sábado, 7 de febrero de 2015

GRANDES BATALLAS DE LA HISTORIA: ARMINIO Y EL BOSQUE DE TEUTOBURGO (SEGUNDA PARTE)

En la primera parte de este relato recorrimos la historia de los enfrentamientos entre Roma y los pueblos a los que los romanos dieron el nombre de germanos , al menos desde los tiempos de Julio César (100-44 a. C) que fue el primero en utilizar esta denominación para aquellos que se encontraban al norte del río Rin aunque ya vimos que no formaban una única nación ni utilizaban ese nombre entre ellos, pues estaban divididos en múltiples pueblos que a menudo luchaban entre sí. Conocimos que los primeros en amenazar Roma fueron dos pueblos germanos procedentes de Jutlandia, en la actual Dinamarca, los cimbrios y los teutones, los primeros que comenzaron a desplazarse hacia el sur  chocando a partir de 113 a C con Roma iniciando las llamadas Guerras Cimbrias que se prolongarían hasta el 101 a. C , en las que Roma sufrió severas derrotas como la batalla de Noreya en 113 a C y la de Arausio en 105 a. C, pero todo cambió cuando el general y político romano Cayo Mario (157 a C- 86 a. C) se puso al frente de las legiones romanas, reformó el ejército admitiendo a todos los ciudadanos libres, obviando la limitación de que sólo podían combatir aquellos que tuvieran propiedades, lo profesionalizó y lo convirtió en una máquina tan efectiva de combate que derrotaría en 102 y 101 a. C a teutones y cimbrios respectivamente, aniquilando sus ejércitos  eliminando la amenaza que significaban para Roma. Pero a partir de aquel momento Roma nunca olvidó que los germanos habían estado muy cerca de arrasar la península italiana y a lo largo de todo aquel siglo I a. C irían tratando de ampliar sus dominios en el norte para alejar lo más posible la frontera germana de Roma.  Así lo hizo Julio César, que se enfrentó  al jefe de los suevos y otras tribus germánicas , Ariovisto, cuyos hombres se habían establecido en la Galia . César los derrotó en la batalla de Los Vosgos en el 58 a. C y tres años más tarde decidió cruzar el Rin con sus hombres alejando a los suevos , que huyeron más hacia el norte, internándose en los bosques de Germania, aquellos bosques que inquietaban al propio Julio César que escribiría "Aunque camines durante sesenta días no podrás decir que has llegado al final de este bosque y ni siquiera sabrás donde termina".

"La Germania" o "Sobre el origen  y territorio de los germanos" del historiador romano Cayo Cornelio Tácito, una obra que es una de las principales fuentes de información sobre los germanos que ha llegado hasta nosotros. Lo que conocemos de estas tribus germanas se debe principalmente a sus grandes enemigos, los romanos, ya que los germanos no dejaron constancia escrita ni de su historia ni de su cultura. . Tácito redactaría el libro basándose en la obra de Julio César y de otros historiadores además de en los relatos que le debieron contar comerciantes, viajeros y soldados que pasaron por este territorio que parece que Tácito nunca llegó a visitar en persona. . Tácito admiraba a los germanos porque veía en ellos un pueblo que seguía fiel a sus tradiciones y valores lo que , según juzgaba él´en la época en la que vivió , a caballo entre el siglo I y II, no habían hecho los romanos. Y no dejó de advertir que el verdadero peligro para Roma no era el Imperio de los Partos en oriente sino los indómitos germanos del norte y por ello escribía Tácito "Más peligrosos son los germanos con su libertad que los partos con su imperio" y el tiempo demostraría que tenía razón pues el peligro y la ruina final de Roma vendría de  los pueblos que llegarían del norte aunque no todos ellos fueran germanos sino de mucho más lejos  (Imagen procedente de www.todocoleccion.net )  

Pero los avances más importantes se producirían ya en tiempo del primer emperador romano, César Augusto (63 a. C-14 d. C) que en el 27 a. C creaba una nueva provincia romana al norte de la Galia, la Galia Bélgica , que incluía Bélgica, Luxemburgo, sur de los Países Bajos ,noreste de Francia y parte del oeste de Alemania. Pero la tribu celta de los belgas y tribus germanas como los sicambrios  en el 17 a. C se rebelaron contra el dominio de Roma  derrotando a las tropas del gobernador romano Marco Lolio. Fue entonces cuando Augusto envió a sus dos hijos adoptivos, Tiberio Claudio Nerón (42 a.C- 37 d. C) y Nerón Claudio Druso (38 a. C- 9 a. C) para sofocar la rebelión y reforzar el dominio romano sobre estos territorios asegurando sus fronteras y llevándolas incluso un poco más al norte. Nerón Claudio Druso se distinguiría en esta misión,    fundando en el 12.  a. C un fortín que con el tiempo se convertiría en la ciudad que hoy conocemos con el nombre de Estrasburgo y sometiendo a diferentes tribus germanas , entre ellas los  queruscos que, como veíamos ayer ,  era una tribu germana a la que Julio César ya se había referido en sus"Comentarios sobre la Guerra de las Galias" ,  señalando que eran vecinos de los suevos y se encontraban en los bosques del noroeste de Alemania.  Como era práctica habitual de Roma se ordenó que los hijos de algunos jefes queruscos fuesen  enviados a Roma para ser  educados allí. Entre los elegidos están los hijos de  uno de estos jefes queruscos que había participado en la lucha contra Roma, que aunque era contrario a la alianza con Roma no tiene más remedio que obedecer al vencedor y entrega a sus hijos Flavio el Bello y Arminio(hacia 17 a.C-21 d. C) Probablemente nunca más volvería a verlos. Los niños serían  trasladados a Roma , donde llegaron en el año 9 a. C . Finalmente vimos como Augusto dividía la Galia Bélgica en dos provincias,  Germania Inferior , que se extendía por los Países Bajos y el noroeste de Alemania, y Germania Superior .aproximadamente en las actuales Alsacia y Suiza y como Druso fallecía en el 9 a C a causa de las heridas sufridas por una caída del caballo , tomando el relevo de la lucha en Germania su hermano Tiberio. 

Este mapa del Imperio Romano corresponde a un siglo después del tiempo en el que se desarrollan los hechos que estamos conociendo, ya que es del año 117 , el año de la muerte del emperador Trajano (53-117), cuando el Imperio alcanzó su máxima extensión con la incorporación de nuevas provincias como la Dacia , que corresponde aproximadamente al territorio que hoy ocupan Rumanía y Moldavia, , anexionó el reino de los Nabateos  creando en el territorio que ocupaba la provincia de Arabia Petra , donde hoy se encuentra Jordania , y se adentró en el territorio del reino Parto  creando las nuevas provincias de Mesopotamia y Asiria fijando las fronteras de Roma en el  río Éufrates. Pero si nos fijamos en la parte occidental del Imperio , donde también veis Britania convertida en provincia romana lo que no sucedería hasta el gobierno de Claudio I  en la década de los años cuarenta del siglo I, este mapa nos es útil igualmente porque podéis observar las provincias de Germania Superior y Germania Inferior  justo por encima de la Galia Belga o Bélgica  y la situación de la Colonia Agrippina, la actual ciudad alemana de Colonia. una más de las ciudades que nació como fortaleza y campamento de las legiones que custodiaban la frontera del Rin. Al otro lado se encontraba Germania Magna, la tierra de los germanos , que César Augusto pretendía conquistar llevando la frontera del Imperio hasta la desembocadura del Elba que podéis ver justo donde comienza la península que hoy llamamos  Dinamarca (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )


 Y aquí retomamos el hilo de nuestro relato, con Arminio , el hijo de uno de los jefes queruscos, asimilando la cultura romana hasta el punto que llegará a ingresar en el ejército romano y a ser apreciado por su capacidad e inteligencia por sus superiores. La política romana consistía en reeducar a aquellos jóvenes germanos, romanizarlos y convertirlos en leales ciudadanos romanos que apreciaran las ventajas que la civilización romana podía aportarles y así a su regreso a su país natal podrían colaborar en la romanización de esos territorios. Pero dejemos por ahora a Arminio formándose en Roma para regresar a Germania. Todo lo que sabemos sobre los pueblos que habitaban las tierras al norte del Rin  se lo debemos precisamente a los romanos  que, por otro lado ,solían considerar a los germanos como salvajes que vivían más como animales que como personas. Y una de las fuentes principales de información se la debemos al historiador romano Tácito (55-120) recogidas en su obra "Sobre el origen y territorio de los germanos" escrita hacia el año 98 , donde describe la geografía, las costumbres y las creencias germanas , que a su vez emplea a Julio César como suministrador de gran parte de los datos recogidos en su obra,  aunque también bebería en otras fuentes como el escritor y científico romano Plinio el Viejo(23-79) y otros historiadores y geógrafos y , sin duda, también en los relatos de comerciantes , viajeros y soldados que estuvieron en aquellas tierras en las que parece que Tácito nunca llegó a visitar en persona. En sus palabras, en las que se esfuerza en mantener un elevado nivel de objetividad, muestra en más de una ocasión su admiración por ellos pues consideraba que seguían conservando virtudes como el valor militar o la austeridad que él consideraba que se había ido perdiendo en la Roma de finales del siglo I. 

En este mapa de Germania Magna , el territorio que se encontraba entre el río Rin  (que es el que está en el lado izquierdo de la imagen separando el color verde más pálido de la provincia de Germania Inferior de Germania Magna) y el río Elba, podéis observar en color verde los pueblos que ya se consideraban dominados por Roma, en color amarillo aquellos que conservando su independencia se habían aliado al Imperio y en color rosado los pueblos hostiles a Roma, entre ellos los Cherusci o Queruscos,  cuyo territorio se encontraba alrededor de lo que hoy es la ciudad alemana de Hannover, aunque en el momento en que se desarrolla nuestra historia en teoría los queruscos ya habían sido sometidos y tenían que pagar impuestos a Roma y eran los romanos los que impartían justicia  algo que a los germanos les resultaba muy difícil de soportar y sería una de las causas de su rebelión .  (Imagen procedente de  http://es.wikipedia.org )

Veamos que nos dices sobre el origen de los germanos y su apariencia física " Yo soy de la opinión - escribe Tácito - de los que entienden que los germanos nunca se juntaron en casamientos con otras naciones , y que así se han conservado puros y sencillos, sin parecerse a sí mismos. De donde procede que un número tan grande de gente tienen casi todos la misma disposición y talle, los ojos azules y fieros, los cabellos rubios, los cuerpos grandes y fuertes. No son sufridores de calor y sed, pero llevan bien el hambre y el frío, como acostumbrados  a la aspereza e inclemencia de tal suelo y cielo" No es muy buena su opinión sobre el aspecto de sus tierras "La tierra, aunque hay diferencia en algunas partes, es universalmente de vista horrible por los bosques, y fea y manchada por las lagunas que tiene" y añade "Es fértil de sembrados, aunque no de frutales; tiene abundancia de ganados, pero no de aquella grandeza y presencia que en otras partes; ni los bueyes tienen su acostumbrada hermosura" pero parece ser que esa es su principal riqueza "Se ufanan de tener mucha cantidad (de bueyes) por ser esas solas sus riquezas y las que más les agradan".Sobre su economía nos cuenta que "No tienen plata ni oro" y advierte que no aprecian demasiado su valor "no se les da tanto como a nosotros por la posesión y uso de ello: vemos que de algunos vasos de estos metales que se presentaron a sus embajadores y príncipes no hacen más caso que si fueran de barro" aunque también afirma que eso estaba cambiando en aquellos pueblos germanos que tenían un contacto más cercano con los romanos pero la economía más habitual se basaba no en la compra con moneas sino en el trueque "los que habitan tierra adentro tratan más sencillamente y a la costumbre antigua, trocando unas cosas por otras". 

Es difícil encontrar  una reproducción fiel de como era la ropa de los pueblos germanos a comienzos del siglo I, pero creo que esto se podría aproximar aunque no corresponde exactamente con la descripción que ahora vamos a ver de Tácito . Tácito nos cuenta sobre sus ropas "El vestido de todos ellos es un sayo o albornoz  que cierran con una hebilla, o si no la tienen , con una espina o cosa semejante, y sin poner otra cosa sobre sí, si están todo el día al fuego. Los más ricos se diferencian en el traje, pero no traen el vestido ancho , sino estrecho  y de manera que descubre la hechura de cada miembro. También traen pellejos de fieras, los que están cerca de la ribera del Rin. Escogen las fieras y las pieles que les quitan las adornan con manchas . Los vestidos de las mujeres son las más de las veces de lienzo, teñidos con labores púrpura  y sin mangas, pues traen descubiertos los brazos y las espaldas, y también la parte superior del pecho" (Imagen procedente de  http://sagaland.blogspot.com.es )


Sobre sus armas y el comportamiento de los germanos en el campo de batalla nos cuenta Tácito que "No tienen hierro en abundancia. Pocos usan de espadas ni lanzas largas. La gente de a caballo se contenta con un escudo y frámea (con esto se refiere Tácito a un asta con un hierro en la punta que era estrecho pero muy agudo, una especie de lanza); la infantería se sirve  también de armas arrojadizas " En lo que se refiere a sus uniformes "Andan desnudos , o con un sayo ligero. No son curiosos en su traje. Sólo traen los escudos muy pintados" y no aprecia demasiado a sus monturas "Los caballos no son bien hechos ni ligeros" y por lo tanto "sus mayores fuerzas consisten en la infantería" Los describe como hombres de gran valor  "El retirarse, como sea para volver a acometer, lo tienen más por ardid que por miedo" y advierte que "El mayor delito y flaqueza entre ellos es dejar el escudo. Y los que han caído en tal ignominia no pueden hallarse presentes a los sacrificios, ni juntas, y muchos, habiéndose escapado de la batalla, acabaron su infamia ahorcándose". Sobre sus gobernantes nos explica Tácito que el valor es determinante para alcanzar un puesto de influencia en su sociedad  "eligen sus reyes por la nobleza, pero sus capitanes por el valor. El poder de los reyes no es absoluto ni perpetuo. Y los capitanes, si  se muestran más prontos y atrevidos y son los primeros que pelean delante del escuadrón , gobiernan más por el ejemplo que dan de su valor y admiración de esto que por el imperio ni la autoridad del cargo" La fuerza de sus ejércitos la encuentra Tácito en la manera en que organizar sus escuadrones, formados por miembros de la misma familia "no hacen sus escuadras y compañías de toda suerte de gentes, sino de cada familia" y añade que "al entrar en la batalla tienen cerca sus prendas más queridas, para que puedan escuchar los alaridos de las mujeres y los gritos de los niños"    .

LAS TRIBUS GERMÁNICAS (Episodios 1 y 2)

Esta es una serie documental del Canal Historia sobre la historia y costumbres de las tribus germánicas  que creo que encontraréis muy interesante. Aquí os incluyo los dos primeros episodios y cuando avance más en el relato os incluiré el resto . Comienza su relato en el año 58 a. C  cuando Ariovisto, el líder de los suevos, se enfrenta a los romanos dirigidos por Julio César.  






También destaca Tácito el papel de las mujeres en los combates "en medio de la batalla les llevan refrescos y los van animando de forma que , según cuentan ellos, las mujeres han restaurado batallas ya casi perdidas, haciendo volver a los escuadrones que se inclinaban a huir , con la constancia de sus ruegos, y con ponerles delante los pechos , y representarles el cercano cautiverio que de esto se seguiría" y subraya como los germanos escuchan y atienden a sus mujeres "Porque se persuaden que hay en ellas un no sé qué de santidad y prudencia, y por esto no menosprecian sus consejos, ni estiman en poco sus respuestas" Durante la batalla "es deshonra para el príncipe que se le aventaje en valor y para los compañeros no igualarlo en el ánimo. Y si acaso el príncipe queda muerto en la batalla, el que de sus compañeros sale vivo de ella es infame. De manera que el príncipe pelea por la victoria y los compañeros por el príncipe"  Para los germanos la guerra es una forma de vida "Cuando su ciudad está largo tiempo en paz y ociosidad, muchos de los jóvenes nobles se van a otras naciones donde saben que hay guerra, porque esta gente aborrece el reposo"  pero en aquellas ocasiones en que no hay ningún conflicto en el que participar "se ocupan mucho en cazas, pero más en ociosidad, y en comer y dormir, a que son muy dados. Ningún hombre belicoso y fuerte se inclina al trabajo, sino que dejan el cuidado de la casa y hacienda y campos a las mujeres y viejos" y atención "a los más flacos de la familia" En cuanto a la manera en que crían a los niños escribe "Andan los niños en todas las casas sucios y desnudos, y vienen a tener aquellos miembros y cuerpos tan grandes de que nos admiramos. Cada madre cría sus hijos y les da leche, y no los entregan a esclavas ni amas"

Esta fotografía es de uno de los relieves que se encuentran en la Columna de Marco Aurelio en Roma que recoge las campañas de l emperador Marco Aurelio (121-180) contra sármatas y germanos  inspirada en la Columna Trajana que relataba en relieve la campaña de Trajano contra los dacios. Ambas las podéis visitar hoy en Roma . En esta escena en concreto se puede observar a los soldados romanos decapitando a prisioneros bárbaros , una de las pocas imágenes que tenemos de como veían los romanos a los pueblos germanos. Julio César los describía así "Los germánicos son increíblemente altos e increíblemente valerosos y diestros con sus armas. Incluso su feroz mirada resulta insoportable" Es probable que en la imaginación de los ciudadanos romanos se les aparecieran  como  salvajes demonios sedientos de sangre  aunque historiadores como Tácito trataban de mostrar una imagen bien diferente y , sin duda, mucho más fiel a la realidad   (Imagen procedente  www.artehistoria.com )

 Y en lo que se refiere a sus poblados Tácito refiere que n tienen ciudades al modo de  los romanos "Ninguno de los pueblos de Germania habita en ciudades cerradas, ni soportan que sus casas estén arrimadas unas a otras.Viven divididos y apartados unos de otros, donde más les agrada. No hacen sus aldeas a nuestro modo, juntando y trabando todos los edificios: cada uno cerca su casa con cierto espacio alrededor. No usan de paredes de piedra  ni de tejas ,sino que para todo se sirven de los materiales toscos. También suelen hacer cuevas debajo de tierra, las cuales cubren con mucho estiércol , que les sirven para retirarse en invierno y recoger allí sus frutos" En lo que se refiere a los esclavos "Con el mismo regalo se crían los hijos de los esclavos que los del señor, sin que en esto se diferencia los unos de los otros. Viven y andan todos juntos entre el ganado y en la misma tierra, hasta que la edad divide los libres de los que no lo son" pero incluso los que son esclavos gozan de una libertad de la que carecen los esclavos de Roma "No se sirven de los esclavos como nosotros, empleando a cada uno en su oficio de la casa; dejan a cada uno de ellos vivir aparte y que trabaje para sí; y el señor les carga cierta pensión de grano, ganado o vestidos , como a un labrador, y con esto no tiene el esclavo que obedecerle en más"  Y así describe Tácito la vida cotidiana de los germanos "En levantándose de la cama, en que están casi siempre, se lavan, y las más veces con agua caliente. Después de lavados, se sientan a comer cada uno en su asiento y mesa aparte, y habiendo comido se van armados a sus negocios. No tienen por afrenta gastar el día y la noche bebiendo. Son muy ordinarias las riñas y pendencias, como entre borrachos, que pocas veces se suelen acabar con palabras , y las más con heridas y muertes" Muchas más cosas interesantes nos cuenta Tácito sobre los germanos pero creo que con esto nos haremos una cierta idea de como era el estilo de vida de aquellos pueblos que Roma pretendía ahora someter y también el choque cultural que los pequeños queruscos, Arminio y su hermano Flavio experimentaron cuando llegaron a Roma en el 9 a. C, pues pasaron de un mundo en el que no había ciudades a la mayor ciudad del Mediterráneo. 

Una imagen de como podrían ser los guerreros germanos del siglo I , aquellos con los que se enfrentaban las legiones romanas en Germania Magna. Sobre sus costumbres gastronómicas Tácito nos cuenta Tácito "Hacen una bebida de cebada y trigo, que quiere parecerse en algo al vino(imagino que se refería a un tipo de cerveza). Los que habitan cerca de la ribera del Rin compran éste. Sus comidas son simples: manzanas salvajes , venado fresco y leche cuajada. Sin  más aparato, curiosidad ni regalos matan el hambre; pero no usan de la misma templanza contra la sed. Y si se les diese a beber cuanto ellos querían , no sería menos fácil vencerlos con el vino que con las armas"  (Imagen procedente de razonyfuerza.mforos.com )

Los años han pasado , Arminio ingresa en el ejército romano y participa en una expedición en la provincia de Panonia ,una tierra  que Roma había conquistado a lo largo de veinte años , entre el 30 a. C y el 10 a. C  y que se extendía por lo que hoy es el oeste de Hungría y el este de Austria , habitada por el pueblo de los panonios, de procedencia iliria, a su vez un pueblo que tenía su origen en la región de los Balcanes. En el año 6 se habían rebelado contra el poder de Roma y César Augusto envió allí a su hijo adoptivo Tiberio, que a la postre sería el sucesor de Augusto en el trono imperial a la muerte de éste en el año 14.  Arminio formaba parte de la caballería de las tropas auxiliares, formada por mercenarios germanos. La rebelión es aplastada por las legiones romanas aunque necesitarán tres años, hasta el año 9, para lograrlo. En cuanto a Arminio aprenderá que Roma es invencible  en campo abierto y que el secreto de su éxito se encuentra en el entrenamiento de sus tropas, en la estricta disciplina y en la cooperación en el campo de batalla. Pero de momento no parece que haya surgido en Arminio la menor intención de traicionar a Roma ¿o tal vez sí? Es imposible saberlo, pero por lo que más tarde veremos es fácil suponer que Arminio, aunque exteriormente parecía haberse convertido en un romano más, en su interior seguía sintiéndose querusco y ajeno a aquel mundo romano. porque no es fácil desprenderse de tu propia identidad.  En todo caso, Arminio tendrá un destacado papel en la campaña y a su regreso a Roma Augusto le nombrará caballero, el mayor honor concedido a un miembro de un pueblo germánico. El niño querusco se estaba convirtiendo en un respetado ciudadano romano. 


Disposición de una legión romana del siglo I  que os explico justo debajo de estas líneas. Podéis observar las diez cohortes (que se convirtió en la unidad táctica básica romana a partir de la época de Julio César) que integraban la legión, cada una de ellas a su vez dividida a su vez en seis centurias, excepto la primera cohorte que tenía sólo cinco centurias pero con el doble de hombres. Cada una de las centurias estaba formada por ochenta hombres  y dirigida por  un centurión que tenía como segundo en el mando al optio y  éste a su vez tenia  a un  Tesserarius o sargento de guardia. En la legión también había un  Cornicen o Corneta  que transmitía las  órdenes mediante señales acústicas y el Signifer o Estandarte que hacia lo mismo pero utilizando el estandarte. El encargado de transportar el águila símbolo de la legión era el Aquilifero . Al  hombre que veis como tribuno Laticlavius  era el segundo en el mando de la legión y normalmente era un puesto creado por César Augusto y  ocupado por un joven senador que aspiraba a  ocupar después puestos de mayor responsabilidad en la política . El primus pilus  era el centurión más antiguo  y  estaba al frente de la primera centuria de la primera cohorte y tenía bajo su mando al conjunto de las diez cohortes y sólo tenía por encima al legado de la legión, al tribuno laticlavius y al Praefectus Castrorus .Éste último era un primer pilus que tras terminar su función había sido promocionado a este puesto  que era el mayor rango de la legión sólo por detrás del legado y del tribuno laticlavius y sus funciones eran principalmente encargarse de la organización del campamento y del aprovisionamiento de la legión  además de dirigir la artillería en combate   
 (Imagen procedente de http://www.tuveras.com )


Hago aquí un inciso para hablaros sobre el ejército romano, las célebres legiones, aunque sea de forma breve. La legión , la principal unidad de combate del ejército romano estaba formada por un número variable de hombres  , que podía oscilar entre los 5.300 y los 6000 hombres de infantería, más 300 hombres de caballería, además de hasta 1000 hombres más entre ayudantes, esclavos y otro personal auxiliar . Durante la mayor parte de la historia de la República el ejército no había sido profesional, sino que estaba integrado por todos los ciudadanos romanos, pero sería , como ya hemos visto, el general Cayo Mario en el siglo I a.C quién lo convertiría en un ejército profesional y reorganizaría su estructura. Una legión estaría compuesta por lo tanto por  5300-6000 hombres mas 300 hombres de caballería , a su vez la legión se divide en 10 cohortes integrada cada una de ellas por 6 centurias, excepto la primera cohorte que tiene 5 centurias aunque con el doble de hombres. La centuria agrupaba a  80 combatientes .Sería Mario también quién introdujo el águila como insignia de la legión,en un principio de plata y luego de oro . Dejarse arrebatar el águila , el estandarte de la legión, era la mayor ofensa que podía sufrir una legión. Como también veíamos ayer su armamento estaba formada básicamente por la espada corta o Gladius hecha no para cortar sino para pinchar, el escudo de forma alargada que les cubría gran parte del cuerpo y que podía ser de madera o de metal, y dos pila o lanzas, uno más pesado y otro más ligero. Además iban protegidos por un casco con carrilleras que daba protección a gran parte del rostro, mientras que el cuerpo era cubierto por la llamada coraza segmentata a base de placas solapadas con un peso aproximado de 9 kilos . En total el equipo de un legionario romano podía llegar a pesar 35 y 45 kilos y estaban entrenados para recorrer una media de 20 o 30 kilómetros diarios. Para organizarlos mejor, los soldados se agrupaban en los llamados contubernium, formados por 8 soldados , y parte de su equipamiento, como las tiendas o los molinillos de grano, eran llevados en carros.

Aunque es un esquema muy sencillo creo que os servirá para reconocer la impedimenta del legionario romano de la que os hablaba más arriba. Los pila (pilum es el singular de pila en latín)  tenían una punta metálica  de entre 25 y 75 centímetros de longitud , su longitud variaba entre el metro y los dos metros  y si eran arrojados desde una distancia inferior a treinta metros tenían la capacidad de perforar escudos de cuero o madera e incluso armaduras. Una vez que el legionario lanzaba el pila a continuación  luchaba con su espada corta o Gladius , de aproximadamente medio metro de longitud y  dotada de doble filo, que estaba diseñada más que para cortar con su filo para pinchar de frente mientras el resto del cuerpo del legionario estaba protegido por el escudo. Estas espadas eran una adaptación de las que utilizaban las tribus celtas e íberas de Hispania (Imagen procedente de cmapspublic.ihmc.us )


En cuanto al pueblo querusco y otros pueblos germanos que se encontraban entre el río Rin (Rhenus para los romanos) y el Elba (o Albis en latín) se hallaban ahora encuadrados en la región  de Germania Magna que estaba integrada por pueblos ya pacificados, al menos en apariencia, como los queruscos, otros pueblos considerados clientes, es decir, que aceptaban la alianza con Roma, y finalmente pueblos hostiles que seguían rechazando el domino de Roma. Si recordáis ayer conocimos a uno de estos pueblos, los marcomanos , una tribu que ya había sido expulsada por Julio César de la Galia Bélgica y que luego fue obligada a retroceder de nuevo hacia Bohemia , donde su rey Marbod (30 a. C - 37 d.C) se hizo fuerte y aunque Tiberio intentó atacarles, la sublevación de Panonia en el año 6 le forzó a desistir de su intento de conquistar el reino marcomano contentándose con convertirlo en un pueblo aliado de Roma. A lo largo del Rin los romanos habían erigido una sucesión de fortalezas como Mongontiacum, la actual ciudad de Maguncia capital del estado alemán de Renania Palatinado, Castra Vetera, que hoy es la ciudad alemana de Xanten en Renania del Norte-Westfalia,  o Colonia Claudia Ara Agrippinensium o Colonia Agripina, la actual ciudad alemana de Colonia. Desde estos fuertes partían las legiones en verano para recorrer el territorio de Germania Magna haciendo así una demostración de fuerza y dedicándose entre otras cosas a cobrar los impuestos, que ,como era habitual, ahogaban al pueblo sometido, y también a impartir justicia, aunque el sentido de justicia de Roma poco tenía que ver con las tradiciones germanas. César Augusto decidió nombrar como nuevo legado de las tropas de Germania Magna, recordemos que el legado era el nombre que se daba a los generales romanos, a un hombre experimentado como era Publio Quintilo Varo (hacia 47 a. C - 9 d. C)

En la parte superior podéis ver una de las monedas acuñadas con la efigie de Publio Quintilo Varo, el hombre elegido por César Augusto para ponerse al frente de las legiones romanas en Germania Magna, durante su época de procónsul en la provincia de África , lo que era un raro privilegio no demasiado habitual. En la parte inferior tenéis la reconstrucción de su rostro  realizada por la Oficina de Investigación Criminal de Düsseldorf (Alemania) en el año 2009 con motivo del dos mil aniversario de la batalla de Teutoburgo, basándose precisamente en la efigie de la moneda.   Varo era un hombre codicioso  y por lo que cuentan las fuentes también cruel que no fue bien recibido por los germanos. El historiador Dion Casio (155-hacia 235)  recoge en su crónica las palabras de un germano que antes de la llegada de Varo ya habría advertido que el tipo de hombres que enviaba Roma  eran una garantía casi segura de que antes o después estallaría una rebelión del pueblo a causa de su codicia y arbitrariedades "Vosotros los romanos os buscáis los problemas solos. No enviáis perros y pastores para vigilar vuestros rebaños, sino que colocáis lobos hambrientos" (Imagen procedente de  http://www.culturaclasica.com )

Quintilo Varo había estado siempre cerca de César Augusto y más todavía después de contraer matrimonio en 14 a. C con Vipsania Marcela (27 a. C- fecha desconocida), hija del mejor amigo del emperador, el general Marco Vipsanio Agripa (63-12 a.C), y sobrina nieta del propio Augusto,lo que permitió que la carrera de Varo discurriera bajo la protección del emperador. Las influencias, como veis,  han sido útiles en cualquier época. . Un año después del matrimonio fue elegido cónsul y tras acabar su año en el cargo  sería procónsul, cargo equivalente al de gobernador, en la provincia de Africa Proconsularis cuyo territorio se extendía por lo que hoy es Túnez y Libia, y más tarde sería designado legado de la provincia de Siria. Posteriormente también intervendría en Judea, reino cliente de Roma, donde sofocó la rebelión judía que siguió a la muerte  en el 4 a. C de Herodes el Grande (73- 4 a. C) y el reino quedó dividido entre los cuatro hijos de Herodes aunque Roma no dejaría de intervenir en su política interior.  Se cuenta que Varo ordenó la crucifixión de dos mil judíos rebeldes para aplastar la rebelión. En cuanto a Varo, cuando regresó a Roma después de su estancia en Siria, no dejó detrás de sí un gran recuerdo pues las crónicas romanas dirían luego que llegó a una provincia rica como un hombre pobre y a su marcha era un hombre rico que dejaba una provincia pobre. De él se cuenta también que era un hombre de físico corpulento pero espiritualmente complaciente, que probablemente sea un eufemismo para referirse a un hombre  codicioso, ambicioso y corrupto además de brutal en la represión ,rasgos que no ayudarían en nada a pacificar aquel territorio.  Fuera como fuese , Publio Quintilo Varo era el hombre elegido por César Augusto para dirigirse a Germania Magna con la misión de asegurar el dominio de Roma sobre la región  y encargarse del cobro de los impuestos. Y entre los escogidos para acompañarle se encontraba el joven querusco que había sabido ganarse la confianza de Roma, Arminio , que además conocía el idioma , las costumbres y la forma de luchar de los germanos, por lo que parecía la elección más adecuada. En la tercera y última parte de esta historia veremos que la elección de Arminio no pudo ser más nefasta para los intereses de Roma.

Enlace con la primera parte de "Arminio y el bosque de Teutoburgo: 

El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos