martes, 23 de septiembre de 2014

MISTERIOS DE LA HISTORIA: CODEX GIGAS, EL MANUSCRITO DEL DIABLO

Es una noche de oscuridad impenetrable, el viento gélido golpea los muros de un recóndito monasterio  en el corazón de Bohemia, parece querer asaltar  el recinto sagrado donde los monjes benedictinos con sus hábitos negros se encuentran rezando maitines. La luz de las velas se imponen sobre las sombras mientras las voces de los monjes se alzan en sus cantos sagrados, excepto la de uno de ellos. En una de las celdas un monje escribe con desesperación en las hojas de un libro de un tamaño nunca visto. Es el hermano Herman y apenas unas horas antes se hallaba implorando  a sus superiores por su vida. Fue sorprendido cometiendo un pecado nefando, horrible, cuya naturaleza ni siquiera se puede describir. Herman suplica una oportunidad y promete a sus superiores un imposible, será el autor del libro más grande que nadie haya escrito que contendría todo el saber acumulado hasta aquel momento por la humanidad y gracias al cual el pequeño y pobre monasterio alcanzará  fama mundial y se convertirá en un centro de peregrinación. Sus hermanos le miran entre escépticos y asombrados, se alejan de él y hablan entre ellos en voz baja. Herman espera su respuesta consciente de que su vida depende de las siguientes palabras que aquellos hombres pronunciarán. Terminada su deliberación, los monjes se vuelven hacia el hermano acusado y dictan su sentencia. Le conceden la oportunidad que implora, pero sólo tendrá hasta el próximo amanecer para culminar su obra o esa misma mañana será emparedado en su celda donde morirá de hambre y sed, sin volver a ver nunca más la luz del sol. 


Grabado de "Fausto" realizado por el pintor neerlandés Rembrandt Harmenszoon van Rijn(1606-1669), al que conoceréis sencillamente como Rembrandt. Fausto es probablemente el protagonista más conocido de un pacto con el diablo gracias a las numerosas obras que han tratado su figura, en particular el "Fausto" de Johann  Wolfgang von Goethe(1749-1832) basado en la figura real del alquimista , mago y astrólogo alemán Johann Georg Faust (hacia 1480-hacia 1540) que habría muerto en 1540 víctima de una explosión en su laboratorio y cuya vida está rodeada por la leyenda de pactos con el diablo, aunque parece que su existencia fue real por las menciones a su persona de diferentes  personalidades de la primera mitad del siglo XVI. como el erudito y reformador religioso alemán Philipp Melanchton (1497-1560) que decía haberlo conocido en persona. Los pactos del diablo eran una creencia extendida desde la Edad Media, aunque su origen , como otros muchos aspectos de la religión cristiana, habría que buscarlo en los ritos paganos anteriores a la implantación del cristianismo en Europa. En el siglo X la religiosa y escritora alemana Hroswitha von Gandersheim (hacia 935-1002), perteneciente a la orden benedictina,  recoge en una de sus obras   la leyenda de Teofilo de Adana , un monje que descontento con su situación habría hecho un pacto con el diablo para lograr el éxito en la vida mundana aunque luego , arrepentido, logra ser salvado por la Virgen María, una historia cuyos orígenes se remontaban al menos al siglo VI y que podría estar también en el origen del nacimiento de la leyenda de Fausto y de otros pactos con el diablo como el del protagonista de la leyenda del autor del Codex Gigas (Imagen procedente http://es.wikipedia.org )
Durante horas escribe sin parar, mientras escucha a lo lejos las voces de sus hermanos cantado los rezos de maitines. Es medianoche , sus dedos le duelen agarrotados, la espalda le tortura y la vista se vuelve borrosa . Jamás podrá terminar el libro en el plazo convenido y morirá emparedado en aquel mismo lugar donde ahora está sentado. Detiene su pluma, mira con desesperación a su alrededor buscando algo que le permita conservar la esperanza, pero sólo encuentra el miedo a la muerte. Se lleva las manos a su rostro y luego las junta en un gesto de oración  y reza, pero no a Dios, sino a Satanás, para que acuda en su auxilio. Hace un pacto con él , a cambio de su alma  Satanás acabará su obra esa misma noche , salvando así la vida del monje aunque perdiendo su alma para la eternidad. Así sucede, el libro más grande jamás escrito está terminado a la mañana siguiente  conteniendo todo el saber de los hombres incluida la Biblia. Como había prometido Herman, el libro dará fama al pobre monasterio benedictino y no tardará en extenderse la fama de su colosal tamaño , de su contenido y de una imagen que fascina y aterra a todos los que la contemplan, un enorme dibujo del Diablo que ocupa una página entera de la obra  y del que nadie sospecha la auténtica razón de su presencia allí, sólo Herman, que lo dibujó como agradecimiento al verdadero autor del libro, Satanás, un libro que sería conocido en el futuro como Codex Gigas y también, una vez que se difundió su oscuro origen, con un nombre que rodearía de misterio a la obra durante siglos hasta el presente, el Manuscrito del Diablo.


En esta fotografía del Codex Gigas podéis comprobar su gran tamaño en comparación con las personas que se encuentran a su alrededor. Está abierto por la que es sin duda su página más conocida, la que contiene el dibujo del diablo encerrado en una especie de celda  que según la leyenda habría sido incluida por el autor del Codex como agradecimiento por la ayuda de Satanás en la mágica redacción de la obra en sólo veinticuatro horas. Fijaos como esta página y la contigua están ensombrecidas en comparación con el resto de las páginas del Codex Gigas que mantienen una tonalidad más clara y que también alimentaría la leyenda que rodea esta obra. Gracias a la investigación de expertos paleógrafos hoy tenemos una explicación para ello que veremos más adelante (Imagen procedente de http://laslecturasdeguillermo.wordpress.com ) 

Esto es al menos lo que reza la leyenda de una obra que no es fruto de la imaginación sino que existe y podemos visitar hoy en Estocolmo , en Suecia. Hasta hace unos días no conocía su historia y hoy os propongo que me acompañéis a conocer la verdad oculta detrás de la leyenda que no es menos fascinante que el relato de Herman. Veamos primero las características de nuestro protagonista ,el Codex Gigas , nombre en latín que significa "Libro Grande" , un nombre que no podía ser más acertado teniendo en cuenta sus dimensiones que lo convierten en el libro manuscrito, escrito a mano, más grande que ha llegado hasta nosotros. Tiene un lomo cosido a mano  de 92 centímetros de largo y cincuenta centímetros de ancho que alberga en su interior seiscientas veinticuatro páginas que juntas alcanzan un grosor de veintidós centímetros y un peso total de setenta y cinco kilos. No hay ninguna obra medieval que pueda acercarse a sus dimensiones lo que explica por sí solo su fama, pero no es el tamaño su única particularidad ya que su contenido es de una variedad sorprendente en la época, reuniendo escritos que no era habitual ver juntos en una misma obra. Contenía  la Biblia basada en la Vulgata, la versión en latín de los textos bíblicos escritos en hebreo y griego que fue la versión oficial de la Biblia empleada por la Iglesia Católica hasta el año 1979 y cuyo autor fue Jerónimo de Estridón (hacia 340-420), al que seguro que conocéis mejor por San Jerónimo. En la Vulgata contenida en el Codex Gigas se encontraban todos los textos bíblicos  excepto el Apocalipsis de San Juan y los Hechos de los Apóstoles sin que se conozca la razón de su ausencia.


Fotografía de la encuadernación cosida a mano del Codex Gigas , de 92 centímetros de longitud y 75 kilos de peso. Veremos como a lo largo de su agitada existencia viajaría del monasterio benedictino de Podlazice  al monasterio de Sedlec, cerca de Praga . Regresaría a Podlacize  hasta que en el siglo XVI pasaría a formar parte de la colección de libros del emperador del Sacro Impero Rodolfo II. Ya en el siglo XVII , en el transcurso de la Guerra de los Treinta Años las tropas suecas saquearían Praga, donde se hallaba el códice y lo llevarían con ellos para entregarlo a su soberana, la reina Cristina de Suecia. Estocolmo sería su residencia final , pero aún tendría que sobrevivir milagrosamente a un incendio. Hoy sólo abandona su residencia en Estocolmo de manera extraordinaria y puntural para ser mostrado en alguna exposición donde sigue atrayendo a multitudes atraídas por la fascinación y el misterio que rodea su creación. Pero aunque la historia del pacto con el diablo sea  una leyenda, la búsqueda de la realidad histórica no es menos fascinante (Imagen procedente de http://misterios.co)

 Pero además de la Biblia también contiene obras más extrañas para un códice redactado por un monje benedictino como escritos sobre curas medicinales y diferentes tipos de encantamientos  ritos de exorcismos, tratados de medicina redactados por el médico y monje benedictino Constantino el Africano (hacia 1020-1087) que con su obra había introducido los conocimiento médicos árabes en Europa, las Etimologías del que fuera arzobispo de Sevilla en el siglo VII , Isidoro de Sevilla (556-636) y que era lo más parecido a una enciclopedia que se podía encontrar cuando lo redactó Isidoro durante la dominación visigoda de la Península Ibérica concentrando en sus páginas el saber del siglo VII. Y además a estas obras habría que añadir también dos libros del historiador judío Tito Flavio Josefo (hacia 37-101) que escribió durante el Imperio Romano y dos de sus obras más importantes están en el Gigas, "La guerra de los judíos" que relata la historia de Israel entre el siglo II a. C y mediados del siglo I d.C y "Antigüedades judías" donde Josefo se mostró más ambicioso relatando toda la historia del pueblo de Israel para demostrar que era el más antiguo de todos los pueblos existentes. Y esta larga relación de obras concluye con el libro del historiador checo Cosmas de Praga(hacia 1045-1125) titulado "Chronica Bohemorum" , también conocida como "Crónica Checa", compuesta a su vez de tres libros que relatan la historia del mundo desde su creación  además de la historia particular del Reino de Bohemia donde se encontraba emplazado el monasterio donde fue escrito el Codex Gigas. También se hallan en el Gigas una necrológica de personajes importantes, un calendario y otros textos de menores dimensiones que convierten al colosal Codex Gigas en lo que la leyenda sobre su creación nos cuenta, un compendio del saber de su tiempo.


Imperio Germánico de los Otones
Este mapa no corresponde a la época  en que nació el Reino de Bohemia en el siglo XIII, sino a dos siglos antes, cuando el Sacro Impero Romano Germánico, cuyas fronteras a comienzos del siglo XI son las que podéis ver en el mapa sobre estas líneas,  estaba gobernado por la dinastía otonida, llamada así por el emperador Otón I el Grande(912-973) y sus sucesores Otón II el Rojo (hacia 955-983) y Otón III (980-1002). En aquel Imperio el futuro reino de Bohemia era todavía un ducado cuya situación y extensión podéis ver en color naranja en la parte superior , fronterizo con el reino de Polonia  (Imagen procedente de http://www.pais-global.com.ar )

Pero ¿qué tiempo era ese?¿donde se escribió?¿quién fue el autor de esta obra que en el documental de National Geographic que os incluyo más adelante sobre el Codex Gigas , es descrito por el profesor Christopher de Hamel del Corpus Christy College de la Universidad de Cambridge como "una verdadera locura, un disparate, no hay ningún otro manuscrito así"? Tenemos que viajar al Reino de Bohemia, durante la primera mitad del siglo XIII. El Reino había sido hasta 1212 un importante ducado del Sacro Imperio Romano Germánico que ocupaba un territorio que hoy forma parte de la República Checa, pero en ese año el emperador del Sacro Imperio Federico II Hohenstaufen (1194-1250) , uno de los gobernantes más importante de su tiempo que recuperaría Jerusalén para la cristiandad sin el uso de las armas y que fue conocido por sus aliados como el "Estupor del Mundo"  y por sus enemigos, entre los que se contaba la Iglesia Católica, como el Anticristo, elevó a Bohemia al rango de reino en virtud de un documento conocido como la Bula de Oro de Sicilia .Su primer rey sería Otakar I (1155-1230) de la poderosa familia de los Premyslida que gobernaba en bohemia como duques desde el siglo IX. En la relación necrológica de grandes personalidades fallecidas que recoge el Codex Gigas no aparece el nombre de Ottokar I fallecido en 1230, lo que induce a pensar a los investigadores que el Gigas fue escrito alrededor del primer tercio del siglo XIII antes de la muerte de Ottokar en el monasterio de la orden benedictina de Podlazice situada en el actual distrito checo de Chrudim en la región de Pardubice. Veamos ahora quienes eran los monjes benedictinos ,la orden a la que pertenecía el misterioso autor del Gigas. 


Escultura de los legendarios fundadores de la dinastía Premyslida, Libusa y Premysl,  que desde el siglo X gobernaría los destinos de Bohemia primero como ducado y después, a partir de 1212, como reyes . La escultura se encuentra en lo que fue la antigua fortaleza de Vysehrad, nombre que significa "Castillo en las alturas", y que habría sido la  residencia originaria de los príncipes premyslidas. Según cuenta la leyenda relatada por Cosmas de Praga en su obra sobre la historia de Bohemia "Chronica Bohemorum" contenida, como ya hemos visto, en el Codex Gigas,   Premysl era un humilde pastor que habría logrado conquistar el corazón de la princesa Libusa (o Libuse), hija a su vez del hombre que gobernaba en el siglo VIII la mayor parte de Bohemia., Krok. A la muerte de Krok , Libusa heredó el gobierno , pero sus súbditos no estaban conformes con ser gobernados por una mujer por lo que la exigieron que buscara un príncipe que fuera digno de gobernarlos. Libusa escogió a Premysl que así pasó de ser un humilde pastor al príncipe de Bohemia dando nombre a la dinastía que gobernaría Bohemia , los Premyslidas, de forma continuada por vía paterna hasta la muerte de Wenceslao III(1289-1306)   A Libusa también se atribuye la fundación legendaria de Praga (Imagen procedente de http://www.prague.net )



El fundador de la Orden Benedictina había sido Benito de Nursia (480-543) , nacido en una familia acaudalada de la localidad italiana de Nursia . En su juventud fue enviado a Roma  para seguir estudios de retórica, filosofía y derecho para comenzar después una vida de retiro y meditación junto a unos pocos discípulos alejándose de la vida disipada que encontró en Roma  que le disgustaba profundamente. En el año 525 fundaba el monasterio de Montecassino  en la cima de la colina del mismo nombre  y se convertirá en su abad hasta su muerte en 547. Benito de Nursia redactaría un texto para organizar la vida interna de la comunidad religiosa que sería conocida como Regla Benedictina y que serviría como modelo para la fundación del resto de monasterios europeos y el nacimiento de otras ordenes monásticas, por lo que Benito de Nursia sería considerado como "patriarca de los monjes occidentales" y hoy es el Patrón de Europa. Benito concibe  el monasterio como una casa dirigida por un padre espiritual, el abad, que debe ser elegido  por todos los hermanos . La Regla establece que los padres puedan ingresar  a sus hijos en el monasterio para ser educados y preparados para convertirse en monjes. Los que deseen entrar en la orden en siendo ya adultos  tenían que estar un año a prueba antes de pronunciar los votos de pobreza, obediencia y castidad  además de la promesa de permanecer en la misma comunidad hasta su muerte y la exigencia de que renuncie a todos los bienes personales entregándolos a la comunidad. 


Benito de Nursia(hacia 480-547), fundador de la orden benedictina, retratado por el pintor italiano Fra Angelico (hacia 1395-1455) en un fresco del Convento de San Marcos en Florencia. Nacido en el seno de  una familia bien situada, después de estudiar en Roma se había retirado durante tres años al desierto de Subiaco, ,  donde llevó una vida de ermitaño  reuniendo junto a él a un buen número de discípulos  que vivían en comunidad. En las siguientes dos décadas  se formarían doce comunidades unidas a la de Benito , mientras su fama de santidad atraía cada vez un número mayor de vocaciones, lo que despertará la envidia y la animadversión de un sacerdote de una iglesia vecina  que termina obligando a Benito a abandonar su retiro y en 529 funda en una colina , sobre las ruinas  de un antiguo templo dedicado a Apolo , el monasterio de Montecassino . Allí redactará los 73  capítulos  que regirán el funcionamiento de la primera  orden monástica, la Orden Benedictina . El monasterio se convierte en una especie de familia separada del resto del mundo  en la que el abad adopta la figura de padre de familia  y donde todos los bienes son compartidos. En el futuro la orden benedictina  será la que conserve el conocimiento  y el saber durante los años más oscuros de la Edad Media, copiando las obras de los clásicos de la Antigüedad Clásica, al tiempo que perfeccionan los métodos agrícolas y cultivan el arte. Es a esta orden a la que pertenecía  el enigmático autor del Codex Gigas (Imagen procedente de   http://es.wikipedia.org )

 Como el objetivo de monasterio era para Benito de Nursia  educar al monje en la vida espiritual  estableció una rutina diaria basada en la lectura, el trabajo manual y la oración en común que se resumen en el célebre lema de la orden, el "Ora et labora", "Reza y Trabaja". El día a día estaba organizado en torno a las horas dedicadas a la oración , ocho en total, que comenzaban con el oficio nocturno llamado Maitines, hacia la medianoche, que yo he incluido en mi relato de la leyenda de la creación del Codex Gigas como el canto que escuchaba el autor del Codex mientras lo redactaba, y a los que seguían los oficios de Laudes (hacia las 3 de la madrugada) , Prima (seis de la mañana), Tercia (nueve de la mañana), Sexta (mediodía) , Nona (tres de la tarde), Vísperas(seis de la tarde) y Completas, la última oración del día que rezaban a las nueve de la noche antes de irse a dormir. Su hábito era de color negro por lo que eran conocidos popularmente como los Monjes Negros . Con el paso de los siglos la disciplina de los monasterios benedictinos fue relajándose cada vez más lo que hizo necesaria una reforma de la Orden  que endureciera esa disciplina, una reforma que tuvo lugar en el siglo X impulsada por el abad del monasterio francés de Cluny, Odón de Cluny (hacia 878-942), por lo que sería conocida como Reforma Cluniacense.  que también entró después en decadencia necesitando una nueva reforma impulsada en esta ocasión desde la Abadía de Cister  fundada en 1098 por  el abad Roberto de Molesme (hacia 1028-1111) y que por ello recibiría el nombre de Reforma Cisterciense, cuyos miembros ,siendo benedictinos, llevaban otro hábito, de color blanco, por lo que fueron conocidos como los Monjes Blancos. Era esta la historia de la Orden a la que pertenecía el pequeño y pobre monasterio bohemio de Podlazice. 


Plano de como debía ser la Abadía de Cluny, fundada en 910,  en el siglo XII. Durante los siglos VI al X los monasterios benedictinos  vieron aumentar su riqueza y poder  ya que eran mantenidos con las donaciones de tierras que eran cultivadas por arrendatarios, lo que redundaba en beneficio del monasterio ya que los monjes debían renunciar a toda propiedad privada y todos los bienes y riquezas pertenecían a toda la comunidad.  Pero esta acumulación de poder y riqueza  en manos de los abades, a quienes los monjes debían una obediencia absoluta, despierta también el interés de la nobleza  y de los reyes, cuya injerencia  en los asuntos de la vida monástica  es cada vez mayor obligando a los obispos y abades a prestar juramente de fidelidad al monarca  a la hora de tomar posesión de sus cargos, con lo que se convertían en vasallos.  Es ésta situación, junto a la relajación de la disciplina dentro de los monasterios, lo que dará origen a un movimiento de reforma surgido a raíz de la fundación en 910 de la abadía benedictina de Cluny por el duque de Aquitania Guillermo el Piadoso (875-918) que elige como primer abad del nuevo monasterio a Berno  de Baume o Berno de Cluny (hacia 850-927). Los doce  primeros monjes de la nueva comunidad  llevarán una vida libre de toda injerencia laica para que puedan practicar  en toda su pureza la regla de la orden benedictina. El abad pasa a depender exclusivamente del Papa  y no del poder civil. La brillante labor de Berno  le hace rápidamente popular  y comienzan a ponerse nuevos monasterios bajo la autoridad directa del abad de Cluny desvinculándose de su tradicional dependencia de los nobles y del rey. La reforma cluniacense  ejercería una gran influencia en la vida monástica  de toda Europa y en la independencia de la vida religiosa con respecto al poder civil. La labor de Berno sería seguida brillantemente por su sucesor en la abadía de Cluny, Odón de Cluny(878-942) (Imagen procedente de http://www.studyblue.com )   

Pero los monasterios eran más que un lugar de retiro y oración y ahora haré referencia a un artículo que escribí en 2013 sobre la historia de la lectura y la escritura del que extraigo este fragmento . Después de la caída del Imperio Romano en el 476 la cultura se replegó al interior de las iglesias y monasterios. Mientras que la lectura era fomentada en el mundo clásico, y particularmente durante el Imperio Romano , la Edad Media fue un tiempo difícil para la lectura como, en general, para el desarrollo de la cultura , un tiempo en el que la lectura era vista por muchos como un peligro que sólo podría perturbar las almas de los creyentes con ideas  que les confundirían y poner  en riesgo la virtud de las jóvenes con  la lectura de versos y cartas de amor como manifestaba Felipe de Novara, un noble del siglo XIII que afirmaba "No es conveniente que las jovencitas aprendan a leer y escribir a no ser que deseen hacerse monjas , porque , de lo contrario, al alcanzar la mayoría podrían escribir o recibir cartas de amor". A pesar de todo los miembros de la aristocracia solían aprender a leer y escribir, los hombres para dirigir sus propiedades, las mujeres para ingresar en los conventos , mientras que los campesinos seguían sumidos en el analfabetismo.Durante el gobierno de Carlomagno (742-814), creador del Imperio Carolingio ,la entidad política y militar más fuerte de la Europa de su tiempo, la cultura experimento una recuperación, el llamado Renacimiento Carolingio, y aunque el propio Carlomagno no sabía escribir consideraba que la educación era primordial para el progreso de su reino y creó un gran número de escuelas en los monasterios y los monjes educados en ellas realizarían copias de textos que gracias a ellos se han preservado hasta nuestros días salvándolos del olvido


En esta miniatura medieval podemos ver la representación de un Scriptorium , donde los monjes realizaban su ardua labor de copistas de las grandes obras de la antigüedad clásica , una labor compleja y lenta en la que intervenían en cada obra varios monjes y que hacía que el número de libros en circulación en Europa fuera muy pequeño en número hasta la invención de la imprenta . Ya en el siglo VI encontramos una referencia a estos lugares en la fundación del monasterio de Vivarium en Italia por el filósofo , escritor, político y religioso Casiodoro (hacia 485- hacia 580) situado junto a la biblioteca del monasterio y destinado a la copia de libros por los monjes, dotado de lámparas de aceite para iluminar la estancia y con todo el material preciso para la escritura. Esta labor se realizaba bien en una estancia acondicionada especialmente para esta labor, los scriptoria, o bien en la propia celda del monje. En cuanto a su situación dentro de los monasterios en el caso de la orden benedictina parece que con frecuencia eran dispuestos cerca de las cocinas porque era el lugar más cálido del monasterio. Ya en el siglo XIII, cuando se elaboró el Códex Gigas, los códices eran elaborados por equipos de especialistas  en escritura, el dorado, el miniado(la elaboración de las miniaturas que enriquecían los libros) y los encuadernadores. También sería en este siglo XIII cuando el papel, inventado por los chinos y utilizado por los árabes desde el siglo VIII,  comenzó a introducirse lentamente en Europa a partir de su fabricación en Italia en 1230, aunque todavía tardaría en desplazar al uso del pergamino , soporte en el que fue escrito el Gigas (Imagen procedente de http://www.escritoresderivas.com )  

A partir del siglo X , con el renacimiento de las ciudades y el comercio , se irían creando nuevas escuelas por las principales ciudades de Europa . La lectura fue evolucionando al tiempo que la escritura, una labor penosa , que se realizaba ,al igual que la lectura, casi siempre con escasa luz, ya que castillos y monasterios eran lugares sombríos de ventanas pequeñas para evitar que penetrara el frío en invierno y el calor en verano .El escritor argentino Alberto Manguel en su obra "Una historia de la lectura" recoge las palabras de un escriba llamado Florencio, que en siglo XIII anotaba en el margen de un texto que estaba copiando unas palabras sobre la dureza de su oficio "Es una tarea penosa. Apaga la luz de los ojos, dobla la espalda , aplasta vísceras y costillas, lleva dolor a los riñones y fatiga a la totalidad del cuerpo". ¿Cuantos escribas y lectores no perderían entonces su vista hasta quedar ciegos, esforzando sus ojos para distinguir las letras iluminadas por la apagada luz de una vela? Esta dura tarea era realizada por los monjes en los Scriptorium que significa precisamente "Lugar para escribir" aunque los historiadores creen que estos lugares destinados a la escritura y copia de textos no eran comunes a todos los monasterios y en monasterios más pequeños como el de Podlazice esta labor se realizaba en el claustro del monasterio o en la misma celda del monje como hacía en la leyenda con la que abría esta historia nuestro misterioso autor del Codex Gigas. Ya hemos visto el entorno histórico y cultural en el que nació el Gigas y me queda deciros algo sobre la naturaleza de los códices medievales.


310r Codex Gigas: La Biblia del Diablo
Fotografía de una página del Codex Gigas que contiene el calendario del mes de octubre. Como era habitual el Gigas utiliza el pergamino como soporte de escritura. Fue inventado en el siglo II a. C en el reino de Pérgamo , situado al norte de Mileto, en la costa de la actual Turquía , durante el gobierno del rey Eumenes II que reinó entre el 197 y el 159 a.C. Utilizaba como material piel de cabra u oveja, especialmente estirada y muy fina, que también era empleada para la encuadernación. Este soporte sería empleado no sólo durante el Imperio Romano y la Edad Media, sino hasta mucho después, como lo demuestra que el Tratado de Versalles firmado en 1919 , el documento que ponía punto final a la Primera Guerra Mundial, fuera redactado sobre pergamino. Pero además, el pergamino permitió una nueva evolución en el concepto que hoy entendemos por libro, ya que hasta la irrupción del pergamino , el papiro se enrollaba sobre sí mismo, lo que hacía difícil e incómoda su lectura. La media de la longitud de los papiros era de unos doce metros y algunos podían superar los cuarenta y cinco metros. Se podían hacer de menor tamaño pero entonces hacían falta muchos rollos  para contener obras tan extensas como la "Ilíada" de Homero, que podían llegar a requerir hasta treinta y cinco rollos de papiro. Pero el pergamino permitía ser separado en hojas y luego agruparlas mediante la encuadernación, dando forma a lo que se denominaría Codex o códice, aunque el Codex Gigas no era el mejor ejemplo de una obra manejable como podéis suponer por su colosal tamaño (Imagen procedente de http://www.productions.caffix.org ) 



Codex es una palabra procedente del latín que significa Códice y que hoy utilizamos genéricamente para todos los libros escritos antes de la invención de la imprenta en el siglo XV por el orfebre e inventor alemán Johannes Gutenberg (hacia 1398-1468) . Si en la Antigüedad había sido el papiro , producido en Egipto con la planta acuática del mismo nombre que crecía a orillas del Nilo , el principal soporte de la escritura,  sería en Grecia donde se daría un nuevo paso en la evolución de los soportes que contenían la escritura y , por lo tanto, de la lectura, cuando en el siglo II a. C se creaba en el reino de Pérgamo , en la actual costa de Turquía ,  el pergamino, llamado así por el reino donde fue inventado, Pérgamo, y que consistía en emplear como  material piel de cabra u oveja, especialmente estirada y muy fina que también podía ser utilizada para la encuadernación permitiendo la evolución hacia el libro. Si los papiros sólo podían disponerse enrollados y hacía muy incómoda la lectura de textos largos, los pergaminos podían dividirse en hojas individuales que luego eran agrupadas y encuadernadas. Así nacían los primeros libros, los códices como nuestro Codex Gigas, aunque sus dimensiones nada tenían que ver con la de los códices habituales. Y ahora regresemos al monasterio de Podlazice. Han pasado unas décadas desde la creación del enigmático Codex Gigas y , en efecto, su fama se ha extendido pero no ha impedido que el monasterio se encuentre en graves dificultades económicas que tratan de solventar vendiendo su bien más valioso, el Gigas , al monasterio de Sedlec situado a las afuera de Praga y perteneciente a la Orden del Cister, una transacción que habría sucedido hacia 1295. He encontrado en muchas páginas de Internet que hablaban de una secta de monjes blancos, pero no se trataba de una secta, sino de la Orden Cisterciense, reformada de la orden benedictina y que, como hemos visto, llevaban un hábito blanco por el que eran llamados Monjes Blancos.


En esta miniatura medieval podemos observar  a los fundadores de la Orden del Cister, Roberto de Molesmes(hacia 1028-1111) y Alberico (fecha desconocida -1108) adorando a la Virgen María con sus hábitos blancos que los distinguían de los de color negro de la Orden de San Benito por lo que fueron llamados los Monjes Blancos. Fue al monasterio cisterciense de Sedlec, a las afueras de Praga,  el que compraría el Codex Gigas al pobre monasterio de Podlazice que se hallaba en una apurada situación económica (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )

Era un monasterio importante sobre todo a raíz de que en 1278 el rey de Bohemia, Ottokar II (1233-1278) enviara al abad de Sedlec  a Tierra Santa . Cuando regresó traía consigo tierra procedente del Gólgota , el lugar donde Jesús habría sido crucificado según el Nuevo Testamento, y la esparció en el cementerio de la abadía lo que no tardó en propagar la fama de la abadía convirtiendo a su cementerio en un lugar deseado para ser enterrados por los aristócratas de toda Europa Central ya que su tierra era considerada santa.  Pero cuando  entre 1347 y 1353 la Peste Negra asola Europa causando la muerte de casi un tercio de su población, estimándose en unos veinticinco millones de víctimas sólo en el continente europeo aunque las cifras son estimaciones que varían mucho de unos historiadores a otros,  el cementerio de Sedlec se vería desbordado por la gran cantidad de cadáveres en un número que rondaría las treinta mil personas a las que luego se unirían los miles de muertos causadas por las guerras de religión , conocidas como guerras husitas, de comienzos del siglo XV.  Aquellos miles de huesos serían depositados en una capilla en ese siglo XV y en el siglo XIX serían utilizados para decorar la propia capilla con los restos óseos de los más de cuarenta mil cuerpos allí depositados que fueron dispuestos artísticamente incluso haciendo con ellos lámparas y columnas en el que era ya conocido como el Osario de Sedlec o la Capilla de los Huesos. Pero lo que nos interesa ahora es que Sedlec también se arruinó, y las dificultades económicas hicieron que el Codex Gigas regresara a su lugar original, el monasterio de Podlazice por orden  del obispo Gregorio de Praga , que lo fue entre 1296 y 1301. 


Fotografía del Osario de Sedlec, la capilla que formaba parte del monasterio de Sedlec, y que contiene los huesos de unas cuarenta mil personas y donde podéis apreciar como calaveras y huesos humanos han sido dispuestos como elementos decorativos por toda la capilla, haciendo con ellos incluso lámparas colgantes, lo que fue realizado por el artesano y carpintero checo Frantisek Rint en 1870 . Hace unos años visité una capilla similar en Roma, en la Iglesia de Santa María della Conzecione dei Capuccini  donde además se encuentra una tétrica máxima en la entrada de su cripta donde se puede leer "Como vosotros sois  nosotros eramos, como somos nosotros vosotros seréis" (Imagen procedente de  http://www.taringa.net ) 

Avanzamos ahora hasta el siglo XVI y nos vamos a la corte del emperador del Sacro Imperio Rodolfo II (1552-1612) a quien antes de subir al trono el célebre médico y profeta francés Michel de Nôtre-Dame (1503-1566), al que seguro que conocéis mejor como Nostradamus,  le había confeccionado un horóscopo a Rodolfo en el que anunciaba la pronta muerte de su padre, el emperador Maximiliano II(1527-1576), aunque lo cierto es que  todavía tardaría una década en morir, lo que sucedió en 1576, fecha en la que Rodolfo ascendió al trono imperial . Rodolfo seria un emperador de extraña personalidad  con tendencia a la depresión y agudos periodos de melancolía. Pero lo que más nos interesa sobre él es su gran afición por la alquimia, las ciencias ocultas ,la magia y astrología , convirtiendo su corte en lugar de residencia de importantes alquimistas que trabajaban en la Academia Alquimista Praguense. Tenía una inmensa colección de libros relacionados con los temas alquímicos, ciencias naturales y magia y entre ellos se encontraba otro de los grandes libros misteriosos de la historia,  el Manuscrito Voynich , del que ya escribí en su momento y del que os dejo el enlace si queréis recuperar su historia 
Para un hombre con las aficiones y gustos del emperador el Codex Gigas era un objeto de una atracción irresistible. Sabedor de ello , el abad de Podlazice regaló al emperador el Gigas que a partir de ahora estaría en Praga, en el Palacio Real de Hradcanyn , para disfrute del emperador, que con el paso de los años cada vez se aisló más de su entorno, obsesionado con la magia y la alquimia, mientras el Imperio se desangraba económicamente y sufría de graves tensiones internas políticas y religiosas. 



Retrato del emperador del Sacro Imperio Rodolfo II por un artista tan excéntrico como el emperador, el italiano Giuseppe Arcimboldo (1527-1593), que le gustaba utilizar vegetales y hortalizas para construir sus retratos como podéis ver en la imagen  y que refleja la personalidad extraña del emperador , aficionado al misterio, la magia y la astrología mientras vivía casi aislado en su corte de Praga en el Palacio Real de Hradcanyn rodeado por alquimistas, magos y astrólogos y donde coleccionaba todo tipo de objetos, desde relojes y monedas hasta piedras preciosas y , naturalmente , libros, entre los que se encontraba uno de sus favoritos, el enigmático Codex Gigas, una de las joyas de su colección . Entre sus muchas excentricidades se encontraba la creación de un ejército de enanos a los que ponía a desfilar para divertirse. Mientras, los asuntos del Imperio quedaron abandonados lo que tendría graves consecuencias para el futuro no solo del Sacro Imperio sino de Europa que se vería abocada a una larga y sangrienta guerra que se prolongaría durante treinta años  y que haría que el Codex Gigas volviera a cambiar de manos (Imagen procedente de http://elmentiderodemielost.wordpress.com)  

En 1608 la familia de Rodolfo decidió forzarle a ceder el gobierno de buena parte del Sacro Imperio a favor de su hermano Matías de Habsburgo (1557-1619) aduciendo para ello su trastorno mental. tres años después, en 1611, otro miembro de su familia, su primo Leopoldo de Habsburgo (1586-1632), entró en los territorios que todavía permanecían bajo la autoridad de Rodolfo , ocupando Praga. Rodolfo II moría poco después, el 20 de enero de 1612 sin dejar descendencia y su hermano se convertía en el nuevo emperador del Sacro Imperio . Pero los problemas internos del Sacro Imperio ,que se habían ido alimentando durante el reinado de Rodolfo , estallarían en 1618 con la rebelión de Bohemia, de mayoría protestante, contra su nuevo rey, el católico Fernando de Habsburgo, primo hermano del emperador Matías, y al que sucedería  como emperador del Sacro Imperio en 1619 con el nombre de Fernando II (1578-1637). Fue el punto de partida de un conflicto que no tardaría en internacionalizarse y que durante tres décadas anegaría de sangre los campos de Europa y que pasaría a la historia con el nombre de Guerra de los Treinta Años pues ese fue el tiempo durante el que se prolongó, entre 1618 y 1648.  Entre las potencias que saldrían vencedoras de la guerra se encontraba Suecia, con la hábil y eficaz dirección militar de su rey Gustavo II Adolfo (1594-1632). El Codex Gigas acabará en manos de las tropas suecas  que lo trasladan hasta Estocolmo donde gobernaba ya la hija y sucesora del Gustavo II Adolfo , que había fallecido en combate en 1632 durante la batalla de Lützen. Era la reina Cristina de Suecia (1626-1689) una de las personalidades más atractivas y fascinantes del siglo XVII,dotada de una gran cultura y de un fuerte carácter.


El Tre Konor o Palacio de las Tres Coronas en Estocolmo, donde fue llevado el Codex Gigas después del saqueo de Praga por las fuerzas suecas en el transcurso de la Guerra de los Treinta Años. Allí permaneció incluso después de la marcha de la reina Cristina de Suecia tras abdicar de la corona sueca en 1654. Extrañamente no se llevó el Gigas aunque cuando abandonó Suecia había dejado las arcas del reino vacías  al igual que el Palacio de las Tres Coronas cuyas estancias quedaron desnudas de cualquier objeto de valor que pudiera albergar  lo que hizo escribir a su sucesor en el trono, Carlos X (1622-1660) que sólo había encontrado al entrar en el palacio "una vieja cama y dos alfombras agujereadas" , a lo que habría que añadir el Codex Gigas que tal vez no se llevó por sus grandes dimensiones. Fuera como fuese el Gigas seguiría en el Palacio hasta que fue asolado por un incendio en 1697 causando la completa ruina del palacio si bien el Codex logró salvarse milagrosamente gracias a un miembro de la servidumbre que lo arrojaría por la ventana antes de que fuera consumido por las llamas (Imagen procedente de   http://es.wikipedia.org )

La reina también disponía de una magnífica colección de arte , enriquecida en su mayor parte por las colecciones saqueadas del Palacio Real de  Hradcanyn en Praga,donde había establecido su corte el emperador del Sacro Imperio Rodolfo II, que como ya vimos era  dueño de una de las mejores colecciones de Europa, no sólo de arte, sino también  de piedras preciosas, joyas, porcelanas , relojes y todo tipo de objetos valiosos que fueron a parar a manos de Cristina , entre ellos el Codex  Gigas, que sería conservado en la biblioteca del Palacio de las Tres Coronas de la Familia Real sueca. Bajo el impulso de Cristina Suecia se convirtió en un centro de atracción para intelectuales de toda Europa que viajaban al país escandinavo para dar clases en sus universidades al mismo tiempo que corre la fama sobre la sabiduría de la reina gracias a testimonios como los del embajador francés Pierre - Hector Chanut (1601-1662), que escribía "Dios ha hecho gobernar  allí (se refiere a Suecia) a una muchacha  que tiene una gran inclinación  hacia la literatura y la filología e inteligencia para introducirla  allí, porque esta nación guerrera no había tolerado jamás que un rey apreciara las ciencias"Comienza a ser conocida como La Minerva del Norte.  Pero Cristina decidió abdicar en 1654 de la corona sueca para convertirse al catolicismo y establecerse en Roma. Aunque se llevó gran parte de las obras de arte que formaban parte del patrimonio sueco ya que habían sido comprados con el dinero del reino, sin embargo el Codex Gigas permaneció en Suecia en el Palacio de las Tres Coronas. Pero  el Palacio sería destruido en gran parte por un incendio el 7 de mayo de 1697 y sobre sus ruinas se construiría el Palacio Real de Estocolmo que es la residencia oficial de la Familia Real Sueca. Parece que el Codex Gigas fue salvado de las llamas por un miembro de la servidumbre del Palacio que logró arrojarlo por una ventana  sin que el colosal libro sufriera casi milagrosamente daño alguno. 


118r Codex Gigas: La Biblia del Diablo
Una de las hojas del Codex Gigas que está escrito con tintas de diferentes colores azul, roja(como en la imagen), amarilla, verde y dorada(oro), además de estar adornada  con bellas letras capitales (las que se disponen  al principio de una obra o bien de un capítulo o incluso de un párrafo, en este caso la H) y con miniaturas que en ocasiones pueden llegar a ocupar toda la página. La hoja que vemos sobre estas líneas corresponde a la primera página de la obra "Antigüedades judías" del historiador Tito Flavio Josefo(hacia 37-101) donde narra la historia de Israel . El hombre representado en la miniatura   podría tratarse de un retrato del propio Flavio Josefo  (Imagen procedente de http://www.productions.caffix.org ) 

Desde entonces el Codex Gigas ha permanecido en Suecia excepto pequeñas salidas para participar en exposiciones y no regresaría a su hogar, la República Checa, hasta septiembre de 2007 para participar en una exposición en la Biblioteca Nacional Checa donde estuvo expuesta hasta enero de 2008 cuando regresó a Suecia. Y fue en Estocolmo donde se realizaría el documental "La Biblia del Diablo" de National Geographic  en el que un grupo de investigadores analizaron el Codex Gigas cuyo principal objetivo era determinar como se había escrito ¿había sido una única persona la responsable de aquella obra colosal o era , como parecería dictar la lógica, el fruto de la colaboración de un grupo de monjes?¿cuanto tiempo había durado su redacción?¿por qué había sido escrito?¿a qué se debía el extraño oscurecimiento que sólo afecta a las páginas contiguas al dibujo del diablo? El profesor del Corpus Christy College de la Unviersidad de Cambridge, Christopher de Hamel, al que ya he mencionado en este artículo,  llega a la conclusión en el estudio dl Gigas que  "No es lo que se esperaría de una Biblia del siglo XIII. El autor es alguien que se enseñó a escribir por sí mismo. Podría decirse que es un completo aficionado el que está escribiendo" Según de Hamel sus letras son bellas pero demasiado sencillas, anticuadas para la época en que fue redactada, el primer tercio del siglo XIII, y cree que se trataba de un autodidacta, alguien que se ha enseñado a sí mismo y que se propuso crear aquella obra descomunal. Ya sabemos por lo tanto que fue escrito  en el primer tercio del siglo XIII y que su autor o autores no eran expertos sino un autodidacta dotado de una gran capacidad y constancia. El siguiente paso era averiguar el número de personas que intervinieron en su redacción y para ello había que emplear las técnicas de la paleografía, el estudio de las escrituras antiguas


La Ciudad Celestial que ocupa la página contigua en el Codex Gigas al retrado del Diablo que podéis ver un poco más abajo. Dividida en diferentes niveles y enmarcada por dos grandes torres , en ella no aparece representada ninguna persona pero se cree que fue situada frente a la imagen del Diablo como un símbolo de esperanza, el lugar al que van las almas que logran la salvación y escapan de las garras del demonio. La Ciudad Celestial y el retrato del diablo son las dos únicas imágenes que ocupan la totalidad de una página en el Codex Gigas y al igual que la del diablo aparece más ensombrecida que el resto de páginas por una causa que explico un poco más abajo (Imagen procedente de http://www.circuloromanico.com )   

El paleógrafo Michael Gullick  estudió la tinta con la que fue escrito. La tinta empleada por los monjes del siglo XIII eran fundamentalmente de dos tipos , una tinta fabricada con metal y otro tipo de tinta hecha con insectos triturados . En caso de intervenir diferentes autores en su redacción a lo largo del tiempo lo lógico sería apreciar diferentes tipos de tinta y también un estilo diferente en la escritura, pero después del análisis se determina que sólo se empleó tinta fabricada con insectos y que el estilo de la letra, el volumen, la presión ejercida a la hora de escribir  correspondía a una única mano. Al principio, cuando os relataba la leyenda, me refería a Herman, y esa es la identidad que podría ser la del autor del Gigas basándose en una referencia necrológica en el Gigas, Hermanus Monachus Inclusus, que puede traducirse como Herman , Monje Recluso, en el sentido no de un monje encerrado como castigo sino que voluntariamente se habría aislado del resto de la comunidad para llevar a cabo el Codex Gigas a modo tal vez de penitencia, como una ofrenda a Dios ¿sería Herman su autor? No se puede decir con certeza, pero sería una buena posibilidad y la palabra inclusus, recluso, tal vez habría estado en el origen de la leyenda del monje condenado como una traducción errónea de ese término latino. Pero ¿cuanto tiempo habría tardado una sola persona en escribir este libro de dimensiones colosales? Para determinarlo Michael Gullick escribió una línea utilizando el mismo tipo de letra del Gigas, el mismo soporte, el pergamino y  con una pluma similar a la usada entonces para comprobar el tiempo que tardaba en escribirla. Así averiguó que podía escribir una línea cada veinte segundos, una columna cada treinta minutos , una página en una hora  y si no parase de escribir ni un solo instante la tarea le habría llevado cinco años . Pero eso sólo en la redacción porque además habría tenido que trazar las líneas sobre las que escribir los textos, lo que según Gullick le habría llevado otros cinco años y a todo ello había que sumar el tiempo que supone corregir el texto o trazar las letras decoradas, además de que como monje benedictino Herman habría tenido que realizar otras labores en el monasterio, entre ellas los rezos y otros trabajos, no pudiendo dedicar todo su tiempo en la redacción del libro.



El célebre retrato del Diablo del Codex Gigas , origen en buena parte de la leyenda que rodea al libro y que explicaba su creación , como ya vimos, en el supuesto pacto que su autor habría hecho con el diablo y como agradecimiento por su auxilio habría incluido su retrato en la obra. Hay diferentes explicaciones sobre  el significado de esta imagen como las de aquellos que creen ver una representación del emperador del Sacro Imperio Federido II Hohenstaufen (1194-1250), enfrentado con el Papa y calificado por la Iglesia de su tiempo  como Anticristo, . Una de las particularidades de esta representación es que aparece encerrado en una especie de celda . El escritor inglés Peter Standford(1961), que participa en el documental de National Geographic , explica que "La gente en la Edad Media tenía su vida pendiente de un hilo y personificaban esa amenaza a su existencia en el diablo, era por eso que se preocupaban más por el diablo que por la búsqueda y la aceptación de Dios" Una fascinación por el Mal que se mantendría a lo largo de los siglos  porque es esta página la más vista del Codex Gigas y lo que explicaría su color más oscuro con respecto a las demás debido a su mayor exposición a la luz solar que habría causado la decoloración de la vitela, la piel que sirve de soporte al texto y las miniaturas del Codex Gigas (Imagen procedente de http://www.circuloromanico.com )


Sumando todos estos factores, Michael Gullick estima que redactar el Codex Gigas habría supuesto a nuestro protagonista un trabajo como mínimo de veinte años y con más probabilidad entre veinticinco y treinta años. Ya vimos antes como un escriba de la misma época del autor del Gigas describía la tarea de escribir un códice  como "una tarea penosa. Apaga la luz de los ojos, dobla la espalda , aplasta vísceras y costillas, lleva dolor a los riñones y fatiga a la totalidad del cuerpo" ¿Cómo pudo mantener la firmeza de su pulso durante casi tres décadas para que no se note ningún cambio  ninguna vacilación en la redacción? Y quedaba otra incógnita ¿por qué la página del diablo y las contiguas estaban ensombrecidas, presentando un aspecto tétrico y ominoso, mientras que las demás conservaban un tono más claro? Después de descartar que hubieran sido afectadas por el incendio de 1697 en el Palacio de Tres Coronas de Estocolmo, la hipótesis de los investigadores del programa sería causada por el soporte sobre el que se escribió,  la vitela,  nombre que se da a las pieles de  animales que se emplearon para fabricar el pergamino que en el caso del Gigas se estima que pudieron  ser las pieles de ciento sesenta becerros. La imagen del diablo ha sido la que más fascinación ha ejercido sobre la gente y, por lo tanto , solía abrirse el Codex Gigas por esa página de tal forma que también habría sido la más expuesta a la luz. Esa luz habría curtido la piel , la vitela , causando la decolaración que la hace aparecer mucho más oscura que el resto de las páginas al mismo tiempo que muestra la fascinación que el mal ejercer sobre los seres humanos, pues fue esa impresionante imagen  del diablo la que todos querían ver. 

DOCUMENTAL "EL CÓDICE DEL DIABLO" DE NATIONAL GEOGRAPHIC

Este documental recoge la historia del Codex Gigas y la investigación impulsada por National Geographic para determinar el origen de esta enigmática obra que hemos ido conociendo a lo largo del artículo 




Y así llegamos al final de este largo camino por la historia de esta enigmática obra redactada en el siglo XIII, por una sola mano que redactó las seiscientas veinticuatro páginas del Codex a lo largo tal vez de treinta años recluido en su celda para crear un libro que sería el manuscrito más grande de la Edad Media y que comprendería toda la sabiduría de la humanidad . Fue vendido a otro monasterio que sería asolado por la peste negra, pasaría a manos de un emperador del Sacro Imperio amante de la magia y la alquimia, sería robado por los suecos durante el saqueo de Praga  en el marco de la Guerra de los Treinta Años, estaría entre las manos de la no menos fascinante reina Cristina de Suecia, sobreviviría al incendio del Palacio de las Tres Coronas y desde entonces el misterioso libro descansa en Estocolmo . Como dice Christopher de Hamel "No se ha visto su caligrafía en ninguna otra obra. Es inconfundible y la reconoceríamos si la encontráramos. Es un logro casi inhumano, perfecto" Ahora que ya tenemos casi todas las respuestas el Codex Gigas sigue conservando su misterio, su enigma ¿cómo fue su autor capaz de tal hazaña? Probablemente nunca tengamos la certeza sobre la motivación de aquel hombre para dedicar toda su vida a aquella obra descomunal. Pero podemos cerrar los ojos, viajar hasta una oscura y fría  celda en un pequeño monasterio de Bohemia y contemplar a un monje que trabaja infatigable hora tras hora, día tras día, sin desfallecer su pluma que traza frases, columnas, hojas hasta concluir aquella obra que daría fama a su monasterio hasta nuestros días tal y como nos contaba su leyenda, aunque no fue obra del diablo , sino de la fuerza de voluntad y la constancia de un solo hombre que convirtió aquel libro en el trabajo de una vida, tal vez en su forma de buscar la iluminación. Y el origen de esa fuerza, de esa decisión inquebrantable de culminar una obra tan colosal que parece imposible que haya nacido de una sola mano, es para mi  el misterio más asombros de una obra increíble, el Codex Gigas. 


 El Mentidero de Mielost en Facebook :
Famosos