domingo, 5 de julio de 2015

PEQUEÑAS HISTORIAS DE LA HISTORIA : UGOLINO DELLA GHERARDESCA Y LA MALA FAMA DEL CONDE CANÍBAL

El nombre de nuestro protagonista de hoy no es demasiado conocido, por ser generosos, más allá de las personas muy aficionadas a la historia y su vida no es particularmente significativa ni siquiera en la historia de su ciudad natal , Pisa, de ahí que lo haya incluido en esta sección del Mentidero de pequeñas historias de la historia , una especie de cajón de sastre donde incluyo todas aquellas historias que por una u otra razón han llegado hasta nosotros por algún dato o aspecto curioso de la misma más que por su importancia histórica. Pero antes de seguir permitidme una reflexión sobre una palabra que aparece en el título de éste artículo, la fama. El Diccionario de la Lengua Española define a la fama en su segunda acepción como la "opinión que la gente tiene de alguien" y al incluir el término opinión estamos hablando de algo subjetivo, que no se puede medir ni cuantificar. Por eso en la antigua Grecia la diosa de la Fama, Feme,que los romanos rebautizarían con el nombre de Fama,  lo era también de los cotilleos y rumores ,pues  ninguno de ellos se basan en criterios objetivos  sino en eso tan voluble que es la imagen que los demás tienen de nosotros,a veces generada por nuestro comportamiento o los hechos que hayamos realizado, pero en otras muchas ocasiones dependiente de lo que otros dicen de nosotros, incluso aunque sean mentiras , donde tenemos otra palabra emparentada con la fama, la difamación "desacreditar a alguien, de palabra o por escrito, ,publicando algo contra su buena opinión y fama" Volviendo al mito, según algunas versiones Feme era hija de la diosa de amor y la belleza, Afrodita, según otros de Gea, la diosa que personificaba a la Tierra, la diosa madre. Fuera hija de una u otra divinidad, Feme  tenia alas ornadas con plumas y detrás de cada pluma un ojo  y una lengua para  verlo todo y contar todo lo que veía, ayudada además porque tenía la capacidad de no dormir , por lo que nada escapaba a su atención.

Escultura "Alegría de la Fama" que se encuentra en el Parque del Campo Grande de Valladolid. inaugurada en 1883 , obra del escultor  Mariano Chicote Recio.  La diosa que los griegos llamaban Feme y también Osa y que luego los romanos adoptarían con el nombre de Fama, encargada de difundir la gloria de los héroes  para que no cayeran en el olvido, esa forma de inmortalidad que persiguen en ocasiones los seres humanos, que nuestro nombre y nuestros actos sigan vivos más allá de nuestra muerte. Aunque esa es la fama más poética, hoy en día la fama puede convertirse  en una forma de ganarse la vida incluso sin aportar ningún mérito para haberla conquistado como estamos acostumbrados a ver en tantos personajes del mundo de las revistas y los programas de televisión  que alimentan la fama de personas  que están ahí por ser famosas y son famosas  sin motivo aparente. Como bien decía el escritor francés de origen argelino Albert Camus (1913-1960):
"Es muy fácil obtener la fama, pero es muy difícil merecerla"
Nuestro protagonista de hoy, Ugolino della Gherardesca se haría famoso  sin que él tuviera nada que ver en ello, pues la fama que haría que su nombre salvara el tiempo hasta llegar a nuestros días le fue concedida por los versos de uno de los más grandes escritores de la historia, Dante Alighieri, aunque fuera no buena, sino mala la fama que ganó para él y , al parecer , de forma injusta como veremos al final de esta historia (Imagen procedente de domuspucelae.blogspot.com)

Gracias a ella eran conocidas las acciones de los grandes héroes que Feme se encargaba de difundir entre la población y por ello también se consideraba que otorgaba una especie de inmortalidad ya que gracias a sus palabras la memoria de los actos relevantes realizados por una persona sobrevivían a su muerte. Incluso en su sentido positivo la fama puede volverse contra la persona que la  gana, al menos así lo creía el poeta griego Hesíodo que vivió en el siglo VIII a. C y nos decía que "La fama es peligrosa, su peso es ligero al principio , pero se hace cada vez más pesado el soportarlo y difícil de descargar" Son palabras que probablemente ratificarían muchos personajes famosos de nuestra época , cuya fama alcanza una extensión que era casi imposible hasta el siglo XX, donde gracias a los medios  de comunicación, y más todavía en el siglo XXI a través de Internet, de las redes sociales y de los teléfonos móviles que convierten a cada persona en una especie de reportero  fotográfico ,  hacen que el famoso pueda llegar a sentirse perseguido, acosado, sin intimidad, eso que llamamos "el peso de la fama". Una particularidad de la fama, ya sea buena o mala, es que una vez ganada es muy difícil cambiarla, modificar la visión que los demás tienen de nosotros . Un refrán castellano dice "cría fama y échate a dormir", en el sentido de que una vez que te has ganado un buen nombre , una buena fama, a veces no es necesario hacer apenas nada para conservarla. Por ejemplo de ser buen estudiante ,incluso cuando hagas un examen peor tu fama  pueda incluso ayudarte a superarlo, y lo digo por experiencia de haber aprobado más de un examen por la fama de buen estudiante. más que por la valoración objetiva de lo que había hecho.  Pero lo mismo sucede cuando crías mala fama , puede acompañarte incluso después de tu muerte y proseguir a lo largo de los siglos , sin que nadie se moleste en comprobar la veracidad o no de los hechos que te han dado esa fama, y eso es más cierto todavía cuando  esa fama es alimentada por las palabras de uno de los grandes genios literarios de la historia.

Este es un mapa con el itinerario de las  tres cruzadas que tuvieron lugar en el siglo XII, , si incluimos la primera de ellas que  concluyó en el año 1099 con la conquista de Jerusalén. Por desgracia, la leyenda que explica los movimientos de los cruzados sale demasiado pequeño y no se puede ver bien, pero lo he incluido porque este mapa refleja la situación de Europa en el siglo XII, donde sobresale el poder del Sacro Imperio Romano Germánico que ejercía una gran influencia sobre Italia, donde además de los Estados Pontificos gobernados directamente por el papa, se encontraba el reino de Sicilia en el sur y luego una serie de repúblicas independientes,, las llamadas Repúblicas Marítimas, porque su independencia se basaba en las riquezas y el comercio que le proporcionaban sus puertos como era el caso de Génova, Venecia  o Pisa , de donde era natural Ugolino della Gherardesca. Lo que siglos después sería España y Portugal, estaba ahora dividido en una serie de reinos cristianos que compartían la península con los musulmanes  en una lucha que se prolongaría todavía cuatro siglos. Mientras, al este podéis ver lo que quedaba del Imperio Bizantino que luchaba por su supervivencia  frente al avance musulmán, y en color naranja tenemos los reinos cristianos de Tierra Santa. Esta era la Europa del siglo XII que iremos conociendo  antes de adentrarnos en el siglo XIII donde vivió nuestro protagonista
(Imagen procedente de blogtodohistoriaymas.over-blog.es )

Y ahora llega el momento que nos traslademos al pasado, porque para contaros esta historia  tengo que remontarme un siglo antes al momento en que vivió nuestro protagonista. Estamos  en el año 1125.En el siglo XII hay dos grandes poderes en Europa Occidental, por un lado la Iglesia Católica con el papa al frente y por otro el Sacro Imperio Románico Germánico, mientras que en Oriente sobrevive el antiguo Imperio Romano de Oriente, ahora llamado Imperio Bizantino y también los nuevos reinos cristianos nacidos después de la Primera Cruzada que había culminado con la conquista de Jerusalén a los musulmanes en el año 1099. Los sucesivos emperadores del  Sacro Imperio habían mantenido un conflicto con el papado de Roma  que fue conocido con el nombre de"la querella de las investiduras" y que se prolongaba desde el papado de Gregorio VII (hacia 1020-1085) Durante las décadas anteriores el papado había vivido una época convulsa , marcada por escándalos de todo tipo y luchas internas,  y su poder había quedado muy debilitado. Los emperadores del Sacro Imperio aprovecharon la ocasión  para apropiarse el poder de nombrar los cargos eclesiásticos sobre el territorio que gobernaban, lo que se denominaba investidura. Esto hacía que obispos, abades y otras dignidades eclesiásticas debieran su cargo no al Papa sino al emperador  y las autoridades civiles. También recibían tierras convirtiéndose en señores feudales de la misma forma que los nobles laicos, y eso a su vez los convertía en vasallos del emperador. Gregorio VII, que nada más llegar al papado en 1073 había prescrito el celibato sacerdotal, lo que prohibía definitivamente el matrimonio de los sacerdotes, también quiso acabar con la investidura o nombramiento de los cargos eclesiásticos por el emperador y  en un sínodo celebrado en febrero de 1074 se estableció que la investidura laica , es decir, el nombramiento  por parte del emperador de dignidades eclesiásticas, sería considerado a partir de entonces un pecado que conllevaría la deposición inmediata del cargo nombrado.

"Humillación de Enrique IV ante el papa para pedirle su perdón" del pintor alemán Eduard Schwoiser (1826-1902)
Esta pintura representa un episodio llamao la Humillación de Canossa,  dentro de la turbulenta relación entre el rey Enrique IV y el papa Gregorio VII en el marco de la disputa por el poder entre el Sacro Imperio y la Iglesia , la conocida como  "querella de las investiduras", que se prolongaría desde el último cuarto del siglo XI hasta el año 1122.
Nada más convertirse en papa Gregorio VII declaró la guerra a la simonía , un delito que consistía, entre otras cosas , en la venta de cargos eclesiásticos al mejor postor, y también contra la incontinencia de los clérigos, estableciendo la obligatoriedad del celibato. Pero , sobre todo, se opone a la pretensión de los monarcas europeos  de nombrar directamente a los obispos y abades. Los reyes de Francia  e Inglaterra lo aceptan, pero no así Enrique IV que en 1076 convoca la Dieta de Worms, la reunión de los príncipes alemanes del Sacro Imperio. En ella Enrique IV depone al papa acusándolo de:
"Hereje, mago, adúltero, adulador del populacho, usurpador del Imperio , bestia feroz y sanguinaria"
Por supuesto, Gregorio VII lo excomulga al momento y los príncipes alemanes se vuelven contra Enrique IV  y le despojan del trono. De esta forma el monarca del Sacro Imperio , para recuperar la confianza de los príncipes, se vio obligado a viajar al castillo de Canossa ,situado en la actual provincia de Reggio Emilia en el norte de Italia, donde se encontraba el papa. Allí se dispone a pedir perdón al pontífice  que le hace esperar durante tres días en el exterior del castillo  en pleno invierno y protegido sólo por el hábito de penitente, hasta que  por fin le admite a su presencia y levanta la excomunión. Por eso se conoce este episodio por la Humillación de Canossa, el momento que recrea el cuadro sobre estas líneas, ya que el rey tuvo que humillarse ante el papa, aunque luego volvería a desatarse el enfrentamiento entre ambos
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )

Esto causó un enfrentamiento directo con el emperador del Sacro Imperio , Enrique IV (1050-1106), que consideraba aquella decisión una injerencia en su propio poder, debilitándolo al hacerle prescindir de algunos de sus mejores vasallos.Estalló un enfrentamiento entre el papa y el emperador que se tradujo en intentos de deposición y decretos de excomunión  en los que ahora no me puedo extender, ya que se sale del tema de este artículo pero que espero poder contaros con más detalle en otra ocasión. El caso es que esta disputa entre el papado de Roma y el Sacro Imperio se prolongaría  hasta el año 1122, cuando  el 23 de septiembre de ese año el emperador Enrique V (1086-1125) y el papa Calixto II (hacia 1050-1124) firmaron el Concordato de Worms en virtud del cual los emperadores del Sacro Imperio reconocían el derecho en exclusiva de la Iglesia  a la investidura clerical, es decir,  a nombrar los cargos eclesiásticos  por lo que estos dependerían de la Iglesia como vasallos, pero se concedía al emperador el derecho a realizar la investidura feudal, otorgando tierras y propiedades a los eclesiásticos de forma que también se debían al emperador. Ahora dependían de dos señores, el señor temporal, el emperador, y el señor espiritual ,el Papa.Así acababa la querella de as investiduras y tres años más tarde fallecía sin tener descendencia , el emperador Enrique V lo que iba a ser el origen de un nuevo conflicto. Enrique V había designado como heredero de la corona a su sobrino el duque de Suabia Federico II (1090-1147). Pero el canciller del Imperio, el arzobispo Adalberto de Maguncia (fecha desconocida -1137), había mantenido un largo enfrentamiento con el emperador y no estaba  dispuesto a que el trono permaneciera dentro de la misma familia, así que buscó otro candidato que pudiera ser elegido en su lugar, y la elección recayó en el duque de Sajonia, Lotario de Supplinburg (hacia 1075-1137)

Aunque este mapa es anterior a la época que estamos hablando , ya que representa al Sacro Imperio Romano Germánico bajo el gobierno de su primer emperador, Otón I (912-973), pero podemos  ver  los principales ducados que lo componían  y que participaban en la elección del emperador. destacando los ducados de Baviera , Suabia,  Francoia y Sajonia , destacados los cuatro en un color naranja intenso en el mapa . De Suabia procedía la familia de los Hohenstaufen , que aspiraban al trono y cuyos partidarios eran conocidos con el nombre de gibelinos, mientras que sus principales rivales  eran los duques de Baviera , que pertenecían a la Casa Welf y por ello eran llamados Welfos o Güelfos . Las disputas entre los gibelinos , partidarios de los Hohenstaufen, y los güelfos, seguidores del duque de Baviera, marcaría los siglos XII y XIII en el Sacro Imperio y también se trasladaría a Italia aunque con un matiz diferente, en loas ciudades italianas los güelfos eran los que apoyaban al Papa y los gibelinos los partidarios del emperador (Imagen procedente de www.lahistoriaconmapas.com)

Hasta entonces la elección del emperador por los príncipes alemanes había sido un mero formalismo que se limitaba a ratificar la sucesión del trono en miembros de una misma familia, pero Adalberto estaba decidido a cambiar la situación. Reunió a los representantes de los ducados de Baviera, Suabia, Sajonia y Franconia  que tuvieron que elegir entre Federico II de Suabia y Lotario de Sajonia y  sería éste último el elegido para convertirse en emperador del Sacro Imperio con el nombre de Lotario III. Pero la elección no fue aceptada por Federico II de Suabia, sobrino del fallecido Enrique V,  que contaba con el apoyo de su hermano, el duque de Franconia, Conrado(1093-1153) . Tanto Federico II de Suabia como su hermano Conrado de Franconia pertenecían a una dinastía conocida como  Hohenstaufen , originaria de Suabia  y que recibía ese nombre por el nombre de uno de sus castillos. El padre de ambos había sido Federico I de Suabia (1050-1105) que se había casado con la hermana del emperador Enrique V , Inés de Alemania (1072-1143), lo que emparentaba a los Hohenstaufen con la familia imperial. Entre sus posesiones se encontraba el castillo de Waiblingen y parece que de este nombre deriva el término por el que luego fueron conocidos los partidarios del partido de los Hohenstaufen, los gibelinos. Mientras, en el otro bando. el que apoyaba al emperador Lotario III, se encontraba , entre otros, el duque de Baviera  Enrique el Negro (1075-1126) que pertenecía a la Casa de Welf, que hundía sus raíces en el siglo IX y cuyo primer miembro destacado había sido el padre de Enrique el Negro, Guelfo I de Baviera (fecha desconocida - hacia 1101). Por eso, los miembros de la Casa de Baviera o Casa de Welf , partidarios ahora de Lotario II, serían conocidos a partir de entonces con el nombre de  Welfen o, en castellano, güelfos.

Imagen extraída de la obra "Crónica Iluminada"  realizada a mediados del siglo XIV y que recoge la historia ilustrada de Hungría. En este caso podemos ver al emperador Conrado III a s paso por el Reino de Hungría  en su camino a Tierra Santa para tomar parte en la Segunda Cruzada que se desarrollaría entre 1147 y 1149  y en la que también participaría el rey de Francia Luis VII (1120-1180). Veis que a la derecha hay unos arqueros que apuntan al monarca, y ello se debe a que las tropas de Conrado III cometieron muchos desmanes a su paso por Hungría y los húngaros se defendieron atacando a los hombres del Sacro Imperio.  si bien  no llegaron a entrar en guerra. Conrado III fue el primer monarca de la dinastía Hohenstaufen que permanecería en el poder hasta mediados del siglo XIII, como veremos un poco más adelante , y aunque se había firmado la paz con el papado en el año 1122 , las disputas por el poder entre la Iglesia y el Sacro Imperio continuarían durante todo este tiempo, lo que se manifestaba en las luchas por el poder en las ciudades italianas entre güelfos (partidarios del papa) y gibelinos (partidarios del emperador),   aunque a veces  el enfrentamiento se convertía en alianzas de conveniencia contra otro enemigo común . Entonces al igual que hoy , en política las cosas nunca eran blancas o negras, y predominaba el gris de la oportunidad y lo más conveniente en cada momento
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org ) 

Ya se que pude parecer un poco confuso así que intentaré resumirlo. A muerto el emperador Enrique V sin descendencia. El trono se lo disputan el duque de Sajonia, Lotario, que cuenta con el apoyo del duque de Baviera, Enrique el Negro, jefe de los güelfos. Por otro lado tenemos al duque de Suabia Federico II, y a su hermano , Conrado de Franconia, miembros de la Casa Hohenstaufen  y cuyos partidarios son conocidos como gibelinos.  Este enfrentamiento entre güelfos y gibelinos será importante para nuestra historia. Aunque ya hemos visto que Lotario  logra la elección como emperador, convirtiéndose en Lotario II con el apoyo de los güelfos,  tendrá que enfrentarse  a los Hohenstaufen que eligen como  líder a Conrado al que nombran unilateralmente emperador, o habría que decir antiemperador,  en 1127. El enfrentamiento se prolongaría en los años siguientes, pero ante la falta de apoyos, Conrado y los Hohenstaufen tuvieron que ceder reconociendo a Lotario como emperador a cambio del perdón de éste y de su permiso para recuperar de nuevo sus tierras de las que habían sido expulsados durante este largo enfrentamiento. Lotario II fallecía el 4 de diciembre de 1137 y de nuevo se abría la disputa por el trono imperial . Por un lado otra vez  Conrado de Franconia, el jefe de los gibelinos y frente a él el duque de Baviera, Enrique el Soberbio (hacia 1108-1138), que había sucedido a su padre Enrique el Negro al frente de los güelfos. Y en esta ocasión serán los gibelinos, los partidarios de Conrado , los que consigan imponerse, y Conrado se convierte en el emperador Conrado III, el primero de la dinastía Hohenstaufen, que se mantendrían en el trono hasta mediados del siglo XIII excepto  por unos años a finales del siglo XII . Los gibelinos habían ganado la partida a los güelfos.

Escultura del emperador Federico I Barbarroja que forma parte del Monumento Kyffhäuser erigido  en el estado alemán de Turingia entre 1890 y 1896  con el que se pretendía hacer un homenaje a la dinastía Hohenstaufen y también vincularla con los reyes del recién nacido Imperio Alemán del siglo XIX,  Federico I  tenía  un pelo rojizo como el fuego, lo que hizo que los italianos le dieran el sobrenombre de Barba Rossa, es decir, Barbarroja, y así pasaría a los libros de historia como Federico I Barbarroja. Además de la rivalidad que siguió manteniendo con la Iglesia, también participaría en la Tercera Cruzada, después de que en 1147 hubiera acompañado  a su tío , el rey Conrado III, en la segunda cruzada, que concluiría en fracaso y con la pérdida de gran parte del ejército alemán. No lo olvidó nunca y en 1190 estaba decidido a cobrarse venganza sin sospechar que le aguardaba la muerte en aquel viaje. Cuando se encontraba en territorio turco, en el mes de mayo de 1190, el calor apretaba, los hombres estaban sedientos y eran acosados continuamente por los turcos. En un determinado momento, el emperador se separó  por unos minutos de su guarida para ir a refrescarse al río. No se sabe lo que ocurrió , pero cuando la guardia del rey fue a buscarlo su cuerpo estaba boca abajo dentro del agua y hundido por el peso de la armadura Cuando consiguieron sacarle del agua ya estaba muerto . Gran parte de su ejército, que según fuentes de la época podía ascender a 100.000 hombres, se desperdigó y fue su segundo  hijo ,Federico de Suabia  , el que siguió avanzando hacia Tierra Santa con lo que quedaba de las tropas pero la Tercera Cruzada ya no alcanzaría el éxito que hubiera tenido de llegar allí Federico I al frente de sus cien mil hombres (Imagen procedente de www.iglesiapueblonuevo.es

Le llamo emperador, aunque en realidad era rey ya que tenía que ser coronado por el papa en Roma, y precisamente se hallaba preparando este viaje a Roma cuando le sorprendió la muerte de forma súbita e inesperada el 15 de febrero de 1152. Inmediatamente es elegido y coronado como nuevo rey su hijo que gobernaría con el nombre de Federico I Barbarroja  (1122-1190) . El 23 de marzo de 1153 firmaría con el papa Eugenio III(fecha desconocida -1153) el Tratado de Constanza  por el que ambos se comprometían a no apoyar a los enemigos del otro y a protegerse mutuamente. El papado vivía una situación difícil pues había sido desplazado del poder en Roma por un sacerdote reformista, Arnaldo de Brescia (1000-1155), que exigía el regreso a la pobreza de la Iglesia  y el restablecimiento del antiguo Senado de Roma como forma de gobierno. Es un personaje interesante sobre el que espero volver en otra  ocasión. Ahora nos es suficiente con saber que el papado buscaba el apoyo del Sacro Imperio para combatir a éste y a otros enemigos más temibles como los reyes normandos de Sicilia, Roger II(1095-1154) y su hijo y sucesor Guillermo I(1130-1166)  Federico I viajaría a Roma en 1155,  y el  el  18 de junio de 1155 era coronado emperador del Sacro Imperio por el papa Adriano IV (hacia 1100-1159) que, por cierto, es el único papa inglés de la historia de la Iglesia, cuyo nombre civil era Nicolás Breakspeare. Y es ahora cuando os explicaré la relación que todo esto que os he contado tiene con nuestro relato cuyo escenario principal será Italia y , en concreto, la ciudad de Pisa. Federico I Barbarroja quería recuperar la influencia que los emperadores del Sacro Imperio habían tenido en el pasado en Italia pero que debido a las turbulencias de la primera mitad del siglo XII habían ido perdiendo en favor del papado. 

Camafeo con la efigie del papa Adriano IV que coronó emperador a Federico I Barbarroja.  Hijo de un clérigo inglés, Nicolas Breakspeare  vivió en su infancia en la más absoluta pobreza . Más tarde emigraría a Francia  y allí inició su vid religiosa . Fue progresando y  en 1149 el papa Eugenio III le nombraba cardenal obispo de Albano y en 1150 partió hacia Escandinavia como legado (embajador) del pontífice. El 4 de diciembre de 1154 fue elegido como nuevo papa con el nombre de Adriano IV convirtiéndose en el primer, y hasta ahora último, papa inglés. Buscaría la alianza con Federico I  para proteger a Roma de la amenaza  del rey Guillermo de Sicilia , pero aunque llegó a un acuerdo con el emperador , Federico  I no lo cumplió por lo que el papa negoció a continuación con Guillermo de Sicilia al que reconoció los títulos de rey de Sicilia, Apulia, Capua y Calabria  y la posesión hereditaria sobre Nápoles, Salerno y Amalfi  pero siempre como vasallo de los Estados Pontificios, estando obligado a pagar al Papa  mil marcos de oro al año. El enfrentamiento con Federico I estaba servido  por lo que Nicolás buscó estrechar todavía más los lazos con Guillermo de Sicilia y con el emperador de Bizancio, pero antes de que sucediera nada la muerte lo sorprendió  el 1 de septiembre de 1159 (Imagen procedente de https://en.wikipedia.org )  

Federico quería limitar el poder del papado al terreno espiritual mientras que al emperador le correspondería el poder terrenal, algo mucho más práctico. Esta rivalidad por el poder en la península italiana entre el Papado y los emperadores del Sacro Imperio se prolongaría durante dos siglos  y aquí aparece de nuevo la división entre güelfos y gibelinos  pero con un significado diferente al que habían tenido en el territorio del Sacro Imperio. En Italia las ciudades tomaron parte en esta lucha entre los dos grandes poderes de Europa Occidental, y se dividieron entre los partidarios del Sacro Imperio y el emperador, que serían llamados gibelinos  como eran conocidos también en Alemania a los partidarios de los Hohenstaufen, y los partidarios del Papa y la Iglesia que  adoptarían la denominación de güelfos ,que, como sabemos , había sido la denominación de los antiguos rivales de los Hohenstaufen por el poder en el Sacro Imperio aunque ahora en Alemania  ya se habían reconciliado. Entre las ciudades que abrazaron la causa del papado, es decir, la causa güelfa, se encontraban Florencia, Mantua o Milán entre otras, mientras que entren las aliadas del Sacro Imperio, ciudades gibelinas, se hallaban poblaciones como Siena o Pisa. Hay que tener encuentra que dentro de estas ciudades solían hallarse partidarios de ambas facciones, lo que daba  lugar a muchos enfrentamientos internos. Para que no nos confundamos, lo que es bastante sencillo en esta sucesión de nombres de papas, emperadores y dinastías , es importante que tengamos clara esa división entre los: partidarios del papa=güelfos ;partidarios del emperador=gibelinos. Y ahora vamos a trasladarnos a una de esas ciudades aliadas del Sacro Imperio y , por lo tanto, controladas por el partido gibelino. Se trata de Pisa.


Aunque el mapa es un poco posterior, hace referencia al año 1300 podemos ver la situación de las principales repúblicas italianas, destacando para nuestra historia la República de Pisa  que veis junto a la costa en color amarillo y a su lado en olor rojo la República  de Florencia. Luego , junto al Mar de Liguria vemos en color verde la República de Génova, primero aliada y luego rival de Pisa, y justo al otro lado , a orillas del Mar Adriático, también en color verde, la República de Venecia. Génova, Pisa y Venecia formaban parte de las llamadas Repúblicas Marítimas que cimentaban su prosperidad  en la actividad comercial de sus puertos  y que aprovecharon esas riquezas para constituirse en estados autónomos. Mas abajo, en el sur, se encontraba el reino de Sicilia que sería también motivo de disputa a lo largo de todo el siglo XIII.   (Imagen procedente de http://mediateca.cl )

Situada en la desembocadura del Arno en el Mar de Liguria, Pisa , gracias a su puerto que la había proporcionado una gran prosperidad comercial, se constituyó en estado independiente a finales del siglo XI , formando parte de las llamadas Repúblicas Marítimas que  hacía referencia a una serie de ciudades que gracias a la riqueza que les proporcionaban sus puertos habían conquistado una amplia autonomía política, y entre las que sobresalían, además de la propia Pisa, ciudades que seguro que os sonaran, Venecia, Génova y Amalfi. Pisa estaba dominada por el partido gibelino, partidarios del Sacro Imperio, pero estaba rodeada de poderosas ciudades  controladas por el partido güelfo, el bando del papado,  como Florencia o Génova, aunque ésta última había sido en el pasado aliada de los pisanos.Para fortalecer el gobierno de la ciudad a partir de 1190 habían establecido la figura del Podestá, que ya existía en otras ciudades italianas. El podestá se convertía en el primer magistrado de la ciudad ejerciendo el poder ejecutivo y judicial, una especie de primer ministro que se encargaba de la administración de la ciudad. Era elegido entre personas ajenas a la ciudad porque de ésta forma se garantizaba que no estuviera implicado personalmente en los juicios que tuviera que resolver y podrían confiar en su imparcialidad. Solían ser elegidos por tiempo limitado, entre seis meses y un años.  Una de las familias más importantes de la ciudad  eran los  Della Gherardesca , cuyos orígenes se remontaban al pueblo lombardo que había dominado buena parte de Italia en los siglos VII y VIII hasta que fueron derrotados por el emperador franco Carlomagno (hacia 742-814). Los Gherardesca eran fieles aliados de los monarcas del Sacro Imperio.  Y en el seno de esta familia hacia 1210  Ugolino della Gherardesca (1210-1289), nuestro protagonista. 

Mapa de la tercera cruzada con el itinerario seguido por los tres monarcas que participaron  en ella , el rey de Inglaterra Ricardo I Corazón de León , el rey Felipe II Augusto de Francia y  el emperador Federico I Barbarroja. En la linea que marca la ruta seguida por las tropas del emperador del Sacro Imperio el punto en el que vemos la punta de la fecha es el lugar aproximado donde murió el emperador como ya hemos visto antes. Conocida como la Cruzada de los Reyes, concluiría en 1192 sin lograr la recuperación de Jerusalén aunque lograron fortalecer las posesiones cristianas en la costa . Espero escribir en el Mentidero una historia de las Cruzadas en el futuro , aquí no puedo extenderme más si quiero llegar a relatar la historia de Ugolino (Imagen procedente de historiamedievalcruzadas.blogspot.com )

Pero volvamos brevemente al Sacro Impero. En 1190 había fallecido el emperador Federico I Barbarroja cuando se dirigía a Tierra Santa al frente de un gran ejército, unos cien mil hombres,  para toma parte en la Tercera Cruzada en la que también participaban el rey de Francia, Felipe II Augusto (1165-1223), y el rey de Inglaterra, Ricardo I Corazón de León (1157-1199).Tras su muerte le sucederán en el trono su hijo Enrique VI(1165-1197) que se enfrentaría al papado , a la nobleza alemana y al rey de Inglaterra Ricardo I,  en su afán por convertir en hereditario y no electivo el trono del Sacro Imperio aunque no lo lograría..En 1194 conquistó el reino de Sicilia y sería allí donde contraería la malaria, entonces una enfermedad endémica en el sur de Italia, que le causaría la muerte en septiembre de 1197 cuando estaba en la localidad siciliana de Mesina. Tras su muerte hubo una nueva lucha por el poder entre los gibelinos que apoyaban al candidato de la casa  Hohenstaufen, Felipe de Suabia (1177-1208) , el último de los hijos de Federico I Barbarroja,  y los güelfos , que defendían la candidatura del que se convertiría finalmente en emperador .el duque de Baviera Otón de Brunswick (1175-1218) que gobernaría con el nombre de Otón IV. Los dos bandos se enfrentarían en una guerra civil que concluyó en 1208 con el asesinato de Felipe de Suabia. Pero las campañas militares que Otón IV  emprendió a continuación en Italia le enfrentaron al papa Inocencio III (1161-1216) que  le excomulgó lo que finalmente provocaría su destitución en 1211 por los nobles reunidos en la Dieta de Nüremberg que eligieron como nuevo emperador a otro miembro de la Casa Hohenstaufen, el nieto de Federico I Barbarroja e hijo de Enrique VI, Federico Hohenstaufen (1194-1252), que subiría al trono con el nombre de Federico II, sin duda una de las personalidades más fascinantes de la Edad Media en Europa , aunque , por desgracia , hoy no me puedo detener en su largo reinado lleno de acontecimientos.  Fue coronado emperador en 1220 y al contrario que otros monarcas del Sacro Imperio, pasaría mucho tiempo fuera de Alemania, residiendo sobre todo en el reino de Sicilia. 

DOCUMENTAL FEDERICO II , UN PUENTE ENTRE ORIENTE Y OCCIDENTE:

No me he podido detener más en este artículo sobre la fascinante personalidad de Federido II Hohenstaufen, un hombre adelantado a su tiempo, amante de la cultura, un monarca ilustrado pero en el siglo XIII,  que convertiría  Sicilia, donde pasó gran parte de su reinado, en un centro de intercambio cultural entre Oriente y Occidente, entre la cultura latina, la griega, la judía  y la árabe. En este documental de unos cuarenta minutos de duración hacen un recorrido por su vida y, sobre todo, por su aportación cultural. 




Tendría grandes enfrentamientos con el papado, y llegó a ser excomulgado en dos ocasiones, una en 1227 por el papa Gregorio IX(hacia 1170-1241), acusándole de incumplir su voto de ir a las cruzadas aunque si había dio pero tuvo  que regresar a causa de una epidemia que había asolado su ejército, y otra en  julio de 1245, cuando durante el I Concilio de Lyon el papa Inocencio IV (hacia 1185-1254) condena y depone a Federico II aunque la deposición no tuvo consecuencias prácticas pues Federico II siguió siendo el gobernante del Sacro Imperio aunque cada vez con una mayor oposición interna. A pesar de la primera excomunicón de 1227, un año más tarde , sin demasiado entusiasmo, había dirigido la Sexta Cruzada en  un intento de recuperar Jerusalén. Federico II lo conseguiría  no a través de la guerra sino llegando a un acuerdo con el sultán de Egipto y Siria Al-Kamil (1180-1238) por lo que Federico II se convertía también en rey de Jerusalén y de Chipre y además firmaba una paz de diez años con los musulmanes, todo ello en contra de la opinión del papa Gregorio IX. Jerusalén permanecerá en manos cristianas hasta su definitiva pérdida en 1244  a menos de los turcos selyúcidas. Conocido en su tiempo como "Stupor Mundi", "el asombro del mundo", por sus amplios conocimientos en medicina, astronomía, matemáticas, filosofía  y ciencias naturales , fundador de la Universidad de Nápoles, Federico II  fallecía el 13 de diciembre de 1250 en la localidad italiana de Torremaggiore, en  Apulia, con lo que desaparecía o más parecido a lo que podríamos llamar un gobernante ilustrado de la Edad Media aunque no así para la Iglesia que veía en él a uno de sus más encarnizados enemigos. Federico se había casado en tres ocasiones , además de tener un gran número de amantes

Mapa del Reino de Sicilia donde podéis ver en rosa la distribución de las fortalezas de los Hohenstaufen en tiempos de Federico II. . En color naranja  los dominios del papa  y en color azul dos batallas que veremos un poco más adelante.La batalla de Benevento en 1266, donde Carlos de Anjou, el hermano del rey francés Luis IX,  derrotó y dio muerte al rey Manfredo I de Sicilia,  y la Batalla de Tagliacozzo  en 1268 donde Conradino de Suabia, hijo  Conrado IV y último miembro de los Hohenstaufen , sería derrotado de nuevo por Carlos de Anjou que a partir de ese momento y hasta 1282 se convertiría en el nuevo rey de Sicilia . Conradino fue capturado y ejecutado , escribiendo así el capítulo final de la historia de la dinastía Hohenstaufen (Imagen procedente de www.iglesiapueblonuevo.es)

Con su segunda esposa, Yolanda de Brienne (1211-1228)  había tenido en 1228 a Conrado Hohenstaufen(1228-1254) que se había casado a su vez con la hija del duque de Baviera, Isabel de Baviera (1227-1273). Al tiempo, Federico tuvo con una de sus amantes, la noble italiana Blanca Lancia (hacia 1200- hacia 1233-1245), a su hijo Manfredo de Sicilia (1232-1266) Cuando Federico fallece en 1250 el trono del Sacro Imperio recae en su hijo Conrado que gobernará con el nombre de Conrado IV, mientras que el reino de Sicilia lo entrega a Manfredo.  Pero Conrado tenía una tarea difícil por delante porque su padre dejaba un Imperio dividido , sobre todo a raíz de la destitución promulgada en 1245 por Inocencio IV. Entre los líderes a la oposición al gobierno de los Hohenstaufen se encontraba el conde Guillermo de Holanda (1227-1256) que había llegado a ser elegido como antiemperador en 1247 , contando con el apoyo  del papa y de muchos nobles alemanes. En 1252 Conrado IV y su esposa Isabel de Baviera tuvieron un hijo, Conradino de Hohenstaufen (1252-1266) y a continuación Conrado IV parte para Italia  con el objetivo de asegurar su dominio sobre Sicilia y apoyar a los gibelinos en Italia (recordad gibelinos partidarios de los Hohenstaufen y güelfos partidarios de la Iglesia) , que seguían luchando contra los güelfos y en los últimos años del gobierno de Federico habían ido perdiendo posiciones en la península italiana.Inocencio IV  excomulga a Conrado  y reclama su presencia en Roma para juzgarlo . Antes de que esta excomunión pudiera tener efecto, Conrado fallecía de fiebres, tal vez malaria,  el 21 de mayo de 1254 durante su estancia en Italia. Su sucesor en el trono iba a ser su hijo Conradino, de sólo dos años de edad, al que Inocencio IV estaba  dispuesto a reconocer  al menos como rey de Sicilia y Jerusalén, pero la muerte también llama a la puerta de Inocencio IV que fallece el 7 de diciembre de 1254. 

Alfonso X de Castilla 02.jpg
Miniatura del rey de Castilla Alfonso X el Sabio del "Libro de los juegos".  Hijo del rey de Castilla, Fernando III (hacia 1190-1252) y de Beatriz de Suabia, que a su vez era hija de  Felipe de Suabia, aquel que fue asesinado en 1208 en la lucha entre güelfos y gibelinos por el trono en Alemania El padre de Felipe de Suabia era el emperador Fedrico I Barbarroja, por lo que Beatriz era nieta del emperador y Alfonso por lo tanto, su bisnieto , y en eso basó su derecho a reclamar el trono del Sacro Imperio durante muchos años e invirtiendo mucho dinero para sacar adelante su elección aunque finalmente no lo lograría (Imagen procedente de    https://es.wikipedia.org)

En Sicilia Manfredo actúa como regente durante la minoría de edad de Conradino, mientras que en el Sacro Imperio Conradino queda bajo la tutela de su tío el duque Luis II de Baviera (1229-1294) y sin ser reconocido por buena parte de la nobleza alemana que sigue apoyando a Guillermo de Holanda. Se abre un periodo de inestabilidad en el Sacro Imperio que será conocido como el Interregno y que se prolongará hasta  1273, durante el cual el gobierno del Sacro Imperio será disputado por diferentes candidatos, entre ellos el propio rey de Castilla, Alfonso X el Sabio (1221-1284) que quería hacer valer sus derechos de sangre , ya que el rey castellano era hijo de Beatriz de Suabia (1205-1235), que a su vez era nieta del emperador Federico I Barbarroja. Pero dejemos las disputas por el trono en el Sacro Impero para regresar a Italia  donde Manfredo y sus partidarios, los gibelinos, siguen enfrentados con los güelfos y el nuevo papa Alejandro IV (hacia 1199-1261) que en 1255 excomulga a Manfredo. y ofrece el trono de Sicilia a Edmundo de Lancaster (1245- 1296), hijo del rey de Inglaterra Enrique III (1207-1272), aunque algunas versiones dicen que este ofrecimiento fue realizado por su antecesor en el papado, Inocencio IV. Pero Edmundo nunca llegaría a poner sus pies en Sicilia ¿Y que sucedía mientras en Pisa? Las disputas  entre güelfos y gibelinos  se desarrollaban en diferentes ciudades italianas Históricamente Pisa, como ya sabemos , había sido fiel aliada de los Hohenstaufen. La familia della Gherardesca era gibelina pero nuestro protagonista , Ugolino della Gherardesca, mantenía lazos de amistad con la familia güelfa de los Visconti, en particular con Giovanni Visconti (fecha desconocida - 1275) y los Visconti se aliarían con los Gherardesca en la guerra que Pisa mantuvo con el Juzgado de Cagliaria, nombre que recibía el gobierno de la parte meridional de la isla de Cerdeña, dividida en la época en cuatro Juzgados.  La amistad entre Ugolino, jefe del partido gibelino, y Giovanni Visconti, líder de los gibelinos, llega al punto de que una de las hijas de Ugolino, Giovanna della Gherardesca, se convirtió en la segunda esposa de Giovanni Visconti  y en los años siguientes fue uno de los pocos que apoyó a Ugolino en las luchas internas que hubo en Pisa por el poder.

Arnolfo di cambio, monumento a carlo I d'angiò, 1277 ca. 03.JPG
Escultura de Carlos de Anjou realizada por el arquitecto y escultor florentino Arnolfo di Cambio (hacia 1232-1310). El hermano del rey francés Luis IX, se hizo con el reino de Sicilia, que incluía la isla de Sicilia y lo que más tarde sería el reino de Nápoles, y llegó a construir un pequeño imperio en el Mediterráneo, hasta que una revolución en la isla de Sicilia, las llamadas Vísperas Sicilianas, hizo que perdiera el control sobre este territorio que por voluntad de los sicilianos pasaría a ser gobernado por la Corona de Aragón en la persona de su rey Pedro III. Cuando Carlos de Anjou preparaba un contraataque desde sus posesiones en Italia  la muerte le sorprendió el 7 de enero de 1285 (Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)

La inestabilidad política continúa, Manfredo abandona la regencia de Sicilia y se hace coronar rey  en 1258  y se apresta a invadir los Estados Pontificios. El papa Alejandro IV renueva la excomunión contra Manfredo mientras los gibelinos se hacen con el control de Florencia en 1260 y el propio papa no vive en Roma, sino refugiado en la fortaleza de Viterbo.  Alejandro IV fallece el 25 de mayo de 1261 en Viterbo  y es elegido como su sucesor el francés Jacques Pantaleon  que adoptará el nombre de Urbano IV (1195-1264) cuyo principal objetivo es frenar el avance de los gibelinos , lo que significaba arrebatar el trono de Sicilia a Manfredo. Dado su origen francés sus ojos se vuelven hacia el rey de Francia Luis IX (1214-1270) al que ofrece la corona de Sicilia  para uno de sus hijos a cambio de su apoyo militar para convertir al reino de Sicilia en un estado vasallo y acabar con los gibelinos y la presencia de los Hohenstaufen en Italia. El monarca rechaza e ofrecimiento y  Urbano IV se lo ofrece al hermano de Luis IX, Carlos de Anjou (1226-1285) , que acepta el ofrecimiento y a partir de 1263 se convierte en el líder del partido güelfo. En mayo de 1265 zarpa con su ejército del puerto de Marsella rumbo a la península italiana . En su avance  va ocupando diferente plazas gibelinas y es reconocido como señor , entre otras, de localidades como Milán, Brescia, Mantua Ferrara , Luca o Rimini . En junio de 1265 hace su entrada en Roma . Para entonces  ya hacia más de medio año que había fallecido Urbano IV y su sucesor era también francés,  Guy Foulquois que adoptaría el nombre de Clemente iV (1195-1268) que era absolutamente profrancés y predica la cruzada contra Manfredo. Los ejércitos de Carlos de Anjou y Manfredo de Sicilia se enfrentarán el 26 de febrero de 1266 en la batalla de Benevento donde Manfredo es derrotado y encuentra la muerte, quedando el reino de Sicilia en manos de Carlos de Anjou que además mirará  hacia el resto de Italia con el deseo de extender sus dominios. 

Fotografía del Palacio Papal de Viterbo , donde durante treinta y cuatro meses entre 1268 y 1271 estarían reunidos los cardenales para elegir al sucesor del papa Clemente IV , pero sin llegar nunca a un acuerdo. Os explico su historia un poco más abajo, pero os adelanto que cansados de tantas dilaciones, las autoridades  de Viterbo encerraron a los cardenales en este palacio, tapiando puertas y ventanas, levantaron el techo para que no estuvieran resguardados de las inclemencias del tiempo e incluso les racionaron la comida.  Cuando por fin eligieron al nuevo pontífice, Gregorio X,  éste estableció nuevas normas en la elección del pontífice. Los cardenales tendrían que reunirse en el plazo de diez días después de la muerte del papa para elegir al sucesor y quedarían encerrados  bajo llave, que en latín se escribe Cum Clave , de donde procede el término cónclave que hoy utilizamos para la reunión de los cardenales a la hora de elegir papa.  Además, permanecerían aislados del mundo exterior salvo por una ventana a través de la cual podrían recibir alimentos, pero si en el plazo de tres días no llegaban a ningún acuerdo  se les reducía la comida y si pasaban cinco días eran alimentados sólo con agua , pan y algo de vino. Desde luego era una forma convincente de acelerar las elecciones papales (Imagen procedente de www.iha.co.nl

Los  gibelinos siguen prestando su apoyo al último de los Hohenstaufen, el joven Conradino, que tiene apenas catorce años de edad. Conradino e trata de recuperar el reino de Sicilia y en el año  1268   penetra en Italia al frente de un ejército alemán que había cruzado los Alpes y que contaba con el apoyo de tropas del hermano del rey de Castilla, Enrique de Castilla (1230-1307) que le esperaban en Roma, donde Conradino hizo su entrada el 29 de junio de 1268.  El 23 de agosto de 1268  las tropas de Conradino Hohenstaufen y  las de Carlos de Anjou se enfrentarán en la batalla de Tagliacozzo. Conradino  y Enrique de Castilla fueron derrotados. Enrique permanecería veintitrés años cautivo, mientas que Conradino  será ajusticiado en Nápoles el 29 de octubre de 1268, y con él  desaparece el último miembro de la dinastía de los Hohenstaufen, mientras que el reino de Sicilia queda en manos de Carlos de Anjou de manera definitiva. Clemente IV fallece el 29 de noviembre de 1268 y  se inicia en Viterbo el cónclave para la elección del nuevo pontífice . Lo que no sabían es que iba a convertirse en la elección papal más largo de la historia de la Iglesia  pues se prolongaría durante treinta y cuatro meses  debido a las luchas entre las diferentes facciones en que estaban divididos los cardenales, sobre todo entre los partidarios de Carlos de Anjou y los aliados del partido gibelino. Hasta tal extremo se llegó que las autoridades civiles de Viterbo encerraron  a los cardenales en el palacio ,tapiaron puertas y ventanas llegaron a levantar el techo del Palacio, al menos eso cuenta la historia, para dejarlos a merced de las inclemencias del clima  y ,finalmente, sometieron a los cardenales a un régimen de pan y agua, todo ello para forzar la elección que no terminaba de producirse. Finalmente se llegó a un acuerdo de compromiso y la elección recayó  en Teobaldo Visconti , que no pertenecía al colegio cardenalicio, y se encontraba en aquel momento en San Juan de Acre, la última plaza cristiana en Tierra Santa.   Viajó a Italia y fue consagrado papa con el nombre de Gregorio X (hacia 1210-1276).

Ugolino.jpg
Retrato del conde Ugolino della Gherardesca realizado por el escritor , filósofo y teólogo suizo Johann Caspar Lavater (1741-1801) para su obra "El arte de conocer a los hombres por su fisionomía" y donde seguro que estuvo inspirado por la obra que haría famosa la historia del conde Ugolino, la Divina Comedia del genio florentino Dante Alighieri , que nos transmitiría una imagen del final de la vida del conde impactante y que haría que se convirtiera en fuente de inspiración de numerosos artistas y lo que hace que hoy siga siendo recordado a pesar de que no era más que otro de tantos nobles de aquellos siglos convulsos en la península italiana (Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )

A partir de 1271 Pisa entra en un período de desórdenes contra el gobierno gibelino. Ugolino cuenta con el apoyo de su amigo y yerno Giovanni Visconti  pero en 1274 Ugolino es derrotado y arrestado mientras que Giovanni es enviado al exilio, muriendo un año después, en 1275. Tras la muerte de Giovanni, Ugolino también es enviado al exilio, residiendo durante los años siguientes en Cerdeña. Mientras, el largo  período en el que el trono del Sacro Impero había permanecido en disputa desde la muerte de Conrado IV en 1254  lega a su fin con la elección del conde Rodolfo de Habsburgo como nuevo emperador, con el nombre de Rodoffo I Habsburgo  (1218-1291) que para ganarse la aprobación del papa Gregorio X  renuncia a todos los derechos que el Sacro Imperio pudiera tener sobre Roma ,los Estados Pontificios y el reino de Sicilia  además de comprometerse a encabezar una nueva cruzada que nunca se llevaría a cabo. Los principales objetivos del nuevo emperador será mantener una relación amistosa con el papado y restablecer el orden interno en el Sacro Imperio después de tantos años de turbulencias. Gregorio X fallece el 10 de enero de 1276 y en los años siguientes se sucederán una serie de breves papados , Inocencio  V (1225-1276) que fallece el 22 de junio de 1276, Adriano V (hacia 1205-1276) que muere apenas dos meses más tarde, el 18 de agosto de 1276,  Juan XXI (hacia 1215-1277) que muere después de un pontificado de menos de un año el 20 de mayo de 1277, siendo hasta la fecha el único papa portugués de la historia , Nicolás III (1215-1280), que al menos permanecerá tres años al frente de la Iglesia hasta su muerte  el 22 de agosto de 1280, en el transcurso del cual llegará a un acuerdo con el emperador Rodolfo I que al que coronaría en 1279 al tiempo que el emperador renunciaba oficialmente a todos los territorios que formaban parte de los Estados Pontificios, con los que estos establecieron unas fronteras que se mantendrían apenas sin cambios hasta 1860. 

Mapa de os territorios controlados por loa Corona de Aragón después de la revolución en Sicilia, las llamadas Visperas Sicilianas de 1282 , que significaron la expulsión de Carlos de Anjou de la isla y el ofrecimiento de la corona al rey de Aragón Pedro III . Aragón se convertía en la nueva potencia emergente en el Mediterráneo que continuaría durante los siglos XIV y XV , arrebatando a los descendientes de Carlos de Anjou el reino de Nápoles en 1435 , además de otros muchos territorios como la isla de Cerdeña (Imagen procedente de  bajoelsoldesicilia.blogspot.com )

El siguiente papa fue elegido bajo la imposición de Carlos de Anjou , que daría un golpe de estado forzando a los cardenales a elegir a su candidato , el francés Simón de Brie, que adoptaría el nombre de Martin IV (hacia 1210-1285). Martín IV fue elegido el 22 de febrero de 1281 . Era evidente que Carlos de Anjou se había convertido en un peligro para la independencia de la Iglesia. al tiempo que éste no dejaba de ampliar sus dominios territoriales , comprando incluso  los derechos a la corona de Jerusalén . Gobierna también sobre Albania y ejerce derechos feudales en Atenas  y entre sus ambiciones se encontraba la conquista del trono de Constantinopla para convertirse en el nuevo emperador bizantino. Esto explica que el emperador bizantino, Miguel VIII Paleólogo (1223-1282), preste su apoyo al levantamiento que se produce en Sicilia contra Carlos de Anjou, cansados de los impuestos abusivos establecidos por el de Anjou, por los privilegios concedidos a los franceses y por su despótica forma de gobernar. Este levantamiento sería conocido como las Vísperas Sicilianas  y los revolucionarios también recibirán el apoyo del rey de Aragón, Pedro III  (1240-1285) . Carlos de Anjou será derrotado y destronado , y los sicilianos eligen como nuevo rey al monarca aragonés, por lo que Sicilia pasa a formar parte de los territorios de la Corona de Aragón. Al tiempo, Ugolino ha regresado a Pisa de su exilio en Cerdeña y participa en la guerra que Pisa mantiene con Génova por el control del Mar Tirreno. Ugolino toma parte en la batalla naval de la Meloria el 6 de agosto de 1284 . La derrota de la flota pisana será completa y sólo se salvarán las naves que estaban bajo el mando de Ugolino. Cuando regresa a la ciudad se suceden los rumores contra él, acusándole de cobardía y los más atrevidos incluso de traición, lo que no será un impedimento para que Ugolino se haga con las riendas del poder en Pisa. Sin embargo, la ciudad entrará a  partir de ahora en un lento declive hasta su conquista por los florentinos en 1406.

"Ugolino mordiendo al arzobispo Ruggieri degli Ubaldini", grabado realizado por el pintor , escultor y grabador francés Gustav Doré (1832-1883) que recoge una de las escenas descritas por Dante Alighieri en su obra "Divina Comedia" donde sitúa a ambos, enemigos irreconciliables en vida,  en el noveno círculo del Infierno, en la zona reservada a los traidores. En el Canto XXXIII de la Divina Comedia, Ugolino se dirige a Dante que, acompañado del poeta latino Virgilio, está recorriendo el Infierno:
"Has de saber que yo fui el conde Ugolino
y que éste es el arzobispo Ruggieri
Ahora te diré porqué le soy tal vecino "

(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)



Después de la derrota de Meloria, Ugolino, al frente del gobierno de Pisa, tendrá que hacer frente a los ataques de Florencia y Lucca , dos ciudades que  estaban dominadas por los güelfos, aunque finalmente llega a un acuerdo con ellos, aunque mantiene el enfrentamiento con Génova Pero en Pisa siguen las disensiones internas , incluso dentro del mismo partido gibelino que lidera Ugolino  En estos momentos comparte el gobierno con su  nieto Nino Visconti (1265-1296), el hijo de su gran amigo GIovanni Visconti  y su hija Giovanna della Gherardesca, pero no congenian y Ugolino terminará con acaparar todo el poder  en 1288 mientras que Nino se ve obligado a marchar al exilio pues Ugolino lo consideraba una amenaza para su poder, aunque no pude estar tranquilo porque tiene que hacer frente a otra amenaza, la que representa otro de los líderes de los gibelinos, el arzobispo Ruggieri degli Ubaldini (fecha desconocida - 1295). Los gibelinos desconfiaban de Ugolino por su larga relación con los güelfos a raíz de su estrecha amistad con la familia güelfa de los Visconti, mientras que los gúelfos tampoco se fiaban de él por pertenecer a la familia  della Gherardesca, de larga tradición gibelina. Vamos, que no contentaba ni a unos ni a otros.  La situación es muy tensa en Pisa entre los partidarios de Ugolino y los de Ruggieri degli Ubaldini pero Ruggieri  le ofrece una alianza que Ugollno rechaza.  En el verano de 1288  aparece muerto un sobrino del arzobispo de Pisa, lo que se convierte en el detonante del enfrentamiento entre ambas facciones. Al menos eso dice una de las versiones porque he encontrado diferentes relatos que señalan que Ugolino había sido desterrado de la ciudad una vez más junto a su nieto Nino Visconti por el arzobispo Ruggieri,  y que más tarde,  aprovechando la mano tendida  de Ruggieri, que acababa de ser elegido potestá de Pisa, Ugolino trató de introducir a sus hombres en la ciudad para hacerse con el poder  y ,al ser descubiertos, se inicio el conflicto. 

Grabado de la Torre della Muda, que luego sería conocida como Torre de la Fama,  realizado por el grabador italiano del siglo XIX Giovanni Paolo Lisinio (hacia 1796-1855) y que trata de reconstruir la imagen de la torre donde acabaría sus días encerrado el conde Ugolino della Gherardesca junto a sus dos hijos y sus dos nietos , muriendo de hambre en su interior a lo largo del año 1289. Luego Dante crearía una historia que inmortalizaría sus días finales con una terrible escena de canibalismo (Imagen procedente de https://en.wikipedia.org)   

De una forma u otra, lo cierto es que después de varios días de enfrentamientos por las calles de Pisa, Ugolino es arrestado junto a  dos de sus hijos y dos de sus nietos y encarcelado  en la Torre della Muda  cuyos restos hoy se encuentran en la Piazza dei Cavalieri di Santo Stefano. Se dice que por orden del arzobispo la llave de la Torre fue arrojada a las aguas del río Arno y los cinco prisioneros murieron en su interior de hambre en 1289.  Pero ¿por qué se hizo famosa su historia? Aunque su muerte fue terrible no tenía nada de particular en aquellos tiempos violentos , pero si alcanzó eso a lo que me refería al principio de este relato, la fama, fue gracias a la obra de uno de los grandes nombres de la literatura universal  , el poeta florentino Dante Alighieri (1265-1321), autor de la "Divina Comedia", obra maestra de la literatura en italiano y de la literatura universal , escrita entre 1304 y su muerte en 1321. Dante también participó  en las luchas entre gibelinos y güelfos , y él se encontraba adscrito al bando güelfo de Florencia. Incluso si no habéis leído la Divina Comedia seguro que os suena que se trata de un poema en el que Dante, guiado por el poeta latino Virgilio (70 a. C- 19 a. C) recorre los nueve círculos del Infierno y los nueve del Purgatorio , antes de llegar al Paraíso donde es acompañado por su amada Beatriz. Para mi gusto, y creo que para la mayoría de lectores,  la parte más atractiva de todas es su paseo por el Infierno, donde sitúa a muchos personajes de la historia y también a más de uno con los que Dante tenía algún tipo de animadversión. A lo largo de los nueve círculos del Infierno asistimos a todo tipo de tormentos que padecen los condenados sin esperanza de redención, en función del tipo de pecados que hayan cometido en vida. Y en el noveno círculo del Infierno,e la zona dedicada a los traidores  ¿a quién nos encontramosen el Canto XXXIII? A nuestro Ugolino della Gherardesca . 

"El conde Ugolino" junto a sus hijos en el interior della Torre de la Muda donde morirían todos ellos de hambre  , en una escena salida de la imaginación del pintor inglés William Blake (1757-1827) antes de que se desarrollaran los terribles sucesos que Ugolino narraría  a Dante en el Infierno
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org ) 

Dante observa a  un hombre que está royendo la nuca de otro (como podéis ver en la imagen de Gustave Doré que os puse un poco más arriba) y le pregunta cual es su nombre y por qué está mordiendo a su compañero. El infortunado  "Alzó la boca del fiero pasto / aquel pecador, limpiándola en el pelo/ de la testa que por detrás devastaba/ Luego empezó" Después de observar a Dante , el conde se presenta "Has de saber que yo fui el conde Ugolino/ y que este es el arzobispo Ruggieri/ahora te diré por qué le soy tal vecino/ Que por efecto de sus malos pensamientos /fiándome de él, caí preso/ y fui muerto, no hace falta decirlo" Si, eso también lo sabemos nosotros ¿verdad? Lo acabamos de ver, pero no sabemos lo que viene a continuación y que ahora nos cuenta Ugolino . Después de relatar un sombrío sueño que tiene en la Torre della Muda , al despertar del sueño "Despertando antes de la aurora /llorar oí entre sueños a mis hijos/que conmigo estaban y me pedían pan" y se dirige a Dante "Serías bien cruel si tú ya no te dueles/ pensando en lo que mi corazón presentía/ y si no lloras ¡de qué llorar sueles?"   Cuenta entonces como escucha el momento en que quedan encerrados en la torre , su sentencia de muerte ya que no les traerán más comida como habían hecho hasta entonces "Oí entonces que de abajo clavaban /la puerta de la horrible torre, y me volví/al rostro de mis hijos, sin decir nada /Yo  no lloraba, mas por dentro era de piedra/lloraban ellos, y mi Anselmito/dijo: ¿Mírate , padre, que tienes?/ Más no lloré ni respondí/ en todo el día y en la siguiente noche/hasta que un nuevo sol salió en el mundo"  Pasan los días y el hambre se refleja en sus rostros. Los hijos, que aman al padre, se ofrecen en sacrificio para que él siga viviendo "Y dijeron "Padre, menor será nuestro dolor/si tú nos comes: tú nos vestiste/estas míseras carnes, tú tómalas ahora"   Ugolino no quiere, resiste, se le rompe el corazón

Grabado de Gustave Doré que recoge el momento en que  Gaddo se echa en brazos de Ugolino y le dice "Padre mío, ¿por qué no me ayudas?"  para caer a continuación muerto a los pies del horrorizado conde (Imagen procedente de  https://es.wikipedia.org ) 

Pero los niños no resisten más, desfallecen y la tragedia llega a su desenlace "Cuando al cuarto día llegamos/ Gaddo se arrojó tendido a mis pies/diciendo: "Padre mío, ¿por qué no me ayudas?/ Y allí murió; y así como tú me ves, /vi yo caer los tres por uno /en el quinto y el sexto día, y yo, ya ciego/ me puse a buscar tanteando a cada uno /y dos días los llamé, luego de muertos/Después, más que el dolor, pudo el ayuno" Ugolino devoró a su familia para luego también morir él. Así concluye su relato y vuelve a su tarea de devorar al arzobispo por toda la eternidad.   "Cuando dejó de hablar, con ojos torvos/retomó el mísero cráneo con los dientes/que llegaron al hueso, como un perro, fuertes" Dante lanza entonces una diatriba contra la malvada Pisa  por aquel castigo atroz "¡Ah Pisa, vituperio de las gentes!" exclama Dante , y un poco más adelante la recrimina con estos versos  "Porque si el conde Ugolino tenía fama/ de haberte traicionado en tus castillos/no deberías haber en esa cruz puesto a  los hijos"  La fuerza y el dramatismo de estos versos han impresionado a los lectores de la Divina Comedia desde el siglo XIV, poetas pintores y escultores han reproducido en sus obras la tragedia del conde devorando los cadáveres de sus hijos y nietos , mientras la ciudad de Pisa, recordemos que era gibelina y Dante era güelfo de Florencia, , ciudad que terminaría anexionándose Pisa, cargaba con la culpa de su crueldad para el conde y sus hijos. Pero ¿fue así como murió el conde Ugolino ,que pasaría a la historia como "el conde caníbal" y sus hijos y nietos? Decididos a salir de dudas  en el año 2002 se analizaron los considerados restos de Ugolino y su familia y  en efecto su ADN evidenció que eran los restos de tres generaciones, padre, hijos y nietos todos  ellos pertenecientes a la misma familia. El estudio también permitió analizar la dieta de la última etapa de sus vidas y se descartó que el conde hubiera  ingerido carne. A todo ello había que añadir que Ugolino tenía alrededor de ochenta años en el momento de su muerte y estaba casi sin dientes lo que dificultaba todavía más que pudiera  ingerir la carne de los pequeños.  ¿Conclusión? Murieron de hambre, pero  no hay pruebas de que Ugolino practicara el canibalismo ¿Descansa ya en paz el conde?Todavía no, porque parece que se ha puesto en duda que esos sean los restos del conde y su familia . Tendremos que seguir esperando para cerrar del todo esta historia. Pero sea verdad o no , como dijo alguien alguna vez, "no dejes que la verdad te estropee una buena historia" y la de Dante era una gran historia . Pero , por favor, si la lectura os ha fatigado y dejado con hambre, no me salgáis imitadores de Ugolino.

Para terminar este artículo he querido incluir una  de las esculturas más célebres sobre el drama de Ugolino. Esta corresponde al escultor francés Jean Baptistes Carpeaux (1827-1875) , realizada en 1861 y que hoy podéis  contemplar en el Museo del Petit Palais de París . Fijaos  en el niño muerto a los pies de Ugolino, mientras otro se agarra a su pierna en una súplica silenciosa mientras Ugolino refleja el horror de la escena en su rostro  (Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )



El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost




Famosos