viernes, 30 de mayo de 2014

POR LA LIBERTAD DE MERIAM YAHYA IBRAHIM

El 3 de noviembre de 2010 y el 27 de diciembre de 2011, durante el primer año de vida del Mentidero, dediqué dos artículos a una mujer que en circunstancias normales nunca habría sido protagonista en este blog por la sencilla razón de que no era uno de esos personajes de la historia que aparecen en los libros y a los que suelo dedicarme en el Mentidero. Se trataba de una mujer anónima , un ser humano más entre los siete mil millones que pueblan este planeta y de los que sólo conocemos los nombres y vicisitudes de unos pocos, los más cercanos a nosotros o los que son noticia en los informativos y los periódicos por alguna causa concreta  y ese fue el caso de Sakineh Mohammadi Ashtiani, una mujer iraní nacida en 1967 y que en 2010 saltaba a los informativos de medio mundo después de que fuera condenada a muerte debido a una acusación de adulterio. Desde que el Ayatolla  Ruhollah Jomeini(1902-1989) se convirtiera en el líder de Irán y estableciera la República Islámica con un código legal basado en la sharia, la que en Occidente llamamos ley islámica y que en árabe significa "el camino del Islam", una de las fuentes jurídicas de la religión musulmana según la cual  el adulterio es castigado con la lapidación debiendo ser probado por la confesión repetida del acusado o el testimonio de cuatro testigos varones o de tres hombres y dos mujeres.  Al conocerse el caso Amnistía Internacional inició una campaña de recogida de firmas para su liberación inmediata. A esta campaña las autoridades iraníes respondieron con lo que ellos entendieron como un gesto de humanidad, sustituyendo  la ejecución de Sakineh por  lapidación por su muerte por ahorcamiento .

Escribí entonces "Creen que demuestran una gran humanidad sustituyendo la lapidación por ahorcamiento. Sakineh no puede morir en la horca, ni lapidada, ni en una silla eléctrica, ni con una inyección intravenosa , porque cualquier método utilizado no será más que una forma diferente de asesinarla. No se si tendrá alguna fuerza enviar una firma al gobierno de Irán para que detenga el cumplimiento de la sentencia, pero al menos hay que intentarlo. Siempre trato de conservar la independencia del Mentidero y mantenerlo al margen de cualquier campaña, pero cuando se trata de salvar la vida de una persona y arrancarla de las garras del fanatismo y la sinrazón , de la intolerancia y el machismo más escalofriante  no voy a dudar en hacerlo.Por la vida de Sakineh Mohammadi Ashtiani, por la libertad, por los derechos humanos y contra el fanatismo."  Yo entonces dudaba de la eficacia de la campaña de Amnistía Internacional y de la fuerza  y presión que podían proporcionar millones de firmas recogidas en todo el mundo, pero me equivocaba. En marzo de este año 2014 conocíamos que , después de nueve años de infierno con su vida siempre pendiente de un hilo ya que el proceso judicial había comenzado en 2005,  Sakineh había sido indultada aunque todavía existía la duda de si este indulto era permanente o temporal , pero de momento está a salvo. Concluía aquel articulo con una frase del Talmud "Quién salva una vida salva al mundo entero"  y salvar la vida de Sakineh entre todos era una forma de salvar el mundo. 

Portada del periódico británico "The Times" pidiendo que Sakineh no fuera lapidada. Cuatro años después de aquella movilización internacional solicitando su libertad, el pasado marzo Sakineh fue puesta en libertad después de que presuntamente hubiera tratado de suicidarse en prisión en el mes de febrero. En total su proceso lleva nueve años  y hasta ahora no ha podido liberarse de ese temor continuo a ser ejecutada, con su vida pendiente de un hilo. Yo escribí hace tres años sobre su caso en la que se la acusaba del asesinato de su marido aunque todo el proceso estaba lleno de irregularidades. . Si queréis saber más sobre aquel caso os dejo el enlace de la historia que entonces conté en el Mentidero . Lo más grave es que a pesar de estar en libertad aún no se ha librado de la condena a muerte  y mientras la pena de muerte no quede abolida en Irán ella estará en peligro  
http://chrismielost.blogspot.com.es/2011/12/por-la-libertad-de-sakineh-mohammadi.html
    (Imagen procedente de http://www.zuzeeko.com ) 

Por desgracia  hay muchas otras Sakineh que mueren en silencio, cuyos nombres nunca conoceremos y que son las víctima de unas leyes injustas que violan lo establecido por el Derecho  Penal Internacional y la Declaración Universal de los Derechos Humanos del  según el cual  en aquellos países donde la pena de muerte sea legal esta sólo puede imponerse a personas que hallan cometidos actos violentos. Sakineh había sido  condenada a  muerte por un supuesto adulterio , que no es un acto violento  sino una relación sexual de mutuo acuerdo entre dos adultos al margen del matrimonio , y que no debería ser castigado nunca con la pena de muerte. Incluso en uno de los Hadiz de Mahoma, los hadiz son narraciones o dichos atribuidos al profeta Mahoma que fueron recogidos por sus  acompañantes y que luego serían puestos por escrito constituyendo una de las fuentes del derecho islámico, se muestra partidario de evitar los castigos en lo posible y mostrarse magnánimo "Rechazad los castigos de los musulmanes tanto como dependa de vuestro poder, si hay otra salida para liberarles, entonces liberadles. Porque si el Islam comete un error perdonando es mejor que si lo comete castigando" Una magnanimidad de la que no suelen disfrutar los tribunales islámicos. A comienzos del año 2009 en teoría la lapidación fue eliminada del Código Penal de Irán, pero siguen vigentes otros métodos de ejecución  como el más utilizado de todos ellos,  la horca. Pero no es Irán el único país donde aplica la sharia. En marzo de 2002 una mujer nigeriana, Amina Lawal (1973) fue condenada en Nigeria a muerte por cometer adulterio y tener un hijo fuera del matrimonio. Una vez más la presión internacional logró detener la ejecución. El 25 de septiembre de 2003 la sentencia era revocada y Amina Lawal quedó en libertad. El 29 de julio de 2012 en una parte  del territorio de Mali controlado por el grupo fundamentalista islámico Ansar Dine, "Defensores de la Fé", condenó a la lapidación a una pareja que tenía dos hijos por el grave delito de vivir juntos sin estar casados, lo que para la Sharia es técnicamente un adulterio. Nadie pudo salvarlos en esta ocasión.

Hoy vuelvo a emplear  el Mentidero para hacerme eco de una campaña de Amnistía Internacional para salvar la vida de una mujer acusada de un delito que no debería ser considerado como tal en ningún país del mundo pero que por desgracia, en las naciones donde la sharia sigue siendo fuente del derecho, tener una determinada fe diferente a la del Estado puede significar la muerte. La violencia contra la mujer existe en todas las sociedades, desde India, donde se suceden las noticias de violaciones  en grupo y asesinato de mujeres, hasta nuestras democracias europeas donde , a pesar de todas las leyes que tratan de evitar y castigar los actos violentos contra las mujeres  y a pesar de la educación  que se recibe en las escuelas , continúan produciéndose asesinatos , maltratos y violaciones. Pero hay una gran diferencia entre esta violencia privada  que es perseguida por las leyes y condenada por el resto de la sociedad, con la que tiene lugar  en los países musulmanes que adoptan la sharia como código legal, donde este tipo de violencia es más grave porque está amparada por el estado y por su código penal, es una violencia institucionalizada  y justificada por su interpretación de la tradición islámica y las palabras atribuidas a su profeta Mahoma (hacia 570-632) y que por tanto no admiten apelación ni réplica porque son consideradas sagradas. Una de las naciones regidas por la sharia es la República de Sudán, gobernada por Omar Hasan Ahmad al-Bashir(1944) desde que en 1989 encabezara un golpe de estado , un gobernante sobre el que pesa desde 2008 una acusación de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes contra la guerra, dictada por la Corte Penal Internacional a causa de la actuación del ejército sudanés en el conflicto de Darfur , una región situada al oeste de Sudán, donde el gobierno de Bashir favoreció los ataques de grupos nómadas árabes  contra la población de raza negra. El conflicto degeneró en una guerra civil que generaría más de 450.000 muertos y al menos dos millones de desplazados.

Amina Lawal, en la fotografía con su hija Wasila.  , fue condenada a muerte en marzo de 2002 por concebir a un hijo fuera del matrimonio . Ella vivía en el norte de Nigeria, una zona de mayoría musulmana y que se rige por la sharia al margen del estado. Hoy el norte de Nigeria vuelve a ser noticia por las acciones terroristas del grupo islamista Boko Haram . Gracias a la presión internacional y a un abogado competente logró evitar la lapidación a la que ya había sido sentenciada. La biografía de Amina tiene muy pocos momentos luminosos Se casó con solo 14 años, y después de separarse de su primer marido en el año 2000 mantuvo relaciones con un vecino de su población que había prometido casarse con ella. Pero en la aldea donde vivía sus habitantes no admitieron que Amina se quedara embarazada sin haber estado casada y la denunciaron a un tribunal de la Sharia que la encontró culpable de adulterio  y la condenó a muerte. Es tan extraña la lógica de la Sharia que si Amina hubiera sido soltera el castigo se habría reducido, si se puede decir eso, a cien latigazos, pero al ser una divorciada se consideraba adulterio. Finalmente, ante la presión internacional, un tribunal islámico decidió poner en libertad a Amina en septiembre de 2003. Pero el miedo que tuvo que pasar  esperando se apedreada hasta la muerte no se lo puede quitar nadie. Muchas de las leyes que componen la sharia fueron añadidas mucho después de la muerte de Mahoma y la tradición y la costumbre las terminó convirtiendo en leyes (Imagen procedente de http://www.webislam.com )

Y es allí donde se encuentra la protagonista de esta historia, Meriam Yahya Ibrahim(1986/1987), una joven nacida hace veintisiete años y cuyos datos biográficos extraigo de la información de Amnistía Internacional y el relato escrito sobre este caso  de los periodistas Awad Yousif y  Joana Socías  publicados en el periódico español "El Mundo", ya que no he encontrado mucha más información sobre ella. Era hija de un matrimonio mixto entre un musulmán  sudanés y una etíope cristiana ortodoxa. El padre de Meriam abandonó a su esposa y a su hija cuando Meriam tenía sólo seis años y como ella declararía luego "Crecí como cristiana desde el principio. Nunca he sido musulmana". Los años pasaron , y Meriam se encontraba estudiando medicina en la Universidad de la capital de Sudán, Jartum. Mientras, Daniel Wani era otro joven  que nació en lo que hoy es República de Sudán, pero cuyos padres procedían de Sudán del Sur  donde la mayoría de la población es cristiana y cristianos eran también los padres de Daniel y el propio Daniel. Para los que queráis conocer mejor la división religiosa y étnica de Sudán os dejo el enlace del artículo que hace dos meses  dediqué a la historia de Sudán y el nacimiento de la nación más joven del mundo, Sudán del Sur. 
http://chrismielost.blogspot.com.es/2014/04/conflictos-olvidados-sudan-del-sur-el.html
Sus padres le hablaron de una joven de gran belleza , elegante, de piel canela , pelo liso y de origen etíope, un detalle que no era baladí porque las etíopes  tienen merecida fama de figurar entre las mujeres más bellas del continente africano. Les pusieron en contacto telefónico y los dos jóvenes comenzaron a conocerse. Él estaba siguiendo sus estudios de bioquímica en Estados Unidos  y en uno de sus viajes a Sudán para ver a su familia la conoció personalmente. 

Se enamoraron casi de forma inmediata y en noviembre de 2011 Daniel y Meriam contrajeron matrimonio en una iglesia de los misioneros combonianos , la de la Sagrada Familia. Nada fuera de lo normal sucedería en los siguientes dos años. Daniel regresó por un tiempo a Estados Unidos para terminar los trámites que le faltaban para adoptar la nacionalidad estadounidense mientras ella, que no quiso abandonar Sudán, le esperó embarazada. En octubre de 2012, ya con Daniel en Sudán, Meriam daba a luz a su primer hijo  y todo parecía sonreír a la joven pareja  hasta que en septiembre de 2013 una extraña denuncia iba a cambiar dramáticamente la vida de Daniel y , sobre todo, de Meriam. La policía sudanesa les comunicó que habían recibido una denuncia de dos hombres que decían ser hermanos de Meriam  y otra mujer que afirmaba ser su madre, quienes la acusaban  de haber permanecido dos años desaparecida y además añadía que ella ocultaba su verdadera identidad, pues su nombre real era Abrar  y no era cristiana ni de origen etíope, sino musulmana de padres musulmanes y sudaneses.  Meriam no podía salir de su asombro, declaró no conocer a aquellos supuestos hermanos que ahora la denunciaban y por supuesto que su padre era musulmán, pero su madre, que había fallecido en 2012 , era cristiana y nacida en EtiopíaAnte la duda la solución era muy sencilla. Sólo habría que haber realizado una prueba de ADN para confirmar o no si aquellas personas eran familia  de Meriam, como así afirmaban, o impostores , como declaraba Meriam, pero  el juez rechazó realizar cualquier comprobación, aceptó la palabra de aquellos hombres y eso significaba que  Meriam había cometido  un delito gravé para unas leyes basadas no en la razón sino en la fe religiosa el adulterio 

Las únicas fotografías que he encontrado de Meriam Yahya Ibrahim son las que repiten todos los medios que se hacen eco de esta información, las del día de su boda con Daniel Wani, que hoy tiene cuarenta y cuatro años y es un bioquímico que está en posesión de la nacionalidad estadounidense  aunque se ha quejado de que su país de adopción se ha desentendido del caso y no hay hecho nada para presionar al gobierno sudanés para que Meriam recuperar la libertad. Sobre  Sudán se limita a decir "En Sudán no existe la justicia" Ella acaba de dar a luz en prisión a la segunda hija de ambos y también la acompaña su hijo mayor de veinte meses de edad. Para que los pueda cuidar el juez ha establecido una moratoria en la fecha de ejecución de dos años para que pueda atender a sus hijos pro al final de ese plazo Meriam sería ejecutada., aunque más que una ejecución parezca un asesinato a sangre fría (Imagen procedente de https://www.es.amnesty.org )

Aunque estaba casada Meriam fue acusada de adulterio. Si acudimos al Diccionario de la Lengua Española veremos que la definición de adulterio es "Ayuntamiento carnal voluntario entre persona casada y otra de distinto sexo que no sea su cónyuge" Os preguntaréis ¿dónde está aquí el adulterio si estaban casados por la Iglesia? Según las particulares  leyes sudanesas el matrimonio con un cristiano como era Daniel era considerado nulo  y, por lo tanto, al haber mantenido relaciones íntimas con un hombre sin estar casada es calificada de relación adúltera , lo que según la Sharia en Sudán es castigado con la flagelación, en este caso cien latigazos. Pero si esto ya era injusto y terrible, una pena que iba contra el sentido común pues estaban casados por la iglesia y aquella acusación no tenía ninguna prueba que la corroborase, lo peor estaba por llegar cuando en este año 2014 a la acusación de adulterio se añadió otra mucho más grave, la de apostasía. ¿Por qué? Una vez más hay que volver a la particular legislación sudanesa basada en la Sharia, según la cual los hijos heredan la religión del progenitor, que en este caso era musulmán, así que aunque Meriam se declarase cristiana eso no tenía ningún valor ante el tribunal que juzgaba su caso que la consideraba a todos los efectos musulmana y , por lo tanto, al permanecer Meriam leal a su religión cristiana y no querer aceptar la musulmana fue condenada por apostasía, es decir, por abandonar su religión aunque ella nunca hubiera sido musulmana. ¿Cual es la condena por este delito? Morir ahorcada.

Todo en este caso es demencial, una acusación realizada por alguien que dice ser su hermano pero que no lo es y el juez no hace nada por comprobar su identidad. Una acusación de adulterio cuando ese adulterio se comete dentro de un matrimonio celebrado legalmente por la iglesia. Se la condena a ser flagelada  por ser musulmana y casarse con un cristiano cuando ella nunca ha profesado el credo musulmán y , finalmente, se la condena a muerte por negarse a rechazar el cristianismo para abrazar el Islam. Esta legislación viola el documento más valioso por el que deberían regirse todas las naciones , por encima de cualquier legislación nacional, de ideologías políticas  y credos religiosas, la Declaración Universal de los Derechos Humanos adopta por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948 . Entre los treinta artículos  que la integran en su artículo 18 podemos leer lo siguiente "Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la liberta de manifestar su religión o su creencia individual y colectivamente , tanto en público como en privado , por la enseñanza, la práctica , el culto y la observancia"Pero en un país gobernado por un presidente acusado de genocidio y crímenes de guerra y contra la humanidad parece que esto no es más que papel mojado. Meriam ha sido encarcelada junto a su hijo de veinte meses desde el pasado 17 de enero de este año en la prisión de mujeres de Omdurman en Jartum.  Su marido declara que la tienen "Con un grillete  de hierro en el tobillo". El pasado 11 de mayo , después de emitir la sentencia de muerte, dieron a Meriam tres días de plazo para abandonar el cristianismo pero ella se negó  afirmando  que "Soy cristiana y seguiré siendo cristiana. Rehuso cambiar. No voy a renunciar al cristianismo solo para que pueda vivir. Se que podría seguir viva convirtiéndome en musulmana y sería capaz de velar por nuestra familia, pero necesito ser honesta conmigo misma"  

BREVE REPORTAJE SOBRE EL CASO DE MERIAM YAHYA IBRAHIM





Su marido diría después de escuchar la sentencia que  Meriam "Es muy, muy fuerte. Ella es más fuerte que yo. Cuando la sentenciaron a muerte , me vine abajo y las lágrimas corrían desde mis ojos. Nuestros abogados me pasaban pañuelos , pero ella no se acobardó. Fue increíble verlo, porque es ella la que tiene que enfrentarse a la pena de muerte"  El motivo por el que Meriam no ha sido ejecutada todavía es porque en el momento de ingresar en prisión ya estaba embarazada y precisamente cuando escribo estas palabras se ha sabido que el pasado 27 de mayo Meriam dio a luz a una niña, según informaba su abogado Mohamed Mustafa Elnour al periódico británico "Daily Mail"  y añadía que "son buenas noticias en lo que ha sido un terrible martirio para Meriam" y también, no podemos olvidarlo, para su pequeño hijo de veinte meses que comparte la prisión por ella en otra decisión absurda de la justicia sudanesa que se niega a entregarlo al padre porque es cristiano y al niño le consideran musulmán por mucho que su madre insista en que ella es cristiana y su hijo también y según contaba Daniel a la periodista de "El mundo ", la prisión ya le estaba afectando al pequeño "En la cárcel -dice Daniel - mi hijo se ha vuelto un niño agresivo" En un acto de supuesta clemencia la justicia sudanesa ha aplazado la ejecución de Meriam hasta dentro de dos años para que pueda criar a su hija. Daniel dice desgarrado que "toda mi vida está en la cárcel" y se agarra a la esperanza de que sus abogados puedan lograr su liberación pero el abogado declaraba al periódico británico que "Podemos probar que la madre de Meriam murió en 2012 (por lo que no sería la mujer que ahora dice ser su madre) y que los dos hermanos son definitivamente impostores . Pero la corte no está interesada en nuestra evidencia" 

Y lo más triste de este caso es que aunque fuera verdad lo que dicen los que la acusan ¿cuál es el delito de Meriam?¿haber elegido ser cristiana? y aunque fuera musulmana ¿qué delito, qué mal puede haber en amar a un cristiano, a un judío, a un hindú o a un ateo? Es irracional, injusto , absurdo que se pueda acabar con la vida de una persona por el delito de tener un credo determinado ¿de verdad creen que un dios que por su naturaleza se supone que es el bien absoluto exigiría la muerte , el sacrificio de un ser humano?¿Qué tipo de fe enfermiza y miope es esta? Y no estoy dirigiendo mis palabras contra la religión musulmana ni contra los musulmanes en general, porque respeto todos los credos y cientos de millones de musulmanes estoy convencido que no entenderán esta sentencia, pero si estoy contra los que utilizan la religión para oprimir a los demás, para arrebatarles la libertad, para imponerles unos códigos de conducta aunque no los compartan , para violar el derecho de cada persona a elegir en lo que quiere y en lo que no quiere creer, y , por supuesto, en contra de aquellos que utilizan el poder del estado para arrebatar la vida a otro ser humano, ya sea en China, en Estados Unidos o en Sudán. Quiero compartir con vosotros las palabras de Manar Idriss,  investigadora de Amnistía Internacional en Sudán que nos dice "El hecho de que una mujer haya sido condenada a muerte por su elección religiosa , y a flagelación por estar cada con un hombre de una religión presuntamente diferente es atroz y abominable. El adulterio y la apostasía son delitos que no deben considerarse delitos en modo alguno. Es una vulneración flagrante del Derecho Internacional  de los Derechos Humanos" y concluye con este llamamiento al que yo me uno desde el Mentidero "Amnistía Internacional considera que Meriam es una presa de conciencia, condenada únicamente por sus creencias religiosas y su identidad, y debe ser puesta en libertad de inmediato y sin condiciones. El derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, que incluye la libertad de tener creencias, es profundo y de largo alcance; abarca la libertad de pensamiento sobre todas las cuestiones , las convicciones personales y el compromiso con la religión o las creencias" 

Siempre he defendido que nadie tiene derecho a arrebatar la vida a otra persona, ni siquiera cuando se trata de un criminal , pues considero que es suficiente la pena de prisión, pero es que además  Meriam no ha cometido ningún crimen, es una persona inocente que tiene la desgracia de vivir en una sociedad gobernada por una ley irracional supuestamente de inspiración divina , pero ningún dios en el que mereciera la pena creer exigiría la muerte de un ser humano. Si de verdad esos jueces son creyentes, y creen en un Alá como dios del amor y el perdón  como estoy seguro que creen los buenos musulmanes, saben lo que tienen que hacer: liberar a Meriam . Desde aquí poco más podemos hacer que divulgar su historia para que sea conocida por el mayor número de personas posible y esperar que la presión internacional logre salvar su vida y ojalá que la de otras Meriam cuyos nombres no conocemos. Os dejo el enlace de Amnistía Internacional para el que quiera unir su firma a la campaña para liberar a Meriam Yahya Ibrahim  , una firma que acompañará a este texto de Amnistía que será enviado al ministerio de justicia sudanés. Con él cierro este artículo que se sale de los artículos que escribo habitualmente aquí, pero he creído que , aunque tal vez no sirva de mucho, debía hacerme eco de este grito por la libertad y la vida de una persona inocente y ojalá pronto pueda escribiros que lo hemos conseguido. 

 Ministro de Justicia
Mohamed Bushara Dousa

Excelencia, 

Le insto a que liberen de forma inmediata e incondicional a Meriam Yehya Ibrahim, que ha sido de declarada culpable de "adulterio" y "apostasía" y condenada a flagelación y a la pena de muerte. Meriam Yehya Ibrahim es una presa de conciencia, declarada culpable sólo por sus creencias religiosas y su identidad. 

Les pido también que deroguen los artículos 126 y 146 del Código Penal sudanés, que criminalizan la apostasía y el adulterio, respectivamente, con arreglo a las obligaciones contraídas por Sudán en virtud del derecho internacional de los derechos humanos; y que abolan la flagelación y la pena de muerte.


Atentamente, 

Christian Mielost

POR LA LIBERTAD DE MERIAM YAHYA IBRAHIM 

Enlace campaña de AMNISTÍA INTERNACIONAL para la liberación de MERIAM


Famosos