lunes, 1 de diciembre de 2014

MUJERES EN LA HISTORIA: ADA BYRON Y LA CIENCIA POÉTICA (PRIMERA PARTE)

"Si la costumbre fuera mandar a las niñas a la escuela y enseñarles las ciencias con método, como se hace con los niños, aprenderían y entenderían las dificultades y sutilezas de todas las artes y ciencias tan bien como ellos" reflexionaba la escritora Christine de Pisan (1367-1430)  una de las pocas mujeres que pudo mostrar su talento en sociedad superando los prejuicios sociales y religiosos que pesaban sobre la mujer ,siendo autora de obras que en cierto sentido pueden considerarse  uno de los primeros alegatos en favor del derecho a la mujer a desarrollarse en sociedad en igualdad de condiciones con el hombre. Por desgracia ella fue una de las pocas excepciones junto a un puñado de nombres como  la reina egipcia Cleopatra(69-30 a.C) ,la pintora italiana Sofonisba Anguissola(1532-1625), la poetisa griega  Safo de Lesbos(hacia siglo VII a. C) o la filósofa alejandrina  Hipatia (hacia 350-415) que  brillan como estrellas solitarias en el negro firmamento de silencio que rodeó a la mujer durante siglos ,  un silencio defendido por hombres como uno de los padres del cristianismo , Pablo de Tarso (hacia 5- hacia 67), que dijo " Que la mujer aprenda en silencio, con plena sumisión. No permito que la mujer enseñe, ni que ejerza autoridad  sobre el hombre sino que esté en silencio." Un silencio al que, no hay que olvidarlo, hoy siguen condenadas millones de mujeres en todo el mundo. Todas ellas ya han sido protagonistas en el pasado en el Mentidero  y hoy vamos a conocer a otra de esas heroínas del conocimiento que confirmaban las palabras de Christine en cuanto a que la única diferencia entre el hombre y la mujer era la limitada formación que esta última recibía y la impedía desarrollar sus talentos naturales como hacía el hombre. Nuestra protagonista de hoy tuvo la fortuna de disfrutar de una solida formación intelectual que permitió que su inteligencia natural se uniera a la pasión de su espíritu poético con una mente nacida para la ciencia y se convirtiera en pionera de la actual revolución informática. 

John "Mad Jack" Byron era capitán de los Guardias de Coldstream , que hoy es el regimiento más antiguo en activo  del ejército británico pues inició su servicio en 1650. De carácter aventurero y oportunista sus dos matrimonios responderían sobre todo a la necesidad de encontrar una mujer que pudiera cubrir sus deudas. No tuvo escrúpulo en derrochar la fortuna de ambas , muriendo en la ciudad francesa de Valenciennes en 1791 a los treinta y cinco años de edad, cuando su hijo , el futuro poeta Lord Byron, sólo tenía tres años de edad. El pequeño heredaría el tempestuoso carácter de su padre (Imagen procedente de http://en.wikipedia.org ) 

Aunque ya tenía referencias de la historia que os voy a contar , ha sido la lectura de la semblanza biográfica recogida en "Los innovadores" del periodista ,escritor y ejecutivo estadounidense, presidente entre otras de la CNN y de la revista Times, Walter Isaacson (1952) la que me ha permitido conocer mejor la vida  de Augusta Ada Byron (1815-1852), que ese es el nombre de nuestra protagonista, y es en la obra de Isaacson en la que se basa lo que a continuación vamos a  ir viendo. Pero antes de adentrarnos en la vida de Ada tenemos que irnos todavía un poco más atrás en el tiempo para presentaros a su progenitor que era nada menos que el célebre poeta George Gordon Byron, sexto barón de Byron (1788-1824) que pasaría a la historia de la literatura como Lord Byron. Era nieto e hijo de nobles y militares. Su abuelo fue el vicealmirante John Byron(1723-1786) y su padre el capitán de infantería John "Mad Jack" Byron (1756-1791) Este John "Mad Jack Byron" era un hombre apasionado ,aventurero y oportunista  que en 1778 se había fugado con una mujer casada ,la marquesa de Camarthen Amelia  Osborne (1754-1784) , lo que sin duda fue un escándalo en su época. Finalmente ella lograría el divorcio y se casaron en 1779 aunque  Amelia moriría con sólo treinta años de edad en 1784, dejando como único fruto de su unión a una hija, Augusta Leigh Byron(1783-1851) . Parece que la relación entre ambos había sido tempestuosa y que el principal aliciente para el matrimonio para John Byron fue la fortuna de su mujer y ese mismo aliciente  le impulsó a su segundo matrimonio con Catherine Gordon (fecha desconocida -1811) y Catherine no tardó en tener que socorrer a su marido para cubrir sus elevadas deudas , teniendo incluso que vender sus tierras y su propio título nobiliario para cubrirlas. 

Retrato de Catherine Gordon realizado por el pintor británico  Thomas Stewardson (1781-1859) ,madre de Lord Byron y abuela de nuestra protagonista, Ada Byron. La relación del poeta con su madre sería complicada .A pesar del trato que la había dado su marido, que abusó de ella económicamente y no dudo en engañarla con otras mujeres durante su estancia en Francia, ella siempre le echó de menos mientras que con su hijo mantenía una relación de amor-odio y a menudo se metía con él llamándole "cojo bribón" ya que Byron había nacido con una pequeña deformidad en su pie derecho  por la que tuvo que sufrir las burlas de sus compañeros en el colegio debido a la cojera que le provocaba. Byron no se callaba y cuando su madre se refería a él de esa forma él respondía llamándola "vieja viuda", pero más tarde el propio Byron reconocería que su madre había sido la única persona que de verdad le había comprendido  (Imagen procedente de  http://en.wikipedia.org )

En 1786 el matrimonio trató de poner tierra por medio con sus acreedores estableciéndose en Francia  pero a finales de 1787 Catherine decidió regresar a Inglaterra para dar a luz en su país natal al hijo que esperaba. De esta forma el 22 de enero de 1788 nacía en Londres George Gordon Byron .Poco después también regresaba a Inglaterra su turbulento padre, aunque  de nuevo las deudas le hicieron abandonar , ahora ya de forma definitiva , Inglaterra para instalarse en Francia desde donde seguía pidiendo dinero a su sufrida esposa. John Byron fallecía  en 1791  dejando a su esposa y a su pequeño hijo de sólo tres años de edad con un título nobiliario pero en la ruina. Fue la muerte en 1798  de su tío abuelo William Byron, quinto barón de Byron (1722-1798) la que sacó  a George y su madre de apuros porque el pequeño Byron ,de diez años de edad , se convertía en el sexto barón de Byron , heredando . Durante los años siguientes Byron se mostró como un estudiante brillante con un temperamento apasionado y tormentoso heredado de su padre. Estudia en el Trinity College de Cambridge mientras su talento literario comienza a despuntar al tiempo que realiza viajes por diferentes países de Europa que le llevan a Portugal, Malta y Grecia . En febrero de 1812 le encontramos dando su primer discurso en la Cámara de los Lores, donde saldrá en defensa de los ludistas, un movimiento de artesanos ingleses que había tomado su nombre de un trabajador llamado Ned Ludd al que se atribuía el incendio de dos de los nuevos telares automáticos que los trabajadores temían que les dejara sin trabajo. No se sabe si Ludd existió de verdad pero el movimiento que inspiró, el ludismo,  estaba en pleno auge entre 1811 y 1817 , oponiéndose a la progresiva mecanización del trabajo que amenazaba con desplazarlos. En su momento escribí en el Mentidero sobre ellos y os dejo el enlace por si queréis conocer algo más en profundidad su historia. 
http://chrismielost.blogspot.com.es/2012/03/la-revolucion-industrial-el-ludismo-y.html

En el grabado dos ludistas destruyendo un telar automático. El ludismo tuvo una vida corta, en apenas cinco años el movimiento se extinguió, y no fue por la represión que el gobierno inglés ejerció sobre los ludistas, sino porque estos se dieron cuenta que no eran las máquinas las causantes de sus problemas y comenzaron a unirse para hacer frente a los empresarios y exigir mejoras laborales , aunque los movimientos obreros no lograrían tener fuerza hasta la segunda mitad del siglo XIX. Los primeros años de la Revolución Industrial, como siempre que se produce un cambio profundo , fueron años de crisis de incertidumbre y miedo en la población. Como escribe el filósofo francés Edgar Morin "La historia no constituye una evolución lineal. Ella conoce turbulencias, bifurcaciones , desviaciones, fases inmóviles, estadios, periodos de latencia, seguidores de virulencias como en el cristianismo el cual incubó dos siglos antes de sumergir el Imperio Romano; procesos epidémicos extremadamente rápidos como la difusión del Islam. Es un enjambre de devenires enfrentados con riesgos, incertidumbres que involucran evoluciones, enredos, progresiones, regresiones, rupturas" Aquel fue un momento de ruptura como el que hoy podemos estar muy cerca de vivir , en este caso por la revolución tecnológica y robótica   (Imagen procedente de http://alanisbaeza1eeiv.blogspot.com )

Isaacson recoge en su obra un fragmento de aquel discurso  donde Byron defendía la postura de los  ludistas mientras la Cámara de los Lores discutía una ley para declarar la destrucción de  los telares mecánicos como un delito merecedor de la pena de muerte "Esas máquinas - decía Byron con ironía - constituían para ellos una ventaja, por cuanto eliminaban la necesidad de emplear a una serie de trabajadores  a los que en consecuencia se dejaba morir de hambre. Los trabajadores rechazados, en la ceguera de su ignorancia, lejos de alegrarse de esas mejoras en artes tan  beneficiosas para la humanidad, se consideraban  sacrificados en aras de las mejoras en el mecanismo." Estas sarcásticas palabras de Byron  parecen conservar todavía hoy su actualidad ante la inminente revolución robótica que significará un cambio radical del trabajo tal y como lo hemos entendido hasta ahora. Pero no debo desviarme del objetivo de este relato así que volvamos con Byron al que Isaacson describe como "apuesto, seductor, inquieto , introspectivo y sexualmente aventurero"  que apenas unas se manas después de este discurso en la Cámara de los Lores publicaría su obra más conocida " Las peregrinaciones de Chile Harold"  y de un día para otro se convierte en un poeta famoso o como el mismo diría "Una mañana me desperté y me encontré con que era famoso"  Con su atractivo y su talento acompañado por la fama y su título nobiliario Byron se convierte en el rey de Londres y el objeto de deseo de más de una dama.  Es el personaje más codiciado en las fiestas londinenses 

"Lord Byron con uniforme albanés", obra realizada por el pintor inglés Thomas Philips (1770-1845) donde captura el aura romántica que rodeaba al poeta. Desde su infancia Byron  ya mostró su personalidad rebelde al enfrentarse a su malformación del pie llevando la contraria a su propio padre que cuando nació había pronosticado que nunca sería capaz de andar. A base de fuerza de voluntad no sólo anduvo sino que , como él mismo decía , lo hacía más rápido que la mayoría aunque arrastrara una pequeña cojera. Fue precoz en muchas cosas, entre ellas en el sexo pues a los nueve años de edad ya fue amante de su institutriz . Con diez años heredaría el título de Barón d e Byron, y cuatro años después viviría su primera tragedia amorosa con la muerte de su prima de la que estaba enamorado. Durante sus años de estudiante en Cambridge demostraría una inteligencia brillante pero también su carácter rebelde, licencioso y despilfarrador heredados de su padre. Tuvo que dejar la universidad al quedarse sin dinero para pagar las clases y durante un tiempo vivió en un apartamento en Londres donde convivía con una prostituta como amante.  En 1805 publicaba su primer libro de poesía y en 1809 emprendería un viaje por Europa que le llevaría por España, entonces en plena Guerra de Independencia contra Francia, y también a Portugal, Malta, Albania , Grecia y Turquía donde buscó las ruinas de Troya . De regreso a Inglaterra en 1811 moría su madre y dos de sus mejores amigos, buscando refugio junto a su hermanastrao Augusta Leigh Byron, con la que habría mantenido un romance que se convertiría en un escándalo. Al mismo tiempo le angustiaban las deudas y fue entonces cuando tomó la decisión de buscar una esposa que aliviara sus angustias económicas y mejorara su reputación social, a pesar de que su opinión sobre el matrimonio no era la mejor, pues de su pluma salió esta frase  "Nunca aconsejéis a un hombre que desconfíe de una mujer con la que ya esté casado. Es demasiado tarde para él  " . Una vez más parecía seguir el camino de su padre   (Imagen procedente de  http://en.wikipedia.org )


Al igual que le había pasado a su padre, Byron estaba acuciado por las deudas a pesar de su éxito literario y pensó en buscar un matrimonio conveniente que solucionara sus problemas económicos.  En una de las muchas fiestas a las que asistía en aquellos días  su atención sería atraída en marzo de 1812  por una de las pocas mujeres que no se apresuró a acercase a él como hacían las demás. Se llamaba Anne Isabella Milbanke  (1792-1860). Anne había sido una niña de gran inteligencia y sus padres, al percatarse de sus cualidades intelectuales, contrataron como tutor a un profesor de Cambridge, el escritor y clérigo inglés William Frend (1757-1841) que dio a la joven Anne una sólida formación en filosofía, literatura y muy particularmente en ciencia y matemáticas, lo que sería determinante años después para nuestra protagonista. Aunque Byron se fijó en ella como solución a sus problemas económicos ella, mujer de fuertes convicciones religiosas,  se resistía a las artes de seducción de Byron sin duda advertida de la fama de espíritu turbulento que precedía al poeta. . En una carta a su madre  recogida por Isaacson en su libro, Anne escribe sobre el poeta "Yo no buscaba que que me lo presentaran , ya que todas las mujeres se dedicaban a cortejarle de manera absurda y trataban de hacerse merecedoras del látigo  de su sátira. No deseo ocupar un lugar en sus trovas . No hice ofrenda alguna en el altar de Childe Harold, aunque no me negaré a relacionarme con él si se da la ocasión". Por esa misma época también corren rumores  sobre una relación que tenía que escandalizar por fuerza a la sociedad inglesa del momento, la que supuestamente mantenía Byron con su hermanastra  Augusta Leigh Byron, la hija que el padre de Byron tuvo durante su primer matrimonio.

Retrato de Augusta Leigh Byron realizado por James Holmes (1777-1860), hermanastra de lord Byron. No crecieron ni se educaron juntos, y su relación no comenzaría a ser de confianza hasta 1804 cuando se escribían cartas con cierta regularidad y compartían confidencias sobre la madre de lord Byron.  Pero sería en el regreso de Byron de su viaje por Europa y la muerte de su madre en 1811 cuando realmente se aproximaron el uno al otro y parece que se enamoraron. Augusta estaba casada con su primo, el teniente coronel George Leigh (1771-1850) y durante el supuesto romance con Byron , Augusta daría a luz a su tercer hijo de los siete que tendría con su esposo, pero este tercero hubo rumores que en realidad era hijo de Lord Byron. El escándalo de esta relación podría haber sido una de las causas de que Byron abandonara Inglaterra en 1816 (Imagen procedente de http://en.wikipedia.org )

Al escándalo que rodeaba esta relación se unía una situación económica cada vez más desesperada y Anne Isabella aparece a los ojos de Byron como la única salida al atolladero donde se halla inmerso y así escribe a la tía de Anne "Sólo el matrimonio , y uno rápido puede salvarme. Si su sobrina es accesible , la preferiría a ella; si no , será la primera mujer que no me mire  como si me escupiera en la cara" En septiembre de 1814 Byron la propone matrimonio y en esta ocasión Anne cede y dice que si. Unos meses más tarde, el 2 de enero de 1815 , contraen matrimonio en una ceremonia privada y se instalan en Londres. Pero pronto las relaciones entre la pareja, de temperamentos tan diferentes, comenzarían a deteriorarse. Los problemas económicos seguían agobiando a Byron que comenzó a beber más de lo normal e incluso llega a burlarse de Anne por su amor a las matemáticas. Aunque en un tiempo la había llamado de forma cariñosa  Princesa de los Paralelogramos ahora  describía su relación  como "Dos líneas paralelas que se prolongan hacia el infinito una junto a otra , pero sin encontrarse nunca" A todo esto Anne estaba embarazada  y el 10 de diciembre de 1815  nacía la que sería la única hija del matrimonio, Augusta Ada Byron.  Ya en enero de 1816 el comportamiento de Byron es cada vez más extraño y Anne teme que su esposo esté perdiendo el juicio. Byron la pide que tome a Ada y se vayan a vivir con los padres de Anne en la mansión familiar en Leicestershire mientras él pone en orden sus finanzas. Extrañada por esta petición Anne termina por aceptar su petición y se marca con Ada sin saber que ni ella ni su recién nacida hija volverían a ver nunca a Byron.

Retrato de lady Caroline Lamb (1785-1828) realizado en 1805  por el pintor inglés Thomas Lawrence (1769-1930). Siete años después de este retrato Caroline Lamb mantendría una relación con Byron  aunque ella estaba casada con  un influyente noble, William Lamb, vizconde de Melbourne (1779-1848) que años después llegaría a ser primer ministro. Parece que a Byron la atraía cierta ambigüedad sexual de Caroline, a la que le gustaba disfrazarse de paje, mientras que ella llegó a estar completamente enamorada de él. Cuando la relación se rompió  la despechada Caroline diría de Byron que era un "loco, malvado y peligroso de conocer" (Imagen procedente de http://en.wikipedia.org )

Aunque en las primeras semanas Anne sigue escribiendo cartas cariñosas a Byron, pronto comienza a ser aconsejada por su  familia para que se separe del poeta. Poco después Anne recibe noticias que la convencen de la relación incestuosa que Byron había mantenido con su hermanastra Augusta Leigh Byron así también como  sobre las presuntas relaciones homosexuales mantenidas por Byron. Se cruzan amargas cartas entre ellos hasta que finalmente acuerdan la separación en marzo de 1816 y un mes después Byron abandona Inglaterra. Nunca verá a su hija a la que ya evoca en unos veros del Childe Harold , poema que no concluiría definitivamente hasta 1818 "¡Tu rostro  es como el de tu madre, mi hermosa niña!¡Ada! ¿La única hija de mi casa y de mi corazón? La última vez que los vi , tus jóvenes ojos azules sonreían, y luego nos separamos"  Durante los años siguientes Byron recorrería  Europa sin olvidarse de Ada  y llega a escribir a su hermanastra para que le de informes sobre el carácter de la niña "¿La niña es imaginativa?¿es apasionada?Espero que los dioses la hayan hecho cualquier cosa menos poética; ya es suficiente  con tener a un necio  así en la familia"   La pequeña Ada no sabía nada de su padre y Anne se cuidó incluso de ocultar un retrato del poeta  para que no despertara la imaginación de su hija, temiendo quizás que se avivara en ella el mismo fuego tempestuoso que parecía alimentar el espíritu de los Byron.  No es objeto de este relato contaros con detalle la historia de Lord Byron, que por sí solo merecerá en el futuro una historia dedicada sólo a su vida y obra, así que le dejaremos en Grecia, donde el poeta había viajado para participar en la guerra de independencia de los griegos contra el dominio del Imperio Otomano. 

Retrato de Anne Isabelle Milbanke realizado en 1812 por el pintor inglés Charles Hayter (1761-1835)  Escribe Isaacson sobre su matrimonio con  Byron  que el mismo día en que se casaron  Byron escribía en su diario "Poseí a lady Byron en el sofá antes de la cena". Desde luego era un hombre impaciente . Pero apenas dos meses después del matrimonio visitaron a la hermanastra de Byron , Augusta Leigh, y escribe de nuevo Isaacson "Durante la visita  Anne empezó a sospechar  que la amistad de su marido con Augusta iba más allá de la relación fraternal , especialmente cuando él se tendió en un sofá y les pidió a ambas que le besaran por turnos" Ignoro si esto fue así o no porque de ser cierto no era para sospechar sino para confirmar todo los rumores que pudieran haber llegado a sus oídos y sin embargo eso no sucedió, por lo que  tengo dudas sobre este episodio. Byron se burlaría después de ella y su afición a las matemáticas escribiendo "Su ciencia favorita era la matemática. Era un cálculo andante" La ruptura definitiva se produciría apenas unas semanas después del nacimiento de Ada, en enero de 1815. Anne Isabelle siempre temería que su hija Ada desarrollara el mismo carácter que su padre   (Imagen procedente de http://en.wikipedia.org )

Pero antes de entrar en combate sufrió un ataque epiléptico al que luego se unió una enfermedad vírica que lo agotó , agotamiento al que contribuyó  la práctica médica  habitual , la sangría.  El 19 de abril de 1824, a los treinta y seis años de edad , el hombre que había escrito que "jamás mueren en vano los que muren por una causa grande", moría en tierra extraña, en la población griega de Mesolongi. Isaacson recoge las palabras de su ayuda de cámara que afirmaba que poco antes de morir había exclamado "¡Ay mi pobre y querida niña!¡Mi querida Ada! ¡Dios mío, ojalá la hubiera visto!¡Dale me bendición!"   La noticia de su muerte recorrió toda Europa y una de las grandes figuras intelectuales de la Europa del siglo XIX, el poeta, escritor y dramaturgo alemán Johann Wolfgang von Goethe (1749-1832)  escribía "Descansa en paz , amigo mío; tu corazón y tu vida han sido grandes y hermosos" No era de la misma opinión Anne, que mantuvo a Ada ignorante de todo lo referente a su  padre  y llevada de su propio amor por las matemáticas y de su deseo de que en Ada no prendiera la semilla del espíritu poético , dirigió la enseñanza de Ada hacia  la ciencia y las matemáticas apartándola de todo aquello que tuviera que ver con la literatura. En realidad Anne viviría durante toda su vida perseguida en cierto sentido por el recuerdo de Byron y el temor a que el carácter de su hija Ada siguiera los pasos de Byron. Anne mantendría de todas formas una vida social comprometida  participando en los movimientos que exigían la abolición de la esclavitud y la mejora de las prisiones en Inglaterra.

"Lord Byron en su lecho de muerte" obra realizada en 1826 por el pintor  belga Joseph-Denis Odevaere (hacia 1775-1830) Parece que en su muerte tuvo bastante que ver la impericia de sus médicos que le debilitaron hasta el extremo con las sangrías que habrían acelerado su muerte. . Fue embalsamado y enterrado en Inglaterra junto a su madre aunque hoy se puede visitar un monumento conmemorativo en la Abadía de Westminster . Moría sin volver a ver a su hija Ada desde que esta tenía apenas unas semanas de vida.  (Imagen procedente de  http://en.wikipedia.org ) 

Ya en su infancia Ada sobresale por su talento matemático  pero no pudo escapar al espíritu bayroniano , y como escribe Isaacson " tenía cambios de humor que la llevaban de los más grandiosos sentimientos a la desesperación", el mismo espíritu atormentado, apasionado e indomable de su padre y su abuelo. Siendo adolescente mantiene  una relación amorosa con uno de sus tutores , lo que debía encoger el corazón de su madre que veía como todos sus esfuerzos para que no siguiera el camino de su padre parecían inútiles. Pero parece que ella misma decide que el estudio y en particular las matemáticas y la ciencia son la única forma de controlar sus pasiones. Escribe a uno de sus tutores "Tengo que dejar de pensar en vivir para el placer o la autosatisfacción. Pienso que en este momento nada, salvo una dedicación muy profunda e intensa a los temas de naturaleza científica , parece impedir que mi imaginación se desboque".  Curiosamente, en un viaje por el interior de Inglaterra acompañada por su madre, su amor por la ciencia se vio alentado por la contemplación de los nuevos modelos de telares automáticos , los mismos que unos años antes los luditas habían atacado por todo el país defendidos por lord Byron ante la Cámara de los Lores, como veíamos casi al inicio de este relato. También influye en su pasión por la ciencia la obra de otra de las pioneras de la ciencia  de su tiempo, Mary Fairfaf Grieg Somerville (1780-1872), una mujer que se había formado de manera autodidacta  en matemáticas y  astronomía , que en 1834 publicaba "La conexión de las ciencias físicas" en la que realizaba un  impresionante esfuerzo por conectar las diferentes áreas del conocimiento científico desde la física a la química, de la electricidad a la óptica. Esta y otras obras de Somerville ejercerían una importante labor de divulgación de la ciencia en la sociedad inglesa del siglo XIX. 

En ese año de 1834, cuando Somerville publica "La conexión de las ciencias físicas" también es tutora y amiga de Ada  y juntas acuden a reuniones científicas aunque joven Ada, a sus diecinueve años, también obtiene un gran éxito en los bailes a los que asiste en Londres donde parece que más de un hombre quedaba seducido por los encantos de la hija de lord Byron . Sin embargo, un antiguo amigo de su padre, John Hobhouse, primer barón Barón Broughton (1786-1869) , la describe en esta época como "una joven estirada y demacrada pero con algún rasgo de mi amigo, especialmente su boca" aunque teniendo en cuenta que Ada le acaba de rechazar poco antes tal vez no sea la opinión más neutral que podamos encontrar.  Gracias a su amistad con Somerville también estableció una  relación amistosa con el hijo mayor de ésta, Woronzow Greig (1805-1865), que escuchando el anhelo de Ada por sentar la cabeza y encontrar a alguien con el que domar su ardiente espíritu, le presentó a  a uno de sus compañeros en la universidad de Cambridge , William King (1805-1893), un joven  noble que un año antes había heredado de su padre el título de conde de Lovelace. Isaacson lo describe como "un joven con un elevado estatus social y económico , inteligente pero discreto, y tan taciturno como excitable era Ada. Como ella , era un estudiante de ciencias, peor su enfoque era más práctico y menos poético; su principal interés residía en los aspectos teóricos de la rotación de cultivos y los avances en las técnicas de cría de ganado"  Un carácter tranquilo parecía la mejor forma de apaciguar a la apasionada Ada. Unas semanas después William la pedía en matrimonio y Ada aceptaba, celebrándose la boda el 8 de julio de 1835. La madre de Ada estaba eufórica y escribe a su hija "Dios misericordioso , que con tanta compasión te ha dado la oportunidad de apartarte de las sendas peligrosas , te ha proporcionado un amigo y guardián" Pero si creía que con esta boda quedaba conjurado el temperamento apasionado de los Byron pronto descubriría su error, porque Ada hallaría en la ciencia el camino para dar rienda suelta a su pasión poética al mismo tiempo que abría el camino hacia el futuro. Pero eso lo veremos mañana en la segunda parte de su historia. 


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos