lunes, 11 de abril de 2016

PEQUEÑAS HISTORIAS DE LA HISTORIA: FLORENCE FOSTER JENKINS. LA MÚSICA ERA SU VIDA

Los que seguís  con cierta asiduidad el Mentidero sabéis que de vez en cuanto escribo un artículo que clasifico, esa inevitable manía que tenemos los humanos de etiquetar todas las cosas porque nuestras mentes necesitan un orden dentro del caos para no sentirnos perdidos, dentro de la sección de "Pequeñas historias de la historia" donde incluyo esos pequeños hechos, acontecimientos o vicisitudes personales que no influyeron en la historia con mayúsculas y que no tienen más importancia más allá de la que tuvo para sus protagonistas, los que vivieron esas historias en persona y que constituyó parte de su biografía personal. En ese sentido puede parecer innecesario escribir sobre ellas ¿para qué perder el tiempo propio y el de los lectores en contar algo que no pasa de la categoría de anécdota? Yo aprecio las anécdotas , esas que el Diccionario de la Lengua define como "Relato breve de un hecho curioso que se hace como ilustración,ejemplo o entretenimiento" y lo hago porque, como señala el Diccionario, alimenta ese apetito nunca saciado de la mente curiosa, porque permite acercarse a la historia y a los grandes nombres que aparecen en los manuales de una forma más alegre y desenfadada y porque a veces las anécdotas nos ponen en el camino de conocer mejor la humanidad de un personaje histórico que, a menudo, yace enterrado bajo un cúmulo de hechos, fechas y comentarios doctos, todos ellos necesarios, sin duda, pero que pueden hacernos olvidar que  son algo más que esculturas de mármol o nombres de los manuales de historia, son seres humanos y las cosas que les sucedieron o como actuaron también nos enseñan cosas sobre lo que compartimos con ellos, al margen de las épocas, de las sociedades o las circunstancias económicas o de cualquier otra índole, y eso que compartimos es sencillamente nuestra humanidad. 

TRAILER MADAME MARGUERITTE (2015)

Trailer de esta película francesa que es una versión libre pero inspirada en la vida de nuestra protagonista de hoy, Florence Foster Jenkins , en la que una mujer ya en la madurez sigue dando recitales con una voz a la que algunos califican de "divinamente desafinada"  y a la que sus amigos y conocidos no se atreven a decirle la verdad . No tiene más importancia que el sufrimiento que causa a sus invitados, pero  un día decide subirse a un escenario como una cantante profesional  , sin saber eso que nadie  osa decirla, su voz es horrible.¿Soportará enfrentarse con esa realidad sobre el escenario ?



TRAILER DE FLORENCE FOSTER JENKINS (2016) 

Trailer de la versión de la vida de Florence Foster Jenkins  realizada por Stepen Frears, que cuenta la historia que iremos viendo a lo largo de este artículo. El trailer en inglés porque todavía falta, cuando escribo estas palabras, alrededor de un mes para su estreno y no se ha sacado la versión en español. Mery Streep es la actriz que se encarga de encarnar a nuestra protagonista que gracias a estas dos películas está conociendo una nueva fama más de siete décadas después de su muerte.    



Pero no es un de esos grandes personajes históricos a quién traigo  hoy aquí sino a una cantante de ópera cuyo nombre probablemente  habría sido borrado por el tiempo si no fuera porque en su voz defectuosa se encontraba la clave de su celebridad. Una mujer cuyo nombre vuelve a la actualidad  hoy, setenta y dos años después de su muerte, porque se ha realizado dos películas que recuperan su historia aunque desde enfoques diferentes. Una de ellas , la primera en estrenarse, es "Madame Marguerite"   realizada por el director francés Xavier Giannoli (1972), donde su protagonista es Marguerite Dumont, papel interpretado por la actriz francesa Catherine Frot (1957),  una rica dama amante de la música y la ópera que vive en aquel París efervescente, bullicioso y lleno de vida de los años veinte del pasado siglo. En una de las fiestas organizadas por Marguerite y su marido, a la que asisten personas de la clase alta parisina , ella aprovecha para dar rienda suelta a su gran pasión, la canción, actuando ante todos ellos. Nada tendría de particular si no fuera porque canta realmente mal , aunque por educación, cortesía y aprecio personal nadie la critica y aplauden después de su actuación. Sólo ella no es consciente de sus nulas dotes para la canción, a lo que los demás han contribuido con sus falsos aplausos y halagos que han ido alimentando en ella la creencia de que realmente tiene condiciones para triunfar como cantante de ópera y comienza a plantearse en serio emprender una  carrera como cantante de ópera y debutar ante el público  , mientras todos a su alrededor no se atreven ahora a contradecirla aunque saben que hará el ridículo y que sera aplastada por la crítica, y la dejan que siga viviendo en su propio mundo de fantasía , convencida de su talento para la canción. No contaré más de la película para que podáis disfrutar de ella en el cine y porque además no es exactamente la historia de nuestra protagonista , aunque se haya inspirado  en ella para escribir su argumento. La otra película, que todavía no ha sido estrenada, si nos cuenta directamente la historia de nuestra protagonista y se titula como ella, "Florence Foster Jenkins" dirigida por el director británico Stephen Frears(1941), inolvidable su película "Las amistades peligrosas", y protagonizada en su papel principal dando vida a nuestra heroína por la gran Meryl Streep(1949) 

Florence Foster Jenkins.jpg
Foto de juventud de Florence Foster Jenkins , aunque no he podido encontrar la fecha en que fue realizada.  Con apenas doce años ya daba giras de conciertos de piano en Pensilvania convertida en una niña prodigio pero con diecisiete años, una vez que concluyó la enseñanza secundaria expresó a sus padres su deseo de continuar su formación musical en Europa  y hacer de la música su profesión pero su padre rechaza esta idea y no la da dinero para que pueda llevar a cabo sus propósitos. Florecen se rebelará contra esa decisión y en 1886, con dieciocho años, abandona el hogar de sus padres y se va a vivir a Filadelfia junto a un médico dieciséis años mayor que ella Tal vez no fuera amor, sino que necesitaba a alguien que la ayudara a salir de allí y emprender una nueva vida
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org)     

La historia de nuestra protagonista la conocí hace ya bastantes años en un magnífico programa radiofónico de divulgación musical que a muchos nos enseño a amar lo que llamamos música clásica, "Clásicos populares" dirigido y presentado por el periodista , músico y escritor español Fernando Argenta (1945-2013) junto a Araceli González Campa . Y fue en su programa donde escuché por primera vez una voz que, por decirlo de algún modo, te estremecía.La dueña de aquella voz  no se llamaba Margueritte Dumont ni era francesa como en la película "Madame Marguerite", sino que se llamaba Nascina Florence Foster (1868-1944) y nació el 19 de julio de 1868  en la pequeña ciudad de Wilkes Barre en el estado norteamericano de Pensilvania, en el seno de una familia acomodada. Su padre era un próspero abogado, banquero y político  llamado Charles Dorrance Foster (1836-1909) casado con Mary Jane Hoaghland (1851-1930), una mujer que pertenecía a una familia  que afirmaba tener sus orígenes nada menos que en el rey de Inglaterra Guillermo I el Conquistador(hacia 1028-1087)   con la que tuvo , además de a Florence, a otros dos hijos aunque parece que ambos habrían muerto siendo niños . Nada le faltó a Florence durante su infancia, y pronto mostró aptitudes para la música durante sus clases de piano convirtiéndose en un ejemplo de niña prodigio. Su talento llama la atención y en 1876, con ocho años de edad, da su primer concierto en público en Filadelfia ,siendo presentada como "Little Miss Foster", "La pequeña señorita Foster" Tiene éxito y comienzan las giras por todo el estado . Después de concluir sus estudios de secundaria en 1885  Florence  expresa su deseo de proseguir  su formación musical en Europa  para dedicarse profesionalmente a la música  . Si embargo, su  padre  no estaba dispuesto a financiar lo que debió considerar  un capricho de su hija y la negó cualquier apoyo económico 


St. Clair Bayfield 1875-1967.jpg
Fotografía del actor británico John Saint Claire Roberts Bayfield (1875-1967) hijo de un párroco inglés aunque tenía antepasados ilustres pues su madre era hija ilegítima del primer conde de Ellenboroguh,  Edward Law (1790-1871), que llegaría a ser gobernador de la India. No se sabe de sus años de infancia y juventud excepto que decidió embarcar rumbo a Nueva Zelanda donde trató de establecerse como granjero , esquiló ovejas y finalmente se enroló en el ejército. Apuesto y con buena voz, comenzó a trabajar como actor aficionado y más arde lo convertiría en su profesión  . En 1909 se hallaba en Nueva York . El 14 de enero de 1909  en el Waldorf Astoria de Nueva York  conocería a Florence Foster Jenkins mientras ella asistía  a una reunión de uno de los muchos clubs sociales a los que pertenecía Florence , el Club Euterpe, en el que ella ejercía de presidenta musical. Durante los siguientes treinta y cinco años él sería su pareja y también el promotor, si lo podemos llamar así, de la carrera musical de Florence que se limitaba a dar conciertos en algunas galas de los clubs a los que pertenecía aunque sus ambiciones musicales fueron aumentado con los años, incrementando el número de conciertos, financiándose ella misma la grabación de discos  y , finalmente, actuando en un gran escenario
(Imagen procedente https://es.wikipedia.org)



Fuera por eso o por otra causa, lo cierto es que la negativa de su padre despierta el carácter rebelde de Florence que después de iniciar una relación con un doctor llamado Frank Thornton Jenkins (1852-1917) , decide fugarse del hogar familiar hacia 1886 y vive con él en Filadelfia aunque parece , digo parece porque las fuentes que he consultado son contradictorias acerca de este aspecto de su vida, que las cosas pronto dejaron de funcionar y se separaron, aunque todavía no legalmente. Ella vivirá con estrecheces económicas  sobreviviendo gracias a que da clases de piano. Uno de los motivos para esta separación podría ser que  Jenkins padeciera la sífilis y la contagiara a su esposa , una enfermedad que antes de la invención de la penicilina era tratada con remedios que incluían mercurio y arsénico, sustancias venenosas entre cuyos efectos secundarios se encontraban los daños en el sistema nervioso central  que podrían a su vez haber contribuido al deterioro de su voz. Sin embargo , no he encontrado suficientes referencias para saber si esto último tiene visos de ser cierto o no, pero lo que si es verdad es que a partir de entonces vivieron separados hasta que se divorciaron legalmente en 1902 , aunque ella siempre conservaría el apellido  Jenkins, pasando a llamarse Florence Foster Jenkins.  Es entonces cuando , después de pasar penurias económicas, decide emprender viaja e Nueva York .Encontramos las primeras referencias a ella en la Gran Manzana  en el mes de agosto de 1902, asistiendo a reuniones y fiestas de la alta sociedad , probablemente porque su madre acudió al rescate de su hija y la ofreció apoyo económico .  En 1909 conocerá al actor inglés  John Saint Claire Roberts Bayfield (1875-1967), un hombre que había tenido hasta entonces una vida un tanto aventurera, viajando como marinero hasta Nueva Zelanda,  donde al parecer trabajó en ranchos y también se alistó como voluntario en el ejército. Su físico apuesto le ayudó  a introducirse en el mundo del teatro  , primero trabajando en obras de aficionados para, poco a poco, iniciar una carrera profesional. Florence y St Claire comenzaron una relación que se prolongaría hasta la muerte de ella treinta y cinco años más tarde. Ese mismo año fallece el padre de Florence  y gracias al dinero que le corresponde en herencia Florence consigue estabilizar su situación financiera y emprende sus anheladas clases de canto , pues seguía conservando aquel sueño truncado por su padre de convertirse en cantante. 

American socialite and amateur soprano vocalist <a gi-track='captionPersonalityLinkClicked' href=/galleries/search?phrase=Florence+Foster+Jenkins&family=editorial&specificpeople=2002199 ng-click='$event.stopPropagation()'>Florence Foster Jenkins</a> (1868 - 1944) (standing) performs for guests at a formal event in her home, New York, New York, 1937. Foster was known (and loved) primarily for her almost complete lack of vocal skill.
De pie podemos ver a Florecen Foster Jenkins , en uno de los recitales que daba en alguno de los muchos clubs a los que pertenecía y podemos observar  como en el rostro de algunos de los asistentes se dibuja una sonrisa ante los gorgoritos de Florence , recitales que tenían su éxito más que por la calidad de la voz de Florence, por la falta de ella que  divertía a los asistentes . ¿Era ella consciente de que se reían de ella aunque luego la aplaudieran y la dijeran que lo había hecho divinamente? Es evidente que ella amaba con pasión la música desde niña , la música era en cierto modo su vida y tal vez no fuera consciente de sus escasas cualidades como cantante , sobre todo  cuando su época de máxima actividad fue en una edad ya avanzada para una cantante, porque en la década de los años veinte  supera los cincuenta años de edad y cuando comenzó a grabar sus discos a finales de los años treinta se acercaba a los setenta años de edad, cuando muchos cantantes de ópera de renombre se retiran.  Florence pertenecía a numerosos clubs  y sociedades como el Club Euterpe, el Club Verdi fundado por ella , fue presidenta de la Liga Nacional Americana de Mujeres Escritoras,  presidenta de la Sociedad Nacional de las Mujeres Patrióticas de América o presidente del Club Estudio Manhattan entre otros muchos clubs y asociaciones en los que solía actuar
(Imagen procedente de http://www.gettyimages.com.au/)

St Claire se convierte en su manager, y a pesar de aquellos que la trataban de disuadir por la escasa calidad de su voz,  Florence hizo su debut ante el público en 1912 en el vestíbulo del hotel Ritz Carlton de Nueva York, un recital que pasaría a convertirse en una cita anual . Al mismo tiempo  Florence participa activamente en la efervescente vida cultural de la ciudad , formando parte de muchos clubs culturales y artísticos y ella misma preside el Club Euterpe que organiza obras de ópera y ballet  y en 1917 funda el Club Verdi donde actúan numerosos intérpretes y ella misma financia un gran baile anual, llamado el Baile de las Alondras. En los años siguientes sus apariciones públicas como cantante en estos clubs van en aumento y en 1927 da al menos veinte recitales. Un año más tarde, en 1928, fallece la madre de Florence por lo que la fortuna familiar  pasa a sus manos lo que la permite poder dedicarse con más exclusividad a la canción y a sus labores culturales. Para entonces ya tiene sesenta años pero la edad está lejos de hacerla abandonar su entusiasmo por la canción y también por el diseño, porque ella misma diseña el vestuario que utiliza en sus actuaciones.  A finales de la década de 1920 comienza a actuar acompañada por el pianista Cosme Macmoon (1901-1980),,que la seguirá en sus recitales hasta el final de su vida y que según afirmaba en una entrevista nuestra protagonista poseía una "voz insoportable"  ,  y a partir de 1929 con el director y pianista Edwin Arthur (1907-1987) al que había conocido durante un recital e impresionada  por su actuación concertó con él una entrevista. Cuando Edwin, que en el futuro se labraría una prestigiosa carrera como director de orquesta, la visitó en la habitación donde estaba alojada Florence, nos dejó esta descripción de su cuarto "Su habitación estaba llena con tal surtido de baratijas  como nunca había visto antes. Fotografías de ella en diferentes poses, estatuas, lámparas de todas formas y tamaños, fotografías de artistas que ella conocía . y ella conocía a todo el mundo"  De aquella entrevista salió un compromiso de Edwin para acompañarla en sus recitales durante los siguientes seis años. 

Portada de un disco con grabaciones de arias interpretadas por Florence Fostr Jenkins y al lado una fotografía de ella con uno de sus propios y más celebrados diseños, que utilizó para cantar una de las piezas de éste disco "Like a Bird" (Como un pájaro). A sus recitales no acudían críticos profesionales y los testimonios que nos llegan de ellos en los clubs a los que pertenecía además del concierto anual que daba en el Waldorf Astoria  son buenas ya que sus pretensiones no eran las de una cantante profesional sino la de una amante de la música y la canción y el público la aplaudía tanto por la diversión que les procuraba como por cariño y agradecimiento por sus esfuerzos y el apoyo a la cultura con su incansable actividad en todas las asociaciones  de las que era miembro
(Imagen procedente de 97irratia.info



Su pasión por el canto nunca decae y aumenta su audacia, pues se atreve tanto con arias del repertorio operístico de las grandes sopranos, desde  obras de Giuseppe Verdi(1813-1901) o Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791) hasta las bellas Lieder de Johannes Brahms (1833-1897) a pesar de que no tenía dotes vocales para interpretarlas. Sus recitales solía cerrarlos con una canción española , "Clavelitos", del compositor español Joaquín Valverde San Juan (1875-1918), que utilizaba en los bises además de algunas canciones compuestas por ella misma. Convencida de sus dotes , nada la hacía desistir aunque a sus recitales se cuidaba de no invitar a críticos profesionales  y el público que participaba en sus recitales lo hacía siempre por invitación y aunque es cierto que su voz no era la mejor para escuchar música, sus recitales tenían bastante éxito por la diversión que proporcionaba al público, que en ocasiones se reía durante sus actuaciones sin que ella pareciera percatarse de ello y si lo hacía lo atribuía a personas enviadas por sus enemigos para ridiculizarla. Tiente  tanta fama que hasta el célebre compositor estadounidense Cole Porter (1891-1964), autor de más de un millar de canciones, compondría una para ella . Entre finales de la década de 1930 y comienzos de la de 1940  Florence financiará  de su propio bolsillo cinco discos , entre los que incluye la interpretación de nueve arias de ópera , discos que vende entre sus amigos al precio de dos dólares y medio y se convierten rápidamente en objetos codiciados de colección no por sus cualidades musicales sino por su extravagancia y por lo divertidos que resultaban. En una crítica publicada el 16 de julio de 1941 sobre una interpretación de Foster Jenkins del aria de la Reina de la Noche de "La Flauta mágica" de Mozart leemos que "  sus gritos y caídas en picado , sus trinos descendentes, sus notas repetidas como un cuco proporcionan una inocente diversión al escucharlas"

ARIA DE LA REINA DE LA NOCHE  POR FLORENCE FOSTER JENKINS

Una de las grabaciones que se conservan de Florence Foster Jenkins  interpretando el aria de la Reina de la Noche de "La Flauta Mágica" de Wolgang Amadeus Mozart. Estos discos salían a la venta por 2,50 dólares pero llegarían a multiplicar su precio por veinte porque la gente los conservaba como piezas de colección, aunque como podréis apreciar no por la belleza de su música sino por lo irrepetible de su interpretación. Para ser justos, además de la poca calidad de su voz también hay que subrayar que ya lindaba los setenta años cuando las grabó.   




Y para que podáis comparar he escogido esta misma aria interpretada por la soprano eslovaca Edita Gruverova (1944), aunque la comparación es injusta no solo por la diferencia de edad al interpretarlas sino porque  Florence siempre fue una cantante aficionada y Edita Gruverova una de las grandes divas de la ópera.  






La fe que Florence tenía en si misma  y en su destino  como diva de ópera era inquebrantable, como nos cuenta de nuevo McMoon , que recordaba como una vez que ella empezaba a cantar "Se olvidaba de todo . Nada podía pararla. Ella pensaba que era una gran artista" y nadie podía convencerla de lo contrario!" Y contra todo pronóstico, cuando más años tenia mayor era su éxito , hasta el punto de que el 25 de octubre de 1944 daría el recital más importante de su vida,  en el Carnegie Hall , la mítica sala de conciertos de Manhattan fundado en 1890 . En compañía de su pianista habitual, Cosmé MacMoon, de un cuarteto de cuerda y de un flautista llamado Oreste de Sevo del que no he encontrado más referencias, él concierto fue un éxito ya antes de empezar, pues  agotó las entradas a una velocidad nunca vista antes en el Carnegie Hall y el New York Post informaba que la reventa multiplicó el precio de las entradas, que costaban dos dólares, hasta alcanzar los veinte dólares. Al día siguiente de la actuación se leían artículos como éste del "The Herald Tribune"  "el entusiasmo del público durante la pasada noche sólo se puede comparar en intensidad y unanimidad al obtenido por la Voz. Solo escuchando a Frank Sinatra ha visto este periodista tal comunión de espíritu" aunque el tono de estas palabras debía ser irónico si tenemos en cuenta estas otras que semanas  después escribiría la crítica musical de "Los Angeles Times"  Isabel Morse Jones , que contaba como "Vi a esta infatigable vieja dama, adorada con un brocado rosa y plumas de avestruz. Apenas era capaz de cruzar el escenario pero una vez que estaba allí y su acompañante dejaba de sonreír para preparar su entrada, ella se lanzó a la más patética exhibición de vanidad que jamás he visto. Cuando ella comenzó a cantar música folk, me fui. Había algo indecente y bárbaramente cruel en aquel asunto" 

Portrait of American soprano vocalist <a gi-track='captionPersonalityLinkClicked' href=/galleries/search?phrase=Florence+Foster+Jenkins&family=editorial&specificpeople=2002199 ng-click='$event.stopPropagation()'>Florence Foster Jenkins</a> (1868 - 1944), known (and loved) primarily for her lack almost complete lack of skill, 1920s.
Fotografía  de Florence Foster Jenkins en los años finales de su vida.  En una entrevista realizada  a su pareja, el actor John Saint Claire,  en el año 1945 ,  decía sobre la mujer con la ´que había compartido casi treinta y seis años de su vida
"Ella tenía un sentido perfecto del ritmo. Su interpretación era buena y su dicción maravillosa. Ella tenía la cualidad de una estrella. Es cierto que su instrumento (la voz) era un instrumento muy modesto. Creo que mi esposa  era consciente que su voz no era buena, pero ella amaba cantar y tomó la decisión de continuar. La gente podría reírse de ella cuando cantaba pero el aplauso era real . Ella era una músico nata.  Ella sólo pensaba en hacer felices a los demás , por eso es tan injusto, tan desagradable, todas estas burlas sobre ella"
(Imagen procedente de http://www.gettyimages.com.au/)



Las críticas hacia aquella anciana cantante , tenía entonces setenta y seis años, fueron muy duras y en esta ocasión ya no pudo justificarlas como cuando se reían en los conciertos y lo atribuían a personas pagadas por divas rivales envidiosas de su talento. Apenas un mes después del concierto del Carnegie Hall, el 26 de noviembre de 1944,  el corazón de Florence Foster Jenkins se paraba  mientras se encontraba en su habitación  del Hotel Seymour de Nueva York.¿Las críticas le rompieron el corazón? Hoy es frecuente encontrar escritos dedicados a su vida con títulos como  "La peor cantante de ópera del mundo" pero yo prefiero quedarme con la mujer que amaba la cultura, la música y que puso toda su ilusión y todo su esfuerzo en mejorar aunque obviamente carecía de un instrumento vocal que la permitiera convertir en realidad su entusiasmo. Pero nunca me reiría de ella y tampoco sentiría lástima porque lo intentó con todas sus fuerzas. ¿Hizo el ridículo? ¿Qué es el ridículo? El fundador de Apple, Steve Jobs (1955-2011) decía que "Prácticamente todo, las expectativas de los demás , el orgullo, el miedo al ridículo o al fracaso se desvanece frente a la muerte,dejando sólo lo que es verdaderamente importante. Recordar que vas a morir es la mejor forma que conozco de evitar la trampa de que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay razón para no seguir tu corazón" Florence siguió en su edad madura la vocación que su padre la impidió continuar en plena juventud, cuando no la ayudó a seguir sus estudios musicales después de que hubiera destacado como pianista cuando actuaba ante el público con apenas ocho años, como veíamos al comienzo de esta historia. Y creo que nadie que sigue su vocación con pasión y autenticidad como hacía Florence hace el ridículo aunque sus dotes no sean las más adecuadas. Es fácil reírse de los demás cuando  hacen algo, lo difícil es aceptar el riesgo e intentarlo nosotros mismos.  Y eso es lo que pensaba Florence Foster Jenkins cuando la criticaban por sus defectuosas interpretaciones  y con sus palabras termino esta pequeña historia de la historia, "La gente puede decir que no puedo cantar, pero nadie puede decir que no canto" . Mis respetos  Florence Foster Jenkins por atreverse a ser lo que sentía que debía ser , aunque escuchar sus grabaciones nos siga arrebatando una sonrisa,que en cierto modo es lo que pretendía, hacernos a todos un poco más felices.  

Y para terminar esta historia  os incluyo otra de sus grabaciones  

LA CANCIÓN DE ADELE DEL MURCIÉLAGO DE JOHANN STRAUSS HIJO 

"El murciélago" es una opereta cómica compuesta por Johann Strauss hijo (1825-1899) y estrenada en 1874 en Viena. . Este es uno de sus fragmentos más conocidos, el aria de Adele en la impagable versión de Florence Foster Jenkins 






El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

Famosos