lunes, 28 de marzo de 2016

GRANDES COMPOSITORES: GIUSEPPE VERDI: MÚSICA Y HUMANIDAD (CUARTA PARTE)

Dejábamos a Giuseppe Verdi (1813-1901) después de consolidar  de manera definitiva su posición como una  de las grandes figuras del panorama musical del siglo XIX  tras el estreno de la que sería llamada "Trilogía Popular"  con los estrenos sucesivos de "Rigoletto" en 1851 e"Il Trovatore" y "La Traviata" en 1853.  También vimos como establecía su residencia en Busseto, en  la finca de Sant´Agata, donde a partir de 1848 pasaría gran parte  de su tiempo junto a la soprano retirada Giuseppina Strepponi (1815-1897)  que había logrado devolverle la estabilidad emocional perdida tras la muerte de su primera esposa Margharita Barezzi (1814-1840). Sin embargo, las siguientes óperas de Verdi, "Las vísperas sicilianas" estrenada en 1855, y "Simon Boccanegra" que fue presentada en 1857, no tuvieron el éxito esperado. Precisamente en ésta época Verdi está trabajando en una nueva obra a la que pone el título provisional de "Gustavo III"   que estaba basada en una ópera del mismo título escrita en 1833 por el compositor francés Daniel-François Esprit Auber(1782-1871) que,a su vez,se inspiraba en un hecho histórico, el asesinato del rey de Suecia Gustavo III(1746-1792) . El monarca sueco había restablecido el poder absoluto de la monarquía y emprendió una política encaminada a devolver a Suecia su antigua condición de potencia europea. Después del estallido de la Revolución Francesa en julio de 1789 , Gustavo III, aliado del rey francés Luis XVI (1754-1793), trató de forjar una alianza de las monarquías europeas para aplastar cualquier intento  de extender la revolución más allá de las fronteras francesas. Sin embargo, dentro de su propio reino tenía enemigos, entre los que se encontraban miembros de la aristocracia que rechazaban el poder absoluto que se había atribuido el monarca. Conspiraron contra su vida, y en el transcurso de un baile de máscaras celebrado en la Ópera de Estocolmo el 16 de marzo de 1791 , Gustavo III fue rodeado por los conspiradores y uno de ellos le disparó por la espalda causándole la muerte. 


Escena final del libreto de "Un ballo in maschera" con el asesinato de su protagonista, el conde Riccardo, gobernador de la colonia, por su secretario y mejor amigo, Renato, en el transcurso de un baile de máscaras que es el que da título a la ópera. En realidad la acción estaba inspirada en el asesinato del rey Gustavo III de Suecia  en circunstancias similares, un baile de máscaras en la Ópera de Estocolmo   el 16 de marzo de 1791. Las autoridades no permitirían que un regicidio se representara en escena y Verdi y su libretista, Antonio Somma, tuvieron que hacer varias versiones hasta poder representarla
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org)




Era un tema delicado , pues en la tensa situación política que se vivía en Europa tras las revoluciones de 1848 y en particular en Italia , con el espíritu nacionalista del Risorgimento  amenazando el dominio del Imperio Austro-Húngaro y también a las diferentes casas reales como el Reino de las Dos Sicilias, las autoridades  no verían con muy buenos ojos una obra que tenía como hilo argumental el asesinato de un rey. El libreto de la ópera de Auber  fue escrito por el dramaturgo francés Auguste Eugène Scribe (1791-1861)  y el tema fue retomado  diez años más tarde, en 1843, por un conocido nuestro, el libretista de varias de las óperas de Verdi  , Salvatore Cammarano (1801-1852) , que escribió el libreto de la ópera "Il reggente" a la que puso música el compositor  napolitano Saveri Mercadante (1795-1870). Ahora Verdi retomaba el tema utilizando un libreto escrito por el poeta y dramaturgo italiano Antonio Somma (1809-1864). Su trabajo se verá interrumpido cuando recibe un encargo a comienzos de 1857 del teatro San Carlo de Nápoles para poner música a otro libreto de Somma para la ópera "Rey Lear"  pero el proyecto no salió adelante por lo que Verdi y Somma volvieron a trabajar sobre "Gustavo III" Somma presentó el libreto a la censura a finales de 1857 y , como era de esperar , surgieron objeciones. ¿Os acordáis cuando os hablaba de "Rigoletto"? En aquella ópera de 1851 las autoridades austriacas obligaron a Verdi a sustituir a su protagonista, el rey francés Francisco I (1494-1547) , representado como un seductor sin escrúpulos, por la figura del duque de Mantua, para que así no pudiera contemplarse como una crítica a la institución monárquica. Lo mismo sucedería ahora con los censores napolitanos, era preciso eliminar de la historia al rey Gustavo III. Verdi se doblegó  a las  imposiciones de la censura no sin reticencias, "Me estoy ahogando en un mar de problemas -escribirá por entonces- Los censores casi seguro que rechazarán el libreto" 


Litografía que recoge el momento del atentado  cometido por Felice Orsini y sus complices  contra el emperador francés Napoleón III y su esposa la emperatriz Eugenia de Montijo  el 14 de enero de 1858  en París mientras se dirigían a la ópera. La pareja real salió ilesa pero el atentado retrasó el estreno de "Un ballo in maschera" porque el momento político era muy delicado, y una obra que incluía el asesinato de un rey, aunque luego sería sutituido por un conde, era algo delicado
(Imagen procedente de https://www.maremagnum.com)

Pero su trabajo con  Somma da sus frutos, reescribieron el libreto y parece que ahora si iba a ser aprobado por los censores. Gustavo III desapareció de la obra y fue reemplazado por el duque de Pomerania . Verdi pone música a la ópera y a comienzos de 1858 se prepara para trasladarse junto a Giuseppina a Nápoles para preparar los ensayos. Pero llega entonces una noticia que pone todo el proyecto en peligro. Un patriota italiano llamado Felice Orsini (1819-1858), ferviente partidario de la unidad y la independencia de Italia, había llegado a la conclusión de que uno de los grandes obstáculos para la unidad de Italia y el triunfo de las revoluciones liberales en Europa era el emperador francés Napoleón III (1808-1873). El 14 de enero de 1858, cuando el emperador y su esposa, la española Eugenia de Montijo (1826-1920), se dirigían a la Ópera Garnier, entonces Academia Nacional de Música,  Orsini junto a sus cómplices arrojaron tres bombas contra el carruaje en el que viajaba la pareja real   causando ocho muertos y ciento cuarenta y dos heridos pero Napoleón III y su esposa salieron ilesos. Los monarcas decidieron cumplir con su compromiso y continuaron camino para asistir a la ópera "Guillermo Tell" de Gioacchino Rossini (1792-1868). Orsini , ya en prisión, escribiría una carta a Napoleón III para que apoyara la lucha por la independencia  de Italia que  el propio emperador  había defendido en su juventud. Fuera por esta carta, o lo más seguro que porque ya venía pensándolo el emperador,  en julio de ese mismo año Napoleón III firmaría un acuerdo secreto con Camillo Benso, conde de Cavour (1810-1861), representante del reino de Piamonte-Cerdeña,  por el que el monarca francés se compromete a intervenir en favor de la independencia de Italia contra al Imperio Austro-Húngaro  siempre que  disponga de  un pretexto que justifique ante la opinión pública francesa  y del resto de Europa  la participación de Francia en la guerra de independencia italiana.

LA RIVERDRA NELL´ESTASI DE UN BALLO IN MASCHERA 

Ya hemos visto como la censura política fue transformando el argumento de "Un ballo in maschera" que termina trasladando su acción a Estados Unidos, en la ciudad de Boston,   y sustituyendo la figura del rey por la de Ricardo, conde de Warwick. Pero a pesar de todas esas vicisitudes  fue estrenada el 17 de febrero de 1859 en el Teatro Apolo de Roma con gran éxito. Hay numerosas arias para el lucimiento de los cantantes pero tal vez la más conocida sea esta "La riverdra nell´estasi" (La volveré a ver en éxtasis) aquí interpretada  por Luciano Pavarotti(1935-2007)  en una versión de 1986 dirigida por Claudio Abbado (1933-2014) donde el protagonista, Riccardo, gobernador de la colonia, canta a su amor secreto, Amelia, casada a su vez con Renato, secretario de Riccardo y su mejor amigo. El drama está servido







En lo que se refiere a Verdi, el intento de asesinato de Napoleón III supone que las autoridades del Reino de las Dos Sicilias vuelvan a censurar la ópera , que para entonces iba a llevar el nombre de "Una vendetta in dominó"  Se rompe el contrato  con el San Carlo de Nápoles. Así las cosas, Verdi  intenta presentar la obra  al Teatro de Ópera de Roma  y una vez más se encuentra con los censores que le exigirán la introducción de más cambios. Verdi y Somma vuelven a reescribir el libreto. Ahora la acción ya no tendrá lugar en Europa, sino en Estados Unidos en la época en que era colonia británica con el fin de que así nadie se pudiera dar por aludido y la censura no tuviera motivos para prohibir su representación. Después de tantas vicisitudes  y con el título final de "Un ballo in maschera", "Un baile de máscaras", la ópera será estrenada  en el Teatro Apolo de Roma el 17 de febrero de 1859 obteniendo mucho más éxito que sus dos óperas precedentes. Mientras, las cosas se precipitan en Italia.El rey de Piamonte-Cerdeña  Vittorio Emanuele II (1820-1878) y su ministro el conde de Cavour, tratan de provocar al Imperio Austro-Húngaro para que les declare la guerra y que así Francia pueda intervenir del lado de los italianos y finalmente logran su objetivo. El 23 de abril de 1859 Austria declara la guerra al Piamonte, lo que se considera el inicio de la Segunda Guerra de Independencia Italiana después de la primera que fue, como vimos en la primera parte, en 1848. El 29 de abril tropas austriacas entran en territorio del Piamonte.  De acuerdo a lo prometido Napoleón III entra en combate del lado de Piamonte y  el 24 de junio  de 1859 las tropas francesas y piamontesas  infligen una dura derrota al ejército austriaco en la batalla de Solferino , donde se enfrentaron alrededor de cien mil hombres por cada bando. Aunque no sería una de las batallas más sangrientas de la guerra, la elevada mortalidad conmovió hasta tal extremo a un empresario suizo Henri Dunant (1828-1910) que pidió la creación de un cuerpo médico que se encargara de socorrer a los heridos  en batalla cualquiera que fuera el ejército al que pertenecieran. De esa petición nacería cuatro años después, en 1863, la Cruz Roja. 



En este mapa podéis ver la situación antes de la Unificación de Italia. En color amarillo el Reino de las Dos Sicilias, gobernado desde hacía dos siglos por miembros de la Casa de Borbón en color teja el Reino de Piamonte-Cerdeña  gobernado por el rey Vittori Emanuelle II (1820-1878) que sería la principal fuerza impulsora de la unificación, los ducados de Parma, Módena y Toscana,  y el reino de Lombardía-Véneto(en color verde y naranja)  que desde 1815  era un estado títere dependiente del Imperio Austro-Húngaro. y gobernado por los propios emperadores austriacos. La línea de trazos  que veis que sale de Génova hacia Sicilia y luego hasta Nápoles es el itinerario que siguió la Expedición de los Mil en 1860 liderada por  Giuseppe Garibaldi para ocupar el Reino de las Dos Sicilias, mientras desde el norte descendía otro ejército del Reino de Piamonte-Cerdeña que se unió finalmente a Garibaldi en Nápoles . Unos meses después, el 17 de marzo de 1861 , el rey de Piamonte-Cerdeña, Vittorio Emanuelle II era proclamado rey de una Italia unificada a falta de incorporar todavía parte de los Estados Pontificios que seguían bajo soberanía directa del papa Pio IX que no quería entregar su poder temporal   
(Imagen procedente de http://www.fernandovera.es/ )


No es mi objetivo en esta historia contaros el desarrollo de la unificación e independencia de Italia, pero si  os cantaré, a modo de un breve resumen, que en los meses siguientes a Solferino se aceleran los acontecimientos.  Aliado con Vittorio Emanuele II,  el 5 de mayo de 1860 el patriota italiano Giuseppe Garibaldi (1807-1882), cumpliendo órdenes de Cavour,  desembarca en Sicilia procedente de Génova al frente de  un millar de hombres , conocida como la expedición de los Mil Camisas Rojas, por el color del uniforme que llevaban los hombres de Garibaldi , con el objetivo de destronar al rey Francisco II de las Dos Sicilias (1836-1894). El 15 de mayo Garibaldi hacía su entrada triunfal en la capital de Sicilia, Palermo  y en junio ya es el dueño absoluto de la isla. Después de incrementar sus fuerzas  hasta los más de treinta mil hombres, Garibaldi cruza el estrecho de Messina que separa Sicilia de la península italiana  el 22 de agosto de 1860  y el 7 de septiembre de ese año entra  en la capital del reino de las Dos Sicilias, Nápoles, acabando con el reinado de los Borbones. En octubre de 1860 Garibaldi organiza un referéndum en Nápoles y Sicilia donde la población aprueba su  unión con el reino de Piamonte y Cerdeña . Casi al mismo tiempo, las tropas del Piamonte también invaden los Estados Pontificios gobernados por el papa Pío IX (1792-1878), que , recordemos, había traicionado la causa de la unidad de Italia durante la Primera Guerra de Independencia. Ahora el dominio del papa quedará  reducido a la ciudad de Roma. .El 17 de marzo de 1861 el rey de Piamonte-Cerdeña, Vittorio Emanuele II , era proclamado rey de Italia,  un reino unificado con capital provisional en Florencia aunque a propuesta de Cavour se fijará finalmente en Roma,  y a la que todavía no pertenece la región del Véneto donde se encuentra Venecia, que se halla aún en manos austriacas, y Roma donde todavía el papa Pio IX lanzaba excomuniones  para tratar de conservar el poder. Aunque faltaba culminar el proceso , el sueño de la unidad de Italia se había logrado . Apenas unos meses después, uno de sus grandes impulsores, el conde de Cavour, fallecía el 6 de junio de 1861 al que se atribuyen estas palabras poco antes de morir "Italia está hecha, todo está seguro".


En este mapa podéis ir viendo de forma virtual y progresiva como se fue construyendo la unidad de Italia en ese largo proceso que sería bautizado con el nombre de Risorgimiento (Resurgimiento en italiano) que se inicia casi con el siglo XIX  y que culminará primero con la proclamación de Vittorio Emanuelle II como rey de Italia el 17 de marzo de 1861 , proseguiría con la ocupación de Roma, gobernada todavía por el papa Pío IX,   en septiembre de 1870  (el papa no reconocería esta ocupación y se declaró  prisionero en el Vaticano, y culminaría ya en el siglo XX con la incorporación de una serie de territorios a los que se dio el nombre de Italia Irredenta   como Trieste o el Trentino
( Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)

Recordemos que Verdi había servido de inspiración al nacionalismo italiano desde el estreno de Nabucco en 1842 y como su coro "Va pensiero" se convirtió en un canto de libertad entonado por los partidarios de recuperar la patria perdida  como los judíos que la añoraban en su  destierro en Babilonia. Su propio apellido fue utilizado como un grito revolucionario, el célebre "Viva VERDI" como acrónimo de " Vittorio Emanuele , Rey de Italia" que gritaban por las calles los patriotas italianos. Verdi se implica en política y en octubre de 1859, en representación de su región, acudió a Turín para entrevistarse con Cavour  que en 1860 convencerá a Verdi para que formase parte como diputado del primer Parlamento del nuevo Reino de Italia que se desarrollaría entre 1861 y 1865. Años más tarde, en 1874, Verdi también sería elegido para formar parte del Senado de Italia aunque no tuvo una participación activa en su funcionamiento. Regresando al terreno de lo personal, ya sabemos que , por causas que todavía hoy no nos son conocidas ,Verdi y Giuseppina seguían sin contraer matrimonio a pesar de que llevaban casi quince años juntos, pero eso iba a cambiar muy pronto. El 29 de agosto de 1859  se casan en secreto en la pequeña localidad de Collonges-sous-Salève , casi  en la frontera entre el ducado de Saboya y Suiza.¿ Por que ahora tomaban esa decisión?  El escritor, músico y  y periodista español  Fernando Argenta (1945-2013) , cuya obra "Los clásicos también pecan. La vida íntima de los grandes músicos" me está sirviendo de guía en éste relatonos propone varias  respuestas ,una de ellas apoyada en el contenido de una carta de Verdi donde explica que  fue "Strepponi  la que tomó la decisión  y lo arregló todo para la boda con el fin de que eso facilitara la adopción  por parte de la pareja de la hija de uno de sus  primos" , refiriéndose aquí  a María Cristina Filomena Verdi(1859-1936) , hija de un primo de Verdi que se quedó huérfana a los tres años, por lo que no podría ser una de las razones del matrimonio porque cuando se casaron María Cristina acababa de nacer,  pero también apunta Argenta que  tal vez Verdi " temiera morir dejando a Giuseppina en una dudosa situación legal" o incluso algo más egoísta, "su decisión de presentarse candidato a un cargo público, para lo cual habría que dar ejemplo de buenas costumbres y estar en una situación correcta" 


Después del estreno de "Nabucco" en 1842 Verdi se convirtió en uno de los símbolos de la lucha por la unificación de Italia. Los partidarios del Risorgimento aprovecharon la curiosa coyuntura de que las siglas del apellido del compositor  coincidían con el nombre del hombre llamado a convertirse en rey de una Italia unida, que Viva Verdi se convirtió en el grito de todo un pueblo que luchaba por unirse. Verdi son las siglas de "Vittorio Emanuelle  Re de Italia", es decir Victoria Emanuel rey de Italia)   
(Imagen procedente de www.reddit.com)


Fernando Argenta  incluye en su obra una carta escrita por Giuseppina en diciembre de 1860 y dirigida a Verdi que es la mejor muestra del intenso amor que sentía por el compositor, una admiración que  raya con la devoción, la de la mujer enamorada que sólo puede ver virtudes en el hombre al que ama    "El talismán que me fascina y que adoro en ti  es tu carácter - escribe Giuseppina -, tu corazón, tu indulgencia con los errores  de otros cuando eres tan estricto contigo mismo, tu caridad , llena de modestia y misterio, tu orgullosa independencia y tu simplicidad juvenil, cualidades propias de esa naturaleza tuya ¡que ha sido capaz de mantener una virginidad primarias de ideas y sentimientos en medio de la cloaca humana!¡Ay, mi Verdi!, no te merezco y el  amor que me profesas es caridad, bálsamo  para un corazón a veces muy triste bajo la apariencia de la alegría . Sigue amándome, ámame también después de la muerte  para que pueda presentar a la divina providencia  plena de tu amor y tus oraciones , ¡Oh, mi Redentor!" Como os decía , casi más que palabras de amor, son palabras de devoción, lo que el escritor francés Stendhal (1783-1842) llamaba la cristalización del amor, cuando el amante adorna de todas las virtudes posibles al amado.  Pero descendamos de las cumbres románticas a las llanuras de la prosaica realidad , Verdi  está realizando una serie de reformas en Sant´Agata cuando recibe la propuesta del Teatro Mariinski de San Petersburgo  en Rusia,  para que Verdi componga una ópera para el recién inaugurado teatro cuyas obras concluían en 1860,  a cambio de la nada despreciable cifra de sesenta mil francos. Al mismo tiempo  las relaciones entre los Verdi y la población de Busseto, tan tensas en años anteriores, mejoran con el estallido de la Segunda Guerra de Independencia  italiana gracias al  apoyo decidido de los Verdi a los independentistas , lo que les gana la aprobación y simpatía de los habitantes de Busseto. En cuanto al encargo, Verdi decide aceptarlo y comienza a trabajar en una nueva ópera  y contará de nuevo con la colaboración de uno de sus libretistas preferidos, Francesco María Piave (1810-1876) 


Fotografía de un muy abrigado Giuseppe Verdi durante su estancia junto a Giuseppina en San Petersburgo para supervisar el estreno de "La Forza del Destino" que tendría lugar el 10 de noviembre de 1862 cuando Verdi cuenta con cuarenta y nueve años. En una carta encontramos sus impresiones de éste viaje  no exentas de crítica social:  
"El frío se ve pero no se siente.Claro que  esta contradicción sólo se cumple en el caso de los ricos, que pueden gritar : ¡Viva el frío, el hielo, los trineos y otros placeres del mundo! Pero los pobres en general, y los cocheros en especial, son las criaturas más miserables. Muchos de ellos se pasan todo el día  y parte de la noche sentados inmóviles en sus pescantes, expuestos a un frío helador, esperando a sus amos que están  dándose banquetes  en habitaciones calentitas mientras algunos de estos pobres seres mueren de frío. Esto es algo que pasa todos los días. No lograré acostumbrarme a ver tanto sufrimiento"
(Imagen procedente de https://it.wikipedia.org )  

Una vez más recurrirían a una obra de teatro  española, "Don Álvaro o la fuerza del sino ", escrita por el dramaturgo, historiador y poeta español Angel María Pérez , duque de RIvas (1791-1865) estrenada en 1835 en Madrid y considerada la obra que impulsó la tardía irrupción del Romanticismo en España de la misma forma que "Hernani " de Victor Hugo (1802-1885) había hecho en Francia . La obra es un drama romántico  en toda regla al que Verdi titulará como "La forza del destino" , ópera que sería estrenada en San Petersburgo el 10 de noviembre de 1862 . Aunque recibió el aplauso de la crítica y del propio zar Alejandro II (1818-1881) no fue tan bien acogida por los espectadores por su sangriento y violento argumento. Para que os hagáis una idea trataré de haceros un breve resumen de su trama . Estamos en la ciudad española de Sevilla  durante la primera mitad del siglo XVIII, con el rey Felipe V(1683-1746)  en el trono español. Aquí encontramos a don Álvaro, un joven  procedente de los dominios españoles en América pero del que apenas se sabe nada. Se enamora de la bella Leonor  , una joven aristócrata cuya familia observa con malos ojos esa unión pues creen que don Álvaro  es un arribista que sólo trata de seducir a una joven rica para aprovecharse de ella. Los dos jóvenes enamorados deciden huir  pero antes de que lo puedan hacer  son  sorprendidos por el marqués de Calatrava, padre de Leonor. Al verse descubierto  Álvaro decide no ofrecer resistencia y arroja su arma al suelo con la mala suerte de que ésta al caer se dispara y hiere de muerte al padre de Leonor.  Don Carlos y Don Alfonso, hermanos de Leonor, emprenden la persecución  de don Álvaro para vengar la muerte  de su padrem, mientras que Leonor , atormentada por el sentimiento de culpa , toma los hábitos y se retira a una ermita sin que lo sepa Álvaro,que cree que su joven prometida ya ha muerto .  Álvaro, desconsolado, se alista en el ejército y acude a Italia a emprender una campaña militar. Allí conoce, sin saberlo, a uno de los hermanos de Leonor, Carlos. Traban amistad, pero finalmente Carlos descubre quien es  Álvaro  y al momento  le desafía a un duelo.Ambos se enfrentan y será Álvaro el que salga triunfador ,hiriendo de muerte a Carlos.

OBERTURA DE LA FORZA DEL DESTINO DE 1862

La obertura de La Forza del Destino contiene los temas que serán claves a lo largo de la ópera gracias a la unidad interna entre esos temas hoy se interpreta con frecuencia en forma de concierto y es una de las partes más conocidas y hermosas de ésta ópera. En éste caso os traigo una versión interpretada por la orquesta de Filadelfia bajo la dirección del director napolitano Ricardo Mutti (1941)




Álvaro ,abrumado por el dolor de haber dado muerte  sin pretenderlo al padre y al hermano  de la mujer que ama y a la que cree también muerta, regresa a España e ingresa en un convento. Pero en España se encuentra el otro hermano de Leonor, Alfonso, que descubre  el lugar  donde se encuentra Álvaro y también le desafía a un duelo. Una vez más Álvaro hiere de muerte a Alfonso cuando aparece de repente Leonor para evitar que siga el duelo. Álvaro queda sorprendido por su presencia, pues creía que estaba muerta,  pero Alfonso, que estaba agonizando, reune sus últimas fuerzas  para herir mortalmente con un puñal a su hermana , a la que cree de acuerdo con Álvaro. Con Alfonso y Leonor muertos, don Álvaro, incapaz de soportar tanto dolor , se suicida arrojándose por un precipicio mientras grita "Soy un enviado del infierno, soy un demonio exterminador" Ahora comprenderéis mejor  la razón por la que los espectadores rusos se quedaron un tanto impresionados por una trama tan truculenta  y que Verdi  escribiera  a Piave que para su estreno en Italia "debemos buscar la forma de evitar todos esos muertos" Antes del estreno de "La Forza del Destino" Verdi compondrá para la Exposición Universal de Londres de 1862  el "Himno de las naciones" con letra del joven poeta, escritor y compositor Arrigo Boito (1842-1918) que jugará un importante papel en la vida de Verdi durante sus últimos años. Verdi y Giuseppina habían viajado juntos a San Petersburgo  y de allí viajarían a España en 1863  para asistir al estreno de "La Forza del destino"  en el Teatro  Real de Madrid  para después recorrer  diferentes ciudades españolas, entre ellas Toledo, Córdoba, Sevilla, Jerez, Cádiz , Málaga y Granada  donde admiró la belleza de la Alhambra en contraste con el monasterio de San Lorenzo de El Escorial  que no le gustó nada debido a lo que él llamaba su "severidad". En el verano de 1863 ya están de regreso en Sant´Agata  aunque a partir de ahora compartirán sus estancias estivales en Busseto con los inviernos en Génova, donde el clima era más benigno y donde vivía   el director de orquesta Angelo Mariani(1821-1873), uno de los más prestigiosos del momento  y director de Teatro Carlo Felice  con el que los Verdi mantenían una estrecha amistad.  El 21 de julio de 1867  fallece el hombre que había sido su suegro y, sobre todo, su amigo y protector en todo momento,  Antonio Barezzi(1787-1867). Ese mismo año también fallece su padre, Carlo Verdi (1784-1867)


Fotografías de Verdi tomadas por el fotógrafo francés afincado en España Jean Laurent(1816-1886) en su estudio de la Carrera de San Jerónimo en 1863 durante la visita de Giuseppe y Giuseppina a España con motivo del estreno de "La Forza del Destino" en el Teatro Real de Madrid . En la capital de España estuvieron alojados en un hostal de la Plaza de Oriente, junto al Teatro de la Ópera y frente al Palacio Real. Los madrileños le mostraban su admiración gritándole "Maestro don José" aunque Verdi apenas tuvo tiempo para pasearse por la ciudad debido al esfuerzo que le suponía dirigir la producción de la ópera. Después de la tercera representación Verdi y Giuseppina  iniciaron un recorrido por diferentes ciudades españolas mientras en el Teatro Real "La Forza del Destino" seguía llenando ofreciéndose hasta doce representaciones, un número muy notable en aquel tiempo. Sobre sus impresiones de lo que vio en España nos deja una muestra estas palabras que Verdi escribe a su buen amigo, lo fueron durante más de cincuenta años,  el conde y periodista italiano Opprandino Arivabene (1807-1887)
"Viaje extremadamente incómodo, largo y fatigoso (el mal estado de los caminos en España es algo comentado por muchos viajeros de aquel tiempo)  . La Alhambra lo primero y por encima de todo, la catedral de Toledo, Córdoba y Sevilla merecen la reputación de que gozan. El Escorial (perdón por la blasfemia) no me gusta, es un montón de mármoles con piezas riquísimas en su interior, alguna bellísima, como un fresco de Luca Giordano, maravillosamente bello, pero el conjunto carece de buen gusto. Es severo y terrible , como el feroz soberano que lo ha construido"
No nos debe extrañar el retrato descarnado que luego haría de Felipe II (1527-1598), el monarca que erigió el monasterio de El Escorial , en su ópera "Don Carlo"   
(Imagen procedente de http://cultura.elpais.com/)



Apenas unos meses antes,  Verdi estrenaba el 11 de marzo de 1867 en el Teatro de la Ópera de París  una nueva ópera, el "Don Carlo"  en la que ya no podrá contar con su libretista preferido, porque Francisco María Piave sufre una apoplejía  que le dejará paralizado. La ópera, encargada por la Ópera de París con motivo de la celebración de la Exposición Universal de 1867  se basaba en la obra "Don Carlos, infante de España"  del poeta, filósofo y dramaturgo alemán Friedrich von Schiller (1759-1805) que relata el conflicto  entre  el rey Felipe II  de España (1527-1598) y su hijo el infante don Carlos (1545-1568)  después de que el rey se casara con la joven princesa francesa Isabel de Valois (1546-1568)  cuando en un principio  estaba planeado el matrimonio entre Carlos e Isabel. La obra que fue concebida por Verdi como una alegoría de la lucha contra la opresión ,tanto política como religiosa, y la violación de los derechos individuales  encarnados por la figura del rey Felipe II y por la Santa Inquisición, frente al defensor de esos valores, el Infante Carlos, algo que  poco o nada tiene que ver con lo que  sucedió en realidad pero no era la veracidad histórica lo que más buscaba Verdi con ésta ópera ni en otras donde la trama histórica es más un pretexto que un intento de reproducir con fidelidad la historia. El "Don Carlo"  se convertiría en la  ópera verdiana más larga   con cerca  de cuatro horas de duración. También por ésta época  comienzan los primeros roces de convivencia entre Verdi y Giuseppina . Escribe Fernando Argenta "En estos primeros inviernos en Génova  Giuseppe y GIuseppina  tuvieron pequeñas broncas , broncas que proliferan a partir de entonces." y añade "Verdi  nunca había sido  muy alegre y si bastante puntilloso y exigente, pero con la edad se estaba volviendo  un cascarrabias " y cuando Giuseppina le pregunta la razón por la que se enfada con tanta frecuencia con ella , Verdi le responde que "le irritaba que ella se considerase una esposa perfecta  de forma que él no podía  decir nada negativo acerca de la casa sin que ella se hiciera la ofendida"



Fotografía del elenco que estrenó el "Don Carlo" en Italia, en el Teatro Comunale de Bolonia  el 27 de octubre de 1867. Fijaos en las personas que están sentadas porque la primera por la izquierda es la soprano checa Teresa Stolz y a su lado, con chaqueta de color claro , se encuentra el director italiano Angelo Mariani, amigo de Verdi y pareja sentimental de la Stolz. Mariani  se consagró en la década de los años sesenta del siglo XIX a dirigir las óperas de Verdi, desde  "Un ballo in maschera" al "Don Carlo"  o una reposición de "Ernani" para la que contrató a la Stolz y fue entonces cuando la conoció Verdi. Ya por entonces la relación con Giuseppina era más tirante , Verdi se había convertido en un auténtico cascarrabias que se quejaba de casi todo  haciendo que la pobre Giuseppina se desesperase en más de una ocasión. Fernando Argenta recoge una entrada del diario de Giuseppina correspondiente al mes de enero de 1868 donde se maravilla de que aquel día Verdi no ha tenido motivos para quejarse: 
"Jugamos al billar como casi siempre estos últimos días.Él se ocupó en trabajos de carpintería  y cerrajería y tocó el piano. ¡No encontró nada para quejarse o protestar!¡Dios mío! ¡Sería tan fácil sentirse feliz cuando uno goza de buena salud y tiene un poco de dinero! ¿Por qué no se comporta siempre así, en lugar de buscar defectos  a lo que yo hago puesto que lo que yo hago  es siempre con una sola intención?¡Que su vida sea cómoda, agradable y serena!" 
No se si es cierto o no que en toda relación siempre hay alguien que ama más que el otro, pero sin duda era muy difícil superar el amor que Giuseppina sentía por Verdi    
(Imagen procedente de http://www.scalarchives.com/)



Entre tanto, el 13 de noviembre de 1868 fallece uno de los grandes compositores de ópera del siglo XIX, Gioachino Rossini (1792-1868) y se encarga a varios compositores, italianos, entre ellos Verdi, que colaboren para componer un Réquiem  en su honor  que sería dirigido por  Mariani, el director amigo de Verdi. Sin embargo, el proyecto no pudo salir adelante debido a la falta de cantantes y de coro, ya que la participación era gratuita  y no estaban interesados en ofrecer su voz gratis.Parece que Verdi culpó en cierto modo a Mariani del fracaso  y a partir de ahí se deterioró su amistad  aunque también pudo haber otros motivos de índole sentimental como veremos un poco más adelante. . Ese mismo año se inauguraba en Busseto el Teatro Giuseppe Verdi en honor del compositor, pero Verdi en ningún momento quiso saber nada del teatro y ni siquiera compuso algo para su inauguración . Cuando abre sus puertas  el 15 de agosto de 1868 con las reposiciones de "Rigoletto" y "Un ballo in maschera". Parece que Verdi no olvidaba  las críticas  y el vacío que  Giuseppina había sufrido  por parte de los habitantes de Busseto en los primeros años que estuvo allí. Ya en 1869  Verdi recibirá un nuevo encargo para escribir una ópera , en este caso no procedente de algún teatro de ópera europeo , sino de Ismail Pachá (1830-1895), virrey de Egipto, que deseaba que Verdi compusiera una ópera para celebrar la inauguración de una de las grandes obras de ingeniería del siglo XIX, el Canal de Suez que comunicaría el Mediterráneo con el Mar Rojo . Al menos eso es lo que se ha repetido en muchas ocasiones, porque parece que en realidad no fue así y a Verdi le llegó una síntesis del argumento de Aida en 1870, cuando ya se había inaugurado el Canal de Suez. El Teatro del Jedive se había inaugurado con una representación de Rigoletto y debió impresionar tanto a Ismail Pachá  que   aunque el compositor italiano no parecía muy interesado siguió insistiendo para que compusiera una obra para su teatro   aunque también se dirigió a uno de los grandes rivales, en realidad al rival por antonomasia de Verdi, el alemán Richard Wagner (1813-1883). Finalmente, a manos de Verdi llega una historia escrita por el  egiptólogo francés Auguste Mariette (1821-1881) que capta la atención de Verdi que en junio de 1870 decide aceptar el encargo a lo que también ayudaron los 150.000 francos que puso sobre la mesa Ismail Pachá. Mientras trabaja en la nueva ópera, que llevará el título de "Aida" , estalla la guerra entre Francia y Prusia  que se prolongará entre junio de 1870 y mayo de 1971, por lo que el estreno de Aida queda aplazado.

ARIA "CELESTE AIDA" Y EL GLORIA A EGIPTO Y MARCHA TRIUNFAL DE LA ÓPERA AIDA 

Ambientada en un momento indeterminado del Antiguo Egipto , "Aida", una de las óperas más célebres de Giuseppe Verdi, nos cuenta  un drama amoroso. Aida es una princesa etíope que después de ser capturada por el ejército egipcio es llevada  como esclava a Egipto donde se enamorará de ella el general Radamés del que a su vez está enamorada la hija del faraón, Amneris. Radamés se verá dividido entre su amor por Aida y su lealtad al faraón , un triángulo amoroso que desencadenará la tragedia. Aquí os traigo dos de sus fragmentos más conocidos, el aria "Celeste Aida" que canta  Radamés en el primer acto , donde por un lado  declara su esperanza de obtener la victoria en la batalla y convertirse en comandante militar, y por otra muestra su amor por Aida, "la Celeste Aida"  que da título al aria , y su deseo de "ergerti un trono vicino al sole" (erigirte un trono cercano al sol)para su amada princesa. Aquí está interpretado por el tenor Luciano Pavarotti acompañado por la orquesta de la Ópera de San Francisco. La otra es el Gloria a Egipto y la Marcha Triunfal , quizás el fragmento más conocido por todos , que se interpreta en el segundo acto cuando la ciudad de Tebas recibe al victorioso Radamés  en una de las escenas más espectaculares que se pueden encontrar en el mundo de la ópera. 








Tras el final de la guerra entre Francia y Prusia, que concluye con la derrota francesa que provoca que el emperador Napoleón III sea derrocado, estableciéndose la República en Francia  y perdiendo así el papa Pío IX  el apoyo francés que hasta ahora había permitió que Roma conservara su independencia bajo soberanía papal,  sería ahora incorporada al resto de Italia. Por fin, el 24 de diciembre de 1871 se estrenaba en el Teatro del Jedive en El Cairo, "Aida", con los decorados y el vestuario supervisados por el propio Mariette. El estreno sería un gran éxito , aunque Verdi no estuvo presente para verlo. Si lo estaría dos meses después cuando fue estrenada  el 8 de febrero de 1872 en La Scalla de Milán con la soprano checa  Teresa Stolz (1834-1902) en el papel protagonista. La ópera se convertiría casi de forma inmediata  en una de las más conocidas y representadas de Verdi, pero vamos a detenernos un momento en Teresa Stolz. La soprano se había establecido en Milán en 1864 y era pareja de Angelo Mariani, el director de orquesta que había sido amigo de Verdi aunque ahora su relación ya no era buena. La Stolz ya había estado presente en el estreno de "La Forza del destino" y Verdi volvía a mostrar de nuevo su preferencia por ella al elegirla para el estreno de "Aida". Pero parece que la admiración por la  Stolz era en Verdi algo más que  la admiración causada por su voz. El caso es que en 1872  Stolz y Mariani ya han roto. Mariani moriría cuatro años más tarde víctima de un cáncer de vejiga. Los rumores sobre una relación entre  la soprano y  un Verdi que ya frisa los sesenta años se extienden y cuando le preguntan a Mariani al respecto responde "Todo lo que diré es que si los rumores que hay acerca de él  y otra persona que también me trató mal, fuesen ciertos, ambos merecerían el desprecio" ¿Había una relación entre ambos? No lo sabemos, aunque Fernando Argenta subraya la intensa correspondencia entre ambos, que llevará a Giuseppina a escribir con cierta ironía  "¡Dieciséis cartas!¡Y en tan poco tiempo!¡Que actividad!"

Fotografía  del director de orquesta Angelo Mariani(1821-1873) que obtuvo sus primeros grandes éxitos como director precisamente  dirigiendo óperas de Verdi, "I due Foscari" en 1846 y un año después el "Nabucco". Ya al comienzo de la década de 1850 fue nombrado director del Teatro Carlo Felice de Génova y en esta ciudad pasaría buena parte del resto de su vida. Fue en 1853 cuando conoció a Verdi en persona y casi de forma inmediata  nació entre ellos una estrecha amistad  que se mantendría hasta 1868, cuando Verdi le requiere para dirigir el Réquiem que está preparando en homenaje a Rossini junto a otros compositores. Pero los problemas que rodearon al proyecto , que finalmente fue suspendido, hizo que la amistad entre Verdi y Mariani comenzara a agriarse . Mariani tenía como pareja sentimental a la soprano Teresa Stolz , que a su vez era la cantante favorita de Verdi que la escogió expresamente para el estreno de Aida y cuando surgieron los rumores de que entre el compositor y la cantante había más que una relación  profesional y de mutua admiración.Fue por entonces, en 1871  cuando la Stolz deja a Mariani  al que escribe ésta nota:
"Yo quiero que en el futuro no exista otro vínculo que el de una sencilla amistad entre camaradas del arte"
Verdi y Mariani se distanciaron definitivamente  , más todavía cuando Mariani dirige en noviembre de 1871 el estreno de la ópera "Lohengrin" de Ricahrd Wagner, el gran rival de Verdi, en el Teatro Comunale de Bolonia  y un año más tarde hará hará lo propio con "Tänhauser"  Para entonces ya sufría  los padecimientos de un cáncer de vejiga que acabaría con su vida  el 13 de junio de 1873 en Génova.
(Imagen procedente de www.musicaprogetto.org)





Entre 1871 y 1873 Verdi estará ocupado preparando las representaciones de "Aida" en Milán, Nápoles o  Parma. En 1872  Verdi viajó con Giuseppina a Nápoles donde  se iba a estrenar "Aida" con  Teresa Stolz como protagonista , pero cae enferma y el estreno tendrá que retrasarse por espacio de cinco meses ,tiempo que Verdi aprovecha para componer su única obra de música de cámara, el Cuarteto para cuerda en mi menor   que completará en 1873. Después del estreno de "Aida" en Nápoles , los Verdi regresan a Sant´ Agata, cuando llega la noticia de la muerte el 22 de mayo de 1873  del poeta y escritor italiano Alejandro Manzoni (1785-1873) , autor de una de las obras más importantes de la literatura italiana del siglo XIX, "Los novios". Verdi era un gran admirador de Manzoni con el que además compartía su lucha por la independencia y la unidad de Italia. Retomando lo que ya había compuesto para el fallido proyecto de Réquiem para Rossini ,  Verdi se pone a la tarea de componer un Requiem completo. En ello estaba cuando  unos meses después recibe la noticia de otra muerte, la de un antiguo amigo que había dejado de serlo, el director de orquesta Angelo Mariani. Mariani había sido la anterior pareja de Teresa Stolz  y también el director del estreno de la ópera "Don Carlo"  de Verdi. Ya sabemos que el fracaso del proyecto del Réquiem dedicado a Rossini  que nunca llegó a ser culminado había erosionado la amistad de los dos hombres, aunque también ayudó a ello  la estrecha relación que mantenían la Stolz y Verdi  y  a lo que luego se unió que Mariani fuera el director de los estrenos de "Lohengrin"· y "Tannhäuser" del gran rival de Verdi, Richard Wagner, lo que sin duda no gustaría al compositor de Busseto. Escribe Fernando Argenta que los últimos meses en la vida de Mariani , afectado por un cáncer de vejiga, fueron muy duros "Murió solo, presa de increíbles dolores, sin el consuelo de un amigo  a su lado " y  nos cuenta que cuando le comunicaron la noticia de su fallecimiento a Verdi  éste se limitó a decir "¡Qué desgracia para el arte!" 

LACRYMOSA DEL REQUIEM DE VERDI 

El Réquiem, nombre en latín de la Misa de Difuntos, es uno de los frutos de la extraordinaria etapa de la madurez de Verdi junto a sus últimas óperas, "Aida,",  "Otelo" y Falstaff". He escogido el "Lacrimosa", integrado dentro del segundo movimiento "Dies Irae" de los siete que constituyen el Réquiem, pero lo ideal es escucharlo completo porque es una de sus obras más bellas . Esta es una versión dirigida por Daniel Barenboim (1942)  al frente de la orquesta y los coros de La Scala de Milán. 






Verdi completa su Réquiem que se estrenará  el 22 de mayo en la Iglesia de San Marcos de Milán  y a continuación, ya en 1875, emprenderá  una gira por Europa para presentarlo y lo hará en compañía de ¿quién si no? Teresa Stolz . El propio Verdi dirige la obra en París, Londres,Viena o Colonia mientras que alguna prensa en Italia se sigue haciendo eco de los rumores acerca de la naturaleza de la relación existente entre Teresa Stolz y el ya maduro compositor . Entre esos artículos se encontraba una serie de cinco artículos publicados en días sucesivos por el periódico florentino "Il Pungolo"  en los que se insinuaba  que entre Verdi y ella había mucho más que una gran amistad  se encuentra éste citado por Fernando Argenta donde realmente ya no se insinúa, sino que se da a entender que la relación entre ambos es un hecho . El periodista , en la más pura tradición de la prensa rosa y amarilla, relata, sin aportar ninguna prueba, un encuentro de ambos en un hotel de Milán "Ya en la habitación, la pareja enamorada se extendió, o , más bien, no se extendió sino que se acomodó , se instaló confortablemente en un blando sofá , y allí empezó una batalla de amor. en el calor de la lucha Verdi perdió su billetera" Talmente pareciera que el periodista hubiera contemplado con sus ojos esta "batalla de amor", cosa que él mismo reconoció no haber hecho. En todo caso  el escándalo estaba servido  y Teresa Stolz se apresuró en escribir a Giuseppina acerca del contenido de aquel artículo antes de que se enterara por otros medios y mostrando su escándalo por aquella ristra de mentiras. Se conserva la carta que Giuseppina escribió a la Stolz donde , con elegancia e inteligencia, restó importancia a aquel artículo "Que usted nos ama -escribe Giuseppina a la Stolz - lo sé, o más bien lo sabemos, lo creemos, nos complace creerlo y confiamos en que usted nunca  se sentirá decepcionada. Que la amamos, usted lo sabe, lo cree, se complace  en creerlo y puede tener  la certeza de que hacia usted adoptaremos la misma actitud mientras vivamos."  y más adelante añade "nunca nos parece excesivo  el tiempo que nos acompaña mientras usted y nosotros continuemos  siendo corazones sinceros y fieles" Como bien advierte Fernando Argenta " Aunque Giuseppina debía estar sufriendo mucho, sabía que lo más prudente  era dejar hacer, dejar pasar"


Fotografía de la soprano checa Teresa Stolz , la cantante favorita de Verdi . La naturaleza de la relación que mantuvieron ambos todavía hoy  es objeto de debate . En aquellos años la prensa alimentaba los rumores de una relación amorosa entre ambos, ya sabéis que el morbo siempre ha vendido periódicos, revistas y ha incrementado audiencias.. Aunque Giuseppina nunca mostró en público sus sentimientos sobre aquellos rumores, Fernando Argenta  recoge el borrador de una carta que Giuseppina nunca llegaría a enviar a Verdi y donde se quejaba del exceso de atenciones de Verdi para la Stolz , a la que al parecer apenas podía pasar un día sin ver. Escribía Giuseppina :
"No me pareció un día apropiado para tu visita a una dama(la dama en cuestión es la Stolz) que no es tu esposa, tu hija o tu hermana y la observación se me escapó. Comprendí inmediatamente que te había irritado. Tu irritación me hiere, pues, como la dama no está enferma  ni próxima a ofrecer una representación, me parecía que podías pasar venticuatro horas  sin verla, sobre todo porque yo misma me tomé la molestia de subir a su cuarto para preguntar por ella y te lo dije apenas regresé No sé si hay o no hay algo en eso. Sí se que desde 1872 hubo de tu parte febriles  períodos de asiduidad y atenciones que  para una mujer no pueden ser más halagadoras. Si hay algo en ello , si encuentras tan seductora a esta dama muéstrate franco  y dilo sin humillarme  con estas deferencias excesivas. Si en eso no hay nada , muéstrate más sereno en tus atenciones, no te agites tanto , muéstrate natural y menos exclusivo" 
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org


Fuera cual fuese la naturaleza de la relación que mantuvieron Verdi y la Stolz, amorosa o sencillamente de amistad y mutua admiración, las aguas terminarían volviendo a su cauce y Teresa Stolz se convertiría en una amiga íntima del ya anciano matrimonio hasta el final de sus días. Los años pasan y la mayoría da ya por terminada la carrera musical de Verdi cuando sorprende a todos con una nueva ópera en 1887 casi dieciséis años después del estreno de "Aida". En realidad Verdi había dado por terminada su carrera como compositor de óperas, pero otros pensaban que lo que estaba haciendo era desperdiciar su talento. Se trama una especie de conjura entre el editor de las obras de Verdi, Giulio Ricordi (1842-1912) y uno de los mejores amigos del compositor , el director de orquesta y también compositor Franco Faccio (1840-1891), para convencer a Verdi de componer una ópera más y para ello le proponen una obra de uno de los escritores que más admiraba Verdi, el "Otelo" de William Shakespeare (1564-1616) y como libretista le sugieren al poeta , escritor y compositor Arrigo Boito, el autor de la letra del "Himno de la nación" al que luego Verdi puso la música para la Exposición Mundial de 1862 , como ya vimos, y el mismo autor de una ópera , "Mefistófeles", estrenada en 1868, siguiendo en lo musical el camino trazado por Wagner, que dejaba atrás la tradicional división de las óperas en diferentes números separados entre sí, coros, duos, arias, para tratar de hacer que toda la representación fluyera como si fuera una sinfonía. Al parecer fue durante una cena en el verano de 1879 cuando Verdi comenzó a dar su brazo a torcer . Unos días después de aquella cena, se concertó una entrevista entre Verdi y Boito y el proyecto se puso en marcha aunque se prolongará  durante ocho años en los que Verdi también trabaja en las revisiones de dos de sus óperas, "Simon Boccanegra" y "Don Carlo" . Poco a poco se fueron filtrando rumores de que Verdi se hallaba trabajando en una nueva ópera y creció la expectación de teatros de ópera y directores para ser los primeros en representarla, pero desde el principio Verdi ya había elegido a La Scalla de Milán como escenario y a su amigo Franco Faccio como director. Finalmente, "Otelo" se estrenaba en La Scala el 5 de febrero de 1887 obteniendo un éxito inmediato y no tardó en representarse en teatros de ópera de toda Europa y América. 


Fotografía tomada en 1892 con Verdi y Arrigo Boito cuando estaban trabajando juntos en la que iba a convertirse en la última ópera de Verdi, "Falstaff". En estos años, mientras la salud de Giuseppina comenzaba a declinar , Verdi todavía conservaba  el vigor juvenil que le acompañó la mayor parte de su larga vida.  Fernando Argenta recoge esta descripción de uno de los amigos de la pareja  hacia 1896 
"Ella camina con dificultad , inclinada y apoyándose  e el brazo de Verdi. Aun así, todavía queda algo de su antigua belleza. En cambio él, ¡cuánto vigor  tiene para tratarse de un hombre de ochenta y tres años ! Tiene una cabellera blanca  que, unida a su barba, forma una especie de aureola. Se mantiene erguido, camina nerviosamente  y se vuelve con facilidad , habla deprisa, puede recordar hechos, fechas y nombres , y formula claramente sus ideas acerca del arte" 
(Imagen procedente de https://it.wikipedia.org)


Con setenta y cuatro años parecía que aquella sería la última ópera de nuestro protagonista, pero ahora era el propio Verdi el que no quería cerrar con un drama su producción operística y se puso a trabajar en una comedia, un género que no había vuelto a tocar desde su fracasada segunda ópera "Un giorno di regno", aquella que estreno en 1840 apenas unos meses después de la muerte de su esposa Margherita Barezzi, lo que le había conducido a tomar la decisión de abandonar la música. Cincuenta años después Verdi se puso a trabajar en una ópera basada en otro personaje creado por Shakespeare, John Falstaff, que aparece en "Las alegres comadres de Windsor" y en "Enrique IV". Verdi tenía ganas de escribir algo cómico y como el mismo decía "después de haber masacrado despiadadamente a tantos héroes y heroínas, por lo menos tengo el derecho de reír un poco" Comienza a trabajar en secreto en la obra contando de nuevo como libretista con Arrigo Boito, al que escribe en una carta su decisión de ponerse a trabajar en la composición de la obra  aun siendo consciente de los impedimentos que su ya avanzada edad podían significar para la realización del proyecto "Querido Boito - escribe Verdi - Amén ¡y así sea! Entonces...¡Hagamos Falstaff!¡No pensemos por ahora en obstáculos, en mi edad y mis achaques! Pero deseo que el asunto se mantenga en el más profundo secreto , una palabra que subrayo tres veces para indicarle que nadie debe saber una palabra del asunto"  Con el título de "Falstaff" la última ópera de Giuseppe Verdi se estrenó el 9 de febrero de 1893 en La Scala de Milán y lo haría no sólo con éxito sino sorprendiendo a los seguidores de Verdi y de la ópera tradicional tanto por su argumento cómico como por la completa ruptura con la estructura clásica de la ópera, y al igual que había hecho Wagner, Verdi elimina la habitual división en  arias, dúos, coros, tríos, recitativos que convertían a las óperas en una sucesión de compartimentos estancos   para darle una mayor unidad en la que la música fluye consiguiendo dotar a todo el conjunto una mayor naturalidad y realismo. Con más de ochenta años Verdi seguía evolucionando en su música, algo extraordinario y casi único.

LA VIDA DE VERDI (1982)

Mi primer contacto con Verdi fue a través de ésta serie   estrenada  en 1982  después de siete años de rodaje, cuando yo era todavía un niño .Es una magnífica producción, en la que participan, además de Italia, Alemania, Francia y Reino Unido . En ella se realiza un exhaustivo  recorrido por  la vida de Verdi , desde su infancia en Le Roncole hasta su muerte en Milán. Son en total 600 minutos entre los dos vídeos que recogen todos los capítulos de la serie, pero estoy seguro que si empezáis a verla os gustará por su rigor histórico y porque iremos  viendo en imágenes lo que hemos ido conociendo a lo largo de estos artículos acompañados además por grandes cantantes que ponen su voz a algunas de las arias y fragmentos de ópera más conocidos de Verdi. 





Ya no habrá más óperas, pero no significa que Verdi dejase de trabajar. Compone una obra cuyo destino es recaudar fondos para ayudar  a las víctimas del fuerte terremoto que había sufrido Calabria y Sicilia el 16 de noviembre de 1894 .Otro de sus proyectos filantrópicos fue la creación de la Casa de Reposo para los Músicos o Casa Verdi, cuya construcción comenzó en 1896 y que tenía como misión acoger a viejos músicos que al final de su vida se encontraran en una precaria situación económica. Verdi se sentía muy orgullos de haber impulsado la creación de ésta institución como lo demuestra en esta carta dirigida al escultor Giulio Monteverde (1837-1917) "De mis obras, la que más me complace es la Casa que he hecho construir en Milán para acoger a los artistas ancianos a los que la fortuna no ha favorecido o que no poseyeron de jóvenes la virtud del ahorro. Pobres y queridos compañeros de mi vida"  En enero de 1897 Giuseppina  entra en el dormitorio de Verdi y lo encuentra completamente paralizado e incapaz de hablar. Alarmada toda la casa, se disponen a llamar al médico cuando Verdi , con gran esfuerzo, consigue escribir en un papel "¡Café!". Y, en efecto, le dieron una taza de café y a los pocos minutos  se recuperó.  Siguiendo la rutina de todos los años, los Verdi pasan el verano en Sant´Agata y planean pasar el invierno en 1897 en Génova, pero antes de poder partir  Giuseppina cae enferma. Tiene una fuerte bronquitis de la que tarda tres semanas en recuperarse para luego recaer de nuevo . La diagnostican una neumonía. Después de varios días de intensa tos, el 14 de noviembre de 1897  Verdi entra en su dormitorio con una flor "Giuseppina -escribe Fernando Argenta -  le dice a Verdi  que sentía no poder olerla por culpa del resfriado" Unas horas después, a las cuatro de la tarde de aquel 14 de noviembre, Giuseppina Strepponi, la  compañera de tantos años, el apoyo infatigable de Verdi, fallecía a los ochenta y dos años de edad. En su testamento, además de pedir que su funeral fuera lo más sencillo posible, evitando música y discursos, "Llegué pobre y sin pompa  a este mundo, - escribía en sus últimas volutandes - y desearía dejarlo del mismo modo", también dejó algunas de sus mejores joyas a Teresa Stolz. 


Funeral de Verdi 26 de febrero de 1901  cuando el cuerpo de Verdi fue trasladado desde el Cementerio  Monumental de Milán a la cripta  de la Casa de Reposo para Músicos , erigida por iniciativa de Verdi y donde hoy siguen descansando sus restos.Se estima que cerca de 300.000 personas se congregaron aquel día en las calles de Milán para despedir al gran maestro de la ópera y también a uno de los símbolos de aquella joven Italia que había nacido a la independencia apenas cuarenta años antes.  Sobre su creación artística comparto las palabras de la escritora, periodista  e historiadora española Ángeles Caso, el secreto de la inmortalidad de las óperas de Verdi, lo que hace que sigamos amándolas , está en su humanidad, en su conocimiento del ser humano, de sus fortalezas y debilidades, de todo aquello que nos hace ser quienes somos
"Lo que por encima de todo distingue distingue a sus óperas - escribe Ángeles Caso- no es sólo su gigantesco talento, no únicamente su capacidad para crear belleza desde la nada , sino su profunda comprensión  de los seres humanos, a los que fue capaz de retratar como nadie con notas y armonías.Y es esa profunda  comprensión de lo humano la que hace que sus óperas sigan emocionándonos a día de hoy, la intensa compasión hacia la debilidad de sus congéneres , que le alza inevitablemente a las cimas de la creación"
Sólo me queda añadir ¡Gracias Verdi!   
(Imagen procedente de www.alamy.com)


En 1898 Verdi publica la que podría considerarse su última composición de cierta importancia las Cuatro Piezas Sacras , interpretadas por primera vez en la Ópera de París el 7 de abril de 1898. Estos últimos años los pasará Verdi cuidado por su hija adoptiva, María Cristina Filomena Verdi y , como no,por Teresa Stolz, que siempre estuvo cerca del matrimonio Verdi. En enero de 1901 Verdi se encontraba  alojado en el Grand Hotel et de Milan, como hacía de forma habitual desde 1872  por la cercanía del hotel con respecto al teatro de La Scala de Milán y tenían siempre reservada para él la habitación número 105. El 21 de enero estaba en esa habitación cuando sufrió un íctus cerebral del que ya no se recuperaría. Giuseppe Verdi, aquel pequeño al que su padre llamaba Peppino en su aldea natal de Le Roncole, uno de los grandes nombres de la música de todos los tiempos, fallecía en Milán el 27 de enero de 1901 a los ochenta y  siete años de edad. Fue enterrado en el Cementerio Monumental de Milán en una ceremonia privada. Pero apenas un mes después sería trasladado a la cripta que se encontraba en su querida Casa de Reposo para los Músicos . El país entero quedó conmovido por la muerte del gran maestro y una multitud que algunos estimaron entonces en más de 300.000 personas acompañaron a Verdi en éste  último viaje, en el que el cortejo fúnebre tuvo la compañía del "Va pensiero"  de "Nabucco" entonado por un coro de ochocientas veinte voces dirigidas por el gran director de orquesta italiano Arturo Toscanini (1867-1957). En su última ópera  , "Falstaff", el protagonista,John Falstaff, concluía la ópera  exclamando "Todo en el mundo es burla" No se si esa era la sensación que tenía Verdi al final de su vida, pero lo que si se es que su vida fue todo menos una burla, el esfuerzo continuo de un artista por superarse a sí mismo hasta el final de su existencia, ganándose, después de años de incomprensión, la admiración de toda una nación y de todos los que aman la música. En su testamento, Giuseppina  se despedía de Verdi escribiendo "Addio, mio Verdi. Como estuvimos unidos en la vida ,quiera Dios reunir nuestros espíritus en el cielo" Quiero pensar que se cumplió la última voluntad de Giuseppina.¡Viva Verdi!


Enlace con la primera parte de Giuseppe Verdi: Música y humanidad:
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/03/grandes-compositores-giuseppe-verdi.html


Enlace con la segunda  parte de Giuseppe Verdi: Música y humanidad:
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/03/grandes-compositores-giuseppe-verdi_19.html


Enlace con la tercera  parte de Giuseppe Verdi: Música y humanidad:
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/03/grandes-compositores-giuseppe-verdi_22.html

El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos