viernes, 21 de octubre de 2016

LA CITA CON VENUS DE GUILLAUME LE GENTIL (SEGUNDA PARTE)

Antes de continuar con nuestro relato recordemos las palabras del astrónomo ingles Edmond Halley (1656-1742) en aquel artículo escrito y publicado en 1716 por la Royal Society inglesa dirigidas a las futuras generaciones de astrónomos que tendrían la oportunidad de asistir al doble tránsito de Venus el 6 de junio de 1761 y el 3/4 de junio de 1769, una fecha a la que Halley sabía que no llegaría con vida :"Por lo tanto , recomiendo una y otra vez  a los curiosos investigadores  de las estrellas a quienes  se confíen estas observaciones  cuando nuestras vidas hayan llegado a su fin, que, teniendo en cuenta nuestro consejo, se dediquen vigorosamente a efectuar esas observaciones . Y a ellos les deseamos  y rogamos que tengan buena suerte, sobre todo que no sean privados de ese codiciado espectáculo  por la desgraciada oscuridad  de cielos nubosos, y que las inmensidades de las esferas celestes , reducidas a límites  más precisos,puedan finalmente  contribuir a su gloria y fama eterna". Ya sabemos que el tránsito de Venus era el nombre que se daba al   paso de éste planeta  entre el Sol y la Tierra  con lo que se hace visible  como un diminuto círculo oscuro atravesando el deslumbrante disco solar.  Su observación permitiría determinar la distancia entre la Tierra y Venus y de ella se obtendría también el cálculo de la distancia entre nuestro planeta y el Sol, la medida que recibiría el nombre de Unidad Astronómica y que  durante años habían tratado de calcular los astrónomos aunque sin tener los medios necesarios para ello. Ahora era diferente, estamos a mediados del siglo XVIII, en plena Ilustración, se dispone de una cartografía más detallada y de cronómetros de gran precisión y la astronomía se había convertido en una ciencia organizada y apoyada desde el estado. No se iba a dejar pasar la oportunidad de observar el tránsito de Venus y por fin se podría establecer las dimensiones del Sistema Solar.







Joseph Nicolas Delisle AGE V11 1803.jpg
Grabado  de Joseph Nicolas Delisle (1688-1768) incluido en el volumen undécimo de "Allgemeine Geographische Ephemeriden" publicado en 1800. Fue uno de los once hijos del cartógrafo Claude Delisle (1644-1720) , que  aunque desempeñaba el cargo de censor real durante el reinado de Luis XIV (1638-1715) no disponía de una posición económica muy sólida. A pesar de ello todos sus hijos tuvieron una buena educación y entre ellos Joseph Nicolas decidió orientar sus estudios hacia la astronomía entrando en la Academia de Ciencias  en 1714 . Estuvo trabajando en el observatorio  del Palacio de Luxemburgo. En 1724  conoció a Edmond Halley y sin duda habló con él del tránsito de Venus . En 1726  viajaba a Rusia  para ponerse al servicio del zar Pedro I el Grande (1672-1725)  que le había llamado un año antes, aunque cuando llegó el zar ya había muerto . Permaneció en Rusia hasta 1747 , fundando la Escuela de Astronomía de San Petersburgo . En 1740 emprendió un viaje a Siberia para observar el tránsito de Mercurio  aunque las nubes le impidieron hacer cualquier tipo de observación, algo a lo que los astrónomos no tenían más remedio que resignarse, recorrer grandes distancias y desafiar peligros para luego no poder hacer  nada por culpa de unas nubes. Regresó a Francia en 17747  rico y con gran prestigio, perteneciendo a las Academias de Ciencias de Suecia y Rusia, miembro de las Royal Society y de la Academia de Ciencias de Francia.  Trató de utilizar su prestigio  influencia  para que las expediciones para observar el tránsito de Venus que se estaban preparando por toda Europa fuera una operación de cooperación entre todos los estados, la primera misión multinacional de la ciencia, pero la Guerra de los Siete Años no lo permitió  
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org)





El astrónomo y cartógrafo francés Joseph Nicolas Delisle (1688-1768), que conoció a Halley durante una visita a Inglaterra en 1724, que había creado y dirigido  una Escuela de Astronomía en San Petersburgo a petición del zar Pedro I el Grande(1672-1725) teniendo además el honor de ser elegido miembro de la Royal Society en 1725, propuso en 1760  coordinar las observaciones de todos los astrónomos de diferentes nacionalidades en lo que pretendía que se convirtiera en la primera gran empresa científica multinacional  y él mismo trazó  un mapa en el que se indicaban  los mejores lugares para efectuar las observaciones. Por desgracia, el Tránsito de Venus se produjo en medio de un largo conflicto iniciado en 1756 y que no concluiría hasta 1763, lo que hizo que fuera conocida como Guerra de los Siete Años  que enfrenaba entre si a buena parte de las principales potencias europeas , entre ellas Francia e Inglaterra que se encontraban en bandos opuestos . El conflicto impediría  que el proyecto científico  común imaginado por Delisle se llevara a efecto y, en lugar de cooperar entre los astrónomos de los diferentes estados que iban a participar en la observación del tránsito,  pasaron a competir entre ellos Más de un centenar de astrónomos  procedentes principalmente de Inglaterra, Austria, Rusia y Francia, se prepararon para viajar a aquellos lugares donde se pudiera observar mejor el tránsito, desde Siberia a África del Sur,  de China a México , de la India e Indonesia o las islas del Pacífico Sur. La Royal Society inglesa  preparaba dos expediciones . Una de ellas estaría integrada  por el astrónomo inglés Charles Mason (1728-1786)  que contaría con la ayuda del  geógrafo, topógrafo  y astrónomo Jeremiah Dixon (1733-1779) y cuyo lugar de observación sería la isla de Sumatra.  La segunda expedición  tendría como destino la solitaria isla atlántica de Santa Elena. y estaría formada por el astrónomo Nevil Maskelyne (1732-1811) y el matemático y astrónomo Robert Waddington (fecha desconocida -1779)  .




Resultado de imagen de mapa guerra de los siete años
Mapa de Europa  en los años en que se desarrolló la Guerra de los Siete Años entre 1756-1763. Austria, gobernada por la archiduquesa  María Teresa I de Habsburgo (1717-1780) , que era también reina de Hungría y emperatriz consorte del Sacro Imperio, quería ocupar el territorio de Silesia que desde 1748 estaba en manos de Prusia . María Teresa contaba con el apoyo de Rusia ,Suecia, Francia y Sajonia, mientras que el principal aliado de Prusia era  Gran Bretaña. A la vez  hacía tiempo que existía una gran tensión entre Francia y el Reino Unido  por el dominio colonial en India y América del Norte.  Prusia, consciente de que iba a ser atacada, decidió ser ella la que golpease primero  y en el otoño de 1756  invadió por sorpresa Sajonia, aliada de Austria , con lo que se iniciaba oficialmente la que después sería conocida como Guerra de los Siete Años pues concluiría siete años más tarde, en 1763. A lo largo del conflicto Europa se dividió en dos grandes bloques , los aliados de Prusia (Reino Unido, Portugal, el electorado de Hannover entre sus aliados más destacados) y los aliados de Austria ( Suecia, Francia, el Imperio Ruso,  España a partir de 1762 y Sajonia entre otros)
Se estima que a lo largo de todo el conflicto morirían entre un millón cien mil y un millón y medio de personas
(Imagen procedente  https://es.wikipedia.org )






SevenYearsWar.png

  
En este mapa podéis ver la distribución de fuerzas durante la Guerra de los Siete Años . En verde los territorios  de los aliados de Prusia y Francia y en azul los aliados de Austria y el Reino Unido. Fue una guerra global, aunque más allá de las fronteras de Europa los dos auténticos  protagonistas  del conflicto  fueron Reino Unido y Francia que luchaban por el control de India y  lo que hoy es Canadá  extendiendo el conflicto a todos los océanos.  La guerra afectó a los miembros de las expediciones que viajaron por todo el mundo para observar el tránsito de Venus      
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org





Por su parte Francia organizaría cuatro expediciones con un total de treinta y dos expedicionarios . Como ya vimos en la primera parte, para medir la distancia se utilizaría la técnica del paralaje que  es más fiable cuanto mayor sea la separación entre los diferentes observadores que harán la medición, por lo que tendrían que ser enviados a las cuatro esquinas del mundo. Entre ellos se encontraban el astrónomo Jean-Baptiste Chappe d´Auteroche ( 1722-1769) que  tendría que viajar hasta la ciudad siberiano de Tobolsk respondiendo a la invitación hecha por la zarina Isabel I Rusia (1709-1762)  . Otra de las expediciones francesas  tendía como destino la Isla Rodrigues, que con sus 110 kilómetros cuadrados de superficie es la más pequeña del archipiélago de las islas Mascareñas , situadas  en medio del Índico  a algo más de quinientos kilómetros al este de la isla de Mauricio, la tierra más cercana. Hacía allí viajaría el religioso y astrónomo Alexandre Guy Pingré (1711-1796) . Y otra de las expediciones con destino a la localidad india de Pondicherry , en la costa este de India, sería encomendada a nuestro protagonista  Guillaume Joseph Hyacinthe Jean-Baptiste  Le Gentil de la Galaisière (1725-1792) aunque para nosotros será a partir de ahora sólo Guillaume Le Gentil . Así nos lo presenta el astrónomo y escritor francés Jean Pierre Luminet (1951) en su novela histórica "Cita con Venus"  donde recrea las aventuras que vivieron los astrónomos que participaron en la observación del tránsito de Venus "Vestía con sencillez, hablaba y reía sin afectación , incluso a veces con un poco de grosería. Como pertenecía a una familia de la nobleza rural sólo poseía  unas cuantas fanegas y una pequeña granja. Se había visto obligado a tomar el hábito  para poder trasladarse a París ,donde simuló continuar sus estudios de teología . Asistió al Liceo Louis Le Grand (un  prestigioso instituto fundado por los jesuitas en 1563 en pleno Barrio Latino de París junto a la Universidad de la Sorbona)  donde fue alumno de Delisle  y quedó tan cautivado por la astronomía y la geometría que abandonó los hábitos para siempre para dedicarse por entero a la astronomía" En efecto, en 1753, con veintiocho años  , y después de olvidar su intención de ordenarse jesuita, se convertía en astrónomo adjunto a la Academia de Ciencias.








Resultado de imagen de expedition venus 1761 carte
En este mapa podéis ver algunos de los principales puntos de observación del tránsito de Venus del 6 de junio de 1761   y los nombres de algunos de los astrónomos de los que os hablo en el artículo . Fijaos en Le Gentil al que sitúa "en mer", es decir, en el mar , en pleno Océano Índico  , porque sería allí donde, en contra de lo que tenía previsto, tendría que observar el tránsito 
(Imagen procedente de http://pgj.pagesperso-orange.fr/)






Según Luminet fue el propio Le Gentil el que solicitó realizar la observación  del tránsito de Venus desde la más lejana de las estaciones de observación , Pondicherry , entonces una colonia francesa . Europa ,a pesar de estar inmersa en medio de la Guerra de los Siete Años, estaba expectante y la comunidad de astrónomos europea se puso en movimiento  "Eruditos portugueses en África, jesuitas en China , oficiales de la marina  inglesa en la bahía de Hudson - escribe Luminet - geómetras suecos , matemáticos prusianos, astrónomos austriacos , todos estaban dispuestos a escudriñar el cielo con sus telescopios , a pesar de los cañones que teñían de sangre la nieve"  Guillaume Le Gentil se preparó con tiempo y  viajó hasta el puerto de L´Orient  en Bretaña, donde embarcó en el Berryer, un navío de guerra de cincuenta cañones  que en compañía de otro navío de guerra, el Comte d´Artois, se disponía a navegar hasta la isla Mauricio (que entonces tenía el nombre de Ile-de-France), en pleno Océano Índico, donde Le Gentil pretendía tomar un nuevo barco hasta Pondicherry.  Le Gentil dejaba Francia  el 26 de marzo de 1760, cuando todavía faltaban algo más de catorce meses hasta el día del tránsito de Venus, tiempo más que suficiente para alcanzar su destino sin problemas  y preparar con detalle la observación del tránsito. "La travesía marítima fue lenta y peligrosa - nos cuenta Luminet - pues la costa africana estaba amenazada por navíos ingleses y  el Berryer se vio obligado a seguir una ruta tortuosa" Y también señala que durante el viaje Le Gentil aprovechó para concebir una nueva fórmula de calcular la longitud.  La nave hizo una primera escala en las islas Canarias,.  La segunda parada fue en el Cabo de Buena Esperanza . Hasta ese momento no hubo  ningún contratiempo, pero poco después de abandonar el Cabo de Buena Esperanza fueron atacados por un barco inglés que disparó contra ellos aunque sin alcanzarlos  y debido a la mayor velocidad del Berryer, después de un día de persecución , logró dejarlo atrás. Continuaron la navegación costeando  Madagascar  y desde allí , adentrándose en el Índico y navegando siempre hacia el este, alcanzaron  la isla de Mauricio (Ile-de France). En ese momento faltan todavía once meses para el tránsito de Venus,tiempo de sobra para buscar otro barco que le llevara hasta Pondicherry  





Situación de India antes del comienzo de la Guerra de los Siete Años  donde en color morado vemos los territorios controlados directamente por Francia  y en color azul sobre los que ejercía su influencia.  El poder francés se había consolidado  durante el  mandato del gobernador general francés en India, Joseph François Dupleix (1697-1763), que ocupó el cargo entre 1742 y 1754 e intentó dominar todo el sur de India, aunque nunca contó con  mucho apoyo por parte del rey Luis XV (1710-1774)  y el gobierno francés que estaban más interesados en sus territorios en América del Norte y la situación en Europa. La ciudad de Pondichéry era  la sede del gobernador francés y era allí hacia donde se dirigía Guillaume Le Gentil para observar el tránsito de Venus. 
 (Imagen procedente de https://en.wikipedia.org



Pero la Guerra de los Siete Años había dado  un giro desfavorable a los intereses de Francia en Asia.  Desde marzo de 1760  Pondicherry se hallaba asediada por tierra y por mar por los ingleses, dirigidos por el teniente general Eyre Coote (1726-1783),  que contaban con dieciséis barcos y quince mil hombre mientras que la plaza se halla defendida por apenas mil doscientos franceses dirigidos por el gobernador general de las Indias Francesas,  Thomas Arthur, barón de Tolledal y conde de Lally (1702-1766), un militar francés de origen irlandés que había sido nombrado para el cargo  de gobernador general de la India Francesa gracias a la influencia de la favorita del rey Luis XV (1710-1774), la marquesa de Pompadour , Jeanne Antoinette Poisson (1721-1764). Pero   aunque era un buen militar lo ignoraba todo sobre el  lugar en el que iba a gobernar  y conduciría mal la guerra  frente a los ingleses , además de  correr rumores sobre corrupción y el mal trato que daba a sus hombres, como Luminet pone en boca del comandante  de la escuadra francesa en el Océano Índico,  Michel-Joseph  Froger de L´Eguille (1705-1772), que se hallaba en aquel momento en Mauricio "Lallly es un palurdo que desprecia y maltrata a sus oficiales porque son marinos, y trata a los jefes indígenas  como si fueran salvajes. En resumen, un hombre de tierra adentro que no sabe nada  de las cosas de mar" Recuerdo que la obra de Luminet, "Cita con Venus", es una novela pero basada en documentación histórica.  por lo que aunque esas palabras sean imaginarias si reflejan el estado de las cosas en aquel momento. En todo caso parece que también existía cierta animadversión hacia la persona de Lally  tanto por sus orígenes foráneos como  por ser un recién llegado a la condición de aristócrata lo que le convertía en un inferior para la antigua nobleza francesa . Fuera así o no lo que a nosotros nos interesa es que    Le Gentil pasará los siguientes meses bloqueado en Mauricio sin conocer cual era la situación real en Pondicherry y teniendo que buscar otra alternativa  . Así  pensó en la isla Rodrigues, ,  que se hallaba a unos quinientos kilómetros al este de Isla Mauricio y  que era el lugar , como ya hemos visto, donde se dirigía otro astrónomo francés, Alexandre Guy Pingré. 






Grabado realizado en 1762  que retrata las ruinas de la que fuera colonia francesa de Pondicherry . La guerra entre Francia e Inglaterra en India es una extensión del conflicto que había comenzado en Europa en 1756 y que conocemos como Guerra de los Siete Años.  En 1758  los franceses decidieron tomar la iniciativa y ocupar la plaza inglesa de Madras. Nombraron como gobernador general de las Indias Francesas al conde de Lally (1702-1766) que llegaría a India a comienzos de 1758 acompañado por cuatro mil hombres para reforzar las tropas francesas  y a continuación, unido a sus aliados en India, puso asedio a Madras a finales de aquel año, aunque la llegada de refuerzos ingleses en febrero de 1759 le obligó a levantar el asedio . Un año más tarde, el 22 de enero de 1760, se libró una batalla decisiva entre la flota francesa y la inglesa en la llamada batalla de Wandiwash, cerca de Pondicherry. La victoria sonrió a los británicos y los franceses tuvieron que acantonarse en Pondicherry  que sería asediada por los británicos dirigidos por  el teniente general Eyre Coote (1726-1783) que finalmente fuerza la capitulación de Lally el 15 de enero de 1761 y a continuación la ciudad es arrasada por las tropas británicas. Faltaban cinco meses para el tránsito de Venus y  la ciudad que Le Gentil había escogido para observarlo ya no existía  aunque él todavía lo ignoraba   
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org)




En febrero de 1761 una fragata llega a Mauricio con malas noticias sobre el transcurso de la guerra . En América el 8 de septiembre de 1760  la ciudad de Montreal había caído en manos inglesas y las islas francesas en las Antillas estaban siendo ocupadas una tras otra por los británicos . En África  Senegal también había sido arrebatada a los franceses por  tropas inglesas y en India Pondicherry seguía asediada. En cuanto a Pondicherry había capitulado  ante las fuerzas inglesas de Eyre Coote el 15 de enero de éste año de 1761 .  Sólo en Europa las cosas permanecían más o menos estables. Pero la noticia de la caída de Pondicherry todavía no se conocía en Mauricio ni tampoco  en la fragata "Sylphide",  la nave  que había atracado en Mauricio procedente de Francia  y que ahora  se disponía a navegar hacia Pondicherry  para transmitir las órdenes  del rey de resistir  hasta que llegaran refuerzos y lo pensaba hacer de inmediato aunque en febrero todavía soplan los vientos del monzón de invierno  procedentes de India y con dirección hacia el oeste, es decir, hacia la costa africana y la península arábiga, lo que obstaculizaba la navegación de un barco que fuera desde Mauricio a India, ya que navegaría contra el viento. Por supuesto Le Gentil tenía que embarcar  en la "Sylphide" si quería llegar a la ciudad a tiempo de realizar  sus observaciones. Había tiempo porque de Mauricio a Pondicherry la travesía duraba dos meses aproximadamente y aún estaban en febrero. Pero de nuevo hubo retrasos  y pasarían  varias semanas antes de zarpar rumbo a Pondicherry, que en aquellos momentos ya estaba en manos inglesas.  desde hacía casi dos meses aunque ellos lo ignoraban . Después de una escala en la isla Reunión zarparon de nuevo el 23 de marzo  y quedaron atrapados por el viento del monzón procedente de India,  que los empujaba hacia el oeste alejándolos de su destino. Pero a finales de mayo por fin se acercaban a Pondicherry  aunque sólo para recibir  la noticia de que la ciudad estaban en manos inglesas . La Sylphide puso rumbo de regreso a Mauricio  para informar a L´Eguille  y aunque Le Gentil quiso bajar a tierra en algún otro punto de la costa para observar el tránsito, el capitán de la fragata  no se lo permitió . Le Gentil no pudo desembarcar en ningún otro lugar y cuando el 6 de junio de 1861  Venus realizó su tránsito  el astrónomo se hallaba en medio del Océano Índico , en una fragata  sacudida por el viento y donde sus anotaciones sabía que carecían de valor. 





Esta es una fotografía del tránsito de Venus del 8 de junio de 2004 donde podemos observar el denominado  Efecto de la gota negra  que provoca que no sea posible determinar con precisión el momento en que Venus se separa del borde del Sol pues parece como si se quedaran pegados. Ésto provocaba que los astrónomos hicieran diferentes estimaciones de la duración del tránsito  e impidiera establecer unos cálculos más precisos. Todos ellos habían recibido la instrucción de dividir la observación del  tránsito en cuatro fases. La primera cuando Venus comenzara a tocar el borde exterior del disco solar, la segunda fase  cuando Venus estuviera por completo dentro del disco solar (como en la fotografía sobre estas líneas y que era la causa de la confusión de los astrónomos pues parecía que todavía tocaba el disco solar) , una tercera fase cuando Venus ya hubiera recorrido todo el disco solar y estuviera tocando el borde interior del Sol por el extremo opuesto al de su entrada,  y una cuarta y última fase  cuando Venus se hallaba por completo fuera del disco solar pero todavía tocaba el borde externo del disco.   El astrónomo ruso Mijail Vasilievich Lomonósov (1711-1765) , que observó el tránsito de 1761, llegó a la conclusión de que éste efecto era causado por la densa atmósfera de Venus al  refractar los rayos del Sol (refractar es  causar el cambio de dirección de un rayo de luz) causando este efecto óptico, aunque hoy hay astrónomos que lo atribuyen más a las propias turbulencias de la atmósfera terrestre combinado con la menor calidad de los telescopios de siglos pasados, pues en los tránsitos de 2004 y 2012  el efecto hay sido menos acusado que en las observaciones de siglos pasados    
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org





La mala suerte se había cebado con Le Gentil  pero aunque otros astrónomos si tuvieron la oportunidad de observar el tránsito los resultados no respondieron a las expectativas.  ¿Os acordáis  de Charles Mason  y Jeremiah Dixon? Formaban parte de una de las dos expediciones organizadas por la Royal Society  y tenían como destino la isla de Sumatra, pero nunca llegarían hasta allí,  pues durante el viaje , según nos cuenta Timothy Ferris(1944)  en su obra "La aventura del  Universo", se vieron implicados en uno más de los episodios de ese conflicto global en que se había convertido la Guerra de los Siete Años y  "fueron atacados por una fragata francesa   con el resultado de once muertos y treinta y siete heridos ; llegaron a Ciudad del Cabo con escolta militar" y fue allí, después de estas aventuras,  donde el 6 de junio de 1761  observaron el tránsito de Venus pero, para desconsuelo de los astrónomos, " descubrieron que había una  diferencia de muchos segundos en su estimación del  tiempo en el que Venus entró y abandonó  el disco del Sol", es decir, algo fallaba en la medición que la invalidaba . No serían los únicos y ello se debía a un fenómeno óptico que luego sería denominado Efecto de la gota negra  que hacía que el disco del planeta, cuando  iniciaba su tránsito por la superficie del Sol, no se observara con nitidez y pareciera durante un tiempo que estuviera adherido al borde del Sol lo que perjudicaba el cálculo del tiempo de duración del  tránsito y hacía que observadores distintos, utilizando los mismos telescopios, obtuvieran cálculos de los tiempos de entrada y salida de Venus del tránsito muy diferentes. Otro de nuestros expedicionarios, Jean-Baptiste Chappe d´Auteroche,  merece que nos detengamos en sus aventuras. Tenía por delante un complicado  e incierto viaje hasta la lejana Siberia y la ciudad de Tobolsk atravesando una Europa en guerra.  Había iniciado su viaje más de medio año antes del tránsito, abandonando París en noviembre de 1760.  El  31 de diciembre de 1760 era recibido por la emperatriz María Teresa de Austria (1717-1780) en Viena  donde fue muy bien acogido  mientras la guerra continuaba a pesar del frío del invierno. El 8 de enero prosiguió su camino hacia San Petersburgo, la capital de la Rusia zarista  Después de atravesar  Polonia alcanzaron  la ciudad rusa en febrero . En tres meses apenas habían recorrido la mitad del camino y sólo quedaban otros tres meses para  el tránsito .




Resultado de imagen de voyages de guillaume le gentil
En este mapa podemos observar el itinerario seguido por  la expedición del astrónomo Jean Baptiste  Chappe d´Auteroche que partió de París en noviembre de 1760 y no llegó hasta su destino, la ciudad siberiana de Tobolsk hasta el 11 de mayo de 1761. Una semana más tarde podía observar un eclipse solar y el 6 de junio tuvo más suerte que otros compañeros suyos, como  Le Gentil, y  disfrutó de unas excelentes condiciones climatológicas que le permitieron   observar el tránsito de Venus aunque para ello tuvo que ser protegido por el ejército de los campesinos que le acusaban de haber provocado las inundaciones que habían arrasado sus campos aquella primavera. Además de una "Memoria del transito de Venus por el Sol" que enviaría a la Academia de Ciencias , también escribió un "Viaje hecho en Siberia en 1761". En su novela "Cita con Venus", Jean Pierre Luminet    recrea la impresión que causó en el astrónomo  las condiciones de vida de los campesinos rusos 
"Después de observar el tránsito  Chappe abrió los ojos y vio lo que antes  no había querido ver y se horrorizó. Los siervos harapientos y muertos de hambre eran tratados a latigazos por los capataces  de los señores feudales . No faltaban las epidemias que  los diezmaban inmisericordemente o las hambrunas. Vio los ojos desorbitados  y los vientres hinchados  de los niños que intentaban  arrancar unas gotas de leche de los senos  agotados de sus madres. Fue testigo de como popes barbados (los popes es el nombre que reciben los sacerdotes ortodoxos rusos )  y piojosos   les inculcaban las supersticiones más estúpidas: que la tierra era plana y que yacía sobre cuatro pilares, que el fin de los tiempos se aproximaba, que pronto  caerían sobre ellos las hordas de Gog y Magog  y que si las inundaciones  y los deshielos dejaban un rastro de muerte  era sólo por sus pecados"   
(Imagen procedente de https://www.imcce.fr)







Nos cuenta Jean Pierre Luminet que  el 10 de marzo de 1761 "cuatro grandes trineos tirados  cada uno por cinco  caballos , partieron de San Petersburgo"  Era el convoy que formaba la expedición de Chappe a Siberia. Tenía menos de tres meses para llegar a su destino . Cuatro días más tarde llegaban a Moscú  donde fue muy bien recibido al igual que lo había sido en San Petersburgo, pues la zarina apoyaba con entusiasmo su viaje . El 16 de marzo reemprendía  el viaje hacia el este . Cruzó la barrera de los Montes Urales que sirven de frontera geográfica entre Europa y Asia  y se adentró en Siberia . Y finalmente alcanzó Tobolsk apenas seis días antes de que se produjera el tránsito  de Venus. Fue bien recibido por el gobernador y el arzobispo de la ciudad,  pero nada tenía que ver la población de Tobolsk con las de las grandes ciudades por las que había pasado anteriormente . Escribe Luminet que "las murallas de piedra, los campanarios de las iglesias y las casas de varias plantas que pretendían  imitar palacios ocultan  las casas destartaladas de la mayoría de la población, las calles de lodo congelados y los miserables harapientos que las recorrían"   Pero Chappe no tenía tiempo de fijarse en todo aquello, debía montar el observatorio y mientras lo hacía  "la primavera llegó de golpe . En un mismo día la temperatura subió brutalmente quince grados . La nieve se fundió y en las aguas de los ríos flotaban inmensos bloques de hielo. Pronto la ciudad  fue inundada por torrentes  de lodo que arrastraban  perros y ganado ahogados y hasta cadáveres humanos. En vez de luchar contra las inundaciones, los campesinos rezaban y lloraban"  Y esos mismos campesinos comenzaron a mirar con recelo a aquel extranjero que pretendía mirar las estrellas  ¿sería el culpable de aquellas inundaciones?  El filósofo chino Confucio(551-479 a.C) advertía que   "La ignorancia es la noche de la mente: pero una noche sin luna y sin estrellas" Aquellos hombres vivían sumidos en una profunda oscuridad del conocimiento  que no era responsabilidad suya sino la de sus señores que los mantenían en el analfabetismo y la miseria, y aunque aquellas inundaciones tenían lugar todos los años  en esta ocasión tenían alguien a quien responsabilizar  igual que en la Edad Media se acusaba  a los judíos de las épocas de hambruna o de las epidemias de peste. Tuvo que ser protegido por una escolta militar y sólo así pudo observar  el tránsito de Venus enviando después su informe a París , siendo una de las observaciones más precisas del fenómeno. 





Resultado de imagen de jean-baptiste chappe d'auteroche
Grabado anónimo que recoge la observación del tránsito de Venus por Jean-Baptiste Chappe d´Auteroche  que se conserva en la Biblioteca Nacional de Rusia  en Moscú.  Chappe participaría ocho años más tarde en la observación del tránsito de Venus del 4 de junio de 1768 , lo que haría desde la misión española de San José del Cabo en la Baja California, hoy territorio mexicano y entonces bajo soberanía española. No hubo ningún incidente reseñable ni durante el viaje ni durante la observación del tránsito que pudo registrar sin impedimentos, pero una epidemia se propagó por la misión y  Chappe decidió quedarse para ayudar a cuidar a los enfermos hasta que él mismo se contagió . Ya enfermo tuvo tiempo de registrar un eclipse de luna el 18 de junio  dejando su observación por escrito, sus últimas palabras recogidas por Luminet en su libro 
"Diez horas cuarenta y cinco minutos : a simple vista se observa que la luna entra en la penumbra . El eclipse comienza  a las once horas y ocho minutos. La sombra es tan clara  y la luna tan... Los cráteres quedan sumidos  en la sombra uno después del otro: Grimaldus, Galileus, Gassendus, Keplerus, Aristarchus, Tycho. ¿No es también  el destino de los astrónomos entrar en la penumbra? Y yo que jamás alcanzaré la celebridad de los antedichos , ¿me sumirá  muy pronto en el olvido  para siempre la gran sombra?"
El 1 de agosto de 1769 Chappe fallecía en San José del Cabo 
(Imagen procedente de http://www.gettyimages.co.uk/)




Precisamente sería un científico ruso quien haría otro importante descubrimiento durante la observación del tránsito de Venus. Se trataba de Mijail Lomonósov (1711-1765)  fundador en 1755 de la primera universidad de Rusia , la actual Universidad Estatal Mijail Vasilievich Lomonósov de Moscú , y considerado el padre de los geógrafos rusos. , que al observar el tránsito de Venus y el efecto de la gota negra llegó a la conclusión de que aquello se debía a que el planeta poseía una atmósfera que provocaba la refracción de los rayos del Sol originado ese fenómeno óptico que  hacia que  Venus pareciera unida al borde del disco solar al inició del tránsito alterando los cálculos de los astrónomos.  Así terminaba la gran aventura de observación del tránsito de Venus de 1761  y es hora de que regresemos junto a Le Gentil, que ya se encontraba de nuevo en Mauricio y , como escribe  Luminet, "estaba dispuesto a esperar  ocho años a que se produjera  el segundo tránsito de Venus . Ocho años alejado de París,  de sus amigos, de sus libros y de su familia" La Guerra de los Siete Años llega a su fin con la firma del Tratado de París el 10 de febrero de 1763  que en lo que a  Francia respecta suponía la pérdida  a favor de Inglaterra  de Senegal en África,  de todos los territorios franceses en Canadá y al este del Missisippi  y en India de todas sus plazas fuertes excepto cinco de ellas, entre las que se encontraba Pondicherry que se mantendría bajo soberanía francesa. Le Gentil pensó de nuevo en Pondicherry como el mejor lugar para observar el tránsito de 1769, pero  ante la posibilidad de que la situación internacional pudiera hacer que no pudiera acceder  a ésta localidad estudió una alternativa. Después del tránsito de 1661  Le Gentil pasaría los siguientes cuatro años en Mauricio, aunque no permanecería inactivo. sino que se dedicó a la exploración de  la isla de Madagascar y cartografiar su costa . Además  se planteó el proyecto de completar la vuelta al mundo una vez que observara el segundo tránsito de Venus. Cuando llegó 1766 Le Gentil consideró que había llegado el momento de decidir el destino para la observación del segundo tránsito. En la decisión ayudó la llegada a la isla de un barco español, el "Buen Consejo", un navío de treinta y seis cañones que procedía de Cádiz y se dirigía a Manila, la capital de Filipinas, entonces colonia española. 





Fotografía del volcán Mayón , de  2421 metros de altura y situado en la isla filipina de Luzón  a 330 kilómetros de Manila,   tomada durante la erupción de 1984.    El 23 de octubre de 1766, cuando Le Gentil hacía unos meses que había llegado a Filipinas, entró en erupción  después de ciento cincuenta años en los que había permanecido inactivo. El astrónomo  registraría por escrito el inicio de la erupción: 
"A las dos de la madrugada el volcán empezó a vomitar  más agua de la que se puede calcular. Se formaron  varios ríos de lava de 30 yardas de ancho  que se precipitaban  hacia el mar"
Tal vez el temor a que otra gran erupción le impidiera contemplar Venus le indujo a abandonar Filipinas para dirigirse de nuevo a Pondicherry aunque parece que lo que más influyó en esta decisión fue la manifiesta hostilidad del gobernador español de Filipinas, José Antonio Raón Gutiérrez.  Si hubiera permanecido en Filipinas podría haber observado sin problemas el tránsito de Venus porque aquel día el cielo de Manila se mantuvo despejado.   
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )




El 30 de abril de 1766 zarpaba a bordo del "Buen Consejo" después de obtener la autorización del gobernador de Mauricio para que le permitieran embarcar en la nave española que iba bajo el mando de un conocido de Le Gentil, el marino , cartógrafo, matemático y militar español Juan Cayetano de Langara ( 1736-1806), que en aquel año de 1766 se disponía a realizar el primero de los tres viajes que haría a Manila. Le Gentil lo había  conocido durante la estancia del español en París para profundizar en sus estudios de matemáticas. Sin embargo, ya le habían informado que al gobernador español en Manila , en aquel momento José Antonio Raón Gutiérrez (fechas desconocidas) , que llevaba en el cargo desde 1665, no le gustaba la presencia de extranjeros en la colonia española . Le Gentil pensó en dirigirse a las Marianas, también bajo soberanía española, para poder observar desde allí el tránsito de Venus sin tener que preocuparse de otros temas políticos  aunque luego lo descartó. Curiosamente, el barco que debía llevarlo hasta ellas naufragó poco después.  A petición de los españoles calculó  la posición exacta de Manila, y aunque informó  de ello a Francia, escribe  Luminet que algunos no entendían su trabajo en una colonia española y menos aún que les proporcionara algún tipo de asesoramiento científico  "los rumores  sobre la larga ausencia de Le Gentil  comenzaron a circular. Tras saberse que se alojaba  en casa de un rico comerciante francés (un tal Pignon que al parecer tenía muy mala reputación  en la región por sus actividades comerciales)   se empezó a murmurar que estaba amasando una fortuna  con tráficos inconfesables  y hasta el ministro de Marina, el duque de Choiseul (se refiere a Étienne François , duque de Choiseul (1719-1785)) consideraba que Le Gentil, al proporcionar a una potencia extranjera  datos de orden estratégico  había estado a punto de incurrir en un acto de traición" Pero si en Francia dudaba de su lealtad y lo acusaban de corrupción, la situación en Manila fue de mal en peor debido  al gobernador Raón  que trataba de obstaculizar todos los movimientos de Le Gentil, que comenzó a pensar que no podía quedarse allí pues podía suceder que el gobernador ordenara su detención o ideara cualquier otro ardid que le impidiera observar el segundo tránsito. Aún así  permanecería un año y medio en Filipinas, explorando el archipiélago  y siendo testigo incluso de la erupción  el 23 de octubre de 1766  del volcán  Monte Mayón en la isla de Luzón .





Resultado de imagen de voyage de le gentil
Este es uno de los dibujos que Le Gentil realizó durante su estancia en Pondicherry, donde llegó procedente de Manila el 27 de marzo de 1768 a bordo de un barco portugués.  Recrea el aspecto que ofrecía lo que quedaba de la ciudad destruida por los ingleses en 1761, mientras la nueva ciudad estaba siendo construida por los franceses a unos  kilómetros de allí.  En el centro , junto a la bandera y señalado con las letras H e I  , tenéis el observatorio que Le Gentil hizo construir sobre las ruinas del antiguo palacio que serví de residencia al gobernador francés y desde donde esperaba contemplar el tránsito el 4 de junio de 1769 
(Imagen procedente de yooniqimages.com )



Por fin , el 2 de febrero de 1768 embarcó  en una nave portuguesa que había llegado a Filipinas procedente de la colonia portuguesa de  Macao. Su destino era Pondicherry, donde llegaría el 27 de marzo de 1768, cuando todavía faltaban catorce meses  para el tránsito de Venus.  Se instaló en la ciudad, construyó su observatorio y dedicó tiempo a realizar numerosos dibujos de la ciudad y su entorno. Al mismo tiempo que Le Gentil se preparaba para observar el nuevo tránsito de Venus, al igual que en 1761 se organizaron numerosas expediciones . Entre ellos estaba  nuestro buen Jean-Baptiste Chappe d´Auteroche, que después de su experiencia en Siberia, ahora se dirigiría a la Baja California, entonces territorio español. Al menos hubo ciento cincuenta observadores oficiales  del tránsito, pero la expedición más destacada sería la dirigida por el  teniente  de la Royal Navy, el inglés James Cook (1728-1779) , que  al frente de la misión encomendada por la Royal Navy y la Royal Society británicas , zarpó el 12 de agosto de 1768 del puerto inglés de Plymouth rumbo a Tahití a bordo del HMS Endeavour, que significa "esfuerzo", con 94 hombres bajo su mando , entre ellos un grupo de científicos , para observar desde allí el tránsito de Venus que se esperaba para  el 3 de junio de 1769, aunque también llevaba en un sobre otras instrucciones que sólo debía abrir cuando hubiera concluido la observación del fenómeno astronómico. Hicieron escala en Rio de Janeiro entre noviembre y diciembre de 1768 y después de doblar el temible Cabo de Hornos en enero , alcanzaban su objetivo, Tahití, el 13 de abril de 1769, aunque he encontrado textos donde indican que llegó el diez de ese mismo mes.. La estancia en la isla no estuvo exenta de  incidentes que pusieron en peligro la observación del tránsito de Venus Las relaciones con los habitantes de la isla no eran malas y Cook se había esforzado en que sus hombres confraternizaran con ellos , aunque los marineros se preocuparon sobre todo de confraternizar con ellas ya que se ofrecían libremente a tener relaciones sexuales





Grabado del Fuerte Venus realizado por el ilustrador y naturalista escocés Sydney Parkinson (1745-1771)  que fue erigido por  James Cook y su tripulación en Tahití  a donde llegó con seis semanas de margen para  poder preparar todo lo necesario para uno de los objetivos de la expedición , la observación del tránsito de Venus  . Sobre la construcción del fuerte nos explica el escritor británico Richard Holmes (1945) en su obra   "La edad de los prodigios" que al llegar a Tahití, el capitán Cook: 
"Decidió que había que levantar en la playa un campamento con vigilancia permanente, el Fuerte Venus, para proteger a la expedición  en tierra y reafirmar su autoridad . Los tahitianos lo vieron con buenos ojos  y ayudaron en la construcción del campamento. El fuerte tenía 25 metros de ancho por unos 15 metros de fondo y estaba formada por  un cercado cuadrado , de barro, rematado por una empalizada de madera en cuya parte superior se habían ubicado cañones navales" 
De acuerdo al talante prudente de Cook también tuvo la previsión  de establecer tres puntos diferentes  para observar el tránsito de Venus . Las observaciones de Cook serían las más precisas de las tomadas en los tránsitos del siglo XVIII
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org )



Con un clima cálido, aguas templadas , fruta cayendo de los árboles y la libertad sexual que imperaba entre sus habitantes aquello debía parecer a los hombres de Cook un auténtico paraíso y él mismo decía "Si discutiéramos con aquellos indios no estaríamos de acuerdo con los ángeles", pero estos ángeles tenían un defecto, les gustaba robar "Era difícil mantenerlos fuera del barco - escribe James Cook - porque trepaban como monos , pero aún era más difícil evitar que robaran todo lo que estaba a su alcance . En aquello eran enormes expertos" Sobre todo les atraían los objetos metálicos , como los clavos, y los hombres de Cook no dudaban en echar mano de la provisión de clavos de la expedición porque con dos de ellos podían conquistar a las tahitianas. Entre los objetos que robaron se hallaba el cuadrante astronómico que era imprescindible para medir el tránsito de Venus. Joseph Banks(1743-1820), un aristócrata  y científico inglés  que había pagado una fortuna, diez mil libras, por formar parte de la expedición, salió en busca del ladrón, y después de recorrer kilómetros detrás de su pista al final lo halló tirado a un lado del camino. Pero regresemos con Le Gentil que ya ha instalado su observatorio  en una de las torres del antiguo palacio del gobernador de Pondicherry destruido durante la toma de la ciudad por los ingleses en 1761.  En éste tiempo colaboró con la colonia francesa en la construcción de la nueva ciudad que se iba a erigir un poco más lejos de las ruinas de la actual  y debido  a sus trabajos dejó de comunicarse con la Academia de Ciencias en Francia, donde seguían los rumores  sobres sus actividades. e incluso estuvo a punto de haber un grave conflicto diplomático entre el gobernador  francés de Pondicherry , Jean Law de Lauriston (1719-1797) y su homólogo inglés de Madras , cuando Le Gentil entró en territorio inglés para  estudiar  unas pagodas que consideraba que podían ser mejores puntos de observación  que el observatorio de Pondicherry. El incidente se resolvió  y, a partir de ese momento la única preocupación de Le Gentil  "era el estado del cielo - escribe Luminet - Tanto le habían advertido  que era muy caprichoso durante el mes de junio que estaba muy preocupado" Y así llegó la noche del 3 al 4 de junio de 1769, la fecha del segundo tránsito de Venus.  





Los dibujos del tránsito de Venus realizados por James Cook (en la parte superior) y por el astrónomo de la expedición  , Charles Green (1734-1771) donde podemos apreciar las diferencias  en sus observaciones en cuanto a la evolución del tránsito. Cook anotó aquel día en su diario 
"Éste día se mostró tan favorable a nuestros propósitos  como se podía desear. Ni una nube se vio en todo el día y el aire estuvo perfectamente claro, por lo que disponíamos de todas las ventajas que podíamos desear en la observación de la totalidad  del tránsito del planeta Venus sobre el disco solar . Vimos con gran claridad una atmósfera o sombra oscura  alrededor del planeta  que perturbó mucho los tiempos de los contactos (se refiere al efecto de la gota negra), particularmente de los dos contactos internos. El doctor Solander  (el biólogo danés Daniel Solander (1733-1782), el señor Green (el astrónomo Charles Green) y yo mismo  diferenciamos en nuestras observaciones de los tiempos de contacto mucho más de lo que podría esperarse "
Después de completar su viaje que les condujo a dar la vuelta al mundo,  Cook entregaría sus notas  a Thomas Hornsby(1733-1810) , astrónomo de la Universidad de Oxford  que gracias a ellas  estableció como distancia entre la Tierra y el Sol  una distancia de 150.838.824 kilómetros que está muy cerca del valor actual de la Unidad Astronómica  establecida en 2012  por la Unión Internacional  de Astrónomos en  149.597.870 kilómetros 
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)





El tránsito estaba previsto para  las siete de la mañana, hora local,  y podemos imaginar a Le Gentil sin poder dormir en toda la noche  presa de los nervios. Había estado esperando ocho años a ese momento, ocho años alejado de su casa, de sus libros ,  de su familia, del mundo académico, objeto de malentendidos y de falsas acusaciones, de incertidumbres  e incomprensión, pero todo quedaría olvidado si ahora lograba lo que no pudo hacer en 1761. Vuelvo alas palabras de Luminet para que nos describa lo que entonces sucedió  "De repente, a las seis de la mañana  el viento se levantó y empezó a soplar  con una violencia inusitada que levantaba remolinos de viento.  El tornado cesó tan brutalmente como había empezado. El cielo se había cubierto  de nubes, aunque  en el este luchaba por abrirse paso  entre la masa nubosa  un difuso resplandor.  El Sol no logró  vencer la cortina de nubes. A falta de tres minutos para las siete el disco solar era una bola difuminada. Según los cálculos en ese preciso instante empezaba el tránsito de Venus. Pero a través de la lente equipada con un vidrio ahumado  para proteger la vista no se distinguía nada, ni la más pequeña mancha. La cortina de nubes era impenetrable. Esta situación duró dos horas. Luego, hacia las nueve, estalló una nueva borrasca, más violenta y breve que la anterior.  Cuando se deshizo , el cielo quedó despejado y el Sol brillaba en todo su esplendor. Para entonces Venus se había perdido en el firmamento".  En aquel mismo momento  en Manila  el día amanecía despejado y en Tahití   tanto  James Cook como el resto de hombres de ciencia que  iban en la expedición procedieron a su observación. La idoneidad de Tahití para esta observación se debía a que sólo desde allí era posible la observación íntegra de todo el fenómeno desde el momento en que Venus iniciaba  su entrada en el círculo solar hasta su salida por el otro extremo. Por desgracia, una distorsión producida por la atmósfera impidió que las medidas fueran exactas y cuando compararon las diferentes mediciones estas no coincidían , por lo que no eran válidas, al menos no para el exigente James Cook, porque a su regreso si serían utilizadas por los astrónomos para determinar la distancia de la Tierra al Sol, lo que hoy llamamos Unidad Astronómica (UA).






Resultado de imagen de guillaume le gentil livre
Portada del primer tormo de la obra donde Gillaume Le Gentil contaba la historia de su largo viaje de once años  entre 1760 y 1771  para observar el doble tránsito de Venus, que vio la luz en 1779  después de que hubiera recuperado  lo que perdió durante aquellos años de ausencia. Tal vez podría ser el ganador de un honorífico título del astrónomo más desafortunado de la historia, pero aunque no tuvo éxito en contemplar el tránsito de Venus  su vida es un ejemplo de constancia, amor a la ciencia  y resistencia al desaliento. Como una última broma del destino, él, que no pudo observar  el tránsito de Venus ,  residiría y moriría en el Observatorio de París
(Imagen procedente de http://gallica.bnf.fr/)  





Después de  aquello, Le Gentil escribiría "Estuve más de dos semanas presa del abatimiento y casi no tenía ánimo para coger  mi pluma y continuar mi diario; y  a veces cayó de mis manos cuando llegaba el momento de informar a Francia; y varias veces  cayó de mis manos cuando llegaba el momento de informar  a   Francia sobre el destino  de mis operaciones. Este es el destino que a menudo espera a los astrónomos. Había atravesado más de diez mil leguas ; parecía que había cruzado tales grandes extensiones marinas , exiliándome de mi tierra natal , sólo para ser el espectador  de una nube fatal  que se situaba delante del Sol en el preciso momento de mi observación para quitarme  los frutos de mis esfuerzos y fatigas"  En 1761 había sido la guerra y la estupidez de los hombres lo que le impidió observarlo, ahora había sido el clima . Pero sus desventuras todavía no habían concluido.  En Francia su madre había fallecido  y los  primos de Le Gentil trataban de hacer correr la voz de que el astrónomo había muerto para apoderarse de la herencia que le correspondía mientras que él cayó preso de las fiebres de la disentería y tuvo que permanecer nueve meses más en India. Por fin , algo recuperado, el 1 de marzo de 1770 abandonaba Pondicherry a bordo del  "Dauphin" y a mediados de abril desembarcaba en Port Louis, en isla Mauricio, donde volvió a recaer de las fiebres de la disentería.  No sería hasta el 19 de noviembre de 1770 cuando por fin Le Gentil pudo embarcar  en el "L´Indien"  de regreso a casa pero, como no podía ser de otro modo visto la suerte que siempre parecía  dar la espalda al astrónomo,  fueron sorprendidos por un gran temporal "De noche - escribe  Luminet - el palo del bauprés se partió en dos  y al caer se llevó consigo la cofa y los juanetes"  Fue tan fuerte el temporal que tuvieron que regresar a Mauricio . ¿Estaba condenado a no regresar nunca a casa? Y entonces, en marzo de 1771 llegó a la isla  un barco español aunque con nombre francés, "L´Astrée" . El 30 de marzo de 1771  Le Gentil zarpaba rumbo a Europa a bordo del "L´Astrée", aunque suponía que en Francia no sería bien visto que retornara en un barco español pero ya a estas alturas probablemente le daba igual , sólo quería regresar a casa.  





Venus in approximately true colour, a nearly uniform pale cream, although the image has been processed to bring out details.[1] The planet's disc is about three-quarters illuminated. Almost no variation or detail can be seen in the clouds.
Este es el nebuloso aspecto  de Venus en una imagen tomada por la Mariner 10 lanzada por la NASA en 1973 y que ha sido el protagonista indirecto de esta historia  por lo que merece la pena que le dedique al menos unas palabras . Desde la Tierra se observa como la estrella más brillante del cielo nocturno después de la Luna y la única que puede ser observada durante el día junto al Sol y la propia Luna. Los romanos le dieron el nombre de la diosa del amor, Venus, y también desde la antigüedad fue conocido con otro poético nombre, el lucero del alba, la estrella más brillante de la mañana, y el lucero vespertino, la más brillante de las estrellas de la noche. Pero la belleza de su nombre nos oculta una realidad que los antiguos no podían imaginar, un luchar mucho menos acogedor que los brazos de la diosa del amor. Venus es  casi el hermano gemelo de la Tierra en tamaño y masa , pues la Tierra tiene un diámetro de 12.756 kilómetros en el Ecuador por los 12.103 kilómetros de Venus y en cuanto a su masa es la segunda más parecida a la Tierra después de Marte, pero las semejanzas terminan aquí . Toda su superficie está cubierta por una densa masa de nubes formadas no por vapor de agua como en la Tierra, sino por ácido sulfúrico que a su vez se han formado a partir del dióxido de azufre, un gas tóxico emitido a la atmósfera del planeta por los entre cien mil y un millón de volcanes que se abren en su superficie . Este ácido sulfúrico es un compuesto químico extremadamente corrosivo  que si entrara en contacto con nuestra carne la desharía. Su atmósfera está además recorrida por vientos que superan los 350 kilómetros por hora  y relámpagos cargados de energía saltan de nube en nube haciendo aumentar la temperatura de la atmósfera  hasta los 28.000 ºC, mientras que  en la superficie del planeta puede alcanzar los 499ºC y no desciende por debajo de los 400ºC lo que lo convierte en el más cálido del Sistema Solar, incluso por delante de Mercurio  debido al efecto invernadero de sus  nubes
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org)



El 1 de agosto de 1771  "L´Astrée "  llegó al puerto de Cádiz y desde allí  se dispuso a atravesar  España . El 8 de octubre de 1771  traspasaba los Pirineos y entra en Francia . Habían  pasado once años , seis meses  y trece días  desde que abandonara el país . Y lo que descubrió es , según nos cuenta Timothy Ferris  "había sido declarado muerto, su patrimonio saqueado  y sus restos divididos entre sus herederos  y sus acreedores" y además de eso  pesaban sobre él acusaciones de "dilapidación de fondos  estatales - escribe Laminet - , comunicación  de informaciones confidenciales  a una potencia extranjera , enriquecimiento personal a costa del Tesoro y apropiación indebida de descubrimientos" Finalmente sería exonerado de todas las acusaciones  y el 28 de febrero de 1772 se le restauró en sus funciones de académico de las ciencias. Sería recibido después como una celebridad en su localidad natal , Coutances, y recuperó la parte de su patrimonio que no había sido dilapidado por sus primos. Ese mismo año se casaría con una joven de  Coutances ,Marie Poitier con la que tendría una hija, Marie Adelaide , cuyos nombres he conocido gracias al señor Jean Pierre Luminet que tuvo la gran amabilidad de indicármelos. Los tiempos de aventuras y, sobre todo, desventuras, acabaron para Le Gentil que se dedicó a escribir  un relato sobre la historia de sus viajes  que sería publicada en dos volúmenes con el título de "Voyage dans les mers de l´Indes" , "Viajes en los mares de las Indias" además de numerosos artículos y ensayos científicos. Tengo que decir que en sus biografías he encontrado mención a una mujer con la que  estaba casado y que le habría abandonó en aquellos años de ausencia , pero no he encontrado el nombre de su supuesta primera esposa y tampoco hacen mención de ella ni Timothy Ferris  ni  Jean Pierre Luminet,  en los dos libros que he consultado. Si algún lector conoce o encuentra alguna referencia a ella le agradecería que me lo indicara para corregir ese dato pero el propio señor Luminet me ha indicado que no cree que exista esa primera esposa. Tres años después del inicio de la Revolución Francesa, el 22 de octubre de 1792  el astrónomo Guillaume Joseph Hyacinthe Jean-Baptiste Le Gentil de la Galaiseière fallecía en París en compañía de su familia y amigos después de vivir en paz sus últimos veintiún años de vida. Gracias al esfuerzo , al valor y a la perseverancia de tantos hombres de ciencia como Le Gentil, incluso aunque no hayan sido coronados con el éxito,  la ciencia ha ido avanzando y lo seguirá haciendo en el futuro. Creo que la mejor forma de terminar éste artículo es con aquellas palabras del filósofo francés Bernardo de Chartres (vivió en la primera mitad del siglo XII) con la que empezaba la primera parte "Somos como enanos a hombros de gigantes. Podemos ver más , y más lejos que ellos, no por la agudeza de nuestra vista ni por la altura de nuestro cuerpo, sino porque somos levantados por su gran altura"




"VENUS , EL PORTADOR DE LA PAZ" DE LA OBRA "LOS PLANETAS" DE GUSTAV HOLST

Creo que la mejor forma de terminar este artículo es con uno de los siete movimientos que integran la obra "Los planetas" del compositor británico Gustav Holst (1874-1934), que dedicó cada uno de los movimientos a uno de los planetas del Sistema Solar. "Venus, el portador de la paz" es el título del segundo movimiento de la obra. Me gusta imaginar a Guillaume Le Gentil observando el cielo nocturno en alguna de aquellas noches cálidas  en la isla Mauricio o en Pondicherry, dejando vagar su mirada  hasta detenerse en aquel planeta que le había conducido al otro extremo del mundo  . ¿Fracasó Le Gentil? Como decía el político francés  Jean Paul Marat (1743-1793)  "No existe el fracaso, salvo cuando dejamos de esforzarnos" a lo que yo añadiría cuando abandonamos la esperanza y bajamos los brazos para rendirnos. Guillaume Le Genil jamás se rindió.   








Enlace con la primera parte de  La cita con Venus de Guillaume Le Gentil 
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/10/la-cita-con-venus-de-guillaume-le.html




El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos