jueves, 3 de noviembre de 2016

URBAIN GRANDIER Y LAS POSEÍDAS DE LOUDUN (PRIMERA PARTE)


"Entorno físico o de situación , político , histórico, cultural o de cualquier otra índoles , en el que se considera un hecho" Con estas palabras define el Diccionario de la Lengua el término contexto que también podría definirse con el conjunto de factores que hacen comprensible un hecho determinado que sacado de ese escenario resulta  muy difícil de entender. Si hoy viéramos a un grupo de personas sufrir convulsiones, proferir gritos,  arañarse , arrancarse el pelo o rechinar los dientes pensaríamos que o bien están enfermas  de alguna dolencia extraña que ignoramos  o sencillamente que sufren un ataque de histeria colectiva. El  Diccionario de la Lengua Española define a la histeria como "Enfermedad nerviosa, crónica caracterizada por gran variedad de síntomas, principalmente funcionales, y a veces por ataques convulsivos." y en una segunda acepción explica que es un "Estado pasajero de excitación nerviosa producido a consecuencia de una situación anómala" . Hoy incluso el término histeria a caído en desuso por otros diagnósticos más precisos,  aunque durante siglos sirvió como una especie de cajón de sastre  donde se echaban aquellos comportamientos para los que no había una explicación clara enmascarando detrás de esta palabra  otros problemas , entre los que había dolencias físicas, enfermedades mentales y también  la frustración sexual y la represión de las  emociones y sentimientos que tantas mujeres sufrieron durante siglos por motivos políticos,religiosos y sociales .Algo de eso hay en esta historia sobre las monjas de un convento francés del siglo XVII que sufrían los síntomas que os indicaba al inicio del artículo, convulsiones, arañazos, golpes gritos y todo tipo de comportamientos excéntricos pero que en  el contexto histórico, cultural y, sobre todo, religioso de aquellos años no se atribuyó a una enfermedad nerviosa  sino a una posesión diabólica. Pero lo que os voy a contar no se explica con un sólo factor, sino que es el resultado de una concatenación de factores, desde los deseos reprimidos de una joven, a los conflictos religiosos del siglo XVII, la envida , los intereses políticos o la simple animadversión personal  que sumados todos ellos  acabarían en tragedia.









Resultado de imagen de guerras de religión en francia
Los que siguen habitualmente el Mentidero ya conocen  la época de las guerras de religión en Francia porque escribí sobre ella hace apenas unos días cuando nos adentramos en la vida del corsario inglés Henry Morgan (hacia 1635-1688) y fue precisamente cuando leía sobre aquel turbulento tiempo de la historia de Francia cuando  conocía la historia de las poseídas de Loudun, que tendría lugar varias décadas después  de las guerras de religión francesas pero cuando todavía no estaban cerradas las heridas de ese enfrentamiento entre católicos y hugonotes (el nombre que los franceses daban a los protestantes) En este mapa podéis ver el reparto de fuerzas  en Francia durante la segunda mitad del siglo XVI , en color violeta las zonas de mayor implantación de la doctrina protestante y en color naranja las principales provincias que formaban la Liga Católica  o Santa Liga  creada en 1576 por el conde Enrique I de Guisa (1550-1588)  con el objetivo de imponer el catolicismo en toda Francia y eliminar el protestantismo . Desde el inicio de la Primera Guerra de religión en 1562  el conflicto permanecería abierto hasta el Edicto de Nantes de 1598  por el que  Enrique IV (1553-1610) ´, él mismo antiguo protestante convertido al catolicismo para poder reinar y cerrar heridas, permitía la libertad de conciencia y de culto, aunque con limitaciones. 
(Imagen procedente de  www.elgrancapitan.org )





Para comenzar nuestra historia debemos viajar hasta Francia y contaros algo que ya he relatado en otras ocasiones pero que es necesario repetir para situarnos  en el escenario histórico donde se desarrollaran los acontecimientos que iremos viendo más adelante. Se trata de una Francia que durante toda la segunda mitad del siglo XVI se verá golpeada por una sucesión de guerras de religión que enfrentaba a católicos contra protestantes, a los que en Francia se referían con el nombre de hugonotes .Estos enfrentamientos se prolongarían durante más de tres décadas, entre 1562 y 1598   siendo la causa de ocho guerras en ese tiempo . Ya durante el reinado del rey Enrique II de Francia (1519-1559) había comenzado la persecución de los protestantes , creando las llamadas "cortes ardientes" en las que se condenaba a los herejes a la hoguera. Sin embargo, la represión no consiguió detener la expansión del protestantismo en la sociedad francesa, en particular entre las clases medias formadas por artesanos y comerciantes. La tensión entre católicos y los  hugonotes crecía en intensidad aunque la fuerte personalidad del monarca Enrique II lograba que no estallara la que parecía una inevitable guerra civil. Tras la infortunada muerte de Enrique II  en 1559 debido a las heridas sufridas durante un torneo que celebraba el matrimonio de su hija Isabel de Valois(1546-1628) con el rey de España Felipe II (1527-1598), le sucedería su hijo mayor  Francisco II (1544-1560) , todavía un adolescente de quince años de edad. El trono quedaría pues en manos de la madre  de Francisco y viuda de Enrique II,   Catalina de Médicis (1519-1589) que tenía que apoyarse para gobernar en la poderosa  Casa de Guisalíderes de los católicos franceses , y que aprovecharían su posición de poder para forzar el rechazo de un documento presentando por los hugonotes con el que pretendían que fuera reconocido su derecho a profesar ese credo. En este momento la Casa de Guisa ocupa los puestos claves del reino despertando el rencor de otras casas de la nobleza, entre ellos la Casa de Borbón, que además sostenían la causa protestante. Carlos de Lorena(1524-1574),miembro de la Casa de Guisa, era también el Gran Inquisidor de Francia y lanzó una persecución contra los hugonotes que buscaron refugio y defensa en la Casa de Borbón que a su vez  urdió un plan, conocido como como la Conspiración de Amboise en 1560, por la que el joven rey Francisco II sería apartado de la influencia de los Guisa y estos últimos primero serían apartados del poder y luego procesados y ejecutados. En realidad, lo que pretendían era secuestrar al rey y exterminar a los Guisa   pero la conspiración fue descubierta a tiempo para evitarla.







Resultado de imagen de guerras de religión en francia
Aquí podéis ver la cronología de las ocho  guerras que se sucedieron durante la segunda mitad del siglo XVI en Francia  entre católicos y protestantes . El primer conflicto estalló en 1562 , cuando los hugonotes buscaron el apoyo de la reina Isabel I de Inglaterra (1533-1603) mientras que los católicos franceses dirigieron su mirada a la principal potencia católica de su tiempo, España, donde reinaba Felipe II (1527-1598). Esta primera guerra  concluiría con la firma del Tratado de Amboise el 19 de marzo de 1563  en virtud del cual  se garantizaba la libertad de conciencia  y se autorizaba el culto protestante (algo similar a lo que establecería después el Edicto de Nantes de 1598) y se iniciaba un período de cierta tolerancia. Sin embargo, no tardarían en acusarse mutuamente ambos bandos de violar las condiciones del tratado  lo que  desembocaría en nuevos conflictos. La última guerra, la Octava o Guerra de los Tres Enriques, recibe este nombre porque enfrentó a Enrique I de Guisa, líder de la Liga Católica,  contra el rey Enrique III de Francia (1551-1589) y e rey de Navarra, Enrique III de Borbón (1553-1610).  Enrique III de Francia no tenía descendencia (todavía hoy es objeto de debate si era homosexual o estéril pues hay testimonios en ambos sentidos)  y sucesor natural como pariente más cercano era  el rey navarro Enrique III, y así lo hizo saber el rey francés. Pero el problema es que el rey navarro, perteneciente a la Casa de Borbón, era protestante y el bando católico no estaba dispuesto a aceptarlo como monarca. Ese fue el origen de la última de las ocho guerras de religión, cuando Enrique de Guisa  se enfrentó a la alianza entre Enrique III de Francia y Enrique III de Navarra. Enrique de Guisa moriría asesinado por orden del rey Enrique III  el 23 de diciembre de 1588. Ocho meses después, el 2 de agosto de 1589,  era el rey de Francia quien moría asesinado por un fraile dominico . El último de los tres Enriques,  el rey de Navarra  Enrique III pasaba a convertirse en el nuevo rey de Francia con el nombre de Enrique IV aunque tendría que seguir luchando contra la Liga Católica hasta su conversión al catolicismo en 1593.
(Imagen procedente de http://www.detectivesdelahistoria.es/)






"La matanza de San Bartolomé"  del pintor francés y hugonote François Dubois (1529-1584) que recrea los sucesos que se desarrollaron en París en entre el 23 y el 24 de agosto de 1572 el 23 de  agosto de 1572 , que pasaría a la historia como la Matanza de San Bartolomé . El 18 de agosto de 1572  el rey de Navarra, Enrique III, uno de los líderes protestantes, había contraído matrimonio con Margarita de Valois (1553-1615) , una boda que tenía como objetivo afianzar la paz entre ambos bandos , aunque el enlace tenía mucha oposición en el bando católico , siendo criticado tanto por el rey de España, Felipe II, como por el papa Pio V (1505-1572) y su sucesor Gregorio XIII (1502-1585). La tensión durante la celebración del matrimonio era muy grande  en la ciudad, pues había un nutrido grupo de protestantes que acompañaban al rey de Navarra, pero no sucedió nada. Sin embargo, el 22 de agosto el almirante Gaspar de Coligny(1519-1572), uno de los líderes de los hugonotes, sufre un atentado. Los hugonotes acusan a Catalina de Médici y a la Casa de Guisa  de estar detrás del atentado y en la mañana del 23 de agosto se escuchan gritos entre los protestantes clamando venganza, gritos que eran escuchados por los católicos , mayoría en París, que además sabían que a las afueras de la ciudad  se encontraba un ejército protestante de cuatro mil hombres bajo las órdenes de un primo de Coligny. Los católicos no dudaron que los protestantes caerían sobre ellos y realizarían una matanza para ventar el intento de asesinato de Coligny
No se sabe bien que sucedió a lo largo de aquel día , pero parece que hubo una reunión entre el rey Carlos IX , su madre Catalina de Médici  y diversos nobles católicos para determinar que hacer ante la amenaza de una revuelta protestante. Había que preparar a la ciudad para la defensa, cerrar las murallas para defenderse de las tropas protestantes acampadas en el exterior y eliminar a sus líderes , comenzando por el propio almirante Gaspar de Coligny que se hallaba convaleciente de su herida  en el Palacio del Louvre. Sólo se perdonaría la vida al rey Enrique III de Navarra porque ya había contraído matrimonio con la hermana del rey , Margarita de Valois . Lo que sucedió a continuación os lo cuento justo debajo de estas líneas
(Imagen procedente de  https://es.wikipedia.org)




"Una mañana a las puertas del Louvre"  es el título de este cuadro del pintor francés Edouard Debat-Ponsan (1847-1913) donde vemos vestida de negro a la reina madre , Catalina de Médici (1519-1589), esposa de Enrique II (1519-1559) y madre de los reyes  Francisco II(1544-1560), Carlos IX (1550-1574) y Enrique III(1552-1589), saliendo al exterior del Palacio del Louvre  la mañana del 24 de agosto  contemplando los cadáveres de los protestantes que habían sido asesinados por los católicos de París  . No se sabe bien en que momento de la madrugada del 24 de agosto de 1572  un guardia real al servicio del  rey entró en los aposentos  donde descansaba  el convaleciente Gaspar de Coligny y lo asesinó en su propia cama. Comenzaba una larga jornada de sangre en el Día de San Bartolomé. Coligny fue decapitado y su cabeza embalsamada para ser enviada al papa Gregorio XIII como prueba de lealtad a la Iglesia Católica. En cuanto al resto del cuerpo del infortunado Coligny  fue arrojado por la ventana para que la masa del pueblo católico que se había congregado ante el Palacio del Louvre lo arrastrara por las calles de París mientras le prendían fuego. Esta acción pareció alimentar aún más el miedo de los católicos a una reacción protestante y ese mismo miedo desató  una violencia incontenible. El ejército, las milicias católicas y la plebe iniciaron una orgía de sangre donde cualquier persona sospechosa de ser protestante era detenida , apaleada y asesinada . Las viviendas donde vivían los protestantes eran asaltadas y sus moradores  asesinados daba igual que fueran hombres, mujeres , ancianos o niños, y sus cuerpos eran quemados, desmembrados y arrastrados por las calles para ser finalmente arrojados a las aguas del Sena que se tiñeron con el rojo de la sangre de tantos cadáveres.  Esta masacre, que por el día en que sucedió, la festividad de San Bartolomé, sería conocida como la Matanza de San Bartolomé  y le costaría la vida a unas 3000 personas en París y a entre 10.000 y 15.000 en el resto de Francia donde hubo sucesos similares en los días siguientes. Este hecho es probablemente la mejor muestra del grado de violencia que alcanzó la lucha religiosa en la Francia de la segunda mitad del siglo XVI , cuyas heridas todavía no estaban cerradas en las primeras décadas del siglo XVII.           
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)






El enfrentamiento entre la Casa de Guisa líder de los católicos, y la Casa de Borbón, defensora de la causa hugonote , marcaría las siguientes tres décadas. de la historia de Francia y se prolongaría  hasta la muerte del último de los hijos de Catalina de Médici y Enrique II, el rey Enrique III de Francia (1551-1589),. No tenía descendencia y había  designado como su heredero al rey  Enrique III de Navarra (1553-1610), miembro de la Casa Borbón y protestante. El 1 de agosto de 1589  Enrique III de Francia sería asesinado por el monje dominico Jacques Clement (1567-1589), un católico fanático  que juzgaba una traición del rey nombrar como su sucesor a un líder de los protestantes como  Enrique de Navarra y además unir sus fuerzas con  él Borbón  luchar a su lado contra la Liga Católica.  Tras la muerte de Enrique III de Francia al día siguiente de ser apuñalado, Enrique de Navarra tuvo que luchar de nuevo  contra los católicos para hacer valer su designación como nuevo rey de Francia. Finalmente, Enrique se dio cuenta que sería imposible someter a los católicos por la fuerza y que sólo lograría mantener a Francia en un estado de continua guerra civil y por ello, en 1593 tomó la decisión de convertirse al catolicismo y emprender la pacificación de Francia con el objetivo de evitar nuevos derramamientos de sangre. La conversión tendría lugar oficialmente en Saint Denis, el 24 de julio de 1593 , fecha en la que abjuró del protestantismo y abrazó al catolicismo. Durante la ceremonia declaró "Todos somos franceses y debemos unirnos ya que no quiero reinar sobre un cementerio".  La leyenda histórica atribuye a Enrique IV la célebre frase "París bien vale una misa" con la que justificaba su conversión al catolicismo para ser coronado rey lo que sucedería e27 de febrero de 1594  adoptando el nombre de   Enrique IV . Comenzaba el reinado de la dinastía Borbón y terminaban las guerras de religión que habían asolado Francia durante casi cuarenta años. Cuatro años después, en 1598,  Enrique promulgaba el Edicto de Nantes  que autorizaba a la práctica del culto protestante en aquellas ciudades donde esa confesión fuera mayoritaria , invitaba a todos los hugonotes exiliados a regresar a Francia y establecía los medios jurídicos para juzgar los crímenes cometidos durante aquellos años.





Description de cette image, également commentée ci-après
Sobre estas líneas tenéis el documento que recoge el contenido del Edicto de Nantes enviado al parlamento francés.  Promulgado  en abril de 1598  aseguraba la libertad de culto para los hugonotes  autorizando su práctica  en todas aquellas ciudades donde sea mayoritario y autorizando a un buen número de nobles protestantes  a practicar las ceremonias de su credo sin ninguna restricción de lugar, estableciendo además los instrumentos jurídicos  que permitieran resolver con imparcialidad  los conflictos derivados de los largos años de guerra civil entre ambas confesiones , lo que supone  igualar ante la ley a católicos y protestantes. En su primer artículo el Edicto de Nantes establece :
"Que la memoria de todos los acontecimientos ocurridos entre unos y otros tras el  comienzo del mes de marzo de 1585  (se refiere a la séptima guerra de religión , la de los Tres Enriques de la que os hablaba más arriba)  y durante los convulsos precedentes de los mismos, hasta nuestro advenimiento a la corona, queden disipados y asumidos como cosa no sucedida. No será posible ni estará permitido a nuestros procuradores generales, ni a ninguna otra persona pública o privada , en ningún tiempo, ni lugar, ni ocasión, sea esta la que sea, el hacer mención de ello, ni procesar o perseguir en ninguna corte o jurisdicción a nadie"
Era una forma forma de hacer borrón y cuenta nueva, dejar atrás tantos años de enfrentamientos y odio para empezar de nuevo , aunque esta amnistía general y los esfuerzos de reconciliación impulsados por Enrique IV no eran bien vistos por los  más radicales de ambos bandos  
(Imagen procedente de https://fr.wikipedia.org)







Esta era la situación, con una precaria convivencia entre católicos y hugonotes  sostenida sobre todo por la fuerte personalidad y la capacidad conciliadora  de Enrique IV , cuando el 2 de febrero de 1602  nacía en Cozes,  en el actual departamento francés de Charante Maritime,  la primera de nuestras protagonistas  Jeanne de Belcier (1602-1665). Era hija del  barón de Coces , Louis de Belcier y de Charlotte Goumard , de los que no he podido encontrar más datos de sus respectivas biografías  excepto que estaban casados desde 1590 y que Louis de Belcier  tenía un muy lejano parentesco  con la  dinastía real francesa de los Valois , pues uno de sus antepasados había sido María Margarita de Valois (1444-1473), hija ilegítima del rey francés Carlos VII (1403-1461). Durante su infancia  Jeanne de Belcier habría sufrido  o bien una enfermedad o bien un accidente que la habría causado una lesión que deformó su espalda, encorvándola,  e hizo que su estatura fuera reducida. Lo he dicho en condicional porque no he tomado este dato directamente de la autobiografía que Jeanne de Belcier escribiría muchos años después, pues no he tenido acceso a ella, pero coinciden en este dato las diferentes fuentes que he consultado.  En 1607, cuando tiene cinco años de edad Jeanne es enviada  a la Abadía de Sainte Marie  Aux Dames , también en la localidad de Saintes. Se trataba de una antigua abadía fundada en el siglo XI y que llegaría a albergar a un centenar de monjas que , entre otras funciones,  acogían a las hijas de miembros de la nobleza que las enviaban allí para  que fueran instruidas por las monjas benedictinas . Entre esas monjas se encontraba una tía de la pequeña Jeanne que se encargaría de ella en esos años. en los que aprendería  el uso del latín.  Pero después de cuatro años  Jeanne dejaría la abadía en 1611 , tal vez porque no lograra adaptarse a la austeridad de la regla benedictina .Sea como  fuere Jeanne permanecerá en la casa  familiar durante la siguiente década hasta 1622. Mientras, regresando a la escena política , la época de relativa  tolerancia religiosa llega a su fin con el asesinato de Enrique IV  el 14 de mayo de 1610 a manos de otro fanático católico , François Ravaillac (1578-1610), que era contrario a aquella política de conciliación con los hugonotes. A la muerte de Enrique IV le sucede su hijo Luis XIII (1601-1643) aunque debido a su corta edad  el reino queda bajo la regencia de su madre María de Médici (1575-1642) .






Grabado realizado por el impresor y grabador flamenco Gaspar Bouttats (hacia 1640- hacia 1696) que recrea el asesinato del rey de Francia Enrique IV, al que podéis ver sentado en la parte trasera de la carroza que le lleva por las calles de París   a manos del fanático católico François de Ravaillac, de pie junto a la rueda trasera empuñando un puñal, el 14 de mayo de 1610. Así acababa la vida del rey que había logrado la reconciliación de católicos y protestantes  pues, como dijo durante la ceremonia oficial de  su conversión al catolicismo en Saint Denis  el 24 de junio de 1593
"Todos somos franceses y debemos unirnos, ya que no quiero reinar sobre un cementerio"
Tras su muerte el reino quedará bajo la regencia de su esposa María de Médici (1575-1642) . Aunque no sería de manera inmediata , en los años siguientes las cosas empezarían a cambiar para peor para los protestantes franceses    
(Imagen procedente de https://fr.wikipedia.org)





La regencia de María fue polémica desde sus inicios y los protestantes la observaban con inquietud al ver como seguía una política de acercamiento hacia la católica España gobernada por el rey Felipe III (1578- 1621), acercamiento que se convirtió en una alianza a través del doble enlace matrimonial entre ambas casas reales. Una de las hijas de María de Médici, Isabel de Borbón (1602-1644) , se casaba con el príncipe heredero de la corona de España, el futuro Felipe IV (1605-1665), mientras que una de las hijas de Felipe III,  Ana de Austria (1601-1666) contraería matrimonio con Luis XIII.  A los motivos de descontento contribuía que  María de Médici, que como indica su apellido pertenecía a la poderosa familia florentina de los Médici, se rodeó  de italianos que ocupaban  cargos influyentes , lo que despertó los recelos de los nobles franceses. A todo ello había que sumar que las relaciones con su hijo tampoco eran demasiado fluidas y sería el propio Luis XIII quien en 1617 decidió asumir el trono,  ordenando la muerte de uno de los hombres de máxima confianza de su madre,  el florentino Concino Concini (1574-1617) y envió a María de Médici al exilio.  Junto a ella partía otro  de los que habían sido hombres de confianza de María, el joven obispo de Luçon, Armand Jean  du Plessis ( 1585-1642) , que con apenas veintiún años de edad fue propuesto por Enrique  IV como obispo de Luçon y había sabido ganarse el aprecio de María de Médici. Ahora la acompañaba al exilio  en el castillo de Blois, a orillas del río Loira. , pero el joven rey sigue observando con desconfianza a Richelieu pues sospechaba que el obispo quería  restaurar en el poder a María.  y por ello ordena que se separen enviando a Richelieu a Aviñón. Ya en 1619 , María de Médici logra escapar del confinamiento en que se hallaba en el Castillo de Blois y encabeza una rebelión contra su hijo . Debido a su buena relación con María,  Luis XIII recurre a Armand Jean du Plessis  para que intervenga como mediador entre madre e hijo y en buena medida gracias a su participación se logró detener el enfrentamiento  y ambas partes firman el Tratado de Angulema  el 30 de abril de 1619. Pero la guerra se reanuda en 1620  hasta que Luis XIII acepta el retorno a la corte de María de Médici y también su participación en el Consejo de Estado mientras a su lado permanece  el obispo de Luçon.








Fotografía de la abadía benedictina de Sainte Marie Aux Dames en la localidad de Saintes,  situada hoy en el departamento de  Charente Maritime donde Jeanne  pasaría cuatro años de su infancia, entre 1607 y 1611 , es decir entre los cinco y los nueve años de edad. Por lo que indican sus biografías, Jeanne no debió adaptarse bien a la rigidez y austeridad  que gobernaba la vida en la abadía benedictina y en 1611 regresó  a la casa familiar donde pasaría los siguientes once años de su vida  
(Imagen procedente de https://fr.wikipedia.org)





Ahora debemos regresar con Jeanne a la que habíamos dejado en 1611 de regreso a su casa familiar.  No hay grandes novedades en su vida hasta que en 1622 , recupera su vocación religiosa a pesar de su primera experiencia fallida siendo niña en la abadía benedictina de  la Abadía de Sainte Marie  Aux Dames . Ahora  ingresará como novicia en la orden de las ursulinas , creada en el siglo XVI  y cuyas principales misiones son el cuidado de los enfermos y pobres así como la educación de las niñas. Entra a formar parte del convento de las ursulinas de la ciudad de Poitiers y allí pronunciará  sus votos en 1623 convirtiéndose en la hermana  Jeanne des Anges, es decir , Juana de los Ángeles. . Sin embargo no será una monja modelo a tenor de lo que ella misma escribe en su autobiografía  y de lo que se hace eco el geógrafo e historiador francés  Michel  Carmona (1940) en su obra "Los diablos de Loudun. Brujería y política bajo Richelieu" donde leemos, en palabras de la propia Jeanne que "Pasé tres años en gran libertinaje, de manera que no me dedique  en nada a Dios. No había un tiempo que encontrase más largo  que aquel que la regla nos obligaba a pasar en oración "  Dejemos por ahora  a Jeanne aburrida en el convento de las ursulinas , porque el mismo año que ella ingresaba en el convento  el obispo de Luçon , Armand Jean du Plessis, que ya se había ganado la confianza del rey, recibe la dignidad de cardenal  después de que el propio Luis XIII  le propusiera para ese cargo ante el papa Gregorio XV (1554-1623). A partir de ahora me referiré a  Armand Jean du Plessis con el nombre que pasaría a la historia, el cardenal Richelieu.  Dos años más tarde de su nombramiento como cardenal,  Richelieu propiciaría la caída del primer ministro Charles de la Vieuville (1583-1653) en 1624  y Richelieu se convierte en el ministro más influyente de rey Luis XIII.  A partir de su llegada al poder su política tendría dos objetivos  principales, por un lado enfrentarse y neutralizar el poder de la Casa de Austria que gobernaba en España y en el Sacro Imperio, y por otro  fortalecer el poder del rey y centralizar el reino arrebatando poder e influencia  a la aristocracia y acabando definitivamente con el problema todavía abierto de la división religiosa. De nuevo se avecinaban malos tiempos para los hugonotes





Resultado de imagen de loudun map
En este mapa podéis  ver el marco geográfico en el que iba a desarrollarse la vida de Jeanne de Belcier (Jeanne des Anges a partir del momento en que ingresó en la orden de las ursulinas) . Aunque no sale en el mapa, Jeanne nació en 1602 en  Cozes, una pequeña localidad situada en el departamento de Charente-Maritime (señalado con el número 17) , en 1607, como ya hemos visto,  ingresó en la Abadía de Sainte Marie aux Dames en Saintes, que si podéis ver en el mapa en el mismo departamento de Charente -Maritime,. Después regresa en 1611 a Cozes y no vuelve a salir hasta que en  1622  viaja a Poitiers ,en el actual departamento de Vienne (indicado en el mapa con el número 86) , donde ingresa en el convento de las ursulinas de la ciudad y donde tomará los votos en 1623 . Tres años más tarde dejará Poitiers  para acompañar a un grupo de ursulinas a la localidad de Loudun, al norte de Poitiers y en el mismo departamento de Vienne, participando en la fundación del nuevo convento de ursulinas de la localidad donde permanecerá el resto de su vida alcanzado la dignidad de priora del convento y donde protagonizará los extraños acontecimientos que nos ocuparán en la segunda parte
(Imagen procedente de http://www.frenchpropertysearch.com/)



Resultado de imagen de poitou charentes
Sólo os incluyo este mapa para que podáis situar  geográficamente la zona donde se desarrolla esta historia dentro del mapa de  Francia. Una  región que durante las primeras décadas del siglo XVII  estaba habitada aún de forma mayoritaria por  hugonotes
(Imagen procedente de https://global.britannica.com)



Pero regresemos a Poitiers, donde  Jeanne lleva ya más de tres años en el convento de las ursulinas cuando en 1626  participa, junto a un grupo de diecisiete ursulinas, en la fundación de un nuevo convento de la orden en la localidad de Loudun, situada a unos trescientos kilómetros de París , una zona donde los hugonotes están muy implantados. Desde  su llegada a Loudun  Jeanne cambiará su actitud y desde el principio se esfuerza en hacerse imprescindible para la vida cotidiana de la comunidad de monjas,  ocultando los aspectos más conflictivos de su personalidad. Y es en Loudun donde se encontraba en esos mismos momentos el otro gran protagonista de esta historia, el sacerdote  Urbain Grandier  (1590-1632).  Grandier, hijo de un notario, se ordenó sacerdote y en 1617 , a los veintisiete años de edad, es destinado, según el historiador Michael Carmona,   como párroco de la iglesia de  Saint Pierre du Marché .  Todas sus biografías coinciden en presentarlo como un hombre atractivo, elegante, seductor y dotado de una brillante capacidad oratoria lo que hace que no tarde en granjearse una gran popularidad en Loudun, en particular entre las mujeres  que   se lo disputan para que asista a sus actos sociales o para que sea su confesor privado. Y al parecer  Urbain Grandier tampoco rechazaba las muestras de admiración femeninas y mantendrá varias relaciones íntimas  que en el futuro le traerán más de un problema y no pocos enemigos. Entre esas relaciones  se encuentra la de una joven de quince años, Philippe Trincant,  a la que daba clases de latín y, por lo visto, también de otras materias menos áridas pues la joven, que era hija de Louis Trincant quien ejercía de fiscal  del rey en Loudun, se quedará embarazada . Lejos de aceptar su paternidad,  Grandier dejará a Philippe, a la que su padre tuvo que buscar un marido para tapar el escándalo, e inicia una nueva relación con  Madeleine de Brou . Según indican diferentes biografías Grandier no sólo tuvo una relación con Madeleine sino que se habría casado en  secreto con ella  oficiando él mismo la ceremonia del matrimonio. Antes de eso había publicado un polémico escrito con el título de "Tratado contra el celibato de los sacerdotes" en el momento menos adecuado, pues el cardenal Richelieu está  impulsando su política de acoso a los protestantes y las palabras de  Urbain Grandier lo convertían en sospechoso de simpatizar con los hugonotes. 







"El cardenal Richelieu en el sitio de La Rochelle" del pintor francés Henri Paul Motte (1846-1922) El cardenal , convertido en el hombre fuerte del gobierno de Luis XIII, tenía como uno de los objetivos principales de su política centralizar el poder y para ello quería acabar definitivamente con la división religiosa de Francia  haciendo desaparecer el protestantismo , La ciudad costera de La Rochelle, cuya situación podéis ver en el mapa un poco más arriba, estaba habitada por un 90% de protestantes. Era una ciudad  próspera gracias a su puerto donde se comercia con sal, pieles, vino, bacalao y otros productos . Richelieu no estaba dispuesto a admitir una ciudad de mayoría protestante que se gestionaba al margen del gobierno del rey y cuya lealtad a la corona era dudosa .  Los ciudadanos de La Rochelle se rebelarán contra la política centralista del cardenal y solicitan el auxilio de Inglaterra .  Mientras Richelieu ordena asediar la ciudad  a finales de 1627 el  rey Carlos I de Inglaterra (1600-1649) acude en su ayuda enviando  tropas dirigidas por el duque de Buckingham George Villiers (1592-1628) pero fracasará  y e noviembre de 1628 La Rochelle cae en manos de Richelieu que a partir de ahora  impondrá cada vez más restricciones a los hugonotes  a los que considera una amenaza tanto para la monarquía como para la unidad de Francia . La actitud reformista de Urbain Grandier , como su defensa de la eliminación del celibato entre los sacerdotes, lo harán sospechoso de simpatizar con los protestantes lo que no le ayudará  en nada en los acontecimientos que estaban por venir
(Imagen procedente de  https://es.wikipedia.org)



Cuando sale a la luz el caso sus enemigos  se dirigen al obispo de Poitiers Louis Chasteigner  de La Roche-Posay (1577-1651)  para acusar a Grandier de conducta inmoral.  Grandier, que también sería golpeado por sus acusadores , es puesto bajo arresto por orden del obispo de Poitiers  que además  le suspende "a divinis", es decir, le impide continuar con el ejercicio habitual de sus funciones como sacerdote. Esto sucedió hacia mediados de noviembre de 1629 , y ya en marzo de 1630  se le condena  a no  ejercer sus funciones como sacerdote durante los siguientes cinco años en la diócesis de Poitiers, y se le prohibe para siempre ejercer el sacerdocio en Loudun. Pero Grandier  tiene influencias y las utiliza. Recurre la sentencia ante el arzobispo de Burdeos   , Henri d´Escoubleau de Sourdis (1593-1645) que retirará la condena  "a divinis" y le restaura su dignidad eclesiástica . En algunas biografías se dice que el arzobispo habría aconsejado a Grandier que abandonara Loudun y se estableciera en otra ciudad  pues allí tenía muchos enemigos. Se lo aconsejara o no , lo que es evidente es que no era esa la intención de Grandier, un hombre  que , por su forma de actuar, podemos aventurar que tenía una gran seguridad en sí mismo y no le importaba ir contra corriente a pesar de los riegos que eso pudiera conllevar. Mientras, en el convento de las ursulinas de Loudun  nuestra Jeanne de Belcier, ahora Jeanne des Anges,  ha logrado con tanto éxito convertirse en imprescindible para el resto de sus compañeras que ha sido elegida como la nueva priora del convento . Poco después de que Grandier  quedara exonerado por  el arzobispo de Burdeos y recuperara la capacidad de ejercer como sacerdote, Jeanne, que no lo conocía en persona pero si sabía de su fama de seductor y hombre atractivo, le ofrece la dirección espiritual del convento  pero Grandier, agradeciendo el ofrecimiento, opta por rechazarlo.  No parece que aquello fuera a tener mayor importancia en la vida de Grandier pero iba a sellar su destino .  Ante su negativa  Jeanne escoge para ocupar el puesto de dirección espiritual de la comunidad de ursulinas de Loudun  a un antiguo enemigo de Grandier, el padre Jean Mignon.  Y así llegamos al año 1632, cuando el que tal vez es el caso de posesión diabólica más celebre de la historia  de Francia iba a tener lugar en aquel convento de ursulinas de Loudun. Pero eso y el trágico destino que le aguardaba al confiado  Grandier lo veremos en la segunda parte de esta historia.   


Enlace con la segunda parte de Urbain Grandier y las poseídas de Loudun

http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/11/urbain-grandier-y-las-poseidas-de_6.html



El Mentidero de Mielost en Facebook :
Famosos