lunes, 10 de diciembre de 2012

ALFRED NOBEL , LOS PREMIOS DEL PERDÓN

Cuando escribo este artículo , el 10 de diciembre de 2012,  ya se estarán ultimando los preparativos para las ceremonias de entrega de los Premios Nobel , como se lleva haciendo desde el año 1901 y como en una ocasión ya dediqué uno de los artículos del Mentidero a los Oscar de Hollywood, los más conocidos de todos los premios cinematográficos, creo que era el momento oportuno para escribir sobre los que parecen ser los únicos capaces de competir en popularidad con los de la Industria del cine, los Nobel, y en particular a la persona que  les dio su nombre, su dinero y el espíritu que animó su origen, Alfred Nobel. Cuando una persona recibe este premio  se convierte al momento en un personaje popular, en particular cuando se trata del Premio Nobel de Literatura, el más accesible para el gran publico, y que en muchas ocasiones se concede a escritores poco conocidos pero a partir de ese momento sus obras llenarán los escaparates de las grandes librerías , se escribirán artículos sobre sus vidas y se analizaran cada uno de sus escritos. Recibir el Nobel es entrar en una especie de Olimpo destinado sólo a unos pocos elegidos , aunque en muchas ocasiones su concesión o también la negativa a hacerlo, está rodeado por la polémica. Pero, vamos ahora a trasladarnos al siglo XIX a Suecia para conocer a su creador.

El 21 de octubre de 1833 el matrimonio entre el empresario Immanuel Nobel(1801-1872) y Andriette Ahisell Nobel(1805-1889) tenía un hijo al que pondrían por nombre Alfred Bernhard Nobel. Pese a la felicidad por el nacimiento de Alfred, la familia Nobel estaba viviendo un momento económico difícil y ese mismo año Immanuel Nobel , propietario de unas minas, se declaraba en quiebra y se veía obligado a dejar a su familia y trasladarse a Rusia para establecerse en la capital de la Rusia zarista, San Petersburgo, con el objetivo de introducirse en la industria del armamento. Parece que la situación mejoró y por fin, nueve años después, en 1842, la familia Nobel se reunió con Immanuel , incluido Alfred, entonces ya con nueve años de edad. Con la atención de un profesor particular, Alfred Nobel prosiguió en San Pertersburgo sus estudios, mostrando una particular inclinación por la literatura y las ciencias naturales , hasta tal extremo le gustaba el mundo de las letras que insinuó a su padre que quería ser escritor. Con el fin de quitarle esa idea de la cabeza, que probablemente su padre consideraría fruto de su juventud y del romanticismo imperante en aquellos años en Europa, decidió enviarle a un viaje por Europa en 1850, cuando Alfred tiene diecisiete años. De la misma forma que para olvidar un amor inconveniente, los viajes de estudios  también eran el remedio para que un joven olvidara sus vocaciones románticas por otras más prácticas.


Fotografía de un joven Alfred Nobel , que desde su infancia tuvo una salud delicada y con cierta tendencia a las depresiones, lo que no le impedía tener una gran capacidad de trabajo .Tenía otros dos hermanos Ludvig y Robert Nobel y los tres fueron buenos hombres de negocios, aunque Alfred fue mucho más que un hombre de negocios, se convertiría en un gran inventor con más de 350 patentes que, al margen de la dinamita que sería la responsable de su fama y fortuna, sus intereses abarcaban una amplia variedad de campos que le llevarían, por ejemplo,  a introducir mejoras en las baterías eléctricas o en el fonógrafo . Pero todo el éxito que tuvo en su vida profesional fueron desgracias en la vida sentimental , donde nunca logró formar la familia que anhelaba (Imagen procedente de http://www.fadal.us )


 Nobel viaja a Alemania, Inglaterra, Estados Unidos y finalmente Francia, donde trabaja como ayudante en un laboratorio de química del profesor Théophile-Jules Pelouze(1807-1867), en cuyo laboratorio había trabajado años antes otro químico italiano, Ascanio Sobrero(1812-1888) . Sobrero era celebre por haber descubierto en 1847 la nitroglicerina, una sustancia explosiva que obtuvo ácido nítrico, glicerina y ácido sulfúrico. El resultado era la nitroglicerina que a temperatura ambiente se halla en estado líquido y es muy inestable, pudiendo explotar con cualquier movimiento brusco o cuando es sometida a temperaturas superiores a los 41 grados centígrados. El propio Sobrero fue víctima de la peligrosidad de la sustancia que había inventado, porque en un accidente de laboratorio sufrió graves quemaduras que deformaron su rostro. Años después se mostraba arrepentido por haber creado la nitroglicerina debido a la cantidad de muertes que causaba por explosiones accidentales "cuando pienso en todas las víctimas que murieron en explosiones de nitroglicerina - decía Sobrero -, y los terribles estragos que causó, y que posiblemente continuarán ocurriendo en el futuro, me hace sentir avergonzado de admitir que es mi descubrimiento". Pero Alfred estaba entusiasmado con la sustancia y cuando regresa a  San Petersburgo en 1853 se sumerge en su estudio y queda deslumbrado por la potencia explosiva de la nueva sustancia , aunque tampoco logra desarrollar un procedimiento que reduzca su peligrosidad.

Durante su estancia en Paris, Nobel se había enamorado de una joven , pero esta murió prematuramente , causando una profunda herida en el corazón de Alfred, que iba a sus futuras relaciones,pues a partir de entonces se haría mucho más reservado con su vida privada , hasta el punto de que no se le conocían relaciones con mujeres y surgió más tarde un rumor sobre su supuesta homosexualidad, aunque veremos más adelante que no era así. Mientras, el negocio de la familia Nobel vive momentos de bonanza gracias al estallido de la Guerra de Crimea en octubre de 1853 que enfrenta a Rusia contra la alianza entre el Reino Unido, Francia, el Imperio Otomano y el reino de Piamonte y Cerdeña que pretendían limitar el afán expansionista de la Rusia zarista a costa de un cada vez más debilitado Imperio Otomano. El conflicto se prolongará durante tres años, pero después de finalizar la guerra en 1856 y debido al alto coste económico del conflicto , los pedidos de armamento se reducen y el negocio decae hasta que en 1863, por segunda vez, Immanuel Nobel tiene que declarar su empresa en quiebra y toman la decisión de regresar a Estocolmo después de más de veinte años fuera de Suecia. Una vez allí Alfred seguirá trabajando sobre la nitroglicerina , en un esfuerzo por controlarla y evitar que fuera tan inestable, lo que la hacia inútil tanto para usos civiles como militares.


Fotografía de Ascanio Sobrero, el inventor de la nitroglicerina, un explosivo revolucionario ya que hasta aquel momento sólo se conocía la pólvora, inventada por los chinos hacia el siglo IX e introducida en Europa a partir del siglo XIII,  pero la nitroglicerina multiplicaba la potencia de esta, aunque su alta inestabilidad la hacia extremadamente peligrosa y muchos serían víctimas de esta inestabilidad, entre ellos el propio Sobrero que sufriría graves quemaduras en el rostro. Uno de los hermanos de Alfred Nobel moriría también a consecuencia de una explosión causada por la nitroglicerina . Cuando años más tarde Alfred Nobel desarrolló la dinamita a partir de la nitroglicerina, Sobrero se sintió molesto por no sentirse reconocido por ello, pero Nobel siempre citaría a Sobrero como el descubridor de la nitroglicerina , pero sería Nobel el que lograría que fuera una sustancia estable y una pieza clave en la construcción de grandes infraestructuras como el Canal de Panamá (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org)

Por fin, en 1864 desarrolla un sistema con el que por medio de un detonador de mercurio perfeccionado por Alfred se consigue controlar a la inestable nitroglicerina, al menos aparentemente. En la fábrica que los Nobel habían abierto en Estocolmo empezaron a producirla en serie, pero por desgracia el sistema creado por Alfred no eran tan eficaz como pensaba y la fábrica saltó por los aires, y el gobierno de Estocolmo le prohibió seguir con esos experimentos. Inasequible al desaliento, Alfred siguió investigando al tiempo que patentaba su sistema en otras ciudades europeas para burlar la prohibición de Estocolmo y le daba el nombre de Aceite Explosivo de Nobel . En 1865 abrió un nuevo laboratorio cerca de la ciudad alemana de Hamburgo y en 1866 se produjo una nueva explosión causada por la nitroglicerina, lo que hizo que varios países europeos sopesaran la posibilidad de prohibir su fabricación de manera definitiva.En uno de los accidentes perdió la vida el hermano de Alfred . Estaba convencido que el problema radicaba en la mala manipulación de la nitroglicerina pero no hallaba ninguna forma de alcanzar una mayor estabilidad de la sustancia, hasta que un día la suerte  y la casualidad, como en tantas otras ocasiones a lo largo de la historia, le proporcionaron la solución.

Pero como decía el divulgador científico Isaac Asimov "La suerte favorece sólo a la mente preparada" y Alfred había preparado su mente durante años para reconocer aquel golpe de suerte que habría pasado inadvertido para otra persona. Un día observó como una pequeña cantidad de nitroglicerina se derramaba sobre diatomita, también llamada Tierra de Diatomeas, que es un material formado por los diminutos fósiles de algas marinas que eran colocadas en las cajas donde se guardaba la nitroglicerina para protegerla de los golpes . Aunque la nitroglicerina se había derramado y debería haber explotado no lo hizo porque la diatomita la había absorbido. Alfred comenzó a mezclar la diatomita con la nitroglicerina y constató que  por fin había encontrado el modo de controlar la explosividad de la nitroglicerina. A esta mezcla de nitroglicerina y diatomita le dio el nombre de dinamita , procedente de la palabra griega "Dynamis" que significa "fuerza , poder", ya que aquella sustancia guardaba un gran poder destructivo. Alfred patentó su invento en 1867 y comenzó su fabricación en serie, con la ventaja de que al revés que la nitroglicerina, que era líquida, la dinamita, al ser una pasta , podía moldearse y ponerla en el interior de tubos alargados, los conocidos cartuchos de dinamita. Gracias a su mayor estabilidad la dinamita no tardó en sustituir a la inestable y peligrosa nitroglicerina tanto en usos civiles como militares . Tal era su estabilidad que los cartuchos tenían que llevar un detonador y u fulminante para provocar la explosión, ya que ni siquiera exponerlos a altas temperaturas causaban su detonación.

Bertha Felicitas Sophie Kinsky baronesa von Suttner, fue la mujer que estaría presente de forma permanente en la vida de Nobel desde el momento en que se conocieron en 1876 hasta la muerte de Alfred veinte años después a través de una constante comunicación epistolar. En agosto de 1876  Alfred Nobel había puesto un anuncio en el periódico que decía "Señor de edad madura , muy rico, culto y que habla distintos idiomas, desea encontrar señora madura dispuesta a ser su secretaria y dirigir su "ménage"" Bertha respondió al anuncio y fue la elegida por Alfred como su secretaria personal para que le acompañase a París. Su relación sería breve, pero lo suficiente para que Nobel se enamorase de ella y le preguntara si su corazón era libre, pero ella ya estaba enamorada de otro hombre. Bertha , una de las pioneras e impulsoras del movimiento pacifista , ejercería una gran influencia sobre Alfred Nobel y es probable que pensando en ella creara el Premio Nobel de la Paz    (Imagen procedente de http://www.nndb.com )

Sin el uso de la dinamita grandes obra de ingeniería como el Canal de Panamá , la apertura de nuevas minas o la construcción de túneles para los ferrocarriles habrían sido mucho más difíciles, se cobrarían la vida de más obreros o, simplemente, no habrían podido llevarse a buen fin. El éxito de la dinamita fue inmediato, Alfred abrió nuevas fábricas y en 1873 abandonaba Alemania para establecerse en Francia, con un clima más benigno para su delicada salud, ya que desde pequeño había tenido problemas de salud y también cierta propensión a las depresiones. Será en París donde Alfred se encontrará de nuevo con el amor en 1876 , a los cuarenta y tres años de edad y más de veinte años después de perder al que había sido su primer amor. Ese año contrata como nueva secretaria personal a Bertha Kinsky(1843-1914) .Nacida en Praga, procedía de una familia de la aristocracia del Imperio Austro-Húngaro , su padre era el barón Franz Kinsky que había muerto poco antes de que ella naciera. Sin embargo, la fortuna familiar fue dilapidada por su madre, gran aficionada al juego, y Bertha tuvo que buscar un trabajo como institutriz para ganarse la vida, ayudada por su solida formación intelectual y su dominio de idiomas, pues hablaba inglés, francés, italiano y alemán. En 1873 había entrado a trabajar como institutriz en casa del barón Karl von Suttner y allí se enamoró del hijo del barón, Arthur Gundaccar pero su madre quería evitar el matrimonio de ambos, porque buscaba un pretendiente con más dinero que pudiera financiar las deudas familiares. También he encontrado otra versión donde sería la familia del joven la que se oponía al matrimonio, en todo caso había obstáculos para que pudieran vivir juntos

Bertha decide marcharse de allí para escapar de la influencia de su madre y así llega en 1876 a París y conoce a Alfred que la contrata como secretaria y siente de forma inmediata una gran simpatía por ella hasta el punto de que llega a preguntarla si ella tenía algún pretendiente, a lo que Bertha tuvo que responderle que si. Alfred parece que estuvo enamorado de ella pero el corazón de Bertha  ya tenía dueño, lo que no impidió que a partir de entonces entre los dos existiera una estrecha amistad , se escribieran con frecuencia y ella, que se convertiría en una de las grandes impulsoras del pacifismo en el Imperio Austro - Húngaro , ejercería una gran influencia sobre Alfred que probablemente contribuiría a la creación de los Premios al final de su vida, en particular al Premio Nobel de la Paz. La relación profesional entre ambos fue muy breve, porque ese mismo año Alfred tuvo que regresar a Suecia reclamado por el monarca sueco mientras que Bertha viajó a Viena para casarse en secreto con Arthur Gundaccar. Años más tarde, en 1905, ya muerto Alfred, Bertha  ganaría el Premio Nobel de la Paz  por su intensa labor durante años en favor de la paz. Alfred Nobel siguió trabajando infatigable, no sólo en mejorar la dinamita, lo que logró en 1887 con la creación de la dinamita extra que era más potente que la primera dinamita y además permitía las explosiones debajo del agua , sino también en otros muchos campos, hasta llegar a firmar más de 350 patentes al tiempo que seguía fundando fábricas por todo el mundo, hasta alcanzar las 93 al final de su vida.


La única fotografía que he encontrado de Sofie Hess, el último y desafortunado amor de Alfred Nobel, es esta que aparece en la portada de un libro dedicado a la relación entre Alfred y Sofie, en la que ella le engaño  durante mucho tiempo con diferentes hombres hasta que tuvo que reconocer que se había quedado embarazada de un oficial húngaro. Nobel, que nunca la abandonó económicamente, tuvo que sufrir la extorsión de Sofie durante el resto de su vida amenazándole con publicar las cartas íntimas que Alfred la había enviado. Alfred Nobel fue un compulsivo escritor de cartas y se dice que llegaba a escribir hasta treinta cartas en un solo día (Imagen procedente de http://www.bokstugan.se )

Viajaba continuamente de un país a otro, presentando sus patentes, visitando sus fábricas mientras su fortuna crecía imparable hasta el extremo de que la prensa le bautizó con el nombre de "el vagabundo más rico de Europa". Tenía casas en seis países diferentes, aunque donde más tiempo pasaba era en  su casa de París que había adquirido en 1873. Algunos acusaban a Nobel de ser "el vendedor de la muerte" por el uso militar que podía darse a la dinamita, algo que dolía a Alfred porque él no la había desarrollado con ese fin , sino principalmente para su uso civil que, como ya hemos visto, había permitido llevar adelante grandes obras de ingeniería. Además, sobre él seguía ejerciendo una gran influencia Bertha Kinsky que en 1889 publicaba una novela titulada "¡Abajo las armas!" en la que describía la guerra como nunca se había hecho antes, desde el punto de vista de una mujer , mostrando el horror de los campos de combate. La novela sería un gran éxito internacional y en uno de los escritos fundamentales de los movimientos pacifistas de finales del siglo XIX, un pacifismo que era compartido por Alfred . Aún el amor iba a llamar de nuevo al corazón de Alfred cuando conoce a una joven austríaca en Viena, Sofie Hess, de apenas dieciocho años, de una gran belleza pero de una familia pobre, sin formación intelectual y de carácter rebelde.

Alfred la comprará un apartamento en París y una gran casa en Viena, pero ella le corresponde engañándole cada vez que Alfred se marchaba en uno de sus frecuentes viajes de negocios, hasta que un día le comunica que se ha quedado embarazada de un oficial húngaro. Alfred rompió la relación aunque la concedió una pensión para mantenerla y aún así ella no se contentó y amenazó con hacer publicas las más de doscientas  cartas que conservaba de él si no la daba más dinero . Incluso cuando Nobel había muerto volvió a usar la amenaza de la publicación de las cartas para recibir más dinero del que Alfred la legaría en el testamento, lo que consiguió y sólo entonces se avino a entregarlas . Vemos como la vida de Alfred Nobel era una contradicción, por un lado el éxito en los negocios  pero el fracaso en su vida sentimental donde no pudo formar la familia que tanto deseaba , recibía críticas por el uso militar de la dinamita mientras que Alfred era un pacifista. De su infancia conservó siempre el amor por la literatura y esto si pudo llevarlo a la realidad cuando en 1895 publicó "Nemesis". Ese mismo año, el 27 de noviembre de 1895, dictaba su último testamento que iba a causar una gran sorpresa tanto a su familia como al resto del mundo.

DOCUMENTAL "ALFRED NOBEL Y LA DINAMITA"

Este documental hace un recorrido breve de la vida de Alfred Nobel y explica sus descubrimiento. Aunque apenas dura catorce minutos creo que condensa muy bien la información sobre su vida



En aquel momento la fortuna de Alfred Nobel alcanzaba los treinta y tres millones de coronas y de ellas iba a destinar  treinta y un millones a la creación de una fundación. Así lo expresa en el testamento " El capital será invertido por mis albaceas en valores seguros y constituirá un fondo, los intereses se distribuirán anualmente en forma de premios a quienes, durante el año anterior, hayan otorgado el mayor beneficio a la humanidad." Esto sentaba las bases para el nacimiento de la Fundación Nobel que se crearía en 1900. A continuación establece el número de precios que se concederán "Dichos intereses se dividirán en cinco partes iguales que se distribuirán de la siguiente manera: una parte a la persona que haya realizado el descubrimiento o invento más importante dentro del campo de la Física; una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento o mejora química más importante; una parte a la persona que haya efectuado el descubrimiento más importante dentro de los dominios de la Fisiología o la Medicina; una parte a la persona que haya producido, en el campo de la literatura, la obra más destacada de tendencia idealista; y una parte a la persona que haya realizado el más grande o mejor trabajo para lograr la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de ejércitos permanentes y para la celebración y promoción de congresos de paz." De esta forma quedaban establecidos los Premios Nobel de Física, Química,Medicina,Literatura y de la Paz.

Finalmente estableció quienes debían elegir y entregar los premios "Los premios de Física y Química serán concedidos por la Academia Sueca de Ciencias; aquellos para trabajos fisiológicos o médicos por el Instituto Karolinska en Estocolmo; los de literatura por la Academia de Estocolmo; y los de los campeones de la paz por un comité de cinco personas que será elegido por el Parlamento noruego. Es mi deseo expreso, que en la concesión de los premios no se tendrá ninguna consideración a la nacionalidad de los candidatos, para que los más dignos reciban el premio sean escandinavos o no." Hay que recordar que desde 1814 y hasta 1905 existió el Reino de Suecia y Noruega, y no sería hasta 1905 cuando ambos se separaron , pero Noruega mantuvo la entrega del Premio Nobel de la Paz respetando lo estipulado en el testamento de Alfred Nobel. El gran inventor y hombre de negocios fallecía el 10 de diciembre de 1896. Cuando se hizo publico el contenido de su testamento estalló la polémica y durante los siguientes cinco años los dos ejecutores del testamento , el ingeniero químico Ragnar Sohlman(1870-1948), que además fue también quién compraría las cartas íntimas de Alfred a Sofie Hess, y Rudolf Lilljequist tuvieron que luchar para vencer todos los obstáculos hasta que por fin el 29 de junio de 1900 se creaba la Fundación Nobel y un año y medio después, el diez de diciembre de 1901, en el aniversario de la muerte de Alfred Nobel, se entregaban los primeros Premios Nobel de la historia.


La medalla que se entrega a los ganadores con la efigie de Alfred Nobel  y su fecha de nacimiento y muerte. En una ocasión diría " Yo no dejaría nada a un hombre de acción, pues se vería tentado a dejar de trabajar, por otro lado, me gustaría ayudar a los soñadores ya que les resulta difícil conseguirlo en la vida" . Los premios que llevan su nombre son en muchos casos la recompensa para soñadores que con su inteligencia, su esfuerzo y sacrificio han aportado un nuevo avance, un nuevo conocimiento en beneficio de la humanidad, y digo en muchos casos y no en todos, porque la concesión de estos premios están en ocasiones rodeadas por la polémica y algunos de ellos son muy discutibles o simplemente errores, pero eso merecerá un artículo aparte, lo que no resta nada a la importancia que tiene como reconocimiento a científicos y escritores que gracias a ellos son en muchas ocasiones conocidos por el gran público (Imagen procedente de http://www.jakvydelat.com )

Desde entonces y de forma ininterrumpida, excepto en los años 1940, 1941 y 1942 , durante la ocupación de Noruega por la Alemania nazi, y por lo que he podido ver también durante la Primera Guerra Mundial donde los premios fueron declarados desiertos algunos años durante la guerra, se han venido entregando los Premios Nobel que constan de una medalla, un diploma y una suma de dinero , a los que en 1969 se añadió el Premio Nobel de Economía por iniciativa del Banco de Suecia para  conmemorar el trescientos aniversario de su fundación.  Y esta es la historia del origen de los Premios Nobel y , sobre todo, de la persona que los impulsó, un hombre que amaba la paz aunque inventara la dinamita que revolucionaría la guerra, pero eso no fue responsabilidad suya sino del uso que de su invento quisieron hacer los gobiernos, si bien es cierto que él se enriqueció con ello y por eso quiso, en la hora de su muerte, legar prácticamente toda su fortuna a la creación de unos premios dirigidos a todos aquellos que contribuyeran con su esfuerzo y trabajo al beneficio de la humanidad, aunque no se mostraba muy esperanzado "Tengo la intención - diría Nobel - de dotar después de mi muerte un gran fondo para la promoción de la idea de la paz, pero soy escéptico en cuanto a sus resultados". A pesar de las en ocasiones discutibles decisiones en la selección de los ganadores, los Premios Nobel contribuyen a apoyar y dar a conocer investigaciones, autores y organizaciones que en la mayoría de los casos han contribuido a mejorar nuestra sociedad, o al menos lo han intentado, aunque también lo han recibido otras personalidades que parecen traicionar el espíritu de estos premios, pero eso será materia para otro artículo dentro de algún tiempo.


Quiero terminar este artículo con estas palabras de Alfred Nobel que demuestran su espíritu pacifista aunque, por desgracia, sus palabras no se convertirían en realidad, como la humanidad demostraría en el sangriento siglo XX "Mi dinamita conducirá a la paz más pronto que mil convenciones mundiales. Tan pronto como los hombres se den cuenta de que, en un instante, ejércitos enteros pueden ser totalmente destruidos, seguramente pactarán una paz dorada" (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )
Famosos