domingo, 26 de mayo de 2013

IVÁN EL TERRIBLE. EL PRIMER ZAR Y EL NACIMIENTO DEL IMPERIO RUSO (SEGUNDA PARTE)

En la primera parte de este relato sobre el que es quizás el más célebre de los zares rusos, Iván IV Vasilíevich, habíamos recorrido los orígenes de Rusia desde la prehistoria hasta los sucesivos pueblos que ocuparon una parte de su territorio . Cimerios, escitas, sármatas y eslavos se sucedieron a lo largo de los siglos hasta que en el siglo IX los eslavos orientales llamaron en su auxilio a los Varegos, nombre con el que se conocía a los vikingos suecos , aunque algunos historiadores consideran que el término varego se empleaba para cualquier grupo de comerciantes, piratas o guerreros que tuvieran como medio de acción las aguas de los mares o ríos de Europa. En el caso de los vikingos procedentes de Suecia, además de Varegos también eran llamados Rus de donde procedería después el nombre de rusos, al menos así lo dice la "Crónica de Néstor", que en el siglo XII relataba la llegada de los primeros Varegos a las ciudades de Novgorod y Kiev, importantes enclaves comerciales donde se asentarían los Varegos dirigidos por un líder cuya figura se debate entre la realidad histórica y la leyenda, Rúrik(hacia 830-879). Durante años los eslavos habían pagado tributos a los Varegos hasta que en 859 se rebelaron y se negaron a seguir pagando. Pero la incapacidad para gobernarse solos sin enfrentarse entre ellos y la amenaza de búlgaros y jázaros llevó a los eslavos a llamar de nuevo a los Varegos que , en efecto, vinieron para no marcharse, fundando una dinastía, los ruríkidas , que bajo diferentes formas y  gobernando diferentes territorios iba a estar presente en los destinos de la futura Rusia hasta el siglo XVII. Vimos también como las dos principales ciudades estado eran precisamente Nóvgorod y Kiev , formándose principados alrededor de ellas que durante parte del siglo XI estuvieron unidos bajo los gobiernos de Vladimir I el Santo(958-1015), que se convirtió al cristianismo, y su hijo  Yaroslav I el Sabio(hacia 978-1054), protector de las artes y las letras e impulsor de la construcción de la primera catedral de la futura Rusia, Santa Sofía de Nóvgorod.


Este monumental conjunto escultórico está dedicado a la figura de uno de los grandes héroes de la historia de Rusia, aunque aún no fuera conocida con este nombre. Se trata de Alexander Nevsky (hacia 1220-1263), príncipe de Nóvgorod y príncipe de Kiev que derrotó en sucesivas campañas a suecos , tártaros y a los Caballeros de la Orden Teutónica que amenazaban la independencia de Nóvgorod. En 1240 derrotó a los suecos en la Batalla del río Neva, lo que le ganó el sobrenombre de Nevski, que significa Alexander del Neva. Dos años después, en 1242, derrotaba a los Caballeros Teutónicos en la batalla del Lago Peipus, que se haría célebre por librarse sobre la superficie helada de este lago que se encuentra situado en la frontera entre Estonia y Rusia  y años más tarde se encaró con el gran kan de la Horda de Oro, la parte del Imperio Mongol que se había desgajado de éste y ocupaba los territorios que hoy pertenecen a Rusia, Ucrania y Kazajistán . Se presentó ante él y le dijo "Zar, me inclino ante ti porque Dios te ha honrado con un reino, pero nunca me inclino ante algo creado por el hombre. Únicamente a Dios es a quien sirvo, adoro, reverencio y me arrodillo!"  Daniil Aleksándrovich, el primer príncipe de Moscú, era uno de los hijos de Alexander Nevsky  (Imagen procedente de http://www.profilekiss.com )
 
Aquella  época de esplendor terminó con la muerte de Yaroslav tras la cual vino la separación de los Varegos en múltiples principados. Dimos luego un salto hasta el siglo XIV , cuando nace en  el año 1303 el Principado de Moscú de la mano de un descendiente de Rúrik , Daniil Aleksándrovich ,  (1261-1303) aunque sería uno de sus hijos, Iván I (1288-1340), quién logró reforzar el pequeño territorio heredado de su padre y de su hermano  Yuri Danílovich(1288-1325) , uniendo al Principado de Moscú los principados de Nóvgorod y Vladimir además de estrechar la alianza con el poderoso estado mongol de la Horda de Oro. Durante los dos siglos siguientes el Principado de Moscú fue  haciéndose más fuerte  y sería Iván III Vasílievich(1440-1505) quién más iba a contribuir a este fortalecimiento. Fue aquí donde detuve el relato ayer que hoy nos llevará hasta nuestro protagonista Iván IV. Iván III era un hombre que prefería el uso de la diplomacia al de las armas pero que tampoco rehuía la guerra. Cuando sucedió a su padre Basilio II(1415-1462) a la muerte de este en 1462, su primera intención fue apoderarse de la República de Nóvgorod que , recelosa de la creciente fortaleza del Principado de Moscú, había buscado una alianza con Polonia. Las tropas de Iván III derrotaron a las de Nóvgorod en la guerra que mantuvieron entre 1470 y 1471 y Nóvgorod fue finalmente incorporada al territorio del Principado de Moscú en 1477. Durante su gobierno fue incorporando otros principados como el de Yaroslav en 1463, Rostov en 1474, Tver en 1485 y Vyatka en 1489. Era costumbre que las conquistas fueran compartidas con los hermanos y los hijos de estos, un hábito que lo que hacía era perpetuar la tradicional división de los principados rusos. Iván IV acabó con esta tradición y a partir de su gobierno todos los territorios tendrían un único gobernante, el príncipe de Moscú.

Formación del Imperio Ruso
En este mapa vemos el marco geográfico en el que se desarrolla esta historia donde podéis observar al Principado de Moscú en el centro en color granate rodeado por los territorios que irían conquistado Iván III, Basilio III e Iván IV que además extendería sus posesiones hacia el este por Siberia. Pero cuando llegó Iván III al poder en 1462 aún quedaba todo por hacer y el principado de Moscú era todavía tributario de la Horda de Oro , algo con lo que Iván acabaría en 1480 dando e paso definitivo para la plena independencia del Principado de Moscú. Los colores verdes y amarillos del mapa hacen referencia a conquistas posteriores al reinado de Iván IV y serían realizadas por sus sucesores  (Imagen procedente de http://www.pais-global.com.ar)  
 
Iván III también puso punto final a la dependencia de Moscú de la Horda de Oro mongola, un estado que entonces ya no tenía el poder de antaño y en 1480 se negó a seguir pagando tributos al kan mongol que trató de responder invadiendo el Principado pero fue rechazado por las tropas de Iván III. Otra oportunidad para incrementar sus territorios vino cuando fallecía el rey  Casimiro IV (1427-1492) rey de Polonia y Gran Duque de Lituania. Dividió sus territorios entre sus hijos y una Lituania separada de Polonia era una entidad más débil que Iván III no desperdició y después de una guerra que duraría tres años , entre 1500 y 1503, Iván III logró arrebatar a Lituania casi una veintena de ciudades además de casar a su hija con el Gran Duque de  Lituania. Constantinopla, la capital del Imperio Bizantino y sede del patriarcado de la Iglesia Ortodoxa a cuyo patriarca estaba subordinada la Iglesia Ortodoxa de Moscú, había caído en manos del Imperio Otomano. A partir de entonces los patriarcas de la Iglesia Ortodoxa comenzaron a ver a los gobernantes del Gran Ducado de Moscú como los sucesores naturales de los emperadores bizantinos y la ciudad de Moscú sería llamada la Tercera Roma, después de la propia Roma y de Constantinopla,  una consideración a la que también ayudó el matrimonio de Iván III con la princesa bizantina Sofía Paleóloga (1455-1503), sobrina del último emperador bizantino Constantino XI (1404-1453) Sofía tendría una gran influencia sobre Iván y a ella hay que atribuir la introducción del complejo y lujoso ceremonial bizantino en la corte y también en la iglesia moscovita.  Finalmente me queda decir de Iván III que supo mantener alejados de las decisiones políticas a los boyardos, el nombre que se daba a los nobles entre los eslavos , en particular a la nobleza rural,  que siempre habían acaparado un gran poder e influencia en las decisiones de gobierno.


Estatua de Iván III que forma parte del monumento Milenario de Rusia, erigido en Nóvgorod en 1862 para conmemorar el milenio de la llegada de Rurik a Nóvgorod y después a Kiev, considerado el acto fundacional de la futura Rusia. Los cuarenta y tres años de gobierno de Iván III hacen de su reinado el más largo de la historia de Rusia y también el reinado que sentó las bases para convertir a Rusia en un Imperio , por lo que Iván III es llamado también el Grande. (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )
 
Iván III fallecía en 1505 después de haber cuadriplicado el territorio heredado de su padre y dejando también una considerable herencia arquitectónica en Moscú con la construcción de la Catedral de la Dormición entre 1475 y 1479 , la Catedral de la Anunciación en 1489  y en el año de su muerte la Catedral del Arcángel San Miguel terminada en 1508 y donde reposarían a partir de entonces y hasta el siglo XVII los restos de los futuros zares de Rusia. Estas tres catedrales se encuentran en la denominada Plaza de las Catedrales que forman parte del complejo conocido como el Kremlin de Moscú. Me detengo un momento aquí para contaros que la palabra Kremlin era la denominación que se daba en ruso a la parte amurallada de una ciudad, es decir, a la ciudadela. En el caso de Moscú la primera referencia a la existencia de un Kremlin hay que buscarla en el siglo XII , cuando la pequeña población que entonces era Moscú fue rodeada por un foso y protegida por una tosca muralla de tierra . Hubo que esperar hasta mediados del siglo XIV, cuando hacia 1340 comienza a construirse una muralla sólida y el Kremlin se convierte en la sede de gobierno del Príncipe de Moscú, en aquel momento Iván , y sería durante el gobierno de Iván III cuando se erigen las grandes y bellas catedrales de muros blancos y cúpulas doradas que hoy podemos contemplar en el recinto del Kremlin, además de la primera construcción civil, el Palacio de las Facetas, terminado de construir en 1492 y que Iván III destinó a ser la sede de las recepciones oficiales , banquetes y también para las ceremonias de coronación. También por orden de Iván III y entre 1485 y 1495 se construyeron las nuevas murallas y torres que protegían a todo el Kremlin en sustitución de las antiguas murallas de piedra blanca construidas en el siglo XIV. Veinte torres distribuidas por una muralla de 2.235 metros de longitud ,con una altura de sus muros que oscila entre los cinco y los diecinueve metros y un grosor que va desde los tres metros y medio a los seis metros y medio. 
Panorámica de la Plaza de las Catedrales en Moscú,  con sus hermosas catedrales de cúpulas doradas y muros blancos y en el centro el Palacio de las Facetas (a su lado veis una alfombra roja para una recepción) construido por orden de Iván III que se la encargó a dos arquitectos italianos  que erigieron una construcción similar a los palacios italianos del Renacimiento donde Iván III decidió que serían  a partir de entonces las coronaciones y las recepciones oficiales de los gobernantes del principado  . Esta Plaza de las Catedrales se halla en el interior de los muros del Kremlin y es la plaza más antigua de Moscú, una ciudad que fue convertida en capital del principado por Iván I Kalita,(1288-1340), hijo del primero de los príncipes de Moscú, Daniil Aleksándrovich   (Imagen procedente de http://moscuturismo.blogspot.com )  
 
Tras la muerte de Iván III , que como hemos visto bien se ganó el sobrenombre de el Grande, le sucede su hijo Basilio III(1479-1533) que iba a dedicar su gobierno a consolidar los logros de su padre al tiempo que fortalecía su alianza con la Iglesia Ortodoxa rusa frente a la influencia de los boyardos que presionaban para lograr mayores cotas de poder así como sus privilegios. Pero el gran problema al que se enfrentaba Basilio III era la falta de descendencia ya que su primera esposa, Solomona Yuriévna era estéril. Aunque tuvo que enfrentarse con la Iglesia , en 1526 se divorcio de Solomona y se casó con Elena Vasílievna Glínskaya (hacia 1508-1538), que era hija del príncipe de Lituania Vasili Lvóvich Glinski . Rusia y Lituania llevaban desde los tiempos de Iván III en guerra, una guerra favorable para los intereses rusos que poco a poco iban arrebatando ciudades a los lituanos. Y Basilio III obtuvo lo que buscaba, un heredero, pues en 1530 nacía su hijo primogénito , Iván y después un segundo hijo, Yuri, en 1532 , pero este último hijo nació sordomudo , lo que le descartaba como heredero al trono. Escribe el periodista español Juan Antonio Cebrián en su obra "Pasajes de la historia" que el nacimiento de Iván el 25 de agosto de 1530 estuvo rodeado por la expectación y las leyendas  además de algunos malos presagios "La llegada del niño pronto fue conocida en todos los rincones del reino, motivado diversos comentarios y augurios; como el de un monje , que acertó a pronosticar que aquel bebé conquistaría el vecino kanato de Kazán" La esposa del kan mongol también habría tenido una visión de que aquel niño significaba el fin de la independencia del kanato pero también vaticinaba malos tiempos para los rusos "La esposa del kan mongol - nos cuenta Cebrián- aseguró que aquel descendiente de Basilio, nacido con dos dientes prematuros, utilizaría uno para devorar Kazán, pero que se cuidaran los rusos, porque el otro lo reservaba para destrozar a su propio pueblo"


Mapa de Europa a comienzos del siglo XVI , cuando fallece Iván III y le sucede su hijo Basilio III. Vemos las dimensiones del Principado de Moscú y el gran tamaño del Gran Ducado de Lituania que estaba confederado con el Reino de Polonia mientras la Orden Teutónica aún defendía sus territorios junto al Mar Báltico por los que años después lucharía Iván IV para dar una salida al mar a Rusia (Imagen procedente de(imagen procedente de http://socialessanmartin.blogspot.com )


Al margen de vaticinios y augurios si es cierto que el pequeño Iván había nacido con dos dientes prematuros  y también fue prematura la muerte de sus padres. En 1533, cuando Iván sólo tiene tres años, fallece su padre Basilio III, no sin encomendar antes a su esposa Elena Vasilievna que tomara las riendas del poder hasta que Iván tuviera la edad adecuada para gobernar, a lo que Elena se dispuso con presteza demostrando una gran fortaleza de carácter, una fortaleza que iba a necesitar para mantener a raya a los ambiciosos boyardos que querían aprovechar la aparente situación de debilidad, con un niño como nuevo Príncipe de Moscú, para recuperar los privilegios que habían perdido durante los gobiernos de Iván III y Basilio III , y por otro lado a la Iglesia Ortodoxa, que la atacaba por la relación que Elena mantenía precisamente con un boyardo,  Iván Fiódorovich Ovchina. Además también tuvo que enfrentarse a algunos de los ocho hermanos de su esposo Basilio, los príncipes Dmitri Ivánovich y Andrei Ivánovich, que al igual que los boyardos querían aprovechar la ocasión para hacerse con el poder. A Elena no le tembló el pulso al ordenar su encarcelamiento .Mientras, Iván iba creciendo demostrando un carácter taciturno , lánguido y melancólico. Elena crea un sistema monetario único para todos los dominios del principado, que entonces ya suma más de dos millones de kilómetros cuadrados , para que os hagáis una idea casi cuatro veces la superficie de España. En 1536 firma la paz con Lituania, poniendo punto final a la larga guerra que les enfrentaba de forma intermitente desde el siglo XV pero ya no tuvo mucho más tiempo ni para tomar nuevas decisiones de gobierno ni para formar y proteger a su hijo Iván, porque Elena Vasilievna fallecía el 3 de abril de 1538 cuando no debía tener más de treinta años. Una muerte tal vez provocada por un envenenamiento instigado por los boyardos, como así lo demostrarían los restos de mercurio hallados en los huesos de Elena.

File:Glinskaya reconstruction.jpg
Busto de la madre de Iván IV, Elena Vasilievna, probablemente asesinada por los boyardos que con su muerte y un príncipe de sólo ocho años de edad veían abierto el camino para recuperar todos los privilegios que le habían sido arrebatados por los gobiernos de Iván III y Basilio III. Ellos se convertirían en una obsesión para el pequeño Iván que vivió aquellos años bajo la constante amenaza de ser asesinado y humillado por los hombres a los que consideraba responsables de la muerte de sus padres. Es difícil saber si esa fue la única causa del desequilibrio de su mente en la edad adulta pero fueron años muy duros para un niño y  sin duda contribuyeron a hacerle un hombre receloso que creía ver conspiraciones y enemigos en todas las esquinas  (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org ) 

Y aquí tenemos al pequeño Iván, con ocho años de edad, después de haber perdido a su padre a los tres años y cinco después a su madre, rodeado de una corte de boyardos ambiciosos y codiciosos que deseaban su poder y con casi el único apoyo político y también afectivo del que en 1542 iba a convertirse en el metropolitano de Moscú, Macario (1482-1563), el máximo líder de la Iglesia Ortodoxa rusa. Sin embargo, en estos primeros años sin sus padres Iván sufrió constantes humillaciones por parte de los boyardos que le mantenían prácticamente recluido en palacio , sin proporcionarle ninguna comodidad y obligando al niño a vivir casi como un mendigo. La soledad, el miedo, la humillación debieron influir en el carácter ya de por sí taciturno de Iván, que aún se ensombreció más y comenzó a mostrar síntomas de la crueldad , el odio y la ira que iban a caracterizar la segunda parte de su reinado. Se cuenta que aún siendo un niño Iván gustaba de lanzar perros desde lo alto de las murallas del Kremlin, tal vez una forma de liberar la frustración y el odio que sentía hacia los boyardos. Pero en 1542 Macario es elegido como Metropolitano de Moscú y las cosas cambian en la vida de Iván ya que ahora contaba con un aliado en la corte, un protector que además se encargaría de su formación para el gobierno. Con Macario estudió retórica y se convirtió en un ávido lector de libros al tiempo que se fortalecía físicamente, convirtiéndose en un adolescente apuesto y atlético. Comienza a ganar confianza en sí mismo y a ser consciente de quién es realmente y del poder que ostenta. Aunque aún no ha alcanzado la mayoría de edad, fijada a los quince años, en 1543 ya se está ganando el respeto y el temor de los boyardos, más aún cuando ordena lanzar a una jauría de perros a uno de los boyardos más importantes,  Andrey Chuiski. Sus enemigos empezaban a saber con quién se estaban enfrentando al mismo tiempo que Iván mostraba una crueldad que terminaría por dominarle en sus últimos años.
Un icono de Macario de Moscú , el hombre que se encargó de la formación de Iván IV después de que este perdiera a sus padres y una de las pocas personas en las que el zar iba a confiar plenamente a lo largo de la vida y podríamos decir que casi la única , a excepción de su primera esposa Anastasia, al que nunca retiraría esa confianza . Fue idea de Macario buscar una relación familiar entre Iván y los antiguos emperadores romanos para fortalecer su posición en el poder (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org ) 


Mientras, Macario había planeado reforzar aún más la posición de Iván convirtiéndolo en el heredero de la tradición bizantina, el sucesor del trono imperial de Bizancio , vacante desde la caída de Constantinopla en manos de los turcos en 1453, e incluso llegó a crear un árbol genealógico con el que pretendía demostrar que Iván estaba emparentado nada menos que con los antiguos emperadores romanos.  En 1445 Iván alcanza la mayoría de edad y el 12 de diciembre de 1546 se presenta ante la Duma, la Asamblea Rusa, y en ella Iván anunció a los boyardos cuales iban a ser sus primeros movimientos "En primer lugar dijo que se quería casar -escribe Juan Antonio Cebrián - después, aseguró que lo haría con una rusa; esto provocó el murmullo de la concurrencia, para acabar en delirio cuando escucharon en los labios de aquel joven insolente que su tercer deseo era coronarse primer zar de Rusia, bajo el nombre de Iván IV" Hay que señalar que el título de Zar no era otro que la evolución del término César, lo que significaba que Iván IV se consideraba el heredero legítimo de los antiguos césares romanos. Y uno tras otro fue cumpliendo sus objetivos pues el 16 de enero de 1547 era coronado como el primer Zar y Príncipe de toda Rusia con el nombre de Iván IV por Macario,  y el 3 de febrero de ese mismo año se casaba en la catedral de la Anunciación con Anastasia Románova Zajárina(1530-1560) después de una selección entre las hijas de los boyardos más importantes. Con este matrimonio aparece por primera vez el apellido Romanov que apenas medio siglo después iba a ser el de la última dinastía reinante en Rusia hasta la muerte del zar Nicolás II en 1918, la dinastía Romanov. Parece que Iván amaba a su joven esposa y tal vez por el benéfico influjo de Anastasia sobre el ánimo de Iván ,los siguientes años serían la época más luminosa de su reinado.

La preciosa Catedral de la Anunciación situada en la Plaza de las Catedrales, terminada en 1489  durante el reinado de Iván III el Grande y que sería testigo de los matrimonios de los zares rusos, como el de Iván IV con su primera esposa Anastasia Romanova. La catedral dispone de nueve cúpulas de cobre recubiertas de oro que simbolizan a la Virgen como reina de la Iglesia y del Cielo a los que corresponden nueve niveles de ángeles y nueve niveles de justos . Los moscovitas la conocerían popularmente como La Cúpula Dorada por el brillo dorado de sus cúpulas   (Imagen procedente de http://strana.ru )

Iván estaba decidido a alejar del poder a los boyardos . En 1549 convoca el primer Zemski Sobor  Asamblea de la Tierra , una institución similar a las cortes o asambleas de otros países, donde participaban los boyardos, el alto clero de la Iglesia Ortodoxa y finalmente los comerciantes y habitantes de las ciudades, es decir las tres clases sociales en que se dividía la sociedad rusa , nobleza, clero y el tercer estado , una estructura que encontramos en la mayoría de estados europeos de la época. Se instituyó para decidir sobre temas importantes aunque en realidad el zar esperaba que asintieran a sus decisiones .  Un año después, en 1550, Iván  promulgó el Sudébnik , un nuevo código legal que eliminaba los privilegios ante la ley que aún conservaban los boyardos y proporcionaba nuevas garantías legales al pueblo, ya que establecía que nadie podía ser arrestado sin el consentimiento del representante de la comunidad local donde esta residiera y además habría en los juicios un representante de esa misma comunidad. Además daba la posibilidad a los campesinos de abandonar a sus terratenientes si realizaban un pago por su libertad, es decir, les ofrecía salir de la servidumbre para convertirse en hombres libres , otorgando también tanto a las pequeñas ciudades como a las comunidades rurales el privilegio de cobrar sus propios tributos y administrarse ellas sin la intervención de los funcionarios del zar. Todas estas medidas contentaban al pueblo de la misma forma que indignaban a los boyardos . También en 1550 crea el cuerpo militar de los Streltsis , formado por tres mil hombres armados con arcabuces y un arma llamada Bardiche , que era un arma con el asta de una lanza pero coronada por la hoja de un hacha. Era el primer ejército permanente ruso.

Dibujo de un Streltsi, el cuerpo militar creado en 1550 por Iván IV como embrión del ejército ruso . Por primera vez se disponía de un ejército permanente . Podemos ver como con una mano sostiene esa peculiar arma que era el Bardiche, que podríamos tal vez comparar con las picas que utilizaban los ejércitos en Europa , y como la utiliza para apoyar sobre ella su arcabuz. Los streltis se convertirían en una fuerza de élite a lo largo del siglo XVI y durante el siglo XVII protagonizarían una gran rebelión contra el poder del zar. (Imagen procedente de http://ysiemprelamismahistoria.blogspot.com ) 

Fomenta el desarrollo de la cultura y las artes e introduce la imprenta inventada a mediados del siglo XV en Rusia. En 1551, siguiendo con esta infatigable actividad, Iván IV convoca un concilio de la Iglesia Ortodoxa en Moscú con el fin de organizarla de forma que él tuviera el control sobre la Iglesia. En las decisiones que toma en estos años está asesorado por un Consejo Privado al que daba el nombre de Rada y que tenía entre sus miembros a su hombre de más confianza, Macario , al arcipreste Silvestre (fecha desconocida -1566) y a su secretario personal  Alekséi Adáshev. Tanto Silvestre como Adáshev caerían en desgracia años después, como veremos más adelante. También comienza a dirigir una política expansionista que en 1552 le lleva a terminar con uno de los tradicionales enemigos de Rusia, los tártaros del Kanato de Kazán, que había sido fundado en 1438 como un elemento desgajado de la Horda de Oro , el nombre que recibía el extenso territorio que abarcaba las actuales Rusia, Ucrania y Kazajistán que a mediados del siglo XIII se había separado a su vez del Imperio Mongol creado por el gran Gengis Kan (1162-1227). Al frente de los streltsis que él mismo había creado en 1550 , derrota a los jázaros , cumpliendo la profecía que habíamos visto que acompañaba al nacimiento de Iván "La esposa del kan mongol  aseguró que aquel descendiente de Basilio, nacido con dos dientes prematuros, utilizaría uno para devorar Kazán" En efecto, el kanato  fue devorada por las tropas de Iván que tomaron la ciudad en 1552 y no dejaron a nadie con vida, repoblando después aquel territorio con colonos rusos. Cuatro  años después, en 1556,  correría la misma suerte otro kanato, el de Astracán , conquistando su capital del mismo nombre, Astracán, situada a orillas del río Volga y junto a su desembocadura en el Mar Caspio. De esta forma controlaba la importante ruta comercial del Volga que comunicaba a Moscú con los territorios persas.

Una preciosa fotografía de la impresionante por su belleza Catedral de San Basilio en Moscú, ordenada construir por Iván IV para conmemorar su conquista del kanato de Kazán. Fue consagrada el 12 de julio de 1561 y está formada por nueve capillas independientes pero vinculadas por la gran torre central. Su nombre original era Catedral del Manto de la Virgen pero en 1588 , ya fallecido Iván IV, fueron enterrados en ella los restos de San Basilio , un hombre que tenía fama de santidad entre el pueblo y vivía  como un mendigo. Era uno de los hombres llamados Locos por Cristo a los que se atribuían poderes milagrosos y al que parece que podía temer Iván IV, con un temor supersticioso. Ha tenido una azarosa historia en sus más de 450 años de historia, sobreviviendo a incendios, a la invasión de las tropas francesas de Napoleón Bonaparte (1769-1821) que la utilizaron como establo y al propio Josef Stalin(1878-1953) que estudió un plan para su demolición    (Imagen procedente de http://catedrales.info )

Mientras, en 1553 habían llegado unos comerciantes ingleses a Moscú e Iván IV establece relaciones comerciales con Inglaterra. Poco a poco Rusia comienza a abrirse al mundo , a las influencias extranjeras. La prosperidad y alegría de estos años se traduce en la construcción entre 1555 y 1561 de una nueva catedral para conmemorar la victoria sobre el kanato de Kazán. Fue encargada al arquitecto Póstnik Yákovlev , aunque sobre si fue Yákovlev u otros arquitectos italianos traídos por Iván IV a Moscú  no hay unidad de criterio entre los historiadores. También existe la leyenda de que Yákovlev, si es que fue él quién la diseño y construyó, fue cegado por el zar para que no pudiera repetir una obra tan grandiosa en ningún otro lugar, pero parece que esto no es más que  eso , una leyenda, pues Yálovlev construiría otras obras años después, entre ellas un Kremlin o Ciudadela en la ciudad de Kazán a partir del año 1561. Se conoce con el nombre de San Basilio porque en su interior alberga los restos de un santo ortodoxo llamado San Basilio el Bendito (1468-1557) que había tenido una gran fama de santidad en vida y uno de los principales representantes de los llamados Locos por Cristo, hombres que decidían vivir de la caridad privándose de todas las posesiones y riquezas y viviendo como mendigos. Las conquistas de Kazán y Astracán supusieron una barrera defensiva contra nuevas oleadas invasoras procedentes del este y además abrían el camino para futuras expediciones hacia un territorio inmenso que conocemos con el nombre de Siberia . En 1558 el zar otorgaría a la familia de comerciantes Strogánov, al frente de la que estaba Anikei Fiódorovich Stróganov (1488-1570) la exclusiva sobre el comercio en Siberia y la colonización de estos territorios por un período de veinte años.

Fotografía aérea del recinto amurallado del Kremlin , con sus murallas que llegan a alcanzar los 19 metros de altura y que además de tener en su centro la Plaza de las Catedrales, que en la fotografía destacan con sus cúpulas doradas,  , es también la sede del gobierno ruso por lo que hablar hoy del Kremlin causa el mismo efecto que decir la Casa Blanca en Estados Unidos (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )


 


En estos primeros años Iván ya había unido a las posesiones heredadas de su padre un millón más de kilómetros cuadrados , lo que llevo al patriarca de Constantinopla a decir sobre el joven gobernante que era "zar y soberano ortodoxo de toda la comunidad cristiana desde el este al oeste, hasta el océano". Después de las conquistas de Kazán y Astracán comenzó a ser llamado Iván IV Grozny, una palabra que suele traducirse como Terrible por la crueldad de sus conquistas aunque no mayor que la que empleaban otros gobernantes de la misma época, pero que también puede traducirse como "Imponente", pues imponente les debía parecer a sus contemporáneos. A pesar de ello no era precisamente un héroe en el combate, como nos lo cuenta Juan Antonio Cebrián "Muy pocas veces se le podía ver al frente de sus tropas; incluso en los momentos más delicados del combate optaba por la huida o el ocultamiento en el rincón más profundo de su tienda , hasta que sus generales conseguían la victoria" En 1558 emprende una nueva campaña militar que tenía como objetivo dar una salida al Mar Báltico a Rusia conquistando Livonia, un territorio que comprendía las actuales repúblicas bálticas de Estonia y Letonia. Pero Iván IV no contaba con que en este territorio también tenían mucho interés otros reinos, como Dinamarca, Noruega, Suecia y la confederación entre Polonia y Lituania. A todos ellos tendría que enfrentarse las fuerzas del zar en una guerra de desgaste que se prolongaría durante veinticinco años y que supuso un punto de inflexión en su gobierno. Al primer de los contratiempos militares se unió la muerte de Dimitri, su primer hijo , en un accidente y también a otro hecho aún más decisivo para los acontecimientos futuros, el fallecimiento de su esposa Anastasia Romanov, la mujer que le procuraba un cierto equilibrio mental.

Hay rumores de que la zarina ha sido envenenada, y si antes el carácter de Iván ya era receloso, ahora no confía ya en nadie excepto en el metropolitano Macario, el hombre que le había protegido en su adolescencia , que le había coronado zar y que formaba parte de su Consejo Privado. Pero Macario fallece dos años después , en 1562, y la mente de Iván amenaza con derrumbarse. Comienza a buscar culpables de las muertes de aquellas personas que eran las únicas a las que había querido y en las que podía depositar su confianza, se sintió más solo que nunca y regresó a su corazón, si es que alguna vez se había ido de él, aquel odio , aquella rabia que sentía hacia los boyardos a los que culpaba de la muerte de su madre , de su hijo Dimitri y de su esposa. Tal vez no le faltara razón, al menos  en el caso de su madre y su esposa . Además tenía otro motivo para desconfiar de los boyardos porque en el año 1553 Iván había padecido una grave enfermedad de la que muchos creyeron que no podría recuperarse y los boyardos habían pensado en un primo de Iván para sucederle y no en su hijo Dimitri. Iván lo consideró una traición y probablemente atribuiría su enfermedad a un envenenamiento . El carácter de Iván se hizo cada vez más sombrío y cruel . Escribe  Juan Antonio  Cebrián que "el zar se abandonó a los vicios más inconfesables. Él mismo presumió de haber desflorado a más de mil doncellas y de, posteriormente, haber asesinado sin contemplaciones a los hijos resultantes de aquellas relaciones." El nuevo metropolitano ortodoxo ,Afanasio, que había sucedido en 1562 a Macario tras su muerte, se reune con los boyardos y decide dirigirse al zar para reprobar a este su cruel y obsceno comportamiento, solicitando su abdicación. Nadie esperaba la respuesta del zar. Aparentemente arrepentido, decidió abdicar y se marchó inmediatamente de Moscú. Pero si los boyardos creían que habían logrado derrotarle, estaban muy lejos de la verdad. La época más oscura del reinado de Iván se aproximaba, como veremos mañana en la tercera y última parte de este relato.

Famosos