sábado, 1 de febrero de 2014

JUAN DE ARAGÓN Y MARGARITA DE HABSBURGO: DEMASIADO AMOR PUEDE MATARTE

"Too much love will kill you" es el título de una canción compuesta por Brian May(1947), guitarrista del mítico grupo de rock "Queen" liderado por Freddy Mercury(1946-1991), que apareció en su disco de 1995 "Made in heaven". Su título puede traducirse como "Demasiado amor puede matarte" y es el título que he querido escoger para esta historia porque veremos como un exceso de amor apasionado consumió la vida del joven heredero de los reinos de Castilla y Aragón unificados gracias al matrimonio de sus padres, la reina Isabel I de Castilla(1451-1504) y su esposo Fernando II de Aragón(1452-1516). Pero para ponernos en antecedentes vamos a remontarnos unos años antes del nacimiento del príncipe Juan. Estamos a mediados del siglo XV y la Península Ibérica se halla dividida en cinco reinos después de casi ochocientos años de guerra entre cristianos y los musulmanes que ocuparon la Península en 711 derrotando al Reino Visigodo, que desaparecería de la historia,y escapando nada más que un pequeño territorio al dominio musulmán, el Reino de Asturias, Durante los siglos siguientes este pequeño territorio fue creciendo y dividiéndose en otros reinos al mismo tiempo que la frontera de los territorios controlados por los musulmanes fue retrocediendo lentamente. Este proceso, que la historia ha bautizado con el nombre de Reconquista,  pasó por muchas fases diferentes, pero no es el objetivo de este relato detenerse en ello.






Mapa de la Península Ibérica a mediados del siglo XV con los cinco reinos que compartían el territorio peninsular. En 1454  sube al trono de Castilla Enrique IV que sería conocido como el Impotente. En la Corona Aragón y más tarde en Navarra reina Juan II, en Portugal  Alfonso V y al sur lo que quedaba de los dominios musulmanes en la Península, el Reino Nazarí de Granada, envuelto en numerosas luchas internas por el poder.
(Imagen procedente de www.conuvi.com.ar)








El caso es que en la década de los cincuenta del siglo XV la Península está compartida por  el Reino de Portugal al oeste, gobernado por el rey Alfonso V(1432-1481), la Corona de Aragón al este, que incluía  los territorios de Aragón, Cataluña, lo que hoy es la Comunidad Valenciana, las islas Baleares y también Sicilia, Cerdeña y Napóles  en cuyo trono se encuentra el rey Juan II de Aragón (1398-1479), al norte  el  más pequeño en extensión de todos ellos, el Reino de Navarra, gobernado por el propio rey de Aragón ,Juan II , al sur lo que quedaba de la Península en manos musulmanas, el Reino Nazarí de Granada y el resto de la Península formaba el más extenso de estos reinos, el Reino de Castilla, donde desde 1454 reina Enrique IV de Castilla (1425-1474) hasta su muerte veinte años después, en 1474. Su reino estuvo marcado por la inestabilidad . El rey se ganaría el apelativo de "El impotente" por su supuesta incapacidad para mantener relaciones sexuales satisfactorias . Su primer matrimonio con Blanca de Navarra (1424-1464) fue anulado en 1453 alegando que no había sido consumado, según el propio Enrique, por "una impotencia recíproca debida a influencias malignas". Después de este primer matrimonio sin descendencia se casó de nuevo , ahora con la hija del que fuera rey de Portugal Eduardo I(1391-1438), la Infanta Isabel de Portugal (1439-1475). De esta unión nacería en 1462 Juana de Castilla(1462-1530) , pero pronto surgieron rumores que ponían en duda la paternidad de Enrique y señalaban a uno de los nobles de la corte y amigo personal del monarca, Beltrán de la Cueva (hacia 1435-1492), de ser el verdadero padre de la pequeña que comenzó a ser llamada por ello Juana "la Beltraneja" Y aquí empezaron los problemas para Enrique .







Miniatura del rey Enrique IV de Castilla realizada  alrededor de  1457 por el viajero y diplomático alemán  Georg von Ehingen(1428-1508) conservado en el Códice de Stuttgart. Al rey castellano se le acusó de impotencia, de ser incapaz de mantener relaciones sexuales con sus dos esposas y también de homosexualidad. En la convulsa Castilla del reinado de Enrique IV según estuviera el cronista en el bando del rey o en el de los nobles rebeldes que pretendían derrocarlo para sentar en el trono primero a su hermanastro Alfonso y luego a su hermanastra Isabel,  varía la imagen que nos ofrecían del rey . El doctor y escritor español Gregorio Marañón (1887-1969), que además hizo una autopsia en 1946 al cuerpo del monarca, escribió una de las obras más citadas sobre la sexualidad del rey castellano titulada "Ensayo biológico sobre Enrique IV de Castilla y su tiempo"  donde Marañón llega a la conclusión de que no hay pruebas de la homosexualidad del monarca y aventura un diagnóstico "displasia eunucoide con reacción acromegálica" que sería el origen de su impotencia. En realidad todo lo que rodea a este rey esta marcado por los ataque es vertidos por los nobles que querían desprestigiarlo para expulsarle del trono. Llegaron a decir que Enrique animaba a otros hombres a yacer con sus esposas para que las dejaran embarazadas, que es lo que supuestamente habría sucedido entre uno de los hombres de confianza del rey, Beltrán de la Cueva , y la reina Isabel de Portugal  o incluso que se había empleado una cánula de oro para realizar una especie de inseminación artificial. Sea como fuere, a los opositores de Enrique no les interesaba reconocer la legitimidad de su hija Juana  
(Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )





El padre de Enrique, el rey de Castilla Juan II (1405-1454) había tenido a Enrique con su primera esposa, María de Aragón(1403-1445), y a la muerte de esta, se casó de nuevo con Isabel de Portugal (hacia 1428-1496), con la que tendría otros dos hijos, Isabel de Castilla y Alfonso de Castilla(1453-1468). Isabel y Alfonso eran , por lo tanto , hermanastros de Enrique y los siguientes en la línea sucesoria si Enrique no tenía descendencia. Los nobles castellanos que se rebelaron contra Enrique y pusieron en duda su paternidad de Juana , aunque en realidad la lucha tenía más que ver con la defensa de los intereses de la nobleza, dieron su apoyo a Alfonso e Isabel y obligaron a Enrique a desposeer a Juana del título de Princesa de Asturias  ,que la designaba como sucesora a la corona, y nombrar a Alfonso como su heredero. Aun fueron más allá y en 1465 nombraron a Alfonso rey de Castilla derrocando a Enrique IV estallando una guerra civil entre los partidarios de Enrique y los del joven Alfonso . En 1468 Alfonso fallecía envenenado y Enrique volvía a ser reconocido como rey mientras que Isabel no cedió a las presiones de los nobles que habían sido partidarios de su hermano y que ahora querían que fuera Isabel proclamada reina. Para evitar que siguiera el conflicto se llegó a un acuerdo , el Tratado de los Toros de Guisando, firmado por ambas partes el 18 de septiembre de 1468, por el que Enrique IV reconocía a su hermanastra  Isabel de Castilla como su heredera y princesa de Asturias, por delante de su propia hija Juana. Apenas un año después , Isabel contraía matrimonio contra la voluntad de Enrique ,que quería casarla con el rey de Portugal Alfonso V, con el heredero de la Corona de Aragón, Fernando de Aragón.  Este matrimonio y la desobediencia de Isabel  hizo que Enrique la repudiara y devolviera sus  derechos al trono a su hija Juana. 






File:Cartuja de Miraflores (Burgos) - Tumba de Alfonso de Castilla.jpg
Sepulcro de Alfonso de Castilla en la Cartuja de Miraflores en Burgos realizado por el escultor castellano del siglo XV Gil de Siloé. El hermano de Isabel de Castilla y hermanastro del rey Enrique IV fue también conocido en su tiempo como Alfonso el Inocente y fue utilizado por los nobles contrarios a Enrique  para destronar a este y coronarle como nuevo rey. Entre todas las incógnitas que rodean los años de la guerra civil que se prolongaría durante gran parte del reinado de Enrique IV, una de ellas es la causa de la muerte de Alfonso en 1468, aunque muy probablemente fue envenenado probablemente  por los partidarios de Enrique IV
 (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )





La mediación de la Iglesia a través del cardenal español Rodrigo Borgia (1431-1503),que años después llegaría a ser papa con el nombre de Alejandro VI, logró la reconciliación entre Enrique e Isabel. Enrique fallecía en Madrid el 11 de diciembre de 1474, sin dejar testamento o al menos no se llegó a encontrar, y como no existía ningún documento que probara que Enrique legaba la corona a Juana un día después Isabel era coronada como nueva reina de Castilla. Cinco años años más tarde moría Juan II de Aragón y le sucedía como nuevo rey de la Corona de Aragón  el esposo de Isabel, Fernando de Aragón. Ella reinaría con el nombre de Isabel I de Castilla , él con el de Fernando II de Aragón,  pero pasarían a la historia como los Reyes Católicos, los monarcas que unieron los dos reinos principales de la Península que ya no volverían a separarse y en el siglo XVI se convertiría en la primera potencia del mundo. Bajo el reinado de los Reyes Católicos culminaría en 1492 la Reconquista con la toma de Granada  y la desaparición del Reino Nazarí, en se mismo se produciría el descubrimiento de América de la mano de Cristóbal Colón(hacia 1447-1506), se fundó el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición, la célebre Inquisición Española, se expulsó a los judíos de la Península y también se estableció una política de alianzas con algunas de las principales potencias de su tiempo mediante el matrimonio de sus hijos. Estas décadas de la historia de España son apasionantes , pero no os he hecho más que un muy breve resumen para situarnos en la época y espero tener la oportunidad en otro momento de detenerme en unos años decisivos en la formación de una nación que se llamaría España. Pero hoy lo que nos interesa es uno de los hijos de los Reyes Católicos. 






Retratos de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, los Reyes Católicos, un título que les sería concedido por el papa español  Alejandro VI. Sobre la figura de Isabel el cronista de origen italiano Pedro Mártir de Anglería, al que cito más adelante, escribiría 
"El rey no sorprende que sea admirable (se refería a Fernando), pues leemos en las historias incontables ejemplos de hombres justos , fuertes, dotados de virtud, incluso sabios. Pero ella (la reina Isabel)  ¿quién me encontrarías tú entre las que empuñaron el cetro, que haya reunido juntas en las empresas de altura estas tres cosas: un grande ánimo para emprenderlas, constancia para terminarlas y juntamente el decoro de la pureza?Esta mujer es fuerte, mas que el hombre más fuerte, constante como ninguna otra alma humana, maravilloso ejemplar de pureza y honestidad . Nunca produjo la naturaleza una mujer semejante a esta"
Sin embargo  también tenía sus enemigos, los partidarios de Juana la Beltraneja . A comienzos del siglo XX se halló un documento conservado en el Archivo Histórico de Zamora fechado en el año 1475 y firmado por la propia Juana donde se acusa directamente a Isabel de estar detrás de la muerte de Enrique IV, que según este documento habría sido asesinado por orden de Isabel 
"por  codicia desordenada de reinar - escribe supuestamente Juana que entonces sólo tenía trece años de edad -acordaron y trataron ellos, y otros por ellos ,  de hacerle dar ponzoña (a Enrique IV)de que después falleció" 
Por la edad de Juana en ese momento probablemente fue redactado por los nobles  que la apoyaban contra Isabel y era un intento de deslegitimar a Isabel. Sin embargo, existen sospechas de que la muerte de Enrique IV pudo ser debida al veneno, tal vez arsénico, una posibilidad apuntada también por el doctor  Gregorio Marañón  
"Los trastornos descritos - escribe Marañón - se acoplan a los de un envenenamiento : tal vez el arsénico, el más usado entonces" 
(Imagen procedente de http://hablamedehistoria.blogspot.com.es)  




Ya hemos visto como la falta de descendencia o la puesta en duda de la misma fue decisiva durante el conflictivo  reinado de Enrique IV. Fernando e Isabel no tendrían ese problema. En 1470 nace su primera hija ,Isabel(1470-1498), que fue la princesa de Asturias hasta el nacimiento ocho años después de su hermano Juan (1478-1498), que es el protagonista de esta historia. Isabel se casaría , en la política de alianzas matrimoniales seguida por los Reyes Católicos, con el heredero de la corona de Portugal, Alfonso de Avis (1475-1491) y a la muerte de este después de una caída cuando montaba a caballo, se casaría con el nuevo heredero del trono portugués, que reinaría a partir de 1495 con el nombre de Manuel I el Afortunado(1469-1521). Isabel, convertida ya en reina de Portugal,  moriría en 1498 cuando daba a luz al primer hijo del matrimonio al que se puso por nombre Miguel de la Paz (1498-1500), que fallecería apenas dos años más tarde. De haber vivido Miguel de la Paz se habría convertido en rey de España y Portugal pero no fue así. Isabel y Fernando tendrían tres hijas más. En 1479 Isabel daba a luz a Juana de Castilla (1479-1555), que a la muerte de su madre en 1503 se convertiría en Reina de Castilla con el nombre de Juana I , pasando a la historia con el nombre de Juana la Loca por su perturbación mental, madre del futuro emperador Carlos I de España y V de Alemania (1500-1558) de la que ya escribí en su momento en el Mentidero y os dejo a continuación  el enlace:
En 1480 nacía la cuarta de sus vástagos, María de Aragón (1480-1517) , que en 1500 se casaría con el rey portugués  Manuel I el Afortunado que, como vimos, dos años antes había quedado viudo tras la muere de la hermana mayor de María, Isabel. Y el último de los hijos de los Reyes Católicos nacería en 1485 y se llamaría Catalina de Aragón (1485-1533), que fue comprometida con el heredero al trono inglés,el príncipe de Gales  Arturo Tudor(1486-1502), pero la temprana  muerte de este impidió el matrimonio. Finalmente, Catalina se casaría con el hermano de Arturo, Enrique, que en 1509 se convertía en el rey Enrique VIII (1491-1547) y ella en reina de Inglaterra. Sería la protagonista involuntaria de un divorcio que cambiaría la historia de Inglaterra. 





La sucesión de hijos y matrimonios con reyes o herederos de reinos puede ser muy enrevesada y por eso os incluyo este cuadro por si puede dejarlo más claro de lo que yo he hecho  con mis palabras . Aquí tenéis a los cinco hijos de los Reyes Católicos y sus diferentes enlaces matrimoniales que formaba parte de la política de alianzas internacionales de Isabel y Fernando. Como podéis suponer aquí el amor no jugaba ningún papel y todos eran conscientes de ello aunque en el caso de nuestro protagonista, Juan de Aragón, y su prometida Margarita de Austria, existió pasión, incluso demasiada como veremos más adelante, desde un primer momento 
  (Imagen procedente http://www.fuenterrebollo.com )






Pero ahora tenemos que dejar la vida del resto de sus hijos, que se trataron de historias apasionantes en todos los casos, para centrarnos en su único hijo varón, Juan de Aragón , para lo cual me ayudaré de la obra  del escritor y doctor en medicina español Pedro Gargantilla (1972) titulada "Enfermedades de los Reyes de España: los Austrias". Ya vimos que la primera hija de Isabel y Fernando, había nacido en 1470 y durante los siguientes ocho años los reyes esperaban inquietos un nuevo hijo, si fuera posible varón y por fin las oraciones de Isabel , que había llegado a a peregrinar al monasterio de San Juan de Ortega ya que el santo de este nombre tenía fama de favorecer los embarazos,   fueron escuchadas y el 30 de junio de 1478 nacía en el Real Alcázar de Sevilla, donde los Reyes Católicos residían desde el verano del año anterior, un niño al que bautizaron con el nombre de Juan. El doctor Enrique Junceda Avello(1926) en su obra  "Ginecología y vida íntima de las reinas de España" recoge ´las palabras del cronista Alfonso de Palencia (hacia 1423-1492)  que nos cuenta la preocupación que el rey Fernando sentía por este embarazo  ya que "daba muchas señales indicadoras del peligro de aborto cuando le llegara su hora a la Reina" pero todo fue bien y los reyes ya tenían a su anhelado heredero varón. El nacimiento sería celebrado durante ocho días  y el 8 de julio fue bautizado . Estamos hablando del siglo XV , una época donde  los fenómenos astronómicos seguían viéndose como heraldos de acontecimientos futuros, generalmente funestos, y así sucedió con el eclipse que pudo contemplarse apenas tres semanas después del nacimiento de Juan  y que muchos consideraron un mal augurio para le  recién nacido heredero.






Fotografía de los Reales Alcázares de Sevilla donde el 30 de junio de 1478 nacía Juan de Aragón. Hernando de Pulgar (hacia 1436-hacia 1493) cronista de los Reyes Católicos, describía como la reina Isabel soportaba el dolor del parto con estoicismo , sin mostrar ni manifestar queja alguna "Guardaba tanto la continencia del rostro , que aun en los tiempos de sus partos encubría su sentimiento , e forzábase a no mostrar ni decir la pena que en aquella hora sienten  o muestran las mujeres " y otro cronista citado por el doctor  Enrique Junceda en su "Ginecología y vida íntima de las reinas de España" escribía que "como era cristianísima, ha permitido Dios con ella que no reciba dolor en los partos, y así estando riendo y burlando, entre juego y juego, pare" 
(Imagen procedente de http://www.xn--espaaescultura-tnb.es ) 





Mal augurio o no , lo cierto es que Juan manifestó una salud débil desde sus primeros días como nos explica Enrique Junceda   "los médicos se vieron obligados al empleo de toda clase de tónicos vigorizantes y entre ellos se le recetó el extracto de tortuga , razón que explicaría la preocupación que desde entonces los reyes tuvieron  en la búsqueda de estos animales" pero a esta debilidad física había que añadir otros problemas "el príncipe don Juan -sigue contándonos Junceda -  padecía de labio leporino y tartamudez" y cita al médico y viajero alemán Jerónimo Münzer(hacia 1460- 1508) que cuenta como durante una recepción ante  el príncipe Juan cuando era adolescente, este no pudo hablarle porque "padecía una dolencia en el labio inferior y en la lengua que le impedían hablar expeditamente". En 1480 , cuando Juan tiene un año y medio de edad , las Cortes reunidas en Toledo  juran como sucesor de Isabel en el trono de Castilla y se convierte en el nuevo príncipe de Asturias, el título que llevan todos los herederos del trono. A pesar de ser tan solo un bebé a Juan ya se le quiere comprometer en matrimonio nada menos que con Juana la Beltraneja, la hija de Enrique IV , que  desde 1474 reclamaba su derecho al trono de Castilla  apoyada por el rey de Portugal Alfonso V, que además de ser su tio  se había casado con ella en 1475 para poder optar a ser rey de Castilla. Después de años de  guerra entre Castilla y Portugal que acabó en tablas, en 1479 se firmaba el Tratado de Alcaçovas que ponía punto final al conflicto y en él se acordó que el rey portugués renunciaba a defender sus derechos  al trono de Castilla y a cambio Castilla reconocía el derecho de Portugal sobre los territorios de Guimena, Maderia , las Azores y la isla de Cabo Verde entre otros territorios. 







Juana la Beltraneja.jpg
Esta es la única imagen que he encontrado de Juana, llamada despectivamente la Beltraneja  por los aristócratas enemigos de su padre, que fue reina consorte de Portugal tras el matrimonio con su tío Alfonso V cuando apenas tenía trece años y que luego fue puesta en la tesitura de casarse con Juan de Aragón cuando este era un niño de sólo un año de edad o en caso contrario ingresar en un convento. Se sintió engañada por su tío y marido , lo que es cierto ya que nadie pensó en ella y todos la utilizaron de una u otra forma, y se negó a casarse con Juan y prefirió ingresar en el convento. Ella siempre defendió su derecho legítimo al trono de Castilla hasta el día de su muerte. Su trágico destino la ha acompañado hasta después de su muerte porque su tumba y los restos de Juana desaparecieron tras el terremoto que asoló Lisboa en 1755 
(Imagen procedente de http://en.wikipedia.org )





El Tratado incluía también el compromiso matrimonial entre la hija mayor de los Reyes Católicos, Isabel, con Alfonso de Avis, heredero al trono portugués, y el matrimonio de Juana la Beltraneja con el recién nacido hijo de los Reyes Católicos, Juan, para cuando Juan cumpliera los catorce años de edad. Suponía también la renuncia de Juana a todos sus títulos en Castilla y en caso de rechazar el matrimonio tendría que ingresar en un convento como monja. Juana optó por rechazar el matrimonio , ya que sentía que había sido traicionada por todos y que su legítimo derecho al trono fue la moneda de cambio  en la negociación entre el rey portugués y la reina de Castilla . Juana ingresó en el monasterio de Santa Clara en la población portuguesa de Coimbra. Nunca abandonó su reclamación al trono de Castilla firmando su correspondencia como "Yo, la Reina" y residiendo bajo la protección de los reyes de Portugal en el Castillo de San Jorge de Lisboa. Cuando falleció en 1530 legó sus derechos al trono al rey Juan III de Portugal (1502-1557). Y ahora regresemos con Juan que acababa de quedarse sin novia sin que siquiera supiera el significado de esa palabra. No pasaría demasiado tiempo antes de que estuviera comprometido de nuevo , pues en 1483, cuando Juan tiene cinco años,  sus padres conciertan su matrimonio con la reina de Navarra Catalina de Foix(1468-1517), una adolescente de quince años sobrina del rey Luis XI de Francia (1423-1483) . Los Reyes Católicos pretendía con esta unión anexionar en el futuro Navarra a Castilla, pero esa era una opción que al monarca francés no le gustaba nada  por lo que intervino para que el compromiso fuera anulado y finalmente Catalina se casaría un año después, en 1484 , con Juan de Albret (1469-1516), hombre cercano al rey francés y que reinaría con el nombre de Juan III de Albret.

Permitidme que me imagine a la reina Isabel de Castilla conversando con su esposo Fernando de Aragón diciendo algo así como "no casamos al niño, ya van dos". Mientras, Juan va creciendo y en 1488 un cronista nos reseña una dolencia del pequeño que mantenía a sus padres con el alma en vilo por su delicada salud "Adoleció el Sr Príncipe en Murcia de disentería con  tenasmo(con esta palabra se referían a las ganas de hacer de viente del príncipe) e fiebre continua: en el undécimo naciéronle viruelas" Escribe el doctor  Pedro Gargantilla que los médicos le prescribieron este remedio "aceite de bacalao y jugo de carne de tortuga". Una vez más la carne de tortuga como cuando era un bebé . Al año siguiente fueron enviados a la corte una treintena de tortugas para recurrir a ellas cuando fuera necesario, un remedio que parece que no era exclusivo de la corte castellana, sino que también el rey francés Luis XI lo había utilizado para sus dolencias cutáneas. Isabel de Castilla, siempre atenta a proporcionar a sus hijos la mejor educación posible, eligió en 1486 como tutor de Juan al fraile, teólogo y catedrático de la Universidad de Salamanca , Diego de Deza(1443-1523). Al año siguiente sería nombrado obispo de Zamora y en 1494 de Salamanca . En 1496, cuando Juan cumple  dieciocho años,  abandona la corte de sus padres para establecerse en Almazán, en la provincia de Soria. Mientras, sus padres habían estado buscando una nueva candidata para ser su esposa y cuyo enlace fuera de utilidad para el reino  y la elegida será una de las hijas del emperador del Sacro Imperio ,Maximiliano I de Habsburgo(1459-1519), la archiduquesa Margarita de Austria (1480-1530).



Resultado de imagen de arbol genealógico habsburgo trastámara
Árbol genealógico que refleja la unión entre los hijos de los Reyes Católicos , Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, y los hijos del emperador del Sacro Imperio Maximiliano I y su esposa María de Borgoña . Felipe el Hermoso con Juana de Castilla , futura reina de Castilla, y Margarita de Habsburgo con el príncipe heredero de Castilla, Juan de Aragón. Del matrimonio entre Juan y Margarita no habría descendencia, mientras que Juana y Felipe tendrían seis hijos, entre ellos el futuro rey de España y emperador del Sacro Imperio Carlos V.. Era el comienzo del reinado de la dinastía de Austria en España 
(Imagen procedente de  http://iesmonre.educa.aragon.es )






Margarita no había tenido una infancia muy feliz, porque con sólo dos años había fallecido su madre María de Borgoña(1457-1482) , duquesa de Borgoña, como consecuencia de las heridas causadas por una caída montando caballo . María de Borgoña era también la  madre  de Felipe de Habsburgo (1478-1506) que sería conocido por su sobrenombe, Felipe el Hermoso, futuro esposo de Juana de Castilla. El mismo año de la muerte de su madre  Margarita fue comprometida, a sus dos años de edad, con el Delfín Carlos, título del heredero al trono de Francia, que tenía doce años de edad. Al año siguiente, 1483, se celebró el compromiso oficial  . Escribe Pedro Gargantilla que "Margarita balbuceó un "sí quiero" , sin saber realmente las consecuencias de esas palabras. Tras juntarles las manos , el capellán los unió" Apenas dos meses después de formalizar el compromiso  fallece su padre Luis XI y Carlos se convierte en rey con el nombre de Carlos VIII de Francia (1470-1498) y Margarita en reina consorte aunque el matrimonio todavía no se había celebrado y tampoco se celebraría más adelante. Los intereses políticos son volátiles y lo que en un momento podía parecer una unión conveniente luego podía verse como todo lo contrario. Y ahora vereís como esta historia se transforma en un culebrón.Recordemos que el padre de Margarita era el archiduque Maximiliano de Austria (todavía no sería emperador hasta 1493) que estaba casado con María de Borgoña, madre de Margarita, que murió en 1482. Buscando una nueva esposa consideró que la candidata más ventajosa para sus intereses y del Imperio  era  la duquesa Ana de Bretaña (1477-1514) y en diciembre de 1490 se casaban por poderes. 






Este el el reino de Francia que heredó Carlos VIII de su padre Luis XI de Francia a la muerte de este en 1483. En color morado podéis ver los territorios que eran de dominio directo del monarca francés en 1461 y durante las dos décadas siguientes Luis XI fue incorporando territorios  gobernados por otras  familias de la nobleza, pero todavía quedaban feudos independientes  que debían obediencia al rey de Francia , como sucedía con el Ducado de Bretaña, que podéis ver en color verde frente a las costas de Inglaterra.  La duquesa Ana de Bretaña concertó su matrimonio con el archiduque de Austria , Maximiliano,  sin el permiso de quién era su rey, Carlos VIII, lo que era un desprecio a la autoridad del rey francés y, lo más importante, suponía una peligrosa alianza entre el Ducado de Bretaña y el hombre que poco después se convertiría en emperador del Sacro Imperio. Por eso Carlos invadió el ducado y forzó el matrimonio con Ana aunque eso significara romper su compromiso con Margarita, hija a su vez de Maximiliano, que sería devuelta a su padre . Así funcionaban entonces las relaciones internacionales entre los reinos, a base de de matrimonios. De no haber sucedido esto Margarita no habría sido nunca la esposa de Juan de Aragón 
(Imagen procedente de http://europa2humanidades.blogspot.com.es )






Pero este matrimonio era una afrenta para Carlos VIII de Francia ¿Por qué? Primero porque  Ana de Bretaña  no había cumplido con la regla de pedir permiso a su soberano, el propio Carlos, y segundo porque significaba que el futuro emperador del Sacro Imperio  y Bretaña forjaban una alianza que no convenía a Francia. La reacción francesa fue atacar el ducado de Bretaña y en 1491 capturó a Ana de Bretaña a la que obligó a romper su compromiso con Maximiliano y a casarse con él.  ¿Y la pobre Margarita de Habsburgo? A la niña de once años que era Margarita Carlos se la devolvió a aquel que hasta entonces había sido su suegro, Maximiliano, a quién a su vez le había robado su esposa .Nada que envidiar a nuestros seriales de hoy en día. El caso es que Margarita regresó de nuevo a la corte de su padre, pero no lo hizo hasta 1493, y durante esos dos años tuvo que soportar la humillación de seguir residiendo en Francia.  De nuevo junto a su padre pudo asistir a la boda de su padre, ya convertido en emperador Maximiliano I, con la duquesa de Milán Bianca María Sforza (1472-1510), con la que se casó en Tirol el 16 de marzo de 1494. Maximiliano era ahora enemigo irreconciliable de Francia, pues su rey, Carlos VIII, le había insultado  rompiendo su compromiso con su hija Margarita y arrebatándole a su esposa por poderes Ana de Bretaña. Y aquí los Reyes Católicos vieron la oportunidad de aprovechar la coyuntura y establecer una alianza nada menos que con el Sacro Imperio y en 1495  se concertó un doble compromiso que era una forma de fortalecer una alianza que sería decisiva para el futuro. Por un lado la hija de los Reyes Católicos, Juana de Castilla, fue comprometida con el hijo de Maximiliano, Felipe el Hermoso. Por otro lado Margarita era elegida como la esposa de Juan de  Aragón ¿sería la tercera la definitiva?.







Archivo: PhillippeJeanne.jpg
Felipe el Hermoso y Juana de Castilla que heredaría la perturbación mental de su abuela , la madre de Isabel de Castilla, Isabel de Portugal (hacia 1428-1496) y por ello se ganó el sobrenombre de Juana La Loca,. La muerte de Felipe el Hermoso en 1507  terminó por romper la frágil mente de Juana que fue incapacitada para reinar y sería su hijo Carlos quién en 1517 reinaría como Carlos I de España 
(Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )





El 5 de noviembre de 1495 los jóvenes se casan por poderes, es decir, sin estar presentes ninguno de los dos, en la ciudad belga de Malinas. El 22 de enero de 1497 Margarita embarcaba rumbo a Castilla para encontrarse con su joven prometido pero la travesía no fue precisamente tranquila hasta el extremo de que la propia Margarita creía que no sobreviviría a las tempestades que azotaron la escuadra española que la daba escolta. En una tablilla que se hizo atar a uno de sus brazos Margarita escribió de su puño y letra estos versos por si al hundirse la nave alguien rescataba su cuerpo "Yace aquí Margarita, infeliz ella, pues dos veces casada, murió doncella" . Por fortuna, no sucedió  el temido naufragio y el 6 de marzo de 1497 la escuadra llegaba al puerto de Santander con la futura reina de Castilla a bordo. Con ella desembarcaron unos vehículos desconocidos hasta ahora en Castilla  con las que Margarita se trasladaría a Burgos. Eran carrozas y por el mal estado de los caminos tardarían nueve días en llegar a su destino. El escritor, embajador  y humanista italiano Pedro Mártir de Anglería (1457-1526),  amigo del príncipe Juan y probablemente también uno de sus maestros, se encontraba en Burgos cuando llegó Margarita  y nos la describe así en una carta "Si la vieras - escribe a su interlocutor - te harías la idea de que estabas contemplando a la misma Venus. Cual en belleza , porte y edad pudo Marte desear a Citerea"  Juan tenía diecinueve años, Margarita dieciocho, ninguno de los dos había conocido los placeres del sexo y parece que al verse les entraron las prisas. Era cuaresma y no estaba permitido que , incluso estando casados, pudieran tener trato carnal. 






File:Bernaerd van Orley 002.jpg
Retrato de Margarita de Austria. Escribe Pedro Gargantilla que después de celebrarse el matrimonio en la catedral de Burgos , la joven pareja se retiró al palacio de Juan en Almazán y allí  "Alejados del mundanal ruido , Juan que había sido educado con la rigidez que marcaba la religión en materia de sexualidad, conoció el calor del cuerpo femenino y se esforzó por satisfacer a Margarita." Margarita no tuvo mucha suerte en ninguno de sus tres matrimonios. El primero , Carlos VIII, la había devuelto a su padre después de romper el compromiso y casarse con Ana de Bretaña, su segundo matrimonio con Juan de Aragón iba a durar apenas seis meses y su tercer matrimonio duraría tres años y tampoco tendría descendencia. Los cronistas alaban la belleza de Margarita, pero si este retrato es fiel a su rostro creo que es una valoración discutible o tal vez el concepto actual de belleza sea muy diferente al de finales del siglo XV 
(Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )






Tal era la urgencia de los jóvenes que el propio papa Alejandro VI, aquel Rodrigo Borgia que veíamos que medió entre Enrique IV y su hermanastra Isabel de Castilla,  emitió una bula  en virtud de la cual autorizaba "La cópula carnal libre y lícitamente, sin que en nada obsten las constituciones y ordenanzas generales y especiales emanadas de concilios apostólicos, provinciales y sinodales, y cualesquier contrarias" Con esta bula en su poder , el 4 de abril los dos jóvenes se casaban en la catedral de Burgos  en una ceremonia oficiada por el arzobispo de Toledo , cardenal y primado de España   Francisco Jiménez de Cisneros (1436-1517). Terminadas las celebraciones los recién casados partieron hacia la residencia del príncipe Juan en Almazán. El doctor y escritor José Ignacio de Arana en su obra "Grandes polvos de la historia" escribe que "el encuentro amoroso fue explosivo y los jóvenes no se dieron descanso durante varios días. Los criados dejaban discretamente los alimentos en la puerta de la alcoba principesca . Margarita  había descubierto los placeres de la sexualidad y se entregó a ella con entusiasmo y Juan no la defraudaba en ningún momento" Pero había un problema, Margarita era una joven fuerte y de buena salud, mientras que Juan siempre había tenido una salud frágil y una constitución física débil. Tres meses después de la boda, el 13 de junio se encuentran en Medina del Campo y allí Pedro Mártir de Anglería observa que "Preso en el amor de la doncella, ya está demasiado pálido (se refiere a Juan) nuestro joven príncipe. Los médicos juntamente con el rey, aconsejan a la reina que alguna que otra aparten a Margarita del lado del Príncipe que los separe y les dé tregua" Margarita estaba literalmente acabando con Juan por la frecuencia de sus relaciones sexuales. De nuevo Anglería advierte del peligro de esta vida sexual tan activa "La cópula tan frecuente constituye un peligro para él. Se le pueden reblandecer las médulas y debilitar el estómago."

Sin embargo la reina no consideró oportuno intervenir y Anglería nos transmite su respuesta "Responde la Reina que no es conveniente que los hombres separen a quienes Dios unió con el vínculo conyugal" Juan sufre de unas fiebres  y se acuerda que dejen de acompañar a la corte itinerante de los Reyes Católicos para que vaya a reposar a Salamanca, donde el joven matrimonio entra el 23 de septiembre de 1497 donde les  esperaba el tutor de Juan, el obispo de Salamanca Diego de Deza.  De nuevo José Ignacio de Arana nos advierte que "Don Juan se consumía a ojos vistas, pero mantenía la actividad sexual sin decaimiento de ánimo y de deseo por más que la salud le diera avisos en forma de enflaquecimiento  del cuerpo y frecuentes vahídos de la mente" Pero el 26 de septiembre Juan recae y tres días después , el 29 de septiembre, Diego de Deza escribe a los Reyes Católicos  anunciándoles una cierta mejoría  "Desde los días que ahí escribí, el Señor Príncipe ha estado más alegre , gracias sean dadas a Nuestro Señor, y con algunos zumos que le han dado a Su Alteza, a menudo ha estado hasta agora más esforzado. Ha dormido lo que convenía con buen sueño. Agora dieron a Su Alteza de cenar y comió como suele, con el apetito perdido, y no cantidad de media pechuga de pollo" Pero a continuación refleja una gran preocupación y transmite su angustia a los Reyes "Suplico a Vuestras Altezas que provean qué se debe hacer estando el príncipe en tal disposición. Y si en esto digo algo que Vuestras Altezas  no son servidas , suplico humildemente me perdonen que estoy con tan gran fatiga que no sé lo que es mejor"






Fotografía del sepulcro de Juan de Aragón en el convento de Santo Tomas en Ávila , hecho en mármol de Carrara  por el escultor italiano Domenico Fancelli (1469-1519). En su epitafio se puede leer 
"Juan , príncipe de las Españas, adornado de todas las virtudes  e instruido en las buenas artes, amante verdadero de la religión y de la Patria, y queridísimo de sus padres, quien en pocos años con su gran prudencia , probidad y piedad, hizo muchos bienes, descansa bajo este sepulcro, el que mandó fabricar Fernando el Católico, rey valeroso, defensor de la Iglesia, su muy bueno y piadoso padre, más Isabel, su madre, Reina Cristiana y armario de todas las virtudes, mandó por testamento la realización, vivió 19 años , murió en 1497" 
 Posiblemente España perdió dos buenos reyes en las personas de Juan y su esposa Margarita que luego demostraría su capacidad como gobernante cuando durante veinte años estuvo al frente del gobierno de los Países Bajos 
(Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )





Los médicos no encontraban el remedio par el mal del príncipe "Lo que acuerdan estos Físicos - escribe de nuevo Diego de Deza -  es darle muchas veces de día y de noche algo que tome, o en zumos o en manar" Nada más recibir esta carta su padre, el rey Fernando,galopó hasta Salamanca haciéndose acompañar por su médico personal . Ahora es Pedro Mártir de Anglería el que nos cuenta las palabras del rey a su hijo que yace desfallecido en el lecho "Acude el Rey a marchas forzadas . Encuentra a su hijo con todos sus sentidos, aunque en grave peligro. Exhórtale a que se anime y no desfallezca; le recuerda que la esperanza de vivir ha traído la salud a muchos enfermos" Sin embargo, todo fue inútil, y el 3 de octubre de 1497 , apenas medio año después de su matrimonio, Juan de Aragón, único hijo varón de los Reyes Católicos y heredero de la corona de Castilla, fallecía en Salamanca a los diecinueve años de edad y fue enterrado en el convento de Santo Tomás en Ávila, donde aun reposan hoy sus restos. Lo único que podía mitigar el dolor de sus padres y de su joven esposa es que Margarita esperaba un hijo  y durante meses el reino vivió con la esperanza de que naciera un nuevo heredero.Sin embargo, no pudo ser, porque Margarita dio a luz a un niño muerto. Un año después fallecía la hija mayor de los Reyes Católicos y reina de Portugal , Isabel, al dar a luz a su primer hijo , por lo que la heredera del trono era la tercera de sus hijos, Juana, casada con Felipe el Hermoso. De este matrimonio nacería Carlos de Habsburgo(1500-1558), que tras la muerte de su padre Felipe el Hermoso y la incapacitación de su madre Juana por su perturbación mental, se convertiría en rey de España en 1517 , iniciando el gobierno de la Dinastía de los Austria en España que se prolongaría hasta el año 1700. Margarita abandonó España y en 1501 se casó por tercera vez con el duque de Saboya, Filiberto de Saboya (1480-1504), pero antes de que el matrimonio pudiera tener hijos Filiberto murió en 1504 






File:Bernaerd van Orley 004.jpg
Tras la muerte de Juan de Aragón durante unos meses se alimentó la esperanza de que Margarita diera a luz a un heredero , pero Pedro Mártir de Anglería nos cuenta en una carta dirigida al arzobispo de Braga en Portugal, la mala noticia de que "Margarita ha tenido un aborto en vez de la deseada prole. El parto esperado con ansias tan vivas no nos deparó sino una masa inerte , que da nueva ocasión a las lágrimas" Su muerte hizo que Juana se convirtiera en la nueva heredera del reino de Castilla y su hijo Carlos, que podéis ver en este retrato de su juventud y que nacería tres años después de la muerte de Juan, , en el futuro rey de España (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )





Definitivamente, Margarita no tenía suerte en sus matrimonios, el primero , Carlos VIII de Francia, rompió su compromiso, el segundo, Juan de Aragón, murió a los seis meses, y el tercero, Filiberto de Saboya, apenas le duró tres años, aunque no se sabe nada sobre el ardor sexual de este último matrimonio. Margarita no se volvió a casar y el resto de su vida lo dedicó a una brillante labor política como gobernadora de los Países Bajos primero durante la minoría de edad de su sobrino Carlos de Habsburgo y luego como gobernadora  nombrada por el propio Carlos cuando ya era rey de España  y emperador del Sacro Imperio, lo que hizo lealmente hasta su muerte en 1530. En cuanto al desdichado Juan de Aragón ¿Murió  por un exceso de actividad sexual como  se dijo en aquel tiempo? En la actualidad ningún médico consideraría el exceso de sexo como una causa de muerte  y según Pedro Gargantilla "la causa del fallecimiento habría que buscarla , probablemente, en una enfermedad infecciosa, quizás una tuberculosis"  y el sexo fue la puntilla que terminó por derribar la débil constitución del príncipe, como propone José Ignacio de Arana "Lo que seguramente llevó a la muerte al príncipe don Pedro fue una suma de factores; era un muchacho débil , con pocas reservas físicas por haber transcurrido su corta vida con poco ejercicio. Don Juan era enclenque y enfermizo y la fogosidad con doña Margarita no hizo más que rematar la faena" Y de esta forma cambió la historia de España, porque sólo por la muerte de Juan sin descendencia llegó a reinar Juana y después su hijo Carlos, que uniría a la corona de España la del Imperio  y después seguirían sus descendientes comenzando por Felipe II(1527-1598). , considerado el rey más importante de la historia española. Como decía la canción, "Demasiado amor puede matarte" y de paso puede cambiar la historia de todo un reino.





El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

4 comentarios:

Jacob A J Taylor dijo...

Un artículo extraordinario, de fácil lectura, ameno de verdad. Felicidades al autor y gracias a quien tuvo a bien publicarlo.

christian mielost dijo...

Muchas gracias a ti Jacob por leerlo y por tu comentario y es una alegría que te haya resultado entretenido. Un abrazo fuerte desde Madrid!!

Anónimo dijo...

Felicitaciones, desde que vi Isabel, comenzó el interés por la historia de España y sus reyes.
Muy agradable la lectura, e instructiva.

christian mielost dijo...

Muchas gracias y me anima mucho que te haya gustado. He escrito más historias sobre las reinas de España en el Mentidero. Si te interesa alguna en particular no dudes en decírmelo y te dejo el enlace.
Un abrazo fuerte y muchas gracias de nuevo!!

Famosos