lunes, 29 de diciembre de 2014

DEL NACIMIENTO DEL PLÁSTICO A LA PLATISFERA (PRIMERA PARTE)


Miro un momento a mi alrededor ¿qué veo ? El teclado con el que estoy escribiendo estas palabras, la pantalla del ordenador, un flexor , la mesa  en la que me apoyo ahora mismo, una estantería donde se alinean los libros que consulto con más frecuencia. ¿Qué tienen en común todos estos elementos? Un producto que hasta el siglo XX no comenzó a entrar en nuestras vidas y sin el que ahora no podríamos concebir el mundo que nos rodea: el plástico. Durante buena parte del pasado siglo el plástico, en las múltiples formas en las que fue evolucionando, sería considerado  como una auténtica panacea que resolvía todos los problemas de la humanidad. Desde los tejidos sintéticos utilizados por los diseñadores de moda al vidrio artificial , desde las prótesis utilizadas en medicina al hielo sintético desde el polietileno empleado para la fabricación de los prácticos tupperware a la formica empleada en las cocinas, aquel producto se extendió en menos de medio siglo hasta convertirse en el origen de la fabricación de miles de productos, pero a partir de los años sesenta a la cara luminosa del plástico se le fue descubriendo otra más oscura , la de la contaminación  causada por un producto que en el caso de una humilde botella de plástico puede tardar cuatrocientos cincuenta años en desintegrarse y hasta seiscientos años si se trata de un sencillo sedal de pesca , la relación del PVC (siglas de Policloruro de vinilo) presente en tuberías y en los cubiertos que empleamos para comer con el cáncer o los estudios actuales que estiman en ciento cuarenta millones de toneladas la cantidad de plástico que flota en nuestros océanos dando lugar a un nuevo hábitat, la platisfera. En este artículo trataré de mostraros estas dos caras, al que debemos gran parte del bienestar del que gozamos hoy pero del que también sabemos que hay un precio que pagar por su uso y que, por lo tanto, sin renunciar a él pues sería imposible, hay que controlar y mejorar su utilización.


CADA MILLA CUADRADA DE OCÉANO CONTIENE UN PROMEDIO DE 46.000 PEDAZOS DE PLÁSTICO FLOTANTE
Imágenes de grandes acumulaciones de plástico como el de la fotografía son habituales en todos los rincones del planeta  Hace un siglo los productos de plástico eran desconocidos en nuestras sociedades. Cien años más tarde el plástico  es un residuo omnipresente , en particular en los océanos del planeta. En el año 2010 la Expedición Malaspina  del Consejo Superior de Investigaciónes Científicas de España  evaluó la cantidad y distribución de los plásticos en los océanos .Según en un artículo publicado en la revista National Geographic sobre esta expedición, uno de sus miembros, el investigador Andrés Cózar de la Universidad de Cádiz  explica  que "La Expedición Malaspina ha demostrado la existencia de cinco grandes acumulaciones de plástico en las zonas centrales  del Pacífico Norte y el Atlántico Norte" y añade que "han aparecido plásticos flotando en el 80%  de la superficie marina estudiada" Curiosamente, el origen del plástico que hoy contamina buena parte de nuestros océanos hay que buscarlo en un intento de proteger el medio ambiente, pues ,como veremos un poco más adelante , fue  el concurso convocado por una empresa de   bolas de billar para sustituir el marfil con el que eran fabricadas por otro producto para evitar la caza masiva de elefantes , uno de los estímulos para el desarrollo de la investigación de uno de los precursores del plástico, el celuloide (Imagen procedente de http://www.nationalgeographic.es

"Dicho de un material: que , mediante una compresión más o menos prolongada, puede cambiar de forma y conservar esta de modo permanente, a diferencia de los cuerpos elásticos" es una de las definiciones que nos ofrece nuestro Diccionario de la Lengua Española sobre el plástico, una palabra cuyo origen etimológico lo encontramos en el griego Plastikos en el sentido de "moldear" o "dar forma". Desde la más remota antigüedad el ser humano ha tratado de transformar el mundo que lo rodea, de adaptarlo y darle una forma que se adecuase a las necesidades que tuviéramos en cada momento. Así nacieron nuestras primeras  herramientas de piedra  que poco a poco fueron perfeccionadas mediante el pulido de las mismas, una forma de moldearlas para mejorar su rendimiento. Eso fue en el Neolítico, hacia el 10.000 a. C. Milenios más tarde se iniciaría la Edad de los Metales, el uso del cobre primero, después del bronce y el hierro, desarrollando la metalurgia que permitía ablandar aquellos metales y adaptarlos a diferentes formas para fabricar herramientas, armas, ornamentos, joyas y utensilios para la vida cotidiana. En ese sentid podemos considerarlos como los primeros plásticos ya que los podíamos moldear y dar forma. Durante siglos no hubo más avances en esta dirección y habría que esperar a la segunda mitad del siglo XIX, cuando la Revolución Industrial y el desarrollo de las sociedades comenzaron a demandar  nuevos productos y en mayor cantidad impulsaron a la investigación de nuevos materiales. Es curioso como a veces los cambios más importantes pueden iniciarse por causas humildes que no hicieron pensar en su momento que fuera el detonante de una futura revolución, en este caso de la producción, y el detonante de lo que podríamos llamar revolución de los plásticos sería un juego o deporte,  el billar. 


File:Roger Fenton (English - The Billiard Room, Mentmore - Google Art Project.jpg
Fotografía de una  sala de billar realizada hacia 1858 por el fotógrafo inglés Roger Fenton (1819-1869). Aunque no hay coincidencia en las fuentes sobre el origen del billar, parece que ya se jugaba a un juego con cierto parecido  al billar moderno en  la Francia del rey francés Luis XI (1423-1483) y en 1610 , durante el primer año de reinado de Luis XIII(1601-1643) también se abría el primer salón de billar en París aunque sería ya durante el reinado de Luis XV cuando habría adquirido su forma actual. He visto que se atribuye su invención bien a un inglés llamado Bill Yar o a un francés de nombre Henri Devigne pero ni de uno ni de otro he podido encontrar información que confirme esta atribución y ni siquiera las fechas en las que vivieron. En lo que concierne al tema que hoy nos interesa, es suficiente que sepamos que el billar había tenido un gran auge durante la primera mitad del siglo XIX, lo que supuso que hubiera una gran demanda de marfil para fabricar las bolas con las que se jugaba. La revista inglesa "Times"  denunciaba a mediados de siglo  la matanza indiscriminada de elefantes que llevaban a la especie al borde de la extinción. Fue entonces cuando la empresa fabricante de bolas de billar  Phelan and Collander convocó un concurso dotado con una buena suma de dinero, se suele hablar de 10.000 dólares, , una fortuna para la época, a quien lograra encontrar un material que pudiera sustituir con eficacia al marfil.  (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )

El billar, que en la forma que lo conocemos hoy habría nacido según algunos en la corte del rey francés Luis XV(1710-1774) y según otros sería un invento del inglés Bill Yar del que provendría su nombre "billar" y del que no he encontrado más datos  al margen de su nombre , aunque ya hay referencias a un juego muy similar en el siglo XV, que se jugaba con bolas hechas de marfil . La popularización del juego durante la primera mitad del siglo XIX, con la celebración del primer campeonato de billar en el Reino Unido en 1835 hizo también que aumentase la demanda de las bolas de marfil  con las que se jugaba , un material que se obtenía de los colmillos de los elefantes y que los pondría ya a comienzos de la segunda mitad del siglo al borde de la extinción. Ante la necesidad de sustituir el marfil por otro material una empresa fabricante de bolas de billar de Nueva Inglaterra (Estados Unidos) llamada  Phelan and Collander, decidió convocar un concurso ofreciendo una recompensa a aquel que le proporcionara un material que sirviera para reemplazar al marfil. Unos años antes de esta iniciativa de Phelan and Collander,  un inventor y metalúrgico inglés llamado Alexander Parkes (1813-1890) patentaba en 1856 un proceso por el que había logrado obtener un nuevo producto fuerte, ligero y moldeable. Parkes estaba trabajando con nitrocelulosa , un producto que había sido sintetizado por primera vez en 1845 por el químico germano suizo Christian Friedrich Schönbein (1799-1868)  partiendo de la mezcla de algodón, que contiene hasta un 90% de celulosa, una sustancia descubierta en 1838 y que es la más abundante en las plantas formando parte de su tejido, ácido nítrico y ácido sulfúrico. 


Fotografía atribuida a Alexander Parkes  , el inventor inglés que patentó  el primer antecedente del plástico, la Parkesina. Natural de Birmingham(Inglaterra)  estuvo casado en dos ocasiones y tenía diecisiete hijos . No pudo perfeccionar su producto y se vio forzado a cerrar la empresa que había fundado para explotarlo comercialmente en 1868. En su larga carrera como inventor, sobre todo en temas relacionados con la metalurgia, llegó a  registrar sesenta y seis patentes pero hoy es recordado sobre todo por ser uno de los pioneros del largo camino que medio siglo después llevaría al nacimiento del plástico   (Imagen procedente de http://jjoness.wordpress.com ) 

Schönbein había obtenido como resultado de esta mezcla un líquido gelatinoso . Cuando Parkes trabajaba con la nitrocelulosa se le ocurrió tratar de endurecerlo utilizando una sustancia disolvente. Al calentarlo  se obtenía ese material fuerte pero a la vez ligero y moldeable al que decidió dar el nombre de Parkesina , patentado, como ya os he dicho, en 1856 y por la que obtendría  la medalla de bronce en la Exposición Mundial de Londres de 1862 , que es considerado hoy como el primer antecedente del plástico. Con la intención de explotar comercialmente su descubrimiento fundaría en 1866 la Parkesine Company pero no logró que la fabricación de Parkesina fuera rentable  ya que era caro de producir y además tenía el inconveniente de ser inflamable. En 1868 tuvo que cerrar las puertas de su empresa . Casi al mismo tiempo un inventor estadounidense, John Wesley Hyatt (1837-1920) experimentaba también con nitrocelulosa y añadió como sustancia solvente el alcanfor obteniendo un material cuyas cualidades principales eran la flexibilidad, la transparencia y resistencia a la humedad . Hyatt  se dio cuenta del potencial comercial de aquel producto  y ya que estaba formado principalmente de celulosa decidió darle el nombre de celuloide. He encontrado diferentes versiones del momento en que esto sucedió , que va desde 1863 hasta 1869, aunque parece que  patentó una bola de billar fabricada con este material en el año 1865 si bien aparece por primera vez con el nombre de celulosa en otra patente del año 1869 que figura en el registro de patentes estadounidense con el número 50.359.  Antes de seguir , debo deciros que hay diferentes versiones sobre las invenciones de Parkes y de Hyatt , he intentado recoger la más difundida en artículos y documentales  sobre la historia del plástico. 


John Wesley Hyatt , el inventor del celuloide . Al mismo tiempo que Hyatt  el inventor inglés Daniel Spill (1832-1887), que había sido también socio de Alexander Parkes, inventó una sustancia similar que patentó , abriéndose una disputa entre ambos  en los tribunales que se prolongaría entre 1877 y 1884. Ambos se habían basado para su desarrollo en las investigaciones de Parkes por lo que el tribunal dictaminó que era Parkes el auténtico inventor del celuloide pero que Hyatt podía seguir fabricándolo ya que a él correspondía el mérito de simplificar y perfeccionar su producción . De esta forma Hyatt se convertía en el primer industrial del plástico de la historia   (Imagen procedente de  http://www.biografiasyvidas.com) 

En 1872 fundaba la Hyatt Celluloid Manufacturing Company que se dedicaría a la fabricación de todo tipo de productos con el nuevo material, empezando por unas dentaduras postizas de celuloide que eran más baratas de fabricar que las que había en el mercado hechas de goma, y, por supuesto, bolas de billar donde el celuloide reemplazaba al marfil , aunque por desgracia los elefantes seguirían siendo cazados a pesar de que el marfil ya no era necesario para las bolas de billar. Pero el producto con el que alcanzaría un mayor éxito  fue cuando se le ocurrió utilizarlo  en la fabricación de cuellos y puños de camisa postizos e impermeables y también para la fabricación de las ballenas que servían de estructura a los corsés. Por primera vez se disponía de un material  que permitía copiar y sustituir a otros materiales naturales , como por ejemplo el marfil de las  bolas de billar. El éxito del celuloide sería espectacular durante el último cuarto del siglo XIX y además sería la base de una nueva industria que nacía justo al terminar el siglo, el cine . Fue el sacerdote episcopaliano estadounidense Hannibal Williston Goodwin(1822-1900) el primero en experimentar en 1887 con el celuloide para utilizarlo como película fotográfica  aunque la patente no le sería concedida  hasta el año 1898 ya que al mismo tiempo la empresa Eastman Kodak también había comenzado a comercializar carretes de celuloide  por lo que hubo una  disputa entre la empresa y Goodwin por la patente que finalmente obtendría Goodwin. El celuloide sería también el soporte que permitiría el desarrollo del cine, inventado en 1895 por los hermanos franceses Auguste Lumiëre (1862-1954) y Pierre Lumiére (1864-1948) en base al Kinetoscopio desarrollado en el laboratorio dirigido por el inventor Thomas Alva Edison (1847-1931)


El reverendo Hannibal Williston Goodwin  fue el autor de la patente de la primera película flexible y transparente hecha con celuloide que sería empleada por el Kinetoscopio, el antecedente directo de cine, que era a su vez una patente de la empresa de Thomas Alva Edison. Al mismo tiempo George Eastman(1854-1932), fundador de la compañía Kodak, desarrolló también  un rollo de película de papel para su cámara en 1888 y un año después sustituyó el papel por celuloide .Como a Goodwin no le concedieron su patente hasta 1898 hubo una disputa entre ambos hasta que en º9898 finalmente le fue concedida la patente  del rollo de película de celuloide a Goodwin. Era el comienzo de una nueva era en el mundo de la fotografía y el nacimiento de una nueva industria, el cine  (Imagen procedente de http://en.wikipedia.org )

El problema del celuloide era  que el ácido nítrico que contenía lo hacía muy inflamable y no era extraño que se produjeran incendios espontáneos de rollos de película o que las bolas de billar hechas con celuloide  explotaran después de ser golpeadas. Mientras  Hyatt creaba su empresa de celuloide, el químico alemán Adolf von Baeyer (1835-1917) trabaja con dos sustancias, el fenol y el formaldehído, y tras realizar la mezcla de ambos en un tubo de ensayo provocó una reacción de la que surgió una masa  pegajosa  y viscosa  a la que en principio Baeyer, premio Nobel de Química en 1905 por obtener el colorante añil artificial en 1880, no vio ninguna utilidad práctica sin darse cuenta que estaba muy cerca de un hallazgo que cambiaría la industria y nuestra propia forma de vivir. Entra ahora en escena el químico belga Leo Baekeland (1863-1944) que después de obtener el título de Química en la Universidad de su ciudad natal, Gante, se traslado a vivir a Estados Unidos en 1889 donde se desarrolló su carrera profesional. Allí fundaría la empresa Nepara Chemical, para producir el papel fotográfico Velox que Baekeland inventó en 1893 , convirtiéndose en el primer soporte donde se podían imprimir las fotografías empleando luz artificial , cuya patente vendería después a la compañía Eastman Kodak que como hemos visto se encontraba en litigio con Hannibal Williston Goodwin  por el uso del celuloide.  Estudiando la sustancia gelatinosa que Baeyer había obtenido mezclando fenol y formaldehído , observó que se endurecía al ser calentada y tenía la virtud de adoptar la forma del recipiente que la contuviera, es decir, era moldeable.  Para lograr mejorar el productor final diseñó una máquina, a la que se daría el nombre de Baquelizador,  que calentaba la mezcla de fenol y formaldehído a temperaturas muy elevadas y luego la sometía a una fuerte presión para expulsar  el gas que contuviera, logrando así un material  final suave, liso y duro, que era moldeable mientras se estaba produciendo para quedar luego completamente solidificado. 


Leo Hendrik Baekeland protagonizando la portada de la revista Time  del 22 de septiembre de 1924 , cuando ya era considerado el padre de una nuera era , pues la baquelita había cambiado para siempre la industria y la forma de producir . El mundo entraba en la era del plástico (Imagen procedente de http://content.time.com )

A diferencia del celuloide no era inflamable, el proceso de obtención era barato  y además era completamente artificial. Baekeland la patentó en 1907 y recibiría en honor de su inventor el nombre de Bakelita o Baquelita , se encuentra escrito de ambas formas,  con la que realmente se iniciaba la era de los plásticos. A diferencia de otros químicos  Baekeland tenía claras sus prioridades y cuando en alguna ocasión le preguntaban la razón por la que se había introducido en el mundo de las resinas sintéticas , como era considerada la baquelita, respondía "Para hacer dinero" . Así, en 1910 fundaba la General Bakelite Company cuya presidencia mantuvo hasta el año 1939 cuando la vendió a  Union Carbide . Para entonces se fabricaban ya miles de productos de baquelita , desde radios y teléfonos, a joyas y bolas de billar , con la ventaja de que en este caso ya no explotaban al ser golpeadas con un taco. Sus múltiples aplicaciones harían a Baekeland un hombre rico mientras los periodistas aclamaban a la baquelita como el material de la nueva era. A partir de entonces no dejarían de evolucionar y aparecer  nuevos materiales plásticos. Como dato curioso el gran transatlántico RMS Titánic , que se hundía en las aguas del Atlántico Norte  el 15 de abril de 1912, al ser descubiertos y rescatados sus restos en septiembre de 1985 por el equipo del doctor Robert Duane Ballard (1942) no había entre ellos ninguno del recién nacido entonces plástico o baquelita. Imaginad si ese hundimiento se hubiera producido hoy mismo. Lo difícil hoy sería hallar algún objeto que no contuviera plástico en alguna de sus variantes.  


Fotografía del químico estadounidense  Wallace Hume Carothers . En el pie de la fotografía se cuenta como entró a trabajar en la empresa DuPont en 1928 y  como descubrió en ella la macromolécula  que se convertiría en  nylon y también sería el descubridor del caucho sintético, al que llamamos neopreno.  A pesar de su juventud, descubrió el neopreno con sólo treinta y cuatro años,  y su éxito profesional,  Carothers sufría desde  muy joven episodios depresivos   y tras el descubrimiento del nailon en 1935 pensó que ya no sería capaz de descubrir nada más,  se sentía sin ideas. Aunque se casó en 1936, la muerte de su hermana agravó su estado de animo. El 28 de abril de 1937 se quitó la vida en la habitación de un hotel de la ciudad de Filadelfia envenenándose con cianuro mezclado en un cóctel. A penas medio año después de su suicidio nacía su única hija y en 1940 el nailon que él había inventado se convertiría en un éxito arrollador   (Imagen procedente de www.amazom.com )

Pero regresemos a su evolución. Uno de lo nuevos caminos que se abrió en la industria fue el de la búsqueda de  tejidos artificiales que sustituyeran a la seda natural. Y aquí surge la figura del químico estadounidense Wallace Hume Carothers(1896-1937) , que trabajaba dirigiendo el departamento de química de la compañía DuPont. Esta compañía tenía detrás de si una larga historia, ya que había sido fundada en 1802  por el químico francés Eleuthére Irénéé du Pont de Nemours (1776-1834) que había emigrado a Estados Unidos para huir de los efectos de la Revolución Francesa, ya que Nemours se había distinguido en la defensa de los reyes franceses Luis XVI(1754-1793) y María Antonieta (1755-1793), ajusticiados en 1793 , por lo que la vida de Eleuthére también peligraba. En 1802 decidió abrir la empresa DuPont en la localidad de Wilmington , en el estado de Delaware, y sus orígenes fueron como fábrica de pólvora, una industria que todavía no se hallaba muy desarrollada en los jóvenes Estados Unidos.La compañía fue creciendo a lo largo de todo el siglo XIX y comienzos del siglo XX, hasta que en la década de los años veinte contrató al joven químico Wallace Hume Cartothers  que centraba su investigación en los llamados Polímeros, nombre que se daba a unas macromoléculas o moléculas de grandes dimensiones formadas por otras más pequeñas denominadas monómeros. Uniendo miles o centeneras de miles de estos monómeros se lograba estas macromoléculas o polímeros  que encontramos de forma natural en el planeta en productos como la seda, el almidón o la celulosa. El objetivo de Wallace era diseñar polímeros artificiales que pudieran sustituir imitando sus características a estos polímeros que podemos encontrar en la naturaleza. Espero haberlo explicado bien, ya que mis conocimientos de química son mínimos. Si algún lector detecta errores y una forma mejor de explicarlo no dude en indicármelo para corregirlo. 


Una de las modernas aplicaciones del neopreno como funda de un teléfono inteligente , aunque todos lo asociamos sin dificultad a los trajes de los submarinistas. Se convirtió en la primera goma sintética producida a escala industrial, reemplazando al caucho natural,  y hoy la enconrtamos en productos tan diversos como un saco de dormir,  cinta adhesiva  o como en la imagen , en forma de funda., nada más que unas pocas de sus muchas aplicaciones y todo ello sin necesidad de tener que esperar años para obtenerlo como sucede con el caucho natural, ya que gracias al proceso creado por  Carothers bastaban unas pocas horas (Imagen procedente de http://www.appleaccesorios.es )
El caso es que en los años siguientes el departamento dirigido por  Wallace desarrollaría en 1930 el neopreno, una forma de caucho sintético que iba a tener múltiples aplicaciones, desde tal vez la más conocida de todas, para fabricar trajes de submarinismo, hasta para servir de aislamiento eléctrico, recubrimientos contra la corrosión, aislante acústico , como base para adhesivos o también para producir fundas para objetos y otros muchos usos.La ventaja del neopreno sobre el caucho natural era evidente. Para  obtener el caucho natural se necesitaba mucho tiempo y gran cantidad de mano de obra y además arrastraba una larga polémica de abusos. El caucho se había convertido durante el siglo XIX  en un auténtico oro verde  y también en el origen de grandes fortunas que se cimentaron en la esclavitud de miles de indígenas , como sacaría a la luz el diplomático británico Roger Casement (1864-1916) durante su estancia en América del Sur en el año 1906 ,denunciando los abusos cometidos con los indígenas empleados para obtener el caucho por la empresa Peruvian Amazon Rubber Company dirigida por el peruano Julio César Arana (1864-1952). Si queréis conocer su historia os dejo el enlace de los artículo que entonces dediqué a este tema http://chrismielost.blogspot.com.es/2012/03/el-oro-verde-el-arbol-que-llora-y-la.html .Mientras, con el caucho sintético diseñado por el equipo de Wallace, el neopreno, se podía producir en tan sólo unas pocas horas. Apenas catorce años más tarde, en plena II Guerra Mundial, ya se producían más de 800.000 kilos de caucho sintético, que desplazaba de la primera línea de producción al natural que, no obstante, seguiría también siendo utilizado. Pero no acaba aquí la contribución de Wallace. 


Anuncio de DuPont de las Navidades del año 1940  donde  se promocionan sus revolucionarias medias de nailon que sustituía a las medias de seda natural , más caras y más frágiles. . Los periodistas  del momento decían de ellas que eran irrompibles y ni siquiera con un soplete se podría hacer una carrera. El resultado fue un éxito sin precedentes, con cinco millones de pares de medias vendidas el primer día que salió a la venta al público . Comenzaba el reino de las fibras sintéticas (Imagen procedente http://www.allposters.es )

Cinco años más tarde desarrollaría el sustituto de la seda natural,el nailon, nylon en inglés. Aunque lo descubrió en 1935 no fue patentado hasta el 20 de septiembre de 1938, un año después de la muerte de Wallace. Esta fibra sintética era , según lo vendía la publicidad de su tiempo, fuerte como el acero y fina como la tela de araña y no era mentira. Era elástica, resistente y además tenía la ventaja de que no necesitaba ser planchada ni sufría los ataques de la polilla. Su primer uso fue un tanto singular, sustituyendo  las cerdas de los cepillos de dientes, pero el siguiente uso que le dio DuPont fue un éxito arrollador, reemplazando la seda con las que se fabricaban las medias de las mujeres por otras hechas de nailon , más baratas y mucho más resistentes. Se pusieron a la venta en 1940 y sólo en su primer día en los comercios se estima que se vendieron hasta cinco millones de pares de medias. Sin embargo la situación internacional interferiría en el desarrollo del nailon, ya que tras el bombardeo japonés de la base naval de Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941, Estados Unidos entró como combatiente en la Segunda Guerra Mundial abandonado la neutralidad que había mantenido hasta entonces. Entre otras medidas se requisó la mayor parte del nailon existente para la fabricación, entre otras cosas, de paracaídas  Las medias de nailon no regresarían a las tiendas  hasta el 14 de febrero de 1946, cuando volvieron a venderse con el mismo éxito arrollador de seis años antes. Otro químico de DuPont, Roy J.Plunkett (1910-1994), desarrollaría en 1938 otro polímero, el teflón , que encontró mientras estaba investigando sustancias que sirvieran como refrigerantes. Hoy a todos nos suena el teflón porque es el material que hace que sarténes y cacerolas tengan la cualidad de ser antiadherentes , evitando que los alimentes se peguen en ellas al cocinarlos.

DOCUMENTAL "MARAVILLAS MODERNAS: EL PLÁSTICO"

Se trata de un documental de National Geographic donde recorre en su primera parte la historia de la evolución del plástico que hemos ido conociendo a lo largo de este artículo, y en su segunda parte los efectos negativos  del plástico  de los que me ocuparé mañana en la continuación de este relato





Años después, otro de los químicos de DuPont, Joseph Clois Shiver (1920-2014) creaba en 1959 otra fibra sintética , el Elastano o Spandax que  seguro que conocéis mejor por su nombre comercial, lycra,  caracterizado por su gran elasticidad  y ligereza que lo hace particularmente adecuado para la confección de ropas deportivas como , por ejemplo, los maillot de los ciclistas. Para terminar con los productos salidos de las mentes de los químicos de DuPont citaré otros dos, el Nomex , desarrollado a comienzos de la década de los sesenta, una fibra caracterizada por su resistencia a las llamas , y que sería suministrada por DuPont a la NASA para el Programa Apolo que en 1969 pondría al hombre sobre la superficie de la Luna, y el Kevlar, sintetizado en 1965 por la química polaca Stephanie Kwolek (1923-2014) que entre sus virtudes se encuentra la de tener una resistencia hasta cinco veces superior al acero lo que la hace idónea para , entre otros productos, la fabricación de chalecos antibalas. Pero abandonado el terreno de las fibras sintéticas, los plásticos siguieron evolucionando . En 1933  dos químicos de los Laboratorios ICI de Gran Bretaña, Reginald Gibson y Eric Fawcett, sintetizaban el polietileno, que hoy es uno de los plásticos más presentes en nuestra sociedad, pues lo encontramos desde las bolsas de los supermercados a los tubos de medicamentos , juguetes, biberones para bebés, todo tipo de envases o recubrimiento de tuberías entre otras muchas aplicaciones. Gracias al polietileno en 1946 el químico estadounidense Earl Silas Tupper (1907-1983), que también había sido trabajador de la DuPont y desde 1938 dirigía su propia empresa de fabricación  de productos plásticos Earl S. Tupper Company, lanzaba unos recipientes de forma redondeada que permitían guardar en ellos comida quedando cerrados herméticamente 


En la fotografía podemos ver a un grupo de mujeres a las que se hacía una demostración de los usos que podían dar al revolucionario Tupperware, una idea de marketing  de  Brownie Wise (1913-1992) que fue contratada en 1950 por Earl Silas Tupper para desarrollar comercialmente el producto estrella de su empresa , el tupperware. Para ello ideó fiestas en las que se reunían las mujeres que a su vez invitaban a vecinos y amigas ante las que se hacían demostraciones del producto  logrando que la fama de los tupperware se extendiera por todo el país al mismo tiempo que la propia Brownie Sise se convertía en una celebridad y en la primera mujer en aparecer en la portada de una prestigiosa publicación de economía, la BusinessWeek (Imagen procedente de http://historia-disenio-industrial.blogspot.com.es )

De esta forma los trabajadores podían llevarse la comida al trabajo o se podía conservar en los frigoríficos . En los anuncios de lanzamiento se publicitaba como arte por 39 centavos , se vendía con garantía para toda la vida y su diseño fue tan innovador que llegó a formar parte de la colección permanente del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA). La misma tecnología que había permitido que el radar pudiera ser instalado en los aviones británicos durante la Segunda Guerra Mundial , envueltos en una cubierta de polietileno  , aislante eléctrico , resistente y ligero que permitía aislar el aparato de rádar sin incrementar el peso del avión lo que contribuyó a la victoria de la aviación británica sobre la alemana durante la Batalla de Inglaterra entre 1940 y 1941, entraba ahora en todas las casas a través de aquellos recipientes que hoy forman parte de la vida de todos nosotros. En los años siguientes aparece el Polimetilmetacrilato, más conocido por uno de sus nombres comerciales, Plexiglas, el más transparente de los plásticos , hasta veinte veces más resistente que el vidrio y más ligero que este,  además de ser un  excelente aislante térmico y acústico que hoy hallamos por ejemplo en las señalizaciones de las carreteras, en los cristales de los acuarios, en las mamparas separadas en los expositores y en otras muchas aplicaciones. También se extiende el uso de la formica , material plástico sintetizado en 1912  por dos químicos de la empresa Westinghouse Electric, que se extendería como material para la fabricación de cocina, vendiéndose por la facilidad de su limpieza. Fibras sintéticas, vidrio artificial, plásticos resistentes al calor, recipientes para comida, botellas de refrescos y de agua, vasos, cubiertos, muebles, electrodomésticos, elementos de naves espaciales. Decenas de miles de objetos de plástico han pasado a integrar nuestra vida desde que en 1907 Baekeland patentara la Baquelita . Si por arte de magia elimináramos ahora todos los plásticos nos quedaríamos literalmente desnudos y casi todo lo que nos rodea desaparecería. Esta es la cara luminosa del plástico, pero a partir de los años sesenta comenzó a nacer la inquietud sobre este omnipresente material, una parte de la historia que conocemos en la segunda parte de este relato.

Enlace con la segunda parte de este artículo

http://chrismielost.blogspot.com.es/2014/12/del-nacimiento-del-plastico-la_31.html


 El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos