lunes, 13 de enero de 2014

LOS AMORES CONTINGENTES DE SIMONE DE BEAUVOIR Y JEAN PAUL SARTRE (SEGUNDA PARTE )

Detenía ayer este relato sobre la particular relación afectiva entre dos de las grandes y también controvertidas figuras intelectuales francesas del siglo XX, Jean Paul Sartre(1905-1980) y Simone de Beauvoir (1908-1986). Les acompañamos en sus primeros años, una época en los que los dos, por separado, toman la decisión de convertirse en escritores cuando todavía son adolescentes. Sus caminos confluyen en París en 1929 , cuando se conocen en la elitista Escuela Normal Superior de París . Ese mismo año Sartre antes de abandonar París para cumplir sus obligaciones militares , la había propuesto compartir juntos el resto de la vida en una relación que estaría abierta a otros amores contingentes, amores que pasarían por sus vidas pero sin quedarse, mientras que la relación entre ambos perviviría sin necesidad de someterla a las normas de una institución como el matrimonio que ambos concebían como un obstáculo a su libertad. Durante los siguientes años Simone y Sartre cumplieron con este pacto y ambos mantendrían relaciones con otras personas, con frecuencia con las mismas alumnas a las que daban clases. Conocimos a las jóvenes hermanas Olga Kosakiewicz(1915-1983) y Wanda Kosakiewicz(1917-1989), que en el caso de esta última fue amante de Simone y también de Sartre , lo miso que le sucedía a otra de sus alumnas, Bianca Bienenfeld(1921-2011). Simone mantendría una larga y profunda relación con el periodista y escritor Jacques Laurent Bost(1916-1990), a su vez novio de Olga Kosakiewicz  aunque nada de aquello alteraba la relación entre Beauvoir y Sartre, si bien en ocasiones los celos atormentaban a Simone. Todos ellos formaban lo que Simone y Sartre llamaban su "pequeña familia" y que les acompañarían durante toda su vida. 

Estalla la Segunda Guerra Mundial en la que  Sartre combatió, fue hecho prisionero por los alemanes y valiéndose de la astucia y los engaños consiguió regresar a París donde se unió a la resistencia , aunque aún hoy su actuación durante la guerra sigue siendo controvertida porque logró estrenar sus obras de teatro durante la ocupación nazi y formaba parte del comité que elegía que obras podían estrenarse y cuales no. , lo que algunos consideraban una forma de colaboración. Después de ser invitado por su amigo Albert Camus (1913-1960) a participar en el periódico de la Resistencia, "Combat" , en enero de 1945 viajó a Estados Unidos como corresponsal de "Le Figaro"  mientras su nombre comienza a alcanzar celebridad internacional gracias a obras con "La náusea" publicado en 1938.  En Nueva York conocerá a una joven actriz francesa que le conquistará el corazón, Dolores Vanetti Ehrerich (1912-2008), y que pondrá en peligro el pacto con Simone, pues Dolores no aceptaba compartir su amor con Simone y Sartre estaba dispuesto incluso a casarse con ella. Mientras, en octubre de 1945 Sartre y Simone participan en la fundación de la revista literaria y filosófica "Los Tiempos modernos". Simone había abandonado la enseñanza después de ser expulsada en 1943 acusada de seducir a la alumna Nathalie Sorkine en 1939 y aunque después de la guerra es rehabilitada ella rechaza volver a impartir clases. Sartre insiste en que viaje a Estados Unidos para que conozca a Dolores  y finalmente Simone accede y allí nos la encontramos en enero de 1947. Y en este punto retomamos el relato, en el momento en que Simone va a conocer al otro  hombre que jugaría un gran papel en su vida. Como ya os indicaba ayer, la práctica totalidad de los entrecomillados extraídos de las cartas, diarios y obra de Simone proceden de la obra del filósofo español José Antonio Marina(1939) titulada "Palabras de amor"  .


Fotografía del escritor estadounidense Nelson Algren. Cuando Simone llegó a Estados Unidos en 1947 no había escuchado hablar de Algren y él tampoco sabía nada de Simone. Se encontrarían en Chicago por la recomendación de un amigo de Simone que también conocía a Nelson y a partir de ahí vivirían una intensa historia de amor en la que la sombra de Sartre estaría siempre presente. José Antonio Marina nos relata  su primer encuentro , cuando Simone  le llama por teléfono y él cree que la llamada de aquella mujer de fuerte acento francés es un error "Llama a Algren pero su fuerte acento francés  hace que él crea que es un error y después de decir "Número equivocado", cuelga.Simone lo vuelve a intentar pero con el mismo resultado,. Al fin ella, nerviosa, le pide a la telefonista que intente mediar. "Hay alguien que quiere hablarle," le dice la  operadora." finalmente logran contactar  "Simone le dice que está harta de hoteles lujosos  y que le gustaría conocer  el Chicago auténtico. Ninguna petición podía satisfacer más a Algren que la que aquella mujer, más hermosa de lo que él esperaba , acababa de hacerle" Era el punto de una historia de amor que se prolongaría dieciséis años y, tal vez, hasta la muerte de ambos como veremos más adelante  (Imagen procedente de    http://www.babelio.com)   

Simone viaja llena de expectativas porque, al igual que Sartre, siempre le había gustado los Estados Unidos aunque su forma de vivir y la ideología conservadora  dominante era opuesta a sus propias ideas políticas "Yo estaba presta a amar América - escribe Simone - Era la patria del capitalismo, si, pero había contribuido a salvar a Europa del fascismo". Un año después  Simone escribirá sus impresiones sobre Estados Unidos en su libro "América  día a día ". Después de permanecer en Nueva York donde conocería a la amante de Sartre e impartiría una serie de conferencias se decide a recorrer el país y uno de sus primeros objetivos era la ciudad de Chicago , donde un amigo le  recomienda que vaya a visitar a un escritor que la podría ayudar a conocer la ciudad. Se llamaba Nelson Algren (1908-1981)  y era por entonces un autor relativamente conocido que ya había merecido los elogios de Ernst Hemingway (1899-1961) por su segunda novela "Never Come Tomorrow" . Algren ya se apuntaba como un escritor interesado por el lado más oscuro de la sociedad, el de los marginados y los pobres. Natural de Detroit , con sólo tres años acompañó a su familia a Chicago donde sus padres, de origen judío , tratan de salir adelante entre grandes dificultades Su padre es mecánico mientras que su madre tiene una pequeña tienda de dulces , pero los ingresos son pequeños y sólo con mucho esfuerzo Nelson llegará a la Universidad, combinando estudios y trabajo para poder pagarse las clases.  El día en que Simone y Nelson se encuentran por primera vez , sin que ninguno supiera nada del otro, él le ofrece mostrarle ese otro lado de Chicago  lejos de los barrios de clase media y de los clubs de jazz , un Chicago de bares miserables, de calles destartaladas, de prostitutas que malvenden sus cuerpos y Simone no duda en aceptar su propuesta. Aquella fue una de las noches más mágicas en la vida de Simone . Escribe Marina "Nelson Algren no tenía absolutamente nada que ver con el mundo burgués de intelectuales más o menos de izquierda al que ella pertenecía"


Simone de Beauvoir era una mujer apasionada que amaba profundamente la vida. En una de las más de trescientas cartas que escribiría a Algren  Simone plasma esa pasión en el papel "Amo con pasión la vida , abomino de la idea de tener que morir. Soy terriblemente ávida también, quiero todo de la vida , ser una mujer y también un hombre, tener amigos y también la soledad , trabajar mucho , escribir buenos libros , y también viajar, divertirme, ser egoísta y generosa . Ves no es fácil tener todo lo que quiero. Y cuando no lo consigo me encolerizo" La sociedad la convertiría en un icono del feminismo , pero ella huía de todas las etiquetas, buscaba su libertad, su independencia, aunque desde 1929 permanecería ligada a Sartre , tal vez demasiado porque visto desde fuera parece que ella le dio mucho más que Sartre a ella   (Imagen procedente de http://www.culturamas.es)

La conexión entre ambos fue inmediata, ella quería compartir más tiempo con él pero su viaje a Chicago apenas duraba treinta y seis horas y la embajada francesa le había organizado una serie de actividades para el día siguiente, así que no tendría tiempo para seguir hablando con él. Cuando abandona Chicago lo hace decidida a regresar lo antes posible y ya desde entonces comienza una relación epistolar que  se prolongaría durante dieciséis años y más de tres centenares de cartas.  Simone estaba enamorada de aquel hombre que se había hecho a sí mismo ,que decidió ser escritor un día cuando estaba trabajando en una gasolinera en Texas y que llegó a estar en prisión por robar una máquina de escribir  para trabajar en sus primeros relatos cuando tenía veintidós años. Marina recoge en su obra estas palabras de la primera carta que Simone escribe a Algren apenas un día después de haberse conocido en Chicago y cuando ella ya está en Los Ángeles "De todas maneras esa un adiós o un hasta luego , no olvidaré estos dos días en Chicago, lo que quiere decir que no te olvidaré" y en el vuelo que la lleva de regreso a Francia en mayo de 1947 le escribe "No habrá un despertar , porque  esto no es un sueño; es una maravillosa historia real que no ha hecho más que comenzar. Te siento junto a mí, allá donde yo vaya tú vendrás , no sólo tu mirada, tú entero. Te amo y no hay nada más que añadir. Tú me tomas en tus brazos, me aprieto contra ti, te abrazo, como te abrazaría" y si esto no es suficiente para demostrar la pasión que Algen ha despertado en el corazón de Simone escribe en otra carta "Soy tu mujer para siempre" y   en otra utiliza la belleza de su escritura para dar forma a sus sentimientos  que la desbordaban "Querido mío, noche y día me siento rodeada de tu amor, me protege de todo mal; cuando hace calor me refresca, cuando el viento frío sopla me da calor; mientras me ames no envejeceré jamás, no moriré"


Una fotografía de Simone y Nelson donde vemos en el rostro de Simone la felicidad que sentía cuando se hallaba junto al escritor estadounidense. Ambos se amaban profundamente . Ella se dirigía a él en sus cartas como "Mi marido bien amado" y le decía que "Te amo tan cálidamente,tan  profundamente que estoy estupefacta" pero a pesar de que aveces estaba convencida que siempre estarían juntos "Desde ahora estaré siempre contigo - le escribe en una carta cuando se hallaba en el avión con el que retornaba a Francia apenas unos días después de conocer a Nelson - , en las calles tristes de Chicago, en el metro aéreo, en tu habitación solitaria, estaré contigo como una esposa amante está con su marido amado", también tenía siempre presente la presencia de Sartre como algo que le impediría amar a Nelson por completo , entregándole todo "¿Puedo yo amarle - se pregunta Simone -  y decir que le amo sin tener la intención de darle toda mi vida si él me lo pide?"  Y la respuesta era que ella nunca podría darle todo porque una parte de ella siempre estaría con Sartre (Imagen procedente de   http://www.tinhouse.com) 



Recordemos que ayer veíamos como ya durante la Segunda Guerra Mundial Sartre y Simone habían dejado de tener relaciones íntimas y como Simone tuvo que sentirse en cierto modo rechazada, no deseada por quién era , excepto en los papeles, su esposo.  Gracias a Algren volvía a sentirse  deseada por un hombre que la respondía con la misma pasión que ella le demostraba aunque la sombra de Sartre siempre está presente y ella misma reconoce que jamás podrá entregarse por completo a Algren "Ocurra lo que ocurra - escribe Simone - yo no podré darte todo, y con esto me siento mal" y trata de explicarle lo que para Algren es casi inaceptable, la pertenencia espiritual de Simone a Sartre  "En gran parte lo que yo soy actualmente es porque él me ha ayudado a serlo. Por supuesto, yo también le he ayudado a ser lo que él es . Espero que un día os conozcáis" A lo largo de toda su vida Simone mostrará una gratitud por Sartre  que visto desde fuera puede parecer exagerada, porque a lo largo de este relato no he encontrado un momento en el que la ayuda de Sartre fuera vital para Simone, ella fue abriéndose camino con sus propios medios, haciendo uso de su talento e inteligencia. Es más, Sartre no hacía sacrificios por ella  pero ella estaba dispuesta a dejarlo  todo en cuanto Sartre la llamaba a su lado. Por su parte Algren era un hombre libre, se había de su primera esposa con la que se había casado en 1937 , Amanda Kontowicz, y quería estar con Simone y no compartirla con Sartre. En la primavera de 1948 Simone y Algren programan un viaje por América del Sur,  pero una carta de Sartre que la reclama a su lado hace que Simone acorte su viaje para regresar junto a Sartre . Algren no lo entiende, se enfadan y en un arrebato Algren la dice "Estoy dispuesto a casarme contigo ahora mismo". Ella se marcha y teme que su relación se rompa , pero por el momento siguen escribiéndose. 


Fotografía de Simone y Jean Paul Sartre. ¿Qué le debía Simone a Jean Paul? Ella estaba convencida que se lo debía casi todo, pero pienso que no le debía nada, porque lo que era ella lo había conseguido por sus propios medios, con su talento, con su inteligencia, pero lo importante es que ella no lo percibía de esa forma. Así se lo cuenta a Nelson en una de sus cartas , unas palabras que a Nelson le debían hacer daño porque se daba cuenta que la sombra de Sartre siempre se interpondría entre ambos "Desde hace casi veinte años él lo ha hecho todo por mí, me ha ayudado a vivir , a encontrarme a mí misma, ha sacrificado por mí montones de cosas. Ahora, desde hace cuatro o cinco años, es el momento en que yo estoy en condiciones de devolverle lo que él ha hecho por mi , de ayudarle a él , cuando tanto me ha ayudado él a mí. Jamás podré abandonarle" (Imagen procedente http://www.theguardian.com)

Una vez más Simone trata de justificar su dependencia de Sartre  pretextando que no acudir a su lado sería una ingratitud después de todo lo que él ha hecho por ella "Por ti - escribe Simone a Nelson - yo podría renunciar a mucho más que a un hombre joven y encantador ,podría renunciar a la mayoría de las cosas ; en cambio, yo no sería la Simone que te gusta si pudiera renunciar a mi vida con Sartre, sería una criatura sucia, una traidora, una egoísta. " y concluye "Esto quiero que lo sepas , sea lo que sea lo que decidas para el futuro: no es por falta de amor por lo que no puedo vivir contigo" ¿Qué esperanza podía albergar Algren sobre el futuro de aquella relación? Las palabras de Simone dejaban claro que ella nunca abandonaría a Sartre. Más adelante Algren mostrará su pesadumbre a Simone por aquella obligada separación, ella en París , él en Chicago "Los abrazos no son cálidos si están al otro lado del océano". Mientras, en 1948 Sartre estrena su obra "Las manos sucias"  sobre el conflicto entre la independencia intelectual y el activismo político. Sartre no llegará a afiliarse al Partido Comunista Francés aunque sus ideas se hallan muy próximas a éste, pero Sartre rechaza el estalinismo. Ese mismo año la Iglesia incluye la obra de Sartre en la última edición de su índice de libros prohibidos, el Index Librorum Prohibitorum. Esta lucha política es otro motivo que impulsa a Simone para permanecer al lado de Sartre "Exteriormente está muy asilado - le escribe a Algren refiriéndose a Sartre - interiormente muy atormentado, muy desorientado, y yo soy su única amiga verdadera, la única que le comprende totalmente , que le ayuda, que trabaja con él , que le aporta paz y equilibrio" Simone comienza a temer que perderá a Nelson definitivamente pero la esperanza renace cuando él viaja a París en la primavera de 1949. 


Simone de Beauvoir, Nelson Algren y Olga Kosakiewicz, 1949.  Ambos eran amantes de Simone, no al mismo tiempo.
Fotografía tomada en 1949 donde vemos de izquierda a derecha a Olga Kosakiewicz, casada con uno de los amigos y amantes de Simone, Jacques Laurent Bost , y hermana de Wanda Kosakiewicz , a su vez amante de Jean Paul Sartre. En el centro Nelson Algren (su nombre completo era Nelson Algren Abraham) , que ya tenía a sus espaldas un divorcio  aunque unos años después volvería a casarse con su exesposa, y a la derecha una exultante Simone de Beauvoir que en 1949 vivía una época muy feliz con la publicación de una de sus obras más célebres, "El segundo sexo" y que además disfrutaba de la presencia de Nelson en Francia . Sería el último año de auténtica felicidad junto a Nelson (Imagen procedente de http://beauvoiriana.tumblr.com/)
  

Simone estaba exultante. Aquel mismo año había publicado la que probablemente es su obra más importante desde el punto de vista filosófico, "El segundo sexo", donde expone como la idea de la mujer vigente entonces era el resultado de un producto cultural fabricado a lo largo de la historia, donde era la sociedad la que decía como tenía que ser la mujer, cuales debían ser sus características. , estableciendo algo así como un eterno femenino invariable de generación en generación . Contra eso escribe Simone que "No creo en el eterno femenino, una esencia de mujer, algo místico. La mujer no nace, se hace" , lo que significa su libertad de hacerse a sí misma sin aceptar ninguna idea preconcebida de lo que debía ser una mujer, ideas que además procedían del concepto que los hombres tenían sobre la mujer. La obra sería muy polémica pero también muy aplaudida y Simone recibiría cartas de cientos de mujeres agradeciéndole que las hubiera ayudado a descubrirse a sí mismas. Cuando llega Nelson ambos viajan por Italia y el Norte de África y Simone escribe "Nunca había sido tan feliz, nunca había amado tanto" Las cosas también marchan bien para Algen que en 1949 tiene un gran éxito con su novela "El hombre del brazo de oro" con la que gana el Premio Pulitzer y que en 1955 sería llevada al cine en una película con el mismo título y protagonizada por Frank Sinatra (1915-1998). Pero esta época de felicidad no tarda en empañarse . Habían acordado que ella viajaría a Estados Unidos en el otoño siguiente pero una vez más los deseos de Sartre fuerzan a Simone a cambiar sus planes y Simone trata de evitar el enojo y frustración de Algren "Hasta ahora tú y yo habíamos decidido estar juntos sin contar con el, pero es la primera vez que expresa un deseo al respecto. Créeme Nelson, si te digo que es importante para él, hasta el punto de serlo también para mí. Por favor, Nelson, no rehúses si lo puedes evitar " y casi podemos sentir la angustia de Simone cuando le escribe "Y en todo caso no te enfades. Recuerda nuestro amor; acuérdate de mí".

DOCUMENTAL "SIMONE DE BEAUVOIR. NO SE NACE MUJER"

No he encontrado demasiados documentales sobre la vida de Simone de Beauvoir y creo que este es el mejor de los que he visto. Trata principalmente sobre su obra principal "El segundo sexo", la repercusión que tuvo su publicación  en la sociedad , tanto positivas en muchos sectores como las mujeres y universitarios, y peor recibida en los sectores más conservadores de la sociedad. Esta obra es considerada hoy como una de las fundadoras del feminismo moderno 






Simone y Nelson se encuentran en verano de 1950, pero aquellos meses juntos nada tienen de la felicidad  de su anterior encuentro un año antes . Escribe José Antonio Marina "Cuando Beauvoir llegó, Nelson la recibió con indiferencia. Le dijo que estaba harto de mueres . Le anuncia brutalmente que ha dejado de amarla. Se siente perdida. Está triste y sola" Después de unos meses muy tristes en Estados Unidos regresa con el corazón angustiado a Francia y vuelve a escribir a Nelson "No puedo creer que no nos vayamos a ver más. He perdido tu amor , eso ha sido y es doloroso, pero a ti no quiero perderte. Déjame, como antes, déjame ser, sólo en mi corazón, tu Simone" Algren la comunica que va a casarse de nuevo con su ex mujer, Amanda Kontowicz . Vuelven a encontrarse ante de este enlace en el verano de 1951 y cuando Simone le agradece que puedan seguir siendo amigos Nelson replica  con dureza "No es amistad. Nunca podré darte nada que no sea amor" Antes de regresar a Francia Nelson la escribe otra carta que pone punto final a su relación "Amar a una mujer que no te pertenece , que antepone a ti otras personas, otras cosas, sino que haya ni siquiera la posibilidad de que tú ocupes el primer lugar es sencillamente inaceptable" y concluye Nelson "Mi vida me importa mucho, no quiero que pertenezca a alguien tan lejano, a alguien a quien no ves más que unas semanas al año" Creo que no se puede reprochar a Nelson su actitud, porque su amor no podía ser correspondido con la misma intensidad por ella. Simone no se resignará  y seguirá escribiéndole . En 1952 Simone iniciará una nueva relación , un joven judío llamado Claude  Lanzmann (1925) que trabajaba en la redacción de "Los tiempos modernos" y que sería también guionista y director de cine. Al igual que  hacía con Sartre , Simone le cuenta a Nelson este nuevo amor "Y bien , Nelson, me ha ocurrido la cosa más increíble: existe alguien que quiere amarme. Eso me hace sentir a medias feliz, a medias triste: feliz porque es árido vivir sin amor, triste porque yo no hubiera querido ser amada por nadie que no fueras tú"   


Fotografía de los años de felicidad de Simone y Nelson. Después del triste verano de 1950 , Simone le escribe  "No estoy triste ,más bien abatida, fuera de mí misma, incapaz de creer verdaderamente que desde ahora estarás lejos , tan lejos , tú que estabas tan próximo. Antes de terminar quiero decir sólo dos cosas , después no diré nada más , te lo prometo. La primera es mi esperanza de volver a verte un día. Lo deseo, lo necesito. Sin embargo, acuérdate , te lo ruego, que nunca te lo pediré. No por orgullo, que contigo no tengo, lo sabes, sino porque nuestro reencuentro no tendría sentido más que si tú lo deseas. Yo esperaré. Cuando lo desees, dímelo. No pensaré de nuevo que me amas, ni siquiera que quieres acostarte conmigo, no estaremos obligados a estar juntos mucho tiempo, sólo cuando tu tengas ganas. Quiero que sepas que yo lo desearé siempre que me lo pidas" ¿Cómo una mujer tan profundamente enamorada renunció al ser que amaba? ¿sentía lo mismo por Sartre?¿es posible sentir con tal intensidad por dos personas al mismo tiempo ? (Imagen procedente de    http://papelderascunho.net)

 En 1954 Simone obtiene el premio literario más prestigioso de Francia, el Goncourt, por su novela "Los mandarines"  y cuando dos años después es editada en Estados Unidos ,Algren cree encontrar en su historia elementos reales de la relación entre ambos y ataca a Simone "Una buena novelista - dice Nelson en una entrevista - debería tener bastante sobre lo que escribir , sin escarbar en su propio jardín. Para mí fue una de tantas relaciones y ella la ha inflado" Sin embargo aún volverían a compartir días juntos en el verano de 1960. Serían los últimos. Cuatro años después, el mismo año en que Sartre renuncia al Premio Nobel de Literatura porque consideraba que aceptarlo sería renunciar a su independencia de pensamiento y a su condición de filósofo, se publican fragmentos de los Diarios de Simone de Beauvoir donde se expone al público parte de su relación con Nelson Algen lo que hace que éste estalle de indignación "Hacer pública una relación existente entre dos personas es destruirla. Lo grande del amor sexual es que te permite convertirle en ella y a ella convertirse en ti, pero si compartes la relación con todo el mundo ya no tiene sentido" y concluye "Es bueno para el negocio editorial, supongo, pero desde luego uno pierde el interés por el otro" Simone y Nelson no volverían a escribirse más  e incluso un día antes de su muerte el 9 de mayo de 1981 las palabras de Algren serían de reproche para Simone en una entrevista con un periodista francés "Pero esa mujer - decía Nelson refiriéndose a Simone - abrió la puerta de par en par y dejó entrar al público y a la prensa. No siento ninguna maldad hacia ella, pero creo que lo hizo fue atroz" Al día siguiente de esta entrevista Algren fallecía de  un infarto.  


Tumba donde reposan  los cuerpos de Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir en el Cementerio de Montparnasse, juntos como lo habían estado  en sus visas durante medio siglo. Cuando Simone se enteró de la muerte de Nelson reaccionó con frialdad después de las duras palabras que él la había dirigido por hacer pública su relación a través de sus diarios "¿Por qué debería sentir algo?" dijo Simone "¿Qué sentía él por mí si escribió esas cosas horribles?"  pero  cuando Simone de Beauvoir falleció el 14 de abril de 1986 , curiosamente un día antes de que se cumpliera el sexto aniversario del fallecimiento de Sartre,  Simone pidió  ser enterrada con el anillo que Nelson la regaló cuando se acababan de conocer. El amor seguía vivo en su corazón, y quiero pensar que también en el de Nelson. ¿Y Sartre? También la amaba, también se amaban., pero de una forma diferente Así de compleja es la naturaleza del ser humano  (Imagen procedente de http://juanangeljuristo.wordpress.com/)

Simone y  Sartre seguirían con su singular relación de amistad y amor ,en la que otras personas entraban y salían, pero Simone siempre seguía al lado de Sartre además de aquel grupo de leales amigos y amantes  al que ellos llamaban su "pequeña familia" . Después de una larga enfermedad Jean Paul Sartre fallecía el 15 de abril de 1980 en el Hospital de Broussais pero dos días antes de morir el viejo filósofo aún tuvo tiempo de despedirse de aquella mujer que le había acompañado durante cincuenta años y que siempre le fue fiel, con un tipo de fidelidad que nada tiene que ver con la sexual , no con la de dos espíritus que se comprendieron y decidieron vivir a su manera . Con la mano de Simone entre las suyas Sartre se despide de ella  con estas palabras llenas de ternura  "La quiero muchísimo , mi querido Castor"  y si alguna duda nos quedaba de los sentimientos de Simone , José Antonio Marina nos describe una escena conmovedora y muestra del profundo amor de Simone por Sartre . Estamos en la habitación del hospital , donde los amigos de Sartre rodean la cama donde yace el cuerpo inerme de Sartre. Simone quiere quedarse sola con él  y "aparta la sábana que cubría el cadáver de Sartre y se tiene a su lado. Una enfermera al verla  le dice "¡No , no haga eso! Es por la gangrena" Las llagas de Sartre estaban gangrenadas . La enfermera le cubre con la sabana y permite que Beauvoir se tumbe a su lado. Así permanecerá hasta que llegaron los camilleros y se lo llevaron" En una ocasión Simone escribió que "las personas felices no tienen historia". Tal vez ella no fue feliz, pero de alguna forma ella conoció la felicidad en su lealtad y admiración por Sartre ,  aunque tuvo que renunciar a otra clase felicidad al lado de Algren . ¿Qué unió a Sartre y Simone?¿Amor?¿Amistad? y cómo se pregunta Marina ¿no es la amistad una forma de amor? Tengo la sensación de que Simone renunció a muchas más cosas que Sartre, que de alguna forma le amó más y le dio más , sacrificando su amor por Algren por él mientras que Sartre llegó a pedir en matrimonio a Dolores . Pero eso solo lo podría responder la propia Simone y con sus palabras quiero cerrar este relato sobre dos personas que compartieron una historia extraordinaria "El día que una mujer pueda no amar con su debilidad sino con su fuerza, no escapar de sí misma sino encontrarse, no humillarse sino afirmarse, ese día el amor será para ella, como para el hombre, fuente de vida y no un peligro mortal" ¿Hablaba de ella?


No quería terminar ese artículo con la fotografía de una tumba , por eso le doy fin con esta imagen de una sonriente Simone de Beauvoir. que en 1963 escribía en su libro "La fuerza de las cosas " "He tenido un éxito indudable en mi vida: mi relación con Sartre. Durante más de treinta años, sólo una vez nos fuimos a dormir enemistados"  Después de conocer su historia más allá de su nombre y su fama, cuanto me gustaría poder ahora hablar con ella y poder entenderla mejor (Imagen procedente de   http://www.biografiasyvidas.com)
El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

6 comentarios:

kuko Malaver dijo...

Buen post, pero dejas a Sartre como un idiota y es un error que usted esta cometiendo, porque intentas comparar el amor de una mujer con el de un hombre y todos saben muy bien que los hombres no aman como aman las mujeres, tal ves Sartre si dio mucho por ella, cosas que solo ella sabia y se llevo a la tumba lo que ella dijo acerca de Sartre ha sido perfecto y explica mi punto de vista: "He tenido un éxito indudable en mi vida: mi relación con Sartre. Durante más de treinta años, sólo una vez nos fuimos a dormir enemistados".
Que idea tan inconclusa la mía pero creo que me he dado a entender.

christian mielost dijo...

Muchas gracias por tu correo y por la lectura del artículo. Desde luego mi intención no ha sido dejar a Sartre como un idiota y espero que los lectores no saquen esa conclusión porque lo que he tratado de recoger es una relación muy singular, diferente pero desde luego no la de un idiota porque eran personas muy inteligentes con sus luces y sus sombras , como cualquiera de nosotros. La sensación de que fue Simone de Beauvoir la que amó con más intensidad es lo que se puede deducir al leer sus cartas , lo que hubo entre ellos pero ignoramos pertenece al mundo de la suposición y ahí ya no podemos entrar , sólo imaginar. Muchas gracias de verdad por la lectura y un abrazo desde Madrid!!

David Villar Cembellín dijo...

Excelente post.
Y añado un final utópico a esta historia...

http://expurgoscontraelolvido.blogspot.com.es/2014/10/el-anillo-de-plata-mexicana-de-nelson_7.html

christian mielost dijo...

Muchas gracias David por la lectura y compartir el enlace. Un abrazo fuerte desde Madrid!!

Lale dijo...

Buscando cosas sobre ella encontré tu post..me ha encantado...ella es mítica..toda mujer debería llevar dentro una Simone y si fuera posible mejor que sean dos...me apasiona toda ella..

christian mielost dijo...

Muchas gracias Lale!! Tienes razón, era una gran mujer y la historia de la relación entre Sartre y ella me parece apasionante. Un abrazo desde Madrid y muchas gracias de nuevo por la lectura y tu comentario!!

Famosos