martes, 23 de febrero de 2016

HISTORIAS DEL MAR: EL ÚLTIMO VIAJE DEL WILHELM GUSTLOFF (SEGUNDA PARTE)


En la primera parte de ésta historia acompañamos al transatlántico alemán MV Wilhelm Gustloff desde el momento en que la Kraft durch Freude (KdF), que significa  "A la Fuerza por la Alegría", una organización dependiente del Deutsche Arbeitsfront (DAF) o Frente Alemán de Trabajo,  el sindicato único alemán creador  por el Partido Nazi en el mismo año de su llegada al poder en 1933,  encargó en 1936 a los astilleros Bohm&Voss de Hamburgo la construcción de un transatlántico que formaría parte, junto a otros buques, de un programa de cruceros vacacionales destinados a los trabajadores alemanes. El Partido Nazi impulsaba estas iniciativas  para mantener satisfechas a las masas obreras alemanas, conservar la paz social y evitar el nacimiento de organizaciones hostiles al régimen nazi. Asistimos a la botadura de la nave el 5 de mayo de 1937, cuando fue bautizado con el nombre del fundador y líder del Partido Nazi en Suiza, Wilhelm Gustloff (1895-1936), convertido en un mártir del nazismo después de su asesinato  el 4 de febrero de 1936 en la localidad suiza de Davos a manos del judío de origen croata llamado David Frankfurter (1909-1982) .Casi un año más tarde, el 15 de marzo de 1938, el MV Wilhelm Gustloff abandonaba por primera vez puerto y comenzaba su viaje de pruebas. Durante el siguiente año y medio  el transatlántico cumplirá la misión para la que había sido diseñado, llevar de crucero a miles de trabajadores alemanes, viajando a Noruega, Italia o la isla portuguesa de Madeira, aunque es probable que los jerarcas nazis también hubieran pensado en otro uso futuro de estas naves como barcos de transporte militar, algo que estaba prohibido por el Tratado de Versalles de 1919 que ponía punto final a la Primera Guerra Mundial. En mayo de 1939 el Gustloff cumplió con otra misión diferente ordenada por el mismo Adolf Hitler (1889-1945) y que consistía en recoger en el puerto español de Vigo a los miembros de la Legión Cóndor, el cuerpo del ejército alemán  que había tomado parte en la Guerra Civil española apoyando a las tropas sublevadas de Francisco Franco (1892-1975).


Mapa con la situación de Polonia después de que fuera dividida entre Alemania (en color amarillo)  y la Unión Soviética(territorio coloreado en color verde) en cumplimiento de los acuerdos secretos a los que habían llegado ambas potencias en el Pacto Ribbentrop Molotov que firmaron el 23 de agosto de 1939, apenas una semana antes de que Alemania comenzara la invasión de Polonia el 1 de septiembre. En menos de un mes Polonia era ocupada por ambas potencias . Fijaos en la parte superior del mapa , donde se encuentra Prusia Oriental  y a su lado las localidades de Danzig(la actual Gdansk) y Gdynia, a la que los alemanes daban el nombre de Gotenhafen. Amas situadas a orillas del Mar Báltico, jugarán un papel importante en la historia del Wilhelm Gustloff , que pasará buena parte de la guerra fondeado en Gotenhafen, puerto convertido en ase de los submarinos alemanes. Al fina de la guerra Prusia Oriental protagonizará una de las mayores oleadas de refugiados de la guerra, cuando entre un millón y dos millones de personas se movilizaron para huir del avance soviético , buscando refugio en territorio alemán
(Imagen procedente de guerrayhistoria.wordpress.com


Después de cumplir con éxito esta misión, volvió a realizar sus cruceros vacacionales para trabajadores alemanes. El último de ellos tendría como destino Noruega y se desarrolló entre el 19 y el 25 de agosto de 1939. Apenas seis días después   , el 1 de septiembre de 1939 , Alemania, que en el último año y medio  había anexionado Austria y ocupado Checoslovaquía, emprendía la invasión de Polonia. La política de apaciguamiento llevada a capo por las otras potencias europeas no sólo no había logrado detener las ambiciones de Hitler, sino que las había alentado al no detener a tiempo sus afanes expansionistas. Francia y el Reino Unido declararon la guerra a Alemania. Era el comienzo de la Segunda Guerra Mundial y el inicio de una nueva etapa en la vida de servicio del Wilhelm Gustloff.  El director  de teatro y periodista alemán Heinz Schön (1926-2013) , al que ya os presenté en la primera parte como uno de los supervivientes de la tragedia final del Gustloff en 1945 y autor de una obra en la que narra esa historia titulada " La tragedia del Gustloff. Diario de un superviviente", escribe sobre el final de los días en los que el Gustloff se dedicaba a llevar de vacaciones a los trabajadores alemanes "A partir del 1 de septiembre de 1939 - escribe Schön - ya no hubo ningún buque de Fuerza y Alegría llamado Wilhelm Gustloff. Se terminó el sueño del buque de recreo , de las travesías marítimas para los trabajadores, de los espléndidos viajes a Madeira , alrededor de Italia o de los fiordos noruegos. Fue un breve sueño como buque de la KdF el que pudo soñar el Wilhelm Gustloff Duró apenas un año y ciento dieciséis días . El tiempo de la alegría había terminado"  El Wilhelm Gustloff  fue adaptado a su uso como buque hospital, pareja suerte a la que corrieron  otros muchos buques civiles alemanes. Fue pintado enteramente de blanco con una gruesa línea verde que lo cruzaba de extremo a extremo   y hasta el mes de mayo de 1940 permanecerá anclado en el puerto de Danzig, el nombre alemán que recibía  la ciudad polaca de Gdansk.


Fotografía del Wilhelm Gustloff en el puerto de Danzig tomada el  23 de septiembre de  1939 donde ya podemos verlo  pintado de blanco  como correspondía a un buque hospital, Lazarettschiff en alemán,  cruzado de extremo a extremo  por una gruesa línea verde, Su siguiente destino sería Oslo, para ejercer como buque hospital para atender a las tropas alemanas heridas durante la campaña de Noruega que se prolongaría entre abril y junio de 1940. Lejos quedaban ya los tiempos en que el Wilhelm Gustloff  era un alegre crucero vacacional
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)


Después de la rápida ocupación de Polonia, dividida entre Alemania y la Unión Soviética en virtud de las cláusulas secretas del Pacto Ribbentrop Molotov firmado entre ambas potencias el 23 de agosto de 1939, se produce un largo tiempo de espera , meses en los que Europa estaba en guerra pero nadie se movía y que sería llamada "la guerra de broma". Pero el 9 de abril este período de tensa espera  termina cuando Alemania pone en marcha el plan de ocupación de Dinarmarca y Noruega. La primera cae sin ofrecer resistencia mientras que Noruega si que presentará una dura oposición a las tropas alemanas que no controlarán el país hasta  el mes de junio. Un mes después, el 10 de mayo , el ejército alemán , haciendo uso de la estrategia llamada Blitzkrieg o Guerra Relámpago basada en fuertes bombardeos iniciales seguidos de un rápido movimiento de las tropas en ataques tan fulgurantes que  sorprenden al enemigo impidiéndole ofrecer una resistencia organizada,  ataca Luxemburgo, Países Bajos y Bélgica. Tras la caída fulminante de la pequeña Luxemburgo, el 15 de mayo capitulan los Países Bajos, el 28 de mayo le toca el turno a Bélgica y el 14 de junio tropas alemanas entran en París . El 22 de junio Francia firma el armisticio con Alemania y el 23 de junio  Adolf Hitler  se fotografía en París con la Tour Eiffel al fondo. Era el símbolo de que Europa Occidental se hallaba a los pies de Hitler y todo ello en menos de tres meses. Mientras, el Wilhelm Gustloff  abandona el puerto de Danzig para poner rumbo a Oslo donde desde el mes de mayo .cumplirá una función como buque hospital para los soldados alemanes heridos durante la campaña militar en Noruega . Para entonces el Gustloff luce en una de sus chimeneas el dibujo de la Cruz Roja Internacional para evitar ser atacado. Los acontecimientos bélicos se suceden, y después de dominar buena parte de Europa continental, contando además con la alianza con la Italia de Benito Mussolini (1883-1945) y otros estados afines al nazismo en Europa, el siguiente objetivo de Hitler es el Reino Unido. 


En este mapa podemos ver la situación de Europa antes de que Alemania iniciara la invasión de la Unión Soviética el 22 de junio de 1941 cuando se puso en marcha la Operación Barbarroja. Europa continental había quedado  casi por completo bajo dominio alemán. En color verde más oscuro podemos ver el territorio que formaba parte del III Reich al comienzo de la guerra, incluyendo Austria, que había sido anexionada (el Anschluss)  el 12 de marzo de 1938 y los territorios de la actual República Checa , ocupada el 15 de marzo de 1939. El 1 de septiembre iniciaba la invasión de Polonia, que completaría en menos de un mes, repartiendo la nación polaca, como ya hemos visto, con la Unión Soviética. Después de los meses llamados  de la "Guerra de broma" en abril comenzaban las campañas de invasión  de Noruega y Dinamarca y ya en mayo las de Luxemburgo, Países Bajos, Bélgica y , finalmente Francia. Ésta fase concluye el 22 de junio de 1940 con la firma del armisticio  francés , creándose el estado títere de Vichy que, en realidad, está bajo el controlo de los nazis. Otras naciones se alían con Alemania, además de la Italia de Benito Mussolini  se unen Hungría , Rumanía y Bulgaria,. En abril de 1941 comienza la invasión  de Yugoslavia   y también la de Grecia , que en octubre del año anterior había intentado ser controlada , sin éxito , por Italia.  Se mantenían como estados neutrales Suiza, Suecia,  España , simpatizante de Alemania, y Portugal, gobernada por la dictadura de Antonio de Oliveira Salazar (1889-1970) .  Con la Unión Soviética como improbable aliada de Alemania tras el Pacto Ribbentrop Molotov de agosto de 1939, sólo el Reino Unido ofrecía resistencia al dominio nazi de Europa
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)


Simbólica e histórica  fotografía tomada por el fotógrafo personal de Hitler, Heinrich Hoffman (1885-1957) la mañana del 23 de junio de 1940  donde podemos ver a Adolf Hitler con la Tour Eiffel al fondo.  En la imagen está acompañado por el arquitecto Albert Speer (1905-1981), situado a la izquierda, y el también arquitecto y escultor Amo Breker (1900-1991). En apenas un mes y medio las tropas alemanas habían ocupado Luxemburgo, Países Bajos, Bélgica, Francia, Dinamarca y Noruega pero de todas ellas la más importante de sus victorias era la obtenida sobre Francia, a la que en cuatro años no había sido capaz de derrotar en la Primera Guerra Mundial. Como escribe   el periodista e historiador alemán Sebastian Haffner (1907-1999) en su "Anotaciones sobre Hitler":
"En 1940  se convirtió a ojos de sus admiradores  , después de todos estos éxitos nacionales e internacionales,  en "el mariscal más grande de todos los tiempos"
En aquel momento el ejército alemán parecía invencible
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)



En julio de 1940  se pone en marcha la denominada Operación León Marino, nombre en clave para designar  la operación de invasión del Reino Unido. La Kriegmarine o Marina de Guerra alemana  moviliza al Wilhelm Gustloff, que abandona su labor de buque hospital en Oslo para poner rumbo al puerto  de Stettin, la actual ciudad polaca de Szczecin, donde iba a tomar parte en la Operación León Marino  sirviendo como transporte de tropas alemanas  además de ser utilizado también con su habitual función de buque hospital. Uno de los requisitos claves para el éxito de la Operación León Marino era el dominio de los cielos  por parte de la Luftwaffe frente a sus antagonistas de la RAF, siglas de la británica Royal Air Force,   evitando así que pudieran atacar  a los barcos que llevarían las tropas necesarias para el desembarco en Inglaterra al cruzar el Canal de la Mancha. Pero éste dominio se retrasa  y la puesta en marcha de la Operación Leó Marino se ve aplazada en varias ocasiones  y para octubre de 1940 el desembarco de tropas alemanas en suelo inglés quedaba  suspendido por el momento aunque se mantenían los constantes bombardeos que sufrían las ciudades ingleses y lo seguirían haciendo  hasta la primavera de 1941, cuando Hitler ya está pensando en otro objetivo diferente, la invasión de la  Unión Soviética , para la que diseñó otro ambicioso plan, la Operación Barbarroja, en la que Alemania llegaría a movilizar más de tres millones y medio de hombres, alrededor de tres mil quinientos tanques y unos cuatro mil trescientos aviones. La Operación Barbarroja se pone en marcha el 22 de junio de 1941 y durante la primera semana de diciembre las tropas alemanas llegan a estar apenas a veinticinco kilómetros de Moscú. Pero el gélido invierno ruso, con temperaturas por debajo de los 50ºC bajo cero  y refuerzos soviéticos procedentes de Siberia harán que el ejército alemán, por primera vez en la guerra, se vea obligado a retroceder . Empezaba la larga, encarnizada y sangrienta guerra del Frente Oriental  y la Operación Barbarroja fracasaba en su intento de aplicar la Blitzkrieg que tantos éxitos había deparado a los alemanes en Europa Occidental.


En este mapa vemos los movimientos de la ofensiva alemana contra la Unión Soviética  dentro de la Operación Barbarroja que se inició el 22 de junio de 1941 rompiendo así la alianza sellada en el Pacto Ribbentrop Molotov . En diciembre de aquel año la Wehrmacht se hallaba a las puertas de Moscú pero el frío del invierno que más de un siglo antes había hecho retroceder a las tropas francesas de Napoleón Bonaparte (1769-1821) jugaría también ahora a favor de Josef Stalin(1878-1953). Ese mismo mes, por primera vez desde que había comenzado la guerra, los alemanes retrocedieron doscientos kilómetros. El Frente Oriental se estabilizaba, lo que significaba el fracaso de la Operación Barbarroja que no había logrado sus principales objetivos, el control de Moscú y , sobre todo, de los pozos petrolíferos del Caucaso.  En la mente de Hitler la campaña contra la Unión Soviética, tal y como él miso había expuesto en su "Mein Kampf", "Mi lucha", era una cruzada para salvar a Europa de Asia , viendo a los soviéticos como los hunos que mil quinientos años antes habían atacado las fronteras del Imperio Romano . El territorio que esperaba conquistar sería el célebre "espacio vital"  o Lebensraum donde podría obtener todas las materias primas y el territorio necesario para la expansión y fortalecimiento del III Reich.
(Imagen procedente de www.socialhizo.com)



File:Bundesarchiv Bild 183-L12214, Lazarettschiff "Wilhelm Gustloff".jpg
El Wihelm Gustloff  en el puerto de Narvik , en el norte de Noruega, en una fotografía tomada en  julio de 1940  cuando ya había terminado la campaña noruega y el país se hallaba bajo control alemán. El Gustloff pronto sería trasladado al puerto polaco de Stettin, la actual Szczecin, para participar  en la Operación León Marino, que tenía como objetivo la invasión del Reino Unido, en la que el Gustloff participaría como buque hospital pero también como transporte de tropas . Al no ponerse en práctica la operación, el Gustloff sería enviado a finales de 1940 al puerto de Gotenhafen, una base submarina alemana en territorio polaco donde el transatlántico pasaría la mayor parte de la guerra
(Imagen procedente de https://commons.wikimedia.org)

En cuanto al Gustloff , después de suspenderse la Operación León Marino , es enviado a finales de 1940 al puerto de Gotenhafen, nombre con que los alemanes habían bautizado  a la localidad polaca de Gdynia, situada a orillas del Mar Báltico, en el Golfo de Gdansk. Allí había una base de submarinos alemana y el Gustloff servirá como cuartel y alojamiento de los reclutas alemanes que están siendo preparados para tripular éstos submarinos . Ahora el Gustloff abandona la pintura blanca que distingue a los buques hospitales  para ser pintado  con el gris característico de los buques de guerra y  para completar su transformación se le dota de armamento. El Gustloff pasará los siguientes años en Gotenhafen mientras la suerte de la guerra va girando  lentamente pero sin cesar contra Alemania, cuyo ejército se desangra en el Frente Oriental frente a la superioridad numérica de los soviéticos, al tiempo que en el Norte de África , después de tres años de guerra, las fuerzas alemanas e italianas se rendían en mayo de 1943 y  en julio de ese mismo año se ponían en marcha la Operación Husky, nombre en clave para la invasión de las tropas aliadas de la isla de Sicilia y el comienzo de la campaña italiana.  Casi coincidiendo en el  tiempo las tropas soviéticas derrotan a las alemanas en le mayor combate de tanques de la historia, la Batalla de Kursk , donde cerca de ocho mil tanques de ambos bandos ,unos cinco mil aviones de combate y más de dos millones y medio de hombres lucharon  entre el 5 de julo y el 23 de agosto de ese año de 1943. Hitler había dicho respecto a aquella ofensiva alemana "Esta operación es de una importancia fundamental. Debe concluir con un rápido y decisivo éxito. Cada jefe y cada soldado habrán de ser debidamente preparados para que se den cuenta de la importancia decisiva de ésta ofensiva. La victoria de Kursk será un faro que iluminará el mundo"  Aunque numéricamente los alemanes causaron muchos más daños a los soviéticos que éstos a las tropas alemanas, los alemanes tuvieron unas doscientas mil bajas por casi novecientas mil entre los soviéticos, Alemania no podía sustituir sus pérdidas humanas y de material a la misma velocidad que los soviéticos  y menos ahora que además tenía que trasladar tropas para detener los avances aliados en Italia. 


En 1942 la suerte de la guerra comenzaba a girar . La Unión Soviética iniciaba un contraataque , mientras que en el Norte de África la situación se complicaba para Alemania, donde la superioridad numérica y material de británicos y estadounidenses  terminaba por imponerse  al talento militar del mariscal Erwin Rommel (1891-1944) . EL 12 de marzo de 1943 todo el Norte de África quedaba en manos de los aliados. Mientras los alemanes se desangran sin avanzar en el asedio de Stalingrado   y sufren una grave derrota en la batalla de Kursk en el verano de 1943  que supone la definitiva pérdida de iniciativa de Alemania en su enfrentamiento con la Unión Soviética, los aliados desembarcan en Sicilia en julio de ese mismo año. Los fuegos a sofocar  se le acumulan a Alemania que además ve como  Benito Mussolini era derrocado el 25 de julio y en septiembre Italia firmaba la rendición obligando a las tropas alemanas a ocupar la Península Italiana y ocupar posiciones para evitar el avance aliado
 Imagen procedente de es.slideshare.net)



Fotografía del Wilhelm Gustloff en el puerto de Gotenhafen tomada en 1942. En este puerto, hoy conocido con su nombre polaco de Gdynia, permanecería el Gustloff la mayor parte de la guerra desde finales de 1940, sirviendo como alojamiento para las tripulaciones que se preparaban para gobernar los submarinos alemanes.     (Imagen procedente de ww2today.com)


El 6 de junio de 1944 las tropas aliadas desembarcan en las playas de Normandia y Alemania se ve acosada por todos los frentes mientras que su territorio sufre constantes bombardeos. E ejército alemán se bate en retirada aunque todavía intentará una ofensiva desesperada en el Frente Occidental entre diciembre de 1944 y enero de 1945, la Batalla de las Ardenas, donde Alemania gasta sus últimas fuerzas La guerra está perdida para Alemania y la población contempla con horror el avance de las tropas soviéticas  sedientas de venganza . El escritor y periodista soviético Ilyá Ehrenburg (1891-1967), que había sido corresponsal en la Guerra Civil española y ahora acompañaba a las tropas soviéticas en su avance hacia Alemania, escribe en enero de 1945 "Alemania es una puta. Estamos  en Alemania. Las ciudades arden y me siento feliz. Los alemanes no tienen alma. Levantaremos cadalsos en Berlín. El terror empuja a los alemanes y a sus hembras hacia el oeste .Alemania , puedes dar cuantas vueltas quieras , y  arder y aullar en tu mortal agonía. ¡La hora de la venganza ha sonado!"  En el mismo sentido se reparte un panfleto entre los soldados soviéticos donde se conmina a los soldados "Mata. Nada en Alemania es inocente, ni los vivos ni los que aún están por nacer. Sigue las palabras del camarada Stalin y aplasta para siempre a la bestia fascista en su madriguera. Rompe el orgullo racial de la mujer alemana. Tómala como tu legítimo botín"  Miles de mujeres alemanas serían las víctimas de estas llamadas a las violaciones en masa. Conocedora de estas proclamas la población alemana trata de huir hacia el oeste, era preferible ser capturados por británicos o estadounidenses que por las tropas soviéticas , pero el gobierno alemán ha dado la consigna de resistir hasta la muerte. Cuatro años antes, el 27 de noviembre de 1941, cuando la Operación Barbarroja  flaqueaba y anunciaba el primer fracaso del ejército alemán en la guerra, Hitler había dicho  "Si llegara el día en que el pueblo alemán no fuera lo suficientemente  fuerte y sacrificado como para entregar su propia sangre  en aras de su existencia, prefiero que sucumba y sea exterminado por otra potencia más fuerte. Yo, por mi parte, no derramaré entonces una sola lágrima  por el pueblo alemán".


Fotografía de Erich Koch,(1896-1986)  que sería Gauleiter, término utilizado en el Partido Nazi para designar a los líderes o gobernantes de una zona, de Prusia Oriental , además de  Comisariado del Reich para Ucrania (Reichskommissariat Ukraine)  entre 1941 y 1943  cuando , entre otras acciones, ordenó cerrar todas las escuelas ucranianas ya que según él
"Los niños ucranianos no necesitan escuelas. Lo que tendrán que aprender ya les ha sido enseñado por sus maestros alemanes"
Estuvo implicado en la persecución de la población judía ucraniana y polaca y también en la de proporcionar trabajadores forzados a las industrias del III Reich. En el otoño de 1944 se convertiría en comandante del Volkssturm , las milicias populares que acababa de ser creadas para realizar una defensa desesperada ante el avance de las tropas soviéticas. Hizo todo lo posible para evitar el éxodo de la aterrorizada población de Prusia Oriental , que deseaba huir ante el temor que infundían las tropas soviéticas , temor que no hacía más que crecer según llegaban rumores de sus salvajes acciones en las localidades que iban ocupando, aunque él mismo procuró ponerse a salvo junto a su familia. Terminaría organizando la evacuación desde Pillau, la actual Baltisk, hoy un puerto bajo soberanía rusa. Al final de la guerra fue procesado como criminal de guerra pero su pena fue conmutada por la de prisión perpetua , muriendo en prisión el 12 de noviembre de 1986 a los noventa años de edad.  
(Imagen procedente de euromaidanpress.com)

Fotografía tomada en Pillau en el invierno de 1945, con centenares de refugiados que buscaban embarcarse en alguna de las mil cien embarcaciones que tomaría parte en la Operación Anibal para la evacuación de entre uno y dos millones de personas desde Prusia Oriental a Alemania para rescatarlas del avance soviético. Alrededor de treinta mil morirían
al ser hundidos los barcos que las transportaban , bien por los submarinos soviéticos o por la aviación aliada cuando la guerra ya estaba en sus últimas semanas en Europa
Imagen procedente de www.forgottenairfields.com)


Los alemanes estaban abandonados a su destino ,  perdidos si caen en manos de los soviéticos, pero también lo está si intentan huir pues se ha dado órdenes de matar a todo aquel que trate de abandonar su hogar.Se organizan las Volkssturm o "fuerzas de asalto del pueblo" creadas en octubre de 1944 y comandadas por Joseph Goebbels (1897-1945)  y para engrosar sus filas se recluta obligatoriamente a todos los hombres alemanes entre los dieciséis y los sesenta años para defender Alemania en lo que más que una estrategia de defensa parecía un suicidio colectivo y muchos, ante los rumores que llegan de las atrocidades sufridas por la gente que caía en manos de los soviéticos, optan finalmente por quitarse la vida para evitar ese horror. Donde más patente es éste miedo  es en Prusia Oriental, donde en enero de 1945 seguía  fondeado el Wilhelm Gustloff . El comandante del Volkssturm en Prusia Oriental,  Eric Koch (1896-1986) , impidió con todos los medios a su alcance la huida de la población aunque él mismo y  su familia se las arreglaron para marcharse antes de la llegada de los soviéticos  en enero de 1945 si bien luego se encargaría de organizar el éxodo de la población hacia Alemania desde la población de Pillau, el actual puerto ruso de Baltisk, el más occidental de Rusia. El historiador británico Anthony Beevor (1946) en su obra "La caída de Berlín" escribe acerca del papel representado por Koch en los últimos meses de la guerra que "hizo una gran exhibición al organizar la evacuación marítima usando las comunicaciones por radio de la Kriegsmarine antes de volver a retirarse  una vez más escapando a través de éste puerto báltico el 23 de abril de 1945 , a bordo del rompehielos OstpreuBen". Años más tarde sería condenado a muerte por crímenes de guerra aunque le fue conmutada por prisión perpetua .El pánico se desata a partir del 13 de enero, fecha en la que  se inicia la ofensiva soviética en Prusia Oriental , donde casi un millón setecientos mil soldados soviéticos se dirigían a éste territorio en poder alemán defendido por medio millón de soldados más doscientos mil miembros del Volkssturm que apenas  disponían de armas para defenderse. La población, aterrorizada, ignorada todas las prohibiciones y amenazas , y comienza el éxodo hacia Alemania para alejarse de las tropas soviéticas que avanzan de forma imparable. Los trenes van atestados de refugiados que también llenan las carreteras y cualquier otra vía de escape 


Una columna de refugiados alemanes que atraviesan el estrecho de tierra  llamado Frisches Haff en alemán, que separa la Laguna del Vístula del Mar Báltico, una estrecha franja de tierra de 70 kilómetros de longitud y dos kilómetros de ancho .Se dirigían a los puertos de Pillau, Danzig y Gotenhafen , soportando temperaturas de hasta veinticinco grados bajo cero y  sintiendo el aliento de las tropas soviéticas que habían lanzado una ofensiva contra Prusia Oriental que sería conocida como la batalla de Könisberg, que se prolongaría desde finales de enero de 1945 hasta el 9 de abril   (Imagen procedente de http://www.kreisgemeinschaft-wehlau.de/)

Fotografía tomada el 26 de enero de 1945 en el puerto de Pillau donde todo tipo de embarcaciones esperan a las decenas de miles de refugiados que se dirigen hacia éste y los otros puertos bajo control alemán en su huida desesperada de las tropas soviéticas. La gente se hacinaba en el interior de los barcos, que iban atestados de personas . Algunos de los buques más grandes, como es el caso del Gustloff , llegarían a quintuplicar  su capacidad  de transporte de personas
u(Imagen procedente de uncensoredhistory.blogspot.com)


Ante la situación de millones de personas huyendo del avance soviético,  el gran almirante de la flota alemana  Karl Dönitz (1891-1980), consciente de que está todo perdido, trata de salvar lo que queda de la flota de submarinos alemanes  ordenando su evacuación al tiempo que imparte órdenes para que todos los buques disponibles sean utilizados para evacuar a la gente que huía del avance soviético en Prusia Oriental.  Bautizada con el nombre de Operación Anibal (o Hannibal) , Dönitz encargaba al almirante general Oskar Kummetz (1891-1980) , que era responsable de la Kriegmarine en el Mar Báltico y a Conrad Engelhardt (1898-1973), responsable de los transportes de la Kriegsmarine, el diseño de la operación  que iba a convertirse en una de las mayores evacuaciones  de la historia. Mil cien barcos de todo tipo y tamaño  participarían en ella desde finales de enero hasta el mes de abril de 1945 , trasladando a Alemania y Dinamarca a más de un millón de personas sufriendo las bajas temperaturas , que caían por debajo de los veinte grados bajo cero, los bombardeos soviéticos y también británicos, el acoso de los submarinos y el peligro siempre latente de las minas. Entre los barcos que interviene en la evacuación se encuentra el barco hospital Goya,y los antiguos transatlánticos Cap Arcona, General Von Steuven y  el propio Wilhelm Gustloff. Los refugiados se dirigen por cientos de mies, por millones  hasta los puertos de Pillau, Danzig y Gotenhafen, donde se encontraba el Wilhelm Gustloff. La periodista española Ana Echeverría  escribe en su artículo dedicado al final del Wilhelm Gustloff  en la revista "Historia y vida"  que  los refugiados debían "caminar durante horas sobre la nieve, con temperaturas entre 20 y 25º, cargando con capas y capas de ropa: dos o tres suéteres, varios pares de medias, botas pesadas, abrigos, bufandas. Muchos llegan con síntomas de congelación o se quedan por el camino. Algunas madres abandonan a sus bebés muertos en la cuneta. Y si los civiles viven una pesadilla, como describir los horrores de la evacuación para los prisioneros  de cárceles y campos de concentración, ya muy debilitados por el hambre y los malos tratos sufridos durante sus años de cautiverio."


Fotografía tomada  en el verano de 1925 del transatlántico  SS General Von Steuben, Botado en 1922, su nombre original era "München"  pero fue rebautizado en 1930 en honor de Friedrich Wilhelm von Steuben (1730-1794)  un oficial prusiano  que combatió junto a las tropas de George Washington (1732-1799) durante la Guerra de  Independencia de los Estados Unidos. Fue reclutado, como tantos otros buques, para participar en la Operación Anibal, que tenía como objetivo principal la evacuación de las tropas alemanas  y una vez puestas a salvo evacuar a la población civil. El 10 de febrero de 1945 el Steuben zarpó del puerto de Pillau con  unos 2800 soldados heridos,  trescientos cincuenta enfermeros y médicos y  unos ochocientos refugiados , para un total estimado de entre cuatro mil y cinco mil personas (siempre es difícil dar un número exacto porque en medio del caos de la evacuación mucha gente no era contabilizada) Aquella misma noche el SS General von Steuben fue hundido por los torpedos del submarino soviético S-13  de Aleksandr Marinesko,él mismo que diez días antes había hundido el Wilhelm Gustloff. De las personas que viajaban en el Steuben sólo se rescataron con vida a 659
 (Imagen procedente de en.wikipedia.org)


30130 300841 goya.jpg
Fotografía del MV Goya tomada en 1940 en el astillero de Akers, en Oslo, la capital de Noruega, cuando todavía se trabajaba en su construcción. Convertido en barco hospital , participó también en la Operación Anibal. El 16 de abril de 1945 zarpaba del puerto de Danzig   con miles de refugiados que huían hacia Alemania apenas a menos de un mes  para que terminara la guerra (Hitler se suicidaría el 30 de abril y Alemania capitularía el 10 de mayo)  Hacia la medianoche fue avistado por el submarino soviético L-3 bajo el mando de Vladimir Konovalov (1911-1967) que disparó dos torpedos contra la nave que en menos de siete minutos se fue al fondo del Báltico con unas seis mil personas a bordo de las que sólo se salvaron  165 .
(Imagen procedente de   https://en.wikipedia.org)


Y si era duro el camino hasta los puestos donde les esperaban los buques para la evacuación  lo que les esperaba  allí era el caos, como nos explica el escrito español Justino Balboa en su obra "Grandes enigmas de la Segunda Guerra Mundial "  que  escribe acerca de la situación en el puerto de Gotenhafen donde se encontraba el Wilhelm Gustloff "En aquellos momentos, en el puerto, más de sesenta mil refugiados trataban de abordar las naves , en un estado total de caos y confusión. Mientras los oficiales intentaban contabilizar y distribuir lo mejor posible a los pasajeros , eran muchos los que subían a bordo desordenadamente burlando la guardia" y Ana Echeverría añade que " hubo adultos que se pasaron niños por encima de las cabezas  para obtener prioridad  de embarque, desertores que se disfrazaron de mujeres  y se colaron acunando bebés falsos, madres auténticas que arrojaron a sus hijos al agua desde la pasarela de embarque para salvarlos de morir arrollados por la multitud"  Mientras, los soviéticos avanzaban imparables y el primer ministro británico, Winston Churchill (1874-1965)  señalaba a finales de enero de 1945 "Los rusos están sacándole las tripas a la Wehrmacht". El miedo , la desesperación, el frío, el hambre  eran los sentimientos comunes de las miles de personas que estaban intentando embarcar en el Wilhelm Gustloff, el antiguo crucero de lujo convertido en la última esperanza para aquellos desdichados. Recordemos que el Gustloff era un transatlántico de 208,5 metros de eslora (longitud del barco) con 23,5 metros de manga (ancho del barco ) y capacidad para unos 1463 pasajeros  y  aproximadamente 417 tripulantes , lo que hacía un total  de 1880 personas de capacidad , aunque hay ciertas variaciones en las cifras según la fuente que se consulte, pero las diferencias son pequeñas. Ahora, ante el alud de refugiados, el Wilhelm Gustloff iba a emprender su viaje, después de casi cuatro años varado en puerto, con un número de personas que multiplicaba por cinco los que había transportado en su época como crucero.  De nuevo  Heinz Schön nos da unas cifras estimadas del número de personas  que iban a bordo del Gustloff en el que iba a ser su último viaje "A bordo iban 173 tripulantes, 918 oficiales, suboficiales y marinos de una división de guerra antisubmarina, 373 mujeres del Cuerpo Femenino Auxiliar de la Kriegmarine, 162 soldados heridos y 8956 civiles, entre ellos unos cuatro mil niños".


Fotografía del transatlántico Cap Arcona saliendo de Hamburgo. Botado en 1927 este transatlántico de lujo era una de las joyas de los cruceros alemanes y durante doce años recorrió todos los mares . Tal era su lujo interior  que en 1942 se rodaría en su interior  una película sobre el Titanic.  Fue otro de los grandes buques empleados en la Operación Anibal. Apenas una semana antes del final de la guerra  , el 3 de mayo de 1945 embarcaban en el Cap Arcona , que se encontraba en el puerto alemán de Lübeck   y se hallaba en un mal estado de conservación, miles de prisioneros procedentes del campo de concentración de Neuengamme y del de Stutthof, que el comandante en jefe de las SS,  Heinrich Himmler(1900-1945) , había ordenado vaciar para que no quedara ningún prisionero con vida que luego pudiera declarar contra ellos en los juicios que sin duda vendrían después de la derrota de Alemania.. La intención de Himmler era amontonarlos en los buques , sacarlos a alta mar y allí hundirlos para borrar las pruebas del genocidio nazi, un intento vano pues ya se estaba descubriendo el horror de los campos de exterminio nazis. En todo caso aquel 3 de mayo el Cap Arcona llevaba en su interior unos 4500 prisioneros, a los que había que sumar otros tres mil que  iban a bordo de los vapores Thielbeck, Deutschland y Athen y submarinos alemanes se disponían a hundirlos , pero antes de  que dispararan sus torpedos  los británicos lanzaron un ataque aéreo que acabó  con los barcos y los miles de prisioneros que iban a bordo en el fondo del mar . Por unos minutos hicieron involuntariamente el trabajo sucio a los alemanes y firmaron la segunda catástrofe naval más grande de la historia después del hundimiento del Wilhelm Gustloff, con unos siete mil muertos.
 (Imagen procedente de www.flickr.com

Wilhelm Zahn.jpg
Fotografía del capitán  Wilhelm Zahn, un veterano de la guerra submarina  que había  alcanzado fama después de que estuviera cerca de hundir el buque británico  HMS Nelson cuando llevaba a bordo al primer ministro británico Winston Churchill . Era el capitán militar del Wilhelm Gustloff , compartiendo el mando con el capitán civil  Friedrich Petersen, que había sido el segundo capitán  en la historia del transatlántico en el año 1938. Al tratarse de un buque civil  prevalecían las órdenes de  Petersen sobre las de Zahn aunque éste último tuviera un rango superior. Las desavenencias y discrepancias de criterio entre ambos hombres serían continuas durante el último viaje del Wilhelm Gustloff    (Imagen procedente de https://en.wikipedia.org

Esto hacía un total de 10.582 personas , tal vez fueran incluso más, porque es muy difícil  establecer una cifra exacta de las personas que lograron embarcar en aquel clima de caos y desesperación, pero en lo que no hay dudas es que el Wilhelm Gustloff iba completamente sobrecargado y apenas era posible moverse en cubierta o por sus pasillos  atestados de gente, muchos de ellos debiendo dormir a la intemperie bajo temperaturas gélidas expuestos a morir por una hipotermia. Se estima que apenas había chalecos salvavidas para un 50% y un 60% de las personas que iban a bordo   y veintidós botes salvavidas, cada uno de ellos con capacidad para cincuenta personas , es decir, para mil cien personas que era menos del 10% de todas las personas que viajaban en el Wilhelm Gustloff, lo que era algo más que inquietante en un viaje donde iba a ser permanente la amenaza de los submarinos soviéticos  que patrullaban por la zona. Esta era la situación que tenían que afrontar los dos capitanes que dirigían el antiguo transatlántico, el capitán civil  al que ya conocimos en la primera parte, Friedrich Petersen (1878-1960), que fue el segundo capitán en la historia del Wilhelm Gustloff  durante el primer crucero a la isla de Madeira en 1938, y el capitán militar Wilhelm Zahn (1910-1976), que había sido comandante de submarinos durante los años anteriores . Entre ambos hombres no  existía un buen entendimiento. A Petersen, en su calidad de capitán civil, le correspondía la prioridad en el mando del Gustloff, algo que le resultaba difícil aceptar a Zahn, que tenía un rango superior  y no estaba dispuesto a acatar sin más las órdenes  de Petersen. Una de las grandes diferencias entre ambos sería la velocidad que tendría que alcanzar la nave durante la ruta. Zahn , debido a su amplia experiencia al frente de submarinos, sabía que los británicos recomendaban a sus cruceros que superaran la velocidad de quince nudos para tratar de evitar a los submarinos y por eso aconsejó a Petersen que el Gustloff debía superar esa velocidad . Pero Petersen no estaba de acuerdo pues el año anterior el transatlántico sufrió daño durante un bombardeo y temía que la estructura del barco no aguantara esa velocidad. Zahn insistía en que  había sido probado y que estaba capacitado para ir a  esa velocidad.  y Petersen a su vez insistió en que no debían superarse los doce nudos. 


Fotografía del veterano capitán Friedrich Petersen, al que ya conocimos en la primera parte,  que asumió el mando del Wilhelm Gustloff  durante su último viaje y en contra del criterio del capitán militar, Wilhelm Zahn , consideraba que el buque debía navegar por debajo de los doce nudos , pues no confiaba en la resistencia de la nave a velocidades superiores, y quería seguir una ruta recta y por aguas profundas para llegar lo antes posible a destino y evitar las minas, mientras que Zahn proponía navegar en zig zag, a velocidades superiores a los quince nudos y en aguas poco profundas para dificultar la labor de los submarinos soviéticos que patrullaban la zona. Ambos capitanes salvarían la vida  . En el juicio sobre el hundimiento que se celebraría después, Zahn echaría la culpa a la tripulación croata que servía en el buque y que no parecía entender bien las órdenes  y además señaló que las cadenas que sujetaban los botes estaban heladas dificultando las tareas para posarlos  en el agua. Explicó que sólo seis botes lograron ponerse en condiciones en el mar de los veintidós que llevaba el Wilhelm Gustloff.  Para que no cundiera el pánico, a los pasajeros les dijo que habían encallado, pero cuando ya el pánico era incontrolable optó por abandonar la nave . No he encontrado declaraciones en el juicio de Petersen, por lo que parece que sólo se pidió rendir cuentas a Zahn , probablemente por su condición de capitán militar.  
 (Imagen procedente de zeitungspiraten.net)
Esta fotografía borrosa podría ser a última que se tomó del Wilhelm Gustloff el 30 de enero de 1945  hacia las 12:30 hrs cuando comenzaba a abandonar el puerto de Gotenhafen para la que sería su última travesía con cerca de once mil personas a bordo  
(Imagen procedente de www.wilhelmgustloff.com)
Y no era el único punto de controversia. Zahn recomendaba que siguieran una ruta en zig zag para evitar a los submarinos y además en aguas poco profundas para dificultar los movimientos de éstos,  mientras que Petersen daba prioridad a alcanzar su destino, el puerto alemán de Kiel, lo antes posible por lo que irían en línea recta y por aguas profundas  para esquivar las minas que sin duda habría en aguas más someras . Después de muchas discusiones llegaron a un acuerdo, el Wilhelm Gustloff viajaría en zig zag a una velocidad no superior de doce nudos. Por fin, el 30 de enero de 1945 a las doce y media del mediodía el Wilhelm Gustloff se disponía a abandonar el puerto de Gotenhafen .Era un día gélido, con temperaturas por debajo de los 10 grados bajo cero, nevaba y el viento era fuerte. Las condiciones de visibilidad eran muy malas. El Gustloff  zarpó  en busca de la protección de un convoy con el que completar la travesía, ya que apenas tenía la protección de un pequeño torpedero, el Lowe, pues los otros dos barcos que debían escoltarlo tuvieron que regresar a puerto por problemas técnicos. Hacia las 20 horas resonaban en los altavoces del barco los ecos de la voz de Adolf Hitler que aquel día celebraba  el duodécimo aniversario de la llegada de los nazis al poder, un discurso donde sigue llamando a la resistencia "Espero ,por lo tanto, - decía Hitler en aquel último discurso - que todo alemán cumpla su deber hasta el último extremo , que acepte todo sacrificio que se exija  y que haya de exigirse de él " y concluía "Por muy grave que pueda ser la crisis del momento,  será, sin embargo , dominada al fin por  nuestra  voluntad inquebrantable , por nuestra abnegación y por nuestras facultades . Sobreviviremos también a esta hora precaria . En esta lucha no será el interior de Asia  el que triunfe, sino Europa , y a su cabeza aquella nación que, desde hace mil quinientos años, ha defendido y seguirá defendiendo siempre a Europa como primera potencia contra el Este , nuestro Gran Reich, la nación alemana" Podemos imaginar como sonaban estas palabras, absurdas y  fuera de la realidad, a aquellas miles de personas que huían aterrorizadas del avance soviético mientras contemplaban al ejército alemán derrumbarse a su paso.

En este mapa podemos ver el itinerario seguido por el submarino soviético S-13  desde que dejara el 11 de enero de 1945 el puerto finlandés en manos soviéticas de Hanko , hasta el lugar donde interceptó   en la noche del 30 de enero al Wilhelm Gustloff  que se dirigía al puerto de Kiel con once mil personas a bordo.
(Imagen procedente de smoloko.com)






Aleksandr Marinesko, oficial al mando del S-13 que en apenas once días hundiría el Wilhelm Gustloff  el 30 de enero  y el 10 de febrero haría lo propio con el SS General von Steuben acabando entre los dos hundimientos con la vida de unas catorce mil personas. Debido a su carácter conflictivo y a su alcoholismo el gobierno soviético se negó a declararle Héroe de la Unión Soviética al no considerarlo un ejemplo adecuado . Seguiría metiéndose en líos y acabó su vida en la ruina , viviendo como un indigente . No sería hasta 1990 cuando con carácter póstumo se le concedió la distinción de  Héroe de la Unión Soviética y se le erigió una estatua en la ciudad de Kaliningrado por el dudoso honor de haber causado la mayor catástrofe naval de la historia , aunque él cumplía con las órdenes que había recibido (Imagen procedente de www.graptolite.net)
 El Gustloff navegaba ya  sumido en la oscuridad  de la noche y sin luces para no revelar su posición , pero entonces  les llegó el mensaje de que un dragaminas alemán se dirigía hacia su posición y había riesgo de colisión.Los dos capitanes se enzarzaron en una nueva discusión. Petersen quería encender las luces para evitar la posible colisión frente a la oposición de Zahn, que sabía que encender las luces podía  ser la condena a muerte del barco si era avistado por cualquier submarino soviético que estuviera en los alrededores. Y había uno muy cerca. El 11 de enero de 1945 había zarpado  del puerto de Hanko, situado en territorio finlandés pero que desde 1940 se encontraba en manos soviéticas , quienes lo habían convertido en una base de submarinos. Se trataba del S-13 bajo el mando del oficial Aleksandr Ivánovich Marinesko(1913-1963)  , un hombre que popular entre su tripulación pero que no gozaba de un gran aprecio entre las autoridades soviéticas. Hijo de un antiguo marinero rumano,  Marinesko se había unido como comandante de submarinos a la flota soviética en el Mar Báltico en 1939, al comienzo de la guerra. Con un carácter impulsivo , indisciplinado y aficionado al alcohol, Marinesko  tuvo un accidente con el submarino que dirigía y debido a su alcoholismo fue expulsado del Partido Comunista , aunque el hundimiento de un navío alemán permitió su rehabilitación siendo admitido de nuevo en el Partido Comunista. Ya en el año 1943 se le encomendó el mando de un submarino de la moderna clase S, el S-13. A comienzos de enero de 1945  Marinesko desaparecería sin permiso durante tres días en los que no dio señales de vida . Reapareció después justificando su ausencia alegando que había celebrado la entrada del nuevo año con una  mujer sueca , lo que habría sido suficiente para ser destituido si no fuera porque hacerlo significaba dejar inactivo el S-13 hasta que pudieran destinar otro capitán para su gobierno en un momento en que los submarinos soviéticos debían patrullar las aguas del Mar Báltico para causar todo el daño que pudieran a las naves alemanas implicadas en la Operación Anibal de evacuación de refugiados desde el Báltico a Alemania. Por eso Marinenso conservó el mando y  pudo zarpar el 11 de enero  de Hanko rumbo a la costa de Prusia Oriental, donde naves  como el Wilhelm Gustloff se disponían a evacuar a miles de refugiados. 


Russian stamp 304 S-13 1996.jpg
Sello conmemorativo del submarino S-13 emitido en 1996 . El hundimiento del Wihelm Gustloff  se rodearía de leyendas, como que transportaba en sus bodegas la Cámara de Ámbar, la mítica estancia toda ella hecha de ámbar,  que se encontraba en el Palacio de Catalina  cerca de San Petersburgo y que había sido un regalo del rey de Prusia Federico Guillermo I (1688-1740) al zar de Rusia Pedro I el Grande (1672-1725) y que los nazis habían desmontado y luego exhibido en el Castillo de Könisberg , el último lugar donde pudo contemplarse antes de que desapareciera en los últimos meses de la Segunda Guerra  Mundial , aunque es muy probable que quedara destruida durante los bombardeos que sufrió el castillo de Könisberg. Los soviéticos también lanzaron el bulo de que  llevaba un arma secreta pero tampoco éste extremo ha podido ser confirmado.
(Imagen procedente de   https://es.wikipedia.org



EL HUNDIMIENTO DEL WILHELM GUSTLOFF

No he encontrado ningún documental en español sobre la historia del Wilhelm Gustloff pero si una serie que dramatiza  lo que sucedió en los últimos momentos del transatlánticos.  Sólo está en alemán pero creo que por la fuerza de las imágenes y conociendo ya un poco de su historia os puede resultar de interés Como no he podido descargarla en el blog os dejo los enlaces de YouTube por si queréis verla. 



Marinesko y su S-13 se hallaba  en la zona cuando el Wilhelm Gustloff encendió por un momento las luces. Aunque las apagaron casi al instante fue suficiente para que el submarino soviético detectara la presencia del transatlántico alemán. Marinesko no dudó un instante y ordenó que se dispusieran  cuatro torpedos para ser lanzados. Cada uno de los cuatro torpedos había sido bautizado con un nombre: "Por Stalin", "Por Leningrado", "Por la madre patria"  y "Por el pueblo Soviético" aunque uno de ellos nunca sería lanzado debido a un fallo mecánico. Lo que sucedió a continuación nos lo cuenta de nuevo Heinz Schön en su libro "" La tragedia del Gustloff. Diario de un superviviente" donde nos cuenta que "A las 23 horas en punto, hora de Moscú (las 21 horas para los que viajaban en el Gustloff) , el submarino se colocó en posición de disparo. El S-13  se acercó a unos mil metros del objetivo. Marinesko ordenó preparar los torpedos de proa para un ataque en superficie y sumergirse luego a una profundidad de tres metros . Cuando la proa del enorme buque fue reconocible en el centro de la retícula del periscopio del S-13, Marinesko dio la orden" .Y así tres torpedos se dirigieron hacia el Wilhelm Gustloff, que navegaba de nuevo con las luces apagadas y se hallaba entre la bahía de Danzig y la isla danesa de Bornholm, situada a su vez entre la costa sur de Suecia y la costa polaca. Uno de los supervivientes del ataque, el suboficial Karl Hoffman, ha sido la fuente de muchos de los datos de los hechos que sucedieron a continuación. Según su relato el primero de los torpedos alcanzó al Wilhelm Gustloff  en la proa  haciendo que los mamparos de seguridad, que evitaban que el agua se extendiera al resto del buque, se cerraran automáticamente dejando atrapadas a todas las personas que se encontraban  en la parte delantera del barco. Poco después hace blanco el segundo torpedo  que impactó a la altura de la piscina interior del Gustloff  que en ese momento se hallaba vacía para que sirviera de  dormitorio improvisado para un grupo de enfermeras de la marina sobre las que escribe Heinz Schön que "La mayoría ni siquiera debió de oír el estruendo. La muerte les sobrevino en el barco de la forma más fácil, las sorprendió mientras dormían"  El tercer y último torpedo alcanzó la popa del  transatlántico que ya estaba herido de muerte. 


Fotografía de la piscina interior del Wilhelm Gustloff que ya os había mostrado en la primera parte  pero que creo que es necesario volver a observarla para imaginarla sin agua , convertida en el dormitorio de decenas de enfermeras alemanas que se hallaban descansando en su interior   cuando el segundo de los torpedos lanzados por el S-13 impacto en el casco del transatlántico precisamente a la altura del lugar donde se encontraba la piscina.  De las 375 enfermeras que viajaban en el Gustloff sólo habrían sobrevivido tres de ellas
(Imagen procedente de hadebarcos.blogspot.com)   






En esta imagen podéis ver los tres impactos que recibió el  Wilhelm Gustloff  la noche del 30 de enero de 1945 . Primero en la proa, dejando atrapadas ya a mucha gente que no pudo salir a la cubierta del barco, después a la altura de la piscina interior del barco y el último de ellos en la popa, pero para entonces el Wilhelm Gustloff ya estaba herido de muerte. Tardaría cerca de tres cuartos de hora en hundirse en las aguas del Mar Báltico  a 44 metros de profundidad. Los soviéticos dinamitarían los restos del Gustloff para que no se pudieran realizar futuras investigaciones aunque sólo lograron que quedara partido en tres segmentos  
(Imagen procedente de http://www.wilhelmgustloff.com/sinking.htm)

No es difícil imaginar lo que sucedió a continuación, pánico y caos. Como ya sabemos, no había salvavidas más que para entre un 50% y un 60% de las personas y ,además, la  gélida temperatura de las aguas del Mar Báltico significaría la muerte en pocos minutos de todos aquellos que cayeran a sus aguas, con salvavidas o sin él. En cuanto a los botes salvavidas también vimos que apenas había veintidós con una capacidad total de mil cien personas, ni un diez por cientos del total de las personas  que iban en el barco. De ésta forma, Heinz Schön, que  se encontraba en ese mismo momento en la cubierta, recuerda  que "Mientras la gente buscaba desesperadamente en la cubierta superior del Gustloff alguna posibilidad de salvación, muchos seguían luchando en el interior del buque contra un destino horrible , yacían heridos o aturdidos por los gases de las detonaciones, en los camarotes , por los corredores  y en las salas. Estaban tirados, tumbados en el suelo o corrían desesperados de un lado a otro"  Se pudo enviar un SOS por la radio del buque que fue recibida por el torpedero escolta  del Wilhelm Gustloff, el Lowe, que a su vez lo remitió a todos los barcos que se hallaran cerca. Como en otras grandes catástrofes navales, el pánico impidió que todos los botes salvavidas se bajaran al agua en condiciones y , en todo caso, pronto ya no había sitio en ninguno de ellos. Miles de personas estaban condenadas a morir ahogadas o por hipotermia. en las frías aguas. El Wilhelm Gustloff se iba irremediablemente al fondo del mar y Schön describe escenas tan dramáticas como las de un oficial alemán que dio muerte a toda su familia y se suicidó para no contemplar como morían ahogados. La periodista Ana Echeverría nos describe esos últimos momentos "las personas caían al agua si salvavidas apenas podían moverse: arrastraban el peso de sus botas y de sus gruesas ropas de abrigo. Niños con chalecos  demasiado grandes para su talla cayeron boca abajo y se ahogaron. Desde los botes abarrotados , la gente golpeaba la cabeza  y las manos  de los que intentaban salvarse subiéndose a ellos"

BREVE VÍDEO SOBRE LOS RESTOS DEL WILHELM GUSTLOFF: 

En éste breve vídeo del que os dejo el enlace podéis ver los restos del Wilhelm Gustloff  que descansan a 44 metros de profundidad en el Mar Báltico 

https://www.youtube.com/watch?v=V7MTEyyJT6E 


Das Passagierschiff "Wilhelm Gustloff" nach dem Stapellauf in Mai 1937. © picture alliance
Quería que la última imagen del artículo fuera la del Wilhelm Gustloff  recién nacido, pues esta fotografía fue tomada después de su botadura en 1937 en Hamburgo. Todavía se dedicaba a la pacífica actividad de realizar cruceros, aunque ya sabemos que uno era una actividad inocente pues era una forma de manipulación del Partido Nazi sobre los trabajadores  alemanes  para asegurarse la paz social y el apoyo de los obreros. . El Wilhelm Gustloff pasaría a la historia como el Titanic alemán, aunque el número de víctimas fue casi cinco veces más que el del célebre buque de la White Star Line. Sobre el silencio que cayó sobre la tragedia del Gustloff y otros barcos implicados en  la Operación Anibal escribe la periodista Ana Echeverría en su artículo para la revista "Historia y vida"  dedicado a la mayor catástrofe naval de la historia que : "Los propios damnificados , como muchos otros alemanes, callaron por vergüenza y por sentimiento de culpa , ya fuera por haber cooperado  con el régimen , por no haber podido salvar a sus familiares o por los miles de ahogados que dejaron atrás en su lucha por la vida. Hoy en día, los que aún viven se llaman por teléfono cada 30 de enero, un rito privado de duelo y memoria" 
(Imagen procedente de http://www.ndr.de/)



Según los testigos del hundimiento, antes de que el Gustloff desapareciera bajo las aguas del Báltico alrededor de cuarenta y cinco minutos después del primer impacto, por un instante se encendieron todas las luces del barco, una visión que debió resultar fantasmagórica, surrealista, un barco todo iluminado en medio de la oscuridad , el canto del cines del antiguo transatlántico de lujo convertido ahora en la tumba de miles de personas que seguían atrapadas en su interior. Poco después se hizo el silencio sólo interrumpido por los gemidos de las personas que todavía agonizaban en el agua. Así concluía la mayor catástrofe naval de todos los tiempos. Se estima, aunque es imposible establecer una cifra exacta pues ni siquiera sabemos con certeza las personas que viajaban a bordo, que aquella noche murieron  más de nueve mil trescientos personas  mientras que pudieron ser rescatadas con vida apenas 1239,  casi  medio millar por el torpedero que escoltaba al Gustloff , otro medio millar por otro torpedero alemán y diferentes naves irían salvando a números más pequeños de supervivientes, entre los que se  encontraban los dos capitanes del Gustloff,  Friedrich Petersen y Wilhelm Zahn. La catástrofe del Gustloff fue silenciada por el régimen nazi para no hundir todavía más la moral de la población alemana. Los soviéticos, aunque el hundimiento era un éxito, tampoco estaban interesados en dar publicidad a su hundimiento ya que era una prueba de que los alemanes huían aterrorizados de las tropas soviéticas por las historias de horror y atrocidad que acompañaban su avance y, después de la guerra, no había lugar para compadecer  a las víctimas de una nación responsable del Holocausto judío, por lo que durante décadas tanto la catástrofe del Wilhelm Gustloff como la de otros buques implicados en la Operación Anibal quedaron olvidados. El propio S-13 de Marinesko hundiría al General Von Steulen el 10 de febrero, causando alrededor de 4200 víctimas, el 16 de abril de 1945 fue hundido el Goya  también en aguas del Mar Báltico, causando al menos otras seis mil víctimas, y apeas a una semana del final de la guerra , el 3 de mayo de 1945 serían hundidos por aviones de la RAF  el Cap Arcona, el Thielbek y el Athen, cargados de prisioneros de los campos de concentración que iban a ser hundidos por submarinos alemanes, causando conjuntamente la muerte de siete mil quinientas personas.. Muchos años después el  libro de Heinz Schön sobre sus recuerdos de la tragedia y la novela de  Gunter Grass (1927-2015) sobre el hundimiento con el título de "A paso de cangrejo" fueron sacando de aquel olvido la tragedia del Wilhelm Gustloff, convertido en símbolo de las casi treinta mil personas que hallarían su tumba en el fondo del mar durante el transcurso de la Operación Anibal. Hoy, los restos del Wilhelm Gustloff se encuentran a 44 metros de profundidad  convertido en uno más de los cementerios que tapizan las costas europeas, recuerdo de una guerra que dejaría mas de sesenta millones de muertos.


Enlace con la primera parte de  "El último viaje del Wilhelm Gustloff"·
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/02/historias-del-mar-el-ultimo-viaje-del.html



El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost





2 comentarios:

João Duque dijo...

Que grande trabajo de investigacion/recopilacion!! Fantástico!! Que assi continue.. Muy grato por toda esta informacion!

christian mielost dijo...

Muchas gracias Joao!! Tanto por la lectura como por tomarte el tiempo para escribirme, algo que siempre anima a seguir. Te mando un abrazo fuerte desde Madrid!!

Famosos