martes, 15 de mayo de 2012

DIEGO DE ALMAGRO , PEDRO DE VALDIVIA Y LA HISTORIA DE LA CONQUISTA DE CHILE (SEGUNDA PARTE)


Habíamos dejado ayer nuestro relato en el momento en que Diego de Almagro (1475-1538) regresaba al frente de los supervivientes de la desafortunada expedición a Chile de la que nada habían obtenido y se hallaban en tal estado que los que contemplaron su vuelta les dieron el nombre de "los rotos de Chile" . Era el año 1537 y un año antes los incas dirigidos por Manco Inca Yupanqui(hacia 1515-1545) se habían rebelado contra el poder de Francisco Pizarro(1478-1541). Después de la muerte del último emperador de un Imperio Inca independiente, Atahualpa(hacia 1500-1533) , Pizarro había elegido a un hermano de éste, Túpac Hualpa(hacia 1500-1533), como emperador títere bajo las ordenes de Pizarro, pero apenas tres meses después moría envenenado y hubo que escoger a un nuevo emperador, elección que recayó sobre Manco Inca Yupanqui, otro de los hermanos de Atahualpa. Después de dos años en los que Manco Inca era apenas una figura decorativa subordinado a Pizarro y que éste mantenía sólo para legitimar su domino sobre el Imperio, decidió sublevarse y comenzó un asedio que duraría casi un año sobre la capital imperial, Cuzco en 1536.

El cronista español Gonzalo Fernández de Oviedo(1478-1557) pone en boca de un noble inca los motivos por los que se rebelaban contra el poder español "Ahora, después que los cristianos vinisteis de libres nos hicisteis esclavos  y de señores sus siervos. El inca perdió su reputación y autoridad y nosotros la libertad y prestigio; en lugar de ser servidos os servíamos, residimos en vuestras casas, dejando las nuestras; habéis sido tan mal agradecidos que, en lugar de nos tratar bien y mantener en justicia, nos tomasteis nuestras mujeres e hijas para  mancebas; robasteis nuestras haciendas, quemándonos y aporreándonos, injuriando nuestras personas con malas palabras ; y lo que más sentimos y desmaya nuestros corazones que un señor natural que Dios nos dio, que tan estimado, querido y servido ha sido, sea tratado como el menor de nosotros" El ejército de Manco Cápac mantuvo el asedio de Cuzco de febrero a agosto de 1536 pero la falta de comida para alimentar a sus hombres le obligó a retirarse y se hizo fuerte en la fortaleza de Tambo donde resistió los ataques dirigidos por Hernando Pizarro(1502-1578) y Gonzalo Pizarro(1510-1548), hermanos de Francisco Pizarro. Cuando Diego de Almagro llega desde Arequipa en abril de 1537 terminada su expedición a Chile, propone una reunión a Manco con el que le unía una antigua amistad.

En este mapa del Perú actual podemos ver la división de su territorio entre los diferentes departamentos o provincias que lo integran. El departamento de Cuzco correspondería aproximadamente al territorio que durante cuarenta años controlaron los llamados Incas de Vilcabamba . El primero de ellos fue Manco Cápac II hasta el año 1545, a su muerte le sucedería su hijo Sayri Túpac(1545-1560), que abandonaría el poder después de aceptar negociar con los españoles y recibir el bautismo, a continuación se sentaría en el trono de Vilcabamba Titu Cusi Yupanqui que permitiría la entrada de los misioneros en Vilcabamba y, finalmente, a la muerte de Titu Cusi Yupanqui en 1570 le sucedió uno de sus hermanos, Tupac Amaru que sería derrotado por las tropas españolas y ejecutado en la plaza mayor de Cuzco el 24 de noviembre de 1572 , poniendo fin al reino inca de Vilcabamba (imagen procedente de http://www.aatccusco.com )

Sin embargo, Manco Cápac no confiaba ya en Almagro y decide atacar con sus fuerzas el campamento de los hombres de Almagro, pero estos, veteranos curtidos y endurecidos por la expedición a Chile, rechazaron el ataque y derrotaron a los incas que optaron por retirarse. La rebelión contra el domino español había fracasado . Sin embargo, los incas aún conservaban una región del Imperio en su poder, en la parte central del Perú, fundando el reino de Vilcabamba donde se sucederían los gobiernos de cuatro emperadores,comenzando por Manco Cápac, hasta su definitiva desaparición en 1572.  En cuanto a Diego de Almagro, después de derrotar a Manco Cápac exigió que le fuera reconocida su autoridad sobre la ciudad de Cuzco a lo que los hermanos de Francisco Pizarro se negaron . Almagró al frente de sus hombres entró en Cuzco , rodeó la casa donde Gonzalo y Hernando Pizarro dormían y la incendió y aunque estos pudieron escapar con vida la ciudad quedó bajo la autoridad de Almagro. Comenzaba así la guerra civil que iba a enfrentar a Francisco Pizarro con Diego de Almagro , en la que nuestro otro protagonista de esta historia, Pedro de Valdivia (1497-1553), se alistaría en el bando de Francisco Pizarro.

La batalla decisiva de esta primera fase de la guerra civil entre los conquistadores españoles tendría lugar el 6 de abril de 1538 en la que los ejércitos de Diego de Almagro y el dirigido por los hermanos Gonzalo y Hernando Pizarro se encontraron a unos cinco kilómetros de Cuzco , enfrentamiento que sería conocido como Batalla de las Salinas y en la que las fuerzas de Diego de Almagro fueron derrotadas y el propio Almagro capturado. Almagro fue juzgado en un largo proceso que duro dos meses y arbitrariamente Hernando Pizarro lo  condenó a muerte . Alfonso Enríquez, amigo de Almagro, escribiría años después el que es considerado el primer poema sobre la conquista de América por los españoles titulado "Nueva obra y breve en metro y prosa sobre la muerte del Adelantado Don Diego de Almagro hecha por un testigo de vista por los años de 1550" en la que describiría en prosa y en verso la condena y ejecución de Almagro. A pesar de sus  súplicas Diego de Almagro sería estrangulado por orden de Hernando Pizarro la madrugada del 8 de julio de 1538 y su cadáver fue luego expuesto en la plaza de Cuzco donde además le degollaron. Parece ser que Francisco Pizarro ignoraba lo que sus hermanos habían hecho y cuando tuvo noticias de la muerte de Almagro le invadió la pena por la muerte del que había sido su compañero de armas durante muchos años.

Gonzalo Fernández de Oviedo describe como cuando Hernando Pizarro le anuncia a Diego de Almagro su sentencia de muerte  Almagro se puso de rodillas ante el hermano de Francisco Pizarro suplicándole que le perdonara la vida  y le recordó que él "había sido el primer escalón por donde sus hermanos y él habían subido y llegado al estado en que estaban y no faltó para darle la vida cuando lo tuvo en su poder" Parece que Hernando no sólo no se conmovió ante las suplicas de Almagro sino que incluso sintió desprecio por su actitud y le dijo que se preparase para morir "Sois caballero y tenéis un nombre ilustre; no mostréis flaqueza; me maravillo que un hombre de vuestro ánimo tema tanto a la muerte. Confesaos, porque vuestra muerte no tiene remedio." Almagro redactó entonces su testamento, dejando sus bienes al emperador Carlos V y a su Diego de Almagro el Mozo y tras confesarse fue estrangulado en su celda y después su cadáver sería  degollado en la Plaza de Cuzco. (imagen procedente de http://www.biografiasyvidas.com )

Por el momento la guerra civil en Perú llegaba a su fin y Pedro de Valdivia decidió que era el momento de intentar seguir los pasos del infortunado Almagro y dirigirse de nuevo hacia Chile después de convencer a Francisco Pizarro , al que había servido como maestre de campo durante la Batalla de Salinas y al que Pizarro había recompensando entregándole minas de plata en el cerro del Potosí, para que le confiara la dirección de esta expedición. Aunque lo que  más le costó fue hallar hombres que le quisieran seguir porque en la memoria de todos se encontraban los malos resultados de la anterior expedición. Años después escribía Valdivia al emperador Carlos V (1500-1558) "no había hombre que quisiera venir a esta tierra, y los que más huían della eran los que trajo el Adelantado don Diego de Almagro, que como la desamparó, quedo tan mal infamada, que como de la pestilencia huían de ella; y aún muchas personas que me querían y eran tenidos por cuerdos, no me tuvieron por tal cuando tuve que gastar la hacienda que tenía, en una empresa tan apartada del Perú y donde el Adelantado no había perseverado" Si, el dinero para la expedición lo tuvo que poner el propio Valdivia de su bolsillo y gracias a la ayuda de un mercader adinerado pudo reunir lo suficiente para organizar una expedición.

También le ayuda a financiar la expedición una propietaria de una encomienda llamada Inés Suárez (1507-1580) al que había conocido en 1538 después de la Batalla de Salinas , cuando Valdivia tomaba posesión de unas tierras que le había entregado Pizarro  en el valle de la Canela donde también tenía su propiedad Inés. Entre ambos se iniciaría una amistad que derivó en una relación amorosa , aunque como vimos ayer Valdivia estaba casado con Marina Ortiz de Gaete (1509-1592), que se había quedado en España. Inés formaría también parte de la expedición y jugaría un papel importante en su desarrollo, como veremos más adelante. Cuando ya estaba listo para partir , llegaba a Cuzco procedente de España  el que fuera antiguo secretario de Francisco Pizarro, el comerciante Pedro Sánchez de la Hoz(1514-1547), que portaba el título de Adelantado concedido por el emperador Carlos V con el que este le autorizaba a convertirse en gobernador de todas aquellas tierras que se hallaran más al sur de los límites que pertenecían a Pizarro. Valdivia y de la Hoz llegan a un acuerdo por el que este último se comprometía a contribuir a la expedición con cincuenta caballos y doscientas corazas y dos buques que irían varios meses después para encontrarse con la expedición en las costas de Chile para avituallarles mientras que Valdivia aportaba el dinero y los hombres que ya había reunido.

Si en el artículo de ayer veíamos la ruta seguida por Diego de Almagro que rodeó el lago Titicaca , atravesó el altiplano boliviano, penetró en el territorio de la actual Argentina y luego cruzó por el Paso de San Francisco la cordillera de los Andes para llegar a tierras de Chile, Valdivia prefirió ahorrar a sus hombres el sufrimiento que para la expedición de Almagro supuso el Paso de San Francisco, y escogió el camino de la costa que era más largo en tiempo y también tenía gran dureza porque había que atravesar el desierto de Atacama. Pedro de Valdivia ya sabía que en aquella tierra no había oro pero pensaba que era posible crear un reino basado en la agricultura y según sus palabras, su principal ambición era "Dejar fama y memoria de mí". Los dos grandes alicientes de los conquistadores eran el oro y el deseo de conquistar la gloria (imagen procedente de http://www.profesorenlinea.cl)

La expedición se puso en movimiento en enero de 1540  cuando sale de Cuzco por el Camino del Inca que se dirigía hacia el Collasuyo, nombre que recibía la región del Imperio Inca situada al sur ,en el territorio que hoy ocupan el sur de Perú y parte del norte de Argentina y Chile. Pedro de Valdivia no seguiría los pasos de la expedición de Almagro que, si recordamos el relato de ayer, había rodeado el lago Titicaca, internándose después en el territorio de la actual Argentina para atravesar luego la Cordillera de los Andes por el Paso de San Francisco. Valdivia y la expedición , a la que a lo largo del camino se le fueron incorporando nuevos hombres hasta sumar entre 110 y 150 hombres, dependiendo de las fuentes que se consulten, más un millar de indios. En una de las cartas dirigidas por el conquistador al emperador Carlos V que nos han dejado constancia de la expedición, escribe Valdivia "Tardé en el camino once meses , y fue tanto tiempo por el trabajo en buscar  las comidas, que nos las tenían escondidas , de manera que el diablo no las hallara" Siguiendo el Camino del Inca llegaron hasta la población de Chiu Chiu , la actual San Francisco de Chiu Chiu, a la que los españoles pondrían el nombre de Atacama la Chica. Allí decidió Valdivia esperar al adelantado Pedro Sánchez de la Hoz que se había quedado en Perú buscando más refuerzos para la expedición.

Sánchez de la Hoz no había logrado estos refuerzos, pero era un hombre ambicioso y quería desembarazarse de Valdivia al que veía como un rival en su deseo de ser gobernador de las tierras conquistadas. Planeó su asesinato y cuando por fin alcanzó Chiu Chiu se acercaron por la noche al campamento de Valdivia y se dirigieron a su tienda entrando en ella dispuestos a darle muerte, pero, sin embargo, a quién encontraron fue a la amante de Valdivia, Inés Suárez, que comenzó a gritar advirtiendo a todo el campamento . Sánchez de la Hoz se disculpó con Inés Suárez pero cuando regresó Valdivia ,que estaba fuera del campamento con algunos de sus hombres ,pensó en ejecutar a Sánchez de la Hoz pero finalmente le perdonó la vida a cambio de su renuncia por escrito a todo derecho de conquista sobre los nuevos territorios. La expedición se adentra entonces en el Desierto de Atacama y Valdivia divide a sus hombres en grupos . Uno de los hombres que formaba parte de la expedición, Pedro Mariño de Lobera (1528-1594), que escribiría una obra titulada "Crónica del reino de Chile" sobre aquella expedición ,describía aquel terreno inhóspito "Son tan ásperos y fríos los vientos de los más lugares de este despoblado que acontece arrimarse el caminante a una peña y quedarse helado y yerto en pie por muchos años, que parece estar vivo, y así se saca de aquí carne momia en abundancia"

En la población que fue bautizada por la expedición de Valdivia con el nombre de Atacama la Chica, donde Valdivia sufrió el intento de asesinato de Pedro Sánchez de la Hoz, y que hoy se llama San Francisco de Chiu Chiu o simplemente Chiu Chiu, se encuentra la iglesia más antigua de Chile. Es la que tenéis en esta fotografía, la iglesia de San Francisco, construida en adobe y cubierta con un techo de madera de cáctus . Fue construida mucho tiempo después de la llegada a Chile de Pedro de Valdivia, en el año 1611 y en la actualidad es Monumento Nacional chileno. San Francisco de Chiu Chiu se encuentra a 2500 metros de altura sobre el nivel del mar en un oasis del desierto de Atacama (imagen procedente de http://www.altoatacama.com ) 

Por delante iba un grupo de exploradores dirigido por uno de los hombres de confianza Alonso de Monroy (fecha desconocida-1545) y durante varios meses siguieron avanzando por el desierto encontrando secos los manantiales conocidos por los incas, hasta que por iniciativa de Inés Suárez una india yanacona cavó donde había estado sentada Inés y , según nos cuenta  Pedro Mariña de Lobera se encontró agua "y todo el ejército se satisfizo, dando gracias a Dios por tal misericordia, y testificando ser el agua la mejor que han bebido la del jahuel de doña Inés, que así le quedó por nombre".Aquel lugar se conoce aún hoy con el nombre de Aguada de Doña Ines que podéis ver en el mapa de la ruta de la expedición muy cerca de Copiapó.   En octubre de 1540 llegaban al valle de Copiapó , donde terminaba la jurisdicción de Pizarro y comenzaba la del nuevo territorio . Allí se detuvo  Valdivia para bautizar a todas las tierras que fueran descubriendo a partir de entonces como Nueva Extremadura , ya que Valdivia era extremeño, y tomó posesión de aquellos territorios  después de una misa , empuñando en una mano la espada y en la otra una gran cruz de madera , en nombre del emperador Carlos V. Dejando  atrás Copiapó siguieron avanzando y en diciembre de 1540 alcanzaba el valle del Mapocho . Establece relaciones con los indios picunches que habitaban en aquella zona y decide que aquel sería el lugar donde iba a fundar una ciudad en la que establecerse. Después de recorrer aquel territorio los indios le recomiendan una pequeña isla situada entre dos brazos del río Mapocho y junto a las faldas de un cerro llamado Huelén, hoy Cerro de Santa Lucia. A Valdivia le pareció bien el lugar y el 12 de febrero de 1541 fundaba allí la ciudad de Santiago del Nuevo Extremo, la futura capital de Chile con el nombre de Santiago de Chile.

Pedro de Valdivia se dirigió a los indios para que supieran que "habíamos de perseverar para siempre" y les ordenaba que "me hiciesen casas primeramente para Santa María y para los cristianos que conmigo venían y para mí, y así las hicieron en la traza que les señalé". El encargado de trazar la nueva ciudad fue el arquitecto Pedro de Gamboa (1512-1552), que dibujó la ciudad en forma de tablero de ajedrez con la Plaza Mayor en el centro y espacio destinado a construir la iglesia, la prisión y el ayuntamiento de la nueva ciudad. Pero no tardaría demasiado tiempo antes de que el descontento se extendiera entre los indios por la presencia de los españoles,   y temiendo la posibilidad de que pronto se iniciara una guerra Valdivia decide almacenar "tanta comida  que bastaba para nos sustentar dos años porque había grandes sementeras, que es esta tierra fertilísima de comidas, porque si algo hiciesen , no faltase al soldado de comer, porque con esto se hace la guerra" Y serán los indios los que les informen del asesinato de Francisco Pizarro en Perú, "Nos decían que nos habían de matar a todos como el hijo de Almagro había matado en Pachamac a Lapomocho, que así nombraban al gobernador Pizarro" En efecto, Pizarro había sido asesinado el 21 de junio de 1541 en Lima por los partidarios del hijo de Diego de Almagro, llamado Diego de Almagro El Mozo(1522-1542).


File:Fundacion de Santiago.jpg
Este óleo del pintor chileno Pedro Francisco Lira Rencoret (1845-1912) titulado "La fundación de Santiago" y realizado en 1888  representa al conquistador Pedro de Valdivia en el cerro de Huelén y señalando desde su cima el lugar donde iba a fundar la ciudad de Santiago de Extremo Duro, la actual Santiago de Chile. El nombre de Santiago era en honor del patrón de España, Santiago apóstol. Al fondo podemos ver el río Mapocho que rodeaba con sus aguas una isla donde se levantarían las primeras casas con un plan urbanístico siguiendo las líneas de un tablero de ajedrez  (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )

La muerte de Pizarro deslegitimaba a Valdivia, ya que había recibido su nombramiento del asesinado gobernador de Perú, pero los principales representantes de la expedición se constituyeron en lo que se llamaba Cabildo Abierto, formados cuando una circunstancia extraordinaria lo requería e integrado por los ciudadanos de mayor rango o prestigio con capacidad para tomar decisiones. Este Cabildo Abierto , entre los que se encontraban amigos personales de Valdivia como Francisco de Aguirre(hacia 1500-1581) y Jerónimo Alderete (1516-1556), nombró a Pedro de Valdivia Gobernador y Capitán de Nueva Extremadura con carácter interino en espera de ser ratificado por el emperador Carlos V , dignidad aceptada por Valdivia el 11 de junio de 1541, después de hacerse de rogar como si no ambicionara aquel cargo. A continuación Valdivia partió para explorar los valles de la región y buscar las minas de oro donde los indios extraían el oro que pagaban como tributo al Imperio Inca, dejando al frente de la nueva ciudad a Alonso de Monroy. Durante una de estas expediciones se enfrentaron a los hombres de un cacique llamado Michimalonco, que antes había recibido amistosamente a Diego de Almagro, y los hombres de Valdivia derrotaron a los indios y capturaron a Michimalonco. Los indios capturados llevaron a los españoles al lugar donde extraían el oro, el lavadero de Marga Marga . Valdivia organizó un lavadero de oro para la extracción y también un astillero para construir un barco con  el que llevar el oro a Lima, poniendo a trabajar a más de un millar de indios.

Es entonces cuando le llega un mensaje de Monroy que avisaba a Valdivia que se estaba urdiendo una conspiración para asesinarle por los partidarios en la expedición de Diego de Almagro el Mozo, que Valdivia era un hombre de Pizarro. Valdivia dejó a veinticinco hombres al mando de Gonzalo de los Ríos(1515-fecha desconocida)   para vigilar los trabajos del astillero y el lavadero de oro y a los mil indios que allí trabajaban y regresó a Santiago. Pero al poco de su llegada  a Santiago y mientras investigaba las acusaciones de Monroy vino al galope Gonzalo de los Ríos contando que habían sido víctimas de una emboscada y sólo él y un criado negro habían sobrevivido. Así lo cuenta Marmolejo en su crónica "Salieron de sobresalto contra todos ellos con tanto ímpetu, que aunque estuvieran sobre aviso los mataran todos, como los mataron, dándoles tantos flechazos por el cuerpo, teniéndolos cercados, que los pobres españoles, viéndose en tanta necesidad, pelearon desesperadamente sin que quedase ninguno de ellos a vida, si no fue el capitán Gonzalo de los Ríos y un negro, que acertaron a tener los caballos ensillados cuando oyeron salir los indios de la emboscada; y como el indio le sacó al capitán la espada de la cinta, huyeron a los caballos y llegaron a la ciudad de Santiago diez y seis leguas de camino en un día, donde Valdivia fue avisado de lo sucedido."

Plano de Santiago del Extremo Duro realizado por el arquitecto Pedro de Gamboa a orillas del río Mapocho donde podéis observar como la Plaza Mayor se situaba en el centro y las calles estaban dispuestas en forma de un tablero de ajedrez. Poco después los españoles iban en busca de lo que siempre les obsesionaba, el oro , y cuando los indios les enseñaron el lugar donde lo obtenían para enviar luego ese oro a la corte del Inca como tributo, los españoles, según el cronista Pedro Mariña de Lobera , gritaron de alegría  "y como si ya tuvieran el oro en las bolsas , sólo pensaban si había tantos costales y alforjas en el reino donde echar tanto, y como en breve tiempo irían a España a hacer torres del metal , comenzando desde luego a hacerlas de viento" y como en tantas otras ocasiones el oro iba a poner en peligro las conquistas realizadas  (imagen  procedente de http://www.dipity.com ) 

Valdivia volvió a abandonar Santiago sólo para constatar que todos sus hombres habían muerto . De regreso a la ciudad siguió la investigación sobre los conspiradores y ahorcó a cinco de los cabecillas  y aún pensaba haber ahorcado más si no fuera porque, como escribiría en una carta al emperador "Por la necesidad en que estaba ahorqué cinco, que fueron las cabezas, y disimulé con los demás". Durante el juicio los conspiradores habían alegado sus razones recogidas por Alonso de Góngora Marmolejo "que habían venido engañados; que mejor les sería volverse al Perú que estar esperando cosa incierta pues no veían muestra de riqueza encima de la tierra, y que no era cosa justa de hombres de bien, que por hacer Señor a Valdivia pasar ellos tantos trabajos y necesidades; que Valdivia era codicioso de mando y que por mandar había aborrecido al Perú, y que agora que los tenía dentro de Chile serían forzados a todo lo que quisiese hacer dellos" Mientras, la situación fuera de la ciudad iba agravándose al comprobar la división que existía entre los españoles . Michimalonco(hacia 1500-1550), líder de los indios picunches, la tribu más abundante en la zona central de Chile , decidió reunir a otros caciques de la región , asistiendo millares de indios y acordando la rebelión contra los españoles.

En una salida de la ciudad Valdivia apresó a siete jefes nativos para tenerlos como rehenes y prevenir ataques contra Santiago pero al tener noticias de que Michimalonco y su hermano estaban reuniendo fuerzas, decidió hacerles frente saliendo de la ciudad con noventa hombres y dejando Santiago al mando de Alonso de Monroy al frente de una guarnición que apenas contaba con cincuenta hombres para su defensa más los indios yanacaona que les habían acompañado desde Perú. Los indios estaban esperando esta oportunidad para atacar Santiago , lo que sucedió el once de septiembre de 1541 por la noche, cuando amparados en la oscuridad los indios prendieron fuego a las casas de Santiago de Extremo Duro sin que los arcabuceros españoles pudieran hacer nada. Para hacernos una idea de la desigualdad de las fuerzas  existentes entre los dos bandos, mientras que Michimalonco dirigía a ocho mil indios, los españoles apenas sumaban cincuenta en la ciudad más los noventa que se había llevado Valdivia fuera de la ciudad. La situación al amanecer era desesperada para los españoles que apenas podían contener al creciente número de indios que asaltaban Santiago y entonces es cuando aparece la figura de Inés Suárez que pensó que sólo un golpe de efecto que desmoralizara a los indios podía impedir el exterminio de los españoles

File:Ines de Suarez.jpg
El cronista Jerónimo de Vivar autor de "Crónica y relación copiosa y verdadera de los reinos de Chile" ponía en boca del líder indio Michimalonco estas palabras dirigidas al resto de tribus indias , alentándoles a rebelarse contra los españoles "perecerán y no permanecerán en la tierra, y si acaso quisiesen porfiar, que los matarían por una parte con el hambre y por otra los apocarían con la guerra"  Atacaron Santiago por la noche incendiando sus casas de madera y al amanecer  del 11 de septiembre de 1541 lanzaron el ataque que iba a exterminar a los cincuenta españoles y a los indios yanaconas que se encontraban en la ciudad. Pero no contaban con la reacción de Inés Suárez, que es la que representa la escena, cuando ordenó decapitar a los siete jefes de tribu que tenían retenidos y ella misma los decapitó , puso sus cabezas en las picas y desafió luego a los hombres de Michimalonco con la cabeza de uno de los caciques en una mano y la espada en otro. No sabemos si esto no es más que una leyenda porque es difícil entender que ocho mil hombres abandonaran un ataque sólo por esto, pero así lo cuentan los cronistas españoles "salió a la plaza y se dispuso frente a los soldados, enardeciendo sus ánimos con palabras de tan exaltadas alabanzas que la trataron como si fuese un valiente capitán, y no una mujer disfrazada de soldado con cota de hierro" (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org ) 

En su "Crónica del reino de Chile" el capitán Pedro Martínez de Lobera cuenta como Inés Suárez ordenó  "que matasen luego a los caciques antes que fuesen socorridos de los suyos. Y diciéndole Hernando de la Torre, más cortado de terror que con bríos para cortar cabezas: Señora, ¿De qué manera los tengo yo de matar?" Inés Suárez habría tomado la espada en sus manos y decapitado a uno de los jefes indios para luego seguir con los otros seis y mostrándose ante los indios que atacaban Santiago con una de las cabezas en una mano y la espada ensangrentada en la otra  les dijo "¡Afuera, auncaes!, ¡Que ya os he muerto a vuestros señores y caciques!" y después de eso , los indios "viendo que su trabajo era en vano, volvieron las espaldas y echaron a huir los que combatían la casa"  Monroy hizo una salida al frente de sus hombres y puso en fuga a los indios. A su regreso Pedro de Valdivia se encontró con una Santiago arrasada, como él mismo describe en una de las cartas "Quemaron toda la ciudad, sin quedar una sola estaca; no quedamos sino con las armas y con los andrajos que teníamos para la guerra , y dos porquezuelas y un cochinillo y un pollo y una polla , un poco de maíz  y hasta dos almuerzas de trigo." Pero Valdivia  no era hombre que se rindiese y nos cuenta como "Reedifiqué la ciudad e hicimos nuestras cosas, y sembrábamos para nos sustentar , y no fue poco hallar maíz para semilla , y también hice sembrar las dos almuerzas de trigo y de ellas se cogieron aquel año doce hanegas, con que nos hemos sustentando"

Después de esto Valdivia decidió enviar a Perú a Monroy junto con cinco jinetes en enero de 1542 para que llevara  a Cuzco parte del oro que habían conseguido extraer antes del ataque de los indios y pedir socorro . Pero el viaje de Monroy iba a ser muy accidentado pues a la altura de Copiapó fueron  asaltados , muriendo cuatro españoles mientras que Monroy y otro de sus compañeros, Pedro de Miranda(hacia1517-1573) eran hechos cautivos. Tres después en un descuido lograron robar los caballos y escaparon en dirección a Cuzco . Allí se encontró con Cristóbal Vaca de Castro(1492-1566), que había sido enviado por el emperador Carlos V para que pusiera final a la guerra civil entre los partidarios de los hermanos Pizarro y los seguidores del hijo de Diego Almagro, Diego Almagro el Mozo.En aquel momento Vaca de Castro acababa de obtener una victoria decisiva sobre los seguidores de Almagro y recibió muy bien a Monroy atendiendo sus peticiones ayuda. Se pertrechó un barco que sería enviado al puerto de Valparaíso con víveres y refuerzos . Valparaíso había sido el lugar donde una nave de aprovisionamiento había fondeado durante la expedición de Almagro en 1536 y su nombre le fue puesto por el hombre que encontró el barco, el capitán Juan de Saavedra , en honor a su ciudad natal llamada también Valparaíso de Arriba , en la provincia española de Cuenca.

SERIE "ALGO HABRÁN HECHO POR CHILE" SOBRE LA CONQUISTA DE PEDRO DE VALDIVIA  

Buscando un documental sobre la expedición de Pedro de Valdivia he encontrado esta serie documental chilena sobre la historia de su nación que creo que os puede resultar interesante . Os adjunto los dos primeros capítulos desde el comienzo de la expedición hasta el asalto a Santiago de Extremo Duro por los hombres de Michimalonco. En el primero de los vídeos los primeros minutos son una presentación del contenido de la serie. En el tercer capítulo de esta historia incluiré el resto que completan el relato pero no quiero adelantarme ahora al ritmo de los acontecimientos




Cuando el barco llegó allí en 1543 la situación de la ciudad era de extrema pobreza . Así escribía el cronista Mariño de Lobera que "y vino su calamidad a tal estrecho que el que hallaba legumbres silvestres, langosta, ratón, y semejante sabandija, le parecía que tenía banquete"  y en una de sus cartas al emperador Carlos V explicaba Valdivia al emperador las penurias por las que habían pasado en aquel tiempo hasta la llegada del barco "Los trabajos de la guerra, invictísimo César, puédenlos los hombres soportar. Porque loor es al soldado morir peleando. Pero los del hambre concurriendo con ellos, para los sufrir, más que hombres han de ser" En cuanto a Monroy  partía de Cuzco al frente de sesenta jinetes  que se unirían a los veinte hombres que viajaron en el barco, reforzando así con ochenta nuevos hombres a Pedro de Valdivia. Jerónimo de Vivar, un soldado que se incorporaría en 1549 a las tropas de Valdivia y que también escribiría una historia de la conquista de estos territorios titulada "Crónica y relación copiosa y verdadera de los reinos de Chile"  relata como al ver la llegada de los refuerzos el gobernador español  se dirigió a su casa  y allí " hincadas las rodillas en la tierra y alzando las manos al cielo, sacó el habla y dio muchas gracias a Nuestro Señor Dios que en tan gran necesidad había sido servido de acordarse de él y de sus españoles"

Pedro de Valdivia se había hecho la promesa de que si regresaba Monroy con los refuerzos y la comida construiría una ermita para albergar una pequeña talla de madera de la Virgen que Valdivia se trajo desde España. Cumpliendo con la promesa Valdivia hizo construir la ermita que se convertiría después en la Iglesia de San Francisco donde aún hoy se conserva aquella Virgen de Nuestra Señora del Socorro, único  vestigio de aquellos primeros años de la presencia española en Chile. Reforzado con los hombres que habían llegado en barco y los jinetes que acompañaban a Monroy , era el momento de emprender de nuevo la exploración y fundación de nuevos enclaves. Entre los refuerzos se encontraba un navegante genovés llamado Juan Bautista Pastene(1507-1580) que se ganó con rapidez la confianza de Valdivia y en 1544 le encargó que zarpara a recorrer la costa en dirección sur a bordo de dos naves  la "San Pedro" y "Santiaguillo" para que alcanzase el Estrecho de Magallanes y abriera así una nueva ruta marina que conectara Chile con España a través del Atlántico  , y aunque no lo lograron si que darían nombre a otra de las ciudades chilenas de nuestros días, Valdivia, como lo relata Jerónimo de Alderete "venimos navegando costa a costa hasta un río grande llamado Ainilebo,a la boca del está un gran pueblo que se llama Ainil y está a la altura de treinta y nueve grados y dos tercios. Aquí pusimos nombre a este río, el río y puerto de Valdivia"

Ruta expedicion Juan Bautista Pastene
Mapa de la ruta seguida por el navegante genovés Juan Bautista Pastene al servicio de Pedro de Valdivia. Durante el viaje tendrían muchos contactos con las tribus que habitaban el sur de Chile. Así relataba Pastene la fundación de la ciudad y el descubrimiento del río que iba a llevar el nombre del conquistador Pedro de Valdivia "Llegamos navegando por la costa a un río grande llamado Ainilebo  y a la boca del que está un gran pueblo que se llama Ainil, y que nosotros llamamos el río y puerto de Valdivia. Desde el mar, Gerónimo de Alderete tomó posesión de aquella tierra y de la isla que vimos cerca de allí, llamada Guiguacabín, a la boca de un río grande llamado Collecu, donde tiene su casa y su adoratorio el cacique y gran señor Leochengo. Pusimos a la isla el nombre de Isla Imperial" El religioso e historiador español Francisco López de Gomara(1511-1566) en su "Historia general de las Indias"  relata las noticias que llevaron a Pedro de Valdivia sobre las grandes fuerzas que reunía allí un cacique y también un ejército de amazonas "Los expedicionarios de Valdivia descubrieron mucha tierra por la costa, y oyeron decir que había un señor, Leochengo, que juntaba doscientos mil combatientes contra otro rey vecino suyo y enemigo, que tenía otros tantos; que Leochengo poseía una isla, no lejos de su tierra, en que había un grandísimo templo con dos mil sacerdotes, y que más adelante había amazonas, la reina de las cuales se llamaba Guanomilla, tierra muy rica y a cuarenta grados de altura…aunque aún no han visto las amazonas, ni el oro, ni a Leochengo"(imagen procedente de http://www.wikilosrios.cl )

Valdivia también envió a un grupo de treinta hombres por tierra en dirección norte al mando de Juan Bohón para que fundase una segunda población en la ruta que comunicaba Perú con Santiago de Extremo Duro , para poder controlar mejor aquel territorio y que no sufrieran futuras expediciones las mismas penurias pasadas por Monroy dos años antes. De esta forma, en 1545 Bohón y sus hombres fundaban la población de La Serena, en recuerdo del pueblo donde había nacido Valdivia , Villanueva de La Serena que además se hallaban cerca de unas minas de oro. Mientras, Pastene regresaba de su expedición al sur de Chile relatándo a Valdivia e lo fértiles que eran allí las tierras, llenas de ríos y bosques, y Valdivia ansía dirigirse hacia allí y conquistar aquel territorio, pero para ello le faltan más hombres y para traer los hombres necesitaba más oro de las minas de Marga Marga. Hay que decir que después del asalto a Santiago las relaciones con Michimalonco habían mejorado e incluso eran amistosas existiendo comercio entre los indios y los españoles. Una vez reunido el oro decide enviar de nuevo a Pastene junto con Monroy en otoño de 1545  a Perú para obtener nuevos refuerzos y también la confirmación a través de un documento escrito de su cargo de gobernador, pues aún no había sido reconocido como tal.

Junto con estos encargos Pedro de Valdivia también enviaba  un paquete de cartas dirigidas al emperador Carlos V , entre ellas una donde describía Chile como una especie de paraíso en la tierra "Para que haga saber a los mercaderes y gentes que se quisieren venir a avecindar, que vengan, porque esta tierra es tal, que para poder vivir en ella y perpetuarse no la hay mejor en el mundo. Dígolo porque es muy llana, sanísima, de mucho contento. Tiene cuatro meses de invierno, no más, que en ellos, si no es cuando hace cuarto la luna, que llueve un día o dos, todos los demás hacen tan lindos soles, que no hay para qué llegarse al fuego. El verano es tan templado y corren tan deleitosos aires, que todo el día se puede el hombre andar al sol, que no le es importuno. Es la más abundante de pastos y sementeras, y para darse todo género de ganado y plantas que se puede pintar. Mucha y muy linda madera para hacer casas, infinidad otra de leña para el servicio dellas, y las minas riquísimas de oro, y toda la tierra está llena dello, y donde quiera que quisieren sacarlo allí hallarán en qué sembrar y con qué edificar y agua, leña y yerba para sus ganados, que parece la crió Dios a posta para poderlo tener todo a la mano." Ni un sólo defecto aparece en su descripción de una tierra donde él y sus hombres habían estado muy cerca de morir de hambre y frío . Llegaba ahora el momento decisivo en la conquista de Chile, pero lo veremos en la tercera parte, pues ya esta se ha prolongado mucho.

Famosos