sábado, 5 de marzo de 2016

LA TELA DE PENÉLOPE Y EL RIESGO DEL OLVIDO (SEGUNDA PARTE)

Detuve el relato en su primera parte el 20 de enero de 1942 cuando un grupo de jerarcas nazis  encabezados por Reinhard Heydrich (1904-1942) Director de la Oficina Central de Seguridad del Reich, acordaban en la  Conferencia de Wannsee la puesta en marcha de la llamada Solución Final, Endlösung en alemán, a lo que ellos denominaban el problema judío. Después de haber descartado otros planes para hacer desaparecer a los judíos de Europa, como el Plan Madagascar que contemplaba el traslado de toda la población de los guetos de las diferentes ciudades europeas a ésta isla africana, lo que ahora se ponía en marcha era la mayor maquinaria genocida que había conocido la historia. con el diseño de un eficaz plan industrial, una especie de economía de la muerte.  donde se buscaba la mayor eficacia en el exterminio de todo un pueblo. El historiador español  Ramón Espanyol Vall (1975) nos cuenta en su "Breve historia del Holocausto"  como en Wannsee se diseñó  "la evacuación, término eufemístico para designar la eliminación de todos los judíos del continente. Tan sólo aquellos aptos físicamente serían  en un primer momento apartados , ya que servirían de mano de obra para la construcción de carreteras, vías férreas , fábricas y campos de concentración"  Los nazis prevían que un número elevado de judíos morirían a causa de las penalidades del trabajo, las inclemencias meteorológicas, las enfermedades y la escasa alimentación. Muchos de ellos trabajarían como mano de obra esclava para grandes industrias alemanas, como la empresa   IG Farbenindustrie AG , aunque solía abreviarse como IG Farben , un gigante de la industria química que colaboraba estrechamente con las SS y que patentó el tristemente celebre gas Zyklon B con el que serían gaseados millones de judíos, homosexuales, gitanos y el resto de víctimas encerrados en los campos de exterminio. El Zyklon B desarrollado por los químicos de IG Farben era un insecticida que se elaboraba con cianuro y que los nazis emplearían ,después de ensayar con él en 1941, en las cámaras de gas, aunque también emplearían el monóxido de  carbono generado por los motores de los camiones, formas rápidas, limpias  y eficientes  para el genocidio a escala industrial.


Cajas y botes de Zyklon B  fotografiados después de que las tropas soviéticas liberaran el 24 de julio de 1944 el campo de exterminio de Majdanek, un campo diferente a otros que veremos  a lo largo de esta historia porque no se encontraba en un lugar aislado y escondido entre  los bosques, sino que estaba localizado apenas  a cuatro kilómetros de la ciudad polaca de Lublin y casi al lado de la frontera entre Polonia y Ucrania. También hay otro aspecto que diferencia a Majdanek de los campos de exterminio de Belzec, Sobibor y Treblinka , y es que mientras que estos fueron desmontados y destruidos por los nazis hasta que no quedó nada de ellos en un intento de borrar todas las huellas del genocidio , Majdanek fue tomado por los soviéticos  sin que  a las tropas alemanas les diera tiempo a destruirlo y así tenemos imágenes como estas de un cargamento de Zyklon B. Elaborado con ácido cianhídrico, el Zyklon B comenzó a utilizarse desde quince años antes del estallido de la guerra como pesticida  para luchar contra plagas de insectos  y roedores. Una vez comenzada la guerra, los alemanes probaron  sus efectos sobre humanos por primera vez en el campo de concentración de  Buchenwald , situado en territorio alemán, donde a comienzos de 1940 alrededor de 250 niños gitanos procedentes de la ciudad checa de Brno fueron utilizados como conejillos de indicas para ver el efecto que causaban sobre los seres humanos. Una trágica ironía es que el padre del precursor del Zyklon B, el Zyklon A había sido creado  por el químico alemán de origen judío Fritz Haber (1868-1934), considerado el padre de la guerra química porque fue su impulsor  durante la Primera Guerra Mundial.
(Imagen procedente de http://www.historyplace.com/)





Fotografía de las instalaciones de la IG Farben en Auschwitz , donde miles de judíos trabajaban como mano de obra esclava para  este gran conglomerado industrial que entre otros productos, fabricaba el Zyklon B empleado en las cámaras de gas. Al conglomerado IG Farben pertenecían empresas como AGFA, una empresa belga que pasó a ser controlada por Farben después de que Bélgica fuera ocupada por el ejército alemán y que estaba especializada en fabricar productos de fotografía, la empresa química alemana BASF, que formaba parte de Farben desde 1925  y que hoy es la empresa química más grande del mundo, y la todavía más conocida hoy por todos, BAYER AG, la primera en desarrollar y comercializar la aspirina . Todas ellas se beneficiaban del trabajo de la mano de obra esclava judía , que trabajaban en sus fábricas mientras conservaban las fuerzas y la salud pero cuando los equipos médicos detectaban que estabas demasiado débil para seguir trabajando  eran enviados a los campos de exterminio para su muerte en el cámara de gas o por alguno de los diferentes métodos  que los nazis desarrollaron para su eliminación.  En lo que se refiere a los efectos del gas Zyklon B sobre la gente, comenzaba con una sensación de sofoco , seguido por una pérdida de control de los músculos incluidos los esfínteres, lo que hacia que las víctimas comenzaran a orinarse y a defecar sin que pudieran hacer nada por controlarlo . A continuación, por fortuna, llegaba la inconsciencia , se entraba en coma, se producía la muerte cerebral y , finalmente la muerte  alrededor de entre 20 y 25 minutos después de haber comenzado el gaseado. Era una muerte dolorosa y lenta donde los muertos se hallaban por capas, pues los primeros en caer eran los más débiles, enfermos, niños y ancianos, seguidos  por las mujeres y finalmente los hombres y los individuos más jóvenes y fuertes . Bastaban cuatro gramos para matar  a una persona, y con cuatro toneladas se podía asesinar a un millón de seres humanos
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)



La Operación Reinhard, nombre que los nazis dieron al exterminio de los judíos que se encontraban en Polonia donde había una mayor densidad de población judía de toda Europa, se puso en marcha tras la Conferencia de Wannsee Himmler encargó su implementación al general de las SS  Odilo Lotario Globocnik(1904-1945). Se habían preparado una serie de campos de exterminio donde los judíos de los diferentes guetos esparcidos por todo el territorio polaco serían trasladados a través de líneas de tren que los conducirían a estos campos de exterminio. Los tres principales fueron Belzec, Sobibor y Treblinka . El de Belzec estaba  situado a ciento sesenta  kilómetros de Varsovia  . Había sido construido en 1940 como campo de trabajo pero a partir de noviembre de 1941  fue incluido entre los campos de exterminio de la Operación Reinhard . Dirigido por  el oficial de las SS Christian Wirth (1885-1944) comenzó  el exterminio de los judíos que procedían de los guetos a partir de marzo de 1942  y según Ramón Espanyol "en tan sólo tres meses  cien mil personas acabaron gaseadas"  empleando como método de exterminio  falsas duchas que en vez de agua vertían sobre sus víctimas monóxido de carbono. Pero llegaba tal cantidad de judíos al campo que en julio de ese año la maquinaria de la muerte de Belzec tuvo que ser detenida para mejorar su capacidad letal. Se construyeron  tres granes cámaras de gas que utilizarían el letal y efectivo Zyklon B, con lo que aumentó la velocidad de las muertes. Se estima que entre mazo y diciembre de aquel año de 1942 fueron asesinados más de 430.000 seres humanos . Gracias a la eficacia que Christian Wirth, apodado el Salvaje o el Terrible, tuvo en su tarea, en agosto de ese mismo año fue nombrado por  Globocnik  inspector de los tres campos que integraban la Operación Reinhard que, como sabemos, además de Belzec, eran Sobibor y Treblinka  y también se debe a él lo que podríamos llamar el "protocolo" que se seguía con las víctimas antes de ser gaseadas. Un superviviente de otro campo de exterminio, el de Auschwitz, nos deja testimonio de éste procedimiento establecido por Wirth que se seguía cuando se conducía a los judíos que iban a ser exterminados en las cámaras de gas, procedimiento   que  es muy similar al que se seguía en otros campos de exterminio


En esta imagen vemos  a la izquierda al encargado de organizar la Operación Reinhard de eliminación de los judíos en Polonia , Odilo Lotario Globocnik , conversando con el lugarteniente de Hitler y comandante de las SS, Heinrich Himmler  que le  designó  la puesta en marcha de la operación.  Globocnik había nacido en Trieste, que en 1904 formaba parte del Imperio Austro-Húngaro y hoy es una ciudad bajo soberanía italiana .Estudió ingeniería mecánica y en 1922 comenzó a implicarse en política . Ferviente nazi, fue una figura importante en el proceso que llevó a Austria a ser anexionada por Alemania en 1938 , pero su meteórica carrera dentro del Partido nazi se vio interrumpida cuando en 1939 fue degradado a cabo de las SS por Himmler tras ser descubierta su implicación en un caso de especulación monetaria. Pero en todo caso Himmler sentía simpatía por él y no tardó en rehabilitarlo . Y sería a él a quien Himmler encargaría la organización de la Operación Reinhard, Durante los años siguientes Globocnik estaría implicado  en la eliminación del gueto de Varsovia con sus más de cuatrocientos mil habitantes y de todo lo relacionado con el funcionamiento de los campos de exterminio incluidos dentro de la Operación Reinhard. Al final de la guerra, Odilo Lotario Globocnik se suicidaría con cianuro , ese cianuro que también causaba  en forma de gas la muerte de millones de judíos, el 31 de mayo de 1945
(Imagen procedente de io9.gizmodo.com)




En este mapa podemos ver el área principal de actuación de la Operación Reinhard, señalando en color amarillo los diferentes guetos en los que se hallaba concentraba la población judía de las principales poblaciones polacas y en color rojo los campos de exterminio , además de los de Treblinka, Sobibor y Belzec , particularmente diseñado para esta operación de exterminio, también se encontraban los de Majdanek. del que ya os hablé antes , Chelmno, que fue el primer campo de exterminio en comenzar a trabajar cuando en diciembre de 1941  cerca de cinco mil gitanos fueron asesinados por el procedimiento de asfixiarlos con monóxido de carbono en el interior de camiones,  y donde a lo largo de la guerra serían exterminados ciento cincuenta mil judíos  procedentes de Polonia, Austria, Hungría y la República Checa, o el tristemente célebre campo de Auschwitz  donde la gran capacidad de sus cámaras de gas permitió asesinar al menos a un millón cien mil seres humanos y que hoy se ha convertido en un museo que nos recuerda lo que nunca debemos olvidar. También podemos observar en color gris los recorridos de las redes ferroviarias que comunicaban los guetos con los campos de exterminio y que fueron utilizadas para vaciar estos guetos cuya población estaba condenada al exterminio
(Imagen procedente de www.elholocausto.net )  
"Una escalera les conduce a un subterráneo. Un letrero informa en alemán, francés , griego y húngaro de que allí se encuentran las duchas y el cuarto de desinfección. La información contribuye a tranquilizar. Allí encuentran una gran sala, bien iluminada y pintada . Los miembros de las SS da una orden "¡Desnúdense! Disponen de diez minutos". Después todo el mundo está desnudo. Al fondo entran  a una gran sala, también bien iluminada. En el centro hay grandes pilares cuadrados con canalones de latón con los lados perforados. Se escucha una nueva orden "¡Sonderkommando! (los Sonderkommando, literalmente comandos especiales, estaban formados por grupos de prisioneros que los alemanes empleaban para diferentes tareas, entre otras para llevar a otros judíos a las cámaras de gas) y SS , salid de las duchas" A continuación se cerraban las puertas y se dejaba que el Zyklon B hiciera su trabajo. Dejamos ahora  Belzec para acercarnos a  Sobibor, situado a unos setenta kilómetros de Varsovia, y al igual que el de Belzec y que otros campos de exterminio, se encontraba en una zona poco poblada, aislada y rodeada por un bosque para ocultar su tétrica actividad.  Comenzó a operar en abril de 1942, un mes después que Belzec , y en sólo sus primeros cuatro meses de existencia habría exterminado  a más de un cuarto de millón de personas , la mayoría de ellos judíos procedentes de territorio soviético y gitanos. Sin embargo, a pesar del alto ritmo de exterminio de vidas humanas en julio de 1942 Himmler ordenó detener las masacres  por razones logísticas ya que el transporte de las víctimas hasta allí  presentaba dificultades, por lo que Sobibor se reconvirtió de campo de exterminio a campo de concentración en el verano de 1942. El 14 de octubre de 1943 se produciría en Sobibor la mayor fuga de prisioneros habida en cualquier campo  de concentración nazi,  cuando cerca de seiscientos prisioneros  liderados por un soldado soviético de origen judío  llamado Alexander Pechersky (1909-1990), escaparon de Sobibor. Muchos de ellos morirían en los días y meses siguientes pero otros lograron salir con vida. Los que no intentaron huir y permanecieron en Sobibor fueron todos ellos asesinados por los nazis y después Sobibor, vacío de prisioneros , fue abandonado en marzo de 1944., aunque como señala Espanyol  "las SS ordenaron la reforestación con árboles de la zona para borrar todas las pruebas"




Fotografía de Alexander Pechersky , el soldado soviético de origen judío que fue el líder de la fuga del Campo de Exterminio de Sobibor, aunque para entonces funcionaba como Campo de Concentración , el 14 de octubre de 1943 . Pechersky rememora a continuación lo que sucedió en Sobibor apenas tres días antes de la fuga , el 11 de octubre de 1943
"Por la mañana escuchamos gritos seguidos de disparos. Estábamos encerrados en los cuarteles y los guardias nos rodeaban por el exterior  . El tiroteo duró mucho tiempo. Parecía que los prisioneros habían intentado escapar antes de que estuviéramos listos. Pronto supimos que la causa de los disparos  era que un grupo de nuevos prisioneros, que habían sido desnudados, se rebelaron e intentaron correr en dirección al alambre de espino. Los guardias comenzaron a disparar y mataron a muchos de ellos al instante. Los demás fueron arrastrados al Campo Numero 3. Ese día, el crematorio quemó más de lo habitual. Enormes llamas se elevaron  hacia el cielo gris del otoño, y el campo se iluminó con colores extraños. Desesperados y nerviosos nos fijamos en los cuerpos de nuestros hermanos y hermanas"
Tres días después se produciría la mayor fuga de un campo de exterminio nazi . Todos los que no escaparon aquel día fueron asesinados.
(Imagen procedente de http://www.holocaustresearchproject.org/)


Christian Wirth, el hombre que se convertiría en el primer comandante de campo de exterminio de Belzec donde se puso en marcha la operación Reinhard y que por su eficacia  fue nombrado después inspector de los otros dos grandes campos de exterminio donde iba a desarrollarse la Operación, Sobibor y Treblinka . En 1939 ya había participado en la Operación T4 ,que consistía en el exterminio de todos los discapacitados físicos o mentales en territorio alemán llevando al extremo las prácticas eugenésicas que exigían la eliminación de los más débiles, enfermos o con algún tipo de tara física o mental, es decir , eliminar los seres humanos considerados defectuosos
Durante los juicios celebrados después de la guerra, uno de los hombres que había trabajado bajo sus órdenes tanto en la Operación T4 como en la Operación Reinhard, el oficial de las SS Franz Suchomel (1907-1979)  declararía acerca de Wirth:
"Durante mi tiempo de actividad en  los campos de Treblinka y Sobibor, recuerdo  de Wirth que su brutalidad, mezquindad y crueldad no podía ser superada por nadie. Por eso le llamaban Christian "el Terrible"  o "Christian el Salvaje" La brutalidad de Wirth era tan grande que  alcanzaba la perversión, atacando con el látigo que siempre llevaba en la mano. Si alguien hubiera tenido el valor de matar a Christian Wirth la Operación Reinhard habría colapsado  porque Berlín no hubiera encontrado otro hombre con tal energía para el mal y la maldad"
Esta última afirmación de Suchomel creo que habría que ponerla entre paréntesis porque hubo muchos monstruos actuando al mismo tiempo en aquel tiempo. Wirth finalmente moriría el 26 de mayo de 1944 a manos de partisanos yugoslavos
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)


 
En julio de 1942 la Operación Reinhard se ralentizaba. Belzec estaba cerrado para mejorar sus instalaciones y Sobibor acababa de abandonar sus funciones  como campo de exterminio .Pero justo en ese mes se ponía en marcha el Campo de Exterminio de Treblinka, situado cerca del pueblo de Treblinka , a un centenar de kilómetros de Varsovia y a  un kilómetro y medio de la estación de trenes. Como Belzec y Sobibor , también se encontraba aislado y rodeado por el bosque . En realidad , este nuevo campo de exterminio era Treblinka II, porque  a un kilómetro y medio de allí  había comenzado a funcionar en noviembre de 1941 un campo de trabajo que sería llamado Treblinka I. En este último trabajaban alrededor de veinte mil personas, entre polacos, disidentes políticos  y judíos,  que suministraban grava  a los equipos de construcción alemanes. Al frente de Treblinka se nombró como comandante  en julio de 1942 al médico, psiquiatra y oficial de las SS  Irmfried Eberl  (1910-1948), un hombre que estaba obsesionado por superar a los otros comandantes de los campos de exterminio en su eficacia en el proceso de exterminio, por lo que  impulsó un ritmo frenético a las ejecuciones . Nos cuenta Ramón Espanyol que  "cuando la capacidad  de homicidio de las cámaras de gas  y los hornos crematorios llegaba a sus límites, ordenaba que mataran a tiros  al resto del pasaje  que había llegado en los trenes. Este primitivo proceder hacía perder el favor sorpresa y el engaño a los presos, creaba una atmósfera de caos y terror  indescriptible" La operación de exterminio en Treblinka se hacía a tal ritmo que los Sonderkommando, ya hemos visto que eran judíos utilizados por los alemanes para tareas como recoger los cadáveres de los ya exterminados, ni siquiera les daba tiempo  de deshacerse de los cuerpos  en los hornos crematorios o de limpiar de sangre las duchas cuando ya llegaba otro cargamento de víctimas. 


Esta imagen borrosa corresponde a hombres de un Sonderkommando del Campo de Exterminio de Auschwitz incinerando cadáveres tomada alrededor del verano de 1944. Los Sonderkommando, que se puede traducir como "Comandos especiales", estaba integrados por presos del campo que se encargaban del mantenimiento de las cámaras de gas  y los hornos crematorios , además de recibir en muchas ocasiones a los nuevos prisioneros y darles conversación para tranquilizarlos. Colaboraban con sus verdugos para seguir sobreviviendo un día más. Sería fácil censurarlos pero es difícil imaginar el horror  y el padecimiento psicológico que tenían que soportar, día tras día recibiendo a la gente que llegaba al campo, charlando con ellos, conduciéndolos engañados a las cámaras de gas y recogiendo luego sus cadáveres. Escribe Ramón Espanyol sobre ellos: 
"Los sonderkommando contaban con privilegios como barracones propios con acceso a tabaco , alcohol , alimento o sabanas limpias. Estos grupos eran reemplazados , es decir asesinados, al cabo de unos meses. Pese a ser conscientes del fatal destino que les esperaba después, el objetivo  de estos presos era sobrevivir día tras día, ya insensibilizados. Funcionaban por inercia, como robots en medio de la barbarie"
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org/)      



Imagen del primer comandante de Treblinka , Irmfried Eberl ., aunque sólo lo fue entre el 11 de julio y el 26 de agosto de 1942 siendo luego destituido por su falta de organización en el exterminio de los judíos . Por decirlo de algún modo, no asesinaba de una forma ordenada como quería Christian Wirth , inspector de los campos de la Operación Reinhard. Otro oficial y criminal de guerra de las SS, Will Mentz, declararía acerca de Eberl 
"Era muy ambicioso. Se dijo que ordenó  el transporte de más  de los que podrían ser procesados (advertid el término que usa  , procesados, como si fueran reses muertas) en el campo. Eso significaba que los trenes tuvieron que esperar fuera del campo porque los que habían venido en el tren anterior todavía no había sido asesinados . Era un  momento en que hacia mucho calor (el verano de 1942)  y como resultado de la larga espera en el interior de los trenes de transporte , muchos murieron. En ese momento montañas enteras de cuerpos yacían en la plataforma . Entonces Christian Wirth llegó a Treblinka  y armó una fenomenal. Y al día siguiente el doctor Eberl ya no estaba allí"
En efecto, había sido destituido . Eberl sería arrestado en 1948 y se ahorcó antes de poder ser juzgado 
(Imagen  
 procedente de www.holocaustresearchproject.org)





El sargento de las SS  Franz Suchomel (1907-1979) ,que en agosto de 1942 fue destinado al campo de exterminio de Treblinka , rememoraría ya en  su vejez en una entrevista con el director francés de origen judío Claude Lanzmann (1925), como era la situación en Treblinka bajo el mando de Irmfried Eberl "Cuando llegué Treblinka (lo que sucedió el 18 de agosto de aquel año de 1942)  estaba operando a toda su capacidad.. El gueto de Varsovia estaba siendo vaciado para entonces. Tres trenes llegaron en dos días, cada uno con tres , cuatro, cinco mil personas a bordo, todas de Varsovia. Los convoyes judíos eran dejados a un lado ya que la ofensiva alemana contra Stalingrado estaba en su apogeo (los transportes militares tenían máxima prioridad) Así, mientras cinco mil judíos llegaban a Treblinka , tres mil morían ya en los vagones. Tenían las muñecas cortadas o simplemente  estaban muertos. De los que bajaban del tren la mitad ya estaban muertos y la otra mitad locos. En los otros trenes que venían de Kielce y otras partes de Polonia, al menos la mitad también estaban muertos.Los apilábamos. , miles de personas apiladas unas encima de otras en una rampa. Apiladas como si fueran madera. Además de esto, otros judíos, aún vivos , esperaban ahí durante dos días, las pequeñas cámaras de gas no podían dar abasto. Funcionaron día y noche durante aquel período" En este punto debo deciros que os olvidéis de las imágenes de barracones abarrotados donde dormían los internos de los campos como sucedía en Auschwitz, , porque en Treblinka II no había barracones pues los judíos que llegaban en tren eran exterminados inmediatamente, no así los que trabajaban en Treblinka I que mantenía su condición de campo de trabajo.. El camino que comunicaba ambos campos separaba la vida de la muerte , los trabajos forzados de Treblinka 1 con el exterminio de  Treblinka II. 


Esquema del funcionamiento de  las operaciones de exterminio en Treblinka según un croquis realizado durante el juicio del que fuera su segundo comandante, Franz Stangl, que tuvo lugar en 1967 en la República Federal Alemana. Vemos con el número 1 el lugar donde  se detenía el tren y bajaba el nuevo cargamento de prisioneros que lo primero que veían era una falsa estación de tren, una especie de decorado para tranquilizarlos (el número 2) . A continuación eran conducidos  a unos barracones donde debían desnudarse y entregar todas sus pertenencias (número tres)  y desde allí eran dirigidos a las cámaras de gas. acondicionadas como si fueran unas duchas. Una vez asesinados sus cuerpos  eran llevados al crematorio para ser incinerados. Un proceso que podía llevar aproximadamente una hora y así durante todo el día., un cargamento de seres humanos detrás de otro
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org)



Fotografía de los restos de  uno de los camiones utilizados en el Campo de Exterminio de Chelmno, situado a unos 70 kilómetros de la ciudad polaca de Lodz, para los asesinatos con monóxido de carbono. Ramón Espanyol escribe sobre ellos:
"Los compartimentos  traseros de los camiones  tenían entre cuatro y cinco metros de profundidad y poco más de dos metros  de ancho y en su interior las víctimas desfallecían rápidamente ante la inhalación del gas del tupo de escape"

La forma de proceder con cada nueva remesa de prisioneros era la siguiente:
"Cuando el tren llegaba a Chelmno, los pasajeros eran separados en grupos de cincuenta personas, después se les forzaba a entregar todo su dinero y sus objetos de valor, se les desnudaba con la promesa de una desinfección que nunca llegaría  y se les entregaba un papel con un número para recuperar posteriormente  sus pertenecias, una vez llegaran del campo de trabajo. Después se les conducía al sótano del viejo castillo  y a través de una rampa accedían a un camión. Allí , apretados y de pie, permanecían en silencio a la espera. Las puertas se cerraban herméticamente y, ante el abismo de la oscuridad  y el miedo, marchaba el vehículo hacia el bosque mientras el tubo de escape  era catapultado hacia el interior de los furgones para ahogar lentamente a las personas"
En la construcción de estos camiones colaboraron fábricas como la Opel, Renault o Diamond. Pero el modelo más utilizado en el exterminio debido a sus mayores dimensiones que permitían matar a más personas de una sola vez sería el fabricado por la compañía suiza AG Adolph Saurer , que tenía  capacidad para setenta personas . Estos camiones eran llamados GasWagen, aunque el nombre que mejor le define es el de Camión de la Muerte . Sin embargo, era un sistema muy lento para el volumen de seres humanos que los nazis se proponían asesinar, pues sólo en Polonia había unos tres millones de judíos y en los territorios de la Unión Soviética ocupados por el ejército alemán otros dos millones. Fue entonces cuando se pusieron en marcha las cámaras de gas de los campos de exterminio de la Operación Reinhard, Belzec, Sobibor y Treblinka ,en las que comenzó a emplearse primero  el monóxido de carbono que pronto fue sustituido por el  gas Zyklon B
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)
  

 El caos que reinaba en el campo no fue del gusto de Christian Wirth, el comandante de Belzec  e inspector del resto de campos implicados en la Operación Reinhard, y destituyó a Eberl el 26 de agosto de 1942 siendo reemplazado por el oficial  de las SS Franz Stangl (1908-1971) , que había sido  el primer comandante del campo de extermino de Sobibor y aún antes de eso había participado en el programa de eutanasia  puesto en marcha en octubre de 1939 con el nombre de Operación T-4 y que consistió en la eliminación sistemática  de todos aquellos que sufrieran algún tipo de discapacidad física o intelectual , una operación en la que se estima que fueron asesinadas  alrededor  de setenta mil personas, aunque las cifras varían según las fuentes que se consulten.  Con ese sombrío  curriculum para nosotros, brillante para sus superiores, Stangl llegó el 1 de septiembre de 1942 para ponerse al frente de Treblinka , y su primera impresión no pudo ser peor "Se olía a kilómetros (se refiere al hedor de los cadáveres) A unos quince o veinte minutos de Treblinka se empezaban a ver cadáveres por el camino. Al principio dos o tres, luego más. Al entrar en la estación de Treblinka parecía haber cientos, allí tirados. Estaba claro que llevaban varios días al sol . En la estación había un  tren lleno de judíos , algunos muertos y otros vivos . También parecían llevar ahí días. Ese día en Treblinka fue lo peor que vi en todo el III Reich." No es que el nuevo comandante fuera un hombre humanitario que se compadeciera por aquellos desdichado que morían por miles en Treblinka, lo que le molestaba era el caos, la desorganización , el mal funcionamiento general del campo. Iba en contra del criterio de eficacia que debía guiar el exterminio judío, que en su mente en nada se diferenciaba de la correcta organización de una fábrica, con la diferencia de que en lugar de fabricar productos se asesinaba a seres humanos.




Fotografía del que iba a convertirse en el segundo comandante de Treblinka , Franz Stangl. En su juventud había sido tejedor y después  se alistó en la policía austriaca  donde entró en contacto con  el Partido Nazi. Stangl  también participó  en la Operación T4 que al parecer  sirvió como cantera a muchos de los criminales de guerra de los años siguientes. Desde el 28 de abril hasta el mes de agosto de 1942 fue el primer comandante del Campo de Exterminio de Sobibor y luego fue elegido para reemplazar a Irmfried Eberl al frente de Treblinka para convertirla en una máquina más eficaz todavía de matar. con capacidad de eliminar hasta tres mil personas en el plazo de dos horas y alrededor de quince mil al día ,aunque todas las cifras son estimaciones ya que no es posible determinar las cifras exactas, sólo que eran miles, decenas de miles y , finalmente centenares de miles , los que allí perderían la vida . Stangl  sería detenido al final de la guerra por el ejército estadounidense, estuvo brevemente detenido en Austria y luego escapó a Italia en 1948 . Con la ayuda de un obispo simpatizante de los nazis llegó hasta Siria donde permanecería hasta 1951 cuando con toda su familia viajó a Brasil  donde trabajaría en Volkswagen sin ocultar su verdadera identidad. No fue hasta 1961 que se dio orden de busca y captura y pasarían otros seis años antes de que fuera descubierto por el caza nazis Simon Wiesenthal(1908-2005). Fue juzgado en Alemania por crímenes contra la humanidad, acusado de la muerte de entre 700.000 y 900.000 personas por lo que fue condenado a cadena perpetua. . Cuando le preguntaban si se consideraba culpable respondía
"Mi conciencia está limpia. Simplemente cumplía con mi deber"
Al leer estas historias es inevitable sentir y compartir las palabras de la filósofo judío alemana Hannah Arendt (1906-1975)  durante el juicio de otro criminal nazi , Adolf Eichmann (1906-1962)
"Es la lección de la terrible banalidad del mal, ante la que las palabras y el pensamiento se sienten impotentes"
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org)



DOCUMENTAL CANAL HISTORIA "TREBLINKA, LA MÁQUINA DE MATAR DE HITLER"

No he podido adjuntar  este interesante documental sobre Treblinka y sobre los descubrimientos realizados por una expedición arqueológica de lo poco que los nazis dijeron del campo después de su marcha, desesperados porque no quedara huella ni testimonio del horror que allí tuvo lugar. Apenas unos botones, pendientes, algunos dientes artificiales, eso es casi todo lo que queda de las al menos setecientas mil personas que fueron asesinadas allí. Aquí os dejo el enlace del documental 

https://www.youtube.com/watch?v=SRQAknThTbw


Como les sucedía a otros muchos miembros  de las SS que trabajaban en los campos de exterminio, para él los judíos no eran seres humanos, los contemplaban como objetos, como una carga o una mercancía que tenían que tratar "A decir verdad - diría - uno llegaba a habituarse a aquello, eran como un cargamento . Creo que todo empezó  en el área de exterminio de Treblinka. Recuerdo a Wirth (se refiere a Christian Wirth)  allí de pie, al lado de las fosas llenas de cadáveres de color negroazulado.  Aquello no tenía nada que ver con la humanidad., no podían tenerla. Era una masa, una masa de  carne podrida. Wirth dijo " ¿Qué vamos a hacer con esta basura? Creo que inconscientemente me hizo pensar en ellos como un cargamento . Rara vez los vi como individuos. Siempre eran una masa enorme. " Su primera acción en el campo de exterminio de Treblinka fue supervisar la construcción de nuevas cámaras de gas y la ampliación de las ya existentes  hasta que Treblinka  se convirtió en una terrible y bien engrasada máquina de matar  que era capaz de acabar con la vida de  seis mil personas en apenas veinte minutos. No dejaban de llegar trenes a Treblinka  al ritmo que  se iban cerrando los guetos de Polonia , vaciándoles de sus ocupantes con la promesa de que iba a mejorar su situación. Entre los guetos que cerraron  sus puertas definitivamente se encontraba el de Opatow , la localidad polaca donde vivía  Shmuel Willenberg (1923-2016) al que ya os presenté en la primera parte. El hijo de un prestigioso pintor de frescos para las sinagogas se había unido al comienzo de la guerra al ejército polaco como voluntario y después de ser herido en combate por los soviéticos y capturado por éstos, logró huir y se reunió con el resto de su familia en Varsovia  y finalmente con su padre en Opatow. El 20 de octubre de 1942 partía el tren con destino a Treblinka, con seis mil judíos del gueto de Opatow , entre ellos Shmuel Willenberg. 



Imagen de Kurt Gerstein (1905-1945), que fue teniente de las Waffen SS y fue testigo de las masacres de Sobibor y Treblinka . Era alguien singular dentro del clima de horror de los campos de exterminio. Gerstein, hombre de profundas convicciones religiosas  se había afiliado al Partido Nazi en 1933  y ese mismo año ingresaría en las SA, fuerzas paramilitares del Partido Nazi, aunque en los años siguientes tendría cada vez más problemas para conciliar la política del Partido Nazi con sus creencias religiosas, lo que hizo que fuera expulsado del Partido en 1936. Trataría luego de ser readmitido porque no era posible encontrar trabajo en empleos públicos si no se estaba afiliado al Partido Nazi . Fueron años duros, sin trabajo y bajo sospecha. Fue detenido  en 1938 acusado de participar en un complot para restablecer la monarquía en Alemania aunque finalmente fue exonerado por falta de pruebas. Cuando estalla la guerra  Gerstein se presentó voluntario a Luftwaffe, Wehrmacht y Waffen-SS, cuerpo de combate de las SS, y su solicitud fue aceptado por éste último cuerpo en marzo de 1941. Para entonces su desapego del Partido Nazi parecía ser absoluto y es insólito que con sus antecedentes fuera admitido en un cuerpo de élite como las Waffen-SS. Según diría él mismo durante el juicio su intención era confirmar lo que sospechaba, los asesinatos cometidos impunemente por los nazis.Forma parte del Departamento Técnico de Desinfección y en junio de 1942 le ordenan que  recoja cien kilos de Zyklon B en la República Checa y los lleve hasta Polonia. Así lo hace, y en de agosto de 1942 se encontraba en Lublin entrevistándose con el responsable de la Operación Reinhard, Odilo Lotario Globocnik, que le encarga como misión que en Belzec sustituya el exterminio de judíos con monóxido de carbono por el más eficaz método de gasearlos con Zyklon B.  Cuando Gerstein fue testigo ocular del exterminio judío en Belzec y Treblinka trató de hacerlo público para que se detuviera el genocidio. La compleja e insólita biografía de Gerstein merecería un artículo por si sola pero quiero recoger estas palabras de lo que vio en Belzec y Treblinka una vez que los judíos eran gaseados y contando con la presencia del inspector de los campos. Christian Wirth:
"Unos dentistas arrancaban los dientes de oro, puentes y coronas. En medio de ellos permanecía el capitán Wirth. Estaba en su elemento y mostrándome una gran lata llena de diente, me dijo, "¡Vea usted mismo el peso de este oro! Es sólo de ayer y de anteayer. No puede imaginar lo que encontramos cada día : dólares, diamantes, oro .¡Lo verá por usted mismo!" 
(Imagen procedente de en.wikipedia.org)


Él recordaría después  su llegada al campo de exterminio  "Tras viajar sobre día y medio, llegamos a la estación de Treblinka por la tarde. Unos judíos con brazaletes azules  abrieron las puertas  de los vagones  y nos mandaron  que bajásemos rápido. Les obedecimos. Nos dijeron que cruzáramos  una puerta por el anden , nos separaron. Los hombres a la derecha y las mujeres a la izquierda . Algunos chicos vinieron y nos dieron cuerdas para atar juntos los zapatos. Reconocí  al que me la dio, . Era mi amigo Alfred Bergman. Alfred me dijo "di que trabajas en la construcción" Lo dije y me libré de la cámara de gas. Fui el único superviviente  de las seis mil personas que iban en el tren"  Gracias a su amigo , Willenberg fue enviado a trabajar a Treblinka I , el único de los que llegaron aquel día a Treblinka . La llegada de los trenes  constituía el inicio de una perversa  representación teatral dirigida a engañar a aquellos hombres y mujeres a los que les esperaba la muere en unos minutos. Una orquesta daba la bienvenida a los viajeros del tren. A continuación  en unos minutos  de cuatro mil a seis mil personas  eran reunidas en una plaza  y procedía a separar a las mujeres  de los niños y los hombres.  A las mujeres  las conducían  a unos barracones situados a la izquierda del campo  donde las ordenaban desnudarse  y descalzarse. Luego las cortaban el pelo  y las entregaban una toalla , jabón y les dejaban que llevaran consigo su  documentación y algún otro objeto de valor. Un oficial de las SS llamado Willy Mentz (1904-1978)  nos ofrece su relato de lo que sucedía después de la llegada de los trenes  "Cuando el transporte se iban y hombres y mujeres habían sido separados , las mujeres procedían a desnudarse  en casetas y los hombres al aire libre. A las mujeres se las llevaban por un pasaje  a las cámaras de gas. De camino pasaban por una caseta donde entregaban las joyas y los objetos de valor. A veces, los agentes de las SS  los disparaban durante el trayecto. A estas personas , los enfermos y los débiles se los llevaban a la zona del hospital y los ponían de pie o tumbados al borde de una fosa. Yo me encargaba de dispararles en el cuello con una pistola de 9 milímetros." Mentz era conocido en el campo con el sobrenombre de Frankenstein  y se encontraba al frente de una falsa clínica que lucía incluso la bandera de la Cruz Roja. 


En esta fotografía vemos a cuatro oficiales de las SS que se hallaban en el Campo de Exterminio de Treblinka. El segundo por la izquierda es Willy Mentz, encargado de dar muerte a los judíos que llegaban enfermos, heridos o a los ancianos. Les recibía con una bata blanca para hacerse pasar por médico  y los conducía a una falsa clínica tras la que había una zanja. Allí los disparaba en la cabeza y los cuerpos caían directamente en la zanja. No sería detenido hasta la celebración del primer juicio de Treblinka en 1965, siendo condenado a cadena perpetua acusado de ser responsable de la muerte de al menos setecientas mil personas. Salió de prisión en 1978 debido a su mala salud, muriendo poco después, el 25 de junio de 1978.Este es un extracto de su declaración durante el juicio de Treblinka donde explica la reorganización del campo después de la destitución el 26 de agosto de 1942 de Irmfried Eberl y la llegada del nuevo comandante Franz Stangl
"Después de Eberl todo el campo fue reorganizado. Las dos partes del campo fueron separadas con cercas de alambre  de púas. Se emplearon  ramas de pino para que no se pudiera ver a través de las cercas. Lo mismo se llevó a cabo a lo largo del camino de la zona de transferencia a las cámaras de gas.Por último , se construyeron nuevas y más grandes cámaras de gas. Creo que ahora había cinco o seis cámaras de gas más grandes . No puedo decir exactamente cuántas personas   cabían en éstas cámaras de gas. Si las pequeñas podían contener entre ochenta y cien personas , las grandes problablemente podrían contener el doble. Tras la llegada de un transporte,, que solían tener de seis a ocho vagones, , se les dirigían a los judíos unas cortas palabras  en el sentido de que se trataba de un transporte de reasentamiento, que se les daría un baño y que recibirían ropa nueva. También se les instaba a mantener la calma y la disciplina y les aseguran que continuarían viaje al día siguiente. A continuación las mujeres tenían que desnudarse en los barracones y los hombres a la intemperie . Las mueres eran llevadas a través de una vía de paso , conocida como el "tubo", hasta las cámaras de gas. Por el camino debían pasar por una caseta donde tenían que entregar sus joyas y sus otros objetos de valor"
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)


Mentz recibía a los judíos con la bata blanca de un médico para crear una falsa sensación de seguridad para luego , como él mismo confesaba, disparar él mismo en el cuello a sus víctimas que caían directamente al fondo de la fosa. Y así día tras días, matando por su propia mano posiblemente a miles de ellos. Pero volvamos con los recién llegados a Treblinka. Ya hemos visto lo que sucedía con las mujeres hasta el momento en que las entregaban el jabón y las toallas para conducirlas a las duchas, en el caso de los hombres les metían prisa para que pasaran por una cabina donde debían entregar todos los objetos valiosos igual que habían hecho las mujeres,  y luego los conducían por un camino flanqueado por flores y abetos  al que llamaban con un sombrío sentido del humor "el camino del Cielo". Al final de ese camino hombres y mujeres  se encontraban ante un bonito edificio  de piedra con cinco escalones blancos que daban paso a unas puertas grandes  y bien decoradas Uno de los testigos de estas columnas de condenados relata como en ocasiones, sospechando cual iba a ser su destino y no dejándose engañar por la representación teatral organizada por los alemanes , se detenían atemorizados ante estas puertas que les conducían a la muerte  "Cuando la procesión  de los condenados  se acercó a la cámara de gas , la gente empezó a retroceder aterrorizada. En ese momento se asestaron golpes de porra.  En cada cámara había cinco o seis alemanes  con perros, porras y látigos obligando a la gente a meterse  en las cámaras de gas . Entonces, los guardias pusieron  en marcha los motores y los gases de los tubos de escape  entraron en las cámaras  a través de unos tubos. El proceso de asfixia empezó . Los guardias miraron  dentro de la cámara por unas ranuras  de observación especiales  para ver como iba la ejecución. Poco a poco cesó el ruido de la cámara. Tras más de quince minutos apagaron los motores. Se impuso una calma inusual"   A continuación  los miembros de los Sonderkommand retiraban los cuerpos de la cámara y los llevaban a la fosa de incineración y comenzaba de nuevo todo el proceso. que duraba alrededor de una hora.  


Treblinka was a key part of Operation Reinhard, which was the Nazi's codename for the Final Solution designed to rid Europe of the Jews, and it started its operations in 1942. This image shows deportation to Treblinka from ghetto in Siedlce, Poland, in 1942
Esta fotografía fue tomada en 1942 y corresponde a un grupo de hombres, mujeres y niños judíos que estaban siendo evacuados del gueto de la población polaca de Siedlce para ser trasladados en tren hasta Treblinka para su eliminación. En octubre de 1943 un grupo de seiscientos prisioneros de Treblinka se rebelaría contra los alemanes, matarían a once guardianes y escaparían del campo de exterminio. De ellos sólo entre cincuenta y sesenta lograrían escapar con vida, fueron los únicos supervivientes de los cientos de miles de seres humanos que pasaron por las instalaciones de Treblinka. que pudieron dar cuenta del horror que se había vivido allí durante la guerra El pasado 19 de febrero fallecía Shmuel Willenberg, el último hombre vivo de Treblinka, la única voz que todavía podía recordarnos lo que había vivido allí. A los demás sólo nos queda tratar de mantener vivo ese recuerdo para que el paso del tiempo no lo difumine y termine cayendo en el olvido, un olvido que no podemos permitirnos
(Imagen procedente de http://www.dailymail.co.uk/)


Mientras, Willenberg fue destinado como primera actividad en su estancia en Treblinka I,   a recoger los objetos personales de los judíos que habían sido asesinados  y cuando se hallaba en ésta siniestra tarea pudo reconocer el abrigo de su hermana pequeña, llamada Tamara Willenberg,de seis años de edad, y ropa de su hermana mayor, Ita Willenberg. Durante los siguientes meses Willenberg trabajo como un miembro más de los Sonderkommand  al tiempo que los  judíos que se encontraban en Treblinka I planeaban una rebelión fabricando clandestinamente armas . Con la consigna "Revolución en Berlín" la rebelión estalló el 2 de agosto de 1943  cuando rociaron con queroseno los edificios del campo y los prendieron fuego creando una gran confusión entre los alemanes. Hubo enfrentamientos y cayeron guardias alemanes y todavía más prisioneros judíos. Aquel día había en Treblinka I y II unos mil  prisioneros de los que unos seiscientos, entre los que estaba Willenberg, consiguieron escapar aunque sólo entre cuarenta y sesenta de ellos llegarían con vida al final de la guerra , pues eran muchos los peligros que los acechaban allí fuera ,no sólo por los alemanes, sino también por parte de campesinos ucranianos y polacos. Willenberg recordaría después  "No paraban de dispararnos . Me hirieron en la pierna  pero seguí corriendo. Algunos corrieron hacia la izquierda . Yo seguí recto sorteando cadáveres"  Después  se internó en el bosque y recordaba como en un determinado momento gritó , llevado por la rabia y el dolor , "¡Que arda el infierno!"  Willenberg, a pesar de la herida,  logró regresar a Varsovia y allí  de forma casi milagrosa, encontró a su padre que se había ocultado en la parte de la ciudad que estaba  fuera del  gueto. Willenberg se unió a la resistencia polaca tomando parte en el alzamiento de Varsovia que se produjo entre el 1 de agosto y el 2 de octubre de 1944 ,y cuando la rebelión fue sofocada por el ejército alemán logró escapar mezclado con la población civil, permaneciendo escondido hasta la liberación de Polonia por los soviéticos unos meses después. 


Shmuel Willenberg se convertiría en escultor y pintor, recuperando en sus obras escenas de la vida en el campo de exterminio de Treblinka. Con el título de "La Orquesta" esta escultura representa la orquesta de violín que los guardianes de Treblinka forzaron a organizar al célebre violinista y compositor polaco de origen judío  Artur Gold (1897-1943)  que fue llevado desde el gueto de Varsovia al Campo de Exterminio en 1942, pero lo mantuvieron con vida para que amenizara las comidas, fiestas y veladas de los alemanes con su música o bien cuando los guardianes forzaban a los prisioneros de Treblinka I, el campo de trabajo, a entonar canciones del folclore polaco para que la gente , al escucharlo en la distancia, creyera que todo funcionaba de una manera normal en Treblinka. Gold no lograría escapar con vida de Treblinka y fue exterminado  problablemente durante la rebelión de 1943. Shmuel Willenberg decía durante sus últimos años de vida:
"No viviré para siempre pero mis esculturas hablarán por mi. Ahora es el turno de que lo hagan"
Nos quedan sus palabras y nos queda su obra , como nos queda el testimonio de los que todavía  están con nosotros y cuyas voces debemos mantener siempre vivas. Lo que más sobrecoge del genocidio nazi es que no fueron monstruos los que lo cometieron, aunque al escribir sobre ellos muchas veces se utilice ese término, eran personas normales , de vidas comunes que terminaron , por acción o por omisión, colaborando en la barbarie nazi. Como decía el filósofo y político irlandés Edmund Burke (1729-1797) "
"Lo único que se necesita  para que el mal triunfe  es que los hombres buenos no hagan nada"
Demasiados guardaron silencio ante lo que estaba sucediendo bien por miedo, bien por conveniencia, bien incluso por incredulidad, , pero callaron .
Imagen procedente de www.yadvashem.org




En cuanto a Treblinka, después de la rebelión de agosto de 1943, al frente del campo quedó el oficial de las SS  Kurt Franz (1914-1998) que según el mismo declararía en el juicio al que sería sometido muchos años después, entre 1964 y 1965, "Después de la rebelión en agosto de 1943 sólo operé el campo por un mes . Sin embargo, durante  ese periodo no hubo gaseos. Fue durante ese período cuando el campo original fue nivelado y se plantaron los altramuces"  En efecto, tras la rebelión que se produjo en octubre en el campo de exterminio de Sobibor , Heinrich Himmler , comandante de las SS, ordenó que  los campos de la Operación Reinhard fueran desmantelados y no se dejara rastro de su existencia, en un intento desesperado de borrar las huellas de genocidio.  Aunque todavía quedaban un trágico episodio final. Si Treblinka II había sido cerrado , Treblinka I siguió funcionando como Campo de Trabajo hasta que las tropas soviéticas se acercaron a su emplazamiento en julio de 1944  cuando los nazis lo cerraron definitivamente no sin antes asesinar a todos los prisioneros que seguían allí ¿El balance de la Operación Reinhard? Es muy difícil saber el número de personas que fueron asesinadas en Treblinka, Sosibor y Belzec,  pero se estima que sólo en Treblinka habrían perdido  la vida no menos de setecientas mil personas  y algunos llegan incluso hasta el millón de muertos En Sosibor esta cifra podría ser de alrededor de 250.000 y en Belzec al menos 430.000.  En total alrededor de un millón y medio sólo entre tres campos de exterminio que no llegaron a funcionar más de un año y medio.  Shmuel Willenberg , que después de un tiempo en el ejército polaco dejó Polonia cuando se hallaba ya bajo la dictadura soviética para establecerse en Israel en 1950 ,donde ejerció como ingeniero y después se convertiría en pintor y escultor  dejando en sus obras  testimonio de lo que sucedió entonces al igual que lo haría en su libro "Rebelión de Treblinka" Moría hace apenas dos semanas cuando escrito estas palabras, el 19 de febrero de 2016 a los noventa y tres años de edad y lo hacía libre, muriendo cuando la biología determinó el final de su existencia y no cuando quisieron sus verdugos. Fue la última y definitiva victoria de Willenberg sobre los asesinos de millones de personas.


Shmuel Willenberg y su esposa Ada en una fotografía tomada el 2 de agosto de 2013 con motivo del setenta aniversario de la rebelión de los prisioneros del campo de exterminio de Treblinka, de los que Shmuel era el último con vida. Tras su muerte, su esposa Ada y su hija Orit siguen comprometidas en el esfuerzo de que lo que sucedió no sea olvidado por las nuevas generaciones. Como escribe el periodista Sal Emergui, seguirán dando testimonio como lo hizo  Shmuel
"Porque el último de Treblinka  era el primero en volver a Treblinka  para denunciar una tragedia personal, familiar y universal. Por los judíos y gitanos asesinados en el campo. Por los que no consiguieron huir. Por los que conoció y vio consumir. Por los que nunca conocerá"
En realidad Shmuel daba testimonio por todos nosotros, para salvarnos del olvido
(Imagen procedente de https://commons.wikimedia.org/ ) 
 


Cuando leemos  historias del genocidio nazi  existe la tentación de pensar que ya lo sabemos todo sobre ese episodio de la historia, que lo hemos visto, leído , escuchado en muchas ocasiones, que ya no es necesario seguir insistiendo en ello. Después de todo a nadie le agrada hablar , escribir o ver escenas,historias, imágenes de cámaras de gas, de cuerpos consumidos abandonados en zanjas, de humillación, de dolor, de sufrimiento. ¿Es necesario seguir haciéndolo? Creo que hoy más que en las últimas décadas. Están desapareciendo las personas que vivieron aquel tiempo mientras que  las nuevas generaciones encuentran estas historias muy lejanas, como un mundo que nada tiene que ver con ellos. Durante el funeral de Shmuel Willenberg, el actual presidente de Polonia Andrzej Duda (1972) decía "Hemos perdido a un héroe judío y un patriota polaco" Creo que con la muerte de Shmuel y de las demás voces que el paso del tiempo va callando perdemos mucho más , perdemos la memoria viva de uno de los episodios más tenebrosos de la historia de la humanidad y la consciencia de que aquello no fue una pesadilla sino algo real y que si sucedió una vez puede volver a repetirse. Hace unos días, casi coincidiendo con la muerte de Shmuel Willenberg  , leía la crónica de la corresponsal del periódico español "El Mundo" en Berlín, Carmen Valero. Trataba sobre los ataques que estaban sufriendo  los albergues de refugiados procedentes de Siria y de otros países de Oriente y del Norte de África durante el último año, y como estos eran cada vez más frecuentes y más violentos. Según la Oficina Federal de Investigación Criminal de Alemania, durante 2015  se produjeron 163 ataques violentos  contra refugiados y albergues, seis veces más que en 2014 y  su número sigue creciendo. La ola inicial de solidaridad hacia los miles de refugiados que arriesgan su vida atravesando el Mediterráneo está dando paso a la indiferencia y, lo que es más peligroso, al temor y el rechazo habilmente manipulado por líderes populistas que ven en esta situación un caladero de votos para  crecer y lograr un peso político impensable hace tan solo unos años.


Miembros del grupo finlandés que se hacen llamar Soldados de Odín , que surgieron en octubre del pasado año 2015  según manifestaban para proteger a los finlandeses de los invasores musulmanes. Hay quien se burla de ellos y no los toman en serio y es cierto que de momento son minoritarios, pero este tipo de movimientos xenófobos y de un rancio nacionalismo están proliferando por toda Europa  algo que hace una década era impensable  como los ataques a los albergues de refugiados en Alemania o las escenas de violencia que hemos visto en las fronteras de Hungría y Macedonia para rechazar a los refugiados. La falta de respuesta de las instituciones europeas a la crisis de los refugiados está alentado a estos grupos que nos traen recuerdos de una Europa sombría, dividida por nacionalismos , algo que creíamos superado gracias al nacimiento de la Unión Europea. No son una amenaza la gente que viene a Europa a buscar una vida mejor , la amenaza somos nosotros mismos si volvemos a caer en los viejos errores, en las viejas fórmulas políticas que ya nos llevaron una vez al borde del abismo. Y las historias como la de Shmuel Willenberg nos sirven para recordarlo
(Imagen procedente de www.infobae.com)  


 Los muertos en las aguas del Mediterráneo ante una indiferencia cada vez mas generalizada, el uso de gases lacrimógenos en la frontera de Macedonia para impedir el paso de los refugiados, los ataques a los albergues, la proliferación de grupos como los Soldados de Odín en Finlandia que patrullan las calles contra los invasores musulmanes o CasaPound en Italia  que resucitan las palabras de Benito Mussolini  defendiendo el cierre de fronteras y la deportación de los inmigrantes , el discurso xenófobo del Frente Nacional en Francia, de Amanecer Dorado en Grecia,  de Peguida o  el partido Alternativa para Alemania  en Alemania, son sólo algunos de los muchos ejemplos de la xenofobia que crece en el corazón de Europa , una xenofobia que no nace por el apoyo de unos cuantos nostálgicos de los fascismos y nazismos del pasado, sino por jóvenes que en muchos casos apenas saben de ese pasado más allá de lo que han visto en las películas.  El ministro de Justicia alemán, Heiko Maas, lanzaba la voz de alarma hace unos días ante éste creciente sentimiento xenófobo "No podemos esperar a que haya un primer muerto"  haciendo un "llamamiento  a la mayoría silenciosa que calla y mira hacia otro lado cuando se hostiga en Alemania a quienes buscan un futuro sin persecución ni bombas" Por su parte, el jefe de policía de la ciudad de Leipzig, Bernd Merbitz, haciendo referencia a las más de cuarenta manifestaciones que se organizan en la ciudad a la semana para protestar por la presencia de los refugiados  e inmigrantes  decía "El ambiente que respiramos es más bien de pogromo" .No, no estoy comparando, creo que es evidente, la situación actual con los campos de exterminio nazis, pero corremos el riesgo de que el olvido de lo que sucedió nos conduzca por caminos equivocados  y hay que tener en cuenta que la xenofobia, el temor al diferente, el  culpabilizar al otro de los problemas es algo que siempre encuentra un terreno abonado en tiempos de crisis social y económica como los actuales, como lo fue la República de Weimar para el nazismo o las ruinas de la Rusia zarista para la implantación del stalinismo. Nunca debemos cansarnos de escuchar a hombres como  Shmuel Willenberg para recordar que hubo un tiempo hace  setenta y cinco años que personas normales aceptaron lo monstruoso. O como dijo una de las víctimas del genocidio, una joven judía llamada Ana Frank(1929-1945) "Nunca creeré que los poderosos , los políticos y los capitalistas  sean los únicos responsables de la guerra. No, el hombre común y corriente también se alegra de hacerla."  El olvido de nuestro pasado no es una opción , el riesgo es demasiado grande. 



Creo que la mejor forma de terminar esta historia es con esta imagen del Memorial de Treblinka que se erigió en 1978 sobre el lugar  donde una vez estuvo el campo de exterminio. Rodeado por  diecisiete mil piedras de diferentes formas y colores que forman un cementerio simbólico de las más de setecientas mil víctimas de Treblinka, se erige un monolito  con una Menorá (el candelabro de siete brazos  que es uno de los elementos rituales más importantes del judaísmo) y  a sus pies una placa en la que se puede leer en seis idiomas  unas palabras con las que quiero acabar éste artículo :
 "Nunca más" 
(Imagen procedente de blogs.staffs.ac.uk



Enlace con la primera parte de "La tela de Penélope y el riesgo del olvido"


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos