martes, 6 de diciembre de 2016

CIUDADES PERDIDAS: CHELYÁBINSK-40 , EL CHERNÓBIL SECRETO (SEGUNDA PARTE)

El lector que tenga la paciencia de seguir con cierta regularidad el Mentidero recordará que en el pasado mes de noviembre había escrito la primera parte de un artículo dedicado al llamado Accidente de Kyshtym , que tuvo lugar el 29 de septiembre de 1957 en lo que entonces era la Unión Soviética y que en su momento fue  el accidente nuclear más grave y de mayores dimensiones de la historia y todavía hoy sigue siendo el tercero , sólo por detrás de Chernóbil en 1986  y Fukushima en 2011, de los que hablaba en aquella primera parte. Después se produjo la larga interrupción debida a mi viaje a Perú pero es hora de retomar esta historia después de que hubiéramos recorrido los primeros años de la carrera por conseguir la bomba atómica y la aparición de las primeras ciudades secretas en Estados Unidos dedicadas a producir el suficiente uranio y plutonio para fabricar las bombas atómicas . Terminada la Segunda Guerra Mundial vimos como los soviéticos, decididos también a obtener la bomba atómica,  adoptaban la misma estrategia de los estadounidenses y emprendieron la fundación de poblaciones a las que dábamos el nombre de ciudades secretas o ciudades cerradas donde se establecerían centros de investigación nuclear, además de astilleros de submarinos, fábricas de tanques o de aviones militares  y de todos aquellos elementos claves para  el desarrollo de la estructura militar soviética para las que generalmente se buscaban ubicaciones remotas en Siberia o en lugares recónditos de los Montes Urales fuera del alcance de posibles ataques aéreos de potencias extranjeras  . Ciudades que no aparecían en los mapas  y cuyos habitantes no podían salir de ellas ni nadie del exterior entrar al no ser que fuera con un permiso especial. que era raramente concedido y el acceso a su interior  estaba rigurosamente prohibido a los extranjeros.  Muchas de ellas siguen existiendo en nuestros días aunque hoy conozcamos ya sus emplazamientos como Zelenogorsk , antiguamente Krasnoyarsk-45, donde se hallaba ubicada una planta para obtener uranio enriquecido . Fue el presidente ruso Boris Yeltsin (1931-2007) quien en 1992 desveló la situación de muchas de estas ciudades. secretas en las que todavía hoy se cree que viven más de un millón de personas. 





Resultado de imagen de mayak nuclear plant
En este mapa  podemos ver la situación dentro de Rusia  de la ciudad de Chelyábinsk, capital del óblast o región de Chelyábinsk . Chélyábinsk , con más de un millón cien mil habitantes, es la novena ciudad más grande de Rusia y se encuentra a 210 kilómetros de la importante ciudad de Ekaterimburgo . Entre ambas se halla la planta nuclear de Mayak, construida entre 1945 y 1948 y que podéis ver señalada en rojo , y a su lado el curso del río Techa, afluente del río Isset y éste a su vez de  uno de los grandes ríos de Siberia, el Obi , que desemboca en el mar de Kara . Junto a Mayak, apenas a diez kilómetros de la planta nuclear, se fundó en 1947 la Ciudad Secreta o Cerrada de Chelyábinsk-40, que luego sería rebautizada como Chelyábinsk-65  y que hoy lleva el nombre de Oziorsk. Sería aquí donde el 29 de septiembre de 1957 se produciría el mayor accidente nuclear  de la historia hasta que se produjo el de Chernóbil  el 26 de abril de 1986, pero no sería el único incidente nuclear  vivido en la región , porque Mayak sería una fuente constante de contaminación nuclear  
(Imagen procedente de http://users.physics.harvard.edu/)





Dos años después , en 1994, una delegación del Parlamento Europeo visitaba ,entre el 11 y el 15 de octubre de aquel año, la región de Cheliábinsk, situada en la proximidad de los Montes Urales , la cordillera montañosa que es considerada la frontera natural entre Europa y Asia. La periodista española  Pilar Bonet que cubría la noticia para el periódico español "El País"  escribía el 17 de octubre de 1994 que  el lugar al que se dirigían era "uno de los lugares más siniestros de los accidentes nucleares." Se refería a una de aquellas Ciudades Secretas o Cerradas  que sería conocida por diferentes nombres, desde   Cheliábinsk-40 y  Cheliábinsk -65  hasta el nombre por el que se la conoce en nuestros días, Oziorsk. Recordemos que los números como 40 y 65 después del nombre de la ciudad hacían referencia al código postal que se les asignaba  y que pertenecía al de  otra ciudad próxima a ellas donde se recibía el correo que en realidad iba destinado a los habitantes de estas ciudades, de forma que no se pudiera establecer su ubicación. La localidad más cercana era la ciudad de Kyshtym, hoy habitada por algo más de treinta y siete mil habitantes, localizada al sur de los Urales y a unos noventa kilómetros de la ciudad de Chelyábinsk,  capital del  óblast del mismo nombre (el óblast es una división administrativa territorial que podríamos hacer equivalente a región) , de ahí que lo que allí sucedió fuera conocido como el Accidente de Kyshtym por ser el nombre de la localidad conocida más próxima al lugar de la catástrofe. Pero es hora de que viajemos al  pasado para conocer desde el principio su historia , que permanecería durante casi cuarenta años en secreto.  El 6 de agosto de 1945  Estados Unidos lanzaba la primera bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Hiroshima y tres días más tarde fue el turno de Nagasaki. Era el golpe final que forzó la rendición del Imperio Japonés y supuso el final de la Segunda Guerra Mundial. Estados Unidos se convertía no sólo en la vencedora de la guerra en el Pacífico sino también en la primera potencia militar del mundo con la posesión del arma atómica. 





Fotografía del físico alemán Emil Julius Klaus Fuchs (1911-1988) tomada durante su época en el laboratorio de Los Álamos (Nuevo México) cuando estaba formando parte del Proyecto Manhattan, el programa atómico estadounidense, al mismo tiempo que pasaba información a la Unión Soviética facilitando que los soviéticos pudieran conseguir su propia bomba atómica  . Comunista, había abandonado Alemania tras el ascenso al poder de Adolf Hitler , marchando primero a Francia y después a Inglaterra , doctorándose en Física en la Universidad de Bristol y en Ciencias en la Universidad de Edimburgo. Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial , como sucedió con otros alemanes residentes en Gran Bretaña, fue detenido e internado en un campo en la isla de Man y más tarde trasladado a Canadá hasta que por la intervención de quien había sido su tutor, el matemático y físico Max Born(1882-1970), premio Nobel en 1954 , pudo regresar a Inglaterra en 1941 incorporándose al programa nuclear británico, y ya en 1943 viajaría a Estados Unidos donde tomó parte del Proyecto Manhattan. Sus ideales comunistas le hicieron espiar a favor de la Unión Soviética pasando información crucial para el desarrollo del programa nuclear soviético. Sería descubierto a comienzos de 1950 . Fue condenado a 14 años de prisión , privado de la nacionalidad británica  y después de cumplir nueve años de condena, fue liberado en 1959  cuando decidió marchar a la República Democrática Alemana , la Alemania comunista, muriendo en 1988 en el Berlin Oriental.    
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )






Pero los soviéticos no estaban dispuestos a quedarse atrás . Dos físicos soviéticos, Yákov Borísovich Zeldóvich (1914-1987) y  Yuli Borísovich Jaritón (1904-1996) publicaron conjuntamente a finales de la década de 1930 un estudio sobre el desarrollo de un arma nuclear basada en la reacción en cadena del uranio.   La guerra estalló  tras la invasión de Polonia por parte de las tropas alemanas el 1 de septiembre de 1939. Dos años más tarde, en 1941, el físico alemán Emil Julius Klaus Fuchs (1911-1988)  que se encontraban en la capital escocesa,  Edimburgo, en el momento de estallar el conflicto, después de abandonar Alemania tras el ascenso de Adolf Hitler (1889-1945) al poder,  y que como otros ciudadanos alemanes en el Reino Unido había sido detenido e internado, no sólo era liberado sino que además el gobierno británico estaba dispuesto a aprovechar su brillante inteligencia y sus conocimientos sobre física  para implicarle en el programa nuclear británico bautizado con el nombre en código de Tube Alloys (Aleaciones de Tubo). En 1942 el gobierno británico concedía a Fuchs la nacionalidad inglesa .Como reconocería años después Fuchs, ya entonces filtraba información secreta al  NKVD (siglas del Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos  antecedente dé la célebre agencia de espionaje soviético, la KGB), movido por sus ideales comunistas. Fue a finales de 1943 cuando Fuchs  fue enviado desde el Reino Unido a Estados Unidos para tomar parte del Proyecto Manhattan, el programa impulsado por Estados Unidos y en el que colaboraban también Canadá y Gran Bretaña, para desarrollar la bomba atómica. Los informes que Fuchs fue enviando al NKVD ayudaron a poner en marcha el programa nuclear soviético a partir de aquel año de 1943. Al frente del mismo fue puesto  el  físico soviético Igor Vasílievich Kurchátov (1903-1960). Aunque durante los años finales de la guerra el programa nuclear no fue una prioridad para Stalin, después del lanzamiento de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki  el líder soviético lo convirtió en una prioridad y ordenó a Kurchátov que  lograra un artefacto atómico  en el plazo de tres años, es decir, hasta 1948, mientras que el encargado de controlar y supervisar todo lo referente al programa soviético era el líder de la NKVD, Lavrenti Pávlovich Beria (1899-1953) .





Wfm sts overview.png

En este mapa podéis ver señalado en color naranja el sitio de pruebas de Semipalatinsk, en el norte de Kazajistán, llamado también simplemente "El Polígono", donde la Unión Soviética llegaría a realizar hasta 456 pruebas nucleares entre 1949 y 1989 sin tomar grandes medidas de protección sobre las poblaciones cercanas para protegerlas de los efectos de la radiactividad generada por estas pruebas. Fue aquí donde el 29 de agosto de 1949  realizaron su primer ensayo atómico con la explosión de la bomba atómica a la que dieron el nombre de RDS-1 o  con un nombre más literario, el Primer Relámpago . A la izquierda , cerca de la frontera con Kazajistán podemos ver la ciudad de Chelyábinsk  y más al norte se encontraba la planta nuclear de Mayak
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org )



El programa soviético se alimentaban tanto de la información que Fuchs, destinado  en el laboratorio de Los Álamos  (Nuevo México) , enviaba con los detalles de la fabricación de  Fat Man, la bomba atómica que Estados Unidos lanzaría sobre Nagasaki el 9 de agosto de 1945, como del uranio que habían capturado a los nazis . Y es entonces, en medio de la carrera por conseguir la bomba atómica por parte de la Unión Soviética, cuando en 1945  comienza la construcción de la planta de procesamiento de combustible nuclear de Mayak situada a setenta kilómetros de Chelyábinsk y cuya misión será la producción del plutonio necesario para alimentar el programa nuclear soviético. Su construcción concluirá en el más absoluto secreto en 1948 . Un año antes, y muy cerca de la planta, a unos diez kilómetros, nacerá una de las ciudades secretas soviéticas que albergaba a los trabajadores y familias  implicados en los trabajos de la planta de Mayak, que será bautizada con el nombre de Chelyábinsk-40 (40 por el código postal asignado y Chelyábinsk por ser el nombre de la capital de la región donde se encontraba la ciudad secreta). Mas tarde cambiará su nombre por Chelyábinsk-65 y finalmente hoy es conocida con el nombre de Ozyorsk. Con cinco reactores nucleares en activo, Mayak comienza a producir plutonio . Gracias a la información aportada por Klaus Fuchs desde Los Álamos sobre la fabricación de Fat Man  unido a la producción de plutonio  dentro de la propia Unión Soviética, el programa nuclear avanza con rapidez y finalmente, el 29 de agosto de 1949  los soviéticos realizarán su primer ensayo nuclear en el sitio de pruebas de Semipalátinsk, en Kazajstán. , haciendo detonar su primera bomba atómica , la RDS-1 a la que los soviéticos también daban el nombre de Primer Relámpago.  Aunque los códigos soviéticos habían sido descubiertos por los estadounidenses desmantelando la red de espionaje nuclear soviético en Estados Unidos y el propio Klaus Fuchs sería detenido y confesaría su labor de espionaje en enero de 1950, ya era demasiado tarde. Los soviéticos también poseían la bomba atómica. 






Resultado de imagen de techa river
Fotografía de edificios abandonados a orillas del río Techa , contaminado por el vertido a sus aguas de los residuos radiactivos producidos por la planta nuclear de Mayak , residuos que luego iban a parar al cauce del río Obi y de allí al Mar de Kara . Cuando comenzaron los vertidos nucleares  a orillas del río Techa vivían más de 28.000 personas distribuidas en cuarenta pueblos  que tenían sus aguas como principal fuente de abastecimiento de agua tanto para el consumo, como para el campo y el ganado.  Más de una veintena de estos pueblos tendrían que ser evacuados en los años siguientes y toda la zona sufriría  dosis de radiación elevadas durante las siguientes cuatro décadas debido a  los sucesivos accidentes y problemas de Mayak además de las mínimas precauciones que fueron tomadas para eliminar los residuos nucleares producidos por la planta que terminarían contaminando las aguas del Techa, de varios lagos cercanos además de miles de kilómetros cuadrados de tierras contaminadas por el accidente de 1957 y otro posterior de 1967.
(Imagen procedente de http://www.greenpeace.org/ ) 





Pero el programa nuclear soviético no tardaría en cobrarse su precio. Casi desde el comienzo de su funcionamiento la planta nuclear de Mayak comenzará a contaminar las aguas del lago Kyzyltash y   del cercano río Techa (recordemos que las centrales nucleares se construyen cerca de ríos para utilizar su agua para refrigerar los reactores nucleares) con vertidos de líquidos y sustancias radiactivas , aguas contaminadas que a su vez alimentaban  uno de los grandes ríos siberianos , el Obi, del que el Techa es afluente, y finalmente alcanzaban las aguas del Mar de Kara, donde el Obi desemboca. En su crónica de 1994 para el periódico "El País" la periodista Pilar Bonet escribía que entre 1949 y 1956 la contaminación radiactiva, en particular de Estroncio -90 que también se encuentra en las lluvias radiactivas después de una explosión nuclear, y de Cesio-137, fue muy elevada  . Ambos tienen un período de semidesintegración , nombre que se da al tiempo necesario para que se desintegren la mitad de los núcleos que lo forman, de alrededor de treinta años, tiempo en el que son sumamente tóxicos , estando en el origen de muchos cánceres. "La contaminación  - escribía entonces Pilar Bonet - afectó al menos a 124.000 habitantes de las riberas del río (se refiere al río Techa) , de los cuales 26.000 recibieron altas dosis de radiación. Un total de 7500 personas y veintidós poblaciones fueron evacuadas desde 1953"  Pero lo peor estaba todavía por llegar . Entre tanto , prosigue la Guerra Fría con Estados Unidos. Josef Stalin moría el 5 de marzo de 1953 y era reemplazado por Nikita Serguéievich Jrushchov  (1894-1971) mientras que el hombre que había dirigido la policía y los servicios secretos además del programa nuclear soviético, Beria, era detenido y ejecutado el 23 de diciembre de 1953 . El 25 de febrero de 1955 , durante una sesión secreta y a puerta cerrada durante el transcurso del  XX Congreso del Partido Comunista Soviético  Jrushchov condena ante unos estupefactos delegados del partido el gobierno de Stalin  "Es aquí que Stalin - diría aquella noche Jrushchov - demostró en una gran serie de casos su intolerancia , su brutalidad y su abuso de poder , a menudo eligió el camino de la represión y la aniquilación  física, no sólo contra los enemigos reales, sino también contra las personas que no habían cometido ningún crimen contra el partido  o el Gobierno soviético"




Resultado de imagen de chelyabinsk 40
En esta fotografía del satélite  vemos delimitado con una línea blanca el área donde se encuentra la planta nuclear de Mayak , con el lago Karachai en su interior, hoy considerado el lugar más contaminado del mundo por los residuos nucleares vertidos en su interior. En la parte superior, junto al lago Kyzyltash, también contaminado por los residuos nucleares, y el antiguo curso del Techa, se encuentra la ciudad de Ozyorsk, en aquel momento Chelyábinsk-40 . Durante los primeros años, debido al desconocimiento de los efectos de la radiactividad, los residuos y el agua radiactiva eran vertidas directamente tanto en los lagos que rodeaban la planta nuclear como en el mismo río y tampoco la población fue informada de los riesgos y durante esos años continuó utilizando el agua contaminada para su consumo. El número creciente de enfermedades en esos años hizo que incluso se llegara a hablar de la "enfermedad del río"  . Es imposible determinar hoy el número de muertes que causaría el consumo de estas aguas contaminadas pero es fácil suponer que debió ser muy elevado
(Imagen procedente de 
http://basementgeographer.com/ )




¿Empezaba un proceso de apertura en la Unión Soviética? Un año más tarde Hungría  comprobarían los límites de esa apertura  cuando el pueblo húngaro trató de sacudirse la tutela soviética  iniciando la Revolución Húngara que comenzaría el 23 de octubre de 1956. Era un desafío directo al gobierno soviético y estos no podían permitir que la Revolución húngara triunfara pues mostraría el camino a seguir para otras naciones que se hallaban bajo la esfera soviética. La Revolución húngara sería aplastada por la fuerza de las armas, movilizando más de 31.000 hombres y mil cien tanques para sofocar la rebelión . El 4 de noviembre de 1956 las tropas soviéticas entraban en la capital húngara, Budapest , y el 10 de noviembre la revolución había terminado. Murieron más de dos mil húngaros y aunque la dura represión soviética fue muy criticada en Europa. los soviéticos habían asegurado su poder y demostrado que era muy peligroso desafiarlos.  De todas formas su reputación había quedado dañada y lo que menos necesitaban es que alguna nueva circunstancia pusiera en entredicho la capacidad y eficacia del régimen soviético. algo como un accidente nuclear por ejemplo. Entramos en el año 1957, y mientras la planta nuclear de Mayak continúa contaminando con residuos radiactivos la Unión Soviética había presentado al mundo, durante la primera Conferencia Internacional sobre la utilización de la Energía Atómica con fines pacíficos celebrada en Ginebra en 1955 ,uno de los grandes logros de su programa nuclear cuando  anunciaron la puesta en funcionamiento el 26 de junio de 1954 de la central nuclear de Obninsk, en las cercanías de Moscú, la primera central nuclear civil del mundo y la primera en ser utilizada para la producción de electricidad.con fines comerciales. Pero además la Unión Soviética se hallaba implicada en otro frente dentro de la rivalidad que mantenía con Estados Unidos  en el marco de la Guerra Fría, la carrera espacial. 





Recreación artística  del Sputnik -1 el primer satélite artificial que el ser humano pondría con éxito en órbita alrededor de la Tierra. Fue enviado al espacio el 4 de octubre de 1957, apenas cinco días después del accidente de la planta nuclear de Mayak que le gobierno soviético decidió mantener en secreto para que no perjudicara la noticia de su gran éxito espacial ni sembrara dudas sobre  su programa nuclear apenas tres años después de otro gran éxito, la puesta en funcionamiento de la primera centran nuclear de uso civil para la producción de electricidad,  la central de Obninsk. El secreto sobre el accidente se mantendría hasta 1992
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org )




Para otoño de aquel año de 1957 la Unión Soviética tenía previsto el lanzamiento del primer satélite artificial que sería puesto en órbita alrededor de la Tierra, el Sputnik 1 y nada podía empañar lo que esperaban que fuera una demostración abrumadora de la capacidad tecnológica soviética y una manera de decir al mundo que el sistema comunista  era muy superior al capitalista, al que acusaba de corrupto y decadente. Esta era la situación cuando las precarias condiciones de trabajo en Mayak iban a provocar la catástrofe. Nos trasladamos al 29 de septiembre de 1957. El lanzamiento del Sputnik I está previsto para el 4 de octubre, apenas cinco días después.. Como era la practica habitual en Mayak,  los residuos nucleares  se guardaban en grandes cilindros de acero inoxidable  cubiertos por una capa de hormigón  de más de cien toneladas . Posiblemente un fallo en el sistema de refrigeración causó el calentamiento de los residuos y una posterior  reacción química en uno de los contenedores  que produjo una violenta explosión que enviaría la cubierta de hormigón a más de cien metros de distancia  y liberaría el material radiactivo contenido en su interior , formando una nube de sustancias radiactivas, principalmente estroncio-90 , que será extendida por el viento sobre una superficie de más de veinte mil kilómetros cuadrados , afectando a la región de Chelyábinsk y a las vecinas de Sverdlovsk y Tiumen. Se estima que la potencia de la explosión fue equivalente a setenta toneladas de TNT. Cuando  Nikita  Jrushchov fue informado de lo que estaba sucediendo ordenó que se mantuviera en secreto.  En cinco días, como hemos visto, iba a lanzarse el Sputnik I y la noticia de un accidente nuclear eclipsaría el lanzamiento del satélite, y además también se aproximaban las fechas en las que se iba a conmemorar el cuarenta aniversario de la Revolución de Octubre que en 1917 auparía al poder a Vladimir Lenin(1870-1924) y a Moscú acudirían para participar en las celebraciones dirigentes de todo el mundo ¿Cómo explicarían que se había producido el accidente nuclear más grave de la corta historiar de la energía nuclear, poniendo en entredicho todos los logros del programa nuclear soviético?





En este mapa vemos el rastro radiactivo  marcado en rojo producido después de la explosión de un contenedor de residuos radiactivos de Mayak el 29 de septiembre de 1957. La nube radiactiva fue empujada por el viento   y en las siguientes horas alcanzó alrededor de 350 kilómetros de distancia y contaminado alrededor de 20.000 kilómetros cuadrados, siendo afectados más de dos centenares de pueblos y una cantidad  de personas que según las fuentes que se consulten oscilan entre más de 200.000 y cerca del medio millón.
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org )








En este mapa podemos ver  las cuarenta poblaciones que se encontraban distribuidas a lo largo del cauce del río Techa y el número de habitantes que tenía cada uno de ellos en 1950, cuando la planta nuclear de Mayak apenas llevaba dos años funcionando. Los que están con un número enmarcado en blanco  fueron las poblaciones evacuadas  durante los años siguientes debido a la contaminación radiactiva de las aguas del río Techa. Como veis , todos los más cercanos a la central, desde el 1 y hasta el 13 , fueron todos ellos evacuados  
(Imagen procedente de http://users.physics.harvard.edu/
)




Sobre lo que sucedió a continuación escribía Pilar Bonet en su crónica para el periódico español "El País" que "la zona más contaminada, unos mil kilómetros cuadrados, fue clausurada y parcialmente convertida en un centro de experimentación agrícola. Un total de 10.500 personas  fueron evacuadas , pero el número de afectados rondó los 272.000 distribuidos en  217 pueblos. De las 40.000 personas que combatieron la avería, entre ellos 28.000 soldados y 1000 reclusos de una institución penitenciaria vecina , sólo un 20% fueron localizados  posteriormente, según aseguraban los médicos de Mayak"  Las cifras de víctimas y personas afectadas  varían según las fuentes que se consulten pero , en todo caso, era el mayor accidente nuclear de la historia.  y hoy sigue siendo el tercer por sus dimensiones sólo por detrás de los accidentes de Chernóbil en Ucrania en 1985 y de Fukushima en Japón en 2011.También se afirma, aunque en esto he encontrado diferentes en las fuentes, que las autoridades soviéticas sólo evacuaron a la población de origen ruso mientras que se dejó sobre el terreno a la población tártara originaria de aquella tierra en una especie de experimento humano para ver los efectos de la radiación sobre las personas. Al respecto, la activista contra la energía nuclear Anna  Gyorgy escribía en su libro "No Nukes. Everoyne Everoyone´s Guide to nuclear power"  publicado en 1978 que durante los años siguientes la población "se horrorizaba por la incidencia de enfermedades misteriosas y desconocidas que fueron surgiendo. Las víctimas presentaban su piel desprendida de caras, manos y otras partes expuestas de sus cuerpos"En la actualidad es el único accidente que encontramos en el Nivel 6 de la escala INES (Escala Internacional de Accidentes Nucleares) , nivel destinado a aquellos accidentes que supongan una importante liberación de material radiactivo que puede afectar tanto a la vida de las personas como al medio ambiente. Sólo hay un nivel más, el Nivel 7, donde se encuentran Chernóbyl y Fukushima. A pesar de ello, y de los casos de leucemia y cáncer que se irían produciendo en años siguientes, la planta nuclear de Mayak continuó funcionando como si nada hubiera sucedido . Después de haber dejado muerto el río  Techa,  Mayak continuó vertiendo sus residuos nucleares sin control alguno en el cercano lago de Karachay, que hoy es considerado el lugar más contaminado de la Tierra según el Worldwatch Institute, una de las organizaciones más prestigiosas en la defensa de un desarrollo sostenible.  





Imagen relacionada

Fotografía aérea del Lago Karachay que todavía en nuestros días es el lugar más contaminado de la Tierra. De pequeñas dimensiones suele decirse que la radiactividad de sus aguas es tan elevada, con alto contenido de Cesio-137 y Estroncio-90,  que basta con permanecer una hora a sus orillas para morir. Hoy sigue constituyendo una grave amenaza para la salud en toda la región. Cuando debido a una gran sequía su nivel de agua descendió tanto que dejó al aire las tierras contaminadas por radiactividad en 1967, el viento las arrastró contaminando nuevas áreas  con la arena radiactiva.
(Imagen procedente de www.oversodoinverso.com.br )






Imagen relacionada
Fotografía de una iglesia y otro edificio abandonado del pueblo de Metlino, que si miráis el mapa de los pueblos de la región  que os ponía un poco más arriba era el más cercano a la planta nuclear de Mayak.  El pueblo , habitado en 1950 por 1242 personas, sería evacuado y hoy sólo quedan estos restos  a orillas del  contaminado río Techa  
(Imagen procedente de http://www.gettyimages.es/ )




Y precisamente sería el lago el protagonista del siguiente episodio que tuvo lugar en Mayak  cuando una severa sequía afectó toda la región de los Urales provocando el descenso de las aguas del lago y dejando al descubierto  los sedimentos nucleares contaminados con estroncio-90 y cesio-237,  que se habían ido acumulando en esos años. El viento se encargó de levantar la tierra contaminadas  y , según escribía Pilar Bonet "la contaminación afectó a más de 41.000 personas y contaminó otros 2700 kilómetros cuadrados" Nada se supo del accidente  hasta que en 1976 (o en 1980 según otras versiones)  el biólogo y disidente político soviético Jaurés Aleksandrovich Medvedev (1925), que en 1970 había sido detenido e ingresado en un centro psiquiátrico calificado de demente después de escribir una serie de artículos denunciando la violación de derechos humanos en la Unión Soviética hasta que finalmente pudo huir a Inglaterra , dio a conocer al mundo lo que había sucedido en Mayak. Sin embargo, hubo que esperar a la desaparición de la Unión Soviética el 25 de diciembre de 1991 cuando su último presidente, Mijail Gorbachov (1931), presentó la dimisión , y la llegada al poder en lo que ya era solamente Rusia de Boris Yeltsin (1931-2007), para que las autoridades rusas reconocieran lo que ya había denunciado  Jaurés Medvedev, que en Mayak había tenido lugar  uno de los accidentes nucleares más grandes de la historia . Todavía hoy se ignora el número real de muertos causados no sólo por el accidente de 1957 sino por toda la vida útil de la planta nuclear de Mayak donde ni los propios científicos conocían  los efectos de la radiactividad  y miles de prisioneros fueron enviados a trabajar en ella sin protección alguna  con la promesa  de que un año de trabajo allí  era equivalente a tres años en una prisión de Siberia y, probablemente, para muchos de ellos se convertiría en una sentencia de muerte.  




Imagen relacionada
Esta es nuestra ciudad perdida de Chelyábinsk-40, aunque hoy la conocemos con el nombre de Ozyorsk. Fundada, como ya hemos visto en esta historia, en 1947, fue y sigue siendo una Ciudad Cerrada  habitada por 82.000 personas según el censo de 2010. Las personas que viven en ella  habitan en una ciudad localizada en una de las regiones más contaminadas del mundo y comparte con la ciudad estadounidense de Richland (en el estado de Washington de la que os hablé en la primera parte)  el dudoso honor de ser las dos primeras ciudades donde se produjo el plutonio necesario para la fabricación  de las primeras bombas atómicas de sus respectivos países
(Imagen procedente de http://www.booking.com/ )



Imagen relacionada
A la derecha vemos a la activista rusa Nadezdha Kutepova , fundadora de la ONG Planeta Nadezh que lucha por los derechos de las víctimas de la radiactividad  y que en 2015 se vio obligada a huir, abandonando Rusia para buscar refugio en Francia junto a sus dos hijos, ya que el estado ruso la acusa de traición por revelar secretos de estado, es decir, el envenenamiento de la población por su propio gobierno.
(Imagen procedente de themoscowtimes.com )




Chelyábinsk- 40, después Chelyábinsk - 65 y hoy Ozyorsk, continúa siendo una Ciudad Cerrada , con la cicatriz abierta del Lago Karachay, del que en la década de los noventa se decía que una hora en sus orillas era igual a una condena de muerte, y miles de kilómetros cuadrados  forman parte de un área contaminada que integra el PROU (siglas de Pista Radiactiva del Oriente de los Urales). Y en la década de los noventa los efectos de la radiactividad seguían ejerciendo sus efectos sobre la población, como recogía en su artículo de 1994 la periodista Pilar Bonet  con  los datos que la proporcionaban dos doctoras de dos localidades de la región "Gulfira Galímova, la médico terapeuta, habla de mutaciones genéticas y asegura que siete de los catorce muertos habidos en un período de tres meses fallecieron de cáncer. En Kaslín, otro pueblo vecino, la doctora Natalia Ajliustina, habla de un 40% de fallecimientos por patología congénita entre los niños de menos de un año muertos entre 1992 y 1993"   Pero la polémica sobre la actuación del estado ruso con respecto a las víctimas  causadas por los desastres nucleares sufridos durante la época de la Unión Soviética prosigue en la actualidad. En julio del año  2015 la activista de los derechos humanos Nadezdha Kutepova (1972) , nacida precisamente en Ozyorsk y  líder de una Organización No Gubernamental llamada Planeta Nadezh que defiende los derechos de las víctimas de los desastres nucleares  , tuvo que abandonar Rusia junto a sus hijos buscando refugio político en Francia para escapar de una acusación de traición que la podría haber llevado a prisión. ¿Su traición? Denunciar algunos de estos accidentes nucleares mantenidos en secreto y solicitar ayudas para sus víctimas, comenzando por las causadas por  el desastre nuclear de Mayak, oficialmente el Accidente de Kyshtym, siendo por ello acusada de revelar secretos de estado mientras que las personas que hoy nacen con malformaciones o sufriendo todo tipo de enfermedades causadas por la radiactividad siguen sin recibir indemnizaciones por parte del estado. Y entre tanto las aguas del río Teche siguen fluyendo contaminadas al igual que las aguas d lago Karachai. Heridas abiertas causadas por la planta nuclear de Mayak que convirtió a Chelyábinsk-40 en el Chernóbil secreto. 

Enlace con la primera parte de  Chelyábinsk-40, el Chernóbil secreto
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/11/ciudades-perdidas-chelyabinsk-40-el.html


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

Famosos