jueves, 5 de febrero de 2015

GRANDES BATALLAS DE LA HISTORIA: ARMINIO Y EL BOSQUE DE TEUTOBURGO (PRIMERA PARTE)

La lluvia no cesa de caer , empapan el  equipo de los soldados que cada vez pesa más. Un cielo sombrío se cierne sobre sus cabezas, el ominoso silencio sólo es roto por las pisadas que resbalan y chapotean en el fango y por el retumbar de los truenos que parecen golpes de martillo de algún dios de aquella extraña y maldita tierra donde los bosques son sombríos e interminables , habitadas por hombres salvajes que los acechan detrás de cada árbol. No los ven pero saben que los siguen para asestar un nuevo golpe , uno más de los muchos que ya han lanzado en las últimas horas causando la muerte de tantos compañeros. El legionario mira a los que lleva a su lado, están exhaustos, ateridos, con el corazón oprimido por este bosque que no acaba. Eran veinte mil,tres legiones de la orgullosa Roma. Ahora no quedarán ni cinco mil hombres , atrapados entre el bosque y las ciénagas . El ejército invencible que en tantas ocasiones había dado caza al enemigo es ahora la presa que trata con desesperación de escapar de sus cazadores, pero ya no es la esperanza lo que les hace dar un paso más, sino la desesperación, el amargo sabor de la próxima aniquilación... Tal vez si algún cronista hubiera estado allí junto a los últimos supervivientes de las legiones XVII, XVIII y XIX que trataban de salir de aquella sombría selva del bosque de Teutoburgo nos habría dejado un relato parecido, pero nadie podría contar lo que sucedió por la sencilla razón de que ninguno de aquellos hombres lograría salir  con vida de allí . Ha habido muchas batallas en la historia de la humanidad, pero sólo algunas de ellas tienen la cualidad de determinar el curso que seguiría esa historia durante los siguientes siglos y ésta es una de ellas.En aquel bosque donde ahora dejaremos a los legionarios de Roma, de la orgullosa e invencible Roma, se decidía más que la vida de aquellos hombres.


Statue-Augustus.jpg
Estatua del emperador César Augusto (63 a.C- 14 d.C), conservada en el Museo Chiaramonti en la Ciudad del Vaticano,  al que Julio César adoptaría en su testamento en el año 44 a. C convirtiéndose en su sucesor y años después , tras su victoria en la batalla de Actium en el 31 a. C  que le convertía en el hombre fuer te de Roma, llegaría a ser el primer emperador romano poniendo punto final a la larga agonía del régimen republicano que se prolongó durante todo el siglo I a. C marcado por las constantes guerras civiles que, por otro lado, no impidieron la imparable expansión territorial de Roma que Augusto consolidaría al mismo tiempo que lograba la paz dentro de sus fronteras, iniciando un periodo que sería conocido como Pax Romana o Pax Augusta , donde sólo las guerras fronterizas obligaban a movilizar las legiones. Pero en el año 9 sufriría un revés inesperado que causó conmoción en el Imperio  y que marcaría un antes y un después en la política de expansión romana en el norte de Europa (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org ()


Retrocedamos ahora en el tiempo . Nos encontramos en la Roma gobernada por César Augusto (63 a. C- 14. d. C), el heredero del asesinado Julio César (100- 44 a.C), el vencedor de Marco Antonio (83-30 a. C) y su amante , la reina de Egipto Cleopatra VII (69-30 a. C) en la batalla de Actium en el 31 a. C y  aunque mantiene la ficción de la República el dócil Senado le ha ido nombrando sucesivamente  Imperator (generalísimo de los ejércitos) ,Príncipe , Tribuno de la plebe, Cónsul , Padre de la Patria y Pontífice Máximo (el cargo de mayor dignidad de la religión romana). Acumula todo el poder en sus manos y es de facto el primer emperador de la historia de Roma. y sus legiones avanzan triunfantes por toda Europa. Han concluido la larga conquista de Hispania ,que se había prolongado durante casi dos siglos,con la victoria sobre los cántabros en el norte de lo que hoy es España.  En el 30 a. C  ha incorporado Egipto tras la muerte de la reina  Cleopatra VII  y lo mismo ha hecho con Judea tras la muerte del rey Herodes I el Grande (73 a. C-  4 a. C) y deponer al hijo de éste, Herodes Arquelao (23 a. C- 18 d. C).  En el 25 a. C convierte a Galacia , en la actual Turquía, en nueva provincia romana  y sus legiones también ocuparán los territorios de lo que hoy es Suiza, Austria, Baviera y Eslovenia creando las provincias de Recia y Nórico. También concluye la conquista de Panonia, que se extendía por lo que hoy es Hungría y parte de Austria. Mientras el Imperio crece sin parar, dentro de sus fronteras, y tras casi un siglo de continuas guerras civiles, por fin Roma encuentra la estabilidad de la mano de César Augusto. e inicia un periodo de paz interna que sería conocido como Pax Romana, aunque las legiones seguían combatiendo en las fronteras contra enemigos que se negaban a someterse al poder de Roma, como Partia, al este y  los que van a  ser nuestros protagonistas,los pueblos germanos que se encontraban más allá de la frontera  del Imperio delimitada por el río Rin.


En este mapa (aunque ya sé que sale muy pequeño pero es más preciso que otros más grandes)  podéis ver en color amarillo las dimensiones del dominio de Roma hasta el 31 a. C cuando César Augusto derrotaba a Marco Antonio  y a la reina egipcia Cleopatra VII en la batalla de Acitum lo que suponía la anexión un año después de Egipto. En color verde oscuro tenéis las conquistas y anexiones de César Augusto entre el 31 y el 19 a. C, donde sobresale el reino de Galacia en la actual Turquía y los territorios de los cántabros en el norte de la Península Ibérica con lo que se completaba la conquista de Hispania. En color verde un poco más claro están las incorporaciones entre el 19 a. C y el 9 a. C como Dalmatia, que se extendía por la mayor parte de lo que hoy es Croacia a lo largo de la costa del Mar Adriático, y Recia o Retia aproximadamente donde hoy está Suiza y parte de Austria. Y finalmente en color verde claro  las conquistas desde el 9 a. C hasta el 6 d. C  que se centran en los territorios que se iban arrebatando a las tribus germanas. En color violeta se hallan los  reinos  clientes o asociados al Imperio. Si miráis al lado derecho del mapa , después de lo que hoy es Turquía veréis el Regnum Parthorum o Reino de los Partos, la gran potencia rival de Roma en oriente que lo seguiría siendo durante los siglos siguientes (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )    


Y la primera pregunta que tenemos que responder es ¿quienes eran los germanos? o mejor dicho ¿a quienes llamaban germanos los romanos? porque en realidad no existía un pueblo que se autodenominara así ni tampoco un reino o un estado que los comprendiera a todos ellos. La misma palabra germano , "germanu" en latín, tiene una etimología oscura y hay muchas versiones sobre su origen, aunque en lo que parecen coincidir las diferentes fuentes es que el primero en utilizar este término para referirse a los pueblos que vivían en el norte de Europa, entendiendo por ello a los pueblos que habitaban a orillas del río Rin y más al norte, fue el general y político romano Julio César en su "Comentarios de la guerra de las Galias". En esta obra Julio César relata las vicisitudes de las diferentes campañas militares que entre el 58 a. C y el 50 a. C dirigió para vencer la resistencia de los pueblos celtas que trataban de oponerse al dominio de Roma y que concluyó con la incorporación de la llamada Galia Comata , que significa Galia Melenuda por la costumbre de sus habitantes de dejarse el pelo muy largo y que comprendía la mayor parte de lo que hoy es Francia y Bélgica, como una nueva provincia de lo que todavía entonces era la República de Roma.  Y en ella también menciona a aquellos hombres que vivían más al norte de la Galia a los que llama Germani, un término que aparecía así por primera vez en latín, y que  tal vez tomara prestado de la denominación que los pueblos celtas de la Galia daban a los hombres del norte Parece que  los propios germanos, que estaban divididos en diferentes pueblos al igual que sucedía con los celtas, no tenían un nombre que fuera empleado para englobar a todos ellos bajo una misa denominación 


Este mapa nos será muy útil para el resto de este relato porque recoge la situación de la Galia antes de la conquista de Julio César , lo que haría entre el 58 y el 50 a. C. . En la parte inferior , en color amarillo, se encuentra la Galia Narbonense que fue incorporada como provincia romana en 123 a. C que se extendía desde Massilia, la actual Marsella, hasta los Pirineos y cuya capital era Colona Narbo Martius, la Narbona de nuestros días y fue este el territorio del que fue nombrado gobernador Julio César en el año 58 a. C.  La parte más grande de la Galia es la Galia Céltica o Galia Comata (la Galia Melenuda) integrada por una gran cantidad de tribus celtas que a menudo se hallaban enfrentadas entre sí, y más al norte se encontraba la Galia Bélgica , que se extendía desde el río Sena al río Rin  y que estaba habitado principalmente por el pueblo de los belgas, de los que César tenía una alta estima y  escribiría que "Los más valientes de todos son los belgas , porque viven muy lejos del fausto y delicadeza de nuestra provincia , y rarísima vez llegan allá los mercaderes  y por estar vecinos de los germanos, que moran a la otra parte del Rin, con quienes traen continua guerra". Y finalmente estaba la Galia Aquitania , entre el río Garona y los Pirineos. En su "Comentario de la Guerra de las Galias" César describía así la división de las Galias "Toda la Galia está dividida en tres partes, una la habitan los belgas, otras los aquitanos y la tercera aquellos que en su propia lengua se llaman celtas y a los que nosotros llamamos galos" (Imagen procedente de cidmarcus.blogspot.com ) 


Más de un siglo después de Julio César, el historiador Cornelio Tácito(hacia 55-120) escribiría "Sobre el origen y territorio de los germanos"  que fue realizada alrededor del año 98 y en la que Tácito describe a los germanos, sus costumbres, su cultura  y su territorio . Sobre el origen de la palabra germano tampoco Tácito, que se remite como principal fuente de información a Julio César,  tiene claro su origen excepto que parece que era una denominación reciente "El de Germania (el nombre) es nuevo y añadido hace poco; porque los primeros que pasaron el Rin y echaron a los galos de sus tierras se llamaban entonces Tungros, y ahora se llaman Germanos. Y de tal manera fue prevaleciendo el nombre de aquella nación que primero había pasad el Rin, que dio nombre a toda la gente; y todos los demás al principio tomaron el nombre de los vencedores por el miedo que causaban, y se llamaban Tungros; y después inventaron ellos mismos su propio y particular nombre, y se llamaron universalmente germanos"  Pero al margen de las discrepancias sobre el origen de la palabra germanos para esos pueblos que habitaban en el norte el primer contacto que los romanos tuvieron con ellos sería durante las llamadas Guerras Cimbrias que mantuvo a Roma en jaque entre el 113 a. C y el 101 a. C. Sin que se sepan muy bien las razones aunque es posible que se debiera a un enfriamiento del clima o a un elevado crecimiento demográfico  que hizo que su territorio natural ya no fuera suficiente para mantenerlos , hacia el año 120 a. C dos pueblos que habitaban en la Península de Jutlandia, en la actual Dinamarca, iniciaron una migración hacia el sur que los llevó hasta Europa Central. En el 113 a. C entrarán en el territorio de los tauriscos o noricos, un pueblo celta aliado de Roma que se hallaba asentado en la Norica, un territorio entre la actual Austria y el sur de Alemania. 



Mapa con la situación de los principales pueblos germanos  y su situación  durante el siglo I a. C junto con la frontera en la parte inferior del Imperio Romano en tiempos de  César Augusto . Fijaos en la situación de los suevos , pegados a la frontera del Imperio, los Marcomanos, un poco más arriba a la derecha y los queruscos , que los podéis ver casi justo debajo de las letras que ponen Germanos Occidentales . Encontraremos a estos pueblos germanos a lo largo del relato y entre ellos  destaca el pueblo de los queruscos porque es entre ellos donde nacería Arminio, el hombre que será el protagonista de la segunda parte de esta historia. Sobre el origen de los germanos el historiador Tácito en su obra "Sobre el origen y territorio de los germanos"  reflexiona que no venían de ningún sitio sino que pertenecían desde siempre a aquella tierra ya que además no se imagina a ningún pueblo que procediendo de otro lugar quisiera establecerse en una tierra tan fría ,gris y triste. Así escribe:
"Yo creería que los germanos tienen su origen en la misma tierra, y que no están mezclados con la venida y hospedaje de otras gentes; porque los que antiguamente querían mudar de habitación , las buscaban por mar y no por tierra; y de nuestro mar van muy pocas veces navíos a aquel grande Océano, que para decirlo así, está opuesto al nuestro. Y ¿quién quisiera dejar el Asia, África o Italia , y por miedo de los peligros de un mar horrible y no conocido ir a buscar Germania, tierra sin forma de ello, y de áspero cielo, y  de ruin habitación y triste vista, sino es para los que fuera de su patria?"  (Imagen procedente de www.profesorenlinea.cl)

Incapaces de resistir el avance de cimbros y teutones , los tauriscos pidieron ayuda a Roma que envió un ejército al mando del cónsul Gneo Papirio Carbón(fecha desconocida- 112 a.C). Los números de unos y otros oscilan mucho, entre los 20.000 y los 40.000 hombres para las legiones romanas y alrededor de los 70.000 guerreros hasta varios cientos de miles entre los germanos, aunque su número era mucho mayor ya que los germanos iban acompañados de todo su pueblo, mujeres, niños y ancianos. Los romanos sufrirían una aplastante derrota ese mismo año de 113 a. C frente a cimbrios y teutones en la batalla de Noreia, librada en territorio de lo que hoy es Austria. Al menos la mitad del ejército romano quedó en el campo de batalla  y aunque el cónsul Carbón logró huir del campo de batalla, a su llegada a Roma fue desposeído de su cargo de cónsul y en 112 a. C se suicidaría. Roma contuvo el aliento, porque la victoria de la coalición de cimbrios y teutones dejaba el camino abierto hacia la península italiana  pero estos optaron ahora por dirigirse en 109 a. C hacia la provincia romana de la Galia Narbonense, que había sido incorporada a Roma en 123 a. C y que corresponde con la costa mediterránea francesa de nuestros días. Durante los años siguientes avanzaron por este territorio infligiendo derrota tras derrota a los romanos hasta la gran victoria germana en la batalla de Arausio en el 105 a. C a orillas del Ródano, en la que Roma habría perdido entre diez y doce legiones . Según el historiador Tito Livio (59 a. C- 17 d. C), autor de una "Historia de Roma" que  relataba la historia de Roma desde su fundación, en la batalla caerían no menos de 80.000 legionarios romanos y decenas de miles de tropas auxiliares, aunque estas cifras hoy son muy rebajadas por los historiadores. En todo caso fue una de las derrotas más graves en la historia de Roma , junto con la de la batalla de Cannas en el 216 a.C frente a los cartagineses dirigidos por Aníbal Barca (247 a.C-183 a.C) en el marco de la Segunda Guerra Púnica con la que Roma y Cartago se habían disputado la supremacía en el Mediterráneo.


Cimbrians and Teutons invasions.svg
En este mapa podéis ver el recorrido realizado por teutones y cimbrios desde Jutlandia (en la actual Dinamarca) de donde partieron hacia 120 o 115 a. C , desplazándose hacia el sur hasta tener su primer enfrentamiento con Roma en la batalla de Noreia en 113 a. C  donde aplastaron al ejército del cónsul Gneo Papirio Carbón . A continuación se dirigieron hacia la provincia romana de la Galia Narbonense, que ya vimos que se encontraba entre Marsella y los Pirineos, donde volvieron a derrotar a Roma en la batalla de Arausio en 105 a. C infligiendo la derrota más grave de Roma desde la batalla de Cannas en 216 a. C  frente a las tropas cartaginesas de Aníbal .  Fue entonces cuando  el general y político romano Cayo Mario ´, que regresaba de una victoriosa campaña en Numidia en el Norte de África, , se puso al frente del ejército, lo reorganizó , aumentó su número incorporando a todos los hombres libres aunque no tuvieran propiedades, que hasta ese momento tenían vetado su ingreso en el ejército, y lo profesionalizó. De esta forma pudo hacer frente al doble ataque de cimbrios y teutones. A los teutones los derrotaría en Aquae Sextiae  en 102 a. C y  a los  cimbrios en Vercellae en julio de 101 , de forma tan aplastante que dejaron de ser una amenaza para Roma (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )

Roma parecía perdida en aquel momento, pero los cimbrios y los teutones se separaron en dos después de la victoria y mientras los cimbrios se dirigían a Hispania y los teutones se dedicaron a saquear la Galia Comata en lugar de dirigirse a Italia, lo que permitió a Roma  tomarse un respiro  y reorganizar sus tropas. .Fue entonces cuando irrumpe  la figura del cónsul  Cayo Mario (157 a.C - 86 a.C) que  acababa de dirigir una victoria campaña militar en Numidia, un territorio que se extendía por parte de lo que hoy es Túnez y Argelia. Lo primero que necesitaba Mario era reclutar más hombres después de las grandes bajas sufridas por las legiones en las batallas  frente a los germanos. Hasta aquel momento el reclutamiento se hacía exclusivamente entre aquellos ciudadanos romanos que tuvieran propiedades, los cuales  luchaban durante el tiempo que durase la campaña y luego regresaban a sus ocupaciones habituales. Pero Mario no podía permitirse prescindir del resto de ciudadanos  y así tomó la revolucionaria decisión de reclutar a todos los hombres libres incluso aquellos que no tuvieran propiedades , los llamados Proletarii, que hasta entonces habían sido excluidos del servicio militar. Si hasta aquel momento eran los soldados los que tenían que pagarse su propio equipamiento militar, como los proletarii no tenían recursos para hacerlo,   se les puso una paga , la soldada o salario, palabra esta última que procede del latín "salarium" que significa "pago por sal" ya que era costumbre hacer el pago en ocasiones con sal , un producto muy valioso en la Antigüedad ya que era el único medio que se conocía para conservar la carne poniéndola en salazón. Con aquel dinero podían ir luego pagando una parte de se equipamiento, casi como si fuera un alquiler. Además Mario también ofrecía tierras para los veteranos una vez que estos se retiraran.  Todas estas decisiones hicieron que a partir de aquel momento el ejército romano estuviera integrado sobre todo por gente procedente de las clases más bajas y también marcó el comienzo de la profesionalización del ejército romano.


Reproducción de un soldado romano de la época de Cayo Mario, cuando el general romano profesionalizó al ejército . Hizo que cada hombre  llevara en su equipo una batería de cocina y las herramientas necesarias para cavar trincheras y construir campamentos, lo que incluía un hacha llamada dolabra que servía tanto de hacha como de pico ya que su parte posterior era puntiaguda,  y tres estacas llamadas Cippi, que tenían casi metro y medio de largo con las que hacían empalizadas y también trampas defensivas , los llamados lirios que eran agujeros excavados en el suelo con estas estacas puntiagudas en su interior. A todo ello había que añadir la espada corta o gladius , el escudo o scutum que podía ser de madera o de metal y de forma redondeada o alargada y la coraza y el caso. En total cada legionario  llegaba a cargar entre 35 y 45 kilos de equipo , lo que hizo que pronto el pueblo les llamase "las mulas de Mario", unas mulas resistentes , todo hay que decirlo, porque eran capaces de realizar marchas de hasta cinco horas en las que recorrían distancias de entre 25 y 30 kilómetros tras las cuales tenían que ponerse a construir  el campamento fortificado para pasar la noche. Para aliviar la carga, cada grupo de ocho soldados , llamado contubernium que era la unidad mínima del ejército romano, compartían mula que llevaba los elementos del equipo más pesados , como la tienda o los pila, las lanzas romanas.  (Imagen procedente de www.miniaturasbeneito.com )

A partir de ahora habría un ejército permanente y no se desharía después de cada campaña como había sucedido hasta aquel momento,   y también se estableció una nueva relación de fidelidad entre las legiones y sus generales, pues  del éxito de estos últimos dependía también la recompensa que recibieran los legionarios en forma de propiedades al repartirse las tierras conquistadas, lo que significaba que los generales romanos podrían contar con sus ejércitos para respaldar sus ambiciones políticas lo que sería el origen de la inestabilidad política que iba a sacudir Roma a lo largo del siglo I a. C y que concluiría con el fin de la República y el comienzo del Imperio.Gracias al genio militar de Cayo Mario y al incremento del número de tropas, Roma pudo hacer frente a los cimbrios y  teutones cuando estos volvieron a reunirse para atacar Italia. Los cimbrios atacarían por el norte, desde los Alpes ,mientras que los teutones avanzarían siguiendo la costa mediterránea. Mario hizo frente primero a la amenaza de los teutones,a los que se había unido otro pueblo del norte de Europa, los ambrones,  ya que serían los primeros en irrumpir en la península italiana. Se enfrentarían en la batalla de Aquae Sextiae, la actual localidad occitana de Aix en Provence,  en el 102 a. C . Si Mario era derrotado nada podría haber impedido el avance de los teutones hacia Roma, y ,según las cifras que manejan hoy los historiadores, estaba en franca desventaja numérica pues Mario contaba con unos 40.000 hombres frente a unos cien mil guerreros de la coalición entre teutones y ambrones, pero la victoria  de Roma fue aplastante  y mientras Mario apenas perdió a unos centenares de hombres sus oponentes tuvieron unas 90.000 bajas  y miles cayeron prisioneros. La amenaza de los teutones quedó eliminada y ahora había que hacer frente a los cimbrios que pretendían atacar por el norte de Italia atravesando los Alpes. 


Busto de Cayo Mario(157-86 a.C)  que se conserva en los Museos Vaticanos. Mario llegaría a ser siete veces cónsul de Roma, algo extraordinario ya que el consulado era un cargo anual donde cada año se elegían a dos nuevos cónsules, pero la situación extraordinaria en la que se encontraba Roma debido a la amenaza de los germanos justificó su reelección continuada. Su primera elección como cónsul fue antes, en 107 a. C, pero luego sería reelegido  entre el 104 a.  y el 100 a. C  y aún gozaría de un séptimo consulado  en el año 86 a. C, el mismo año de su muerte   Era considerado un hombre nuevo, un calificativo destinado a aquellos que no habían nacido en Roma  ni habían ocupado nunca un alto cargo en las instituciones romanas. Un efecto  que tal vez nunca había previsto en su reforma del ejército fue  que a partir  de entonces hubo una relación muy estrecha entre los generales y sus hombres  que al final sentirían más fidelidad por sus generales que por el mismo estado  lo que facilitaría que a partir de entonces la política de Roma pasara a estar más dictada por los generales que por los senadores, siendo este el origen de las guerras civiles que sacudirían la República durante todo el siglo I a. C hasta la el triunfo final de César Augusto  (Imagen procedente de  http://es.wikipedia.org )  

En julio de 101 a. C  el ejército de Mario , formado por unos 50.000 hombres, se enfrento al ejército cimbrio dirigido por su rey Boiorix, que contaba con el apoyo del pueblo celta de los tigurinos, un pueblo celta integrante de una confederación de tribus celtas conocidos como helvecios que se hallaban establecidos en lo que hoy es Suiza  y por ello seguimos conociendo a sus habitantes como helvéticosNo es el objetivo de este artículo detenerme en estas batallas, a pesar de sus dimensiones e importancia, así que me limitaré a contaros que tuvo lugar en un lugar llamado Vercila, en la Galia Cisalpina , territorio localizado entre las tierras que se encontraban entre el´cauce del río Arno al sur y la cordillera de los Alpes al norte.  Vercila se encontraba muy cerca de la orilla norte del río Po y allí se libraría  el 30 de julio de 101 a. C una batalla decisiva para la supervivencia de Roma pues los cincuenta mil hombres con los que contaba Cayo Mario tuvieron que hacer frente a los aproximadamente 200.000 personas con las que contaba Boiorix, aunque aquí también se incluyen los no combatientes ya que como os decía antes los pueblos germanos estaban migrando y avanzaban todos juntos, hombres,mujeres, niños y ancianos. La victoria volvió a sonreír a Roma y el ejército cimbrio y tigurino fue aplastado, dejando en el campo de batalla entre 130.000 y 160.000 muertos y  entre 20.000 y 60.000 prisioneros, cifras que varían mucho según las fuentes que se consulten. El rey Boiorix murió en el combate y los demás líderes cimbrios fueron capturados. El peligro de la invasión había sido conjurado y Roma respiraba aliviada pero sus ciudadanos no olvidarían más a lo largo de este siglo el temor a una nueva invasión germana lo que impulsaría las conquistas romanas cada vez más al norte para alejar lo más posible la amenaza germana.Y eso es lo que hará uno de aquellos generales que no dudaría en emplear el ejercito para sus propios fines, Julio César .


Tiepolo Vercellae.jpg
Representación de la batalla de Vercellae del pintor italiano Giovanni Battista Tiepolo(1696-1770) Así describe la batalla  en la que las tropas de Mario aniquilaron a los cimbrios el historiador alemán Theodor Mommsen( (1817-1903) 
"Los dos ejércitos se encontraron en Vercelas, no muy lejos del río Sesia con el Po, justo donde Aníbal luchó por primera vez en suelo italiano. Los cimbrios deseaban la batalla, y de acuerdo con sus costumbres, enviaron un mensajero para establecer la fecha y lugar del combate. Mario les satisfizo y escogió como fecha el día siguiente, 30 de julo  de 101 a. C y la llanura de Raudine como escenario. Esta planicie permitiría a los romanos aprovechar todo el potencial de su caballería . Allí cayeron sobre el enemigo , que a pesar de que los esperaba , fueron cogidos por sorpresa , ya que la densa niebla mañanera impidió a la caballería cimbria ver como la caballería romana , más fuerte, se aproximaba a ellos para luchar cuerpo a cuerpo, siendo empujado todo el ejército cimbrio hacia las posiciones de los legionarios  romanos, que ya estaban en formación de combate. Boiorix (el rey cimbrio) cargaba una y otra vez contra el muro de escudos romanos, pero éstos aguantaban la embestida y apuñalaban con sus gladios desprotegidos cuellos y muslos germanos, tal y como Mario los había enseñado. Los romanos consiguieron una victoria completa con leves pérdidas, siento totalmente aniquilados los cimbrios , que veían imposible retirarse. Aquellos que perdieron la vida durante el combate , la mayoría, incluido el valiente rey Boiorix, podrían considerarse afortunados , más afortunados al menos que aquellos que tuvieron que hacerlo con sus propias manos , o que los que fueron esclavizados  y vendidos en el mercado romano " Así concluía la amenaza de los cimbrios sobre Roma  (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )



Pero antes tenemos que regresar a la Galia Comata, la Galia que todavía seguía siendo libre y que no era ningún estado organizado sino sencillamente el territorio donde convivían muchas tribus celtas que casi de forma permanente mantenían conflictos entre ellas. En la década entre  el 70 a. C y el 60 a. C.   dos de las tribus celtas de la Galia Comata, los arvernos, cuyo territorio estaba situado en el corazón de la Francia actual, en el Macizo Central, dando su nombre a la región que hoy conocemos como Auvernia,   y los sécuanos ,situados en la región que hoy se llama Franco-Condado fronteriza con Suiza, estaban enfrentados a un enemigo común, los heduos , situados precisamente entre avernos y sécuanos. Ambas tribus solicitaron la ayuda de Ariovisto(fecha desconocida-  hacia 54 a. C), al que Julio César se referirá en sus "Comentarios de las Guerras de las Galias" como "Rex Germanorum", es decir, Rey de Germanos. Parece que Ariovisto era el líder del pueblo germánico llamado suevo y de otros pueblos situados al norte del Rin. aunque no fuera el rey de todos los germanos sino sólo de algunos de sus pueblos. Parece que los sécuanos ya habían apoyado en otras ocasiones a Ariovisto y ahora esperaban que éste les devolviera el favor. Y , en efecto, Ariovisto respondió a la petición de ayuda, cruzó el Rin y derrotó a los heduos, pero no se conformó con ello y como ha sucedido en tantas ocasiones a lo largo de la historia, la expedición militar de ayuda se transformó en una amenaza para los sécuanos. Ariovisto instaló a miles de germanos en el territorio de los heduos y se estableció allí, constituyéndose en una nueva amenaza para sus vecinos celtas. Parece ser que por entonces Ariovisto gozaba de la distinción de amigo de Roma, pero también los heduos eran aliados de Roma. 


Mapa de los pueblos celtas que habitaban en la Galia . Si seguís el curso del río Loira podéis ver la situación de los Arvernos (arvernes en el mapa que está en francés) en la parte de abajo y al otro lado del curso del Loira  los Heduos (Eduens) y un poco más arriba casi en la frontera con el territorio de los Helvecios (Helvetes, donde está el lago Leman) los sécuanos. Los heduos estaban enfrentados con sécuanos y arvernos y serían  los sécuanos los que recurrirían a la ayuda de Ariovisto, jefe de los suevos y de otros pueblos germanos, para que los ayudara a derrotar a los heduos. Así lo hizo Ariovisto pero como ha sucedido en tantas otras ocasiones a lo largo de la historia, los que venían a ayudar terminaron quedándose en el territorio de los heduos y comenzaron a establecerse cada vez en mayor número . Este sería el origen de la intervención de Roma en la Galia en el año 58 a. C, justo cuando Julio César comenzó su mandato como gobernador , iniciando el largo conflicto de la Guerra de las Galias que terminaría con la conquista de toda la Galia por parte de Roma (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )  

En el año 59 a. C Julio César había sido cónsul y un año después es nombrado procónsul, un cargo que podría equipararse al de gobernador, de la Galia Transalpina, que se extendía por la costa mediterránea francesa,  Iliria, que ocupaba Dalmacia, hoy en territorio de Croacia,  y la Galia Cisalpina  de la que ya os hablaba antes, que se extendía al norte del Arno y hasta los Alpes.  Fue entonces  cuando un noble heduo llamado Diviciaco, partidario de la alianza con Roma,  acudió a César para quejarse del trato que estaba recibiendo su pueblo por parte de los germanos de Ariovisto que además reclamaba más territorios para sus hombres.  César decidió enviar unos embajadores a Ariovisto con el fin de reiterarle la amistad que Roma mantenía con él y su pueblo pero al mismo tiempo exigiéndole que no trajera más germanos al territorio de los heduos , que devolviera a los prisioneros heduos que tenía en su poder y que cesara toda actividad bélica . En caso de no cumplirlo Julio César le aseguraba que no dudará en intervenir para proteger a los heduos . Es difícil saber si Julio César tenía desde el principio intención de atacar a Ariovisto y aquellas demandas eran sólo una provocación para disponer de un pretexto que justificara su ataque, pero fuera así o no, Ariovisto debió confiar demasiado en su posición o en la relación de amistad con Roma, porque se negó a aceptar las propuestas de César y éste cumplió su palabra y se dispuso a lanzar una ofensiva. Después de una victoriosa campaña contra los helvecios, Julio César se enfrentaría a Ariovisto . Al frente de seis legiones , lo que significa un número de legionarios que podía oscilar entre los 20.000 y los 30.000 hombres, mas otros catorce mil entre tropas auxiliares y la caballería,  Julio César se enfrentaría  con los germanos dirigidos por Ariovisto, cuyo número oscilaba entre los  cien mil y los ciento ochenta mil, por supuesto incluyendo a todo el pueblo, no sólo a los guerreros. Conocida como la Batalla de los Vosgos , tuvo lugar el 10 de septiembre del 58 a. C  en un lugar próximo a la actual población de Mulhouse, en la Alsacia y muy próxima al Rin y a la frontera actual entre Alemania y Francia. 


DOCUMENTAL CAYO JULIO CÉSAR Y LA CONQUISTA DE LAS GALIAS

Aunque se sale del objetivo de este relato si queréis saber algo más sobre el desarrollo de la Guerra de las Galias y sobre todo de su episodio final , el enfrentamiento entre Julio César y el líder de los arvernos, Vercingetorix(80 a.C-46 a.C), os incluyo este documental del Canal Historia sobre el final de la guerra 





El resultado fue una victoria aplastante de César y sus legiones que causaron al menos  80.000 bajas a los germanos a los que obligaron a cruzar de nuevo el Rin de regreso a las tierras del norte, al mismo tiempo que otras tribus germanas que se habían aliado con los suevos ahora se volvían contra ellos para evitar que Roma las castigara. Los suevos se establecerían en la Selva Negra, masa boscosa que comienza justo en la confluencia de las actuales fronteras entre Francia, Alemania y Suiza. Durante los años siguientes César siguió sometiendo a las tribus celtas de la Galia hasta  que en el 56 a. C otros dos pueblos germanos, los usipetes y los téncteros, volvieron a cruzar el Rin para establecerse a orillas del río Mosa, ocupando para ello territorios de tribus celtas aliadas de Roma que solicitaron el auxilio de César. Según Julio César sumaban entre los dos pueblos unas cuatrocientas mil personas, aunque hoy se ha reducido esa cifra hasta unas 180.000 a 200.000 personas,aunque encontraréis todo tipo de estimaciones ya que casi ninguna coincide en este aspecto. Se entablaron negociaciones entre César y los líderes germanos, pero tal vez recelando una traición o bien porque ya lo tenía planeado, César atacó a los usipetes y téncteros a los que derrotó dando muerte a unos cien mil de ellos mientras los superviventes se apresuraban a cruzar de nuevo el Rin. Pero en esta ocasión César no se contentó con expulsarlos de allí y, para asombro de los germanos que nunca debían haber visto algo parecido, los ingenieros romanos construyeron un puente que cruzaba el Rin a la altura de la actual localidad alemana de Neuwied  que hoy pertenece al estado alemán de Renania Palatinado. El puente debía tener un ancho de alrededor de 4 metros y una longitud de medio kilómetro que ,según  César, habría sido realizado en apenas diez días, todo un prodigio de la ingeniería romana. 

JULIO CÉSAR Y EL PUENTE SOBRE EL RIN 

Se trata de un fragmento de nueve minutos de un documental del Canal Historia donde os explica como se construyó el puente sobre el Rin que en 55 a. C ordenó construir Julio César  , lo que dejó asombrados a los germanos que se encontraban al otro lado y decidieron retirarse sin ofrecer resistencia . Una maravilla de la ingeniería que todavía hoy nos asombra no sólo por la perfección de su diseño sino por la extraordinaria velocidad, apenas diez días, con la que fue construida.





Gracias a este puente los cuarenta mil hombres de César pudieron cruzar el Rin y empujaron a los germanos más hacia el norte al tiempo que exploraba aquel territorio hasta entonces desconocido. A su regresó destruyó el puente que habían construido unos meses antes. Dos años más tarde, en el 53 a. C, César volvió a ordenar la construcción de un nuevo puente  y en esta ocasión no lo destruiría , sino que erigió una fortaleza en el lado romano del puente para disuadir a los germanos de nuevas incursiones. Avanzamos en el tiempo, Roma ya ha asegurado su dominio de la Galia, Julio César ha sido asesinado en el 44 a. C  y después de una nueva guerra civil entre los asesinos de César y los partidarios de éste, entre los que se encontraban Marco Antonio y el futuro César Augusto, los dominios de Roma quedan divididos en el año 43 a. C  entre ellos dos y un tercer hombre, Marco Emilio Lépido (fecha desconocida *-hacia 12 a.C) , que forman el llamado Segundo Triunvirato que se mantendría por un plazo de cinco años y que en el 38 a. C fue prorrogado otros cinco años más. Fue por entonces, entre el 38 a. C y el 39 a. C , cuando uno de los hombres de confianza de César Augusto, el general Marco Vipsanio Agripa, (63 a.C- 12 a.C)  se encargó de expulsar a los suevos de la orilla del Rin para establecer en ese mismo territorio a un pueblo aliado de Roma, los ubios, que ya habían colaborado en el 55 a. C con César. Años más tarde, en el 50 d. C será en territorio de los ubios donde se fundará la población de Colonia Agripina, la actual ciudad de Colonia. Al final de la década de los años treinta estalló la guerra civil entre César Augusto y Marco Antonio que concluiría, como ya hemos visto,  la con la victoria de Augusto en la batalla de Actium en el 31 a. C y la muerte de Marco Antonio y su aliada y amante, la reina egipcia Cleopatra VII, en Alejandría en el año 30 a. C. Augusto se quedaba sólo al frente de Roma y aunque no oficialmente, Roma se transformaba de República en Imperio. 


Aunque este mapa es posterior a la época en la que se desarrollan los hechos( es de la situación en el año 70 d.C)  nos sirve para ver la situación de las dos provincias creadas por César Augusto , Germania Inferior y Germania Superior. Fijaos también en la situación  de Argentoratum, el fuerte fundado por uno de los hijos adoptivos de César Augusto, Nerón Claudio Druso , en el 12 a. C y que hoy conocemos como Estrasburgo. . Al otro lado del límite o frontera marcado por el río Rin se encontraba lo que los romanos llamarían Germania Magna, una tierra que les resultaba desconocida y hostil con sus grandes bosques en los que el  ejército romano perdía su superioridad que era aplastante en campo abierto. Julio César escribiría sobre sus bosques " Aunque camines durante sesenta días  no podrás decir que has llegado al final  de este bosque y ni siquiera sabrás donde termina" Si os fijáis, justo detrás de las palabras Germania Magna se encuentra el nombre de los Cherusci, los Queruscos, el pueblo de nuestro protagonista de la segunda parte, Arminio, de donde sería llevado como rehén a Roma (Imagen procedente de  rafaelcondill.blogspot.com )

En el año 27 a. C Augusto decidía crear una nueva provincia, la Galia Bélgica, cuyo territorio comprendía lo que hoy es Bélgica, Luxemburgo, el sur de los Países Bajos , el noreste de Francia y parte del oeste de Alemania., un territorio que estaba habitado entre otras por la tribu celta de los belgas y también por tribus germanas.  Hacia el 17 a. C la Galia Bélgica estaba gobernada por el procónsul romano Marco Lolio (fecha desconocida- 2 a. C)  cuando sufrió una dura derrota  a manos de la tribu germana de los sicambrios  que además se habían apoderado del Aquila de la V Legión. El Aquila era el estandarte de las legiones romanas y era considerado una gran humillación su pérdida. Para vengar la afrenta y asegurar la frontera del Rin, César Augusto enviaría a sus dos hijos adoptivos, retoños de su  tercera esposa Livia Drusila (hacia 59 a C. - 29 d.C),  que eran Tiberio Claudio Nerón (42 a. C- 37 d.C), que en el futuro sería el  emperador Tiberio, y Nerón Claudio Druso (38 a. C - 9 a. C). Después de asegurar las fronteras, César Augusto separó el territorio norte de la Galia Bélgica y lo dividió en dos nuevas provincias, a las que dio los nombres de Germania Inferior , que se extendía por los Países Bajos y el noroeste de Alemania, y Germania Superior . aproximadamente en las actuales Alsacia y Suiza. Estas dos provincias dependían administrativamente del gobernador de la Galia Bélgica, pero desde el punto de vista militar la responsabilidad recaía en los legados, nombre que se daba a los generales romanos,  de las legiones allí establecidas. . En el año 12 a. C Nerón Claudio Druso se tomó cumplida venganza del ataque de los sicambrios cinco años antes, obligándolos a retroceder al otro lado del Rin al tiempo que avanzaba hasta el territorio de otra de las tribus germanas , los queruscos , alcanzado el curso del río Lippe, un afluente del Rin que nace cerca de una masa forestal llamada Bosque de Teutoburgo. 


Moneda acuñada en el año 42  en honor de Nerón Claudio Druso en cuyo reverso  se lee "De Germanicus" recordando su victoria sobre los germanos   a lo largo de las campañas que realizaría hasta su muerte accidental en el 9 a. C. Fue acuñada durante el gobierno de su hijo , el emperador Claudio (10 a.C- 54 d.C) (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )

Los queruscos era una tribu germana a la que Julio César ya se había referido en sus "Comentarios sobre la Guerra de las Galias" ,  señalando que eran vecinos de los suevos y se encontraban en los bosques del noroeste de Alemania. Druso sometió a los queruscos. Para  garantizar que no se rebelarán contra Roma se ordena que los hijos de algunos jefes queruscos sean enviados a Roma para ser  educados allí. Entre los elegidos están los hijos de  uno de estos jefes queruscos que había participado en la lucha contra Roma, que aunque era contrario a la alianza con Roma no tiene más remedio que obedecer al vencedor y entrega a sus hijos Flavio el Bello y Arminio(hacia 17 a.C-21 d. C) Probablemente nunca más volvería a verlos. Los niños serían  trasladados a Roma , donde llegaron en el año 9 a. C , y allí serían educados como romanos  para que en el futuro pudieran regresar a sus lugares de origen y ayudaran a romanizarlos, es decir, a implantar la cultura y las costumbres romanas, enseñándoles que Roma era el modelo a imitar, el ideal que había que adorar.  Mientras, Druso sigue avanzando y en el año 9 a. C  ocupa el territorio de la tribu germana de los marcomanos , una tribu que ya había sido expulsada por Julio César de la Galia Bélgica y que ahora tenía que retroceder de nuevo hacia Bohemia , donde su rey Marbod (30 a. C - 37 d.C) estableció un nuevo reino. Druso, que en el año 12 a. C había fundado un fortín que con el tiempo se convertiría en la ciudad que hoy conocemos con el nombre de Estrasburgo, moría el 14 de septiembre del 9 a. C después de que su caballo resbalara y al caer aplastara la pierna de Druso, que se gangrenó causándole la muerte poco después en brazos de su hermano Tiberio, que ahora tomaba el relevo de  Druso en la conquista de las tierras germanas. Durante los años siguientes Tiberio prosiguió las conquistas romanas preparándose para atacar el territorio de los marcomanos gobernado por el rey Marbod, al mismo tiempo que en Roma iba creciendo el joven querusco Arminio , educándose como un romano aunque su corazón seguía siendo querusco. Sin saberlo, Roma estaba enseñando al hombre que la infligiría la derrota más humillante desde la época anterior a Cayo Mario, un hombre que sería capaz de conservar la libertad de los germanos. Pero eso  lo veremos ya en la segunda parte de  una batalla que cambió el curso de la historia de los territorios al norte del Rin. 

Enlace con la segunda parte de "Arminio y el bosque de Teutoburgo"
http://chrismielost.blogspot.com.es/2015/02/grandes-batallas-de-la-historia-arminio_7.html

Enlace con la tercera parte de "Arminio y el bosque de Teutoburgo:
http://chrismielost.blogspot.com.es/2015/02/grandes-batallas-de-la-historia-arminio_10.html


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos