miércoles, 28 de mayo de 2014

MUJERES EN LA HISTORIA: MARÍA ANTONIETA , LA VIUDA DEL CIUDADANO CAPETO ( TERCERA PARTE)

Me detenía ayer en el año 1787 , poco después de que en febrero de aquel año la reina María Antonieta (1755-1793) fuera abucheada en el teatro de la Ópera  y cuando el hasta entonces Controlador General de Finanzas, equivalente a un ministro de Hacienda de la actualidad, Charles Alexandre de Calonne (1734-1802),  hiciera públicas las cuentas del reino dejando al descubierto el elevado coste que suponía mantener la corte de Versalles mientras el pueblo se moría de hambre. El monarca destituyó a Calonne y lo envió al destierro, y con él se iban las esperanzas de sacar adelante las reformas de la administración del Estado que todavía podrían haber evitado el estallido de la Revolución, pero estas reformas implicaban la eliminación de los privilegios de la aristocracia y el clero, algo que ni unos ni otros estaban dispuestos a permitir. Como en otras ocasiones en los siglos recientes, la sordera de quienes ostentan el poder terminaría provocando un estallido social que cambiaría la historia política y social de Europa. Pero de momento volvamos con la familia real donde parece que no paran de llegar malas noticia. Al delicado estado de salud del Delfin Luis José de Francia (1781-1789) se une ahora el dolor por la muerte de la princesa María Sofía Elena Beatriz de Francia (1886-1787), el 19 de junio de 1787 , veinte días antes de cumplir el año de edad. Cuando le practicaron la autopsia los médicos descubrieron que los pulmones de la pequeña estaban en muy mal estado pues padecía tuberculosis. María Antonieta acusó el golpe de su muerte y cuando otros trataban de consolarla señalando que la niña era demasiado pequeña para sufrir tanto por ella , la reina replicaba "No olvidéis que habría sido mi amiga" La reina se siente cada vez más aislada y sola ante la creciente animadversión del pueblo y la enemistad que la guardaban muchos miembros de la aristocracia desde su llegada a Versalles. 






«Marie-Antoinette et ses enfants» (1787), Élisabeth Vigée Le Brun
Esta obra titulada "María Antonieta y sus hijos" fue pintada en 1787  por la pintora favorita de la reina,  Marie-Louise-Élisabeth Vigée-Lebrun (1755-1842) .Con ella se trataba de mejorar la maltrecha imagen pública de la reina mostrando su lado más maternal y familiar. Lleva un vestido de terciopelo rojo no demasiado ostentoso, y fijaos en el detalle de que no lleva un collar en su cuello. Estaban todavía muy recientes las heridas abiertas por el asunto del Collar de la Reina . Alrededor de ella tenemos a su hija María Teresa de Francia abrazándola por la cintura, en el regazo tiene a su hijo Luis Carlos de Borbón de dos años de edad y a la derecha su hijo mayor  y delfín de Francia Luis José, que está señalando una cuna vacía. en la que Élisabeth  Vigée-Lebrun había pintado a la pequeña Sofía de Borbón pero tuvo que borrarla después de su muerte el 19 de julio de 1787. Ocho años después de terminar esta obra sólo quedaría con vida María Teresa de Francia
(Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )




Escribe Cristina Morató(1961) en su obra "Reinas Malditas"  que después de esta muerte  "la soberana parece haber envejecido diez años y el brillo de sus ojos se ha apagado para siempre" . El rey también está angustiado y se muestra cada vez más débil y receloso ante los que le rodean, pues ya no sabe en quien puede confiar. María Antonieta saca fuerzas de flaqueza y decide intervenir en apoyo de su esposo recomendando el nombramiento del arzobispo de Toulouse, Étienne-Charles de Loménie de Brienne (1827-1793) como sustituto del destituido Calonne al frente de las finanzas del reino para que impulse las reformas que no pudo llevar a cabo Calonne, entre ellas el impuesto territorial general que debían pagar todos, incluido la nobleza y el clero, que una vez más se oponen a estas medidas. Después de un año de luchas con el Parlamento, de Brienne se rinde y abandona el gobierno el 25 de agosto de 1788 viajando a Roma tras haber sido nombrado cardenal en diciembre de ese mismo año. Mientras, las arcas del reino siguen vacías  y el rey toma medidas para reducir los escandalosos gastos de la corte "se han acabado los fastuosos bailes y las costosas fiestas -escribe Morató - que duraban hasta el amanecer. Se suspenden las obras del castillo de Saint Claud - que había comprado la reina unos años antes par gran escándalo del Parlamento - y se suprimen 173 cargos de la casa del rey" Pero nada parece detener el deterioro de la imagen de la corte y de los propios reyes, mientras María Antonieta vive angustiada cada vez más por la salud de su hijo Luis José "Sufro por mi hijo mayor - escribe en una carta dirigida a su hermano el emperador José II - Si bien siempre ha sido débil  y delicado, no esperaba  la crisis que atraviesa . Su cintura se ha alterado  con una cadera más alta que la otra, y la espalda, cuyas vértebras se encuentran un tanto desplazadas  y salientes. Desde hace un tiempo tiene fiebre  todos los días , está muy delgado y debilitado" El pequeño Luis José padecía tuberculosis ósea y aunque sus padres no lo sabían, ya no había esperanza para él.






Retrato de Jacques Necker realizado por el pintor francés Joseph Siffred Duplessis(1725-1802) se encargaría de las finanzas de Francia en tres ocasiones diferentes, en 1776, 1788 y 1789. Necker consideraba que la deuda del Estado se podía aumentar si era para cubrir las necesidades del pueblo y lo que consideraba imprescindible era reducir los gastos  sin aumentar los impuestos . Ante la escasez de trigo de 1789 prohibió las exportaciones, ordena comprar trigo en el extranjero y autoriza a la policía para que aprovisione los mercados. Pero su intención de dotar de una mayor representación en los Estados Generales al Tercer Estado, donde estaban los representantes del pueblo, le enfrentaría a la nobleza y el clero que paralizarían sus reformas. Su cese el 11 de julio de 1789 sería uno de los desencadenantes de la rebelión popular que desembocaría en la toma de la fortaleza de la Bastilla el 14 de julio de 1789 , considerado el acto inaugural de la Revolución Francesa. 
(Imagen procedente de  http://es.wikipedia.org )





Llega el invierno de 1789 , un invierno particularmente crudo que agrava los problema de abastecimiento de la población  y se generalizan las revueltas en diferentes partes del reino exigiendo comida, gritando contra el clero y la aristocracia al mismo tiempo que por todo el país se difunden panfletos donde se insulta a los reyes y se acusa al monarca de ser un borracho y a María Antonieta se la califica de adultera y de ser una mujer depravada. La situación es tan grave que Luis XVI se decide a convocar los Estados Generales. Esta institución había sido creada en 1614 y en ella participaban representantes de la aristocracia, que constituían  Primer Estado, del clero, el Segundo Estado, y de la burguesía, el Tercer Estado, quedando excluidos  de ellos las clases más pobres. La sesión inaugural tiene lugar el 5 de mayo de 1789 y en ella participan 291 miembros del clero, 270 de la nobleza y 578 del Tercer Estado que asisten al discurso de Jacques Necker (1732-1804) , que por tercera vez se hallaba al frente de las finanzas francesas, un hombre que ya había intentado en anteriores ocasiones la reforma del Estado para ayudar a los más necesitados y reducir el abismo de desigualdad que separaba a la nobleza y el alto clero del resto del pueblo defendiendo que "corresponde al gobierno hacer para esta clase desheredada todo lo que el orden y la justicia permitan" Para aumentar la representación de los ciudadanos propone modificar el sistema de votación de los Estados Generales y duplicar la representación del Tercer Estado, a  lo que una vez más se oponen los otros dos estados, clero y aristocracia, que no quieren perder su cuota de poder que les permite defender sus privilegios. Aunque en su discurso  ante los Estados Generales Necker expone la gravedad de la situación económica del reino , parece que nadie le escucha enzarzados en la discusión sobre el voto y la distribución de diputados entre los tres Estados. 






Obra del pintor francés Auguste Couder (1790-1873) que representa la sesión inaugural de los Estados Generales el 5 de mayo de 1789 . En el trono, en la parte izquierda superior, podemos ver sentado al rey Luis XVI. A esta sesión también acudió la reina María Antonieta  que fue recibida  con un silencio glaciar y ni un sólo aplauso. La reina ya había presentido que no sería bien acogida  cuando llamó a su peluquero personal , Léonard Autié, al que dijo resignada "Ven , péiname Léonard, debo salir a exhibirme  cual actriz ante un público que quizá me abuchee"
(Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )





A aquella sesión inaugural de los Estados Generales asiste María Antonieta para apoyar con su presencia al rey , pero es recibida en silencio y sin los aplausos protocolarios que correspondía. El rey se muestra ofendido pero nada puede hacer , mientras que la mente de María Antonieta se halla lejos del palacete de los Menus-Plaisirs en Versalles donde se celebran las reuniones, ya que sólo puede pensar en su hijo mayor  que cada día se siente más débil. La agonía del pequeño termina con su muerte el 4 de junio  de 1789 y para evitar críticas por los gastos del entierro se elimina gran parte de los eventos establecidos por el protocolo. Escribe Morató que "la tristeza de la reina era aún mayor al ver la indiferencia del pueblo francés ante la muerte del heredero al trono".  Mientras, los acontecimientos se  suceden en los Estados Generales. Ante la situación de bloqueo impuesta por la nobleza y el clero, los miembros del Tercer Estado , que son mayoría en número, se rebelan y declaran extintos los Estados Generales  y crean una nueva institución a la que dan el nombre de Asamblea Nacional el 17 de junio de 1789 donde estarán  representantes de todo el pueblo pero en condiciones de igualdad , un voto por cabeza, lo que suponía el final del control del Primer Estado (nobleza) y el Segundo Estado(clero). Ante esta situación el rey reacciona declarando disuelta la asamblea y prohibiéndoles la entrada en los Menus Plaisirs, pero esto no detiene a sus miembros que se reunen ahora en la Sala del Juego de Pelota de Versalles y hacen el célebre juramento del Juego de Pelota el 20 de junio de 1789  por el cual se comprometen a no separarse  hasta que no se haya promulgado una nueva Constitución. El rey amenaza con el uso del ejército para hacerles salir, pero uno de sus líderes, el conde de Mirabeau (1749-1791) responde que "Estamos aquí por la voluntad del pueblo y sólo saldremos por la fuerza de las bayonetas". El rey termina cediendo y acepta que la Asamblea Nacional siga reuniéndose. Unos días después , el 9 de julio ,cambian su nombre por el de Asamblea  Nacional Constituyente   que en los siguientes meses proclamará la Declaración de los Derechos del  Hombre y el Ciudadano, declarará abolido el feudalismo, aprobará la confiscación de los bienes de la Iglesia y concluirá su labor con la redacción de la Constitución Francesa de 1791. 







El célebre cuadro del pintor francés Jacques Louis David (1748-1825) "El juramento del juego de Pelota" que recoge el momento en que los miembros del Tercer Estado reunidos en el Juego de Pelota realizan  este juramento "No separarse jamás, y reunirse siempre que las circunstancias lo exijan hasta que la constitución sea aprobada y consolidada sobre unas bases sólidas" desafiando a la prohibición del rey que les había amenazado con desalojarles por la fuerza aunque luego daría marcha atrás. En el centro, de pie sobre una mesa , con brazo elevado en el acto de jurar, se encuentra el astrónomo y político francés Jean Sylvain Bailly (1736-1793) que fue el encargado de leer en voz alta el texto del juramento mientras todos los demás miembros del Tercer Estado elevan también sus brazos pronunciado el juramento. Dos años después Bailly sería llamado a declarar contra la reina María Antonieta durante su proceso, a lo que Bailly se negó lo que lo convirtió inmediatamente en sospechoso de ser un contrarrevolucionario. Sería ejecutado el 12 de noviembre de 1793.  La Revolución acabaría con la vida de muchos de sus padres (Imagen procedente de  http://es.wikipedia.org )





Tratando de controlar la situación Luis XVI destituye a su ministro Necker el 11 de julio de 1789 acusándolo de haber sido demasiado condescendiente con el Tercer Estado y lo sustituye, siguiendo el consejo de María Antonieta, por un hombre ultraconservador,  el barón de Breteuil (1730-1807), un nombramiento que indigna al pueblo que lo considera un gesto del rey a favor de los aristócratas y los sectores más conservadores.Tres días después  los monarcas son informados que el pueblo de París ha tomado al asalto la fortaleza medieval de la Bastilla que servía como prisión,  y su alcaide, el marqués Bernard-René Jordan de Launay (1740-1789)  ha sido linchando  y decapitado por la multitud que además se ha hecho con una gran cantidad de armas y pólvora que se guardaba en la fortaleza .Aturdido, el rey recordaría entonces la advertencia que dos días antes le había hecho el duque de Liancourt, más conocido luego como duque de La Rochefoucauld(1747-1824), que se convertiría en un célebre escritor. El duque le había explicado la situación  inflamable de las calles de París y cuando el rey le pregunto si aquello era una revuelta, el aristócrata replicó "No, sire, es una revolución" Luis  intenta recuperar la iniciativa y calmar los ánimos llamando de nuevo a su ministro Jacques Necker el 16 de julio , pero la situación es cada vez más incontrolable y muchos miembros de la corte comienzan a abandonarla para ponerse a salvo de la ira del pueblo, entre ellas la íntima amiga de María Antonieta, Yolande de Polastron, condesa de Polignac (1749-1793) y su confesor y consejero el abad de Vermond mientras a ella también la aconsejan que abandone por seguridad Versalles, pero la reina se niega a dejar solo a su marido mientras se suceden las acusaciones en los panfletos que corren de mano en mano por las calles de París en las que se acusa a la reina de ser  "promiscua, lesbiana, de vaciar las arcas del tesoro y de ser una peligrosa agente  de una potencia extranjera"






Fotografía fechada en 1871 del Palacio de las Tullerías, una traducción incorrecta del  nombre del Palacio que era Palais des Tuileries que literalmente era Palacio de las Tejerías ya que fue construido en el mismo lugar donde antes existían fábricas de tejas. Su construcción se inició en 1570 y   se fue ampliando durante el siglo XVII, aunque nunca fue una residencia muy frecuentada por los reyes franceses, siendo más utilizada como sede de acontecimientos culturales.Pero cuando  los reyes se ven obligados por el pueblo a establecerse  en este Palacio abandonando Versalles, lo que encuentran es un lugar húmedo, con paredes desconchadas y llenas de moho, con sus habitaciones desnudas de mobiliario, cristales rotos y estancias sombrías. El pequeño Luis Carlos de Borbón le dice a su madre "Aquí todo es muy feo , mamá" a lo que María Antonieta responde con cariño tratando de animar a su hijo "Hijo, aquí dormía Luis XIV y le gustaba, no vamos a ser nosotros más exigentes que él" Escribe Cristina Morató en su obra sobre la reina que ésta decidió dormir separada de sus hijos  para no poner en peligro la vida de los pequeños si se produce un nuevo ataque del pueblo contra el palacio. El Palacio de las Tullerías sería destruido en mayo de 1871 durante la guerra francoprusiana y hoy se pueden visitar en París sus bellos jardines
 (Imagen procedente de    http://es.wikipedia.org )








El 5 de octubre se inicia una protesta en París iniciada por las mujeres que acudían a los mercados de la ciudad y se quejaban de la escasez y alto precio del pan. Los alborotadores, muchos de ellos a instancias de enemigos de la reina como el duque Luis Felipe II de Orleans (1747-1793) que se había puesto del lado de los revolucionarios aunque en secreto ambicionaba el trono, reparten folletos donde se afirma que "iba a faltar el pan porque la reina lo estaba acaparando para matar de hambre a París". Miles de personas toman entonces el camino de Versalles exigiendo pan proclamando que van en busca del "panadero, la panadera y el pequeño aprendiz" haciendo referencia al rey, la reina y el Delfin. El marqués de Lafayette (1757-1834), comandante de la  Guardia Nacional,  logra en principio contener con 15.000 hombres de la Guardia Nacional a la multitud, pero muchos de sus hombres están a favor de los manifestantes que rodean el palacio. Desde su interior se pueden escuchar los gritos dirigidos contra la reina , a la que califican de "puta" y se oyen voces que claman por su asesinato. El 6 de octubre la turba entra por la fuerza en Versalles  pero la familia real logra ponerse  a salvo. . Poco después escribirá  María Antonieta, todavía conmocionada, a su fiel amiga  la princesa de Lamballe (1749-1792) "Todavía escucho sus aullidos y los gritos de los guardias. Estas horribles escenas se renovarán  , pero he visto la muerte demasiado de cerca como para temerla, me creí a punto de ser despedazada" La familia real se ve obligada a abandonar Versalles escoltados por una multitud de más de sesenta mil personas , algunos de ellos portando las cabezas de los guardias nacionales asesinados durante el asalto al Palacio .  Después de una marcha que duraría nueve horas, a las diez de la noche del 6 de octubre los reyes son alojados en su nueva residencia, el  sombrío  y húmedo Palacio de las Tullerías que había servido en los años anteriores como sede de la Ópera y de la Comédie Française, pero que se encontraba en un estado de gran abandono.








Este dibujo representa un momento crucial de la marcha a Versalles del pueblo parisino . La mañana del 6 de octubre la multitud profería amenazas y todo hacía pensar que terminarían entrando por la fuerza en el Palacio de Versalles y asesinarían a los reyes . El marqués de Lafayette sabía que no podría contenerlos porque la mayoría de sus  hombres simpatizaban con los manifestantes y se negarían a disparar, pero se le ocurrió otro golpe de efecto. Los reyes salieron a uno de los balcones de palacio mientras entre la multitud algunos mosquetes les apuntaba directamente listos para disparar sobre ellos. Sin embargo al ver a la reina vestida de forma sencilla y con un ánimo sereno , por un momento se calmaron y ese instante fue aprovechado por Lafayette para inclinarse solemnemente ante la reina y besarla su mano . Y de repente, los gritos contra los reyes, se transformaron en un emocionado "¡Viva la reina!" Esa escena es la que recoge este grabado . Los reyes salvaron la vida en esta ocasión aunque tuvieron que abandonar para siempre el Palacio de Versalles al que nunca regresarían 
(Imagen procedente de  http://es.wikipedia.org ) 






El periodista y revolucionario Jean Paul Marat (1743-1793) escribía al respecto del regreso del rey a París "Es fuente de gran regocijo para el buen pueblo de París el tener a su rey una vez más entre ellos. Su presencia va a cambiar rápidamente la apariencia de las cosas y los pobres dejarán de morir de hambre. Pero esta felicidad pronto desaparecerá como un sueño si no garantizamos que la permanencia de la familia real en nuestro entorno dure hasta que la Constitución sea ratificada en todos los aspectos. L'Ami du Peuple comparte la alegría de sus queridos conciudadanos, pero ellos deben permanecer siempre vigilantes." Los reyes tratan de adaptarse a la nueva situación, María Antonieta sigue recibiendo las visitas de su modista Rose Bertin (1747-1813) y su peluquero personal, Léonard Autié(hacia 1751-1820), a los que ya conocimos ayer y también se establece cerca de ellos el gran admirador y fiel amigo de la reina, el aristócrata sueco Hans Axel von Fersen (1755-1810) , que no piensa abandonarla en estos momentos de tribulación.  El rey ya no va de caza y se han suspendido todas las fiestas y bailes, el protocolo se reduce a lo mínimo imprescindible y   la propia reina apenas se atreve a salir de Palacio. Escribe Cristina Morató  que  en estos días "la reina demuestra un coraje y una serenidad que sorprende a todos" Desde el Palacio mantiene correspondencia  con otras casas reales en Europa y sabe que cuenta con el apoyo de su querido hermano el emperador José II, pero de nuevo la fatalidad se cruza en el camino de María Antonieta porque José II fallece el 20 de febrero de 1790 sin dejar descendencia , por lo que le sucede su hermano pequeño Leopoldo II (1747-1792) , con el que María Antonieta no había tenido mucha relación y que hará oídos sordos a la solicitud de ayuda de su hermana. Más sola se queda todavía la reina cuando también deja París otro de sus leales amigos, el embajador austriaco en París  , el conde de Mercy-Argentau (1727-1794).






Retrato del conde de Mirabeau, conocido también como "el Orador del Pueblo" , fue presidente de la Asamblea Nacional Constituyente y uno de los principales impulsores de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano. Era partidario de establecer como forma de gobierno una monarquía constitucional y  en secreto fue consejero de Luis XVI , tratando de salvar a la monarquía de los más radicales que exigían su desaparición y la proclamación de la República y Mirabeau intuía que aquello no sólo significará la pérdida de la corona  sino también la muerte de los reyes.  Probablemene de no haber muerto el 2 de abril de 1791 habría terminado siendo condenado a la guillotina durante la época del Terror, pero en el momento de su muerte repentina aún conservaba una gran popularidad. A las puertas de la muerte Mirabeau anunciaba lo que sabía que iba a ocurrir 
"Me llevo en el corazón el duelo por una monarquía cuyos despojos serán presa de los rebeldes" 
(Imagen procedente de  http://es.wikipedia.org ) 






Entre los revolucionarios su principal apoyo es el presidente de la Asamblea  Nacional Constituyente, el conde de Mirabeau , del que Cristina Morató recoge estas palabras que mostraban su opinión sobre la reina después de tener una primera entrevista con ella "El rey sólo cuenta con un hombre: su mujer. Para ella hay sólo una seguridad, el restablecimiento de la autoridad real. Creo que no desearía vivir  sin su corona; pero de lo que estoy bien seguro  es de que no podrá conservar su vida si pierde su corona", palabras que se mostrarían proféticas. Por desgracia para los intereses de los reyes , el conde de Mirabeau fallece el 2 de abril de 1791 , con lo que perdían su principal defensor en la Asamblea  que el 18 de abril tienen que soportar como la multitud les espera a la salida del Palacio de las Tullerias para increparlos e incluso llegan a retener las carrozas en las que viajaban por espacio de dos horas. Luis XVI se da cuenta que es necesario abandonar Francia para ponerse a salvo y tratar de retomar el control de la situación con las tropas que se mantengan leales al monarca . Se diseña un plan de evasión  que consiste en dirigirse hacia el norte , a la frontera con los territorios de los Habsburgo donde les esperaría  tropas leales bajo el mando del marqués de Bouillé (1739-1800) con las que el monarca pretendía regresar luego a París para restablecer su autoridad . Entre los que colaboran en el plan de fuga se encuentra  Hans Axel von Fersen, que está dispuesto a arriesgar su vida por un rey que no es el suyo por la devoción que siente por María Antonieta. Fersen les consigue pasaportes falsos  y dinero para el viaje  mientras que la reina se encarga de organizar el equipaje , demasiado voluminoso para una fuga como luego recordaría  su dama de compañía más cercana a la reina, Juana Luisa Enriqueta Genet, "Madam Campan" (1752-1822) que escribe en sus memorias " Desde el mes de marzo , la reina se ocupó de los preparativos . La veía, con dolor, ocupada en tareas que me parecían inútiles  e incluso peligrosas, y le hice observar que la reina encontraría camisas y vestidos  en todas partes. Mis observaciones fueron infructuosas : quería tener en Bruselas un guardarropa completo , tanto para ella como para sus hijos. Y también quería llevar su neceser completo"






DOCUMENTAL DEL CANAL HISTORIA SOBRE LA REVOLUCIÓN FRANCESA  

Es un documental largo, dura una hora y media, pero seguro que os va a interesar porque hace  un recorrido por casi todo lo que hemos ido viendo a lo largo de estos tres artículos , desde la subida al trono de Luis XVI hasta la caída de la monarquía y el régimen del Terror que la sucedió con Robespierre como protagonista , una revolución que cambiaría Europa. 













Es como si la reina no se diera cuenta del peligro que iban a correr durante su fuga y que lo más aconsejable habría sido ir lo más ligero posible de equipaje para no llamar la atención. Fuera como fuese la noche del 20 de junio de 1791 una carroza dirigida por Hans Axel von Fersen, abandonaba el Palacio de las Tullerías, con los reyes y sus hijos disfrazados en su interior. Para su desgracia serían descubiertos el 22 de junio en la localidad de Varennes  y devueltos presos a la capital en un viaje infernal que se prolongaría durante veintidós horas.  acompañados por los insultos  y amenazas de muerte  proferidos por la multitud que se va agolpando por os caminos a medida que se acercan a París. Los reyes quedan bajo custodia en el Palacio de las Tullerías desde donde la reina escribe a Madam Campan, su dama de compañía,  "Os hago escribir desde mi baño , donde acabo de meterme para cuidar  por lo menos mis fuerzas físicas. Nada puedo decir sobre el estado de mi alma . Existimos, eso es todo" De momento no sucede nada, porque la Asamblea Nacional Constituyente necesita al rey para que firme la nueva constitución, lo que hace el 13 de septiembre de 1791 , lo que significa la partida de defunción de la monarquía absoluta, del Antiguo Régimen , y el nacimiento de una nueva  monarquía constitucional. La Asamblea Nacional Constituyente es reemplazada por la Asamblea Legislativa mientras crecen los rumores de que las potencias europeas planean atacar Francia para acabar con los logros de los revolucionario y restablecer el Antiguo Régimen. Sobre todo se teme a Austria, ya que su emperador, Leopoldo II  ,es el hermano de la reina de la que se sospecha que está solicitando ayuda , lo que se considera un acto de traición. , aunque en realidad Leopoldo II no escucha a su hermana.






Un grabado que reproduce el momento en que la familia real es sorprendida en la localidad de Varennes . Escribe Cristina Morató en su obra "Reinas Malditas" acerca de este episodio, cuando tuvieron que emprender el camino de regreso a París "El regreso a la capital será una pesadilla que la reina jamás podría olvidar. Bajo un calor sofocante  la berlina avanza lentamente  en medio de una multitud que ha acudido para no perderse el espectáculo. En su interior, agotados  tras dos noches sin dormir, sucios y empapados de sudor , los seis fugitivos  se hacinan en un carruaje que al mediodía  se convierte en un horno irrespirable"  Cuando llegan a París  María Antonieta tiene que escuchar nuevos gritos de "¡Muerte a la Austriaca!" y Morató añade "Han pasado sólo cinco noches de París, pero a la reina se le antoja una eternidad. Al llegar a las Tullerías  se mira en el espejo de su tocador  y ve que sus cabellos de color rubio se han vuelto blancos. Parece una anciana y aún no ha cumplido los treinta y seis años" 
(Imagen procedente de http://www.nationalgeographic.com.es )  


En este enlace podéis ver un breve vídeo que relata la fuga de la Familia Real y su posterior captura entre el 20 y el 22 de junio de 1791 

En febrero de 1792 las cosas cada vez están peor para los reyes, se suceden los insultos y las amenazas y la reina escribe  al que fuera embajador austriaco en París, Mercy-Argentau, que se hallaba ahora en Bruselas "No se que acción  llevar a cabo ni qué tono adoptar; todo el mundo me acusa  de simulación de falsedad  y nadie puede creer que mi hermano se interese tan poco por la espantosa  situación de su hermana como para comprometerse sin cesar, sin decir nada. El odio, la desconfianza y la insolencia son lo único que ahora mueve a este país." Los acontecimientos se precipitan cuando el 3 de agosto de 1792 se da a conocer un documento conocido como el Manifiesto de Brunswick firmado por el duque de Brunswick Carlos Guillermo  Fernando (1735-1806), que era a la sazón el jefe del ejército prusiano,una de las potencias más poderosas de Europa, en el que se amenazaba directamente a Francia y a su revolución en estos términos "Declaración de Su Alteza el duque regente de Brunswick-Lunebourg, comandante de los ejércitos combinados de Sus majestades el Emperador y Rey de Prusia, dirigida a los habitantes de Francia. Sus majestades el Emperador y Rey de Prusia, hanme confiado el mando de sus ejércitos combinados que han dispuesto en las fronteras de Francia, quiero anunciar a los habitantes de este Reino los motivos que han determinado las medidas de los dos soberanos y las intenciones que los guían." y entre ellos el primero es según este documento "poner fin a la anarquía en el interior de Francia, detener los ataques dirigidos contra el trono y el altar, restablecer el poder legal, devolver al Rey (Luis XVI) la seguridad y libertad de la que ha sido privado y ponerlo en condiciones de ejercer la legítima autoridad que le corresponde."





La prisión de Temple, una fortaleza medieval en París. Luis XVI y la familia real fueron encarcelados aquí. Obtenga más información al respecto en el blog excitante exquisiteces sobre la vida y obra de María Antonieta.
Grabado de la Torre del Temple , la torre medieval del siglo XIII donde fueron confinados los reyes y sus hijos junto con la hermana pequeña del monarca. Así nos relata su hija María Teresa como vivió la reina la ejecución de su esposo, el rey Luis XVI " En la mañana de ese terrible día - era el 21 de enero de 1793-, nos levantamos a las seis. La víspera , por la noche, mi madre había tenido apenas las fuerzas necesarias para desnudar y acostar a mi hermano; se dejó caer, vestida, en su lecho , donde la escuchamos temblar toda la noche de frío y dolor. A las seis menos cuarto abrieron nuestra puerta y entraron a buscar un libro de oraciones para la misa  de mi padre; creímos que íbamos a bajar, hasta que los gritos de júbilo de un populacho desenfrenado nos hicieron saber que el crimen estaba consumado" 
(Imagen procedente de https://www.pinterest.com.mx/pin/520658406899029876/ )    





La atribución  de este documento es motivo de debate para los historiadores que opinan de forma casi mayoritaria que no fue el duque de Brunswick quien lo redactó sino nobles leales a los reyes, entre los que podría estar  el propio Hans Axel von Fersen que  semanas antes había propuesto a los reyes un nuevo plan de fuga para refugiarse en la corte del rey Gustavo Adolfo IV de Suecia (1778-1837) que acababa de ascender al trono tras la muerte de su padre el rey Gustavo III(1746-1792), pero Luis XVI descarta esta opción porque había dado su palabra a la Asamblea de no abandonar la capital. Cuando el pueblo se entera del contenido del Manifiesto de Brunswick vuelve a estallar en cólera , acusan a los reyes de conspirar contra Francia y su propio pueblo, y el 10 de agosto de 1792 la multitud se dirige al Palacio de las Tullerías para tomarlo al asalto.  La familia real abandona presurosa el palacio y deciden solicitar el amparo de la Asamblea Legislativa. Con ellos va  la leal princesa de Lamballe, que había acudido a París para estar al lado de su reina y amiga a pesar del riesgo que aquello suponía para su propia vida . Pero no iban a encontrar la protección que buscaban . El 11 de agosto se ordena su confinamiento en la Torre del Temple  una fortaleza medieval que se llamaba así porque había sido construida por los caballeros de la Orden del Temple en 1240. A Luis XVI y María Antonieta los acompañan en su encierro el Delfín Luis Carlos de Borbón (1785-1795), su hija mayor María Teresa Carlota de Francia , y la hermana pequeña del rey,  Isabel Filipina María Helena de Borbón (1764-1794). De ellos sólo María Teresa Carlota saldría con vida de aquella torre sombría.  Poco  después ,durante la primera semana de septiembre de 1792, se organizan tribunales populares que juzgan a aquellos que se consideran sospechosos de conspirar con la monarquía contra la revolución , aunque en realidad no son juicios, sino ejecuciones sumarias que se prolongarán entre el 3 y el 6 de septiembre y entre cuyas víctimas se encontraba la leal amiga de María Antonieta, la princesa de Lamballe, cuya cabeza clavada en lo alto de una pica pudo contemplar  horrorizada la reina desde la Torre del Temple.




[lesadieux.jpg]
Retrato que recoge la escena de la despedida de Luis XVI, ya entonces ciudadano Capeto, despidiéndose de su esposa María Antonieta y de sus hijos para pasar la última noche solo antes de la ejecución. María Antonieta quiso acompañarle pero no se lo permitieron. Más tarde diría el monarca al sacerdote que permaneció a su lado
 "Es terrible amar tanto sobre la tierra y ser correspondido de tanto amor. Pero ahora cada pensamiento y cada amor debe de irle solamente a Dios"
 Sería ejecutado el 21 de enero de 1793 y sus últimas palabras fueron  
"¡Pueblo , muero inocente de los delitos de los que se me acusa! Perdono a los que me matan.¡Qué mi sangre no recaiga jamás sobre Francia!"
 (Imagen procedente de https://fr.pinterest.com/source/teaattrianon.blogspot.com/







El periodista Marat escribe en esos días justificando las masacres  "La Comuna de París desea informar a sus hermanos de todos los departamentos, que una parte de los temibles conspiradores detenidos en las cárceles ha sido condenada a muerte por el pueblo: actos de justicia que creen indispensables a fin de acabar, por temor, con todas las legiones de traidores encerrados tras sus muros; por el momento se ha conseguido que el enemigo se detenga y, sin duda alguna, toda la nación, después de la larga sucesión de traiciones que la han conducido al abismo, se decidirá a adoptar estas medidas si las cree necesarias para la salud pública, y todos los franceses dirán, como los parisinos: «Nosotros moriremos frente al enemigo, pero no dejaremos detrás nuestro a estos delincuentes para que maten a nuestros hijos y a nuestras mujeres»" Después de estos asesinatos sumarios conocidos como las Masacres de Septiembre, la Asamblea Legislativa es reemplazada el 21 de septiembre de 1792 por la Convención Nacional salida de las elecciones que proclamará la República Francesa y declara la abolición de la monarquía ,creando incluso un nuevo calendario que convierte a 1792 en el año 1 de la Revolución. El 6 de noviembre se despoja a Luis XVI , convertido ya en el Ciudadano Capeto, de su inmunidad por lo que podía ser juzgado. El 19 de noviembre se descubre en un armario la correspondencia que el monarca había mantenido con otros reyes extranjeros y es acusado de traición. Aunque algunos exigen su ejecución inmediata la Convención  Nacional acuerda someterle a juicio. El monarca sabía que sus posibilidades eran mínimas aunque se defendió con firmeza . Finalmente , el 19 de enero de 1793 se leía su sentencia de muerte . Dos días después , el 21 de enero , Luis XVI era guillotinado  entre gritos de "¡Viva la República!" y entonando los presentes  La Marsellesa que se había convertido en el himno de la Revolución 






Fotografía de la Conciergerie , la fortaleza parisina convertida en prisión donde María Antonieta sería traslada desde la Torre del Temple esperando el momento de ser juzgada. Durante el juicio la reina se defendió con dignidad y serenidad. 
"Diré  por último - declaraba la reina ante el tribunal  -qué sólo fui la esposa de Luis XVI, y que tuve que conformarme con actuar según su voluntad"
  Ya no temía a la muerte, sobre todo después de que la separaran de su hijo, Luis Carlos de Borbón. Su hija María Teresa Carlota, la única superviviente de la familia, recordaría como después de que se llevaran a su hijo 
 "Nada podía calmar ya la angustia de mi madre: no era posible hacer  entrar esperanza alguna en su corazón : había llegado a serle indiferente vivir o morir. En ocasiones  nos miraba con una tristeza que nos hacía estremecer" 
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org/wiki/La_Conciergerie_(París) )








María Antonieta ya era viuda, pero sus sufrimientos estaban lejos de terminar. En marzo de 1793 Maximilian Robespierre (1758-1794), presidente de la Convención Nacional, se cuestiona por primera vez sobre la suerte que debe correr la reina. Unos meses más tarde , el 13 de julio, la separarán para siempre de su hijo ,Luis Carlos de Borbón, que será confinado en solitario y al que tratarían  de reeducar . Le torturaron y golpearon, trataron de convencerlo de que sus padres vivían pero le habían olvidado y finalmente moriría por las enfermedades contraídas en este encierro en junio de 1795. Para los monárquicos sería siempre el rey  Luis XVII. El 1 de agosto de 1793 se ordena el traslado de María Antonieta de la Torre del Temple  a otra antigua fortaleza, la Conciergerie , en espera de ser juzgada por el Tribunal Revolucionario cuya sentencia ya estaba dictada antes de celebrarse el juicio, muerte en la guillotina. Según escribe Cristina Morató  "a sus treinta y siete años la reina aparenta sesenta y su salud es delicada porque sufre continuas hemorragias.Pasa las horas tumbada en su cama, con una manta sobre las piernas y con la mirada perdida" El juicio se celebra el 15 de octubre. Vuelvo a las palabras de Morató que nos la describe en aquel día que se decidía su suerte "Ataviada con un sencillo y desgastado vestido negro, lleva el cabello recogido en una cofia  de lino blanco. Tiene un aspecto cadavérico, los rasgos muy hundidos y una extrema palidez" El preámbulo de la acusación ya ponía de manifiesto que no iba a tener ninguna oportunidad "Examinados todos los documentos presentados por el acusador público resulta que a semejanza de las Mesalinas, Brunegilda, Fredegunda y Médicis, que fueron calificadas como reinas de Francia y cuyos nombres , para siempre odiosos, no figurarán en los anales de la Historia. María Antonieta, viuda de Luis Capeto, ha sido después de su paso por Francia, la plaga y la sanguijuela de los franceses"





MUERTE DE MARÍA ANTONIETA

Escena final de la película "María Antonieta" realizada en el año 2006 por la directora Sofía Coppola (1971) y donde el papel de la reina es interpretado por la actriz estadounidense Kirsten Dunst (1982) . Son sólo dos minutos que recogen los últimos instantes en la vida de María Antonieta   












Su suerte estaba echada y es condenada a ser guillotinada al día siguiente. María Antonieta recibe la sentencia inmutable y serena . Escribe una carta  a su cuñada, la hermana pequeña de Luis XVI, Isabel de Borbón, que sigue en la Torre del Temple con la hija de María Antonieta, una carta que era en realidad su testamento  "Es a usted , hermana mía, que yo escribo por última vez. Acabo de ser condenada, no exactamente a una muerte honrosa, si no a la de los criminales, pero tengo el consuelo de que voy a reunirme con vuestro hermano, inocente como él. Yo espero mostrar la misma firmeza que él en sus últimos momentos" Más adelante concluye su escrito con estas palabras "Pido perdón a todos aquellos que conozco ,  a vos, hermana mía , en particular , por todas las penas que , sin querer, haya podido causar. Perdono a todos mis enemigos el daño que me han hecho . Adiós, mi querida y tierna hermana; ojalá esta carta  pueda llegaros: pensad siempre en mí: os beso con todo mi corazón así como a mis pobres y queridos hijos .¡Dios mío, que desgarrador es abandonarlos para siempre!¡Adiós!¡Adiós!" Aquel testamento nunca llegaría a  manos de Isabel que también sería guillotinada el 10 de mayo de 1794. Quedó en poder de Maximilien Robespierre y no vería la luz hasta 1816.  El 16 de octubre de 1793 , una soleada mañana de otoño en París, María Antonieta veía por última vez el sol sobre la capital de la nación de la que había sido reina durante casi dos décadas . Miles de personas se congregaban en la Plaza de la Concordia donde se había dispuesto el patíbulo con la guillotina. La reina subió por las escaleras  hacia el patíbulo , tropezando con el verdugo al que pide disculpas "Os pido que me excuséis ,señor. No lo he hecho a propósito" Sus labios no volverían a pronunciar ninguna palabra más. La cuchilla de la guillotina brilló al descender sobre el cuello de la reina de Francia. Una etapa de la historia de Francia concluía con su muerte. Una vida que había comenzado con el terremoto de Lisboa que conmocionó a toda Europa y que llegaba a su fin con otro terremoto político y social que cambiaría la historia del continente y que daba cumplimiento al destino que su hermano, el emperador José II, la había anunciado  en una carta escrita en 1775   "No puedo sino presagiaros una vida desgraciada y confieso que, dado el afecto que os profeso, me produce una pena infinita" La misma tristeza que ahora siento después de haber conocido mejor no a una reina, sino a una mujer , a una esposa y a una madre, a un ser humano  que fue empujada a convertirse en reina antes de estar preparada para ello y cuyo destino parecía ya escrito en el mismo momento de ser coronada. 





Cenotafio  erigido en la Basílica de Saint Denis en honor de Luis XVI y María Antonieta. También se halla enterrado en la Basílica el corazón de su hijo Luis XVII. Quiero cerrar este artículo con las palabras que una vez escribió María Antonieta 
"En la desgracia descubres tu auténtica naturaleza"  
Los últimos años de su vida, llenos de tristeza, dolor y sufrimiento también descubrieron a una mujer digna, valiente y , en mi opinión , bondadosa aunque ya no era posible corregir los errores que les condujeron a aquella situación
 (Imagen procedente de   http://es.wikipedia.org ) 





Enlace con la primera parte de María Antonieta, la viuda del ciudadano Capeto. 

Enlace con la segunda  parte de María Antonieta, la viuda del ciudadano Capeto.


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

2 comentarios:

Cynthia Gutierrez dijo...

¡Excelente! Yo comparto la opinión de que Maria Antonieta fue lanzada a un mundo al que jamás deseó pertenecer. Se encontró con un pueblo al cual gobernar, teniendo solo 18 años y lo que es peor, un pueblo desconocido para ella. Lejos de ser la reina, ella fue mujer y una excepcional.

christian mielost dijo...

Muchas gracias Cynthia!!Tienes razón y además ellas tampoco podían elegir , las decían con quien tenían que casarse y de un día para otro tenían que abandonar su casa su familia, su país para irse a una tierra extraña en la que no conocía nadie.No era algo tan fácil como nos parece. Un abrazo!!

Famosos