viernes, 21 de agosto de 2015

PEQUEÑAS HISTORIAS DE LA HISTORIA: EL AMOR SOBRENATURAL DE KARL TÄNZLER

"Cuando en noviembre de 1940  fui finalmente liberado de prisión era un hombre muy amargado.Los cargos que habían sido presentados contra mi decían que yo era un profanador de tumbas, una persona macabra, un malvado. Hubo una avalancha de tergiversaciones , de historias sensacionalistas de la prensa que me acusaban de ser un pervertido sexual, un nigromante, un maniaco. Lo peor de todo es que ellos me apartaron del cuerpo de Elena, ese cuerpo en el que  primero yo traté de preservar  su belleza sobrenatural  y después intenté reunirlo con su alma , la cual siempre estuvo conmigo durante esos siete años de esfuerzos científicos" Así comenzaba un texto autobiográfico titulado "El secreto de la tumba de Elena"  firmado por Karl Tänzler von Cosel  y publicado  en la edición de septiembre de 1947 de la revista "Fantastic Adventures" una publicación que recogía historias de ciencia ficción y fantásticas que había sido fundada en 1939 formando parte de ese tipo de publicaciones agrupadas bajo el calificativo de literatura "pulp", que se caracterizaban por estar encuadernadas en rústica (tapas blandas) , tener un precio asequible y textos generalmente acerca de temas fantásticos acompañados de numerosas ilustraciones a modo de un cómic hecho para el consumo popular. No parece ese el mejor lugar para publicar tu autobiografía pero es ahí donde nuestro protagonista decidió presentar su historia siete años después de que todo saliera a la luz. He dudado antes de escribir este relato porque no estaba convencido incluso de su veracidad , pero después de escuchar hablar sobre el mismo al prestigioso criminólogo, psicólogo y escritor español Vicente Garrido (1958) decidí traeros la extraña historia de Karl Tänzler von Cosel dentro de este apartado del Mentidero de Pequeñas historias de la historia que me sirve de cajón de sastre para contaros esos hechos que no forman parte de la gran historia, que no influyen en el curso de los acontecimientos pero que alimentan nuestra curiosidad y nos muestran facetas singulares de  la naturaleza humana. 


Portada del número de septiembre de 1947  de la revista "Fantastic Adventures", en activo entre 1939 y 1953 ,donde se publicó la autobiografía del protagonista de esta historia, Karl Tänzler von Cosel, al menos así firmó esta obra que llevaba el título de "El secreto de la tumba de Elena"  Ahora comprenderéis mi reserva a la hora de tratar éste tema porque la verdad que llegué a pensar que se trataba de una obra de ficción que al final el tiempo había transformado en realidad , pero convencido ahora de la realidad, al menos en parte, de la historia , creo que era interesante  traerla al Mentidero. La autobiografía de Cosel está llena de elementos fantásticos y sobrenaturales que  parecen sacados de una novela gótica de las que tanto  gustaban a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX, con  la presencia de apariciones, casas encantadas y amores de ultratumba todos los elementos para construir una buena historia, pero al menos para Cosel no fue una ficción , ni un delirio como me puede parecer a mi al leerla ahora, sino algo que vivió y experimentó como si fuera real. ¿Una obsesión enfermiza?¿una imaginación  demasiado viva?¿una extraña , morbosa y también intensa historia de amor?Eso ya os lo dejo a vuestro juicio, yo me he limitado a resumir lo mejor que he podido su autobiografía , escrita en inglés y cuyo  enlace os he dejado al final de este artículo.
(Imagen procedente de sunnymoraine.com)  


No he encontrado demasiadas fuentes en las que informarme sobre esta historia al margen de lo que de ella aparecen en la Wikipedia  y en los diferentes blogs que se han hecho eco de esta historia , además de un breve reportaje del programa español "Cuarto milenio" donde precisamente escuché la opinión del criminólogo Vicente Garrido sobre este caso singular  y la cuando menos curiosa autobiografía escrita por Karl Tänzler de la que sólo he podido encontrar el texto en ingles , una lengua que manejo con torpeza. Pero con todo ello voy a tratar de contaros su historia lo mejor que pueda  para aquellos que todavía no hayan oído hablar de ella, un relato en el que van de la mano dos palabras, el amor y la obsesión. El escritor argentino Jorge Luis Borges(1899-1986) nos explicaba acerca de ese misterio tan difícil de reducir a palabras que es el amor, que "Uno está enamorado cuando se da cuenta que la otra persona es única" Creo que todo el que se haya enamorado alguna vez reconocerá el significado de las palabras de Borges, la sensación de que esa persona constituye todo nuestro mundo, que es única e irreemplazable y que de ahora en adelante sólo nos sentiremos completos si permanece a nuestro lado. Por eso otro gran escritor y periodista, el mexicano Carlos Fuentes (1929-2012), expresaba con estas vehementes palabras el sentimiento de pérdida nacido de la separación inevitable causada por la muerte del ser amado "Que injusta, que maldita, qué cabrona la muerte que no nos mata a nosotros sino a los que amamos" a lo que el poeta e historiador francés Alphonse de Lamartine (1790-1869) añade otro pensamiento que encuentro igualmente cierto,  sobre algo que sucede en las grandes historias de amor, y al decir grandes me refiero a las de amor verdadero, esas que resisten el tiempo y que sólo la muerte consigue interrumpir. Escribía el poeta francés "A menudo el sepulcro encierra, sin saberlo, dos corazones en un mismo ataúd" 

 Creo que estas tres frases expresan lo que debió pasar por la mente del protagonista de esta historia con la diferencia que él no aceptó la realidad de la muerte que le había arrebatado a la persona que amaba y se rebeló contra ella, tal vez tratando de hacer realidad el antiguo mito de Orfeo y Eurídice pero cambiando su final, rescatando a su amada de las frías garras de la muerte. En este mito griego Orfeo y Eurídice son dos amantes esposos hasta que la muerte se lleva a Eurídice al Inframundo, el Infierno griego. Orfeo, dotado de un talento musical sin igual, se lamentaba con tanta amargura por su pérdida que hasta los dioses olímpicos se conmovieron por su dolor y le aconsejaron que descendiera al Inframundo a rescatarla. Con su lira como única arma, Orfeo se dirigió hacia las profundidades y allí la belleza de su música y su canto convencieron a los dioses que gobiernan esta tierra de los muertos, Hades y Perséfone,  y le permitieron llevarse a Eurídice de regreso con él al mundo de los vivos con una única condición, que Orfeo no se girase a mirarla el rostro hasta que no estuvieran bajo la luz del sol. Y así comenzaron la lenta ascensión hacia la superficie. Orfeo no  dirigió la mirada a Eurídice en ningún momento, ni siquiera cuando les salían al paso seres monstruosos que los amenazaban. Por fin alcanzaron la salida, Orfeo salió el primero , Eurídice lo seguía detrás. Creyendo que ya lo habían logrado, Orfeo se dio la vuelta para mirar ese rostro que tanto amaba y al que creía que no volvería a ver nunca, pero la fatalidad quiso que un pie de Eurídice permanecía en las sombras del Inframundo y al instante fue arrastrada  de nuevo al abismo. Orfeo, roto de dolor, nunca más volvería a aceptar una mujer a su lado Nuestro protagonista no es un ser mitológico, pero al igual que Orfeo tampoco aceptaría que la muerte le arrebatara a la mujer que amaba. Y hora es ya que comience el relato de su historia. 


"Orfeo y Eurídice" del escultor francés Auguste Rodin (1840-1917) , que habría modelado ya antes de 1887 para el proyecto de las llamadas Puertas del Infierno destinadas al nuevo Museo de las Artes Decorativas de París  que finalmente no se llegaría a construir. Paralizado el proyecto finalmente esculpió en mármol  este "Orfeo y Eurídice" en 1893.  Vemos la figura de Orfeo tratando de tapar sus ojos con la mano para evitar mirar a Eurídice que le acompaña pegado a él tratando de salir del Inframundo. Orfeo se rebela contra la muerte de Eurídice, no se resigna a ella, y su dolor conmueve tanto a los dioses que le permiten que infrinja las reglas, baje al Inframundo y regrese de nuevo al mundo de los vivos trayendo consigo a su amada Eurídice. aunque al final la muerte no puede ser vencida y Eurídice regresa a las sombras cuando ya  casi estaban en el mundo de los vivos. El mito muestra así la irreversibilidad de la muerte , pero siempre hay Orfeos que tratan de rebelarse contra ello. Desde los alquimistas que buscaban el elixir de la vida eterna  a conquistadores españoles como Juan Ponce de León (1460-1521) del que se dice que buscó la Fuente de la Eterna Juventud después de que le hablaran de ella los habitantes de la isla de Borinquen, la actual Puerto Rico , conquistada por el propio Ponce de León. La historia es posiblemente apócrifa, porque comenzó a hablarse de ella cuando ya había muerto Ponce de León, pero si existían las leyendas que hablaban de fuentes de la Eterna Juventud y ciudades fantásticas como Cíbola. Detrás de leyendas y búsquedas fantásticas , al igual que detrás de los diferentes credos religiosos, se encuentra el deseo y la esperanza del ser humano de vencer a la muerte . Eso es lo que creo que pretendió durante siete años Karl  Tänzler von Cosel
(Imagen http://www.metmuseum.org )

Viajamos hasta Dresde ,entonces una ciudad del recién nacido Imperio Alemán creado en 1871.  El 8 de febrero de 1877 nacía nuestro protagonista del que resulta difícil precisar su nombre ya que a lo largo de su vida utilizó diferentes nombres. Me quedaré para empezar con el que aparece, según dicen las fuentes, en su registro matrimonial en Alemania, George Karl Tänzler (1877-1952), aunque el que  se encuentra con más frecuencia y con el que firmó su autobiografía , si es que se puede calificar así a la obra publicada en "Fantastic Adventures", fue el de un nombre de la nobleza , Karl Tänzler von Cosel.  Sobre su nacimiento y sus primeros años escribe Cosel ,haciendo ya referencia a un hecho misterioso de los muchos que adornan su relato , nada menos que una casa encantada en la que Cosel pasó gran parte de su infancia "Nací en Dresde, Alemania, en la casa que nuestra familia tenía en la ciudad, a la que llamaban "el Castillo", pero había otro castillo, la Villa Cosel , que estaba en el  campo y fue allí donde crecí. Esta casa solariega tenía la reputación de ser una casa encantada y la Dama de Blanco, de la que mi madre me dijo que se aparecía de vez en cuando durante los dos últimos siglos, se suponía que era mi ancestro, la Condesa Cosel, que había muerto en 1765"  Cosel nos cuenta que su ilustre antepasada , Anna Constantia von Brockdorff (1680-1765),  al parecer mujer de gran belleza, llegó a ser prometida del príncipe elector de Sajonia  Federico Augusto I de Sajonia, que en 1697 se convertirá además en rey de Polonia con el nombre de Augusto II el Fuerte (1670-1733). Pero la condesa cayó en desgracia a causa de sus enemigos en la corte y finalmente el rey la envió al exilio  viviendo el resto de su vida en soledad  cautiva en una fortaleza, dedicada al estudio de lo que se convertiría en una gran pasión , la alquimia. Y a continuación nos cuenta Cosel que  cuando tenía doce años "Tuve un sueño, o más bien, una visión de una muy hermosa joven vestida de blanco a la que yo pinté en una hoja de papel " ¿La baronesa? Esa visión de una dama vestida de blanco aparece en diferentes ocasiones a lo largo de su relato autobiográfico. 

Pasan los años y Cosel cada vez dedica más tiempo a sus estudios sobre física y electricidad y llega a instalar , cuando todavía es un joven estudiante, un laboratorio en la mansión . Él mismo nos cuenta como nada parece interesarle al margen de sus estudios "No tenía intereses fuera de la ciencia, la música y la pintura; las chicas no existían para mí excepto de una manera formal cuando fui a la Universidad de Leipzig  y tampoco bebía o fumaba. El tiempo me parecía demasiado precioso para perseguir una felicidad pasajera. Con 24 años (es decir, estamos en el año 1901) , me gradué en medicina, filosofía, matemáticas, física ,química  habiendo aprobado nueve exámenes diferentes"  Cuenta a continuación una experiencia paranormal que vivió en la mansión en la que comenzaron a flotar en el aire libros de su biblioteca e incluso su pesada mesa de estudio al menos eso es lo que Cosel relata. Terminados los estudios se establece en Australia "Después de muchos viajes y muchas tierras finalmente me establecí en Sidney, Australia, trece años antes del estallido de la Primera Guerra Mundial (seguimos ,por lo tanto, en 1901) aunque la verdad es que el escrito de Tänzler es ambiguo en su cronología y a veces contradictorio).Trabajé para el gobierno australiano como ingeniero eléctrico  y experto en Rayos-X. Me convertí en ciudadano británico, tuve un buen salario y un agradable hogar"   De nuevo Cosel se explaya contando experiencias paranormales que , la verdad, convierten su autobiografía en ocasiones en un relato de fantasmas. Mientras escribo esto me resulta extraño estar tomando como datos autobiográficos este relato que, en efecto , firma él , pero aparece publicado en una revista  de relatos baratos de fantasía y ciencia ficción. Pero, sigamos. .Obviando sus relatos de apariciones de fantasmas y otros relatos de fenómenos extraños , avanzaremos hasta el año 1914, cuando se inicia la Primera Guerra Mundial. 


Retrato de autor desconocido de  Anna Constantia von Brockdorf  según el relato de Karl Tänszler von Cosel  , su  antepasada, Casada en 1703 con el barón de Hoym, se divorció en 1706 . Dos años antes  el rey de Polonia  Agusto II el Fuerte, se enamoró de ella aunque el barón de Hoym trató de evitar este romance pues consideraba que  Anna no era la adecuada para convertirse en la amante del rey . La esposa del monarca polaco, Christian Eberhardine (1671-1727) una ferviente católica, se negó a vivir con el rey y se exilió ella misma mientras que Anna desplazaba a la otra amante principal del rey, Urusla Katharina  de Altenbockum (1680-1743) Ya convertida en amante oficial del rey, en 1706 recibió el título de Condesa de Cosel  y en los años siguientes dio al rey dos hijas y un hijo .Los cortesanos polacos la miraban  con creciente inquietud acusándola de interferir en las decisiones políticas y la alarma se hizo mayor cuando corrió el rumor de que el rey la había prometido casarse con ella.  Buscaron otra amante que la pudiera desplazar de su posición y eso sucedió en 1713. Después de diferentes avatares el rey la enviaría al exilio recluyéndola en la fortaleza de Burg Stolpen en Sajonia. Allí entró el 26 de diciembre de 1716 y ya no saldría hasta su muerte el 31 de marzo de 1765, tras cuarenta y nueve años de encierro. 
 Dedicaría su vida al estudio de la química, la física y la alquimia. en la fortaleza donde el rey la habría hecho recluir y donde vivió  ese medio siglo  en soledad. hasta que al final de su vida perdió la cordura . Ella sería la dama de blanco que el pequeño Carl Tänszler veía aparecerse en la residencia familiar  , la primera vez cuando tenía doce años
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org )

"En 1914 - relata Cosel - estalló la Primera Guerra Mundial y aunque yo me había convertido en un súbdito británico al servicio del Rey, bien establecido y considerado en la comunidad  y empleado por el gobierno, los británicos decidieron "para mi propia protección , enviarme a un campo de internamiento"  En el campo de internamiento de Trial Bay pasaría Cosel los cuatro años de la guerra , en los que según cuenta pasó gran parte de su tiempo construyendo un órgano junto a unos monjes budistas que también estaban allí confinados y relata como tras el final del conflicto bélico  embarcó junto a su órgano, al que califica de "mi más valiosa posesión" , rumbo a Inglaterra. Desembarca en Dover sólo para tomar otro barco que le conducirá a Rotterdam. Para entonces era ya el año 1920 . Por fin regresa a Alemania , a su hogar y cuenta que "Durante los quince años de viajes (en realidad, según cuenta él, había llegado a Australia en 1901 por lo que en realidad estuvo dos décadas fuera de casa)  mi padre había muerto y una de mis dos hermanas se había casado en América. Sólo me recibieron en casa mi madre, ahora ya muy anciana , y mi hermana pequeña"  Pero nada tenía allí ya, sus viejos profesores habían fallecido, la vida intelectual de la Universidad estaba deprimida y todo el país se encontraba  sumido en una crisis  moral y económica deriva de la derrota de Alemania en la guerra. Decide hacer caso a los consejos de su madre que, al parecer , insistió en que viajara a América donde estaba establecida su hermana "Como mi hermana vivía con su esposo cerda de Tampa, Florida, elegí la ruta vía La Habana, Cub. Zarpé el 6 de febrero de 1926 desde Rotterdam"El viaje se realiza sin incidentes y  cuenta como "me sentí atraído hacia los pasajeros españoles porque ellos eran la gente más alegre y feliz" Cuando desembarca en La Habana están en plenos carnavales .

 En este punto tengo que decir que  aunque él no lo menciona en su escrito  hacia 1920 se habría casado con Doris Anna Tänzler. (1889-1977) con la que tendría dos hijas, Ayesha  Anna Paulina Tänzler (1922-1998) y Crystal Tänzler (1923-1932).La razón por la que no aparecen en esta supuesta autobiografía lo ignoro igual que cualquier otro dato sobre sus vidas de las que no he encontrado ninguna información que me aclare algo sobre su existencia.. La idea inicial de Tänzler era  embarcar lo antes posible en el ferry que lo llevaría  hasta Cayo Hueso, (Key West), la localidad más meridional de Estados Unidos, para encontrarse con su hermana, pero el ambiente de la ciudad  le fascinó y le retuvo durante varios días "El 27 de febrero nuestro barco entró en el hermoso puerto , deslizándonos por delante del viejo Castillo del Morro."Más adelante  nos cuenta que "por pura buena suerte encontré una agradable y barata habitación de hotel. Era el tiempo del Carnaval   y toda La Habana  parecía intoxicada del espíritu del carnaval. Nunca había visto algo así; originalmente mis planes habían sido tomar el ferry a Key West la mañana siguiente. Pero me quedé allí durante cuatro días , no para divertirme , sino con la extraña e irracional esperanza de que podría encontrar allí , entre la multitud  a mi novia perdida". Al mencionar a esta novia perdida creo que se refiere a la promesa que le había hecho aquella  fantasmal dama de blanco, supuestamente la baronesa Cosel,  a la que comenzó a ver en su infancia y que seguiría viendo a lo largo de su vida , la cual le habría profetizado como sería su novia . Evidentemente no la encontró  y así el 1 de marzo ,convencido de que aquella novia prometida no estaba allí , embarcó en el ferry rumbo a Florida. Había enviado un telegrama a su hermana pero cuando llegó a puerto no había nadie esperándolo y así se puso a caminar recorriendo, según cuenta cerca de treinta kilómetros andando  siguiendo la vía de un tren "Tenía la extraña sensación de estar solo en un nuevo país, donde todo era extraño para mi lo más misterioso bajo la Luna" y su primera impresión de su nuevo hogar no era muy buena "Pensé que Florida no eran tan hermosa como Cuba, y en el transcurso del año siguiente intenté varias veces marcharme de allí y regresar a Cuba" aunque señala que siempre que lo intentaba una fuerza misteriosa se lo impedía. 


Carl Tanzler (1940).jpg
Fotografía de Karl Tänzler von Cosel tomada en 1940  cuando la historia  que hoy nos ocupa salió a la luz y fue llevado ante los tribunales por profanar una tumba  y  mover un cadáver sin autorización . Según cuenta  Karl en su autobiografía , en una de las apariciones de su antepasada, la condesa von Cosel, le mostró a la mujer que estaba destinada para él. La condesa le dijo
"Te he traído a la joven a la que un día conocerás"
Y a continuación levantó por un  momento el velo que cubría el rostro de la figura que la acompañaba
"Vi, enmarcado  en largos y oscuros tirabuzones, el rostro de una joven tan hermosa que yo no puedo intentar  describirla. Durante un segundo la joven me sonrió, una sonrisa maravillosa,  pero al momento la condesa Anna la separo de mi brazo  que ella había tocado y la aparición repentinamente desapareció "
Esta aparición  marcaría la vida del joven Karl Tänzler que a partir de entonces buscó aquel rostro que la condesa le había profetizado que correspondía a la mujer que un día encontraría para unirse a ella. Sin embargo, antes de eso Tänzler, aunque él no lo menciona en su autobiografía , se casaría y tendría dos hijos. Pero en 1930,  a los 53 años creyó hacer encontrado a aquella joven maravillosa en el rostro de una joven cubana que vivía en Florida llamada María Helena  Milagros Hoyos.
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org)  

Ya le tenemos establecido en Florida  "Durante mis primeros años en Florida me compré una finca, la vallé , construí un camino hasta ella e incluso puse los cimientos para una casa" pero entonces sobrevino el crack de 1929 , y la crisis económica que sobrevino en Estados Unidos también afectó a Carl que "se me hizo necesario ganarme la vida usando mis viejas cualidades como científico. Fui empelado por el Marine Hospital de Key West como patólogo y especialista en Rayos-X. Constituí un departamento de Rayos-X bastante bien equipado" Y todo pareció marchar bien "hasta el funesto 22 de abril de 1930" Y aquí llegamos al inicio de la historia que diez años después llevaría a Cosel a comparecer ante un tribunal y a ser acusado "de ser un pervertido sexual, un nigromante, un maníaco". Aquel día era uno como tantos otros,. la rutina diaria del trabajo en el hospital  cuando "una joven señorita (a young senorita en el original) entró en la consulta y apenas la miré " A Cosel le habían pedido que tomara una muestra de sangre a la joven para su análisis y lo primero que llamó la atención del doctor "fue que su mano era inusualmente pequeña; sus largos y estrechos dedos, los más encantadores que nunca había visto" La pinchó en su dedo para extraer la muestra de sangre  y entonces, por primera vez alzó la mirada al rostro de la joven para pedirle disculpas por si la había hecho daño   "Su rostro había permanecido oculto por su mano así que apenas la había visto cuando entró en la habitación. Pero ahora , al retirar la mano para responderme  vi un rostro de una belleza sobrenatural, el rostro de mis sueños y visiones, el rostro de la novia que mi ancestro (se refiere al fantasma de la baronesa)  me había prometido catorce años antes. Estaba atónito" Como sólo tenía que tomar la muestra de sangre no tenía excusas para seguir hablando con aquella mujer que hablaba en ingles pero con acento cubano (spanish accent en el original). Regresa a su laboratorio conmocionad "no sabía si estaba andando o soñando" pero siente una gran decepción cuando en la ficha de la paciente junto a su nombre, Elena  Hoyos vio  escrito "Mrs", es decir "señora" Su novia prometida por la aparición  estaba casada .

"Así que ella pertenecía a alguien más. Había una maldición sobre mi que hacía que después de una búsqueda de cuatro décadas que ahora llegaba a su fin  debía perderla de nuevo . ¿Finalmente había descubierto a mi novia prometida" Pero a pesar del temor a que estuviera casada "Incluso así me sentí indescriptiblemente feliz . Lo importante es que la había encontrado que ella estaba enferma y que yo estaba  cualificado para ayudarla" Aquella joven  era María Elena Milagro Hoyos (1909- 1931), la hija de un fabricante de tabaco cubano, Francisco Hoyos (1883-1934),  que tenía otras dos hijas. Elena se casó en 1926  con un tal Luis Mesa(1908-fecha desconocida), que la abandonaría no mucho después del matrimonio Para el tiempo en que ella visitó a Cosel seguía casada con Mesa aunque no convivieran y así se mantendría su situación  hasta el temprano final de la vida de Elena. Lo que nos cuenta Cosel es que al día siguiente de aquel primer encuentro ella regresó a la consulta para hacerse una radiografía de los pulmones "y me causó la dolorosa revelación de que ella sufría de tuberculosis"  En 1930 no había todavía un tratamiento  farmacológico para luchar contra la enfermedad, algo que no se produciría hasta catorce años después, cuando en 1944 comenzó a suministrarse la estreptomicina, el primer antibiótico que pudo utilizarse con efectividad en el organismo humano después de la penicilina descubierta en 1928 por el médico escocés Alexander Fleming (1881-1955). Además, Tänzler estaba preocupado porque "nuestro hospital no estaba equipado adecuadamente para el tratamiento de la tuberculosis pulmonar" Sin embargo  , estaba decidido a salvarla "una fiera determinación de ayudarla, de devolverla la salud ardía en mi alma" Cuenta como ella lo invita a su casa  y allí se le revela el secreto familiar "Elena y su marido estaban separados , él había sido el responsable de su sufrimiento" y explica conmovido como, allí sentada en su hogar, "brillaba como el sol entre todas aquellas estrellas humanas menores" y entonces, de forma impulsiva, siempre según nos cuenta Cosel, la dijo "No se preocupe, no se vuelva a preocupar de nada nunca más. De ahora en adelante yo cuidare de usted"  A lo que ella replicó con una sonrisa "Si , doctor. Estoy segura de que lo hará".


Fotografía de la joven cubana María Elena Milagro Hoyos , al menos así la he encontrado atribuida en todas las páginas que he visitado a la hora de informarme sobre su  historia. Si algún lector tiene conocimiento  de que no es ella  que me lo indique para rectificarlo. Era hija del fabricante de cigarros Francisco Hoyos (1883-1934) y de  Aurora Milagro (1881-1940)  y tenía dos hermanas, Celia Milagro Hoyos (1913-fecha desconocida) y Florinda  Milagro Hoyos (1906-1944) que fue la que descubrió en 1940  que el cuerpo de su hermana no se encontraba en la tumba del cementerio de Cayo Hueso , sino en la casa de Karl Tänzler von Cosel . Florinda moriría cuatro años después, en 1944, también a causa de la enfermedad que mató a su hermana, la tuberculosis (Imagen procedente de  http://familypedia.wikia.com )
Recordemos que en aquel momento él tenía cincuenta y tres años y Elena iba a cumplir los veintiuno ,en una época donde una persona de cincuenta años  ya se podía decir que había entrado en sus años de vejez , superando incluso la esperanza media de vida de muchos países. Pero eso no disminuye los sentimientos de Cosel que cuenta como la propone que se case con él aunque la madre de ella le advierte que ella sólo se casará con alguien que sea estadounidense y terminará enfrentado a la familia. Durante ese tiempo Cosel trabaja en la construcción de un aeroplano y planea con Elena llevarla a una isla de los Mares del  Sur cuando su salud se restablezca y quiere llamar a su aeroplano "Condesa Elena"  Él insiste en casarse con ella pero la respuesta de la joven es siempre la misma "No podemos casarnos.Yo no estoy divorciada todavía , e incluso si lo estuviera , no puedes casarte con una chica enferma como yo, Primero recupera mi salud" a lo que él replicaba "De acuerdo, cariño. Tendré paciencia si tú la tienes" La aplica el tratamiento contra la tuberculosis en la casa de Elena y agota sus fuerzas "Durante los siguientes nueve mese mis días pertenecían al hospital, mis tardes a Elena y mis noches  a trabajar en el aeroplano" Durante las páginas siguientes Cosel narra su dramática lucha contra la tuberculosis de Elena y también por su amor frente a la familia de Elena que pretende apartarlo de su lado. Finalmente, el 25 de octubre de 1931  el esposo de una de las hermanas de Elena  viene a informarle que Elena acaba de morir. Después de asistir al funeral siente un repentino consuelo  "Mi prometida (así se refiere a ella casi siempre)   estaba más allá de la malicia, de la infelicidad, del dolor. Ella estaba en manos de Dios, las mejores manos en las que podía estar" y después de casi dos años de constante preocupación por ella se siente incluso liberado "Me sentía renace después de esos dos opresivos y deprimentes años. Ahora, al menos, nadie podía llevarse el cuerpo de Elena lejos de mí . Aunque no podía verla  más sentía su presencia todo el tiempo".


Este libro publicado en 2003,  "Von Cosel" de Tom Swicegood parece que trata en profundidad la biografía del científico pero no os puedo decir más de él porque no he encontrado el texto accesible en Internet a diferencia de la autobiografía de von Cosel publicada por "Fantastic Adventures" cuyo enlace encontraréis al final del artículo aunque sólo está el texto en inglés
(Imagen procedente de http://www.amazon.es/Von-Cosel-Tom-Swicegood/dp/0595275338)

  

Coser va a diario al cementerio a visitar la tumba de Elena y comienza  a preocuparse porque el agua pueda filtrarse en ella y corromper aquel amado cuerpo ya que el cementerio carecía de drenaje . "Me parecía injusto que sus hermosas  formas perecieran  por el agua " y la única solución según él era "construir una  cúpula de hormigón alrededor del ataúd y hacerlo pronto" Pero construir la cúpula y obtener el permiso para , entre tanto , remover el cuerpo  hasta que se terminara la obra le llevó varios meses y  sucedió lo que temía, el agua inundó la tumba.  y amenazaba con entrar en el dañado féretro "Entonces me convencí de lo urgente que era la tarea de sacar a Elena de aquel dañado ataúd y ponerla dentro de un nuevo y más fuerte ataúd que yo había comprado"  Cuenta como preparó todo para el traslado del cuerpo. El cuerpo fue desenterrado y  durante toda una noche Coser trabajó en el cuerpo de Elena para reparar los daños causados por la humedad y un mal embalsamamiento del cuerpo "Trabajé hasta el amanecer con toda mi energía, horrorizado por la negligencia de los empleados de la funeraria que habían fallado al preservar el ataúd lo que habría prevenido mucho su deterioro , porque era el ataúd lo que olía mal , no el cuerpo. Cuando llegó la mañana , mi dulce prometida estaba libre de todo signo de deterioro y de ese hedor. Cuando los empleados de la funeraria llegaron a trabajar  la colocamos delgadas capas de algodón esterilizado y después sobre su cuerpo agua de colonia" Luego nos cuenta como utilizó una solución preparada por él para preservar el cuerpo  y como la llevó a su nuevo hogar,  que según sus palabras "se parecía más a una agradable residencia veraniega que a un lugar de enterramiento"  A partir de entonces todas las tardes iba a visitar su cuerpo a aquel monumento funerario que había construid para ella "Cada atardecer yo iba a la pequeña casa que había construido para ella. No lo hacía con ningún plan  o algún propósito específico. Simplemente me sentía atraído por aquel lugar por algún poder magnético, el cual siempre se incrementaba por las tardes y se hacía irresistible cuando el sol se ponía en el horizonte" 


Fotografía de la tumba de Elena  Milagro Hoyos que creo que corresponde a la que hizo construir Karl Tänzler von Cosel para preservar el cuerpo de Elena de la humedad de la lluvia y evitar su deterioro después  de que hubiera exhumado el cuerpo de Elena de su primera tumba donde temía que la lluvia se filtrara y terminara destruyendo el cuerpo de su amada. Su obsesión por ella llegó a que manifestara a la familia de Elena,cuando se enteró que estos querían dejar la casa,  que  deseaba vivir y dormir en la habitación de Elena
"No me importa si ustedes se mudan o se quedan. Yo voy a vivir en la habitación de mi Elena, donde ella ha vivido y muerto, porque es aquí donde yo siento con claridad su presencia" 
Y nos cuenta que a partir de entonces durmió en la cama de Elena y como durante años no había dormido tan bien como en aquella habitación donde se conservaba el aroma de la mujer que había amado
(Imagen procedente de http://image2.findagrave.com)

Y es entonces cuando entra en escena en su narración el elemento sobrenatural  cuando nos cuenta que un día "Pude escuchar con claridad un sonido en el interior de la tumba, muy distante, como uñas o delicados dedos palpando o arañando  una superficie metálica" y continúa "Después de un rato puse mi oreja sobre la tumba y después de un minuto o así escuché su voz "Me amas todavía ¿verdad? Dime ¿realmente estoy muerta?"  A lo que nuestro hombre responde "Elena, cariño, no estás muerta. Tu cuerpo sólo está dormido y tu espíritu está soñando" Es una escena que parece sacada de alguna novela gótica de finales del siglo XVIII o comienzos del siglo XIX . Y después de mantener una conversación lo que en la mente de Tänzler es el espíritu de Elena le pide  "Desearía que me llevases contigo a casa. Quiero estar contigo" petición a lo que Tänzler responde "Con todo mi corazón cariño  . Te llevare conmigo, si lo necesitas hasta el fin del mundo." Durante varias páginas Tänzler relata como extrajo el cuerpo de Elena del cementerio y lo llevó hasta su casa obedeciendo, según él, los deseos que  le expresaba el espíritu de la mujer a la que tanto amaba. . Una vez en casa  descubrió el cadáver "Apenas puedo describir la imagen que se ofreció ante mis ojos. Era una terrible y triste imagen la que podía contemplar en el ataúd después de dieciocho mese enterrada. Estaba descorazonado" Una vez más decide  ponerse  manos a la obra para reparar todos los desperfectos del cuerpo "Mi alma estaba torturada cuando vi en la terrible condición en la que se encontraba. Resolví que la ayudaría. Ella era mi amada prometida, mi promesa de cuidarla era sagrada"  Y así comenzó la reconstrucción de su cuerpo como si se tratara de un nuevo doctor Viktor Frankenstein. La colocó ojos de cristal sobre las cuencas vacías de sus ojos, unió los huesos con alambres , llenó las cavidades huecas del abdomen  con harapos, la puso una peluca en la cabeza y sustituyó la piel  por tela de seda empapada en yeso. Señala que el cuerpo no presentaba síntomas de putrefacción y aplica diversos tratamientos químicos con los que esperaba devolver la vida a aquel cuerpo muerto, pues estaba convencido que la vida seguía allí latente,en aquel cuerpo  convertido ahora casi en un maniquí.


Fotografía del cadáver de María Helena Milagro Hoyos tal como fue encontrado en 1940  en el hogar de von Cosel  conservado casi como si fuera un maniquí . Karl Tänzler von Cosel que todavía albergaba la esperanza de poder recuperar la vida que estaba convencido que todavía residía en lo que quedaba de su cuerpo.  
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org)

Pasaron siete años hasta que en 1940  una de las hermanas de Elena, Florinda ,  descubrió que Tänzler hacía siete años que tenía a Elena en su casa. Tänzler la llevó al dormitorio donde estaba el cuerpo aunque ella se resistía a creer que aquello fuera  su hermana. Carl fue detenido  y  acusado de "destruir una tumba y trasladar un cuerpo sin autorización". Cuenta Cosel como el cuerpo de Elena también fue examinado  y expuesto en público  "No menos de 6850 personas vieron su cuerpo . Fue la principal atracción que Key West jamás había conocido". A las preguntas del abogado de como se sintió cuando le apartaron del cuero de Elena  respondió  "Me sentí perdido. La prometí cuidarla y protegerla contra su destrucción el resto de mi vida , incluso sacrificaría mi propia existencia. Pondría en peligro mi propia vida por ella" u cuando le preguntan si cree que el cuerpo todavía conserva vida en su interior y si podría ser resucitado  Carl replica "Siempre queda vida en el cuero que puede ser resucitado por métodos especiales, como la incubación pero yo he sido repetidas veces interrumpido. No pude completar mi trabajo , creo que parcialmente exitoso. Puedo mejorarlo si me dejan investigar sin interrupciones" El 9 de octubre de 1940 le leyeron la sentencia, condenándole a pagar una fianza de mil dólares  y le informaron que nunca más podría ver el cuerpo de Elena ya que no era un pariente directo de ella. y el cuerpo de Elena sería enterrado  de nuevo en el cementerio de  Key West aunque en un lugar que nunca le revelarían . Carl exclamó  ante el juez "Eso es fin para mi. Protesto contra esta inhumana decisión. No puedes hacer esto. Significa su absoluta ruina y la quiebra de la fe de mi Elena. Si yo no puedo tenerla de nuevo conmigo yo respetaré su decisión pero continuaré luchando para llevar a los más altos tribunales del país y anular esta decisión"    Al tiempo recibió muchas cartas de gente  que apoyaba su actuación y sus investigaciones  mientras fue examinado por tres psicólogos que le declararon completamente sano mentalmente.


Noticia publicada el 12 de octubre de 1940, tres días después de conocerse el veredicto, donde se informa del pago de la fianza de Karl Tänzler von Cosel  por un grupo de amigos  para que pudiera salir en libertad
"El científico que robó un cuerpo libre de prisión. Hoy unos amigos abonaron los 1000 dólares de fianza y obtuvieron la liberación  de Carl Tänzler von Cosel, el anciano científico  que robó el cuerpo de una joven a la que él amaba  de su cripta  y conservó el cuerpo en su casa durante siete años. Von Cosel será juzgado  en el tribunal criminal del condado  en noviembre por los cargos por "perturbar maliciosamente"   la tumba de la señora Elena Mesa (su apellido de casada) que murió en 1931"
(Imagen procedente de familypedia.wikia.com)

El relato de Cosel termina con su liberación y con estas palabras "Ella está conmigo. Nadie podrá separarla de mi  porque Dios Todopoderoso ha unido nuestras almas. Ella ha sobrevivido a la muerte y estará para siempre conmigo  Y cada vez que la veo en una fotografía y cada pensamiento de mi mente  es una silenciosa plegaria de gracias. Gracias al Creador que me permitió encontrarla.Gracias  a Él que me dio la fuerza y el conocimiento  para prolongar su breve vida  en la tierra  durante  dos años , y hacerla más tolerable su dolor y salvar su belleza de los estragos de la tumba. Ella es mi amor eterno, ella es para mi esa suprema y divina alegría que el gran Beethoven intentó expresar en su novena sinfonía . Dios la bendiga"  Y aquí concluía esta autobiografía publicada siete años después de todos aquellos acontecimientos. La opinión pública no se mostró desfavorable y muchos vieron en su forma de actuar una excéntrica y vehemente forma de romanticismo, algunos la calificaron de la más bella historia de amor de todos los tiempos. Tänzler siguió viviendo en Florida y en 1950 recibiría la ciudadanía estadounidense.Vivía sólo y parece que su cuerpo fue hallado tres semanas después de que hubiera muerto, el 3 de julio de 1952.  También se dice, aunque no estoy seguro de éste dato, que había hecho una máscara de cera que representaba el rostro de Elena. Y aquí concluyo el relato de esta historia atípica para los temas que suelo tratar en el Mentidero pero que me atrajo por lo que tenía de mezcla de fantasía y realidad, de relato gótico en pleno siglo XX, de una historia donde se mezcla el amor, la obsesión  y esa desesperada lucha del hombre contra la muerte, una rebelión contra el destino implacable al que todos estamos sujetos. ¿Os acordáis de aquellas palabras del escritor mexicano Carlos Fuentes con las que comenzaba éste artículo?"Que injusta, que maldita, qué cabrona la muerte que no nos mata a nosotros sino a los que amamos"  Es algo que todos sabemos y que también aceptamos, así es nuestra existencia y sabemos que la muerte corta incluso los lazos más fuerte. Él, como un Victor Frankenstein del siglo XX, creyó que podría revertir el proceso y llevó su rebelión contra la muerte hasta unos límites que lindan con las arenas movedizas que separan la cordura de la demencia. Con sus conocimientos era imposible lograr lo que pretendía, vencer a la muerte. Hoy también lo es. ¿Mañana? Dejemos la respuesta al futuro.

Os dejo el enlace de la obra autobiográfica de Karl Tänzler von Kosler,  que es como la firma.  Está en inglés y he tratado de traducir lo mejor que he podido los textos que he ido incorporando al artículo , pero siendo consciente de la pobreza de mi inglés lo dejo aquí para la lectura de los que dominen la lengua inglesa . 
http://www.unz.org/Pub/FantasticAdventures-1947sep-00008

Y si queréis ver el reportaje del programa español Cuarto Milenio y su reportaje acerca de la historia de Karl Tänzler von Cosel y María Elena Milagro Hoyos os dejo su enlace directo a ella: 
http://www.cuatro.com/_76899ce4

El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost






3 comentarios:

Gabriel Pombo dijo...

Conmovedora historia. Brillante el artículo. Una vez más, felicitaciones por tan logrado trabajo.

Gabriel Pombo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
christian mielost dijo...

Muchas gracias Gabriel!!Conocí la historia por el programa de Cuarto Milenio de Iker JIménez y luego encontré de causalidad en Internet la autobiografía de Karl Tänzler en una versión digital de Fantastic Adventures de 194´7 y basándome en ella resumí lo que sucedió. Es una maravilla Internet porque te da acceso a una información que de otra forma sería imposible conseguir.
Un abrazo fuerte!!

Famosos