lunes, 25 de enero de 2016

ENTRE LOS YORK Y LOS LANCASTER: LA GUERRA DE LAS DOS ROSAS (PRIMERA PARTE)

Azotemos a esos altivos andrajos de Francia!¡Mendigos famélicos, hartos de la vida, que a no ser por el sueño de esta necia aventura, se habrían ahorcado- pobres ratas- por falta de medios!¡Si somos vencidos, que nos venzan hombres! Y no esos bastardos bretones batidos , golpeados y vencidos por nuestros padres, en su propia tierra, dejándoles marcada la vergüenza como herencia. ¿Van a disfrutar  esos nuestras tierras?¿Se van a acostar con nuestras mujeres y violar a nuestras hijas?¡Escuchad, ya oigo sus tambores!¡A la lucha nobles de Inglaterra! ¡A la lucha bravos voluntarios! ¡Tirad , arqueros, apuntada a la cabeza! ¡Espolead a los caballos y galopad en sangre!¡Espantad a los cielos con el chocar de vuestras lanzas!" Con esas vibrantes palabras arengaba a sus hombres el rey Ricardo III de Inglaterra (1452-1485) a sus tropas  el 22 de agosto de 1485, justo antes de entrar en combate contra el ejército de los Lancaster liderado por Enrique Tudor (1457-1509) en una batalla que iba a decidir un conflicto cuyos inicios se remontaban tres décadas antes, la Guerra de las Dos Rosas,una historia que bien podría considerarse el precedente de la exitosa serie de televisión "Juego de tronos", un mundo de conspiraciones y luchas por el trono teñidas con frecuencia con el color rojo de la sangre. Las apalabras con las que he abierto éste relato en realidad no son las palabras de Ricardo III, sino las que puso en su boca el gran William Shakespeare (1564-1616) casi al final de su tragedia "Vida y muerte de Ricardo III" que dramatiza el episodio final en el enfrentamiento entre dos familias, los York y los Lancaster, dos ramas de un mismo tronco, la dinastía Plantagenet, que reinaba en Inglaterra desde la primera mitad del siglo XII. Volveremos a los campos de Bosworth donde Ricardo III y Enrique Tudor se enfrentan con el trono de Inglaterra en juego y también a Shakespeare, pues aunque sus palabras nacen del genio del poeta y no de la realidad histórica  ¿qué sabemos de lo que sucedió en aquel momento?Como escribiera el filósofo griego Aristóteles (384-322 a, C)  "La historia cuenta lo que sucedió, la poesía lo que debía suceder"

La Guerra de las Dos Rosas, que se desarrollaría entre 1455  y 1485, recibiría este nombre por los emblemas de las dos Casas enfrentadas. Por un lado los Lancaster, que tenían como emblema la rosa roja y que recibían el nombre de Lancaster por  su fundador, Juan de Gante (1340-1399), hijo pequeño rey de Inglaterra Eduardo III (1312-1377)  y el primero en tener el título de duque de Lancaster. Por otro lado los York , cuyo emblema era la rosa blanca, liderada por el duque Ricardo de York (1411-1460). Cuando la guerra terminó los dos símbolos se fusionaron en uno nuevo que sería adoptado como símbolo de la nueva dinastía, los Tudor , a la que pertenecieron  personalidades tan conocidas como Enrique VIII (1491-1547) o su hija Isabel I (1533-1603)
(Imagen procedente de juancruzcorreatic.blogspot.com)


Más como no soy poeta, será mejor que me ciña a la historia  y para ello tendremos que abandonar el campo de batalla de Bosworth, que es la escena final del conflicto, para viajar más atrás en el tiempo con el fin de  conocer los orígenes de una guerra que pondría en el trono de Inglaterra a una nueva dinastía . Primero hagamos un rápido y breve recorrido por la intensa historia de la isla que hoy comparten Inglaterra, Escocia y Gales , aunque serán solo pincelada sin adentrarme  en ella y apoyándome en lo que ya escribí en su día para relatar la historia de Guillermo I el Conquistador (hacia 1020-1087) . Las primeras referencias a estas tierras se las debemos al marino griego Piteas (hacia 350 a. C- fecha desconocida),  nacido en la colonia griega de Marsilia(la actual Marsella). Un grupo de mercaderes griegos le habría encargado  que explorara las aguas del Atlántico, un lugar lejano y desconocido  que se suponía que se hallaba en los límites del mundo y cuya ruta estaba controlada por los cartagineses que desde Cartago, en la actual Túnez, dominaban gran parte del Mediterráneo y el paso de las Torres de Hércules , lo que hoy llamamos el Estrecho de Gibraltar . Piteas cruzó el paso que abría el camino hacia el Atlántico y a continuación habría recorrido buena parte del litoral atlántico europeo e incluso podría haber llegado hasta Islandia y Escandinavia entre el año 320 y 300 a. C,  y a su regreso a Marsilia (Marsella) escribiría un relato de sus peripecias que, por desgracia, no ha llegado hasta nosotros sino en forma de referencias de otros autores a lo que él había contado .Y  parece que debemos a Piteas la primera referencia a los pueblos que habitaban lo que hoy llamamos Inglaterra, a los que da el nombre de Pritani o Pretani y a las tierras que habitan les da el nombre de Islas Pretánicas, palabras que podrían proceder del nombre que en su lengua daban los celtas a aquel territorio, Ynis Prydien, que podría traducirse como Isla de los Tatuajes haciendo referencia a los vistosos tatuajes que tenían sus habitantes. 

En rojo podéis ver el supuesto itinerario seguido por el marino griego Piteas  que habría realizado en algún momento alrededor del año 320 a. C. La obra original donde Piteas relataba su viaje se ha perdido, pero conocemos parte de su contenido gracias a las menciones que de él hacían otros autores como el científico, escritor y naturalista romano Plinio el Viejo (23-79) o el geógrafo griego Eratóstenes (276-194 a. C) aunque algunos consideraban que su relato era demasiado fantástico  para ser cierto.  Durante su viaje, al tocar la costa de lo que hoy es Inglaterra, observaría, según cuenta Isaac Asimov (1920-1992) en su obra "La formación de Inglaterra" que:
"Los britanos trillaban el trigo en graneros cerrados y no al aire libre como se hacía en las tierras mediterráneas. También menciona el hábito britano de elaborar cerveza con cereales y de beber miel fermentada , lo que debía ser considerado una rareza para los pueblos mediterráneos  bebedores de vino"
Doscientos años más tarde sería el geógrafo , filósofo, político y astrónomo  nacido en Siria, Posidonio (135-51 a.C), describiría las minas de estaño, muy codiciadas porque el estaño al fundirlo con el cobre permite producir bronce,  y que se encontraban en las islas que los griegos llamaban Casitérides y que hoy se cree que se trataban de las islas que conocemos como las islas Scily o islas Sorlingas situadas en el suroeste de Inglaterra. Estas islas y sus minas de estaño parece que fue la causa del viaje de Piteas . El estaño extraído en ellas era luego transportado al otro lado del Canal de la Mancha  y una vez en la costa de lo que hoy es Francia, se transportaba por las rutas que podéis ver marcadas en el mapa con líneas discontinuas , hasta alcanzar el puerto de Massalia (hoy Marsella) donde era embarcado de nuevo para transportarlo al Mediterráneo Oriental
(Imagen procedente de  http://historia-maritima.blogspot.com.es)

En su "Historia de Inglaterra" el novelista y ensayista francés Andre Maurois (1885-1967) ,  al que citaré con frecuencia a lo largo de éste relato ,  nos cuenta que aquellos pritani habían llegado a las costas de las actuales Inglaterra e Irlanda  entre los siglos VI y IV a. C  y señala que "estas tribus pertenecían a un pueblo celta que había ocupado grandes territorios  en el valle del Danubio, al norte de los Alpes y en la Galia". Los celtas que ocuparon Inglaterra hablaban un dialecto llamado britónicodel que derivan lenguas como el galés. Durante los siglos siguientes los britanos, los llamaremos así a partir de ahora aunque estaban divididos en diferentes tribus  como lostrinobantes, los iceni, los atrebates  y muchas otras ,mantendrían tratos comerciales con las tribus celtas al otro lado del Canal de la Mancha,englobados bajo la denominación común de los galos. Mientras, un nuevo poder surgía con fuerza arrolladora en el corazón del Mediterráneo, Roma.  Sería el general Julio César (100-44 a. C) el primero en tratar de conquistar la isla en dos expediciones que cruzaron el Canal de la Mancha y desembarcaron en la costa inglesa . La primera fue  una breve expedición de reconocimiento en el año 55 a. C que fue rechazada por los britanos. Al  año siguiente César volvió a desembarcar con más hombres, pero  la rebelión de las tribus galas y  las disputas por el poder en Roma le hicieron desistir de seguir adelante con sus planes.Hubo que esperar casi un siglo hasta que  en el 40 d. C  el emperador Calígula (12-41) organizase una surrealista expedición de conquista de Britania que terminaría a las mismas orillas del Canal de la Mancha sin que llegaran a atravesar el estrecho después de haber puesto a sus legiones en formación de combate frente al mar y ordenarlas que atacaran al agua. Finalmente, sería bajo el gobierno del emperador Claudio (10 a. C- 54 d. C) , cuando las legiones romanas iniciaron la conquista de aquellas tierras en el año 43, aunque el dominio de la isla les llevaría décadas y nunca fue completo. 

En este mapa vemos la evolución de las conquistas  de Roma en la que iba a convertirse en la provincia romana  de Britania. En el 55 a. C Julio César realizaba su primer desembarco, pero los britanos ya los estaban esperando y aunque las dos legiones que acompañaban a César derrotaron en el primer combate a los britanos, el general romano decidió no arriesgar y retornar  a la Galia para regresar al año siguiente con más hombres., un  gran ejército transportada por ochocientas naves  que llevaban a bordo cinco legiones  , alrededor de treinta mil hombres.  Aunque en el 54 a. C si consiguió avanzar las  rebeliones en la Galia y los problemas políticos en Roma le hicieron  abandonar Britania.  César nos dejaría en su obra "Comentarios sobre la Guerra de las Galias" muchos datos sobre Brtiania, como estas palabras acerca de sus habitantes:
"La parte inferior de Britania está habitada por hombres que, según ellos mismos dicen que es tradición, son originarios de la isla , mientras que la parte marítima  lo está por los que pasaron por Bélgica para guerrear y hacer botín y después de hacer la guerra, se quedaron allí y se dedicaron a la agricultura. La población es enormemente crecida  y con muchísimos caseríos, muy semejantes a los de los galos. No consideraban lítico comer liebre  ni gallina ; sin embargo, crían estos animales por gusto y placer"
En el mapa también podemos ver el lugar de desembarco de las legiones del general Aulio Plaucio  en el año 43 d. C, cuando se retomaba la conquista de Britania. La conquista de Britania y su pacificación sería obra del gobernador  Cneo Julio Agricola (40-93)  En el mapa podemos ver también los muros de defensa construidos por  el emperador Adriano, por lo que recibe el nombre de Muro de Adriano, y el que haría su sucesor, el emperador Antonino Pío (86-161) aunque este último no tardaría en ser abandonado para replegarse tras el Muro de Adriano
(Imagen procedente de http://www.opitzarmin.de )

La conquista culminaría durante el mandato en Britania del gobernador Cneo Julio Agrícola(40-93), que logró el dominio de lo que hoy es Inglaterra, ocupó Gales y a continuación avanzó hacia el norte, hasta un territorio que los romanos llamaban Caledonia, nombre que en latín significa "Tierra de Caledonios" y que era el que los romanos daban a sus habitantes, una tierra que hoy conocemos con el nombre de Escocia. Esa tierra estaba habitada por los indómitos pictos, un nombre que podría significar "Pintados" en referencia a su costumbre de llevar pintado todo su cuerpo o también una derivación del término celta Peitha, que significa luchador. El conflicto con los pictos se mantendría durante las décadas siguientes hasta que en el año 122 decide viajar hasta allí el emperador Adriano  (76-138), para estudiar la situación y buscar una solución definitiva a aquella interminable guerra. Fue Adriano el que ordenó fijar la frontera  con los pictos mediante un muro defensivo  que construiría entre 122 y 132,  que cruzaba la isla y que con una  extensión de 117 kilómetros  unía el fiordo de Solway en  el extremo oeste de la que hoy es frontera entre Escocia e Inglaterra, y  la desembocadura del río Tyne que se encuentra más al sur que la frontera actual. Hoy lo conocemos como el Muro de Adriano. Así quedaban establecida las fronteras definitivas de Britania, la futura Inglaterra.  Durante los siguientes siglos Britania siguió siendo una provincia del Imperio Romano, pero a comienzos del siglo V  el Imperio se hallaba dividido en dos, Imperio Romano de Oriente  e Imperio Romano de Occidente , y éste último era la parte más débil, constantemente golpeado por intentos de invasión de los pueblos que se hallaban más allá de las fronteras y también por las luchas internas por el poder en Roma.  La inestabilidad política se convierte en una constante  y acuciado el Imperio por los continuos ataques  de los godos  en la península italiana , se ven forzados a retirar las legiones de otras provincias  para proteger el corazón del Imperio.  De esta forma, en el año 407 las últimas legiones romanas en suelo de Britania abandonan la isla dirigidos por el general Flavio Claudio Constantino que  pretendía proclamarse él mismo emperador aprovechando el caos que vive el Imperio. Britania quedaba ahora desprotegida y amenazada por los pictos y escotos al norte del Muro de Adriano.

En este mapa podéis ver en la parte superior el territorio de procedencia de jutos, anglos y sajones que ocupaban el territorio que hoy conocemos con el nombre de Dinamarca. . Los jutos se encontraban en lo que hoy es Jutlandia (Tierra de jutos) , los anglos en la región de Schleswig-Holstein, dentro de territorio alemán,  y los sajones se encontraban en la costa alemana , entre las desembocaduras de los ríos Elba y Weser. Si miramos a  Inglaterra vemos los lugares donde desde la segunda mitad del siglo V comenzaron a asentarse estos pueblos . Jutos, anglos y sajones fueron empujando a los britanos hacia el norte de la isla
(Imagen procedente de  http://thevalkyriesvigil.com)

Los britanos buscaron  el apoyo de otros pueblos para hacer frente a estas amenazas. El religioso y cronista inglés,  Beda el Venerable (hacia 672-735), autor de "Historia Ecclesiastica gentis Anglorum" o"Historia eclesiástica del pueblo inglés"  por la que es considerado el padre de la historia inglesa  hace referencia a un caudillo britano llamado Vurtigirnus aunque también es conocido como Vortigern. Vortigern habría pedido ayuda a los pueblos germánicos más cercanos, los jutos, que procedían de la península de Jutlandia, en la actual Dinamarcalos anglos que se encontraban en el actual territorio alemán de Schleswig-Holstein, al sur de Dinamarca, y los sajones , que se encontraban al oeste de los anglos, en la costa alemana y estos, en efecto, respondieron a la llamada. Pero como suele suceder , y hay muchos ejemplos en la historia, los que llegaron como aliados para ayudar no tardaron en convertirse en enemigos dispuestos a aprovechar la debilidad del que les había solicitado ayuda y durante las décadas siguientes estos pueblos, jutos, anglos y sajones,  fueron desplazando poco a poco a los britanos. Primero los jutos fundarían el reino de Kent,  y unos años más tarde los sajones desembarcaron también en el sur de Inglaterra y después de rodear el territorio juto   se extienden por la costa meridional de Inglaterra . Durante las décadas siguientes irán derrotando y desplazando a los britanos fundando los reinos de Sussex en 491 , que significa "Sajones del Sur"Wessex en 497 ,"sajones del oeste", y Essex, "sajones del este". Posteriormente llegarían los anglos que fundarían los reinos de Anglia OrientalMercia y  los reinos de Deira y Berniciaque después se unirían formando el poderoso reino de  Northumbia. La unión entre anglos y sajones daría lugar a la denominación de anglosajones que todavía se utiliza hoy para referirse a los habitantes de las islas británicas. Los britanos se referían a jutos, anglos y sajones por el nombre común de sajones.  .En algún momento entre finales del siglo VI y comienzos del siglo VII los britanos vencerían  a una alianza entre sajones y anglos  en la Batalla del Monte Badon. No se sabe ni el momento exacto ni el lugar preciso donde tuvo lugar , pero los britanos obtuvieron una victoria aplastante, pero que en realidad sólo consiguió aplazar lo inevitable. 


En este mapa observamos la extensión de los siete reinos anglosajones  a comienzos del siglo IX, la época de la Heptarquía  (Heptarquía significa en griego "siete autoridades" o "siete poderes")  . Pero faltaba poco para que fuera sometida por el poder de un sólo monarca, el rey de Wessex. A lo largo de los siguientes dos siglos y medio Wessex sería el reino que dominaría lo que luego se convertiría en Inglaterra, debiendo luchar  contra unos nuevos invitados , los daneses
(Imagen procedente de    http://socialesmoriles.blogspot.com.es  )



A lo largo del siglo VI  la antigua provincia romana de Britania se encuentra controlada y dividida entre los siete reinos creados por jutos, anglos y sajones, un periodo  histórico que sería conocido por ello como la Heptarquía formado por   los tres sajones Sussex, Essex y Wessex, los anglos de Mercia, Northumbria y Anglia Oriental, y el juto de Kent. Este tiempo   se caracterizaría por las continuas guerras entre los diferentes reinos en los que el dominio oscilaba entre uno u otro de los siete reinos y el más poderoso de los siete monarcas en cada momento era el que ostentaba el título de Bretwalda, y ya en el siglo IX será el reino de Wessex el que imponga su supremacía sobre el resto de reinos , aunque en ese mismo siglo el recién estrenado dominio de Wessex tendría que enfrentarse con una nueva amenaza, los vikingos. La primera incursión de los nórdicos de la que tenemos noticias tuvo lugar e7 de junio de 793, cuando unos barcos vikingos llegan a la  pequeña isla de Holy Island, situada frente a la costa noroeste de Inglaterra, se halla el monasterio de Lindisfarne, y uno de los centros culturales y espirituales más importantes de la Iglesia de Inglaterra.  No se conoce como sucedió, pero es fácil imaginar que las velas vikingas se dibujarían en el horizonte, las campanas del monasterio repicarían para dar la alarma, pero los indefensos monjes poco pudieron hacer para evitar el saqueo de los hombres del norte. Es el primer ataque del que se tiene noticia, y en los años siguientes se sucederían los saqueos contra otros monasterios.Una de las oraciones más extendidas entre las iglesias francas e inglesas de la época era " De la furia de los nórdicos, líbranos, Señor". Aquellos vikingos procedían de la actual Dinamarca y los sucesivos reyes de Wessex sufrirán sus incursiones durante todo el siglo IX, hasta que durante el reinado de   Alfredo de Wessex (849-899), llegan a poner en peligro la capital del reino, la ciudad de Winchester.  Pero Alfredo, que pasaría a la historia con el sobrenombre de el Grande, conseguirá derrotar al rey danés Guthrum(fecha desconocidao-890) en la batalla de Edington, deteniendo su avance aunque no conjurando del todo la amenaza. 


El hombre clave en la lucha contra los daneses en el siglo IX fue el rey de Wessex Alfredo I el Grande.(844-899). Gracias a él la futura Inglaterra no fue dominada por completo por los daneses y además de sus victorias sobre los nórdicos  se encargó también de transformar el ejército y la marina, reconstruyo las antiguas fortificaciones y construyó otras nuevas, aumentó los efectos del ejército , recopiló un código de leyes  basado en las costumbres asentadas en sus territorios  y se preocupó en alfabetizar al reino . Sobre estas líneas veis como quedaba Inglaterra  después del acuerdo entre Alfredo de Wessex y el rey danés Guthrum. En color naranja tenéis el territorio bajo soberanía  danesa, que sería conocido con el nombre de Danelagh o Danelaw, y en color rojizo  los territorios  bajo dominio del rey de Wessex.  Inglaterra quedaba dividida en dos, una situación que se prolongaría durante un poco más de un siglo
(Imagen procedente de   http://socialesmoriles.blogspot.com.es




Para evitar la llegada de más danesa los que no tendría fuerzas para resistir Alfredo llega a un acuerdo con Guthrum, al que había capturado, en virtud del cual  Alfredo reconoce la soberanía danesa sobre Northumbria, Anglia Oriental, Mercia y Essex, mientras que Alfredo mantiene el control sobre la propia Wessex, Sussex, Kent y parte de Mercia. El territorio bajo soberanía danesa será conocido a partir de ese momento como  el Danelagh.  Alfredo conseguirá así un acuerdo de paz que le permita consolidar un reino fuerte y unificado, ,y además logra la conversión al cristianismo del monarca danés. Durante el siglo X  permanece este equilibrio, pero de fuerzas en la isla y en el trono de Wessex se suceden los descendientes de Alfredo pero a finales del siglo X  el rey de Dinamarca y Noruega Svend I Forkbeard(hacia 960-1014)  comienza a realizar nuevas incursiones en Wessex, mostrando cada vez una mayor osadía  y en 1013 decide invadir Wessex . Avanza con rapidez hacia Londres y el 23 de diciembre de 1013 se coronaba como rey de toda Inglaterra mientras el que entonces era rey de Wessex, Ethelred  II en No Preparado (960-1016) huía con su familia al otro lado del Canal de la Mancha, al ducado de Normandía, donde reinaba su cuñado Ricardo II de Normandía (963-1027). Durante la campaña de invasión Svend I había sufrido graves heridas de las que fallece apenas seis semanas después de haber sido proclamado rey, el 3 de febrero de 1014.Le sucede en el trono su hijo mayor Harald II (fecha desconocida -1018) que fallece cuatro años más tarde , ocupando ahora el trono otro de los hijos de Svend, Canuto II (995-1035), también llamado Canuto(o Knut) el Grande. Tras las muertes de Ethelred II en 1016 y del hijo de éste, Edmundo II Costilla de Hierro (988-1016) ese mismo año, Canuto se convierte en el único dueño de Inglaterra y hasta su muerte.en  1035 gobernará sobre Inglaterra, Dinamarca y Noruega.


Mapa con los territorios gobernador por el rey danés Canuto II (en color rojo) en el momento de su muerte en el año 1035, que incluía las actuales Dinamarca , Noruega y la Inglaterra anglosajona. En color amarillo , junto a la costa del Canal de la Mancha, podéis ver la extensión del ducado de Normandía , donde el rey Ethelred II y su familia habían buscado refugio , ya que el rey de Wessex, ahora destronado,  estaba casado con Emma de Normandía , hermana del duque Ricardo II de Normandía . Junto a Ethelred  estaba, entre otros, su hijo Eduardo , que estaba llamado a restablecer el reinado de la casa de Wessex en el año 1042.    Sus lazos con Normandía  y la falta de descendencia en su matrimonio serían la causa años después del conflicto que daría lugar a la conquista de Inglaterra por el duque Guillermo de Normandía
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )

Tras  la muerte de Canuto , los hijos superviviente de Ethelred regresarían a Inglaterra para reclamar el trono . Mientras, el hijo y sucesor de Canuto II el Grande y su legítimo sucesor en el trono inglés, Canuto Hardeknut(1018-1042), fallecía en 1042 dejando el trono vacante. En ese momento sólo quedaba con vida uno de los hijos de Ethelred II, y  con el apoyo de la nobleza sajona sería coronado en 1042 con el nombre de Eduardo I el Confesor (1003-1066) con lo que Wessex recuperaba su independencia de los daneses. Eduardo moriría en 1066 sin descendencia y sin un sucesor claro al trono que iban a disputarse el hombre fuerte del reino , el conde de Wessex,   Harold Godwinson (1022-1066), y el duque Guillermo de Normandía (1028-1087), a quien supuestamente el rey Eduardo habría elegido como su sucesor. No me puedo detener ahora en éste episodio que ya he tratado  en el Mentidero y si queréis saber más sobre ellos os dejo los enlaces a esa historia. 
Ahora nos es suficiente con recordar que tras la muerte del rey  Eduardo , el conde de Wessex Harold Gowinson era coronado como nuevo rey de Inglaterra pero casi inmediatamente tenía que hacer frente al intento de invasión del  rey noruego Harald III Hardraade (1015-1066) al que derrotará en la batalla de Stamford Bridge el 25 de septiembre de 1066. No tendrá tiempo para disfrutar de su victoria porque  recibe en ese mismo momento la noticia de que las tropas de Guillermo de Normandía habían cruzado el Canal de la Mancha y ya se encontraban en la costa para hacerse con el trono de Inglaterra. Godwinson  condujo a sus exhaustos hombres hasta  la costa para afrontar aquella nueva amenaza. La lucha por el trono se dirimiría el 14 de octubre de 1066 en la batalla de Hastings  donde la victoria fue para los normandos, Godwinson encontró la muerte y Guillermo  sería coronado como Guillermo I de Inglaterra el día de Navidad de aquel año de 1066 y pasaría a la historia con el sobrenombre de Guillermo el Conquistador, inaugurando un nuevo período de la historia de Inglaterra, el de los reyes normandos.


Sobre estas líneas tenéis un fragmento del Tapiz de Bayeux, que fue bordado en algún momento del siglo XI , después de la conquista de Inglaterra por Guillermo el Conquistador en el año 1066. En sus 68 metros  de longitud, 50 centímetros de ancho y más de trescientos kilos de peso, se relatan episodios de la historia de Inglaterra  hasta la batalla de Hastings que tuvo lugar el 14 de octubre de 1066. Se ignora quien fue su autor , aunque también se le denomina  Tapiz de la Reina Matilde porque se atribuye a la reina Matilde de Flandes (hacia 1031-1083) , esposa de Guillermo el Conquistador , la iniciativa para que se bordara el tapiz  que podría haber sido utilizado en la consagración de la catedral de Bayeus en 1077. En él hay representados 626  personajes  diferentes, además de animales, fortalezas y  edificios. La escena  que tenemos sobre estas líneas recoge el momento  en el que el rey Harold II (el hombre de la izquierda , en  pie, junto al caballo al que da la espalda) es alcanzado por una flecha en uno de sus ojos. Después fue rematado por varios jinetes normandos que le cortaron la cabeza y le abrieron el vientre (Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)

La dinastía normanda que , sin embargo, debía teóricamente obediencia al rey de Francia pues el ducado de Normandía era vasallo de la corona francesa y esa situación no cambiaba aunque el duque fuera ahora rey de Inglaterra, un punto de vista que, por supuesto, Guillermo ni sus sucesores compartirían . Tras la muerte de Guillermo I el Conquistador en 1087 le sucedió su hijo mayor  Guillermo II el Rojo(1056- 1100)  y tras la muerte de este en 1100 en extrañas circunstancias , pues desapareció en el bosque mientras iba de caza y apareció después muerto, no se sabe si asesinado o por un accidente de caza, le sucedería su hermano Enrique I de Inglaterra (1068-1135). Tuvo dos hijas y un único hijo, Guillermo (1103-1120) que falleció durante un naufragio, por lo que  poco antes de su muerte en 1135 Enrique hizo jurar a los nobles ingleses que aceptarían como reina a su hija Matilde de Inglaterra (1103-1167). Matilde se había casado en 1127 con otro noble francés, el duque Godofredo V de Anjou(1113-1151), también llamado Godofredo Plantagenet porque solía llevar en su sombrero un ramo de retama , y en francés retama es genet, de ahí procedería Plantagenet, es decir, Planta de Retama. Pero no todos aceptaron a una mujer como reina, entre ellos el sobrino de Enrique I, Esteban de Blois(1096-1154) que se hizo proclamar rey con el nombre de Esteban I de Inglaterra. A partir de entonces comenzó un largo periodo de enfrentamientos entre los partidarios de uno y otro bando, periodo conocido como la Anarquía Inglesa, y  que no concluyó hasta la firma en 1153 del Tratado de Wallingford , en virtud del cual Esteban I reconoció el derecho del hijo de Matilde y Godofredo al trono de Inglaterra. Cuando un año después fallecía Esteban I el nuevo rey de Inglaterra era el hijo mayor de Matilde, Enrique II Plantagenet(1133-1189) , que además heredaba también los territorios franceses de su padre, que incluían el condado de Anjou y el ducado de Normandía que su padre Godofredo conquistó en 1144.Se iniciaba el gobierno de Inglaterra por la dinastía Plantagenet.

En este mapa vemos la situación entre Inglaterra y Francia en el momento de la muerte de Enrique II de Inglaterra (133-1189), que dominaba casi la mitad del reino francés gracias a su matrimonio con la duquesa  Leonor de Aquitania y Guyena, además de condesa de Gascuña. A pesar de ello, como descendiente del duque de Normandía, Guillermo el Conquistador, los reyes de Inglaterra  eran súbditos del rey francés. (Imagen procedente de www.lahistoriaconmapas.com )


 Enrique uniría a estas posesiones el rico y poderoso ducado de Aquitania con Guyena y Gascuña  a través de su matrimonio con una de las mujeres más singulares y sobresalientes de toda la Edad Media, Leonor de Aquitania (1122-1204), duquesa de Aquitania y Guyena y condesa de Gascuña. Estas posesiones convertían al rey inglés en más poderoso que  quién teóricamente era su señor, el rey de Francia, a quién, sin embargo , debía seguir rindiendo vasallaje. Se suceden los monarcas ingleses, tras la muerte de Enrique II en 1189 le sucede su hijo , el célebre  Ricardo I Corazón de León(1157-1199) que precisamente morirá combatiendo en suelo francés , y después ocupará el trono su hermano Juan I de Inglaterra, conocido también como Juan Sin Tierra (1166-1216).  Ahora  vamos a dar un salto temporal hasta el siglo XIV, en concreto hasta el año 1328, cuando asciende al trono de Inglaterra el rey Eduardo III (1312-1377), hijo de Eduardo II de Inglaterra (1284-1327) y de su esposa Isabel de Francia (1292-1358). Isabel era hija del rey de Francia Felipe IV el Hermoso (1268-1314) , por lo que el joven Eduardo III era nieto por vía materna del rey francés. Tras la muerte de Felipe IV , el mismo monarca que causó la disolución de la Orden Templaria, en el año 1314 una serie de muertes sucesivas desembocarán en una guerra que se prolongará durante más de un siglo. Así, a la muerte de Felipe IV se suceden los breves reinados de sus hijos Luis X(1289-1316), que muere después de sólo dos años de gobierno y que dejó como sucesor a su hijo póstumo Juan I, que vivió apenas cuatro días entre el 15 y el 19 de noviembre de 1316. A continuación sube al trono otro de los hijo de Felipe IV, que tomará el nombre de Felipe V(hacia 1292-1322), y tras su muerte en 1322 el último de los hijos vivos de Felipe el Hermoso , Carlos IV de Francia(1294-1328).





Aunque los nombres de los reyes  están en francés creo que se comprenden bien. A la izquierda tenemos los reyes ingleses Eduardo I, Eduardo II y Eduardo III. En el centro los reyes de Francia desde Felipe III, Felipe IV y los hijos que éste tuvo, todos ellos reyes. Luis X (con su hijo póstumo Juan I muerto  a los cuatro días de nacer) Felipe V y Carlos IV. A la muerte de Carlos IV sin dejar descendencia masculina , el nuevo rey sería su primo Felipe de Valois, hijo de Carlos de Valois, que a su vez era hermano de Felipe I. El rey inglés Eduardo III  era hijo de Isabel de Francia , hija también de Felipe IV , lo que convertía al rey inglés  en nieto  de Felipe IV  lo que le daba derechos a reclamar el trono. La disputa entre Felipe VI  y Eduardo III por el trono francés fue el detonante de la guerra que se prolongaría durante más de un siglo
(Imagen procedente de http://www.lebrelblanco.com )




En 1328 fallecía el rey Carlos IV de Francia (1294-1328) sin dejar descendencia masculina, lo que significaba el final de la dinastía de los Capetos que gobernaba sin interrupción desde 987 cuando Hugo Capeto(940-996) se convirtió en rey de Francia y el primero de la dinastía Capeta. Carlos tenía dos hijas, María de Francia(1327-1341) y Blanca de Orleans(1328-1345), pero estaba en vigor la Ley Sálica que impedía que una mujer heredase el trono. La tercera esposa de Carlos IV, Juana de Évreux(1307-1370), estaba embarazada en el momento de la muerte de Carlos IV por lo que hubo que esperar hasta el nacimiento del nuevo hijo, tiempo en el que el reino estuvo bajo la regencia de un primo de Carlos, Felipe de Valois (1293-1350). Pero el esperado heredero nació niña, por lo que Felipe de Valois pasó de ser regente a convertirse en el nuevo rey de Francia con el nombre de Felipe VI Valois , fundando la nueva dinastía Valois.  Pero Eduardo III reclamaba su derecho al trono como nieto del rey Felipe IV, padre de la madre de Eduardo, Isabel de Francia. Eduardo no estaba dispuesto a rendir vasallaje al nuevo monarca francés y reclamaba para sí la corona francesa.Esta reclamación sería el origen final de una guerra que tendría sus primeras operaciones en 1337 y no concluiría hasta ciento dieciséis años después, en 1454 a pesar de lo cual  siempre ha sido conocida como Guerra de los Cien Años. La guerra empezó muy bien para los intereses de Inglaterra con las grandes victorias en las batallas de Crezy en 1346  y de Poitiers  en 1356.  En esta última además capturaron al hijo y sucesor de Felipe VI en el trono de Francia, Juan II el Bueno (1319-1364), al que llevaron prisionero a Londres donde permanecería hasta 1360. Fue en ese año cuando se firmó el Tratado de Bretigny  en virtud del cual  el rey Juan recuperaba su libertad pero a cambio de devolver al Inglaterra una gran cantidad de territorios con la promesa de que el rey inglés no iba a reclamar de nuevo la corona francesa.

Esta era la situación inicial de Francia e Inglaterra  en el año 1328, cuando fallece el rey francés Carlos IV , que , como ya sabemos , sería el origen del estallido de la guerra entre Francia e Inglaterra que se prolongaría durante más de un siglo. En amarillo los territorios bajo control del rey de Francia y en naranja lo poco que quedaba de las posesiones de Inglaterra en territorio francés
(Añadir leyenda socialesmoriles.blogspot.com)

Y así quedaba la situación después de la firma del Tratado de Bretigny  entre Francia e Inglaterra en 1360. Inglaterra había obtenido dos victorias muy importantes en Crezy en 1346 y en Poitiers diez años más tarde en la que además fue capturado el rey francés Juan II. Francia se vio forzada a firmar  este tratado que cedía a Inglaterra  una gran cantidad de territorios agrupados en la Gran Aquitania que incluía  la Gascuña, Guyena,  además de Calais  y Ponthieu entre otros territorios  y también un rescate de tres millones de escudos a cambio de la libertad del rey francés Juan II todavía en manos inglesas
(Imagen procedente de socialesmoriles.blogspot.com )

Cuando Eduardo III fallece el 21 de junio de 1377  después de sus últimos años  de reinado estuvieran empañados por su mala salud y la perdida de muchas de las conquistas que había logrado a comienzo de la guerra. El nuevo rey francés Carlos V (1338-1380) y hijo y sucesor de Juan II el Bueno,  declaró que el monarca inglés había roto el Tratado de Bretigny al no rendir homenaje a Carlos cuando éste fue coronado rey. La guerra se reiniciaba. Escribe André Maourois en su "Historia de Inglaterra" que  "la conquista y la ocupación  de un imperio continental sobrepasaban  las fuerzas de Inglaterra, que ni en hombres ni en dinero era entonces lo bastante fuerte" La situación en la guerra había dado un giro radical y ahora era Francia la que llevaba la iniciativa "el rey de Castilla y el rey de Francia - escribe Maurois- unieron sus flotas . Una flota inglesa fue destruida en el puerto de la Rochela, barcos franceses entraban  impunemente en el Támesis, flotillas francesas devastaban  los pueblos de la costa e incendiaban las aldeas de pescadores" Así estaban las cosas cuando tras la muerte de Eduardo III le sucede en el trono su nieto Ricardo II (1367- hacia 1400) , de apenas nueve años de edad , al que Maurois define como " valeroso y muy inteligente" Sus primeros años estuvieron marcados por la regencia de su tío Juan de Gante, duque de Lancaster (1340-1399), el menor de los hijos de Eduardo III,  y por la   rebelión de los campesinos de 1381  que forzó a adelantar su declaración de mayoría de edad. La rebelión fue duramente reprimida, lo que comenzó a ganarle la desconfianza del pueblo. Ricardo II se casa en dos ocasiones, la primera  en 1382 con Ana de Luxemburgo (1366-1394), pero Ana moriría en 1394 después de doce años de matrimonio y sin haber tenido descendencia. En esos años Ricardo II tuvo que hacer frente a una rebelión de los nobles , entre los que se encontraba su primo Enrique de Lancaster (1367-1413), hijo de Juan de Gante, quien había sido, como ya hemos visto, regente de Inglaterra durante los  primeros años de reinado de Ricardo II. 

Escena del matrimonio entre Ricardo II de Inglaterra(1367-hacia 1400)  y la hija del rey de Francia, Isabel de Francia (1389-1409), perteneciente a la Crónica de Froissart  escrita por el cronista francés Jean de Froissart (hacia 1337-1404)  donde relata la Guerra de los Cien Años. La obra es muy bella pero un tanto distorsionada la realidad, porque aquí Isabel aparece como una mujer adulta pero sólo tenía siete años en el momento de casarse con el rey inglés, un matrimonio que no sería bien recibido por el Parlamento y la nobleza a los que no les gustaba este acercamiento del rey inglés a Francia. Esa pudo ser una de las causas de la falta de apoyo que luego tendría Ricardo II cuando fue destronado por su primo Enrique de Lancaster
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )



Ricardo logró  controlar la rebelión de los nobles , que se prolongó entre 1386 y 1388 y conseguiría consolidar su poder, aunque no se extinguiría su resentimiento contra muchos de los cabecillas de la rebelión a los que no pudo castigar para poder conservar el trono. Por su parte, los miembros de la nobleza  veían con malos ojos la política de acercamiento a Francia que  seguía  el monarca inglés. En 1396 llegará a un acuerdo de paz  que incluye el matrimonio de Ricardo con  Isabel de Francia (1389-1409) la hija del rey francés Carlos VI, llamado el Loco (1368-1422), que en 1380 había sucedido a su padre Carlos V. La joven princesa apenas tenía seis años en el momento del matrimonio que vuelve a enturbiar las relaciones entre el rey y parte de la nobleza y los parlamentarios, que se oponen al enlace, y en particular con la familia Lancaster. Ya sabemos que los Lancaster , a través del duque de Lancaster Juan de Gante, estaban muy próximos a la corona ya que Juan de Gante era  el tercer hijo de Eduardo III, y como Ricardo II no tendía descendencia podían aspirar al trono de Inglaterra. Tal vez temiendo que los Lancaster se levantaran contra él para arrebatarle el trono, tal vez porque seguía vivo el resentimiento contra los nobles que se habían rebelado años antes, entre 1397 y 1399  dejó de convocar el  Parlamento y emprendió una política despótica , desterró al hijo de Juan de Gante, Enrique de Lancaster, y cuando Juan de Gante murió el 3 de febrero de 1399 , el rey confiscó  todos los bienes, propiedades y tierras de los Lancaster. Enrique de Lancaster , exiliado en Francia , preparó un golpe de estado . No puedo detenerme en los pormenores de éste conflicto, pero  los nobles y el Parlamento, que se había visto marginados durante los  últimos años de reinado de Ricardo II, dieron la espalda al rey, que se quedó sin apoyos para enfrentarse a su primo Enrique que se hizo con el poder y encarceló a Ricardo II en la Torre de Londres el 1 de septiembre de 1399, después de que éste se entregara y prometiera abdicar a cambio de que le perdonara su vida. El 29 de septiembre Ricardo II  abdicaba  y el 13 de octubre y con el apoyo del Parlamento, Enrique de Lancaster se convertía en el nuevo  rey Enrique IV y con él comenzaba el periodo de gobierno de la casa Lancaster, una de las ramas de la dinastía Plantagenet.

King Henry IV from NPG (2).jpg
Retrato del rey Enrique IV, el primer monarca de la dinastía Lancaster, que como hemos visto en el texto, era una rama de la dinastía Plantagenet. El padre de Enrique IV era Juan de Gante, el primer duque de Lancaster, que a su vez era el tercer hijo del rey Eduardo III. Los Lancanter gobernaría Inglaterra durante los siguientes setenta años.
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)  
Sobre  el destino final de Ricardo II no hay pruebas que nos permitan saberlo con certeza,.Fue  trasladado de la Torre de Londres   a la fortaleza de Pontefrac . Los rumores que llegaron a sus oídos de conspiraciones para derrocar al nuevo rey Enrique IV y reponer en el trono  a Ricardo parece que empujó al nuevo monarca a dejar morir de hambre a Ricardo en su encierro, muerte que habría tenido lugar en el mes de febrero de 1400, aunque durante los años siguientes habría constantes rumores sobre la supervivencia de Ricardo, algo por otra parte habitual en casos como éste y que se ha repetido a lo largo de la historia. Del nuevo monarca nos cuenta André Maurois que "debía su corona al apoyo del Parlamento, la nobleza y la Iglesia  por lo que tuvo que contemporizar  con estos tres poderes mucho más que sus antecesores en el trono  y jamás se atreverá a oponerse al Parlamento" Tuvo que hacer frente , con éxito, a rebeliones escocesas y galesas  instigadas desde Francia , aunque se mantenía la tregua que Ricardo II había  establecido con Francia  en 1396. Enrique IV fallecerá el 20 de mayo de 1413 y le sucederá en el trono su hijo Enrique V(1387-1422), que apenas dos  años después romperá la tregua con Francia y reanuda el largo conflicto .Reclamada los ducados de Aquitania, Normandía, Guyena y Gascuña aprovechando que Francia se hallaba sumida en el caos por el enfrentamiento entre los duques de Borgoña y el rey francés Carlos VI, que además se hallaba afectado por una enfermedad mental. Enrique V  cruzó el Canal de la Mancha  en septiembre de 1415. Con unas efectivos  de entre 6000 y 9000 hombres el 25 de octubre de 1415 infligiría una  aplastante derrota a un ejército francés muy superior en número, las estimaciones actuales varían entre los 12.000 y 36.000 hombres, en la batalla de Agincourt. Con ésta victoria el monarca inglés recuperó una buena parte de los territorios que reclamaba además de capturar  a un buen número de nobles franceses. 

Así quedaba el mapa de Francia después de la victoria de las tropas inglesas bajo el mando de Enrique sobre las francesas en la batalla de Agincourt el 25 de octubre de 1415 . La nueva situación de dominio inglesa sería ratificada  con la firma del Tratado de Troyes  en 1420  que convertía a Enrique V en el sucesor legal del rey Carlos VI de Francia  y a la muerte de éste ocuparía el trono francés. En color verde tenéis el territorios que todavía controlaban los franceses, y en color  rosado y morado  los territorios  ingleses gobernados directamente por Enrique V, incluyendo la capital, París, y Reims
(Imagen procedente de www.historyteacher.net )

A partir de ese momento, en lugar de la fuerza decidió utilizar la diplomacia para conseguir sus objetivos apoyado en la posición de ventaja en que le había colocado su victoria en Agincourt. En 1420 forzó la firma del Tratado de Troyes en virtud del cual  se reconocía al rey inglés como heredero del trono de Francia a la muerte de Carlos VI y regente mientras el rey loco permaneciera con vida, lo que significaba desheredad al Delfín Carlos, el título que recibían los herederos al trono francés, Carlos . Además , para fortalecer éste  acuerdo, se concertaba su matrimonio con la hija de Carlos VI, Catalina de Valois (1401-1437) , la menor de las seis hijas del rey francés. La boda se celebra en la ciudad de Troyes el 2 de junio de 1420 . Enrique es ahora rey de Inglaterra , regente de Francia y príncipe heredero del trono francés ante el disgusto de la mayor parte de la nobleza francesa. A finales de 1420 regresa a Inglaterra  en compañía de su esposa. Sería  en Inglaterra donde el 6 de diciembre de 1421 nacía en el castillo de Windsor el único hijo del matrimonio, el príncipe Enrique (1421-1471). En 1422 Enrique V regresa a Francia donde la situación se estaba volviendo inestable mientras Catalina y su hijo Enrique permanecen en Inglaterra. Durante su estancia en Francia  Enrique enferma de disentería  y muere en el castillo de Vincennes el 31 de agosto de 1422. Apenas dos meses después, el 21 de octubre, moría el rey francés Carlos VI y de acuerdo a lo establecido en el Tratado de Troyes la corona correspondía al hijo de Enrique V, aquel niño de apenas once meses de vida que acababa de ser coronado rey de Inglaterra con el nombre de Enrique VI , pero de momento no podía ser coronado rey de Francia hasta que al menos pudiera pronunciar las fórmulas rituales de la ceremonia de coronación . Escribe Mauoris que "entre 1422 y 1429 el dellfín Carlos (hijo de Carlos VI)  sin reino, sin capital, , sin dinero y sin soldados, vagó errante por las pocas provincias que le quedaban" Todo parecía perdido para  la monarquía francesa, hasta que la aparición de una figura insólita, la de una joven campesina llamada  Juana (1412-1431) cambió el curso de la guerra.. Se trataba de la que hoy conocemos como Juana de Arco. Empezaba el episodio final de la Guerra de los Cien Años que , en cierto modo , fue el inicio de la Guerra de las Dos Rosas, pero eso lo veremos en la segunda parte de éste relato. 

Enlace con la segunda  parte de  Entre los York y los Lancaster: La Guerra de las Dos Rosas:
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/01/entre-los-york-y-los-lancaster-la_27.html


Enlace con la tercera  parte de  Entre los York y los Lancaster: La Guerra de las Dos Rosas
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/02/entre-los-york-y-los-lancaster-la.html

El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost


Famosos