lunes, 23 de marzo de 2015

PEQUEÑAS HISTORIAS DE LA HISTORIA: ROGELIO ROJAS Y EL ORO DE YAMASHITA

En  Pequeñas Historias de la Historia traigo acontecimientos que no tienen relevancia histórica  excepto para los protagonistas que los viven pero que al mismo tiempo están conectados con otros acontecimientos que si  guardan relación con lo que podríamos denominar la gran historia. El relato que hoy nos ocupa tiene ambos elementos además de un tercero, la fascinación que siempre ejercen sobre nosotros las historias de tesoros ocultos que nos traen a la mente imágenes de barcos piratas e islas desiertas , alimentadas por la literatura , como la maravillosa "La isla del tesoro" del escritor escocés Robert Louis Stevenson (1850-1894) que a tantos  llenó nuestros sueños infantiles con sus piratas de pata de palo, sus viejos mapas y una vida de aventura y libertad, y también por el cine. Pero en este caso no habrá islas desiertas, barcos navegando por las cálidas aguas del Caribe ni  piratas , al menos no en el sentido tradicional que le damos a esta palabra pero si en la cuarta acepción que recoge el Diccionario de la Lengua Española donde lo define como "Persona cruel y despiadada". Viajaremos hasta las islas Filipinas durante la Segunda Guerra Mundial, conoceremos a un hombre cruel y despiadado y también a un hombre humilde que encontraría la fortuna  y que al obtener el éxito en la misión que él consideraba el gran logro de su vida hallaría también el inicio de su ruina. Una historia donde se mezcla la leyenda y la realidad sin que todavía hoy sepamos cuanto hay de cada una en éste relato Pero hora es ya que conozcamos esta historia,  así que vamos a subirnos en la máquina del tiempo y nuestra primera parada será en la isla de Oahu, que con sus 1545 kilómetros cuadrados es la tercera en tamaño del archipiélago de las Hawái  pero la más poblada, a lo que contribuye que sea en ella donde se encuentra la capital del archipiélago, Honolulú.


Mapa del archipiélago de las Hawai, que tiene una superficie total de 28.000 kilómetros cuadrados con una población que supera el millón trescientos mil.En la isla de Oahu se encuentra la capital, Honolulú y también es en esta isla donde se encuentra la base naval estadounidense de Pearl Harbor  que sería atacada por el Imperio Japonés el 7 de diciembre de 1941, lo que supondría la entrada de Estados Unidos en la guerra (Imagen procedente de www.atlasescolar.com.ar )


Destino de turistas y amantes del surf, célebre por sus playas como la más conocida de todas ellas, Waikiki, también era , y lo sigue siendo en la actualidad, la isla donde se halla el cuartel general de la Flota del Pacífico de la Armada de los Estados Unidos, la base naval de Pearl Harbor. El 1 de septiembre de 1939, comenzaba la Segunda Guerra Mundial después de que las tropas alemanas cruzaran la frontera polaca e iniciaran la invasión de Polonia. Mientras, muy lejos de allí, en el Océano Pacífico, el Imperio Japonés gobernado por el emperador HiroHito(1901-1989) había  iniciado en 1937 la llamada segunda guerra Sino-Japonesa, cuando el ejército japonés, que ya controlaba Manchuria  y que había ocupado Taiwan después de la primera guerra sino-japonesa entre 1894 y1895, comenzó la invasión del resto de China penetrando por el norte y el este del gigante asiático.Los japoneses no tardaron en ocupar gran parte de la costa oriental de China. La guerra se prolongó en el tiempo y continuaba en 1941 , cuando en Europa los ejércitos alemanes dominaban gran parte del continente y sólo Inglaterra resistía los ataques de las tropas de Adolf Hitler (1889-1945) , que de momento mantenía un acuerdo de no agresión mutua con la Unión Soviética de Josef Stalin (1878-1953) al mismo tiempo que Estados Unidos mantenía una postura  de no intervención a pesar de la presión que ejercía el primer ministro británico, Winston Churchill (1874-1965) , sobre el presidente estadounidense, Franklin Delano Roosevelt (1862-1945) para que Estados Unidos se decidiera a  entrar en la guerra. En este año de 1941 Estados Unidos y Gran Bretaña si se pondrán de acuerdo para establecer un bloqueo comercial a Japón, congelando los bienes japoneses en el exterior,  cerrando el canal de Panamá para los barcos japoneses que ahora se veían forzados a realizar largos y peligrosos rodeos y finalmente también se estableció un embargo de petróleo, para forzar a Japón a terminar su ataque contra China. 


Mapa con la extensión controlada por el Imperio Japonés en la costa china  en el año 1940, que aparece en color rosado. Desde  finales del siglo XIX, con el estallido de la primera guerra sino japonesa entre 1894 y 1895 , Japón ambicionaba conquistar China. En 1895 se anexionó la isla de Formosa, hoy Taiwan, y en 1910 se anexionó Corea . Ya en 1931 ocupaba Manchuria y ponía al frente de su gobierno nada menos que al último emperador de China, Pu Yi (1906-1967), creando un reino títere al que se dio el nombre de Manchukuo  del que Pu Yi se convirtió oficialmente en 1934 en emperador aunque quién de verdad gobernaba en el territorio era Japón Por fin , en julio de 1937 estallaba la Segunda Guerra Sino Japonesa, . Japón ocupaba  Pekín , a continuación caía Shanghai y después Nankín  en diciembre de 1937. En esta última ciudad los japoneses serían responsables de una de las mayores matanzas del siglo XX  pues los japoneses intentaron que sirviera de ejemplo al resto de China para que cesara la resistencia a su avance . Para contaros lo que allí sucedió debería dedicarle todo un artículo, y espero poder hacerlo en el futuro, por ahora creo que será suficiente con esta descripción del historiador Daniel Gomá en un artículo de la revista "Historia y Vida" que explica el trato que dieron a los soldados prisioneros chinos
"Separados por grupos, fueron objeto  de las acciones mas crueles imaginables. Unos fueron rociados con gasolina y quemados. A otros se los decapitó con espadas en ceremonias que suponían actos rituales para los soldados japoneses. Muchas de las cabezas se expusieron en lugares públicos.En otros casos , los prisioneros eran atados a postes y atravesados con bayonetas, como forma de entrenamiento para los soldados japoneses. También se enterró bajo tierra a prisioneros con vida , sin olvidar los fusilamientos en masa. El 18 de diciembre más de cincuenta y siete mil  soldados chinos fueron traslados al norte de Nankín y ejecutados con ametralladoras a orillas del Yangtsé" (Imagen procedente de www.zonu.com

En el otoño de 1941 el gobierno japonés estaba realizando esfuerzos desesperados  por llegar a un acuerdo con los estadounidenses, ya que el embargo ahogaba a su economía e industria necesitada de materias primas casi inexistentes en las islas japonesas, y el embajador japonés en Estados Unidos, Kichisaburo Nomura (1877-1964), presentaría dos planes de acuerdo el 6 y el 20 de noviembre para evitar lo que ya parecía inevitable, la guerra. En realidad, al mismo tiempo que Nomura presentaba estos planes al presidente estadounidense, las tropas japoneses preparaban una ofensiva en el sureste asiático , atacando a las colonias francesas y  británicas y también un ataque sorpresa a la base naval de la marina estadounidense en Pearl Harbor. Los movimientos de tropas japonesas no pasaron desapercibidos para los estadounidenses que ya sospechaban que algo iba a pasar en los días siguientes. El 26 de noviembre el Secretario de Estado Cordel Hull (1871-1955) entregó al embajador japonés una nota que sería la última propuesta estadounidense antes del estallido de la guerra y que sería conocida como la Nota Hull. en la que exigía la completa retirada de las tropas japonesas en China y también de la colonia francesa de Indochina . El general y primer ministro japonés,  Hideki Togo (1884-1948), al conocer el contenido de la nota, lo consideró un ultimátum, "Nos han humillado, nos han hecho perder meses de esfuerzos. Es el final" diría Tojo, ante el cual sólo había dos posibilidades, ceder ante las exigencias de Estados Unidos y Gran Bretaña o golpear primero y entrar en guerra . Fue la segunda opción la que elegiría Japón  y los planes para el ataque a Pearl Harbor se pusieron en marcha. En  "Los años de la infamia" el periodista y escritor español Manuel Leguineche (1941-2014) relata los años de la Segunda Guerra Mundial y nos cuenta como "El domingo 7 de diciembre  de 1941 fue un día tranquilo en el archipiélago de Hawái. Fueron muchos los marinos y los soldados que al escuchar los aviones que se aproximaban  creyeron que se trataba de un ataque aéreo. "Estos de la fuerza aérea cada vez lo  hacen con mayor fidelidad", comentó un marino a bordo del Utah"



Attack on Pearl Harbor Japanese planes view.jpg
Fotografía de la base naval de Pearl Harbor tomada el mismo día del ataque, el 7 de diciembre de 1941, por un avión japonés. Como escribe el periodista español Manuel Leguineche  en su obra sobre la Segunda Guerra Mundial "Los años de la infamia " "Aquel ataque cambiaría la historia contemporánea,porque el presidente Roosevelt, como deseaba Churchill, declaró la guerra a HiroHito, emperador de Japón . Hitler , en otra decisión precipitada, declaró la guerra a Estados Unidos. El encargado de negocios estadounidense en Alemania dijo al ministro de asuntos exteriores nazi Joachim von Ribbentrop "Su presidente quería la guerra. Ya la tiene"  La victoria japonesa en Pearl Harbor  significó, sin embargo, el principio del fin tanto para el Imperio Japonés como para la Alemania nazi que no podrían enfrentarse al poder de la industria estadounidense (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org)

Pero no era un simulacro sino un ataque real . Sigue contándonos Leguineche el resultado de aquel ataque "Estados Unidos perdió 2433 hombres, mientras que 1178 resultaron heridos. Dieciocho navíos hundidos o seriamente dañados y 188 aviones  destruidos" La consecuencia inmediata que que Estados Unidos declaró la guerra a Japón e inició su intervención en la Segunda Guerra Mundial. Cuenta Leguineche que cuando informaron al general Douglas MacArthur(1880-1964)  acerca de lo que había sucedido en Pearl Harbor dijo "Pearl Harbor será nuestro punto de partida para la victoria final" MacArthur sería el elegido como comandante de las Fuerzas Aliadas en el Pacífico Sur. Mientras, Japón no perdió un instante para emprender su ofensiva militar aprovechando el duro golpe que había dado a la flota estadounidense y el 8 de diciembre emprendía campañas militares en Filipinas y en Tailandia  . En los meses siguientes los japoneses conquistarían muchas islas del Pacífico . Uno de los territorios ocupados iba a ser Malasia, una campaña que dirigiría el general del Ejército Imperial Japonés Tomoyuki Yamashita (1885-1946). Yamashita había estado enfrentado con el primer ministro Togo ya antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial porque creía que para Japón sería mejor retirarse de China y establecer relaciones de amistad con Estados Unidos.  aunque eso no impidió que conociendo su capacidad le encargaran la campaña malaya que se inició el  día después del ataque a Pearl Harbor, el 8 de diciembre de 1941. Al frente de treinta mil hombres, el 11 de enero Yamashita conquista la capital de Malasia, Kuala Lumpur  y captura a más de cincuenta mil soldados británicos. , mientras que el resto de fuerzas británicas se retiraron a Singapur.  En esta ciudad se concentraron ochenta mil soldados británicos, australianos y de India , esta última entonces colonia del Imperio Británico, que resistieron los ataques japoneses entre el 7 y el 15 de febrero de 1942. 


Fotografía del general Tomoyuki Yamashita que fue tomada justo al final de la guerra, el 2 de septiembre de 1945, cuando se dirigía con sus oficiales a rendirse a las tropas estadounidenses después de resistir durante meses en el interior de la isla filipina de Luzón. . El hombre que había humillado a los británicos capturando a decenas de miles de soldados durante la conquista de Malasia  y Singapur, por lo que sería conocido como el Tigre de Malasia, sería condenado a muerte en una sentencia polémica  por crímenes de guerra, aunque Yamashita pasó gran parte de la guerra en Manchuria marginado por el gobierno ya que se hallaba enfrentado al primer ministro Togo y cuando regreso a primera línea fue en Filipinas en 1944 para dirigir la resistencia. En todo caso, lo que importa para nuestra historia es que a él se atribuye el cumplimiento de la orden de ocultar el tesoro acumulado durante años por el ejército japonés en los saqueos de galerías de arte, museos y bibliotecas, que habría sido distribuido en 175 escondites diferentes en el archipiélago de las Filipinas. Desde entonces se hablaría del Oro de Yamashita  y muchos hombres se dedicarían a su búsqueda incluso hasta nuestros días (Imagen procedente de http://en.wikipedia.org)

Ese día , el 15 de febrero, Singapur se rindió a las tropas de Yamashita , que capturó a los ochenta mil soldados que la defendían , de los que cuarenta mil eran de India, . De estos cuarenta mil indios, treinta mil optaron por unirse a Japón en contra de Gran Bretaña formando el Ejército Nacional Indio. Gracias a Yamashita Japón controlaba ya Malasia, Singapur  y establecería un acuerdo con Tailandia para luchar contra los británicos. Por aquel gran éxito Yamashita sería conocido como "El Tigre de Malasia", aunque su enfrentamiento con el primer ministro Togo hizo que este éxito no se viera recompensado y fue marginado , enviándolo a Manchuria, lejos del escenario principal del conflicto  Al mismo tiempo que se había iniciado el 8 de diciembre la ofensiva en Malasia, el general japonés Masaharu Homma (1888-1946) emprendía la campaña contra Filipinas que se prolongaría a lo largo de medio año , que concluiría con la conquista del archipiélago filipino el 9 de junio de 1942.  Los japoneses iban de victoria en victoria y parecía que nadie podía detener su avance , pero entre el 4 y el 7 de junio de 1942, casi al mismo tiempo que Homma culminaba la ocupación de Filipinas, las flotas de Estados Unidos y Japón se enfrentaron en una gran batalla naval alrededor de las islas Midway que Japón intentaba ocupar y donde la marina estadounidense tenía una base militar. En la batalla de Midway los japoneses sufrirían una dolorosa derrota, perdiendo más de tres mil hombres, 248 aviones y, lo más grave para el poder naval japonés, cuatro portaaviones, lo que debilitó de una forma decisiva a Japón que a partir de éste momento perdía la iniciativa en la guerra. Y ahora dejaremos el escenario de la guerra para contaros otra parte de esta historia donde ya no hay acuerdo entre historiadores y se mezcla la leyenda y la realidad. 


Mapa de la Guerra del Pacífico  que se desarrolló en el marco de la Segunda Guerra Mundial. Podéis ver  la localización de algunas de las acciones más importantes, como el bombardeo de Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941 o la crucial victoria estadounidense en la batalla de Midway el 3 de junio de 1942.En color naranja vemos todos los territorios que dominaba Japón en  1942, el año de su máxima expansión, pero a partir de Midway fue en retroceso ,  y la guerra se transformó en una lucha  encarnizada casi isla por isla hasta que las bombas atómicas lanzadas sobre Hiroshima  el 6 de agosto de 1945 y sobre Nagasaki el 9 de agosto de ese mismo año aceleraron el final de la guerra y la rendición de Japón (Imagen procedente de  cuartodelaesoacelsodiaz.wikispaces.com ) 

Entra ahora en escena el hermano pequeño del emperador japonés, el príncipe Chichibu, Yasuhito (1902-1953). Yasuhito había estudiado en el Reino Unido, en el Magdalen College de Oxford, y permaneció allí entre 1925 y 1927 . Gracias a estos años de educación en Europa fue partidario de mantener unas buenas relaciones con el Reino Unido  y también  con el rey inglés Jorge V (1865-1936) que incluso le condecoró durante su estancia en Inglaterra con la Real Cruz de la Orden Victoriana. De regreso a Japón Yasuhito, continuó la carrera militar  al tiempo que parecía mantener fuertes desavenencias con su hermano, el emperador HiroHito , sobre la forma en que gobernaba el país e incluso hay historiadores que lo implican en un intento de golpe de estado que se produjo en Japón el 26 de febrero de 1936 por un grupo de jóvenes oficiales del ejército En todo caso , si lo estuvo, no pudo probarse porque un año después estaba de gira por Europa  como representante de su hermano y asistió a la coronación del nuevo rey inglés Jorge VI (1895-1952) . Ya con la guerra en curso el príncipe Chichibu tendría una participación activa. Pero lo que ahora nos interesa es lo que nos cuenta el historiador estadounidense Sterling Seagrave (1937)  junto a su esposa Peggy Sawyer Seagrave,  que en sus obras, "La dinastía Yamato: la historia secreta del la familia imperial de Japón" publicada en el año 2000  "Guerreros del oro. El secreto americano de la recuperación del oro de Yamashita" de 2003 , señala al príncipe Chichibu como el responsable de lo que él llama Operación Lirio Dorado o bien una organización con este nombre creada por orden del emperador Hirohito y cuyo objetivo era requisar obras de arte, joyas y libros valiosos  saqueando para ello museos, templos, galerías de arte y bibliotecas


Fotografía de Yasuhito, el príncipe Chichibu , en una imagen tomada en 1940. Hermano pequeño del emperador HiroHito, según el historiador Seagrave habría sido él  el encargado de dirigir la Operación Lirio Dorado dirigida a saquear el arte, las joyas , el oro y los libros valiosos que encontraran en las tierras conquistadas, de la misma forma que hacían las tropas alemanas en Europa. Estas riquezas se enviaban a Filipinas y desde allí proseguían su camino a Japón. Pero la derrota japonesa en Midway hizo que perdieran el control del mar y eso  hizo que los tesoros se quedaran en Filipinas El príncipe Chichibu fue más afortunado que el general Yamashita, y aunque fue juzgado se le declaró inocente igual que al resto de miembros de su familia  (Imagen procedente de  http://en.wikipedia.org )

Todas estas riquezas había que transportarlas a Japón y para facilitar su envío muchas de las piezas de oro se fundieron para obtener lingotes de oro. y también porque de esa forma no había lugar a posteriores reclamaciones ya que nadie podría demostrar el origen de aquellos lingotes de oro que fueron marcados con sellos japoneses para que así su origen pareciera japonés. Se eligió Filipinas como lugar para ir acumulando este botín de guerra porque geográficamente ocupaba el centro del Imperio Japonés y allí eran luego transportadas hasta Japón, pero el giro que dio la guerra después de la batalla de Midway en junio de 1942, como ya hemos visto, hizo que Japón perdiera el control del mar y entonces, si la hipótesis de Seagrave es correcta, estos tesoros  se habrían dejado por e momento en Filipinas en espera de que Japón recuperara la iniciativa, lo que no iba a suceder pues el Imperio nipón no haría más que batirse en  retirada, eso si, ofreciendo una encarnizada resistencia. Así llegamos a 1944, cuando la situación cada vez es más desesperada para Japón y recuperan del ostracismo al Tigre de Malasia, Tomoyuki Yamashita , para que defienda el archipiélago. No habían pasado  ni dos semanas desde su llegada a Filipinas cuando las tropas estadounidenses desembarcaban el 20 de octubre de 1944 en Leyte. Yamashita era consciente de que no disponía de las fuerzas necesarias para derrotar a los estadounidenses y que lo único que podía hacer era retrasar el máximo tiempo posible la derrota, lo que conseguiría porque se mantuvo combatiendo en el archipiélago hasta el final de la guerra. Esta es la historia  de los libros, pero Seagrave señala que Yamashita también tenía otra misión. ocultar todo el oro, las joyas , libros y obras de arte que se habían ido acumulando en Filipinas en el transcurso de la Operación del Loto Dorado


Nube de hongo sobre Hiroshima después de haber soltado la bomba Little Boy.
Fotografía tomada desde el Enola Gay del hongo atómico causado por la bomba lanzada aquel 6 de agosto sobre Hiroshima. En la grabación que hizo la tripulación de la explosión quedó también grabada sus sensaciones de lo que estaban contemplando
"Una columna de humo asciende rápidamente. Su centro muestra un terrible color rojo. Todo es pura turbulencia. Es una masa burbujeante gris violácea, con un núcleo rojo. Todo es pura turbulencia. Los incendios se extienden por todas partes como llamas que surgiesen de un enorme lecho de brasas. Comienzo a contar los incendios. Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis...catorce, quince...es imposible. Son demasiados para poder contarlos. Aquí llega la forma de hongo de la que nos habló el capitán Parsons. Viene hacia aquí. Es como una masa de melaza burbujeante. El hongo se extiende. Puede que tenga mil quinientos o quizás tres mil metros de anchura y unos ochocientos de altura. Crece más  y más. Está casi a nuestro nivel y sigue ascendiendo. Es muy negro, pero muestra cierto tinte violáceo muy extraño. La base del hongo se parece a una densa niebla atravesada con un lanzallamas. La ciudad debe estar abajo de todo eso. Las llamas y el humo se están hinchando y se arremolinan alrededor de las estribaciones. Las colinas están desapareciendo bajo el humo. Todo cuanto veo ahora de la ciudad es el muelle principal y lo que parecer ser un campo de aviación"
Había comenzado una nueva etapa en la historia de la humanidad, la era atómica, en la que por primera vez teníamos el poder de destruirnos a nosotros mismos    (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org)



Yamashita habría dividido este inmenso tesoro en lotes  y ordenó que fueran enterrado sen escondites distribuidos por toda Filipinas, excavándose hasta ciento setenta y cinco escondrijos, cada uno de ellos localizado con su propio plano en los que no aparecía ninguna referencia geográfica y escritos en un antiguo dialecto japonés. Además habrían ocultado las entradas con vegetación y estarían llenos de trampas que incluían bombas, gases venenosos y galerías inundadas. En 1945 Japón tiene la guerra perdida, pero a pesar de ello no dan señales de querer rendirse y la lucha se preve todavía larga y sangrienta.  Pero el 6 de agosto de 1945 el bombardeo estadounidense Enola Gay lanzaba sobre la ciudad de Hiroshima una bomba que tenía su propio nombre, Little Boy y tres días después, el 9 de agosto, otra bomba con nombre, Fat Boy, caía sobre Nagasaki. Eran las primeras bombas atómicas utilizadas en combate en la historia de la humanidad  y entre ambas causaron más de 220.000 víctimas. Era el final. El 15 de agosto de  1945 los japoneses escuchaban por primera vez la voz grabada de su emperador en un mensaje en el que anunciaba la rendición de Japón, y hacía referencia a aquellas bombas que habían precipitado el final de la contienda "El enemigo ha empezado a utilizar una bomba nueva y sumamente cruel, con un poder de destrucción incalculable y que acaba con la vida de muchos inocentes. Si continuásemos la lucha, sólo conseguiríamos el arrasamiento y el colapso de la nación japonesa , y eso conduciría a la total extinción de la civilización humana" La rendición oficial tendría lugar el 2 de agosto de 1945 . Hasta aquel momento Yamashita había continuado su resistencia en el interior de Filipinas, pero ahora también él tuvo que rendirse. Hecho prisionero, sería acusado de crímenes de guerra y ahorcado el 23 de febrero de 1946. Con lo que he leído no he podido determinar si esta acusación estaba fundamentada o no, porque si bien es cierto que en Singapur, conquistada por Yamashita, hubo un intento de genocidio contra la población china, ya vimos que Yamashita había sido enviado a Manchuria manteniéndose al margen de las operaciones militares hasta que regreso a Filipinas para organizar la defensa del archipiélago.


Fotografía del general estadounidense  Douglas MacArthur(1880-1964) y el empedrador HiroHito (1901-1989) tomada el 27 de septiembre de 1945. Según reconocería MacArthur en sus memorias , le impresionó la actitud del emperador japonés
"Ese valor al asumir una responsabilidad que llevaba implícita la muerte, una responsabilidad que estaba en contradicción  con los hechos que yo conocía bien, me conmovió hasta la médula de los huesos" No sabemos si esta impresión era genuina o no, porque era evidente que no interesaba juzgar a la familia imperial japonesa por crímenes de guerra, lo que habría causado una conmoción absoluta en la sociedad japonesa. Ni Hiro Hito ni nadie de su familia sufrieron castigo alguno En contrapartida, el 1 de enero de 1946 , el emperador HiroHito renunció a su carácter divino con este comunicado al pueblo japonés
"Los lazos que nos unen han estado siempre sustentados por loa confianza y el afecto mutuo. No dependen de las leyendas y los mitos. Ya no están basados en la falsa idea de que el Emperador es divino y que los japoneses son superiores a otras razas y destinados a dominar el mundo "
(Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )



Dejo esto en el aire, por si algún lector tiene más conocimiento sobre ello, aunque en todo caso  para nuestra historia  es accesorio. Con Yamashita muerto , y si la historia del oro enterrado era cierta, ya sólo quedaba  una persona que conociera donde estaban localizados los escondites del tesoro japonés , el príncipe Chichibu. A diferencia de Yamashita, y al igual que el resto de la familia imperial, el príncipe Chichibu  quedó exonerado de toda responsabilidad criminal por las acciones realizadas durante la guerra . Amante del deporte se dedicó a participar en diferentes organizaciones deportivas y a promocionar uno de sus deportes favoritos, el rugby. El 24 de enero de 1953 el príncipe Chichibu moría a causa de la tuberculosis  y si él tenía algún conocimiento de aquel tesoro nunca dijo nada . Según Seagrave los servicios secretos estadounidenses habrían llegado a un acuerdo con la familia imperial que habrían revelado la situación de estos escondites al gobierno estadounidense  que  habría utilizado estas riquezas para financiar otras operaciones secretas. Si hay algo de cierto en ello lo ignoro y aunque personalmente soy escéptico de argumentos sin pruebas documentales, lo dejo en el aire. Lo que si es cierto es que la leyenda de lo que ya era conocido como el oro de Yamashita se hallaba muy extendida , sobre todo en Filipinas, y se multiplicaron los buscadores de tesoros que albergaban la esperanza de hallar alguno de aquellos escondites llenos de tesoros. Y entre ellos se encontraba un humilde cerrajero filipino , procedente de una familia pobre, que dedicaba su tiempo libre a buscar el tesoro de Yamashita , para lo que compró un detector de metales  con el que recorría los campos .


Esta es una captura de una imagen de Rogelio "Roger" Domingo  Rojas de un documental sobre su historia y el tesoro de Yamashita.  Su vida estaría marcada por la búsqueda de éste tesoro y podría tratarse del único hombre que ha encontrado uno de los escondites  que Yamashita ordenó para esconder el colosal botín de guerra  amasado por el Imperio Japones durante la Guerra del Pacífico y la segunda guerra con China . ¿Existen los 175 escondites de Yamashita?¿lo que encontró  Rojas era pare de ese tesoro? En todo caso lo que si sabemos es que lo que pudo ser la gran fortuna de su vida terminaría convirtiéndose en su desgracia por culpa de la codicia y la falta de escrúpulos de otro hombre, Ferdinand Marcos   (Imagen procedente de https://www.youtube.com ) 

Se llamaba Rogelio Rojas (1943-1993), vivía en la ciudad de Baguio, situada a doscientos cincuenta kilómetros de Manila, en la isla de Luzón, Rogelio , según una versión del relato que sólo recoge un documental de la cadena Discovery Channel sobre el oro de Yamashita, Rogelio se hizo con uno de aquellos mapas de Yamashita  de los que se había elaborado uno por cada escondite. Había muchos mapas falsos circulando en Filipinas aprovechando la fiebre por el oro de Yamashita pero Rogelio tenía la certeza de que aquel era auténtico  porque lo había obtenido de un veterano soldado japonés , aunque no podía descifrar el código que se había utilizado para ocultar la localización del escondite. Rogelio habría conocido también a un filipino que había estado al servicio de Yamashita como traductor al final de la Segunda Guerra Mundial llamado Eusebio Okubo que le dijo como fue testigo del transporte a la ciudad de Baguio de un gran número de cajas de madera que la última vez que las vio estaban apiladas en un túnel cerca del edificio del Hospital General de Baguio. Rogelio estaba convencido que aquello tenía que ser el tesoro, al menos uno de ellos y ahora sabía que podía estar muy cerca de la ciudad en la que vivía , pues hasta allí llevaron las cajas, al menos según Okubo. Mientras Rogelio Rojas sigue buscando el tesoro de Yamashita, en 1965 era elegido como presidente de Filipinas el que desde 1962 era presidente del Senado, Ferdinand Marcos (1917-1989). Procedente de una familia de buena posición,  había estudiado derecho en la Universidad de Filipinas donde destacó por sus dotes de orador. Ejerció como abogado hasta que al comenzar la Segunda Guerra Mundial fue movilizado , y pasó a ser oficial del ejército filipino y tras la invasión japonesa habría formado parte de la resistencia, aunque más tarde , ya después de su muerte, se conocería que la importancia de su participación en la resistencia fue muy exagerada por el propio Marcos y en realidad ésta fue más bien modesta.


Fotografía de unos recién casados Ferdinand Marcos y la bella Imelda Marcos . Para casarse con ella renunció a su religión de nacimiento, una iglesia independiente filipina, y se convirtió al catolicismo. Fue un amor a primera vista y entre el momento en que se conocieron en 1954 y su matrimonio en la Catedral de San Miguel de Manila apenas transcurrieron dos semanas. Formarían una pareja ambiciosa y sin escrúpulos que gobernarían durante veintiún años Filipinas como si fuera de su propiedad acumulando una fortuna de dimensiones que todavía hoy no están bien definidas pero que se estima en miles de millones de dólares , además de las decenas de miles de personas que serían arrestadas, torturadas o ejecutadas durante su gobierno  (Imagen procedente de http://www.filipiknow.net )

Terminada la guerra empezó su carrera política junto al fundador del Partido Liberal de Filipinas, Manuel Roxas(1892-1948) que sería también el primer presidente de la tercera república de Filipinas a partir de 1946  justo después de que el 4 de julio de 1946 Filipinas fuera reconocida como un estado independiente  y dejara de estar bajo soberanía estadounidense, como lo había estado desde 1898 después de que Estados Unidos sustituyera a España como potencia dominante del archipiélago.  Durante los años siguientes Marcos continuó su carrera como diputado en la Cámara de Representante y entre medias , en 1954 contraía matrimonio con una bella modelo con la que se casaría después de apenas once días de noviazgo, Imelda Marcos (1929). En 1962 era elegido presidente del Senado de Filipinas y tres años después, como os contaba un poco más arriba, conquistaba el poder y era elegido presidente. Lo que en aquel momento no sabían los filipinos  es que Marcos era un hombre ambicioso, sin escrúpulos, corrupto, codicioso y que se agarraría al poder durante los siguientes veintiún años. También él anhelaba el oro de Yamashita pero se le ocurrió una buena idea para que fueran otros los que trabajaran en su lugar. Aprobó una ley  en virtud de la cual  todo aquel que fuera a realizar una excavación para encontrar el oro de Yamashita estaría obligado a obtener una licencia  en la que tendría que indicar cuando y en que lugar iba a realizar su búsqueda. De esta forma tendría a todos los buscadores controlados y sólo tendría que esperar a que alguien lo hallara para arrebatárselo. Rogelio Rojas cumplió con la ley y solicitó aquella licencia . Con el dinero que había ahorrado  en los últimos años reunió a un equipo de trabajadores y en mayo de 1970 inició la búsqueda  de aquel túnel cerca del hospital donde Okubo le dijo que había visto muchas cajas de madera apiladas. 


Mapa del archipiélago de las islas Filipinas que tiene una superficie total de 300.000 kilómetros cuadrados y hoy está habitado por casi cien millones de personas. Está formado por más de 7100 islas, por lo que si pensamos en un lugar donde distribuir ciento setenta y cinco escondites para ocultar un tesoro  Filipinas sería un lugar ideal. En la parte superior tenéis la isla de Luzón donde se encuentra la capital, Manila, y también la ciudad de Baguio, donde vivía Rogelio Rojas y donde muy cerca de allí encontraría uno de los supuestos escondites del general Yamashita  (Imagen procedente de hemisferiozero.com )

Y después de dos semanas de búsqueda hallaron la entrada al túnel. Avanzaron un centenar de metros hasta alcanzar un punto en el que el camino estaba obstruido, como si el techo del túnel hubiera colapsado. Lo cierto es que la entrada de estos túneles habría sido dinamitada por orden de Yamashita  para impedir el paso . Rogelio y su equipo se pusieron manos a la obra y durante los siguientes cuatro meses estuvieron cavando y retirando cascotes para tratar de abrirse paso . Cuando por fin lo lograron su primer hallazgo fue macabro, los esqueletos de varios hombres que todavía llevaban el uniforme japonés , probablemente habían sido sepultados en su interior cuando la galería fue dinamitada.. Más allá de estos cuerpos se extendía una vasta red de túneles  que había que explorar, pero a Rogelio se le acabó el dinero . Su equipo le abandonó y él estaba completamente arruinado. Había utilizado todo el dinero para perseguir aquel sueño y ahora que parecía estar tan cerca debía abandonar. Decidió hacer un último intento empleando su viejo detector de metales con el que durante años había buscado sin suerte el tesoro de Yamashita. Recorrió un tramo de la galería que hasta entonces no había explorado  y , de repente, el detector de metales comenzó a emitir pitidos cada vez más fuerte hasta que era un sonido continuo. Allí había algo. Excitado, Rogelio comenzó a picar en la pared  donde el detector pitaba con más intensidad y al cabo de un rato la pared se abrió a una estancia oculta y lo primero que vio fue un gran Buda brillando en la oscuridad con un tono dorado. ¡Era oro! Después de recuperarse de la emoción y la sorpresa se dio cuenta que había otras cajas de madera alrededor, abrió una de ellas y estaba llena de lingotes de oro. ¡Lo había logrado!¡Había encontrado uno de los escondites utilizados por los hombres de Yamashita para ocultar su botín de guerra!


Roxas and Removed Head
Esta sería la fotografía que supuestamente se hizo Rogelio Rojas con el buda de oro , cuya cabeza se puede ver entre las manos de Rogelio , mientras que el interior de la estatua estaba lleno de diamantes. Escribo supuestamente porque aunque creo que la foto es auténtica, no tengo plena seguridad de ello y por eso prefiero  dejarla como probable. Según contaría luego Rogelio Rojas poco le duraría la posesión de aquel buda de procedencia birmana (Imagen procedente de https://fiercetruthnews.files.wordpress.com )

Se llevó consigo el buda de oro y dejo las cajas de lingotes allí. Tendría que traer unos camiones y gente que le ayudara a cargar todas aquellas cajas. No podía ni imaginar la fortuna que tenía entre manos.  Y aún no habían acabado los descubrimientos, porque una vez en su casa puso al Buda sobre la mesa y lo miro con atención. Se fijo en su cuello, parecía como si fuera una pieza separada Probó a girarlo y , en efecto, la cabeza comenzó a desenroscarse y al separarla vio que el Buda estaba hueco por dentro y que ese hueco se había rellenado con diamantes. Sólo con aquello ya era millonario.. Pero la noticia del descubrimiento de Rogelio y de que estaba contratando gente para ir a buscar las cajas de lingotes no tardó en llegar al conocimiento de Ferdinand Marcos y no iba a negociar con  Rogelio que cediera una parte al estado. Él lo quería todo. El 5 de abril de 1971 , a las dos y media de la madrugada , un grupo de soldados aporreaba la puerta de Rogelio  mientas le amenazaban  con matarlo si no les abría. Rogelio cedió , abrió  la puerta y aquellos hombres registraron toda la casa y se llevaron el Buda. Probablemente, Marcos, con la soberbia del hombre que se siente seguro en el poder, pensó que Rogelio no se atrevería a alzar la voz, pero nunca hay que menospreciar a un hombre que lo ha dado todo por conquistar su sueño, y ahora no estaba dispuesto a dejar que se lo arrebatasen. Rogelio dio a conocer su caso a la prensa, que todavía no estaba controlada por Marcos  y ésta se hizo eco de la historia  poniendo a Marcos en una posición delicada.  ya que su imagen  también había sido dañada por las acusaciones de haber ganado fraudulentamente las elecciones de 1969 y la sombra de una corrupción generalizada bajo su mandato era cada vez más una certeza. 


Colección de zapatos de la esposa del dictador filipino, Ferdinand Marcos / GETTY
Fotografía tomada en 1986, después de que Ferdinand Marcos y su esposa abandonaran el país rumbo a Hawai en un avión de las fueras aéreas estadounidense,   de la colección de zapatos de Imelda que se hallaban almacenados en el sótano del Palacio de Malacañán en Manila. , el símbolo del derroche de los Marcos que tenían el grueso de su fortuna en cuentas de los bancos suizos  además de sus inversiones millonarias en obras de arte de grandes artistas como Picasso, Van Gogh o Miguel Ángel (Imagen procedente de http://www.teinteresa.es )


Tenía que silenciar a Rogelio Rojas, pero de nuevo le subestimó. Habían transcurrido tres semanas desde el asalto a la casa de Rojas cuando recibió un mensaje en el que se le informaba que le sería devuelto el Buda . Rogelio fue a recogerlo creyendo que había logrado que la justicia triunfara pero cuando le entregaron  el Buda  protestó al momento que aquella no era la imagen que el había descubierto, la forma era diferente y su cabeza ni siquiera podía girarse. Por supuesto, el engaño era demasiado burdo como para que Rogelio cayera en él, pero sin duda Marcos pensaba que el miedo le haría callar y aceptar aquel engaño.  Pero Rogelio no estaba dispuesto a callar y volvió a denunciar que le querían engañar dándole una imagen falsa. Dos semanas después de nuevo llamaban a la puerta de la casa de Rogelio, pero en esta ocasión se lo llevaron con ellos. Rogelio fue torturado, golpeado, sometido a descargas eléctricas y quemado , una práctica nada insólita durante el gobierno de Marcos, donde se estima que decenas de miles de personas fueron torturadas. Finalmente  Rogelio Rojas que tuvo que rendirse y firmó una declaración en la que afirmaba que Marcos no tenía nada que ver con el robo del Buda y además revelaba el lugar donde se hallaban las cajas con los lingotes de oro, que hasta ese momento había mantenido en secreto. La tortura fue tan severa que las secuelas las sufriría Rogelio el resto de su vida, entre ellas la pérdida de visión de su ojo derecho y fuertes temblores en uno de sus brazos. Le habían destrozado su salud y le habían despojado de sus sueños , de sus esperanzas de una vida mejor, se lo habían quitado todo arruinándole la vida. Su historia habría quedado oculta para siempre, pero a mediados de los años ochenta cambió  la fortuna de Marcos, cumpliendo las palabras del escritor español Baltasar Gracián (1601-1658)  que escribió que "la fortuna se cansa de llevar siempre a un mismo hombre sobre las espaldas". Y ya se había cansado de Ferdinand Marcos y de su esposa Imelda. 


Fotografía del cuerpo del líder de la oposición filipina,  Benigno Aquino, momento después de haber recibido un disparo en la cabeza a su llegada a Manila el 21 de agosto de 1983. Aunque se detuvo a los supuestos responsables de la muerte, todas las sospechas apuntaban a Marcos que además se veía acosado por las constantes denuncias de corrupción y violación de libertades fundamentales. La muerte de Aquino supuso el principio del fin de Marcos. Pero no dejarían Filipinas con las manos vacías, maletas con lingotes de oro, joyas, diamantes formaban parte de su equipaje. Años más tarde Imelda justificaría la inmensa riqueza del matrimonio alegando que procedía del oro de Yamashita (Imagen procedente de    http://es.wikipedia.org )

Las acusaciones de corrupción contra su gobierno eran cada vez más intensas, y diferentes organizaciones internacionales  afirmaban que había reunido una fortuna de miles de millones de dólares que tenía fuera de Filipinas Había convertido su gobierno no en un aparato para administrar el país sino en un instrumento para saquearlo. En 1983 fue asesinado el líder de la oposición, Benigno Aquino (1932-1983) a su llegada al Aeropuerto Internacional de Manila . Aquino había pasado siete años recluido en una celda hasta que en 1980 sufrió un ataque al corazón. Se le permitió salir del país y viajar a Estados Unidos para ser operado. Allí permaneció tres años hasta que decidió volver en 1983 pero el día de su llegada, el 21 de agosto de 1983 , fue asesinado en el mismo aeropuerto de un disparo en la cabeza. Aunque se abrió una investigación y se hallaron culpables que fueron encarcelados, todas las sospechas recaían sobre el gobierno de Marcos mientras que la esposa de Benigno Aquino, Corazón Aquino (1933-2009) se convertía en la favorita del pueblo. La presión internacional, las acusaciones de corrupción y la sospecha de su participación en la muerte de Aquino, forzaron a Marcos a convocar elecciones en 1986 con la esperanza de que así se calmaran las protestas. Se celebraron el 7 de febrero de 1986. El comité electoral declaró vencedor a Marcos, pero otro observador electoral, el Movimiento Nacional para las Elecciones Libres,  anunció que la auténtica vencedora era Corazón Aquino al tiempo que se denunciaban amenazas y el uso de la violencia por parte de Marcos y sus seguidores. La presión se intensificó  y estalló una revolución popular. El 25 de febrero de 1986 Marcos e Imelda abandonaban Filipinas a bordo de un avión de las Fuerza Aéreas de Estados Unidos que aterrizaba el 26 de agosto en Hawái. Durante los años siguientes no dejarían de salir noticias acerca de la inmensa fortuna acumulada y oculta por Ferdinand Marcos. 


Foto
Imelda Marcos en una fotografía realizada en 2007 donde la vemos rodeada de muchas de las obras de arte que fue acumulando a lo largo de dos décadas de gobierno . Un año antes una sentencia la obligó a desprenderse de ciento cincuenta y seis de ellas por haber utilizado para su adquisición los fondos públicos de Filipinas . A pesar de todo , Imelda Marcos ha seguido una carrera política y en 2010 estaba de nuevo en la Cámara de Representantes de Filipinas  (Imagen procedente de http://internacional.elpais.com )

En 1991 las autoridades suizas anunciaban la congelación de dos cuentas a nombre de Marcos en Suiza con más de setecientos millones de euros en ella. Una parte de ese dinero sería devuelto a Filipinas en 1995 para indemnizar a algunas de las víctimas de Marcos y seguiría devolviendo a plazos esa fortuna en los años siguientes . En 1994 un tribunal de Estados Unidos fallaba que diez mil víctimas de la represión de Ferdinand Marcos debían de ser indemnizadas con 1200 millones de dólares que provendrían de la fortuna de Marcos.   En 1996 el gobierno filipino sacaba a subasta parte de las joyas que habían sido requisadas a Imelda Marcos valoradas en más de doce millones de euros . En fechas más recientes , octubre de 2014, una sentencia dictaba que Imelda Marcos debía devolver 156 obras de arte , entre las que había obras de Pablo Picasso, Goya, Van Gogh e incluso del genio del Renacimiento , Miguel Ángel , al dar la razón el juez al gobierno filipino que acusaba a los Marcos de haber adquirido aquellas obras malversando fondos públicos. Se habla de maletas llenas de lingotes de oro que fueron requisadas cuando los Marcos llegaron a Hawái, de peluches rellenos de diamantes o los más de 2500 pares de zapatos que poseía Imelda Marcos y  que el pueblo encontró en el palacio presidencial cuando lo asaltaron tras la marcha de los Marcos,   y todavía hoy el gobierno filipino sigue luchando por recuperar lo más posible de aquel inmenso patrimonio esquilmado por esta pareja codiciosa, que nunca tuvo bastante y que se estima que llegaron a robar miles de millones de dólares aunque es casi imposible establecer una cantidad exacta Ferdinand Marcos murió en Hawái mucho antes de todo esto, el 28 de septiembre de 1989. Su cuerpo regresó a Filipinas para ser enterrado cuatro años más tarde, el 7 de septiembre de 1993. En cuanto a Imelda tuvo que afrontar varios juicios pero eso no la impidió regresar a Filipinas y volver a retomar su carrera política. En uno de aquellos juicios Imelda declaró que la fortuna de su marido procedía del célebre oro de Yamashita, aunque desde luego era la mejor forma de evadir la acción de la justicia. 


La última imagen de este relato tenía que ser esta otra fotografía que podría tratarse de Rogelio Rojas (como os decía antes no he podido confirmar su autenticidad)  junto al Buda bimano que representaba el éxito de su misión, la promesa de un futuro lejos de la pobreza en la que había vivido, pero que sería el comienzo de sus desgracias (Imagen procedente de  parapoliticaljournal.com)

¿Y Rogelio Rojas? Emprendió un proceso legal en Estados Unidos contra Ferdinand Marcos e Imelda Marcos, saliendo a la luz su historia, ya que en ella explicaba como él era un buscador de tesoros que había hallado al menos uno de los escondites del Oro de Yamashita y como Marcos se lo había arrebatado.. En 1996 un jurado de Honolulú, capital de Hawái, falló a favor de Rogelio Rojas y condenó a la familia de Marcos a indemnizar a Rogelio Rojas con 40.000 millones de dólares. Por desgracia, Rojas ya había fallecido tres años antes, el 25 de mayor de 1993. La justicia llegaba demasiado tarde y además tampoco esta sería el último episodio porque en 1998 la sentencia fue revocada por falta de pruebas de que Rojas hubiera encontrado el Buda de oro y los lingotes del tesoro de Yamashita. El proceso siguió en los años siguientes y en 2006 un tribunal de apelación de Estados Unidos declaraba que "El tesoro de Yamashita fue descubierto por Rojas y robado a Rojas por los hombres de Marcos"  En todo caso ni el Buda de oro ni los lingotes de oro serán ya de ninguna utilidad ni para el desdichado Rogelio Rojas ni para el corrupto y codicioso Ferdinand Marcos. Y aquí termina la historia del tesoro de Yamashita, aunque en realidad debería decir que se ha acabado parte de su historia, porque la leyenda sigue viva . Si el buda y los lingotes de oro que encontró Rogelio Rojas era uno de los escondites donde Yamashita ocultó el botín de guerra japonés ¿existirán los otros ciento setenta y cuatro escondites de los que habla la leyenda? Los cazatesoros siguen en su búsqueda , aunque de momento ninguno ha tenido éxito en ella. No seré yo el que emprenda esa búsqueda, pues estoy de acuerdo con las palabras del filósofo romano  Lucio Anneo Séneca (2 a.C- 65 d.C) que afirmaba que "Viven más contentos aquellos en quienes jamás puso los ojos la fortuna, que los otros de quienes los apartó" Rogelio Rojas conoció la amargura de tener la fortuna entre sus manos para que luego le fuera arrebatada y su vida acabó arruinada. Dejemos que el oro de Yamashita continúe siendo eso, una leyenda. 



El Mentidero de Mielost en Facebook :

2 comentarios:

c0c0dundee dijo...

Gran articulo,muy trabajado. Enhorabuena.

christian mielost dijo...

Muchas gracias por la lectura y tu comentario. Un abrazo desde Madrid !!

Famosos