martes, 11 de octubre de 2016

VLAD TEPES, EL HIJO DEL DRAGÓN (QUINTA PARTE)

Detenía el relato en la anterior entrega de esta historia en un momento crucial. En 1447 el voivoda de Transilvania y regente de Hungría, Juan Hunyadi (hacia 1387/1409-1457) entraba en Valaquia  para derrocar  a su voivoda, Vlad II Dracul (hacia 1390-1447)  , vasallo del sultán Murad II (1404-1451) , para poner en su lugar a un nuevo voivoda en el que pudiera confiar como aliado del reino de Hungría frente a la  constante amenaza del Imperio Otomano. Y ese hombre era Vladislav II (fecha desconocida -1456), hijo de otro antiguo voivoda que había gobernado en diferentes  años de la década de 1420, Dan II (fecha desconocida -1432). Hunyadi  esperaba que con Vladislav II al frente de Valaquia podría confiar de nuevo en el principado como primera línea de defensa frente a las ambiciones expansionistas del Imperio Otomano.  Vlad II Dracul trató de detener la invasión,  pero tanto él como su hijo mayor , Mircea (1428-1447), murieron a manos de los aliados de Vladislav II y Juan Hunyadi. La noticia llegará a la corte del sultán a comienzos de 1448 . Recordemos que  años antes Vlad II había entregado  al sultán a dos de sus hijos, Vlad Draculea (1431- 1476)  y Radu(hacia 1437-1475)  en calidad de rehenes  para garantizar la lealtad del voivoda al Imperio Otomano.  Vlad Draculea era , tras la muerte de su hermano mayor Mircea, el heredero de Vlad II y  el sultán  le ofreció su apoyo para  recuperar el principado que le habían arrebatado a su padre los húngaros. Sin duda, después de todos aquellos años viviendo en el Imperio Otomano, conociendo su lengua y su religión,  Murad II confiaba que Vlad II sería un valioso aliado si recuperaba el gobierno de Valaquia, aunque de momento no hizo nada al respecto y se encaminó hacia el oeste para emprender una campaña contra uno de sus más  encarnizados enemigos, el líder albano Jorge Castriota "Skanderbeg" (1405-1468) . 





Hunyadi Pátzay Pécs.JPG
Escultura ecuestre  de Juan Hunyadi  realizada en 1956 por el escultor húngaro Pál Pátzay (1896-1979) Regente de Hungría , voivoda de Transilvania y capitán general de Belgrado,  Hunyadi sobresale como el principal líder de la resistencia al avance otomano  en Europa Oriental donde los estados se hallaban divididos, con lealtades variables que según la situación se inclinaban por el reino de Hungría o por el Imperio Otomano como era el caso del Despotado de Serbia o la propia Valaquia. Sobre la importancia  de Juan Hunyadi deja constancia estas palabras del cardenal italiano Enneas Silvio Piccolomini (1405-1464)
"Hunyadi gobernaba  el país con mano de hierro, y mientras el rey estaba ausente se le consideraba  como su igual "
Con una nobleza húngara  dividida y que a menudo no quería implicarse en las campañas de Hunyadi contra los otomanos y un rey niño en el trono, Ladislao V el Póstumo tiene sólo 8 años de edad cuando en 1448 Hunyadi emprende una campaña  crucial en la lucha contra la expansión del Imperio Otomano , la suerte no sólo de Hungría sino de Europa Oriental caía en buena parte sobre sus hombros. Ni Valaquia,ni el Despotado de Serbia, ni el Reino de Bosnia, ni el Principado de Moldavia  y ni siquiera la feroz resistencia de Albania bajo el mando de Skanderbeg podían hacer frente  al Imperio Otomano sin la presencia de Hungría . Si Hungría caía el resto caería también
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )

Antes de seguir recordemos la situación en este juego de tronos en los Balcanes. Después de la muerte del rey de Polonia, Hungria y Croacia  Vladislav III (1424-1444) combatiendo en la batalla de Varna el trono húngaro estaba ocupado por el rey niño Ladislao V Póstumo (1440-1457), dejando el reino bajo la regencia de Juan Hunyadi hasta que el rey alcanzara la mayoría de edad. En Valaquia ya sabemos que Hunyadi ha entronizado como nuevo voivoda a Vladislav II. Transilvania, bajo la soberanía de Hungría, es también gobernada directamente por Hunyadi que ejerce como voivoda. El Despotado de Serbia  se halla gobernado por Jorge Brankovic(1377-1456), en estos momentos vasallo del sultán turco . El Reino de Bosnia acababa de salir de una guerra civil en la que había salido vencedor su nuevo rey Esteban Tomas (hacia 1411-1461)  .Albania  se mantiene firme frente al Imperio Otomano bajo la hábil dirección de Skanderbeg . El Principado de Moldavia, vasallo de Polonia, se encuentra en 1448  gobernado por Roman II de Moldavia (fechas desconocidas) después de haber asesinado el año anterior a su tío, el príncipe Esteban II de Moldavia(fecha desconocida -1447) , contando con el apoyo de Polonia . Este es el panorama convulso que presentaba  Europa Oriental en el verano de 1448 cuando, según nos cuenta el  historiador y filólogo alemán Ralf Peter Märtin (1951-2016), que nos está acompañando a lo largo de toda esta historia con su obra  "Drácula. Vlad Tepes, el Empalador , y sus antepasados",   los espías del sultán le informan que Juan Hunyadi está preparando una nueva campaña contra el Imperio Otomano para lo que contaba con 14.000 hombres procedentes de Hungría y Transilvania más 8000 hombres proporcionados por el voivoda de Valaquia  además de otros diez mil  mercenarios contratados en Italia y en los territorios alemanes del Sacro Imperio . El propio Juan Hunyadi se pone al frente de éste ejército que suma 32.000 hombres  ayudado en el mando por sus dos cuñados, Michael Szilágyi (hacia 1400-1460) y Johann Székely (no he encontrado datos sobre él) . Escribe Martin  que después de cruzar el ejército el Danubio a mediados de septiembre de 1448 exigió a Jorge Bránkovic, déspota de Serbia, que se uniera a sus  tropas pero éste le responde que "un ejército  tan débil no podía medirse con los turcos  y él temía más a Murad que a los húngaros"





Resultado de imagen de mapa Imperio otomano 1450
Como estoy haciendo en todos los artículos de esta historia  incluyo éste mapa de la región donde se desarrollaban unos acontecimientos que no sólo afectaban  a los estados involucrados directamente en ellos como el el Reino de Bosnia, el Despotado de Serbia, los principados de Valaquia y Moldavia o el Reino de Hungría sino que implicaban a toda Europa porque  si Hungría , la principal potencia de la zona , caía ante los otomanos, quedaba libre el camino hacia el resto de Europa, algo de lo que no parecían querer darse cuenta el resto de reinos de Europa Occidental pues desoyeron sistemáticamente las llamadas de socorro  tanto de Constantinopla como de Hungría y sólo mediante el pago a ejércitos mercenarios  podían formar ejércitos que al menos tuvieran una posibilidad de éxito ante las fuerzas, casi siempre muy superiores en número de los ejércitos otomanos . Fijaos en la situación de Belgrado en la frontera entre el Despotado de Serbia u el Reino de Hungría , porque tenía una posición estratégica clave. Más adelante veremos como los otomanos trataron de tomarla  y si lo conseguían tenían la llave para entrar  en Hungría
(Imagen procedente de reyesydinastias.blogspot.com )


En estos momentos Murad II se encontraba con su ejército en Sofía, la capital de la actual Bulgaria , mientras que el ejército de Hunyadi se dirige primero a Albania para  unir fuerzas con las tropas de Skanderbeg . Mientras, Vlad Draculea , a quien el sultán Murad II ha entregado un pequeño contingente de tropas, se dirige a Valaquia.  Vladislav II había dejado el principado para acompañar a Juan Hunyadi junto a ocho mil de sus hombres, por lo que había dejado a Valaquia casi indefensa y Vlad no pensaba en dejar pasar esta oportunidad. Pero regresemos con el sultán que avanza hacia el oeste desde Sofía y llega en octubre al lugar donde se hallaban acampadas las tropas de Juan Hunyadi y que seguro que a estas alturas os suena el nombre  del lugar, Kosovo Polje o  Campo de los Mirlos , el mismo lugar donde en 1389 las tropas del sultán Murad I (1326-1389)  habían derrotado a las serbias dirigidas por Lazar Hrbeljanovic (hacia 1329 -1389) en la que ambos caudillos encontraron la muerte y Serbia quedó convertida en vasallo del Imperio Otomano. Casi sesenta años después iba a repetirse la batalla  . Algunas fuentes señalan que el ejército otomano superaba a las fuerzas de Hunyadi  en una proporción de hasta 6 a 1 aunque Märtin lo limita al doble, es decir, alrededor de 60.000 -64.000 hombres..Fuera así o no , pues las cifras oscilan en miles de efectivos arriba o abajo en las diferentes fuentes que tratan éste tema,  lo que si sabemos es que el ejército cristiano era muy inferior en número. Märtin recoge esta carta enviada por Hunyadi al sultán "Sultán, no tengo tantos hombres como tú, pero a pesar de tener pocos, sé que son buenos , rectos , leales y valientes" a lo que el sultán replicó  aludiendo a que prefería tener  más hombres que su rival aunque no fueran toa buenos " Prefiero una aljaba llena de flechas ordinarias que seis o siete de oro"  La que sería conocida como Segunda Batalla de Kosovo  se prolongaría durante tres días, pero ya estaba decidida el segundo día cuando Hunyadi había perdido a unos 15.000  hombres, casi la mitad de sus efectivos y al día siguiente tuvo que huir del campo de batalla perseguido por los otomanos que darían caza a muchos de los que trataban de huir. Esta dura derrota fue un golpe en el prestigio de Hunyadi que en 1449 es destituido como voivoda de Transilvania aunque todavía  conserva  la regencia del reino de Hungría y Croacia. Pero ¿y que ha sido entre tanto de Vlad Daculea?




Resultado de imagen de monument of battle of kosovo
Este es el monumento que hoy se erige en recuerdo de la batalla del Kosovo de 1389 en el Campo de los Mirlos en Kosovo . Casi sesenta años después y prácticamente en el mismo lugar se libraría la Segunda Batalla de Kosovo entre el 17 y el 20 de octubre de 1448, en la que los otomanos gozaban de una gran superioridad numérica sobre las tropas dirigidas por Hunyadi y donde también estaba el voivoda  valaco Vladislav II. No he podido incluiros un plano de ésta segunda batalla porque no he encontrado nada más sobre ella .  Así la describe  Ralf Peter Märtin 
"A la manera husita  Hunyadi hizo formar los carros de combate sobre una colina  dominante  y, a sus pies, apostó el grueso de las tropas. Situó además allí  parte de la caballería pesada  como reserva de ataque. A derecha e izquierda  de esta posición estaba  el resto de la caballería .Los turcos habían  mantenido su habitual  formación de batalla , jenízaros (infantería) en el centro, sipahis (caballería)  en los flancos"
Aunque las cifras sobre los efectivos de uno y otro mando, parece que las cifras más ajustadas son aquellas que dan el doble de efectivos a los otomanos, entre 60.000 y 64.000 turcos por unos 28.000 a 32.000 cristianos
"La batalla duró tres días - sigue contándonos Märtin - Los turcos, que contaban con el doble número de guerreros , rechazaron el primer ataque de Hunyadi  y no se dejaron atraer  fuera de su posición defensiva . Un ataque nocturno  al campamento jenízaro tampoco tuvo éxito. El problema es que ambas partes  habían constituido una formación de lucha defensiva y Hunyadi necesitaba pasar a la ofensiva.  El ejército turco había aislado  a Hunyadi de sus líneas de abastecimiento  y las tropas ya sufrían  las consecuencias de la carencia de agua  y provisiones.  Al segundo día Hunyadi intentó  forzar un desenlace , atacando masivamente  el ala derecha turca. Al poder desordenarlas, acto seguido envió a toda su caballería pesada  contra los jenízaros pero una vez más estos resistieron.  Al atardecer los dos ejércitos se retiraron. Las perdidas del ejército de Hunyadi,  15.000 soldados caídos,  eran extremadamente graves . Por la noche se fueron las tropas valacas (8000 hombres)  Al amanecer del día siguiente Hunyadi y sus hombres huyeron del campo de batalla  pero sólo unos pocos lograrían  alcanzar la frontera"
(  Imagen procedente de globetrottingwithunclesam.blogspot.com)






Pues había logrado llegar a la capital del principado, Tirgoviste, y parece que consiguió por un período breve de tiempo hacerse con el poder aprovechando la ausencia de Vladislav II y de los boyardos, nombre de la aristocracia valaca , para proclamarse nuevo voivoda con el nombre de Vlad III Draculea  que es el que utilizaré a partir de ahora ,aunque  en este primer período de gobierno no logrará  afianzarse en el poder  y cuando Vladislav II regresó en noviembre de ese año de 1448, después de la derrota en la segunda batalla del Kosovo, conseguirá expulsar a Vlad III sin muchas dificultades . Pero la derrota en Kosovo había hecho que Vladislav II vuelva a convertir a Valaquia en un estado vasallo del Imperio Otomano  lo que no favorecía la causa de Vlad III pues ahora el sultán no tenía interés alguno en apoyar sus pretensiones al gobierno de Valaquia .Pero Vlad no estaba dispuesto a abandonar sus ambiciones  aunque no tenía muchos aliados donde elegir: Hungría y Transilvania eran terreno vedado en ese momento , así que sólo le quedaba el Principado de Moldavia  que en estos años se encuentra sumido en la inestabilidad  con una sucesión de voivodas que apenas consiguen mantenerse en el poder y con  Polonia siempre al fondo tratando de mantener su influencia sobre el principado moldavo. Según Märtin, Vlad III pudo ponerse del  lado del príncipe moldavo Bogdán II (fecha desconocida -1451) que gobernó el principado de Moldavia entre 1449 y 1451. Bogdán  se oponía a las injerencias polacas en el principado  lo que finalmente fue la causa de su muerte asesinado  en  octubre de 1451 para poner en su lugar a su hermano Pedro III Aaron (fecha desconocida -1467), favorable a Polonia.  Vlad III abandonar  ese invierno Moldavia y cabalga hasta Transilvania acompañado por  el hijo de Bogdán II, Esteban de Moldavia (1433-1504), que jugará un papel importante en los acontecimientos futuros.  Vlad III trataría de ganarse el apoyo de las ciudades sajonas de Transilvania,  las que ya hemos conocido en anteriores entregas de esta historia como Hermannstadt  y Kronstadt, pero sin éxito. Cuando Hunyadi se entera de los  movimientos políticos de Vlad  pide a las ciudades sajonas que lo expulsen de su territorio 






Gentile Bellini 003.jpg
El sultán Mehmed II conocido como el Conquistador (1432-1481) retratado aquí en 1480  por el pintor italiano Gentile Bellini (hacia 1429-1507). Nacido en Edirne (la antigua Adranápolis)  el 30 de marzo de 1432, era el tercer hijo de Murad II y de una de sus concubinas . La muerte de sus dos hermanos mayores le convirtió en el heredero de su padre en 1443 . Durante estos años se convirtió en un hombre instruido con conocimientos sobre literatura,no sólo islámica sino también griega y latina, historia, filosofía  y ciencias. Con solo 13 años en ,1444, su padre abdicó en él  bajo la supervisión del gran visir. Su padre abandonaría el retiro en 1446  retomando sus funciones como sultán hasta su muerte  el 3 de febrero de 1451. Nada más asumir el poder  Mehmed II comienza la construcción de una nueva fortaleza  en el lado europeo  del estrecho del Bósforo , muy próxima a Constantinopla para preparar el asalto final a la capital bizantina. Al mismo tiempo llega a un acuerdo de paz de tres años con el reino de Hungría  para concentrar todas sus fuerzas en la conquista de Constantinopla. Así narra el escritor austriaco Stefan Zweig la construcción de aquella fortaleza que estrangulaba la libre navegación desde el Mar Negro hasta el Mediterráneo:
"El sultán en persona , sin descansar ni por el día ni por la noche, dirige la construcción. E impotente, Bizancio  debe presenciar como contra las leyes y tratados , le cierran el libre paso hacia el Mar Negro." 
A finales de agosto de 1451 la fortaleza estaba terminada y  desde ella no vacilaba en  atacar incluso a las naves venecianas y genovesas, hundiéndolas y asesinando a sus tripulaciones . Estos hechos convencerían a Europa del peligro  que representaba  Mehmed y la necesidad de evitar la caída de Constantinopla, que no sólo era el último bastión cristiano en territorio musulmán, sino también el garante de libre comercio  a través del Mar Negro!
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org)   




Entre tanto, nuevas noticias llegaban desde el Imperio Otomano .El 3 de febrero de 1451 fallecía el sultán Murad II a los cuarenta y siete años de edad . Märtin recoge la impresión que causó la noticia en el embajador bizantino Georgios Sphrantzes (1401-1477) que se encontraba en aquel momento en la corte del emperador de Trebisonda, un estado cristiano que se había formado  en 1204 fruto de la descomposición  del Imperio Bizantino  y se hallaba al norte de la actual Turquía a orillas del Mar Negro. Cuenta el embajador bizantino que el emperador de  Trebisonda  se dirigió a él diciéndole   "Embajador, tengo una feliz noticia para comunicaros ; a cambio me daréis un hermoso regalo" y  a continuación  "me informó de la muerte  del sultán y de que su hijo el sucedería en el trono. Se mostraba el emperador de Trebisonda seguro  de que se reafirmaría la paz entre ellos " Pero si el emperador de Trebisonda estaba contento no era un sentimiento compartido por el embajador que veía los peligros y amenazas que se cernían  sobre ellos "Me callé y  sentí un dolor semejante  al que hubiera sentido de haberme enterado  de la muerte de algún ser muy querido para mí. " Y a continuación  se dirige afligido al emperador de Trebisonda " Majestad , no es ésta una noticia agradable , sino sumamente dolorosa.  El difunto sultán  era un anciano (en realidad no, ya sabemos que tenía solo 47 años si bien si llevaba tres décadas en el poder ), que si bien es cierto  que a menudo intentaba luchar contra nosotros  ya no quería emprender nada más contra nuestros hombres y deseaba convivir en paz. Pero el sultán que ahora vendrá es joven y desde la niñez enemigo de Cristo,contra  el que profiere insultos  y amenazas ; dice que , cuando llegue el momento  y tanga las riendas de poder en sus manos , destruirá y aniquilará el reino de los romanos (es decir, lo que quedaba del Imperio de los Bizantinos)  y todo el reino de Cristo" ¿Quién era el nuevo sultán? Se trataba del hijo de Murad II, el joven Mehmed II(1432-1481), que ya había sido sultán durante un breve período entre 1444 y 1445 cuando  su padre abdicó , aunque regresó finalmente de su retiro en 1446. Ahora si había llegado su turno de gobernar y emprende de nuevo una política expansionista cuyo primer objetivo será la conquista de lo poco que quedaba del Imperio Bizantino, principalmente su capital, Constantinopla. 







Estatua dedicada en Atenas  al último emperador del Imperio Bizantino,   Constantino XI Paleólogo . Hijo del emperador Manuel II Paleólogo (1350-1425) y de la princesa serbia Helena Dragases (1372-150) , sucedió en 1448 a su hermano Juan VIII Paleólogo (1392-1448) que había muerto sin descendencia.  La situación de Constantinopla en ese momento era ya casi insostenible , agotada por tres epidemias sucesivas  que habían exterminado  a la población (que en esos momentos no superaba las 50.000 personas) , las derrotas que habían privado a los bizantinos  de las pocas tierras que aún les quedaban , y sin medios para hacer frente por si mismos a la amenaza que representaba Mehmed II .  Constantino XI envió cartas solicitando apoyo al papado y a las dos principales potencias comerciales y navales de la época  en el Mediterráneo, las repúblicas  de Génova y Venecia, que ocupaban dos barrios enteros en Constantinopla Constantino XI sabía que debía buscar la reconciliación de las dos iglesias, la católica y la ortodoxa pero aceptando la supremacía de la Iglesia de Roma para conseguir la ayuda que necesitaba    y así lo hizo . En mayo de 1452 el papa Nicolás V (1397-1455) enviaba a Constantinopla al cardenal Isidoro de Kiev (1385-1463)  para acordar la unión de las dos iglesias de Roma y de Oriente  pero además le envía también  entre doscientos y trescientos arqueros napolitanos para ayudar en la defensa de la ciudad. El 12 de diciembre de 1452 se celebraba la ceremonia solemne de la unión de las dos iglesias al tiempo que Génova y Venecia preparan ayuda militar  ya que querían salvar sus intereses comerciales en la ciudad. Sin embargo, el resto de los reinos  europeos permanecerá en silencio mientras  el desastre inevitable se cierne sobre el último resto del Imperio Bizantino
(Imagen procedente https://es.wikipedia.org)



Imagen de restos de las antiguas murallas de Constantinopla, un recinto amurallado de 22 kilómetros de longitud que había comenzado a construirse en tiempos del emperador   Constantino I el Grande (hacia 272-337) , pero seria  el emperador Teodosio II (401-450) quien daría forma al doble recinto amurallado  que sirvió para proteger a la ciudad durante mil años , excepto durante su ocupación  por los cruzados latinos que asaltaron la ciudad en 1204, arruinando al Imperio.  Eran consideradas inexpugnables y ni las catapultas , ni la artillería existente en la época  hacia mella en ella .  Ya en el siglo XIX  algunas secciones de las murallas fueron derribadas para  dejar crecer a la ciudad , pero todavía hoy quedan restos como los de ésta imagen que nos recuerdan su milenaria grandiosidad
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org)


Poco podía hacer el último emperador bizantino , Constantino XI  Paleólogo (1405-1453) para defender la ciudad. En abril de 1453 las tropas de Mehmed inundan la llanura frente a Constantinopla, porque es en verdad una inundación, una marea formada por unos 150.000 hombres,algunas fuentes hablan de 100.000 y otras de 160.000,  entre los que se encontraban 15.000 sipahi, nombre que se daba a los integrantes de los cuerpos de caballería de élite, y 12.000 jenízaros,.Mientras, en Constantinopla, una ciudad habitada por 50.000 habitantes, apenas si había siete mil hombres  útiles para el combate, del todo insuficientes para defender unos 22 kilómetros de muralla . El escritor austriaco Stefan Zweig(1881-1942) escribe en su obra "Momentos estelares de la humanidad" que  "A la cabeza de esas tropas, suntuosamente vestido, cabalga el sultán, ordena que extiendan su alfombra de rezos. Descalzo, pone el pie sobre ella y se inclina tres veces  con el rostro vuelto hacia La Meca. Tras él los miles de hombres que forman su ejército repiten en la misma dirección y con el mismo ritmo la misma oración. Sólo entonces el sultán se levanta. Por todo el campamento corren los pregoneros oficiales para ,a golpe de tambor y toque de clarín, anunciar que "El asedio de la ciudad ha comenzado" Era el 5 de abril de 1453 . Dos meses después está todo perdido .  El 28 de mayo se celebra una fiesta en el campamento otomano y se suspenden todos los ataques mientras que en Constantinopla insisten al emperador Constantino que trate de ponerse a salvo, a lo que el emperador responde "Me iría si hubiese algún beneficio por abandonar la ciudad, pero no puedo ir lejos... No los dejaré nunca. ¡¡He decidido morir con vosotros!!." El emperador convoca a los ciudadanos a una ceremonia común , una procesión que recorrerá toda la ciudad . A medida que avanzan, en los lugares donde la muralla se ha derrumbado se ponen imágenes religiosas con la esperanza de que sean ellas las que detengan el ataque .Constantino  trata de animar a sus hombres y al pueblo y arenga a los nobles y caballeros "Ha llegado el momento, en que el enemigo de nuestra fe nos amenaza por todas partes... Confío en ustedes, en su valor, en esta espléndida y célebre ciudad, en nuestra patria " Palabras llenas de valor, sin duda, pero también desesperadas porque las posibilidades de triunfar eran mínimas, pero aquellos estaban dispuestos a morir allí






En este cuadro del pintor italiano Fausto Zonaro (1854-1929) vemos al sultán Mehmed II sobre un caballo blanco dirigiendo a su ejército hacia Constantinopla acompañado por una gran bombarda  que podéis ver a la derecha. El sultán se había hecho con los servicios  de un ingeniero de origen húngaro o alemán  llamado Orbón o Urban (fecha desconocida -1453)  que era un especialista en la fundición de cañones . Orbón había ofrecido sus servicios a Constantino XI , pero el emperador no pudo permitirse pagar  el alto salario que exigía el ingeniero. De ésta forma ofreció sus servicios a Mehmed II que lo contrató  y así se encargó de fabricar el cañón más grande que se había hecho hasta entonces y con el que pensaban destruir las murallas de la ciudad . Hubo que organizar una compañía de entre cien y doscientos hombres más quince pares de bueyes para que trasladasen de Adrianápolis a Constantinopla  el gigantesco cañón que recrea Zonaro en su cuadro , que tenía 9 metros de longitud. Orbón y su equipo fabricarían nuevas piezas de artillería, pero Orbón no vería el final del asedio porque  murió al explotar una de las piezas que él mismo había fabricado
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)     





Stefan Zweig  nos describe la escena que se desarrolla en el interior de Santa Sofía aquella noche, poco antes del comienzo del combate  "En torno al emperador se agrupa a toda la corte, los nobles , el clero griego y el romano, soldados y marineros, genoveses y venecianos, todos con sus armaduras y con sus armas. Tras ellos se arrodillan miles y miles de sombras silenciosas que murmuran con reverencia . El pueblo agobiado, estremecido por el miedo. Es el alma de Bizancio la que aquí ruega a Dios. La última misa del Imperio Romano Oriental , la misa de difuntos, ha comenzado , pues la fe cristiana vive por última vez en la catedral de Justiniano" Por última vez Constantino habla al pueblo de Bizancio diciéndoles "Hay cuatro razones principales por las que vale la pena morir: la fe, el hogar, la familia y el basileo. Ahora ustedes deben estar dispuestos a sacrificar sus vidas por estas cosas, así como yo también estoy dispuesto a sacrificar mi propia vida" A continuación el emperador se dirige a palacio para despedirse de los suyos y regresa a la muralla recorriéndola en toda su extensión alentando a sus hombres , insuflándoles coraje ante la hora decisiva. Es ya la madrugada del 29 de mayo de 1453, y por un tiempo los dos bandos se mantienen en silencio, un silencio ominoso que es heraldo de la muerte y destrucción que se abatirá sobre la ciudad en poco tiempo. Hacia la una y media de la madrugada Mehmed II da la orden de iniciar el ataque.  A pesar de la desesperada y valiente lucha de los defensores, terminando siendo rebasados por la superioridad numérica de los otomanos.  Uno de los superviviente escribiría luego " Mi señor y emperador de feliz memoria, el señor Constantino, cayó muerto mientras yo estaba en ese momento no cerca de él, sino en otra parte de la ciudad, por orden suya, para una inspección, por desgracia, por desgracia." No se conocen bien las circunstancias de su muerte, aunque la mayoría de los historiadores suponen que Constantino , viéndolo todo perdido, se despojó de sus insignias imperiales y se lanzó al combate hasta morir y sólo al día siguiente su cadáver fue reconocido por las sandalias de color púrpura  decoradas con el águila de oro distintivo del emperador.




Otra de las obras del pintor italiano Fausto Zonaro (1854-1929) que recrea la entrada del sultán Mehmed II en Constantinopla  el 29 de mayo de 1453. El día anterior al asalto final Mehmed II había  difundido entre sus solados  ésta promesa:
"Mehmed jura en nombre de Alá, en nombre de Mahoma y de los cuatro mil profetas , jura por el alma de su padre, el sultán Murad, por la vida de sus hijos y por su sable , que tras la toma de la ciudad concederá a sus tropas derecho ilimitado a tres días de saqueo"
Con la caída de Constantinopla terminaba definitivamente el largo recorrido del Imperio Romano por la historia del que la ciudad era su último vestigio. Los ecos de la caída de Constantinopla recorrerían todos los rincones de la cristiandad, esa misma cristiandad que no quiso acudir en su ayuda y que ahora se lamentaba de la pérdida y se estremecía de miedo ante el poder de los otomanos. Pero, como escribe Stefan Zweig,
"El lamentarse no devuelve una ocasión perdida, En miles de años no se repone lo que se pierde en una sola hora"
Aquel 29 de mayo de 1453  no desaparecía la capital de un Imperio , desaparecía todo un mundo que había nacido muchos siglos atrás, el mundo clásico
(Imagen procedente de   https://es.wikipedia.org)


 A continuación las tropas proceden al saqueo de la ciudad "Miles corren como demonios -escribe Zweig-  por las calles. El primer ataque se dirige contra las iglesias, donde brillan los vasos de oro, donde resplandecen las joyas. En las casas las mujeres son mercancía para los serrallos, los hombres y los niños para el mercado de esclavos. Los viejos, considerados bocas inútiles y una carga invendible, son asesinados. Las lujosas imágenes son destruidas. Las más esplendidas estatuas, destrozadas a martillazos. Los libros , en los que la sabiduría de siglos, la riqueza inmortal del pensamiento y de la poesía griegos debía conservarse para toda la eternidad , son quemados" Estas escenas se suceden durante toda la mañana del 29 de mayo y sólo por la tarde el sultán cruza las puertas de la ciudad  y bajando de su caballo comienza a rezar para dar gracias a Ala por su triunfo . Al día siguiente ordenará que todos los símbolos cristianos sean retirados de Santa Sofía, que a partir de ahora será una mezquita. Cuatro años más tarde, en 1457, Mehmed II, que se ganaría a partir de ahora el apelativo de "el-Fatih", es decir, "el Conquistador",  convertirá a Constantinopla en la nueva capital del Imperio Otomano. La caída de la ciudad y la desaparición definitiva  del Imperio Bizantino  causará una honda impresión en toda la cristiandad. El cardenal Ennea Silvio Piccolomini (1405-1464), al que ya conocimos predicando la cruzada contra los turcos en 1443,  se lamenta  en una carta recogida en su obra por Märtin y escrita el 21 de julio de 1453, menos de dos meses después de la caída de Constantinopla " ¿Qué es lo que hemos perdido? Una ciudad real, por cierto, sede del Imperio Oriental, la ciudad del pueblo griego, el trono del segundo patriarca. ¡Ay de ti , fe cristiana, que alguna vez te extendiste por doquier ,cuán reducida y debilitada  estás ahora! Esto es lo que más lamento y deploro, lo que inspira compasión  por el pasado, y miedo por el futuro"  La impresión que tenían todos es que lo peor estaba por llegar, como sigue contándonos el cardenal "La situación es mala , las perspectivas aún peores.Hemos asistido a la derrota de los griegos ,ahora esperamos la caída de los latinos. La casa vecina está arruinada, la nuestra espera sobre ascuas" y se pregunta "¿Qué hay entre nosotros  y los turcos? Tan sólo un poco de tierra y agua nos separan de ellos." y a pesar de ello la cristiandad sigue dividida, de lo que se lamenta Piccolomini "Ya penden los sables turcos  sobre nosotros, y, mientras tanto, llevamos a cabo guerras civiles , perseguimos a nuestros hermanos y dejamos que los enemigos de la Cruz caigan sobre nosotros "




Brankovics György
Creo que éste es el único retrato que conservamos del déspota de Serbia Jorge Brankovic contenido en un manuscrito iluminado de 1429  conservado en el monasterio de Esphigmenou  en Athos, Grecia. . Después de rendir vasallaje al sultán Mehmet tuvo que ver como el sultán entraba en Serbía y le obligaba a buscar refugio en Hungría. El sultán ya  había hecho difundir por toda Europa unas palabras que mostraban cuales eran sus intenciones
"Un dios gobierna en el cielo; convienen que también en la Tierra gobierne un príncipe"
Y era evidente que  ese príncipe al que se refería el sultán era él mismo.  La victoria que Hunyadi obtuvo sobre los turcos en el asedio de Belgrado permitiría a Brankovic , considerado uno de los gobernantes más ricos de su tiempo, regresar al Despotado de Serbia para pasar allí sus últimos meses de vida, porque moriría a los 79 de años de edad el 24 de diciembre de 1456
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)



Ni se equivocaba  aquel embajador veneciano que se entristecía al conocer la noticia de la muerte de Murad II  y la llegada al poder de un sultán joven y lleno de ambición , ni tampoco lo hacía Piccolomini , que en 1458 se convertirá en el papa Pío II,  cuando auguraba que lo peor estaba por llegar. En 1454 Mehmed invade Serbia aunque Jorge Brankovic es su vasallo  y ya en 1455 controla todo el sur del Despotado serbio mientras que Brankovic tiene que buscar refugio  en el reino de Hungría  donde desde 1452 gobierna en solitario Ladislao V Póstumo  después de que la nobleza apartara de la regencia a Juan Hunyadi  aunque sigue teniendo una gran influencia en las decisiones del poder.  Llegan noticias inquietantes sobre la construcción de una flota turca de la que hasta ese momento carecían  . "Se hacía cada vez más evidente - escribe Ralf Peter Märtin -  que Mehmed II no sólo pensaba afianzar sus conquistas, sino que planeaba  un gran ataque a Hungría  y a las restantes plazas cristianas  del Egeo"  Mientras, en el bando cristiano se agrían las relaciones entre Juan Hunyadi y el voivoda de Valaquia, Vladislav II, después de que Hunyadi  favoreciera a las ciudades sajonas  para el control de las rutas comerciales a cambio de que ayuden a la reconstrucción de las fortalezas destruidas  en anteriores campañas por los otomanos y se comprometan en su defensa. También ocupa Hunyadi varios enclave valacos  en Transilvania, todo lo cual  hace que Vladislav II se enfrente a Hunyadi para intentar recuperarlos . Vlad III ve una nueva ocasión para hacer valer sus derechos al gobierno de Valaquia y viaja a Buda  contando con el apoyo de Hunyadi que quiere derrocar a Vladislav II . Pero en Hungría, para desesperación de Hunyadi, nadie parece consciente de la amenaza que se está cerniendo sobre ellos y no son favorables a la guerra . Pero lo fueran o no , la realidad se impondría. Mehmed  forma un ejército cuyo número oscila, según las fuentes, entre 60.000 y 100.000 hombres , apoyados a menos por dos centenares de naves, que se dirigen primero al Despotado de Serbia para iniciar el asedio de la fortaleza  que era considerada la llave del reino Húngaro. Si Belgrado caía , las tropas otomanas podrían entrar sin mayores obstáculos en el interior de Hungría. 





Nándorfehérvári csata vázlata-es.png
Mapa con los movimientos del asedio de Belgrado . Vemos en color naranja las fuerzas del sultán Mehmed II  que rodeaban la fortaleza de Belgrado desde el 4 de julio de 1456 . La fortaleza  a su vez estaba flanqueada por los ríos Sava y Danubio que estaba bloqueado por la armada otomana. Los jenízaros, como era habitual , ocupaban el centro y eran los encargados de encabezar el asalto a la fortaleza, a la derecha vemos a los Sipahi(cipayos(, la caballería y a la izquierda el ejército de Anatolia. Las fuerzas de Hunyadi, en color verde,  llegaron el 14 de julio y lograron romper el bloqueo  de la flota otomana destruyendo su flota  y entrando en la fortaleza  para reforzar sus defensas. Mehmed II ordenaría un intenso bombardeo sobre la fortaleza y la noche del 21  al 22 de julio se inició un gran asalto final que fue rechazado por los defensores . Pero lo que  sorprendió por completo al ejército otomano fue el movimiento  espontáneo del ejército cruzado liderado por Juan Capistrano que, sin obedecer a nadie, se dirigieron al día siguiente  contra el ejército otomano obligándolo a retroceder
(Imagen procedente de la    https://es.wikipedia.org)


Mientras Hunyadi trata de formas desesperadamente un ejército contando con la única ayuda del papa Calixto III (1378-1458), que le presta el dinero necesario para  contratar al menos dos mil mercenarios,  el 4 de julio de 1456  las tropas otomanas iniciaban el asedio de Belgrado. La defensa de la ciudad estaba dirigida por uno de los cuñados de Hunyadi al que ya hemos conocido, Miguel Szilàgyi, que había luchado en la Segunda Batalla de Kosovo, y que sólo contaba con seis mil hombres para frenar al ejército del sultán. Hunyadi pudo formar un ejército de unos 15.000 hombres  entre mercenarios y tropas procedentes de Transilvania y Valaquia . Pero cuando todo parece perdido sube a escena un actor inesperado ,  un predicador que era célebre en todo el continente hasta el punto que sería conocido como el Apóstol de Europa, el fraile napolitano Juan Capistrano 1386-1456)   que ya había predicado años antes contra los husitas ,atacó la corrupción de las costumbres o animó a la expulsión de la comunidad judía de Bohemia. Predicador itinerante, se encontraba ahora en Hungría  y llama a la lucha contra los turcos. Aunque  no consigue convencer a la nobleza su verbo si arrastra al pueblo como siglos antes había logrado otro clérigo, el francés Pedro el Ermitaño (hacia 1050-1115) que organizó una peregrinación espontánea de decenas de miles de personas a Tierra Santa  en el marco de la Primera Cruzada. De la misma forma , nos cuenta Märtin, Capistrano  logrará que "acudan en masa  artesanos, campesinos, monjes y estudiantes , hasta un numero de más de 35.000 personas  que se pusieron en  camino , mal pertrechados ,poco habituados a la lucha, pero con fe en Dios" Belgrado  estaba a punto de caer. , con sus murallas derruidas, cuando llegó Hunyadi al frente de su ejército  de 15.000 hombres más los miles de hombres que seguían a Juan Capistrano. Los hombres de Hunyadi rechazaron hasta en tres ocasiones el asalto final de los jenízaros  la noche del 22 de julio de 1456  e incluso un soldado turco llegó a plantar la bandera sobre las murallas pero un soldado serbio se agarró al soldado y a la bandera y ambos cayeron desde lo alto de la muralla  . Ya al día siguiente , y sin que nadie lo ordenada , el ejército cruzado formado por  los seguidores de Capistrano que  parecían combatir casi en estado de éxtasis, se dirigieron contra la retaguardia del ejército otomano "los hombres de Capistrano - escribe Märtin -  sufrieron graves pérdidas por no proteger sus vidas, embriagados como estaban por la fe"  





Estatua del predicador franciscano   Juan Capistrano  en Budapest. Con su poder de oratoria convenció a miles de personas,  Ralf Peter Märtin estima que alrededor de 35.000,  para acompañarse a rescatar a Belgrado del asedio al que estaba siendo sometida por los otomanos . El historiador y político rumano Nicolae Iorga (1871-1940)  relata  así el efecto que tuvo sobre el ejército turco  la irrupción inesperada de aquel ejército improvisado y sin preparación pero empujado por el fervor religioso "Los excelentes soldados turcos, que habían aguantado asombrosamente ,no pudieron resistir  a la plebe enfervorizada  por la ira del santo mártir. Murieron junto a sus lombardas, que fueron arrojadas  al agua y a  los fosos  y destruidas. Pero, naturalmente, esta multitud se detuvo  ante el frente jenízaro , en cuyo centro  aguardaba,inmóvil , el sultán"
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)


Esta obra del pintor húngaro Alexander von Wagner (1838-1919) recrea el episodio  en el que en medio del asalto a las murallas de Belgrado un   soldado turco estaba a punto de colocar  una bandera del sultán sobre lo alto de la muralla . Un soldado serbio llamado Titus Dugovic, al verlo, se lanzó sobre él y agarrándolo cayeron ambos al vacío . En cuanto al destino de aquel ejército cruzado improvisado que había seguido a Juan  Capistrano no fue demasiado feliz. Escribe Ralf Peter Märtin
"Los guerreros cruzados  habían acabado prácticamente con las escasas provisiones y constituían una verdadera plaga para el país, de modo que los campesinos  se rebelaron para liquidarlas. Sólo con el invierno  regresaron algunos infelices , henchidos de dolorosas experiencias : se habían limpiado  de sus pecados, pero también habían agotado su confianza , su coraje y su espíritu de sacrificio"
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )


El ejército turco , sorprendido por la llegada de aquella masa de combatientes enfervorecidos liderados por Capistrano, tuvieron que retirarse  y el avance de los cruzados  sólo se detuvo  cuando se encontraron con los jenízaros. Juan Hunyadi aprovechó este movimiento inesperado para encabezar una salida desde la fortaleza y atacar el campamento otomano . Fue tal el desorden y la sorpresa de las tropas  que el propio sultán tuvo que empuñar la espada y dio muerte a un caballero cristiano antes de ser él mismo herido por una flecha en el muslo y  quedar inconsciente aunque quedó protegido por los jenízaros. El ejército cristiano regresó de nuevo a la fortaleza temiendo un contraataque turco, pero con el sultán herido aquella noche decidieron retirarse y regresaron a Constantinopla dejando sobre el campo de batalla miles de muertos, con estimaciones que van entre los 25.000 y los 50.000 muertos. El asedio de Belgrado había fracasado y de momento la frontera húngara permanecería segura. El déspota  Jorge Bránkovic pudo regresar a Serbia, aunque moriría poco después, el 24 de diciembre de aquel año. Pero la batalla se cobró  otras víctimas inesperadas cuando ya todo había terminado.  Una epidemia se extendió entre el ejército cruzado y Hunyadi fue alcanzado por la enfermedad muriendo el 11 de agosto de 1456.  Se dice que antes de morir tuvo tiempo para pronunciar unas palabras de advertencia, para el futuro, aunque como suele suceder  en estas situaciones es difícil saber hasta que punto esto es cierto o la leyenda que rodea a un hombre al que muchos veían como el futuro líder de una cruzada contra los otomanos  "Defended, mis amigos, la cristiandad y Hungría de los enemigos - habría dicho en su último aliento Hunyadi - No os peleéis entre vosotros. Si perdéis vuestras energías  en altercados , sellaréis vuestro propio destino , así como cavaréis la tumba de vuestro país." El papa Calixto III , que durante el asedio había pedido a los fieles que rezaran por la victoria cristiana, diría de Juan Hunyadi era "el más extraordinario hombre que el mundo vio en 300 años"  El hombre que había sostenido la lucha contra los otomanos desaparecía y unas semanas después también moriría a causa de la epidemia  Juan Capistrano, el 23 de octubre de 1456 a los setenta años de edad. Mientras sucedía todo esto, Vlad  se había quedado al frente del gobierno de Transilvania por mandato de Hunyadi. Nada más saber que Mehmed II había sido derrotado  en Belgrado y se retiraba a Constantinopla, Vlad se puso al frente  de un ejército transilvano, contando con el apoyo de las ciudades sajonas, invadió Valaquia  y derrotó a Vladislav II  que fue capturado y ejecutado . Después de nueve años de espera, ahora si Vlad era el voivoda de Valaquia gobernando con el nombre de Vlad III.  Durante los siguientes veinte años logrará ganarse el sobrenombre por el que pasará a la historia, Tepes, el empalador. Pero eso lo veremos en la última parte  que cerrará esta historia. 



Enlace con la primera parte de  Vlad III Tepes, el hijo del Dragón
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/10/vlad-iii-tepes-el-hijo-del-dragon.html

Enlace con la segunda parte de  Vlad III Tepes, el hijo del Dragón
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/10/vlad-iii-tepes-el-hijo-del-dragon_2.html

Enlace con la tercera  parte de  Vlad III Tepes, el hijo del Dragón
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/10/vlad-iii-tepes-el-hijo-del-dragon_5.html

Enlace con la cuarta  parte de  Vlad III Tepes, el hijo del Dragón

No hay comentarios:

Famosos