sábado, 20 de noviembre de 2010

THE WAY:LA VIDA NO HAY QUE ESCOGERLA, HAY QUE VIVIRLA

El título que encabeza este artículo es una de las frases que se han quedado grabadas en mi memoria después de ver la magnífica película "The Way" de Emilio Estevez. En ella se narra la aventura de un hombre ,ya pasados los sesenta, que acaba de perder a su hijo cuando iniciaba el Camino de Santiago.
Al enterarse de la noticia, viaja hasta la frontera entre España y Francia para traerse el cuerpo de su hijo de regreso a Estados Unidos, pero una vez allí decide hacer el camino hasta Santiago en nombre de su hijo e ir dejando sus cenizas a lo largo de la ruta.


Empieza a caminar solo, pero a lo largo de la película ira encontrándose con otros peregrinos que van uniéndose ,hasta formar un pequeño grupos de personas, diferentes entre si, cada uno con sus propias heridas infligidas por la vida, buscando en el camino una respuesta a sus dudas, a sus miedos, a las frustraciones, aunque sin saber muy bien como hallar esa respuesta.



El mayor elogio que os puedo hacer de "The Way" es que, al verla, te entran ganas de buscar tu mochila y emprender el Camino y vivir tu propia aventura.Cuando la vi no pude retener las lágrimas y seguro que, según en el estado que os halléis en vuestras vidas, os pasará la mismo. Porque su peregrinaje en busca de respuestas es el nuestro ¿quién no busca explicaciones para las angustias que todos sentimos?¿quién no busca razones para el dolor, para las dudas que nos asaltan, para el miedo a la ausencia?


TRAILER DE "THE WAY






 El camino es la metáfora de la vida de cada uno de nosotros, somos los peregrinos que recorren este camino hermoso y terrible, a veces alegre y doloroso en ocasiones, pero siempre maravilloso, que es la existencia. Y al igual que los personajes de la película , mientras caminamos nos vamos descubriendo, vamos aprendiendo después de cada nuevo paso y otras personas van acompañándonos en la peregrinación. Son desconocidos al principio, pero luego se convierten en una de las razones, sino la principal, de la peregrinación, porque la lección más importante de este camino es  valorar las cosas que realmente son esenciales, y nada hay más importante que el amor y la amistad .

En una de las escenas iniciales , cuando el padre acompaña a su hijo al aeropuerto para emprender el viaje a España , el padre le reprocha que deje los estudios para un viaje sin un propósito claro e insiste en que debería escoger el tipo de vida que quiere llevar, como ya hizo él en su momento. La respuesta de su hijo es "la vida no se escoge, la vida se vive". La vida es como el camino, la más fantástica aventura donde nunca sabes que te encontrarás en la próxima curva , que sorpresa te traerá el nuevo día, que personas hallarás con quienes compartir la ruta. Lo de menos es la meta, da igual que sea Santiago de Compostela que alcanzar esos objetivos personales que desde pequeños nos dicen que tenemos que tener , lo que es de verdad importante es recorrer el camino con los ojos del alma abiertos, para no dejar perder a las buenas personas que encontremos y las oportunidades que se nos ofrezcan de ser mejores , de crecer como personas y de amar más.

Porque después de todo, de eso se trata la vida ¿no?De amar y que nos amen, ese es , para mi, el auténtico sentido de nuestra peregrinación por este mundo, que a veces nos puede parecer duro o incomprensible, pero somos nosotros lo que le damos sentido con nuestra actitud hacia los demás y hacia todo lo que nos rodea.

Así que ¿por qué no tomar una mochila imaginaria y seguir juntos este camino, el de la vida ? Es un honor y una alegría hacerlo  en vuestra compañía. Buen camino peregrinos    


El Mentidero de Mielost en Facebook :
Famosos