sábado, 9 de abril de 2016

HISTORIAS DE IMPOSTURA: SEBASTIÁN DE PORTUGAL Y EL PASTELERO DE MADRIGAL (TERCERA PARTE)

Dejamos al rey Felipe II (1527-1598) coronado como rey de Portugal con el nombre de Felipe I  el 25 de marzo de 1581, después de hacer valer su condición de nieto del rey Manuel I el Afortunado (1469-1521) , gracias al apoyo del clero y la aristocracia portuguesa y, por supuesto, del ejército dirigido por el experimentado  III Duque de Alba, Fernando Álvarez de Toledo (1507-1582), que se convertiría en el primer virrey de Portugal . Aquella posibilidad había surgido por la muerte, o , mejor  dicho, desaparición del joven rey portugués Sebastián I (1554-1578)  mientras combatía el 4 de agosto de 1578 en tierras del Sultanato Saadí (en el actual Marruecos) en la que sería conocida como batalla de Alcazarquivir o Batalla de los Tres Reyes pues en ella perecieron  los dos sultanes saadíes enfrentados entre sí y el propio monarca portugués, cuyo cuerpo no pudo ser reconocido en el campo de batalla , alimentando para el futuro la leyenda de que continuaba con vida y que regresaría para recuperar el trono. Aunque en 1582, como ya vimos, Felipe II quiso acabar con aquellos rumores trayendo el supuesto cuerpo del rey desde Ceuta, donde finalmente habría sido enterrado tras haber hallado sus restos, y enterrándolo con honores correspondientes a su calidad de rey en el Monasterio de los Jerónimos de Lisboa, la duda permaneció pues no era posible demostrar que aquel cuerpo perteneciese a Sebastián. Mientras, las tropas españolas acababan con la resistencia de los partidarios del otro aspirante al trono, Antonio de Portugal, prior de Crato (1531-1595), que también se sentía legitimado por su condición de nieto de Manuel I el Afortunado aunque en su contra jugaba que fuera considerado hijo ilegítimo  del infante Luis de Portugal (1505-1555). Después de resistir en su último refugio, las islas Azores, la victoria española en la batalla de la Isla Terceira  el 26 de julio de  1582 y el desembarco y ocupación de la isla el 2 de agosto de 1583 por tropas españolas, supusieron el final de la guerra  mientras que  Antonio de Portugal emprendía la huida  , primero a Francia y más tarde a Inglaterra. España y Portugal se hallaban ya unidas por un sólo rey y así permanecerían hasta 1640.


Retrato de Isabel I de Inglaterra (1533-1603) de autor desconocido y realizado hacia 1588 para conmemorar la victoria de Inglaterra  sobre España después de rechazar el intento de invasión de la Grande y Felicísima Armada a la que los ingleses darían el nombre  irónico de Armada Invencible , aunque más que de victoria inglesa habría que hablar de invasión frustrada en buena parte debido a las malas condiciones climatológicas .  En la obra podemos ver como la reina Isabel I pone su mano sobre el globo terráqueo  simbolizando el dominio de Inglaterra, un domino que estaba muy lejos todavía de ejercer. La guerra entre Inglaterra y España se prolongaría hasta 1604, un año después de la muerte de Isabel I, cuando su sucesor, Jacobo I de Inglaterra (1566-1625) llegó a un acuerdo con España que se tradujo en la firma del Tratado de Londres  el 28 de agosto de 160. Después del desastre de la Grande y Felicísima Armada española en 1588 , todos los demás enfrentamientos entre ambas naciones se contaban por victorias españolas, incluida la derrota de la llamada Invencible Inglesa de 1589 de la que os hablo un poco más adelante, así también como el fracaso de los intentos ingleses por hacerse con el dominio de las rutas comerciales entre América y España . En virtud del Tratado de Londres , Inglaterra se comprometía a no intervenir en los asuntos de España en Europa, en particular la renuncia a seguir apoyando la rebelión de los Países Bajos, mientras que España , por su parte, se comprometía a no intentar poner un rey católico en el trono de Inglaterra
(Imagen procedente de www.biografiasyvidas.com)


Pero si Antonio de Portugal había llegado a proclamarse rey el 19 de junio de 1580 gracias al apoyo popular que no quería en el trono a un rey extranjero, también fue en el pueblo donde permaneció viva la leyenda del próximo regreso del rey Sebastián, que seguiría vivo y oculto preparando su venida como una especie de mesías salvador, o como la leyenda del mítico rey Arturo, que un día regresaría de la isla de Avalon para ocupar de nuevo el trono de Inglaterra. Esta creencia mesiánica en la segunda venida del rey Sebastián de Portugal sería llamada sebastianismo e incluso tenía sus profetas, como los versos del poeta portugués Gonçalo Annes Bandarra (1500-1556) que había compuesto unas "Trovas" en las que profetizaba la aparición de un rey oculto y la creación portuguesa de un Imperio Universal. Las "Trovas" de Bandarra fueron incluidas en la lista de obras prohibidas por la Inquisición pero aún así siguieron circulando copias clandestinas durante los años siguientes.Sin duda esta leyenda era alentada también por aquellos miembros de las élites que eran contrarios a la unión con España bajo un mismo rey y anhelaban recuperar la plena  independencia, aunque de acuerdo a lo establecido en las Cortes de Tomar de marzo de 1581, el rey Felipe II se había comprometido a cumplir una serie de principios que garantizaban la independencia de Portugal bajo la fórmula de un rey y dos reinos. Los años pasan y España sufre el grave revés del fracaso de la Grande y Felicísima Armada en su intento de invasión de Inglaterra en 1588, aquella que los ingleses bautizarían a modo de burla con el nombre de Armada Invencible, y un año después los ingleses tratarían de devolver el golpe organizando otra gran armada, ésta mucho menos conocida y que ha pasado a la historia como la Invencible Inglesa, formada por entre ciento cincuenta y doscientas naves y alrededor de veintitrés mil hombres y que contaba con comandantes tan prestigiosos como Francis Drake (hacia 1543-1596), el primer navegante inglés en dar la vuelta al mundo,  Walter Raleigh (hacia 1552-1618) o el propio Antonio de Portugal, prior de Crato.



Retrato del navegante, corsario, explorador, esclavista y político inglés Francis Drake(hacia 1543-1596), realizado por el pintor flamenco Marcus Gheeraerts  el Joven(hacia 1561-1636). Drake se había convertido en un héroe en Inglaterra después de  dirigir la segunda expedición  que circunnavegaría  la Tierra entre 1577 y 1580  siguiendo los pasos de  la primera liderada por el navegante portugués al servicio de la corona española Fernando de Magallanes (1480-1521) y culminada por el español Juan Sebastián Elcano (1476-1526) realizada entre 1519 y 1522. Por éste logro sería nombrado caballero por la reina Isabel I en 1581 y a partir de 1585, cuando estalla la guerra con España que se prolongará hasta 1604,  Drake tendrá una activa participación atacando el puerto de Vigo en 1586, realizando expediciones a la América española en el transcurso de las calles llega a tomar en enero de 1586  la ciudad de Santo Domingo en La Española (la isla que hoy comparten Haití y República Dominicana), destruyendo la fortaleza de San Agustín en Florida en marzo de 1586,  asaltando los barcos que traían las riquezas de las colonias americanas o atacando en 1587 el puerto y la ciudad de Cádiz  que fue saqueada y treinta barcos españoles hundidos, lo que retrasó el ataque previsto  de la Grande y Felicísima Armada. Durante la batalla sostenida contra la flota española en 1588 , Drake tuvo también una actuación destacada, ocupando en ese momento el cargo de Vicealmirante de la flota inglesa.  En 1589 no se podía encontrar a otro hombre más idóneo para liderar la expedición inglesa que tenía tres objetivos: acabar con el poder naval español ya muy dañado tras el desastre de la Grande y Felicísima Armada, ocupar las islas Azores para convertirla en base para atacar los convoyes de naves españolas procedente de América y sentar en el trono de Portugal a Antonio de Portugal , prior de Crasto. Esta expedición, que sería conocida como la Invencible Inglesa o la Contra Armada, supondría un fracaso absoluto para Drake, que perdió entre doce mil y quince mil hombres (las fuentes discrepan bastante en el número final de bajas) y al menos cuarenta barcos entre hundidos y capturados y casi otros tantos que desertaron. Antonio de Portugal vio como su anhelo de convertirse en rey de Portugal volvía a alejarse y Drake cayó en desgracia y en los siguientes seis años no se le concedería el mando de ninguna expedición.
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org/)





Esta Armada tenía tres objetivos, el primero de ellos sería destruir lo que quedaba de la Armada española, después entrar en Lisboa , tomar la ciudad  y entronizar a Antonio de Portugal como nuevo rey, y en tercer lugar tomar las Azores y desde allí atacar a la Flota del Tesoro, también llamada Flota de Indias, que eran los convoyes de naves cargadas de riquezas desde la América española hasta la Península Ibérica. Inglaterra anhelaba arrebatar a España el control de las rutas comerciales con América y la toma de Azores  les permitiría acosar sin descanso a las naves españolas . En lo que se refiere a recuperar el trono portugués para Antonio de Portugal  sería el resultado de un acuerdo secreto entre éste y la reina inglesa Isabel I (1533-1603) cuyas cláusulas eran tan favorables para Inglaterra que casi convertían a Portugal en un reino vasallo de la monarca inglesa. La expedición primero sufrió un serio revés en su intento de tomar la ciudad de La Coruña entre el 4 y el 19 de mayo  , en la que los ingleses perderían cerca de mil trescientos hombres sin lograr su objetivo. Decidieron continuar con el plan y se dirigieron a Lisboa , pensando que la guarnición que la defendía era poco afecta a Felipe II. No voy a detenerme ahora a relatar  la campaña militar pues me apartaría demasiado del tema de esta historia, pero nos bastará con saber que  encontraron mucha más resistencia de la que esperaban en Lisboa, defendida por siete mil hombres entre soldados españoles y portugueses y nadie dentro de la ciudad se amotinó ni hizo ningún movimiento que pudiera favorecer a los ingleses y a Antonio de Portugal. Las tropas inglesas habían desembarcado el 26 de mayo de 1589 en la ciudad portuguesa de Peniche y desde allí se dirigieron hacia la capital , mientras Drake dirigía la flota pero no se atrevería a entrar en el puerto por temor a las baterías de cañones que lo defendían. Después de días de combates, el 11 de junio llegaron refuerzos españoles a la ciudad lo que inclinó definitivamente la balanza a favor de éstos. El 16 de junio, viendo que la situación se hacía insostenible , los ingleses se retiraron . Una vez más Antonio de Portugal veía alejarse la posibilidad de hacerse con el trono portugués. 


"Por haber sido tan notable el caso que sucedió en la villa de Madrigal ,en Castilla la Vieja, el año de mil quinientos noventa y cinco, y ver las diligencias tan varias , que en el hecho se cuentan diferentemente y todas tan lejos de la verdad,  me ha parecido hacer una muy entera y fiel relación, tomándolo desde su principio"
Así comienza  la "Historia de Gabriel de Espinosa , pastelero en Madrigal,que fingió ser el Rey Don Sebastián de Portugal y así mismo la de Fray Miguel de los Santos en el año 1595"  que recoge los acontecimientos que sucedieron aquel año en torno a la impostura urdida por el fraile portugués  fray Miguel de los Santos con el objetivo  de hacer pasar a Gabriel de Espinosa, que al parecer guardaba un parecido extraordinario con Sebastián I, por el desaparecido rey, alentando así la causa de la independencia portuguesa. La portada que tenéis en esta imagen es una reedición de 1785 y buena parte de lo que viene a continuación está extraído de su contenido que incluye los interrogatorios a los que fueron sometidos los protagonistas de ésta historia así como algunas cartas que se cruzaron y que serían su perdición desvelando lo que estaba sucediendo
(Imagen procedente de bibliotecadigital.jcyl.es ) 




Después de éste intento las cosas se tranquilizarían. Dejaremos por ahora Portugal y avanzaremos algo en el tiempo hasta el año 1594. Nos encontramos en Castilla, en la población de Madrigal de las Altas Torres, en la provincia de Ávila, el lugar de nacimiento de la reina Isabel I de Castilla el 22 de abril de 1451.  Y en esta población hace su entrada  un hombre , acompañado de una niña pequeña y una joven. Él se llama Gabriel de Espinosa (fecha desconocida -1595), y es pastelero, una profesión que entonces no se refería al hombre que prepara dulces y tartas sino al que preparaba pasteles de carne y empanadas. La niña  se llama Clara Eugenia y tiene dos años de edad y en cuanto a la joven sólo sabemos que se llama Inés Cid y según cuenta el historiador español Andreu Navarra Ordoño(1981) en un artículo dedicado a esta historia en la revista "La Aventura de la Historia"  "era gallega, tenía veintisiete años y  probablemente fuera el ama de cría de la niña". Pero ¿quién es este Gabriel de Espinosa? Poco se sabe con seguridad de sus orígenes, ni siquiera su fecha o lugar de nacimiento,  pero según su declaración en el juicio que se celebró  en 1495 "Espinosa , siendo preguntado por su nacimiento , dijo y repitió ser natural de Toledo, sin conocer padre, ni madre, porque decía ser echado a la puerta de la iglesia, y que primero fue tejedor de terciopelos , y después pastelero"  . Dejemos ahora por un momento al recién llegado y vamos a uno de los edificios más emblemáticos de la localidad.Ya hemos visto que la reina Isabel I de Castilla nació en Madrigal de las Altas Torres en 1451  y lo hizo en lo que en aquel momento era el Palacio de Juan II, un edificio construido entre el siglo XIII y XIV  que  sería importante en la vida de la reina castellana, porque fue aquí donde en 1469 trató con el entonces príncipe  Fernando de Aragón (1452-1516) su futuro  matrimonio que propiciaría la unión de los dos grandes reinos de Castilla y la Corona de Aragón. También fue en este Palacio donde en 1476 presidieron los reyes sus primeras cortes. Años después, en 1525, sería el emperador Carlos V (1500-1558) quien lo donaría a un grupo de monjas agustinas, convirtiéndose el palacio en el Monasterio de Nuestra Señora de Gracia. 


Imagen del Monasterio de Nuestra Señora de Gracia en Madrigal de las Altas Torres (Ávila).Fue utilizado como residencia real por el rey Juan II de Castilla (1405-1454)  por lo que era conocido como Palacio de Juan II cuando aquí nació  Isabel de Castilla el 22 de abril de 1451, hija de Juan II y de su segunda esposa, Isabel de Portugal(hacia 1428-1496). Aquí también se entrevistaría Isabel con el príncipe heredero de la Corona de Aragón, Fernando de Aragón, con el que luego se casaría forjando la unión del Reino de Castilla y la Corona de Aragón que es el origen de España como nación. Años más tarde el nieto de Isabel y Fernando, Carlos I de España y V de Alemania , entregaría el Palacio a la Orden de los agustinos y pasó de palacio a convento y fue aquí donde el rey Felipe II  envió a la hija natural de su hermanastro, Juan de Austria, nacida de su relación con María de Mendoza. La pequeña María Ana de Austria (1568-1629)  entraría en el convento con apenas siete años de edad  y en 1589 profesaba como monja agustina. Durante años fray Miguel de los Santos alimentaría la imaginación de la joven  con historias sobre su primo Sebastián de Portugal  además de asegurarla que seguí vivo y había de retornar . Estaba preparando el terreno para  su plan de presentar a alguien que se hiciera pasar por el rey desaparecido. En 1594  apareció en Madrigal  Gabriel de Espinosa y fray Miguel de los Santos supo que aquel era su hombre, él se haría pasar por Sebastián y se ganarían el apoyo del pueblo portugués para expulsar a Felipe II del trono. Después  bastaría con quitar de en medio al impostor, Gabriel de Espinosa, y poner en su lugar a Antonio de Portugal
(Imagen procedente de  www.asturnatura.com


En la fecha en que Gabriel  de Espinosa llega a Madrigal el Monasterio tiene una inquilina  de alta alcurnia, doña María Ana de Austria (1568-1629) , hija ilegítima  de Juan de Austria (hacia 1545-1578). Juan de Austria había sido a su vez hijo natural de Carlos V  y fue el hombre que lideró a la flota de la Santa Liga que había derrotado a la flota otomana el 7 de octubre de 1571 en la Batalla de Lepanto. Unos años antes de esa victoria histórica, Juan de Austria conoció  a María de Mendoza, mujer que era dama de Juana de Austria (1535-1573), la madre del rey Sebastián I de Portugal. Fruto de la relación entre Juan de Austria y María de Mendoza nacería María Ana de Austria en el Palacio Ducal  de Pastrana , propiedad de  su pariente, la célebre Ana de Mendoza y de la Cerda, más conocida como la Princesa de Éboli (1540-1592). Aquí la pequeña María Ana sería educada por  Margarita de Ulloa, que también había sido la mujer que se encargó de la educación de Juan de Austria cuando era un niño.  María Ana de Austria permanece con Magdalena de Ulloa hasta los seis o siete años , cuando su tío Felipe II decide que ingrese en el  Monasterio  de Nuestra Señora de Gracia de Madrigal de las Altas Torres. Su padre, Juan de Austria   fallece el 1 de octubre de 1578 mientras era gobernador de los Países Bajos.  María Ana de Austria profesará como monja agustina   el 12 de noviembre de 1589. Se daba la casualidad de que el capellán del monasterio y confesor de  la propia Ana de Austria era  el fraile portugués Miguel de los Santos, de que no he encontrado sus fechas de nacimiento y muerte.   Miguel de los Santos tenía un prestigioso pasado pues había  predicado ante el mismo rey Sebastián y fue confesor de Antonio de Portugal  prior de Crato,  apoyando su lucha por el trono portugués, razón por la que Felipe II había ordenado su destierro a tierras castellanas y finalmente se había establecido en Madrigal de las Altas Torres. 


Anadeaustria.jpg
Retrato de María Ana de Austria , hija de Juan de Austria y María de Mendoza, que se vería implicada en la trama urdida por fray Miguel de los Santos . El fraile la había hablado durante años de su primo , el rey de Portugal Sebastián I, insistiendo a Ana que se hallaba con vida . Cuando llegó a Madrigal de las Altas Torres Gabriel de Espinosa y fray Miguel quiso hacerlo pasar por el rey Sebastián, Ana de Austria cayó con facilidad en el embuste y así lo declaraba  cuando comenzaron las pesquisas por lo que allí sucedía
"Que aquel hombre
(Gabriel de Espinosa)  era el Rey Don Sebastián, su primo, y que por tal lo había tenido y tratado siempre, aunque no se había atrevido a dar parte de ello a Su Majestad (Felipe II), porque siendo el negocio de la calidad que era no había de servir sino para que ella no fuera creída"
¿La engañaron o se dejó engañar?¿Tal vez el sueño de llegar a ser algún día reina de Portugal pudo más que otras consideraciones más prudentes?  Lo cierto es que a raíz de que saliera  éste suceso Ana de Austria cayó en desgracia , perdió todos sus privilegios y pasó a ser tratada como una monja más ,   hasta que ya durante el reinado de Felipe III sería rehabilitada  y nombrada abadesa del Monasterio de las Huelgas en Burgos hasta el final de su vida en 1629
(Imagen procedente https://es.wikipedia.org/)


Ya conocemos a los tres protagonistas de esta historia  aunque  tengo que decir que toda esta historia está deformada por los relatos que en los siglos siguientes se escribirían acerca de éste episodio adornándolo cada vez con nuevos detalles surgidos de la imaginación de sus autores .  Lo que si es cierto es que Madrigal de las Altas Torres no era una gran ciudad por lo que era fácil encontrarse en sus calles y fray Miguel de los Santos  se encontró  con Gabriel de Espinosa y quedó sorprendido  porque, como nos cuenta Andeu Navarra Ordoño, "era rubio como el rey portugués (en otras fuentes he encontrado que eran pelirrojos), conocía perfectamente Portugal, su política y detalles de las maniobras de 1578 , e imitaba a la perfección gestos y extrañezas del rey" ¿Fue el azar el que hizo que se encontraran Miguel de los Santos y Gabriel de Espinosa?¿confundió realmente Miguel de los Santos al pastelero con el rey Sebastián?¿o sencillamente trató de aprovechar el parecido físico de Gabriel con el desaparecido monarca para alentar la rebelión en Portugal y luego , una vez expulsado Felipe II del trono, desvelar la impostura y coronar a Antonio de Portugal? Tiendo más a pensar en ésta última posibilidad, pues ya hemos visto que el fraile había predicado en persona al rey Sebastián y es difícil creer que por muy parecido que Gabriel fuera físicamente al monarca pudiera confundirlo con él. Y ya no me cabe ninguna duda leyendo la confesión de fray Miguel ni la de Gabriel en los juicios que luego se hicieron sobre éste asunto , si bien las confesiones fueron obtenidas bajo tortura como , por otra parte, era la práctica habitual en aquel tiempo, por lo que no sabemos si dijo lo que sus torturadores quería escuchar. Aunque leyendo lo que viene a continuación creo que las dudas quedarán bastante despejadas 


La historia de Gabriel de Espinosa se convirtió en pasto de folletines y novelas desde el siglo XVII hasta el siglo XIX , como esta novela titulada "El pastelero de Madrigal"  escrita por el novelista español Manuel Fernández y González (1821-1888) escrita en 1862. En una primera declaración, fray Miguel de los Santos describiría así la primera impresión que le causó  su encuentro con Gabriel de Espinosa y como llegó a persuadirse d que se trababa del propio rey Sebastián, palabras que luego desmentiría tras ser sometido a tortura, declarando que desde un primer momento sabía que no se trataba del rey y que sólo quería utilizar a Espinosa para sus propios fines.
"Vino Gabriel de Espinosa en traje de oficio de pastelero a Madrigal, y por lo que vio en él y las cosas que dijo , le asentó que aquel era el rey don Sebastián , lo primero porque se le parecía mucho en el talle y la figura del cuerpo,  y en las facciones del rostro y en el color del cabello , que donde no era cano era rubio  y en el modo de hablar era arrojado y determinado , y en los meneos y modo de andar"
(Imagen procedente de libros-antiguos-alcana.com)   
 




Me refiero a una obra escrita y publicada en 1595, en el momento en que sucedieron los hechos, con el largo título, como era común en la época, de "Historia de Gabriel de Espinosa , pastelero en Madrigal que fingió ser  el rey Don Sebastián de Portugal y así mismo la de fray Miguel de los Santos de la Orden de San Agustín en el año 1595" qué podéis consultar en el siguiente enlace de la Biblioteca Digital de Castilla y León y de la que extraeré algunos fragmentos referidos a las declaraciones de los protagonistas durante el juicio que luego tuvo lugar en 1595 . El enlace es
 http://bibliotecadigital.jcyl.es/es/consulta/registro.cmd?id=8990
Vimos que fray Miguel era confesor de la joven monja María Ana de Austria, a la que bien podemos imaginar aburrida en su vida monacal, una vida no escogida por su vocación religiosa sino por decisión del rey Felipe II que la había enviado allí con sólo siete años de edad, y probablemente anhelando cualquier novedad que pudiera alterar su rutina cotidiana y , tal vez, ofrecerle un nuevo horizonte para su vida.Además, nuestro buen fraile se había encargado durante años de alimentar la imaginación de la joven monja con la idea de que Sebastián seguía con vida. Parece que fray Miguel habló a María Ana de Austria  de su encuentro con Gabriel asegurándola que se trataba del rey Sebastián de  Portugal y concertando una entrevista entre ambos  al tiempo que la trataba de persuadir que con su ayuda Sebastián , su primo , podría recuperar el trono. En la obra a la que me refería un poco más arriba nos cuentan como durante el juicio que se celebraría en 1595 fray Miguel, después de ser sometido a tortura  ,"Lo que no pudieron sacar de fray Miguel los juramentos y buenas, razones, vinieron a sacar los cordeles la verdad de todo lo que sucedió desde su principio", explica lo que sucedió 

"Él nunca había podido tragar que su Nación y Reino estuviese en poder de quien estaba (es decir, de Felipe II) y que había estado maquinando y trazando como sacársela de entre las manos al Rey nuestro Señor , y ponerle en las de Don Antonio (Antonio de Portugal, Prior de Castro)" . Fue entonces cuando se produjo el encuentro con Gabriel de Espinosa que era justo lo que estaba  buscando fray Miguel "un hombre astuto y sagaz que supiera fingir que era el rey don Sebastián," y estaba seguro que el pueblo portugués se dejaría persuadir por éste engaño "por la afición tan grande que le tenían (al rey Sebastián)"  y una vez que la farsa hubiera cumplido su misión de destronar a Felipe II , se desharían del bueno de Gabriel "por fuerza si no de grado (es decir, por las buenas o por las malas) , y que tomando posesión (del trono por parte de Antonio de Portugal) podrían matarlo secretamente (a Gabriel), y entrar Don Antonio en su lugar" Decía fray Miguel que "durante doce años en muchas partes había echado  voz de que el Rey Don Sebastián estaba vivo, fingiendo diversos cuentos y cosas, que después de la batalla le habían sucedido" y que en ese tiempo también había inculcado a Ana de Austria esa idea de la supervivencia de  su primo ," y que en particular había impuesto esto a la Señora Doña Ana de Austria, con quien pensaba casar con la persona que fingiese ser Don Sebastián" . Y a continuación cuenta fray Miguel que su encuentro con Gabriel de Espinosa no se produjo por primera vez en Madrigal, sino que ya lo conocía de tiempos pasados, cuando el hoy pastelero era soldado en Portugal "ninguna le cuadró tanto (para su proyecto de hacerlo pasar por el rey Sebastián) como Espinosa , a quien conoció soldado en Portugal" y entonces puso en marcha su plan que pasaba por convencer al propio Gabriel que su parecido físico con Sebastián de Portugal había logrado engañar incluso a fray Miguel 


Vista aérea de Madrigal de las Altas Torres en la provincia de Ávila , la población que fue escenario de este episodio histórico, aunque sería en Valladolid donde todo comenzó a salir a la luz después de que una prostituta  creyera que eran robadas unas joyas que llevaba Gabriel de Espinosa y lo denunciara a las autoridades.  Cuando comenzaron los interrogatorios y le preguntaron a fray Miguel de los Santos el motivo por el que el rey de Portugal habría optado por mantener oculta su identidad durante tanto tiempo,. el fraile replicó que 
"Por haber quedado tan corrido después de la batalla que quiso más ser tenido por muerto  que darse a conocer"  
La sola posibilidad  de que pudiera existir un candidato creíble que el pueblo considerara como a su rey Sebastián era una gran amenaza para Felipe II  y según el historiador  Andreu Navarro Ordoño en su artículo en la revista "La aventura de la historia" acerca de este caso:
"El monarca llegó a dudar sobre la verdadera identidad del pastelero y solo la facilidad para dejar descendencia de Espinosa (la hija que llevó consigo a Madrigal)  le convenció de que Espinosa no era Sebastíán, pues  de sobras era conocido  que el desaparecido rey de Portugal  evitaba todo trato  con las mujeres"  
(Imagen procedente de www.turismoavila.com)

"Se determinó a darle cuenta, llamándole un día a su aposento, diciéndole que se parecía mucho al Rey Don Sebastian, si es que no era el mismo rey, y le trató como tal, quejándose mucho de él por haberse ocultado durante tanto tiempo. Espinosa se persuadió de que debía parecerse mucho al rey Don Sebastián, puesto que nadie mejor que fray Miguel podía tomarlo por él"  Nuestro Gabriel de Espinosa se dejó convencer de que fray Miguel le había confundido realmente con el monarca portugués. Una vez convencido, fray Miguel le desveló que sabía que no se trataba del rey pero que "tenía las señas bastantes, y que juntas con otras  que le daría fray Miguel, haría que todos se persuadieran de que era él (el rey Sebastián ) y Gabriel, pecando de ingenuo, "le pareció que el negocio iba seguro  para ganar un reino sin peligro y sin perder nada" Una vez que hubo persuadido a Gabriel de Espinosa para que se aviniera a participar en el plan dándole mil seguridades de que contaría siempre tanto con su apoyo como del de Antonio de Portugal "y con esto y con la gente que en Portugal estaría prevenida por Don Antonio , no habría quien dudase que lo era (que era el rey Sebastián) , ni aun quien pudiese resistir, aunque quisiese"   Y así fray Miguel pone en marcha el plan escribiendo a Antonio de Portugal para que acuda a Madrigal de las Altas Torres y trate con Gabriel y con él los detalles del plan en persona "Dio aviso fray Miguel de todo lo dispuesto a Don Antonio y de como Doña Ana (María Ana de Austria)  estaba tan enterada y certificada de que era el Rey, que ninguna cosa dudaba y que así su intento se conseguiría y que con el ´mayor secreto posible se viniese (Antonio de Portugal que estaba en ese momento en Francia)  a Madrigal para que de palabra tratasen lo que en negocio tan importante se debía hacer" Tres caballeros portugueses llegaron a Madrigal, visitaron a Gabriel y "no hicieron más demostración que llorar y abrazarle , ofreciéndole sus vidas y haciendas hasta ponerle en su reino"


Una de las obras de ficción más conocidas de las inspiradas por el episodio de Gabriel de Espinosa es el poema dramático "Traidor , inconfeso y mártir"  escrito por el poeta y dramaturgo español José Zorrilla (1817-1893) aunque en la obra de Zorrilla  Gabriel de Espinosa es realmente el rey Sebastián , lo que sólo se descubre cuando ha sido ahorcado por impostor
(Imagen procedente de www.todocoleccion.net)



En cuanto a María Ana de Austria fray Miguel se encargó de dejarla plenamente convencida con la promesa además de que Sebastián (es decir, Gabriel) se casaría con ella y sería reina de Portugal . Ya sabemos que durante años la había hablado de Sebastián asegurándole que estaba vivo y que debía rezar por él y  Ana lo había creído que  " una gran lastima y compasión , que un Príncipe como él, que al fin era su sangre y su primo hermano , anduviese en tan miserable estado y sujeto a tantos peligros y trabajos, de los cuales , si con la sangre de sus venas le pudiese librar, le diera toda de muy gana" No es de extrañar que en cuanto fray Miguel le dijo que Sebastián estaba allí , sabiendo ella que fray Miguel lo conocía bien y no podía confundirlo con otro, lo creyese por completo . Se entrevistaron Ana y Gabriel en presencia de fray Miguel, y Gabriel, perfectamente aleccionado por el fraile,  convenció todavía más a Ana de Austria que ya no albergaba  dudas. Más tarde incluso  le regalaría joyas que Gabriel, fingiendo su dignidad real, siempre rechazaba. Gabriel tenía que partir para Valladolid  y justo antes de partir "la hizo una promesa (a Ana de Austria)  a indicación del fraile, que si Dios le volvía a su estado (es decir, a ser el rey de Portugal) se casaría con ella, , ofreciéndose a obtener la dispensa papal (necesaria al ser primos hermanos) yendo , si fuera menester, en persona a Roma y afirmando que a las personas de la realeza fácilmente se concedían semejantes dispensas"  Y con esta promesa partió para Valladolid, pero no lo hacía de vacío, sino con algunas de las joyas de Ana de Austria que al parecer fray Miguel le había entregado tal vez para pagar sus gastos en la ciudad o bien para venderlas por encargo de la propia Ana de Austria como declararía en el juicio . Fuera como fuese , una vez en Valladolid, nuestro buen Gabriel  "Acertó en este tiempo en tratar allí amistad con una mujercilla (una prostituta), la cual viendo unas ricas joyas de diamantes que llevaba, sospechó que eran hurtadas, y temiéndose no la sucediese a ella algo por callar, fue a dar cuenta de ello a Don Rodrigo de Santillana, Alcalde  de Corte en aquella Chancillería de Valladolid" 


Monasterio de Santa María la Real de las Huelgas (Burgos), donde  llegaría a ser abadesa entre 1611 y 1629  María Ana de Austria después de que tras la muerte de Felipe II en 1598, su hijo Felipe III, primo de María Ana , la rehabilitara y le devolviera sus privilegios. Fue la única que salió con vida de los tres protagonistas principales del episodio del "Pastelero de Madrigal" Mientras que según cuenta la historia fray Miguel de los Santos aceptó la muerte con gran entereza de ánimo  mientras que Gabriel de Espinosa  parecía creer en sus últimos días que era quien había fingido ser, el rey Sebastián de Portugal
"Se vino a desconocer a sí mismo olvidándose de quien era, y teniéndose por quién pensaba ser ,dando en esta locura , de que era quien había fingido ser"
(Imagen procedente de www.rutasconhistoria.es)




Cuando Rodrigo de Santillana le pregunta quien es responde con su verdadera identidad "Soy pastelero en la Villa de Madrigal y me llamo Gabriel de Espinosa" y al cuestionarle sobre la razón por la que tenía aquellas joyas pertenecientes a Ana de Austria  replicó que "se las había dado para que se las vendiese en aquella ciudad que solo a esto había venido a Valladolid". Rodrigo de Santillana no creyó las palabras de Gabriel y terminó llevándolo preso . Se envió una carta a Ana de Austria para que confirmase la versión de Gabriel , pero antes de que llegara la respuesta se interceptaron cuatro cartas de fray Miguel y de Ana de Austria dirigidas a Gabriel antes de que fuera detenido , donde fray Miguel le trataba de Majestad "Descanse vuestra Majestad - escribía fray Miguel en una de ellas- y hágase regalar todo lo posible y esté muy bueno y sin enfado alguno"  El contenido de estas cartas fue suficiente para que se procediera a la detención de fray Miguel y la propia Ana de Austria. Tanto fray Miguel como Gabriel de Espinosa fueron torturados, y confesaron todo lo que ya sabemos y otras cosas que ya no puedo incluir  porque la declaración ocupa un centenar de páginas pero creo que he recogido lo esencial de la trama.  Cuando la ingenua Ana de Austria descubrió que todo había sido un engaño  "poco a poco vio el engaño que hasta allí había padecido , y quedando atónita y pasmada, dijo lamentándose, "¡Oh suerte y desventura, que estando antes de esta desgracia tan favorecida y regalada del Rey mi Señor y tío, y de las personas Reales, hoy se ve ya privada de todo gusto y contento" y se vino a enflaquecer de suerte que a todas las religiosas  movía a compasión" Y terminado el juicio llegó el momento de las sentencias. El 25 de julio de 1595 Ana de Austria fue condenada a "que sea sacada del Monasterio a otro que le sea señalado" y  "entretanto en el que está y en el que le fuera señalado, esté reclusa en su celda , sin salir sólo a oír misa acompañada por las monjas más graves y ancianas"   Y además que "todos los viernes del año ayune a pan y agua y que no la pueda servir  ninguna monja sino las criadas comunes del Monasterio y sea tratada como una monja particular" En cuanto a Gabriel de Espinosa 


Sebastião de Portugal, c. 1571-1574 - Cristóvão de Morais.png
Cierro esta historia con el retrato más conocido del rey Sebastián de Portugal realizado por el pintor portugués Cristóbal de Morais  hacia 1571 , cuando el monarca tenía diecisiete años. La sombra de Sebastián se mantendría presente durante décadas,como una amenaza a la legitimidad de los sucesores de Felipe II en el trono portugués, hasta que en 1640 estalló la guerra de Restauración que no concluiría hasta 1668 y que supuso el final de aquella monarquía dual, de un rey y dos reinos, y los destinos de España y Portugal volvieron a separarse.
(Imagen procedente de  https://es.wikipedia.org/)


En cuanto a Gabriel de Espinosa tuvo el fallo que se podía esperar al intentar suplantar la persona de un rey y conspirar para arrebatar la corona a otro rey "se ordenó la sentencia de Espinosa, que fue arrastrado, ahorcado, descuartizado y su cabeza puesta en un palo en el sitio más público de aquel lugar, siendo llevado con pregoneros por todas las calles públicas manifestando su delito".Y por último en cuanto a  fray Miguel  de los Santos su sentencia tuvo que esperar hasta el 16 de octubre de ese año de 1595  fue degradado y desposeído de su condición de sacerdote y entregado  por la Iglesia al brazo seglar, es decir a la justicia civil, que le comunicaron su sentencia que era "que fuese llevado por las calles públicas de Madrid con pregoneros delante, declarando sus delitos, y que fuese ahorcado en la Plaza Pública, y que dentro de dos días (el 18 de octubre de 1595) se había de ejecutar" Después de pasar sus últimos ´dos días confesándose , llegó el momento de la ejecución "Estuvo al pie de la horca un gran rato, encomendándose a Dios, y antes de subir la escalera dijo  que él merecía aquella muerte , y que había confesado, pero que  en las principales cosas que le imputaban no tenía culpa porque desde que el rey Don Felipe , nuestro Señor, había tomado posesión de los reinos de Portugal, siempre le había tenido por verdadero y legítimo Rey, amándole y obediciéndole como a tal, y que no había pretendido que entrase otro en él" y terminado de hablar "acabó de subir las escaleras , y mientras el Verdugo le ponía la soga, estuvo con gran entereza y valor abrazado a un crucifijo, con muestras de grandísima devoción, hasta que el verdugo le  tiró de la escalera y en muy breve tiempo le ahogó"  Tras la muerte de Felipe II en 1598, su hijo y heredero del trono Felipe III (1578-1621), rehabilitaría a Ana de Austria  y en 1611 fue elegida abadesa del Monasterio  de Santa María  la Real de las Huelgas en Burgos, cargo que ocuparía hasta su muerte a finales de 1629. El Sebastianismo sobreviviría y aparecerían nuevos  presuntos Sebastián de Portugal, como Marco Tulio Catizón y todos ellos acabarían como nuestro Gabriel de Espinosa. Pero sus desventuras son ya otra historia.




Enlace con la primera parte de Historias de Impostura: Sebastián de Portugal y el pastelero de Madrigal 


Enlace con la segunda  parte de Historias de Impostura: Sebastián de Portugal y el pastelero de Madrigal 



El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost




3 comentarios:

Jaslin F dijo...

Hola Chris. ¿Como pudieron comprobar que era el cuerpo del Rey Don Sebastian el que enterraron?
Saludos

christian mielost dijo...

Hola y muchas gracias por el mensaje!! Se supone que el cuerpo del rey Sebastián, aunque se dio por desaparecido habría sido hallado y enterrado en Ceuta en 1580 y lue trasladado a Lisboa en 1582 para ser enterrado en el Monasterio de los Jerónimos de la capital portuguesa. Pero aquel cuerpo estaba tan deteriorado que era imposible saber si correspondía al rey y ya corrían entonces rumores de personas que lo habían visto incluso huir del campo de batalla de Alcazarquivir. ¿Correspondían los restos enterrados en Ceuta primero y en Lisoba después al rey portugués? He buscado información acerca de si los restos que hay en la tumba que lleva el nombre del rey Sebastián en los Jerónimos han sido exhumados para investigarlos pero no he encontrado nada e incluso en algunas fuentes señala que la tumba que lleva su nombre está vacía

Jaslin F dijo...

Entonces no hay certeza de que hubiese sido el cuerpo del Rey!...
Muchas Gracias Chris...

Famosos