miércoles, 2 de marzo de 2016

LA TELA DE PENÉLOPE Y EL RIESGO DEL OLVIDO (PRIMERA PARTE)

El pasado 29 de febrero de 2016 era el Día de las Enfermedades Raras. No  me gusta demasiado esta práctica actual de dedicar cada día del año no ya a una efeméride  , acontecimiento o causa en particular sino en ocasiones a varias de ellas en el mismo día. Al final es tan constante el bombardeo de Día de ésto o Día de lo Otro, que  el exceso termina causando indiferencia  o, con suerte, una atención momentánea que pronto es desplazada por la siguiente efeméride o causa que se conmemora al día siguiente. Sin embargo, hay algunos de estos Días dedicados a algo que si son necesarios  porque permiten sacar a la luz temas y circunstancias que permanecen olvidados, al margen de la corriente principal de información y uno de ellos son las enfermedades llamadas raras en el sentido de que son muy poco frecuentes y sólo afectan a un porcentaje mínimo de la población mundial y que, por ello, también tienen más difícil luchar contra enfermedades que a los laboratorios médicos no les resultan rentables  pues apenas tienen afectados a los que aplicar los tratamientos  El Día de las Enfermedades Raras permite recuperar  muchas de las historias de estas personas que padecen en silencio sus singulares dolencias y que gracias a ese Día consiguen que su voz sea escuchada. Aquel día , leyendo el periódico, descubrí una dolencia de la que nunca había leído ni escuchado nada y que respondía al nombre de Síndrome de Landau Kleffner. Es tan rara que en España podría haber sólo seis casos, aunque al no existir ninguna asociación de enfermos  se ignora el número exacto de personas afectadas.  Fue descrita por primera vez en 1957 por los profesores Landau y Kleffner  que dieron su nombre a ésta dolencia que  suele diagnosticarse entre los tres y los seis años de edad . 

El Síndrome de Landau Kleffner es una forma de epilepsia dentro de las más de dos centenares de variedades de epilepsia que existen .La epilepsia que conocemos la mayoría de nosotros es una enfermedad crónica que se manifiesta  con convulsiones que afectan a una parte o a la totalidad  del cuerpo . Pero en el Síndrome de Landau Kleffner no se manifiesta en estas convulsiones corporales sino que  actúa a  a través de  una actividad eléctrica cerebral anormal durante la noche  que altera la capacidad del cerebro para consolidar las cosas que aprendemos durante el día y va afectando el funcionamiento del cerebro. En el caso de la niña a la que se refería el artículo, Celia,  estas descargas eléctricas  se producían hasta un 80% del tiempo dedicado a dormir . Se empezó a manifestar a los seis años de edad y hoy, según contaba su madre,
"No suma, no resta, no es capaz de articular ni una palabra, no entiende muchas de las cosas  que le dices y tiene algunas alteraciones de la conducta"
No es el objetivo de éste artículo profundizar en esta extraña dolencia  que en España parece que no sufren más de cinco personas , pero espero hacerlo   en otro artículo dedicado en exclusiva  a ella y cuando haya leído más sobre sus orígenes y evolución. En este caso  os hablo de ella  porque  si estas personas sufren una dolencia física que se puede diagnosticar y que provoca el olvido , tal vez  nuestras sociedades  también estén sufriendo su propio Síndrome de  Landau Kleffner y  estemos olvidando de donde venimos. Os hablaré de ello más adelante
(Imagen procedente de es.slideshare.net)

La enfermedad es una  forma de epilepsia  pero de las que dejan más  secuelas cerebrales en quien la sufre . En el articulo se entrevistaba al neuropediatra español Victor Soto Insuga que explicaba  en que consistía éste síndrome "Los afectados  presentan una actividad eléctrica cerebral  anormal durante la noche , de forma que  el sueño deja de cumplir sus funciones: ni repara ni consolida la memoria de lo aprendido durante el día" Es como si nuestra mente fuera un encerado, y todo lo que escribiésemos en ella durante el día  al llegar la noche alguien lo borrara  y al despertar tuviéramos que empezar de cero para repetir el mismo proceso un día tras otro, sin avanzar nunca porque cada día nos borran de nuevo el encerado. Los primeros síntomas de la enfermedad  son problemas de comprensión o de lectura, actividades que antes el niño hacia sin dificultad y que le resultan cada vez más difíciles. En el caso que presentaba el periódico, cuando la niña está aprendiendo a leer al principio no había problemas, se sabía todas las letras, pero con el tiempo "misteriosamente , éstas empezaron a desaparecer  de su memoria"  Al leerlo recordé la película  de 2004 "Olvídate de mí" protagonizada por Jim Carrey (1962) y Kate Winslet (1975)   en la que e personaje interpretado por Carrey va viendo como su pasado desaparece a medida que se borra su memoria, los rostros se borran, los paisajes se difuminan y al final no queda más que la oscuridad.. La diferencia es que aquello es ficción y esta dolencia es una realidad  para un reducido grupo de personas que la padecen y aunque no se trata de una enfermedad crónica ,porque con la edad remite, sus efectos si son permanentes y dejan su huella en el desarrollo de la persona. Prometo en el futuro, cuando tenga más información sobre ella además de lo que leí en ese artículo y en las enciclopedias que he consultado en Internet,   dedicar un artículo a ésta dolencia para divulgarla  y que llegue a más gente porque tal vez eso sirva de alguna ayuda y apoyo a los que la sufren y a sus familias. 

BREVE REPORTAJE SOBRE EL SÍNDROME LANDAU KLEFFNER

En este breve reportaje del programa "Espejo Público"  del canal español Antena 3 se entrevista a María del Carmen, la madre de la pequeña Celia, que es la niña  de la que trataba el artículo que os mencionaba , uno de los contados casos de éste síndrome en el mundo. Si alguien que lea éste artículo conoce a una familia donde también exista un caso  sería conveniente que se pusiera en contacto con María José, porque al ser tan pocas las personas afectadas es importante que puedan unirse para darse apoyo y buscar más información y ayudas para esta dolencia. 




Pero hoy quería hacer referencia a ella por otro motivo, el olvido ,y establecer con ello un vínculo de unión entre diferentes noticias de actualidad  que parecen no guardar ninguna conexión pero  que creo que si están vinculadas. ¿Qué pueden tener en común una enfermedad  rara,  el personaje femenino de una obra de Homero, la muerte de un anciano de noventa y tres años, la crisis de los refugiados en Europa y el auge en este continente de grupos xenófobos y nacionalistas?En apariencia nada, pero trataré de mostraros que si la tienen y que todas ellas están relacionadas con el olvido . Aunque el historiador Tito Livio (hacia 59 a. C -17 d. C) escribiera "Olvidemos lo que ya sucedió , pues puede lamentarse pero no rehacerse" y el escritor español Vicente Blasco Ibañez (1867-1928) afirmara que "Tenemos dos fuerzas que nos ayudan a vivir: el olvido y la esperanza", creo que eso puede ser de utilidad en la vida personal , pues aunque sea imposible borrar el pasado en ciertas ocasiones es bueno conducir ese pasado  a un rincón de nuestra memoria para que no nos impida mirar hacia el futuro , pero siempre teniendo en cuenta que es de nuestros errores pasados de los que debemos aprender y si los olvidásemos ¿cómo evitaríamos cometerlos de nuevo? Pero donde no está permitido olvidar es en la vida de las sociedades, no para buscar venganza de afrentas pasadas pues la venganza nunca ha servido más que para saciar los más bajos instintos del ser humano, sino para evitar repetir actuaciones que produjeron resultados funestos.. Todos hemos escuchado la célebre cita atribuida a diferentes autores, "el pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla", y en el mismo sentido  otro escritor español de nuestros días, Arturo Pérez Reverte (1951)  cuando se refiere a la necesidad de conocer la historia para evitar el olvido de los errores cometidos en el pasado nos dice "Sin historia no hay posibilidad de acometer el presente. No te puedes mover por el presente, no puedes actuar en él . Conocer la historia , sus mecanismos de análisis , de comprensión, te da la sabiduría del tablero ¿Cómo te atreves a moverte sin saber las reglas del ajedrez"  Y viendo lo que está sucediendo en los últimos meses en Europa con lo que los medios de comunicación denominan "crisis de los refugiados" y el auge de movimientos nacionalistas y xenófobos  comienzo a pensar si no estaremos olvidando las reglas de ese ajedrez al que se refiere Reverte. 

Este grabado del siglo XVIII representa uno de los episodios  de la Odisea, cuando Ulises se lleva a sus compañeros por la fuerza  de país de los Lotófagos . Según la mitología griega los lotófagos era un pueblo que habitaba en una isla situada cerca de la  costa del Norte de África, y se llamaban Lotófagos, que significa comedores de loto, porque se alimentaban exclusivamente de ésta planta que podría tratarse del llamado Trigo de Zeus o Fruta de los Dioses , una fruta tan deliciosa que el que la comía olvidaba todo excepto  su deseo de seguir comiéndola . Homero escribe
"Partieron y se entrevistaron con los lotófagos , que no tramaron la perdición  de nuestros amigos, pero les dieron a comer loto, y cuando probaban éste fruto dulce como la miel, ya no querían volver con noticias, sino que deseaban permanecer allí mismo, comiendo loto, sin acordarse de volver a la patria. Pero yo los llevé a las naves por la fuerza  y, aunque lloraban, los arrastré y los hice atar debajo de los banco. Y al instante nos adentramos mar adentro"
En el mundo actual tenemos otros lotos que parecen hacernos olvidar cosas esenciales que deberíamos tener presentes. La generación que vivió la Segunda Guerra Mundial está desapareciendo por razones biológicas, su avanzada edad, y las nuevas generaciones ven lo que entonces sucedió como algo muy lejano, casi como si fuera  el argumento de una película. Como la tripulación de Ulises, olvidamos de donde venimos
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)


Ya hemos visto los efectos del Síndrome de Landau Kleffner, como todo lo que se aprende durante el día se olvida durante la noche obligando al paciente a comenzar de cero cada nuevo día. Le han dado otro nombre más  literario a esta dolencia, el Síndrome de Penélope Se refieren a la Penélope que es esposa de uno de los héroes de la guerra de Troya, el astuto Ulises u Odiseo, rey de Itaca,  aquel que tuvo la idea de construir  el célebre caballo en cuyo interior los aqueos se escondieron para poder franquear las murallas de Troya. Gracias a éste ardid pudieron tomar la ciudad después de diez años de infructuoso asedio, pero cuando Ulises trató de regresar a su tierra , Itaca, los dioses no le fueron favorables y pasó otros diez años vagando por las aguas del Mediterráneo en un periplo  que es relatado en el poema épico de Homero titulado  "Odisea". Mientras su esposo corría mil desventuras , desde enfrentarse a un cíclope a visitar el Inframundo o resistirse al canto de las sirenas,  su esposa se veía acosada desde hacía veinte años, los diez que duró el asedio de Troya y los diez que pasó vagabundeando en las aguas del Mediterráneo,  por un numeroso grupo de pretendientes que, dando por muerto a Ulises, aspiraban a casarse con ella y quedarse con todos los bienes del héroe. En la Rapsodia XIX  Homeno nos presenta a Penélope hablando a un forastero que no es otro que el mismo Ulises disfrazado y durante el diálogo que mantienen, Penélope descubre un ardid que ha utilizado para ir dando largas a sus pretendientes "Son muchos los pretendientes -explica Penélope al forastero -que me acosan sin descanso. Todos los príncipes  de las islas vienen a mi pidiéndome en matrimonio y alegando que Ulises ha muerto y que conviene a  los asuntos de nuestro reino tener un jefe experto y maduro. Ellos me dan prisa y me piden una y otra vez  que elija entre uno de entre ellos para casarme. Pero yo no me apresuro. Tramo engaños , y así evito  el tener que elegir esposo"  A continuación cuenta Penélope como se dirigió a los pretendientes inspirada por un dios y les dijo que antes de que tomara una decisión sobre su nuevo marido la dejaran terminar de tejer el sudario para envolver el cuerpo de su esposo si alguna vez lo encontraban .

"Penélope y los pretendientes"  obra realizada en 1912 por el pintor británico John William Waterhouse (1849-1917) donde representa a Penélope (vestida de rojo) tejiendo en su hilar ese sudario para Ulises que al llegar la noche deshará  para ganar tiempo y no tener que elegir a alguno de los pretendientes que la acosan, como ese joven que la ofrece un ramo de flores. Explica Penélope a un forastero que, en realidad, es Ulises disfrazado
"Todos pretenden doblegar mi voluntad , y arruinan nuestra hacienda. Ellos me dan prisa y me piden una y otra que elija uno de entre ellos para casarme. Pero yo no me apresuro  y procuro mantener esta situación con la esperanza  de que Ulises no haya muerto y retorne algún día"
Y así pasarán hasta tres años  tejiendo de día y destejiendo la noche , como la memoria de los afectados por  la enfermedad a la que también se la llama por el nombre de la esposa de Ulises, el Síndrome de Penélope y pro eso he titulado este artículo la tela de Penélope. A veces la historia humana es como si hiciéramos algo durante el día y luego nos dedicáramos a olvidarlo , a destejerlo durante la noche  y las sociedades no pueden permitirse el olvido. si quieren evitar  caer en los mismos errores .Algo que parece obvio pero que también olvidamos.
(Imagen procedente de  www.nelmezzodelcammin.es)  

Y de esa forma "Desde entonces pasé los días tejiendo la gran tela , y por la noche , tan pronto se encendían las antorchas en las salas del palacio , deshacía lo que durante  el día había labrado. Así logré ocultar el engaño , y mis palabras fuero creídas  por los pretendientes durante tres años"  En la mente de los afectados por el Síndrome de Landau Kleffner sucede algo parecido a lo que hacía Penélope, sólo que ,en su caso, en lugar de ser una tela tejida durante el día la que se desteje por la noche, son los recuerdos adquiridos cada jornada los que desaparecen al dormir por la noche , de ahí que reciba el nombre de Síndrome de Penélope. Y me pregunto, o más bien me temo , que eso mismo podría estar sucediendo ahora en nuestras sociedades. Hace unos días ,antes de escribir estas palabras, leía en el periódico el obituario de un anciano de noventa y tres años  que había fallecido en Tel Aviv (Israel) el 19 de febrero de 2016, hace apenas doce días cuando escrito estas palabras. Su nombre era Shmuel (Samuel) Willenberg (1923-2016 ) y era un judío polaco. Hasta aquí no había nada de extraordinario, pero  Shmuel era una página de historia viva  porque se trataba del último superviviente de uno de los infiernos que los nazis construyeron en la tierra, el campo de exterminio de Treblinka. Gracias al trabajo de los historiadores podemos conocer aspectos del pasado, pero un libro de historia  suele ser una versión de lo que sucedió por alguien que no lo ha vivido , de ahí que  el valor histórico de los testimonios de las personas que vivieron  un acontecimiento del pasado es insustituible, nadie podrá contar mejor , transmitir mejor lo que sucedió entonces que aquellos que lo vivieron. Hoy el horror de la Shoah, que significa literalmente "Catástrofe" y es el término hebreo para referirse  al genocidio nazi contra el pueblo judío, comienza a ser visto por las nuevas generaciones como algo muy lejano, que han visto en las películas y en los documentales, pero casi tan ajeno a ellos como las guerras napoleónicas. 

Never forget: Samuel Willenberg, pictured above  a year after his escape from Treblinka, remembers: 'Suddenly, we heard a thunderous explosion from the garage. Tongues of fire soared over the trees coming from the gasoline drums that the prisoners had set alight'
Fotografía de Shmuel Willenberg tomada durante la Segunda Guerra Mundial  antes de que fuera al Campo de Exterminio de Treblinka , el lugar donde serían exterminados entre 800.000 y 900.000 seres humanos y que luego los nazis trataron de borrar del mapa como si nunca hubiera existido.  Shmuel era el único superviviente que seguía  con nosotros  hasta su muerte el pasado 19 de febrero y con él desaparece la memoria viva de uno de los episodios más tenebrosos de la historia , y creo que es necesario que historias como la suya nunca caigan el olvido , no se queden en letras que nadie lee ni en fotografías que van quedando desvaídas. Aquello no fue una pesadilla, fue real y sucedió hace poco más de setenta años  y si todavía viven personas que pasaron por aquel horror  y tienen que escuchar a personas ,cada vez más , que niegan lo que sucedió ¿qué sucederá cuando todos hayan muerto?¿tan frágil es nuestra memoria que una par de generaciones bastan para borrar lo sucedido?
(Imagen procedente http://www.dailymail.co.uk/)

La media de edad de los supervivientes de la Shoah en Israel, donde se concentra el mayor número de ellos, es de ochenta y cinco años. Todavía quedan unos ciento noventa mil, pero el correr inexorable del tiempo hará que sus voces se extingan en las próximas dos décadas y entonces ya no estarán con nosotros para contarnos de viva voz lo que sus ojos vieron, lo que sus oídos escucharon, lo que sus almas sintieron  en aquellos lugares de mal infinito donde se vivieron historias tan atroces que no parecen de éste mundo sino surgidas de una pesadilla. Y ese es el mayor peligro, la grieta por la que pretenden penetrar los negacionistas, aquellos que tratan de  reescribir la historia , deformándola y  trabajar en el olvido de o que ocurrió . Y ya sabemos que olvidar es el primer paso para repetir lo que una vez se hizo , para abrir la puerta a las ideas que no hace tanto tiempo arrastraron al mundo a una guerra en la que murieron más de sesenta millones de seres humanos y heridas abiertas que tardarían mucho tiempo en comenzar a cicatrizar.Cada superviviente de la Shoah es un testimonio vivo del mal del que es capaz el hombre y de las ideas que lo originaron, ideas que disfrazadas bajo otras formas y por otros motivos hoy me parece verlas resurgir en Europa y eso lo que me condujo a escribir sobre Shmuel Willenberg  ,la relación que tiene con nuestro presente y sobre las consecuencias del olvido.. Shmuel Willenberg nació en la localidad polaca de Czestochowa el 16 de febrero de 1923 . Su padre era Perec Willenberg (1874-1947), un profesor judío pero que era también uno de los pintores más prestigiosos  entre los que realizaban los frescos que decoraban las sinagogas judías en Polonia. Su esposa, y madre de Shmuel, era una enfermera rusa de religión ortodoxa aunque convertida al judaísmo llamada Manieja Popow. Su vida transcurría con tranquilidad aunque las noticias procedentes de Alemania eran cada vez más inquietante desde que en 1933 el Partido Nazi se hiciera con el poder. 


Opatow Jews
Hay pocas imágenes del gueto de Opatow, la ciudad donde se encontraba trabajando el padre de Shmuel Willenberg c en la pintura de unos frescos para la sinagoga . Allí se reunirían después con él el resto de la familia , quedando confinados en el gueto de la ciudad  junto con otros diez mil judíos que iban a ser utilizados como mano de obra esclava por los nazis. . Más tarde, en el año 1942, cuando la suerte de la guerra comenzaba a girar contra los alemanes. El gueto estaba abierto hasta que el 13 de mayo de 1942 quedó aislado del resto de la ciudad al igual que lo estaban otros guetos como el de Varsovia. Finalmente, el 28 de octubre de ese año reunieron a todos los habitantes del gueto en la plaza y formando una larga fila los condujeron hasta una estación que se encontraba a 18 kilómetros de allí. Fueron hacinados en vagones sin ventilación, y apenas con un cubo por vagón para hacer sus necesidades. Y así emprendieron un viaje de 300 kilómetros que se prolongó durante tres días infernales. Su destino era el Campo de Exterminio de Treblinka
(Imagen procedente de www.vilnaghetto.com
        


El 1 de septiembre de 1939  Alemania inicia la invasión de Polonia , un país que quedará dividido entre Alemania y la Unión Soviética en virtud del acuerdo secreto firmado por ambas potencias el 23 de agosto de ese mismo año en el conocido como Tratado Ribbentrop-Molotov. Mientras, el joven Shmuel, tiene dieciséis años,  deja Czestochova  el 6 de septiembre  y se dirige a la ciudad de Lublin para unirse como voluntario al ejército polaco. Los soviéticos inician la invasión de Polonia y el 25 de septiembre  Shmuel es herido de gravedad  en un enfrentamiento con los soviéticos que lo capturan. Poco después logra huir , se dirige a Varsovia para encontrarse con el resto de su familia excepto su padre, que estaba trabajando en la decoración de una sinagoga en la localidad de Opatow y hacia allí se dirigió toda la  familia . Mientras, los nazis comenzaron a  concentrar a la población judía en guetos . En  "Breve historia del Holocausto" el historiador español  Ramón Espanyol  Vall(1975) nos cuenta que  se "delimitaron con muros y alambradas  las juderías de las principales ciudades y habilitaron  las zonas más antiguas y degradadas de los núcleos urbanos para establecer guetos judíos forzando a vivir en ellos a la población hebrea que vivieran en la región" . Los nazis todavía no sabían exactamente como iban a proceder con ellos , más adelante se hablaría incluso del Plan Madagascar para trasladar a todos los judíos europeos ala isla africana de Madagascar, en el Océano Índico, pero si tenían claro  que , según nos cuenta Ramón Espanyol que " querían tener controlados, identificados  y segregados a los judíos. De este modo, a medida que fueron ocupando territorios  en Europa Oriental, los judíos de los distintos pueblos y regiones,  al igual que los gitanos, eran concentrados  en guetos que se establecían principalmente en aquellas ciudades donde la presencia hebrea ya era notable antes de la ocupación alemana. Todos sus residentes siempre debían estar identificados con el brazalete con la estrella de David visible en su brazo derecho"  


Bundesarchiv Bild 101I-134-0791-29A, Polen, Ghetto Warschau, Ghettomauer.jpg
Fotografía donde vemos el muro que separaba al gueto de Varsovia del resto de la ciudad, el lugar donde estaban confinados al principio  unos 380.000 judíos aunque llegaría a ser más de cuatrocientos  cuarenta y cinco mil  en el año 1941 a medida que iban  trayendo judíos de otras zonas próximas. En una trágica ironía, tuvieron que ser los propios judíos los que financiaron el gasto de construcción del muro. Tenían que pagar la construcción  de . su propia cárcel . Escribe Ramón Espanyol en su "Breve historia del Holocausto" que:
"En la mayoría de los guetos  las SS utilizaron a los residentes como mano de obra forzosa para las fábricas. Solo en el gueto de la ciudad polaca de Lodz  se abrieron más de cien fábricas. Los judíos incapacitados o menos productivos fueron los primeros en ser fusilados o deportados. Cualquier judío que fuera  capturado fuera del gueto  sin su permiso de trabajo o alejado de su fábrica sería inmediatamente eliminado. Si alguna persona de fuera del gueto contactaba , comercializaba o ayudaba a personas del interior , era acusada de traición y generalmente ejecutada"
A partir de 1942 los guetos fueron siendo cerrados y sus residentes enviados a campos de exterminio como el de Treblinka.
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org )  

En el momento en que estalló la guerra  en Polonia vivían cerca de tres millones de judíos  lo que explica que los guetos más grandes de Europa tuvieron su emplazamiento en tierras polacas y el más grande de todos ellos era el gueto de Varsovia, donde llegarían a hacinarse más de cuatrocientas mil personas en cuatro kilómetros cuadrados de superficie. Para instalarlos en el gueto se llegó incluso a desalojar a ciudadanos que no eran judíos para  que sus casas fueran ocupadas por judíos  A mediados de noviembre de 1940 el gueto de Varsovia quedó separado del resto de la ciudad por un muro de más de tres metros de altura , dieciocho kilómetros de longitud y coronado por alambres de espino para evitar cualquier intento de fuga. No voy a detenerme en esta ocasión en narrar el funcionamiento de los guetos y como era su vida cotidiana porque para ello escribiré en su momento un artículo monográfico pero al menos , para que nos sirva como un esbozo de lo dura que ya era la existencia en el interior de estas inmensas prisiones dentro de las ciudades , vuelvo a las palabras de Ramón Espanyol  que  nos explica que  "los desechos humanos y las basuras yacían  a veces semanas en las calles , por lo que las enfermedades contagiosas  se propagaban con extrema facilidad.En invierno , las cañerías de agua quedaban congeladas . las bajas temperaturas acechaban a los indigentes  que llenaban las calles, entre ellos muchos ancianos y niños huérfanos.Miles de personas morirían  por las bajas temperaturas o de inanición. La mendicidad  dentro del gueto era abundante  y las calles muy peligrosas, la delincuencia y los robos aumentaron. Muchas zonas de las juderías no tenían ni siquiera agua potable y al mismo tiempo que menguaban los recursos seguía creciendo la población en los guetos con judíos traídos de otras zonas.  A veces la resistencia del cuerpo  ante las durísimas condiciones de vida no iba acompañada por la resistencia psicológica , y se vivieron numerosos episodios de suicidio."


Carta con fecha del 31 de julio de 1941 , firmada por Hermann Wilhelm Göring  (1893-1946), hombre de confianza de Hitler y comandante de la Luftwaffe, las fuerzas aéreas alemanas, y dirigida a Reinhard Heydrich(1904-1942) , director de la Oficina Central de Seguridad del Reich, en la que Göring pide a Reinhard que vaya ultimando los preparativos para la Solución Final, que no era otra cosa que el exterminio del pueblo judío y todo ello tratado con un lenguaje frío, como si se tratara de un problema de eficacia productiva en una fábrica
"A fin de complementar la misión que le fue asignada - escribe Göring -   pro el decreto del 24/1/1939 , relativa a la solución  de la cuestión judía de la manera más conveniente posible, dadas las condiciones presentes, por medios de emigración, o de evacuación, le encargo que efectúe los preparativos necesarios relacionados con la organización y los aspectos prácticos y materiales , para conseguir una solución global de la cuestión judía en las esferas de influencia alemana de Europa. En la medida  en que esto atañe a las competencias de otras instancias centrales  estas deberán ser involucradas. Le encargo, además  , someta a mi juicio con rapidez un plan global  de las medidas prácticas , materiales y de organización , para la ejecución de la deseada solución final de la cuestión judía"
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org



Un superviviente del gueto de Varsovia, Tashia Bialer , relata en un documental dedicado al campo de exterminio de Treblinka como era la sensación de vivir en aquel hormiguero humano que era el gueto de Varsovia "Un tercio de la población de una gran ciudad se movía por las calles formando una corriente incesante , agolpándose cada vez más. Había carretas amontonadas  con enseres domésticos. Los alemanes se divertían volcándolos y viendo como nos echábamos a recoger nuestras cosas. Era un caos horrible . Los niños deambulaban perdidos, lloraban a gritos entre la multitud  de medio millón de personas desarraigadas" Entre 1940 y 1942  alrededor de ochenta y tres mil judíos morirían de hambre, enfermedades y asesinatos hasta que en 1942 los alemanes comenzaron a meterlos en trenes  con la promesa de llevarles hacia una nueva vida  en el Este. Mientras, en  Opatow, donde estaban los Willenberg, el gueto se creó en la primavera de 1941 aunque no estaba rodeado de un muro como el de Varsovia, lo que no significaba que en su interior la vida fuera tan peligrosa como en la capital polaca .  Además el control que ejercía las SS fue cada vez más estrecho. El 20 de enero de 1942  se celebraba en la Villa Marlier, una casa señorial situada  cerca del lago Wannsee . en las proximidades de Berlín, y  bajo la dirección de Reinhard Heydrich (1904-1942), a la postre  Director de la Oficina Central de Seguridad del Reich, , la que sería conocida como Conferencia de Wannsee donde se sentaron  las bases para el exterminio de los judíos, lo que llamaron Endlösung, la  Solución Final, y el nombre en clave de este exterminio sería la Operación Reinhard. Por primera vez en la historia moderna, una nación se proponía  el exterminio de todo  un pueblo. Y para llevar a cabo su propósito genocida se decidió  construir granes campos de exterminio  en Polonia pues era en esta zona donde se hallaba concentrada la mayor parte de la población judía.. Se procedería a vaciar los guetos progresivamente para conducirlos  por tren  hasta los nuevos campos de exterminio  donde se decidió utilizar cámaras de gas como el método más rápido  y eficaz . Así se decidió el destino de millones de personas, entre ellos  la familia de Shmuel Willenberrg  que fueron enviados a Treblinka. Pero lo que sucedió después con Shmuel y su conexión con nuestro presente lo veremos en la segunda parte de esta historia. 

Enlace con la segunda parte de "La tela de Penélope y el riesgo del olvido"
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/03/la-tela-de-penelope-y-el-riesgo-del_5.html


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos