martes, 18 de marzo de 2014

MARÍA CALLAS: LA VOZ, LA DIVA, LA MUJER (PRIMERA PARTE )

Por fortuna no me ha sucedido lo que una vez escribiera Antoine de Saint-Exupery, el inmortal autor de esa pequeña joya literaria que es "El Principito", referente a la infancia "Todas las personas mayores fueron al principio niños, aunque pocas de ellas lo recuerdan". No es que conserve un recuerdo nítido de esa época de mi vida, pero algunos episodios si se quedaron grabados en mi mente  aunque no pueda explicar , imagino que como os sucede a muchos de vosotros , el motivo por el que me acuerdo de ciertas escenas  como si las estuviera viviendo ahora mientras otras han desaparecido en lo más profundo de mi subconsciente .Entre esos momentos que sigo conservando vivos en mi memoria  se encuentra una colección dirigida al público infantil y juvenil a finales de los años setenta  o comienzos de los ochenta del siglo pasado con la que se trataba de despertar la afición por la ópera con las cintas de casete de las principales óperas de la historia acompañadas por un libro donde se explicaba el argumento de la obra, con una biografía breve del compositor y sus interpretes y el libreto con todo el texto cantado y recitado de la ópera. A mi no me atraía mucho, la ópera me parecía algo aburrido y lo relacionaba con hombres y mujeres más bien gruesos , vestidos con extrañas ropas y que cantaban a grito pelado. Esa era mi idea de la ópera. Por desgracia hoy tampoco soy un gran conocedor de este hermoso género musical , pero a pesar de mi incultura musical hay muchos fragmentos de las grandes óperas que me conmueven y voces capaces de cautivarme con su belleza. Y si hoy amo la ópera a pesar de mi desconocimiento profundo de ella, se lo debo a la primera ópera que escuché de aquella colección que hace tiempo perdí. Era una versión de "Carmen" del compositor francés  Georges Bizet(1838-1875) y la voz de la cantante que encarnaba a Carmen me cautivó. Desde entonces aquella voz significa para mi la ópera , ella es la ópera de la que yo me enamoré . La intérprete , a la que yo jamás había oído nombrar, se llamaba María Callas

Y después de haber leído la biografía sobre su vida publicada por la escritora y periodista española Cristina Morató (1961) dentro de su obra "Divas rebeldes" quería compartir con vosotros la historia de la que para mi es más que una cantante, es ópera en su estado más puro, capaz de seducir incluso a aquel que no disfruta con las obras de Giuseppe Verdi(1813-1901), Vincenzo Bellini (1801-1835) o Giaccomo Puccini (1858-1924) tres de los compositores  cuyas óperas recobraron una nueva vida con la voz de aquella mujer a la que llamaban la Divina Callas. Su voz  era extraordinaria  pero además ella sabía que había que acompañar aquella voz  de un halo de misterio, de magia  y se convirtió en una diva "Una diva, -decía- además de cantar e interpretar , tiene que ser una diosa en la vida cotidiana" y se casi se transformó  en uno más de los personajes que interpretaba, ocultando al público la mujer que había detrás de aquella voz y de aquella pose de diva, un escudo para protegerse del exterior,  como reconoció en alguna ocasión "Soy muy tímida. Nunca me atrevo a mostrar lo que siento por la gente. Me toman por una diva orgullosa e indiferente. Y entonces aún me encierro más en mí misma" Por eso he titulado este artículo la voz, la diva y la mujer porque esos tres elementos integran a María Callas y no es posible entender ninguno de ellos sin los otros dos, y os propongo que apoyándonos en el texto de Cristina Morató la vayamos descubriendo. Y para ello tenemos que viajar en el tiempo y el espacio hasta la Grecia de la segunda década del siglo XX.  En 1916 contraían matrimonio una joven procedente de una familia de la alta burguesía griega, Evangelia Dimitriadis (1898-no he podido encontrar su fecha de fallecimiento) y un joven de unos  treinta años y apuesto farmacéutico llamado George Kalogeropoulos. 


La niña y adolescente poco agraciada, miope, con sobrepeso, tímida con acné que se calificaba  a ella misma como "un patito feo" se transformaría en un cisne de atractivo magnético . No era guapa pero tenía una belleza que no procedía de su físico sino de su voz y su personalidad que ocultaba detrás de esta apariencia de diva de la ópera una mujer de extraordinaria sensibilidad, frágil, trabajadora, responsable al máximo en su profesión y dotada de un talento irrepetible como cantante y actriz  sobre el escenario. La que fue su gran mentora ,la cantante de ópera española y maestra de canto Elvira de Hidalgo respondía a la pregunta de cual era el secreto de la genialidad de María Callas "Pues , en primer lugar , a un nivel técnico magnífico. Y como actriz es...no hay forma de describirlo. Y tiene magnetismo. Puede que una noche cante mal, aunque yo nunca la he oído cantar mal, pero seguirá teniendo el mismo magnetismo. Esta mujer es asombrosa" Simplemente era la Divina Callas (Imagen procedente de http://www.laopera.net


Evangelia era la favorita de los once hijos del general Petros Dimitriadis, y como a todos sus hijos había sabido transmitirle el amor por la música  y la cultura en general. Gracias a esta educación en la joven Evangelia había brotado la semilla  del arte y aspiraba a convertirse en cantante o actriz pero sus deseos no iban acompañados por el talento para despuntar en ninguna de esas facetas y con sólo diecisiete años se rindió y decidió llevar una vida más convencional . Tal vez la faltaba talento pero seguro que le faltó voluntad, constancia y tenacidad  sin la cual el talento no puede llegar a florecer como advertía la escritora británica Doris Lessing "El talento es algo bastante corriente. No escasea la inteligencia sino la constancia". Lo cierto es que Evangelia decidió no seguir luchando y se puso a buscar esposo y el elegido fue George Kalogeropoulos, el apuesto farmacéutico pero también un hombre que tenía muy poco en común con su futura esposa. Carecía de ambición , no estaba interesado en el triunfo profesional, ni en medrar en la alta sociedad además de no compartir con Evangelia su amor por la música y el arte.  A los pocos meses de casados Evangelia acompañó a su nuevo marido  a la pequeña población natal de  George, Meligala, en el Peloponeso, donde abrió una farmacia mientras Evangelia languidecía de aburrimiento lejos de la gran ciudad , de los bailes, los conciertos o las exposiciones.  Económicamente no iban mal las cosas, pudieron adquirir la mejor casa de la población  en la que disponían incluso de servidumbre,  pero aquello no significaba gran cosa para Evangelia que apenas un año después del matrimonio ya se estaba arrepintiendo de haberse casado.  Pero eso no impidió que en 1917 naciera en Atenas la primera hija del matrimonio, Cynthia Kalogeropoulos. Tres años mas tarde nació Vasily, el deseado hijo varón, que llenó de  alegría a Evangelia.

Parece que el pequeño Vasily ya mostraba aptitudes musicales con apenas dos años de edad, pero una meningitis acabó con su vida  en el verano de 1922 , rompiendo el corazón de su madre . Justo en ese momento de crisis y dolor George comunica a Evangelia que ha vendido la farmacia y que van a emprender una nueva vida en Estados Unidos, una decisión para la que no había contado con la opinión de Evangelia que no deseaba alejarse de su familia y su país para trasladarse a una tierra desconocida de la que ni siquiera sabía el idioma y además estando embarazada de cinco meses de una nueva criatura. Pero en agosto de 1923 la familia Kalogeropoulos desembarcaban en el puerto de Nueva York y fueron recibidos por un amigo de George, el cirujano Leonidas Lantzounis (1898-1986) que llevaba en Nueva York desde 1922 y que aunque estaba dispuesto con su mejor voluntad a ayudar a los recién llegados no entendía la aventura que habían emprendido los Kalogeropoulos . Muchos años después Leonidas, que se convertiría en uno de los hombres importantes en la vida de María Callas a la que siempre trató de apoyar y ayudar, recordaba "Ellos poseían bastante dinero. Se viene a América cuando uno tiene dificultades , como las tuve yo, que llegué con sólo quince dólares. Pero dejar Meligala, la farmacia, la mejor casa del pueblo , sirvientes, por venirse a Nueva York  ¡eso fue una locura!" Y también tendría Leonidas palabras para el carácter de ambos esposos "Evangelia no planeó las cosas. No pensó las cosas como debiera, Era demasiado ambiciosa. Y George vino a Nueva York casi como si fuera un banquero, pero gastó casi todo su dinero casi al comienzo" En todo caso la familia Kalogeropoulos se estableció en el barrio neoyorkino de Queens, donde se encontraba el grueso de la colonia griega, y parece que no tardaron en integrarse en esta nueva sociedad. 


Fotografía de 1924 de la familia Callas, apellido que adoptarían poco después del nacimiento de María el 2 de diciembre de 1923 en sustitución del mucho más complicado de pronunciar en Estados Unidos de Kalogeropoulos. De izquierda a derecha tenemos a Evangelia Dimitriadis, la madre de María, a su lado la propia María Callas  con un año de edad , su hermana Cinthya Callas, a la que todos llamaban Jackie, y finalmente su padre George Kalogeropoulos. Cuando hicieron eta fotografía llevaban apenas un año en Estados Unidos donde George se había llevado a su familia en busca de nuevos horizontes abandonando la acomodada posición que tenían en su pueblo natal, Meligala, ante la incomprensión de su esposa y del resto de sus familias que no entendían la decisión de George de emprender esta aventura en una tierra extraña de la que ni siquiera conocía el idioma. María Callas nació en Estados Unidos, en Nueva York , y allí permanecería hasta 1937 cuando tuvo que acompañar a su madre de regreso a Grecia cuando contaba trece años de edad (Imagen procedente de http://www.bernard.holtrop.com ) 

Evangelia cada vez se sentía más alejada de su marido , cansada por sus constantes infidelidades. Mucho tiempo después escribiría un libro con el título "Mi hija María Callas" donde se lamentaba del carácter mujeriego de su esposo "Era como una abeja - escribiría Evangelia sobre George - Para él toda mujer era como una flor sobre la cual debía posarse para extraer su dulzura". Este era el estado de cosas cuando  el 2 de diciembre de 1923 nacía  en el Flower Hospital situado en la Quinta Avenida de Nueva York el tercero de los vástagos del matrimonio . Era una niña a la que pusieron por nombre Anna María Sophia Cecilia Kalogeropoulos. Poco tiempo después su padre cambió el apellido familiar por uno menos complicado para su nuevo país y el Kalogeropoulos fue reemplazado por el de Callas y su hija sería recordada por la historia como María Callas (1923-1977). Cristina Morató relata como la pequeña María fue un bebé hermoso y robusto "de casi cinco kilos de peso, morena y mofletuda" pero no fue bien recibida por su madre que "durante cuatro días no quiso acercarse a ella e incluso se negó a darle un nombre" Desde la muerte de su segundo hijo, Vassily, Evangelia se había convertido en una mujer depresiva y amargada que tendría una relación fría y conflictiva con su hija a lo largo de toda su vida. Con esa falta de amor crecería la pequeña María que no guardaría un gran recuerdo de los primeros años de su vida "Yo no tuve infancia - nos cuenta la propia María - mi madre no me comprendía y mi padre estaba casi siempre ausente y no me podía ayudar" María fue creciendo bajo la sombra de su hermana mayor Cynthia, a la que en familia llamaban Jackie, una joven de gran belleza , delgada y rubia . En cuanto a María cuando contaba cuatro años de edad, en 1927, su madre advirtió que la pequeña tenía dotes musicales que se manifestaban a través de una voz preciosa y comenzó a estar encima de ella para que desarrollara aquel incipiente. 


Esta fotografía y la anterior que os puse más arriba son las únicas que he encontrado de la infancia de María Callas. En este caso de izquierda a derecha su padre George, la propia María Callas, su hermana Jackie y su madre Evangelia, también hacia 1924. Cinco años después, en julio de 1929, la pequeña María, entonces con cinco años de edad, estuvo a punto de morir. María iba con su madre por la acera cuando al otro lado de la calle vio a su hermana. Se soltó de la mano de su madre y cruzó la calle corriendo para abrazarse a su adorada Jackie cuando fue atropellada por un coche. Su madre contaría después que "Yo estaba casi histérica por el terror ; cuando uno de los doctores del hospital me dijo que María moriría esa misma noche , me desmayé. Un especialista en el cerebro de origen griego, el doctor Korilos, me reconfortó y me aseguró que María sólo sufría un shock  y contusiones y que viviría.  Y estaba en lo cierto. María permaneció veintidós días inconsciente , pero finalmente se recuperó" Pero según su madre la María que recobró la conciencia era una persona diferente "Una vez que se recuperó , había perdido el brillo de su piel y ya no era la niña feliz, amorosa y risueña , sino más bien muy nerviosa , con frecuencia irascible con su familia y en ocasiones triste;" y concluye "Aparentemente el accidente no dejó huella en María , pero lo cierto es que tal vez ella lleve consigo una cicatriz interna o un terror escondido. Esta es tal vez una de las razones por las cuales se ha alejado de Jackie y de mi" Aunque la verdad cuesta creer que un accidente a los cinco años de edad fuese la causa de ese alejamiento y si es mucho más probable que fuera el comportamiento tiránico que su madre tuvo con María y el sentirse constantemente infravalorada en comparación con su hermana (Imagen procedente de http://ftpmirror.your.org )    

Pero como sucede con muchos padres que quieren resolver en sus hijos sus propias frustraciones, Evangelia presionó tanto a María, que no era más que una niña pequeña, que casi llegó a detestar la canción "Mi madre - recordaba María años después - decidió que yo estaba preparada para cantar aunque entonces sólo tuviera cuatro años , y yo lo detestaba. Es por este motivo que siempre he tenido una relación  de amor y de odio con el bel canto" Y llegamos al 24 de octubre de 1929 cuando tiene lugar el Jueves Negro, nombre con el que se conoció el Crack de la Bolsa de Nueva York que sumiría a Estados Unidos y a gran parte de Europa en una profunda crisis económica que se prolongaría prácticamente hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. La crisis económica acabó con el negocio  de George que tuvo que venderlo para trabajar como representante farmacéutico. La situación económica de la familia se resintió, tuvieron que cambiarse a una vivienda más pequeña al mismo tiempo que las relaciones entre los padres de María estaban haciéndose insostenibles , con una Evangelia que ya no podía soportar más las infidelidades de su esposo , ni aquella vida cada vez más miserable. Pero no podía pensar en regresar a Grecia sin que la más pequeña de sus hijas, María, terminara al menos el graduado escolar para proseguir luego sus estudios en Grecia. Insiste en la formación musical de María a la que obliga a actuar en público sin tener en cuenta el sufrimiento que aquello representaba para la pequeña por su profunda timidez , pero Evangelia no tenía piedad con las debilidades de su hija y la presionaba constantemente forzándola y forzando su voz como nos cuenta la propia María "Yo poseía una gran voz y mi madre me empujó a hacer una carrera musical. Fui considerada una niña prodigio" 


Fotografía tomada en Nueva York hacia 1934 cuando María tiene once años. A su lado un amigo y a la derecha su hermana Jackie, la hija favorita de su madre y a la que esperaba lograr un ventajoso matrimonio. Evangelia ya había rechazado a María en el mismo momento de su nacimiento como la propia Evangelia reconocería años más tarde "Cuando me trajeron a María no la miré, porque deseaba tener un hijo. Miré a través de la ventana hacia el parque. Cuatro días más tarde miré a mi hija por primera vez ."¿Por qué no me amas madre? "parecían decirme sus ojos , y yo la tomé en mis brazos y la besé, y a partir de entonces la quise" pero María no sentía ese cariño y si la presión que ejercía su madre desde que tenia cuatro años de edad para que se convirtiera en cantante. (Imagen procedente de http://www.geocities.ws )

Aunque se mostraba agradecida por ello por lo que significo para su futuro como cantante también echaba de menos no haber disfrutado de una infancia normal "Debería existir una ley - decía María - que prohibiera que una responsabilidad tan grande recayera  sobre un niño tan pequeño. Siempre se priva a los niños prodigio de una verdadera infancia. Yo no recuerdo ningún juguete. Sólo las arias que me hacían ensayar"  Su vocación en aquellos días estaba muy alejada del canto, pues deseaba ser dentista, pero si hubo un factor que hizo que María no terminara detestando la canción y la música en general fue que descubrió que a pesar de ser más bien gordita y poco atractiva , sobre todo en comparación con su hermana mayor, cuando la oían cantar la gente se olvidaba de su físico y la trataban con tanto cariño como a su hermana. Por fin , cuando María tiene ya catorce años, Evangelia anuncia a su esposo, al que apenas veía , que regresaba a Grecia con sus dos hijas y ante las protestas de George, que no deseaba separarse de sus hijas, le prometió que en Navidades estarían de regreso. George se comprometió a enviar todos los meses una ayuda económica pero lo que no sabía es que Evangelia no tenía intención de regresar y que pasarían ocho años antes de que volviera a ver a su hija preferida, María. Evangelia regresaba con la esperanza de que su familia pudiera ayudarla económicamente para lanzar la carrera musical de su hija, pero la crisis también se había cebado con ellos y ya no disfrutaban de la posición desahogada que tuvieron antes de que Evangelia se marchara a Estados Unidos y se encontró con que nadie estaba dispuesto a darla el dinero que necesitaba para pagar la formación musical de María. Para empeorar las cosas George perdió su trabajo en Estados Unidos y tampoco pudo pasarlas la ayuda económica a la que  se había comprometido.  Los únicos ingresos familiares los aportaba Jackie que trabajaba como secretaria. 


Fotografía tomada hacía 1937-1938, cuando ya se encontraban en Grecia. En la parte inferior se encuentra Jackie, la hermana mayor de María, sentada en el centro  su madre Evangelia y de pie María Callas. Esta es la fecha que indica en todos los lugares en que he encontrado esta fotografía aunque me resulta difícil ver en ella a una María Callas que tenía entonces catorce o quince  años pues en la fotografía parece mayor y también poco que ver con la descripción  de una joven con sobrepeso aunque probablemente fue a partir de entonces cuando comenzó a comer en exceso coincidiendo con sus estudios en el Conservatorio de Atenas. Su madre tenía la costumbre de premiar su esfuerzo con comida sin preocuparse del efecto que estaban causando en el cuerpo de su hija . Fue un tiempo difícil para María, donde , como escribe Cristina Morató, "Los días transcurrían entre cursos de voz, de arte dramático, de historia de la ópera , de piano , clases de dicción en francés e italiano. No tenía amigas de su edad porque apenas disponía de tiempo libre y hablaba mal el griego. Su educación musical se convirtió en su prioridad y a la vez en una obsesión" Ella siempre añoraría haber tenido una infancia y adolescencia normal  (Imagen procedente de  http://commons.wikimedia.org )

Escribe Cristina Morató que "A María, Grecia le parecía un país pobre y atrasado. Se sentía una intrusa en su propia familia  y añoraba mucho a su padre"  Un padre que la escribía constantemente pero Evangelia ocultaba estas caras a su hija que pensaba que su padre la había olvidado. María tiene tan sólo trece años de edad y es demasiado joven para comenzar sus estudios en el Conservatorio  Nacional de Atenas, donde se encontraba la soprano María Trivella, una de las profesoras de canto más prestigiosas de toda Grecia. Pero a través de la influencia de uno de los hermanos de Evangelia y después de falsificar la edad de María haciéndola pasar por una joven de dieciséis años, María tuvo una audiencia con Trivella y ya podéis imaginar lo asustada que debía estar la pequeña y tímida María. Pero a pesar de sus nervios a María Trivella no se le escapó el talento innato de aquella niña "Tenía un gran talento - diría años después María Trivella - que necesitaba el control, la capacitación técnica y la estricta disciplina con el fin de brillar con todo su esplendor"  Fue admitida en el Conservatorio  y se le concedió una beca. Comenzaba la parte más dura de su estudio dificultado porque además no dominaba el griego. Escribe Cristina Morató que para soportar sus duras jornadas de trabajo y estudio que se prolongaban durante más de catorce horas al día sólo encontraba el consuelo de la comida "Su madre - escribe Morató - en lugar de cuidar la dieta de su hija, le ofrecía grandes cantidades de comida como premio a tanto sacrificio" y añade que por entonces María era "una muchacha de aspecto desgarbado y torpe con gruesas gafas y excesivo peso"  Algo que hacía sufrir intensamente a María que se sentía comparada continuamente con su hermana Jackie. 


Elvira Hidalgo,la cantante de ópera aragonesa,  a la derecha vestida de negro , sentada junto a María Callas  que siempre la consideró su madre artística "Debo toda mi preparación  y mi formación artística, escénica y musical - decía María- a esta ilustre artista española" Además de preocuparse por  su preparación artística y de la educación de su voz , Elvira exigió a María que cuidase su físico , llegando a amenazarla con dejar de darle clases si no adelgazaba "Una futura prima donna- la advertía Elvira - debe ser elegante tanto por su voz como por su físico". Porque según nos cuenta Cristina Morató, la primera vez que contempló a María, antes de oírla cantar, su imagen no parecía la más apropiada para una futura estrella de la ópera "Era una adolescente descuidada - escribe Morató- con el rostro cubierto  por el acné y unas gruesas gafas , que a sus quince años pesaba noventa kilos , y no paraba de morderse las uñas a causa de los nervios " (Imagen procedente de http://antoncastro.blogia.com )

"Mi hermana era delgada, bella y afectuosa, y mi madre siempre la prefería -recordaba todavía dolorida María años después - Yo era el patito feo, gorda, torpe e impopular. Es cruel hacer sentirse a un niño feo y poco querido . Nunca la perdonaré -se refería a su madre - por despojarme de mi infancia. Durante todos aquellos años yo tenía que haber jugado y madurado." En 1939 su hermana Jackie se comprometía  con un tal Miltos Embiricos, hijo de una próspera familia de navieros,aparcando su formación musical. Gracias  a la belleza de Jackie,  Evangelia  había logrado uno de sus sueños, conseguir un marido adinerado para su hija favorita aunque finalmente no llegaría a buen puerto el compromiso porque la familia de Miltos se oponía a su matrimonio con la hija de una familia venida a menos y por otra razón que veremos más adelante. Mientras, en 1938 (o en 1939 porque he encontrado las dos fechas)  María Callas comenzaba sus clases con la mujer que tendría más influencia en su futuro profesional, una soprano española llamada Elvira de Hidalgo (1891-1980). Elvira había iniciado su carrera como cantante con apenas dieciséis años con "El barbero de Sevilla" en Nápoles y tuvo una exitosa carrera hasta su retirada en 1936 , cuando se dedicó a ser maestra de canto. Cuando la presentaron a María Callas no se llevo muy buena impresión  por el aspecto físico de la joven pero en cuanto escuchó su voz se rindió a su talento "Su técnica vocal -contaría después Elvira Hidalgo - estaba lejos de ser perfecta pero su voz poseía un sentido dramático innato, un sentido de la musicalidad  una individualidad que me emocionaron. Derramé un par de lágrimas y me di la vuelta para que ella no me viera. Enseguida supe que sería su profesora y cuando miré en sus magníficos ojos , me dije que a pesar de todo lo demás, era muy bella"  


Fotografía tomada en la primavera de  1941 donde acompañadas de soldados ingleses vemos a la izquierda a María Callas, en el centro sentada a su madre Evangelia y a la derecha a su madre Jackie. Apenas unos días después de tomarse esta fotografía Grecia sería invadida por las tropas alemanas. La ocupación alemana fue un tiempo que ella recordaría siempre con dolor "La ocupación de Atenas fue el período más doloroso de mi vida. Recuerdo muy bien el invierno de 1941, el invierno más frío que haya padecido jamás, durante el cual nevó por primera vez en más de veinte años. Durante todo el verano siguiente comí tomates y coles que conseguía tras caminar durante kilómetros y suplicar a los granjeros que me dieran algunas verduras" recordaba María . Sin embargo fue también entonces cuando se convertiría en una estrella de la ópera en Grecia a pesar de su juventud  (Imagen procedente de http://www.athenswalk.net )


Elvira sabía que tenía entre sus manos un diamante que había que pulir con cuidado para que pudiera desplegar todo su brillo. Entrenaba con ella desde las diez de la mañana hasta las ocho de la tarde, pero no sólo se ocupaba de educar su voz sino que también la asesoraba con su imagen, la enseño a andar con elegancia en el escenario , a escoger vestidos que disimularan los noventa kilos que acompañaban a Callas a sus quince años , y también a interpretar dramáticamente a sus personajes, una de las señas  de identidad que distinguirían a Callas sobre los escenarios. En 1938 María Callas debutaba en una representación en el Teatro Olympia de Atenas con un papel en la ópera"Cavalleria Rusticana" de Pietro Mascagni (1863-1945). María estaba viviendo , por fin , una época feliz , la primera en mucho tiempo, donde a pesar del intenso trabajo estaba ganando confianza en si misma y en su talento, pero entonces la realidad internacional irrumpió en su universo. El 1 de septiembre de 1939 Alemania invadía Polonia y comenzaba la Segunda Guerra Mundial. Aunque Grecia pretendió mantener la neutralidad en octubre de 1940 no tuvo más remedio que involucrarse para responder al afán expansionista de la Italia fascista de Benito Mussolini(1883-1945) que después de invadir Albania pretendía seguir su avance hacia Grecia. Las fuerzas griegas lograron rechazar el avance italiano. Casi al mismo tiempo, en febrero de 1941 , María Callas hacía su debut cono cantante profesional en la ópera de Atenas, con un papel en la opereta "Bocaccio o el Príncipe de Palermo" del compositor Franz von Suppé(1819-1895) donde la joven María llamó la atención del público y de sus compañeros de reparto. .Como escribe Cristina Morató "Por primera vez se sintió  una cantante profesional y no una simple aficionada"


File:Callas-greek-tosca.jpg
Aunque la fotografía es un poco borrosa tiene valor histórico porque corresponde a la representación de la "Tosca" de Puccini   del año 1942 en´la Ópera de Atenas donde vemos a María en un momento de su actuación con la que se ganó inmediatamente la fama en Grecia. Tenía diecinueve años y el destino quiso que la cantante que debía cantar el papel protagonista enfermara y María fue elegida como su sustituta. Aunque entonces no lo sabían, acababa de nacer una de las estrellas más brillantes de la historia de la Ópera y , sin duda, la más carismática . En una ocasión, respondiendo a la pregunta de qué sentía al subir al escenario, decía María "Si estoy bien , siento exaltación, embriaguez, algo que no se puede explicar. Es algo que nosotros mismos no podemos explicar. Es una electricidad que nos transmitimos entre nosotros y el publico lo siente y se emociona también" (Imagen procedente de http://en.wikipedia.org )   

Pero todavía estaban por llegar tiempos más duros. Adolf Hitler (1889-1945) se dispuso a reparar la chapucera intervención del ejército italiano y lanzó la invasión de Grecia, que en esta ocasión no pudo resistir el avance del que entonces era el ejército más poderoso de Europa. La Familia Real griega abandonó el país y el 27 de abril de 1941 la bandera nazi ondea sobre las ruinas de la Acrópolis, la cuna de la democracia. María no interrumpió por ello su formación con Elvira de Hidalgo aunque para ello tuviera que desafiar el toque de queda y arriesgarse a ser detenida por las patrullas alemanas.  y si lograban pasar un poco mejor aquellos años de guerra fue gracias al apoyo del novio de su hermana Jackie que les proporcionaba víveres y ropa de abrigo aunque María lo ignoraba y creía que todo se pagaba con el dinero de su padre. Sólo mucho tiempo después se enteró que fue su madre la que pidió al novio de Jackie que las ayudara y que a cambio de ello permitiría que Jackie fuera su amante, una petición que arruinó cualquier posibilidad de matrimonio de Jackie aunque si logró la ayuda que , seguramente, habría obtenido sin necesidad de tratar de mercadear con su propia hija mayor. Fue un tiempo muy duro  pero gracias al apoyo de Elvira de Hidalgo logró un puesto en el plantel de la Ópera de Atenas y cuando los alemanes permitieron que se reanudara la actividad artística se represento la ópera "Tosca" de  Puccini en 1942. Por esos azares del destino la cantante destinada a interpretar el papel protagonista enfermó y María Callas fue elegida como su sustituta y su éxito fue rotundo aunque se ganó la envidia de muchas de sus compañeras que la acusaban de ser la favorita de Elvira de Hidalgo.  Durante los dos años siguientes se convirtió, pese a su juventud, en la cantante más famosa de Grecia, pero allí ya no tenía muchas más oportunidades de triunfar. Fue entonces , el 5 de diciembre de 1944, cuando llegó la carta de su padre, George Callas, que contenía en su interior un billete de cien dólares y su deseo de que viajara a Estados Unidos. El 14 de septiembre de 1945, a los veintidós años de edad zarpaba rumbo a Estados Unidos. Una nueva etapa de su vida iba a comenzar , estaba a punto de convertirse en una estrella mundial. Pero eso lo veremos mañana en la segunda parte de su historia 

El Mentidero de Mielost en Facebook :
https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos