miércoles, 28 de enero de 2015

PEQUEÑAS HISTORIAS DE LA HISTORIA: JOSHUA ABRAHAM NORTON, EL EMPERADOR SIN IMPERIO

"Nosotros, el pueblo de los Estados Unidos, a fin de formar una Unión más perfecta, establecer Justicia, asegurar la tranquilidad interior, proveer para la defensa común, promover el bienestar general y asegurar para nosotros y para nuestra posterioridad los beneficios de la Libertad, establecemos y sancionamos esta Constitución para los Estados Unidos de América" . Así reza el Preámbulo de la Constitución de los Estados Unidos en el formato final que fue redactado y firmado por los delegados de las trece colonias que el 4 de julio de 1776 habían acordado proclamar la Independencia de los Estados Unidos y que durante los siguientes ocho años, hasta el año 1783, lucharían contra Inglaterra para conquistar su independencia. Cuatro años más tarde representantes de las trece colonias ahora ya independientes, se reunían en la ciudad de Filadelfia, en el estado de Pensilvania. Conocida como la Convención de Filadelfía, las reuniones se desarrollaron entre el 14 de mayo y el 17 de septiembre de 1787 y el principal fruto de esta convención fue la redacción de la Constitución de los Estados Unidos que se presentó para su firma el último día de la convención después de muchos debates, pues los delegados tenían ideas diferentes y casi todos tenían alguna objeción que poner al texto final e incluso algunos de ellos se retiraron antes de que tuviera lugar la firma. De los cincuenta y cinco delegados , sólo treinta y nueve de ellos estamparon la firma y la mayoría de ellos con recelos, pero como diría uno de los más célebres delegados, el científico , político y diplomático Benjamin Franklin (1707-1790), delegado por Pensilvania, "hay varias partes de esta Constitución que no apruebo actualmente, pero no estoy seguro que nunca los aprobaré. Dudo también si alguna otra Convención que podamos reunir, pueda ser capaz de hacer una Constitución mejor. Por lo tanto  me sorprende, Señor, encontrar un sistema que se acerca tanto a la perfección como éste, y creo que esto sorprenderá a nuestros  enemigos"

Mapa de las Trece Colonias que el 4 de julio de 1776 proclamaban su independencia de Inglaterra y se iniciaba un conflicto que se prolongaría durante ocho años y concluiría con el reconocimiento de su independencia en septiembre de 1783. El régimen de gobierno elegido por la nueva nación fue el de una República Federal Constitucional y su primer presidente sería George Washington. iniciando una línea ininterrumpida de presidentes hasta nuestros días. Sin embargo, durante veintiún años un hombre estaría convencido de ser el emperador de Estados Unidos y su nombre llegaría a ser conocido internacionalmente, llamando la atención incluso de otros emperadores, como el emperador Pedro II de Brasil(1825-1891) o el efímero emperador de México, Maximiliano I (1832-1867)  (Imagen procedente de juventushgetercero.blogspot.com)

La Constitución sería después ratificada por cada uno de los estados y Benjamin tenía razón, tal vez no fuera perfecta, nada de lo que hacemos lo es, pero si era lo bastante buena para seguir vigente casi doscientos treinta años después de su redacción . Aquella Constitución , como hemos visto al empezar el artículo, hacía residir el poder en el Pueblo, no en un rey ni en un emperador. Estados Unidos se constituía en una República donde el poder ejecutivo quedaba en manos del Presidente mientras que el poder legislativo residía en el Congreso dividido en el Senado y la Cámara de Representantes tal y como rezaba el Artículo I de la Constitución "Todos los poderes legislativos otorgados en la presente Constitución se investirán en un Congreso de los Estados Unidos, que se compondrá de un Senado y de una Cámara de Representantes" y establecía más adelante que estos sería elegidos por los ciudadanos estadounidenses "La Cámara de Representantes estará formada por miembros elegidos cada dos años por los ciudadanos de los diversos Estados" En los meses siguientes se procedería a ser ratificada por cada estado , siendo el primero Delaware el 7 de diciembre de 1787 y el último  en ratificarlo de los trece estados que entonces formaban Estados Unidos,  fue Rhode Island el 29 de mayo de 1790.  Estados Unidos se constituía  como una República Federal Constitucional  cuyo primer gobierno estuvo presidido por George Washington (1732-1799) , el hombre que había sido nombrado comandante en jefe de las fuerzas estadounidense durante la Guerra de Independencia, que repetiría mandato en 1793 , iniciando una lista de presidentes cuyo último miembro hasta ahora es el actual presidente Barack Obama(1953). . Pero, por supuesto, nada dice la historia de Estados Unidos de reyes y emperadores ¿o tal vez si?.

Esta es la portada  biografía escrita  y publicada en 1986 por William Drury , del que no he podido hallar datos biográficos , que he consultado junto con los datos contenidos en la Enciclopedia de San Francisco  que son los pocos que hacen referencia , al margen de Wikipedia, a la vida del emperador Norton I. Todo está escrito en inglés así que no se hasta que punto las citas que os pongo escritas por el propio Norton son correctas ya que las he traducido yo mismo y mi nivel de inglés no es demasiado sobresaliente, pero espero haberme acercado lo más posible al original y recoger el espíritu con el que los escribió. Os dejo también un enlace con el texto del libro aunque no está bien configurado y es bastante incómodo de leer
http://www.emperornorton.net/norton-drury.txt
(Imagen procedente de  www.amazon.com )   

  


Nuestro protagonista de hoy lo he incluido en esta serie de "pequeñas historias de la historia" que abrí para estos relatos de hechos y personas que no tuvieron relevancia en el devenir de los acontecimientos   y tampoco aparecen en los libros de historia pero cuyas peripecias también forman parte de la historia, aunque sea escrita con letra más pequeña y sobre todo sirva para saciar la curiosidad, esa de la que la diplomática estadounidense Eleanor Roosevelt (1884-1962) dijera que "Creo que si , en el nacimiento de un niño, una madre pudiera pedirle al hada madrina dotarlo con el mejor regalo, éste sería la curiosidad" .Así que no renunciemos nunca a ella y vamos a alimentarla con una historia  pequeña, sin trascendencia, pero que nos permitirá conocer a un personaje singular, el primer y único emperador de los Estados Unidos.Viajemos hasta Inglaterra a una fecha que todavía hoy es objeto de debate y oscila entre 1811 y 1819 , aunque la fecha más probable podría ser 1818 si damos por válido un dato que veremos dentro de poco,  y también hay debate sobre el lugar exacto de su nacimiento, que unos sitúan en Escocia, otros en Londres o en otras localidades inglesas. Parte de la información que tenemos sobre su vida se encuentra en la biografía que sobre la vida de Joshua Abraham Norton , así se llama nuestro protagonista, publicó en 1986 el autor William Drury con el título de "Norton I, emperador de los Estados Unidos". Según Drury , Joshua sería hijo de John Norton y Sarah Norton que tenían otros dos hijos más. En 1820 el matrimonio y sus tres hijos habrían emigrado a Sudáfrica, para establecerse en la nueva colonia situada en la costa este de Sudáfrica en cuya fundación iban a participar, la ciudad de Port Elizabeth. Drury señala que cuando preguntaron al padre de Joshua que edad tenía el niño , éste respondió que tenía dos años, lo que querría decir que Joshua había nacido en 1818.  Antes de seguir quiero señalar que casi toda la información que recojo aquí procede de la Enciclopedia de San Francisco y  la obra biográfica de William Drury que son las únicas fuentes que he encontrado que se ocupen en extensión de al vida de nuestro protagonista.

Mapa actual de la República de Sudáfrica donde podéis ver la situación de Port Elizabeth, el lugar donde en 1820 habrían desembarcado casi dos mil colonos ingleses entre los que se encontraba la familia de Joshua Abraham Norton que participaron en la fundación de la ciudad y donde vivirían hasta 1841  cuando se trasladaron a Ciudad del Cabo. Su padre hizo fortuna en los negocios que él heredaría en 1849 cuando todos los miembros de su familia, sus dos hermanos y sus padres, habían fallecido. Lejos estaba entonces de imaginar que  una década después se proclamaría emperador de los Estados Unidos (Imagen procedente de http://www.atlasescolar.com.ar )

Señala Drury que John Norton eran uno de los líderes de la comunidad judía de Port Elizabeth y allí permanecieron hasta que en 1841 la familia se trasladó a Ciudad del Cabo, fundada en 1652 por los holandeses pero que desde 1795 formaba parte del dominio británico. Parece que el negocio familiar prosperó pero también que la muerte se cebó en los Norton , porque en 1849 ya no quedaban con vida ni sus dos hermanos ni sus padres. Para entonces Joshua, si aceptamos 1818 como su fecha de nacimiento, tenía veintiún años de edad y heredaba una cierta cantidad de dinero de su padre , que según la Enciclopedia  de San Francisco sería de cuarenta mil dólares. Un año antes, en marzo de 1848, el periódico "The Californian" de la ciudad estadounidense de San Francisco , publicaba la noticia de que en California se había encontrado oro. Era el comienzo de lo que sería conocido como la Fiebre del Oro . Al final de aquel año el presidente norteamericano James Knox Polk(1795-1849)  pronunciaba estas palabras "Son tan extraordinarios los relatos de la abundancia de oro en el territorio que serían increíbles si no fueran corroborados por informes de funcionarios públicos" .Miles de hombres acudieron al reclamo del oro,  los grupos más numerosos llegarían en 1849, por lo que fueron llamados "forty-niners""los del 49"  con miles de norteamericanos pero también  hawaianos a los que se unieron australianos y neozelandeses, europeos ,en menor número, y muchos asiáticos, sobre todo chinos. Para haceros una idea del crecimiento descontrolado, durante un solo año San Francisco pasó de una población de unos 1000 habitantes en 1848 hasta los 25.000 a finales de 1849 y en 1852, cuando terminaba la fiebre del oro, alcanzaba los 50.000 habitantes. Mientras que en toda California, en 1849, llegaron unos 100.000 hombres , de los que unos 40.000 procedían de fuera de Estados Unidos y a mediados de la década de los cincuenta este número superaría los 300.000.

Uno de los anuncios que se publican en la prensa durante los días de la Fiebre del Oro en los que se ofrecían barcos para los mineros (les podéis ver representados excavando a la izquierda de la imagen) que querían alcanzar lo antes posible las costas de California. Hasta el año 1846  la  Alta California había pertenecido a México, cuando la guerra que enfrentó a México y Estados Unidos entre 1846 y 1848 hizo que pasara a formar parte del territorio estadounidense. Antes del comienzo de la Fiebre del Oro se estima que no vivían allí más de 14.000 personas, la mayoría de ellos mexicanos que eran llamados californios. Sólo en el año 1849, en plena fiebre del Oro, a California acudirían más de cien mil personas y uno de ellos sería Joshua Abraham Norton (Imagen procedente de http://en.wikipedia.org )

Entre ellos se encontraba Joshua, aunque no fue allí para buscar oro sino para hacer fortuna aprovechando la gran cantidad de personas que se habían concentrado en poco tiempo en California que se convertía en una tierra de oportunidades para alguien emprendedor y con ambición . Fundaba en San Francisco su propia empresa la Joshua Norton&Company, General Trades .Como almacén para sus mercancías adquirió un viejo barco  y parece que los negocios prosperaron pues están registradas la adquisición de diferentes parcelas en las que construyó una fábrica de tabaco, un edificio de oficinas y un molino para arroz, muy adecuado teniendo en cuenta que un gran número de los emigrantes eran de procedencia china y , por lo tanto, grandes consumidores de arroz. Para 1852 el valor de sus activos superaba el cuarto de millón de dólares, toda una fortuna en su tiempo. Su nombre también aparece entre los miembros de una logia masónica y se relaciona con las élites de la ciudad.  Pero igual que había estallado la fiebre del oro se extinguió casi a la misma velocidad en 1853 , el constante flujo de dinero procedente del oro desapareció , la gente comenzó a irse y los precios de los terrenos se desplomaron y muchos negocios se arruinaron y entre ellos estaba el de Joshua , que perdió sus propiedades y pasó de vivir en los hoteles más lujosos de la ciudad a dormir en las pensiones más baratas. Estaba arruinado y en los años siguientes su nombre aparece en ocasiones relacionado con pequeñas transacciones  comerciales que no le proporcionaban beneficios suficientes para abandonar los alojamientos más humildes. 

Hon. David C. Broderick, Cal - NARA - 528285.jpg
Fotografía del senador David Colberth Broderick(1820-1859) que el 13 de septiembre de 1859 protagonizaría junto a su oponente y viejo amigo, el juez del Tribunal Supremo  David S. Terry(1823-1889), el que sería el último duelo oficial de California en el que Broderick encontró la muerte. Ambos defendían puntos de vista diferentes con respecto a la esclavitud, mientras que Broderic era abolicionista, Terry estaba a favor de legalizar la esclavitud en California. La forma en que fue resuelto, un duelo , mostraba hasta que extremo el debate de la esclavitud estaba polarizando el debate político en Estados Unidos  que dos años después estallaría con el inicio de la Guerra de Secesión . En lo que se refiere a nuestra historia, lo que nos interesa de este hecho es que fue el detonante que condujo a Joshua Abraham Norton a autoproclamarse emperador de Estados Unidos  ya que consideraba que un monarca absoluto seria el único capaz de detener el desorden y enfrentamiento hacia el que se dirigía el país (Imagen procedente de http://en.wikipedia.org)

Joshua sentía admiración desde siempre por la monarquía inglesa y por el Imperio Británico y rechazaba el sistema republicano elegido por Estados Unidos que consideraba propicio para que imperara la corrupción y parece que en una ocasión había dicho a uno de sus conocidos que "Si yo fuera emperador de los Estados Unidos verías grandes cambios y todo iría en armonía" Y en 1859 las cosas no iban precisamente bien, ni para Joshua personalmente ni tampoco para los Estados Unidos,  pues el debate sobre la abolición de la esclavitud estaba conduciendo al país a la ruptura, En San Francisco la tensión política alcanzó tal extremo  que incluso propició el que sería el ultimo duelo oficial de California entre el senador David Colberth Broderick (1820-1859) y quién había sido su amigo, el juez del Tribunal Supremo, David. S. Terry (1823-1889). Ambos pertenecían al Partido Demócrata y eran viejos amigos, pero en el tema de la esclavitud mantenían puntos de vista contrapuestos. Broderick apoyaba la abolición de la esclavitud , mientras que Terry defendía su implantación en California. Después de un apasionado e incendiario discurso en la ciudad de Sacramento donde Terry atacó con virulencia a Broderick, éste se sintió ofendido y le desafió a un duelo. Se celebró el 13 de septiembre e 1859 y Broderick fue herido de gravedad en el pulmón , muriendo tres días después. Parece que este acontecimiento indignó tanto a Joshua que al día siguiente se dirigió a la sede del periódico "San Francisco Bulletin" y entregó al editor un documento.¿Qué impulsó a Joshua a dar el paso que ahora veremos? ¿Tal vez la ruina económica había afectado a su equilibrio mental? Lo cierto es que a partir de ese momento su vida adoptó un rumbo diferente e insospechado que le sacaría del anonimato y que hace que hoy escriba sobre él. 

His-Imperial-Majesty-Emperor-Norton-I-portrait-crop.jpg
Fotografía  de la que no he podido encontrar  cuando fue realizada , de Joshua Abraham Norton con uno de los uniformes con los que solía pasear por las calles de San Francisco, En julio de 1860 proclamaría el fin de la república y el inicio de su reinado en uno de los edictos publicados por el "San Francisco Bulletin" "Estamos seguros - escribía el nuevo emperador - que nada va a salvar a la nación de la ruina total, excepto una monarquía absoluta bajo la supervisión y autoridad de un emperador independiente" Los que le conocieron aseguraban que hablaba con lucidez y mostrando una brillante inteligencia sobre cualquier tema excepto cuando se trataba de sí mismo y de su condición de emperador   (Imagen procedente de  www.history.com )
Al día siguiente de la visita de Joshua el "San Francisco Bulletin" publicaba este titular "¿Tenemos un emperador entre nosotros?" y debajo el siguiente texto que era el que Joshua había entregado el día anterior y que decía así, y perdonan si mi traducción del inglés no es todo lo exacta que sería deseable "Ante la perentoria petición y el deseo  de una gran mayoría de los ciudadanos de Estados Unidos, yo, Joshua Norton, con anterioridad de Algoa Bay, Cabo de Buena Esperanza , y durante los últimos nueve años y diez meses de San Francisco, declaro y me proclamo Emperador de estos Estados Unidos y en virtud de la autoridad que me inviste, pido y ordeno a los representantes de los diferentes Estados de la Unión reunirse en el Music Hallo de esta ciudad, el primer día del próximo febrero para realizar cambios en las leyes vigentes de la Unió de modo que puedan aminorar los males en lo que se encuentra el país y  recobrar la confianza, tanto en casa como en el extranjero, en nuestra estabilidad e integridad"   Y justo debajo del texto  Joshua había añadido  esta firma "Norton I , Emperador de los Estados Unidos"No fue mas que el primero de muchos edictos que iba a dictar desde aquel momento y durante los siguiente veintiún años en los que  siempre se presentó como emperador de Estados Unidos , un título al que luego añadiría el de Protector de México. De repente, Estados Unidos tenía un emperador. 

Un bono  de cinco dólares emitido , como podéis ver en la parte superior, por El Gobierno Imperial de Norton I  y en el texto se puede leer que se promete pagar a su poseedor la suma de cinco dólares en el año 1880 con un interés del 7%  por año desde la fecha de su adquisición. Por supuesto, nunca pudo hacer efectivo el pago de sus bonos y cuando murió, precisamente en 1880, llevaba con él un taco de estos bonos prorrogando su pago al año 1890. Durante años Norton lucharía contra el Congreso  que él había declarado disuelto y sólo al final de sus días parece que por fin había aceptado que existiera aunque fuera sin su permiso. Le exasperaba que una y otra vez ignoraran  el contenido de sus edictos (Imagen procedente de www.pmgnotes.com)  

El 12 de octubre de 1859 publicaba un nuevo edicto en el que denunciaba el estado de corrupción del país  y explicaba que "El sufragio universal tal y como existe ahora en toda la Unión, es maltratado , el fraude y la corrupción impiden una expresión justa y adecuada de la voz pública " y por  tanto  "en consecuencia de lo cual  declaramos abolido el Congreso " y antes de terminar octubre también había abolido la Corte Suprema de California. En otro de los discursos publicados por el San Francisco Bulletin , Norton se dirige a los estadounidenses "Teniendo en cuenta todas estas circunstancias y las disensiones internas que está causando la esclavitud, estamos seguros de que nada salvará a la nación de la ruina excepto una monarquía absoluta bajo la autoridad y supervisión de un emperador independiente", por supuesto un papel que se reservaba a él mismo  y siguió convocando a los congresistas y senadores el primero de febrero de 1860 para establecer nuevas directrices de gobierno. Evidentemente,los edictos del emperador Norton I no fueron atendidos por el gobierno que lejos de disolver el Congreso se reunía como estaba previsto la primera semana de enero de 1860 lo que exasperó al emperador que escribió al general Winfield Scott (1786-1866)  que se dirigiera al Congreso y lo disolviera. Winfield Scott era un veterano general del ejército estadounidense que había participado en la guerra contra Inglaterra de 1812 , fue comandante de dos de los ejércitos estadounidenses que participaron en la guerra contra Méxíco entre 1846 y 1848 y gracias al gran prestigio adquirido llegó a ser candidato a la presidencia de Estados Unidos en 1852. Poco podía sospechar que Norton I le había nombrado Comandante en Jefe del Ejército. En ese momento se encontraba desempeñando una misión diplomática y , como imaginaréis, no obedeció las órdenes del autoproclamado emperador. 

Caricatura realizada por el dibujante nacido en Francia, Edward Jump(1832-1883) donde vemos a la derecha vestido con su uniforme militar a Norton I acompañado por dos perros. Se trata de Bummer y Lázaro  que se harían famosos en la ciudad por su  habilidad para cazar ratas . Hasta tal punto eran queridos en San Francisco que fueron excluidos de la ley de perros callejeros que prohibía que estuvieran sueltos por las calles.  Una leyenda hizo correr el rumor que acompañaban al emperador Norton en sus paseos pero parece que esto no era así y esta creencia se debe precisamente a los dibujos realizados por Jump como el que tenéis sobre estas líneas donde también podéis ver a otro vagabundo que camina casi a su lado, era George Washington II , en realidad Frederick Coombs , un fotógrafo que perdió la razón y se creía George Washington. Llegó a tener una fama comparable a la de Norton I y parece que compartían sus paseos hasta que un día discutieron , según decía Coombs porque Norton tenía celos del éxito de Coombs con las mujeres . Coombs, o George Washington II ,abandonó San Francisco parece que para dirigirse a Nueva York donde Mark Twain lo encontraría en 1868  (Imagen procedente de  http://en.wikipedia.org)


Debido a un incendio del lugar que había elegido para la reunión que convocó para el primer de febrero de 1860, Norton I la aplazó para el 5 de ese mismo mes. El editor del "San Francisco Bulletin" , sin duda viendo una historia divertida que podía rendirle buenos beneficios en ventas, publicó la convocatoria y animó a los ciudadanos de San Francisco a acudir a ella con un artículo donde, con evidente humor, hacía este llamamiento "Tomad una silla, una manta o dos, un paraguas, un montón de bocadillos, una botella para estar preparados. El miércoles va a ser un gran día para California" Sin embargo, a pesar del apoyo del "Bulletin" nadie acudió aquel día y hasta la sala esta cerrada con llave aunque el periódico se encargó de publicar el discurso que Norton había preparado para la ocasión. Meses después, en julio de 1860, Norton I proclamaba una vez más la disolución de la República. Para 1861 se había convertido ya en un personaje conocido en la ciudad  e incluso se estreno una obra de teatro sobre su persona. , reservando en el teatro donde se estrenó un asiento de preferencia para él. Su figura se hizo familiar patrullando por las calles de la ciudad vestido con un uniforme azul con charreteras doradas que le había sido entregado por los militares que se encontraban custodiando el Presidio de San Francisco. Para las ocasiones que consideraba especiales tocaba su cabeza con un sombrero de piel de castor adornado con una pluma de avestruz , añadía una flor en la solapa de su uniforme , ceñía una espada al cinto y se acompañaba para caminar con un elegante bastón de mando de madera con una placa de plata en la que estaba grabado su nombre, Norton. Los  ciudadanos de San Francisco le cogieron cariño y le seguían la corriente, dándole el tratamiento de emperador . William Drury escribe en su biografía que "Caminaba con un aire digno y real, era visto como un hombre amable, afable y con tendencia a bromear en sus conversaciones . Hablaba de forma raciona e inteligente sobre todo, excepto sobre su propia persona y su condición de emperador."

Fotografía de Norton I que hoy se conserva en la Biblioteca Bancroft de la Universidad de California, con su uniforme de gala donde podéis ver , además del sable que ceñía en la cintura, su sombrero ornado con una pluma de avestruz. En la Enciclopedia de San Francisco  se explica que Norton tenía una rutina cotidiana que no solía cambiar. Primero  se ponía su uniforme, pagaba su alquiler diario de 50 céntimos y salía a recorrer las calles de San Francisco. Pasaba por el lujoso hotel de Empire House en el que aprovechaba a leer los periódicos del día y a continuación se dirigía hacia un parque cercano donde pasaba buena parte de la tarde sentado en sus bancos cambiando impresiones con sus amigos y otros ciudadanos.  Restaurantes y tiendas acostumbraban a invitarlo  ya que era una buena publicidad para ellos y tampoco pagaba en los tranvías ni los ferrys e incluso el magnate Lelan Stanford (1824-1893) , fundador de la Universidad de Standford y de la compañía de ferrocarriles Central Pacific Railroad constructora del primer ferrocarril transcontinental de Estados Unidos, le entregó a Norton un pase para que pudiera viajar sin pagar en los trenes por el estado de California. (Imagen procedente de www.sfmuseum.org328 )

Norton era siempre una noticia jugosa para los periódicos que no dudaban en publicar sus edictos y relatar sus andanzas . Entre los reporteros que escribían sobre él se encontraba  Samuel Lagnhome Clemens (1835-1910) que escribía en otro de los periódicos de la ciudad,   el "Morning Call" , y al que seguro que conoceréis mejor por el seudónimo que utilizó en su carrera literaria, Mark Twain.También Twain mostraría el cariño que despertaba la figura del emperador  cuando escribía  "Siempre fue doloroso para mi ver mendigando al emperador, pues aunque creía que fuera un emperador, él si lo creía" En realidad Norton vivía gracias a la ayuda económica que recibía de amigos y también a las constantes invitaciones en restaurantes y tiendas, ya que no tardaron en darse cuenta que una visita del emperador era una forma de darse publicidad y salir en los periódicos. El dinero que sus amigos o los ciudadanos le daban como limosna él lo consideraba como un impuesto que le pagaban  En 1862, ya sumido el país en la Guerra de Secesión, Norton solicitó a la Iglesia Católica y a los protestantes que reconocieran su condición de emperador .  Mientras, ese mismo año los republicanos mexicanos  eran derrotados por las tropas francesas del emperador Napoleón III(1808-1873) y se imponía a México la restauración del Imperio. Comenzaba un corto periodo de su historia conocido como el Segundo Imperio Mexicano y el hombre escogido para ocupar el trono  fue el archiduque Maximiliano de Habsburgo (1832-1867) hermano del emperador del Imperio Austro - Húngaro, Francisco José I (1830-1916). Oponiéndose a este nombramiento , Norton I se autoproclamó también Protector de México.  En 1863 alquilaría una humilde habitación por la que pagaba apenas cincuenta céntimos por noche  en una pensión en el 624 de Commercial Street, donde residiría hasta su muerte. En la "Enciclopedia de San Francisco" se describe su habitación que distaba mucho del lujo que correspondería a un emperador "Tenía una desvencijada cama de hierro , una silla, un sofá tapizado y sucio, un lavabo y una mesa de noche. Las paredes estaban adornadas con litografías de la realeza , desde la emperatriz Carlota de México a la emperatriz de Francia, Eugenia de Montijo  o la reina Victoria I de Inglaterra"   .

Proclamación publicada en el San Francisco Herald el 13 de agosto de 1869 donde Norton I emperador de los Estados Unidos y Protector de México por la gracia de Dios proclamaba la abolición del Partido Demócrata y el Partido Republicano  anunciando penas  de no más de diez años y no menos de cinco años de aquellas personas que violaran este imperial decreto. Hubo muchos edictos que aparecieron publicados en nombre del emperador Norton aunque entre ellos había muchos falsos que sólo trataban de aprovechar su fama y atraer más lectores para los periódicos . En  el San Francisco Museum and Historical Society se conservan aquellos edictos que se consideran auténticos     (Imagen procedente de    www.sfmuseum.org328 )

Se cuentan muchas historias sobre hechos en los que participó Norton en aquellos años y es difícil saber cuales de ellos sucedieron en realidad y cuales fueron invenciones o exageraciones de los periódicos para aumentar sus ventas. Una de ellas refleja el clima de xenofobia contra los emigrantes chinos contra los que se producían numerosas manifestaciones y también agresiones físicas. Se cuenta que en una ocasión Norton se interpuso entre los chinos y sus agresores y se puso a rezar el Padre Nuestro hasta que el grupo de  agresores se dispersó. Otra muestra del gran cariño que sentían los habitantes de San Francisco por su figura . Sucedió en 1867  cuando un agente de policía llamado Armand Barbier, detuvo a Norton acusándolo de  vagabundo y loco. La prensa no tardó en salir en su defensa y así el "San Francisco Bulletin"  publicaba "En lo que sólo puede ser descrito como el más vil de los errores, Joshua A. Norton  fue arrestado hoy  bajo la absurda acusación de "locura". Conocido y querido por todos los ciudadanos de San Francisco como el emperador Norton , este monarca de Montgomery Street es menos lunático que los que le han imputado estos cargos falsos" y hacía un llamamiento "Este periódico insta a todos los ciudadanos bienpensantes a estar presente mañana en la audiencia pública " y llamaba a que fuera liberado. Otro periódico subrayaba "El emperador Norton nunca ha derramado sangre, no ha robado a nadie  ni despojado a ningún país, y eso, señores, es mucho más de lo que se puede decir de otras personas" Norton fue liberado , el departamento de policía le presentó sus disculpas y a partir de aquel momento todos los agentes de policía de la ciudad le saludaban cuando lo encontraban por las calles de la ciudad. 

Fotografía del emperador cuando pretendía montar en bicicleta pero luego encontraría que este no era un medio de transporte digno de un emperador y quiso impedir la publicación de fotografías como esta.  Norton llegaría a convertirse en un personaje de novela, pues Mark Twain se inspiró en él para el personaje de "El Rey" en su novela "Las aventura de Huckleberry Finn" y Robert Louis Stevenson (1850-1894) también se inspiró en el para su novela "El destructor" publicada en 1892. La hijastra de Stevenson, Isobel Osburn (1858-1953) nos dejaría estas palabras sobre Norton que creo que resumen muy bien su historia " Era un hombre amable y bondadoso y , afortunadamente, se encontró en la ciudad más amable y sentimental del mundo. Le permitió ser emperador si él quería serlo. San Francisco jugó al juego con él" (Imagen procedente de http://fineartamerica.com )

A finales de la década de 1860 un antiguo conocido de Norton, Nathan Peiser, que le conoció cuando todavía vivía en Sudáfrica, se lo encontró y ,como es natural, se extrañó de las ropas que llevaba y de que utilizara el titulo de emperador. Norton le respondió explicando que en realidad él tenía sangre real en sus venas y era miembro de la familia Borbón. Su familia habría huido de Francia durante los años convulsos de la Revolución Francesa buscando refugio en Inglaterra  donde habrían cambiado sus nombres y apellidos franceses por otros ingleses. Tomaba muy en serio sus responsabilidades como emperador y entre ellas incluía las visitas a la iglesia  y afirmaba que "Creo que es mi deber de fomentar la religión y la moral al mostrarme a mí mismo en la iglesia y para evitar los celos de las diferentes parroquias acudo a todas ellas" Gracias al ferrocarril San Francisco se convirtió en una ciudad muy visitada y los comercios rentabilizaron  la imagen de su emperador que ya era conocida internacionalmente, como lo demuestra que el propio emperador de Brasil, Pedro II (1825-1891), quisiera entrevistarse con él personalmente , lo que hicieron en la suite que ocupaba el emperador brasileño en el hotel Palace de San Francisco. En el terreno sentimental, en 1874 Norton se enamoró de una joven estudiante de dieciséis años llamada Minnie Wakeman a la que escribió una nota para proponerla matrimonio con estas palabras "Mi querida señorita Wakeman . estaré encantado, si usted me permite   hacer uso del nombre de emperatriz para usted. Si esa es su voluntad, , por favor, hágamelo saber, pero manteniendo el secreto. Creo que así es más seguro. Su cariñoso y devoto amigo . El Emperador"  Por desgracia, Minnie , que tenía treinta y ocho años menos que Norton, rechazó su propuesta agradeciendo sus palabras pero informándole que ya estaba comprometida.  También se habló que entre sus planes estaba casarse con la reina Victoria I de Inglaterra , viuda desde 1861. 

Lapida  que  marca el lugar donde hoy está enterrado Norton I , emperador de los Estados Unidos y Protector de México , en el cementerio Woodlawn Memorial Park de la pequeña población de Colma situada en la Bahía de San Francisco.  Si dice que miles de personas acompañaron a su féretro el día del entierro . El San Francisco Chronicle contaba que acudían a dar su último adiós al emperador  "personas de todas clases, del capitalista al pobre, del clérigo al carterista, desde señoras bien vestidas a niños que parlotean sin parar" . Para añadir un toque de leyenda, también cuentan que ese día hubo un eclipse total de sol . Lo que si es cierto es que Norton supo ganarse el cariño y el aprecio de sus "súbditos" (Imagen procedente de http://www.findagrave.com )

Así fueron pasando los años, con el emperador convertido en una de las figuras mas populares de la ciudad cuando la noche del 8 de enero de 1880, un día particularmente frío y lluvioso, el emperador se dirigía a una de las muchas reuniones en las que participaba, en este caso  una que se celebraba en la Academia de Ciencias Naturales,   se desplomó de forma súbita en la calle y allí exhalo su último aliento. Cuando levantaron el cuerpo comprobaron que apenas llevaba encima dos dólares y medio, una antigua moneda francesa de 1828  y también llevaba encima dos telegramas, uno con la firma del zar Alejandro II de Rusia (1818-1881) y otro del presidente de la República Francesa, Jules Grévy (1807-1891) que le felicitaban por su supuesto compromiso con la reina de Inglaterra, telegramas que evidentemente eran obra de bromistas que se reían a costa de Norton. Al día siguiente la noticia de su muerte fue recogida no sólo por los periódicos de San Francisco sino por periódicos de todo el país. Leo en la Enciclopedia de San Francisco ,este texto  del diario "Cincinnati Enquirer" donde se refería a Norton como "Un emperador sin enemigos, un rey sin reino  , apoyado en vida por el tributo voluntario de un pueblo libre"  El día de su entierro más de diez mil ciudadanos acudieron a despedirse de su emperador y uno de sus antiguos compañeros de la logia masónica reunió el dinero necesario para dar un entierro digno a Norton ya que sino habría sido depositado en una fosa común. Fue enterrado en el Cementerio Masónico, situado a varios kilómetros de la ciudad . En 1931 el cementerio fue cerrado y el cuerpo de Norton sería trasladado al Woodlawn Memorial Park en la pequeña población costera de Colma , en la Bahía de San Francisco, donde fue enterrado de nuevo rindiéndole honores . Si vais allí podréis ver una lápida en la que leeréis "Norton I. Emperador de los Estados Unidos y Protector de Mexico. Joshua A. Norton. 1819-1880"  y en ocasiones junto a ella aparecen flores y banderas de Estados Unidos. Así acaba la historia del hombre que, al menos para él , fue durante veintiún años el primer emperador de los Estados Unidos, y, lo más importante, supo ganarse el cariño de sus súbditos voluntarios, lo que es algo de lo que no muchos monarcas han podido presumir a lo largo de la historia.  


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

No hay comentarios:

Famosos