jueves, 7 de mayo de 2015

ESPAÑA, LA II GUERRA MUNDIAL Y LA CARGA DE LA CABALLERÍA DE SAN JORGE (SEGUNDA PARTE)

En la primera parte de este relato recorrimos someramente los acontecimientos que se desarrollaron en Europa durante la década de los años treinta del pasado siglo XX, a partir del momento en que Adolf Hitler (1889-1945) alcanza el poder en Alemania y se inicia la política expansionista de la Alemania nazi que anunciaba ya sus intenciones mientras en España estallaba la Guerra Civil en 1936, un conflicto que se prolongaría durante casi tres años hasta su conclusión el 1 de abril de 1939. Apenas cinco meses más tarde, el  1 de septiembre , el ejército alemán iniciaba la invasión de Polonia después de haber llegado a un acuerdo de no agresión y de repartición de Europa con la Unión Soviética de Josef Stalin (1878-1953). Asistimos a la división de Polonia entre Alemania y la Unión Soviética, a la posterior campaña soviética contra Finlandia, a la invasión alemana de Dinamarca y Noruega en abril de 1940 a la que siguió la ofensiva contra Luxemburgo,  Países Bajos y Bélgica a partir del 10 de mayo de 1940 , el acorralamiento de las tropas británicas, belgas y holandesas en las playas de Dunkerque a las que se pudo salvar de su completa aniquilación casi de forma milagrosa mediante la Operación Dinamo que rescató entre el 26 de mayo y el 4 de junio a más de medio millón de hombres entre Dunkerque y otros puntos de evacuación en la costa francesa. Las tropas alemanas continuaron su avance , superaban la  defensa francesa de la Línea Maginot, entraban en París el 14 de junio y el 22 de junio el gobierno francés firmaba un armisticio por el que Francia quedaban en un 60% en manos alemanas y el 40% restante, la  Francia Libre o Francia de Vichy, bajo el gobierno del anciano mariscal Henri Philippe Pétain (1856-1951) era despojado de su ejército , excepto de 10.000 hombres despojados de armas pesadas, y convertido en poco más que un estado marioneta en manos alemanas.La costa Atlántica europea ya era alemana y su siguiente objetivo era Inglaterra y también el control del Mediterráneo y el Norte de África. 

En este mapa podéis ver la situación de Francia después de la firma del armisticio el 22 de junio de 1940. En color rojo tenéis la zona que quedaba bajo el control directo del ejército alemán aunque en teoría Hitler reconocía la autoridad del mariscal Petaín sobre todo el territorio francés, pero en la práctica esa autoridad quedaba limitada a la Zona Libre, la llamada Francia de Vichy pues en ésta localidad se encontraba la sede del gobierno de Petain aunque no fue declarada en ningún momento como capital oficial ..También podéis ver al este (a la derecha del mapa) en color verde el pequeño territorio ocupado por las tropas italianas y en color verde más claro una zona desmilitarizada. También se modificó el nombre del país que pasó de ser República Francesa a Estado Frances con Petain como jefe de estado con el conservador Pierre Laval(1883-1945) como presidente del Consejo de Ministros. caracterizándose su gobierno con un total colaboracionismo con el III Reich. Al final de la guerra Laval sería juzgado por traición y condenado a muerte , muriendo fusilado el 15 de octubre de 1945. En cuanto a la Francia de Vichy terminaría perdiendo incluso esta independencia teórica el 11 de noviembre de 1942 cuando las tropas alemanas entraron en su territorio y toda Francia quedó bajo el control directo de la Wehrmacht
 (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )

Y ahí me detuve ,en el mes de junio de 1940, cuando la Italia de Benito Mussolini (1883-1945) también entra en la guerra aliada a Alemania declarando la guerra a lo que queda de Francia ,aunque  vimos como las tropas francesas, a pesar de su inferioridad numérica, rechazaba a los italianos en los Alpes. En la Península Ibérica , Portugal y España mantenían la neutralidad a pesar de estar gobernadas por dos dictaduras ideológicamente próximas a las fuerzas del Eje, Alemania e Italia, Antonio de Oliveira Salazar (1889-1970) en Portugal  y Francisco Franco Bahamonde (1892-1975) en España. Pero ambos tenían razones para conservar la neutralidad. En el caso de Portugal tenía un pacto de alianza con Gran Bretaña que no quería poner en peligro y  por otro lado, temía que si España se aliaba con Alemania, las tropas alemanas atravesarían  España y ocuparían Portugal para completar su dominio de la costa atlántica europea y cerrar el acceso al Mediterráneo. a los buques británicos.  En cuanto a España, era evidente que la Guerra Civil había dejado al país sumido casi en la pobreza , con un ejército mal armado y peor pertrechado y una sociedad necesitada de las importaciones de petróleo y cereales que lee proporcionan Estados Unidos y Gran Bretaña  y que ni Alemania ni Italia estaban en posición de sustituir. España mantiene la neutralidad pero el avance arrollador de las tropas alemanas van acercando lentamente a Franco al Eje, y dentro de su gobierno hay muchos germanófilos  que defienden la alianza con Alemania. El 3 de junio de 1940, después de la ocupación de Países Bajos y Bélgica y con las tropas aliadas acorraladas en Dunkerque, Franco escribe a Adolf Hitler felicitándole por sus victorias "Querido Führer: en el momento en que los ejércitos alemanes bajo su dirección están conduciendo la mayor batalla de la historia  a un final victorioso, me gustaría expresarle mi admiración y entusiasmo". 

Aunque la leyenda del mapa está en inglés creo que nos sirve perfectamente para ver la situación en Europa en el verano de 1940, después de la firma del armisticio entre Francia y Alemania el 22 de junio . En color marrón claro podemos ver las naciones controladas por Alemania: la mitad de Polonia, Dinamarca, Noruega, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo y de facto Francia. Además tenía como naciones aliadas a la Italia de Mussolini, la Hungría gobernada por Miklós Horthy (1868-1957). . Rumanía donde gobernaba el fascista y antisemita  Partido de la Nación mientras el rey Carol II (1893-1953) ocupaba el trono rumano, y la República Eslovaca, otro estado títere creado por los alemanes después de que Alemania se anexionara  es lo que hoy es la República Checa convertida en Protectorado de Bohemia y Moravia. En gris tenemos las naciones neutrales, entre ellas las  dictaduras que gobernaban en Portugal y España ideológicamente afines a Alemania e Italia, pero Portugal tenía también una alianza con Gran Bretaña y se mantuvo al margen para evitar enfrentarse a unos y a otros, mientras que España trataba de recuperarse de los efectos de una guerra que la había dejado arruinada y necesitada de la ayuda exterior en forma de petróleo y alimentos lo que a la postres sería el principal obstáculo para su alianza con Alemania e Italia que no se comprometieron a garantizarle estos suministros. En este verano de 1940 Gran Bretaña se quedaba sola frente a la Alemania nazi.  (Imagen procedente de www.ushmm.org ) 

A lo largo del artículo iré iré incorporando una serie de fragmentos de textos que  pertenecen a documentos dados a conocer  a lo largo de los años 2013 y 2014 por la Oficina de Registro Público de Gran Bretaña  después de haberse cumplido el plazo de 50 años establecido por las leyes inglesas para hacer público su contenido y que yo he extraído de los trabajos publicados  en las revistas "Historia y Vida" por el periodista e historiador español Joaquín Armada y en "Historia de Iberia Vieja" por el periodista Oscar Herradón.Ya veíamos ayer la razón por la que los aliados observaban con temor el posible acercamiento de España a las fuerza del  Eje. No era por el peso militar  de España, muy debilitada tras el conflicto, sino porque ofrecería la posibilidad a Alemania de ocupar  Gibraltar y controlar el Estrecho que lleva su nombre, la llave de entrada al Mediterráneo, lo que obligaría a la flota inglesa a circunnavegar África y navegar  por el Mar Rojo hasta el Canal de Suez si quería penetrar en el Mediterráneo o bien seguir desde el Indico hacia India, la Joya de la Corona de las colonias británicas,  dando a Alemania una evidente superioridad estratégica en el Mediterráneo y el Norte de África. Poco antes de todos estos acontecimientos había llegado a España como nuevo embajador británico sir Samuel Hoare (1880-1959),un veterano político conservador que había servido como teniente coronel en el ejército británico durante la Primera Guerra Mundial, para regresar después al Parlamento donde durante gran parte de la década de los veinte había sido Secretario de Estado del Aire (equivalente a Ministro del Aire) y ya en la década de los años treinta fue ministro en India entre 1931 y 1935 y ministro de asuntos exteriores de Gran Bretaña entre 1935 y 1937. Formaba parte del círculo de confianza del primer ministro británico Arthur Neville Chamberlain (1869-1940) y compartía con él un optimismo un tanto ingenuo sobre la situación política en Europa, y todavía en la primavera de 1939 confiaba en que no se produciría ningún conflicto militar cuando todas las señales apuntaban justo lo contrario.

Fotografía de Winston Churchill (a la izquierda) y Arthur Neville Chamberlain.  Líder del partido conservador Jefe del partido conservador británico , Chamberlain se convirtió en primer ministro en 1937 y fue uno de los principales impulsores de la denominada política del apaciguamiento que consistía en evitar un enfrentamiento con Alemania contemporizando con las acciones de Hitler que en ese tiempo  procedió a la anexión de Austria  y la ocupación de Checoslovaquia , sin alzar la voz por la violación constante por parte de Hitler de las cláusulas del Tratado de Versalles y guardando también silencio ante la ocupación de Abisinia por las tropas italianas del gobierno fascista de Benito Mussolini . Cuando Alemania ocupó en octubre de 1938 los Sudetes(nombre que se daba al territorio formado por Bohemia, Moravia y  parte de Suabia que se hallaban dentro del territorio de Checoslovaquia) Unos días antes se había celebrado una cumbre en Munich donde el 30 de septiembre se firmó el Tratado de Munich por el que  Francia y Gran Bretaña  aceptaban la anexión de los Sudetes a Alemania y se comprometían con  Hitler  para no  intervenir en defensa del gobierno checo , al que abandonaron . Chamberlain  explicaba a la opinión pública británica que
"Sería terrible para nosotros prepararnos para una guerra motivada por un pueblo lejano y por gentes de las que nada sabemos"
Y la decisión fue bien recibida por la sociedad mientras los medios de comunicación señalaban que Chamberlain era
"el hombre que traía la paz bajo el brazo"
Esta actitud sumisa y pasiva frente a Hitler era vista por Churchill como un gran error que precipitaría al continente a una guerra
"A nuestra patria - decía Churchill- se le ofreció entre la humillación y la guerra. Ya aceptamos la humillación y ahora tendremos la guerra"
Hoy sabemos que Churchill tenía razón. El 9 de mayo de 1940, un día antes de que  Alemania comience la ofensiva contra Países Bajos., Bélgica , Luxemburgo y Francia,  Chamberlain presenta la dimisión  por motivos de salud y el puesto de primer ministro fue ocupado por Winston Churchill . Seis meses más tarde Chamberlain moría como consecuencia de un cáncer.
(Imagen procedente de  buscareformas.com )

   
En marzo de 1939, cuando Alemania ya se había anexionado Austria, ocupado los Sudetes y se disponía a ocupar toda Checoslovaquia, Hoare todavía escribía esperanzado "Estos cinco hombres trabajando juntos en Europa y bendecidos sus esfuerzos por el presidente de los Estados Unidos de América, pueden hacerse eternos benefactores de la raza humana" Esos cinco hombres que podían convertirse en benefactores de la raza humana en opinión de Hoare eran nada menos que Adolf Hitler, Benito Mussolini y Josef Stalin, además de los primeros ministros de Gran Bretaña, Neville Chamberlain, y de Francia , Edouard Daladier (1884-1970). Esperar que dos monstruos como Stalin y Hitler pudieran llegar a desempeñar ese benéfico papel en la política europea era de una optimista ingenuidad muy peligrosa, como finalmente se demostraría con el estallido de la guerra después de una política de apaciguamiento que no obtuvo más resultado que dar tiempo a Alemania para mejorar su ejército. Ya en el año 1940  Churchill  envía a Hoare a España como embajador de Gran Bretaña y con una misión clara, mantener a toda costa a España fuera de la guerra. El 25 de mayo de 1940 el periódico ABC anunciaba el nombramiento de Hoare como nuevo embajador en España "Se anuncia de un modo oficial que sir Samuel Hoare , es ministro del Aire y ex Lord del Sello Privado, ha sido nombrado embajador de la Gran Bretaña en Madrid" y después de hacer una breve semblanza biográfica de Hoare añadía al final que " Fue ministro de Aviación hasta la formación del actual gobierno de Churchill. Durante la última guerra fue director del Servicio Secreto en Rusia. Tiene sesenta años" Sin duda, su experiencia en los servicios secretos fue una de las razones que justificaron su elección. Apenas acababa de llegar cuando ya se percató de la amenaza creciente de una alianza  entre España y Alemania y en la primera parte veíamos como en la noche del 4 de junio, el mismo día que concluía la Operación Dinamo de evacuación de las tropas aliadas de Dunkerque, Hoare  escribía al ministro de Asuntos Exteriores  Británico Edward Frederick Lindley Wood, lord Halifax (1881-1959)  "Hay indicios de que está cobrando impulso la idea de abandonar la neutralidad , y tengo la impresión de que ha llegado el momento de actuar de forma inmediata para verificarlo".

Fotografía de sir Samuel Hoare, vizconde de Templewood, que en mayo de 1940 era nombrado embajador en España con una misión casi exclusiva, evitar que España entrara en la guerra aliada con Alemania. Sería Hoare el que diseñaría la operación de soborno de generales próximos a Francisco Franco . En el mensaje que enviaba la noche del 4 de junio de 1940, justo cuando las tropas aliadas terminaban su evacuación a Gran Bretaña , Hoare comunicaba a Lord Halifax, ministro de Asuntos Exteriores británico, que  esos sobornos eran necesarios para
"Influir de forma decisiva y asegurar la neutralidad de España"
Pedía para empezar medio millón de libras, aunque después esta cifra se elevaría hasta desembolsar una cantidad que según las fuentes que se consulten podía variar entre los 13 y los 20 millones de dólares  , aunque yo sólo he encontrado referencias confirmadas a diez millones de dólares ingresados en la cuenta de un banco suizo en Nueva York,  un dinero cuya procedencia británica no conocerían los sobornados que lo recibirían directamente de las manos del empresario mallorquín Juan March
(Imagen procedente de http://global.britannica.com )

Apenas tres días antes se había producido una manifestación ante la embajada británica con gritos contra Inglaterra proferidos por jóvenes universitarios y miembros de Falange. y dentro del gabinete de Franco hay muchos germanófilos, es decir, partidarios de Alemania, que aconsejan a Franco entrar en guerra cuanto antes junto a Hitler para beneficiarse de lo que entonces parecía una segura victoria alemana. Hoare tiene un plan para inclinar la balanza a favor de la neutralidad , pero para ello necesita  para empezar 500.000 libras, ya veremos un poco más adelante para qué,  y cuenta con el apoyo del agregado naval de la embajada británica, el capitán Alan Hug Hillgarth (1899-1978) que también tenía otra función aún más importante, era el responsable y coordinador de los servicios secretos británicos en España. Procedente de una familia donde tradicionalmente se habían dedicado al ejercicio de la medicina, él prefirió seguir la carrera militar enrolándose en la Royal Navy, la Armada británica, en 1911. Participó en la Gran Guerra y terminado  el conflicto se retiró del servicio activo para continuar sus estudios en la Universidad de Cambridge. Después regresa a la marina hasta su retirada definitiva en 1927 con el grado de capitán de corbeta. Dos años más tarde contrae matrimonio y en 1932 se establece con su esposa en España, en concreto en la isla de Mallorca, siendo nombrado por el gobierno británico vicecónsul honorario en Palma de Mallorca. Hillgarth también dedica tiempo a otra de sus aficiones, escribir novelas de aventuras, aunque él estaba muy cerca de vivir su propia aventura. Durante su estancia en Mallorca traba conocimiento con uno de los hombres de negocios más importantes de España , el empresario y financiero mallorquín Juan March (1880-1962). Procedente de una familia que se dedicaba a la trata de cerdos, desde pequeño mostraría dotes como hombre de negocios y aunque  comenzó trabajando en el negocio familiar  no tardaría en buscar fortuna con el contrabando de productos que procedían tanto de África como de Gibraltar. 

Allan Hillgarth, la clave de los sobornos.
Alan Hilgarth  era el responsable de os servicios secretos británicos en España y uno de los padrinos de la idea de sobornar a generales españoles, una idea que ya habría sido debatida en Inglaterra con Hoare y con el propio primer ministro Winston Churchill . Durante su estancia en Mallorca a partir de 1932 aprendió español  y se mezcló con los círculos influyentes de la isla  y entre ellos se encontraba Juan March.. Escritor de novelas de aventuras y también de poesía, en 1935 o 1936 (no he podido determinar la fecha concreta) conoció a Churchill durante unas vacaciones de éste en Mallorca y a partir de ese momento Churchill lo consideraría uno de sus hombres de confianza y fue Churchill el que le nombró agregado naval en la embajada británica en España aunque su misión real  era la coordinación del servicio de inteligencia británico  no sólo en España, sino también en Francia y el Norte de África. Él contactaría con Juan March para organizar el pago de los sobornos
(Imagen procedente de http://www.elconfidencial.com/)
Con el dinero que obtiene  se introdujo en el negocio del tabaco , comenzando por la compra de una factoría en Argelia en 1906 y cinco años más tarde logra el monopolio del comercio del tabaco en Marruecos . Siempre oportunista y con pocos escrúpulos, durante la Primera  Guerra Mundial incrementa su fortuna comerciando con ingleses y alemanes  al mismo tiempo que funda en 1916  la naviera Transmediterránea con la que controlaba el transporte marítimo entre las Baleares y la costa levantina y Marruecos.Terminada la guerra inicia su carrera política como diputado en 1923  y en 1926 funda la Banca March, un banco que nacía para financiar sus propias operaciones empresariales y limitado al marco geográfico mallorquín, pero que no dejaría de crecer en los años siguientes hasta convertirse en la banca privada más importante de España. Al tiempo, sigue haciendo negocios con unos y con otros, y así ,durante la guerra  que mantenía España contra la sublevación en el Marruecos español liderada por Abd el-Krim (hacia 1882-1963), March no vaciló en hacer negocios con Abd el-Krim al que vendió un cargamento de miles de fusiles.Tras la caída de la dictadura de Miguel Primo de Rivera (1870-1930) y el advenimiento de la II República, March sería acusado de prestar apoyo al dictador y de realizar prácticas de contrabando por lo que fue encarcelado en 1932 , primero en Madrid y más tarde en Alcalá de Henares, aunque logró escapar gracias a un soborno . Logra huir y busca refugio en París desde donde ejercerá uno de los principales apoyos financieros del levantamiento contra la República  en 1936. Por entonces ya había sido bautizado por el político catalán Francesc Cambo (1876-1947) como "el último pirata del Mediterráneo", una denominación que creo que se adapta muy bien a su personalidad y forma de actuar . 

Fotografía de Juan March tomada  en 1948 para la revista "Life". Oportunista y sin escrúpulos, durante la Primera Guerra Mundial comerció con británicos y alemanes, posteriormente lo haría con los rebeldes rifeños de Abd el Krim mientras combatían a las tropas españolas en Marruecos, apoyaría económicamente a los sublevados durante la Guerra Civil  financiando por ejemplo el alquiler del  Dragon Rapide, el avión que trasladaría al entonces comandante general de Canarias, Francisco Franco,  hasta Marruecos el 18 de julio de 1936 para ponerse al frente del Ejército en África. Ahora colaboraría con los británicos como intermediario en el soborno de los generales franquistas quedándose a cambio con una suculenta comisión que era equivalente al total del dinero recibido por estos, alrededor de cinco millones de dólares, lo que no era obstáculo para que March también colaborara con los alemanes , una sospecha que hizo que Estados Unidos bloqueara la cuenta donde se ingresó el dinero para los sobornos en el verano de 1941 y sólo fue liberada después de la intervención directa de Churchill que pidió al presidente Roosevelt que dejara libre de nuevo la cuenta por la importancia que tenía el pago de esos sobornos para evitar la entrada de España en la guerra. En todo caso, Juan March no dejaba de incrementar una fortuna que en el pasado se había cimentado en el contrabando de armas y de tabaco  que le permitiría crear la Banca March o fundar Transmediterránea entre otros negocios e inversiones (Imagen procedente de www.memoriahistoricacartagena.com )

El estallido de la guerra en 1936  sorprende a Alan Hillgarth fuera de Mallorca, pero regresa para ayudar a la evacuación de todos los británicos  residentes en la isla . Además de su relación con March, Hillgarth también se gana la estima y apoyo de Winston Churchill que apreciaba su profundo conocimiento de los asuntos españoles y la importancia de los contactos que mantenía con diferentes miembros del círculo cercano a Franco. Ya tenemos a nuestros tres protagonistas principales , el embajador Samuel Hoare, el agregado naval y responsable de los servicios secretos Alan Hillgarth, y uno de los hombres más ricos de España , Juan March.¿En qué consistía el plan de Hoare para evitar la entrada de España en guerra? Sencillamente en sobornar al círculo de generales más cercanos a Franco , o en palabras de Alan Hillgarth, iniciar la carga  de "la caballería de San Jorge"  que nada tiene que ver con una Orden caballeresca similar a los Templarios o los Hospitalarios, sino que era el nombre  que se daba  a las  monedas de oro que en el pasado Inglaterra utilizaba  para prestar apoyo financiera a sus aliados y que llevaban grabada la figura del santo patrón de Inglaterra, San Jorge , una expresión que también fue utilizada por el historiador británico Denis Symith (1948) en su obra "Los caballeros de San Jorge: Gran Bretaña y la corrupción de los generales españoles(1940-1942)" donde sacaba a la luz el soborno de los generales franquistas aunque todavía no pudo tener acceso a los nombres que han sido dados a conocer en estos últimos dos años.  Parece que justo después del telegrama del 4 de junio enviado por Hoare al ministro de asuntos exteriores británico, Lord Halifax, la operación se pone en marcha, porque el 9 de junio Hoare envía un nuevo telegrama  donde informa que"las negociaciones secretas proceden satisfactoriamente". Estas negociaciones secretas son las que mantenía Alan Hillgarth con Juan March , que es el elegido para entregar el dinero a los generales que serán sobornados para que parezca una iniciativa propia de March y que los sobornados no sepan que el gobierno británico se encuentra detrás, ya que en ese caso la operación podría quedar arruinada. No deja de ser demostrativo de la personalidad de Juan March que  al mismo tiempo que estaba interviniendo en esta operación que apartaría a España de la guerra  ejercía también como confidente  del almirante alemán Wilhelm Canaris (1887-1945), jefe del Abwehr ,el servicio de inteligencia militar alemán. De ésta forma , al igual que había hecho en la Primera Guerra Mundial, March se comportaba como un doble agente ,beneficiándose de ambos bandos.

En esta fotografía vemos a Francisco Franco (a la izquierda de la imagen) siendo condecorado por  José Enrique Varela, que en 1940 era Ministro del Ejército y sería uno de los elegidos para ser sobornado  recibiendo, según los documentos desclasificados por el gobierno británico en 2013 y 2014 dos millones de dólares . Varela  disentía de Falange, el partido de ideología fascista que había sido fundado en 1933 por José Antonio Primo de Rivera (1903-1933), hijo de Miguel Primo de Rivera (1870-1930) que había estado al frente de la dictadura militar que gobernó España entre 1923  y 1930 . A partir de 1937 la formación pasaría a denominarse Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensivas Nacional Sindicalista , convirtiéndose en el partido único  del régimen de Franco . Muchos de sus miembros eran favorables a la intervención de España en la guerra junto a Alemania. Cuando a partir de 1942 la situación comenzó a cambiar y a ser menos favorable para Alemania e Italia, Franco comenzó progresivamente a distanciarse de Falange . Más tarde Varela figuraría entre los firmantes de una carta  en la que solicitaban a Franco que España recuperase de nuevo la forma de gobierno monárquico. Fue imputado por la Audiencia Nacional de España acusado de crímenes contra la humanidad cometidos durante la Guerra Civil  aunque, evidentemente, no pudo ser procesado ya que hacía más de cinco décadas que había fallecido   (Imagen procedente de gazetareyfelipevi.blogspot.com )

¿Quienes eran estos hombres cercanos a Franco a los que se pretendía sobornar para garantizar la neutralidad de España?  El Ministro del Ejército , José Enrique Varela (1891-1951), el capitán general de Valencia Antonio Aranda Mata (1888-1979), Valentín Galarza Morante (1883-1951) jefe de la Falange Española Tradicionalista, que era el nombre del único partido permitido después de la victoria de Franco en la guerra, el capitán general de Cataluña y uno de los pioneros de la aviación española y creador del Ejército del Aire, Alfredo Kindelán(1879-1962) y el hermano mayor de Franco y en aquel momento embajador en Lisboa, Nicolás Franco (1891-1977). No eran los únicos, pero si los que más iban a cobrar. Según los documentos desvelados en estos últimos años,   a Nicolás Franco ,José Enrique Varela  y Antonio Aranda Mata les corresponderían dos millones de dólares, a Valentín Galarza Morante un millón de dólares y a Alfredo Kindelán medio millón de dólares. Teniendo en cuenta que el suelo medio de un general del ejército español en la época era de cinco mil pesetas, al menos así lo he visto en las fuentes que he utilizado,  estas cifras era una auténtica fortuna . Además en la lista figuraban otros  siete generales cuyas cifras no aparecen consignadas y entre los que destaca el general Gonzalo Queipo de Llano (1875-1951) que durante la guerra civil había sido jefe del Ejército del Sur. Por supuesto, teniendo en cuenta estas cifras  las 500.000 libras que Hoare había estimado necesarias el 4 de junio se quedaron muy cortas y hubo que ir pidiendo más dinero. La cuestión apremia después de que,  tras la declaración de guerra de Mussolini a Francia,Franco decidiera cambiar el estado de España de neutralidad a no beligerancia , lo que Hoare juzga un nuevo movimiento hacia la alianza con Alemania. El 15 de junio de 1940 escribe a sus superiores del Foreign Office, el ministerio que se encarga de los asuntos internacionales, sobre la importancia de acelerar el envío del dinero y muestra su temor a desvelar la identidad de los sobornados por si fuera descifrado el mensaje que manda en clave "Dudo si enviar ningún nombre, ni siquiera en un mensaje cifrado. Debe aceptar mi palabra  de que las personas son de la mayor importancia." y advierte "La entrada de España en la guerra depende de nuestra rápida acción , la situación es crítica".

Juan Yagüe Blanco, ministro del Aire desde agosto de 1939, mantenía una relación amistosa con el comandante de la Luftwaffe el mariscal Hermann Wilhelm Göring (1893-1946) al que conoció durante su estancia en Alemania cuando acompañó a los integrantes de la Legión Cóndor alemana que había participado en la Guerra Civil y a partir de entonces fue un convencido partidario de la alianza  con Alemania . Sería destituido el 27 de junio de 1940 , tal vez por su supuesta implicación en una conspiración contra Franco o, según otras versiones, por las críticas que había vertido contra el dictador. Dos años más tarde fue rehabilitado, pero para Hoare, el embajador británico,  la destitución de Yagüe fue considerado un primer éxito de su política de sobornos  ya que pertenecía al bando de los partidarios de la alianza con Alemania,  aunque no esta claro que esos sobornos tuvieran alguna influencia en la decisión de Franco de prescindir de Yagüe (Imagen procedente de guerracivildiadia.blogspot.com )
Un día antes de enviar este mensaje las tropas alemanas habían entrado en París, lo que no hacía más que aumentar la preocupación del gobierno británico . El acuerdo al que Hoare y Hillgarth han llegado con Juan March es ingresar el dinero previsto en una cuenta del Swiss Bank Geneva en su sucursal de Nueva York, pero , como podéis suponer, March no lo haría gratis y cobraría en concepto de comisión cinco millones de dólares, una cifra equivalente a la que cobraban  los cinco sobornados que más ingresaban.Entre los hombres a los que no se podía intentar sobornar porque  eran marcadamente germanófilos y partidarios de la alianza con Alemania destacaban por su posición cercana a Franco,   el Ministro del Aire, Juan Yagüe Blanco (1891-1952), y el Ministro de Gobernación, Ramón Serrano Suñer (1901-2003), cuñado de Franco pues estaba casado con la hermana de la esposa de Franco. Se nombra a ambos como líderes del grupo de partidarios de la alianza con Alemania en un informe fechado el 26 de junio y firmado por un tal comandante Furse del que no he encontrado más datos  en ninguna d de las fuentes que he consultado "Franco - escribe el comandante - desea seguir siendo neutral, pero está aterrorizado con Alemania; Suñer ,Yagüe y el ala izquierda  de la Falange están a favor de la intervención ; el ala derecha  (requetés, carlistas, empresarios, la mayoría del ejército  y los campesinos) están por la neutralidad" y un poco más adelante añade "El objetivo de sir Samuel Hoare es dar al ala derecha la fuerza necesaria para que se pueda organizar. Esa organización sería pro-España y antiextranjera, pero no reclamaría Gibraltar hasta después de la guerra" Y  bien sabían los británicos que esa reclamación después de la guerra no tendría efecto alguno..

Fotografía del sustituto de Yagüe al frente del Ministerio del Aire, Juan Vigón Suero (1880-1955) al que antes de asumir el ministerio Franco  le había enviado el 3 de junio de 1940 con un mensaje para Hitler donde le felicitaba por los éxitos conseguidos y  se disculpaba por no intervenir de momento en la guerra  ya que, alegaba Franco, de hacerlo estaría en peligro Canarias que sería invadida por los aliados. Vigón se entrevistaría con Hitler y le manifestaría las demandas de España sobre las colonias francesas de Marruecos, Argelia y el Camerún francés  además de las necesidades de petróleo , armamento, vehículos y alimentos que tenia España . Era el comienzo de unas negociaciones que culminarían con la entrevista de Hendaya entre Franco y Hitler en octubre de 1940 del que , finalmente, no saldría ningún acuerdo concreto de intervención española en la guerra  . Tanto Juan Vigón, como José Enrique Varela , uno de los sobornados como ya hemos visto, eran católicos, monárquicos  y no partidarios de la entrada en guerra de España con Alemania y precisamente sería a ellos en quienes Franco confiaría el gobierno durante su ausencia de España cuando fue a Italia a entrevistarse con Benito Mussolini el 12 de febrero de 1941 en la localidad italiana de Borghera
(Imagen procedente de armonico13.blogspot.com

Al día siguiente de escribir este informe y por sorpresa, el ministro del Aire, el general Juan Yagüe Blanco, uno de los más fervorosos defensores de la alianza con Alemania, es cesado por Franco, oficialmente porque había dicho al embajador estadounidense que la guerra ya estaba perdida para Gran Bretaña y que lo tenía bien merecido, lo que rompía la actitud de teórica neutralidad  de España, aunque parece que la auténtica razón sería  el descubrimiento de su implicación en una conspiración contra Franco,  tal vez para restaurar la monarquía de la que eran partidarios muchos oficiales del ejército. Fuera así o no , Hoare lo atribuyó a su política  de sobornos "Los planes están dando resultados - escribe en un telegrama el 28 de junio - El general Yagüe , protagonista de la entrada de España en la guerra, ha sido despedido" Pero Hoare era demasiado optimista. El gobierno británico comenzaba a desconfiar de la estrategia de sobornos de Hoare y el 20 de julio Alexander Cadogan (1884-1968), en ese momento subsecretario del Foreign Office,  solicita a Hoare que contacte con la resistencia republicana con la intención de preparar una guerra de guerrillas si finalmente se produce la alianza entre España y Alemania y tropas nazis entran en territorio español .El 16 de septiembre de 1940 Serrano Suñer viaja por orden de Franco a Berlin y su misión no es otra que acordar las condiciones de la entrada de España en la guerra al lado de Alemania. Pero los alemanes tratan al ministro español no como un aliado , sino casi como el representante de un estado vasallo, exigen  que les permita establecer bases alemanas en el Marruecos francés que pasaría a manos españolas,  y también en las islas Canarias . El ministro de asuntos exteriores alemán, Joachim von Ribentropp(1893-1946) le diría a Suñer "España no puede esperar de nosotros que le brindemos un nuevo imperio colonial con nuestras victorias y no obtengamos nada a cambio" Tampoco obtendría la aceptación de su  solicitud de suministros para España  que incluían por ejemplo 800.000 toneladas de trigo. Con las manos vacías y sin llegar a un acuerdo  Suñer regresó a España después de haberse entrevistado personalmente con Hitler, pero éste parecía desconfiar mucho de la voluntad de España de intervenir y del valor que  pudiera tener esta intervención. 

Fotografía donde vemos a Serrano Suñer, con uniforme de color negro en el centro de la imagen mirando hacia un lado, durante su visita a Alemania donde también podemos ver, el primero por la derecha, a Heinrich Himmler (1900-1945). Suñer era conocido como "el cuñadísimo" porque estaba casado con Ramona Polo Martínez (1907-1993) , hermana de la esposa de Franco, Carmen Polo (1900-1988).  Serrano Suñer había sido amigo personal del fundador de Falange, José Antonio Primo de Rivera, y un admirador del fascismo italiano . Cuando se casó en 1932  Franco y Primo de Rivera participaron en la ceremonia como testigos.  Convencido gergamófilo, fue el elegido por Franco para ser el nuevo ministro de asuntos exteriores en octubre de 1940 y el encargado de preparar la entrevista entre Franco y Hitler en Hendaya. La falta de acuerdo entre los dos líderes y el rumbo que tomó la guerra tiempo después, hizo que Franco le apartara del gobierno en septiembre de 1942, cuando Franco ya comenzaba a poner distancia con as fuerzas del Eje (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )    


IMÁGENES DE LA ENTREVISTA ENTRE FRANCO Y HITLER EN HENDAYA:

La locución está en alemán pero lo incluyo como documento histórico de la entrevista que mantuvieron aquel 23 de octubre de 1940. 




El historiador británico Paul Preston(1946) escribe sobre ello "Si Hitler hubiera deseado realmente inclinar a Franco a su favor, le habría resultado muy fácil enviando suministros o tomando una actitud más generosa con respecto a las ambiciones imperiales de aquel ". Las ambiciones imperiales de Franco a las que se refiere Preston era extender el dominio español al Marrueco francés .Sea como fuere , se acordó una entrevista personal entre Franco y Hitler que tendría lugar el 23 de octubre de 1940 en la estación de Hendaya. Los británicos tratan de acercarse a España con discursos como el pronunciado por Winston Churchill el 8 de octubre en el que manifestaba el deseo de "Ver a España ocupando el puesto al que tiene derecho como gran potencia mediterránea y como guía y mimebro de la familia de Europa y de la Cristiandad" señalando lo importante que sería para España mantener la neutralidad y así "reedificar su vida nacional con dignidad, clemencia y honor" . Sin embargo, las señales no eran buenas , porque unos días antes de la celebración de la entrevista, el 17 de octubre Franco cesaba al ministro de asuntos exteriores Juan Luis Beigbeder (1888-1957) que había mostrado una marcada inclinación probritánica que molestaba a Hitler. En su lugar fue nombrado Serrano Suñer, lo que eran malas noticias para los británicos. Sin embargo, la entrevista tuvo lugar como estaba previsto, el 23 de octubre, pero después de siete horas de reunión el único logro sería un documento secreto en el que Franco aceptaba el compromiso de entrar en guerra junto a Alemania pero sin acordar ninguna fecha para ello. Hitler consideraría exageradas las peticiones de Franco, que incluían el Marruecos francés y también parte de la colonia francesa de Argelia además del Camerún francés y suministros de alimentos y petróleo. Ante la falta de compromiso de Hitler con estas peticiones Franco habría dicho a Serrano Suñer, según el ministro contaría más tarde "Es intolerable  esta gente; quieren que entremos en la guerra a cambio de nada".

Fotografía tomada  en el momento del saludo entre Hitler y Francisco Franco durante su encuentro en Hendaya el 23 de octubre de 1940 que concluiría si ningún compromiso concreto , ya que Hitler no aceptó las demandas españolas ni sobre los territorios africanos ni sobre los suministros de combustible o alimentos. Un mes después de este encuentro Hitler tendría un nuevo encuentro con Serrano Suñer  para presionar la entrada de España en la guerra y , según recoge el historiador español Juan Eslava Galán (1948) en su libro "La Segunda Guerra Mundial contada para escépticos",  el 6 de febrero de 1941 Hitler enviaba este mensaje a Franco:
"Sólo la victoria del Eje permitirá  la supervivencia de su régimen actual"
Pero Franco sigue dando largas que desesperan a Hitler que se quejará a Mussolini
"Toda esta fastidiosa palabrería española indica que España no quiere hacer la guerra junto a nosotros y no lo hará. Esta negativa frustra el medio más directo para golpear a Inglaterra en su dominio Mediterráneo"
En efecto, la no entrada de España en la guerra frustraba la ya diseñada Operación Félix para tomar Gibraltar  que estaba programada para el 10 de enero de 1941 y que finalmente nunca llegó a realizarse (Imagen procedente de treneando.com )  

En enero de 1941 , cuando parece que la amenaza inminente de la alianza entre España y Alemania ha pasado, Hillgarth escribe un informe en el que alaba la estrategia de Hoare que habría logrado ganar tiempo con sus sobornos, aunque personalmente no se si fue tanto un éxito de los sobornos como de la falta de entendimiento personal  entre Franco y Hitler .Escribe Hillgarth  que en junio de 1940 "ya veíamos a España en la guerra, y sabíamos que Gibraltar no estaba preparada (para resistir)" Pero ahora la situación había cambiado y finalizaba su informe con un optimista "La situación es buena, si los alemanes invaden España  encontrarán aquí su cementerio", aunque todavía era un optimismo exagerado. . En la primavera de 1941 Hillgarth vuelve a solicitar fondos para nuevos sobornos de otros oficiales , entre ellos almirantes y también navieros. Mientras, el 22 de junio de 1941 se inicia la Operación Barbarroja cuyo objetivo es la conquista de la Unión Soviética y Franco vuelve a aproximarse a Hitler y propone casi de inmediato el envío de un contingente de voluntarios para colaborar en la invasión. No se rompía el principio de neutralidad porque España no declaraba la guerra a la URSS y aquel contingente eran voluntarios.La denominación oficial del contingente sería la de "División Española de Voluntarios" aunque popularmente sería conocida como "División Azul".  Serrano Suñer arengaría a los hombres que iban a partir para Rusia con estas palabras "Camaradas, no es hora de discursos. Pero si de que la Falange dice en estos momentos su sentencia condenatoria. Rusia es culpable. Culpable de la muerte de José Antonio, nuestro fundador (el fundador de Falange) Y de la muerte de tantos camaradas y tantos soldados caídos en aquella guerra por la agresión del comunismo ruso. El exterminio de Rusia es exigencia de la Historia y del porvenir de Europa"  .

Con el 'Marca', cualquier información se recibía con entusiasmo en la helada estepa.
Fotografía de integrantes de la División Azul con un ejemplar del periódico deportivo "Marca", una escena distendida de una dura experiencia en el frente ruso , Llegaron a Alemania en julio de 1941  . La División Azul estaría en activo entre julio de 1941 y octubre de 1943 y en ella llegaron a participar alrededor de entre 43.000  y 47.000 hombres. De ellos cerca de cinco mil morirían en el frente, alrededor de nueve mil serían heridos  y más de dos mil sufrirían mutilaciones de guerra, además de varios centenares que caerían prisioneros de los soviéticos. Una historia a la que espero dedicar en el futuro algún artículo  (Imagen procedente de  http://www.elmundo.es)

Unos días más tarde, el 17 de julio de 1941, Franco  , en un discurso con motivo del quinto aniversario del inicio de la sublevación que daría lugar a la Guerra Civil, decía "La suerte ya está echada. Se ha planteado mal la guerra y los aliados la han perdido" Mientras, la estrategia de sobornos de Hoare se ve detenida porque el gobierno de Estados Unidos bloquea la cuenta  del Swiss Bank Geneva en Nueva York donde Juan March recogía el dinero que luego entregaba a los sobornados. El motivo del bloqueo es que sospechaban que March mantenía también tratos comerciales con los  nazis y era cierto pues además de su relación con el almirante Canaris, parece que los barcos de la flota de March  se encargaban de suministrar combustible en alta mar a los submarinos alemanes recibiendo en pago oro que los nazis habían robado durante la guerra  y con los beneficios  lo reinvertía en sus fábricas de tabaco. Durante meses la cuenta permanece bloqueada , hasta  que, por petición expresa de Hoare ,que afirma que si la cuenta no es desbloqueada el plan se vendrá abajo y el dinero gastado  hasta entonces no habrá servido para nada , Winston Churchill, que al parecer estaba convencido sobre la importancia de aquellos sobornos pues el 26 de septiembre escribía  "No debemos perderlos ahora, después de todo lo que hemos gastado",  habla con el presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt (1882-1945) y finalmente en diciembre de 1941 la cuenta queda desbloqueada . Ese mismo mes Estados Unidos entra en la guerra después del bombardeo japones de Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941  mientras que el avance alemán en la Unión Soviética queda paralizado por el frío invierno ruso. La guerra comienza a torcerse para Hitler y Franco no tardará en marcar distancias. El 3 de septiembre de 1942 Serrano Suñer, el principal germanófilo que quedaba en el gobierno, fue destituido. España no entraría en la guerra pero ¿fue gracias a los sobornos? Después de haber leído los artículos en los que me he basado para escribir este relato y los  extractos de los documentos desclasificados por el gobierno británico no tengo muy claro que aquellos sobornos sirvieran más que para llenar los bolsillos de unos cuantos generales corruptos y , sobre todo, de Juan March, "el último pirata del Mediterráneo" y tengo la impresión de que fue el desencuentro personal entre Franco y Hitler, además de las dificultades económicas, el mal estado del ejército y la precariedad de la vida cotidiana del pueblo español que dependía de los suministros de los aliados para sobrevivir, lo que finalmente inclinó la balanza para que España se mantuviera al margen de la guerra. Y en este punto concluyo el relato de aquellos dorados caballos de San Jorge que intentaron cambiar la historia valiéndose de la codicia humana, más fuerte todavía que las ideologías. .

Enlace con la primera parte de España, la II Guerra Mundial y la Carga de la Caballería de San Jorge: 
http://chrismielost.blogspot.com.es/2015/05/espana-la-ii-guerra-mundial-y-la-carga.html

El Mentidero de Mielost en Facebook :


Famosos