jueves, 20 de noviembre de 2014

PEQUEÑAS HISTORIAS DE LA HISTORIA: EL DESCUBRIMIENTO DE LA SONRISA POR ÉLISABETH VIGÉE LEBRUN

"Una sonrisa , por favor" nos dicen cuando nos hacen una fotografía porque queremos salir retratados con ese gesto de nuestros labios que parece iluminar todo el rostro, ofreciendo a los demás una apariencia amistosa y abierta que invita a la confianza , la amistad y la alegría ¿y quién no anhela eso en su vida? Como  tantas otras cosas que hacemos de forma inconsciente ni siquiera nos percatamos de la importancia e influencia que ese gesto puede tener en nuestra forma de afrontar la vida . Los problemas cotidianos, las preocupaciones  económicas, laborales o sentimentales nos roban en ocasiones esa sonrisa que nos acerca a los demás de la misma  forma que también lo puede hacer, en el polo opuesto de las emociones, el sollozo. ¿Por qué escribo hoy sobre la sonrisa? Quiero contaros una de esas pequeñas historias de la historia que , sin embargo , tuvo una  cierta influencia  en la recuperación de un gesto tan natural con la sonrisa. Hace unos días leí un artículo del periodista y escritor Luis Alemany en el periódico español "El Mundo" sobre un libro que acaba de ser publicado en Inglaterra titulado "La revolución de la sonrisa francesa", "The french smile revolution" en su título original en inglés, obra  del historiador británico Colin Jones,profesor de historia francesa en la Queen Mary University  de Londres, donde reflexiona sobre la sonrisa en la historia con ideas que me sorprendieron porque nunca se me había ocurrido pensar que, a lo largo de la historia, la sonrisa no siempre fue concebida como un gesto positivo como la entendemos en nuestra época y que, al menos en el arte, hubo que esperar al siglo XVIII para que la sonrisa adquiriera prestigio social y sólo por un tiempo, pues durante el siglo XIX volvería a desparecer de las manifestaciones artísticas . Hubo que esperar a que en el siglo XX  las estrellas de Hollywood lograron seducir con sus sonrisas a millones de espectadores en cualquier rincón del mundo,de cualquier cultura y religión, demostrando la universalidad de este gesto en apariencia tan sencillo, pero como escribiera Honoré de Balzac (´1799-1850) "Sencillo es todo lo verdaderamente grande"

Busto del filósofo griego  Aristóteles, una copia romana de un original del escultor griego Lisipo (370-318 a.C). Aristóteles escribió una obra titulada  "Poética" formado por  dos libros , uno dedicado a la Epopeya y la Tragedia y un segundo libro dedicado a la Comedia. Este último no ha llegado hasta nosotros sin que conozcamos su contenido . El escritor italiano Umberto Eco (1932) lo convirtió en parte protagonista de su célebre novela "El nombre de la Rosa" ambientada  en la Edad Media, donde en un monasterio se oculta un ejemplar de esta obra considerada subversiva porque hablaba de la risa  y Eco pone en boca de uno de los frailes , Jorge de Burgos, esta reflexión sobre los peligros de la risa que refleja el pensamiento medieval  sobre esta forma de expresar la emoción humana "La risa es la debilidad, la corrupción , la insipidez de nuestra carne. Es la distracción del campesino, la licencia del borracho. La risa sigue siendo algo inferior, amparo de los simples, misterio vaciado de sacralidad para la plebe " Y cuando el protagonista de la novela, fray Guillermo de Baskerville, le pregunta la razón de su temor a la risa  tratada por Aristóteles en su obra responde " Aquí se invierte la función de la risa, se la eleva a arte, se le abren las puertas del mundo de los doctos , se la convierte en objeto de filosofía. La risa libera al aldeano del miedo al diablo. Cuando ríe , el aldeano se siente amo porque ha invertido las relaciones de dominación, la risa sería el nuevo arte capaz de aniquilar el miedo"  Y un pueblo sin miedo es un pueblo libre  (Imagen procedente de  http://es.wikipedia.org )

Veamos primero que nos dice el Diccionario de la Lengua Española en el que encontramos tres definiciones . En la primera de ellas leemos que sonreír es "reírse un poco levemente , y sin ruido", a continuación la describe como "ofrecer un aspecto alegre o gozoso" y en la última de sus definiciones explica que "dicho de un asunto , de un suceso, de una esperanza, mostrarse favorable o halagüeño para alguien". Favorable,halagüeño , alegre, gozoso,todas estas palabras las encontramos asociadas a la sonrisa   pero Colin Jones nos hace ver que en su origen etimológico este carácter positivo no era tan evidente porque sonrisa procede del latín sub-risus, literalmente"risa secreta" "risa para los adentros" o como bien explica el doctor Jones "dentro de la visión clásica de la risa , sonreír  era reír por lo bajo,reírse de las desgracias de otras personas". Tanto la risa como la sonrisa no tienen muy buena literatura en el transcurso de los siglos. El filósofo griego Platón (427-347 a. C) escribía "Los hombres de valor no deberían representarse como poseídos por la risa, y aún menos deberíamos permitir tal representación de los dioses "  y consideraba a la risa  como un exceso que debía ser limitado por el uso de la razón.  En la Biblia también encontramos referencias negativas de la risa aunque su valoración es positiva para la sonrisa como en este versículo  del Eclesiástico "El insensato  ríe estrepitosamente, pero el varón cuerdo  apenas si esboza una sonrisa". Ya en el siglo VI, Benito de Nursia (480-547), el hombre que inició la vida monástica y fundador de la orden Benedictina, escribía que "Cuando la risa está por estallar hay que prevenir, como sea, que se exprese. O sea que, entre todas las formas malignas de expresión, la risa es la peor".

"El bufón Calabacillas" realizado hacia  1636 por el pintor español Diego Velázquez (1599-1660) donde podéis observar como si aparece retratado con una sonrisa abierta, mostrando sus dientes , algo que sólo se realizaba con bufones como Calabacillas, niños o dementes ya que la risa estaba considerado un signo de desequilibrio emocional y falta de refinamiento mientras que las personas educadas debían mantener sus bocas cerradas, la seriedad (Imagen procedente de  http://es.wikipedia.org )

Este concepto negativo de la risa y en menor medida de la sonrisa se mantendría en elRenacimiento y durante el siglo XVII. El filósofo francés René Descartes(1596-1650) la consideraba "un fallo fisiológico". Colin Jones resume la visión que había de la sonrisa y la risa en la Europa medieval y hasta el siglo XVIII "En Europa, al menos desde el Renacimiento y, probablemente, mucho antes, existía una presión muy fuere para que las personas educadas mantuvieran sus bocas cerradas, porque lo contrario era una señal  de falta de refinamiento y, quizá, de descontrol  emocional; o sea, de locura. A los niños se les permitía reír , porque se aceptaba  que no estaba en posesión de la razón" Peor entonces ¿no es acaso la risa y la sonrisa gestos inherentes a nuestra naturaleza humana?¿no nacemos con los músculos que nos permiten reír? El maestro yogui Swami Sivananda (1887-1963) decía que "Son necesarios cuarenta músculos para arrugar una frente, pero sólo quince para sonreír" significando la sencillo que es sonreír y el poco esfuerzo que requiere iluminar nuestro rostro con ese gesto, pero es gracias a esos músculos que podemos sonreír ,expresando una emoción en la que interviene nuestro sistema nervioso central y nuestro cerebro a través de dos estructuras internas, la amígdala y el hipocampo.  Forma parte del ser humano desde que existe como tal y vuelvo a las palabras de Colin Jones "Todo sugiere que la sonrisa es un gesto extremadamente  antiguo. Los científicos que estudian la evolución creen que el origen es anterior al ser humano, que ya estaba en los primates. ¡Los monos abren la boca si les hacemos cosquillas! Podemos estar hablando de seis millones de años " y añade "Los bebés nacen con los músculos que permiten sonreír  y reír y hay padres que dicen que sus hijos sonríen en el útero. Dejémoslo en que lo normal es sonreír con dos o tres meses . Eso ya indica que la sonrisa está en el programa de nuestro cerebro"

"Mujeres en la ventana" del pintor español Bartolomé Esteban Murillo (1617-1682) realizad entre 1665 y 1675  una de las pocas obras donde la  sonrisa se muestra más abiertamente, aunque sin descubrir los dientes,  pero Murillo es uno de los pintores que recrear sonrisas que nos son más reconocibles. Más adelante veremos como una de las causas que podría explicar este reparo a mostrar la dentadura en sonrisas francas y abiertas sería la falta de higiene bucal (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )

Sin embargo, a pesar de que acabamos de ver que es algo natural , tanto como lo pueda ser el llanto, seguía sin ser aceptada socialmente. Jones apunta a otra causa que pudo retrasar la entrada triunfal de la sonrisa en sociedad,una causa en la que a mi no se me había ocurrido pensar, la falta de higiene bucal. Ya en la Antigüedad  el hombre había buscado remedios para los males de la boca  y así el geógrafo griego Estrabón (64 a. C hacia 19 d. C) escribe sobre la forma en que los cántabros, uno de los pueblos que habitaba en el norte  Hispania se cuidaban su dentadura " Se limpian los dientes con orinas envejecidas en cisternas" y aunque nos pueda parecer un tanto repulsivo no iban desencaminados , ya que  la orina contiene amoniaco que ayuda a conservar los dientes. El científico romano Plinio el Viejo(23-79) también afirmaba que la orina  era el mejor remedio para prevenir la caries  y entre las orinas la más apreciada era la de origen de lusitano, pues como escribe el historiador español Pancracio Celdrán en su obra "El gran libro de la historia de las cosas"  "tenía fama de ser la más fuerte y efectiva, y restregaban  los dientes  empapando en ella un pequeño algodón" Los médicos árabes durante la Edad Media insistirán en la necesidad de cuidar y mantener limpios los dientes como Avenzoar (1073-hacia 1161) que en un tratado de medicina  aconseja "Conserva el vigor de tus dientes, conserva su blancura y su brillo; lava la boca con agua de llantén y de rosas" Pero en la Europa medieval al igual que en la de los siglos XVI y XVII la higiene bucal campaba por su ausencia y las caries devoraban las bocas que se convertían en muchos casos en auténticos agujeros hediondos donde los dientes se pudrían causando infecciones y terribles dolores que trataban de ser remediados con el uso de hierbas y en último extremo extrayendo la pieza , labor que correspondía entonces a los barberos .

"La Giocodaa" o  la "Mona Lisa"  de Leonardo da Vinci es tal vez el cuadro más conocido de la historia de la pintura y una de sus claves es el enigmático gesto de su boca, la legendaria sonrisa de Mona Lisa  porque al mirarla de cerca parece desaparecer mientras que al fijar la vista en otras zonas del cuadro  reaparece como consecuencia de un efecto óptico causado por el juego de sombras realizado por Leonardo.   Incluso se llegó a utilizar un programa informático para  medir las emociones en función  de la expresión facial y el resultado fue que  en un 83% Mona Lisa estaba feliz .  Lo que a nosotros nos  interesa en esta ocasión es que en su sonrisa los labios están apretados, sin mostrar los dientes. Así eran retratadas todas las sonrisas, los dientes siempre permanecían ocultos  (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )

La situación empeoró a partir del siglo XI cuando se extendió el consumo del azúcar lo que facilitó la formación de caries, en particular entre las clases más pudientes porque no era un producto al alcance de todo el mundo. La creencia extendida  entonces  es que la caries era producida por un gusano de los dientes , aunque de nuevo los médicos más avanzados de la Edad Media, los árabesdesmintieron que existieran esos gusanos  pero la creencia se mantuvo hasta una fecha tan tardía como el siglo XVIII. ¿Qué tiene todo esto que ver con la sonrisa y la risa? Una boca cariada, en la que faltan piezas dentales y otras están ennegrecidas no es precisamente un espectáculo muy agradable ni la mejor carta de presentación . Según Colin Jones  esa sería la explicación para que en los retratos de los siglos XV, XVI y XVII no veamos nunca sonrisas francas, abiertas, que muestren los dientes ,sino como mucho  sonrisas muy ligeras con los labios bien apretados que no dejaban ver los dientes, y seguro que ahora os viene a la mente la más célebre sonrisa de la historia del arte , "La Gioconda" de Leonardo da Vinci (1452-1519). Si hay  cuadros con personajes qué ríen abiertamente pero se trata siempre de bufones, niños o locos ,cuyas sonrisas suelen ser más bien muecas grotescas pero no encontraremos esas sonrisas que hoy todos nos afanamos en mostrar en las fotografías, con los labios abiertos dejando al descubierto nuestras dentaduras. mas o menos cuidadas.  Pero algo cambió en el siglo XVIII , cuando nos encontramos con la figura del médico francés Pierre  Fauchard (1678-1761)autor en 1728 de la obra "El dentista cirujano" donde describe los diferentes procedimientos para extraer dientes, tratar la caries , realizar implantes dentales y cuidar la salud dental , una obra por la cual es considerado el padre de la odontología. Entre otras cosas Fauchard rechaza la idea de la existencia de los gusanos de los dientes, como ya habían hecho lo médicos árabes siglos atrás  y advierte sobre la responsabilidad del azúcar en la formación de las caries  .

Una página del tratado de Pierre Fauchard sobre el tratamiento de la dentadura. El llamado padre de la odontología fue el inventor del empaste dental  y también de los primeros aparatos dentales o brackets para corregir la posición de los dientes y también fue un pionero en el implante de prótesis dentales con piezas de marfil o hueso tallado para sustituir a las piezas perdidas. Hasta entonces nadie trataba los dientes, se limitaban a extraer las piezas cariadas. Con las innovaciones de Fauchard las dentaduras comenzaron a ser objeto de cuidado , la higiene bucal mejoró y eso permitió, entre otros efectos sobre la vida cotidiana,  que ya no fuera desagradable mostrar los dientes al sonreír  (Imagen procedente de http://en.wikipedia.org )

Esta mejora en el  cuidado de las bocas se extendió en primer lugar entre la aristocracia  y así durante la segunda mitad del siglo XVIII las dentaduras comenzaron a dejar de ser algo que ocultar y mostrar los dientes detrás de una sonrisa pasó a ser un gesto de coquetería y poco a poco la sonrisa empezó a mostrarse en sociedad  y con la sonrisa llegaba también una nueva forma de expresar las emociones que durante tanto tiempo habían sido contenidas bien por  criterios morales, por convenciones sociales o por consideraciones estéticas. Colin Jones expone la teoría de que la irrupción de la sonrisa en la sociedad francesa despertó lo que él llama "una cultura de la sensibilidad. Europa hizo suyas nuevas formas de representar la sensibilidad",pero toda revolución , y la aparición de la sonrisa  en el arte y la sociedad lo era, requiere de un pionero y en este caso iba a ser una pionera, la pintora francesa Marie-Louise Élisabeth Vigée (1755-1842), hija del pintor y profesor de arte Louis Vigée (1715-1767) que iba a convertirse en la pintora más celebre de Francia del siglo XVIII.  En 1776 se casó con el también pintor Jean Pierre Baptiste Lebrun (1748-1813)  y fruto de ese matrimonio nace en 1780 su única hija, Jeanne Julie Louis Lebrun(1780-1819). Muestra del prestigio de Marie-Louise Elisabeth Vigée fue  llamada a Versalles para realizar un retrato de la reina María Antonieta(1755-1792) y en 1783 ingresó en la Academia Real de Pintura y Escultura de Francia. Tres años más tarde, en 1786, Marie Louise Elisabeth Vigée realizaría un autorretrato  junto a su hija Jeanne que despertaría una gran polémica .¿Qué tenía de particular? En la obra Marie aparece sosteniendo amorosamente a su hija de seis años mientras ambas miran al espectador . Hasta aquí nada extraordinario , pero la clave de la obra se encuentra en el rostro de Marie cuyos labios esbozan una sonrisa que deja al descubierto  sus dientes. Había comenzado la revolución de la sonrisa francesa .

Autorretrato de Marie Louise Élisabeth Vigée Lebrun junto a su hija de seis años Jeanne Julie realizado en 1786. Fijaos en la dulce sonrisa de Marie Louise, la propia de una madre que tiene a su pequeña hija en brazos, nada que nos pueda sorprender pero en  aquel momento fue un escándalo porque hasta entonces  sólo los locos, los niños o los bufones mostraban sus dientes al reír. Pero muy pronto la sonrisa ya no se ocultaría. Escribe Colin Jones que "la sonrisa y también la risa eran una herramienta de rebeldía contra un régimen facial rígido como el que dominaba el Palacio de Versalles "(donde estaba la corte real francesa) El descubrimiento de la sonrisa anunciaba también el despertar de las emociones característico del Romanticismo  (Imagen procedente de http://en.wikipedia.org )  

Por fin la sonrisa se había pública y se mostraba, aunque todavía pudorosamente, pero en los años siguientes  ya no se ocultará. Pero  pronto iban a cambiar las cosas, porque en 1789  estallaba la Revolución Francesa , la violencia , el terror, hombres comoMaximilien Robespierre (1758-1794), una de las figuras más destacadas de los años revolucionarios, desprecia la sonrisa  considerándola una frivolidad propia de una aristocracia despreocupada que se dedicaba a sonreír mientras el pueblo se moría de hambre. Explica  Colin Jones que "la Asamblea Nacional prohibió las carcajadas en los plenos. Cuando la Revolución se convirtió en el poder y en la cultura oficial la risa se volvió conservadora. Después empezó la guerra y la seriedad se impuso definitivamente. Bajo el Terror (un período  que se desarrolló entre otoño de 1793 y la primavera de 1794 en el que se sometió a la sociedad a una terrible represión que costó la vida de muchas personas)  la risa se convirtió en un gesto contrarrevolucionario, una expresión de deslealtad"  Las cosas no mejoraron durante el gobierno deNapoleón Bonaparte (1769-1821) donde la inexpresividad del rostro se asoció a la dignidad  del cargo público que se ocupaba. Habría que esperar al siglo XX y a las estrellas de Hollywood con sus sonrisas deslumbrantes para que de nuevo la sonrisa se convirtiera en un gesto seductor , alegre, amable y con prestigio social,  características que serían potencias con el desarrollo de la publicidad. Hoy casi todos nuestras fotografías en las redes sociales muestran esa sonrisa que todos lucimos comogesto de amistad, de acercamiento al otro, de simpatía, nuestra mejor carta de presentación para acercarnos a los demás . Por supuesto que en el pasado también se sonreía, forma parte de la naturaleza humana, pero la presión social hizo que en muchos ambientes fuera casi ocultada, considerado algo impropio de personas educadas y decentes. Decía Shakespeare, con un pensamiento pragmático, que "es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada"lo cual creo que es muy cierto, pero prefiero cerrar este artículo con otra frase más generosa, "una sonrisa significa mucho. Enriquece a quien la recibe, sin empobrecer a quien la ofrece . Dura un segundo pero su recuerdo, a veces , nunca se borra"   No seamos avaros en sonrisas ,nunca sabemos cuanto la puede necesitar la persona que la recibe y como dice un proverbio escocés "cuesta menos que la electricidad y da más luz". 



"La mejor forma de vencer las dificultades es atacarlas con una magnífica sonrisa"  escribía el pintor, escultor y miliar británico Robert Baden Powell(1857-1941) . Que no os falte nunca la sonrisa . Deberíamos pensar que un día sin sonreír es un día perdido, porque nos ayuda a ver las cosas con otra luz diferente y también nos permite regalar alegría a los que nos rodean porque mucha gente necesita una sonrisa y como decía el personaje creado por Umberto Eco en "El nombre de la Rosa", la risa nos rescata del miedo y nos hace más libres. (Imagen procedente de http://eltiempohabitado.wordpress.com)


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos