miércoles, 31 de octubre de 2012

MISTERIOS DE LA HISTORIA: LOS ZOMBIS, LA CARA OCULTA DEL VUDÚ (SEGUNDA PARTE)

En la primera parte de este relato recorrimos brevemente la historia difícil y en muchas ocasiones trágica de Haití, la primera república negra independiente de América , una historia jalonada por golpes de estado, intervencionismo de potencias extranjeras y dictaduras sangrientas como las de François Duvalier(1907-1971) y su hijo Jean Claude Duvalier(1951), que se apoyaron en esa religión que durante siglos se había mantenido en la clandestinidad para escapar de la persecución de la Iglesia Católica , el vudú. Conocimos  sus orígenes en África Occidental, en los territorios que hoy ocupan Nigeria y la República de Benin, habitados por las etnias yoruba y fon, que fueron llevados como esclavos a América y una vez allí mantuvieron sus creencias animistas incorporando elementos de la fe y la iconografía cristiana, lo que vimos que se denominaba sincretismo, creando unas manifestaciones religiosas originales como la santería cubana, el candombe en Brasil o Uruguay y , por supuesto, el vudú en Haití. Recordemos que en el vudú los sacerdotes pueden ser hombres, llamados houngan, o mujeres, denominadas mambos, que realizan una función de intermediación entre los hombres y el mundo de los espíritus, llamados Loas, que a su vez están sometidos a un Ser Supremo al que dan el nombre de Bondye. A través de sus ritos, del ritmo de los tambores, del baile y de la ingesta de determinadas sustancias, el sacerdote entra en trance y en ese momento puede ser poseído por los Loa, igual que también lo pueden ser cualquiera de las personas que intervengan en la ceremonia.
 
Conocimos como estos sacerdotes jugaban un papel crucial en la sociedad haitiana, sobre todo entre las clases menos favorecidas que en Haití es casi toda la población menos una pequeña elite que permanece más apegada al catolicismo para diferenciarse del pueblo. Los sacerdotes ejercen de líderes religiosos, de jueces,médicos e incluso de políticos y la gente les respeta y teme al mismo tiempo por su capacidad de ponerse en comunicación con el mundo espiritual. Estos sacerdotes, houngan y mambo, no causan daño y sus actividades son benéficas valiéndose de su relación con los loas para la confección de filtros de amor ,curar enfermedades y dar consuelo y esperanza a la población, pero también supimos que había otro lado oscuro del vudú representado por aquellos sacerdotes que empleaban su relación con los Loas para causar el mal, convirtiéndose en bokor o bokos , que son los que nos han transmitido esa imagen del vudú relacionada con los zombis y los ritos de magia negra. Pero ¿qué hay de verdad en ello? Como os prometí ayer vamos a introducirnos en ese mundo oscuro y poco conocido de los bokores , los brujos del vudú que causan el mal. Pero antes conozcamos un poco mejor que son los loas , los espíritus con los que se comunican los sacerdotes vudús, espíritus que pueden ser benignos, malignos o neutros , en cierto sentido parecidos a los ángeles y demonios del cristianismo.

Es difícil encontrar en Internet imágenes realistas de Barón Samedi, pero creo que esta que os adjunto al menos muestra su curiosa apariencia física, con el sombrero de copa, el traje oscuro, la cara pálida del color de la calavera y un cigarro en la boca. Recordemos que en las ceremonias vudú el humo del tabaco sirve de puente para comunicar el mundo de los vivos con el de los muertos . Tiene diferentes encarnaciones además del Barón Samedi, como el Barón Cimetière o el Barón La Croix, literalmente el Barón Cementerio y el Barón la Cruz, y creen los fieles del vudú que se le puede encontrar en las encrucijadas de los caminos acompañado por espíritus que le siguen y van vestidos igual que él. Su labor es guiar al espíritu de los difuntos al reino de los muertos , aunque también puede negarles la entrada y devolverles a la vida aunque en forma de zombis, sin parte de su alma. François Duvalier, que gobernó  en Haití desde 1957 hasta su muerte en 1971 bajo el régimen de terror de los Tonton Macoutes de los que ya os hablaba ayer, se vestía a menudo como si fuera el Barón Samedi para que la población le identificara con esta temida Loa que podía impedirles la entrada en el reino de los muertos y dejarles en este mundo convertidos en zombis  (imagen procedente de http://www.taringa.net )
 
Entre la multitud de loas que integran este panteón del vudú voy a presentaros algunos de los más importantes. Uno de ellos ya lo nombré ayer, el Barón Samedi, un espíritu que gobierna sobre la muerte, el sexo en su faceta más violenta y también sobre la resurrección ya que como si se tratara del Osiris egipcio determina quién puede o no entrar en el reino de los muertos pudiendo ordenar incluso que regresen a la vida pero en forma de zombis, sin su alma. Su apariencia es de lo más llamativa, pues su cabeza está cubierta con un sombrero de copa y su cuerpo vestido cono un traje de chaqueta y guantes en las manos. Su rostro es del blanco de la calavera y en sus ojos se dibujan dos grandes cuencas vacías y una nariz cuyos orificios están obstruidos por dos tapones de algodón. Es un espíritu vicioso que ama el ron, fumar y el sexo con todo tipo de mujeres, aunque prefiere las prostitutas porque son más expertas. El Barón Samedi era el espíritu con el que se identificaba el dictador François Duvalier , que se aprovechó de la creencia que el pueblo haitiano tenía en esta circunstancia para dominarles sin apenas resistencia ¿cómo iban a levantarse contra el señor de la muerte y el que tiene en su mano el poder de convertirte en un zombi o  permitir tu entrada en el reino de los muertos? A pesar de su promiscuidad sexual  el Barón Samedi está casado con una Loa, Maman Brigitte .

Dibujo de Maman Brigitte, la traicionada esposa de Barón Samedi, que tiene la particularidad de ser una de las pocas loas que es representada con la piel blanca, los ojos claros y el pelo rubio, como si fuera una europea. Su representación podría ser el resultado del sincretismo con la santa católica irlandesa Santa Brígida, aunque se limitaría a su apariencia física y o a su comportamiento, ya que Maman Brigitte gusta de decir obscenidades, de beber ron y según algunas versiones también de de masturbarse con pimientos picantes en una curiosa forma de vengarse de las infidelidades de su marido. Es protectora de las tumbas que están marcadas con una cruz, de ahí la importancia para los haitianos de ser sepultados correctamente y sirve de guia tanto para las almas de los que nacen como de las que acaban de morir. Muchos aspectos de la religión vudú nos recuerda a la mitología griega por sus dioses arrastrados por pasiones y con defectos muy humanos a pesar de su carácter divino  (Imagen procedente de http://glauxnest.blogspot.com )
 
Maman Brigitte también tiene una curiosa indumentaria, pues va vestida de novia pero descalza, con su rostro tan blanco como el del Barón Samedi, simulando una calavera, con un cuerpo adolescente y de apariencia extremadamente joven . Se la puede encontrar caminando etérea, fantasmal, en los cementerios, entre los sepulcros, mientras canta y baila bañada por la luz de la Luna. Se la considera la madre de los Guedé, una familia de Loas formada por los espíritus de los muertos, a los que Maman Brigitte se encarga de guiar en el más allá al igual que guía en su entrada al mundo a los recién nacidos . El gallo negro es el símbolo que identifica a Maman Brigitte y en las ceremonias se sacrifica a este ave para lograr los favores de la Loa, principalmente como protectora de las embarazadas y sus bebés , pero también para solicitar ayuda en asuntos amorosos , económicos y laborales. Al igual que su esposo, que le es continuamente infiel, a Maman Brigitte le gusta el ron y también los pimientos picantes que, según algunas versiones sobre esta  Loa, utilizaría para masturbarse frotándolo con su sexo y demostrando así que no necesita al infiel Barón Samedi, es decir, no necesita al hombre para obtener placer sexual.  Es curioso, porque la relación entre Barón Samedi y Maman Brigitte recuerda mucho a otra creencia muy alejada del vudú como es la mitología griega, donde el padre de los dioses, Zeus, es un dios promiscuo e infiel que engaña continuamente a su esposa, la diosa Hera. Tanto en la mitología griega como en el vudú los espíritus están sujetos a las mismas pasiones que los hombres.

Aunque esta fotografía podría parecer que está fuera de lugar ya que son dos personas disfrazadas de Maman Brigida y Barón Samedi, creo que sirve para que os hagáis una idea de como se imaginan los haitianos a estas dos Loas que tanta importancia tienen en la realidad mágica en la que viven inmersos. Sobre ellos se hallaría el ser supremo al que suele darse el nombre de Bondye, que no es más que una deformación del francés Bon Dieu  que significa Buen Dios. Este ser supremo se halla ajeno a los problemas humanos y la única forma de poder entrar en contacto con él es a través de los loas como Barón Samedi y Maman Brigida, con la que a su vez los practicantes del vudú consiguen comunicarse mediante sus ritos en los que bien por la la ingesta de determinadas drogas o por medio de la música y los cantos , entran en un trance que permite a los loas ocupar sus cuerpos para que el loa hable a través de ellos  (imagen procedente de http://www.flickriver.com )
 
Otro de los Loa importantes es Papa Legba, que desempeña el papel de intermediario entre los hombres y los espíritus que habitan el Guinee, el mundo de los muertos en la religión Vudú, habitados por los Guede, que como acabamos de ver al hablar de Maman Brigida son los espíritus de los muertos. Al invocarle , el sacerdote vudú le pide permiso para hablar con estos espíritus y para ello emplea una fórmula como esta con la esperanza de que de su autorización para ingresar en el mundo de los espíritus  "Oh, buen Legba, escúchame: ábreme la barrera. Papá Legba, ábreme la barrera. Ábreme la barrera para que pueda entrar. Vudú Legba, ábreme la barrera. Daré gracias a los loas cuando vuelva. Ababó". Y otro loa es Damballah Wedo, que representa el principio masculino de la naturaleza y está simbolizado por una serpiente. Su esposa, Ayda Wedo, está representada por el arco iris, origen ambos del  título de una de las obras de referencia sobre el mundo vudú, "La serpiente y el arco iris" del antropólogo y etnobotánico canadiense Edmund Wade Davis(1953), de la que ahora os voy a hablar. Ya conocemos a los Loas así que acompañemos a Wade Davis que en la actualidad es uno de los exploradores que trabaja para National Geograhic, en el viaje que en abril de 1982 realizó a Haití para estudiar el caso de dos personas que eran considerados zombis y que habían vuelto a sus hogares años después de su entierro.

REPORTAJE DEL PROGRAMA CUARTO MILENIO SOBRE EL MUNDO DEL VUDÚ

Este reportaje incluye escenas de ceremonias vudú y el relato de dos investigadores  que estuvieron en Haití, y uno de ellos participó personalmente en una de esas ceremonias. Además también trata sobre el origen y posibles explicaciones de la zombificación y la historia de Clairvius Narcisse



 
Davis, como luego otros investigadores, asistiría personalmente a las ceremonias vudús . Comprobaría como los houngan o las mambos comienzan a bailar al ritmo de la música y los cánticos repetitivos, acompañados por el humo de los cigarros que para los fieles del vudú es un puente que une el mundo de los vivos con el de los espíritus. Los testigos como Wade Davis observan como los participantes en la ceremonia bailan con movimientos compulsivos y violentos, muy parecidos a los que causan los ataques epilépticos, sus ojos se ponen en blanco y según afirman los que han visto estas ceremonias hablan supuestamente en lenguas desconocidas por ellos .Es en ese momento cuando dicen estar poseídos por los loas o lo que ellos denominan ser montados o cabalgados por los espíritus, lo que nos recuerda a las posesiones diabólicas del cristianismo. Como afirman en uno de los documentales que os adjunto en este artículo no es necesario que tomen droga, aunque son habituales en ellos,  para entrar en ese estado de trance, es suficiente con la música y los cánticos repetitivos. Durante el transcurso de este rito llegan a autolesionarse perforando partes de su cuerpo e incluso tragando cristales . Y es en este estado cuando el houngan o cualquiera de las personas que participe en estos ritos colectivos , entra , según ellos afirman, en contacto con los espíritus .


Fotografía de Clairvius Narcisse , el hombre que fue enterrado en 1962 y que , según sus propias palabras, fue desenterrado por un bokor , trabajó dos años en una plantación de azúcar y después , tras la muerte del bokor que le tenía cautivo , permanecería otros dieciséis años fuera de su hogar . Según el líder del vudú haitiano, Max Beauvoir, "existen los zombis, tienen que existir. Es un castigo capital. En otras sociedades se aplica la pena de muerte. Nosotros respetamos la vida de las personas y le sacamos solamente la parte espiritual que tiene que ver con la libertad de la voluntad. Los zombis son personas malas , personas antisociales que harán cosas que uno no puede aceptar. Tienen un juicio contra esta persona" . Clairvius Narcisse fue capaz de retomar su vida, casarse de nuevo e incluso viajar a Estados Unidos. No he encontrado la fecha de su muerte, en este caso ya definitiva. pero su caso se convertiría en el más citado tanto por los investigadores, los creyentes y los detractores del vudú  (Imagen procedente de http://marcianos.com.mx )
 
El escéptico podría sonreír ante este relato y desecharlo como una práctica supersticiosa, pero creo que sería un error y nos impediría conocer la sociedad haitiana,  hay que respetar todas las creencias , porque para quién tiene fe en ellas son tan ciertas y reales como el ordenador en el que ahora estoy escribiendo e influyen en su vida y en la forma en que contempla el mundo , no solo ella sino toda la sociedad que está impregnada de esta visión mágica de la realidad. Ahora dejemos la ceremonia vudú para conocer a uno de los supuestos zombis que estudió en su viaje a Haití Wade Davis en 1982 y que haría famoso en su libro "La serpiente y el arco iris" convirtiéndose en el caso de referencia a la hora de hablar de la zombificación, el de Clairvius Narcisse. Clairvius contaba como había muerto y después fue enterrado el 2 de mayo de 1962 . Antes de su muerte había mantenido una disputa con su hermano por un contencioso acerca de la posesión de unas tierras y creía que había sido este quién recurriera a los servicios de un bokor que habrá utilizado el polvo zombi para causarle la muerte.El líder del vudú en Haití, Max Beauvoir (1939) afirma que esto fue un castigo por el comportamiento de Clairvius con su familia.. Sea como fuere, después, este mismo bokor le desenterró y le devolvió a la vida pero privado de su voluntad, convirtiéndole en su esclavo y trabajando junto a otras personas en su misma situación en una plantación de azúcar hasta que el bokor murió en 1964 . No recuerda muy bien que sucedió después hasta que le encontraron caminando perdido por una carretera, casi desnudo en 1980, dieciocho años después de su supuesta muerte.

DOCUMENTAL "VUDÚ , LA RELIGIÓN DE LOS MISERABLES"

En este documental de Televisión Española y realizado por el periodista y reportero español Vicente Romero(1947) el periodista viaja  casi veinticinco años después de una primera estancia a Haití para visitar a varios casos de zombis a los que ya había dedicado un reportaje entonces. Entrevista al líder del vudú haitiano , Max Beauvoir  y recorre el país que ya había sufrido los efectos devastadores del terremoto de 2010, cuando el vudú parece más presente que nunca entre la población pobre, no sólo en el campo sino también en la ciudad .El vudú sigue vivo entre una población sumida en la miseria y que halla en esta creencia la respuesta a sus angustias,mientras que  la elite de la sociedad haitiana desprecia al vudú como una superstición y se mantienen fieles al cristianismo, signo de distinción en esta empobrecida nación donde un 4% de la población concentra el 66% de toda la riqueza de Haití. Mientras los ricos se entierran rodeados de música y un desfile por las calles los más pobres tienen que contentarse con una anónima fosa ya que sus familias no disponen de dinero para pagar una tumba en el cementerio. También presentan el único caso actual de persona zombificada, una mujer de 39 años que apenas habla y vive en condiciones infrahumanas en una habitación con una familia que no tiene medios para cuidar de ella



 
Este es el caso que investigó Wade Davis y llegó a la conclusión de que el causante de aquel estado de muerte aparente al que inducían los bokores a sus víctimas  era una sustancia venenosa conocida como Tetradotoxina , una neurotoxina obtenida del hígado y los órganos sexuales del Pez Globo, que también recibe el nombre de puercoespín de mar , cuyo nombre procede de la táctica que emplea para defenderse cuando es atacado, hinchando su cuerpo como un globo. Este pez se encuentra en aguas tropicales de Japón y el Caribe, y su carne es una de los más apreciadas en un lugar tan alejado de Haití como Japón, donde se emplean en la elaboración de una de las variedades de su platos nacional, el sushi. Un plato de sushi hecho con pez globo puede llegar a costar hasta 300 euros y además de ser peligroso para la cartera también es peligroso para el que lo come, ya que al año se producen hasta un centenar de envenenamientos por consumo de pez globo que no ha sido correctamente manipulado para eliminar el veneno. Pero ¿qué es y que efectos tiene la tetradotoxina o TTX? Este neurotoxico fue descubierto en 1964 y el pez globo no lo produce en su interior, sino que lo asimila a través de las algas de las que se alimenta y que si lo producen. El veneno se concentra en el hígado, la piel y los órganos sexuales del pez, por eso es crucial realizar una correcta limpieza para evitar el envenemaniento.


Fotografía del pez globo que se encuentra tanto en las aguas caribeñas de bañan la costa haitiana como en el lejano Japón donde alcanza precios astronómicos cuando es servido formando parte de uno de sus platos más tradicionales, el sushi, ya que su carne produce una extraña y agradable sensación en quién lo prueba gracias a los restos de tetradotoxina que conserva aunque haya sido cuidadosamente limpiado para eliminar su veneno. A pesar de todas las precauciones cada año se estima que un centenar de personas en Japón mueren por consumir este pez sin haber sido debidamente tratado. La tetradotoxina que se encuentra en particular en su hígado pero también en los órganos sexuales e incluso la piel serían ,según la hipótesis de Davis rechazada por otros investigadores, el ingrediente principal del polvo zombi . Escribe el investigador y escritos español Javier Sierra(1971) que " ese veneno era ya conocido en el Antiguo Egipto. Representaciones del pez globo aparecen en tumbas de la V Dinastía y se pescaban en el Mar Rojo. Por su culpa el Deuteronomio prohibió a los judíos comer peces sin escamas y hasta los chinos sabían que los jugos de su hígado eran paralizantes y, en ciertas dosis, mortales." y añade Sierra que además de la tetradotoxina el polvo zombi estaría formado también por "una cuidada mezcla de plantas como el áloe o el cedro, con huesos humanos, cerillas machacadas, azufre en polvo" El efecto de esta mezcla podría llegar a ser hasta trescientas mil veces más fuerte que la morfina aunque también consideran los investigadores que en la mayoría de los casos sería mortal y el sacerdote o bokor no podría revivir a la persona  (Imagen procedente de http://marc11wp.blogspot.com )

 
En lo que se refiere a sus efectos un afectado por el consumo de pez globo que no había sido debidamente tratado describe con estas palabras lo que sintió en uno de los documentales que os adjunto "No puedes ni moverte ni hablar. Sientes convulsiones, vomitas, apenas puedes respirar. Quedas paralizado por completo, puedes verlo todo, oírlo todo, quieres moverte, pero no puedes". En efecto, entre los muchos síntomas del envenenamiento por tetradotoxina se encuentra un hormigueo en las extremidades y en la cara , parálisis de los ojos y  ceguera, síntomas de asfixia por la paralización de los órganos encargados de la respiración, parestesia o perdida general de la sensibilidad, parálisis de todo el cuerpo , fallo del sistema cardiovasculaar, es decir del corazón y el flujo sanguíneo y una lesión del sistema nervioso central que causa daños irreversibles en las funciones cerebrales. Estos síntomas se pueden producir a partir de los diez minutos posteriores de la ingesta de la tetradotoxina y no hay ningún antídoto conocido para tratar un envenenamiento causado por ella. Este estado es similar a la Catalepsia, palabra griega que significa "suspender" y que define  perfectamente el estado en que se halla un cuerpo afectado por ella, una "suspensión de la vida", ya que se reducen al  mínimo las funciones vitales como la respiración, los latidos del corazón o la digestión, lo que unido a la parálisis muscular y a la incapacidad para hablar , ver o tocar hace que la persona parezca muerta , lo que en siglos pasados provocó que se enterrara a personas vivas que despertaban cuando estaban dentro de su tumba.


En estas tres fotografías, borrosas pero no he encontrado otras en las que aparezcan los tres, tenemos al doctor Lamarque Douyon que era el director del Centro de Neurología y Psiquiatría de Puerto Príncipe , capital de Haití, descubrió los dos casos más celebres de zombis en la isla caribeña, el de Clairvius Narcisse, que podéis ver en la fotografía inferior junto a la tumba de la que decía haber salido después de que le llamara el bokor, y el de Ti Femme( abreviatura del francés Petite Femme o Pequeña Mujer) que al igual que Narcisse apareció tres años después de que hubiera sido enterrada  en 1976 pero con las facultades mentales mucho más mermadas que las de Narcisse ya que no era capaz de hablar ni tenía voluntad propia. Fue cuidada en una misión protestante y en el documental que podéis ver en este artículo "Vudú , la religión de los protestantes" , una de las personas que la cuidó , Joy Ausherman, dice  sobre ella "Nunca había visto a un ser vivo en las condiciones en que ella estaba, parecía un muerto viviente. Era como un esqueleto, con la piel estirada sobre los huesos. Tenía los ojos cerrados, la cabeza colgando y las piernas cruzadas como cuando colocan el cuerpo en el ataúd" Ti Femme murió como también Clairvius Narcisse , dejándonos con los enigmas de su zombificación  (Imagen procedente de http://elsecretodezara.blogspot.com)
 
En el siglo XVI el escritor español Luis Zapata de Chaves (1526-1595) publicaba un libro titulado "Miscelánea. Silva de casos curiosos " en el que recogía uno de estos casos donde un hombre despertó de su estado de muerte aparente cuando iba a ser enterrado en cal viva creyendo que había muerto como consecuencia de una peste que asolaba la ciudad española de Málaga. Así lo  narraba Luis Zapata  con el titulo "De cosas extrañas que con peste acaecieron en Málaga", y escribe: "También es de harta maravilla otro caso, que en tanta confusión –que medio vivos, por despachar los embarazados ministros, se arrojaban por ahí los recién muertos– echaron en el carnero un vivo, y muchos muertos sobre él y cal viva para que los consumiese presto; y al echar de otros dio voces aquel vivo hombre, quien había tres días que se echaban en el carnero cuerpos muertos; óyenle, respóndenle, sácanle vivo de la misma casa de la muerte con muchas llagas de que le comió la cal viva pechos y piernas y brazos; y, en fin, en tanta mortandad quedó sano y alcanzó después largos días de vida, pasando primero de la vida a la muerte y después de la misma muerte tornando a volver a la vida acá"  De casos similares  a este, personas aparentemente muertas que despertaban de su estado cataléptico antes de ser enterradas o, para su desgracia, cuando ya estaban en la tumba hay numerosos relatos en los siglos siguientes.


Wade Davis, autor de "La serpiente y el arco iris ", la obra que popularizó la religión vudú y en particular su lado más oscuro, el de los bokores  y sobre la que en 1988 se haría una película con el mismo titulo realizada por el director norteamericano Wes Craven(1939) que sólo incluyó ciertos elementos del libro de Davis, ofreciendo una visión no demasiado precisa de lo que es el vudú. Es importante insistir que  el vudú está orientado hacia el bien no hacia el mal, y son sólo los bokores, que podríamos comparar con los satánicos dentro de las culturas cristianas, los que emplean su supuesto poder sobre los espíritus para emplearlo en hacer el mal . En realidad, en Haití el vudú es la religión de los pobres, que fue perseguida durante décadas  ,incluso reprimida con el uso de la violencia como en los años cuarenta del siglo XX, mientras que las elites eran católicas y despreciaban el vudú. Los más desfavorecidos encuentran en el vudú la única esperanza en sus vidas , y sus sacerdotes los únicos a los que recurrir en busca de ayuda    (Imagen procedente de http://sportscasualties.wordpress.com )
 
Wade Davis comprobó que en Haití hay peces globos y después de analizar muestras del polvo zombi, concluyó que los bokores empleaban la tetradotoxina extraída de estos peces para fabricar el conocido como  "polvo zombi" que se elaboraría con  el hígado del pez globo y su piel dejados secar al sol y luego pulverizados para fabricar el polvo que basta con ser pisado o respirado para causar los efectos de la muerte aparente. Así lo cuenta el propio Clairvius Narcisse "Yo morí el 3 de mayo de 1962 y fui enterrado al día siguiente. Estuve más de dos días sepultado, después vinieron a buscarme, me llamaron, oí que me decían "Levántate"  y yo me levanté y salí de la tumba contestando a los que me llamaban. Estaba muy agitado, me senté en la tumba y me amarraron los brazos con cuerdas. Después, me tuvieron trabajando en una plantación durante dos años y nueve meses" Cuando le preguntan que sintió responde  "Me sentía muy solo, todos me habían dejado, pero era una soledad muy agradable." Clairvius se recuperó,llegó a contraer matrimonio  e incluso viajó a Estados Unidos invitado por diferentes universidades. En el documental "Vudú, la religión de los miserables" del periodista español Vicente Romero (1947) del que he extraído estas palabras de Clairvius Narcisse , también se incluyen las declaraciones de Max Gesner Beauvoir (1939), al que conocimos ayer no sólo como un bioquímico que había estudiado en la Universidad francesa de La Sorbona, sino también como el fundador y líder de la Confederación Nacional del Vudú Haitiano desde el año 2008.

Fotografía de Max Beauvoir , el líder de la Confederación Nacional del Vudú Haitiano desde el año 2008, un bioquímico formado en La Sorbona y en Estados Unidos. Después de los casos de Clairvius Narcisse y Ti Femme no han salido a la luz nuevos casos confirmados de zombis en Haití, pero Louinier Aubin, administrador del Hospital Universitario de Puerto Príncipe nos ofrece una visión diferente de la realidad en Haití "Se dan casos en Haití de personas que mueren y se les ve regresar a su domicilio algún tiempo después, pero no en su estado inicial. Son personas que han sido zombificadas" En Haití es muy difícil separar la magia, lo fantástico, lo espiritual de la realidad, forma un todo que constituye la vida cotidiana de los haitianos (Imagen procedente de http://www.wehaitians.com )

Sobre el uso de la tetradotoxina como elemento principal del polvo zombi dice Beauvoir que "no creo que con un veneno se pueda hacer un veneno. El zombi es algo espiritual. Para hacerlo es necesario conocer como funciona el alma de los hombres". Tampoco la comunicad científica acepta la teoría de Wade Davis y consideran que los síntomas de la zombificación pueden ser explicados por enfermedades mentales, episodios de histeria, esquizofrenias y amnesias. Pero ya que he mencionado las palabras de Beauvoir sobre el hecho de que el zombi sea algo espiritual , creo que tengo que explicaros otra de las características del vudú, el concepto dual del alma humana, que estaría dividida en dos, el Ti Bon Ange o "Pequeño buen ángel" y el Gros Bon Ange o "Gran buen ángel". En el Gros Bon Ange residen la memoria, la personalidad y los sentimientos de la persona, mientras que  el Ti Bon Ange estaría vinculado con el cerebro y la sangre . Parece ser que , según los estudiosos del vudú, sería esta segunda alma la que el bokor capturaría en el proceso de zombificación donde además se distinguirían dos tipos de zombi, que por cierto es una palabra de etimología controvertida que podría proceder del yoruba fúmbi que significa "espíritu", del mina, una lengua que se habla en Benín y que tiene la palabra Zan Bii para designar a una criatura monstruosa, o a la palabra nsumbi empelado en Gabón con el significado de cadáver, entre otras palabras siempre de raíz africana, cuna del vudú.

DOCUMENTAL "ENTERRADOS VIVOS . ZOMBIS REALES" DE LA SERIE CIENCIAS SOBRENATURALES

Es un detallado documental sobre el vudú, las ceremonias, los ritos y el enigma de los zombis y el uso de la tetradotoxina , no sólo en el proceso de zombificación sino también para la ciencia moderna como un anestésico más potente que la morfina y para desarrollar una sustancia que en el futuro pueda permitir la hibernación de los astronautas



En el vudú además de los dos tipos de alma que acabamos de conocer, se diferencian , como decía, dos tipos de zombis, los cuerpos sin alma y las almas sin cuerpo. En el primer caso, los zombis que son cuerpos sin alma, es el caso tradicional de zombificación como el de Clairvius Narcisse, cuando el bokor se quedaría con el alma de la persona que al regresar a la vida carecería del Ti Bon Ange  ,que estaría cautiva del bokor que además sería el amo de ese cuerpo que carecería de voluntad para oponerse a los deseos del sacerdote. El zombi como alma sin cuerpo se produciría cuando el bokur captura el Ti Bon Ange y lo conserva cautivo para emplearlo para sus propios fines o incluso alquilarlo para quién lo quiera utilizar para causar mal a otras personas.  Clairvius Narcisse ya ha muerto definitivamente y no se conocen nuevos casos de zombificación que hayan sido confirmados como tales, pero en Haití la población sigue creyendo en ellos y  continúa hablándose de personas muertas , que fueron enterradas y que después son vistas en otro lugar , caminando entre los vivos. ¿Leyenda o realidad?¿existe el mundo espiritual con el que contactan los houngan y su reverso oscuro, los bokores?¿qué sucede en realidad  en los trances y éxtasis que alcanzan en las sobrecogedoras ceremonias rituales del vudú?¿es la tetradotoxina, esta neurotoxina que según algunos puede ser hasta 300.000 veces más potente que la morfina el secreto de la zombificación?

Otro elemento que solemos identificar con el vudú es el de los celebres Muñecos Vudú, esta especie de amuleto o fetiches que estaría vinculado espiritualmente con una persona sobre la que se quiere ejercer algún tipo de influencia, generalmente maligna. Sin embargo, esto es más un elemento utilizado por la industria cinematográfica y por la literatura que una realidad de la religión vudú , aunque si existen este tipo de muñecos  pero nada indica que tengan ningún efecto negativo sobre nadie. Como casi todo lo que rodea al vudú, es muy complicado separar realidad, mito y fantasía añadida por las personas ajenas al vudú (Imagen procedente de http://www.taringa.net )

 En la frontera entre Haití y República Dominicana miles de haitianos trabajan en condiciones miserables y muy próximas a la esclavitud en las plantaciones de azúcar propiedad de familias que basan su riqueza en la explotación de estas pobres personas a las que se atemoriza con convertirlas en zombis si tratan de huir. No se que puede haber de cierto o no en el vudú, en sus ritos, en sus espíritus y en los zombis,  pero para el pueblo haitiano es algo muy real y eso es lo importante como también que hay otros muertos vivientes que no han sido zombificados, sino que son las víctimas de la explotación de los que se aprovechan de su pobreza y sus creencias, otro tipo de bokores que tal vez no practican ritos ni contactan con loas, pero que también capturan las almas de estos esclavos del siglo XXI. Lo demás lo dejo al juicio del lector y de personas que conozcan más el tema que yo y termino esta historia con las palabras con las que ayer iniciaba esta historia pronunciadas por una mambo, una sacerdotisa del vudú "El vudú es vida, es lo que infunde la vida a los árboles, es lo que hace vivir a cada persona".

4 comentarios:

Maia dijo...

Impresionante...
Un saludo y gracias.

christian mielost dijo...

Muchas gracias a ti Maia por la lectura y el aliento. Un saludo desde Madrid!!

Anónimo dijo...

Genial, super impactante y grandioso xD saludos! Ana de Argentina

christian mielost dijo...

Muchas gracias Ana!!La verdad es que la historia del vudú es mucho más que lo que suelen transmitirnos las películas. Gracias por tu comentario y un abrazo desde Madrid!!

Famosos