domingo, 12 de junio de 2016

EL SUEÑO NEOYORQUINO DE RAFAEL GUASTAVINO: EL ARQUITECTO QUE VENCIÓ AL FUEGO (SEGUNDA PARTE)


" La principal razón del viaje fueron sus problemas personales. Rafael quería escapar de la sociedad española y de la vergüenza de un matrimonio fracasado , pero es extraño que viniera a Nueva York y no a Cuba o a México, donde conocía a más gente. No sólo es que no supiera hablar inglés . Es que no conocía a nadie" Son palabras de John Ochsendorf (1974) profesor de Tecnología de Construcción en el Massachusetts Institute of Technology (el célebre MIT) ,autor de un libro sobre la vida y obra de nuestro protagonista titulado "La bóveda de Guastavino: el arte de la estructura de azulejos" (en inglés "Guastavino vaulting: The art of structural tile"), además de numerosos artículos sobre su obra , uno de los cuales titulado "Los Guastavino y la bóveda tabicada en Norteamérica" publicado en 2005 en "Informes de la Construcción" en 2005 , que iré citando en esta segunda parte, y también es en la actualidad  el responsable del Guastavino Project que se encarga de investigar y conservar el legado y los archivos de los Guastavino , padre e hijo. Con las palabras que he utilizado para abrir esta segunda parte de la vida de Rafael Guastavino Moreno (1842-1908), Ochsendorf hace referencia al viaje que el arquitecto valenciano  Rafael Guastavino Moreno (1842-1908) realizaba en 1881 en compañía de uno de sus cuatro hijos, Rafael Guastavino Expósito (1872-1950), de su amante, Paulina Roig, que antes había trabajado para la familia Guastavino como niñera, y las dos hijas de ésta. Antes de seguir advierto al lector que mientras escribía este artículo he encontrado contradicciones entre las fuentes que he ido consultando , y así mientras en unas mencionan a su hijo Rafael Guastavino Expósito como el mayor de sus hijos y como fecha de nacimiento 1861, en otras se refieren a él como el pequeño de sus cuatro hijos y dan como fecha de nacimiento el año 1872. Como no he tenido forma de verificar el dato he escogido la última opción en razón de la fecha en que Rafael Guastavino Expósito se jubiló y vendió la empresa fundada por su padre , lo que hizo en 1943, lo que significa que si hubiera nacido en 1861 tendría en ese momento ochenta y dos años, lo que me parece una edad muy avanzada en aquel tiempo para seguir al frente de una empresa y porque además se hace siempre referencia a que  Rafael Guastavino Moreno iba acompañado de tres niños en este viaje de 1881 ,lo que tampoco concuerda con la fecha de 1861, pues en ese caso su hijo tendría ya veinte años. Además, 1872 es la fecha de nacimiento que figura en la página del Guastavino Project creada por  John Ochsendorf  dedicada a la figura de los Guastavino y a la que podéis acceder a través de éste enlace teniendo en cuenta que está sólo en inglés 
http://web.mit.edu/cron/Backup/project/guastavino/www/index.html




Fotografía de Rafael Guastavino Expósito (1872-1950) que continuaría el trabajo de su padre, Rafael Guastavino Moreno, al frente de la R.Guastavino Company fundada en 1889  y que sobreviviría a ambos pues se mantuvo en actividad hasta su quiebra en 1962  . Más de un millar de edificios por cuarenta estados de los Estados Unidos  tienen incorporadas en sus estructuras elementos arquitectónicos diseñados por los Guastavino, principalmente en Nueva York con más de tres centenares de edificios. A lo largo de esta segunda parte tratará de iros poniendo algunas de sus construcciones más emblemáticas junto con otras que guardan un vínculo más personal con sus vidas  
   (Imagen procedente de amf2010blog.blogspot.com)





DOCUMENTAL "EL ARQUITECTO DE NUEVA YORK"


Este es el  documental  "El arquitecto de Nueva York" de Eva Vizcarra  a través del cual entré en contacto con la vida y la obra de Rafael Guastavino Moreno y su hijo Rafael Guastavino Expósito.  Aquí tenéis el que se encuentra en Youtube y también os dejo el enlace como ese mismo documental en la página web de Televisión Española donde e incluye información adicional

Enlace con documental en página web de Televisión Española

http://www.rtve.es/alacarta/videos/imprescindibles/imprescindibles-arquitecto-nueva-york-rafael-guastavino/3571098/  

Y el mismo documental en YouTube







Regresando al año 1881 recordemos que la esposa de Guastavino, Pilar Expósito (hacia 1843-fecha desconocida)  le había abandonado por segunda vez, y ahora de forma definitiva, debido a las constantes infidelidades de Rafael, marchándose a Argentina en compañía de tres de los hijos del matrimonio, dejando a Rafael  nada más que en compañía de su hijo pequeño  Rafael Guastavino Expósito (con la incertidumbre sobre el dato de su edad que os acabo de comentar un poco más arriba). Vimos que la situación económica en que había quedado Guastavino era delicada y su reputación había quedado dañada por el escándalo de una separación en la que él era el responsable por sus infidelidades. Fue entonces cuando tomó la decisión de dejarlo todo y establecerse en Nueva York. ¿Por qué Nueva York? Como os contaba en la primera parte y como nos acaba de recordar ahora Ochsendorf, ni sabía hablar inglés ni tenía contactos profesionales , además de carecer incluso de dinero para el viaje, aunque ya sabemos que lo solucionó organizando un oscuro asunto de pagarés falsos. Sin embargo, omití en la primera parte un dato que tal vez podría explicar la razón de su viaje a Nueva York, y es que , como señala Ochsendorf , Guastavino ya había estado en Estados Unidos cinco años antes , cuando en 1876 participó y obtuvo un premio honorífico en la Exposición del Centenario de Filadelfia donde presentó una serie de fotografías de sus obras en España, lo que demuestra que ya entonces Guastavino ambicionaba salir de España y emprender una carrera internacional. Pero aquel premio no cambia la realidad de que aquel viaje de 1881 era un auténtico salto en el vacío , pues significa empezar de cero y sin tener ningún apoyo para dar los primeros pasos, pero como señala Ochsendorf "Rafael no era sólo un buen constructor sino también un empresario muy astuto".  Pero a pesar de su espíritu emprendedor y de su talento como constructor y empresario, aquel primer invierno en Nueva York, en una ciudad extraña y desconocida, sería muy difícil , tanto que Paulina Roig no lo soportó y lo abandonó regresando a España en compañía de sus hijas. Rafael Guastavino Moreno y su hijo se quedaban solos  y con un futuro que se presentaba muy incierto.





Fotografía de la Boston Public Libray o Biblioteca Pública de Boston que en algunos libros de arquitectura es calificado como el edificio  de mayor valor arquitectónico de los construidos durante las últimas décadas del siglo XIX. No es el edificio original, pues la Biblioteca Pública de Boston, la primera  biblioteca de grandes dimensiones abierta al público en Estados Unidos y también la primera que prestaba sus libros permitiendo a los lectores llevárselos a casa, fue fundada en 1848 y abierta al público en 1854 en otro edificio  que pronto se quedó pequeño debido al aumento de su depósito de libros. En 1858 se trasladó a un edificio diseñado por el arquitecto Charles Kirk Kirby (1826-1910) que tenía capacidad para más de 240.000 volúmenes. Pero también se quedó pequeño y en 1880 se aprobó el concurso para la construcción de un nuevo edificio . Fue a este concurso al que se presentaría en 1885 Guastavino aunque su proyecto no fue seleccionado y los elegidos fueron los arquitectos  Charles Follen Mckim(1847-1909), William Rutherford Mead (1846-1928) y Stanford White (1853-1906), de la firma de arquitectos Mckim,Mead&White. Pero en 1889 Guastavino intervendría para construir el techo abovedado que ahora se puede contemplar y que le abriría las puertas al éxito profesional en Estados Unidos y a la expansión de la bóveda tabicada como elemento arquitectónico, sobre todo en los edificios públicos estadounidenses   
 (Imagen procedente de commons.wikimedia.org )





Bóveda de Guastavino en el Map Room Cafe de la Biblioteca Pública de Boston. No se sabe con exactitud como Rafael Guastavino Moreno pudo implicarse en su construcción cuando ya hacía un año que habían empezado las obras, pero allí estaba, pidiendo que retiraran los planes de construir un techo con vigas de hierro para sustituirlo por sus bóvedas tabicadas. Allí comenzaba de verdad su aventura americana, ocho años después de su llegada a Estados Unidos conseguía abrir camino  a sus ideas. Escribe Ochsendorf: 
"Llegó a un país nuevo con un sueño y un gran talento y ese talento fue transformado a una escala que jamás habría logrado en España" 
(Imagen procedente de www.wbur.org)




Imagen del imponente vestíbulo de la Biblioteca Pública de Boston cubierto por las cúpulas de Guastavino . El vestíbulo de la Biblioteca estaba pensado para que el ciudadano tuviera la impresión de que había entrado en un palacio, pero en un palacio del pueblo  y a esa grandiosidad contribuyen las bóvedas de Guastavino, que utilizará en este edificio hasta siete modalidades diferentes de bóveda.   
(Imagen procedente de www.bpl.org)


Abrirse paso como arquitecto sin saber el idioma y además siendo un inmigrante recién llegado  y sin contactos era casi un imposible por lo que Guastavino tiene que echar mano de otro recurso. Además de su talento como arquitecto, era también un gran dibujante y eso le permitirá  encontrar trabajo, tal vez ayudado por algunas cartas de recomendación traídas de España firmadas por otros arquitectos,  en la publicación  "The Decorator&Furniture" y parece que la suerte por fin  le vuelve a sonreír .Según el documental "El arquitecto de Nueva York " realizado por Eva Vizcarra que me dio a conocer a la figura de Rafael Guastavino, el arquitecto habría logrado ganar el concurso  para la construcción  de la nueva sede del Progress Club, un club fundado en 1869 por miembros de la alta sociedad de origen judío que tenían dificultades para formar parte de otros clubs donde sus solicitudes solían ser rechazadas precisamente por su origen judío. En la década de 1880 habían decidido cambiar de sede , convocando un concurso para elegir el mejor proyecto para la construcción del nuevo edificio para su club y este sería el concurso en el que Rafael obtuvo la victoria, y con el dinero del premio  habría comprado varios solares . Pero, según Vizcarra, el conocido como Pánico de 1884, una crisis bursátil producida dentro de la recesión económica en la que Estados Unidos se hallaba inmersa desde 1882,  habría arruinado  de nuevo a Rafael Guastavino, que tiene que abandonar la casa donde vivía y refugiarse con su hijo en la oficina que había alquilado para trabajar.. Lo pongo en condicional, porque Ochsendorf no lo menciona en el artículo que estoy consultando aunque tal vez lo haga en el libro dedicado a Guastavino al que no he tenido acceso. Según Ochsendorf, en 1885  Guastavino se presentará a un nuevo concurso, en esta ocasión , del Arion Club, pero en este caso la suerte no le acompaña. Por otro lado , en la página de la Oficina Española de Patentes y Marcas dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo de España,  se cuenta que  después de ganar el concurso para la construcción del Progress Club fue finalmente otro arquitecto, el alemán de origen judío Alfred Zucker (1852-1913) quien finalmente construiría el edificio, pero el concurso habría servido a Guastavino para darse a conocer  y también para invertir el dinero del premio  en la construcción de dos pequeñas casas  en el norte de la isla de Manhattan y después de convocar a los periodistas, las prendió fuego  mostrando la eficacia de su sistema de construcción contra el fuego  





Fotografía tomada durante la construcción de la Biblioteca Pública de Boston donde podemos ver a Rafael Guastavino Moreno de pie a la derecha mirando a la cámara . Hasta que participó en la construcción de éste edificio Guastavino se había tenido que limitar a pequeños proyectos  pero a partir de este momento fundó si propia compañía, junto con una fábrica de ladrillos que los fabricara de acuerdo a sus necesidades  y junto con el apoyo de los arquitectos  con los que trabajó en el proyecto de Boston y apreciaron su trabajo, el prestigio de Guastavino ya no dejó de crecer  
(Imagen procedente de www.wbur.org)


Fotografía tomada en 1901  de una de las pruebas de carga a las que los Guastavino sometían a sus materiales de construcción para demostrar su resistencia tanto al peso  como al calor . Guastavino no inventó la bóveda tabicada, utilizada en la Península desde hacia siglos y cuyas raíces probablemente se hunden en los arquitectos del Imperio Romano, pero si supo rescatarla del olvido en el que había caído introduciendo innovaciones esenciales  para adaptarla a su tiempo  y mejorando su resistencia. y calidad gracias a nuevos materiales de construcción, como el cemento Portland o la incorporación de barras de acero  
(Imagen procedente de http://www.bovedastabicadas.com/)



 La arquitecta española Esther Redondo Martínez en un artículo dedicado a Guastavino,titulado "Las patentes de Guastavino&Co en Estados Unidos (1885-1939)", escribe que a su llegada a Estados Unidos Guastavino "se encuentra con una tradición constructiva basada en la madera que dificulta la entrada en el mercado de los métodos que Guastavino había utilizado en Cataluña". Ya veíamos en la primera parte las consecuencias catastróficas que tuvo la tradición estadounidense de utilizar la madera como principal material de construcción cuando los grandes incendios de Chicago en 1871 y Boston en 1872 amenazaron con reducir a cenizas estas dos grandes ciudades, causando , además dé muertes, pérdidas millonarias y convirtiendo al  fuego en la gran obsesión de los arquitectos estadounidenses .Y a pesar de las dificultades para introducir unos métodos de construcción ajenos a la tradición arquitectónica de Estados Unidos , Rafael vio precisamente  aquí la oportunidad  de abrirse camino, una arquitectura a prueba de fuego utilizando las tradicionales bóvedas tabicadas que durante siglos se habían utilizado en España . Bóvedas construidas  con ladrillos finos unidos con cemento y para cuya construcción no eran necesarios ni muros gruesos ni cimbras , nombre que en arquitectura se da a unas estructuras provisionales que a modo de andamios sirven para sostener el peso de  la bóveda mientras se construye. Estas bóvedas tabicadas que había usado Guastavino en sus edificios construidos en España no sólo abarataban la construcción , eran rápidas de erigir  y más ligeras sino que , y ahí iba a estar la clave,  ofrecían techos ignífugos que reemplazaran a los de madera y daban respuesta a la obsesión de los arquitectos estadounidenses por hallar soluciones a los grandes incendios de la década anterior . Como señala Ochsendorf "Guastavino  enseguida se dio cuenta de que la condición ignífuga de sus bóvedas era su gran ventaja comercial" . Sus primeras patentes se basan precisamente en esa idea. A modo de ejemplo veamos las primeras de las veinticuatro patentes que Rafael y su hijo registrarían en Estados Unidos entre 1886 y 1939 . La primera de ellas sería la patente 323.390 presentada en 1886 con el título de "Construcción de edificios incombustibles" a las que seguirían ese mismo año  otras dos de similar contenido, la 336.047 "Edificios incombustibles" y la 336.048 titulada de nuevo "Construcción de edificios incombustibles".




Publicity brochure the Guastavino Company with some domes built in the United States. (AveryArchitectural Library. Col.Univ.USA) “Guastavino, an architect from Barcelona, pioneered the adaptation of a centuries-old vernacular building technology called the boveda catalana, or Catalan vault, in which long flat tiles are laid in courses and mortared together with a special mixture of portland cement and cow bay sand,” states Architecture Week.courtesy of M. B. Stegmann. #InlarariaStudio #inspo:
Uno de los folletos de propaganda utilizados por la R.Guastavino Co donde  enumera algunas de las bóvedas que ya habían construido. El arquitecto español Arturo Zaragoza Catalán  en el documental "El arquitecto de Nueva York"  al referirse a la figura de Rafael Guastavino Moreno dice sobre él : 
"  Era un emprendedor nato .Llevó a Estados Unidos es la construcción de la bóveda de ladridos. Algo elemental, pero también esencial" 
(Imagen procedente de https://es.pinterest.com/pin/11259067794505007/)

Raphael Gustavino - Built in 1914, the Guastavino vaulted staircase in Baker Hall at Carnegie Mellon University is so complex that MIT students have not yet figured how to replicate it. Photograph by Michael Freeman:


Otro de los elementos característicos de la arquitectura de los Guastavino son sus escaleras, como esta diseñada por Rafael Guastavino Expósito en 1914 en Baker Hall  en el Carnegie Mellon University de Pittsburg , en el estado de Pennsylvania. Su estructura es tan compleja que es objeto de estudio por los estudiantes de diseño del MIT. En 1886 su padre había formalizado la patente 336.047 sobre el diseño de escaleras como ésta que presentaba como "a prueba de incendios", introduciendo como novedades con respecto a las escaleras abovedadas tradicionales el uso de cemento y de refuerzos metálicos que daban una mayor cohesión a su estructura . Estéticamente el resultado no podía ser más atractivo como veis en la imagen  
(Imagen procedente de https://es.pinterest.com/pin/419679259002966696/)






Ellis Island Great Hall . Desde 1890 la isla de Ellis se convertiría en el principal centro aduanero de Nueva York y en la puerta de entrada de la gran marea de inmigrantes que  cada año llegaba allí para buscar una oportunidad, de la misma forma que unos años antes había hecho Rafael Guastavino Se cree que entre 1892 y 1954 doce millones de personas pasaron por estas instalaciones y su primer contacto con América eran las bóvedas que Guastavino construyó para cubrir el vestíbulo y que podéis ver en la fotografía sobre estas líneas . Pero después de que cerrara sus puertas, el edificio fue abandonado. A pesar de las goteras, del frió, del calor, de la lluvia, del abandono durante muchos años, la bóveda de Guastavino resistió sin apenas daños (en el documental se dice que apenas hubo que reemplazar 17 azulejos de los más de 28.000 originales)  lo que demuestra la calidad y solidez de la construcción de Guastavino    
(Imagen procedente de commons.wikimedia.org)





Pero en este punto el lector se puede preguntar que si la bóveda tabicada y su técnica de construcción era desconocida en Estados Unidos desde luego no lo era en España.¿No estaba Guastavino patentando algo que se usaba desde hacía siglos en España?¿Estaba presentando como una invención suya lo que ya estaba inventado desde hacía tiempo? Y esa fue la polémica que rodeaba estas patentes porque arquitectos tanto estadounidenses como españoles señalaban que lo que patentaba Guastavino era algo que ya existía. En realidad lo que hizo Guastavino fue recuperar el uso de la bóveda tabicada e introducir con los años una serie de innovaciones en la construcción de las bóvedas tabicadas, la más importante de las cuales era la incorporación de tirantes de acero que reforzaban la estructura y que eran cubiertos por azulejos de cerámica. Por lo demás la forma de construcción era la tradicional que se había realizado en España desde hacía siglos aunque ahora había caído en desuso en la Península. Otras de las innovaciones introducidas por Guastavino, tanto el padre como después su hijo, fueron los materiales empleados en la construcción , empezando por el uso del cemento Portland  inventado en 1824 por el fabricante de cemento inglés Joseph Aspdin (hacia 1778 - 1855)  que , según Ochsendorf  "incrementaba la solidez y la resistencia al agua de las bóvedas tabicadas tradicionales , creando un sistema mucho más fuerte que con los cementos que se utilizaban habitualmente" y que Guastavino apenas había empleado en España ya que el que se producía en la Península Ibérica no era de muy buena calidad y había que importarlo de Inglaterra, lo que aumenta el coste de producción. Otra innovación fue la introducción de un tipo de ladrillo que en Estados Unidos no se empleaba, porque  más adelante los Guastavino abrirán su propia fábrica de ladrillos en Woburn, a unos 14 kilómetros de Boston, para fabricar los ladrillos que se ajustaban completamente a sus necesidades , y también azulejos policromados. Y aquí digo los Guastavino porque su hijo , Rafael Guastavino Expósito, pronto iba a ayudar a su padre y a destacar como arquitecto, pues  hay registradas cuatro patentes  a su nombre en 1892, cuando sólo contaba con diecinueve años de edad,  la primera de las cuales versaba sobre un tipo de bóveda tabicada  que tenía la capacidad de absorber el sonido de tal forma que el ruido "procedente de un apartamento no fuera escuchado en los apartamentos inferior y superior" (texto que extraigo de la patente 466.536 con el título de "Forjado cohesivo")






Fotografía del Vanderbilt Hall, el gran vestíbulo central de la Grand Central Terminal Station,, con su 1100 metros cuadrados de superficie y que seguro que la mayoría de vosotros habréis visto en alguna  película. Es una de las imágenes emblemáticas de Nueva York . Fue fundada en 1871, aunque sería reconstruida en 1913 y con sus 44 andenes es la estación con mayor número de andenes del mundo. Vivió su  época de máximo esplendor durante los años cuarenta, cuando a finales de aquella década  cerca de 65  millones de personas utilizan anualmente sus instalaciones para viajar. Pero en la década de 1950   inició un rápido declive debido a la competencia del transporte por carretera y también del crecimiento de los viajes en avión.  Ya en esa década hubo planes para demoler la estación  y ya en la década de los años sesenta , cuando fue demolida en 1963 la Pennsylvania Station, la otra gran estación de ferrocarriles de Nueva York , se inició un movimiento popular para salvar la Grand Central Terminal Station . Un brillante discurso de Jacqueline Kennedy (1929-1994) en defensa de éste edificio histórico de Nueva York fue crucial para salvarla de correr el mismo destino que la Pennsylvania Station.  Como veremos ahora, así se salvaron también las bóvedas  de Guastavino que hay en su interior  
(Imagen procedente de en.wikipedia.org)


Grand Central Oyster Bar & Restaurant, New York (1913) Guastavino tiles embellish the Oyster Bar, pictured here, and the acoustical, architectural “whispering gallery” just outside its entrance. When a visitor whispers in one of the gallery’s four corners, the sound will carry up through the timbrel vaulted ceiling and across diagonally to another corner. Photo: Michael Freeman/Alamy:

Imagen de interior del  Oyster Bar , el más antiguo de los comercios que hay en su interior ya que abrió sus puertas en 1913  justo después de que fuera reconstruida  la nueva Grand Central Terminal Station sobre la anterior fundada en 1871. Es una marisquería que se ha convertido en otro de los emblemas culinarios de Nueva York. Y en la imagen podéis ver  como esta presidida por las bóvedas Guastavino, en este caso diseñadas por el hijo,  Rafael Guastavino Expósito   
(Imagen procedente de https://es.pinterest.com/pin/11259067796606198/)




Este arco que da entrada al Oyster Bar  que veis a la derecha es conocido como la Galería de los Susurros (Whispering Gallery) Los arcos y bóvedas son diseño de Guastavino hijo, y podéis ver a un hombre pegado a uno de ellos. Está susurrando en él y sus palabras llegarán transmitidas por el arco a otra persona situada en el otro extremo del arco , aquí fuera de la imagen.  Esto se debe a otras de las innovaciones introducidas por los Guastavino, en este caso Guastavino hijo, un tipo especial de ladrillos llamados Akoustolith con gran capacidad para absorber el sonido y las patentes de varios tipos de yeso que tenían grandes capacidades acústicas . Hoy este lugar es una de las grandes atracciones turísticas dentro de la Grand Central Terminal Station e incluso hay quien  ha pedido en matrimonio a su pareja de éste  modo, a través de la Galería de los Susurros . Al menos si te dicen que no  puedes ocultar la cara que se te queda
(Imagen procedente de www.baruch.cuny.edu)





En resumen, los Guastavino no patentaban algo que ya existía desde mucho tiempo atrás, sino que patentaban mejoras sobre las bóvedas tabicadas tradicionales así como innovaciones en los materiales de construcción empleados. Pero retomemos el relato en 1885, año en el que presentaría un proyecto para la construcción de la Biblioteca Pública de Boston que , sin embargo fue rechazado. Es probable que a partir de ese momento Guastavino centrara sus esfuerzos exclusivamente en las bóvedas tabicadas para incorporarlas a los proyectos de otros arquitectos y abandonara sus diseños de edificios. Por eso, veremos que no son edificios diseñados por los Guastavino los que estamos conociendo en esta historia , pero en todos ellos es una parte clave del edificio las bóvedas de Guastavino y su sistema de construcción, haciendo que en muchos casos los arquitectos modifiquen sus planes adaptándolos a las estructuras diseñadas por los Guastavino. Necesitaba llamar la atención sobre sus bóvedas y su sistema construcción y hace un ensayo en el MIT  donde somete a una de sus bóvedas a una temperatura de más de 1000ºC mientras soporta  un peso de 272 kilogramos y la bóveda resiste durante las cuatro horas que duró el ensayo, demostrando que era una forma de construir a prueba de fuego despertando el interés de las autoridades. En 1888  Guastavino  se une a otros cinco socios para fundar dos empresas, ambas con sede en Nueva York, la Phoenix Bulding Company y la Tile Fireproof Buidling Company  cuyo objetivo era comercializar el sistema de construcción de bóvedas tabicadas como  solución a los incendios. Pero su gran oportunidad iba a llegar un año después, en 1889, cuando  el estudio de arquitectos Mckim, Mead&White , cuyo diseño para  la Biblioteca Pública de Boston al que , como vimos, también se había presentado Guastavino, había sido el elegido, se puso en contacto con Guastavino . Los trabajos ya habían comenzado y no se sabe muy bien como , pero el caso es que Rafael Guastavino logró introducirse en la construcción para que se reemplazaran los techos que estaban previstos por las bóvedas tabicadas del arquitecto valenciano..Según Ochsendorf "Nadie sabe cómo logró aquel contrato y espero que algún día nuestros investigadores  lleguen a averiguarlo. Si sabemos que  en 1885 había presentado un proyecto para construir el edificio y quizá por eso lo repescaron. En los planos estaba previsto construir el edificio con vigas de hierro  pero Guastavino los cambió"  Y así se incorporaron las bóvedas tabicadas de Guastavino, en las que empleo siete bóvedas de diferentes formas,  y fue un completo éxito abriéndole las puertas para nuevos encargos. 




Fotografía de Guastavino´s un  centro de eventos  situado en el Puente de Queensboro, construido en 1909,  donde podéis ver una vez más las bóvedas de Guastavino  Este espacio recuerda a las lonjas o mercados levantinos , como la lonja de Valencia que tantas veces habría observado Rafael Guastavino  padre durante su infancia en la ciudad del Turia. Las columnas que sustentan las bóvedas parecen surgir del suelo  como si fueran los troncos de un árbol cuyas ramas se fusionan con el cielo a través de las bóvedas de Guastavino
( Imagen procedente de guastavinos.com)




Las bóvedas de Guastavino  cobijando el Queensboro Bridgemarket, calificado por muchos como el supermercado más bello de Nueva York que se encuentra  bajo la estructura del Puente de Queensboro  
(Imagen procedente de www.bloomberg.com )





Guastavino obtiene unos 85.000 dólares por su trabajo y gracias a ese dinero ese mismo año  liquida las otras dos empresas y funda la Guastavino Fireproof Construction Company (Compañía Constructora a Prueba de Incendios Guastavino ) que tendrá su sede en Nueva York y una ofician en Boston, aunque en los años siguientes abrirá nuevas oficinas en otros estados. Cuenta como socio a William Blodgett (1864-1931)  cuyo hijo será quien se hará con la compañía en 1943 cuando Rafael Guastavino Expósito decida jubilarse y vender la empresa. Con la creación de ésta empresa comenzaba una nueva época  en la construcción en Estados Unidos, en particular de edificios públicos , pues en más de un millar de ellos distribuidos por toda la nación se incluirían las bóvedas de los Guastavino, padre e hijo, que crearían  algunos de los espacios  más grandiosos de la arquitectura estadounidense entre 1890 y 1943. En el año 1890 la compañía cambia de nombre y pasa a llamarse sencillamente Guastavino Company y en 1897 todavía habrá un cambio más, adoptando la denominación definitiva de R. Guastavino Company. .También en el año 1890 es cuando abre la fábrica de ladrillos de Woburn  que os mencionaba antes y años después, en 1907, su hijo Rafael Guastavino Expósito  abrirá una fábrica de azulejos y otros materiales cerámicos también en Woburn. De esa forma ellos mismos producían los materiales que utilizaban en sus construcciones. En 1892  Rafael Guastavino padre  expone su sistema de construcción en un libro publicado en Boston con el título de "Ensayo sobre la teoría e historia de la construcción cohesiva" y ese mismo año recibe el espaldarazo de la recomendación de uno de los arquitectos más prestigiosos de Nueva York y de todo Estados Unidos   y que formaba parte de la firma que había contado con él en la Biblioteca Pública de Boston,  Charles Follen McKim (1847-1909) que en una carta dirigida a otros arquitectos expresa su "entera confianza en el sistema Guastavino". Encontramos la mano de los Guastavino en el Carnegie Hall de Nueva York para el que construye  las bóvedas que cubren su vestíbulo en 1891, en 1893 se encarga de la construcción del Pabellón Español que formaría parte  de la Exposición Mundial de Chicago  que se celebraría ese mismo año  




 Pabellón Español de la  Exposición Universal de Chicago de 1893  diseñado por Rafael 
Guastavino padre, uno de los pocos edificios diseñados por los Guastavino que centraron su  esfuerzo en las bóvedas y en otros elementos arquitectónicos como las escaleras , además de los materiales de construcción como los ladrillos y azulejos fabricados por ellos mismos . Los techos de los edificios de Nueva York y de muchos otros edificios públicos de Estados Unidos se llenarían  de curvas , azulejos  y ornamentos diseñados por los Guastavino  
 (Imagen procedente de http://arteyartificios.blogspot.com.es/)



Arcos y bóvedas de la Wolfgang´s Steak House , un restaurante de Nueva York  en cuyo interior podemos observar de cerca mientras cenamos las bóvedas de los Guastavino. Hoy forma parte del Patrimonio Protegido Interior de Nueva York
(Imagen procedente de www.glutenfreemike.com)




Se sucederán en los años siguientes obras en las que encontramos las bóvedas de Guastavino,  como  la Gran Central Terminal Station, la estación de trenes más grande del mundo,  el Puente de Queensboro que une Queens con Manhattan, el gran vestíbulo del edificio principal de la isla de Ellis por donde pasaban obligatoriamente  los millones de inmigrantes que cada año llegaban a América y tenían su puerta de entrada en esta isla de Nueva York, la  inmensa bóveda de treinta metros de diámetro de  la catedral de Saint John  the Divine (San Juan el Divino), el Museo Americano de Historia Nacional, la estación del metro de Nueva York de City Hall, la Iglesia Episcopal de Saint Bartholomew, y así hasta más tres centenares de edificios en Nueva York, y como os decía antes, un millar sumando los distribuidos en cuarenta estados de los Estados Unidos, como la cúpula de la Universidad de Virginia, la cúpula del Banco de Montreal en Canadá o la cúpula del Capitolio del Estado de Minnesota. En las fotografías que acompañan a éste artículo os dejo una pequeña referencia de algunos de los edificios más importantes en los que intervinieron los Guastavino. La marca arquitectónica de los Guastavino aparece en colegios, hospitales, puentes , túneles y bares en los que hallamos las curvas de sus bóvedas y sus azulejos policromados. Pero quiero señalar una obra en la que no vamos a encontrar las bóvedas tabicadas  pero que   sería importante en los años finales de la vida de Rafael Guastavino Moreno. Durante su estancia en Chicago cuando construyó el pabellón español para la Exposición Universal de 1893 conoció al arquitecto  Richard Morris Hunt (1827-1895), el mismo que diseñó el pedestal sobre el que se asienta la célebre Estatua de la Libertad,  que dos años más tarde se encontraba trabajando en la localidad de Ashville, en Carolina del Norte, construyendo la mansión del empresario multimillonario Cornelius Vanderbilt II (1843-1899). Hunt quiso contar con Guastavino para la construcción de la mansión y al parecer el arquitecto valenciano quedó seducido por aquella tierra y la escogió para construir su propia residencia. en un lugar cercano a Ashville llamado Black Mountain. Era una residencia construida, curiosamente, en madera  y, por lo tanto , no a prueba de incendios como el sistema de construcción que el comercializaba. 




Fotografía de City Hall  que formaba parte de la primera línea del metro de Nueva York y fue inaugurada el 27 de octubre de 1904. aunque quedó en desuso en 1945 debido al aumento del tamaño de los trenes , convirtiéndose en una estación fantasma. En ella nos encontramos los arcos. bóvedas  y azulejos de los Guastavino que hacen de esta estación una de las más elegantes y bellas  del Metro de Nueva York. Desde el año 2004 se encuentra en el Registro Nacional de Lugares Históricos de los Estados Unidos
(Imagen procedente de www.nybooks.com)



Fotografía de la construcción de la catedral protestante de Saint John Divine  de Nueva York  cuyas obras se iniciaron en 1892 después de que en 1887  el obispo protestante  Henry Codman Potter (1835-1908)  solicitara que se construyera un templo que pudiera rivalizar con la catedral católica de San Patricio (Saint Patrick) Su construcción fue interrumpida  durante las dos guerras mundiales, en 2001 tuvo que ser cerrada por un incendio y todavía hoy está sin terminar.   Su nave central , de 183 metros de longitud, es una de las más grandes del mundo y fue terminada en noviembre de 1941 justo antes de que se detuvieran las obras  en diciembre tras el bombardeo de Pearl Harbour por los japoneses que significó la entrada en guerra de los Estados Unidos. Es el templo anglicano más grande del mundo, aunque este honor le es disputado por la ciudad de Liverpool  y es también el cuarto templo cristiano más grande del mundo.  Guastavino  se encargaría de construir todas las bóvedas del templo incluyendo su gran cúpula  abovedada  que fue erigida en apenas tres meses utilizando el sistema Guastavino  que además ofreció un presupuesto muy bajo, apenas 10.000 dólares.  Muchos criticaron  la labor de los Guastavino en su construcción, pues creían que aquella cúpula de apariencia tan frágil no se sostendría. Así, el "Herald Tribune" escribía sobre el trabajo de los arquitectos españoles : 
"Ingeniero desafía las leyes de la ingeniería y llama al desastre"
Pero transcurrido más de un siglo desde su construcción la cúpula de Saint John Divine , de 30 metros de diámetro y apenas 11 centímetros de grosor, sigue en pie  
(Imagen procedente de archpaper.com)



Aquella residencia sería conocida por los habitantes del lugar como "el Castillo español" y allí se retiró Rafael Guastavino Moreno  en compañía  de  su amante mexicana Francisca Ramírez, de la que no he podido encontrar más datos al margen de que parece que fue una relación turbulenta, una vez más debido a la afición a las mujeres de Rafael, y que ella tenía unos veinte años menos que el arquitecto. Y sería en aquella residencia diseñada por él mismo donde la existencia de Rafael Guastavino llegaba a su fin en 1908 , al parecer, según la información proporcionada por la Oficina Española de Patentes y Marcas en el artículo dedicado a Guastavino escrito por Javier Ezcurdia Arzola, por una afección pulmonar cuando tenía sesenta y seis años.  Al conocerse su muerte el "The New York Times" informaría del deceso refiriéndose al arquitecto valenciano como "el arquitecto de Nueva York" . El hombre que en 1881 llegaba a Nueva York sin conocer el idioma, sin contactos profesionales (aunque algunas fuentes señalan que si llevaba consigo cartas de recomendación de arquitectos españoles) y casi sin dinero, había logrado en un cuarto de siglo cambiar los sistemas de construcción en Estados Unidos , o como escribe  Ochsendorf  "Ayudó a construir el Nuevo Mundo. Cambió el color y los cielos de la arquitectura de Nueva York"  Resulta paradójico que su residencia, el "Castillo español" , quedara reducido a cenizas por un incendio mientras que muchos de sus edificios a prueba de incendios han llegado hasta nuestros días sobreviviendo precisamente a los incendios y también a otros enemigos no menos temibles como la especulación inmobiliaria y los estragos causados por el abandono y el paso del tiempo.. Desde su llegada a Estados Unidos en 1881 nunca regresó a España, según Ochsendorf  porque "estaba demasiado avergonzado" , en referencia al escándalo que había  rodeado su separación de Pilar Expósito o tal vez por aquella estafa con los pagarés con los que habría financiado  su viaje a Estados Unidos . Fuera por eso o por otra causa no volvió a poner el pie en España , algo que si haría su hijo Rafael Guastavino Expósito, que visitaría en 1912 a su familia en Valencia junto a su esposa Elsie Seidel, de la que tampoco he podido encontrar más información, y como curiosidad  había comprado pasajes para regresar a Nueva York  nada menos que en el viaje inaugural del RMS Titanic en su viaje inaugural que zarpaba el 10 de abril de 1912 del puerto de Southhampton y que ya sabemos que concluiría con el naufragio más celebre de la historia . Cuenta Ochsendorf que Rafael hijo "afortunadamente perdió el barco y así se salvaron algunos de los mejores proyectos de la compañía familiar"






Guastavino está enterrado  en la cripta de la Basílica de San Lorenzo, Asheville, que diseñó en 1905.:

Imagen de la basílica  católica  de Saint Lawrence  en Ashville, Carolina del Norte,  diseñada y construida en 1905  por Rafael Guastavino padre en lo que sería su último proyecto profesional , erigida en el lugar cerca del cual decidió vivir sus últimos años.  El templo tiene la cúpula elíptica más grande de Estados Unidos . En su cripta se halla enterrado el cuerpo de Rafael Guastavino Moreno   
(Imagen procedente de https://es.pinterest.com/pin/360288038920161213/ )




Detalle del interior  la inmensa cúpula construida por Rafael Guastavino padre para la Basílica de Saint Lawrence, la mayor de forma elíptica de los Estados Unidos. El templo estaba inspirado en la arquitectura barroca española  y cerca de la mitad del presupuesto que costó erigir el templo salió del bolsillo del propio Rafael Guastavino  
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org ) 




Fotografía del que los lugareños llamaban "The Spanisch castle", "El castillo español", la mansión de madera que Rafael Guastavino padre hizo construir hacia 1895  para su propio disfrute en  Black Mountain, muy cerca de Ashville , Carolina del Norte. Aquí viviría sus últimos años juntos a su amante, la mexicana Francisca Ramírez y en ella moriría de forma inesperada en 1908. Años después, hacia 1940 aunque he encontrado diferentes fechas,   un incendio arrasó la mansión convirtiéndola en cenizas. Es paradójico que el hombre que cimentó su éxito en un tipo de arquitectura hecha para derrotar al fuego, construyera una mansión de madera que  fue destruida por el fuego  
(Imagen procedente de http://www.history.swannanoavalleymuseum.org/guastavino/)




Rafael Guastavino Expósito seguiría al frente de la empresa familiar hasta el año 1943,años en los que siguió siendo una próspera empresa , si bien a partir de la década de 1920 comenzó un gradual declive tanto por los efectos del crack bursátil de Wall Street en octubre de 1929 lo que detuvo la actividad constructora, como por  el auge de las nuevas estructuras arquitectónicas basadas en el acero. En plena Segunda Guerra Mundial  Guastavino decide jubilarse en 1943 .Rafael Guastavino Expósito  se retiraría y moriría siete años más tarde, en 1950.   La Guastavino todavía sobreviviría casi veinte años más hasta su cierre definitivo en 1962. pero para entonces el nombre y la obra de los Guastavino había caído en el olvido.La casualidad quiso que el legado contenido en los archivos de la compañía  no se perdiera definitivamente con la quiebra de la empresa , pues estaban siendo arrojados a la basura. Por esa época George Roseborough Collins (1917-1993) , profesor  del departamento de Historia del Arte de la Universidad de Columbia , puesto que ocupaba precisamente desde aquel año de 1962, y familiarizado con la arquitectura catalana y mediterránea a través de su profundo conocimiento de la obra del arquitecto español Antonio Gaudí (1852-1926),  se hallaba sentado un día  en la capilla de la Universidad de Columbia mientras se celebraba una ceremonia conmemorativa y se dio cuenta que estaba rodeado de cúpulas y bóvedas de Guastavino. Quiso interesarse por la historia de la intervención de los Guastavino allí y descubrió que la empresa acababa de quebrar y estaba cerrando. Collins fue en su coche hasta la sede de la empresa  y salvó todo lo que encontró  en los contenedores donde se habían arrojado los archivos para que acabaran en el vertedero. Gracias a eso hoy se conservan alrededor de 2600 dibujos, muestras de materiales de construcción  y notas , que constituyen el legado de los  setenta años de vida de la Guastavino y que se conservan hoy en la Biblioteca Avery de la Universidad de Columbia. 







The Tile House, its local nickname, is an eccentric, Moorish-looking brick folly on the south shore of Long Island, built in 1916 by Rafael Guastavino Jr., the son of the architect Rafael Guastavino Sr., who developed the tile-vaulting system used in the Oyster Bar, the Whispering Gallery and in hundreds of other spaces, including Carnegie Hall and the Cathedral of St. John the Divine. Now owned by  George McDonald. Photo: Eric Striffler for The New York Times- Slide Show - NYTimes.com:
Fotografía actual de  The Tile House , la Caza de los Azulejos , la casa que construyo como residencia privada para él y su familia  Rafael Guastavino Expósito . Construida en un terreno de más de 5000 metros cuadrados de superficie junto  al mar,  en su interior sobresale su escalinata cubierta de azulejos,  los grandes ventanales en forma de arco que dan al mar y una gran vidriera .Tras la muerte de Guastavino  en 1950, la mansión fue cayendo , al igual que los propios Guastavino, en el olvido. Durante años se buscó un comprador sin éxito y el abandono amenazaba la supervivencia de la mansión de Guastavino.  El profesor  Ochsendorf llegó a temer que fuera demolida pero por fortuna para  este edificio que forma parte por derecho propio de la historia de la arquitectura , fue adquirida en 2010 por algo más de un millón doscientos mil dólares por George McDonald que fue candidato a la alcaldía de Nueva York . Amante de la historia y de la arquitectura de los Guastavino, el futuro de The Tile House parece asegurado
(Imagen procedente de https://es.pinterest.com/nytimes/)

i

Fue también Collins quien iniciaría los esfuerzos por sacar el trabajo de los dos arquitectos españoles del olvido en el que había caído, un esfuerzo que continúa hasta nuestros días con libros como el dedicado a su obra por el profesor  John A. Ochsendorf al que tanto he citado a lo largo de esta historia, exposiciones  tanto en Estados Unidos como en España  o documentales como el estrenado en este 2016 "El arquitecto de Nueva York" de Eva Vizcarrra .Con las muchas limitaciones de mis casi nulos conocimiento de arquitectura y la dificultad de conciliar las diferencias que he ido encontrado entre las fuentes que tratan sus vidas, espero haber despertado la curiosidad y el interés del lector por la historia de los Guastavino y a buscar información en fuentes más especializadas que yo. Quiero concluir este articulo con la llamada que hace Ochsendorf para salvar lo que queda del amplio legado arquitectónico de los Guastavino, padre e hijo, amenazados por el abandono y la especulación inmobiliaria "Es un hecho que la compañía jugó un papel determinante en la creación de los que hoy son algunos de los espacios arquitectónicos más importantes de Estados Unido. Sin embargo, tristemente, los edificios de Guastavino están siendo demolidos y reemplazados a lo largo y ancho de éste país. De ahí la importancia de identificar y proteger los edificios que todavía quedan en un futuro próximo" Y el primer paso es conocer quienes eran , porque no se puede proteger lo que se ignora, y eso ha sido lo que he intentado a través de esta historia . El arquitecto estadounidense Daniel Libeskind (1946) dice que "la arquitectura no está basada en el hormigón, el acero y los elementos de la tierra. Está basada en el asombro" y asombro es lo que nos siguen causando las bóvedas tabicadas de los Guastavino, que parecen flotar sobre nuestras cabezas desafiando al paso del tiempo con una aparente fragilidad que oculta una gran fortaleza de la misma forma que sus ladrillos y azulejos ignífugos ayudaron a derrotar al fuego , la principal amenaza de las ciudades estadounidenses de finales del siglo XIX.   . Esperemos que la recuperación del recuerdo de la vida de los Guastavino, los arquitectos españoles que cambiaron la arquitectura de Estados Unidos y vencieron al fuego, sirva ahora para que nuevas generaciones continúen asombrándose con la belleza de sus bóvedas.


Enlace con la primera parte de  "El sueño neoyorquino de Rafael Guastavino: el arquitecto que venció al fuego":
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/06/el-sueno-neoyorquino-de-rafael_9.html



El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost



Famosos