miércoles, 6 de abril de 2016

HISTORIAS DE IMPOSTURA: SEBASTIÁN DE PORTUGAL Y EL PASTELERO DE MADRIGAL (SEGUNDA PARTE)

"El 24 de junio de 1578 zarpaba la gran flota  con más de ochocientas naves entre grandes y pequeñas ,abarcando desde galeones , carabelas y galeras, que llevaban un total de 20.000 hombres. Portugal sola, con su diminuta población, no era capaz de reunir tal cantidad de hombres.Alrededor de una cuarta parte del ejército eran voluntarios de todos los países cercanos del occidente europeo, incluido un contingente de España , que embarcó en Cádiz" Con estas palabras del historiador británico Henry Kamen(1936) de su obra "El rey loco y otros misterios de la España imperial" concluía la primera parte de esta historia en la que recorrimos parte de la historia de Portugal en el siglo XVI y los estrechos vínculos de sangre que unieron a las monarquías reinantes en España y Portugal durante todo ese tiempo gracias a los matrimonios entre miembros de ambas casas reales , forjando las buenas relaciones de vecindad entre dos de las principales potencias de su tiempo, si bien en el caso de Portugal , debido a su reducido tamaño, era un imperio más comercial y económico que de territorios, pues no disponía de hombres suficientes. para controlar más tierras. Vimos como el matrimonio entre Juan III Avis(1502-1557), apodado el Piadoso, y Catalina de Austria (1507-1578), hermana pequeña del emperador Carlos V(1500-1559) había sido fructífero en hijos, tuvieron nueve , pero de salud frágil probablemente debido a la sucesión de matrimonios consanguíneos. Ninguno de ellos logró sobrevivir a sus padres y cuando Juan III Avis fallecía en 1557 sólo tenía un candidato para la sucesión, su nieto Sebastián de Portugal (1554-1578), hijo de Juan Manuel de Portugal (1537-1554) y su esposa, la infanta española Juana de Austria (1535-1573) , hija de Carlos V y de su esposa Isabel de Portugal (1503-1539) y, por tanto, hermana del nuevo rey de España a partir de 1556 , Felipe II (1527-1598). Por último vimos como el joven rey portugués , de salud frágil y enfermiza,  desarrolló  una personalidad marcada por la influencia de los jesuitas, en particular de su tutor y confesor Luis Gonçalves da Camara, su rechazo a las mujeres, su amor a las armas y su obsesión con organizar una cruzada. 

Sebastião de Portugal, c. 1571-1574 - Cristóvão de Morais.png
Retrato del rey Sebastián de Portugal realizado en 1571, cuando el monarca tenía diecisiete años, por el pintor portugués Cristóbal de Morais que trabajó durante la segunda mitad del siglo XVI . Según el historiador Henry Kamen el manifiesto rechazo que Sebastián tenía hacia las mujeres se debía en parte a los posibles abusos sexuales que habría sufrido durante su infancia por parte de su tutor y confesor  el jesuita Luis Gonçalves de Camara, sobre lo que me no me pronuncio porque no he encontrado documentación en ese sentido Lo que si sabemos es que no tenían ningún interés en casarse y que su obsesión era la vida militar y la organización de unas cruzadas, idea que Felipe II, su tío, trató de quitar de su cabeza sin éxito. Más tarde diría sobre su sobrino al embajador del Sacro Imperio   Hans Khevenhúller (1538-1606) que:
  "Sebastián tiene buena y santa intención , pero poca madurez. Le he persuadido de palabra y por escrito  pero no ha aprovechado nada"
Sebastián se dirigía hacia el desastre haciendo oídos sordos a los consejos de su tío
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)



Aunque el 7 de octubre de 1571 la coalición cristiana de la Liga Santa , liderada por España, había derrotado a la flota otomana en la Batalla de Lepanto,  esa  de la que uno de sus participantes, el escritor Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616) escribiera que fue "la más memorable y alta ocasión que vieron los pasados siglos , ni esperan ver los venideros, militando debajo de las vencedoras banderas  del hijo del rayo de la guerra, Carlos Quinto, de feliz memoria",  frenando en parte el ímpetu expansionista de la Sublime Puerta (nombre que se daba al gobierno otomano),  el Imperio Otomano seguía anhelando continuar su expansión por el Norte de África. Tras la muerte  del sultán Solimán el Magnífico (1494-1566), que había llevado a los otomanos hasta Budapest y amenazado el corazón de Europa, le había sucedido su hijo Selim II(1524-1574) , mucho menos interesado en los asuntos políticos y militares que en disfrutar de los placeres y el lujo por lo que entregó el poder a su visir, un equivalente al valido de las cortes europeas o a un primer ministro de nuestros días. La fortuna para Selim y el Imperio Otomano es que éste visir , Sokollu Mehmed Pasha (1506-1579), era un hombre  competente e inteligente que supo mantener las riendas del Imperio  e incluso después de la derrota de Lepanto no tardó en recomponer la flota otomana  que controlaba de nuevo buena parte del Mediterráneo para 1574, cuando los otomanos reconquistaron Túnez, que había estado en manos españolas desde 1572. Ese mismo año Selim II  fallece a consecuencia de una caída y le sucede su hijo Murat III (1546-1595) y , de momento , no  se notarán grandes cambios ya que las riendas del poder siguen en manos del fiable Sokollu. Los otomanos continúan aumentando su presencia militar en el Norte de África  al tiempo que en la corte portuguesa se debate la posibilidad de intervenir en Marruecos para sofocar cualquier peligro que pudiera proceder de allí.  La idea se convirtió en una obsesión para Sebastián y , a pesar de los intentos de disuadirlo  que vimos en la primera parte por parte de su tío, el rey español Felipe II (1527-1598),  por los riesgos que suponía aquella expedición, el proyecto finalmente salió adelante. 

El motivo o pretexto para la intervención portuguesa  fueron las luchas internas por el poder en Marruecos, donde el sultán Muley Mohammed (fecha desconocida-1578) había sido depuesto en 1576 por su propio tío , Abu Marwan Abd al-Malik (fecha desconocida-1578).  Muley Mohammed  llamó en su ayuda al monarca portugués y este vio la ocasión de emprender su cruzada . Así organizó la flota de la que nos hablaba Kamen al inicio de éste relato  y, desoyendo todos los consejos que le daban los asesores que le había enviado su tío Felipe II, él mismo se puso al frente del ejército que desembarcaba  en la ciudad costera del norte de Marruecos de Arcila,situada a unos 45 kilómetros de Tánger y a 110 kilómetros de la plaza española de Ceuta,  y que en aquel momento estaba en manos portuguesas. A continuación , después de descansar unos días, puso a su ejército de alrededor de veinte mil hombres en movimiento  para dirigirse a la ciudad de Fez, aunque antes pasaría por la localidad de Alcazarquivir , nombre latinizado de Al-Qasr Al-Kabir  que significa Gran Palacio. Henry Kamen nos cuenta que "el joven rey , deseoso de entrar en acción, condujo a las tropas desierto adentro para enfrentarse a unas fuerzas que le doblaban en número" Añade que "para facilitar el transporte el ejército de Sebastián llevaba mil carros , lo que hacía que se desplazaran con mucha lentitud"  Fue muy cerca de Alcazarquivir donde las tropas lideradas por Sebastián se encontraron el 4 de agosto de 1578 con las fuerzas del nuevo sultán Abd al-Malik, que según Kamen "contaba con setenta mil hombres, veinticinco mil de ellos de caballería" En aquel lugar  se libraría la batalla que enfrentó a la expedición portuguesa junto a su aliado, el derrocado sultán marroquí  Muley Mohammed contra las fuerzas del nuevo sultán, Abd al-Malik. El combate sería bautizado por los portugueses como batalla de Alcazarquivir o también batalla de los Tres Reyes pues enfrentaba a un rey portugués y a dos sultanes de Marruecos. Durante el combate murieron los dos sultanes y el rey portugués  y el ejército de Sebastián, "en el que servía la flor y nata de la nobleza portuguesa" fue aniquilado.

En este mapa vemos la extensión del Sultanato Saadí , nombre que recibía la dinastía que gobernaba en gran parte de lo que hoy es Marruecos desde 1554 y que se mantendría en el poder hasta 1659. En 1574 había ascendido al poder el sultán Muley Mohammed , pero dos años  después su tío Abd al-Malik, que había huido a Argelia, entonces territori bajo domino otomano (en verde en el mapa) regresó para destronar a su sobrino y ese mismo año Abd al-Malik se convertía en el nuevo sultán  Saadí. Fue entonces cuando Muley Mohammed buscó la ayuda del rey portugués Sebastián I, que se dispuso a invadir el sultanato Saadí, como una forma de conjurar la amenaza del cercano Imperio Otomano que estaba esperando su oportunidad para hacerse con el sultanato
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org) . 

Según Kamen "a lo largo de las seis horas que duró la batalla murieron unos ocho mil cristianos y alrededor de seis mil musulmanes" y a eso había que añadir que más de diez mil hombres del ejército de Sebastián fueron cautivos y convertidos en esclavos. He dicho que Sebastián murió en la batalla pero, en realidad, su cuerpo nunca fue hallado, un dato que es importante para lo que veremos a continuación. Pero antes hay que explicar la conmoción que la noticia causó en toda Europa y , en particular a Portugal. "De un plumazo - escribe Kamen -  Portugal perdía a su rey, casi la totalidad de su aristocracia y a todos su ejército" y recoge el texto escrito por un agente de la banca Fugger que residía en Lisboa y trataba de explicar el estado de conmoción en el que había quedado Portugal "Podrá usted sin dificultad imaginar cuán tristes son los lamentos, la desesperación y el dolor . Es una cosa tristísima perder en un día al rey, a los maridos, a los hijos y todos los bienes que llevaban" El rey Sebastián había muerto con apenas veinticuatro años , sin casarse y sin haber tenido descendencia y dejaba a su reino con la sensación que haber quedado huérfano. El único que puede ocupar el trono es su tío, el cardenal Enrique de Portugal (1512-1580) , pero comienzan a correr rumores en él reino portugués de que el rey Sebastián no está muerto , apoyados en el hecho de que su cadáver no había podido ser identificado. Aunque llega la confirmación desde  Marruecos de la muerte de Sebastián, el pueblo parece negarse a creer la noticia. Mientras, el 28 de agosto de 1578 el cardenal Enrique es coronado como el nuevo rey Enrique I de Portugal, pero tenía un grave problema. Era cardenal y necesitaba la dispensa papal para abandonar los hábitos y así casarse para tener descendencia que asegurase el trono portugués. Por desgracia para Enrique el papa Gregorio XIII (1502-1585), era aliado de los Habsburgo, quienes tenían sus propios planes sobre Portugal, y no concedió a Enrique su petición.


Lagos46 kopie.jpg
Representación de la batalla de Alcazarquivir realizada por el jurista y escritor portugués Miguel Leitao de Andrade (1553-1630) en su obra "Miscelanea"  donde podemos ver a la izquierda al ejército portugués , muy inferior en número, a punto de ser rodeado por las tropas saadíes  que podéis ver a la derecha. La leyenda que rodea la batalla  de Alcazarquivir librada aquel 4 de agosto de 1578,  cuenta  que cuando la batalla estaba perdida y se invitó a Sebastián  a que se rindiera, el joven monarca respondió altivo:
"La libertad del rey sólo se perderá con la vida"
El rey desapareció en medio del combate y no se supo más sobre su destino aunque hubo testimonios de que el rey fue visto después de la batalla con vida y sin ser perseguido. Más tarde  se diría que había sido llevado a Ceuta para enterrarlo con la dignidad de un rey. Para acallar los rumores acerca de que seguía con vida  , en 1582  Felipe II haría llevar éste cuerpo a Lisboa para ser enterrado en el Monasterio de los Jerónimos , pero no consiguió nada ya que era imposible demostrar que aquel cuerpo correspondía al rey desaparecido. La creencia en que el rey seguía vivo y regresaría para recuperar  el trono generaría una corriente casi religiosa a la que se daría el nombre de Sebastianismo, donde Sebastián se convertía en una especie de Mesías que vendría a rescatar a los portugueses. Durante los años siguientes, como veremos , hasta cuatro hombres pretenderían ser el rey Sebastián de Portugal y lo pagarían muy caro
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)  

Felipe II había enviado a Portugal a uno de sus consejeros,  el portugués Cristóbal de Moura(1538-1613), que se había establecido en España en 1554 traído por Juana de Austria (1535-1573), la madre de Sebastián de Portugal, cuando ella dejó la corte portuguesa para gobernar España en ausencia de su hermano que se encontraba entonces en Inglaterra. no tardó en ganarse la confianza del monarca español por su inteligencia, perspicacia y habilidad para las ardides diplomáticas. Había sido él  quién facilitó aquella entrevista que en las navidades de 1576 habían mantenido Felipe II y su sobrino , el rey  portugués, y ahora regresaba a Portugal para tantear la situación y ver que posibilidades tendría de triunfar una candidatura del rey español al trono portugués. Escribe Henry Kamen en su obra  "Felipe de España" que el nuevo rey portugués, Enrique I, "estaba sordo, medio ciego, desdentado, senil y lo aquejaba la tuberculosis" y según los informes que Moura pasa a la corte en Madrid "se hallaba medio muerto de miedo por su designación real" Por entonces Felipe II ya estaba decidido a hacer valer sus derechos. Enrique I  fallece el 31 de enero de 1580 y con él se acaba el gobierno de la Casa de Avis, que ocupaba el trono portugués desde 13850 cuando había comenzado  el reinado de Juan I de Portugal (1357-1433). Ahora Portugal pasaba a ser gobernado provisionalmente por un Consejo de Regencia formado por cinco miembros  que debía elegir entre varios candidatos quien sería el nuevo rey de Portugal. Siete eran los candidatos a la corona portuguesa como si fuera una versión del siglo XVI de la exitosa serie de "Juego de Tronos" o la selección del protagonista para una película . El primero de ellos era  Ranuccio de Parma (1569-1633), cuya legitimidad le venía de su madre, la duquesa de Parma María de Portugal (1538-1577), nieta del rey Manuel I el Afortunado (1469-1521), lo que hacía de Ranuccio bisnieto por vía materna del rey portugués. La poca edad de Ranuccio, once años de edad, y la condición de Parma de aliados del rey Felipe II de España jugarían en contra de su candidatura. La siguiente era Catalina de Braganza (1540-1614), también nieta de Manuel I el Afortunado, El tercer candidato era ni mas ni menos que el rey de España, Felipe II, , nieto también de Manuel Iel Afortunado por parte materna, ya que la madre de Felipe II había sido Isabel de Portugal (1503-1536) , hija de Manuel I. 

Henrique o Rei.jpg
Retrato de autor desconocido  del cardenal Enrique de Portugal, el único hijo que quedaba con vida del rey Manuel I el Afortunado, hermano de Juan III Avis y tío de Sebastían I de Portugal . Cuando reemplaza  en el trono a su sobrino tenía sesenta y seis años , pero su salud ya era muy mala . Trató de que el papa Gregorio XIII le dispensara de cumplir los votos para poder casarse y tener descendencia, algo a lo que el papa, aliado de los Habsburgo, no accedió, pero teniendo en cuenta la descripción que Cristóbal de Moura hacia del nuevo rey
"Sordo, medio ciego, desdentado, senil y lo aquejaba la tuberculosis"
es difícil imaginar que pudiera haber tenido descendencia aunque el papa le hubiera liberado de su voto de castidad. Enfrentado al problema de su sucesión , no quiso reconocer a su sobrino Antonio de Portugal, prior de Crato (1528 - 1595) , como heredero ya que lo consideraba un hijo ilegítimo de su hermano Luis de Portugal (1506-1555) pues lo tuvo fuera  del matrimonio aunque despue´s se casara en secreto con la madre de su hijo. La muerte de Enrique el 31 de enero de 1580 habría la crisis de sucesión en el trono portugués que no se resolvería definitivamente hasta tres años más tarde, aunque ya en septiembre de 1580 Felipe II era aclamado como nuevo rey de Portugal y en marzo de 1581 era coronado como rey Felipe I de Portugal
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)    

Luego tenemos a otra nieta de Manuel I,  la hermana de Felipe II, María de Austria (1528-1603), por las mismas razones que su hermano. Un quinto candidato era el duque Manuel Filiberto de Saboya (1528-1580), hijo de Beatriz de Portugal (1504-1538) que, a su vez , era hija de Manuel I el Afortunado, así que nos encontramos aquí con otro de los nietos del monarca portugués. El sexto candidato sería el duque de Braganza Juan I (1543-1583) , esposo de otra de las candidatas a la que ya conocemos , Catalina de Braganza, cuyos derechos a la corona defendió. Y el último de los candidatos era Antonio de Portugal, prior de Crato (1531-1595) , hijo ilegítimo, pues nació fuera del matrimonio, del infante  Luis de Portugal (1506-1555), hijo de Manuel I el Afortunado,por lo que Antonio de Portugal era uno más de los nietos de Manuel I el Afortunado aunque ilegítimo.  De esta ristra de nietos de Manuel el Afortunado debía salir el nombre del nuevo rey portugués. Ranuccio de Parma era demasiado joven, apenas once años, María de Austria  era la hermana de Felipe II y no iba a interponerse en el camino de su hermano mayor, la condición de mujer de Catalina de Braganza  tampoco la ayudó , el duque Manuel Filiberto de Saboya moriría ese mismo año y el duque Juan de Braganza, esposo de Catalina, no era descendiente directo de los reyes portugueses. Nos quedan Felipe II y  Antonio de Portugal. Felipe II ya había tratado  de tranquilizar a los portugueses sobre sus intenciones desde el año anterior, como en esta carta escrita a Cristóbal Moura  con fecha del 30 de junio de 1579 donde  el rey niega que quiera simplemente anexionar Portugal "El juntarse los unos reinos y los otros, no se consigue por ser de un mismo dueño , pues aunque lo son los de Aragón y estos (se refiere a Castilla), no por esto están juntos, sino tan apartados como lo eran cuando eran de dueños  diferentes" Pero al mismo tiempo Felipe II no descartaba la intervención armada "Tanto más convendría apretar por una parte las negociaciones - escribe de nuevo a Moura -  y por otra no quitar el miedo a las armas" Es decir, Felipe II utilizaba a Moura para defender sus derechos ante el Consejo de Regencia, la vía política y diplomática, pero al mismo tiempo quería hacer una demostración  de fuerza para que los portugueses vieran  a lo que estaba dispuesto.

Grabado anónimo que representa a Antonio de Portugal(1531-1595) , prior de Crato Era hijo del infante  Luis de Portugal (1506-1555), a su vez hijo del rey Manuel I el Afortunado(1469-1521) y su segunda esposa María de Aragón(1482-1517). El problema para ser nombrado heredero a la corona es que  era considerado ilegítimo Su padre, Luis, lo había tenido con Violante Gomes(hacia 1510-1568) con la que Luis se habría casado en secreto pero esta circunstancia no era reconocida y Antonio siempre fue considerado como hijo natural  lo que le apartaba de la línea de sucesión aunque su familia si le fue concediendo diferentes cargos y dignidades que demuestran que fue aceptado por los miembros de la familia real. Fuera como fuese su tío Enrique se resistió a nombrarle como sucesor y el Consejo de Regencia se inclinó a favor de Felipe II , aunque él supo ganarse el apoyo popular , proclamándose rey de Portugal el 19 de junio de 1580. Era el comienzo de la guerra por el trono con el monarca español
(Imagen procedente de 
https://pt.wikipedia.org )    

Escribe Kamen que en la primavera y el verano de 1579 los preparativos militares se sucedieron "se reunieron galeras de España  y se hicieron venir otros barcos de Italia al mando del almirante Doria (se refiere al almirante genovés y aliado español Giovanni Andrea Doria(1539-1606) ).La flota conjunta se reunió frente a la costa de Andalucía. Los navíos italianos traían a bordo destacamentos de soldados italianos y alemanes, así como una tropa de tercios españoles , veteranos de la guerra de los Países Bajos" y además "se llevó a cabo un reclutamiento intensivo  de soldados españoles en Andalucía  y en las provincias limítrofes de Portugal" Movimientos de concentración de tropas que no habían escapado inadvertidos a los portugueses  y su embajador se presenta ante el monarca español para mostrar el descontento portugués ante estas maniobras, a lo que Felipe II responde con una mentira diplomática, como le cuenta a Moura "Le respondí que lo de las prevenciones y el armarse y ejercitarse la gente de la frontera , no era por orden mía" Las cortes portuguesas se habían reunido en la localidad de Almeirim el 11 de enero de 1580 para elegir al sucesor de Enrique I  cuando, como hemos visto, la muerte del cardenal sobrevino apenas veinte días después, el 31 enero, sin que hubiera sido elegido todavía ningún candidato . Es entonces cuando el reino pasa a ser gobernado provisionalmente por un Consejo de Regencia  integrado por cinco personas que tendrán entre sus manos la responsabilidad de elegir al candidato más adecuado para el trono portugués. Aunque la aristocracia se mostraba favorable a  la candidatura de Felipe II y veían la unió de los dos renos, España y Portugal, como una coyuntura favorable, l, Antonio de Portugal, prior de Cato, recurrió al pueblo  para ser él quien fuera elegido y no un monarca extranjero, aunque los derechos al trono de Antonio eran muy cuestionables ya que era hijo ilegítimo. Aún así su candidatura fue cobrando fuerza gracias al apoyo popular.

Retrato del III Duque de Alba, Fernando Álvarez de Toledo, realizado en 1549 por el pintor holandés Antonio Moro (hacia 1519-1576). Cuando Felipe II lo reclamó para dirigir la campaña militar en Portugal llevaba años relegado  en el favor del rey tras su destitución como gobernador de los Países Bajos al fracasar en sofocar la rebelión en estas posesiones españolas,  a pesar de la absoluta lealtad y los servicios que el de Alba había prestado tanto a Felipe II como a su padre Carlos V.  . Aunque el rey lo había excluido de cualquier deliberación acerca de Portugal  el 15 de febrero de 1580  el Consejo del Rey  informaba al monarca que :
"Parece al Consejo que ninguna persona de las que hoy conocemos es más conveniente y a propósito que el duque"
Así lo hizo Felipe II y no se arrepintió. En septiembre de ese mismo año, después de que Lisboa ya hubiera caído en manos de las fuerzas españolas y Antonio de Portugal huera hacia el norte , el rey no podía más que agradecérselo al Duque
"Querría yo saber aquí deciros  las gracias que con tanta razón os doy por todo esto"
El de Alba diría
"Sois el único monarca de la tierra que sacáis de la prisión a un general para daros otra corona"El Duque de Alba se convertiría en el primer virrey de Portugal y en el único español, porque después le sucederían portugueses en el cargo
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)

Así las cosas ,el 19 de junio de 1580 Antonio de Portugal se proclamaba rey de Portugal en Santarem con el apoyo del pueblo y la oposición del clero y la nobleza partidarios del monarca español. Una semana antes Felipe II ya había nombrado a Fernando Álvarez de Toledo, III Duque de Alba (1507-1582)  capitán general del ejército que se disponía a invadir Portugal para poner en el trono al rey español . El número de tropas varía según las fuentes que se consulten, según Henry Kamen , Felipe II disponía de un ejército de alrededor de 47.000 soldados . El monarca escribía a su vez al papa Gregorio XIII para tranquilizarlo por esta guerra entre reinos cristianos "Estamos ahí no para hacer guerra a aquel reino sino para sacarle  de opresión y ponerle en sosiego y quietud" El avance del ejército español comienza un día antes de que Antonio de Portugal se haga proclamar rey, y ocupan sin resistencia la fortaleza de Elvas. El ejército español irá avanzando sin encontrar una gran resistencia  y el 18 de julio toman la ciudad de Setúbal y a continuación, embarcando en la flota que había zarpado de Andalucía y remontado la costa portuguesa hasta Setúbal, el ejército español  se desplazó hasta Cascais, apenas a veinticinco kilómetros de Lisboa. Allí esperaban veinticinco mil portugueses, muchos de ellos campesinos que habían sido reclutados a toda prisa y sin preparación militar,  además de unos dos mil quinientos hombres de caballería. Ambos ejércitos se enfrentarían el 25 de agosto de 1580  en la batalla de Alcántara, apenas a unos  kilómetros de Lisboa . Las veteranas tropas españolas ,bajo el experimentado mando del Duque de Alba, no tuvieron problemas en derrotar a las bisoñas fuerzas portuguesas que, tras un breve combate en que tuvieron cuatro mil bajas entre muertos y heridos, se retiraron a Lisboa . Una vez en la ciudad "hubo una dura resistencia calle por calle - escribe Kamen - pero, finalmente , la ciudad se rindió la última semana de agosto"

Fresco que representa el desembarco de los tercios españoles en la isla Terciaria realizado por el pintor italiano Niccoló Granello (1553-1593) para  la Sala de Batallas del Monasterio de El Escorial. Bajo el mando de Álvaro de Bazán culmino la campaña de Portugal y Antonio de Portugal tuvo que huir a Francia , aunque terminaría refugiado en Inglaterra. Bazán era nuestro más experimentado almirante y  también sería elegido para dirigir la invasión naval de Inglaterra en 1588 aunque su muerte en ese mismo año lo impidió y posiblemente diera al trate con las posibilidades de éxito de la mal llamada Armada Invencible, pues su nombre verdadera era la Grande y Felicísima Armada
(Imagen procedente de es.wikipedia.org

Antonio de Portugal huyó hacia el norte del país en dirección a Oporto  y finalmente  buscó refugio en el archipiélago de las  Azores donde se encontraban sus últimos partidarios . Felipe II  sería proclamado rey de Portugal en Lisboa el 12 de septiembre de 1580 aunque su coronación tuvo que esperar hasta el 25 de marzo de 1581 para ser coronado por las Cortes Portuguesas reunidas en la localidad de Tomar con el nombre de Felipe I de Portugal. . Entre los principios que se avino a cumplir Felipe II se encontraban respetar las libertades, privilegios , usos y costumbres  de la monarquía y la sociedad portuguesa, mantener el portugués como la lengua utilizada en los documentos oficiales realizados en Portugal, respetar las leyes portuguesas y que las cortes se reunieran siempre en Portugal, garantizar el acceso de los portugueses a puestos públicos en España  y la retirada de las guarniciones españolas de territorio portugués entre otras medidas. Desde el 18 de julio de 1580 el Duque de Alba era  virrey de Portugal, cargo que ocuparía hasta su muerte el 11 de diciembre de 1582y a conitnuación los demás virreyes serían siempre portugueses. Así quedaba organizada la unión de Portugal y España como dos reinos independientes pero con un mismo rey. Mientras, Antonio de Portugal, con el apoyo de tropas francesas e inglesas, resistía en Azores . Una escuadra  española de veinticinco naves y unos cuatro mil hombres  bajo el mando del marqués de Santa Cruz, Alvaro de Bazán (1526-1588) derrota el 26  de julio de 1582 a una escuadra francesa de sesenta y cuatro naves  y seis mil hombres que combaten defendiendo los intereses de  Antonio de Portugal  en la llamada Batalla de la Isla Terceira , que es consideraba la primera batalla naval librada por galeones y desarrollada en alta mar.  Entre las fuerzas españolas hubo doscientos veinticuatro muertos y más de medio millar de heridos y ninguno de sus barcos fue hundido, mientras que en la escuadra francesa hubo al menos dos mil muertos resultado de los diez navíos hundidos  y entre las víctimas se encontraba el almirante de la escuadra francesa, Felipe Strozzi (1541-1582). Por cierto, que si en la batalla de Lepanto nos encontramos con Miguel de Cervantes, en la batalla de la Isla Terceira tomó parte uno de los grandes nombres del  teatro del Siglo de Oro español,  Lópe de Vega (1562-1635)

Mapa del Imperio de Felipe II después de que en 1580 uniera a las posesiones españolas las de Portugal, creando un imperio global que tenía posesiones en todos los continentes conocidos y controlaba las principales rutas comerciales. . Era el Imperio del que se decía que nunca se ponía el sol y que aún décadas después le llevaría a decir al Conde Duque de Olivares(1587-1645), valido del nieto de Felipe II, el rey Felipe IV (1605-1665) que
"Dios es español y está de la parte de la nación en estos días"
(Imagen procedente de blogs.ua.es
 

Pero la isla Terceira , llamada así porque fue la tercera en ser descubierta del archipiélago de las Azores después de la de San Miguel y Santa María ,se niega a rendirse  y Alvaro de Bazán prepara un  desembarco en la isla para lo que reune  una flota de noventa y seis  naves y más de once mil hombres que el 26 de julio de 1583 desembarcan en la isla, entre ellos uno de los primeros en hacerlo será Rodrigo de Cervantes (1550-1600) hermano pequeño de Miguel de Cervantes. La isla estaba defendida por tropas francesas, inglesas y portuguesas aliadas de Antonio de Portugal   que contaban con treinta naves y unos nueve mil hombres. Mientras que las tropas españolas, inglesas y francesas estaban integradas por soldados veteranos muy fiables en el combate, las tropas portuguesas habían sido reclutadas entre el pueblo y no estaban preparadas para el combate.El 2 de agosto de 1583 todo había acabado y las fuerzas combinadas portuguesas, francesas e inglesas habían sido capturadas o muertas, mientras que Antonio de Portugal lograba huir de la isla a bordo de una nave francesa, encontrando refugio en Francia , aunque durante los siguientes años estaría siempre en movimiento temiendo ser asesinado por los espías españoles. Se llevaba con el las joyas de la corona portuguesa  y terminaría siendo acogido  finalmente en la corte de Isabel I de Inglaterra (1533-1601), cada vez más preocupada por la fuerza de España .Pero lo que ahora nos interesa es que la campaña de Portugal había concluido y Felipe II se afianzaba como rey de Portugal. Pero seguía viva la leyenda de que el rey Sebastián no había muerto en la batalla de Alcazarquivir en 1578 y que estaba reuniendo fuerzas para regresar y recuperar   el trono, una clase de mesianismo que recibiría el ombre de Sebastianismo,  fenómeno alimentado por aquellos que estaban en contra del rey español . Tenía incluso  su profeta, el poeta portugués Antonio Bandarra (1500-1556) , un zapatero de profesión que escribió versos considerados proféticos que fueron prohibidos en su momento por la Inquisición , y que ahora eran desempolvados por los que creían que Sebastián seguía con vida y que veían en aquellos versos el anuncio profético de su regreso Durante los años siguientes surgirán diferentes personas que se harán pasar por el rey Sebastián aunque todos ellos serán rápidamente desenmascarados. Pero hubo uno que pudo haber logrado el éxito , y eso será el argumento de la tercera y última parte de esta historia .

Enlace con la primera parte de Historias de Impostura: Sebastián de Portugal y el pastelero de Madrigal 


Enlace con la tercera  parte de Historias de Impostura: Sebastián de Portugal y el pastelero de Madrigal 

http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/04/historias-de-impostura-sebastian-de_9.html


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

Famosos