miércoles, 30 de septiembre de 2015

UNA HISTORIA DE CATALUÑA (QUINTA PARTE)


Aunque aparece publicado éste artículo todavía no lo he acabado, no tiene subrayados ni fotografías ni está corregido ni su texto completo,  como podéis ver. Al ser la quinta y última parte de la historia de Cataluña  y ser hoy 30 de septiembre  tenía que publicarlo para que no estuviera separado de las otras cuatro partes y apareciera en octubre. Espero tenerlo concluido en los próximos dos días.  Disculpad las molestias


Éste es el último capítulo de este largo recorrido por la historia de Cataluña que detuve en la cuarta parte en el momento en que Carlos de Habsburgo (1500-1558), hijo de la reina de Castilla Juana I, llamada la Loca (1479-1555), y nieto de los Reyes Católicos, Isabel I de Castilla (1451-1504) y Fernando II de Aragón(1452-1516), llegaba a la Península Ibérica para que las cortes de los diferentes reinos que se habían unido a través del matrimonio de los Reyes Católicos, le rindieran juramento de lealtad. Así lo hicieron las cortes de Castilla y las cortes del Reino de Aragón ea lo largo de 1518 y ya el 19 de abril de 1519 lo hacían las cortes del Principado de Cataluña.Comenzaba el reindo de la Casa de Austria en Españal .Fue durante su estancia en Barcelona cuando  Carlos I fue informado de la muerte de su abuelo  paterno, el emperador del Sacro Imperio Maximiliano I de Habsburgo (1459-1519) ocurrida el 12 de enero de es mismo año.Carlos cancela su visita al Reino de Valencia , que todavía no le había jurado en Cortes, y a partir de ese momento centra toda su atención en impulsar su candidatura al trono imperial frente a sus rivales, en particular el rey Francisco I de Francia (1494-1547). Esta desatención porlos asuntos internos de sus reinos en la Península le traerá muchos problemas a Calos, como la rebelión de los nobles castellanos entre 1520 y 1521, conocida como Revolución Comunera y ucy origen estaba en el descontento castellano por el desvío de impuestos para sufragar la lucha por el trono imperial de Carlos, así como el reparto de cargos entre extranjeros y la ausencia constante de Carlos I  de Castilla. Pero también la Corona de Aragón hubo problemas, como  el conlficto de las Germanías que se extendió por Valencia y Mallorca  casi en las mismas fechas , entre 1520 y 1523 

Las germanías, nombre que recibían las hermandades gremiales de artesanos y comerciantes, habían recibido del rey Fernando II de Aragón el privilegio de poder formar milicias armadas para defenderse de los ataques de los piratas berberiscos del Norte de África. Eran los tiempos en que era constante la amenaza de piratas como los hermanos Barbarroja, Baba Aruj (hacia 1473-1518) y Jeireddin Barbarroja (1475-1546). En 1519  una epidemia de peste asola Valencia y la nobleza abandona la ciudad para ponerse a salvo. Debido a la ausencia de autoridades las Germanías se organizaron para gobernar la ciudad, nombrando a un consejo formado por trece personas , que sería llamado la Junta de los Trece , que además de preparar la defensa frente a posibles ataques berbericos, pero también impulsan una revuelta social contra la nobleza . Al frente del ejército de las germanías se puso un terciopelero, Vicente Peris (1478-1522). Carlos I , que estaba en auqel momento en Aquisgrán , prohibió a las Germanías el uso de las armas pero nadie hizo caso. Estalló la guerra que se prolongaría durante dos años, al mismo tiempo que se extendía la rebelión a Mallorca. Finalmente, para 1523  ya había sido sofocdas tanto la rebelión de los comuneros en Castilla como las de las Germanias  en la Corona de Aragón, en la que Cataluña se mantuvo al margen. . Jordi Canal escribe en su "Historia mínima de Cataluña"  que al finales del siglo XV lapoblación del principado de Cataluña alcanzaba los 225.000 habitantes, apenas la mitad que dos siglos antes, cuando ha´bia superado el medio millón. Pero a partir de ahora comenzará a recuperarse y ya en las primeras décadas del siglo XVII superaría los 475.000 habitantes. En ello , además del fin de los episodios de epidemias, se encuentra un nuevo florecimiento del comercio gracias a ls transacciones con el Nuevo Mundo. Aunque Sevilla tenía  el monopolio de todas las mercancías que entraban  y salían desde y hacia América  "los productos catalanes -escribe Canal -  como los paños , vidrio, libros, cuero, llegaban a puertos como Sevilla para ser exportados a América" y subraya que "la exclusión del comercio catalán del Nuevo Mundo es un mito" Es cierto que la conquista de América fue principalmente una labor de Castilla, pero los beneficios alcanzaron a todos los reinos peninsulares.  

Sobre la economía urbana  del princpado de Cataluña  escribe Canal que !casi la mitad de las familias  de las ciudades vivía de las actividades artesanales" . Carlos, ya convertido en el emprador Carlos V del Sacro I Imperio, convocará con frecuencia a las Cortes de Barcelona con lo que se ganará la simpatía de los catalanes , aunque dos decisiones de Carlos  les perjudicaron. Por un lado la alianza a partir de 1528  entre Carlos y la República de Génova y su poderosa flota dirigida por Andrea Doria (1466-1560), una Génvoa que tradicionalmente había sido rival de la Corona de Aragón y del Principado de Cataluña , y por otro lado la creración del Consejo de Italia que significaba la separación de los territorios italianos del resto de la Corona deArgón. Entre los problemas de Cataluña en estos años destacaba, como en todo el Mediterráneo, el de la piratería berberisca y ,sobre todo, otro prbolema particular de Cataluña,  el bandolerismo, que se desarrollaría a lo largo del siglo XVI y alcanzaría su esplendor en el siglo XVII ,donde bandidos y malhechores llegaban a formar bandas de decenas de personas. Regresando con Carlos I , se casa en 1526 con la princesa portuguesa Isabel  de Portugal (1503-1539), que se convertía así en reina de España y emperatriz del Sacro Imperio y durante las frecuentes ausencias de Carlos se quedaría al frente del gobierno de España. De sus siete embarazos sólo tres de sus hijos llegarían a ser adultos. El primogénito fue un varón, Felide de Austria (1527-1598), que estaba llamado a suceder a su padre . Isabel de Portugal murió el 1 de mayo de 1539 después de sufrir un aborto. Carlos no volvería a contraer matrimonio. Entre 1555 y 1556  , en Bruselas, procedería a abdicar de todos sus territorios, entregando la corona imperial del Sacro Imperio a su hermano pequeño Fernando I de Habsburgo (1503-1564) , , mientras que a su hijo Felipe le correspondió España y todos sus dominios en América, a los que gobernaría con el nombre de Felipe II,  además de Sicilia, Nápoles y soberano de los Países Bajos y Borgoña. 

La relación de Cataluña con Felipe II sería más conflictiva que con su padre . Felipe II a pesar de las riquezas procedentes de América, siempre estaba necesitado de dinero para sostener los múltiples frentes en los que España estaba implicaba, desde la guerra con el Imperio Otomano, al que derrotó en la histórica batalla naval de Lepanto en 1571, a la ue mantuvo con Francia, destacando la brillante victoria en la batalla de San Quintin  en 1557,  el fallido intento de invasión de Inglaterra en 1588 por la Gran y Felicísima Armada a la que los ingleses llamaron irónicamente la Armada Invencible, y , sobre todo , la interminable guerra en Flandes  que se prolongaría , con episodios de tregua, desde 1568 a 1648, por lo que sería conocida también como la Guerra de los Ochenta Años.  Para  financiar éste último conflicto ,  el papa Pio V (1504-1572) autorizó  al monarca español el cobro de un impuesto  que sería llamado excusado.. Consistía en que el rey, o sus representantes, elegían de cada parroquia una casa que estuviera obligada a pagar el diezmo, el impuesto que era obligatorio pagar a la Iglesia. Pero gracias a Pío V una casa por parroquia pagaria este impuesto en lugar de a la Iglesia al rey par que pudiera financiar su ejército, por lo tanto  esa casa en concreto  quedaba excusada de pagar  el impuesto a la Iglesia, de ahí el nombre.del impuesto. Nos cuenta el historiador David González Ruiz en su "Breve historia de la Corona de Aragón  que  "los diputados catalanes se negaron a contribuir en el pago del controvertido impuesto , lo que hizo que fueran encarcelados  por el Santo Oficio (la INquisición) que los condenaba por herejía. " Pero  el creciente descontento  popular hizo que se dejara en manos de las Cortes Catalanas la decisión de cobrar o no el impuesto y  finalmente se tomó la decisión de no cobrarlo en Cataluña.. Felipe II, el monarca más poderoso de su tiempo, se casaría en cuatro ocasiones, pero a la hora de su muerte sólo tenía un heredero varón.el que tuvo con su cuarta esposa, Ana de Austria (1549-1580) . Ncació el 14 de abril de 1578 y le llamaron Felipe de Austria. A la muerte de su padre Felipe II el 13 de septiembre de 1598 se convertiría en rey con el nombre de Felipe III.

Son clélebres las palabras que Felipe II habría pronunciando ante uno de sus más leales consejeros, el protugués Cristóbal de Moura (1538-1613)  sobre el temor a que su hijo no estuviera a la altura de las responsabilidades que le habían caído en suerte " "Dios, que me ha concedido tantos reinos, no me ha dado un hijo capaz de gobenarlos. Temo que me l gobiernen" Y  no estaba demasiado alejado de la verdad Felipe con respecto a su hijo, porque  durante sus veintitrés años de reinado delegaría las resposabilidades de gobierno en sus validos ,  en particular  en Francisco de Sandoval y Rojas, primer Duque de Lerma (1553-1625)  que se preocupó tanto del gobierno de la nación como de engordar su patrimonio mientras le rodeaban acusaciones de corrupción . En lo que se refiere a la relación del rey con Cataluña  no comenzó mal pues visitó el principado en 1599 para asistir a las cortes donde fue bien recibido. Sin embargo no volverían a ser convocadas a lo largo de todo el reinado. Durante los años que permaneció en el trono Felipe III en la Corona de Aragón, y en particular en Cataluña, siguió sin resolverse el problema del bandolerismo , alcanzando su zenit en estos años. Y el otro gran asunto que perjudicó a la Corona de Aragón fue la expulsión de los moriscos, nombre que se daba a los musulmanes que después de la conquista de Granada en 1492 se convirtieron al cristianismo, bien de forma voluntaria o por la fuerza.  Se sospechaba de ellos como posibles aliados del sultán otomano en caso de que éste decidiera lanzar un ataque contra España y además , en una época donde las tensiones religiosas eran máximas en Europa debido al enfrentamiento entre católicos y protestantes, la monarquía española no estaba dispuesta a que se practicara  otra religión. Así que a partir de 1609 los moriscos tuvieron que abandonar España. Los territorios de la Corona de Aragón se vieron muy afectados,  y se estima que en los cinco años siguientes a la orden de expulsión, abandonaron la Corona de Aragón un cuarto de millón de moriscos lo que representaba alrededor  del 20% de la población, afectando gravemente a su economía. 


Famosos