excelente. La TV y el History Channel sirvieron para traerme a este artículo: bienvenido sea.

Hugo T., Buenos Aires

christian mielost dijo...

Muchas gracias Hugo por la lectura y tu comentario. Un abrazo desde Madrid

Anónimo dijo...

¡Oh!, al igual que Hugo llegué aquí por History...
Muchísimas gracias por compartir esto y ¡Feliz año nuevo!.

Tamara.-

christian mielost dijo...

Muchas gracias Tamara y gracias a History Channel jaja. Feliz año nuevo!!!Si queréis ahora también lo tengo en facebook,basta con que pongáis El Mentidero de Mielost . Un abrazo y que el nuevo año nos traiga a todos muchas alegrías

Gabriel dijo...

Llegué aquí también por History... nunca había oído la historia de esta señora que solo con sus fotos causó una revolución...

Anónimo dijo...

Excelente artículo, y blog en realidad. Conocía someramente el tema desde antes, pero no con la profundidad que acá se expone. Y realmente es sorprendente, y a la vez apasionante. Sí, reconozco que History me hizo investigar jeje.
¡Saludos, un abrazo y feliz año nuevo!

Nicolás, desde Chile.

christian mielost dijo...

Muchas gracias Gabriel y Nicolás por vuestros comentarios.Yo sólo había oído algo del tema , pero fue a partir de la lectura de "El sueño del celta" de Mario Vargas Llosa cuando conocí la figura de Roger Casement y su lucha contra la explotación de la población negra en el Congo y luego también de la población indígena en Perú y Brasil por los caucheros. Me alegro mucho que os haya parecido interesante. Un abrazo desde Madrid y aprovecho para desearos un Feliz Año 2013

Anónimo dijo...

CREO QUE NO PODRE DORMIR POR VARIOS DIAS.. Y ESTO NUN SE ME OLVIDARA... ES UN HORROR

christian mielost dijo...

Muchas gracias por el comentario y la lectura. Tienes toda la razón, es como una pesadilla pero es bueno conocerla porque todavía hoy sigue existiendo racismo y explotación y el conocimiento de lo que sucedió nos ayuda a combatir esas posiciones en la actualidad. Un abrazo desde Madrid!!

Anónimo dijo...

La que tomó estás fotografías fue una misionera bautista una evangélica cristiana de Inglaterra si no fuera por ella ubiera más horror en el congo tal como está ocurriendo en muchas partes de México

christian mielost dijo...

Mucha gracias por tu lectura y el comentario.Si, gracias a personas com ella se difundió lo que sucedía allí. Un abrazo desde Madrid

Carlos Lafont dijo...

Muchas gracias por esta publicación, amigo. Actualmente estoy leyendo "El sueño del celta" de Mario Vargas Llosa y, en verdad, esto le ha dado más sustento a lo ya narrado por el nobel de literatura, dado que presentan imágenes de los personajes y vislumbran algunas de las tantas atrocidades mencionadas.

Saludos desde Colombia,

Carlos.

christian mielost dijo...

Muchas gracias a ti Carlos!!Espero que disfrutes de la lectura de "El sueño del celta". Yo conocí esta historia gracias al libro de Llosa que además me descubrió la vida de Roger Casement al que ahora admiro mucho porque gracias a él salieron estas atrocidades a la luz. Un abrazo fuerte desde Madrid y aprovecho la ocasión para desearte una Feliz Navidad!!

Famosos