miércoles, 16 de marzo de 2016

GRANDES COMPOSITORES: GIUSEPPE VERDI: MÚSICA Y HUMANIDAD (PRIMERA PARTE)

"Sensibilidad, compasión del estado de otras personas" y "Benignidad, mansedumbre, afabilidad"l es como define  en dos de sus acepciones el Diccionario de la Lengua Española el término "humanidad" cuando nos referimos a una de las cualidades del carácter de una persona diciendo "tiene una gran humanidad". Es cierto que no todos estos rasgos los vamos a encontrar en nuestro protagonista, que no siempre fue de carácter afable  ni tampoco se caracterizaba por su mansedumbre, sino más bien por su independencia y capacidad de resiliencia frente a la adversidad, pues en un momento de su vida sufrió una sucesión de golpes terribles que pudieron haber acabado con él, o al menos con su capacidad creadora. Se sobrepuso al drama personal, a los conflictos políticos, a las modas musicales y al paso del tiempo, pues a lo largo de su dilatada existencia siempre evolucionó hasta el punto de que los expertos en música consideran que sus mejores obras las compuso precisamente en  sus años de ancianidad y todo ello sin que el éxito le transformara y sin avasallar a los demás  A ello se refiere la escritora e historiadora del arte  española Ángeles Caso(1959) en su semblanza biográfica sobre nuestro protagonista  para la revista "Historia y vida" donde  escribe "Si algo demostró a lo largo de su vida fue su inagotable capacidad para la lucha más limpia, sin utilizar  trampas ni estratagemas, pero también sin rendirse nunca, ni siquiera allí donde parecía haber alcanzado ya sus objetivos" Si hablamos de ópera y del siglo XIX, que fue el siglo de oro de éste género musical  pues fue el tiempo en el que se  reunieron los compositores de ópera más conocidos y  cuyas obras siguen configurando el grueso de las representaciones operísticas de nuestros días, sobresalen dos nombres, dos colosos y dos conceptos diferentes de concebir la ópera, el alemán Richard Wagner(1813-1883) y quien va a ser el protagonista de ésta historia y de quien os he estado hablando hasta ahora ocultando su nombre, Giuseppe Verdi(1813-1901)


Dibujo de Giuseppe Verdi de 1836 cuando el compositor se acababa de casar y tenía veintitrés años , realizado por  el pintor Stefano Barezzi (1789-1859) , nacido en Busseto , donde entonces vivía Verdi . Esta primera parte de su historia  se centrará en sus años de infancia y primera juventud que se repartieron entre su pueblo natal, la pequeña aldea de Le Roncole, en el Ducado de Parma, donde vivió hasta los diez años , y la cercana Busseto, a unos cinco kilómetros de Le Roncole, donde viviría los siguientes ocho años y donde obtuvo su primera formación musical antes de marchar  con dieciocho años a Milán para tratar de ingresar en el Conservatorio de la ciudad.  Incluso si se hubiera quedado allí ya habría sido un largo camino par un niño nacido en una pequeña aldea, pero su destino era convertirse en uno de los más grandes compositores de ópera de toda la historia .
(Imagen procedente de   https://it.wikipedia.org




Por el Mentidero han pasado ya muchos de esos grandes compositores, todos grandes genios de la música, pero no todos ellos grandes personas, pues talento y humanidad no tienen porque  ir de la mano, pero hay casos como Johann Sebastian Bach (1685-1750) o Franz Joseph Haydn(1732-1809) donde  a la admiración por su música  se une la simpatía por su persona, por su forma de ser, y eso es lo que me sucede con Verdi. Por eso he completado el título de éste artículo "música y humanidad" porque es lo que me sugiere su vida y su obra . Una obra que es tan universal que incluso alguien que no esté interesado en la ópera seguro que reconocerá fragmentos de alguna de sus composiciones como la Marcha Triunfal de Aida, el Coro de Esclavos de Nabucco, el Brindis de la Traviata, el Coro de Gitanos de Il Trovatore o La Donna e Mobile del Rigoletto. Incluso aunque no conozcamos la letra, el nombre de la ópera, del aria o del cantante seguro que terminaremos tarareándolas como si fuera un éxito de la música de nuestros días. Hay muchos grandes compositores de ópera, pero creo que no es posible hablar de ópera sin hacerlo de Verdi , el honesto, el constante, el trabajador , el infatigable y, para mi, el buen hombre que fue Giuseppe Verdi. Pero hora es ya de comenzar su historia y para ello vamos a viajar a tierras italianas, al Ducado de Parma, en el norte de Italia, junto a la frontera con Francia.. El ducado había sido creado en  1545, año en que Pedro Luis Farnesio (1503-1547) fue investido como primer duque de Parma por su padre , el papa Paulo III (1468-1549), no os sorprendáis pues era más habitual que lo que solemos pensar el que los papas tuvieran hijos,  y a lo largo de los dos siglos siguientes Parma permanecería bajo el dominio de la Casa Farnesio hasta la muerte en 1731  sin descendencia del duque Antonio Farnesio (1679-1731) .


Mapa de Italia  en 1796 , antes de que  Napoleón Bonaparte redibujará a partir de 1800 todo el mapa de los diferentes  estados italianos . En el caso del Ducado de Parma , que podemos ver en el mapa entre el Reino de Cerdeña, el ducado de Milán y la República de Génova, quedaría incorporada al Imperio Francés entre 1802 y 1814  año en que su soberanía pasó a la segunda esposa de Napoleón Bonaparte, . Cuando Verdi nació en la noche del 9 al 10 de octubre de 1813 , el ducado de Parma era todavía territorio francés y por eso fue registrado en Busseto  con su nombre traducido al francés Joseph Fortunin François Verdi
(Imagen procedente de    https://es.wikipedia.org)


A continuación el ducado pasaría primero a manos de los Borbones, ya que el rey Felipe V de España (1683-1746), primer Borbón en el trono español, hizo valer los derechos de su esposa, Isabel de Farnesio(1692-1766), sobrina del fallecido duque  Antonio Farnesio, y más tarde formó parte de las posesiones de la Casa Habsburgo que reinaba en el Sacro Impero Romano Germánico para terminar de nuevo regresando a manos de los borbones españoles. Así entramos en el siglo XIX cuando el rey de España Carlos IV (1748-1819) mantiene una alianza con Francia, gobernada por el emperador Napoleón I Bonaparte (1769-1821). En el año 1800 los ejércitos franceses habían derrotado a las tropas del Sacro Imperio Romano Germánico en una serie de batallas libradas en el Norte de Italia. En lo que ahora nos interesa, el ducado de Parma pasó a estar a partir de 1802  bajo soberanía francesa y así se mantendría hasta  el año 1814, doce años en los que perdió temporalmente su independencia.  Esta es la situación en el año 1813 , con los ejércitos napoleónicos dominando todavía gran parte de Europa,  cuando viajamos hasta una pequeña aldea del ducado de Parma , Le Roncole, situado a unos 140 kilómetros de Milán, donde viven  el matrimonio formado por  Carlo Giuseppe Verdi (1784-1867) y Luigia Uttini (1787-1851).  El escritor, periodista y músico español Fernando Argenta (1945-2013), cuya obra "Los clásicos también pecan. La vida íntima de los grandes músicos"  nos acompañará con frecuencia a lo largo de esta historia,  nos cuenta sobre este matrimonio que  Carlo era "un mesonero  analfabeto" mientras  que Luigia  "era una joven hilandera" y "ambos residían en una vivienda  que servía a la vez de taberna y de tienda"  La taberna la había heredado Carlo de su padre, Giuseppe Antonio Verdi (1744-1798) y gracias a ella vivían junto a los ingresos que obtenía de la venta de los productos  cultivados en los huertos que eran de su propiedad. 


Fotografía de la Casa Natal de Giuseppe Verdi en  Le Roncole. En 1781 el abuelo de Giuseppe Verdi, Giuseppe Antonio Verdi, había alquilado la casa , que entonces se hallaba casi en ruinas,  para adaptar la planta baja como mesón o taberna y el piso superior para que sirviera de residencia familiar. A su muerte en 1798 fue su hijo Carlo el que heredó la casa y la mantuvo en su doble función de mesón y residencia familiar y sería aquí donde nació Verdi el 10 de octubre de 1813. Convertido hoy en Museo también ha sido declarado Monumento Nacional de Italia.
(Imagen procedente de mapio.net)


Fue en la noche entre el 9 y el 10 de octubre de 1813 cuando el joven matrimonio tuvo a su primer hijo  al que registraron el día once en la iglesia de San Miguel Arcángel de Le Roncole  con el nombre de Giuseppe Francesco Fortunino. Pero Le Roncole era apenas una aldea dependiente de otra localidad mayor, la cercana Busseto, donde fue registrado unos días después con el mismo nombre pero en su versión francesa, Joseph Fortunin François Verdi, pues no olvidemos que desde 1802 las tierras del ducado de Parma se hallaban bajo soberanía francesa.  Aunque las cosas en aquel momento  ya se estaban torciendo para los intereses de Napoleón después de su fracasado intento de invadir Rusia en 1812 . Ese mismo año se había formado la llamada Sexta Coalición  formada por  la propia Rusia además de Austria, Prusia, Suecia, Reino Unido, España, Portugal, Reino de Sicilia, Piamonte, y a la que posteriormente se añadirían los reinos alemanes de  Sajonia,  Baviera y  Württemberg que después de ser aliados de Napoleón  se pasaron al bando de sus enemigos cuando los franceses fueron derrotados en la batalla de Leipzig librada entre el 16 y el 19 de octubre de 1813 . El ejército francés  contaba con cerca de doscientos mil efectivos por unos trescientos sesenta y cinco mil  de la Coalición y aunque las tropas franceses consiguen  contener por un tiempo el empuje de sus enemigos, su superioridad numérica finalmente  haría abandonar a las tropas francesas el campo de batalla tras tres días de encarnizados combates. Durante la batalla Napoleón había perdido alrededor de setenta y tres mil hombres  mientras que el ejército de la  alianza perdió unos cincuenta y cuatro mil efectivos. Napoleón pierde a sus últimos aliados, Dinamarca y Nápoles, y se ve forzado a replegarse al sur del Rin mientras las tropas de la coalición entran en territorio francés.


Horace Vernet - La Barrière de Clichy.jpg
"Defensa de Clichy durante la batalla de París " del pintor francés Horace Vernet (1789-1863) que recoge un momento de la defensa de París el 30 de marzo de 1814  cuando la ciudad estaba rodeada por tropas rusas, austriacas y prusianas. Un día después, el 31 de marzo, Francia capitulaba , Napoleón presentaría su abdicación  y terminaban las guerras napoleónicas y el Imperio creado por Bonaparte, aunque Napoleón  volvería a recuperar el poder  por un breve período de tiempo , los llamados 100 días,  cuando regresó de su exilio en la isla de Elba para volver a ponerse al frente de Francia . Se prolongó desde el 20 de marzo de 1815, cuando desembarcó en Francia procedente de Elba y concluye el 28 de junio , cuando de nuevo abandonar el poder tras su derrota definitiva en la batalla de Waterloo el 18 de junio. Napoleón sería confinado en la isla de Santa Elena donde moriría en 1821. En cuanto al ducado de Parma  sería gobernado por la segunda esposa de Napoleón, María Luisa de Habsburgo  hasta su muerte en 1847
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org





Apenas medio año después , el 30 de marzo de 1814  las tropas de la Sexta Coalición entraban en París , Napoleón abdica  y el gobierno provisional ofrece la corona de Francia  a Luis XVIII(1755-1824) hermano de Luis XVI (1754-1793), que había perdido literalmente la cabeza durante la Revolución Francesa. En lo que atañe a los Verdi, el avance de las tropas de la Coalición  produjo  una gran inestabilidad porque aunque Le Roncole estaba alejado de los lugares donde se libraban los combates decisivos si  tenían que sufrir las incursiones de grupos de soldados de uno y otro bando que saqueaban las poblaciones en busca de alimentos y de todo aquello que pudieran requisar, Escribe Argenta como a los pocos meses del nacimiento de Giuseppe Verdi  "la joven Luigia tuvo que refugiarse con su bebé  en el campanario de la iglesia de Le Roncole para esconderse de unos soldados rusos  que lo saqueaban todo matando a diestro y siniestro"  Si la hubieran encontrado  hoy  yo no estaría escribiendo sobre el gran compositor  Giuseppe Verdi y el mundo habría perdido algunas de las óperas más celebres y hermosas de la historia. de la música. Pero por fortuna los Verdi  salieron ilesos . El 11 de abril de 1814 se firmaba el Tratado de Fontainebleau entre Francia y las potencias integrantes de la Sexta Coalición en virtud de la cual el Ducado de Parma pasaba a manos de la segunda  esposa de Napoleón, María Luisa de Habsburgo Lorena (1791-1847) con la posibilidad de que a su muerte lo heredase el hijo de Napoleón y ella, Napoleón II Bonaparte (1811-1832), aunque durante el Congreso de Viena donde se dibujó el mapa de Europa posterior a las guerras napoleónicas, se estableció que una vez que muriera  María Luisa de Habsburgo el ducado de Parma volvería a manos de la Casa de Borbón. El caso es que el Ducado de Parma recuperaba su independencia 



La parroquia de San Miguel Arcángel (San Michele Arcangelo) en Le Roncole, la aldea natal de Verdi. En esta iglesia Verdi fue monaguillo y  cuando tenía nueve años se convirtió en su organista y en un orgullo para la aldea.
(Imagen procedente de https://it.wikipedia.org)   



En 1816 los Verdi tienen  un segundo hijo, en este caso una niña, Giuseppa  Francesca Verdi (1816-1833) que, por desgracia, nacería con una discapacidad intelectual  lo que haría que la situación económica de la familia se resintiera  pues la nueva hija  requería de más cuidados   En estos años, según nos cuenta Argenta, el pequeño Giuseppe, al que en familia le llamaban cariñosamente Peppino, tiene que ayudar a sus padres en la taberna y en el huerto  pero hay un episodio que casi recuerda a la historia del flautista de Hamelin y que mostraba los primeros indicios del talento natural del pequeño para la música "Un día pasó por Le Roncole  un violinista ambulante llamado Bagasset  y el pequeño Giuseppe  quedó completamente embrujado y comenzó a seguirlo , teniendo que que hacer esfuerzos para que regresara a casa y dejara de escuchar al músico" Ya en 1820  nuestro Peppino comienza a recibir sus primeras clases impartidas por el párroco del pueblo al que además ayudará como monaguillo y fue en misa ejerciendo como monaguillo  donde escucharía por primera vez el sonido del órgano  "Verdi - escribe Argenta - quedó petrificado, absorto hasta tal punto que olvidó por completo pasar el agua y el vino de la Eucaristía al sacerdote . Los feligreses se dieron cuenta de lo que pasaba y comenzaron a murmurar  y algunos se rieron abiertamente  hasta que el cura, furioso , arreó tal patada a Peppino, que cayó del altar escaleras abajo"  ¿Sería ese el comienzo de las malas relaciones que Verdi mantendría a lo largo de su vida con la Iglesia?Argenta cree que podría ser, pero no lo sabemos pero lo que si sabemos es  que aquel pequeño ya tenía una relación muy especial con la música. Sin embargo, ¿qué posibilidades tendría aquel niño casi sin instrucción y viviendo en una pequeña aldea perdida en el norte de Italia de emprender unos estudios musicales? El sentido común nos diría que nulas. 


Esta es la espineta que Carlo regaló a su hijo Giuseppe Verdi cuando era todavía un niño pequeño  después de advertir el amor a la música que sentía  Peppino  y que hoy se conserva en la Casa di Riposo per Musicisti  en Milán, una institución creada por el propio Verdi para los músicos retirados que carecían de medios con el fin de que tuvieran una vejez digna  . Verdi no se separó de aquella espineta, que fue su primer contacto directo con la música y con la que aprendió a tocar,  hasta el día de su muerte. Uno de los vecinos, llamado Stefano Cavaletti, fue el encargado de restaurar la vieja espina antes de que Carlo se la regalara a su hijo Giuseppe. Mucho tiempo después Verdi descubrió una nota que Cavaletti había dejado en el interior de la espineta y donde se leía 
"Yo, Stefano Cavaletti, reparé y revestí con cuero estas teclas y ajusté los pedales , y todo lo hice como regalo, y también reparé gratuitamente dichas teclas en vista de la excelente disposición que el pequeño Giuseppe Verdi muestra para aprender a tocar este instrumento, lo cual es para mí satisfacción suficiente"  
(Imagen procedente de www.yelp.it )


Sin embargo Carlo, el padre de Peppino, advirtiendo la fascinación que la música ejercía sobre su hijo, le compró  una vieja espineta. La espineta era un antiguo instrumento de cuerdas que había conocido sus años de esplendor en los siglos XVI y XVII pero que ya en el siglo XIX estaba quedando en desuso desplazado por el piano,  pero al pequeño Verdi  le haría una ilusión difícil de describir y conservaría aquel instrumento durante toda su larga vida  Pero para utilizarla era necesario que aprendiera los primeros rudimentos musicales y su padre  habló con  Pietro Baistrocchi(hacia 1743-1823) , maestro local, canónigo y organista de la iglesia de Le Roncole  para que le diera sus primeras lecciones musicales. Eso pudo producirse alrededor de 1820, cuando el pequeño Peppino tenia siete años de edad . Baistrocchi no era un virtuoso musical y su pequeño alumno era un talento natural por lo que al poco tiempo ya no tenía nada que enseñarle. Tan rápido fue su aprendizaje que en 1822, Peppino, al que a partir de ahora llamaré ya Verdi, sustituye a Baistrocchi como el organista de la iglesia de Le Roncole ¡con solo nueve años de edad!  Pero en la pequeña aldea natal de  Verdi ya no podía aprender más y él sentía la  necesidad de seguir avanzando y sólo había un lugar posible donde hacerlo , la cercana Busseto de la que  dependía Le Roncole.  Una vez más su padre , Carlo, se pondrá en marcha para ver que se puede hacer y se entrevista con Antonio Barezzi (1787-1867), un hombre de negocios que era dueño de un gran almacén en la localidad, al que Carlo conocía porque era  Antonio el que le  vendía a Carlo los suministros para su mesón. Pero además  Antonio era también el gran animador de la vida cultural en la localidad, impulsó la fundación de la Sociedad Filarmónica Bussetana en 1816  además de ser él mismo un interprete de flauta aficionado . Carlo llegó a un acuerdo con Barezzi y cuando Verdi cumplía diez años de edad en octubre de 1823  dejaba Le Roncole para establecerse en Busseto, una nueva etapa en la todavía corta vida de Verdi que iba acompañado por su querida espineta, aunque seguirá regresando los domingos a Le Roncole, que se hallaba a cinco kilómetros de distancia,  para interpretar obras al órgano durante las misas en la iglesia de la localidad.


Retrato de Antonio Barezzi(1787-1867) realizado postumamente en 1877,diez años después de la muerte de Barezzi,  por el pintor italiano A. Ghisi, artista del que no he podido encontrar más datos. Esa obra   fue propiedad  de Giuseppe Verdi  lo tenía   sobre su pianoforte  como homenaje al hombre que fue su protector y también su suegro . Apoyó a Verdi a lo largo de toda su vida, tanto económicamente como animándole en los malos momentos . Barezzi era , además del dueño de una gran tienda de mercancías  donde compraba  productos para su mesón el padre de Giuseppe Verdi, el gran animador de la vida cultural de Busetto y un amante de la música que supo reconocer el talento singular de aquel niño de diez años que en 1823 dejaba su aldea natal para establecerse en lo que para él debía ser entonces casi como una gran ciudad . Así describe Fernando Argenta la llegada de aquel niño a Busseto  en el mes de octubre de 1823, con diez años recién cumplidos
"Un día del mes de octubre de 1832, Peppino llegó a la casa del zapatero de Busseto montado en un carro encima de sus pocas pertenencias , entre las que estaba la espineta que le había regalado su padre"
(Imagen procedente de   https://it.wikipedia.org


Durante los próximos ocho  años  Giuseppe Verdi vivirá en Busseto , que en aquel momento contaba con unos dos mil habitantes y que , comparado  con Le Roncole, tenía una intensa vida cultural  gracias a la existencia de una biblioteca , del conservatorio musical y de la ya mencionada orquesta creada siete años antes gracias a Barezzi. Verdi se aloja en la casa de un zapatero local llamado Pugnatta, con el que mantuvo una relación marcada por la indiferencia, como nos explica Argenta " Podría decirse que se ignoraban mutuamente. Pugnatta , que era analfabeto, no se inmiscuía en la vida de Giuseppe y  Giuseppe pasaba  por completo de Pugnatta" El precio de su estancia allí lo pagaba Giuseppe con parte de su salario ganado  como organista de Le Roncole  , contando además con la ayuda de su padre Carlo. Como ganaba poco dinero , su situación económica era más bien precaria  y su dieta alimenticia  escueta por no decir otra cosa. En Busseto  Verdi recibirá las clases de dos maestros. Por un lado Pietro Seletti(1770-1853), sacerdote de Busseto, latinista , bibliotecario  y gran amante de la música , que se encargará de la enseñanza escolar de Verdi, mientras que la educación musical quedará en manos de Ferdinando Provesi (1770-1833) maestro de música en la  Colegiata de San Bartolomé de Busseto  y fundador junto a Barezzi de la Sociedad Filarmónica de Busseto en 1816, como ya habíamos visto. Provesi impartía a Verdi clases de piano, flauta y clarinete además de enseñarle armonía y contrapunto, una técnica de composición.  Verdi dedicaba la mayor parte de su tiempo al estudio de las materias que impartía Provesi , pues la música era ya su gran pasión , pero eso a su vez causaba el enojo de su otro maestro, Seletti, que apreciaba la inteligencia  y el talento de Verdi pero quería encaminar sus pasos hacia el sacerdocio, en contra de los deseos de Provesi y el propio Barezzi, que conscientes del talento del joven , consideraban que su sitio estaba en la música que además era la inclinación natural del muchacho.


Retrato de Pietro Seletti(1770-1853) realizado a comienzos del siglo XIX . Era profesor de gramática  y maestro de enseñanza secundaria en Busseto  cuando Verdi se estableció en la localidad en 1823. Era consciente del talento musical  de Verdi pero quería dirigir sus pasos hacia la Iglesia y no hacia el conservatorio, lo que hizo que a menudo se produjeran enfrentamientos con Ferdinando Provesi , el profesor de música de Verdi. En la batalla entre sus dos maestros se encontraba  Verdi , que trataba de cumplir con las tareas que le mandaban ambos hasta que le condujeron al agotamiento. Escribe Argenta sobre aquel Verdi al borde de una crisis de agotamiento y de nervios:
"Un buen día Provesi descargó su ira contra Verdi porque éste, entonces de trece años de edad, no había trabajado suficientemente en lo que le había mandado, y ahí fue cuando el pobre muchacho no pudo más y se derrumbó. Le confesó que entre lo que le había mandado estudiar Seletti, las tareas musicales que se autoimponía  y el trabajo de organista de Le Roncole, estaba totalmente agotado. Y que, para colmo, en la escuela de Seletti le había amenazado con expulsarle si no dejaba sus estudios musicales"
(Imagen procedente de https://it.wikipedia.org )

  


Hubo una auténtica guerra entre sus dos profesores ,mientras que  nuestro joven amigo se agotaba entre las clases de Seletti, los trabajos musicales que le imponía Provesi  y su trabajo como organista en Le Roncole , Estaba exhausto y además tenía que hacer frente a las amenazas de Seletti de ser expulsado de sus clases si no dejaba la música. .Argenta recoge estas palabras de Provesi donde, compadecido,  le anima a no abandonar la música a pesar de lo agotado que se siente "Mira, hijo, si continúas trabajando  en la música como hasta ahora , te convertirás en un maestro de primera clase. No puedo decir que vaya a pasar lo mismo  en el campo de la erudición, no porque seas incapaz, sino porque amas demasiado la música. De todas formas, un músico  debe saber también otras cosas , así que yo no  quiero  que dejes tus otros estudios . Por eso no te preocupes, yo no te voy a  abandonar : si te echan de la escuela , yo mismo te enseñaré  todo lo que queda de lo que no sea estrictamente música." El escritor español Benito Pérez Galdos (1843-1920) escribía sobre la necesidad de seguir la vocación  "Que cada cual siga su inclinación , pues las inclinaciones suelen ser rayas o vías trazadas por un dedo muy alto, y nadie, por mucho que sepa , sabe más que el destino" No se si será tal y como escribía Galdós o no, pero  si existe el destino intervino para echar una mano a Verdi  porque  se había organizado un concierto  en la Colegiata de Busseto pero el organista contratado no pudo comparecer y el único preparado para sustituirlo era nuestro Verdi y lo hizo tan bien y tuvo tal éxito que Seletti terminó por rendirse y reconocer que el camino de Verdi no era la Iglesia sino la música. La guerra entre sus maestros terminó y Verdi pudo continuar con mayor tranquilidad sus estudios. En 1827, con catorce años , termina sus estudios con Seletti y puede concentrar sus energías exclusivamente en la música continuando su formación con Provesi 


Este es  el único retrato que he encontrado de Ferdinando Provesi (1770-1833) el compositor, intérprete y maestro de música italiano que fue el más improtante entre los primeros profesores que tuvo Giuseppe Verdi porque se encargó de su formación desde los diez hasta los dieciséis años , momento en que consideró que ya no podía enseñar más a su joven alumno  Además de las diferencias de opinión entre Provesi y Seletti acerca de Verdi, los dos hombres también estaban enfrentados por sus ideas políticas, pues mientras Seletti  era un hombre conservador, Provesi  era un ferviente republicano  partidario de la Revolución Francesa. Fue un gran apoyo para Verdi al que además acompañó en 1832 cuando Verdi viajó a Milán para presentarse al examen de ingreso en el Conservatorio de Música de ésta ciudad  que no lograría superar. Un año más tarde Provesi fallecía y dejaba vacante sus puestos como maestro de música y organista en Busetto a los que aspiraría Verdi
(Imagen procedente de www.bussetolive.com


En estos años compone sus primeras obras como una cantata titulada "I deliri di Saul" y numerosas obras de contenido sacro para la Semana Santa . El mismo  Verdi recordaría muchos años después, en 1879, que "De los trece a los dieciocho años escribí un variado surtido de obras: desfiles de bandas, sinfonías que fueron utilizadas en iglesias y teatros, cinco o seis conciertos y algunas variaciones para piano y varias piezas de música sacra" Ya en 1829, cuando Verdi cuenta dieciséis años, su maestro Provesi reconoce que ya no tiene nada más que enseñarle y ese mismo año fracasa en un intento de ocupar una plaza de organista en la localidad de Soragna,, también en el ducado de Parma. Para entonces Verdi se había ganado el cariño tanto de Antonio Barezzi como de toda su familia. Daba clases de música a los hijos de Barezzi y  también le echaba una mano en la contabilidad de sus negocios . En 1830, después de que un vecino de Busseto fuera asesinado en su casa por unos ladrones, la esposa de Barezzi sugirió a su esposo que Verdi se fuera a vivir con ellos para evitarle esos peligros. Así, después de siete años, Verdi dejaba la casa de Pugnatta y se establecía en el hogar de los Barezzi, algo que sin duda agradeció nuestro joven compositor porque para entonces ya había iniciado una relación sentimental con la mayor de  las hijas del matrimonio Barezzi, Margherita Barezzi (1814-1840) a la que había dado clases de música . En 1831 Verdi tiene dieciocho años  y  viaja a Milán acompañado por Provesi  para presentarse al examen de ingreso en el prestigioso Conservatorio de Milán que había sido fundado en septiembre 1808. aunque lo hacía a una edad muy tardía, ya que el ingreso en el conservatorio solía hacerse a los catorce años. En todo caso Verdi no superó el examen de interpretación de piano y su solicitud fue rechazada. Escribe Argenta que  "Verdi nunca perdonó aquel rechazo. Muchos años después seguía guardando enrollada su  solicitud de ingreso  con una anotación de su puño  letra que decía "Fu respionta" , es decir, ¡Fue rechazada!"


Fotografía de la fachada del  Conservatorio de Milán  inaugurado el 3 de septiembre de 1808 que en 1831 rechazó la solicitud de ingreso de Giuseppe Verdi al no superar las pruebas de acceso.  Suspendió la prueba de piano ya que la formación de Verdi en sus primeros años no había sido ortodoxa y tenía una forma de interpretar que no se ajustaba a los cánones establecidos y que le impidió aprobar.  Ese juez que es el tiempo hizo que se hiciera justicia en 1971 cuando adoptó el nombre de Conservatorio Giuseppe Verdi .
(Imagen procedente de https://fr.wikipedia.org


Gracias a la intervención de Barezzi  , Verdi consigue ser aceptado como alumno por el compositor Vicenzo Lavigna (1776-1836) que durante 1832 le dará clases privadas y que al parecer desarrollo un gran afecto por su talentoso alumno. Pero en 1833 Verdi interrumpirá sus estudios  cuando recibe la noticia del fallecimiento de su  querido maestro de música, Ferdinando Provesi , muerto en Busseto el 26 de julio de ese año. Serán días tristes para el joven Verdi porque con poca diferencia de tiempo también fallece su única hermana, Giuseppa Verdi. , con sólo dieciséis años de edad. Pero al margen del dolor por la pérdida del que había sido su maestro, la desaparición de Provesi también suponía que quedaban vacantes los puestos que ocupaba como músico en la ciudad.. El caso es que el puesto de organista que ocupaba  Provesi no fue ocupado por  Verdi, como casi todos esperaban, sino que la Iglesia decidió escoger a otro candidato, una decisión que no fue aceptada por la Sociedad Filarmónica de Busseto y comenzó una guerra alrededor del nuevo organista de la catedral.. Las discusiones fueron tan acaloradas que, finalmente,  el organista elegido, un tal Ferrari, fue destituido y se convocó un nuevo concurso al que podían presentarse todos aquellos que quisieran, y Verdi fue uno de ellos, rodeado por una población expectante. La actividad se detuvo en la vida cotidiana de un pueblo hasta saber cual sería  el nuevo organista de Busseto,El examen tuvo lugar en Parma y ganó Verdi. "En Busseto - escribe Argenta - Verdi trabaja intensamente, dirige la Sociedad Filarmónica, el Conservatorio , da clases privadas , compone piezas para  ocasiones especiales  y trabaja ya en la composición de su priera ópera." aunque la Iglesia seguirá  sin dejarle interpretar el órgano de la iglesia en Busseto.Y en medio de ésta vorágine halla el tiempo preciso para casarse con Margherita el 6 de abril de 1836. Casi un ano después, el 26 de marzo de 1837  los Verdi tienen a su primera hija , Virginia María Luigia (1837-1838)  y dos años más tarde, el 11 de junio de 1838, a su hijo Icilio Romno Carlo Antonio Verdi, aunque poco después la alegría por éste  nacimiento queda empañada por la muerte de Virginia el 12 de agosto con un año y cinco meses de edad. Por otra parte, Verdi sentía que nada más le quedaba por hacer en Busseto y si quería progresar tendría que ir a una ciudad más grande. Y de ésta forma el 7 de septiembre de 1838 Giuseppe, Margherita y su hijo Icilio dejan Busseto para establecerse en Milán con el apoyo económico de su suegro, Antonio Barezzi. Verdi lleva una ópera bajo el brazo, la primera, de su producción, y una nueva etapa de su vida estaba a punto de comenzar. Pero eso lo veremos ya en la segunda parte de nuestra historia.


Enlace con la segunda  parte de Giuseppe Verdi: Música y humanidad:
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/03/grandes-compositores-giuseppe-verdi_19.html


Enlace con la tercera  parte de Giuseppe Verdi: Música y humanidad:
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/03/grandes-compositores-giuseppe-verdi_22.html


Enlace con la cuarta  parte de Giuseppe Verdi: Música y humanidad:
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/03/grandes-compositores-giuseppe-verdi_28.html


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos