lunes, 10 de febrero de 2014

ESPAÑOLAS EN LA CONQUISTA DE AMÉRICA: MENCÍA CALDERÓN Y LA CARAVANA DE MUJERES HACIA ASUNCIÓN (PRIMERA PARTE)


Cuando miramos al pasado y leemos los relatos sobre conquistas, la formación de imperio o grandes descubrimientos  se quedan en nuestra memoria los nombres de los artífices de estos grandes acontecimientos históricos y son ellos los que luego aprendemos en los libros de texto en nuestra infancia y los protagonistas de películas , series de televisión y novelas que dan vida a aquellos tiempos pasados. Sin embargo, después de un evento concreto, de la batalla, de la fecha de un descubrimiento, de la conquista de un reino , le siguen días , meses , años ,en los que serán miles de personas anónimas las que se encargarán de dar continuidad a ese logro inicial y en muchas ocasiones las aventuras de estas personas en nada tienen que envidiar a la de las grandes figuras de la historia. Y aunque este relato sobre las españolas en la conquista de América tiene un nombre propio, el de Mencía Calderón (hacia 1514-1570) , en realidad es la historia de trescientos hombres, mujeres y niños que  desde su salida de Sevilla en 1550 vivirían durante seis años una odisea en la que tuvieron que sobrevivir, los que lo lograron, a naufragios, ataques de los indios, enfermedades y a una larga marcha de más de mil doscientos kilómetros a través de la impenetrable selva del Amazonas. Pero antes de seguir adelante quiero contaros  algo sobre la colosal empresa a la que se enfrentaba España en su deseo de colonizar aquel inmenso territorio americano y lo que sucedió en el territorio que centrará nuestra atención, las tierras alrededor del Río de la Plata y Paraguay . Todos sabemos que Cristóbal Colón(hacia 1447-1506) llega por primera vez al continente americano en octubre de 1492 y a partir de aquel momento y en las siguientes décadas los españoles organizarán expedición tras expedición que les llevará en primer lugar a dominar las aguas del Caribe y a poner luego por primera vez sus pies en el continente .

En 1513 Vasco Núñez de Balboa (1475-1519) se convertía en el primer europeo en contemplar el Océano Pacífico y en 1519 el extremeño Hernán Cortés(1485-1547) emprendía la conquista del Imperio Azteca. Las conquistas españolas prosiguieron hacia el sur mientras también se ocupaba la Península de Florida y se descubría California. Otro extremeño, Francisco PIzarro (1478-1541) conquistaba el otro gran reino americano, el Imperio Inca, entre 1532 y 1533  y nuevas expediciones se dirigían más hacia el sur.  En 1534 el noble Pedro de Mendoza  y Luján (1487-1537), que ya tenía una amplia experiencia a sus espaldas y había acompañado al emperador Carlos V(1500-1558) en la campaña de Italia que había terminado con el célebre saqueo de la ciudad de Roma en 1527, el "Sacco di Roma". Gracias a eso y a las influencias de su familia en 1534 el emperador le encargará , como lo explica el historiador británico Frederick Alex Kirkpatrick (1861-1953) en su obra "Los conquistadores españoles" que estoy consultando al escribir este relato , "colonizar la región del Río de la Plata, fundar tres fortalezas, cruzar el continente y ocupar 200 leguas de la costa del Pacífico" y para ello iba a contar con una flota de "doce barcos, grandes y pequeños, todos ellos muy bien equipados , con cien caballos y yeguas , y un buen ejército" La expedición la financiaba el propio Mendoza recibiendo a cambio el nombramiento de Adelantado , que era el título que agrupaba la máxima responsabilidad civil y militar de la expedición.  Fue el propio Mendoza el que corrió con los gastos de la expedición que tenía como objetivo colonizar la región del Río de la Plata que se extendía por territorios que hoy forman parte de las actuales Argentina, Uruguay y Paraguay. A mediados de enero de 1536 la expedición alcanza el estuario del Río de la Plata .

File:Riodelaplatabasinmap.png
Mapa de la Cuenca del Plata, donde vemos sus principales ríos que forman la segunda cuenca hidrográfica más grande de mundo con sus 3.200.000 kilómetros cuadrados, sólo superada por la del Amazonas . Los dos ríos principales son el Paraná y el Uruguay. El río Paraná tiene una longitud de 3990 kilómetros y atraviesa los territorios de Brasil , Paraguay y Argentina . Su nombre procede de la palabra Para rehe onáva  de la lengua de los indios guaraníes, el idioma tupi, y significa "Agua que se mezcla con el mar" o en otra traducción "Pariente del mar" un nombre muy apropiado pues en su desembocadura forma, junto con el río Uruguay , el Río de la Plata donde el agua dulce y el agua salda del mar se mezclan . En cuanto al río Uruguay , es de menor longitud que el Paraná , 1770 kilómetros , y nace, al igual que este, en Brasil. En cuanto al Río de la Plata formado por el Uruguay y el Paraná, tiene una longitud de 290 kilómetros y una forma triangular que se va ensanchando hasta convertirse en el que, según los habitantes de la región, es el río más ancho del mundo, sirviendo de frontera durante todo su recorrido a Uruguay y Argentina. Por supuesto en la época que estamos conociendo no existían las poblaciones que veis en este mapa, tan sólo Buenos Aires, fundada por Pedro de Mendoza  en 1536 y Asunción fundada por Juan de Salazar en 1537    (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )   

Después de explorar las dos costas del Río de la Plata encuentra un lugar  con fuentes y una amplia llanura cubierta de hierba que elige para fundar su primer asentamiento, al que daría el nombre de Nuestra Señora del Buen Ayre , la futura Buenos Aires que se convertiría en la segunda ciudad más grande América . Había elegido este nombre en honor de la patrona de los navegantes, Santa María de Bonaria , cuyo culto estaba localizado en la isla italiana de Cerdeña, entonces parte del territorio español. Una vez que estuvieron allí establecidos envió a su hombre de máxima confianza, Juan de Ayolas (hacia 1510-1538) al que había enviado en junio de ese año al  frente de un pequeño grupo de hombres para que remontase  el Paraná y explorase la región. Siguiendo el curso del Paraná llegó hasta su confluencia con el Paraguay y fue este último por que continuó la expedición de Ayolas .En el camino tuvo que enfrentarse a una coalición de tribus de indios guaraníes  Mientras, Pedro de Mendoza y sus hombres estaban en apuros en Nuestra Señora del Buen Ayre pues fueron atacados por una coalición de pueblos indios liderados por los indios querandíes que destruirán la recién fundada ciudad mientras que Mendoza y los supervivientes se ven obligados a huir. Mendoza envía una expedición que vaya en busca de Ayolas para pedirle que acuda a su exilio. Esta expedición de búsqueda será dirigida por Juan de Salazar y Espinosa (1508-1568) que realizar el mismo recorrido de Ayolas y el 15 de agosto de 1537 fundará a orillas del río Paraguay otro asentamiento al que dará el nombre de Nuestra Señora de la Asunción, la actual ciudad de Asunción, capital del Paraguay.

Mientras, Pedro de Mendoza, sintiéndose cada vez más enfermo, pues ya padecía sífilis antes de viajar a América,  con la ciudad que había fundado destruida y malviviendo en el fuerte ruinoso de Sancto Spiritu donde habían buscado refugio de los indios  , tomó la decisión de regresar a España dejando el fuerte al mando de uno de sus oficiales,Francisco Ruiz Galán, hasta que se produjera la llegada de Ayolas al que Mendoza nombra en ausencia gobernador del Río de la PlataPedro de Mendoza zarpa el 22 de abril de 1537 pero nunca llegará a España, pues fallece en alta mar el 23 de junio cuando su nave se aproximaba a las islas Canarias, hallando su tumba en el fondo del mar.  Así terminaba la aventura del primer fundador de Buenos Aires. En cuanto a Ayolas había fundado un fuerte a orillas del río Paraguay al que puso el nombre de La Candelaria, que podría estar en la región de Coruba hoy en territorio brasileño cerca de la frontera con Bolivia , y después de dejar allí una guarnición se había dirigido hacia lo que hoy es Bolivia, buscando un paso entre las montañas que le diera acceso a un territorio que , según los relatos de los indios, estaba lleno de plata. La fiebre del oro y la plata  afectaba a casi todos los conquistadores españoles, capaces de desafiar los mayores peligros en búsqueda  de la riqueza en forma de ciudades de oro y tierras llenas de metales preciosos, una codicia alimentada por los relatos de los indios que vieron en   la sed de oro y plata de los españoles una forma de desembarazarse de ellos enviándoles a quiméricos reinos inundados de riqueza. Pero Ayolas y sus hombres no encontraron ese paso y cuando trataron de regresar  al Fuerte de La Candelaria fueron sorprendidos por los indios que les aniquilaron en 1538. 

En este mapa se recoge la división administrativa  de la América española entre el siglo XVI y el siglo XVII. con la línea divisoria trazada por el Tratado de Tordesillas que delimitaba el territorio correspondiente a España y Portugal , aunque desde 1580 hasta 1640 los dos reinos permanecieron unidos bajo la corona de los Austrias españoles Felipe II(1527-1598),  Felipe III (1578-1621) y Felipe IV(1605-1665)  A lo largo del artículo menciono las encomiendas que serían derogadas por las Leyes Nuevas de 1542. Las encomiendas  eran territorios que los gobernadores o virreyes españoles repartían entre sus hombres de confianza, aquellos que de alguna forma les habían ayudado . Los habitantes de estos territorios tenían que pagar un tributo al dueño de la encomienda y a este se le encomendaba, de ahí el nombre de encomienda,  ofrecerles  un salario,  comida, instrucción religiosa, protección y vivienda aunque en realidad convertía a los indígenas en mano de obra barata o directamente esclava  para los dueños de las encomiendas. En las Leyes Nuevas se prohibió la creación de nuevas encomiendas y se permitió conservar las que ya existían pero sólo hasta la muerte del dueño, tras la cual esta no podría pasar a sus herederos sino que desaparecía. Era el intento de la Corona española por eliminar la esclavitud de los indios y que recibieran el mismo trato que cualquier otro vasallo del monarca .  Sin embargo, no se lograría eliminar  por completo hasta el año 1718 cuando quedaron definitivamente abolidas (Imagen procedente de http://www.mirabolivia.com ) 

Al frente del fuerte de La Candelaria Ayolas había dejado a su hombre de confianza, el vasco  Domingo Martínez de Irala (1509-1556), que al no tener noticias de Ayolas se trasladó con sus hombres a la nueva fundación de Nuestra Señora de la Asunción, que iba a convertirse en la principal ciudad durante las próximas décadas del  territorio del Río de la Plata. Irala pasó a convertirse de forma interina en el nuevo gobernador del Río de la Plata y el Paraguay gracias al apoyo de sus hombres y a los votos de los habitantes de Asunción,y ese sería el cargo que mantuvo hasta que el emperador Carlos V nombra nuevo gobernador y adelantado a un veterano de la conquista de América, Álvar Núñez Cabeza de Vaca (hacia 1490-hacia 1560). Cabeza de Vaca había llegado a América en 1527 participando en la expedición de Pánfilo de Narváez(1470-1528) a la Florida . Pero la expedición , después de muchas vicisitudes y enfrentamientos con los indios,naufragó a la altura del delta del río Mississippi y sólo sobrevivieron cuatro hombres, entre ellos Álvar Núñez Cabeza de Vaca. Era el año 1528 y durante los ocho años siguientes estuvieron conviviendo con los indios  y recorriendo el suroeste de los actuales Estados Unidos y norte de México hasta que por fin pudo regresar junto a los españoles en 1536.  El emperador Carlos V  como premio a los servicios de  Caveza de Vaca le elige como sucesor del fallecido gobernador y adelantado del Río de la Plata y Paraguay Pedro de Mendoza. A finales de 1540 Álvar Núñez Cabeza de Vaca zarpaba de Cádiz al frente de cuatrocientos hombres, y al llegar a las costas brasileñas desembarcan en la isla de Santa Catalina, la  mayor de un conjunto de veinte islas y tan próxima a la costa que hoy esta unida con el continente a través de tres puentes. En los mapas actuales la encontraréis con el nombre de Santa Catarina y en ella se encuentra la ciudad de Florianópolis, ,la capital del estado del mismo nombre que la isla, Santa Catarina. 

No es el mejor mapa que podría incluir pero si el más claro para que podáis ver la situación de la isla de Santa Catalina, hoy Santa Catarina, en la costa de Brasil , donde desembarcaría  en 1542 Gaspar Núñez Cabeza de Vaca. La isla se encuentra justo donde veis señalada la ciudad de Florianópolis , que hoy es la capital del estado de Santa Catarina. Mil doscientos kilómetros separan la isla de Asunción , en Paraguay, la ciudad que había fundado en 1537 Juan de Salazar  y hacia la que se dirigía Cabeza de Vaca  para  ocupar su puesto como gobernador y adelantado del Río de la Plata y Uruguay. Este mismo trayecto a través de la selva  sería el que catorce años después nuestras protagonistas con Mencía Calderón a la cabeza (Imagen procedente de http://riojapolitica.com )

Desde este punto comenzó una larga  marcha por tierra que le llevaría hasta  Asunción, a donde llegaría en 1542. Durante la marcha, que una década después repetirá nuestros protagonistas de la historia de hoy , descubrieron las cataratas del Iguazú , nombre guaraní , ya que esta era la tribu india que dominaba aquella región, que significa "Agua grande". Finalmente, después de una marcha de la que  el historiador  Frederick Alex Kirpatrick  escribe que  "su marcha de cuatro meses desde Brasil al Paraguay co 200 de sus hombres  fue una extraordinaria proeza , pues no hubo luchas con los indios y sólo perdió a un hombre",   Cabeza de Vaca  llega al frente de  sus hombres a Asunción que ve así muy reforzada su población, pero no tendrá un cálido recibimiento ya que Irala no reconoce el nombramiento de Cabeza de Vaca . En los años anteriores Irala se había mostrado como un hombre eficaz en el gobierno pero también como un  tirano que oprimía a los indios a los que sólo consideraba como mano de obra esclava para trabajar en las posesiones que había repartido entre sus leales. Cabeza de Vaca estaba dispuesto a restablecer el orden y el buen gobierno y , sobre todo, a aplicar las Leyes de Indias que fueron dictadas para proteger a los indios de los abusos de los conquistadores. Justo el 20 de noviembre de aquel año de 1542 cuando Cabeza de Vaca llegaba a Asunción, se publicaban las "Leyes y Ordenanzas nuevamente hechas por su Majestad para la gobernación de las Indias y buen tratamiento y conservación de los indios", conocidos más como Leyes Nuevas, que prohibía la esclavitud de los indios y que aquellos que entraran a trabajar al servicio de los españoles deberían obtener una retribución justa ya que los indios eran vasallos del rey y no esclavos . Pero Irala y muchos otros españoles que no estaban interesados en que cambiasen las cosas conspiran  a las espaldas de Cabeza de Vaca y finalmente en 1544 consiguen alentar una rebelión contra el gobernador al que encierran durante ocho meses  una choza y luego lo envían a España acusado de gobernar tiránicamente. 

Una fotografía de la impresionante belleza de las cataratas de Iguazú . Cabeza de Vaca fue el primer europeo en contemplarlas en 1542 cuando iba de camino a Asunción. Se encuentra su mayor parte en territorio argentina, aproximadamente un 80% de la misma, y una pequeña parte en Brasil , sobre un 20%. En total está formada por nada menos que doscientas setenta y cinco caídas que se extienden a lo largo de dos kilómetros setecientos metros de ancho y con una altura máxima de ochenta metros . Es Patrimonio de la Humanidad y también está considerada una de las Siete Maravillas Naturales del mundo. Cabeza de Vaca las bautizaría con el nombre de Saltos de Santa María pero hoy son denominadas con el nombre que le pusieron los habitantes de la región , los indios guaraníes, que la llamaban Iguazú , "Agua Grande" (Imagen procedente de   http://www.amenaviajes.com )

Irala fue elegido de nuevo en votación como nuevo gobernador mientras que en España Cabeza de Vaca  era juzgado por el Consejo de Indias en 1545 , encontrado culpable y desterrado a la ciudad de Orán, en la actual Argelia. El mismo año en que Irala recupera el poder en Asunción tuvo que hacer frente a una gran rebelión de diferentes tribus indias lideradas por los guaraníes a la que Irala derrotó . Pero Carlos V  , después del fallido gobierno de Cabeza de Vaca , estaba decidido a acabar con la anarquía que reinaba en aquel territorio, ya que Irala se había autonombrado como adelantado sin la autorización del monarca , y ordena organizar otra expedición  cuyo objetivo sería llegar hasta Asunción para poner orden y pondrá al frente de la misma al nuevo Adelantado del Río de la Plata, el  tercero después de Pedro de MendozaCabeza de Vaca, ya que ni , Juan de Ayolas ni Domingo de Irala fueron reconocidos como tales al carecer del nombramiento real. El nuevo adelantado del Río de la Plata sería Juan de Sanabria  (hacia 1505-1549), que como tantos otros pioneros en la conquista de América había nacido en Extremadura, en la población de Trujillo, y era pariente del conquistador del Imperio Azteca, Hernán Cortés. Aunque ya lo he mencionado antes, quiero recordar que el  cargo de Adelantado no se podía comparar al de un Virrey sino que correspondía más bien al jefe de una expedición que tenía por objeto la exploración, conquista y colonización de un determinado territorio. La escritora española Eloísa Gómez-Lucena en su obra "Españolas del Nuevo Mundo" que nos acompañará a lo largo de este relato,   nos cuenta que la principal misión de  Juan de Sanabria como nuevo adelantado del Río de la Plata , además de reforzar Asunción y poner orden en la ciudad , sería "explorar el Alto Paraguay, el Gran Chaco y Mato Grosso con el propósito de localizar el tercer imperio que se creía debía de encontrarse al sur del continente americanno, tras los ya descubiertos inca y azteca".

Pero parece que el infortunio perseguía a los adelantados del Río de la Plata, porque a comienzos de 1549, mientras se estaban realizando los preparativos para la expedición, repentinamente fallece Juan de Sanabria, A su muerte dejaba viuda, Mencía Calderón (hacia 1514-1570) y tres hijos, Diego de Sanabria , fruto del primer matrimonio de Juan de Sanabria , y dos hijas nacidas de su segundo matrimonio con Mencía, María de Sanabria y Mencía de Sanabria. La muerte de Juan parecía desbaratar todos los planes  . El 12 de marzo de 1549  el emperador Carlos V , nos explica Eloísa Gómez-Lucena,  promulga una Real Cédula por la cual se designa a Diego de Sanabria  como el sucesor de su padre como Adelantado del Río de la Plata con todos los derechos y , sobre todo , las obligaciones que conllevaba  el cargo que no eran pocas como bien recordaba el escrito del monarca que advertía que los gastos de la expedición irían "todo a vuestra costa y misión, sin que en ningún tiempo  seamos obligados a vos pagar ni satisfacer  los gastos que en ello hicieres" y además le ordenaba "fundar un pueblo en la costa de Santa Catalina (la isla en la que vimos antes que había desembarcado Cabeza de Vaca y sus hombres ) y otro a la entrada del Río de la Plata". Como veis la Corona no corría ningún riesgo , no ponía ni los hombres , ni las naves, ni los hombres, pero si se aprovecharía de los resultados de la expedición si finalmente esta tenía éxito. En cuanto a Diego de Sanabria, un joven de dieciocho años, tenía que hacer frente a los gastos de preparar seis barcos  y tenía el compromiso de llevar en ellos a "ochenta hombres casados con sus mujeres e hijos, veinte doncellas casaderas y doscientos cincuenta solteros más, entre hombres y mujeres de cualquier edad" como nos cuenta Eloísa Gómez. Eso significaba  pedir créditos y empeñar todas las propiedades familiares, jugársela toda a una carta. 

Retrato de la Sevilla del siglo XVI  del pintor español Alonso Sánchez Coello (1531-1588). En esta ciudad se fundó en 1503 la Casa de Contratación que se encargaba de controlar todo lo relacionado con el comercio y el tránsito de personas entre España y América . Eran muchas las normas que regulaban quién podía y quién no viajar a América. Una de las normas que hoy nos resulta más curiosa es la que impedía viajar a América a aquellos hombres casados que no tuvieran el permiso escrito de su mujer. Aun contando con este permiso  que debían entregar en la Casa de Contratación se les concedía  nada más que  por un plazo  de dos años , tres en el caso de los comerciantes, y al término de este permiso tenían que renovarlo y de no hacerlo   las autoridades en América tenían que embarcarlos y devolverlos a España . Incluso se advertía sobre aquellos que se alistaban en las expediciones con tal de no estar con su esposa . Y veremos un ejemplo en la segunda parte de nuestra historia (Imagen procedente de    http://pladelafont.blogspot.com.es )
¿Aceptar la designación o renunciar a ella ? Mencía Calderón apoyó a su hijastro Diego de Sanabria  y desde la localidad extremeña de Medellín donde residía, viajó con sus dos hijas a Sevilla para  supervisar los preparativos de tres de las naves que iban a partir en la expedición, ya que las otras tres hasta sumar las seis naves que exigía la Corona  todavía no las habían adquirido y Diego buscaba fondos para adquirirlas. No era tarea fácil , ya que había que buscar y embarcar a soldados, capitanes, marineros, la tripulación  además de animales domésticos para criar cuando llegaran a América, semillas para sembrar y cargar suficiente agua para poder alcanzar la primera etapa del viaje, las islas Canarias. Eloísa Gómez nos cuenta que los futuros colonos debían "abonar el pasaje  y la comida al propietario del barco de acuerdo con las tarifas de la Casa de Contratación" La Casa de Contratación de Sevilla había sido fundada en 1503 por los Reyes Católicos  en cuanto se inició el comercio con América y se encargaba de regular la actividad comercial entre España y sus colonias, seleccionaba a los capitanes , a los cirujanos y a los pilotos que debían incorporarse a las diferentes expediciones y también se encargaba del control del tránsito de personas de un lado al otro del Océano, establecía , como ya hemos visto, el precio de los pasajes, y de determinar  las fechas adecuadas para zarpar hacia el Nuevo Continente, que la Casa de Contratación  estableció en primavera, entre los meses de abril y mayo, y a comienzos del otoño, y reglamentaba prácticamente todo, incluido la formaba en que debían ir atados los animales en el barco o el equipaje que podía llevar cada uno de los pasajeros. Nada se dejaba al azar. En lo que se refiere a los requisitos para poder embarcar, la Casa de Contratación establecía que no podían viajar judíos, moros, gitanos ni nadie que tuviera la condición de esclavo.

Y esta prohibición se extendía a aquellos que profesaban la fe luterana, que eran naturales de alguna nación en guerra con España, que fueran vagabundos o delincuentes, los casados que no tuvieran el permiso de sus esposas para viajar y a los considerados  herejes.  Eloísa Gómez cita en este sentido una de las Leyes de Indias que recoge esta prohibición  "Que ningún reconciliado , hijo ni nieto de quemado, ni sambenitado ni hereje pase a las Indias" . En lo que se refiere a las mujeres Eloísa Gómez nos cuenta que "No solían conceder permiso a las solteras o mujeres solas, a no ser que fueran criadas de algún pasajero. Obtenían permiso las que demostraban que sus padres o esposos vivían en América" y aún estas "debían ir acompañadas de un familiar o de una dueña de mujeres respetables" al no ser que, como en el caso de la expedición de Mencía Calderón y Diego de Sanabria, se hubiera establecido que viajaran un número determinado de solteras destinadas a convertirse en esposas de los colonos , soldados y capitanes que vivían en las Indias. Aun así su número era muy bajo y entre 1493 y 1519 apenas habían viajado  trescientas ocho españolas al Nuevo Continente, aunque su número iría creciendo muy lentamente en las siguientes décadas aunque para 1540 el número de españolas que habían cruzado el océano entre 1520 y 1540 no alcanzaba todavía las novecientas. Por supuesto, esta escasez de mujeres españolas contribuyó al mestizaje derivado de las relaciones entre los españoles y la población indígena y también los esclavos negros . Hemos visto que organizar una expedición no era nada sencillo  y como Diego todavía no tenía las tres naves que faltaban, se decidió que zarparían las tres que ya estaban dispuestas . Cono Diego de Sanabria tenía que quedarse para conseguir las otras tres naves, se nombró a un Adelantado Interino , Alanís de Paz, que dirigiría esta primera parte de la expedición 

La nave capitana de la expedición liderada por Mencía Calderón era el patache "San Miguel ". Los pataches eran , como podéis  ver en esta imagen, naves de dos palos, ligeras, unas treinta toneladas de peso,  y no requerían mucho calado para navegar . Usualmente se utilizaba para vigilar las costas aunque , como en este caso, también se utilizó para viajes transoceánicos. Escribe Elisa Gómez que "construyeron  en la proa, bajo la cámara del capitán Salazar, un aposento para acomodar a doña Mencía y sus hijas , ya que los pequeños camarotes bajo la proa y la popa  estaban ocupados por los cargos masculinos de la expedición. Los demás -doncellas, casados y niños - y el resto de la tripulación viajaban hacinados en cubierta  y algunos en la bodega donde estaban las provisiones y los animales" En una carta escrita en 1574  una española llamada Beatriz de Carvallar  relata a su padre las penalidades de los viajes a América y la mortalidad que había en estos viajes  "No hay flota que no dé pestilencia, que en la flota que nosotros venimos  se diezmó tanta gente , que no quedó la cuarta parte"  Imaginad pasando semanas durmiendo al raso, mojados, pasando frío y calor , los olores, la falta de espacio. Desde luego aquellos viajes eran ya de por sí toda una aventura y para muchos la última (Imagen procedente de  http://foro.todoavante.es ) 

Pero una vez más parece que algún tipo de maldición perseguía a los Adelantados, aunque fueran interinos, porque antes de zarpar la Casa de Contratación se lo impidió porque había embarcado a tripulantes que no eran considerados adecuados para aquel viaje y fue destituido. Finalmente se decidió de forma extraordinaria y ante la necesidad de zarpar lo antes posible antes de que pasara la época ideal para emprender el viaje , se estableció que sería Mencía Calderón la que actuaría como representante del Adelantado del Río de la Plata, Diego de Sanabria, su hijastro. Estaría al frente de las tres naves, la capitana, "San Miguel", de la que Eloísa Gómez nos cuenta que "era una embarcación pequeña  de poco calado y muy ligera donde viajaban la mayor parte de las solteras y algunas casadas  acompañando a sus maridos e hijos". Esta nave era propiedad de Juan de Salazar, al que ya hemos conocido porque fue el fundador de Asunción , la futura capital de Paraguay, y uno de los pocos hombres que se había mantenido leal a Cabeza de Vaca durante su breve gobierno en la ciudad entre 1542  y 1544.  La acompañaba la carabela "Asunción", propiedad de un amigo cercano de Juan de Sanabria y su familia, que viajaba en compañía de su esposa, Isabel Contreras y sus hijas Elvira e Isabel y gobernada por el capitán Cristóbal de Saavedra  y por última la mayor de las tres naves y también la más lenta  , la nao "San Juan", propiedad de otro amigo de Sanabria, Juan de Ovando. En ella viajaban la mayor parte de los soldados que acompañaban a la expedición, además de la mayoría de los animales domésticos. Por fin , el 9 de abril de 1550 la "San Miguel", la "Asunción" y el "San Juan" abandonaban el puerto de Sevilla para  seguir el curso del Guadalquivir hasta el mar llevando a 247 hombres y niños y 53 mujeres y niñas, para un total de trescientas personas. Después de detenerse en San Lúcar de Barrameda, un día después, el 10 de abril de 1550 la expedición comenzó a navegar en altar mar rumbo a Canarias. Era el comienzo de una grano odisea que se prolongaría durante seis años y donde Mencía Calderón  y las mujeres que la acompañaban jugarían un papel protagonista como veremos mañana en la segunda parte de esta historia. 

El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

Famosos