jueves, 14 de mayo de 2015

DE DEIR EL-MEDINA AL DECLIVE DEL TRABAJO

En ocasiones, sucede que textos, artículos y noticias que parecen a primera vista alejados entre sí tienen una íntima conexión, como si fueran las teselas de un mismo mosaico o las piezas de un puzle que ,por separado, no tienen significado o ese significado  es diferente a cuando las unes y te muestran otro aspecto de la  realidad, esa palabra cuyo significado me parece mucho más difícil de atrapar que a nuestro Diccionario de la Lengua Española que la define como "Existencia real o efectiva de algo" pero que luego, en la vida cotidiana, no es tan sencillo de distinguir. ¿Qué conexión puede haber entre  el poblado egipcio de Deir el-Medina construido en tiempos de los faraones,el movimiento ludita en la Inglaterra de comienzos del siglo XIX,  la convocatoria en 1855 de la primera huelga general en España, una frase de Keynes,  y una noticia publicada hace unos días sobre una fábrica en la ciudad china de Shenzhen? En apariencia no mucha , pero veamos si uniendo las teselas de éste mosaico nos ofrecen alguna imagen reconocible y que guarde relación con una realidad presente y , al menos yo lo creo así, también futura que afectará a nuestra organización social, económica y a la manera en que entendemos el trabajo. Y para ello vamos a viajar primero al Egipto del Imperio Nuevo , un tiempo que abarca desde el siglo XVI a. C hasta el siglo XI a. C, una de las épocas de máximo esplendor de la cultura egipcia. El punto de partida de este período es el gobierno del faraón Amosis I , que gobernó aproximadamente entre 1552 y 1527 a. C  que sería el responsable de la reunificación de Egipto expulsando a los invasores hicsos, un pueblo cuyo origen todavía es debatido por los egiptólogos, pero que procederían de tierras más al este . 


Mapa del Antiguo Egipto anterior al Imperio Nuevo  que es donde se desarrolla la historia que os voy a contar de Deir el-Medina pero que creo que es útil para conocer un poco más de la época anterior a la que me estoy refiriendo. En color verde  claro tenemos la extensión de Egipto durante el Impero Antiguo, aproximadamente entre el 2654 y el 2130 a. C  y la situación de su primera capital, Tanis, en el Delta del Nilo.  y que tenía como límite la primera cascada del Nilo , que en el mapa aparece tapada por la isla Elefantina. A continuación se encontraba el territorio de los nubios que se extendía por lo que hoy es el norte de  Sudán La ciudad de Menfis  marcaba la división entre el Bajo Egipto , que se extendía desde esta ciudad y hasta la costa mediterránea, y el Alto Egipto que iba desde Menfis hasta la primera catarata y ya en el Imperio Medio , aproximadamente entre el 2040 y el 1.777 a. C, hasta  la segunda catarata, donde siglos más tarde se construiría el templo de Abu Simbel (que podéis ver señalado en el mapa) y también donde hoy se encuentra el Lago Nasser, conocido también como la presa de Assuan . Las flechas de color gris nos muestran las incursiones del pueblo de los hicsos que pusieron punto final al Imperio Medio abriendo un nuevo período de inestabilidad , el llamado Segundo Período Intermedio , que desembocaría en el Imperio Nuevo cuando Amosis I logra expulsar a los hicsos de Egipto (Imagen procedente de http://www.turismoelcairo.com )    
Sólo para que os sirva de referencia, aquí tenéis la cronología de las diferentes etapas del Egipto de los faraones . La historia de Deir el-Medina se desarrolla a lo largo del Imperio Nuevo , durante las dinastías XVIII y XIX . En esta cronología falta el Tercer Período Intermedio , que se extendería aproximadamente desde el 1050 hasta  el 664 a. C , cuando  se inicia el Período Tardío o en la tabla Época Baja. Las fechas son en todo caso aproximadas y encontraréis diferencias según las fuentes que se consulten (Imagen procedente de es.slideshare.net )  



El historiado judío  Tito Flavio Josefo (hacia 37-101) cita en su obra "Contra Apión" a otro historiador y también sacerdote egipcio , Manetón, que vivió en el siglo III. a. C y que nos dejó esta referencia a los hicsos  "Durante el reinado de Tutimeos, la ira de Dios se abatió sobre nosotros, y de una extraña manera, desde las regiones hacia el este, una raza desconocida de invasores se puso en marcha contra nuestro país, seguro de la victoria. Habiendo derrotado a los regidores del país, quemaron despiadadamente nuestras ciudades. Finalmente eligieron como rey a uno de ellos, de nombre Salitis, el cual situó su capital en Menfis, exigiendo tributos al Alto y Bajo Egipto"  Según el egiptólogo y escritor francés Christian Jacq (1946) en su obra  "El Egipto de los grandes faraones" esto habría ocurrido haca el 1650 a. C, aunque las fechas varían mucho según las fuentes, y también es rechazado por muchos egiptólogos  el apocalíptico relato de Josefo  pues no creen que esta invasión fuera tan destructiva. En todo caso el faraón Amosis I  expulsaría definitivamente a los hicsos iniciando un nuevo período en la historia egipcia que conocemos con el nombre de Imperio Nuevo   Amosis I es considerado también el fundador de la dinastía XVIII durante la cual comenzaron a construirse los primeros hipogeos, nombre que reciben las tumbas que son   construidas bajo tierra, después de que las grandes pirámides erigidas durante el Imperio Antiguo hubieran sido indefectiblemente saqueadas. Fue el tercer faraón de la XVIII dinastía, Tutmosis I, que gobernaría entre en 1504 y el 1492 a. C, el primero que encargó  a su visir y arquitecto Ineni que diseñara y excavara su tumba en un valle cerca de Luxor, que los egipcios llamaban Ta-sekhet-ma´at, que puede traducirse como "Gran Campo", y que seguro que conocéis mucho mejor con el nombre de Valle de los Reyes. 


Aunque está en francés creo que nos sirve para ver la evolución de los enterramientos egipcios, comenzando por el más antiguo de todos ellos (el primero por la izquierda) que fue la mastaba, aunque esta es la denominación árabe que significa "banco" por su forma e ignoramos el nombre que le daban los egipcios. Tenía dos niveles, el superior donde se encontraba la capilla  que era una imitación del hogar del muerto y donde los familiares podían entrar para depositar sus ofrendas, y un segundo nivel subterráneo en el que se depositaba el sarcófago que contenía el cuerpo del difunto. Aunque las mastabas , construidas primero en adobe y luego con piedras, siguieron construyéndose  casi hasta el final del Egipto de los faraones, durante el Imperio Antiguo se erigieron las grandes pirámides , primero escalonadas (pyramide á degrés en el esquema) como la célebre pirámide de Zóser en Saqqara erigida por el arquitecto Imhotep (hacia 2690 - hacia 2610 a C ) que es el primer arquitecto de la historia cuyo nombre conocemos.. Su construcción evolucionó hasta la construcción de las grandes pirámides que hoy todavía podemos contemplar en la meseta de Gizeh , consideradas una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Pero ya en el Imperio Nuevo  el enterramiento de los faraones y también de miembros de la aristocracia se haría en los hipogeos , en algunos casos auténticas  mansiones subterráneas bellamente decoradas y llenas de riquezas y bienes del difunto. Estas últimas son las que construirían los obreros de Deir el-Medina . Por ultimo señalar que la ubicación de las tumbas no era algo aleatorio para los egipcios y estas eran dispuestas en la orilla occidental del Nilo, alejadas lo suficiente de la zona de inundación de las aguas del río. La razón de esta  orientación era que el oeste es el lugar donde se ponía el sol y  donde creían que se encontraba la puerta que daba entrada al Duat, el Más Allá egipcio donde se celebraba el juicio de las almas (Imagen procedente de javiticwiki.wikispaces.com )


Allí sería construida esta primera tumba rodeada del mayor de los secretos, y el propio arquitecto Inani se jactaba de haber sabido guardar el secreto dejando escrito "Nadie me vio, nadie me oyó" A partir de entonces el Valle de los Reyes, que simbólicamente está presidido por una montaña con forma de pirámide a la que dieron el nombre de Meretseger. "La que ama el silencio", el nombre de la diosa cobra que mora en el Más Allá y que estaba encarnada en la montaña que parecía custodiar las tumbas  del Valle de los Reyes y era creencia  extendida que Meretseger surgía de la montaña para escupir veneno a los que intentasen profanar las tumbas. del Valle.  Para construir y decorar estas tumbas , muchas de ellas con centenares de metros cuadrados de superficie hacían falta muchos trabajadores, y tratándose de una tarea delicada y a la que se intentaba dar la menor publicidad posible, había que tratar de que estos trabajadores pudieran realizar su labor sin interferencias externas. Se atribuye a Amenhotep I, segundo faraón de la XVIII Dinastías, hijo de Amosis I  y  que gobernó aproximadamente entre  1525 y 1.504 a. C,  la orden de seleccionar a un grupo de trabajadores y artesanos que se dedicarían en exclusiva a la construcción y decoración de estas tumbas  y a los que mantendría apartados del resto de la población, edificando para ellos un poblado  apartado tras unas colinas ,a cuatro kilómetros de la orilla del Nilo y a un kilómetro y medio del Valle de los Reyes, al que dieron el nombre de Set-Maat, "el lugar de la Verdad" , y que hoy conocemos con el nombre de Deir el-Medina. Seguro que os habéis dado cuenta de la incongruencia de que la primera tumba fuera de Tutmosis y la fundación de Deir el-Medina y la selección de los trabajadores se atribuya a Amenhotep I que gobernó antes. En realidad sigue siendo objeto de debate , porque la tumba de Amenhotep I no ha sido encontrada en el Valle de los Reyes , aunque si su momia, pero era adorado por los trabajadores de Deir el-Medina como si hubiera sido su fundador.


En este mapa podéis ver la situación del Valle de los Reyes y del poblado de los trabajadores que trabajaban en las tumbas, Deir el Bahari, que se encontraban frente a la antigua Tebas, hoy Luxor (en el mapa los encontráis si miráis a la altura del Oasis de el-Dakhla)  . El trabajo de los obreros se iniciaba cuando el nuevo faraón daba la orden para que empezaran las labores en su futura tumba . Así aparece registrado por uno de los escribas la llegada de esta orden
"Año 1 , segundo mes del invierno. El gobernador de la ciudad llegó al Recinto de la Necrópolis y les leyó una carta diciéndoles. "Ramsés Meryamón ha aparecido como gran soberano de toda la tierra." Y ellos se regocijaron mucho . Y él dijo "Que el equipo se ponga a trabajar" Los tres capitanes  fueron hacia él para recibir las tareas en la necrópolis"
Así comenzaba la realización de un hipogeo para el faraón , un trabajo que duraría años y cuyo objetivo es que estuviera concluido para el momento en que se produjera la muerte del faraón (Imagen procedente de www.egiptologia.com )



Fotografía del Valle de los Reyes con la entrada a algunas de las tumbas del Valle, pues aquí están enterrados la mayor parte de los faraones de las Dinastías XVIII, XIX y XX del Imperio Nuevo. , y al fondo tenéis la montaña con forma de pirámide que preside el Valle y que recibe el nombre de la diosa cobra Meretseger, "la que ama el silencio" y que según creían los egipcios protegía las tumbas y si alguien trataba de profanarlas salía de la montaña para escupir veneno sobre los profanadores.  Patrimonio de la Humanidad desde 1979 y una de las principales atracciones turísticas de Egipto, en particular por la célebre tumba  del faraón Tutankamón (que gobernó hacia 1337 - hacia 1326 a. C),  parece que el primer faraón en ser enterrado aquí fue el tercer faraón de la XVIII Dinastía, Tutmosis I . A un kilómetro y medio de aquí se hallaba Deir el-Medina, el poblado donde vivían los obreros que trabajan en las tumbas reales (Imagen procedente de http://www.gonback.com )


Sabemos bastante de como era su vida cotidiana porque estos trabajadores tenían la costumbre  de realizar anotaciones y dibujos en trozos de cerámica, que los griegos llamaban ostracas y que hacía las veces del papiro, cuyo elevado coste hacía que fuera reservado nada más que para documentos oficiales. Por estos ostracas sabemos  que los trabajadores salían al amanecer de Deir el-Medina para iniciar su jornada laboral  que se prolongaba hasta casi la puesta de sol y que su semana laboral era de nueve días, descansando al décimo, que sería su domingo.Los trabajadores de Deir el-Medina podrían ser considerados  la élite de los profesionales,  como lo demuestra el hecho de que supieran leer y escribir. Además se dedicaban a los trabajos más delicados como la decoración de las tumbas mientras que tareas secundarias como la retirada de escombros era responsabilidad de otros trabajadores menos cualificados que no vivían en el poblado. Todo estaba controlado y cada día se pasaba lista para saber quén había acudido a trabajar y quien había faltado . En un artículo de la revista National Geographic encuentro este texto procedente de una ostraca donde  el escriba había anotado el resultado de pasar lista entre los trabajadores  "Día 11. Mery-Sekhmet vino al Valle de los Reyes, pero no fue a trabajar; Baki, enfermo; Hori-Nefer vino al trabajo; Ka-Sa, vino al trabajo. Dia 12. Baki, enfermo; Mery-Sekhmet vino, pero estaba demasiado enfermo para trabajar" Aunque estaba permitida la ausencia por enfermedad, por ausencia de la esposa o por el cumpleaños de la madre (que considerados) en los ostraca encontramos  excusas de todo tipo, aunque las ausencias n justificadas conllevaban una penalización económica.Los escribas también se encargaban de consignar los gastos o las entregas de materiales . Los trabajos en las tumbas comenzaban cuando el nuevo faraón daba la orden para el inicio de las obras y si esta no había sido terminada a su muerte, los trabajadores disponían de setenta días, que era el tiempo que requería el proceso de momificación del cuerpo del faraón, para terminarla y llevar todos los objetos que serían depositados en su interior  y como sucede hoy en muchas inauguraciones de edificios oficiales, los obreros tenían que trabajar en ocasiones durante toda la noche y hasta el último momento antes de que fuera enterrado el faraón. 


Fig. 1. Ostracon de la bailarina contorsionista del Museo Egipcio de Turín. Foto en A.M. DONADONI ROVIERI, Museo Egizio, Turín, 1999
Los ostracas u ostracones eran pequeños fragmentos de cerámica o de piedra caliza   que en el caso de los trabajadores de Deir el-Medina utilizaban en muchas ocasiones para hacer esbozos de dibujos que luego incluirían en las decoraciones de las tumbas y posiblemente ese es el origen de este célebre ostracón, La Bailarina que se conserva en el Museo Egipcio de Turín. y está realizada en un fragmento de piedra caliza. En ellos también realizaban anotaciones , listas  y las cosas del día a día,  una fuente imprescindible para conocer como se desarrollaba su vida cotidiana. (Imagen procedente de http://www.egiptologia.com )
El Escriba Sentado expuesta en el  parisino Museo del Louvre , una obra esculpida en piedra caliza hallada en la necrópolis de Saqqara, donde también se encuentra la pirámide escalonada de Zoser, y realizada durante el Imperio Antiguo en una fecha que podría oscilar entre  el 1480 y el 1350 a. C . Se encargaban  de la administración y la contabilidad, y se encontraban en todos los puestos de la administración egipcia y también estaban presentes en Deir el-Medina. Un ejemplo de su trabajo el el poblado de los obreros  es éste registro de entrega de materiales
"Año 1, cuarto mes de invierno, día 21. Día de entregar los cinceles al equipo. Cinceles:68. Distribución: 34 para el lado derecho, 34 para el lado izquierdo"
Los trabajadores eran divididos siempre en dos grupos , cada uno de ellos con el mismo número de trabajadores, encargándose unos del lado derecho y otros del lado izquierdo de la tumba. (Imagen procedente de  serturista.com )

En Deir el Medina encontramos a los escribas, que ya hemos visto que se encargaban de llevar el control del trabajo,el registro de los gastos y todo lo que estuviera relacionado con la administración, médicos encargados del cuidado del estado de salud de los trabajadores y sus familias, los obreros que eran divididos en dos grupos  y su misión era excavar la tumba, y los artesanos, responsables de su decoración. Como trabajadores de élite que eran estaban muy bien alimentados  y  el estado se encargaba de suministrar aquello que necesitaran, pues se trataba de que mantuvieran el menor contacto posible con el exterior para conservar en lo posible el secreto de su trabajo. Los mismos trabajadores, llegando incluso a ejercer como jueces formando sus propios tribunales. El poblado era un mundo en sí mismo que en su época de máximo esplendor llegaría a estar habitado por cerca de setenta familias  unos cuatrocientos habitantes , en un complejo protegido por una muralla de adobe de seis metros de alto y ciento treinta y dos metros de longitud en cuyo interior se encontraban más de medio centenar de casas separadas en dos grupos por una calle que recorría el poblado de norte a sur . Cada casa  disponía al menos de una estancia principal, una cocina al aire libre, una terraza  y un pequeño almacén, aunque también había casas más grandes , probablemente las que correspondían a los escribas y a los trabajadores que tuvieran a su cargo a otros, los jefes de su tiempo. Fuera de las murallas establecieron su propia necrópolis donde los trabajadores y sus familias iban siendo enterrados. Pero  como sucede en todos los sitios, no todo era armonía y tranquilidad, también había tensiones laborales y nos ha llegado el relato de como durante el reinado del faraón Ramsés III, segundo faraón de la XIX Dinastía, que gobernó aproximadamente entre 1184 y 1153 a. C, hubo problemas sociales y crisis económicas que afectaron a los trabajadores de Deir el-Medina.


Fotografía de las ruinas de Deir El-Medina(a la izquierda, señalada como Village of the Workers ) y justo enfrente de ella la Necrópolis que hicieron para enterrar a sus  muertos. Las tumbas de los trabajadores de Deir el Medina  solían ser  una pequeña pirámide  construida con ladrillo, rodeada por un patio y con una cámara funeraria subterránea donde se depositaba su cuerpo. Deir el Medina estuvo  habitada de forma ininterrumpida durante casi quinientos años hasta que fue abandonada durante el reinado del faraón Esmendes I , fundador de la XXI dinastía egipcia  (Imagen procedente de urb-1-udi-jesusgarcia.blogspot.com )  

BREVE REPORTAJE SOBRE LAS TUMBAS DEL VALLE DE LOS REYES Y LA TUMBA DE NEFERTARI


En estos dos breves reportajes podéis ver como eran los hipogeos o tumbas subterráneas excavadas y decoradas por los trabajadores de Deir el-Medina. La segunda de ellas es la tumba de Nefertari, esposa de Ramsés II(que gobernó hacia 1279-1213 a. C) , el más célebre de los faraones del Imperio Nuevo. Es un reportaje muy antiguo , pero no encontré otro  sobre la tumba que os la explicara además de mostrar la belleza de su interior , demostrando el domino de su arte de los trabajadores de Deir el-Medina, también los protagonistas de la primera huelga de la historia.   





Para que os podáis imaginar mejor como era el poblado de Deir el-Medina aquí tenéis una recreación de sus casas con el muro de 132 metros de longitud y 6 metros de alto que la rodeaba y la gran calle principal  que dividía el poblado en dos . Justo  al comienzo de esta calle principal , junto a la puerta de entrada a la ciudad, era donde se reunían los trabajadores  antes de partir hacia el Valle de los Reyes a comenzar su jornada de trabajo . En total Deir el -Medina tenía unos 7000 metros cuadrados de superficie y llegó a estar habitada por unas cuatrocientas personas (Imagen procedente de es.slideshare.net )


El caso es que durante meses los trabajadores del poblado no recibieron integramente sus sueldos, que no era dinero sino pagos en especie, en este caso comida, principalmente cereales, y cuando los recibían los trabajadores se quejaban por la poca calidad de esos cereales  así que decidieron detener sus trabajos y ponerse en huelga como habría hecho cualquier trabajador de nuestro tiempo si no recibe su sueldo. La diferencia es que esta es la primera huelga de la que tenemos noticia, la primera lucha de los trabajadores para que se respetaran sus derechos laborales.  Tenían fuerza, porque su trabajo era el propio de profesionales de élite que no eran facilmente sustituibles .La fuerza de los trabajadores ha radicado siempre en la unidad de acción y en la dificultad del patrón para poder reemplazarlos por otros trabajadores. Así ha sido a lo largo de la historia , al menos así ha sido hasta ahora, pero no me adelantaré a lo que quiero contaros.  Ahora vamos a viajar hasta finales del siglo XVIII, cuando comienza la Revolución Industrial en Inglaterra. En 1785 un clérigo inglés,Edmund Cartwright (1743-1823),inventaba en la tranquilidad de su vicaría en la ciudad de Hastings, el primer telar mecánico impulsado por una máquina a vapor. La máquina de vapor y el telar mecánico iban a conmover la estructura de la sociedad británica primero , y del resto de Europa después. Estos cambios llevarían consigo una nueva organización social que implicaría a su vez  cambios en el trabajo, en la economía, en la distribución de la población, en el nacimiento de nuevas clases sociales y el origen de futuras ideologías. La sociedad feudal desaparecía y se abría paso una concepción diferente del mundo, a la que se daría el nombre de  capitalismo.Comenzaba la era del maquinismo, donde la máquina se erige en la protagonista del proceso productivo, y , como no podía ser de otra forma, los cambios que su introducción en el mundo laboral implicaba no iban a ser bien recibido por toda la sociedad..



El carpintero y tejedor inglés James Hargreaves (1820-1778)inventaba en 1764 la primera máquina hiladora multibobina que funcionaba a vapor y que sería conocida como Spinning Jenny , la Hiladora Jenny (que podéis ver en el dibujo sobre estas líneas) Fue la primera innovación técnica importante que se introducía en la industria textil, un sector que se había mantenido sin cambios  durante siglos (en realidad como casi todas las demás profesiones) y gracias a ella se pudo acelerar la producción de hilo ya que si hasta entonces el trabajador sólo podía emplear una bobina de hilo, con la Spinning jenny podía manejar  al mismo tiempo hasta ocho bobinas. La invención de Hargeaves se iba a convertir en uno de los símbolos de la Revolución Industrial , aunque serían sus versiones mejoradas , como el telar mecánico inventado en 1785 por Edmund Cartwright,  las que realmente producirían el cambio en la producción textil (Imagen procedente de http://kids.britannica.com


Ya he contado esta historia en el Mentidero, pero rescataré ahora lo que hace más de cuatro años escribía sobre la reacción de los trabajadores ante la introducción de las primeras máquinas. Aparece entre ellos el miedo a que las nuevas máquinas permitan a los empresarios prescindir de mano de obra, pues las máquinas realizan el trabajo más rápido,con  mayor perfección y,además,ni se cansan ni se quejan. Imagino que no os será difícil identificaros con  estos temores, pues en nuestros días siguen tan  vivos como entonces.Nace una leyenda o un mito, pues parece que no llegó a existir en la realidad, la de un hombre común llamado Ned Ludd  cuya historia no tardaría en extenderse como las leyendas urbanas de nuestro tiempo. Según contaba este relato que se propagaba por pueblos y ciudades de Inglaterra, Ned Ludd  habría roto, bien por accidente o intencionadamente pues las versiones diferían en este aspecto, en 1779 varias máquinas textiles  que habían causado  la perdida de trabajo de muchos hilanderos. Podemos decir que Ludd era la encarnación de los temores de aquella sociedad que en poco tiempo comenzó a ver como todo lo que hasta entonces había constituido su mundo iba desapareciendo. Con el inicio del siglo XIX y la extensión del uso de las máquinas de vapor y el desarrollo de la siderurgia , se inició un cambio demográfico, mucha gente abandonaba las duras condiciones de la vida en el campo para buscar un empleo en las nacientes industrias que crecían junto a las ciudades. A su vez , las nuevas fabricas textiles producían  tejidos en una cantidad tan grande y con tal rapidez que conseguían inundar el mercado con sus productos, lo que a su vez les permitía bajar los precios mientras que los artesanos no tenían capacidad ni para producir a ese ritmo ni para abaratar los precios.


Imagen de una fábrica con telares mecánicos que propiciarían el inicio de la Revolución Industrial y también los primeros movimientos de oposición  de aquellos que sentían amenazados sus puestos de trabajo con la introducción de las máquinas en la producción industrial. Supondría el final de muchos artesanos que no podían competir ni en precio ni en producción con las fábricas. La primera reacción no se dirigió contra los empresarios, aunque eran ellos los principales beneficiados  del uso de las nuevas máquinas al mismo tiempo que continuaban explotando a sus trabajadores a los que obligaban a cumplir jornadas de hasta 14 y 16 horas por sueldos miserables , empleando incluso a niños para desarrollar estos trabajos. No eran las máquinas la causa de las malas condiciones de vida de la gente, si no la codicia, la falta de escrúpulos y la ambición de muchos de los grandes y nuevos industriales surgidos durante las primeras décadas del siglo XIX . Las máquinas, y en sentido general, el progreso, no cerraba puertas sino que ofrecía nuevas oportunidades, pero la mentalidad de los dueños de las fábricas aún era la de los señores feudales que trataban a sus trabajadores como si fueran siervos  . Era necesario un cambio de mentalidad que comenzaría con el nacimiento del movimiento obrero . Lentamente los trabajadores fueron tomando conciencia de formar parte de una clase social que compartía los mismos problemas, la miseria, la injusticia de las condiciones laborales a la que eran sometidos  y la absoluta falta de derechos frente al empresario.   (Imagen procedente de  http://sociedadycultura.com )

El lado oscuro de estos cambios fue un aumento del desempleo, cuando mucha mano de obra manual fue sustituida por las máquinas más baratas y eficientes y los nuevos trabajos en las fabricas eran pagados con sueldos miserables ganados en jornadas agotadoras de hasta dieciséis horas de trabajo y donde hombres , mujeres y niños solían ser explotados por empresarios sin escrúpulos que ,mientras sus trabajadores vivían en la pobreza, hacinados en pequeñas casas sin las mínimas condiciones de higiene y sin ningún tipo de protección legal frente a estos abusos ni tampoco cobertura social y sanitaria , ellos amasaban grandes fortunas. En 1811 unos trabajadores se manifestaban en la ciudad inglesa de Nottingham exigiendo unas mejores condiciones laborales, pero el ejercito disolvió la protesta  con el uso de la violencia  y estos, en represalia, prendieron fuego esa misma noche a decenas de telares mecánicos y su ejemplo sería imitado el año siguiente en diferentes zonas industriales de Inglaterra.Se forman piquetes clandestinos para destruir máquinas de hilar y telares mecánicos . Los trabajadores que apoyan las protestas adoptan el nombre de Ludistas, en recuerdo de aquella figura imaginaria , Ned Ludd, que se suponía que en 1779 había quemado las primeras máquinas de hilar como ya hemos visto antes. Se enviaban cartas a los empresarios firmados por un tal Capitán Judd exigiendo la retirada de las máquinas o ,en caso contrario, estas serían destruidas y si alguien oponía resistencia podría ser asesinado y la fabrica incendiada. Muchos de estos empresarios contrataban esbirros, lo que hoy llamaríamos personal de seguridad, para impedir los daños en sus propiedades y , en muchos casos, con orden de abrir fuego se se acercaban demasiado a la fabrica.


Workers attack the Blackburn home of James Hargreaves to destroy his invention, the Spinning Jenny.
Este dibujo realizado por el pintor de acuarelas Peter Jackson recrea un ataque de los trabajadores a la casa del inventor de la Spinning Jenny, James Hargreave, para destruir su invento. Me sirve para ilustrar lo que sucedería unas décadas más tarde, cuando en 1811 comenzaron a quemar decenas de telares mécánicos. El escritor, bioquímico y divulgador científico Isaac Asimov (1920-1992)  expresaba con estas palabras lo que la ciencia y el avance tecnológico puede aportar al ser humano
"Examinen fragmentos de pseudo-ciencia y encontrarán un manto de protección, un pulgar que chupar , unas faldas a las que agarrarse. Y, ¿ que ofrecemos nosotros a cambio?¡Incertidumbre!¡Inseguridad!"
Y eso mismo es lo que los avances científicos y los nuevos inventos significaban para la mayoría de la población a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX, incertidumbre e inseguridad . Hasta entonces la vida laboral era previsible, apenas cambiaban las cosas y como habían trabajado nuestros abuelos y nuestros padres lo haríamos nosotros, pero las máquinas lo cambiaban todo. Esa incertidumbre nos acompaña desde entonces y en las últimas décadas, a medida que el progreso tecnológico e informático se acelera,  se ha acentuado . Ninguno de nosotros puede prever como será su vida dentro de una década, como los avances transformarán su vida y su entorno , con la diferencia que hoy estamos habituados a vivir con esa sensación y en el siglo XVIII, cuando comenzaba la Revolución Industrial, era un sentimiento nuevo (Imagen  procedente de http://www.lookandlearn.com )   
  
El gobierno inglés no tardó en reaccionar y en 1813 se produjeron las primeras ejecuciones de ludistas .  Sin embargo el movimiento no fue sofocado por el gobierno , sino que él mismo perdió fuerza cuando algunos dirigentes obreros se dieron cuenta que el objetivo de sus protestas estaba equivocado, las culpables de su situación no eran las maquinas, que hacían el trabajo más sencillo y creaban nuevas profesiones , sino los empresarios que explotaban a sus trabajadores mientras ellos vivían en condiciones lastimosas. Así se iniciaba una lucha que marcaría la sociedad industrial, la denominada lucha de clases entre los trabajadores y los empresarios . Y ahora nos vamos a España,  donde la introducción de las máquinas tardaría varias décadas más pero  ya produciría protestas, aunque no tan violentas como en Inglaterra, en lugares como Alcoy en 1821 o Barcelona en 1835 . En 1854 se había iniciado en Barcelona, entonces casi el único centro industrial en España, el llamado conflicto de las selfactinas un nombre que hacía referencia al origen del problema , las selfactinas, que era como se llamaban las máquinas empleadas para hilar que , como ya había sucedido en Inglaterra, amenazaba con mandar a muchos trabajadores al desempleo.El conflicto se inició el 14 de julio de 1854, cuando los trabajadores de Barcelona se declararon eh huelga y ya al día siguiente hubo incendios provocados  de varias fábricas en las que incluso habría muerto el director de una de ellas junto a su hijo. No tardó en producirse la reacción de las autoridades que el 17 de julio ordenaban la ejecución de tres de los implicados en estos actos y se anunciaba que todo aquel que atentara contra las máquinas, las fábricas o sus propietarios sería fusilado. Los ataques contra las fábricas se detuvieron pero la huelga siguió exigiendo que las selfactinas fueran retiradas de las fábricas. 


"La huelga" , pintura realizada en 1886 por el pintor alemán Robert Koehler (1850-1917) y hoy expuesta en el Deutsches Historiches Museunm de Berlin que aunque no estaba inspirado en los conflictos laborales de la España de mediados del siglo XIX simboliza las tensiones que existían en toda Europa entre los obreros y los empresarios y la burguesía. Eran los sucesores de aquellos primeros huelguistas de Deir el-Medina pero la reacción de la autoridad fue expeditiva. El capitán general de Cataluña, Ramón de la Rocha, publicaba el 16 julio de 1854 este bando amenazador dirigido a los huelguistas. 
"Vengo en mandar:  
Artículo 1º- Serán pasados por las armas en el término de seis horas, previo un juicio sumarísimo por la Comisión Militar de esta Plaza, a todo el que cometa  intente pegar fuego a un establecimiento fabril o casa particular, así como a los atenten contra la seguridad de las personas
Artículo 2º: El que robe por valor de 20 reales arriba, será condenado a la misma pena de muerte y con la propia celeridad
Y para que nadie pueda alegar ignorancia , fíjese en los lugares acostumbrados e insértese en los periódicos de esta capital."
(Imagen procedente de reproarte.com )


Para acabar con la huelga se abrió negociaciones con los líderes de los obreros, lo que significaba aceptar que las asociaciones obreras tenían la capacidad de representar y defender los derechos de los trabajadores. El 25 de julio el capitán general de Cataluña, Ramón de la Rocha , firmaba una orden por la cual se prohibía el uso de las selfactinas y se exigía a los dueños de las fábricas que fueran sustituidas por otras máquinas más antiguas, aunque en realidad no era más que una forma de ganar tiempo.El 28 de julio se convertía en nuevo presidente del Consejo de Ministros  el general Baldomero Espartero (1793-1879),que legalizaría las asociaciones obreras.Pero la oposición a estas concesiones era muy fuerte.  Políticos como el liberal y más tarde Ministro de Hacienda Laureano Figuerola (1816-1903) escribía un artículo sobe la huelga publicado en el periódico "El Constituciónal" donde se dirigía a los trabajadores con estas palabras  "El derecho de éstos (se refiere a los trabajadores) es sin duda procurar obtener el mayor salario posible. El derecho de los fabricantes es el de reducir los gastos de la producción; la ley eterna a que está sujeta la producción humana, y en el debate que se establece para la contratación de servicios de los operarios, sólo la libertad de adquirir o rechazar las condiciones de una u otra parte es la regla única a la que los hombres pueden someterse" En efecto, los trabajadores no podían imponer al empresario que no utilizara una determinada maquinaria si este, que es el inversor y arriesga su dinero, decide instalarlas porque cree que así será más productivo y ganará más dinero, lo que es el objetivo primordial para el capitalismo. Y aunque no está recogido en este extracto, parece que Figuerola acusaba a los otros líderes obreros de tratar de engañar a los trabajadores. El líder de los obreros, Josep Barceló Cassadó (1824-1855), junto con otros dos dirigentes obreros, respondían al artículo de Figuerola con otro que os pongo a continuación pero sobre el que además volveré más tarde porque expresaba entonces temores que pueden volver a cobrar vigor en un futuro próximo.  


En este número del periódico la Corona de Aragón del 4 de julio de 1855 se publicó un artículo que trataba la huelga general que desde el 2 de julio se desarrollaba en Cataluña y de la que os hablo un poco más abajo en el artículo. Por desgracia sale demasiado pequeño para que se vea, pero  aquel artículo comenzaba así, apoyando la causa de los trabajadores
"La zozobra, la inquietud, el malestar , la discordia y la desconfianza se han hospedado por fin en Barcelona, en la bella Barcelona. En un día y una hora dada han cesado los trabajos en todas las fábricas de  Cataluña, y cien mil hombres se han lanzado a la calle pidiendo "pan y trabajo" y gritando "asociación o muerte". Al estado al que han llegad ya las cosas, antes de que una colisión venga a sembrar el luto y el dolor en las familias, ya no hay que volver la vista atrás, sino tomar la cuestión en el punto en que se halla, y con la leal protesta de los mejores y más sinceros deseos , decir lo que creemos oportuno para poner en práctica y para terminar esa situación triste y angustiosa .¿Qué es lo que piden esas inmensas masas de trabajadores que pueblan nuestras calles, sin manifestarse hostiles sin embargo, sin insultar a nadie, debemos decirlo en su favor, sin propasarse en nada? El derecho de asociación. Piden también  que se fijen de un modo estable las horas de trabajo y que se constituya un gran jurado de amos y obreros que arreglen buenamente las discordias que entre ellos se susciten. Pues bien , que se forme ese jurado, nosotros también lo pedimos, también lo demandamos en nombre de la libertad, en nombre del orden, en nombre de las familias , en nombre de la pública tranquilidad, en nombre de Barcelona toda"

La conquista de los derechos laborales no había hecho más que comenzar. Una vez más el problema no eran las máquinas ,ni el progreso tecnológico sino la codicia de unos pocos que construían sus fortunas sobre la explotación de sus trabajadores, una constante que parece repetirse bajo diferentes formas a lo largo de la historia 
(Imagen procedente de  laalcarriaobrera.blogspot.com )

"Dice usted - escribían los dirigentes obreros -que engañan miserablemente a los trabajadores los que les han hecho firmar  y nosotros le decimos que es usted quien los quiere engañar y de creerle a usted dentro de poco seríamos excluidos del trabajo , mendigando nuestro sustento, y si pidiésemos un poco de pan para nuestras familias y el Gobierno tuviese las ideas de usted, pondrían los cañones en las calles ametrallándonos para acabar con los trabajadores, porque sobramos ya en la sociedad , porque los fabricantes , con niños, podrían hacer funcionar las selfactinas y cuando fuesen hombres sufrir la suerte desgraciada de sus padres" .   Ramón de la Rocha fue sustituido en el cargo de capitán general de Cataluña por Manuel Gutiérrez de la Concha (1808-1874) que se reunió con los dirigentes de las asociaciones obreras y el 8 de agosto estas firmaban un documento en el que exigían el indulto de todos los obreros detenidos durante el conflicto. Apenas un día después, el 9 de agosto,el gobierno derogó la ley que había prohibido el uso de las selfactinas, traicionando el acuerdo con los trabajadores. Pero como temían su reacción, no se hizo publica esta derogación hasta mayo de 1855. Mientras, el nuevo gobernador civil de Barcelona, Pascual Madoz Ibáñez (1806-1870), que había sido nombrado el 9 de agosto,  hizo de mediador con  los trabajadores y el 11 de agosto la huelga concluía después de que se redujera la jornada laboral ampliando en media hora el tiempo diario que los trabajadores tenían   para comer . A la firma de la paz laboral ayudó que continuaran convencidos de que seguía en vigor la ley que prohibía las selfactinas lo que, como ya sabemos , no era verdad pues desde el 9 de agosto de nuevo estaban permitidas, pero por el momento se mantendría oculto para no reavivar las llamas de la protesta. 


Ejecución de José Barceló en la plaza del portal de Sant Antoni de Barcelona
Dibujo que recrea la ejecución del líder  Josep Barceló Cassadó el 6 de junio de 1855 después de haber sido implicado en un caso de robo y asesinato que había tenido lugar el 29 de marzo de ese mismo año, Fue condenado a muerte el 4 de junio por instigar a cometer un asesinato aunque no había pruebas directas que lo implicasen y , sin duda, su muerte pretendía ser ejemplarizante para frenar el auge de los movimientos obreros. (Imagen procedente de http://efemeridesanarquistas1septiembre2012.blogspot.com.es )   




Pero el 21 de mayo de 1855 el secreto fue abandonado y se hizo pública la derogación de la ley que prohibía las selfactinas , unas semanas después de que se endurecieran las leyes laborales que prohibían ahora a los trabajadores abandonar sus puestos de trabajo de forma colectiva, es decir, prohibía las huelgas y también exigía que las asociaciones obreras que un año antes había legalizado Espartero, tuvieran que solicitar permiso para seguir activas. En el mes de abril  se produjo una oportuna acusación de asesinato contra  Josep Barceló Cassadó, que ya vimos que había liderado las protestas de 1854, de la que no había más prueba que el testimonio de otro hombre que estaba implicado en el asesinato y encarcelado y que, probablemente, sería presionado para que acusara a Cassadó. Fuera así o no, el resultado es que Cassadó fue ejecutado el 6 de junio de 1855. El nuevo capitán general de Cataluña, Juan Zapatero y Navas, prohibió las asociaciones de obreros e inició una persecución contra sus líderes. El 2 de julio los obreros de Barcelona desafiaron las prohibiciones de Zapatero y convocaron la que sería considerada como la primera huelga general de España . La huelga se prolongaría durante nueve días, hasta que el 11 de julio se puso fin a la misma después de recibir algunas promesas por parte del presidente del Consejo de Ministros, Baldomero Espartero, alegando que debían confiar en él pues que era "un hijo del pueblo que nunca ha engañado al pueblo". En todo caso no tendría tiempo de probar la veracidad de sus palabras porque en 1856 caía el gobierno y todo lo negociado y hablado con los obreros quedó en nada aunque habían logrado hacer una primera prueba de fuerza de los obreros que en las décadas siguientes irían logrando poco a poco mejoras en las condiciones de trabajo, un trabajo donde las máquinas no excluyeron  a los trabajadores como estos temían, seguían siendo necesarios, al menos de .momento.


Texto del bando del capitán general de Cataluña Juan Zapatero y Navas  del 5 de julio, tres días después del inicio de la huelga, que pretendía hacer fracasar la huelga aunque fueron las promesas del presidente del Consejo de Ministros, Baldomero Espartero, el que lograría que finalmente los obreros desconvocaran la huelga , pero la caída de su gobierno haría que todo quedara en nada (Imagen procedente de www.antoniohernandez.es)


Ya hemos conocido dos piezas del puzle, que os comentaba al inicio de este artículo. La tercera pieza es una frase que leí por casualidad buscando información sobre el economista británico John Maynard Keynes (1883-1946), que fue uno de los economistas más influyentes del siglo XX  y cuyo pensamiento es muy probable que influyera al presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt(1882-1945) para diseñar su política New Deal o "Nuevo Trato" que consistía en la intervención del estado para reactivar le economía de Estados Unidos después de la crisis provocada por el crack bursátil de 1929  y paliar los efectos más negativos de la crisis como el desempleo. Precisamente Keynes había expuesto esta idea en 1931 su obra "Teoría general del empleo, el interés y el dinero" , la intervención del estado en momentos de elevado desempleo y con la economía detenida. Si el estado invertía en obras públicas daría empleo a mucha gente y eso reactivaría la economía. Por otro lado, Keynes advertía que el capitalismo no tiende al pleno empleo, como era la creencia extendida entonces. Y es en esta obra donde se encuentra la frase de Keynes que llamó mi atención "Estamos siendo afligidos por una nueva enfermedad, de la cual algunos lectores tal vez no han escuchado el nombre, pero de la cual escucharán a gran escala en los años por venir "desempleo tecnológico"" De nuevo regresaba la idea que ya había causado las protestas de los ludistas en la Inglaterra de comienzos del siglo XIX y en la España de mediados de ese mismo siglo como acabamos de ver. Keynes alertaba de ese cambio, pero las cosas siguieron funcionando y la sociedad se ha ido adaptando  progresivamente a la introducción de nuevas tecnologías sin que aparentemente cambiara gran cosa al mismo tiempo que se desarrollaba después de la Segunda Guerra Mundial ,especialmente en Europa, el Estado del Bienestar.


John Maynard Keynes consideraba el capitalismo como el menos malo de los sistemas económicos existentes pero era consciente de sus defectos. Escribía :
"Por mi parte, pienso que el capitalismo , dirigido con sensatez , puede probablemente hacerse más eficiente para alcanzar fines económicos que cualquier otro sistema alternativo a la vista, pero que en si mismo es , en muchos sentidos, extremadamente cuestionable. Nuestro problema es construir una organización social que sea lo más eficiente posible sin contrariar nuestra idea de un modo de vida satisfactorio"
Durante buena parte de la segunda mitad del siglo XX, al menos en Europa Occidental , parecía que se había llegado a un compromiso entre los beneficios empresariales y el bien común con el desarrollo del Estado de Bienestar. Sin embargo, a partir de los años ochenta,  esta situación ha cambiado y aún lo ha hecho más dramáticamente desde el inicio de la crisis de 2008. Durante años las grandes  empresas, en particular las textiles, buscaron mercados laborales más baratos que los europeos y así encontramos hoy  muchas de nuestras prendas de vestir, por poner un ejemplo, procedentes de Bangladesh, uno de los estados más pobres de la comunidad internacional. Eso no es malo en sí mismo si los salarios y las condiciones laborales fueran justas y equiparables a las europeas, pero en realidad no es así, son mano de obra barata que trabajan sin apenas garantías laborales ni de sueldos, ni de asistencia médica, ni horas de descanso. Y para cerrar el círculo , la crisis de 2008 fue utilizada como pretexto para exigir a los trabajadores de Europa o Estados Unidos que renunciaran a "sus privilegios" en favor de una mayor flexibilidad laboral  y el incremento de la productividd para competir con los precios de los mercados laborales más baratos. ¿Resultado? Incremento de los beneficios de as grandes empresas multinacionales y deterioro general de las clases medias. Y a esta ecuación ahora hay que añadir la irrupción de la robótica que promete ser mucho más transformadora de nuestras sociedades que la Spinning Jenny del siglo XVIII (Imagen procedente de www.vinoarti.com.br )


Sin embargo creo que no escapa a la atención de nadie que en las últimas décadas cada vez más empresas se han deslocalizado , un eufemismo que en realidad significa que las grandes empresas trasladan su producción a sociedades donde la mano de obra sea lo más barata posible para , de esta forma, abaratar los costes de producción e incrementar el beneficio, al tiempo que las plantillas de estas empresas en los países más desarrollados se van reduciendo cada vez más . Para evitar ésto la última crisis que desde 2008 afecta a Europa y también a Estados Unidos ha sido la coartada perfecta para lanzar una política dirigida a "flexibilizar el mercado laboral" y "aumentar la productividad" nuevos eufemismos que significan en la práctica sueldos más bajos y  trabajos en condiciones cada vez más precarias que se traducen en muchas ocasiones en trabajos por horas ,contratos semanales y sueldos que transforman a los trabajadores en pobres con salario y no es una exageración, pues yo soy testigo directo de esto en un país como España con tasas de desempleo que desde hace años se halla por encima del 20%..El resultado es perverso, porque mientras los trabajadores en Occidente ven disminuir sus posibilidades de trabajar o esos trabajos son cada vez peor pagados y con menos derechos laborales en los países donde se traslada la producción, aunque se crea trabajo los trabajadores son explotados. Cuando el nivel de vida en esas naciones se eleva y exigen mayores salarios, la empresa vuelve a trasladarse en busca de otro mercado laboral más barato. Nuestros gobiernos explican que se trata de una crisis coyuntural , el crecimiento de la economía regresará y con ella de nuevo el empleo pero creo que en esta ocasión hay un factor que diferencia la situación actual de las que hemos ido viendo a lo largo de este artículo y que tal vez Keynes ya intuía hace más de ochenta años.


Esta fotografía de la ciudad china  Shenzhen  es la de una gran ciudad de nuestros días pero impresiona más cuando abes que en 1979 aquí apenas había nada y hoy es una ciudad de cerca de más de  diez millones de habitantes (en algunos lugares he encontrado que hay hasta 15 millones de habitantes)  y la de más rápido crecimiento del mundo  y una de las capitales mundiales de la fabricación de teléfonos móviles y en ella tienen su sede dos de las cinco compañías de móviles más importantes del mundo, ZTE y Huawei. En China se producen casi el 50% de los teléfonos móviles que se fabrican en todo el mundo, por lo que una fábrica que se dedica a la fabricación de componentes móviles decida sustituir  por robots a un 90% de la plantilla dedicada a esta labor es algo que hay que tener en consideración porque está marcando el camino que otras grandes compañías no tardarán en seguir sabiendo que hasta ahora se ha demostrado que el primer mandamiento de las grandes empresas ha sido maximizar el beneficio reduciendo todo lo posible los costes, y el principal coste y el más sencillo de reducir una vez que tienes con que sustituirlo, son las personas. Hasta ahora , a pesar de las máquinas, seguíamos siendo insustituibles , el desarrollo de la robótica y el futuro que anuncia la inteligencia artificial hará inevitable cambios profundos en la forma en que funcionan nuestras sociedades, aunque de momento parece  que no se quiere afrontar el problema ni reflexionar públicamente sobre ello tal vez porque todavía no hay respuestas a los cambios que se van a producir  (Imagen procedente de www.youtube.com)




Y aquí entra otra pieza más del puzle, una más de las muchas noticias relacionadas con el desarrollo de la robótica.. Viajamos hasta la ciudad china de Shenzhen , próxima a Hong Kong, que ha experimentado un crecimiento vertiginoso en las últimas décadas , pasando de ser una pequeña población en 1979  a tener más de diez millones de habitantes gracias a su consideración de Zona Económica Especial .Una de las muchas empresas que está instalada allí  es la Shenzhen Evenwin Precision Technology Co, que se dedica a la fabricación de componentes para teléfonos móviles. Recientemente ha comunicado que va a reducir lo que denominan trabajadores de primera línea, los que intervienen directamente en el proceso de fabricación, en un 90% pues serán sustituidos por un millar de robots que realizarán su trabajo y gracias a ellos esperan obtener un incremento de la productividad y , con ello, de los beneficios, No es difícil afirmar tal cosa ya que los robots no necesitan vacaciones, ni descansos, ni jornadas laborales de ocho horas, ni seguridad social ni un salario a fin de mes, una estrategia que responde al mandamiento del capitalismo de maximizar los beneficios minimizando los costes.. Hace unos meses, en febrero de este año 2015, IBM presentaba en España a Watson , una supercomputadora que ha sido la primera capaz de derrotar a dos seres humanos en un concurso de preguntas de Estados Unidos llamado  "Jeopardy!". Sus creadores señalaban que  se trata de "la primera computadora capaz de aprender a medida que trabaja y acumula información y que puede interactuar con el ser humano en un lenguaje natural" Todavía no estamos hablando de Inteligencia Artificial pero se camina hacia ello. 


Fotografía del célebre robot humanoide ASIMO de la empresa Honda en su versión de 2014. Pero Asimo todavía es un robot que no tiene autonomía plena y carece de conciencia social, no responde al entorno que le rodea, es casi como un juguete movido por control remoto, pero aunque todavia quedan por dar muchos pasos para la plena autonomía del robot esta cada vez está más cerca como podéis ver en el documental que incluyo un poco más abajo   (Imagen procedente de  imgkid.com )



Dentro de unos años estaremos hablando de la revolución robótica, con robots que no sólo realizaran la mayoría de trabajos de las fábricas, como ya está sucediendo en muchas de ellas ahora mismo,  sino que los encontraremos en la construcción, conduciendo vehículos, sirviendo en los restaurantes, atendiendo en la recepción de los hoteles, ejerciendo como enfermeros o repartidores de pizzas. No creo que se trate de ciencia ficción sino de una realidad que ya está llamando a nuestra puerta. Es cierto que la tecnología al tiempo que destruye unos puestos de trabajo crea otros ,pero nunca habíamos tenido la capacidad de sustituir a millones de seres humanos por robots  y, sin duda, es un gran progreso para la humanidad, es como tener un ejército de esclavos que desarrollarán la mayoría de trabajamos manuales , repetitivos, peligrosos para la salud, o poco interesantes que ahora tienen que realizar las personas pero ¿qué pasará con esas mismas personas a las que sustituyen?Ya ni siquiera tendrán la fuerza del ejercicio de la huelga como aquellos trabajadores de Deir el-Medina. Aquellos el faraón no los podía reemplazar con facilidad, ahora  ,sencillamente, se habrán vuelto prescindibles, innecesarias, improductivas, personas deficitarias, hablando en lenguaje económico, que solo causarán gastos y no generarán beneficios, al menos no en el concepto capitalista del beneficio que consiste en generar dinero para una empresa. El trabajo va camino de convertirse en un bien escaso que va a  excluir a millones de personas del mercado laboral ,  que no tendrán ninguna oportunidad de encontrar un trabajo tal y como lo entendemos ahora, y cada año que pase y más se desarrolle la tecnología y la robótica creo, por sentido común, que menos personas serán necesarias


DOCUMENTAL DEL CANAL HISTORIA SOBRE EL FUTURO DE LA ROBÓTICA

En este documental se muestran los avances en robótica que ya están aquí y como van a transformar nuestro mundo, con robots introducidos en nuestros trabajos y en nuestros hogares. Un cambio absoluto en nuestras sociedades.aunque el documental también muestra los muchos obstáculos y problemas que todavía quedan por resolver.  Cuando yo era niño apenas había ordenadores, hoy hay cientos o miles de millones de ellos. Es muy probable que cuando sea anciano lo mismo suceda con los robots. Yo no los veo como una amenaza sino como una extraordinaria oportunidad de crear una sociedad nueva  donde habrá desaparecido el actual concepto de la relación trabajo-suelo. Trabajaremos, si, porque el ser humano lo necesita, pero creo que ya no sera para comer , para ganar un sueldo, sino para desarrollarnos como personas,     





No estoy hablando de un apocalípsis, ni de la necesidad de reivindicar un nuevo ludismo que destruya las máquinas sino de la necesidad de reflexionar sobre nuestra forma de entender el trabajo, la organización social y el sistema económico que tenemos ahora pero que hunde sus raíces en la Revolución Industrial , iniciada en la segunda mitad del siglo XVIII. Estamos utilizando ideas de hace más de dos siglos para un mundo nuevo que en nada se va a parecer a aquel en el que se desarrolló el capitalismo, el marxismo, los sindicatos , el reparto de trabajo o el consumo.¿Se están preparando las sociedades , las están preparando sus gobiernos, para un cambio radical de nuestra forma de entender el trabajo, la organización social y el sistema económico? El filósofo, sociólogo y ensayista polaco Zygmunt Bauman (1925) habla acerca de lo que él denomina la "modernidad líquida" actual frente a la "realidad sólida" del pasado. Durante siglos un hombre nacía y vivía en un mundo predecible, los cambios eran muy lentos y era fácil adaptarse , se trataba de una "realidad sólida", pero hoy nuestras vidas se mueven en la incertidumbre "ahora -dice Bauman- gente de treinta o cuarenta años no tiene ni idea de lo que va a pasar con ella cuanto tenga sesenta o setenta años. La planificación del futuro desafía nuestros hábitos y costumbres , las capacidades que aprendimos para superar los escollos del camino. Por eso, la impresión general es que día tras día estamos en una encrucijada . Hay muchos caminos hacia diferentes direcciones y no sabemos que senderos transitamos" A esta constante incertidumbre la denomina Bauman "modernidad líquida" , se nos escurre entre las manos , fluye y escapa a nuestro control. Pero para retomar ese control, para hacer frente a lo que Keynes pronosticaba como desempleo tecnológico, y que en unas décadas afectará a las sociedades de todo el mundo, hay que reflexionar como transformar nuestras sociedades y nuestro sistema económico. No podemos seguir funcionando en la era de la robótica como en la era de los primeros telares mecánicos por el simple hecho de que  esa realidad ya no existe . ¿Soluciones ? Si yo las tuviera no estaría escribiendo un humilde blog con tal mala prosa, hay mentes muy superiores en conocimiento e inteligencia, pero lo que si se es que , como decía Isaac Asimov "Negar un hecho es lo más fácil del mundo. Mucha gente lo hace, pero el hecho sigue siendo un hecho" y la realidad, aunque pretendas ignorarla, al final la encontrarás en tu camino. La robótica , la inteligencia artificial son realidades de ahora y del futuro y también lo es el desempleo tecnológico que anunciaba Keynes hace ochenta años. Personalmente no lo contemplo como una amenaza sino como una oportunidad  única de construir nuevas sociedades, pero creo que eso exigirá abandonar nuestra organización social heredada de la Revolución Industrial.Aquí termina el mosaico que os anunciaba al principio , es posible que no haya sabido  ensamblar las piezas de la forma correcta, no dudéis en tomarlas en  vuestras manos y crear mosaicos diferentes. 


El Mentidero de Mielost en Facebook :
Famosos