lunes, 26 de enero de 2015

HISTORIA DE LAS REINAS DE ESPAÑA: ISABEL DE BORBÓN, UNA REINA SUFRIDA (SEGUNDA PARTE)

"Su Alteza venía vestida a la moda francesa, con falda entera de raso carmesí bordada con abalorios , con una gorrita guarnecida con diamantes. Su cara linda se deshacía en hoyuelos de risa, y sus ojos refulgían, parándose en todas partes, con gran deleite para la gente". Son las palabras de un testigo de la llegada de la joven princesa francesa Isabel de Borbón (1602-1644) a Madrid el 19 de diciembre de 1615. La hija del rey Enrique IV de Francia (1553-1610) y de su esposa María de Médici (1575-1642) y hermana del nuevo monarca francés, Luis XIII(1601-1643), había contraído matrimonio por poderes con el príncipe de Asturias y heredero al trono de España, Felipe de Austria(1605-1665) , el 18 de octubre en Burdeos . La joven pareja, ella tiene en este momento doce años y el príncipe tan solo diez, se encontró por primera vez en persona en Burgos el 22 de noviembre , donde el príncipe había ido acompañado por su padre el rey Felipe III(1578-1621) para dar la bienvenida . En la primera parte de este relato vimos la profunda impresión que Isabel causó en su esposo a pesar de que todavía estaban recientes len su rostro las marcas que la viruela que padeció hacía apenas unos meses cuando ya había emprendido el camino hacia España. Citaba entonces al  historiador y médico español Enrique Junceda Avello (1926) que en su obra"Ginecología y vida íntima de las reinas de España" nos describía así el encuentro entre los recién casados "Felipe quedó a sus diez años tan absorto ante la belleza de su prometida  que cuando la vio por primera vez a una legua de Burgos no pudo articular palabra". Los madrileños recibieron con entusiasmo a la joven princesa francesa, tal y como nos lo relata el historiador español Francisco Luis Cardona en la obra colectiva "Crónica de Madrid" "Madrid ha celebrad  con gran alegría la llegada de la princesa de Asturias, Isabel de Borbón.Los madrileños han comprobado con satisfacción que Isabel iba vestida según la moda española  al parecer desde que ha atravesado la frontera. Se ha celebrado la correspondiente misa de esponsales y después el jolgorio ha sido general".

Isabel de Borbón, by Diego Velázquez.jpg
Retrato de Isabel de Borbón realizado hacia 1625 por Diego Velázquez (1599-1660)  que desde 1623  fue nombrado pintor del rey . Sobre la belleza de Isabel de Borbón que tanto impresionó al joven Felipe de Austria cuando la vio por primera vez dejándolo sin palabras , escribe el médico y escritor español Pedro Gargantilla   en su obra "Enfermedades de los Reyes de España" "Isabel era esbelta, de cabellos y ojos oscuros, rostro ovalado y perfil bien dibujado. Su mirada era vivaz, herencia de su madre (María de Médici) y sus manos largas y blancas terminaban  en delgados y delicados dedos. Era una mujer de un porte y elegancia indudables" Sobre su relación con su esposo Felipe IV, el embajador veneciano Simone Contarini(1563-hacia 1633) escribía  "El Rey la honra y la demuestra estimación ,pero íntimamente no la ama"
(Imagen procedente de  http://es.wikipedia.org )   

Los recién casados eran todavía demasiado jóvenes para convivir como marido y mujer y consumar el matrimonio, por lo que durante los siguientes cuatro años vivieron separados. para impaciencia del príncipe Felipe que ya entonces daba muestras de un ardor que  le acompañaría el resto de su vida. No fue hasta 1620 , cuando Isabel tiene ya diecisiete años y Felipe quince, cuando se estimó conveniente que iniciaran ya su vida como marido y mujer y el 25 de noviembre de aquel año comenzaron a convivir. No perdieron el tiempo los jóvenes esposo porque a comienzos de 1621 se difundió la buena nueva de que Isabel estaba embarazada. Pero la alegría de esta noticia pronto se vio truncada  por el fallecimiento el 31 de marzo de 1621 del rey Felipe III , un monarca que a diferencia de su padre Felipe II (1527-1598) había descargado las responsabilidades de gobierno en una figura que no había existido en el reinado de su padre, los validos , que actuaban como los primeros ministros de la actualidad y que eran los que realmente gobernaban.  Primero delegó el gobierno en Francisco de Sandoval y Rojas, duque de Lerma(1553-1625), que entre los hechos más importantes de su gobierno se encontraba la firma de la Paz de los Doce Años con las Provincias Unidas, y la expulsión de los moriscos, nombre que se daba a los musulmanes que se habían convertido al cristianismo a raíz de la entrada en vigor de la Pragmática de Conversión forzosa de 1502 durante el reinado de los Reyes Católicos, en 1609  que se haría de forma escalonada hasta el año 1613 . El duque de Lerma caería en desgracia en 1618 rodeado de acusaciones de corrupción pero también víctima de la conspiración de otros miembros importantes de la corte, entre ellos su propio hijo, Cristóbal Gómez de Sandoval, duque de Uceda(1581-1624), que se convertiría en el nuevo valido de Felipe III, y otro personaje que cada vez tenía un mayor ascendente en la corte, Gaspar de Guzmán y Pimentel (1587-1645) que sería más conocido por su título de Conde Duque de Olivares. 

Retrato de Gaspar de Guzmán y Pimentel, conde duque de Olivares realizado en 1638 por Diego Velázquez. Sobre el valido de Felipe IV que durante dos décadas gobernaría los destinos del mayor Imperio del mundo, nos cuenta Pedro Gargantilla " Hombre corpulento, de elevada estatura (1,78 ), rostro rubicundo y pelo castaño. Estaba dotado de una personalidad  compleja, en la que sobresalía su arrogancia y su soberbia. Entre sus cualidades  destacaban una sólida cultura, que puso al servicio de la elocuencia  y la inteligencia , a la que hay que añadir una enorme vitalidad y dinamismo". En él delegaría Felipe IV la responsabilidad de gobernar, no por falta de capacidad del monarca, pues era un hombre inteligente, pero sentía una gran desidia por los asuntos políticos y prefería dedicarse a sus dos grandes pasiones, la caza y las mujeres (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org ) 

En realidad  Gaspar de Guzmán , que tenía dos hermanos mayores, había sido destinado a seguir la carrera eclesiástica pero el fallecimiento de sus dos hermanos hicieron que se convirtiera en heredero del título, por lo que abandonó sus estudios eclesiásticos y a partir de 1604 vivió en la corte acompañando a su padre , Enrique de Guzmán y Ribera (1540-1607), que había sido embajador en Francia y en Roma , además de virrey de Sicilia primero y de Nápoles después , regresando a España en 1599 para ocupar un puesto en el Consejo de Estado, lo que demuestra la importancia e influencia de su posición. Enrique de Guzmán fallece en 1607 y Gaspar de Guzmán heredera el título y sus propiedades y se traslada durante ocho años a Sevilla para administrar  sus tierras. Pero en 1615, inmerso en disputas por el poder, el duque de Lerma buscó en él un aliado y logró introducirlo como un miembro más de la corte que acompañaba al príncipe Felipe de Austria sobre el que comenzaría a tener cada vez un mayor ascendiente al tiempo que , como hemos visto, cambiaba de alianza y traicionaba a su protector, el duque de Lerma, para aliarse con su hijo, el duque de Uceda.  Cuando Felipe III fallece en marzo de 1521, Gaspar de Guzmán comenzaría a moverse para desplazar al duque de Uceda del pode. Gracias a la influencia de Gaspar , el duque de Uceda sería procesado acusado de delitos de corrupción y desterrado de la corte y acabaría sus días encarcelado en Alcalá de Henares donde fallecería el 31 de mayo de 1624. Un año más tarde fallecería el anterior valido y padre del duque de Uceda, el duque de Lerma.  Regresando con la joven pareja que ahora se convertían en reyes, el historiador del siglo XVIII Enrique Flórez (1702-1773),  relata como cumplieron con los días de luto viviendo por separado, aunque los ardores sexuales de Felipe le impidieron cumplir a rajatabla esta separación "La Reina se retiró a las Descalzas Reales y el Rey a San Jerónimo,  desde donde  iba a visitarla por la tarde, echadas las cortinas" No cuenta el padre Flórez lo que hacían detrás de las cortinas pero os dejo que hagáis un ejercicio de imaginación. 

Fotografía actual de la Iglesia de San Jerónimo el Real de Madrid donde se retiró Felipe IV durante los días de luto que había que guardar tras la muerte de su padre Felipe III. Pero el amor filial no impidió que sus deseos sexuales rompieran este retiro y a escondidas fuera a visitar todas las tardes a su esposa Isabel , que se encontraba en el Monasterio de las Descalzas Reales para apagar sus ardores sexuales.  La construcción de San Jerónimo el Real se remonta al reinado de los Reyes Católicos , construido a comienzos del siglo XVI. En su interior  los reyes disponían de una estancia donde podían recluirse  bien para recluirse en tiempo de duelo, como era el caso tras la muerte de Felipe III, o sencillamente para descansar y meditar.  Durante el reinado de Felipe IV y por iniciativa del Conde Duque  de Olivares se  edificaría anexo a la Iglesia el  Real Sitio  del Buen Retiro , un lugar para el esparcimiento y descanso del monarca que sería concluido en 1640 (Imagen procedente de www.tourspain.org )   

El 9 de mayo de 1621 Felipe era coronado en el Monasterio de San Jerónimo de Madrid con el nombre de Felipe IV iniciándose un largo reinado de cuarenta y cuatro años . Tres meses más tarde, el 14 de agosto de 1621, Isabel daba a luz en el Real Alcázar de Madrid a su primera hija  , Maria Margarita , que nació prematuramente y murió menos de cuarenta y ocho horas después, el 16 de agosto. No pasaría mucho tiempo antes de que la reina estuviera embarazada de nuevo, aunque también hubo falsas alarmas como nos lo cuenta de nuevo Enrique Flórez "Recelando hallarse  embarazada al tiempo de pasar a Aranjuez hizo en silla de manos la jornada, gastando cinco días en las siete leguas . Pero esta prevención sólo sirvió al recelo, faltando el efecto deseado que habrían prometido las sospechas". Pero las sospechas  se convertirían en realidad en 1623  cuando se iniciaba un nuevo embarazo que culminaba el 25 de noviembre de 1623 con el nacimiento de Margarita María Catalina , que sería bautizada el 8 de diciembre pero que apenas dos semanas después fallecía, el 22 de diciembre. Entre tanto, Felipe IV ya había delegado las responsabilidades de gobierno en el ambicioso Conde Duque de Olivares que durante los siguientes veinte años llevaría las riendas del poder y que además se aprovecharía de las debilidades del rey en materia sexual para conservar su ascendiente sobre él. Escribe  el doctor y escritor español Pedro Gargantilla (1972)  en su obra "Enfermedades de los Reyes de España: los Austrias" que "el Conde Duque no tardó en conocer la gran debilidad del monarca: su afición desmedida por las mujeres" una afición que según Gargantilla "obligaría a catalogarle, utilizando los términos psiquiátricos actuales, de adicto al sexo " y añade que  el monarca " fue un mujeriego consumado y un infiel recalcitrante  que no se conformó con el calor conyugal  para saciar su incandescente ardor sexual"

Retrato de un joven Felipe IV realizado hacia 1627, cuando el monarca tenía unos veintidós años,  por  el pintor flamenco Gaspar de Crayer (1582-1669) . Así nos lo describe Pedro Gargantilla "Hombre de elevada estatura para la época, delgado, de cabellos rubios  y ojos verdes, de nariz y mentón prominentes al igual que lo habían tenido su padre y su abuelo. Desde el punto de vista intelectual  el rey fue bastante más inteligente que su antecesor, pero con la misma falta de disposición para la política" Una desidia de la que se aprovecharon los validos, el duque de Lerma y el duque de Uceda con Felipe III y el Conde Duque de Olivares con el propio Felipe IV . El rey era consciente de que era presa de un desaforado deseo sexual que le llevaba a descuidar sus responsabilidades políticas  además de su proverbial indecisión . En una carta dirigida a la que sería su confidente y consejera durante las últimas décadas de su reinado, sor María Jesús de Ágreda (1602-1665) la escribía sobre su falta de voluntad para controlar sus deseos sexuales " Soy tan frágil que nunca saldré  de los embarazos del pecado"(Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )

Y el Conde Duque iba a convertirse en el cómplice de estas aventuras sexuales siendo él mismo el que le organizaba muchos de estos encuentros  lo que hacía también con la intención de alejarlo de la influencia de Isabel de Borbón, una mujer de profunda religiosidad , lo que contrastaba con su padre Enrique IV, que ya sabemos que además de ser un empedernido mujeriego no le dolían prendas en cambiar de confesión religiosa si así convenía a sus intereses políticos como hizo al abandonar la religión protestante para abrazar la católica para asentar su poder en el trono de Francia. El confesor de la reina desde 1621, fray Simón de Rojas (1552-1624), que luego sería canonizado por sus acciones a favor de los pobres de Madrid, diría de Isabel  que era  "una reina santa y un alma purísima" Y por eso no resultan creíbles los rumores que circularon en 1622 sobre  un romance con Juan de Tassis y Peralta, conde de Villamediana (1582-+1622). Uno de sus antepasados, el italiano Francisco de Tassis (1459-1517) recibió del rey Felipe I el Hermoso (1478-1506), esposo de Juana I de Castilla (1470-1555), el cargo de Correo Mayor de España, lo que significaba de organizar y administrar el servicio de correos en España. El cargo fue heredado por la familia a partir de entonces y a partir de 1607 fue desempeñado por Juan de Tassis y Peralta ,que también heredó el título de conde de Villamediana. Hombre de biografía turbulenta, tuvo múltiples amantes y también fue un reconocido poeta, autor de sátiras políticas que le traerían más de un problema por sus críticas a los elevados niveles de  corrupción alcanzados durante la época en que fue valido el duque de Lerma, por lo que llegaría a ser condenado al destierro. Aunque luego regresó gracias al apoyo del Conde Duque de Olivares. Parece que estuvo enamorado de Isabel de Borbón a la que dedicaba poemas amorosos  pero no hay nada que nos haga pensar que ese amor fue correspondido de alguna forma por la reina. 

"La muerte del conde de Villamediana" realizado en 1868 por el pintor español Manuel Castellano  (1826-1880) conservado en el Museo de Historia de Madrid y que recrea el hallazgo del cuerpo del asesinado Juan de Tassis, el conde de Villamediana, , la noche del 21 de agosto de 1622. Se había rumoreado en los mentideros de la ciudad que el conde estaba enamorado de la reina Isabel de Borbón y que ella le correspondía y por eso, al conocerse su asesinato, algunos se atrevieron a murmurar que el monarca se hallaba detrás del asesinato por los celos que sentía . En realidad no hay prueba alguna de que Isabel de Borbón correspondiera en ocasión alguna a los sentimientos del conde ni que Felipe IV hubiera ordenado su muerte. Los poemas satíricos de Juan de Tassis habían logrado enfadar a muchos a lo largo de los años y tenían más de un enemigo poderoso que pudo encargar su muerte . Se contaba que  su confesor, el padre Zúñiga, el mismo día de su muerte ya le había advertido de los rumores que corrían por la ciudad sobre un posible atentado contra su vida, aunque Juan de Tassis no hizo caso de la advertencia (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )  

Sin embargo, los rumores no dejaron de crecer  después de que la noche del 21 de agosto de 1622  Juan de Tassis fuera asesinado cuando iba en su carruaje por la calle Mayor. El escritor y filólogo español José Montero Padilla escribe en "Crónica de Madrid" que el conde "No ha podido defenderse  y cae muerto en la calle , pidiendo confesión  según algunos testigos, sin decir palabra, según otros.  Mientras tanto, en la confusión del momento, el asesino desaparece sin ser reconocido por nadie" Como era inevitable, corrieron rumores por los mentideros de Madrid de que detrás de su asesinato había un motivo de celos por parte del monarca que habría instigado esta conspiración contra la vida de Juan de Tassis. En todo caso nunca fue resuelto el asesinato de Juan de Tassis  aunque tenía suficientes enemigos políticos como para que cualquiera de ellos pudiera ordenar su muerte. Mientras,  Felipe IV sigue practicando sus dos aficiones favoritas, el sexo y la caza, lo que no quiere decir que no estuviera dotado de una inteligencia más brillante que la de su padre pero sufría de su misma desidia por las cuestiones políticas lo que dejaba las manos libres al Conde Duque de Olivares. En cuanto a Isabel vuelve a quedarse embarazada de nuevo  en 1625 y el 21 de noviembre de ese año da a luz a una nueva niña , María Eugenia (1625-1627) que tampoco gozará de salud y morirá apenas dos años después, el 21 de julio de 1627.  Al mismo ritmo que van naciendo, y muriendo, sus hijas legítimas, Felipe IV mantiene una intensa actividad generadora de hijos ilegítimos, de los que se estima que pudo llegar a tener hasta treinta y siete  hijo fuera del matrimonio. Isabel tendría un aborto en 1626, todavía en vida de su hija María Eugenia, y el 31 de octubre de 1627 daba a luz a otra niña, Isabel María Teresa que moría dentro de las veinticuatro horas posteriores al parto.

El príncipe Baltasar Carlos de Austria retratado por Diego Velázquez en 1635 cuando tenía seis años de edad y que hoy puede contemplarse en el Museo del Prado en Madrid.  Después de cinco embarazos por fin  el 17 de octubre de  1629 Isabel de Borbón daba a luz al niño que aseguraba la sucesión . Parece que el parto tuvo lugar antes de tiempo a tenor de los versos de una de las grandes figuras de la Edad de Oro de las letras españolas , Feliz Lope de Vega Carpio (1562-1635) , le dedicó estos versos "Sin pagar nueve/meses de posada/salís a España, hermoso/niño Austriada" Sobre él escribe Pedro Gargantilla que "Era un niño de bellas facciones , de cabellos rubios y carácter vivaz" Fijaos que carece del mentón prominente característico de los Austrias. Sobre su capacidad intelectual el embajador veneciano Simone Contarini escribía que era "muy capaz en el estudio, entendiendo muchas lenguas y hablándolas" Era la gran esperanza de la monarquía española    (Imagen procedente de www.gabitos.com )

Cinco embarazos y de ellos cuatro niñas muertas casi al nacer o antes de cumplir los dos años de edad, y un aborto,   así que debía existir cierta inquietud en la corte a la espera de un heredero varón. Por fin , el 17 de octubre de 1629, en su sexto embarazo, Isabel daba a luz a un niño  que sería bautizado el 4 de noviembre  con el nombre de Baltasar Carlos de Austria (1629-1646). Fue llevado a la pila bautismal por los brazos de Inés de Zúñiga y Velasco (1584-1647), camarera mayor de la reina y esposa del Conde Duque, lo que hizo levantar los rumores de que ya trataba de ganar la influencia sobre el heredero desde la misma cuna. El exótico nombre de Baltasar, que ningún heredero a la corona había llevado antes, le fue puesto porque al iniciarse el embarazo Isabel de Borbón se puso bajo la protección de los Reyes Magos y prometió que pondría a su hijo el nombre de alguno de los tres magos, Melchor, Gaspar o Baltasar.  y cuando se produjo el nacimiento parece que sencillamente lo echaron a suertes  y salió Baltasar. Su segundo nombre, Carlos, era un homenaje a su tatarabuelo, el emperador Carlos V (1500-1558). Antes de cumplir los tres años de edad, el 7 de marzo de 1632 era jurado en el Real Monasterio de San Jerónimo de Madrid como Príncipe de Asturias y, por lo tanto, heredero de todas las posesiones españolas.  Curiosamente, el mismo año del nacimiento de su primer hijo varón legítimo, unos meses antes,  el 7 de abril de 1629 nacía  otro  hijo varón, aunque este ilegítimo, Juan José de Austria (1629-1679). Era fruto de la relación que el rey mantenía con la actriz María Inés Calderón (1611-1646), conocida como "la Calderona". Aunque yo le he dado el nombre por el que es conocido en los libros de historia, Juan José de Austria, eso sólo sería después, cuando fue reconocido como hijo suyo por Felipe IV, porque por el momento  en el registro aparece inscrito sólo como "Juan, hijo de la tierra", una fórmula empleada para aquellos niños nacidos fuera del matrimonio cuyo padre era desconocido. 

Fotografía del Corral de Comedias de Almagro en Ciudad Real , el único que se conserva con la arquitectura de los corrales de comedia del siglo XVII.  Era en ellos donde trabaja María Inés de Calderón  y fue en el madrileño Corral de la Cruz donde en 1627  estaba representando una obra de Lope de Vega mientras  entre el público, de incógnito, se encontraba Felipe IV , que quedó inmediatamente prendado de la belleza de la actriz que se convertiría en su amante y con la que tuvo a uno de sus muchos hijos ilegítimos, aunque luego reconocería y que jugaría un papel muy importante tras la muerte del propio Felipe IV, don Juan José de Austria (Imagen procedente de www.temporamagazine.com )

Felipe IV había conocido a María durante una actuación de ella en el año 1627. Célebre por su belleza, por entonces estaba casada con un tal Pablo Sarmiento , del que no he podido encontrar ninguna referencia, y era amante del noble Ramiro Núñez de Guzmán, duque de Medina de las Torres (hacia 1600-1668) que para liar más la madeja había sido yerno del Conde Duque de Olivares ya que estuvo casado con la hija mayor del Conde Duque, María de Guzmán y Zúñiga (1609-1626), fallecida en 1626  por las complicaciones de un parto. Esta situación la ignoraba  Felipe IV que no dudó en convertirla en una de sus amantes,  Escribe  Pedro Gargantilla en su obra "Enfermedades de los Reyes de España" que "era tal la atracción que sintió hacia ella que llegó a concederle un balcón en la Plaza Mayor de Madrid . Desde este balcón Inés podía asistir, para mortificación de la reina , a todas las fiestas que tenían lugar en la plaza" Esta Plaza Mayor es la que Felipe III había inaugurado en 1619 , cuyas casas, en el momento de la inauguración eran las más altas de todo Madrid y que tenía capacidad para acoger a miles de personas en los días que se celebraban grandes espectáculos como las corridas de toros y otros más tétricos, como los Autos de Fe.  Ya os podéis imaginar cuales serían los sentimientos de Isabel cuando veía a Inés , del que todos sabían que era amante del rey, allí sentada en su balcón a la vista de todos. En cuanto al niño, apenas ocho días después de su nacimiento  fue apartado de su madre y enviado a León donde habría sido criado por una mujer humilde llamada Magdalena. En la obra "Vida y reinado de Carlos II" el historiador español Gabriel  Maura, duque de Maura (1879-1963) escribe sobre aquel niño que "sus dotes naturales de inteligencia despierta, imaginación fértil, comprensión rápida , facilidad y asiduidad para el trabajo, soltura de ademanes y gentileza física, habían hecho ya de él ,cuando cumplió los once años,buen latino y matemático, correcto orador, escritor  y hasta poeta castellano  y excelente discípulo en las artes de equitación, esgrima y otras militares"

Retrato de Juan José de Austria realizado hacia 1642 por el pintor español Eugenio de las Cuevas (1618-1661) aproximadamente cuando su padre Felipe IV lo legitimó . Años después los enemigos de Juan José de Austria quisieron atacarle negando que fuera hijo de Felipe IV alegando su parecido físico con otro de los amantes de su madre, el duque de Medina de las Torres, Ramiro Núñez de Guzmán . En un relato anónimo de los que circulaban cuando Juan José de Austria ya era adulto y ocupaba cargos de responsabilidad, se podía leer "Así en las facciones del cuerpo, como en las habilidades e inclinaciones del ánimo, salió este niño una vivísima imagen de don Ramiro de Guzmán, semejanza que se ha ido recogiendo más claramente al paso que ha ido adelantándose en la edad, el talle, el semblante, el pelo , la voz , la lascivia, la ambición la venganza , el fausto, la fantasía, la ineficacia y las facciones se ven, tan correspondidas en uno y en otro, como la copia correspondiente del original" (Imagen procedente de   http://es.wikipedia.org )  


Tal compendio de virtudes facilitaron que Felipe IV reconociera su paternidad en 1642  estableciendo que a partir de entonces sería llamado Juan José de Austria y  si la reina Isabel tenía que referirse a él lo haría con el tratamiento de "A don Juan de Austria , mi hijo" y sus hermanastros con el de "A don Juan de Austria, mi hermano" .. Era otra humillación más que tenía que sobrellevar en silencio Isabel de Borbón, pues el hijo de una de las amantes de su marido ahora tenía que tratarlo como si fuera hijo suyo.  En cuanto a Inés, , terminaría sus días como abadesa en el monasterio benedictino de San Juan Bautista, en la localidad de Valfermoso de las Monjas, en la actual provincia de Guadalajara.. He encontrado varias versiones diferentes de cuando y los motivos por los que fue enviada al monasterio, desde la explicación del doctor Pedro Gargantilla, que señala que fue enviada allí cuando Felipe IV descubrió sus relaciones con el duque de Medina de las Torres a otras que señalan que su marcha no se produjo hasta 1642 cuando fue reconocido su hijo Juan José de Austria. Pero regresemos con Isabel que después del nacimiento de Baltasar Carlos en 1629 llevaba varios años sin quedar de nuevo embarazada y  cuenta el embajador veneciano citado por  el escritor y médico español Enrique Junceda(1925) en su obra "Ginecología de las reinas de España" que que la reina "vivía muy melancólica , más entre remedios de médicos que en las fiestas, mostrando  mucha pena de no tener más que un hijo y deseando ansiosamente  tener nueva prole", una preocupación fundada ya que la vida , y más la de los niños, era una condición muy frágil en aquel tiempo y sólo tenían  un heredero, el príncipe Baltasar Carlos. Pero en 1633 parecía que aquellos temores iban a quedar olvidados porque estaba de nuevo embarazada y el 12 de marzo de 1634 daba a luz a un niño, Francisco Fernando. Por desgracia el  niño  moría ese mismo día

Este es un fragmento de la partida de bautismo de Juan José de Austria . Si os fijáis en la tercera linea  partiendo desde arriba  se puede leer "Y pastor desta dicha villa bauticé a Juan hijo de la Tierra " Ese fue el nombre que se ponía a los hijos nacidos sin padre conocido (Imagen procedente de   http://es.wikipedia.org )  

En estos años España se halla inmersa en la Guerra de los Treinta Años, que se había iniciado en 1618 en el seno del Sacro Imperio Románico Germánico, en la ciudad de Praga, como un conflicto interno entre los partidarios de los protestantes y los católicos  pero que no tardaría en implicar a lo largo de los años a todas las grandes potencias europeas. España, gobernada por la dinastía Austria, apoyaba a la otra rama familiar de los Habsburgo que gobernaba en el Sacro Imperio . En esta larga guerra, que asolaría los campos de Europa causando millones de muertos, cifras que se estiman entre los tres millones y los cuatro millones y medio de muertos, hubo diversas etapas según las potencias que iban interviniendo. Durante los primeros años del conflicto, entre 1625 y 1629, fue el rey Christian IV de Dinamarca (1577-1648) , de fe luterana, el que intervino en apoyo de los protestantes en territorio del Sacro Imperio aunque finalmente tuvo que firmar  un tratado de paz en 1629 pues se arriesgaba a perder el control de su propio reino . A continuación se produciría la intervención de otro monarca protestante, el rey de Suecia Gustavo II Adolfo (1594-1632) que irrumpiría con fuerza en la guerra  obteniendo una victoria aplastante sobre las tropas católicas en la Batalla de Breitenfeld el 7 de septiembre de 1631 pero  la brillante carrera de Gustavo II Adolfo acabaría al año siguiente cuando encontró la muerte en la batalla de Lützen el 7 de noviembre de 1632, que a pesar de ello fue una victoria para los suecos. Las hostilidades continuaron mientras las tropas españolas ayudaron a las tropas católicas del emperador Fernando II de Habsburgo (1578-1637) y dirigidas por el hermano de Felipe IV, el cardenal infante Fernando de Habsburgo (hacia 1609-1641) , ayudaron a derrotar a los suecos en la batalla de Nordlingen en el verano de 1634.Un año después los suecos firmaban la paz .

Esta era la situación de Europa antes del estallido de la Guerra de los Treinta Años que se desarrollaría entre 1618 y 1648 . En color verde claro se encuentran los territorios sobre los que gobernaban los Habsburgo  españoles, Felipe III y Felipe IV, en color marrón el territorio de los Habsburgo austríacos y delimitado con un trazo marrón grueso están las fronteras del Sacro Impero Románico Germánico que incluía los estados electores alemanes  divididos en católicos y protestantes . Además se encontraban los también protestantes reinos de Suecia, de Dinamarca y Noruega y luego la Francia de Luis XIII y gobernada por el cardenal Richelieu que aunque era católica su enemigo eran los Habsburgo (Imagen procedente de https://socialescolombiacrece.wordpress.com )
.

Este era el turbulento panorama  cuando Isabel da a luz a otra niña el 16 de enero de 1635 a la que bautizan con el nombre de María Ana Antonia , pero como parecía el triste sino de todas sus hijas no llegaría a superare los dos años de edad, muriendo el 5 de diciembre de 1637. Aun daría Isabel a luz a otra niña que nació el  20 de septiembre de 1638 y que fue bautizada con el nombre de María Teresa de Austria  (1638-1683) , la única de sus hijas que lograría llegar a la edad adulta y que además estaría destinada a convertirse en la esposa del rey francés Luis XIV(1638-1715). Sería gracias a Ana de Austria, la hermana de Felipe IV , esposa de Luis XIII y , por tanto, madre de Luis XIV, la que en 1660  favorecería el matrimonio entre su hijo y su sobrina para fortalecer los lazos familiares que unían a ambos reinos aunque no evitaron que ambas potencias se enfrentaran a partir de 1636 en el marco de la Guerra de los Treinta Años, cuando el valido de Luis XIII, el cardenal Richelieu (1585-1642), entró en la guerra y a pesar de ser un país católico se puso de parte de los protestantes para combatir a sus tradicionales enemigos, los Habsburgo, que reinaban tanto en el Sacro Imperio como en España. A partir de 1640 la situación se complica mucho en España. Este año se produce la sublevación de Cataluña que no quería aportar tropas a la lucha contra Francia y que además se quejaba de los desmanes cometidos por las tropas españolas que atravesaban su territorio camino de la frontera con Francia. Se produjo una completa ruptura y el 17 de enero de 1641 el presidente del gobierno de la Generalidad, nombre del gobierno catalán, el clérigo Pau Claris (1586-1641) proclamaba la República de Cataluña y apenas unos días después nombraba al rey francés Luis XIII como Conde de Barcelona, con lo que ponía a Cataluña bajo la protección francesa. Al mismo tiempo estallaba una rebelión en Portugal, unida a la corona española desde 1580 pero que durante las últimas décadas cada vez había mostrado más disgusto con esa unión .

Diego Velázquez 030.jpg
Retrato de María Teresa de Austria realizado por Diego Velázquez hacia 1652, cuando la infanta tenía catorce años. Fue la única de las hijas de Isabel de Borbón que alcanzaría la edad adulta y se convertiría en reina consorte de Francia en virtud de su matrimonio con el rey Luis XIV. Ella sería la abuela del primer miembro de la dinastía Borbón que reinaría en España, Felipe V (1683-1746) (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )

La nobleza portuguesa eligió como monarca  al duque de Braganza con el nombre de Juan IV de Portugal (1604-1656), que además tendría el apoyo de Inglaterra y de Francia que se alegraba por cada nuevo enemigo que le salía a España. Comenzaba así la que sería conocida como Guerra de Restauración Portuguesa que oficialmente concluiría en 1668 con el reconocimiento de la independencia de Portugal por la corona española. También se organizó una conspiración en Andalucía encabezada por el marqués de Ayamonte Francisco Manuel Silvestre de Guzmán y el duque de Medina Sidonia, Gaspar Pérez de Guzmán (1602-1664) ,ambos emparentados con el Conde Duque de Olivares, que querían aprovechar el descontento de la nobleza para proclamar la independencia de Andalucía  , aunque el proyecto fue abortado por falta de apoyo entre la población.  Todos estos acontecimientos debilitaron la posición del Conde Duque de Olivares. Isabel  siempre había sido apartada de las decisiones políticas y de cualquier influencia que pudiera tener  sobre Felipe IV por el Conde Duque de Olivares  que incluso en una ocasión habló al monarca en tono despectivo con referencia a los intentos de Isabel de manifestar sus opiniones políticas  diciendo "La misión de los frailes es sólo rezar, la de las mujeres sólo parir".Pero ante la gravedad de los acontecimientos Isabel decidió intervenir . Según escribe Pedro Gargantilla "Isabel expuso  a su marido la decadente situación de la monarquía, propiciada  por la nefasta labor política del Conde Duque . Exhortó a Felipe a que cesase al favorito  en todas sus funciones por el bien de la Corona y del príncipe heredero " . No era pocos los enemigos del Conde Duque y la situación se estaba haciendo insostenible. Por fin, el 24 de enero de 1632 Felipe IV concede al Conde Duque de Olivares licencia  para que abandone Madrid y se retire a sus propiedades , una forma delicada de enviarlo al destierro.

Retrato de la esposa del Conde Duque de Olivares, Inés de Zúñiga y Velasco, realizado por el pintor español Juan Carreño de Miranda (1614-1685) Fue a ella a la que se encargó la educación del príncipe de Asturias Baltasar Carlos  y no tardaron en correr las críticas porque se consideraba que lo que pretendía el Conde Duque de Olivares era asegurarse el control del príncipe heredero  como ya controlaba a su padre. El embajador veneciano Simone Contarini escribía "El príncipe está siempre entre las damas de palacio, sin hablar con caballeros de su edad, y tan sometido a la obediencia de la condesa de Olivares, que sin su permiso no da un solo paso"  y añadía "A su edad todos los príncipes que le han precedido en España tenían ya casa aparte.  El Conde Duque, celoso de la privanza y del afecto tiernísimo  de su padre, lo retrasa para que nadie diga al príncipe cosas suyas que puedan desacreditarle. Y para afirmarse en su gracia, le visita todas las partes en su estancia , usando toda su diligencia para cautivarle y hacerse amar de él" (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )  

 Así terminaba el largo gobierno del Conde Duque que se había iniciado tras la muerte de Felipe III en 1621, en los que intentaría sin fortuna centralizar el reino  y que acababa en la grave crisis iniciada en 1640 que supondría la pérdida de Portugal y una larga guerra en Cataluña hasta lograr su reincorporación en 1652. Hablaros de lo que supuso sus dos décadas de gobierno excede los límites de este relato cuya protagonista es Isabel de Borbón, pero espero volver sobre él en alguna ocasión en el Mentidero. Le sustituiría en el puesto de valido Luis Méndes de Haro y Guzmán (1598-1661). sobrino del Conde Duque de Olivares, que nunca llegaría a alcanzar el poder e influencia de su tío. El mismo año de 1643 en que se produjo  la destitución del Conde Duque de Olivares, el príncipe heredero Baltasar Carlos cayó enfermo con fiebres y aquejado de una gran debilidad. La reina , angustiada, hizo que fuera  en peregrinación a la ermita de San Babiles, en la localidad madrileña de Boadilla del Monte, que según la leyenda que rodeaba a este santo, habría sido un obispo de Pamplona que después se trasladó a una ermita en Boadilla del Monte  donde enseñaba a los niños de la zona doctrina cristiana. Cuando los musulmanes se enteraron de ello habrían prendido fuego el 30 de octubre de 815 a la ermita, quemando vivos  en su interior a Babiles y a los ochenta niños que estaban con él.Con el tiempo San Babiles se convertiría en el patrón de los niños enfermos. Baltasar Carlos recuperaría en esta ocasión la salud . En estos últimos tiempos también parece mejorar la relación de Felipe IV e Isabel de Borbón. Escribe  Enrique Junceda en su "Genealogía de las reinas de España"  que "en el declinar vital de doña Isabel renació un amor otoñal  hacia su esposo  al que amaba a un a pesar de sus infidelidades"

Fotografía del Panteón Real de San Lorenzo de El Escorial donde están los cuerpos de todos los reyes de España a partir de Carlos I excepto Felipe V que está enterrado en  la Colegiata del Real Sitio de La Granja, en Segovia, y el rey Fernando VI (1713-1759) que quiso ser enterrado en el monasterio de Las Salesas de Madrid que había fundado junto a su esposa Bárbara de Braganza(1711-1758). También se encuentran todas las reinas que han sido madres de reyes y hay una única excepción, precisamente Isabel de Borbón, que también está enterrada aquí aunque ninguno de sus hijos llegaran a reinar en España . La razón de que su cuerpo resida aquí fue el interés que ella puso en la conclusión de las obras de este Panteón Real y aquí yace el cuerpo de aquella reina que tuvo que sufrir durante  sus tres décadas de matrimonio las constantes infidelidades de su esposo y humillaciones como tener que llamar hijo al retoño de una de las amantes del rey, que fue  marginada por el Conde Duque de Olivares y que además tuvo que soportar el dolor de perder a seis de sus ocho hijos y todo lo hizo sin manifestar una queja  . Por eso para mi Isabel de Borbón es "la reina sufrida"(Imagen procedente de http://www.abc.es)
Pero el tiempo se agotaba para Isabel. A finales de septiembre de 1644 Isabel se sintió muy enferma, tenía fiebre y problemas gastronitestinales que luego se complicaron con una erupción cutánea que se extendió por su rostro, descendió al cuello y alcanzó la garganta . Escribe Junceda que a partir de ese momento la reina impidió a su hijo Baltasar Carlos que la visitara porque según ella misma diría "Reinas para España hay muchas;pero príncipes hay pocos", en realidad había uno solo, Baltasar Carlos . Como era tradicional en la época se le practicaron sangrías que sólo sirvieron para debilitar todavía más a la enferma, y ante la falta de efecto de este remedio se recurrió a las reliquias milagrosas y así se llevó a su habitación en el Real Alcázar de Madrid los restos de san Isidro Labrador (hacia 1080-hacia 1172) con la esperanza de que obrara el milagro de sanarla y también se pensó  en llevar allí la Virgen de Atocha  pero la misma reina lo rechazó pues no se consideraba digna de ello. Finalmente, el 6 de octubre de 1644,a los cuarenta y un años de edad, la hija del rey de Francia Enrique IV y esposa del rey de España. Felipe IV, fallecía en su habitación del Alcázar Real de Madid según parece de asfixia. Sobre la enfermedad que le causó la muerte ,el doctor Pedro Gargantilla aventura que pudo tratarse de difteria o alguna otra enfermedad infecciosa de esas características. Felipe IV, que se hallaba fuera de la corte, regresó precipitadamente para despedirse de su esposa, pero no reunió el valor suficiente para contemplar el cuerpo yacente de Isabel. En una carta del rey dirigida a la que sería su confidente y consejera hasta su muerte, la religiosa sor María Jesús de Ágreda (1602-1665)  Felipe IV mostraba el desamparo en que le dejó la muerte de aquella mujer a la que había engañado en incontables ocasiones pero que a la vez parecía amar a su manera "Me veo agobiado de insoportable tristeza, pues en una sola persona he perdido cuanto perder pudiera en este mundo" Sin las dos personas que habían estado junto a él a lo largo de sus veinte primeros años de reinado, el Conde Duque de Olivares e Isabel de Borbón, Felipe IV tenía que afrontar una crisis que amenazaba al corazón de la monarquía española. Pero eso ya es otra historia.

Artículos de la serie reinas de España


Juana de Castilla 1º Parte 
http://chrismielost.blogspot.com.es/2012/04/juana-i-la-desdichada-reina-de-castilla.html
Juana de Castilla 2º Parte: 
http://chrismielost.blogspot.com.es/2012/04/juana-i-la-desdichada-reina-de-castilla_19.html
Isabel de Portugal 1º Parte: 
http://chrismielost.blogspot.com/2014/05/historia-de-las-reinas-de-espana-isabel_13.html
Isabel de Portugal 2º Parte :
http://chrismielost.blogspot.com.es/2014/05/historia-de-las-reinas-de-espana-isabel_13.html
María Manuela  de Portugal: 
http://chrismielost.blogspot.com/2014/06/historia-de-las-reinas-de-espana-las.html
María Tudor de Inglaterra, 1º Parte
http://chrismielost.blogspot.com.es/2014/07/historia-de-las-reinas-de-espana-las.html
María Tudor de Inglaterra  2º Parte
http://chrismielost.blogspot.com.es/2014/07/historia-de-las-reinas-de-espana-las_22.html
Isabel de Valois 1º Parte
http://chrismielost.blogspot.com.es/2014/10/historia-de-las-reinas-de-espana-las.html
Isabel de Valois 2º Parte
Ana de Austria 
Margarita de Austria 1º Parte
Margarita de Austria 2º Parte
Isabel de Borbón 1ºParte 


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

Famosos