miércoles, 25 de abril de 2018

ARISTIDE BOUCICAUT Y EL NACIMIENTO DE LOS GRANDES ALMACENES

Recuerdo de mi infancia las tiendas de barrio, aquellos pequeños establecimientos en los que al entrar te parecía estar en tu segunda casa, el dependiente te conocía por tu nombre , preguntaba a tu madre por la familia y se contaban las noticias del barrio .Había zapaterías, tiendas de golosinas, perfumerías, carnicerías, peluquerías, ferreterías , floristerías ,quioscos de prensa, tiendas de ropa, de alimentación . Para cada necesidad había una tienda diferente , era como un pequeño universo que tejía una red de convivencia. Pero cuando hoy paseo por aquellas mismas calles del que un día fue mi barrio apenas quedan algunas de aquellos locales de mi infancia, porque poco a poco fueron fagocitados por las grandes superficies comerciales , los supermercados hipermercados y grandes almacenes donde en un solo lugar puedes encontrar todo aquello para lo que antes tenías que recorrer múltiples tiendas. Ahorras tiempo y esfuerzo, lo tienes todo allí  y han crecido hasta tal punto que  se han convertido en lugares donde la gente va a pasar un día de fin de semana porque tienen restaurantes, cines y todo tipo de distracciones. Sin embargo el fenómeno de los grandes almacenes, aunque ha alcanzado su máximo auge en las últimas décadas, hunde sus raíces en el siglo XIX y el hombre que le dio el impulso definitivo fue un empresario francés que a mediados de aquel siglo comenzaría a sentar las bases del comercio moderno, transformando los antiguos hábitos de compra de la sociedad y al que suele considerarse como el padre de los grandes almacenes Y para conocerle su figura tenemos que viajar hasta el año 1810 . En Europa se erige imponente la figura del emperador francés Napoleón I Bonaparte(1769-1821) que ha convertido a Francia en la principal amenaza para todas las demás potencias europeas. 






Bouguereau - aristide boucicaut.jpg
Retrato de Aristide Jacques Boucicaut realizado por el pintor francés William Bouguereau (1825-1905) en el año 1875 , dos años antes de la muerte del considerado padre de los grandes almacenes, aunque es una paternidad que es discutida , pero en todo caso sentó las bases sobre las que se iba a construir el comercio moderno. Desde las rebajas a los catálogos de ventas, del etiquetado de los productos indicando su precio a la política de devolución y cambio de los productos que se resumía en la frase que desde entonces ha sido uno de los mandamientos del comercio  "si no está satisfecho , le devolvemos su dinero", Hasta mediados del siglo XIX el acto de comprar un producto no había sufrido grandes cambios  desde hacía siglos ,como explica la historiadora María Pilar Queralt(1954) en un artículo sobre la figura de Boucicaut para la revista National Geographic Historia
"Por un lado  existían los pequeños establecimientos dedicados  en exclusiva a un único producto: mercerías, perfumerías, joyerías. Asimismo, también podía acudirse a pequeños tenderetes callejeros , por lo general ambulantes , que se agrupaban en ferias o mercados"
En cuanto a la gente perteneciente a las clases altas
"Realizaban sus adquisiciones  en el propio domicilio , hasta donde se desplazaban los comerciantes que habían sido previamente citados, tomando nota de sus encargos"
Todo esto iba a cambiar , sobre todo gracias a hombres como Aristide Boucicaut       
d(Imagen procedente de https://fr.wikipedia.org







El 2 de abril de 1810 había contraído matrimonio en París con la hija del emperador de Austria, María Luisa de Habsburgo (1791-1847) ,con lo que buscaba establecer una alianza con la más antigua de las casas reales reinantes en Europa , pretendiendo obtener de esta forma  el reconocimiento a su título de emperador por parte de las demás familias reales que le miraban como un advenedizo, un recién llegado que carecía de sangre real. El Imperio había alcanzado su máxima extensión en Europa y nada parecía detener  a Bonaparte. Será precisamente el día de la Fiesta Nacional de Francia, el 14 de julio , de aquel victorioso año de 1810 cuando nacía en la pequeña localidad de Bellême, en la Baja Normandía, un niño  que será bautizado con el nombre de Aristide Jacques Boucicaut (1810-1877). Era hijo del sombrerero Jean Boucicaut y de su esposa Jacqueline Françoise Charpy, de los que no he podido encontrar sus fechas de nacimiento y muerte, sólo una referencia de que Jean  tenía veinticuatro años y Jacqueline treinta y tres, en el momento del nacimiento del pequeño Aristide.  Nada más reseñable he encontrado en las diferentes biografías dedicadas a su vida hasta su juventud. Mientras, Napoleón sería destronado  en dos ocasiones, la última de ellas tras su derrota en la  batalla de Waterloo el 18 de junio de 1815, con lo que llegaba a su final el Imperio napoleónico  y se restauraría la monarquía francesa en la persona de Luis XVIII (1755-1824). El joven Aristide comenzaría a trabajar en la tienda de sombreros regida por su padre hasta que a la edad de dieciocho años, es decir, en algún momento de 1828, decide abandonar  Bellême y probar fortuna acompañando a un vendedor ambulante de quien aprendería  muchos de los trucos necesarios para ser un buen vendedor.







Grabado del Au Petit Saint Thomas realizado por el dibujante francés Michel Charles Fichot (1817-1903). Entre las innovaciones que surgieron durante la primera mitad del siglo XIX se encontraban las galerías comerciales cubiertas  o las denominadas Boutiques de Nouveautés o Tiendas de Novedades , entre las que se encontraba  el Au Petit Saint Thomas, que eran una especie de bazares donde se podía encontrar diferentes  tipos de productos. Sería aquí donde hacia 1834 Aristide Boucicaut entró a trabajar
(Imagen procedente de http://parismuseescollections.paris.fr)






Según algunas biografías sería un vendedor de sombreros, según otras de lana , en todo caso ahí comenzó su auténtica formación como vendedor, aprendiendo los hábitos de compra de los clientes y sus diferentes tipos de comportamiento y como debía tratar a cada uno en función de su personalidad. También he encontrado una disparidad en las biografías, una de las muchas que han ido saliendo al paso mientras escribía este artículo,  sobre su vida a la hora de determinar lo que hizo en los años siguientes, pues mientras unos afirman que en 1829 llegaba a París, otros retrasan ese momento hasta 1834 o 1835. Lo que si sabemos es que en 1835, con veinticinco años de edad, entró a trabajar  en un bazar llamado Au Petit Saint Thomas  que había sido fundado en 1830 en la parisina rue du Bac por  Charles Legentil (1788-1855).  La tienda , dirigida por Simon Mannoury a quien Legentil le confió este cargo al parecer después de que el hijo de Legentil se negara a ello, debía  su nombre a que se hallaba en  las proximidades de la iglesia de Saint Thomas e iba a convertirse en precursora de los futuros grandes almacenes. Aristide irá demostrando sus cualidades como vendedor , escalando posiciones en el escalafón de  Au Petit Saint Thomas  hasta convertirse en jefe de sección y ganándose la confianza de los dueños de la tienda.Al poco tiempo de entrar a trabajar en Au Petit Saint Thomas, Aristide conocería a una joven que vivía en la misma rue du Bac  llamada Marguerite Guérin(1816-1887).Natural de la pequeña aldea de Verjux, en la Borgoña,  era de origen muy humilde. Se crió sola con su madre,pues nada se sabe de la identidad de su padre,  y cuando ésta murió hacia 1828 la pequeña Marguerite, de doce años de edad, viajó a París en compañía de uno de sus tíos. Una vez en la capital, la joven Marguerite, que al llegar a París era analfabeta, comenzaría a trabajar como lavandera pero prospera y años después abrirá un pequeño local de comidas . Será en este local donde Aristide, que acudía allí a comer, conocerá a Marguerite . Los dos jóvenes se enamorarán, aunque la familia de Aristide se habría opuesto a esta relación por los orígenes tan humildes de Marguerite y, sobre todo, porque era hija de  padre desconocido.




Imagen relacionada
  A la derecha fotografía de Aristide Boucicaut tomada hacia 1875 y a su lado otra imagen de su esposa, Marguerite Guérin, que tras la muerte de su esposo en 1875 y de su hijo en 1877 tomaría las riendas de la empresa hasta su muerte en 1887. Tras su fallecimiento, Marguerite donaría la inmensa fortuna familiar tanto a los empleados de su gran almacén, el Au Bon Marché, como a numerosas obras sociales, entre ellas la fundación del Hospital Boucicaut. Hija de un padre desconocido y huérfana desde los doce años de edad, cuando llegó a París en 1828 era analfabeta y se puso a trabajar como lavandera  . Pero aprendió a leer y a escribir y en 1835 ya había abierto su propio local de comidas donde Aristide la conocería y se enamoraron, formando  a partir de entonces una pareja de emprendedores que revolucionaría el comercio . Cuando ella murió en 1887, la fortuna familiar se estimaba en alrededor de cien millones de francos. 
(Imagen procedente de https://www.barnebys.fr/blog/article/1888/au-bon-marche-avec-aristide-et-marguerite-boucicaut/ )





Fuera como fuese Aristide y Marguerite continuarían con su relación aunque hay dudas sobre la fecha de su matrimonio, pues mientras en algunas biografías se señala el año 1839 como fecha de su enlace otras lo retrasan hasta 1848. Fuera como fuese  tendrán un hijo , Antoine-Aristide Boucicaut(1839-1879) , que nace en 1839 y , siguiendo la línea de las biografías que afirman que no contrajeron matrimonio hasta 1848, Aristide no lo reconocerá como hijo suyo hasta seis años después, en 1845. La pareja se casaría finalmente el 5 de octubre de 1848.  Pero tres años antes de su matrimonio, el mismo año en que Aristide habría reconocido a su hijo , el Au Petit Saint Thomas cierra sus puertas o bien Aristide decide dejarlo, porque he encontrado todo tipo de fechas  dispares para el cierre de la tienda, desde las que señalan 1845 o 1848 hasta las que extienden su vida hasta el año 1913. No he podido determinar la fecha exacta de su cierre , pero si he encontrado publicidad y carteles del Au Petit Saint THomas de 1900 por lo que entiendo que la fecha correcta de cierre fue 1913. De una u otra forma, en 1845, o en 1848 según la página del Ministerio de Cultura Francés, es sorprendente la confusión de fechas alrededor de su vida,  Aristide dejará de trabajar en Au Petit Saint Thomas  para  convertirse en empleado de  una tienda de grandes dimensiones que con el nombre de Au Bon Marché había sido creada en 1838 por los hermanos Paul y Justin Videau en la rue de Sévres, muy cerca de donde estaba el Au Petit  Saint Thomas.  Según  la escritora e historiadora  española María Pilar Queralt del Hierro (1954) en una artículo sobre la vida  de Boucicaut para la revista "National Geographic Historia" nuestro protagonista "haciendo gala de un espíritu de iniciativa que lo caracterizaría toda su vida, convenció a los amos de Au Bon Marché para remodelar  el almacén y disponer  en su interior una serie de departamentos capaces de suministrar todo aquello que pudiera precisar un potencial cliente. Así, se mostraban vestidos, sombreros, paraguas, guantes, bolsos , maletas que siempre podían adaptarse a las medidas o los gustos del comprador."





Estampa que recrea como era el Au Bon Marché en la década de 1860 después de que Aristide Boucicaut se hiciera con la totalidad del comercio tras comprar la parte que correspondía a los hermanos Videau   en enero de 1863. A partir de ese momento tenía las manos libres para desarrollar todas las innovaciones que tenía en mente y que convertirían al Au Bon Marché en el primer gran almacén moderno. Como escribe la historiadora María Pilar Queralt del Hierro
"En Au Bon Marché , por primera vez en la historia los clientes podían contemplar el producto de cerca, ver el precio en la etiqueta, extasiarse  ante los llamativos carteles publicitarios o beneficiarse de precios más reducidos en determinadas épocas del año. Además desaparecía la costumbre del regateo  y incorporaba el asesoramiento gratuito  de los dependientes"
(Imagen procedente de http://plfk.free.fr/les_grands_magasins_parisiens.htm )



De esta forma comenzaba a desarrollarse un nuevo concepto de comercio, una tienda donde los clientes encontraran todo aquello que necesitasen pero que además convertir la compra en una experiencia que proporcionaba placer. En 1852  Boucicaut , siempre contando con el apoyo  de su esposa, decide dar un nuevo paso e invertirá todo su dinero  en formar una  sociedad en común con los hermanos Videau que oficialmente será constituida el 1 de junio de 1853  con el nombre de "Hermanos Videau y Aristide Boucicaut"  que tendrá como objetivo la explotación y desarrollo de la tienda Au bon marché pero para convertirla en un negocio de dimensiones mucho mayores. Boucicaut comenzará a introducir novedades revolucionarias para el comercio de la época como establecer precios más bajos en determinadas épocas del año, lo que hoy conocemos como período de rebajas, etiquetar cada producto con su precio que era fijo y no admitía regateos, la publicación de anuncios sobre la tienda y sus productos en la prensa preludio de las campañas publicitarias del futuro y también se ocupa en preparar a sus empleados para que pudieran asesorar adecuadamente a la clientela, una clientela que, como nos explica María Pilar Queralt,  "estaba orientada al público femenino" aunque adelantándose a su tiempo concibe el Au Bon Marche como un lugar para toda la familia por lo que  "instalará un pequeño café  donde los caballeros podían leer , fumar o tomar una copa mientras las damas compraban y también se preocupaba  de obsequiar a los niños con globos o golosinas, con lo que se aseguraba que los pequeños  serían los mas firmes colaboradores para lograr que sus madres regresaran al establecimiento" Nueve años después de constituir la sociedad con los hermanos Videau  comprará en enero de 1863 la parte de la sociedad en manos de los Videau para convertirse en el único dueño del Au Bon Marché con libertad para introducir todas las innovaciones que tenía en mente. Una de sus medidas es la de reducir el margen de beneficio  para acabar con la competencia de las demás tiendas, y una vez captada la clientela y eliminada la competencia subir los precios






Imagen relacionada
Grabado donde vemos a las clientes cómodamente sentadas en el mostrador de la sección de guantería mientras son atendidas solícitamente por los empleados de Boucicaut  ,que gozaban de una serie de ventajas sociales que también constituían una innovación para la época, , desde la baja remunerada por maternidad al descanso dominical, subsidios en caso de baja por enfermedad e incluso la formación de sus empleados con clases de idiomas   
(Imagen procedente de http://passerelles.bnf.fr/albumsmobile/bon_marche/index.htm )





Image illustrative de l'article Au Bonheur des Dames
Portada de la primera edición de 1883 de "Au Bonheur des dames" del novelista francés Émile Zola  donde uno de sus personajes, el empresario Octave Mouret, era un alter ego de Boucicaut que durante el desarrollo de la historia explica conceptos del nuevo tipo de comercio con el uso de estrategias como reducir el margen de beneficio bajando los precios con el objetivo de hundir a la competencia y , una vez eliminada esta, establecer los precios que consideraran más conveniente. La filosofía de Mouret es la del empresario que cree en un crecimiento constante y sin límites aunque eso signifique hundir a los pequeños comercios que le rodean. Como dice en un momento del relato
"No lloraré por ellos, al contrario, porque quiero mostrar el triunfo de la actividad moderna: este ya no es su tiempo"
Llegaba la hora de un nuevo concepto de comercio que lentamente iría transformando la fisonomía de los barrios con la desaparición de muchos pequeños comercios incapaces de competir con las grandes superficies comerciales 
(Imagen procedente de https://fr.wikipedia.org )






El escritor y novelista francés  Émile Zola(1840-1902) escribirá en 1883 una novela titulada "Au bonheur des dames", "El paraíso(o la felicidad) de las damas", donde uno de sus personajes es el dueño de unos grandes almacenes llamado Octave Mouret que parece claramente inspirado en Boucicaut. Zola  pone en boca de Octave estas palabras que explican la nueva filosofía que definirá el comercio moderno "Cogeré una mercería, una lencería, una tienda de tejidos y las arruinaré, las conduciré a la ruina. Pero no lloraré por ellos, al contrario, porque quiero mostrar el triunfo de la actividad moderna: este ya no es su tiempo" Y en otro pasaje  defiende su política de bajos precios que reducía sus beneficios pero lograba arruinar a la competencia "Perderemos unos pocos céntimos en este artículo. ¿Y qué?¿Dónde está el daño si atraemos a todas las mujeres, si las tenemos así a nuestra merced y conseguimos que pierdan el seso  ante nuestras montañas de mercancías y vacíen los monederos sin llevar cuenta? Lo que hace falta  es encandilarlas; y para eso  necesitamos un artículo que encuentre su punto flaco.´" Y una vez conquistada la clientela y arruinada la competencia "Ya podremos vender los artículos tan caros como en cualquier otra parte " y así "¡Enterraremos a todos esos chamarileros que andan reventando de reúma en sus sótanos!" Recordemos que no se trata de las palabras de Aristide sino del personaje de ficción creado por Zola, pero que es  una especie de  alter ego del propio Aristide aunque carece de las preocupaciones sociales que si mostraría Aristide y su esposa Marguerite como veremos  un poco más  adelante. Continua introduciendo innovaciones como la devolución y el cambio de los productos comprados cuando así lo requiriese el cliente , la venta por catálogo "que incluía - según explica Queralt-  la posibilidad de devolución sin coste alguno si el artículo no fuera del agrado del cliente"  aprovechándose del desarrollo del ferrocarril para acercar sus productos a mercados donde antes no llegaba. 





Resultado de imagen de cantine au bon marche
Grabado de 1890 conservado en la Bibliothèque Historique de la Ville de París,  que recrea a empleadas del Au Bon Marché etiquetando las muestras que luego serían incorporadas a los catálogos que eran enviados a domicilio, una de las grandes innovaciones introducidas por Boucicaut. Pero además  el desarrollo de los grandes almacenes como Au Bon Marché y los que irían surgiendo en los años posteriores siguiendo el éxito del establecimiento de Boucicaut , permitió la incorporación de las mujeres al mundo laboral  trabajando como dependientas, etiquetadoras o  modistas  entre otras profesiones surgidas a raíz de la evolución del comercio.   
(Imagen procedente de http://passerelles.bnf.fr/dossier/bon_marche_02.php )






Imagen relacionada
Esta es una página del Catálogo de 1911 de Au Bon Marché  con diferentes modelos de cuna. El primero de sus catálogos de venta sería distribuido en 1865 con una relación de alrededor de mil quinientos productos. También impulsaría la entrega a domicilio de la mercancía a partir de un importe mínimo en la compra y la posibilidad de devolver o cambiar la mercancía en caso de que el cliente quedara insatisfecho. Otra de las innovaciones introducidas por Boucicaut sería el pago de comisiones a sus empleados en función del cumplimiento de objetivos así como la participación en los beneficios de la empresa, una forma de lograr que sus empleados se sintieran más identificados con la empresa 
(Imagen procedente de http://souslecieldeparisetdeversailles.blogspot.com.es )









Lo cierto es que algunas de estas innovaciones  se desarrollaron paralelamente en otros lugares como Estados Unidos, donde en 1872 el empresario Aaron Montgomery Ward (1843-1913) fundaba  la empresa Montgomery Ward&Co con el objetivo de hacer llegar sus productos al mayor número de personas posibles a través de lo que iba a convertirse en el primer catálogo comercial de Estados Unidos, que en un principio contenía 162 productos  vendidos por su empresa. Tuvo tal éxito  que una década más tarde o que comenzó siendo una simple hoja impresa  se había convertido en un libro con 240 páginas y una relación de hasta once mil productos diferentes. En cuanto a Aristide  que llegaría a distribuir sus catálogos no sólo  en Francia, sino por toda Europa y Estados Unidos. Boucicaut también quería  que Au Bon Marché fuera un lugar acogedor para el cliente y fue tal su crecimiento que a finales de la década de 1860 encargaría un nuevo edificio l arquitecto Jean Alexandre Laplanche(1839-1910) bajo cuyas órdenes se colocará la primera piedra del nuevo Au Bon Marché el 9 de septiembre de 1869 ., el cual  abrirá sus puertas tres años después, el 2 de abril de 1872, tras retrasarse su finalización por la guerra Franco-Prusiana que se libro entre 1870 y 1871 causando la caída del último monarca francés, el emperador Napoleón III(1808-1873). Posteriores ampliaciones correrán a cargo del arquitecto Louis Charles Boileau (1837-1914) en colaboración con el ingeniero Armand Moisant (1838-1906), uno de los grandes rivales  en la época del célebre  ingeniero Gustave Eiffel (1832-1923) que todavía no había alcanzado la fama que le daría el diseño de la Torre Eiffel, convertida hoy en símbolo de París, y que también intervendría en una ampliación en 1879.  Escribe Queralt que  Boucicaut,  "cuidará especialmente la decoración, instalará ascensores de subida y bajada para facilitar los desplazamientos de los clientes entre las plantas, abrirá  enormes escaparates que dejará encendidos por la noche como reclamo para los clientes"  







Este es el aspecto que presentaba Au Bon Marché en 1887, terminadas todas las ampliaciones y en el año de la muerte de Marguerite Guénier , que se había hecho cargo de la dirección de la empresa tras la muerte de su hijo en 1879.Años después, y cumpliendo con una de las voluntades de Marguerite a su muerte, se construiría en 1910 el Hotel Lutetia destinado a servir de alojamiento a los clientes llegados de provincias para comprar en el Au Bon Marché.Con sus 50.000 metros cuadrados y sus 1788 empleados en cifras del año 1877, se mereció estas palabras de Émile Zola en su obra "El Paraíso de las Damas"
"Es la catedral del comercio moderno hecho para un pueblo de clientes" 
(Imagen procedente de https://fr.wikipedia.org )






Resultado de imagen de au bon marché
Ilustración del interior del Au Bon Marché publicada en 1872 en "L´ Ilustration. Journal Universel"  El cliente se convertía en el rey del nuevo comercio, y se le ofrecían todo tipo de comodidades para que pudiera sentirse a gusto y se dedicara a comprar . Por eso  introdujo ascensores para facilitar el paso de una a otra planta, la entrada era gratuita, se regalaban periódicos para la lectura sobre todo de los hombres que acompañaban a sus esposas y se hacían regalos y se organizaban distracciones para los niños. El objetivo era que la familia entera terminara pasando buena parte del día en el interior del gran almacén, un concepto que sigue siendo el primer mandamiento de las grandes superficies comerciales de nuestros días.   
(Imagen procedente de https://www.citeco.fr )



Si en 1852, cuando Boucicaut se asocia con los hermanos Videau, Au Bon Marché tenía una superficie de 300 metros cuadrados , una plantilla de doce empleados y un volumen de negocio estimado en quinientos mil francos, veinticinco años después  el comercio tendrá una superficie de 50.000 metros cuadrados, una plantilla de 1788 empleados y una cifra de negocio de setenta y dos millones de francos. Pero como os decía antes Boucicaut y su esposa no sólo se ocuparon por el desarrollo de su negocio sino que también mostrarán su preocupación por sus empleados siguiendo la doctrina del sacerdote , filósofo, teólogo y político francés Hugues-Félicité Robert de Lamennais (1782-1854) considerado como uno de los pioneros del denominado socialismo cristiano pues luchó para que los católicos tomaran conciencia de los problemas e injusticias que sufría la clase obrera,  además de la defensa de ideas como la libertad de culto y la separación de la Iglesia y el Estado. Entre sus obras destacaba el ensayo publicado en 1839 "El esclavo moderno" donde comparaba la situación de los obreros del siglo XIX con los esclavos de la antigua Grecia y Roma. Si eran libres ante la ley, pero no en la práctica, pues estaban sujetos a un trabajo esclavo al que no podían renunciar ya que no poseían nada más que el salario para sobrevivir. Así lo explicaba en esta obra Lamennais "¿Qué es hoy el proletario respecto al capitalista? Un instrumento de trabajo. Liberado con el derecho vigente, libre legalmente de su persona. Ya no es, ciertamente , una propiedad que pueda venderse o comprarse por quién la usa . Pero esta libertad es solamente imaginaria.Los cuerpos son esclavos lo es la voluntad. ¿Acaso puede decirse que es una voluntad real la que  sólo puede elegir entre una muerte espantosa e inevitable y la aceptación de una ley impuesta?Las cadenas y los azotes del esclavo moderno son el hambre" y la única forma de que el obrero deje de ser un esclavo es que mejore su situación económica y se convierta en propietario




Lamennais.jpg
Retrato del sacerdote, filósofo, político y teólogo francés Hugues-Félicité Robert de Lamennais obra del pintor francés Jean-Baptiste Pauline Guérin(1783-1855) .Defensor de la libertad de culto y de la separación de Iglesia y Estado, también luchó por los derechos de los obreros partiendo de su visión cristiana, lo que no impidió que terminara rompiendo con la Iglesia Católica cuya renovación y reforma consideraba imprescindible  Consideraba que el obrero  del siglo XIX era una nueva versión de los esclavos de la antigüedad clásica, un esclavo moderno aunque legalmente fuera libre. Entre las soluciones que propugnaba para acabar con este estado de subordinación, Lamennais consideraba necesario implantar el sufragio universal porque contribuiría a poner el poder político en manos de los trabajadores y también convertir a los trabajadores en propietarios, pues así lo liberaba de la dependencia del salario. Las ideas de Lamennais influirían a Boucicaut y su esposa a la hora de implanta una serie de mejoras sociales para sus trabajadores insólitas en su tiempo   
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )







Resultado de imagen de cantine au bon marche
Grabado  de 1889 del comedor de los empleados masculinos del Au Bon Marché , una de las mejoras  sociales introducidas por Aristide Boucicaut para sus empleados. Había otro comedor para las empleadas y en el reglamento de la empresa se establecía que: 
"A partir de las 07:30 hrs de la mañana , los empleados de la Casa tendrá la facultad de subir al comedor para hacerse servir una sopa. El café con leche y el chocolate son servidos a las señoritas en su comedor particular, a su llegada al comercio"
Además de preocuparse por el bienestar de sus trabajadores era también una manera de asegurar su compromiso con la empresa, lo que también conseguía con su política de subsidios para el retiro al que tenían acceso sólo aquellos empleados que tuvieran al menos veinte años de antigüedad
(Imagen procedente de http://passerelles.bnf.fr/dossier/bon_marche_02.php )





Aristide, siguiendo las ideas de Lamennais , introducirá mejoras sustanciales en las condiciones de trabajo de sus empleados, que Queralt resumen en aspectos tan modernos como "la baja retribuida por maternidad, subsidios en caso de enfermedad, formación y educación como los cursos de idiomas para ofrecer un mejor servicio a los clientes, viviendas en las mismas instalaciones de los almacenes u obsequios cuando un empleado contraía matrimonio" a lo que habría que añadir otras mejoras como un comedor gratuito para empleados, un día de descanso pagado a la semana  cuando establece el cierre de los grandes almacenes los domingos, día de descanso semanal que no sería obligatorio en Francia hasta el año 1905, la mejora de sus salarios o la constitución de una caja para los empleados que se fueran retirando pudieran contar con una pensión. Pero en contradicción estas medidas de protección de los trabajadores , Aristide no les permitía sindicarse ni ponerse en huelga aunque desde 1864 era un derecho recogido por la ley en Francia. El gran éxito del Au bon marche hizo que no tardaran en surgir imitadores . Así, en 1865 abría sus puertas  el Au Printemps , dedicado a la venta de ropa de hombre, productos de belleza y moda , y cuatro años más tarde La Samaritaine , aunque el más célebre de todos estos nuevos grandes almacenes surgidos a la sombra del éxito del Au bon marche, serían las Galerías Lafayette que comenzó su andadura en 1893 . Mientras, en Londres crecían los almacenes Harrods, fundado en 1834 por el hombre de negocios Charles Henry Harrod (1799-1885) donde vendía provisiones, pero que con los años se transformaría en un gran almacén que hoy continúa funcionando convertido en una atracción para los turistas que visitan Londres. También comenzaron a extenderse por los Estados Unidos, donde en abril de 1872  los hermanos Joseph Bernard Bloomingdale(1842-1904)  y Lyman Gustave Bloomingdale (1841-1905),hijos de un inmigrante bávaro, fundaban Bloomingdale Department Store, a imagen y semejanza de los grandes almacenes que se estaban constituyendo  en Europa.





Resultado de imagen de buste boucicaut a belleme
Busto de Aristide Boucicaut erigido en su localidad natal, la población normanda de Bellême obra del escultor francés Henri Michel Antoine Chapu (1833-1891). A pesar de lo que os he contado más arriba sobre el buen trato que daba a sus empleados, también hubo en su tiempo críticas que parecen mostrar que no era todo tan ideal como parecía. En el periódico francés Le Figaro se publicaba el 8 de octubre de 1869 esta crítica  que pone en cuestión el descanso dominical que concedía a sus empleados
"Todos los domingos, si la tienda está cerrada al público, los empleados no están menos ocupados  en el trabajo en su interior, desde las ocho de la mañana hasta las cinco o seis de la tarde. Es cierto que Boucicaut cerraba todos los días  de la semana a las ocho o nueve en punto, pero la mayoría del personal no salía hasta muy entrada la noche. Nos preguntamos qué peso, a los ojos del público, pueden tener entonces las llamadas ideas liberales y filantrópicas del señor Boucicaut" 
(Imagen procedente de http://www.villedebelleme.fr/belleme-place-boucicaut/ )





Resultado de imagen de au bon marche aujourd´hui
Para cerrar este artículo he escogido esta imagen de nuestros días del Au Bon Marché que sigue con sus puertas abiertas como recuerdo vivo del pionero del comercio moderno y los grandes almacenes, Aristide Boucicaut
(Imagen procedente de http://be.france.fr/fr/infosredac/bon-marche-rive-gauche )






En pleno éxito del Au Bon Marché  , Aristide Boucicaut morirá el 26 de diciembre de 1877,a los sesenta y seis años de edad. Será enterrado en el cementerio de Montparnasse  y la  la dirección de la empresa a su hijo Antoine-Aristide que ya se encontraba gravemente enfermo de una dolencia pulmonar que acabará con su vida apenas dos años más tarde, falleciendo el 18 de octubre de 1879  con apenas cuarenta años de edad. La empresa quedará  ahora en manos de Margueritte que dirigirá Au Bon Marché con la ayuda de los antiguos ayudantes de su esposo hasta su muerte el 8 de diciembre de 1887. No dejaba herederos, por lo que legó su inmensa fortuna, valorada en alrededor de cien millones de francos, entre los empleados de su empresa, a los que entregaría una fortuna valorada entre los 16 y los 20 millones de francos, y el resto entre un gran número de obras y organizaciones sociales.  En cuanto a Au bon marche continuaría su andadura hasta nuestros días. Así fue como Aristide Boucicaut y su esposa Marguerite sentaron  las bases del comercio moderno, un legado que se mantiene hoy  y que revive cada vez que entramos en uno de esos grandes almacenes que nos ofrecen todo tipo de productos y distracciones, como inmensas ciudades comerciales. Tal vez la mejor forma de concluir esta historia sea con las palabras de Émile Zola en su novela "La bonheur des Dames" de la que ya os he hablado , y en la que describe con estas palabras aquel nuevo concepto de comercio que no tardaría en seducir a los futuros consumidores " El Paraíso de las Damas lanzaba mil fulgores desde las ocho de la mañana. En la puerta ondeaban banderas, las piezas de lana palpitaban en el aire fresco de la mañana, animando la plaza de Gaillon con un tumulto de verbena; mientras, en ambas calles, los escaparates desplegaban sinfonías de telas , cuyos resplandecientes tonos avivaba aún más la limpidez de las lunas. Era una orgía de colores, un regocijo callejero. En aquel rincón dedicado por completo al consumo, abierto de par en para a todo aquel que quisiera, como mínimo, alegrarse la vista" Habían nacido los grandes almacenes.     


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

5 comentarios:

BlueSky dijo...

Great article, it helped me understand the geology of the earth

ppy wheels dijo...

The post or it is it is useful for you in the job of me, me are your own posts

happy wheels dijo...

The post or it is it helpful to be useful for me in your job, me like your posts, thank you

run 3 dijo...

This post is useful to be useful in this job, it like this posts, thank you

run 3 dijo...

endless, because geology is constantly changing, forcing people to study to predict the catastrophe.

Famosos