miércoles, 25 de junio de 2014

MISTERIOS DE LA HISTORIA: LA LEYENDA DEL HOMBRE LOBO (PRIMERA PARTE)

La noche es fría, húmeda y oscura, ni siquiera puedes ver las estrellas titilar en un cielo cubierto de nubes. Caminas por un páramo , rodeado de silencio sólo roto por el sonido de tus pisadas sobre el suelo embarrado. Tratas de buscar una luz en el horizonte que te indique la presencia de un pueblo que hace tiempo que tenías que haber encontrado. Ya  te has dado cuenta que andas perdido y sólo piensas en hallar una casa donde te den algo caliente y una cama donde dormir.De pronto todo parece iluminarse con una luz fría, miras al cielo y  ves como entre las nubes se abre un claro y en él brilla plateada una hermosa luna llena. Te detienes un segundo a observar ese hermoso espectáculo , cuando un aullido recorre todo el páramo.Por un instante contienes la respiración y miras en vano alrededor, pero  las nubes cubren de nuevo la luna y apenas puedes ver unos metros delante de ti. Después de unos segundos, el silencio vuelve a reinar sobre el páramo y diciéndote que ha debido ser cosa de tu imaginación o tal vez algún perro de una casa cercana, prosigues tu camino. Pero al poco tiempo al sonido de tus pisadas le sigue  otro sonido más leve pero cada vez más cercano . Te giras. Oscuridad. Jirones de niebla van cubriendo el páramo y el frío es más intenso cada vez.. Inquieto reanudas la marcha sólo para detener unos metros más adelante. Si,son pisadas y también el sonido de una respiración profunda que va transformándose en algo parecido a un gruñido. "¿Oiga?¿Hay alguien ahí? ¡Responda!¿qué quiere?"  Pero nadie responde a tus preguntas. Tu corazón se acelera y comienzas a sudar a pesar del frío, miras en todas direcciones mientras el sonido de las pisadas parecen venir ahora  por delante y al momento por detrás, ¡te está rodeando!. De nuevo el silencio. Ni gruñidos , ni pisadas."¿Me lo he imaginado?" y antes de que puedas responderte, un nuevo aullido , el brillo de unos ojos amarillos en la oscuridad, un cuerpo que salta sobre ti, dientes que se clavan, el calor de la sangre derramada , un aullido salvaje que tiene algo de humano y de nuevo el silencio. 

ESCENA DE "UN HOMBRE LOBO AMERICANO EN LONDRES" 1981

Esta película renovó el subgénero de los hombres lobo y obtuvo en 1982 un oscar al mejor maquillaje . En ella se cuenta la historia de dos jóvenes estudiantes que deciden realizar un viaje por Europa comenzado por Inglaterra. Su primera parada será Londres y los encontramos en un camión que los deja en una carretera solitaria cerca de un pueblo en dirección a la capital . Se disponen a pasar la noche en el pueblo, pero la extraña actitud de los habitantes de la aldea les lleva a marcharse y adentrarse en los páramos que rodean el pueblo en busca de otro lugar donde descansar. Está en inglés pero no hace falta dominar la lengua para entender lo que sucede en una escena que yo he tratado de recrear al comienzo de este artículo porque creo que representa la imagen que el cine nos ha transmitido de los hombres lobo ya forma parte de nuestra cultura como los vampiros . 






Hay una escena muy parecida a esta, aunque los protagonistas son dos jóvenes y por supuesto está mucho mejor contada que con mi torpe prosa, , en la película "Un hombre lobo americano en Londres" dirigida en 1981 por el director estadounidense John Landis (1950), una buena película entre una verdadera cascada de películas dedicadas al mito del hombre lobo que desde 1913, cuando el director, guionista y productor canadiense  Henry MacRae (1876-1944) rodó "El hombre lobo", un corto de cine mudo para la Universal Pictures, nos ha dejado decenas de producciones  que constituyen por sí solas un subgénero del cine de terror como sucede con el mito de los vampiros. A todos no suenan , al menos de oídas, algunas de las reglas de este mito: para transformarte en hombre lobo tienes que ser mordido por uno de ellos y sobrevivir al encuentro, la transformación se inicia en la primera noche de luna llena después de haber sido mordido, tus sentidos se agudizan y sólo hay una cosa que pueda detenerte, las balas de plata bendecida. Pero  al margen de las historias que nos cuenta Hollywood, de las espectaculares transformaciones que hemos disfrutado en películas como "Aullidos"  de 1981 , ¿qué sabemos en realidad sobre la leyenda del hombre lobo? Nuestro Diccionario de la  Real Academia de la Lengua define la leyenda en su cuarta acepción como "Relación de sucesos que tienen más de tradicionales o maravillosos que de históricos o verdaderos". Vamos a detenernos un momento aquí, pues nos dice  "tiene más de tradicionales o maravillosos"  pero no excluye la posibilidad de que haya algo real entre lo transmitido y adornado por la imaginación de la gente que transforma un hecho en leyenda.Las palabras del escritor estadounidense John Fante (1909-1983) nos pueden iluminar sobre lo que quiero decir: 

TRANSFORMACIÓN EN HOMBRE LOBO DE "UN HOMBRE LOBO AMERICANO EN LONDRES" Y "AULLIDOS "

Dos de las mejores transformaciones de hombres lobo llevadas al cine durante la década de los años ochenta, antes de que aparecieran los efectos digitales y por ello con mayor mérito de los especialistas en efectos especiales . La primera de ellas pertenece a "Un hombre lobo Americano en Londres", de la que ya os he hablado, y la segunda de "Aullidos" dirigida también en 1981 por Joe Dante(1946), autor también de otro gran éxito de los ochenta, "Gremlins" 






"Tenemos el mar por un lado,  a Arturo Bandini por el otro, el mar es auténtico  y Arturo cree que es auténtico. Pero si me pongo de espaldas al mar, sólo veo tierra; camino sin parar y el horizonte de la tierra se dilata hasta el infinito. Un año, cinco años, diez años, y sigo sin ver el mar. Y me digo; pero ¿Qué le ha ocurrido al mar? Y me respondo : el mar está más allá , en la reserva de la memoria. El mar es un mito. Nunca ha existido el mar. Y sin embargo si ha existido, Puedo afirmarlo porque nací a las orillas del mar"    El tiempo y la distancia pueden transformar en mito lo que una vez fue real o , lo que es más habitual, conservar una realidad remota y casi olvidada escondida tras la máscara construida con la imaginación de la gente a lo largo de los años y los siglos, hasta que esa realidad queda irreconocible y sólo permanece el edificio erigido por nuestra fantasía. ¿Habrá sucedido algo parecido con la leyenda del hombre lobo?¿cuando nació su mito?¿pudiera haber un origen real del mito creado en tiempos  remotos y transmitido por la tradición oral de generación en generación hasta nuestros días? Os invito a que me acompañéis a lo largo de este paseo por la historia en busca del origen de la leyenda  del hombre lobo, una leyenda que no se circunscribe a un lugar concreto sino que lo encontramos en culturas  de todos los continentes, desde el lobizón de Uruguay y Argentina, al Farkasember de Hungría, , el varúlfur de Islandia, los varkolak  de Bulgaria, el wikolak en Polonia, los serígala en Indonesia, los volkodlak en Rusia  o los lobishome en la Galicia española , por citar sólo algunos de los nombres que se han dado en diferentes partes del mundo  a lo que llamamos hombre lobo.  Y como suele suceder , la primera referencia conocida  al hombre lobo la tenemos que buscar en la Grecia clásica. Tal vez su origen sea aún más antiguo pero si así fuera ha quedado engullido por el tiempo. 

Mapa de Grecia alrededor del siglo V a. C  donde podéis observar la situación de Arcadia en el centro de la Península del Peloponeso . Podéis observar también la situación de la ciudad de Megalópolis, fundada en el año 379 a.C  y donde según  el historiador y geógrafo griego Pausanias fueron trasladados los habitantes de la antigua Licaón, la que Pausanias  consideraba la ciudad más antigua de Grecia  fundada por el legendario rey Licaón al que podríamos considerar como el primer hombre lobo de la historia si nos atenemos al mito que os cuento debajo de estas líneas (Imagen procedente de http://socialesmoriles.blogspot.com.es )   

Nos encontramos en Arcadia , una región del Peloponeso, esa península que vemos en el mapa unida a la Grecia continental por el istmo de Corinto. Sus habitantes eran los pelasgos, un pueblo dedicado al pastoreo y a los que menciona Homero en su inmortal "Ilíada" como uno de los pueblos aliados de Troya. Su nombre procedía , según la mitología griega, del primer hombre que había habitado Arcadia, Pelasgo. Sobre él  nos cuenta el geógrafo e historiador griego Pausanias (siglo II)  , autor de una "Descripción de Grecia" que recoge en diez libros la descripción de monumentos de toda Grecia y las leyendas asociadas a ellos, que Pelasgo no fue el primer hombre en Arcadia sino que fue elegido por sus habitantes como rey porque era el más fuerte e inteligente de todos ellos. Una vez rey Pelasgo se encargó de civilizar a su pueblo, enseñándoles a construir casas o a tejer ropa. Unido a la océanide Melibea, las oceánides eran hijas del Titán Océano y de la Titánide y diosa del mar Tetis, Pelasgo tuvo con Melibea  a su hijo Licaón , que a la muerte de Pelasgo se convirtió en rey de Arcadia. Al menos esta es una de las versiones del mito, porque como sucede con toda la mitología griega , encontraréis diferentes relatos con los mismos protagonistas. Pero ya estamos con Licaón como rey , convertido en un hombre sabio y prudente que se ganará el amor de su pueblo al que se preocupa en civilizar siguiendo la labor de su padre. Funda una ciudad, Licosura, al pie del Monte Liceo , una ciudad de la que Pausanias nos cuenta que era la más antigua de Grecia. 

Estos son los escasos restos que se han encontrado del templo de Zeus en las faldas del Monte Liceo ,donde era adorado bajo la advocación de Zeus Liceo que se puede traducir como Zeus Lobuno. Se cree que aquí se celebraron juegos atléticos como los de Olimpia, los Pitios o los Istmicos, y según las excavaciones arqueológicas más recientes hay indicios de presencia humana muy anterior, de alrededor del III milenio a. C por lo que el enigmático culto a Zeus que se celebraba en el Monte Liceo podía ser la evolución de otros cultos más antiguos que ya tenían el Monte Liceo como lugar de celebración antes de la llegada de los antiguos pueblos griegos como los dorios y los aqueos  (Imagen procedente de http://retornoitaca.blogspot.com.es ) 

El Monte Liceo , el más alto de Arcadia y cuyo nombre procede de Lykaios que significa "lobuno" , se caracteriza por tener dos picos, uno que alcanza los 1421 metros de altura y otro de 1382 metros y sobre éste último se había erigido un templo dedicado al señor del Olimpo, Zeus , que habría nacido y se habría creado en esta montaña, aunque otra versión más difundida del mito señala Creta como el lugar de nacimiento de Zeus, Pero a nosotros nos interesa el Monte Liceo porque según el mito fue  Licaón quien ordenó erigir allí un templo en honor de Zeus . Pero Licaón se excedió en su devoción a Zeus al que llegó a ofrecer sacrificios humanos. Aunque una vez más nos encontramos con diferentes versiones de lo que sucedió tengo que quedarme con una de ellas recurriendo al poeta romano Publio Ovido Nasón (43 a.C- 17 d. C) que nos cuenta que Licaón llegó tan lejos en sus sacrificios a Zeus que dio muerte a todos los extranjeros que alojaba en su hogar y que se acogían al sagrado deber de hospitalidad . Cuando la noticia llega a oídos de Zeus , decide observar por sí mismo lo que sucede, se disfraza de  peregrino y se dirige a la corte de Licaón donde contempló la insolencia y crueldad de los muchos hijos que Licaón había tenido con diferentes mujeres. Licaón se disponía a asesinarlo, como hacía con todos los extranjeros que se alojaban en su palacio,  pero ante los rumores de que podía tratarse de un dios quiso asegurarse e hizo preparar un plato con la carne de uno de los hombres que había sido sacrificado en el altar del templo. Cuando Zeus descubrió el engaño y que aquella carne era la de un ser humano asesinado en su honor, estalló en cólera y castigó a Licaón transformándolo  en lobo, y destruyó el palacio . 

Litografía realizada en 1589 por el dibujante y grabador neerlandés Hendrick Gotzius (1558-1617) que recoge e momento en que Zeus(sentado a la izquierda) transforma a Licaón  (a la derecha) en lobo , mientras en la mesa se encuentran los restos de carne humana, según una de las versiones del mito de uno de los hijos del propio Licaón, Níctimo,  que le querían ofrecer como si fuera procedente de un animal y también habría transformado en lobos  a sus numerosos hijos castigándolos por su comportamiento cruel e insolente con los visitantes de su palacio ,violando las normas sagradas de hospitalidad de la Grecia clásica(Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )   

En otra versión del mito Zeus se habría disfrazado de mendigo y después de ser hospedado por los licaónidas, los hijos de Licaón, fue testigo de como estos habían dado muerte a uno de sus hermanos, Níctimo,  para dárselo de comer al huésped. Zeus descubrió lo que habían hecho  y los castigó convirtiéndolos en lobos al tiempo que resucitaba a Níctimo y le convertía en el sucesor de su padre Licaón al frente de Arcadia. Este mito estaba en el origen de un  antiguo rito conocido como las Liceas, que se celebraba en las faldas del monte Liceo y del que corrían  rumores entre los griegos que en él se realizaban sacrificios humanos  y se practicaba el canibalismo , y  de ello se hacía eco el mismo filósofo Platón (427-347 a.C) que relataba como cada nueve años  miembros de un mismo clan se reunían en el Monte Liceo para realizar un sacrificio humano y mezclar luego las entrañas del hombre sacrificado con las de un animal y los que consumían aquella carne se transformaban en lobo y sólo recuperaría su forma humana si guardaba otro periodo de nueve años sin comer carne humana. En su obra "República" , Platón escribe al respecto que "Quién ha probado entrañas humanas mezcladas con las de otras víctimas, necesariamente se convierte en lobo"  De nuevo recurro a Pausanias que visitó la cima del monte Licio y contempló el altar dedicado a Zeus y donde supuestamente se realizaban los sacrificios humanos  y sobre ello nos cuenta en su "Descripción de Grecia" que "Delante del altar, al este, dos pilares sobre los que reposaban viejas águilas de oro. En este altar se ofrecían sacrificios en secreto para Zeus Liceo. Era reacio a inmiscuirme en los detalles de ese sacrificio, dejarlo como es y fue desde el comienzo" 

Estatuilla de Sobek , el dios cocodrilo de los egipcios ,hijo de Nilo y dios de la fertilidad, la vida y la vegetación , todo ello relacionado directamente con las aguas del Nilo. Su cuerpo era el de un ser humano pero su cabeza de cocodrilo . Estas representaciones de dioses con forma parcialmente animal , con la capacidad para transformarse en uno de ellos es lo que se denomina Teriantropía,  similar a la licantropía con la diferencia de que esta última se refiere exclusivamente a la transformación en hombre lobo (Imagen procedente de http://www.solidstatelight.com )


También aquí se celebraba cada cuatro años , coincidiendo con las Liceas, unos juegos atléticos , construyéndose un hipódromo, un estadio  y otras instalaciones para albergar estos juegos que también estaban rodeados de leyendas que los conectaban con los misteriosos ritos  que se celebraban en la cumbre del Monte Liceo y que se habrían celebrado entre el siglo VIII y el III a. C. A comienzos del siglo XX se realizaron excavaciones  en el Monte Liceo y fueron hallados huesos de animales procedentes de sacrificios religiosos y en la actualidad se sigue excavando y analizando los restos encontrados para determinar si entre ellos hay restos humanos y también la posible presencia humana con mucha anterioridad a la llegada de los pueblos griegos, lo que tal vez estaría detrás del extraño culto en el Monte Liceo . El mito de Licaón y los ritos celebrados en el Monte Liceo serian el origen  de lo que en griego se llamo Lykánthropos, término compuesto por Lykos, que significa lobo, y thropos, hombre, por lo que su traducción sería "Hombre lobo" y a lo que nosotros llamamos también licantropía. Esta capacidad de un ser humano para convertirse en un animal no es exclusiva de Grecia y lo encontramos en casi todas las culturas, desde el Antiguo Egipto hasta las culturas de América del Sur o los pueblos indios de Norteamérica, una habilidad que recibe el nombre de Teriantropía , palabra también procedente del griego y que podría traducirse como "parte hombre, parte bestia" y ejemplos tenemos en la mitología egipcia como el dios Sobek, con cuerpo humano y cabeza de cocodrilo, los centauros griegos, mitad ser humano mitad caballo. o el nahualismo de la civilización maya, un término que se empleaba para referirse a la capacidad de algunas personas para transformarse en otros animales o para permitir que el espíritu de los animales entrara en ellos.

Hannibal
Una de las muchas  y diferentes representaciones que hay del aspecto del Wendigo que según algunas versiones del mito difundido entre muchos de los pueblos indios de América del Norte con diferentes nombres, poseería a los hombres  despertando en ellos un hambre voraz  que sólo se puede saciar comiendo carne humano,lo que lleva a los antropólogos a pensar que podría ser una forma de justificación de actos caníbales en épocas de hambruna. Esta es otra de las muchas creencias de hombres transformados en animales  que podemos encontrar por todo el mundo (Imagen procedente de www.taringa.net )

En América del Sur, en concreto en Argentina y no se si en más naciones americanas,  se creía en la existencia de los Runa Uturuncu , una palabra de la lengua quechua que significa"hombre puma" y que haría referencia a hombres que se transformaban en este felino al ponerse la piel de un puma sobre el cuerpo, y en América del Norte estaba extendido el mito del Wendigo, un ser rodeado de múltiples leyendas,. En una de ellas se le describe como un hombre joven que fue traicionado por la mujer que amaba y en venganza la dio muerte y se comió su corazón y en ese momento, como castigo por su crimen, su corazón se congeló   y se convirtió en una bestia que recorría los bosques en busca de nuevos corazones que devorar. Y estos son sólo algunos pocos ejemplos de Teriantropía de la transformación de hombres en animales, pero seguir por este camino nos llevaría a apartarnos de nuestro objetivo que son los hombres lobos, los licántropos, que se refiere exclusivamente a la transformación  de un hombre en un hombre lobo. Todavía sin dejar Grecia el conocido como Padre de la Historia, Herodoto (484-425 a.C) escribe sobre un antiguo pueblo al que da el nombre de Neuri y que en tiempos de Herodoto vivían en lo que hoy son territorios de Polonia y Lituania aunque eran originarios de una región cercana al Mar Negro. Sobre ellos cuenta Herodoto que otro pueblo de la región , los escitas, decían que los neuri se transformaban en lobos una vez al año durante unos días , una leyenda que seguramente estaba relacionada con las prácticas chamánicas de este pueblo en el que sus chamanes afirmarían  penetrar en el espíritu de los animales al igual que  sucede con los chamanes actuales. Y ahora sí dejaremos Grecia para buscar el siguiente testimonio sobre los hombres lobo en la obra de uno de los principales científicos del Impero Romano, Plinio el Viejo (23-79), autor de la monumental "Historia Naturalis" integrada por treinta y siete libros que Plinio convirtió  en una auténtica enciclopedia de los conocimientos de geografía, zoología, medicina, botánica o mineralogía de su tiempo. En ella podemos leer esta historia que lo conectan con el mito del hombre lobo  y de nuevo con Arcadia 

Entre  los nativos norteamericanos, y también en muchas otras culturas,  los chamanes adoptan el papel de sacerdotes-curanderos  y principales intermediarios entre los seres humanos y el mundo de lo sagrado. Los chamanes   se retiraban a un lugar solitario y practicaban el ayuno para tratar de obtener  la visión de un espíritu  guardián que por lo general  era un animal. Esto que os ponga a continuación es un relato de un chamán de la Columbia Británica que entró en contacto con su espíritu guía , en este caso el de los lobos y que extraigo de la obra "Mitologia. Guía ilustrada de los mitos del mundo" "Todos padecíamos viruela y yo llegué a creer que estaba muerto. Me desperté porque los lobos entraron en la tienda , gruñendo y aullando. Dos de ellos me lamían el cuerpo: vomitaban espuma y trataban  de cubrirme con ella , arrancándome las costras. Al caer la noche, los lobos descansaron. Me arrastre hasta una picea y allí pasé la noche acostado. Tenía frío. Los dos lobos se tendieron  junto a mí , uno a cada lado , y por la mañana se pusieron a lamerme otra vez. Vomitaron  espumar . Vomitaban  sobre mí poder mágico y una figura me decía "Amigo mío, cuida del poder de chamán que ha entrado en ti. Ahora puedes curar a los enfermos y enfermar a los miembros de tu tribu a quienes desees la muerte. Todos te temerán"    (Imagen procedente de http://jossyaquinocueva.blogspot.com.es )      

"Un hombre de la familia de Anthus fue seleccionado por Lot y fue llevado a un lago en Arcadia , donde colocó su ropa en un árbol y nadó a través del lago. Esto dio como resultado su transformación en un lobo, y vagó en esta forma durante nueve años (otra referencia coincidente con el mito de  las Liceas) . Entonces, si durante este tiempo él no atacaba a ningún ser humano , tendría la libertad de nadar de regreso y volver a su forma original". Vemos repetidos elementos como el periodo de nueve años durante los cuales permanecería bajo la forma de lobo y el requisito de no probar carne humana para  recuperar su condición de ser humano. Tras la desaparición del Impero Romano de Occidente en 476  y las invasiones de los pueblos germánicos, Europa se sumerge en unos siglos oscuros  donde el conocimiento queda recluido detrás de los muros de los monasterios convertidos en islas de saber y rodeados por un mar de ignorancia y superstición, el mundo en el que vivían la mayoría de los europeos y donde leyendas como la de los hombres lobo se extendieron con facilidad. Durante el reinado de Carlomagno (hacia 742-814) se experimenta una recuperación cultural conocida como Renacimiento Carolingio y aunque su llama se debilita después de la muerte del emperador no se extingue del todo, pero la población sigue sumida en el analfabetismo y los miedos supersticiosos. Así aparecen leyendas como una que tiene su origen en el gobierno del rey Alfonso III Magno (hacia 852-910) según la cual habría una familia a la que se da el nombre de Zerra o Serra que colaboró con el monarca  durante la guerra contra los musulmanes y que tenían la capacidad ,todos ellos, de transformarse en lobos, e incluso se cuenta que su linaje seguía activo en la época de los Reyes Católicos, entre el siglo XV y el siglo XVI y que habrían cruzado el Océano para  instalarse en América en el siglo XVI 

En este grabado del pintor alemán Lucas Cranach el Viejo (1472-1553) realizado en el año 1512 podemos ver una representación de un hombre lobo que lleva en su boca el cuerpo de un niño.  El siglo XVI fue una época de persecuciones religiosa s por los enfrentamientos entre católicos y protestantes y también de la persecución de la brujería que llevaría a miles de personas a la hoguera por toda Europa con el auxilio del célebre libro "Malleus Maleficarum" o "Martillo de las brujas" de los dominicos alemanes  Heinrich Kramer (14030-1505) y Jakob Sprenger (1435-1495) que sería la guía para detener y juzgar a magos y brujas , alentando la creencia en los fenómenos sobrenaturales y las criaturas  demoníacas entre las que se encontraban los hombres lobo (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )

No tenemos pruebas de la existencia de esta familia pero si hay otras menciones sobre la presencia de hombres lobos en la Península Ibérica como esta del escritor español Antonio de Torquemada(hacia 1507-1569) , autor de una miscelánea , un género en el que se mezclaban todo tipo de curiosidades muy característico del Renacimiento, titulada "Jardín de flores curiosas" que sería publicada postumamente en 1570 y donde su autor nos cuenta que "en el reino de Galicia se halló a un hombre, el cual andaba por los montes escondido y de allí se salía a los caminos cubierto de un pellejo de lobo, y si hallaba algunos mozos pequeños desmandados , matávalos y hartábase de comer en ellos, y era tanto el daño que hacia que los de la tierra procuraron quitar aquella bestia de mundo y prendieronle, y viendo que era hombre, le pusieron en una cárcel" Lejos de España, otro autor del Renacimento, el sueco Olaus Magnus (1490-1557), religioso, arzobispo  de Uppsala,  escritor y cartógrafo, fue autor de una "Historia de gentibus Septentrionalibus" publicada en Roma en 1555 y compuesta por veintidós libros en los que trataba sobre la geografía, la historia, las costumbres  y los mitos, leyendas y tradiciones de los pueblos nórdicos. En ella menciona a Livonia, un territorio situado en el espacio que hoy ocupan Estonia y Lituania, donde según Olaus existían grupo de hombres lobo que se convertían en tales al beber una jarra de cerveza mientras se recitaba un determinado hechizo, tras lo cual se producía la transformación. Ya a comienzos del siglo XVII, el angloholandés Richard Verstegen (hacia 1550-1640) publicaba en 1613 una obra en inglés titulada "A Restitution of Decayed Intelligence in Antiquities concerning the most noble and renowned English Nation " donde el autor busca la respuesta de la existencia de hombres lobo en la brujería "Los hombres lobo - escribe Verstegen) son ciertos hechiceros, que al untar sus cuerpos con un ungüento que ellos elaboran con el instinto del diablo, y lo ponen en cierta faja encantada, no sólo a la vista de otros lucen como lobos, sino que su propio pensamiento tiene la forma y naturaleza de lobos, tan pronto como estos visten la faja mencionada. Y disponen de sí mismos como lobos, al mordisquear y matar, en especial a criaturas humanas" Pero será en la Francia de los siglos XVII y XVIII donde encontraremos los dos casos más espectaculares , y ahora ya sí documentados, sobre la existencia de presuntos hombres lobo, pero eso ya lo veremos en la segunda parte de este relato.

 El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos