martes, 8 de abril de 2014

PAUL CÉZANNE Y EL COLOR DE LA LUZ (SEGUNDA PARTE)

Me detenía en la primera parte de este viaje por la vida de Paul Cézanne(1839-1906) en el año 1874, justo después de que Cézanne participase, junto a otros pintores disidentes del Salón de París que se rebelaban contra la tiranía estilística de los miembros de la Academia de Bellas Artes que sólo aprobaban la  participación en el Salón de aquellas obras que cumplían con el canon aprobado por la Academia, es decir, obras basadas en temáticas mitológicas o históricas con un dibujo que refleje lo más fielmente posible la realidad ajustándose a las reglas del clasicismo. Cualquier intento de romper con esta tradición pictórica se enfrentaba con el rechazo y la marginación. Por eso en 1874 estos pintores rebeldes se unieron formando una organización a la que dieron el nombre de Sociedad Anónima que celebró su primera exposición entre el 15 de abril y el 15 de mayo de 1874 con el sencillo nombre de Primera Exposición. Y aunque ya vimos que la exposición y las obras en ella expuestas estuvieron rodeadas por el escándalo y la burla además de ser ,en términos generales,  un fracaso económico para sus participantes, en realidad fue un éxito porque allí nació una nueva corriente de la pintura , el impresionismo. En cuanto a nuestro protagonista, Cézanne, fue uno de los pocos que logró  vender uno de sus cuadros ,"La casa del ahorcado en Auvers", y vimos como después de la exposición  el pintor escribía a su madre lleno de confianza en sí mismo "Tengo que seguir trabajando siempre, aunque no para llegar a esta trillada perfección  que provoca la admiración de los tontos -escribe Cézanne a su madre-  Para esa forma de pintar que generalmente tanto se aprecia, basta con los conocimientos de un obrero. Los cuadros pintados de esa forma son todos fallos de arte y vulgares. Para resarcirme sólo puedo aspirar a la satisfacción de comunicar verdades y sabiduría más sublimes." y concluye con estas palabras que se demostrarán proféticas " Créame que llegará la hora en que uno logrará imponerse y después uno tendrá que admiradores mucho más fervientes y convencidos  que aquéllos que se dejan adular sólo por las apariencias externas".


Fotografía de Paul Cézanne hacia 1875 , a los treinta y seis años de edad y un año después de haber participado en la exposición de los impresionistas. Presenta una de sus obras al Salón de París de este año de 1875 pero una vez más es rechazado. También este año conoce a través de Renoir al inspector de aduanas y gran amante del arte Victor Chocquet, que se convierte en amigo, admirador y uno de los principales coleccionistas de su obra durante toda su vida (Imagen procedente de http://anamariaramos09.wordpress.com ) 



"Una Olympia moderna" de 1873 , fue , junto a "La casa de ahorcado en Auvers" y "Paisaje de Auvers", las tres obras expuestas en la Primera  Exposición de 1874. La crítica fue muy dura con esta obra  en particular como lo refleja esta crítica recogida por Ulrike Becks en su biografía del pintor "El domingo el público se sentía impulsado a mofarse  de una figura fantástica , presentada por un drogadicto bajo un cielo de opio (se supone que la imagen es una ensoñación del hombre que estaría bajo los efectos del opio) Esa aparición de la carne desnuda tiernamente rosa, que es presentada por una suerte de demonio  o íncubo como una visión voluptuosa en una nube , ha hecho perder el aliento incluso a los más atrevidos . Con ello Monsieur Cézanne de la impresión de ser sencillamente una suerte de enajenado mental que pinta durante el delirium tremens" Drogadicto, alcohólico y loco, no esta mal para una sola crítica  Hay que ser fuerte y tener seguridad en uno mismo para buscar tu propio camino en la pintura sin plegarte a la corriente academicista predominante y Cézanne desafiaría junto a sus compañeros impresionistas esas convenciones para renovar la pintura y buscar su propio lenguaje  
(Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )



Pero la situación económica de los pintores impresionistas es más que precaria  y por la falta de recursos económicos  en 1875 no pueden organizar una nueva exposición y se limitan a realizar una subasta de sus obras que tampoco se ve coronada por el éxito, aunque en 1876 vuelve a organizar  sin la participación de Cézanne que regresará en la tercera exposición en 1877. En estos años también inicia una estrecha amistad con un entusiasta coleccionista de arte, un inspector de aduanas llamado Victor Chocquet (1821-1899) que se convertirá en uno de los principales coleccionistas de su obra. En la pintura de Cézanne se hace cada vez más patente la influencia de su padrino artístico, Camille Pissarro (1830-1903), con quién , como vimos ayer, había pasado dos años fructíferos pintando uno al lado del otro, asimilando sus consejos sobre el color y la luz . Cézanne deja atrás los colores sombríos de su período oscuro e inicia una nueva etapa en su arte caracterizada por el colorido y luminosidad de sus composiciones  y descubre que e lugar ideal para su pintura es el paisaje de su tierra natal, la Provenza,  una tierra luminosa, de luz cegadora y donde la naturaleza aún se conserva relativamente intacta. Recordemos que Cézanne  rechazaba el progreso que alteraba el paisaje y el carácter inmutable de la naturaleza, porque lo que ama Cézanne del paisaje es que no cambia, que puede estar trabajando meses sobre un paisaje determinado sin temor a que varié, lo que no sucede con las personas. Por eso no le gustaba trabajar con modelos humanos ,siempre le resultan insatisfactorios porque no se podía confiar en su inmovilidad. Cuando sus modelos se movían  les decía con sarcasmo "¿Acaso se mueven las manzanas?". En el verano de 1876 se establece de nuevo en el pequeño pueblecito marinero de la costa mediterránea francés, L´Estaque, donde ya habían estado en 1870 y que le  seduce  por su luminosidad , "El sol es aquí tan terrible -escribe Cézanne en 1876 -que tengo la impresión de que los objetos se elevan como siluetas, no sólo en blanco y negro, sino en azul , en rojo, en marrón o en violeta"



El mar en la Estaque
"El mar en L´Estaque" de 1876 que realiza por encargo de su amigo Victor Chocquet y donde ya se puede apreciar el cambio de estilo con respecto a sus pinturas del período oscuro, pues ahora los colores son más vivos y la composición más luminosa, consecuencia del tiempo que había pasado junto a Pissarro. Precisamente cuando está realizando esta obra escribe a Camille Pissarro  una carta donde expresa la admiración que siente por el paisaje y la luz de L´Estaque "Hace un mes que no voy a Aix (se refiere a Aix en Provence donde vivían sus padres)He comenzado  dos pequeñas marinas para monsieur Chocquet, que me había hablado de ello. Esto es como una carta de la barajas. Tejados rojos frente al mar azul. Cuando hace buen tiempo , podría pintarlos todos. Pero tal como están las cosas , aún no he hecho nada. Hay motivos , sin embargo, que exigen un trabajo de tres o cuatro meses , lo cual es realizable , ya que la vegetación no cambia. Los olivos, los pinos , tienen siempre fronda. Si puedo, pasaré en este lugar un mes por lo menos, ya que tendría que pinar cuadros de al menos dos metros" 
http://www.painting-palace.com )


"L´Estaque ,pinos y mar"  realizada  entre 1883 y 1885 siete años después que  la que tenéis justo sobre esta obra  y donde podemos apreciar como sigue evolucionando su pintura donde la forma queda  cada vez más diluida  y fusionada con el color y   con una mayor luminosidad que parece proceder del  interior del cuadro y no de ninguna fuente luminosa externa . Los árboles son una constante en su obra. Uno de sus amigos recordaba "Amaba los árboles. Hacia el final de su vida, con su necesidad de soledad, se hizo amigo de un olivo. Lo tocaba, lo hablaba y , a veces ,al despedirse de él, lo abrazaba. La sabiduría del árbol le entraba en el corazón" El propio Cézanne decía  sobre aquel olivo junto al que pinto al final de su vida  "Es un ser vivo. Lo quiero como un viejo compañero. Lo sabe todo de mi vida y me da consejos excelentes.Me gustaría ser enterrado a sus pies"  (Imagen procedente de http://www.elcultural.es )

En la tercera exposición impresionista de 1877 Cézanne sigue recibiendo ataques de muchos críticos, aunque también hay quién le defiende, como el crítico de arte Georges Rivière(1855-1943), amigo del pintor Pierre Auguste Renoir (1841-1919), que escribe sobre la obra de Cézanne "Viendo sus obras , habría que comparar al señor Cézanne con un griego de la época clásica . Sus pinturas irradian la misma serena y heroica jovialidad de los cuadros y terracotas de la Antigüedad. Todos sus cuadros  pueden conmover al observador , ya que el propio artista tiene una extremada sensibilidad  frente a la naturaleza, sensibilidad que traslada magistralmente al lienzo" Por desgracia para Cézanne esta no era la opinión mayoritaria entre los críticos de arte del momento. Mientras, Cézanne, con su esposa Marie Hortense Fiquet (1850-1922) y su pequeño hijo Paul Cézanne (1872-1947),.permanece en L´Estaque.  Cézanne seguía manteniendo la existencia de su familia oculta a su padre por miedo a perder su ayuda económica  pero finalmente la mentira se descubre por un desliz de su amigo Victor Chocquet que menciona en una conversación con Louis Auguste Cézanne(1798-1886)  a "madame Cézanne y el pequeño Paul" El padre reacciona reduciendo su ayuda económica a la mitad  y Cézanne tiene que recurrir a la ayuda de su gran amigo de la infancia, el escritor Émile Zola(1840-1902). Al mismo tiempo a finales de la década de los setenta Cézanne se va alejando poco a poco de los impresionistas, porque , como escribe Ulrike Becks en su biografía sobre el pintor "Los cuadros del impresionismo le parecen esclavizados a lo efímero" y el prefiere una pintura más pausada, más reposada, porque considera que  "el ojo no basta, uno debe reflexionar", busca reflejar lo eterno de la naturaleza, no atrapar el momento fugaz del brillo de un rayo de sol sobre el agua. No se trata simplemente de retratar la naturaleza tal y como la ve, es más que eso "No deberíamos conformarnos con la realidad desnuda - reflexiona Cézanne - la transformación que un pintor lleva a cabo con su forma de ver aporta nuevo interés  a la representación de la naturaleza.Es decir, algo distinto a la realidad"


"El mar en L´Estaque" , realizada entre 1883 y 1886 . En primer plano podemos ver un camino que luego avanza en diagonal cruzando el cuadro que parece conducir nuestra mirada hasta el pueblo de L´Estaque  que estaba situado sobre un acantilado . Más allá contemplamos el mar Mediterráneo pero nuestra mirada tropieza con la alta chimenea  de una fábrica y también con las ramas de los árboles. Son estos obstáculos en nuestra visión lo que da la sensación de profundidad al cuadro. Nada queda al azar en las obras de Cézanne , es el resultado de un trabajo lento y meditado lejos de la pintura que trata de atrapar el instante característica de los impresionistas (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org ) 


Busca lograr una nueva armonía entre los colores  y las formas, donde el color será el sustituto de la forma tradicional de lograr la perspectiva en los cuadros . Cézanne  sabe que los colores más fríos, como el azul  o el verde suelen aparecer al fondo de las obras, mientras que los colores más cálidos, rojo, naranja , amarillo aparecer en primer plano  y es con esta distribución de los colores como Cézanne logra crear la sensación de profundidad  en sus obras.  También se preocupaba porque no hubiera contrastes de luz, que la luz incida sobre toda la superficie del cuadro con la misma intensidad , pero nunca vemos en sus obras la fuente de la luz, creando la sensación de que surge del interior de la obra.  Cézanne lo explicaba así "Intento reproducir la perspectiva solamente mediante el color. Por eso avanzo tan lentamente, ya que la naturaleza se me presenta muy compleja y hay que aprender constantemente. Hay que ver con toda exactitud el objeto , asimilarlo en su verdadera dimensión , y expresarlo con claridad y  decisión" Es una pintura reflexiva, lenta y meditada, muy diferente ya a la pintura del instante, de lo efímero, que inspira a los impresionistas. En medio de esta evolución de su arte fallece su padre  en abril de 1886 , a los 88 años de edad, el mismo año en que Cézanne finalmente se casaba con Hortense . Cézanne debió de sentir esta muerte como una liberación  a sus 47 años de edad, y además lograba por fin una posición económica más desahogada , lo que Cézanne agradecía a su padre fallecido con estas palabras "Mi padre fue un hombre genial. Me dejó una herencia de 25.000 francos" En la década de los ochenta comenzará a convertir en protagonista de sus obras a las naturalezas muertas , a las figuras de bañistas y  su querida Montaña de Sainte Victoire que aparecerá en más de setenta de sus obras. Estos tres aspectos de su obra pueden verse reflejados en la exposición de Cézanne del Museo Thyssen Bornemisza 


"Los jugadores de cartas" realizada por Cézanne entre 1890 y 1892. Los retratados eran trabajadores de la finca familiar de Jas de Bouffan a los que pagaba para que posaran, lo que no era un trabajo fácil porque Cézanne era un pintor lento y exigía una completa inmovilidad a sus modelos, En una de sus obras titulada "Mardi Grass" de 1888 donde posaba su hijo Paul, terminó desmayándose de cansancio por tantas horas de inmovilidad.  De esta obra Cézanne realizará cinco versiones diferentes . Cézanne utiliza  un tono azul frío para la pared y la mesa con lo que consigue causar la impresión de que están iluminados por la luz diurna. En contraste las manos de los jugadores están pintadas con un tono naranja, que transmite calidez  y también la tensión de los hombres absortos en el juego. Si os fijáis el color de las manos encuentra su reflejo en la cortina  cuyos pliegues parecen continuar  en el blusón del jugador. Con la cortina  Cézanne  delimita el espacio de la composición. Cuando miras estas obras sin conocer estos detalles te parece que las cosas están dispuestas al azar ,pero en realidad todo responde a un plan diseñado por Cézanne que antes de pintarlos hacía detallados estudios bien en lápiz o en acuarelas (Imagen procedente de http://periodiconmx.com )   

Sus bodegones están llenos de ecos de sus paisajes, incluso la Montaña Sainte Victoire aparece representada por los pliegues de los manteles sobre los que deposita la fruta. Nada en ellos es fruto del azar , todo está estudiado  y meditado . Escoge cebollas, peras, melocotones o manzanas por sus formas redondeadas que le permiten acentuar el contraste con las líneas rectas de la mesa y también juega con los colores para crear la sensación de profundidad  sin recurrir a los recursos tradicionales de la perspectiva.  En realidad, sus naturalezas muertas son otra forma de representar el paisaje, donde la fruta , el mantel o la vasija de agua están dispuestos como si se tratara de las montañas y bosques de Provenza. Ulrike Becks recoge esta explicación del pintor Louis Le Bail sobre la forma en que Cézanne disponía sus bodegones en los que nada quedaba al azar "Apenas había puesto el mantel blanco sobre la mesa -cuenta Louis - cuando con innata  sensibilidad colocaba los melocotones sobre la mesa , oponiendo bruscamente los tonos y haciendo vibrar los colores complementarios, los tonos verdes contra los grises, los amarillos contra los azules; también giraba , inclinaba y equilibraba los frutos hasta obtener la composición que quería, recurriendo incluso a poner tacos por debajo de los objetos. Todo lo hacía con gran cuidado y delicadeza , se notaba que sus ojos  se recreaban en ello." Para Cézanne los bodegones no eran naturalezas muertas, estaban vivos "La gente  -decía- se equivoca al mirar el azucarero como un ser sin alma. También cambia día a día. Sólo hay que saber atrapar y domesticar a estos señores" y cuando le preguntaban el motivo de que nunca pintase ramos de flores como hacían otros pintores , explicaba "Si renuncio a las flores es porque se marchitan, en cambio a las frutas les gusta que se les retrate" Para el estilo reposado y reflexivo de la pintura de Cézanne las flores morían demasiado rápido, sin embargo la fruta permanecía durante un tiempo inalterable. 


"El aparador"  pintado por Cézanne entre 1877 y 1879 . Cézanne no pretende llamar nuestra atención con los objetos que representa en sus naturalezas muertas, sino con los colores y las formas y la forma en que los distribuía  en el lienzo. Trata de esta forma de ofrecernos una versión diferente de la realidad , no tridimensional, sino en dos dimensiones . Para hacer estas obras  Cézanne se tomaba mucho tiempo, reelaboraba constantamente las obras y en ocasiones un cuadro como el que tenéis sobre estas líneas le podía suponer años de trabajo. Sus naturalezas muertas son en realidad paisajes donde e los pliegues del mantel imitan el relieve de las montañas y las frutas las dispone en los valles de la montaña (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )

Porque Cézanne cada vez es más lento con sus obras, dedica más tiempo a la reflexión y , en ocasiones, desesperado cuando no ha logrado lo que busca, destruye sus cuadros. En algunos de los bodegones que se pueden contemplar en la exposición Cézanne trabajaría meses e incluso años . El pintor y amigo de Cézanne y de otros pintores impresionistas,  Émile Henri Bernard(1868-1941) describía  el esfuerzo que le suponía a Cézanne cada una de sus obras "Me dí cuenta de la lentitud de su trabajo cuando me instaló en su taller en las afueras de la ciudad. Mientras yo pintaba un bodegón que  él me había montado en la habitación de abajo, lo oía ir de un lado para el otro en el piso superior, como si anduviera pensativo. Con frecuencia  bajaba la escalera, pasaba al jardín , se sentaba y de repente subía a toda prisa al estudio. A veces lo sorprendía en el jardín con un semblante desolado. Entonces me decía él que algo le inhibía en su trabajo"· En ocasiones podía pasarse horas contemplando el lienzo sin dar una sola pincelada, reflexionando sobre la composición y como llevarla adelante. El año 1886 fue muy importante en su vida pues fue cuando murió su padre, cuando se casó con Hortense y será en 1886 cuando se rompa su larga amistad con Emile Zola, aunque hacía años que se habían ido distanciando. El origen de esta separación estuvo en una obra escrita por Zola titulada "L´Oeuvre" donde su protagonista, un pintor llamado Claude Lantier, es un pintor fracasado que termina suicidándose y donde era fácil reconocer al propio Cézanne que había inspirado a Zola para la creación de este personaje. Cuando Zola le envió la obra a su amigo , éste, después de leerla, le escribió esta carta que sería la última que   le escribiría en lo que le quedaba de vida " Mi querido Emile,  acabo de recibir "L´Oeuvre" , que has tenido la amabilidad de enviarme. Agradezco al autor de "Les Rougon-Macquart" esta amable muestra de atención , y le ruego me permita estrecharle la mano en recuerdo de años pretéritos. Con la mirada en el pasado, tu seguro servidor, Paul Cezanne" Así se cerraban tres décadas de amistad.  Zola  moriría en 1902 y cuando Cézanne conoció la noticia se encerró a llorar durante todo un día en su estudio.. 


A la derecha "El gran bañista" realizado por Cézanne entre 1885 y 1887  y a la derecha la fotografía de un modelo anónimo utilizada por Cézanne para pintarlo.  En sus cuadros de bañistas, uno de los motivos más frecuentes en su producción pictórica, Cézanne prefirió utilizar fotografías o bocetos de modelos y no trabajar con ellos directamente  ya que se sentía incómodo en su presencia. Siempre tuvo reparos hacia el cuerpo desnudo (Imagen procedente de http://elhogardelasparanoias.blogspot.com.es )


En 1890 se le diagnostica una diabetes. Si antes ya era huraño y receloso la enfermedad acentuará su carácter retraído Se retira a la casa de campo familiar de Jas de Bouffan junto a su madre "La vida retirada -dirá el pintor - es lo que me va. Al menos así no caigo en las garras de nadie"  y allí vive separado de su esposa. Un viejo amigo de Cézanne, Numa Coste, escribe a Zola en 1890 " Cézanne está bien y tiene buena constitución física, pero se ha hecho tímido y primitivo, parece más joven que antes. Vive con su madre en Jas de Bouffan, se ha enemistado con Hortense (la esposa de Cézanne), quien por su parte tampoco se lleva bien con sus cuñadas (las hermanas de Cézanne) ni éstas entre ellas. Así pues, Paul vive aquí y su mujer allá. Es una de las experiencias más conmovedoras  que he tenido, el observar a este buen compañero, cómo conserva su ingenuidad, cómo olvida las decepciones de sus  luchas y aunque está con frecuencia resignado y abatido, cómo sigue perseverando en su obra, cuya culminación no puede alcanzar" En esta década de los noventa Cézanne se interesa por la geología, quiere aprender la historia de la tierra  y lo hace de la mano del naturalista de Aix en Provence Antoine Fortune Marion (1846-1900), antiguo amigo  de juventud a pesar de los siete años que les separaban y conservador del Museo de Historia Natural , con quién Cézanne discutía los últimos descubrimientos científicos . Gracias a este contacto con la ciencia, Cézanne descubrió que un paisaje no era diferente  a una naturaleza muerta, obedecía a una estructura de formas geométricas. Así, en la exposición puede contemplarse  un ejemplo de esa naturaleza geométrica, la "Ladera en Provenza",realizada entre 1890 y 1892, donde podemos observar como los tejados de las casas son triangulares, las parcelas de los campos cuadradas, los sustratos geológicos del corte de la ladera rectangulares. Esta forma geométrica de representar el paisaje era la semilla que una década más tarde fructificaría con el nacimiento del cubismo que cambiaría el significado del  arte. 


"Ladera de Provenza", creada entre 1890 y 1892,  en la que Cézanne utiliza los conocimientos  que ha ido acumulando gracias a sus conversaciones con Antoine Fortune Marion  y lo demuestra en la pared rocosa que tenemos en primer plano, donde se distinguen los diferentes estratos rocosos . Esta obra es una precursora del cubismo por su predominio de las formas geométricas. Fijaos en los techos de las casas al fondo, son triangulares, las parcelas de cultivo están divididas en cuadrados y los estratos geológicos del primer plano son rectangulares . En cuanto a su situación económica , después de que en 1895 el joven marchante de arte Ambrois Vallart  organizara una primera exposición de las obras de Cézanne, estas verán aumentar su cotización  y ya en 1902 se pagan más de 4000 francos por uno de sus cuadros pero todavía tiene que enfrentar duras críticas que incluso le llevarán a ser amenazado de muerte. Entonces el arte despertaba auténticas pasiones. Cuadros suyos serán expuestos en la Feria Internacional de París en 1900  y en el Salón de Otoño de 1904 se llegarán a exponer treinta y tres de sus obras. Como hacía muchos años escribió a su madre,  al fin le llegaba el reconocimiento
(Imagen procedente de http://www.traveler.es )

Cézanne consideraba que la naturaleza estaba por encima del hombre pero no por encima del arte, por eso tildaba de imbécil a los que afirmaban que el artista es siempre inferior a la naturaleza. Él trata de captar la eternidad de la naturaleza y así se lo explica al escritor y amigo suyo Joachim Gasquet (1873-1921) autor en 1921 de la biografía "Cézanne" donde recogía los recuerdos de sus conversaciones con el pintor "En nuestra imaginación -le decía Cézanne- el arte tiene que conferir eternidad. ¿Qué hay tras la naturaleza? Acaso nada. Acaso todo. Así pues, cruzo estas manos extraviadas. Tomo a la derecha, a la izquierda, aquí, allí , por doquier, esos colores, los fijo, los combino. Y forman líneas, se convierten en objetos, en rocas, árboles, sin que yo lo piense. Adquieren volumen, producen efecto"  Así escapa Cézanne a la impresión efímera de los representantes del impresionismo, el no retrata instantes, sino elementos permanentes, eternos. En noviembre de 1895 se organiza la primera exposición dedicada en exclusiva a Cézanne y dos años después, en 1897 fallece su madre , a la que Cézanne se había dedicado a cuidar durante los últimos años de su vida Tiene que desprenderse de su residencia familiar, Jas de Bouffan, para repartir la herencia con sus dos hermanas . A partir de ahora Cézanne pasará gran parte de su tiempo entre una cabaña que había alquilado en 1895 en la cercana cantera de Bibémus  y una finca que alquila a medio camino entre Aix en Provence y el pueblo de Le Tholonet, desde el que puede contemplar la montaña de Sainte Victoire. . Su pintura sigue evolucionando y gradualmente las formas van desapareciendo  disolviéndose en colores , manchas de colores "La naturaleza -dirá Cézanne - no está en la superficie , sino en la profundidad. Los colores son la expresión de esa profundidad  en la superficie. Surgen de las raíces del mundo . Son su vida, la vida de las ideas" Cézanne , al diluir las formas , trata de captar lo eterno de la naturaleza, no sus formas, sino su espíritu que se manifiesta a través del color. 


"La montaña Sainte-Victorie vista desde Les Lauves" realizada entre 1904 y 1906. Aunque todavía podemos vislumbrar los tejados de las casas en color naranja y las formas vegetales en color verde, cada vez la pintura de Cézanne abandona  las formas definidas y va derivando hacia la abstracción. Escribe Ulrike Becks que "Cézanne construye estos cuadros  con manchas de color que tienen un carácter plano. Nada vibra, nada fluye; las manchas de colores son lugares de calma"  Después de vender la propiedad familiar de Jas de Bouffan, con la parte que le correspondió adquirió un terreno en Chemin des Lauves , sobre una colina , en la que construyó una casa de dos pisos  con un gran estudio donde trabajará los últimos años de su vida . Trabaja sobre todo a primera hora de la mañana y al caer la tarde  y cuando hace mucho calor le gusta salir a la terraza a pintar a la acuarela , la misma terraza donde , por ejemplo, hizo el "Retrato de un campesino" con el que abría la exposición del Thyssen y también esta historia. (Imagen procedente de   http://variosestilospictoricos.blogspot.com.es )

El color ya no lo utiliza para crear un efecto de profundidad, porque  sus cuadros se transforman en luminosas manchas de colores, ahora utiliza el color para dar vida a la luz que los ilumina "La luz -dice Cézanne - no es una cosa que pueda reproducirse , sino algo que puede representarse con colores" Por eso he titulado este relato de su vida "el color de la luz" porque Cézanne  a través de la graduación de las escalas cromáticas crea esa sensación de luminosidad sin que sepamos de donde procede , confiriendo a los objetos luz propia. Llega incluso a dejar algunos de estos cuadros, y en la exposición también lo podéis percibir, sin acabar del todo, con partes del lienzo en blanco , tal vez para dar la sensación de que la obra sigue abierta, que puede evolucionar ante la visa del espectador. Cézanne comienza a ser reconocido como el gran artista que es. En 1895, cuando tuvo lugar la primera exposición de su obra, el crítico de arte Gustave Geffroy ,de quién Cézanne realizaría un retrato, escribe "En la galeria Vollar, los transeúntes pueden entrar a admirar medio centenar de cuadros: figuras, paisajes, frutos, flores, que dan la media de una de las más grandes e interesantes personalidades de este tiempo . Si eso ha ocurrido (se refiere a la exposición), y ya era hora de que ocurriera, desaparecerá toda oscuridad y todo lo legendario sobre la vida de Cézanne, quedando una obra austera y a la vez encantadora , madura y no por eso menos naiv (ingenua). Es un gran fanático de la verdad , un hombre fogoso y pueril , aspero y detallista" Y concluye con esta solemne afirmación "Llegará al Louvre"


Cuadro de las "Grandes Bañistas" realizado por Cézanne entre 1900 y 1905 . En una ocasión su amigo el pintor Emile Bernard le preguntó  la razón por la que pintaba desnudos que no eran fieles a la realidad pero tampoco seguían la tradición pictórica a lo que Cézanne respondió simplemente que "habría sido un escándalo pintar con modelos de verdad" y  añadía   señalando su cabeza "la pintura está aquí dentro". (Imagen procedente de  http://www.foroxerbar.com )

Fotografía tomada por su amigo el pintor Emile Bernard e e interior de su estudio en Chemin des Lauves y detras de él podemos ver la obra que os acabo de comentar "Grands Bañistas" lo que demuestra la importancia que tenía para él , pues no era habitual que se hiciera una fotografía junto a una de sus obras . Escribe sobre estas mujeres Ulrike Becks que "En todas las versiones de las bañistas  las mujeres son seres anónimos , sin personalidad caracterizada , sin expresión, son arquetipos  donde lo que importa a Cézanne no es su individualidad sino el conjunto,  la armonía entre naturaleza, forma y color" Eso fue lo que persiguió hasta sus últimos días Cézanne (Imagen procedente de http://www.pileface.com )



Y así entramos en el siglo XX y en los últimos años en la vida de Cézanne donde vuelve a retomar un tema que ya había tratado en décadas anteriores , el de los bañistas ,un motivo al que dedicará más de ciento cuarenta cuadros, bocetos y acuarelas. ¿Por qué le interesaba tanto este tema? Cézanne busca retratar la armonía entre el hombre y la naturaleza , hasta el punto de que los bañistas retratados parecen fundirse en el paisaje, sufren una metamorfosis . Los árboles adquieren una forma humana al mismo tiempo que el cuerpo de los bañistas  se confunden con los árboles  en una especie de metamorfosis inspirada en la obra del clásico poeta romano Ovidio(43 a.C-17 d.C) cuya lectura había entusiasmado a Cézanne en su juventud.  En ellos siempre aparece una de las figuras humanas con sus brazos en alto enmarcando su cabeza, como si fueran las ramas de un árbol. Retrata este motivo, el de los bañistas, desde sus comienzos en los años sesenta , pero ahora, ya al final de su vida, lo que antes eran figuras bien definidas, se fusionan con la naturaleza hasta casi desaparecer.  Joachim Gasquet describe con estas palabras a los bañistas de Cézanne "Eran grandes seres desnudos moviéndose e pleno campo, toscos como árboles , pero humanos como un verso de Virgilio" En estos cuadros de bañistas Cézanne separa casi siempre a los hombres de las mujeres, , según Ulrike Becks, como consecuencia de "sus timideces e inhibiciones ante el sexo contrario, con su reticencia a la representación conjunta de hombres y mujeres desnudos en la torpeza de los instintos" En sus últimos siete años de vida realizará tres cuadros de bañistas de grandes dimensiones, los cuadros más grandes que había pintado hasta entonces , con la particularidad de que en este caso todas las protagonistas son femeninas, aunque no hay en ellas ningún signo de erotismo y ni siquiera tienen rostro. 


Fotografías tomadas el último año de su vida, , 1906, mientras estaba pintando en su amada Provenza. En una carta escrita a su hijo Paul poco antes de morir  le dice "Lo importante es lograr la mayor armonía posible" y aunque pensó que no había tenido tiempo para alcanzar su sueño artístico Cézanne no dejó nunca de evolucionar en su obra y de abrir nuevos caminos que sin él tal vez otros no se hubieran atrevido a emprender (Imagen procedente de  http://www.pileface.com)

En 1903 escribe a Ambroise Vollard, el hombre que había organizado su primera exposición en 1895 "Trabajo duramente , ya veo ante mí la Tierra Prometida. ¿Me ocurrirá como a los grandes caudillos de los hebreos o llegaré pisarla?" Se refería a su intento de lograr esa definitiva armonía entre el hombre y la naturaleza pero unas emanas antes de morir en 1906 escribía a su hijo "Como pintor me siento iluminado por la naturaleza, pero me cuesta muchísimo realizar esas sensaciones. No puedo alcanzar en el lienzo la intensidad que se brinda a mis sentidos, no poseo esa maravillosa paleta de colores que tiene la naturaleza. Aquí, a orillas del río, se multiplican los motivos; el mismo sujeto , visto desde otro ángulo, ofrece un objeto de estudio de gran interés, y de tal variedad, que me parece que me podría ocupar con él durante meses sin cambiar de sitio, simplemente girándome un poco" La realidad era tan rica que Cézanne sentía que no podía abarcarla en todos sus aspectos, transmitir en el lienzo todo lo que le hacía sentir , igual que la palabra  se muestra impotente para dar vida a los sentimientos con todos sus matices. Cézanne es consciente de que su tiempo se acaba y no podrá conquistar su sueño "Mi edad y mi salud no me van a permitir realizar el sueño artístico que he ansiado a  lo largo de toda mi vida." Pero siempre estaré agradecido al grupo de amantes del arte comprensivos que pese a mis vacilaciones es consciente de lo que he luchado para renovar mi arte." y reflexiona "En mi opinión, uno no se coloca en un lugar del pasado , sino que añade un nuevo miembro a ese arte" o dicho de otro modo, Cézanne se sentía un nuevo eslabón en la cadena de la evolución de la pintura. En el verano de 1906 el calor aprieta en Provenza y Cézanne trabaja a orillas del río Arc para disfrutar de un poco de frescor. Pero cuando cae el otoño  el tiempo cambia de forma súbita. El 15 de octubre el pintor se ve sorprendido por una fuerte tormenta cuando se encontraba trabajando al aire libre , y durante varias horas permanece tendido en el suelo empapándose , aterido de frío. Por fortuna un carruaje pasa por allí y le recoge para llevarlo a su casa . A la mañana siguiente aún tiene fuerzas y ánimos para seguir trabajando en e el "Retrato del jardinero Vallier" y de escribir una carta. Pero el frío que había padecido hace su trabajo y cae muy enfermo en cama. Envían un telegrama a su hijo y a su esposa para que acudan a su lado pero cuando llegan era demasiado tarde. Paul Cézanne, el hombre que había dado el paso decisivo hacia una nueva evolución en el arte, el hombre que convirtió el color en luz,  fallecía  de neumonía el 22 de octubre de 1906. 

El Mentidero de Mielost en Facebook :

Famosos