jueves, 13 de marzo de 2014

HISTORIAS DEL PENSAMIENTO. TALES DE MILETO , EL PRIMER FILÓSOFO

"Conjunto de saberes que busca establecer, de manera racional, los principios más generales que organizan y orientan el conocimiento  de la realidad, así como el sentido del obrar humano" es la forma en el que el Diccionario de la Lengua España define la filosofía,y en ella recoge los dos aspectos básicos de lo que entendemos por filosofía, por un lado el intento de comprender la realidad que nos rodea, la naturaleza, el mundo, el Universo , pero también es una búsqueda del sentido de nuestra existencia. Cuando hoy nos hablan de filosofía tendemos a pensar en aburridos libros de contenido casi incomprensible que desarrollan abstrusas doctrinas , largas disquisiciones sobre temas abstractos en los que apenas encontramos una conexión con la realidad cotidiana. Pero la filosofía es mucho más que eso , es un largo camino que comenzó cuando uno de nuestros antepasados se alzó sobre sus piernas y miró al horizonte preguntándose que había más allá. Ese fue el primer filósofo de la humanidad porque buscaba la sabiduría, el conocimiento y se hacía preguntas sobre el mundo en el que vivía, porque sin preguntas no se pone en marcha el mecanismo de nuestra mente que inicia la búsqueda de respuestas. Como escribe el filósofo español Fernando Sabater "El pensamiento surge de la realidad , antes no había aviones y ahora los hay, y la tecnología es toda fruto del pensamiento . A los que no piensan no se les ocurre nada"  y añade "el pensamiento sirve para vivir" . En la sociedad funcional en la que vivimos, la filosofía no es muy valorada, recibimos una educación que no está orientada a crear dudas, a poner en cuestión lo que nos enseñan, sino que su principal función es la de asimilar conocimientos que nos sean útiles , que sirvan para encontrar un trabajo y prosperar profesionalmente. 

Así que  ¿para qué nos iba a servir la filosofía?Sabater ya nos los ha dicho "para vivir" y el filósofo francés René Descartes(1596-1650)  lo apoya y nos recuerda que "Vivir sin filosofar es tener los ojos cerrados , sin tratar de abrirlos jamás" Estoy seguro que conocéis el mito de la Caverna de Platón (427-347) que imagino que alguna vez habré relatado en el Mentidero, pero no está de más recordarlo porque en él se encierra la esencia del pensamiento, del amor a la sabiduría, de aquello que llamamos filosofía. Imaginad que estamos en una caverna subterránea. Hemos nacido en ella  y estamos sentados en unas sillas ,atados de pies y manos a ellas y mirando hacia la pared de esa caverna. Detrás de nosotros hay un muro muy alto en la entada y más allá la luz del sol proyecta sobre el fondo de la caverna las siluetas de los seres que viven en el exterior de la cueva. Como nosotros siempre hemos estado en la misma posición creemos que esas sombras proyectadas por el Sol en el fondo de la caverna  es la realidad, lo único que existe. Ninguno de los que te acompañan allí sentados se plantea siquiera que pueda haber otra cosa, no piensan, no filosofan, se limitan a aceptar ese conocimiento de la realidad sin cuestionarlo. Pero tu no eres así, sientes curiosidad, te preguntas ¿qué son esas sombras?¿quienes son?¿de donde proceden? Las preguntas te llevan a la acción, te libras de las ligaduras y haces lo que nadie había hecho antes, te das la vuelta en la silla y miras hacia la salida de la caverna, allí de donde proviene la luz. Te levantas, muy despacio comienzas a dirigirte hacia esa luz que te deslumbra. Al principio no puedes ver nada , tus ojos acostumbrados a años de oscuridad  no son capaces de percibir nada. Pero gradualmente te acostumbras  y empiezas a distinguir formas y colores, un árbol, el verde de la hierba, el sonido de los pájaros, la forma de un caballo. 

DOCUMENTAL BIOGRAFÍAS UNIVERSALES: TALES DE MILETO

Es un breve documental sobre la vida de Tales, de la que tampoco tenemos demasiados datos biográficos y lo poco que ha llegado hasta nosotros se lo debemos a Aristóteles , Herodoto o Diógenes Laercio , mucho tiempo después de la muerte de Tales




Y de pronto te das cuenta que  todo aquello que hasta entonces habías considerado la realidad no eran más que sombras de  la existencia verdadera, de esta maravillosa sinfonía de luces, formas y colores . Te preguntas de donde vienen esos animales, esos colores, esa vida y diriges la vista hacia el cielo y te das cuenta que esa estrella que brilla allí en lo alto es la que nos da calor y permite la vida. "Tengo que regresar a la cueva y liberar a los demás del engaño en el que hemos vivido toda nuestra vida. Esta es la realidad y lo que veíamos no eran más que tristes sombras" Corres entusiasmado al interior de la caverna y empiezas a explicar a tus compañeros lo que has visto, les animas a que se levanten y te acompañen al exterior. Pero no te creen, no quieren renunciar  a la segura realidad que han conocido durante toda su vida, no quieren que las preguntas surjan en su cabeza, prefieren convencerse de que las sombras son la única realidad . Insistes pero para ellos ya te has convertido en una amenaza . Finalmente, te matan. Es muy probable que Platón tuviera en mente la muerte de su maestro, Sócrates (470-399 a.C) a quién había visto morir después de ingerir cicuta en cumplimiento de la pena de muerte impuesta por Atenas después de acusarlo de despreciar a los dioses y corromper a la juventud ateniense, aunque a lo que temían era al pensamiento libre de Sócrates , a aquellas preguntas que constantemente hacía a sus conciudadanos obligándoles a pensar, a dudar, a cuestionarse lo que daban por sabido y obvio. Por eso escribe Fernando Sabater "Sin coraje no se piensa, porque la mayoría de la gente no es tonta, sino cobarde, y por eso no piensa" El pensamiento es libertad y hoy, al igual que en el mundo de Sócrates y Platón, se sigue teniendo miedo a la libertad y por eso se teme al pensamiento, a la filosofía que mira con ojos curiosos todo lo que le rodea, que no se conforma y sigue en la búsqueda de nuevos conocimientos que le conducirán a otras preguntas. Ese y no otro es el camino de la sabiduría y por eso la filosofía , mientras exista el ser humano, será imprescindible aunque se la quiera arrinconar . 

Hoy quiero presentaros al que es considerado como el primer filósofo de nuestra cultura occidental de la que nosotros somos sus herederos. Como os decía antes ,para mi el primer filósofo fue aquel ser humano anónimo que un día comenzó a hacerse preguntas sobre todo lo que le rodeaba pero por supuesto ignoramos cuando sucedió ni quién fue.  Por desgracia tampoco sabemos demasiado de nuestro protagonista de hoy , pero creo que merece la pena que le conozcamos un poco , porque es el fundador de una corriente de pensamiento de la que somos herederos directos. Sin los filósofos griegos el mundo habría seguido evolucionando pero sería un mundo por completo  diferente al que conocemos, los principios que rigen nuestra sociedad, nuestras costumbres y nuestros valores comenzarón en un pequeño territorio  de la parte oriental del Mediterráneo. No se trataba de un Imperio, ni de un gran reino, era un conjunto de ciudades  que con frecuencia estaban enfrentadas entre si pero que compartían una cultura común, la Oikouméne, palabra griega que significa "Tierra habitada" y que los habitantes de aquellas ciudades daban al mundo habitado por ellas y unido por aquella cultura común , un territorio al que hoy conocemos como Grecia. Vamos a subirnos en una de las cóncavas naves  con las que los aqueos se lanzaron a la conquista de la poderosa Troya, la ciudad de anchas calles, como la cantara el aedo Homero en su inmortal Iliada. Navegaremos hasta las costas mediterráneas de la actual Turquía. En el año 1320 a. C un rey hitita , Mursil II , que gobernaría el Imperio Hitita , la mayor potencia de la época junto al Egipto de los faraones, cita en una de sus cartas a una ciudad que se erige en la costa, al sur de Troya, y a la que da el nombre de Millawanda. 


File:Herodotus world map-es.svg
Reconstrucción de un mapa de Herodoto  con la representación de la Oiko que podía referirse tanto a todo el mundo conocido, como vemos en este mapa donde  aparecen representados los continentes de Asia, África y Europa tal y como eran conocidos en el siglo V a.C , o bien podía hacer referencia exclusivamente al mundo griego , lo que ellos consideraban el mundo civilizado. En una de las máximas atribuidas a Tales , nuestro filósofo   dice "Estoy agradecido a mi destino por tres cosas. Por haber nacido humano, por haber nacido hombre, no mujer, por haber nacido heleno, no bárbaro" En Grecia la mujer ocupaba un papel secundario en la sociedad, de ahí que Tales se considerara afortunado por ser hombre y al ser heleno consideraba que pertenecía al mundo más civilizado de su tiempo (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )

Pero la mitología griega tiene otra explicación para la existencia de Mileto. Según el mito Mileto era el hijo del dios Apolo, resultado de sus relaciones amorosas con una humana, Arce una de las hijas del rey Minos de Creta. El pequeño Mileto fue abandonado por su madre en el bosque pero en lugar de hallar la muerte el pequeño fue cuidado por unos lobos que le protegieron hasta que unos pastores le encontraron y se lo llevaron con ellos para criarlo. Siendo ya adulto viajaría al reino  de Caria , en la costa turca, donde consiguió ganarse el afecto de su rey, Eucio, y de su hija, la princesa Idotea, con la que Mileto se casaría y tras la muerte de Eucio heredó la corona y fundó una nueva ciudad a orillas del río Meandro, ciudad a la que puso su propio nombre, Mileto.  Homero nos habla de ella en la Iliada, donde cuenta que los carios vivían en Mileto y siguiendo el curso del río Meandro. Los carios son en este gran poema épico aliados de los troyanos. Eso cuenta el mito pero el historiador Herodoto (484-425 a.C) , considerado el padre de la historia, nos cuenta otra cosa. Según él colonos griegos llegaron hasta el  reino de Caria y "no llevaron esposas, sino que apresaron a las mujeres de Caria después de matar a su parientes" Es decir, que estos colonos invadieron territorio cario, asesinaron a muchos de los carios que habitaban en la ciudad y se quedaron con sus esposas. Allí se establecieron hacia el año 1000 a. C y en los siglos siguientes Mileto se convertiría en una de las ciudades más prosperas del mundo Mediterráneo  gracias a su estratégica posición entre el mundo griego y el cada vez más poderoso Imperio Persa.Trigo , aceite, metales preciosos, perfumes, especias, vino  fluían de un lado a otro con una parada casi obligatoria en el puerto de Mileto. Era una ciudad rica, de florecientes comerciantes , una sociedad del bienestar y como muchos siglos después diría el filósofo inglés Thomas Hobbes "la ociosidad es la madre de la filosofía"

Es evidente que cuando la lucha cotidiana es por conseguir comida y vivir un día más no hay mucho tiempo para comenzar a preguntarse sobre el mundo que te rodea, pero Mileto había logrado cubrir sobradamente esas necesidades,  y comenzó a haber tiempo para pensar, para reflexionar. Y es aquí donde en la segunda mitad del siglo VII a. C , no conocemos la fecha exacta ni tampoco sabemos con certeza si nació  aquí o en Fenicia, un territorio que se extendía por la zona costera de las actuales Israel, Líbano y Siria,  de donde eran sus padres Euxamias y Clobulina, aunque si que vivió la mayor parte de su vida en Mileto.  Poco más sabemos con certeza de la vida de Tales, ya que toda la información conservada procede de fuentes my alejadas en el tiempo de la época en que vivió Tales, como en las obras de Aristóteles (384-322 a. C) y, sobre todo, de Diógenes Laercio, que vivió en el siglo III de nuestra era, cuando hacia siglos que Grecia formaba parte del Imperio Romano y que escribió una obra fundamental para conocer la historia del pensamiento griego la "Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres", donde cita a Tales en el primero de los diez libros que componen la obra "Los Siete Sabios de Grecia. Filósofos presocráticos. Escuela Jónica" en la que Laercio recoge una biografía de Tales con anécdotas de su vida  y algunas de sus máximas. Nombraba Laercio a los Siete Sabios, que es el nombre con el que en Grecia se conocía a un grupo de hombres que vivieron entre el siglo VII y el VI a. C que destacaron como pensadores, estadistas o legisladores que con su ejemplo y sus obras sirvieron de guía a los griegos y entre ellos estaba nuestro Tales de Mileto. 


Mapa con las principales ciudades griegas en la costa de Asia Menor, entre las que destacaban, además de Mileto, Halicarnaso, capital del reino de Caria, Pérgamo, que daría su nombre a un nuevo material para escribir sobre él, el pergamino hecho con pieles de animales  de la que Pérgamo era la principal productora además de tener  una Biblioteca que llegaría a ser la segunda más grande  del mundo griego sólo por detrás en el siglo III a. C de la Biblioteca de Alejandría, y la ciudad de Éfeso , otro  destacado enclave religioso, comercial y cultural. Pero todas estas ciudades griegas sentían el aliento amenazador del enorme Imperio Persa que , como vemos en el mapa, las rodeaba . Tales de Mileto , aunque pasaba sus días con la mente lejos de los problemas cotidianos, estuvo siempre al servicio de su ciudad inquieto por su suerte y utilizando sus conocimientos de ingeniería y matemática para enfrentarse a los persas (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )  

La fama de los Siete Sabios se extendía por toda Grecia y sus máximas eran empleadas por los padres para la educación de sus hijos. Pero volvamos a Tales, que probablemente hizo el recorrido que seguirían muchos de los filósofos y hombres de ciencia griegos, algo así como el Gran Tour que los jóvenes ingleses realizaban en los siglos XVIII y XIX por parte de Europa y principalmente por Italia como una manera de completar su formación. Ese Gran Tour en la Antigua Grecia tenía como destino Egipto y en particular los sacerdotes egipcios que atesoraban grandes conocimientos astronómicos y matemáticos . Allí viajarían entre otros Pitágoras (hacia 569 -475 a.C) o Herodoto visitando ciudades como Menfis o Dióspolis. De regreso a Mileto  Tales no quiso formar una familia. Diógenes Laercio nos cuenta que cuando le preguntaban por qué razón no quería tener hijos y formar una familia respondía que "por amor a los hijos". Como le sucede hoy a los filósofos, también entonces sus vecinos de Mileto observaban a aquel hombre que se ensimismaba en sus pensamientos , aún no recibía el nombre de filósofo porque no existía ese término, como un excéntrico , alguien que era una buena persona pero poco práctico y, en resumen, un inútil para la vida cotidiana. Aristóteles nos cuenta en su obra "Política"  como Tales se cansó de que le consideraran un inútil  y quiso demostrar que la inteligencia podía ser la mejor aliada de un hombre. Había previsto que habría una buena cosecha de aceitunas y adelantándose a los acontecimientos alquiló a un precio muy bajo todas las almazaras que pudo encontrar (las almazaras se utilizan para exprimir las aceitunas y obtener el aceite) y después, cuando llegó el tiempo de la cosecha, aprovechó para alquilarlas a un precio mucho más alto obteniendo un elevado beneficio. De esa forma demostró que el pensador puede enriquecerse cuando y como quiera, aunque esa no sea su ambición. 


En este mapa vemos en color violeta  en el territorio de la actual Turquía el Reino de Lidia gobernado por Creso . Tales de Mileto no estaba de acuerdo con la alianza entre Mileto y Lidia porque temía que de ser derrotada Lidia , como así fue en la batalla del Río Harys enentre 547 y 546 a. C contra las tropas del Imperio Persa de Ciro II , Mileto sería castigada or los persas que la destruirían lo que por fortuna no sucedióá. En Amarillo verde y azul tenéis las dimensiones del Imperio Persa en vida de Tales  (Imagen procedente de  

Herodoto nos cuenta como Tales era también un apreciado consejero del rey Creso , que entre 560 y 546 a. C gobernó el reino de Lidia cuyo territorio se extendía por  buena parte de la actual Turquía. El Reino de Lidia tenía un gran enemigo, el pujante Imperio Persa gobernado por el rey Ciro II (hacia 600 - 530 a.C) y Creso emprendió una campaña contra los persas.. En 547 a. C o 546 a. C las dos potencias se enfrentarían en la Batalla del Río Harys, y en ella Tales jugaría un papel destacado. Creso no lograba encontrar un vado para que su ejército cruzara el río  y Tales utilizó sus conocimientos de ingeniería para desviar el curso del río y permitir que las tropas lo pudieran cruzar. Y también nos relata Herodoto como en el año 585 a. C  , antes de otro enfrentamiento entre lidios y persas, Tales predijo que habría un eclipse solar  el día de la batalla. En realidad, se basaba en el conocimiento que le habían transmitido los sacerdotes egipcios  y caldeos para el cálculo de los eclipses , aunque la información que tenía no era tan completa para que pudiera predecir con exactitud el día en que éste tendría lugar, pero acertó para asombro de los dos bandos que se encontraban ya en el campo de batalla. Los participantes , asombrados, abandonaron las armas y dejaron el campo de batalla al mismo tiempo que la fama de Tales se extendía por toda Grecia. Entre otros de los descubrimientos que se le atribuyen está la división del año en 365 días como afirma Diógenes Laercio,  o el descubrimiento de la Osa Menor que se utilizaría para guiar la navegación El historiador romano Plinio el Viejo (23-79) refiere como durante su estancia en Egipto Tales midió la altura de las pirámides egipcias, haciendo una proporción entre la sombra proyectada por una pirámide y la sombra de otro objeto cuya altura ya conocía. 


Una representación de como Tales de Miletó calculó la altura de la pirámide de Keops  utilizando para ello un bastón , una cuerda y un ayudante. Estimó que la sombra proyectada por el bastón  guardaría una proporción similar a la proyección de la sombra de la pirámide y dedujo que la relación entre la sombra del bastón con la altura del bastó debía ser la misma que establecía la  pirámide entre su sombra y la altura de la misma  y por lo tanto en el mismo instante en que la sombra del bastón fuera igual a la altura del mismo, la sombra de la pirámide también sería igual a la altura de la pirámide y perdonad que no os lo explique mejor pero mis conocimientos de geometría son demasiado pobres . Tales es considerado también el introductor de la geometría en el mundo griego, un conocimiento que él había recibido de los sacerdotes egipcios (Imagen procedente de http://navegandoentrenumeros.blogspot.com.es )

Pero al margen de estos trabajos científicos Tales dedicaba mucho tiempo a reflexionar sobre el mundo , su origen y el lugar que ocupaba entre esos puntos luminosos del cielo pero sin recurrir para ello a los dioses ni a otras explicaciones mitológicas. Nadie había hecho antes algo así .Otras de las anécdotas sobre su vida que , como veis, es lo único que tenemos para conocer algo de Tales, refiere precisamente como un día iba tan absorto mirando las estrellas que se cayó a un pozo. Una joven que lo vi se rió de Tales por ser tan distraído a lo que Tales replicó con buen humor que "Tengo ansias de conocer las cosas del cielo pero se me escapa lo que está a mis pies" Pero volviendo al pensamiento de Tales, había observado que todo lo que tiene vida  es húmedo, desde el semen  a las plantas, mientras que aquello que está seco también está muerto, como sucede con las piedras o con los cadáveres cuando transcurre cierto tiempo . De esta forma llegó a la convicción de que el agua  era igual a la vida, lo húmero, el agua era el alma que animaba a hombres, animales y plantas , era la esencia de la creación y estaba llena de dioses . Y partiendo de esta idea también imaginó a la Tierra flotando sobre un inmenso océano que al moverse con el oleaje causaba los terremotos. Todo esto no lo sabemos por Tales, ya que no dejó ninguna obra escrita o si la dejó no tardaron en perderse, pero si tenemos referencias de ese pensamiento gracias a Aristóteles que nos resume así lo que en realidad fue la primera escuela filosófica de Occidente, la búsqueda  de un elemento primordial, al que los seguidores de Tales llamaron Arké," La mayoría de los primeros filósofos -nos cuenta Aristóteles -  consideró que los principios de todas las cosas eran sólo los que tienen aspecto material Tales, el iniciador de este tipo de filosofía, afirma que es el agua , por lo que también declaró que la tierra está sobre el agua. Concibió tal vez esta suposición por ver que el alimento de todas las cosas es húmedo, y porque de lo húmedo nace del propio calor y por él vive. Y es que aquello de lo que nacen es el principio de todas las cosas Por eso concibió tal suposición, además de porque las semillas de todas las cosas tienen naturaleza húmeda y el agua es el principio de la naturaleza para las cosas húmedas"  


Sobre la edad de Tales  hay diferentes versiones, desde la que indican que murió a los setenta y siete años hasta los que prolongan su vida hasta los noventa años aunque todas parecen confirmar que murió en el estadio contemplando una competición atlética. Diógenes Laercio escribiría en el siglo III estos versos dedicados  al padre de la filosofía "Al Sabio Tales, oh Zeus, raptaste del estadio/ mientras a unos juegos gímnicos asistías/ Te alabo por haberle conducido cerca de las estrellas/ que el anciano ya no podía ver desde la tierra" (Imagen procedente de http://atencionatupsique.wordpress.com )

En realidad Tales había iniciado una revolución , por primera vez  el mundo de los dioses quedaba al margen y el hombre buscaba respuestas a través de la razón, la observación y la reflexión y no en el mito . Tales  abriría el camino para otros buscadores de la verdad  como su discípulo Anaximandro y Anaxímenes  , ambos de Mileto, que también darían su propia versión del Arké, el elemento primordial que había generado el mundo y la vida. Tales de Mileto habría muerto en el transcurso de la LVIII Olimpiada, con cerca  de noventa años, cuando  un golpe de calor le causó la muerte cuando asistía a una competición deportiva en el estadio. Aunque no todos los historiadores coinciden con esta versión  es la más extendida. Y aquí concluyo este relato sobre  el pionero de la filosofía. Tal vez hubo otros antes que él pero es de Tales del primero que tenemos noticias y por ello a él corresponde el honor  de ser el Padre de la Filosofía, el hombre que se levanto de la silla dentro de la caverna y se dirigió a la salida para ver el mundo que había más allá de las sombras , asombrándose ante lo que fue descubriendo y seguro que sobrecogido por todo lo que adivinaba que se iría desvelando en el futuro. Él fue el pionero, quién dio el primer paso de un largo camino que todavía hoy seguimos recorriendo en busca de las respuestas a las grandes preguntas ¿de donde venimos?¿quienes somos?¿hacia donde vamos?, las preguntas que generación tras generación  se ha hecho el hombre y que son el alma que anima a la filosofía, la búsqueda eterna de la verdad. Y para seguir ese camino sólo tenemos que seguir el consejo de otro filósofo, el español José Ortega y Gasset, con cuyas palabras quiero cerrar este artículo porque son el mejor consejo para convertirnos en filósofos, porque cualquiera de nosotros puede serlo, basta con "Sorprenderse, extrañarse, eso es comenzar a entender"

El Mentidero de Mielost en Facebook :

Famosos