jueves, 20 de marzo de 2014

MARÍA CALLAS: LA VOZ, LA DIVA, LA MUJER (TERCERA PARTE)

"He pasado tanto tiempo prisionera en una jaula que cuando me encontré con Aristo (se refiere a Aristóteles Onassis)  y sus amigos, tan llenos  de vida, cambié por completo. Mi vida hasta ese momento con un hombre mucho mayor que yo, me había vuelto siniestra " Así de exultante se sentía nuestra María Callas(1923-1977) después de romper en septiembre de 1959 su matrimonio con Giovanni Battista Meneghini (1896-1981) después de diez años de matrimonio. Ya veíamos ayer como el detonante de la  separación fue el crucero a bordo del "Christina" , lujoso yate del armador griego Aristóteles Onassis (1906-1975) , en el que a lo largo del verano de 1959 recorrieron el Mediterráneo y la atracción que existía entre ambos desde su primer encuentro en Venecia en 1957 finalmente se desató como veíamos ayer.  Hacía mucho tiempo que María  se sentía decepcionada por el comportamiento de Meneghini, que había abusado de su confianza utilizando el dinero de la cantante a espaldas de ella. Lo que María ignoraba es que Onassis no tenía la menor intención de separarse de su esposa, la hija del armador griego Stavros Livanos(1891-1963)Athina María Livanos(1929-1974) pues lo que menos quería Onassis era enfrentarse a su poderoso suegro ni gastar una fortuna en el divorcio y arriesgarse a perder la custodia de sus dos hijos. Pero lo que no tenía previsto el armador es que fuera Athina quien diera el primer paso y solicitara , en una sorprendente rueda de prensa , el divorcio. Podemos imaginar a una Callas feliz creyendo que ya no habría obstáculos para casarse con Onassis, pero no era eso lo que pasaba por la mente de él que ya estaba pensando como recuperar a su esposa al tiempo que mantenía encendida la llama de su relación con María. Los escrúpulos sentimentales no eran una de las características del armador griego. 

María Callas con la princesa de Mónaco Grace Kelly (1929-1982). Durante un tiempo tanto ella como su marido , el príncipe Rainiero de Mónaco (1923-2005) se negaron a invitar a María  pues no veían con buenos ojos la forma en que se había desarrolado su relación con Aristóteles Onassis , cuando ambos estaban casados y cometiendo adulterio.. Cristina Morató escribe que en aquellos primeros meses de la relación entre María y Onassis el armador griego "intentaba  evitar las muestras de afecto de María en público y trataba de esquivar a los paparazzí que le seguían a todas partes. Durante aquellas semanas  la cantante pasó mucho tiempo sola, sin saber donde estaba su amante , quien nunca le daba explicaciones de lo que hacía" Onassis quería a María, al menos en la forma en que él era capaz de amar, pero no deseaba separarse de su esposa aunque su esposa si quiso separarse de él . María Callas aparecía como la mujer que había arruinado el matrimonio y así la veían también los hijos de Onassis, Christina y Alexander (Imagen procedente de http://www.loqueyotediga.net ) 

Su relación con Onassis tuvo un efecto insospechado en la vida social de María que vio como muchos personajes públicos la rehuían o simplemente la daban la espalda ya que la consideraban una adúltera que había roto el matrimonio de Onassis . Ella detiene su actividad artística durante los primeros meses de de 1960 pasando su tiempo a bordo del "Christina" y meditando sobre el rumbo que seguiría su carrera artística ya que a partir de ahora Meneghini ya no iba a a encargarse de ella como había hecho durante más de doce años. Los rumores sobre su retirada eran muchos ¿era el fin de la Callas? Lo que no sabían es que desde agosto  María estaba embarazada, esperaba un hijo de Onassis, algo que tampoco hacía muy feliz al armador ya que todavía no se habían divorciado de sus respectivas parejas y tener un hijo ahora no haría más que alimentar el escándalo . María era feliz a pesar de las críticas de la prensa y los ataques que de vez en cuando la lanzaba su madre Evangelia, aunque a eso ya hacía tiempo que se había acostumbrado. María ya había confesado que había llegado a un momento en su vida en el que deseaba formar una familia aunque más tarde diría en una entrevista "Si hubiera tenido en la vida otro interés que no fuera mi canto o mi trabajo habría tenido hijos. No es un sacrificio, es un deber" Pero no era esto lo que pensaba a comienzos de 1960 cuando su embarazo seguía adelante. Onassis ya la estaba buscando una casa en Suiza donde pudiera retirarse con su hijo alejada de la prensa , pero que María estuviera ya de ocho meses no le impidió iniciar el 8 de marzo un crucero con su buen amigo Winston Churchill (1874-1965) dejando una vez más sola a María  aunque la llamaba a diario. 

Fotografía de las dos mujeres más importantes en la vida de Onassis al margen de la que se convertiría en su segunda esposa, Jacqueline Kennedy. A la derecha está María Callas y junto a ella vestida de blanco la que entonces era la esposa de Onassis y madre de sus dos hijos, Athina María Livanos, Esta fotografía fue tomada probablemente durante el crucero por el Mediterráneo del verano de 1959, cuando Onassis y María Callas se hicieron amantes y María quedó embarazada  antes de terminar el viaje. Cuando Athina se enteró de la relación de su esposo con Callas convocó una rueda de prensa y anunció públicamente que solicitaría el divorcio y la custodia de sus hijos para disgusto de Onassis   (Imagen procedente de  http://www.ousferrats.com )

Pero el 30 de marzo nadie respondió a la llamada de Onassis. María había ingresado en una clínica de Milán para dar a luz en un parto adelantado, ya que estaba todavía de ocho meses .Tuvieron que practicarle la cesárea y el niño nació con poco peso y con problemas respiratorios que acabaron con su vida apenas dos horas después. Aunque luego se difundió  el rumor de que había sido Onassis quién había forzado el aborto , la escritora  periodista española  Cristina Morató (1961) en su obra "Divas rebeldes" en el que estoy basando este relato, recoge las palabras de su criada de toda la vida, Bruna Lupoli , donde reconocía el nacimiento del niño y su muerte prematura "Madame no tuvo ningún aborto en 1966, ni en 1967 ni en ningún otro año. Únicamente estuvo encinta la vez en que el bebé nació al octavo mes de embarazo y sólo vivió un día. Ella tenía una cicatriz debajo del estómago porque el bebé nació mediante cesárea". Antes de que  el pequeño muriera la enfermera tuvo tiempo de bautizarlo y después de preguntar a María que nombre quería para su bebé, le pusieron por nombre Omero. Sería enterrado en el cementerio de Milán en un lugar que María conservaría en secreto hasta su muerte. María necesitaba regresar a los escenarios para superar aquel dolor y recuperar la confianza en si misma y con el apoyo de Onassis , que se había mostrado más cercano y tierno después de la muerte de Omero,  volvió a cantar en su Grecia natal, en el Teatro de Epidauro, interpretando el más celebre de sus personajes , Norma.  y con parte de sus fuerzas recuperadas el 7 de diciembre de 1960 regresaba a su amada La Scala de Milán para interpretar  la ópera "Poliuto" de Gaetano Donizetti (1797-1848) y lo hizo con un gran éxito, como acostumbraba en el pasado, aunque apenas había cantado dos óperas en todo aquel año, muy lejos de la frenética actividad de la década anterior. 

Fotografía de María Callas y Aristóteles Onassis a bordo del yate "Christina" María pensaba entonces que había encontrado al hombre de su vida, el verdadero amor que hasta entonces le era desconocido a pesar de sus años de matrimonio con Giovanni Battista Meneghini "Creí que estaba enamorada - decía María - , pero ahora comprendo que lo que sentía por Battista no era amor, sino gratitud. Ignoraba qué era el amor hasta que conocí a Onassis" Esta relación marcaría el resto de su vida, mientras que su carrera como cantante de ópera iría quedando paulatinamente en un segundo plano  (Imagen procedente de  http://www.dailymail.co.uk )

En el terreno familiar las cosas no iban demasiado bien. Los dos hijos de Onassis, Christina Onassis (1950-1988) y Alexander Onassis (1948-1973) la rechazaban ya que la culpaban de la ruptura del matrimonio de sus padres y preferían comer con la tripulación del "Christina" antes que con ella. Además ,María sentía que cada vez se le hacía más difícil seguir representando el papel de María Callas, la diva , estaba agotada "Mantenerse tanto tiempo es muy duro - reconocía en una entrevista María - Porque hace mucho tiempo que soy célebre. Evidentemente hay sinsabores. Pero estaba y estoy respaldada. Asi que sigo . Hay que estar alegre y llena de agradecimiento" Pero era una  alegría más nacida de la voluntad de no defraudar a su público que de un sentimiento de natural alegría. Además la torturaban agudos dolores de cabeza causados por la sinusitis crónica que padecía y que en más de una ocasión la llevaban al borde de la retirada  y si todo esto fuera poco Meneghini la acosaba continuamente e incluso la lleva a juicio . Callas, desesperada, se lamenta "Mi esposo sigue molestándome, no ha tenido suficiente  con quedarse con más de la mitad de mi dinero , porque lo había puesto todo a su nombre desde que nos casamos. Él ha creado  y aprovechado el escándalo  con el único fin  de tenerme siempre en los juzgados , porque lo que pretende es quedarse con todo" Quizás la única noticia positiva es que  Athina por fin se había divorciado de Onassis, lo que le dejaba libre aunque no daba muestras de pretender casarse con ella. Una de las apariciones estelares de María en estos años tuvo lugar en el Madison Square Garden de Nueva York el 19 de mayo de 1962.


Tres imágenes de aquella velada histórica  del 19 de mayo de 1962 en el Madison Square Garden de Nueva York  cuando muchas personalidades de la cultura y el arte se reunieron para felicitar  al presidente John Fitzgerald Kennedy. Fue la primera y última vez  que Callas y Marilyn Monroe pudieron intercambiar unas palabras. Marilyn centraría la atención de todos aquella noche por su sensual canción de feliz cumpleaños dirigida al presidente. El 5 de agosto de aquel mismo año, menos de tres meses después de estas imágenes, Marilyn sería hallada muerta en su casa (Imagen procedente de http://operafresh.blogspot.com.es )

Aquella noche iba a cantar en homenaje al presidente de los Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy (1917-1963), que cumplía aquel día los cuarenta y cinco años de edad. Pero no fue Callas la verdadera protagonista de la velada sino una explosiva actriz llamada Marilyn Monroe(1926-1962) con la que sale fotografíada Callas durante la velada , de la que se rumoreaba que mantenía un romance con el presidente  y que acapararía todos los focos de la prensa mundial cantando  un sensual "Feliz Cumpleaños señor Presidente" para Kennedy envuelta en un vestido que se pegaba a su cuerpo como una segunda piel dejando muy poco a la imaginación. Seguían mientras tanto los conflictos con su madre que la acusaba de haberla abandonado por completo y dejarla vivir en la indigencia. Cuando entramos en el año 1963 el mundo de Callas parece haberse concentrado  alrededor de Onassis que la había arrebatado su personalidad y su confianza en si misma . Escribe Cristina Morató "Cada día dependía más de él. Si María se cortó su larga melena, si empezó a utilizar lentillas y se quitó las gafas fue porque él se lo pidió. Sus deseos eran órdenes para una mujer frágil e insegura, que había perdido el poco orgullo que le quedaba" y precisamente esta sumisión a los deseos de Onassis hizo que él fuera perdiendo el interés en ella y volvió a cortejar a otras mujeres como Lee Radziwill(1933) , que era la hermana pequeña de la Primera Dama de los Estados Unidos, Jacqueline Kennedy (1929-1994). Precisamente fue a través de Lee como Onassis conoció a Jacqueline. La Primera Dama  había perdido un  niño al que dio a luz en agosto de 1963 lo que la sumió en una profunda tristeza. Lee insistió a Onassis para que invitara a Jacqueline a un crucero en el "Christina" para animarla y así lo hizo Onassis. 

CONCIERTO DE MARÍA CALLAS EN EL COVENT GARDEN DE LONDRES EN 1962

Esta es la grabación del concierto completo que María Callas ofreció en el Covent Garden en 1962. Sus actuaciones eran cada vez más escasas y aunque algunos críticos señalaban el declive de su voz cada una de sus actuaciones se convertía en todo un acontecimiento social y cultural. Fijaos en sus gestos, en la forma en que actúa pues era una parte inseparable de la Callas cantante "Antes de cantar una frase - explicaba Callas - tienes que prepararla con la cara  y ofrecérsela al público. Hay que tenerla preparada en la mente. Piensas en la frase, la preparas con la cara y luego lo interpretas. Esa es la belleza del Bel Canto. Ofrecerla al público y hacer que el público lo lea en tu mente y luego lo escuche" 





El crucero zarpó  en octubre de aquel año y a bordo no iba María Callas porque Onassis consideraba que no era apropiado que la Primera Dama de los Estados Unidos viajara junto a su concubina, una nueva humillación a las muchas que ya había tenido que soportar María que, sin embargo, guardaba silencio resignada por temor a perderlo.  Entre Onassis y Jacqueline se inició una amistad que de momento no podía ir más allá. El 22 de noviembre de 1963 el presidente John Fitzgerald Kennedy era asesinado en Dallas dejando viuda a Jacquie. . Unos días después Onassis cenaba con María Callas en el  Maxim´s de París para celebrar el cuarenta cumpleaños de la cantante que no podía sospechar que la muerte de Kennedy iba a suponer el principio del fin de su relación con Onassis. Mientras, sigue con su carrera como cantante , y tiene un gran éxito interpretando "Tosca" en el Covent Garden  poco antes del final de 1963 y en mayo de 1964 interpreta de nuevo "Norma" en  la Ópera de París bajo la dirección del también director de cine Franco Zeffirelli(1923). La noche del estreno , por primera vez interpretando aquel personaje que representaría en más de ochenta ocasiones , su voz se quebró y aunque ella reaccionó repitiendo el aria hasta hacerla perfecta , pudo sentir que su carrera se agotaba. Sin embargo en 1965 su carrera parece remontar interpretando de nuevo a Tosca y Norma  en la Ópera de París , Tosca en el Covent Garden de Londres  y también en el Metropolitano de Nueva York donde recibió más de una hora de aplausos. . Escribe Morató que en aquella representación de Nueva York recibió el saludo de Jacqueline Kennedy  que la dijo "Señora Callas, acabo de asistir a una de las más hermosas veladas  de ópera de mi vida" María no podía sospechar que aquella mujer la apartaría de su amado Onassis. 

María  explicaba   con estas palabras lo que sentía cuando estaba en el escenario "Te sientes muy feliz  cuando consigues a partir de algo intangible dominar un instrumento muy difícil, como el instrumento vocal , porque tiene que ver con los sentimientos humanos, con el tiempo, con como te sientes, con las circunstancias, con millones de cosas que están en tu contra. Si logras dominar ese instrumento y transmitir esos colores, es una especie de droga para ti. Y si consigues transmitir  eso al público  sientes esa gran embriaguez y contagias a los que te rodean" (Imagen procedente de http://www.viajesconmitia.com )

Pero el 14 de mayo de 1965  el cuerpo de María Callas no pudo soportar más la tensión de una representación . Estaba interpretando "Norma" cuando "enferma y agotada - escribe Morató- atiborrada de tranquilizantes y vitaminas, la Callas se desplomó sobre el escenario cuando cayó el telón en el tercer acto de la función. No pudo continuar el cuarto acto"  El 5 de julio de 1965 María Callas interpretó "Tosca" en el Covent Garden de Londres en presencia de la reina Isabel II de Inglaterra (1926). Nunca más volvería a interpretar una ópera entera y no volvería a subirse a un escenario hasta 1973. Aquel mismo verano Onassis la muestra cada vez un mayor desprecio y la increpa  con crueldad "¿Qué eres tú? ¡Nada! Tienes en la garganta un silbato que ya no funciona"  A Onassis ya no le interesaba aquel juguete roto y ya había centrado su atención en Jacqueline Kennedy a espaldas de María. Onassis se consideraba a sí mismo un triunfador y no quería tener a su lado a alguien que , según su concepto de la vida, había fracasado aunque él no entendía que María ya había triunfado y que su legado sobreviviría cuando ya la gente no recordara quién era Onassis. Pero si creéis que María despertó entonces y decidió separarse de aquel hombre que la hacía daño y la trataba con tanta rudeza y desconsideración estáis engañados, porque  ,empeñada en casarse con él, en la primavera de 1966 renuncia a la nacionalidad estadounidense en la embajada de los Estados Unidos en París. Con ello conseguía ser nada más que ciudadana griega y eso significaba que su matrimonio con Meneghini no era legal, pues para las leyes griegas sólo eran válidos los matrimonios celebrados por el rito ortodoxo y el de ella cono Meneghini tuvo lugar en una iglesia católica. De esta forma el matrimonio quedó anulado en todo el mundo excepto en Italia donde se habían casado . 

Esta es la mansión que Onassis regaló a  María Callas  y en la que ella viviría  durante la última década de su vida. A pesar de la relación de Onassis con Jacqueline Kennedy , María Callas siempre sintió amor por Onassis  y sufría mucho por las noticias que aparecían publicadas  en la prensa sobre el triángulo que formaban ella, Onassis y Jacqueline .En  1970 saltó la alarma y se anunció que María Callas había tratado de suicidarse  ingiriendo barbitúricos, pero como explica Cristina Morató "Nunca pensó en quitarse la vida , simplemente intentaba calmar sus nervios a base de pastillas  y en ocasiones calculaba mal la dosis que ingería . Le costaba mucho dormir  y le tenía miedo a la oscuridad  y acababa tomando somníferos para poder descansar" (Imagen procedente de http://www.panoramio.com ) 

Después de aquello Onassis la compraría una lujosa residencia en París y tal vez en aquel momento ella pudo albergar la esperanza de que ahora sí se casaría con ella y vivirían juntos, sin sospechas que él y Jacqueline ya eran amantes. María despertaría de su engaño cuando en mayo de 1968 se hizo público que Onassis y Jacqueline Kennedy iban a realizar un crucero juntos por el Caribe.  En esos días escribe a su antigua maestra de canto, la española Elvira de Hidalgo (1891-1980) "Me siento como si me hubieran dado un tremendo golpe y todavía no me hubiera recuperado. Durante estos meses sólo intento sobrevivir. No me exijo demasiado porque no estoy muy fuerte mental y psicológicamente. Me siento tan perdida después de tantos años de trabajo y sacrificio por él que ni siquiera sé adonde ir" Pero a pesar de ello todavía volvería a reunirse con Onassis en julio de aquel año en la isla que era propiedad del armador, Scorpios,en el Mar Jónico. ¿Una última oportunidad de salvar su relación? No, porque poco después de llegar Onassis la pidió que se marchara porque llegaba Jacqueline, aunque no se lo dijo así , sino que venían invitados y ella no podía estar presente.  En realidad la estaba echando de su lado. Una semana después María fue hospitalizada en París debido a una sobredosis de somníferos. Poco tiempo más tarde, María sufría un nuevo golpe cuando leyó la noticia de que el 20 de octubre de 1968 Aristóteles Onasis había contraído matrimonio con Jacqueline, que ahora pasaba a llamarse Jacqueline Onassis.  Si le dolió la boda  aún la dolió más que Onassis no se lo dijera y tuviera que enterarse por los periódicos. Una desolada María abriría su corazón en una entrevista  "Soy orgullosa. No me gusta mostrar en público mis sentimientos. Nunca pido nada por temor a llevarme un desengaño. Sinceramente,me aterra ir a mi casa. Es como el principio de una representación. No creo que mi salud pueda soportar tanta tensión." y concluía con palabras de nostalgia por su pasado antes de Onassis "Me encantaría volver a lo que fui en 1958, a los buenos tiempos"

Fotografía  tomada el 20 de octubre de 1968 del matrimonio entre Aristóteles Onassis y Jacqueline Kennedy, ya que ella nunca renunció al apellido de su primer marido, el presidente de los Estados Unidos John Fitzgerald Kennedy. En realidad ninguno de los dos se amaba. Para Onassis era un halago casarse con la mujer más famosa del mundo en aquellos momentos, y Jacqueline Kennedy lograba con esta boda una posición económica privilegida. El hijo de Onassis, Alexander, resumió con estas pocas palabras la naturaleza de aquel matrimonio "Es la unión perfecta. Mi padre adora los apellidos y Jackie adora el dinero" Ya en el momento de su boda  Jacqueline engañaba a Onassis con otro hombre llamado Roswell Kirkpatrick. Sólo diez meses después de tomarse esta fotografía Onassis lamentaba aquel matrimonio y calificaba a Jacqueline  de mujer "Caprichosa, ambiciosa e interesada" (Imagen procedente de  http://formaementis.wordpress.com )

En medio de todos estos sinsabores tuvo la buena noticia de la llamada del director italiano Pier Paolo Passolini (1922-1975) , gran admirador de la Callas y a la que deseaba como protagonista de su versión para la gran pantalla de "Medea". Mientras María reunía fuerzas para tratar de relanzar su carrera , Onassis no la dejaba en paz, cansado de Jacqueline porque descubrió que no tenía nada que ver con aquella sofisticada mujer de clase alta que apreciaba mucho más el dinero de Onassis que a Onassis. . El mismo año en que se había casado con Jacqueline no dejaba de llamarla  aunque ella se negaba a contestar , pero la robaba la paz que tanto necesitaba. María estaría magnífica interpretando a Medea pero la película fue un absoluto fracaso. Mientras , no habían transcurrido ni dos años del matrimonio cuando la prensa descubrió que Jacqueline tenía un amante llamado Roswell Kirkpatrick con el que ya mantenía relaciones en el momento de casarse con Onassis. El matrimonio no se rompió y mantuvieron las apariencias, pero ya no existía nada entre ellos. Poco tiempo después las fotos de Onassis cenando con María Callas en el Maxim´s de París darían la vuelta al mundo.  Ella reconocería que  "Él (se refería a Onassis) es mi mejor amigo. Lo es, lo fue y siempre lo será  Cuando dos personas han estado juntas como nosotros son muchas las coas que las unen" María cada vez sale menos de casa y vive casi recluida en su apartamento de París , pero entre octubre de 1971 y marzo de 1972 la convencen para que imparta clases magistrales de canto en el conservatorio de artes escénicas de Juilliard School de Nueva York . Es en estos meses cuando la diagnostican un principio de glaucoma que necesita de la máxima atención para que no termine en ceguera. Y a pesar de todo ello todavía conservaba la esperanza de volver a los escenarios. 

UN BEL DI VEDREMO DE LA ÓPERA MADAME BUTTERFLY DE PUCCINI 

Madame Butterfly se estrenó en La Scala de Milán en 1904 donde narra la historia de amor entre una joven japonesa y un oficial de la armada norteamericana en el Japón de finales del siglo XIX. Su aria más famosa es "Un bel di vedremo", "Un bello día veremos" donde la joven japonesa canta esperanzada por el regreso de su marido que  se ha marchado dejándola sola "Un bello día veremos / levantarse un hilo de humo / en el extremo confín del mar / Y después aparece la nave/ la nave es blanca/ Entra en el puerto, truena su saludo / ¿Ves?¡Ya ha llegado!" Es, en mi opinión, una de las arias más hermosas de la ópera , más aún  en la voz de María Callas



DUETO DE MARÍA CALLAS Y GIUSEPPE DI STEFANO EN LONDRES EN 1973

Esta es una de las últimas actuaciones de María Callas en compañía del tenor Giuseppe Di Stefano , quienes fueron amantes durante un tiempo aunque durante la gira tendrían una relación tormentosa. Un año después María Callas tendría que retirarse  porque su salud ya no resistía más   




Y la oportunidad llegaría de la mano de otro célebre cantante que también se hallaba en el ocaso de su carrera y buscaba un medio para relanzarla y pensó que realizar una gira con la Divina Callas era una buena forma de conseguirlo. Se trataba del tenor italiano  Giuseppe Di Stefano (1921-2008) y trató de convencer a María que, sin embargo, temía regresar y ponerse de nuevo ante el público. Pero Di Stefano haría algo más que convencerla , la sedujo y se hicieron amantes. Se puso en marcha la gira y el deseado retorno de María a los escenarios. Mientras, las cosas no iban bien para Aristóteles Onassis que tuvo que enfrentarse a una profunda crisis en sus negocios, a una boda secreta de su hija en Las Vegas  y al matrimonio de su primera esposa, Athina, con uno de los principales rivales de Onassis, todo ello unido a aquel matrimonio ficticio que mantenía con Jacqueline. El 4 de diciembre de 1972 fallecía el padre de María, George Kalegopoulos, al que ella siempre había adorado aunque desde hacía años no se hablaba con él después de que George se hubiera casado con Alexandra Papajohn tras divorciarse de la madre de María. Como si las tragedias se encadenaran igual que sus destinos, Onassis perdía a su hijo Alexander el 22 de enero de 1973 en un accidente de avión. Aquellas desgracias volvieron a unir a Onassis y María . Escribe Cristina Morató que  Onassis la aseguró que estaba muy arrepentido , que se divorciaría de Jacqueline y se casaría con ella , pero María ya estaba escarmentada "Me habla de divorcio -dice María- como antes me hablaba de matrimonio. No cometeré la estupidez de creerle mientras no tenga el papel firmado en mi mano" 

DOCUMENTAL : MARÍA CALAS UNA VOZ DE LEYENDA 

Junto con la biografía escrita por Cristina Morató también este documental ha sido una de las bases para construir este relato sobre la vida de María Callas . No he podido bajarlo pero os dejo el  enlace para que podáis verlo y creo que lo encontraréis muy interesante porque reune muchos comentarios de personas que la conocieron en vida, además de entrevistas hechas a la propia María Callas

MARÍA CALAS : UNA VOZ DE LEYENDA   http://www.youtube.com/watch?v=j2pdLa3SPDQ

Aunque Onassis no quería que fuera de gira , la Callas cumplió su compromiso pero fue otro fracaso .La salud ya no la respondía y además sus relaciones con Di Stefano eran tormentosas. Finalmente, el 11 de noviembre de 1974, la gran María Callas cantaría por última vez sobre un escenario en la ciudad japonesa de Sapporo. Para entonces Onassis estaba siendo tratado de una enfermedad degenerativa y había perdido el control de la compañía de aviación que había fundado, Olimpic Airways.. En febrero de 1975 Aristóteles Onassis ingresaba en el Hospital Americano de París  por una piedra en la vesícula . María fue a verle y es ella la que nos habla ahora "Vi a Ari en el hospital , en su lecho de muerte, y parecía sereno y en paz consigo mismo. Se encontraba muy enfermo  y sabía que el final estaba cerca, aunque trataba de ignorarlo. No hablamos de los viejos tiempos , ni apenas de otras cosas , sino que nos comunicamos en silencio. Cuando me iba , hizo un esfuerzo y me dijo "Te amé, no siempre bien, pero lo mejor que supe. Lo intenté" Ninguno de los autores de ópera a los que en tantas ocasiones María había llevado a los escenarios podría haber escrito una escena más dramática que esta. El 15 de marzo de 1975 Aristóteles Sócrates Onassis fallecía y María sólo acertaría a decir "De repente , me he quedado viuda" No la permitirían ir a su entierro en la isla de Scorpios donde su cuerpo reposaría junto al de su hijo Alexander. Ese mismo año, el 2 de noviembre, moría asesinado su amigo el director de cine Pier Paolo Passolini, y en marzo de 1976 también fallecía Luchino Visconti, lo que la sumió aún más en la tristeza. 

Quería cerrar este artículo con una fotografía de María en su época de máximo esplendor tanto vocal como física, después de aquella metamorfosis  de 1953, cuando se transformó  de una gran cantante de ópera a la mayor diva que había conocido el Bel Canto. Sin embargo , no llegó a encontrar el amor que tanto anheló durante su vida y todos los hombres que conoció terminaron traicionándola. "Hay gente que ha nacido para ser feliz y gente que ha nacido  para ser infeliz - decía María en sus últimos meses de vida -  Simplemente no he tenido suerte en el amor. Muchas veces me pregunto ¿Por qué?" Una pregunta sin respuesta (Imagen procedente de http://www.athenaeum.com.gr )

Se siente abandonada " Tienen necesidad de ídolos - decía refiriéndose al público - y los destruyen muy facilmente. Luego de que los crean , en el momento en que ese pobre ídolo está enfermo  o atraviesa un momento difícil  en su vida y necesita ayuda , en ese mismo instante está arruinado" Escribe Cristina Morató que  en aquellos últimos meses de su vida " era una sombra de sí misma y se contentaba con ver pasar  la vida  a través de los grandes ventanales del salón de su casa. Empezó a engordar y se transformó , en el ocaso de su vida, en aquella muchacha acomplejada y solitaria  llamada María Kalogeropoulos"· En una ocasión María había dicho "Me pregunto si llegaré a ser algún día feliz o si me pasaré el resto de vida luchando por sobrevivir ¿Qué pasa cuando cierras la puerta de tu dormitorio y estás totalmente sola?" Al final de sus días sucedió lo que tanto temía, la soledad , la conciencia de que no había logrado esa felicidad que tanto anhelaba . La mujer que una vez exclamara "No quiero cantar, quiero vivir" había perdido las ganas de seguir haciéndolo. La mañana del 16 de septiembre de 1977 , después de desayunar, la voz más hermosa sobre los escenarios , se desplomaba en el suelo como si fuera una de las heroínas trágicas que interpretó a lo largo de su carrera. El telón descendió por última vez , pero hoy su voz sigue vibrando y devolviéndola a la vida cada vez que alguien se deja arrastrar por esa misteriosa belleza que no ha podido ser igualada. Porque ella fue más que una cantante de ópera, ella fue la Divina Callas. Quiero terminar esta larga historia con las palabras de María , que parecía despedirse así de todos nosotros "Me considero una privilegiada. He sido capaz de abrir mi alma y mi mente, que van unidas, y he sido capaz de ofrecérselo al público y de ser acogida por el público. No todo el mundo puede hacer eso"

RECOPILACIÓN DE ALGUNAS DE LAS MEJORES ARIAS INTERPRETADAS POR
MARÍA CALLAS  





El Mentidero de Mielost en Facebook :
https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Bella,su coz privilegiada,una diva un angel que le canta Ahora solo a DIos.

christian mielost dijo...

Muchas gracias por la lectura del artículo y por tu comentario. Con razón la llamaban la Divina Callas, porque su voz era divina . Incluso sin ser un experto en ópera su voz te conquista. Un abrazo desde Madrid!!

Anónimo dijo...

Hola Christian. Me ha gustado muchísimo descubrir " de nuevo" a María Callas gracias a tu blog. Una pregunta, la casa de París era toda la mansión lo que le regaló Onassis o fue un apartamento de ese edificio que sale e la foto?

christian mielost dijo...

Muchas gracias por tu comentario!!He buscado de nuevo la información porque ya no me acordaba y todas las fuentes se refieren a su apartamento, es decir, a uno de los pisos del edificio que sería el que era propiedad de María Callas , no todo el edificio.
Perdona el retraso en la respuesta que no había visto tu comentario.
Un abrazo desde Madrid!!

Famosos