lunes, 1 de febrero de 2016

ENTRE LOS YORK Y LOS LANCASTER: LA GUERRA DE LAS DOS ROSAS (TERCER PARTE)

Me detuve en la segunda parte de ésta historia en el año 1455. Habíamos asistido a la derrota de Inglaterra frente a Francia en la Guerra de los Cien Años, certificada  con el último desastre militar inglés en la batalla de Castillon el 17 de julio de 1453. Inglaterra perdía todas sus posesiones en suelo francés excepto la ciudad y el puerto de Calais, que todavía conservaría durante un siglo más. La derrota no hizo más que agravar la crisis que ya se vivía en el interior del reino. Sabemos que la Casa Lancaster, descendientes de Juan de Gante(1340-1399), que a su vez era el tercer hijo del rey Eduardo III (1312-1377), controlaba el trono desde que en 1399 fuera destronado el nieto de Eduardo III, Ricardo II, un rey impopular que hizo que el Parlamento apoyara la coronación del hijo de Juan de Gante, el nuevo rey Enrique IV (1367-1413). Para eso se saltaron el orden natural de sucesión, que habría correspondido a la descendencia de  Lionel de Amberes (1338-1368), que era el segundo hijo de Eduardo III y, por lo tanto un puesto por delante de Juan de Gante. De hecho se llegó a decir que Ricardo II, que carecía de descendencia, había designado al nieto de Lionel de Amberes, el cuarto conde de March Roger de Mortimer (1374-1398), como su heredero . Años más tarde la hija de Roger de Mortimer, Anne de Mortimer (1390-1411) se casaría con el  conde de Cambridge, Ricardo de Conisburgh (1375-1415). Como ya vimos  este Ricardo de Conisburgh era hijo del  quinto de los hijos varones de Eduardo III, el duque de York Edmundo de Langley (1341-1402). De la unión entre Anna de Mortimer y Ricardo de Conisburgh nacería Ricardo de York (1411-1460), que se convertirá en jefe de la Casa de York, rival de la Casa de Lancaster.. El padre de Ricardo de York fue ajusticiado en 1415 precisamente por conspirar contra el nuevo rey de los Lancaster, Enrique V (1387-1422). El prestigio militar de Enrique V era demasiado  brillante como para que nadie se atreviera a cuestionar la legitimidad de los Lancaster para ocupar el trono. 


En este mapa podéis ver la localización y la fecha en que tuvieron lugar las principales batallas que marcaron los treinta años de guerra civil que la historia conoce como la Guerra de las Dos Rosas y al que podéis recurrir cuando vayan apareciendo a lo largo del relato. El nombre de Guerra de las Dos Rosas se atribuye generalmente, aunque es discutido por algunos historiadores,  por los emblemas  que representaban a las dos  familias enfrentadas, la Casa Lancaster, representada por una rosa roja, y la Casa York, por una rosa blanca. En realidad no empezaría a utilizarse este nombre hasta después de terminada la guerra, cuando ya reinaba la dinastía que surgió de la guerra, los Tudor. Al parecer la Rosa Lancaster no era roja, sino de color dorado, y en cuanto a los de York si empleaban una rosa blanca  como emblema en su escudo, aunque no era más que uno más de los muchos símbolos que utilizaban. En todo caso para la historia ha quedado ya el nombre de Guerra de las Dos Rosas y también es una rosa el símbolo de su final, la Rosa Tudor  creada por el rey Enrique VII(1457-1509)  combinando o fusionando las Rosas de Lancaster y de York en una sola  como símbolo de la unión de ambas casas.      
 (Imagen procedente de www.rotherhamweb.co.uk)

Pero otra cosa muy diferente acontecía con su hijo y sucesor Enrique VI(1421-1471) que subió al trono a los nueve meses de edad en agosto de 1322 tras la muerte de su padre en Francia a causa de la disentería. La aparición de la joven campesina  que sería conocida como Juana de Arco (1412-1431) cambió el curso de la guerra  y las cosas comenzaron a torcerse para Inglaterra. Al mismo tiempo, en la corte el joven monarca va mostrando que su personalidad no era la más adecuada para gobernar en tiempos tan duros y violentos pues se inclinaba más al estudio y la oración que a sus funciones de gobernante. Recordemos lo que escribe sobre el monarca el escritor francés Andre Maurois(1885-1967) en su "Historia de Inglaterra" : "El desdichado Enrique VI no estaba hecho para tiempos  tan rudos. No era tonto, pero tampoco era Rey. Es difícil imaginar criatura más débil. Sus únicos placeres eran oír misa  y estudiar historia y teología. Tenía horror a la suntuosidad y se vestía como un simple burgués."  No era él quien gobernaba, sino sus consejeros, sobre todo el duque de Somerset, , Edmundo de Beaufort (hacia 1406-1455), descendiente también de Juan de Gante, del que era bisnieto,  pero de su relación extramatrimonial   con Catalina de Roet-Synford (hacia 1350-1403). Aunque los hijos habidos en esta unión  fueron legitimados por Ricardo II, Enrique IV los apartó de la línea de sucesión a pesar de lo cual permanecieron leales a los Lancaster. Vimos como  el partido de los Lancaster, guiados por los Beaufort, defendían la paz con  Francia, justo la política contraria que aconsejaba el bando de los York , con Ricardo de York al frente. El enfrentamiento entre Edmundo de Beaufort y Ricardo de York estaba siempre latente , mientras el país se sumía en una profunda depresión después de la derrota frente a Francia y crecía el descontento en todo el reino por culpa tanto de los fracasos militares como de la corrupción imperante en la administración del reino de la que culpaban al rey por su debilidad.  


House of Lancaster and Beaufort Family
Tanto la Casa de Lancaster  como la familia Beaufort tienen un mismo origen, el tercer hijo del rey Eduardo III, Juan de Gante (John of Gaunt en este árbol genealógico que está en inglés) Los Lancaster son los descendientes del matrimonio de Juan de Gante con su primera esposa , Blanca de Lancaster (1345-1369), con la que tuvo siete hijos, entre ellos el futuro rey Enrique IV (1367-1413) con el que empezó el gobierno de los Lancaster  en Inglaterra que seguiría con Enrique V(1387-1422)  y Enrique VI (1421-1471) (en éste árbol genealógico tenéis esa línea sucesoria a la izquierda)  Por otro lado la Familia Beaufort también tiene su origen en Juan de Gante y en la descendencia que tuvo con la que primero fue su amante y luego su  tercera esposa Catalina de Roet-Swynford (1350-1403) . Sus hijos , al nacer fuera del matrimonio en principio serían considerados ilegítimos, pero el rey Ricardo II(1367-1400) los legítimo , si bien Enrique IV los apartó de la línea sucesoria al trono . Lejos estaban entonces de pensar que del matrimonio de una Beaufort nacería no sólo el futuro rey de Inglaterra sino una nueva dinastía que pondría final a la guerra, los Tudor 
(Imagen procedente de http://www.rotherhamweb.co.uk/)

Fue entonces, en 1453, cuando la mente del rey colapsa  y queda incapacitado para gobernar. Ricardo de York se hace con la regencia, casi al mismo tiempo en que nace el único hijo del rey y de su esposa Margarita de Anjou(1429-1482), el príncipe Eduardo de Westminster (1453-1471). Ricardo toma medidas contra la corrupción y ordena el arresto de su gran enemigo, Edmundo de Beaufort. Pero para su desconsuelo, en 1354 Enrique VI recupera la cordura, acaba con su regencia , libera a Beaufort , deroga las leyes aprobadas durante la regencia de Ricardo y nombra a su hijo Eduardo como nuevo ´Príncipe de Gales para asegurar la sucesión a la corona . Con razón el historiador inglés  Robin Storey (1927-2005) escribió que "la demencia del rey fue una tragedia, su recuperación un desastre nacional". Ricardo de York decidió pasar a la acción , se alía  el conde de Salisbury, Ricardo Neville(1400-1460) y  el hijo de éste, el conde de Warwick Ricardo Neville(1428-1471). Consiguen reclutar un ejército cuyas cifras varían según las fuentes entre los tres mil y los siete mil hombres  y con ellos se pusieron en marcha hacia Londres. Entre tanto, los partidarios de los Lancaster, en particular Edmundo de Beaufort,  que además cuenta con el apoyo activo de la reina  que, ante la delicada salud mental de su esposo, ha decidido unir sus fuerzas a Beaufort para proteger el derecho a la corona de su hijo Eduardo de Westminster. No consiguen reunir más de dos mil hombres y al frente de ellos se ponen el rey Enrique VI y el duque de Somerset, Edmundo de Beaufort. Abandonan Londres camino a Leicester donde creían que estaban los de York. Así , si saberlo, se acercaron  unos a otros  hasta cruzarse  por el camino  en la localidad de St Albans , situada a unos treinta kilómetros de Londres.  Era el 22 de mayo de 1455 y supondría lo que los historiadores consideran la primera batalla de la Guerra de las Dos Rosas, la que enfrentaría a los Lancaster y los York durante los próximos treinta años.


El matrimonio de Enrique VI y Margarita de Anjou de "Las vigilias de Carlos VII" del poeta francés Martial D´Auvergne (1420-1508). Ante la debilidad de carácter y los problemas de equilibro mental de Enrique VI, su esposa Margarita de Anjou(1429-1482) se convertirá en el principal sostén del partido de la Casa Lancaster a la hora de defender los derechos de su hijo, el príncipe Eduardo de Westminster(1453-1471)  , al trono de Inglaterra , frente  a la Casa York    
  (Imagen procedente de https://en.wikipedia.org)

Los primeros en llegar a la pequeña localidad fueron los hombres del rey que se  hicieron fuertes en ella  esperando la llegada de las fuerzas de los York. Parece que ambos bandos esperaban que finalmente  se llegara a un acuerdo negociado sin necesidad de combatir. Entre los dos bandos se suceden las idas y venidas de los mensajeros con mensajes para llegar a un acuerdo, pero Ricardo de York comienza a exasperarse cuando ve que no hay avance alguno. Finalmente , ordenará lanzar un ataque que pillará por sorpresa a los Lancaster. Durante el combate que se desarrolla a continuación  Edmundo de Beaufort , conde de Somerset, pierde la vida  y el rey es herido por una flecha. Por lo demás, las bajas no son demasiado cuantiosas, apenas unos 60 muertos entre los hombres de Ricardo de York  y un centenar de bajas entre los leales del rey . La victoria es para Ricardo de York que captura al rey . Al día siguiente lo conducirá escoltado a Londres. En ese momento podría haberse apoderado de la corona, pero Ricardo prefirió mantener su lealtad al rey , y solo forzó su elección como Protector del Reino mientras Enrique VI vuelve a manifestar síntomas de sus problemas mentales que le incapacitan para gobernar. Pero en febrero de 1456 el rey vuelve a recuperar la razón , aunque en esta ocasión parece inclinado a aceptar que Ricardo de York  juegue un importante papel en la  política del reino y los aliados de Ricardo de York entran a formar parte del Consejo Real . El conde de Warwick es enviado a Calais para proteger la plaza  situada en Francia, mientras que Ricardo de York se dirige al norte para hacer frente a un ataque del rey escocés Jacobo II (1430-1460), aliado natural de los Lancaster  ya que era hijo del rey Jacobo I de Escocia (1394-1437) y de Juana Beaufort(hacia 1404-1445) que era tía de Edmundo de Beaufort, el conde de Somerset, hombre de confianza de Enrique VI y que , como acabamos de ver, había muerto en la batalla de St Albans. Continuamos inmersos en una interminable red de líos familiares. 


Grabado del siglo XVIII de Eduardo de Westminster, hijo de Enrique VI y Margarita de Anjou y Príncipe de Gales, el título que recibían los herederos al trono de Inglaterra . Fue el único hijo del matrimonio entre Enrique y Margarita  y no faltaron rumores  que decían que el príncipe no era en realidad hijo de Enrique sino de un amante de la reina. En todo caso no hay pruebas de ello y Enrique tampoco debió albergar muchas dudas al respecto porque apenas un año después de su nacimiento, en 1454 lo investía como Príncipe de Gales. Hasta hoy es el único Príncipe de Gales, heredero a la corona, que ha muerto en combate. El joven Eduardo moriría con apenas diecisiete años el  4 de mayo de 1571 en una de las batallas más importantes de la Guerra de las Dos Rosas,  Tewkesbury   (Imagen procedente de https://en.wikipedia.org)

Entre tanto en Londres la reina  Margarita de Anjou maniobra para alejar del poder a los partidarios del de York  . La reina trasladó la corte a sus tierras en Coventry, para mantener al rey y a su hijo alejados de los aliados de la Casa York y también porque el rey tenía en ese momento una mayor popularidad que en Londres La reina Margarita consideraba a Ricardo de York y a sus aliados una amenaza para la corona de su esposo y la sucesión de su hijo Eduardo  así que  hizo todo lo que pudo para ir desplazándolos del poder . Por su parte el rey Enrique VI trató de reconciliar a los dos bandos enfrenados, los York y los Lancaster, y éste intento   se llevó de las intenciones a la práctica el 22 de marzo de 1458, el llamado Loveday o Día del Amor, pero la reconciliación fue más de palabra que de hechos. Al frente de los Lancaster se encuentra ahora el hijo del fallecido Edmundo de Beaufort, el nuevo duque de Somerset Enrique Beaufort (1436-1464). York viaja a Irlanda para hacerse cargo de su gobierno pero en junio de 1459 él y sus aliados, los condes de Warwick y Salisbury,  son convocados a una reunión del Consejo Real en  Coventry, donde ya hemos visto que se encontraba la corte. Estos presienten una encerrona y se niegan a asistir, estaban seguros que lo que planeaba Margarita de Anjou y sus aliados era arrestarlos. , pero si que se mueven para reunir sus tropas. al mismo tiempo que Margarita y los partidos de los Lancaster hacen levas para reforzar sus tropas. El 23 de septiembre  de 1459 un ejército  de los Lancaster de unos diez mil hombres  bajo el mando de James Tuchet, lord Audley (hacia 1398-1459) , preparó una emboscada  para coger por sorpresa al ejército de York que era conducido por el conde de Salisbury, Ricardo Neville y que no contaba con más de cinco mil hombres. El lugar elegido se llamaba Blore Heath en Staffordshire, pero los exploradores del conde de Salisbury descubrieron la emboscada estropeando el factor sorpresa. Entonces se abrieron negociaciones para evitar el combate  , mientras  los dos ejércitos se hallaban separados por apenas trescientos metros de descampado y con un arroyo entre ellos. 


Escenario de la batalla de Blore Heath que tuvo lugar el 23 de septiembre  de 1459 entre  un ejército de la Casa York liderado por Richard Neville , conde de Salisbury (1400-1460), que contaba con unos cinco mil hombres, y otro ejército de los Lancaster, liderado por James Tuchet, lord Audley (hacia 1398-1459), que disponía de unos diez mil hombres. En cuanto a las cifras la incertidumbre sobre su valor  es una constante en todas las batallas de este conflicto porque varían mucho de unas fuentes a otras, así que sólo hay que considerarlas como una orientación acerca del equilibrio de fuerzas entre unos y otros. En éste caso la superioridad numérica correspondía a los Lancaster pero la victoria fue para los Lancaster, que perdieron cerca de un millar de hombres en la batalla por dos mil de los Lancaster. En el mapa podéis ver lo que os cuento en el relato, los dos ejércitos, Lancaster en la parte inferior , York en ala superior,  con un río que los separaba. Los York fingirían una retirada  para obligar a que los Lancaster salieron en su persecución, para lo que tenían que cruzar el cauce del río y fue justo en ese momento de mayor vulnerabilidad  cuando los York se dieron la vuelta y los  atacaron (Imagen procedente de www.indiawargamers.com)

Las negociaciones fracasaron y el combate comenzó  con una andanada de flechas por parte de los arqueros de ambos bandos. Consciente de su inferioridad numérica, el conde de Salisbury ordenó a sus hombres que fingieran una retirada lo que llevó a los Lancaster a ir tras ellos . Precisamente cuando estaban cruzando el arroyo que se encontraba entre ambos ejércitos, en  el momento en que eran más  vulnerables, el conde de Salisbury ordenó a sus tropas que se dieran la vuelta y atacaran a los hombres de Lancaster que fueron sorprendidos y sufrieron importantes bajas. El combate siguió pero en un momento determinado de la lucha quinientos hombres del ejército Lancaster se unieron al enemigo  causando el caos. Durante el combate muere  James Tuchet, el comandante del ejército Lancaster. La victoria en la batalla de Blore Heath ya estaba en manos de Ricardo Neville. En el campo de batalla quedaban los cuerpos sin vida de unos dos mil hombres de los Lancaster y otro millar de los de York . Era la segunda victoria de los York tras la batalla de St Albans, pero a pesar de esta derrota, las fuerzas con las que contaba Margarita de Anjou y el rey Enrique VI eran superiores en en una proporción de dos a uno sobre las que disponían las fuerzas combinadas de Ricardo de York ,y los dos Ricardo Neville, padre e hijo. Las tropas bajo el mando de los tres Ricardos  avanzaron hacia Londres pero a su paso salió el ejército de los Lancaster con el rey Enrique VI a la cabeza. Ante su inferioridad numérica  las tropas de York retroceden hacia Worcester . Ricardo de York envía mensajes a Enrique VI en los que trata de convencer al rey que le es leal , pero éste no atiende a sus palabras.  La moral en las tropas de los York era baja, ya que sabían que el propio rey iba al frente de ejército de los Lancaster y Ricardo de York temía que se negaran a luchar contra su rey porque eso sería considerado traición.  Ricardo ordenó atrincherarse  en las proximidades de un puente llamado Ludford que dará su nombre a la batalla, aunque en realidad no habrá ninguna  batalla. 

DOCUMENTAL LA GUERRA DE LAS DOS ROSAS 


No hay muchos documentales en español sobre la Guerra de las Dos Rosas. He encontrado este dividido en cuatro partes  que creo que sirve para ilustrar en imágenes el relato de su historia. Como no he podido incluir directamente los vídeos en el artículo os dejo los enlaces, Cada uno tiene una duración de unos 10 a 12 minutos

https://www.youtube.com/watch?v=XMcXJZj7Ykk
https://www.youtube.com/watch?v=rywAj4Xs5ec
https://www.youtube.com/watch?v=RcgAMD1omN8
https://www.youtube.com/watch?v=8Q_eauIipDc

Durante la noche centenares de hombres de York desertan para pasarse a las filas del ejército del rey. Viendo lo desesperado de la situación, Ricardo de York  y los condes de Salisbury y Warwick, huyen. Ricardo  de York busca refugio en Irlanda, dejando atrás a toda su familia, mientras que los  condes de Salisbury y Warwick  cruzan el Canal de la Mancha para quedarse en Calais. Al día siguiente , al amanecer, las tropas de York, que habían quedado allí sin líderes, se entregan al rey Enrique que las otorga el perdón real.  Parece que el rey ha retomado el control de la situación  y el reino vuelve a estar unido, pero pronto regresan  los casos  de corrupción entre los  hombres cercanos al rey y vuelve el descontento y las quejas de la población, Éste será el pretexto para que Ricardo de York y sus aliados decidan regresar a Inglaterra pero ahora con la firme decisión de destronar a Enrique VI. El conde de Warwick y el conde de Salisbury, desde Calais, se ponen al frente de un gran ejército Con él va el hijo mayor de Ricardo de York, Eduardo, conde de March (1442-1483), y juntos desembarcan en Kent  el 26 de junio de 1460 y se dirigen a Londres que ocupan militarmente el 2 de julio . El rey  y su esposa se encontraba en Coventry, y Warwick decide ir en su busca mientras su padre, el conde de Salisbury , se queda al cargo de Londres. Durante el camino envió varios mensajes para entrevistarse con el rey pero éste siempre rechazó conversar con Warwick . El rey y su ejército había tomado posiciones en  la localidad de Northampton y fue allí donde el 10 de julio de 1460  llegaban también las fuerzas de Warwick l. Como ya habéis visto que sucedía con frecuencia, parte de las tropas de Lancaster traicionan  al rey y dejan pasar a los hombres de Warwick. Muchos nobles leales a los Lancaster morirán tratando de defender al rey, que finalmente es capturado. Tratándolo con todo el espeto que merece la figura de un rey le conducen a Londres. 



Genealogical Chart Showing Richard of York's Claim to the English Throne
En éste árbol genealógico vemos el origen de la Casa de York, que hay que buscarlo en dos de los hijos de Eduardo III,  su segundo hijo  Lionel de Amberes, duque de Clarence (1338-1368)  , y  su cuarto hijo Edmundo de Langley (1341-1402) (las líneas genealógicas de los dos las tenéis subrayadas en rosa en este esquema) . El hijo de Edmundo de Langley, el conde de Cambridge Ricardo de Conisburgh (hacia 1375-1415) se casaría con la bisnieta de Lionel de Amberes, Anne Mortimer (1390-1411)  y fruto de éste matrimonio sería Ricardo de York (1411-1460) que se convertirá en el jefe de la Casa de York durante los primeros años de la Guerra de las Dos Rosas. 
(Imagen procedente de http://www.luminarium.org/)



Al conocer la victoria de su aliado, Ricardo de York desembarcó en Gales y reclamó el trono haciendo valer su sangre real como bisnieto de Eduardo III. Sin embargo, cuando llegó a Londres y se presentó ante el Parlamento no encontró el apoyo que esperaba, el mismo apoyo que sesena años antes había recibido Enrique IV tras destronar a Ricardo II. En realidad ni el Parlamento ni sus propios aliados, el conde de Warwick y el conde de Salisbury, pretendían destronar a Enrique VI, tan sólo eliminar a la camarilla corrupta que lo acompañaba. Ricardo defendió su legítimo derecho al trono echando mano de su genealogía , pues por sus venas corría la sangre del segundo de los hijos de Eduardo III, lo que hacía que tuviera preferencia por encima de los Lancaster, descendientes del tercer hijo del rey Eduardo. El Parlamento estudió las alegaciones de Ricardo y le concedió la razón, pero no estaban dispuestos a destronar a Enrique VI. En octubre de 1460 el Parlamento promulgó el Acta de Acuerdo que establecía que el rey Enrique VI "disfrutaría del trono del reino durante todo el tiempo que viva" pero al tiempo declara a Ricardo de York como su heredero legítimo  al tiempo que desheredaban al hijo de Enrique, Eduardo de Westminster. Y mientras tanto, Ricardo de York recuperaba su anterior puesto de regente del reino. Como podéis imaginar aquel acuerdo no iba a ser aceptado por Margarita de Anjou y los partidarios de los Lancaster  que ya estaban organizando un nuevo ejército en el norte de Inglaterra. con el apoyo de Escocia, aliada de los Lancaster.  Ricardo de York junto al conde de Salisbury y su segundo hijo, Edmundo de York (1443-1460) partió hacia York para enfrentarse a la reina. No se sabe con certeza la fecha en que entablaron combate , aunque hoy la fecha de batalla de Wakefield que tiene más apoyos entre los historiadores es la del es el 30 de diciembre de 1460 en algún lugar próximo a la localidad de Wakefield , en el norte de Inglaterra. Tampoco se sabe mucho sobre el desarrollo de la misma , pero si que la victoria fue de las tropas de Lancaster, que Ricardo de York murió en el combate, y que el conde de Salisbury y el hijo de Ricardo, Edmundo de York , fueron capturados y decapitados al día siguiente.


"El asesinato de Edmundo, conde de Rutland, por Lord Clifford " del pintor inglés Charles Robert Leslie (1794-1859). Edmundo , conde de Rutland, era el segundo hijo de Ricardo de York, que contaba apenas diecisiete años  y que moría  durante la batalla de Wakefield junto a su padre Ricardo de York y el conde de Salisbury, Richard Neville . Después de ésta dura derrota, la jefatura de la Casa York pasará a manos del hijo mayor de Ricardo de York,  Eduardo de York(1442-1483) que en el futuro se convertirá  en el rey Eduardo IV.  
Imagen procedente de https://en.wikipedia.org)

Las tres cabezas, la de Ricardo de York ,la de su hijo Edmundo y la del conde de Salisbury, fueron enviadas a la ciudad de York clavadas en una pica y la cabeza de Ricardo de York aparecía coronada con una corona de papel con una inscripción en la que se lía "Dejen a York contemplar el pueblo de York". Al frente de la Casa de York quedaba ahora el hijo mayor de Ricardo, Eduardo , conde de March, que  heredaba el título de duque de York y a partir de ahora le llamaremos Eduardo de York (1442-1483). A sus 18 años , y de acuerdo a lo establecido por el Acta de Acuerdo, se convertía en el heredero de la corona a la muerte de Enrique VI, pero  Margarita de Anjou , después de su victoria en Wakefield, no iba a permitir que nadie le arrebatara el derecho de ser rey a su hijo Eduardo de Westminster. Margarita de Anjou trata de reunir hombres y dinero para proseguir la guerra y encuentra de nuevo el apoyo de Escocia. El rey escocés Jacobo II había muerto  en agosto de 1460 por lo que el reino se encontraba bajo la regencia de la reina viuda María de Güeldres (1434-1463) durante la minoría de edad de su hijo Jacobo III (hacia 1451-1488). Güeldres acepta apoyar a Margarita a cambio de la ciudad de Berwick , que hoy sigue siendo la ciudad más septentrional de Inglaterra, y del compromiso del príncipe Eduardo de Westminster con una de sus hijas, condiciones que Margarita, necesitada de todo el apoyo que sea posible, acepta. Mientras, entra en el escenario un noble que lleva un apellido que terminaría siendo el de una dinastía, el conde de Pembroke, Jasper Tudor (hacia 1431-1495). Jasper era hijo de Catalina de Valois (1401-1437) y si la recordáis  ella fue la esposa de Enrique V y madre de Enrique VI, por lo que Jasper era hermano del rey por parte de madre. Pero el padre no era común. Tras la muerte de Enrique V en 1422, Catalina se había vuelto a casar con un noble del País de Gales, llamado Owain ap Maredudd ap Tudur (1400-1461) contra el parecer del Parlamento . que la había prohibido casarse sin la autorización del rey o de los encargados de la regencia, pero Catalina se casó igualmente hacia el año 1429. Owain cambió su apellido para hacerlo más inglés y lo convirtió en Tudor, el apellido que heredaron sus seis hijos, entre ellos Jasper Tudor, convertido en el noble más poderoso de Gales, y aliado de su hermano Enrique VI. 



Ya hemos visto los árboles genealógicos de los Lancaster, los York y los Beaufort. Nos queda el de la Casa Tudor. Su origen se encuentra en la reina Catalina de Valois (1401-1437) que entre 1420 y 1422 estuvo casa con el rey  Enrique V de Inglaterra  y fruto de su relación nacería el heredero de la corona, el futuro Enrique VI. Tras la muerte de Enrique V , hacia 1431 se casaría  por segunda vez, en esta ocasión con el noble galés Owain ap Maredudd ap Tudur  (hacia 1400-1461) que posteriormente  transformaría su apellido de Tudur a Tudor. Uno de los hijos de éste matrimonio, Edmundo Tudor(hacia 1430-1456) se casaría con un miembro de la familia Beaufort, Margarita Beaufort (1443-1509). De éste matrimonio nacería Enrique Tudor, que con el tiempo se convertiría en Enrique VII(1457-1509), el hombre que puso final a la Guerra de las Dos Rosas y fundo la nueva dinastía Tudor 
Imagen procedente de www.rotherhamweb.co.uk )


A comienzos de 1461  las tropas galesas de Owain Tudor y su hijo Jasper Tudor, con la incorporación de tropas irlandesas bajo el mando del conde de Wiltshire James Butler (hacia 1422-1461)  trataban de unirse  con las fuerzas de Margarita de Anjou en el norte que comenzaban a dirigirse hacia Londres. Eduardo de York , al tener noticias de éste movimiento , se pone en marcha al frente de otro ejército para cortarlos el paso.No he encontrado datos sobre el número de soldados que tenía cada uno, aunque parece que las fuerzas de Owain y Jasper Tudor eran superiores a las de Eduardo de York. En cualquier caso  los dos ejércitos se encontraron en un lugar conocido como el Cruce de Mortimer , en Herefordshire cerca de la frontera de Gales, el 2 de febrero de 1461. La batalla terminó en derrota para los Tudor. Jasper Tudor logró huir  pero su padre Owain fue capturado y decapitado. Ésta batalla había interrumpido los planes de los York , que pretendían avanzar unidos hacia el norte para enfrentarse a las tropas de Lancaster de Margarita de Anjou. Pero  ahora Eduardo de York se encontraba en Gales, luchando contra los Tudor por lo que el  conde de Warwick, Ricardo Neville,  tiene que dejar Londres él solo en dirección al norte para salir al encuentro del ejército de Margarita. Como no podía dejar solo a Enrique VI , el monarca viaja con ellos. . Margarita dispone de alrededor de quince mil hombres mientras que el conde de Warwick dirige a unos diez mil . Se encontrarán de nuevo en el lugar  donde se libró la primera batalla de la Guerra de las Dos Rosas, St Albans el 22 de mayo de 1455. Casi seis años después, e 17 de febrero de 1461 los York y los Lancaster se enfrentarían en la Segunda Batalla de St Albans. La batalla fue una victoria aplastante de las tropas de Margarita de Anjou que forzó la retirada del conde de Warwick que habría perdido a cerca de cuatro mil de sus hombres y además la pérdida de su real cautivo, Enrique VI. 


Retrato del rey Eduardo IV , el primer rey de la Casa York  después de destronar a Enrique VI .  Fue un hombre de su tiempo, un príncipe renacentista que además era un hombre encantador, atractivo y al que le gustaban mucho las mujeres. Durante años su principal aliado  fue el conde de Warwick, Richard Neville (1428-1471) , conocido también como el hacedor de reyes porque primero hizo rey a Eduardo IV y luego se volvería contra su creación para devolver al trono a Enrique VI.  El motivo de la ruptura  entre Eduardo IV y el conde de Warwick fue principalmente la boda secreta entre el rey e Isabel de Woodville  en el mismo momento en que Warwick estaba negociando la boda del rey con una princesa francesa, lo que dejó a Warwick en evidencia y humillado. Además tuvo que ver como durante los años siguientes  los miembros de la familia Woodville fueron desplazando a los Neville en los principales puestos del reino. Finalmente, Warwick abandonó al rey que él había puesto en el trono para unirse a sus enemigos, los Lancaster 
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org)


Al parecer el rey fue hallado por las tropas de Lancaster  cantando junto a un árbol acompañado por dos caballeros de York que habían jurado protegerle para que no le sucediera nada, Willian Bonville (hacia 1392-1461) y  sir Thomas Kyriell (1396-1461).  Pero su honorable actitud de no abandonar al rey aun sabiendo que ellos mismos caerían prisioneros de sus enemigos no sirvió para salvar sus vidas, pues el hijo de Enrique VI, Eduardo de Westminster, ordenó su decapitación.. La victoria dejaba abierto el camino hacia Londres  donde cunde el pánico y se desatan los rumores de que  los Lancaster castigarán a la ciudad  dejando que sea saqueada  por sus soldados. Para evitarlo las autoridades ordenan el cierre de las puertas de la ciudad y no dejan entrar a Margarita, al rey y a su hijo. Tal vez para evitar tomar por asalto la ciudad las tropas de los Lancaster se retiraron de nuevo hacia el norte, momento que fue aprovechado por Eduardo de York y el conde de Warwick para regresar a Londres donde son recibidos con entusiasmo por el pueblo.  Es tanto el entusiasmo del pueblo  que el propio Parlamento propone coronar a Eduardo de York como  nuevo rey . Para ello se alega que Enrique VI ha violado los términos del Acta de Acuerdo al levantar su esposa Margarita  un ejército contra quien era su legítimo heredero, Ricardo de York , y después contra el hijo de éste, Eduardo de York , por lo que los usurpadores no eran los York, que sólo defendían lo establecido por el Acta de Acuerdo  firmada por las partes y aprobada por el Parlamento, sino que los usurpadores eran ahora los Lancaster por haber violado el acuerdo.De ésta forma , Eduardo de York será coronado el 4 de marzo de 1461 en la abadía de Westminster, convirtiéndose en el rey Eduardo IV  de Inglaterra.  Pero las tropas de los Lancaster seguían amenazando desde el norte . Eduardo IV junto a su file aliado el conde de Warwick  dejan Londres para dirigirse hacia el norte para acabar con los Lancaster. Esta batalla no sería una más, sería la última y decisiva, al menos eso esperaban ambos bandos. 


Armoured men on horses charge at each other, trampling men on foot. A man, wearing a crown, stands in the middle, pointing his sword to the left. The men are using weapons such as lances, swords, and maces.
Batalla de Towton  en un grabado de Charles Oliver Murray (1842-1923) donde vemos al rey Eduardo IV luchando a pie . Su participación en la batalla sería crucial para la victoria de las fuerzas de York. Librada el 29 de marzo de 1461 , la batalla de Towton fue la más grande y sangrienta de todas las batallas de la Guerra de las Dos Rosas, aunque no hay acuerdo alguno sobre las cifras de los dos ejércitos enfrentados. , pues según algunas crónicas aquel día se enfrentaron hasta 75.000 hombres y cifran los muertos en más de 28.000 en un día en el que los hombres que tomaron parte en la batalla combatieron durante más de diez horas bajo el viento y la nieve  en aquel gélido Domingo de Ramos de 1461. A pesar de su inferioridad numérica, los de York obtendrían finalmente la victoria  decisiva para que Eduardo IV se afianzara en el trono de Inglaterra mientras que Enrique VI y su familia   se veían obligados a huir a Escocia, pero la guerra estaba todavía muy lejos de terminar. 
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org/)


El 29 de marzo de marzo de 1461 se encuentran los dos ejércitos, los más grandes en número que lucharían en la Guerra de las Dos Rosas. El ejército de los Lancaster está dirigido por el duque de Somerset, Enrique  Beaufort que tiene bajo sus órdenes a un ejército que , según las fuentes que se consulten. oscila entre los veinte mil y los sesenta mil hombres , mientras que el ejército York dirigido por el rey Eduardo IV y el conde de Warwick, estaría formado por entre quince mil y cincuenta mil hombres, aunque las cifras que más se barajan para ambos ejércitos están entre 25.000 y 30.000 hombres. Fuera el número que fuese, en lo que están de acuerdo todos los historiadores es que fue la batalla más grande y sangrienta de la Guerra de las Dos Rosas. El lugar de la batalla sería cerca de la pequeña localidad de Towton, en Yorkshire ,en el norte de Inglaterra, por lo que pasaría a la historia como la Batalla de Towton . La batalla fue larga y sangrienta, prolongándose durante al menos diez horas y dejando a los dos ejércitos al borde de la extenuación. Hay mucha disparidad en el número de muertos, que según fuentes de la época podría ser de unos 28.000 hombres, aunque otros historiadores consideran muy exagerada esta cifra. Fuera como fuese las tropas de los Lancaster son derrotadas y el rey Enrique VI junto a su esposa Margarita de Anjou y el hijo de ambos, Eduardo de Westminster, huyen a Escocia, mientras que las fuerzas de los Lancaster quedan seriamente dañado.con muchos de los aliados de Enrique VI muertos en el combate o huidos al exilio .  Eduardo IV se afianza en el trono  aunque mantendrá  una nueva batalla contra nobles leales a Enrique VI  el 15 de mayo de 1464  en la batalla de Hexham  donde una vez más Eduardo IV obtiene la victoria . Ese mismo año sucederá algo que abrirá una brecha en la relación entre Eduardo IV y  el conde de Warwick, RIcardo de Neville, el hombre que le había puesto prácticamente en el trono y que se ganaría por ello el sobrenombre de "el hacedor de reyes" que es probable que os recuerde al Matador de Reyes de la popular serie Juego de Tronos, que en parte se habría inspirado en esta enrevesada lucha por el poder . En 1465  logran capturar al rey Enrique VI y es encerrado en la Torre de Londres. 


ElizabethWoodville.JPG
Retrato de Isabel de Woodville (1437-1492) , la esposa de Eduardo IV cuyo matrimonio sería la principal causa del enfrentamiento entre el rey y el que había sido su mayor aliado, el conde de Warwick Richard Neville  lo que reavivaría las llamas del conflicto cuando Warwick se alió con Margarita de Anjou , la esposa de Enrique VI, contra Eduardo. Isabel de Woodville procedía de una familia de la baja aristocracia inglesa y por ello era despreciada por muchos, que consideraban a los Woodville unos oportunistas recién llegados que gracias a matrimonio de Isabel comenzaron a medrar en la corte hasta acaparar los puestos más destacados. La envidia, los celos y las ambiciones movían a nuestros protagonistas haciendo imposible la paz. Además, Isabel se había casado en primeras nupcias con sir John Grey, un hombre partidario de los Lancaster y enemigo  de los York, otro factor en contra de Isabel  a la que muchos miraban con recelo por aquella antigua unión con los Lancaster
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org/)

Eduardo IV, del que André Maurois nos dice que  era  "un verdadero príncipe del renacimiento, brillante, cínico y además de gran belleza",  tenía que casarse y el conde de Warwick, Ricardo Neville, le presionaba para que se casara con una princesa  francesa para estrechar los lazos con la que había sido la antigua enemiga . Pero en esta ocasión Eduardo no haría caso de los consejos de Warwick  y contrajo matrimonio con una viuda inglesa, Isabel Woodville (1437-1492). El matrimonio fue polémico porque Isabel tuvo como primer marido a sir Juan Grey de Groby (hacia 1432-1461) que había muerto en la Segunda Batalla de St Albans luchando junto a los Lancaster. El enlace fue realizado en secreto al mismo tiempo que Ricardo  Neville , que ignoraba  que el rey ya se había casado, estaba negociando con Francia el enlace entre el rey y una princesa francesa. Al hacerse público el enlace del rey , Ricardo Neville quedó en ridículo y humillado. La animadversión del conde de Warwick por Isabel y su familia no hizo más que crecer en los años siguientes al observar como iban coleccionando nombramientos oficiales y teniendo cada vez una mayor influencia sobre Eduardo IV, al que él había puesto en el trono..De éste matrimonio nacerían diez hijos, pero nos vamos a quedar con los nombres de tres de ellos porque volveremos a encontrarlos en nuestro relato. La primogénita, Isabel de York (1466-1503), Eduardo de York (1470-1483) y Ricardo de Shrewsbury (1473-1483). El rencor de Warwick hacia Eduardo IV no deja de crecer , a lo que contribuye la negativa de Eduardo IV a autorizar el matrimonio de las hijas de Warwick con los hermanos del rey,  el duque de Clarence Jorge de York (1449-1478) y Ricardo de Gloucester (1452-1485). La situación se vuelve más tensa a medida que los miembros de la familia Woodville van desplazando a los Neville, los familiares del conde de Warwick. Para complicar la situación , uno de los hermanos del rey, el duque de Clarence ,Jorge de York , contrae matrimonio en 1469 con la hija del conde de Warwick, Isabel Neville (1451-1476) desoyendo la prohibición de su hermano. La ceremonia se habría celebrado en secreto en Calais, para ocultar la alianza entre Warwick y Jorge de York, que estaba dispuesto a traicionar a su hermano para arrebatarle el trono . 


Vista aérea  del Castillo de Pembroke , cuya primera construcción se remonta a finales del siglo XI, cuando reinaba en Inglaterra el hijo de Guillermo el Conquistador (hacia 1028-1087), Guillermo II el Rojo (hacia 1056-1100).Situado en el estuario del río Cleddau en el condado de Pembroke, en el oeste de Gales, el rey Enrique VI regaló la fortaleza a su  hermanastro Jasper Tudor, uno de los hijos que la madre del rey, Catalina de Valois, había tenido con su segundo esposo, el noble galés Owain Tudor, como ya hemos visto.  Posteriormente Jasper Tudor traería aquí a su cuñada Margarita Beaufort, después de que Edmundo Tudor, el esposo de Margarita y hermano de Jasper, muriera en noviembre de 1456 a causa de la peste. Margarita estaba embarazada de Edmundo y daría a luz en el castillo de Pembroke al único hijo de la pareja. Aquel niño era Enrique Tudor, y Jasper se encargaría de su educación. En el futuro se convertiría en el rey Enrique VII
(Imagen procedente de www.tenby-wales.com)



Mientras, en el norte de Inglaterra estalla una rebelión liderada por uno de los hombres de Warwick, Robin de Redesdale, aunque no era más que un seudónimo y su verdadera identidad sigue siendo hoy un misterio. El rey reúne un pequeño ejército para sofocar esta nueva rebelión pero pronto descubre que el número de rebeldes es mayor de lo que pensaba. Se detiene en la ciudad de Nottingham  a la espera de recibir refuerzos , mientras que por orden del conde de Warwick, sus agentes comienzan a extender el rumor por cada ciudad y aldea de que Eduardo IV es en realidad un hijo bastardo de Ricardo de York, y que el legítimo rey es su hermano Jorge de York. Un ejército dirigido por el conde de Pembroke, William Herbest ( hacia 1423-1469),y el conde de Devon, Humphrey Stafford (1439-1469) se encaminaba desde el sur de Inglaterra para unirse al rey Eduardo IV  y ayudarle a sofocar la rebelión. Antes de que sus fuerzas se reunan ,  el 12 de julio de 1469 el conde de Warwick, y el hermano del rey, Jorge de York , anuncian su apoyo oficial a los rebeldes y seis días más tarde un  ejército liderado por Warwick emprende la marcha desde Londres hacia el norte. El 26 de julio de 1669   el ejército  de los condes de Pembroke y de Devon por un lado, y de Warwick por otro, se encontrarán en Edgecote Moore , situado en el condado de Oxfordshire. La sola presencia del conde de Warwick sirvió para romper la resistencia de las tropas leales a Eduardo IV. El conde de Pembroke , William Herbest, es capturado y decapitado. El conde de Devon logró escapar , pero sería capturado semanas después y decapitado el 17 de agosto . El 12 de agosto también serían decapitados el padre de la reina, Richard Woodville (1405-1469) y uno de sus hijos y , por lo tanto, hermano de la reina, John Woodville (hacia 1445-1469). Warwick captura  finalmente a Eduardo IV y tratará de gobernar en su nombre, manteniendo al rey cautivo, pero pronto descubre que no puede manipular a Eduardo IV a su antojo y  que la nobleza no está dispuesta a obedecerle y se ve obligado a liberarlo el 10 de septiembre de 1469. Eduardo IV no tratará de buscar venganza sino de reconciliar a las partes enfrentadas, pero no eran eso los planes de Warwick que en la primavera de 1470 aprovechará  un conflicto menor dentro del reino para volver a rebelarse, pero una vez más fracasa y el 1 de mayo de 1470 se ve obligado a huir a Francia.


Imagen de la célebre fortaleza de la Torre de Londres , nombre que recibe el conjunto de la fortaleza  aunque se identifica con su edificio principal y el primero en ser construido, la Torre Blanca, erigido por orden de Guillermo I el Conquistador  en 1078  , y que podéis ver sobresaliendo por encima de las murallas en esta fotografía, que ya desde el año 1100 comenzó a ser utilizado también como prisión. Enrique VI pasaría buena parte de sus últimos años encerrado en su interior y allí encontraría también  la muerte, posiblemente envenenado aunque no hay pruebas que permitan afirmarlo, el 21 de mayo de 1471. Como veremos un poco más adelante no sería el último
 de las figuras de la realeza en desaparecer tras sus muros   (Imagen procedente de www.italoeuropeo.com)





Allí se encuentra Margarita de Anjou con su hijo Eduardo de Westminster . Warwick forjará una nueva alianza con Margarita, Eduardo y el rey de Francia Luis (1423-1483), que había sucedido a su padre Carlos VII en 1461.El rey francés no iba a desaprovechar una oportunidad de causar problemas a su tradicional enemigo así que estuvo de acuerdo en prestar apoyo militar a una rebelión contra Eduardo IV y restaurar al débil Enrique VI. Para fortalecer la alianza entre Warwick y los Lancaster,  Eduardo de Westminster se casó con una de las hijas de Warwick, la joven Ana Neville (1456-1485) de sólo catorce años de edad.  En el acuerdo también participa el duque de Clarence, Jorge de York, hermano de Eduardo IV. El compromiso al que llegan es el de destronar a Eduardo IV, restaurar en el trono a Enrique VI, nombrar heredero a su hijo Eduardo de Westminster y en caso de que tanto Enrique VI como Eduardo murieran el siguiente en la línea de sucesión sería Jorge de York.  Con todo así dispuesto, las fuerzas rebeldes cruzan el Canal de la Mancha el 9 de septiembre de 1470 casi al mismo que otro de los hermanos del conde de Warwick, John Neville marqués de Montagu (1431-1471) , que hasta ese momento había permanecido leal a Eduardo IV, también opta por abandonarlo y unirse a los rebeldes. La situación militar de Eduardo IV es insostenible y no le queda más remedio que huir de Inglaterra y buscar refugio en Borgoña. El conde de Warwick llega a Londres, libera a Enrique VI  de la Torre de Londres donde llevaba encarcelado desde 1465 y le restaura en el trono, aunque quien de verdad gobierna es Warwick. Pero seguro  que ya imagináis que ésto no iba a quedar así. Jorge de York comienza a pensar que no ha hecho un buen acuerdo, pues el trono está en manos de sus enemigos, los Lancaster, el gobierno en manos del conde de Warwick y él sólo tiene una posibilidad muy remota de alzarse con la corona. En una nueva pirueta política, Jorge de York vuelve a aliarse con su hermano, el destronado Eduardo IV, que por su parte ha logrado el apoyo del duque  de Borgoña Carlos I Valois, apodado el Temerario (1433-1477), enfrentado con el rey de Francia y encantado de apoyar a sus enemigos, pues sabía que Luis XI y Warwick planeaban atacar conjuntamente Borgoña. Además a todo ello ayudaba que Carlos estuviera casado con la hermana de Eduardo, Margarita de York (1446-1503)


Two groups of black armoured knights, mounted and on foot, charge at each other, fighting with swords and lances.
Una escena de la batalla de Barnet, , librada el 14 de abril de 1471, procedente de una recreación artística de finales del  siglo XV  incluida al parecer en el Manuscrito Ghent, del que no he podido hallar más datos. En ella vemos  un momento del combate en el que el rey Eduardo IV , a la izquierda a caballo y con una lanza  que clava en su enemigo, dirige la carga de la caballería de los York  contra los hombres de Lancaster liderados por el conde de Warwick , que vemos a la derecha , también a caballo mientras Eduardo le clava su lanza. En efecto, Warwick murió en la batalla   pero no parece que fuera Eduardo quien le diera muerte ya que Eduardo sabía que era más valioso vivo que muerto, por lo que ordenó que fuera capturado y traído con vida  para que pudiera luego persuadir a los York para que abandonaran definitivamente la guerra. , pero en medio del combate Warwick cayó del caballo y le dieron muerte. Era un golpe muy duro para los Lancaster, pero todavía no el defintivo, que llegaría  el 4 de mayo de ese mismo año de 1471 cuando de nuevo los Lancaster serían derrotados en Tewkesbury 
(Imagen procedente de https://commons.wikimedia.org)


Con estos apoyos, Eduardo IV desembarca al frente de un ejército  en Inglaterra  en marzo de 1471. En un principio sus fuerzas son escasas pero ,a medida que avanza por el sur del país, se van uniendo más hombres a su ejército y además recibe el refuerzo de las tropas de su hermano Jorge de York, convencido ya que le iría mejor con su hermano de rey que apoyando a un Lancaster en el trono. Junto a él también cabalga su otro hermano, Ricardo de Gloucester. En una  pequeña localidad situada al norte de Londres, Barnet,  el 14 de abril de 1471 se encontraban  las tropas dirigidas por Eduardo IV, que contaba con  entre siete mil y diez mil hombres, frente a las tropas leales a Enrique VI dirigidas por el conde de Warwick en persona, Ricardo Neville, que tenía bajo su mando alrededor de quince mil hombres, aunque otras estimaciones elevan esa cifra hasta los treinta mil  o la disminuyen a los diez mil . Aprovechando la niebla que se cernía sobre los campos de Barnet en la madrugada del 14 de abril , los hombres  de Eduardo de York tomaron por sorpresa  a las fuerzas del conde de Warwick. En el transcurso de la batalla Ricardo Neville, el conde de Warwick, el Hacedor de Reyes, combate por última vez y su cadáver queda tendido en el campo de batalla junto al de su hermano John Neville, marqués de Montagu.  Como hemos visto en casi todas las batallas de ésta larga guerra, no hay cifras concretas  de bajas y oscilan mucho de una fuente a otra, pero el resultado final si lo conocemos, la victoria de los York . Los cuerpos de los hermanos Neville serán llevados Londres y expuestos desnudos ante el pueblo para que no corriera el rumor de que seguían con vida, y luego son enterrados, lo que muestra el escaso espíritu vengativo de Eduardo IV, pues la costumbre con los traidores era despedazar sus cuerpos. Pero ni la guerra había terminado ni los Lancaster estaban definitivamente derrotados, sobre todo mientras le quedara un aliento de vida a la  indómita Margarita de Anjou, defendiendo como una loba  los derechos de su hijo Eduardo de Westmisnter . El mismo día en que se libraba la batalla de Barnet, Margarita de Anjou desembarcaba en Inglaterra procedente de Francia, en compañía de su hijo  y emprende la marcha hacia Londres mientras por el camino va engrosando su ejército con la gente que desea luchar a su lado.


File:MS Ghent - Beheading of Somerset.jpg
Decapitación del duque de Somerset, Edmundo de Beaufort (1439-1471) , el último de los grandes generales  que apoyaban la causa de los Lancaster, en presencia del rey Eduardo IV que contempla su ejecución a la izquierda de la imagen con la corona sobre su cabeza, después de la derrota de los Lancaster en la batalla de Tewkesbury. Edmundo Beaufort había sido el favorito de la reina Margarita de Anjou y los rumores que corrían por la corte aventuraban que el príncipe Eduardo de Westminster no era en realidad hijo de Enrique VI, sino de Edmundo Beaufort. Fuera como fuese, tanto el principal general  de los Lancaster como el príncipe heredero ahora estaban muertos. Durante los siguientes doce años Eduardo IV reinara sobre toda Inglaterra  
(Imagen procedente de https://commons.wikimedia.org)



Los Lancaster acuden en apoyo de Margarita y Eduardo . Se prepara una gran batalla que se aventura crucial para el curso de la guerra.  Gracias a su servicio de espionaje, Eduardo IV está informado de la  ruta que sigue el ejército de Margarita e intercepta su avance. Es el 4 de mayo de 1471  y frente a frente se encuentran las tropas comandadas por Eduardo IV y su hermano Ricardo de Gloucester, unos cuatro mil hombres, frente al ejército liderado por Margarita de Anjou, su hijo Eduardo de Westminster y el duque de Somerset Edmundo de Beaufort (hacia 1438-1471), el último de los grandes comandantes Lancaster que quedaba con vida. Los Lancaster disponían de unos seis mil hombres. Se encontraban cerca de la abadía de Tewkesbury, en el condado de Gloucestershire ,y el enfrentamiento pasaría a la historia como la batalla de Tewkesbury, una de las más importantes de toda la guerra.  La victoria fue para los hombres de Eduardo IV y en cuanto a las bajas se estima en unos quinientos hombres por el bando de York y más de dos mil entre las tropas de los Lancaster. Eduardo de Westminster, príncipe de Gales, heredero de la corona para los Lancaster, hijo del rey Enrique VI  y Margarita de Anjou, murió o bien durante el combate o ejecutado justo después de su finalización, como también fueron ejecutados muchos otros nobles líderes de los Lancaster,entre ellos  Edmundo de Beaufort, mientras que Margarita de Anjou  y la esposa del fallecido príncipe de Gales, Ana Neville, son hechas prisioneras. Enrique VI, que de nuevo se encontraba encerrado en la Torre de Londres, fallecía el 21 de mayo , apenas dos semanas después de la derrota de los Lancaster en Tewkesbury, probablemente asesinado por orden de Eduardo IV. La victoria era completa para los York, que durante los siguientes catorce años gobernarán Inglaterra en paz. Uno de los pocos líderes de los Lancaster que quedaban con vida, Jasper Tudor, que si recordamos era hermano por parte de madre, Margarita de Valois, de Enrique VI,  huye de Inglaterra y con él va su sobrino Enrique Tudor, hijo de Edmundo Tudor y de Margarita Beaufort, que era tataranieta de Eduardo III,aunque ya sabemos que desde que subiera al trono Enrique IV los Beaufort, la familia surgida de la relación extramatrimonial entre Juan de Gante, tercer hijo de Eduardo III, y su amante Catalina de Roet-Synwford,  habían quedado excluidos de la línea sucesoria al torno .


Retrato de Margarita Beaufort (1443-1509), la madre de  Enrique Tudor, (el futuro Enrique VII) , y cuya actuación sería clave en el desenlace de la Guerra de la Rosas.  Margarita tuvo una agitada vida matrimonial , pues se casaría en cuatro ocasiones. La primera de ellas fue con Juan de la Pole, Duque de Suffolk, aunque éste habría tenido lugar cuando ella tenía sólo siete años de edad y ella misma no lo reconocía como esposo. El matrimonio fue disuelto tres años más tarde, y en 1455 se casaba con Edmundo Tudor, hermanastro del rey , que en aquel momento contaba con veinticuatro años de edad por tan sólo doce de Margarita. Ya sabemos que  Edmundo moría  de la peste en 1456 mientras ella daba a luz a su único hijo, Enrique Tudor, en el castillo de Pembroke, donde había sido acogida por su cuñado, Jasper Tudor. A pesar de la pronta muerte de su segundo esposo, ella siempre se sintió muy unida a él y pediría que a su muerte fuera enterrado junto a él. Margarita se casaría por tercera vez con Enrique Stafford (1425-1471), segundo hijo del duque de Buckingham .Aunque había sido siempre un aliado de los Lancaster, al final de su vida se alió con los York y murió en 1471 a causa de las heridas sufridas en la batalla de Barnet luchando al lado de Eduardo IV. En junio de 1472 se casaría Margarita por cuarta y última vez con Thomas Stanley , primer conde de Derby (1435-1504), en teoría aliado de los York pero su traición en la última batalla de la Guerra de las Dos Rosas, sería decisiva para la victoria final del hijo de su esposa, Enrique Tudor
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)   
  


Jasper y Enrique encontrarán refugio en la corte del duque Francisco II de Bretaña (1435-1488) que mantenía relaciones tensas con rey Luis XI de Francia. Mientras, en Inglaterra  Eduardo IV castiga las traiciones de su hermano Jorge de York y después de ser encarcelado en la Torre de Londres es juzgado, declarado culpable y ejecutado el 18 de febrero de 1478. El otro hermano de Eduardo IV,  Ricardo de Gloucester, que había permanecido siempre leal , recibe el nombramiento de primer presidente del Consejo del Norte, un órgano creado por Eduardo para mejorar el uso y distribución de los recursos en esa zona de Inglaterra para impulsar su desarrollo. Por su parte Margarita Beaufort, madre de Enrique Tudor , maniobra para poder regresar a la corte del rey Eduardo IV y recuperar su favor. y para ello se casa, era ya su cuatro matrimonio,  con uno de los funcionarios más importantes del reino , Thomas Stanley, primer conde de Derby (1435-1504), que ocupaba el puesto de Lord Alto Condestable. Gracias a las influencias de Stanley, Margarita Beaufort puede regresar a la corte  donde consigue ganarse el favor de la esposa de Eduardo IV, Isabel Woodville, tanto que incluso la hace madrina de una de sus hijas.  Eduardo IV e Isabel tuvieron diez hijos, de los que sobrevivieron siete y nos vamos a fijar en tres de ellos. La mayor , Isabel de York (1466-1503), que será una pieza clave para la solución de la guerra como vamos a ver, el primer varón y heredero al trono, Eduardo de York (1470-1483)  y el otro hijo varón superviviente ,Ricardo de York (1483-1483), además de un amplio reguero de niños ilegítimos habidos con sus muchas amantes. Margarita Beaufort planeaba  el retorno de su hijo  Enrique y su matrimonio con Isabel de York , pues sería una forma de unir las dos casas rivales y evitar nuevas guerras, pero antes de que pudiera poner en marcha esa estrategia, un hecho inesperado truncaría el apacible reinado de Eduardo IV. De forma súbita el rey enferma en la Semana Santa de 1883 y fallece el 9 de abril de ese año. Antes de morir tuvo tiempo para nombrar presidente del Consejo de regencia  y Lord Protector de Inglaterra a su hermano Ricardo de Gloucester durante el tiempo que durase la minoría de edad de su hijo mayor Eduardo de York, que con doce años de edad se convierte en el nuevo rey de Inglaterra con el nombre de Eduardo V. 


En esta obra del pintor de origen francés nacionalizado inglés Philipp Hermógenes Calderón (1833-1898)  contemplamos el momento en que la reina Isabel Woodville, que había buscado refugio en la Abadía de Westminster temiendo ser detenida por el regente Ricardo de Gloucester, el ambicioso hermano de su marido, el fallecido Eduardo IV,  se despide de su segundo hijo, Ricardo Shrewsbury, cuando se disponen a llevarlo a la Torre de Londres para que se reuna con su hermano Eduardo , en principio para asistir a la coronación de éste último. Pero ni de Eduardo ni de Ricardo se volvería a saber nada más, desapareciendo convenientemente para los intereses de Ricardo de Gloucester  tras los muros de la Torre de Londres
(Imagen procedente de paintingandframe.com)


Pero las relaciones entre Ricardo y la familia Woodville no son buenas y en particular con uno de los tíos de Eduardo V, Antonio Woodville, conde de Rivers (hacia 1442-1483) pues ejercía una gran influencia sobre Eduardo y Ricardo temía que terminaran apartándolo del poder.  Ricardo concierta una entrevista con Eduardo V que en ese momento se encontraba en el castillo de Ludlow, donde había nacido. Acompañado por su tío Antonio Woodville, deja la fortaleza para reunirse con Ricardo de Gloucester pero antes de que lleguen son interceptados por orden de Ricardo. Eduardo  se queda en Stony Stafford, mientras Antonio Woodville se entrevista con Ricardo de Gloucester que, por sorpresa, ordena su arresto acusándolo de un intento de traición contra la figura del regente. A continuación ,una vez detenido Woodville, Ricardo se dirige a Stony Stafford para comunicarle al joven rey que se ha descubierto una conspiración contra Ricardo de Gloucester y que por eso su tío Antonio Woodville ha sido detenido. A continuación se lleva consigo a Eduardo  a Londres, en principio para ser coronado. Lo aloja en la Torre de Londres mientras que la reina viuda, Isabel de Woodville, temiendo por su vida y la del resto de sus hijos , busca refugio con todos ellos, cinco niñas y el hermano pequeño de Eduardo, Ricardo de Shrewsbury, en la Abadía de Westminster. La coronación estaba prevista para el 22 de junio y seis días antes Isabel de Woodville acuerda entregar a su hijo pequeño Ricardo para que pueda asistir a la coronación. No lo volverá a ver. Mientras, Ricardo hace correr el rumor de que los Woodville están conspirando contra él y también se presentan pruebas de que Eduardo IV había estado casado con anterioridad con otra mujer. El cronista francés contemporáneo de estos acontecimientos, Philippe de Commines (1447-1511) escribe que el obispo de Bath "descubrió al duque de Gloucester que su hermano el rey Eduardo había estado antaño enamorado de una joven dama  y la prometió en matrimonio  con la condición de que le dejara yacer con ella. , a lo que la dama consintió y , como afirmaba el obispo, él los casó  cuando nadie más estaba presente excepto ellos dos y el propio obispo" Esto fue suficiente para que Ricardo convenciera al Parlamento de que el rey Eduardo IV era bígamo y , por lo tanto, los hijos de su matrimonio con Isabel de Woodville ilegítimos. 


Eduardo V (a la derecha) y Ricardo  de Shrewsbery(izquierda) imaginados en su cautiverio por  le pintor inglés prerrafaelista John Everett Millais(1829-1896). Han sido protagonistas de muchas obras de arte, y esta es una de las más conocidas. Los dos hermanos se hallaban juntos en la Torre de Londres desde junio de 1483, pues en principio la coronación de Eduardo V estaba prevista para el 22 de junio, pero después de que Ricardo de Gloucester convenciera al Parlamento de que ambos eran hijos ilegítimos  de Eduardo IV, pues éste ya se había casado antes con otra mujer , y fuese proclamado nuevo rey de Inglaterra el 6 de julio de 1483 como Ricardo III, no se volvería a tener  noticias de los jóvenes príncipes, Eduardo de doce años de edad, y Ricardo, de tan solo nueve años. Su suerte sigue siendo hoy un enigma aunque desde un principio se sospechó de su asesinato. El que fuera  canciller de Enrique VIII(1491-1547), Tomas Moro (1478-1533) , acusó del asesinato al rey Ricardo III que habría ordenado que los niños fueron asfixiados. Hay que decir que esas sospechas ya existían en vida de Ricardo III y el rey nunca se molestó ni en contestarlas ni tampoco abrió ninguna investigación, lo que lo hace más sospechoso.  Pero no era el único beneficiado de la desaparición de los dos príncipes , pues Margarita Beaufort y su hijo Enrique Tudor veían más despejado su camino si los niños no seguían con vida , aunque el responsable de que estuvieran en la Torre de Londres no era otro que Ricardo III y sobre él recaen las principales sospechas. En 1674 se encontró una caja en la Torre de Londres, mientras se realizaban unas obras, en las que se encontraron los restos de dos niños ¿eran los príncipes? Imposible saberlo entonces, pero durante el reinado de Carlos II de Inglaterra (1630-1685)  fueron enterrados como tales en la Abadía de Westmisnter. Todavía hoy no se ha podido dilucidar la identidad de estos niños a pesar de que fueron exhumados para su análisis en 1933 por lo que el enigma de los príncipes de la torre sigue abierto
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org

Mientras, el 25 de junio Antonio de Woodville era decapitado sin juicio . El rey Eduardo V y su hermano Ricardo de Shrewsbery están encerrados en la Torre de Londres  , son declarados hijos ilegítimos y con la aprobación del Parlamento, Ricardo de Gloucester se proclama el  6 de julio de 1483 como rey de Inglaterra con el nombre de Ricardo III. De Eduardo V y su hermano Ricardo, que pasarían a la historia con el sobrenombre de "los príncipes de la torre", no se volvería a saber nada . No tardaron en correr rumores sobre su muerte, rumores que no fueron desmentidos por Ricardo  y un siglo después William Shakespeare (1561-1616) en la obra que dedicó a Ricardo III, lo presentó como el responsable de la muerte de los dos príncipes, sus sobrinos. Había muchos descontentos por su forma de subir al trono y no tardó en organizarse una rebelión contra Ricardo dirigida por quien había sido uno de sus antiguos aliados, Henry Stafford, duque de Buckingham (1455-1483). Entre tanto , Margarita Beaufort,la madre de Enrique Tudor, trata de aprovechar la oportunidad e insiste a su hijo para que reuna un ejército y se dirija a Inglaterra para unirse a la rebelión y mantiene negociaciones con Isabel de Woodville para concertar el matrimonio entre Isabel de York(1466-1503), hija de Eduardo IV e Isabel de Woodville, con Enrique Tudor con el objetivo de establecer una alianza que permita a Enrique aspirar al trono. Por desgracia, cuando en noviembre Enrique está listo para desembarcar Ricardo III ya ha sofocado la rebelión y el duque de Buckingham ha perdido su cabeza el 2 de noviembre . Thomas Stanley, el poderoso marido de Margarita Beaufort, convence a Ricardo III de su inocencia , él no sabía nada de todo aquello. Por su mediación Margarita salva la vida  . Lo que no sabe  Ricardo es que Stanley sigue en contacto con Enrique. La viuda del duque de Buckingham,Catalina Woodville(hacia 1458-1497) hermana de Isabel de Woodville,  contrae matrimonio con Jasper Tudor, el tío de Enrique, para formar un frente común contra  el rey Ricardo III que , por su parte , negocia con Francisco II de Bretaña la entrega de Enrique, que se hallaba refugiado en su corte. Al enterarse de ello,  Enrique escapa a París y allí recibe la ayuda de la regente Ana de Francia (1461-1522) que le apoyará en su propósito de invadir Inglaterra para destronar a Ricardo III. 


King Richard III.jpg
Retrato de Ricardo III conservado en la National Portrait Gallery  y que fue realizado  hacia finales del siglo XVI, un siglo después de la muerte del monarca  inspirados en las crónicas contemporáneas que se alejaban del ser casi deforme descrito por Shakespeare. Hoy sabemos que era rubo y de ojos azules, , de alrededor de 1,61 de altura  aunque habría sido hasta 11 centímetros más altos de no haber sido por la escoliosis que sufría (a escoliosis es una dolencia de la columna vertebral que hace  que presente una pronunciada curvatura)  Durante mucho tiempo su cuerpo estuvo perdido  aunque un cronista contemporáneo, John Rous (hacia 1411-1492) , autor de  una "Histoira Regum Angliae" o "Historia de los reyes de Inglaterra"  aseguraba que los restos de Ricardo III se hallaban en una iglesia de Leicester, que habría sido después demolida durante la reforma religiosa impulsada por Enrique VIII en la primera mitad del siglo XVI.  En el año 2012  se hallaría  bajo el suelo de un garaje en Leicester construido sobre los cimientos  de lo que cinco siglos antes había sido la iglesia que se creía que podría haber  albergado los restos del rey,   el esqueleto de un hombre . El estudio al que fue sometido y las pruebas de ADN permitieron anunciar  el 4 de febrero de 2013 que aquel cuerpo era el del rey Ricardo III caído en Bosworth. Su cráneo presentaba once heridas  en su cabeza , varias de ellas mortales . Después de cinco siglos , Ricardo III descansaría en paz enterrado en la catedral de Leicester como el último monarca de la Casa de York
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)   


En 1485 se iba a escribir la escena final de éste interminable conflicto. El 7 de agosto de 1485 Enrique Tudor desembarca en su condado natal, Pembrokeshire en Gales, al frente de un pequeño ejército y acompañado por el conde de Oxford John de Vere (1442-1513), uno de los líderes militares más cualificados de los Lancaster,  al que pronto se le irán uniendo las tropas bajo el mando de su tío Jasper Tudor y de otros nobles contrarios a Ricardo III.  En la frontera entre Gales e Inglaterra  recibe el apoyo de quinientos hombres más dirigidos por el noble Gilbert Talbot (1452-hacia 1518) , hijo del conde de Shrewsbury, mientas  que Thomas Stanley, el esposo de Margarita Beaufort, no se muestra públicamente a favor de ninguna de las partes en conflicto , aunque Ricardo III sigue confiando en él, mientras que el hermano de Thomas Stanley, William Stanley(después de 1435-1495)  si muestra sus simpatías por Enrique Tudor. Entre los dos hermanos Stanley controlaban  gran parte del norte de Gales además de los condados de Lancashire y Cheshire, por lo que había que tenerlos muy en cuenta. Con la incertidumbre de la actitud que tomarían los hermanos Stanley,  Ricardo  consigue reunir  a unos ocho mil o diez mil hombres , aproximadamente el doble de los que tenía Enrique. Aunque cueste creerlo por lo crucial que fue esta batalla ignoramos gran parte de lo que sucedió  aquel 22 de agosto de 1485 cuando los dos ejércitos se encontraron frente a frente . Ni siquiera se sabe  con absoluta certeza donde tuvo lugar, aunque todo apunta a que fue en una llanura  cerca de la localidad de Market Bosworth, , en el condado de Licester, por lo que pasaría a la historia bautizada con el nombre de batalla de Bosworth. Enrique no era un soldado experimentado pero contaba con buenos asesores, como el ya mencionado conde Oxford  y parece que el grueso de sus fuerzas estaba formado por mercenarios franceses  acompañados por tropas ingleses y galesas  Por su parte, Ricardo III se dispuso al combate  luciendo su corona de oro , para demostrar que el único rey en aquella batalla era él. El rey estaba convencido que los Stanley  estarían a su lado , ignorando que Enrique se había reunido el día antes con Thomas Stanley, aunque tampoco sabía la actitud que tomaría en la batalla. 


Against a background of cheering men, an armoured man on the left hands a crown to a mounted armoured man on the right.
Ilustración de la obra "Historia ilustrada de Inglaterra" de 1859  en la que se representa a Stanely, el hombre que cambió el curso de la batalla de Bosworth al tomar partido por Enrique Tudor en medio del combate,  entregando la corona que acaba de arrebatar  de la cabeza del fallecido Ricardo III a Enrique Tudor, que meses después, el 30 de octubre de 1485 , se coronaba como el nuevo rey Enrique VII. Terminarían así treinta años de guerra . Una guerra que teñiría de sangre durante esas tres décadas los campos de Inglaterra y  que William Shakespeare describiría en su obra "Enrique VI" con  estas poéticas  palabras:
"Y aquí profetizo que ésta querella de hoy
que ha acrecido esta facción hasta el Jardín del Temple
enviara , tanto de la Rosa Roja, como de la Rosa Blanca,
millares de almas a la muerte y la noche eterna"

(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )


Recordemos las palabras que William Shakespeare pone en boca del rey Ricardo IIi justo antes del comienzo de la batalla  en su obra "Vida y muerte del rey Ricardo III"    con las que arenga a sus tropas. Es ficción pero nos hace sentir en el campo de batalla, junto al rey, a punto de dirimir quien sera el dueño de Inglaterra : "¿Qué más puedo decir de lo que os dije? Recordad a quienes vais a enfrentaros: una especie de vagabundos , truhanes y fugitivos; vomitados de sus campos repletos  a la desesperada y segura destrucción.(todo esto es una invectiva contra los mercenarios franceses que apoyan a Enrique)  Dormís tranquilos  y ellos traen zozobra; tenéis tierras y la bendición de hermosas mujeres, ellos quieren confiscar unas y mancillar las otras. ¿Y quién es el que los guía sino un mezquino botarate  mantenido en Bretaña  a costa de nuestra madre?(en realidad aquí Shakespeare, por error, se refiere como madre al conde Francisco II de Bretaña que daba refugio a Enrique Tudor antes de su marcha a París)  ¡Una sopa de leche que nunca sintió más frío que el roce de la nieve en sus zapatos!¡A látigo han de saltar de nuevo al mar estos holgazanes!¡Azotemos a estos altivos andrajos de Francia¡Mendigos famélicos, hartos de  la vida , que a no ser por el sueño de esta necia aventura , se habrían ahorcado  - pobres ratas- por falta de medios! ¡Si somos vencidos , que nos venzan hombres! Y no esos bastardos  bretones batidos , golpeados y vencidos por nuestros  padres  en su  propia tierra, dejándoles  marcada la vergüenza como herencia. ¿Van a disfrutar nuestras tierras?¿Se van a acostar  con nuestras mujeres y violar a nuestras hijas? ¡Escuchad ,ya oigo sus tambores!¡A la lucha  nobles de Inglaterra!¡A la lucha bravos voluntarios!¡Tirad arqueros, apuntad a la cabeza!¡Espolead a los caballos y galopad en sangre¡Espantad a los cielos con el chocar de vuestras lanzas!"  Y así, según Shakespeare , comienza la batalla de Bosworth. En el transcurso del combate, la superioridad  numérica del rey  se va imponiendo, y Ricardo , que ha divisado a  Enrique Tudor en medio de la refriega, trata de aproximarse  a él para darle muerte.


Henry Seven England.jpg
Retrato de autor anónimo del rey Enrique VII, el primero de la nueva dinastía surgida de la Guerra de las Dos Rosas, los Tudor. En la mano  vemos como sujeta una  rosa. Durante su reinado la Rosa Blanca de los York y la Rosa Roja de los Lancaster se fusionarían en una nueva rosa, la Rosa Tudor, símbolo de la unió de las dos casas enfrentadas durante treinta años.
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)   


Todo apunta a la victoria de Ricardo III  cuando los acontecimientos dan un giro decisivo . William Stanley  entra en batalla, pero no del lado de Ricardo III sino contra él . Ricardo queda aislado del grueso de sus fuerzas y sin caballo . Shakespeare pone ahora en boca del rey estas palabras que se harían inmortales, cuando todo el poder y riquezas  del mundo no son  suficiente para conseguir lo más necesario " ¡Un caballo!- grita Ricardo - ¡Un caballo!¡Mi reino por un caballo!" Según las crónicas Ricardo  , traicionado y rodeado por los cuerpos caídos de sus leales,  se niega a huir y aún sabiendo que la muerte es segura combate hasta el final . La victoria es de Enrique Tudor, al que Shakespeare hace hablar dando las gracias a sus hombres por la victoria  "Dios y vuestro  valor sean alabados victoriosos amigos : el día es nuestro ; el sanguinario perro ha muerto"(el sanguinario perro es Ricardo III como ya habréis adivinado) mientras que Stanley, el traidor a Ricardo, le trae la corona que ha arrebatado de la cabeza del rey muerto "Aquí tenéis la realeza usurpada tanto tiempo. La  arranqué de la yerta frente  del sanguinario miserable  para adornar tus sienes con ella. Llévala, disfrútala y engrandécela"  Así terminaba la batalla de Bosworth, la última gran contienda de la Guerra de las Dos Rosas. Unos cien muertos del bando Tudor yacían en el campo de batalla, por unos novecientos hombres de York, entre ellos el rey Ricardo III. El 30 de octubre  Enrique Tudor era coronado rey de Inglaterra con el nombre de Enrique VII. El 18 de enero de 1486 contraía matrimonio con Isabel de York, la hija de Eduardo IV e Isabel de Woodville, con lo que las Casas de Lancaster y Tudor se fusionaban igual que sus rosas para dar lugar a una nueva rosa, la Rosa Tudor , a una nueva dinastía , los Tudor. Todavía habría algún intento  de sublevarse contra Enrique VII pero no tendría éxito. Años después, en 1509, fallecía Enrique VII y le sucedía el nombre más célebre de la monarquía Tudor y uno de los más conocidos de la monarquía inglesa, Enrique VIII (1491-1547), pero eso es ya otra historia. Nuestro recorrido por la Guerra de las Dos Rosas concluye aquí, pero dejemos que de nuevo sea el gran William Shakespeare el que ponga la rubrica final con estas palabras con las que cierra su "Ricardo III" tras la victoria de Enrique Tudor en Bosworth: "Ahora las heridas de la guerra civil  se han cerrado.¡La paz vive de nuevo! Que largo tiempo esa paz vea, rogamos a Dios, así sea" .



Y para terminar esta historia la última imagen debía ser la de las tres rosas, la roja de los Lancaster, la Blanca de los York, y la fusión de ambas, la Rosa Tudor , el símbolo de la unión de las dos Casas y del comienzo del reinado de una nueva dinastía que dejaría una huella imborrable en la historia de Inglaterra. Y ahora dejaré que las últimas palabras  sean las de Enrique VII en su discurso final tras su victoria en Bosworth , escritas por Shakespeare para la escena final de su Ricardo III
"Enterrad sus cuerpos como convenga a su estirpe. Proclamad el perdón a los soldados huidos que acepten someterse. Después, cumpliendo  el sagrado juramento,  uniremos la rosa blanca  y la roja, y el cielo que tanto tiempo contemplo  sombrío su enemistad, sonría ahora sobre esta hermosa unión. ¿Quién sera el traidor que oyéndome no diga amén? Inglaterra ha estado mucho tiempo  enloquecida , desgarrándose a sí misma. El hermano, ciegamente, derramaba la sangre del hermano. El padre mataba en arrebato al propio hijo. El hijo, impulsado, era el verdugo de su padre. Todos divididos: York y Lancaster, divididos en horrenda división. Oh, ahora , que Richmond e Isabel, sucesores legítimos de ambas Casas, se unan por el buen decreto de Dios, y que sus herederos , si ésa es Su voluntad, enriquezcan los tiempos futuros  con la suave causa de la paz la alegría y la prosperidad de hermosos días. ¡Abate, Dios, el filo de los traidores  que quieran tornar de nuevo a estos días sangrientos y hace llorar  a la pobre Inglaterra ríos de sangre!¡Que no vivan para disfrutar la mejora del país  los que quieran  herir a traición la hermosa paz de esta tierra. Ahora las heridas de la guerra civil se han cerrado. ¡La paz vive de nuevo!Que largo tiempo esa paz vea, rogamos a Dios, así sea"
(Imagen procedente  de voxcalantisindeserto.blogspot.com)


Enlace con la primera parte de "Entre los York y los Lancaster: la Guerra de las Dos Rosas"


Enlace con la segunda  parte de "Entre los York y los Lancaster: la Guerra de las Dos Rosas"



El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

2 comentarios:

pepita dijo...

muchas gracias por el relato. La Historia, siempre apasionante

christian mielost dijo...

Muchas gracias a ti Pepita por la lectura y tu comentario. Un abrazo desde Madrid!!

Famosos