martes, 22 de septiembre de 2015

UNA HISTORIA DE CATALUÑA (PRIMERA PARTE)

En marzo de 1966 el filósofo español Julián Marías(1914-2005) , discípulo de otro de los grandes filósofos españoles del siglo XX, José Ortega y Gasset (1883-1955),  y  el protagonista de mis primeros contactos con la filosofía  en mi adolescencia,  escribía en un libro titulado "Consideración de Cataluña " que "Las regiones españolas son muy varias, y que , además , son regiones en muy varios sentidos. Ni siquiera la condición regional de aquellas que además del español poseen  otra lengua propia es homogénea. Cataluña tiene una forma de instalación en España y una personalidad que no se puede asimilar al caso de Galicia o del País Vasco. Ninguna de estas formas históricas y sociales  es identificable con la de Andalucía; pero , a su vez, Andalucía difiere profundamente de Aragón, de Asturias, de Castilla" En este libro Marías realizaba todo un ejercicio de admiración por las virtudes catalanas, por su historia, por su riqueza cultural y también subrayaba la existencia de una España muy lejos de ser un bloque granítico y homogéneo, sino que era el resultado de un largo proceso de progresiva incorporación a lo largo de siglos de los pueblos que hoy forman esta compleja y rica realidad a la que llamamos España ,regiones que siguen conservando su propia personalidad  después de transcurridos quinientos años desde que  los reyes Isabel de Castilla (1451-1504) y Fernando II de Aragón(1452-1516), los célebres Reyes Católicos, unieran con su matrimonio a los dos reinos principales de la Península, el reino de Castilla y la Corona de Aragón.  Muchas cosas han sucedido en estos cinco siglos desde que culminó la empresa de la Reconquista con la conquista de Granada en 1492,  y la unión de los grandes reinos cristianos que concluía con la conquista del reino de Navarra en 1512 por las tropas de Fernando II de Aragón. Sólo se mantuvo al margen el reino de Portugal aunque también éste formaría parte de ese proyecto durante sesenta años entre 1580 y 1640.  


Fotografía del filósofo Julián Marías que en 1966 escribió  "Consideraci´n de Cataluña", un ejercicio de reflexión sobre la historia y las relaciones entre Cataluña y el resto de partes integrantes de esta compleja realidad que es España.  Escribe Marías: 
"Ni Castilla, ni Aragón, ni Cataluña, ni Portugal eran naciones en la Edad Media, porque en la Edad Media no había naciones. Y todos estos Estados sentía su pertenencia a una realidad que tampoco era nacional , pero que era efectiva, y se llamaba España. A partir del Renacimiento, estos Estados medievales hubieran podido ser naciones pero sólo uno de esos Estados llegó a ser nación: Portugal. Los demás se integraron, se incorporaron  en una nación que los excedía a todos y era distinta de todos ellos, que los conservaba como ingredientes, que se llamó España.  Cataluña hubiera podido llegar a ser una nación; también hubiera podido serlo Castilla; podemos imaginar la ficticia historia de la nación Castilla o de la nación Cataluña. si ambas hubieran existido En todo caso, para mirar al futuro hay que distinguir entre la imaginación y la historia, entre lo que pudo ser y lo que fue"
Como escribe el historiador catalán Jordi Canal: 
"Los países , pueblos, naciones o estados hoy existentes  surcaron unos caminos llenos de encrucijadas  y vivieron múltiples enfrentamientos . La vinculación del presente con el ayer dista mucho de resultar evidente"
Parece que hoy nos encontramos en una de esas encrucijadas. A lo largo de esta historia trataré de mostraros lo mejor que sepa la historia de Cataluña esa historia que en 1966 ya advertía Julián ´Marías que
"La historia de Cataluña ha sido mal  contada en las usuales Historias de España; no por castellanismo, sino más bien por pereza y falta de claridad. Es inseperable la visión catalana de España de la visión española de Cataluña Se ha oscilado entre dos extremos erróneos. poner de relieve  lo diferencial y la negación de la personalidad irreductible de Cataluña.Las dos posiciones se condicionan mutuamente y se exacerban; se llevan a extremos en que no hay conciliación, porque en ambos casos se prescinde de la realidad, y así no hay suelo efectivo en que fundar una concordia"  
En un tiempo de división, el conocimiento creo que puede ser la mejor forma de tender puentes de entendimiento entre diferentes realidades  para poder seguir compartiendo un camino iniciado hace quinientos años
(Imagen procedente de www.escritores.org )



 Cuando hoy escribo estas palabras nos hallamos en un momento clave en esa historia, en vísperas de unas elecciones que se ha pretendido plantear como el inicio de  un proceso de secesión de Cataluña del resto de España. Por eso he querido traer aquí y ahora un relato de la historia de Cataluña consciente de que no es fácil escribir sobre ello sin herir susceptibilidades en un clima emocional que tiende a enfrentar a unos con otros y que, con frecuencia, impide el diálogo que es la única forma de escuchar al otro, de ponerse en su lugar, de comprendernos y llegar a acuerdos que nos permitan seguir conviviendo, compartiendo un proyecto común .Escribe Marías  que "si volvemos los ojos al pasado  es para ver lo que somos  - lo que hemos hecho y nos ha pasado, lo que nos hemos hecho - y poder proyectar auténticamente lo que hemos de ser en el futuro". Los políticos suelen utilizar la historia como arma arrojadiza y para favorecer sus propios intereses sin que la veracidad o no de ese relato histórico tenga demasiado peso en sus palabras. Yo trataré en esta historia sobre Cataluña, que he titulado una historia porque no es más que una síntesis demasiado breve como para llevar el nombre de Historia con mayúsculas, de condensar  la larga historia de Cataluña  y sólo espero ser capaz de transmitir al menos una porción de  ese amplio, variado, intenso, dramático y también hermoso período histórico que deseo que también encuentren interesante aquellos lectores que no son españoles, pero que encontrarán aquí historias que rebasan el marco geográfico de Cataluña y de la propia la Península Ibérica , porque creo que la realidad de Cataluña no pueden entenderse sin la del resto de España, la de España no está aislada de la de Europa ni esta del resto de Occidente. Además de Julián Marías y su "Consideración de Cataluña",  utilizaré  la "Historia mínima de Cataluña"  del historiador catalán Jordi Canal (1964)  y "Breve historia de la Corona de Aragón" del también historiador catalán David González Ruiz (1976). Los errores que seguramente aparecerán en lo que escriba a continuación son responsabilidad mía y los aciertos pertenecen a estos autores a los que me limitaré a sintetizar en lo posible en estos artículos dedicados a Cataluña, advirtiendo que mucha información valiosa tendré que obviarla porque las dimensiones del artículo de un blog me obliga a ello. 


Mapa actual de España dividida en las diferentes comunidades autónomas que la integran y que fueron naciendo al amparo de la Constitución Española   ratificada en referéndum por el pueblo español el 6 de diciembre de 1978 y que entró en vigor el 29 de diciembre de ese mismo año.  En su artículo  2  leemos que se
"Reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad de todas ellas"
Esta es la última ordenación territorial hasta hora de la Península Ibérica y a lo largo de  este relato iremos viendo como  fue evolucionando hasta llegar a éste punto.  Sobre la diversidad de las partes que integran España escribe Julián Marías:
"Nada hay más antiespañol que la disminución o negación de los miembros vivos de España, de las personalidades inseparables e irreductibles que la constituyen y la integran. Las diferencias entre las regiones españolas son enormes: entre Aragón y Galicia, entre Andalucía y Asturias, entre País Vasco y Extremadura. Difiere el paisaje, la arquitectura, el estilo urbano, la manera de hablar, el temple de la vida  Toda esa diversidad produce  contento cuando se entiende como nuestra diversidad, , cuando se puede decir  "Somos muy diferentes"
España está muy lejos de ser una realidad homogénea, el gran error del centralismo que ha predominado en diferentes etapas de nuestra historia, sino que es el resultado de la unión de la diversidad . Al referirse a Cataluña, escribe Marías:
"El punto de vista que podemos llamar centralista para asegurar la españolía de Cataluña, olvida su personalidad, la disminuye , regatea o niega, pretende que se incorpore a la fila de las regiones homogéneas de España. No cabe absurdo mayor Primero , porque no existe esa homogeneidad , sino una esplendida y rica variedad, un coro enérgico de personalidades; segundo, porque esa pretensión es la que compromete de raíz la sensación de pertenencia a España por parte de los catalanes. Se quiere que sean  menos catalanes  para que sean más españoles; yo quisiera - señala  Marías - por el contrario, que fueran tan catalanes  que resultara evidente su radical condición española"
Los errores del centralismo al que hace referencia Julián Marías   han tratado de ser corregidos con la creación de las Comunidades Autónomas que son el reconocimiento de las diferentes realidades que integran a España, una organización que ahora está siendo cuestionada
(Imagen procedente de www.zonu.com ) 


Antes de iniciar este largo viaje por el pasado quiero recoger las palabras con las que Julián Marías concluía  su "Consideración de Cataluña",que, recuerdo una vez más, , fue escrita hace ya cuarenta y nueve años y con la claridad característica de sus escritos,  señalaba entonces que "Cada vez parece más urgente enfrentarse en serio con la realidad de España, sin trampa ni cartón. Hay que respetarla escrupulosamente: su variedad sus distintos niveles, sus formas de articulación, sus conexiones múltiples e intrincadas, su radical unidad , no sólo de origen ,sino , como gusto decir, proyectiva"  pero también añadía estas palabras que hago propias  "El español a quien le importa Cataluña  quiere su perfección, quiere su plenitud, quiere que sea fiel a su destino, y que lo tenga henchido y lleno de futuro. Y , además , está dispuesto a todo menos a una cosa: a renunciar a ella, a despedirse con indiferencia  de lo que siente como su propia carne, fundida en un milenio de altas empresas y crueles fracasos, de amistad y desvío, de ternura e injusticia, de admiración y rivalidad, de amor y dolor"  Es cierto que, como escribe Jordi Canal, "Nada ha existido siempre, ni nada está condenado a perpetuarse", ni Cataluña ni el resto de España existieron siempre y, probablemente, dejarán de existir algún día, la vida de las naciones , al igual que nuestras vidas individuales, están llenas de cruces y encrucijadas en las que la decisión de ir por uno u otro camino cambiará nuestro destino, pero si hemos sido capaces de construir una historia conjunta de quinientos años ¿por qué no intentar seguir compartiendo el camino en un momento histórico donde las naciones comienzan a integrarse en entidades mayores,en este mundo cada vez más complejo y globalizado?


Mapa político de Cataluña con las cuatro provincias  en que está dividida, Barcelona, Gerona, Lérida y Tarragona,  junto con algunas de sus principales poblaciones , entre las que sobresale su capital , Barcelona, la más poblada de Cataluña y la segunda más habitada de España con sus más de 1.,600.000 habitantes .
(Imagen procedente de newmapaespana.blogspot.com )



En este segundo mapa político vemos la división de Cataluña en base al Plan Territorial General de Cataluña  que es la herramienta principal de ordenación territorial de Cataluña y que distingue  siete territorios diferenciados: Tierras del Ebro, Campo de Tarragona, Poniente, Alto Pirineo y Arán, Comarcas Centrales, Comarcas Gerundense y el Ámbito Metropolitano de Barcelona , una división que está inspirada en la antigua demarcación territorial  de la Cataluña  medieval llamada Veguería, una división territorial que se estableció  en Cataluña en el siglo XII y se mantuvo en vigor hasta el siglo XVIII cuando fueron eliminadas por el rey Felipe V (1683-1746) . Al frente de ellas se encontraba el veguer , que era un funcionario que representaba y estaba subordinado al Conde de Barcelona (el término veguer procede precisamente del latín vicarius que significa representante de una autoridad superior)  , En la actual división el Ámbito Metropolitano de Barcelona concentra a más de cinco millones de habitantes, que representa  las dos terceras partes de la población total de Cataluña que según datos de 2015 es de 7.504.000 personas, la segunda comunidad autónoma más habitada de España sólo por detrás de Andalucía.
(Imagen procedente de http://www.ub.edu )

Pero entiendo que mis reflexiones personales no interesarán demasiado al lector así que hora es ya de que emprendamos el viaje al pasado si bien antes demos un vistazo al marco geográfico de esta historia, el de la Cataluña actual, en la que emplearé los términos en castellano porque, por desgracia , no conozco el catalán y los escribiría incorrectamente. La Comunidad Autónomo de Cataluña está situada en el noreste de la Península Ibérica. Tiene una superficie de 32.106 kilómetros cuadrados , un poco más grande que Bélgica,  con una población de siete millones y medio de habitantes según datos del año 2015,  distribuidos entre las cuatro provincias que la integran : Lérida, Gerona, Tarragona y Barcelona. albergando ésta última a la capital catalana, Barcelona, que con su población de 1.600.000 habitantes es la más populosa de Cataluña y la segunda de España. Limita al norte con Francia, separada de ella por la frontera natural que constituye la cordillera de los Pirineos, al sur limita con la Comunidad Valenciana, al oeste con Aragón y al este con el mar Mediterráneo que baña  sus más de quinientos kilómetros de costa. La mayor parte de su territorio está dominado por el clima Mediterráneo, caracterizado por veranos calurosos e inviernos templados, aunque debido a lo accidentado de su geografía también encontramos clima de alta montaña en los Pirineos, y clima continental en zonas del interior, con veranos cálidos e inviernos fríos como en gran parte del interior de la Península Ibérica. Por su territorio corren las aguas del río Ebro, el más caudaloso de España y el segundo en longitud sólo por detrás del Duero, y su principal afluente en territorio catalán es el Segre, con una longitud de 265 kilómetros, cuyo nacimiento se halla en la región francesa de la Alta Cerdaña. Otros cursos fluviales importantes e independientes del Ebro son los ríos Llobregat de 175 kilómetros de longitud y el Ter de 208 kilómetros de longitud. 


Mapa físico de Cataluña con los topónimos en catalán. Vemos como al norte limita  con Francia separada por la cordillera de los Pirineos donde se encuentran las principales alturas de Cataluña (si miráis a la izquierda del Principado de Andora veréis  la localización de la Pica d´Etats, la mayor cima catalana con sus 3143 metros de altura) y donde predomina el clima de alta montaña. En el centro de la región, , la Depresión Central, es el clima continental el que domina con sus inviernos fríos y veranos calurosos, y finalmente  en el litoral gobierna el clima mediterráneo de veranos calurosos e inviernos templados. En la parte inferior, , junto al cabo de Tortosa, se halla el Delta del Ebro , ligeramente por debajo de Barcelona el curso del  río Llobregat y junto al Golfo de Rosas la desembocadura del río Ter. Fijaos precisamente en el Golfo de Rosas , donde podéis ver como desemboca en él un río llamado Fluvia. Será aquí donde colonos griegos, los fócidos , fundarán  la primera colonia griega en territorio de lo que hoy es Cataluña, Ampurisas
(Imagen procedente de sites.google.com )

En lo que se refiere a sus montañas, las cimas principales se encuentran en la cordillera de los Pirineros, sobresaliendo por encima de todas la Pica d´Estats, situada en la provincia de Lérida, casi en la frontera entre España y Francia, que alcanza los 3143 metros de altura. Las tierras de lo que hoy es Cataluña ya fueron habitadas desde tiempos remotos. Jordi Canal refiere en su obra "Historia mínima de Cataluña"  un fósil  como Mandíbula de Bañolas, hallada en 1887 por un picapedrero en una cantera próxima a la localidad de Bañolas, en Gerona, cuya datación es incierta, pues oscila entre los 70.000  y los 7000 a. C y tampoco hay acuerdo sobre a que especie del género homo atribuirlo aunque Canal lo atribuye a un Homo Neanderthal. Pero será mejor que avancemos en el tiempo, al período en que comienza la historia escrita, cuando diversos historiadores griegos, entre ellos el considerado padre de la historia, Herodoto (484-425 a.C), mencionan a los pueblos que habitaban  en una tierra para ellos casi legendaria que se hallaba en el extremo occidental del Mediterráneo , aunque probablemente  los primeros contactos con los pueblos que habitaban la costa mediterránea de la Península Ibérica , a los que genéricamente  llamamos iberos, fueron realizados por los fenicios . Los fenicios  eran un pueblo que ocupaba una estrecha franja de Oriente Medio, donde hoy se hallan los territorios del Libano y partes de Israel y Siria,  y que desde finales del segundo milenio a. C habían destacado como grandes navegantes y comerciantes, extendiendo una red de factorías o colonias por diversos puntos del Mediterrano. Hacia el año 1000 a.C fundaron en el extremo sur de la Península la ciudad de Gadir , la actual Cádiz.En cuanto a los griegos, conocieron en un primer momento a la Península con el nombre de Ophioússa, que significa "tierra de serpientes" por la abundancia de serpientes que había en su territorio, aunque posteriormente la llamaron Iberia como derivación de la palabra Iber que oían constantemente a sus habitantes, aunque desconocemos su significado real , si bien los historiadores aventuras que podría ser "río".


Mapa con las principales rutas marinas y terrestres utilizadas por los fenicios en sus viajes comerciales. . Al este (a la derecha del mapa) , en amarillo, tenemos el territorio original de los fenicios  y sus principales centros urbanos (Biblos, Sidón, Tiro) y  a la izquierda, , con otro tono de amarillo más claro, la zona de influencia fenicia co algunas de sus fundaciones, entre ellas Cartago, la futura gran potencia que disputaría a Roma el control del Mediterráneo, y en la Península Ibérica  las colonias de Gades (Cadiz), Malaca (Málaga)  o Sexi(Almuñecar) Veis que en el sur de la Península Ibérica aparece Tartesos , un reino cuya historia se encuentra entre el mito y la realidad , que se extendería desde el actual   Algarve portugués hasta las provincias de Huelva, Cádiz y Sevilla y su nombre procedería del que los fenicios daban a uno de sus ríos, el Guadalquivir, al que llamaban Tartessos. El único rey de Tartessos que se sale del mito y  del que tenemos constancia histórica es Argantonio al que menciona Heródoto y de hacer caso al historiador griego habría vivido nada menos que 120 años, entre el 670 y el 550 a. C.  La economía de su reina se basaba en la pesca, la agricultura y la ganadería , pero , sobre todo, de sus minas de oro, plata y estaño, lo que atrajo a los fenicios hasta su reino para comerciar y utilizar estos metales en la acuñación de monedas.
(Imagen procedente de es.slideshare.net )

Los focenses , habitantes de la ciudad griega de Focea, fundada en el siglo VIII a. C por colonos procedentes de las ciudades jonias de Eritas y Teo  y  situada en la actual costa de Turquía, también desarrollarían un floreciente comercio marítimo y sus naves alcanzarían el otro extremo del Mediterráneo. El historiador griego Tucídides (460-396 a. C) señala a los focenses como fundadores hacia el 600 a. C de un emporión, término griego que significa "mercado" o "puerto de comercio", y al  que bautizaron  como Massalia, la actual Marsella en la costa mediterránea de lo que hoy es Francia. No tardaría en convertirse en uno de los puertos comerciales más importantes del Mediterráneo y  parece ser que hacia el 575 a. C los fócios de Massalia comenzaron a establecer contactos comerciales con los pueblos íberos que habitaban la costa del litoral mediterráneo  de la Península Ibérica.  Todavía hoy no hay acuerdo acerca del origen de los diferentes pueblos iberos, que algunos historiadores fijan en el norte de África mientras otras defienden que ya se encontraban en la Península originariamente,  pero cuando los fócios llegaron a las costas de lo que hoy es Cataluña  se encontraron a pueblos como los layetanos, los ausetanos, los ilercavones, , los ilergetes o los indigetes. Estos últimos habitaban las tierras bañadas por lo que hoy es el Golfo de Rosas  y recorridas por el río Fluvía, en la provincia de Gerona. Y fue en una pequeña isla frente a la costa del territorio ocupado por los indigetes donde los fóceos fundaron un pequeño puerto comercial hacia 575 a. C que en 550 a. C trasladaron ya a la costa y sería conocida como Ampurias, procedente del término griego emporión que ya veíamos más arriba que tenía el significado de puerto comercial.  . Así nos lo cuenta el geógrafo griego Estrabón (hacia 64 a. C - hacia 24. d. C) "Los emporitanos (nombre de los habitantes de Ampurias) habitaban antes una islita delante de la costa , que hoy se llama Palaiápolis (la ciudad antigua) , pero hoy viven ya en la tierra firme. Emporión es una ciudad doble, estando dividida por una muralla, teniendo antes, como vecinos a los indigetes. Pero con el tiempo se unieron en un solo estado , compuesto de leyes bárbaras y griegas , como sucede también en otras muchas ciudades". 


En la imagen tenéis el mapa con la distribución aproximada de los pueblos celtas (en color verde) e iberos (en naranja)  en la Península Ibérica  junto con las ciudades fundadas por los fenicios  , Gades (Cádiz), Malaca (Málaga) y Sexi  (Almuñecar) , las colonias griegas, Emporión(Ampurias)  y Rodas (Rosas), y finalmente las cartagineseas , Ebussus (Ibiza), Cartago Nova (Cartagena)  y Akra Leuke (Alicante) . En lo que hoy es Cataluña vemos como se hallaban asentados  pueblos como los Layetanos, auretanos, ilergetes, ilercavones  e indigetes
(Imagen procedente de  http://cienciassocialesemiliomanzano.blogspot.com.es


En la parte derecha del mapa , en Asia Menor (la actual Turquía) podéis ver la situación de Fócea, la ciudad griega de la que saldrían los colonos que fundaron , entre otras poblaciones, uno de los puertos más importantes del Mediterráneo, Massalia (la Marsella de nuestros días)  hacia el 600 a. C y hacia el 575 a.C harían lo propio con Ampurias o Emporion, en lo que hoy es la provincia de Gerona..(Imagen procedente de www.conuvi.com.ar ) 
Mientras, hace su aparición en escena una potencia emergente en el Mediterráneo, Cartago, una colonia  fundada hacia el 814 a.C  por los fenicios. Aquella nueva colonia fenicia no tardó en iniciar su expansión sometiendo a los pueblos vecinos, y ya en el siglo VI a. C,  en el tiempo en que los focenses fundan Ampurias,  dispone de una poderosa flota  que le permite a controlar gran parte del Mediterráneo Occidental y con la que ocupará el reino de Tartessos, un reino que se hallaba en el sur de la Península Ibérica, ocupando unas tierras que contenían las mayores y más ricas minas de plata de su tiempo. Ya en el siglo III a. C Cartago trata de ampliar sus posesiones en el Mediterráneo lo que provoca la colisión  con la otra potencia emergente de su tiempo, la República de  Roma, estallando un conflicto que se inicia en 264 a.C.  Iberia se convirtió en uno de los escenarios del conflicto,bautizado por los historiadores como  las Guerras Púnica  que se desarrollaría a lo largo de tres conflictos, las Tres Guerras Púnicas,  que se prolongan desde el 246 a. C,  cuando comienza la Primera Guerra Púnica,  hasta la destrucción final de Cartago durante la Tercera Guerra Púnica en el 146 a. C.  Durante el conflicto las tribus íberas y celtas son utilizadas por uno y otro bando como aliados. Roma aprovechó la guerra contra Cartago para asentarse en la Península Ibérica y ya en el año 197 a. C constituye dos provincias en los territorios controlados por sus legiones, la provincia Citerior al norte que tenía su capital en la ciudad de Tarraco, la actual Tarragona , y la Ulterior al sur cuya capital era Karduba, una fundación cartaginesa que hoy conocemos con el nombre de Córdoba. En cuanto a la actual Cataluña quedaba integrada dentro de la provincia de Hispania Citerior  con Tarraco (Tarragona) como capital.. Para entonces ya existía una población que ,según la leyenda ,habría sido fundada por el general cartaginés Amilcar Barca (275 - 228 a. C) o bien por su hijo , el célebre Anibal Barca (247-183 a.C) , el hombre que estuvo a punto de derrotar a Roma, que habrían bautizado a la población con el nombre de Barcina por el apellido familiar, Barca, y que se convertiría en la actual Barcelona.


Mapa del marco geográfico en el que se desarrolló la Segunda Guerra Púnica , uno de cuyos escenarios principales fue la Península Ibérica , En color verde tenéis los territorios controlados por Roma y en color naranja los que se hallaban bajo dominio cartaginés al comienzo de la guerra en 218 a. C . La flecha roja más gruesa marca el itinerario que  siguió el general cartaginés Anibal Barca desde  la Península Ibérica hasta la península italiana a través de los Alpes y que le condujo a amenazar directamente a la ciudad de Roma tras sus victorias en las batallas de Trebia, Trasimeno y Cannas (señaladas con estrellas en el mapa). Los romano contraatacaron con una expedición  dirigida por los hermanos Cneo Cornelio Escipión Calvo (fecha desconocida - 211)  y Publico Cornelio Escipión (fecha desconcoida - 211 a. C) que condujeron una victoriosa campaña en las tierras de la actual Cataluña. Así la describe el historiador romano Tito Livio  (59 a. C- 17 d. C)  en su obr a sobre la historia de Roma "Ad urbe cndita":
"Cornelio Escipión, enviado a HIspania con una escuadra  y un ejército, zarpó  de las bocas del Ródano y doblando los montes  Pirineos abordó en Ampurias. Desembarcó allí el ejército y empezando por los layetanos, sometió a Roma toda la costa hasta el Ebro, unas veces renovando alianzas , otras estableciéndolas"
En 211 a. C ambos hermanos serían derrotados y encontrarían la muerte a manos de las tropas de los hermanos de Aníbal, Asdrubal Barca (245-207 a.C) y Magón Barca (243-203 a.C) y el general  Asdrubal Giscón .  Años después su muerte sería vengada por el hijo  Publio Cornelio Escipión, también llamado Publio Cornelio Escipión el Africano (236-183 a. C) que derrotaría a los cartagineses en la Península Ibérica  y finalmente derrotaría a Anibal en la batalla de Zama en 202 a. C que supuso el final de la Segunda Guerra Púnica y la victoria de Roma , aunque habría una tercera guerra entre 149 y 146 a. C que causaría la destrucción total de Cartago
(Imagen procedente de es.slideshare.net )

En este mapa tenemos la primera división de Hispania en dos provincias romanas en el año 197 a. C, la Hispania Ulterior, que tenía su capital en Corduba (Córdoba)  y la Hispania Citerior , con capital en Tarraco (Tarragona) y que incluía todo el territorio de lo que hoy es Cataluña. El resto de la península seguía  en manos de los pueblos iberos y celtas  que se verían sometidos a una lenta pero imparable política de conquista que culminaría bajo el gobierno del primer emperador de Roma, Octavio Augusto. (Imagen procedente sites.google.com )  
Sin embargo, no hay ninguna prueba que respalde esta leyenda y si parece que la tribu ibera de los layetanos ya había establecido una población en el emplazamiento de la Barcelona de nuestros días a la que darían el nombre de Laya. En el transcurso de la Segunda Guerra Púnica, entre 218 y 201 a. C, la futura Barcelona fue ocupada por las tropas del cónsul romano Cneo Cornelio Escipión Calvo (fecha desconocida - 211 a.C)  y ya convertida en colonia romana recibía el nombre de Colonia Iulia Augusta Paterna Faventia Barcino  que con el paso de los siglos acabaría transformándose en el topónimo con el que hoy la conocemos, Barcelona. La conquista de la Península Ibérica  no sería una empresa sencilla para Roma y se prolongaría durante casi doscientos años , un tiempo en el que ahora no me puedo detener , hasta que durante el gobierno del primer emperador de Roma, Octavio Augusto (63 a.C-14.d.C) quedan sofocados los últimos focos de resistencia en el norte de cántabros y astures. Así lo contaba el historiador romano Lucio Aneo Floro, que vivió a caballo entre el siglo I y II d C y es una de las principales fuentes sobre las guerras de Roma contra los últimos focos de resistencia en Hispania , "En el Occidente estaba ya en paz casi toda Hispania excepto la parte de la Citerior , pegada a los riscos del extremo del Pirineo, acariciados por el océano. Aquí se agitaban dos pueblos muy poderosos , los astures y los cántabros , no sometidos al Imperio" El propio Octavio Augusto tuvo que trasladarse a la Península y dirigir en persona la guerra que acabó con la victoria final y definitiva de las legiones y fue él quien en el 27 a. C  vlvió a  a  cambiar la división territorial de la Península en  tres provincias:  la Hispania Citerior Tarraconensis con capital en Tarraco, la Hispania Ulterior Lusitania,  cuya ciudad principal era Emerita Augusta, la actual Mérida  y la Hispania Ulterior Baética con capital en Korduba(Córdoba)..



Mapa de la Península Ibérica después de la nueva división administrativa impuesta por el emperador Octavio Augusto en el 27 a. C por la que quedaba dividida en tres provicias,  la Hispania Citerior o Tarraconensis, con capital en Tarraco (Tarragona) , la Hispania Ulterior  Lusitana, cuya capital era Emerita Augusta (Mérida)  y la Hispania Ulterior Baetica con capital en Corduba (Córdoba). Quedaba completada la larga conquista de la que iba a convertirse en una de las provincias más prósperas y romanizadas del Imperio Romano. En cuanto al nombre de Hispania  no fueron los romanos los primeros en emplearlo, sino que todo parece indicar que su origen es fenicio. El territorio ibérico tenía una gran abundancia de conejos , lo que llevó a los fenicios a bautizar a la Península con el nombre de I-shphanim o "Tierra de conejos" o , según otros historiadores, Hi-shphanim o "Isla de conejos". Sin embargo, no todos se hallan conformes con este origen ya que teorías más recientes  hacen proceder el término de Hispania de la palabra fenicia I-span-ya, que significaría "Isla o costa de los forjadores de metales", nombre que los fenicios le habían dado por la intensa actividad  minera y metalúrgica de un próspero reino, el de Tartessos, del que ya os he hablado un poco más arriba.        
Imagen procedente de socialessanmartin.blogspot.com

Señala Jordi Canales  en su "Historia mínima de Cataluña "  que las primeras referencias de la introducción del cristianismo  en el noreste penínsular, donde está Cataluña, datan del siglo III , en medio de la persecución contra los cristianos impulsada por el emperador Publio Licinio Valeriano (200-260) , que bien en 258 o en 259 le costó la vida al obispo de Tarraco, Fructuoso, que murió martirizado, quemado vivo en la hoguera junto a los diáconos  Augurio y Eulogio, en el anfiteatro romano de Tarraco. Son considerados los primeros mártires de los que hay constancia documental en la historia del cristianismo en España. Ya bajo el gobierno del emperador Constantino I el Grande (272-337) se promulgaría en 313 el Edicto de Milán que decretaba la libertad de culto en todo el Imperio con lo que terminaban las persecuciones contra los cristianos. Apenas sesenta años después, el 27 de febrero de 380, otro emperador, Teodosio I el Grande (347-395) , convertía al cristianismo en la religión oficial del Imperio Romano proscribiendo todos los demás cultos. Tarragona (la llamaremos ya así) se convierte en la sede metropolitana  en el territorio  de la actual Cataluña, mientras que Barcelona también  se convierte en obispado y al menos otras siete poblaciones romanas, entre ellas Gerunda (Gerona) e Ilerda (Lérida)Hispania fue una de las más estables y prósperas provincias del Imperio  durante los siguientes siglos. Mientras, al norte de las fronteras del Imperio Romano, en aquellas tierras donde habitaban los pueblos que para los ojos de la civilizada Roma eran bárbaros, los pueblos germánicos,se estaban produciendo movimientos que tendrían repercusión el destino final del Imperio 


Mapa con la división del Imperio después de la muerte de Teodosio I el Grande en 395  , entregando el gobierno de Oriente, a su hijo  Arcadio (370-408) , que gobernaría desde Constantinopla, la ciudad refundada por Constantino I el Grande, mientras que el Imperio Romano de Occidente  sería gobernado por su otro hijo , Honorio (384-423) . Para entonces el Imperio comenzó a no poder contener los continuos intentos de invasión de los pueblos germanos que se hallaban  más allá de sus fronteras. El rey de los visigodos, Alarico I, saquearía Roma en 410 causando una honda conmoción en todo el Imperio pues no se había visto nada igual desde el siglo IV a. C cuando Roma había sido saqueada por los celtas. . Ya en ésta época la ciudad más importante de lo que luego sería Cataluña era Barcino (Barcelona)
(Imagen procedente de cmapspublic2.ihmc.us )


Establecidos en Escandinavia y a orillas del Mar Báltico , durante el siglo III estos pueblos comenzaron a desplazarse hacia el sur y en ese movimiento migratorio se fueron dividiendo  en nuevas tribus, los greutungos, que se establecieron en lo que hoy son las llanuras de Ucrania y Bielorrusia, y los tervigios , que se habrían sentado en la zona del bajo Danubio, siempre al otro lado de la frontera del Imperio Romano. Para el siglo IV  los greutungos ya eran conocidos en Roma con el nombre de Ostrogodos, los Godos Orientales, mientras que los tervigios y los pueblos godos a los que se habían unido formando una confederación eran llamados Visigodos,los Godos Occidentales. En 332 el emperador Constantino I el Grande les concedió el estatus de pueblo federado y aliado para frenar las invasiones de otros pueblos que amenazaban las fronteras imperiales. En 395  , tras la muerte de Teodosio I el Grande, en su testamento divide el Imperio Romano entre sus dos hijos,  Honorio (384-423), al que le correspondió el Imperio Romano de Occidente, y Arcadio (370-408), al que le fue entregada la otra mitad, el Imperio Romano de Oriente, el que después sería conocido como Imperio Bizantino. Ese mismo año de 395 los visigodos tenían un nuevo rey , Alarico I (hacia 372-410)   que tratará de influir en los  asuntos internos del Imperio  y cuando ve que no obtiene recompensa por parte de los romanos , comienza a avanzar hacia Constantinopla hasta que el emperador Arcadio,incapaz de defender sus territorios, les cede Grecia . A continuación Alarico pondrá sus ojos en el Imperio de Occidente. El 24 de agosto de 410 Alarico y sus hombres entraban en Roma, los primeros en hacerlo desde el siglo IV a. C. El rey visigodo tenía la intención de hacerse con el trono imperial   pero cae enfermo y fallece en ese mismo año de 410. Le sucede al frente de los visigodos por aclamación de sus soldados el cuñado de Alarico, Ataulfo (hacia 372-415), que abandonaría las pretensiones al trono imperial de Alarico  ya que consideraba que su pueblo no estaba preparado  para asumir el gobierno de las instituciones romanas, pero estaba decidido a fundar un reino para los visigodos. Negocia con el emperador Honorio, que había buscado refugio en la ciudad de Rávena, y obtiene de él la promesa de la concesión de tierras para el pueblo visigodo y también de grano para alimentarse


Ilustración que representa la boda en la ciudad de Narbona,  entre el rey visigodo Ataulfo I y la hermana del emperador Honorio e hija de Teodosio I el Grande , la romana Gala Placidia (hacia 388-450)  en una ilustración realizada por el ilustrador del siglo XIX  J. Cuchy.  Después de ser proclamado rey de los visigodos  sobre la tumba de Alarico,  Ataulfo pensó en crear un nuevo imperio  sobre  el agonizante Imperio Romano de Occidente pero se dio cuenta que los visigodos no estaban preparados para  afrontar el control  de una administración tan compleja  por lo que consideró más oportuno unirse  al emperador Honorio y salvar al Imperio de la ruina completa.  Después de conseguir la promesa de Honorio de concederle tierras  para asentarse y grano para alimentarse , Ataulfo abandonó en 412 la península italiana  y se dirigió a la Galia , derrotando a un usurpador llamado Jovino que se había autonombrado emperador de Occidente. A continuación ocupa todo el sur de la Galia  y tras cruzar los Pirineos   invade Hispania.  En 414 conquista Barcino (Barcelona)  y será en ella donde nazca su primer hijo con Gala Placidia, Teodosio, que estaba llamado a unir a romanos y visigodos, pero  por desgracia Teodosio moriría apenas unos meses después de su nacimiento.  (Imagen procedente de miniaturasmilitaresalfonscanovas.blogspot.com)
 Mapa de la situación de Hispania hacia el 410-415. Cuando el rey visigodo Ataulfo es elegido rey de los visigodos  Hispania, la más próspera de las provincias imperiales, se encuentran en un estado penoso, asolada por la peste y la hambruna que la sucedió, y con diferentes pueblos que la ocupaban. Los suevos ocupando la actual Galicia, los alanos  en la Lusitania y la Cartaginense y los vándalos en la Bética . Ataulfo pretende crear  en Hispania un reino propio partiendo de la provincia romana Tarraconense,  pero antes de poder llevar adelante sus planes  Ataulfo fue asesinado  en su palacio de Barcelona  por un sirviente. A su muerte ocupa el trono  visigodo Sigerico (fecha desconocida-415)  , hermano de otro caudillo visigodo llamado Saro que había sido un enemigo irreconciliable de Ataulfo que , finalmente le había derrotado y asesinado. Sigerico, contrario a la política de colaboración con Roma,seguida por Ataulfo,  ordena la muerte de los hijos de éste  y que su esposa Gala Placidia sea tratada con extrema crueldad. Pero la crueldad de Sigerico  no es bien recibida por los nobles visigodos  que lo asesinan apenas siete días después de su elección como rey. , siendo sustituido por Walia (fecha desconocida -418) , que establecerá un acuerdo con Honorio  por el que se compromete a luchar contra los pueblos bárbaros asentados  en Hispania a cambio del asentamiento de los visigodos  en la Aquitania y la Narbonense, , estableciendo la capital en Tolosa (Toulouse) y naciendo así el Reino Visigodo de Tolosa. (Imagen procedente de  estudiandosocialesestoy.blogspot.com )
En 412 los visigodos abandonan la península italiana y se dirigen hacia la Galia, donde después de derrotar a un tal Jovino que se había autoproclamado emperador de Occidente, cortándole la cabeza y enviándosela a Honorio como trofeo, ocupan el sur de la Galia y a continuación salva los Pirineos para penetrar en Hispania. En 414 los visigodos conquistan Barcelona , donde Ataulfo decide establecerse y la convierte en su capital , aunque lo será de forma efímera , pues será asesinado el 14 de agosto de 415. Avanzando en el tiempo , el Imperio Romano de Occidente se desintegra  definitivamente tras ser derrocado el último emperador, Rómulo Augústulo (hacia 461-fecha desconocida)  en el año 476. Las tierras de Cataluña quedarían  integradas dentro de las tierras del Reino Visigodo  que en aquel momento gobernaban desde la ciudad de Tolosa (la actual Toulouse), en territorio que hoy pertenece a Francia y siendo conocido entonces como el Reino de Tolosa  Pero en 507 los francos ,dirigidos por su rey Clodoveo I (466-511) , derrotaran al ejército visigodo bajo el mando del rey Alarico II (fecha desconocida - 507) en la batalla de Vouillé, situada a unos 50 kilómetros al sur del Loira. La batalla fue encarnizada y en el transcurso de la misma Alarico II fue derribado de su caballo por la lanza de Clodoveo I que le habría rematado en el suelo  obligando a los visigodos a retirarse del campo de batalla.  La derrota fue tan definitiva  que los visigodos perdieron gran parte de sus posesiones en Francia  y deciden asentarse  en Hispania, estableciendo su capital en la ciudad de Toledo. Los dos siglos de historia de los visigodos en la Península son la historia de una constante lucha intestina entre la nobleza visigoda por el poder.El historiador franco Gregorio de Tours (538-594) escribe "Los godos han adoptado la odiosa costumbre de matar con la espada a los reyes que no les satisfacen y hacen rey a cualquiera que les venga en gana" . En ese tiempo expulsarán a los bizantinos del sur de la Península y someterán a los suevos que ocupaban el noroeste peninsular y en 589 su rey Recaredo I(559-601) en el transcurso del III Concilio de Toledo abandona la herejía arriana (nacida en el siglo IV y que rechazaba la naturaleza divina de Jesucristo), mayoritaria entre los visigodos  y adopta el catolicismo, que predominaba entre la antigua población hispanorromana, unificando religiosamente a toda  la Península Ibérica.   


Mapa de la Península Ibérica durante la segunda mitad del siglo VI. ,El rey Leovigildo (fecha desconocida - 586)  , que gobierna entre 573 y 586 , emprendió la conquista del Reino Suevo que ocupaba la actual Galicia , también realiza campañas contra cántabros y vascones en el norte y al sur contra los bizantinos. En color amarillo tenéis todos los territorios que logró conquistar durante su reinado. El reino suevo desapareció de la historia en 585  , derrota casi totalmente a los cántabros  arrebatándoles su capital, Amaya,  y arrebata a los bizantinos la importante ciudad de Córdoba. Su hijo Recaredo I lograría la unificación del reino  cuando en el III Concilio de Toledo en 589  él y todos los nobles visigodos abandonaron el arrianismo , la herejía nacida en el siglo IV que rechazaba la naturaleza divina de Jesucristo, y adopta el catolicismo que ya era mayoritario entre la población de origen hispanorromana
(Imagen procedente de  www.wamba.org )
Archivo:Visigothic Kingdom 586-711 es.svg

Mapa del Reino Visigodo ya unificado , una vez expulsados los bizantinos que se habían establecido en el sur, el reino suevo que había ocupado la Gallaecia (Galicia) y los Cántabros, que, como acabamos de ver, fueron sometidos por Leovigildo a finales del siglo XI. Sin embargo, tanto los vascos como los nobles, en particular los que gobernaban la Septimania , que podéis ver en  un territorio de lo que hoy es Francia, serían constantes quebraderos de cabeza para los sucesivos reyes visigodos. Casi cada vez que uno accedía al trono que tenía que enfrentarse a una rebelión de los vascos y a conspiraciones de la nobleza , uno de los problemas de no tener una monarquía hereditaria consolidad y ser electiva, por lo que muchos nobles albergaban la ambición de convertirse en monarcas
Mientras, Tarraco volvía a ser la capital de la Tarraconensis y lo que hoy es Cataluña vivía un período relativamente  estable
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )

Avanzamos ahora hasta comienzos del siglos VIII.  En los años 707 y 709 el reino  fue asolado  por  hambrunas y también por una epidemia de pesteEn 710 fallece el rey visigodo Vitiza (fecha desconocida - 719) . El monarca  dejaba tres hijos varones, Agila, Olmundo y Ardabasto,todos ellos menores de edad  pero que Vitiza había designado como herederos antes de su muerte . Sin embargo, el concilio de nobles, debido a la peligrosa e inestable situación del reino, asolado por las epidemias, las hambrunas y con la amenaza de los musulmanes al sur y una nueva rebelión de los vascos en el norte, consideran que el reino no puede dejarse en manos de un rey niño y debe ser gobernado por el más diestro militar del momento y esta persona  es el duque de la Bética , Rodrigo (fecha desconocida - ¿711?).  Estalla una guerra civil entre los partidarios  del nuevo rey electo, Rodrigo , y los que defienden los derechos del hijo mayor del difunto Vitiza, Agila. En el momento de iniciarse el conflicto Rodrigue domina gran parte de Hispania menos los territorios que actualmente ocupan Cataluña y la Septimania, hoy en territorio francés  Las tropas de Rodrigo derrotarán a las de Agila  en la primavera de 710 y Rodrigo es ungido rey en Córdoba La guerra civil y la sequía provocan la muerte de un gran número de personas y otros muchos se ven obligados a vagabundear pues las cosechas se habían perdido, lo que resta apoyo a Rodrigo, que además tiene que enfrentarse a la hostilidad de la población judía , escarmentados por las políticas antisemitas de sus antecesores en el trono, por lo que ven con buenos ojos la llegada de los musulmanes a la Península . En 711 , los partidarios de Agila , llegaron a un acuerdo con el gobernador de Ifriquiya , un territorio que se corresponde con la actual Túnez más parte de Libia y ArgeliaMusa Ibn Nusayr(640-716), para que les ayude a derrocar a Rodrigo. Aprovechando que el rey había tenido que dirigirse a Pamplona para sofocar una revuelta de las tribus vascas, el 30 de abril de 711 una expedición conjunta visigoda y árabe compuesta por unos 12.000 hombres, aunque otras fuentes afirman que eran tan solo 7000,   bajo el mando de Tariq ibn Ziyad(fecha desconocida - 722), cruzan el estrecho y desembarcan en Gibraltar, que recibe su nombre del general árabe (Geb-al-Tariq, que significa la Montaña de Tariq). 


Mapa de la Península con las diferentes expediciones realizadas por los invasores musulmanes que en apenas tres llegarían a controlar la práctica totalidad de la Península. Tarraco (Tarragona) parece que fue conquista entre 714 y 716 y todavía es motivo de debate si fue tras un asedio que causó  la destrucción de gran parte de la ciudad , o si fue una ocupación pacífica. No hay restos arqueológicos que permitan  afirmar que fue asediada y destruida pero también se sabe que su obispo, Próspero . En todo caso Tarraco no volvería a manos cristianas, ya  en este caso del Conde de Barcelona, de manera definitiva hasta el siglo XI. En cuanto a Barcelona  fue conquistada hacia 716 por el valí o gobernador musulmán de  Al Andalus  , Al-Hurr , que fue también quien estableció la capital de los dominios musulmanes en la Península Ibérica en Córdoba (Imagen procedente de   http://www.zonu.com )    


La población de la Península no veía a las tropas árabes como un peligro ya que estaban  acostumbrados a las luchas internas por el poder entre los nobles visigodos. Pero en esta ocasión la amenaza era real , y las tropas conjuntas de Tariq y los partidarios de Agila van avanzando por el sur hasta encontrarse con el ejército de Rodrigo, que se había apresurado a desplazarse desde el norte para detener el avance de sus enemigos.No puedo detallar  más aquí los acontecimientos que se sucedieron entonces , pero las tropas del rey Rodrigo son derrotadas  en la batalla del Guadalete que habría tenido lugar en algún momento entre el 19 y el 26 de julio de ese año . El avance musulmán  es imparable y vertiginoso , muchos se someten sin luchar a cambio del respeto a sus propiedades, mientras que otros se resisten, como Tarragona, que fue casi destruida, y Barcelona, que será conquistada en 716.  El avance musulmán en la Península sólo sufrirá el revés de su derrota frente a un grupo de hombres comandados por el noble visigodo Pelayo (fecha desconocida - 737) . El nuevo gobernador de la región, Alqama , rodea al pequeño ejército de Pelayo en los Picos de Europa, muy cerca de una cueva consagrada a la Virgen María , en la garganta formada por el Monte Auseva. Fue allí donde se enfrentan en la Batalla de Covadonga el 28 de mayo de 722 en la que Pelayo obtiene la victoria.  Seguramente la batalla de Covadonga no fue sino una más de las numerosas escaramuzas que sostuvieron los seguidores de Pelayo y los musulmanes con desigual fortuna, pero su importancia radica en su fuerza como símbolo a idea de un reino que se había perdido, el visigodo, y que había que reconquistas. Fuera como fuese, Pelayo se convertiría en el primer monarca  de un nuevo reino,   el reino de Asturiasel único territorio cristiano independiente del dominio musulmán dentro de la Península Ibérica.  Entre tanto, los musulmanes habían cruzado los Pirineos y sólo fueron detenidos en éste avance cuando son derrotados en 732 por las tropas francas dirigidas por Carlos Martel (686-741) en la batalla de Poitiers. Avanzamos ahora en el tiempo , hasta el momento del gobierno del nieto de Carlos Martel,  Carlomagno (hacia 742-814) que se convertiría en el monarca más poderoso de su tiempo en Occidente


Extensión de la Marca Hispánica y su división  en condados a comienzos del siglo IX después de las conquistas del hijo de Carlomagno, Ludovico Pío, que pretendía servir de colchón protector contra futuros intentos de invasión procedente de los musulmanes que ocupaban la Península Ibérica (advierto un error en el mapa , ya que pone en el territorio musulmán de la Península la denominación de Califato de Córdoba lo que no sucedería hasta  el siglo X) . Estos condados serían el embrión de los futuros reinos de Navarra, Aragón y los condados catalanes a medida que fueron independizándose del dominio franco tras la muerte de Carlomagno en 814 y el progresivo debilitamiento de su Imperio a lo largo de todo el siglo IX debido a las continuas divisiones territoriales del Imperio entre los descendientes del emperador . Barcelona, conquistada por Ludovico Pío en 801, fue convertida en la capital de los territorios que se encontraban entre el río Llobregat y los Pirineos  (Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )

En 793, el emir omeya  Hisham I(756-797) había encabezado un ejército musulmán que se dirigió hacia el norte , cruzando los Pirineos y saqueando Narbona y Carcasona, para luego retirarse con un importante botín.  Después de  estas incursiones de Hisham I , Carlomagno se convence de la necesidad de crear una zona fronteriza al sur de los Pirineos que impida las incursiones árabes en territorio franco , al tiempo que sirviese también para controlar a los siempre levantiscos vascos .Carlomagno había creado en su cada vez más extenso reino varias zonas de seguridad a las que dio el nombre de Marcas, palabra de origen germánico que significa "frontera" y que , por extensión, se utilizaba para toda la zona fronteriza. Estas Marcas estaban bien fortificadas y sometidas a una férrea organización militar , donde todos los poderes se encontraban en manos del jefe militar de la Marca que solía ser un conde que recibía el título de margrave, palabra germánica que significa "conde la Marca" aunque luego serían conocidos como "Marqueses" y las Marcas pasarían a ser marquesadosSiguiendo estos modelos , Carlomagno pretendía formar una nueva barrera defensiva al sur de los Pirineos, a la que iba a dar el nombre de Marca Hispánica, constituida por el conjunto de territorios limítrofes a los dominios musulmanes    que abarcaba las regiones de Tolosa, Septimania y el Rosellón, al norte de los Pirineos, y al sur de esta cordillera montañosa los condados catalanes de Barcelona, Gerona, Urgel, Cerdeña, Besalú, Pallars, Ribagorza y Ampurias, todos ellos  bajo dominio árabe y cuyo territorio coincide aproximadamente con la futura Cataluña.. El primer intento de crear esta zona de protección franca tuvo lugar en 785 con la conquista de Gerona  y asentado el dominio sobre Urgel, Pallars y Ribagorza. Ya en 801 el hijo de Carlomagno, Ludovico Pío(778-840) conquista Barcelona y la convierte en la capital desde la que gobernar los territorios comprendidos entre los Pirineos y el río Llobregat.


Aunque este mapa refleja la misma situación que el anterior,  se pueden ver mejor e recorrido de las diferentes campañas que permitieron la consolidación de la Marca Hispánica. En color naranja podéis ver la expedición de Ludovico Pío, hijo de Carlomagno, que permitió la conquista de Barcelona en 801  y como las expediciones carolingias llegaron incluso hasta Zaragoza , gobernada por la familia de los Banu Qasi  (Imagen procedente de www.totalwarspain.com )

Ludovico I nombra como primer conde de Barcelona a Bera I (fecha desconocida - 844) , que también era conde de Gerona y de Besalú, un noble franco hijo del conde Guillermo I de Tolosa (755-812) que a su vez era primo de Carlomagno. Los primeros condes de Barcelona serían  nobles de origen franco. Damos un nuevo salto en el tiempo y nos vamos hasta el año 834, cuando Ludovico Pío nombra  a Sunifredo I (hacia 820- hacia 862) como conde de Cerdaña y Urgel.  aunque no estaba en su poder sino en poder del conde de AragónAznar I Galíndez (fecha desconocida - 839) , que recibía el apoyo de los musulmanes. Aunque no hay acuerdo entre los historiadores, parece que Sunifredo era hijo del conde Borrell de Osona (fecha desconocida- antes de 820) , un noble visigodo aliado de Carlomagno. En 835 Sunifredo  conquista la Cerdaña y en 838 Urgel. Ya en 842   tuvo que rechazar una invasión procedente de territorio musulmán dirigidak por el emir Abd al-Rahmán II(792-852), que fue el último intento musulmán por cruzar los Pirineos,   y en 844 el hijo de Ludovico Pío, Carlos II el Calvo(823-877) le concederá los títulos de Conde de Barcelona, Osona, Besalú, Gerona , Narbona, Agde, Beziers, Lodève y Nimes.  Pero en 848 al enfrentarse a una rebelión contra el rey  Carlos II el Calvo encabezada por Guillermo de Septimania (826-850), Sunifredo I perderá sus posesiones y desaparece de la escena política. Años después recuperará  el gobierno de sus condados su hijo Wifredo , que recibe en 870  de Carlos II el Calvo los condados de Urgell y Cerdaña como recompensa por su apoyo al monarca franco frente a una nueva  rebelión de los condes francos. En 877 , por la capitular de Kiersy sur Oise, Carlos II el Calvo establece que el título de conde, que hasta ese momento había sido concedido por el emperador y no era hereditario pasaba a transmitirse de padres a hijos. En 877 fallecía Carlos II y le sucedía su hijo Luis II el Tartamudo(846-879), que en su breve reinado tuvo que enfrentarse a una nueva rebelión de los nobles  donde contó, al igual que había contado su padre, con el apoyo de Wifredo  y del hermano de este, Miro el Viejo (fecha desconocida -896), conde de Conflent. Después de derrotar al cabecilla de los nobles rebeldesen 878 , ese mismo año se celebra el Concilio de Troyes y en él el monarca Luis II el Tartamudo le concede a Wifredo los condados de Barcelona, Osona, Gerona y Besalú, con lo que casi reune los mismos territorios que había gobernando su padre excepto los condados al otro lado de los Pirineos, Narbona ,Beciers y Adge. Además , de acuerdo con la capitular aprobada en 877 por Carlos II el Calvo, estos títulos serían heredados por sus hijos y ya no necesitarían que fuesen concedidos por los reyes francos


Extensión de los territorios gobernados por Wifredo I el Velloso, territorios que  serán la base de la futura Cataluña, un término que todavía no era utilizado entonces. Durante los años de gobierno de Wifredo I el condado de Barcelona vive una época de expansión y prosperidad que alarmó a la poderosa familia muladí (cristianos convertidos al Islam) de los Banu Qasi que fortificarán  varias ciudades, como Lérida,  , para prevenir futuros ataques. En 884 Wifredo emprendió una ofensiva contra los musulmanes , aunque será rechazada y ya no volverá a realizar ningún otro intento hasta su muerte en 897. . La muerte de sus hermanos durante los últimos años de su reinado puso en sus manos nuevos territorios,  como el condado de Gerona tras la muerte de su hermano Bela y  los condados de Cerdaña y Conflent  tras  el fallecimiento de su otro hermano, Miro. Además toma las fortalezas musulmanas de Manresa, Vic, Cardona y Montserrat. A su muerte repartirá  sus territorios entre los hijos habidos con la princesa carolingia Winidilda, correspondiendo el condado de Barcelona , Gerona y Ausona a su hijo mayor Wifredo II , también llamado Borrell I.
(Imagen procedente de www.datuopinion.com ) 

En este punto quiero añadir que Wifredo I  recibía el sobrenombre por el que ha pasado a la historia de "El Velloso" o "El Piloso" quizás porque era muy peludo, aunque algunos historiadores opinan que podría provenir del término "comes pilosus"que se empleaba para los señores que gobernaban sobre tierras salvajes o fronterizas, como era la Marca Hispánica en aquellos años.Durante los años de gobierno de Wifredo I el Velloso  el condado de Barcelona vivió una época  de expansión territorial y desarrollo económico aprovechando el periodo de paz que mantiene tanto con los francos como con los musulmanes. Fruto de la prosperidad económica del condado es la construcción de varios monasterios , como el del Ripoll y el de San Juan de las Abadesas. La vida de Wifredo I está rodeada por las leyendas, entre las que sobresale la que da origen a la bandera o senyera catalana.Según esta leyenda, Wifredo había ido en ayuda del rey Carlos II el Calvo, cuando el reino franco sufre el ataque de los normandos o vikingos. Después de una dura batalla los hombres de Carlos II obtienen la victoria, y en la batalla se distingue por su arrojo y valentía Wifredo que es herido. Cuando Carlos II va a visitarle en la tienda donde están curando a Wifredo   este le pide al monarca como única recompensa que le de unas armas que pueda poner en su escudo , con el fin de honrar a su propio linaje. El rey se dirigió hacia Wifredo hundió su mano en la herida y con la sangre  Carlos II dibujó cuatro barras sobre el  escudo dorado  de Wifredo. Esta leyenda no la encontramos relatada hasta el siglo XVI, cuando la recoge el historiador valenciano de origen alemán Pere Antoni Beuter(1490-1554) en su "Crónica General de España", donde podemos leer:  "pidió el conde Iofre Valeroso al emperador Loís que le diesse armas que pudiesse traher en el escudo, que llevava dorado sin ninguna divisa. Y el emperador, viendo que havía sido en aquella batalla tan valeroso que, con muchas llagas que recibiera, hiziera maravillas en armas, llegóse a él, y mojóse la mano derecha de la sangre que le salía al conde, y passó los quatro dedos ansí ensangrentados encima del escudo dorado, de alto a baxo, haziendo quatro rayas de sangre, y dixo: "Éstas serán vuestras armas, conde." Y de allí tomó las quatro rayas, o bandas, de sangre en el campo dorado, que son las armas de Cathaluña, que agora dezimos de Aragón


La Señera o Senyera en catalán, bandera de Cataluña. Aunque el historiador del siglo XVI Pere Antoni Beuter atribuía s origen a la época del conde Wifredo I el Velloso como acabamos de ver, Jordi Canal  en su "Historia mínima de Cataluña" señala que la primera evidencia documental  de esta bandera data del 1150  , apareciendo en unos sellos del conde de Barcelona y príncipe de Aragón  Ramón Berenguer IV (1113-1162), cuando ya estaba ejerciendo como gobernante de la Corona de Aragón. En todo caso no significaba entonces  el símbolo de un territorio , ya fuera Cataluña o Aragón, sino  que era un emblema familiar, un blasón dinástico. Hoy los partidarios de la independencia de Cataluña utilizan  esta bandera acompañada por una estrella (la Estelada -  que según Jordi Canal su origen se remonta a la primera mitad  del siglo XX , pues fue exhibida por primera vez en 1918  , un diseño que se atribuye al nacionalista catalán Vicenç Albert Ballester (1872-1938)
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )


 En realidad, según nos cuenta Jordi Canal,  la primer evidencia documentada de la señera se remonta a mucho después, al año 1150 , cuando los condados catalanes ya se habían unido al reino de Aragón, como veremos en la segunda parte. Wifredo I el Velloso moriría en 897 combatiendo contra los Banu Qasi, una familia muladí (descendientes de cristianos convertidos al Islam) , que gobernaban un amplio territorio en lo que luego sería Aragón y parte de Cataluña,  quienes primero tuvieron que defender la ciudad de Lérida de los ataques de Wifredo en 884 para pasar luego al ataque , lanzando una ofensiva contra la propia Barcelona , y sería tratando de contener esta ofensiva cuando halla la muerte Wifredo I el Velloso. Wifredo se convirtió en el primer conde de Barcelona independiente  y con un titulo que heredarían sus hijos sin depender de la autorización de los reyes francos, cuya autoridad se había ido debilitando. Tras su muerte , le sucede su hijo mayor Wifredo II Borrell (874-911), llamado también Borrel I, que recibe los condados de Barcelona, Gerona y Osona, mientras que el resto de condados son repartidos  entre sus hermanos Sunifredo y Miró. En 911  Wifredo II moría, posiblemente envenenado, sin dejar descendencia masculina . Por eso, a su muerte, sus posesiones  , que Wifredo había ampliado , pasaron a manos de uno de sus hermanos, Sunyer I (hacia 890-950)  que continuará con la política de expansión territorial emprendida por su hermano. Así, entre los años 936 y 937 lanza una ofensiva contra Tarragona. Sin embargo tuvo que frenar esta política expansionista ante la respuesta de Abd al- Rahmán III (891-961), el fundador del califato de Córdoba, que había pasado a la ofensiva.  Sunyer busca a partir de ese momento el acercamiento al califa  al tiempo que intervenía también en las luchas internas  por el poder en el reino franco. En 947  toma la decisión de abandonar el poder y  entrega el gobierno de los condados  a sus hijos Borrel II (927-992) y Miro I (926-966) fruto de su matrimonio con la noble franca  Riquilda de Tolosa (905-955) . Después se retirará a un monasterio donde morirá años después. Sus hijos gobernarán conjuntamente los condados en perfecta armonía y mantendrán una política de buenas relaciones con el califato.  Durante  el siguiente siglo y medo el poder de los condes de Barcelona se irá fortaleciendo hasta llegar a una fecha clave en la historia de Cataluña, cuyo nombre ni el de catalanes había sido todavía escrito,  y también clave para el futuro de lo que sería España, el año 1134. Pero  eso lo veremos ya en la segunda parte de esta historial .

Enlace con la segunda parte de Una historia de Cataluña 
http://chrismielost.blogspot.com.es/2015/09/una-historia-de-cataluna-segunda-parte.html 

Enlace con la tercera parte de Una historia de Cataluña 
http://chrismielost.blogspot.com.es/2015/09/una-historia-de-cataluna-tercera-parte.html 

Enlace con la cuarta parte de Una historia de Cataluña 
http://chrismielost.blogspot.com.es/2015/09/una-historia-de-cataluna-cuarta-parte.html


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

No hay comentarios:

Famosos