viernes, 27 de junio de 2014

HISTORIA DE LAS REINAS DE ESPAÑA: LAS MUJERES DE FELIPE II. MARÍA MANUELA DE PORTUGAL

En la serie de artículos que estoy dedicando a las reinas de España hemos conocido ya a Juana I de Castilla(1479-1555),más conocida como Juana la Loca por sus problemas psíquicos que causaron que fuera apartada del trono y recluida en la fortaleza de Tordesillas mientras la corona quedaba en manos de su hijo Carlos de Habsburgo que reinaría en España como Carlos I (1500-1558). Sería la esposa del nuevo monarca la siguiente protagonista de las reinas de España, Isabel de Portugal (1503-1539) , hija del rey de Portugal, Manuel I el Afortunado (1469-1521) y de su segunda esposa, María de Aragón (1482-1517), hija a su vez de los Reyes Católicos, Isabel I de Castilla (1451-1504) y Fernando II de Aragón(1452-1516).Al final de este artículo os incluiré los enlaces de esos dos artículos por si queréis recuperarlos, pero hoy daré un paso más adelante aunque nuestra protagonista no llegaría a ser reina de España, pero si fue la primera esposa del que sería el monarca más poderoso de Europa durante la segunda mitad del siglo XVI y madre de su príncipe heredero. Y ahora vamos a viajar primero a Portugal, donde el 13 de diciembre de 1521 fallecía el rey Manuel I el Afortunado y era sucedido en el trono por su hijo Juan III de Avis (1502-1557) que Manuel I había tenido con su segunda esposa,  María de Aragón que, como acabamos de ver , era hija  de los Reyes Católicos. En el momento de ascender al trono tiene diecinueve años y hereda un gran Imperio marítimo con colonias en Asia, África y América  que habían convertido a Portugal en una gran potencia comercial. Un de los primeros deberes de todo monarca era casarse para asegurar la sucesión de la Corona y siguiendo con la tradición de enlaces matrimoniales con miembros de la familia real española,la elegida es  la hija pequeña de  la reina Juana I de Castilla , Catalina de Austria (1507-1578). 

La madre del rey portugués, María de Aragón, y la madre de su nueva esposa, Juana I de Castilla, eran hermanas , hijas ambas de los Reyes Católicos, por lo tanto Juan III de Avis y Catalina de Asturias eran primos, lo que no fue obstáculo suficiente para impedir el matrimonio. Estos matrimonios entre miembros de la familia sería una constante durante el reinado de los Austria. Catalina de Austria tuvo que ver aquella boda como una liberación, ya que había sido la única de sus hermanos que había permanecido a lado de su madre  incluso en los años de reclusión en la fortaleza de Tordesillas. Fue su hermano, el rey Carlos I a su llegada a España en 1517 , el que decidió que aquello no era lugar para una joven y la sacó de aquella fortaleza donde había pasado su infancia. Tal vez como una forma de compensar aquellos tristes años infantiles encerrada en el castillo junto a su madre torturada por sus desequilibrios psíquicos, Carlos buscó para su hermana un buen enlace matrimonial que a su vez fuera útil para España y así  acordó el matrimonio de Catalina con el rey portugués Juan III, una boda que se celebrará en la ciudad española de Salamanca el 2 de febrero de 1525 y apenas un año después Carlos I se casaría con la hermana de Juan III, Isabel de Portugal, con lo que las dos monarquías quedaban unidas por un doble enlace. Catalina se traslada con su marido a Portugal de la que ahora es reina consorte y pronto da a luz a su primer hijo, Alfonso, el 24 de febrero de 1526, pero menos de dos meses después fallecía el 12 de abril de 1526. La tristeza por esta muere pronto se vería compensada por un nuevo nacimiento, el de su hija María Manuela el 15 de octubre de 1527. Unos meses antes,el 21 de mayo de 1527, Carlos I e Isabel de Portugal habían tenido a su primogénito, el príncipe Felipe de Habsburgo ( 1527-1598), María Manuela y Felipe de Habsburgo eran primos y unos años más tarde pasarían a ser marido y mujer. 


Retrato de Catalina de Austria  realizado por el pintor neerlandés Antonio Moro hacia el año 1552. Era la hija pequeña de Juana I de Castilla y su esposo Felipe el Hermoso (1478-1506) y viviría con su madre en la fortaleza de Tordesillas hasta que su hermano Carlos la sacó de allí y concertó su matrimonio con el rey de Portugal  Juan III.. Tendrían nueve hijos pero sólo María Manuela y el príncipe Juan Manuel de Portugal llegarían a la vida adulta aunque morirían ambos prematuramente  antes de alcanzar los veinte años de edad  (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org

Pero no nos adelantemos porque en los años siguientes Catalina de Austria seguirá dando a luz nuevos hijos , hasta un total de nueve , pero todos morirán antes de llegar a la edad adulta. como podéis ver por sus fechas de fallecimiento: Isabel (1529-1530), Beatriz (1530-1530), Manuel (1531-1537), Felipe (1533-1539), Dioniso (1535-1537), Antonio(1539-1540) y el único que llegó a superar la infancia además de María Manuela, el príncipe Juan Manuel de Portugal (1537-1554). Por su parte  Carlos I y su esposa Isabel de Portugal, además de al príncipe Felipe tendrían  otros cinco hijos con algo más de fortuna que la familia real portuguesa ya que dos de ellos llegarían a la vida adulta: María de Austria(1528-1603) y Juana de Austria (1537-1573), mientras que los tres restantes morirían siendo niños o al nacer, Juan (1529-1530), Fernando (1535-1538), Juan(30 de abril de 1539) y sería durante el parto de Juan el 30 de abril de 1539 cuando la reina enfermó muriendo el 1 de mayo de 1539.  Carlos I no volvería a contraer matrimonio. Su hijo Felipe era el heredero pero también el único varón que tenía Carlos por lo que la cuestión del matrimonio no podía demorarse demasiado ya que era importante que tuviera descendencia cuanto antes para asegurar la sucesión al trono. Tras la muerte de su madre Isabel, Felipe de Habsburgo había  guardado dos años de luto oficial y no fue hasta mayo de 1541 que su padre Carlos le autorizó a abandonar el color negro de su vestimenta. Escribe el historiador e hispanista  británico Henry Kamen (1936) en su biografía "Felipe de España" que  Felipe "a causa de la temprana muerte de su madre su necesidad de amor  materno nunca logró madurar. Con esto, sus afectos se volcaron   en sus dos hermanas María y Juana. Los tres se profesaron una profunda devoción que perduró a lo largo de sus vidas"

Añade Kamen que "la falta de afecto no era algo insólito entre los hijos de los reyes. El amor no era una de las emociones normalmente permitidas a los hombres de Estado"  porque en realidad Felipe creció casi sin padres, pues además de la muerte de su madre cuando él tenía apenas doce años  tampoco tendría  un contacto muy estrecho con su padre Carlos , ya que el rey y emperador estaba siempre en movimiento atendiendo a las múltiples necesidades de sus extensos dominios.En 1542, cuando el príncipe cumple quince años, se considera que ha llegado el momento de concertar su matrimonio y la elección recae en su prima María Manuela de Portugal, la hija mayor de los reyes de Portugal . Se llega a un acuerdo para el compromiso en diciembre de 1542 aunque no será hasta el 13 de enero de 1543 cuando se formaliza el acuerdo. Una vez más las casas reales de España y Portugal se unirían en otro enlace consanguineo , una práctica tan habitual como peligrosa  ya que aumentaba el riesgo de enfermedades hereditarias. El 1 de marzo de 1542 Carlos, en compañía de su hijo Felipe, abandonaba Madrid,  pero se separaron a la altura de Alcalá de Henares. Carlos  preparaba un nuevo viaje fuera de España y nombraba a su hijo como regente del reino por primera vez en su vida . Antes de marcharse le dejó dos cartas con consejos e instrucciones para el príncipe, tanto de índole político como personal. Entre las recomendaciones políticas le encomienda "tener siempre a Dios  delante de vuestros ojos" y le conmina a que "nunca permitáis que herejías entren en vuestros reinos: favoreced la Santa Inquisición y por cosa del mundo no hagáis cosa que sea en su ofensa" Eran los tiempos de las guerras de religión en Europa y el emperador llevaba años enfrentado a los protestantes buscando una forma de lograr la reconciliación sin lograrlo. 


Retrato de Felipe , cuando todavía era príncipe de Asturias en 1551, realizado por el pintor italiano Tiziano Vecellio (1486-1575) El escocés John Elder nos dejó esta descripción del príncipe en 1554 "De rostro bien parecido, con frente ancha y ojos grises, de nariz recta y de talante varonil. Desde la frente a la punta de la barbilla su rostro se empequeñece, su modo de andar es digno de un príncipe, y su porte tan derecho y recto que no pierde una pulgada de altura : con la cabeza y la barba amarillas,y así, para concluir, es tan bien proporcionado de cuerpo, brazo y pierna, y lo mismo de todos los demás miembros, que la naturaleza no puede labrar un modelo más perfecto" (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org ) 
También le anima a ser "muy justiciero", en el sentido de que fuera justo y que fuera "en todo muy templado y moderado. Guardaos de ser furioso ,y con la furia nunca ejecutéis nada" Pero lo que ahora más nos interesa es los consejos que el emperador daba a su hijo con respecto a su próximo matrimonio El texto de la carta de Carlos respecto a este tema lo tomo de la obra del doctor y escritor español Enrique Junceda Avello(1926), "Ginecología y vida íntima de las reinas de España". En él Carlos se dirige a su hijo con estas palabras "Hijo, placiendo a Dios presto os casaréis y plega a Él que os favorezca para que vivías en ese estado como conviene a vuestra salud  y que os dé hijos que El sabe serán menester" y a continuación le pide que sea moderado  en su actividad sexual con su futura esposa  "por cuanto vos sois de poca y tierna edad , y no tengo otro hijo , ni quiero tener otros, conviene mucho que os guardéis y que no os esforcéis a estos principios de manera que recibieses daño en vuestra persona porque además que eso suele ser dañoso, así para el crecer de cuerpo como para darles fuerzas, muchas veces pone  tanta flaqueza que estorba el hacer hijos  y quita la vida, como lo hizo al príncipe don Juan" Se refiere  el emperador al príncipe de Asturias Juan de Aragón (1478-1497), hijo y heredero de los Reyes Católicos, que murió apenas a los seis meses de matrimonio con Margarita de Austria (1480-1530)  y entre las causas de su muerte se destacaba el abuso de las relaciones sexuales con su esposa que habrían debilitado su ya frágil salud aunque sin duda la causa de su muerte fue la tuberculosis que padecía. Su muerte fue una de las causas para que su hermana Juana se convirtiera en la heredera de los Reyes Católicos y a través de ella el propio Carlos, y por eso el emperador recuerda que fue por esa muerte por la que "vine a heredar estos reinos"

Y por ello insiste de nuevo , para que no se repita lo del príncipe Juan , que "no bien halláis consumado el matrimonio ,que os apartéis al menor impedimento, y que dejéis de visitar a vuestra esposa desde ese  momento, y cuando volváis a ella que sea por breve tiempo" Y además Carlos dio instrucciones al ayo y preceptor de Felipe II, Juan de Zúñiga y Avellaneda (1488-1546) que vigilase la frecuencia de las visitas que el príncipe hiciera a los aposentos de su esposa  e incluso, como escribe Junceda Avello, que para ello  "durmiera en la misma habitación que el Príncipe  si preciso fuera" Con todas estas instrucciones en la cabeza del príncipe, el 12 de mayo de 1543 se celebraba la boda por poderes en la localidad portuguesa de Almeirim , donde se encontraba la residencia de verano de la familia real portuguesa y en cuanto a la ceremonia religiosa se celebraría en Salamanca el 13 de noviembre de 1543. Felipe sentía cierta ansiedad por conocer el aspecto físico de su esposa , sobre todo después de conocer el informe enviado por el embajador español en Portugal, Luis Sarmiento de Mendoza, que se refería con estas palabras a la joven infanta portuguesa "La señora Infana es tan alta y más que su madre; más gorda que flaca y no de manera que no le esté bien ; cuando era muchacha era más gorda; en palacio, donde hay damas de buenos gestos, ninguna está mejor que ella"  Dice la leyenda que cuando el séquito portugués que acompañaba a María Manuela hizo su entrada en territorio español el príncipe Felipe se adelantó disfrazado para poder contemplar la fisonomía de su futura esposa que era loada por los portugueses como  mujer de "prodigiosa hermosura".  


Hay otro retrato atribuido a María Manuela de Portugal que aparece en Wikipedia realizado por el pintor  neerlandés Antonio Moro (1519-hacia 1576) pero como su atribución es dudosa os incluyo este  que también aparece  en la obra del doctor español Enrique Junceda  "Ginecología  y vida íntima de las reinas de España" , En otra obra, la del doctor Pedro Gargantilla "Enfermedades de los Reyes de España"  encuentro esta descripción del carácter de la princesa portuguesa  de un contemporáneo "Es un ángel de condición y muy liberal; y es muy galana y muy amiga de vestirse bien, danza muy bien y sabe más   del canto que un maestro  de capilla y también sabe latín y es muy buena cristiana" En lo que se refiere a su aspecto físico escribe Gargantilla que "era de cabellos rubios, tez blanca, mediana estatura , boca pequeña y ojos grandes al tiempo que bonitos . Era una joven llena de gracia y buena planta" (Imagen procedente de http://forum.alexanderpalace.org

 Si así sucedió no sabemos la impresión que el príncipe se llevó sobre su princesa, pero lo que si sabemos es que la boda se celebró el 13 de noviembre de 1543 en la catedral vieja de Salamanca. Si os preguntáis la razón de esta diferencia de seis meses entre el matrimonio por poderes y la ceremonia religiosa es posible que se tratara de evitar a la novia los rigores del calor de la meseta castellana en los meses de verano. Fue  oficiada por  cardenal arzobispo de Toledo, Juan Pardo de Tavera (1472-1545) y después de disfrutar de los festejos y el banquete llegó la hora  de pasar la noche de bodas. Tal vez Felipe no tuviera presentes en su mente los consejos de moderación de su padre, pero para eso estaba su leal preceptor Juan de Zúñiga . Después de dejar a los jóvenes esposos unas horas para consumar su matrimonio, hacia las tres de la madrugada Zúñiga entró en la habitación de los príncipes y los separó para que durmieran cada  uno en una habitación. Así se lo describía el propio Zúñiga al emperador Carlos  "A mi paréceme que apartándoles algún tiempo por las noche y guardándolas siempre los días estarían mejor que no tan alejados ,pues luego tendría gran desasosiego el príncipe  que es mozo, y cada vez que llegase  a su mujer lo haría con tanto deseo que sería muchas veces novio al año " Es decir, separarlos pero no demasiado , permitirles que estuvieran todos los días juntos pero controlando que ese tiempo no fuera demasiado prolongado para evitar  un exceso de amor.  Si hemos visto que el príncipe había recibido instrucciones de su padre, también la joven María Manuela las había recibido de su madre, Catalina de Austria. Volviendo a los textos recogidos por Enrique Junceda Avello  encontramos estas palabras de Catalina advirtiendo a su hija sobre los celos :

"Mucho os pido que que no se os ocurran celos, porque no servirán sino para dar descontento al Príncipe  vuestro marido y vos " y también la previene de la necesidad de no estar nunca sola para que su reputación no se vea comprometida "si vuestro marido no duerme  en vuestra cámara, que siempre en ella duerman cuatro o cinco mujeres" y vuelve a insistir a continuación sobre los celos " Pon todos tus sentidos en el propósito de no dar jamás a tu marido una impresión de celos , porque ello significaría el final de vuestra paz y contento" y la anima a que tome como modelo a la difunta madre de Felipe, Isabel de Portugal, a la que él amaba tanto "Procura enterarte de cuanto hacía tu difunta suegra, la Emperatriz , a quien Felipe amaba tanto; de cuáles eran sus gustos y repugnancias , sus ideas y costumbres, para poder tu conducirte de análoga manera" Con esta colección de consejos los jóvenes esposos abandonaron  Salamanca y partieron hacia Valladolid deteniéndose durante el camino en Tordesillas para  visitar a su abuela Juana. Las alarmas saltan  cuando aparece una erupción  cutánea en el muslo de Felipe en el mes de diciembre de 1543. Los cónyuges son separados hasta que esta erupción, que podría tratase de sarna, desaparece a comienzos de 1544 y pueden volver a tener vida íntima después de cinco semanas de separación. Escribe el doctor y escritor español Pedro Gargantilla(1972) en su obra "Enfermedades de los reyes de España: los Austrias" que  "tenemos constancia  de que cuando María Manuela se casó con Felipe no había reglado aún, contando en ese momento dieciséis años" 


Era frecuente achacar los males del paciente  a un exceso de sangre o a la presencia en esta de una sustancia maligna. Para realizarla tenían diferentes métodos  como el uso de sanguijuelas, con el uso de ventosas o con lancetas como en la imagen sobre estas líneas  que servían para  cortar una vena . Se escribían tratados sobre la técnica de la sangría   donde se especificaba que para el dolor de cabeza  había que herir las venas de las sienes, para los dolores del tórax era conveniente hacer el corte en el brazo izquierdo y para los dolores estomacales había que combinar cortes en el brazo derecho y también en los tobillos. En la mayoría de los casos lo que se conseguía era debilitar más aún al paciente  aunque en el caso de María Manuela daba igual , porque  su mal se debía casi con toda probabilidad a una infección contraída en el momento del parto y entonces no existían antibióticos para combatirla   (Imagen procedente de http://weblogs.clarin.com )

El deseo de que la joven reina tuviera hijos cuanto antes hizo que los médicos de la corte se afanaran en buscar métodos que aceleraran lo que sólo dependía de la naturaleza  y utilizaron un sistema tan disparatado e inútil como practicarle sangrías , lo que causa el enfado de su madre, Catalina de Austria que escribe "Con Dios se debe curar y no con medicinas  ni cosas para este fin, porque por la mayor parte  más daña de lo que aprovecha" Al parecer a la princesa  le  realizaban sangrías en las piernas que la dejaban muy débil. Por fortuna para ella en el verano de 1544, le viene su primera regla  y Felipe no perderá el tiempo porque en septiembre  se da la noticia de su embarazo que llena de alegría a la corte y en particular al emperador Carlos que escribe a su hijo en enero de 1545  para felicitarle por la buena nueva "Me ha holgado como es razón; lo habéis hecho mejor  de lo que yo pensaba, porque os daba otro año de término. Plega a Dios de alumbrarla"  El embarazo parece desarrollarse con toda normalidad , incluidas las molestias corrientes , como escribe el príncipe Felipe a su padre en marzo de 1545 "Del preñado está con alguna flaqueza y congojas. Pero va muy bien en todo lo demás  y espero en Nuestro Señor que se continuará y la alumbrará a su tiempo" Y así fue, en la madrugada del 8 de julio de 1545 , estando en Valladolid, María Manuela daba a luz a un niño, aunque no fue un parto sencillo como el propio Felipe explicaría al día siguiente a su padre en una carta fechada en Valladolid el 9 de julio de 1545 "La Princesa continuó su preñado con salud  hasta que ayer a media noche plugo a Nuestro Señor alumbrarla con bien  de un hijo, y aunque tuvo el parto trabajoso porque duró cerca de dos días , ha quedado muy buena" Pero era demasiado optimista el príncipe. 

El 10 de julio María Manuela comenzó a tener fiebre y esta subió aún más el 11 de julio. Por orden de su médico portugués la dan baños de agua salada para bajarle la temperatura y la abrigan para que sude, lo que se creía que era una forma de expulsar la enfermedad, pero lejos de mejorar la fiebre no remite . Hubo disputas entre los médicos españoles y los portugueses sobre el remedio para combatir la enfermedad, hasta el extremo de que el médico portugués abandonó la corte de regreso a Portugal. El domingo 12 de julio la situación es tan grave que recurren al remedio que parecía servir para todo, la sangría, aunque lo único que logran es debilitarla aún más. A pesar de ello parece recobrar el sentido y mejorar un poco, pero no era más que esas mejorías que preceden a la muerte. Volvió a subir la fiebre  y después de recibir la extremaunción, la princesa María Manuela de Portugal fallecía el 12 de julio de 1545 a los diecisiete años de edad , después de haber cumplido con el principal deber de una princesa, dar un heredero al reino. ¿Las causas de la muerte? En su momento se achacaron a las causas más peregrinas, como la ingesta de un limón poco después de dar a luz o la de un melón, ,pero ni uno ni otro  eran los responsables de la fiebre. La causa más probable fue lo que se denominaban infecciones puerperales , llamadas así porque se producían en el puerperio, término aplicado al tiempo necesario después de dar a luz para que el cuerpo de la mujer recupere las condiciones anteriores al embarazo tanto a nivel del aparato reproductor como de los niveles hormonales. Escribe el doctor y escritor Enrique Junceda que "tuvo que soportar un parto prolongado durante el cual  se estuvo manipulando vaginalmente  durante más tiempo del debido. Es indudable que tanto la multiplicidad  de tactos como la falta de pericia de las comadronas afectaron al estado de la parturienta "


Retrato del príncipe Carlos de Habsburgo realizado en 1558 por el pintor Alonso Sánchez Coello (1531-1588), el hijo de Felipe II y María Manuela de Portugal. Ya desde su nacimiento fue una fuente de problemas que el doctor  Enrique Junceda  atribuye a un parto traumático  y posiblemente por dolencias mentales y físicas resultantes de la consanguinidad de sus padres, En otro artículo ya veremos a fondo su figura , pero como muestra de su extraño comportamiento cuando era sólo un bebé tenemos esta carta de la dama portuguesa Leonor  de Mascareñas que había llegado a España acompañando a Isabel de Portugal, la esposa del emperador, y que tras la muerte de esta se había quedado en España  como aya del príncipe Felipe.  Escribe Leonor sobre la problemática lactancia del pequeño Carlos "Dase tanta prisa el Infante a enflaquecer y a morder a las mujeres que le dan a mamar que ya no le queda una sana ni para poderle sustentar más de una noche  y un día" En efecto , Carlos mordía lo pechos de sus amas de cría causándolas heridas que se infectaban y podían poner en peligro la vida de las mujeres  (Imagen  procedente de http://es.wikipedia.org ) 

 Sin duda la falta de higiene que a tantas mujeres llevó prematuramente a la tumba después de un parto, pudo ser una de las causas de la infección , una infección que una vez contraída era una sentencia de muerte ya que no había medios para curarla. Habría que esperar a un científico escocés llamado Alexander Fleming (1881-1955) para que fueran descubiertos los efectos antibióticos de la penicilina y dotara a la humanidad por primera vez en su historia de un arma eficaz contra las infecciones y no sería hasta mediados del siglo XIX cuando comenzó a considerarse la higiene y la esterilización como otros medios de evitar muertes como la de la pobre María Manuela de Portugal, una muerte similar a la de  suegra Isabel de Potugal. María Manuela fue enterrada en la catedral de Granada aunque en 1574 el ya rey Felipe II ordenó que su cuerpo  fuera trasladado al panteón real del monasterio que él había hecho construir, el monasterio de San Lorenzo de El Escoria, lugar donde se encuentran  los restos de la mayoría de los reyes y reinas de España desde entonces , aunque ella no llegase a ser reina sino la esposa del príncipe regente. Felipe se retiró durante unos días al monasterio de Abrojo en Valladolid desde donde escribiría el 13 de agosto de 1545 a su padre  contándole su estad de ánimo "Yo no escribí entonces a Vuestra Majestad  porque la congoja y la pena  con que estaba de haber recibido una tan gran pérdida , do dio lugar a ello. Estúveme  en el Abrojo , hasta los tres de este agosto, casi un mes" En cuanto a su hijo Carlos, no tardaría en dar problemas porque tenía la costumbre de morder los pechos de sus amas de cría,  causando las infecciones  que incluso conducirían a tres de ellas a la muere. Era el comienzo de una vida que no iba a dar más que disgustos a su padre. Pero eso ya es argumento para otro capítulo de la  historia de las reinas de España. Felipe se casaría en tres ocasiones más y las iremos conociendo una a una


Artículo Juana I de Castilla 
1º Parte  http://chrismielost.blogspot.com.es/2012/04/juana-i-la-desdichada-reina-de-castilla.html
2º Parte: http://chrismielost.blogspot.com.es/2012/04/juana-i-la-desdichada-reina-de-castilla_19.html

Artículo Isabel de Portuga
1º Parte: http://chrismielost.blogspot.com.es/2014/05/historia-de-las-reinas-de-espana-isabel.html
2º Parte: http://chrismielost.blogspot.com.es/2014/05/historia-de-las-reinas-de-espana-isabel_13.html


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos