miércoles, 11 de diciembre de 2013

HISTORIAS DE LA IGLESIA: LOS AÑOS DE HIERRO Y EL SÍNODO DEL CADÁVER (SEGUNDA PARTE)

En la primera parte de esta historia habíamos recorrido la mayor parte del siglo IX desde el momento en que el rey franco Carlomagno (742-814) era coronado por el pontífice León III(hacia 750-816) el día de Navidad del año 800. A partir de entonces se estableció un estrecho vínculo entre el papado y los sucesores de Carlomagno. Al mismo tiempo asistimos al progresivo debilitamiento y división del Imperio de Carlomagno como consecuencia de las sucesivas divisiones de aquellos territorios entre los hijos de cada generación. Una división que inició el hijo y sucesor de Carlomagno, Ludovico Pío (778-840) repartiendo el Imperio entre sus tres hijos. Como consecuencia de estas divisiones surgirían dos grandes reinos, el Reino Franco Occidental,aproximadamente la actual Francia, y el Reino Franco Oriental, que comprendía buena parte de lo que hoy son Alemania y Austria. Deteníamos el relato en el año 884 cuando fallecía el papa Marino I después de apenas dos años de pontificado y con Roma como escenario de la lucha entre las familias nobles por controlar el Trono de San Pedro  aprovechando que se hallaba en el trono imperial un hombre débil  como era el emperador Carlos III el Gordo (839-888), además de la amenaza siempre presente de los musulmanes que ya habían puesto su pie en el sur de la península italiana. Carlos III el Gordo fue coronado en 881 por el papa Juan VIII (hacia 820-882) porque no tenía mucho mas donde elegir, pues los otros posibles candidatos habían muerto o eran demasiado jóvenes o no estaban interesados en proteger Roma. 

Vimos que Juan VIII fue envenenado y golpeado hasta la muerte, posiblemente por obra de algunas de las familias de la aristocracia romana y citaba las palabras del cardenal  e historiador del siglo XVI César Baronio(1538-1607) que señalaba este asesinato como el punto de partida de lo que él denominaba "la edad de hierro del pontificado" , tal vez la época más sombría de la Iglesia. Sea como fuere tras la muerte de Juan VIII le sucedió Marino I en 882 que fallecía apenas dos años después y en su breve pontificado lo más relevante fue que no solicitó, como era costumbre, la autorización del emperador, en este caso Carlos III el Gordo, lo que demostraba la pérdida de poder del título de emperador.También se conserva una carta que relfeja la situación en que se desarrollaba la vida del alto clero en el siglo IX. Está dirigida al obispo de Vergel y es recogida por el escritor y periodista hispano peruano  Eric Frattini (1963) en su libro "Los papas y el sexo" . En esta carta el pontífice amonesta al obispo por su vida íntima "Muchos de ustedes - escribe Marino I- son tan esclavos que permiten que las cortesanas desvergonzadas vivan bajo sus casas, compartan sus alimentos  y se presenten con ellas en público . Subyugados por sus encantos , les permiten dirigir sus hogares y llegar a arreglos con sus bastardos. Para que estas mujeres puedan vestir bien , las iglesias se privan y los pobres sufren". Marino I fallece  el 15 de mayo de 884 y dos días después es elegido el nuevo papa , Adriano III(fecha desconocida - 885) .Una de sus primeras acciones  es dictar un decreto en el que dispone que en lo sucesivo la elección y consagración del Papa no requerirá la presencia del emperador franco , otro golpe a la autoridad imperial.  Parece que también apoyaba la labor de su antecesor Juan VIII, porque ordenó sacar los ojos a un alto funcionario que había criticado el papado de Juan VIII  y lo mismo hizo con otro funcionario que habría atacado al papa por su vida sexual, acusándolo de tener a una concubina con él. 






Archivo: Papa Ioannes VIII.jpg
El papa Juan VIII sería calificado por el cardenal e historiador César Baronio(1538-1607) como uno de los pontífices más corruptos  y pervertidos de la historia de la Iglesia , aunque tanto en los relatos referidos a este papa como a todos los de esta época es difícil saber que es verdad y que puede deberse a la propagando de los enemigos de unos y otros . Escribe el periodista y escritor hispano peruano  Eric Frattini en su obra "Los papas y el sexo " sobre Juan VIII 
"Desde su nombramiento como sumo pontífice , Juan VIII se dedicó a ordenar sacerdotes y a nombrar obispos a jóvenes sin ningún tipo de preparación. Tan sólo debían tener una cualidad, la belleza. Su corte estaba formada en su mayor parte por estos servidores con los que el papa le gustaba rodearse y pasar la noche" 
Una vez más insisto que no es posible saber hasta que punto estas versiones son veraces, porque sólo nos podemos remitir a las pocas fuentes escritas de la época, pero teniendo en cuenta que los siguientes papados se desarrollarían en condiciones similares es probable que al menos en parte sean verdad. Su muerte podría ser la venganza de una familia de la nobleza cuya hija estaba casada con otro joven noble al que el Papa convirtió en su amante. Para vengarse de esta deshonra  envenenaron al papa con unas codornices , pero el papa no terminaba de morir por lo que 
"el padre y el suegro del amante papal  entraron en la estancia con un martillo en la mano y arremetieron contra el cráneo de Juan VIII hasta que le incrustaron el martillo en el cerebro y aun así tardó dos horas en morir".
Como veis era una época más que peligrosa
 (Imagen procedente de   http://commons.wikimedia.org)


Adriano III muere en septiembre de 885 cuando se dirigía a la ciudad de Worms donde iba a reunirse con el emperador Carlos III el Gordo. Ese mismo mes, el día catorce y sin contar con la presencia de representantes  del emperador , el pueblo y, principalmente, la aristocracia de Roma  eligen a un nuevo pontífice , Esteban V , que volvió sus ojos hacia el emperador solicitándole ayuda para poner paz entre las  distintas facciones que se disputaban el poder en Roma  y para detener las incursiones cada vez más atrevidas que hacían los musulmanes.. Pero esa ayuda no llegaría porque víctima de su incompetencia y de las constantes enfermedades que le acosan, en 887 el emperador Carlos III el Gordo es depuesto y un año después fallecía. El Imperio Carolingio fundado por Carlomagno se desintegra definitivamente , si no lo estaba ya de hecho, aunque bajo el gobierno de Carlos III el Gordo había conservado una ficticia unión bajo su mando. De esta forma queda dividido ahora en tres grandes  reinos y en otros más pequeños . Entre los tres grandes se halla el reino Franco  Occidental o  Francia, bajo el gobierno del conde de París que será coronado rey en 888 con el nombre de Eudes I de Francia (860-898). Eudes se había ganado un gran prestigio gracias a su heroica defensa de París en 885 cuando la ciudad fue asediada por un ejército de cuarenta mil vikingos. La ciudad había esperado inútilmente la ayuda de las tropas del emperador Carlos III que solo acudió cuando el asedio se prolongaba más de un año y no lo hizo con sus hombres sino que compró la paz a los vikingos entregándoles dinero y un territorio en Borgoña para que pudieran saquearlo a sus anchas . La cobardía del emperador había sido tan flagrante que indignó al pueblo y a la nobleza   que , como ya hemos visto, provocó la destitución del emperador que moría en 888 en un monasterio olvidado de todos. 

A la cabeza de los nobles que han destituido a Carlos III el Gordo se encontraba Arnulfo de Carintia (850-899), sobrino de Carlos  y bisnieto de Carlomagno, y por ello es aceptado como rey del Reino Franco Oriental . Mientras, Italia se halla dividida en múltiples y pequeños ducados y se sumerge en el caos. Dos son los protagonistas de la lucha por el trono de Italia, Berengario de Friuli(845-924) , otro bisnieto de Carlomagno por vía materna que aspira a coronarse rey de Italia y también emperador pero hay otro hombre que se lo disputa  Guido de Spoleto (855-894), que era nada menos que tataranieto de Carlomagno y que , por lo tanto, también reclamaba sus derechos al trono de Italia y al Imperio. Aunque Arnulfo de Carintia , el rey del Reino Franco Oriental, era el más poderoso , se hallaba muy lejos de Roma , mientras que Guido y Berengario se encuentran en Italia y pueden influir  en la decisión del papa Esteban V que está buscando un nuevo emperador. Arnulfo , al que el papa quería coronar, no puede desplazarse a Roma porque está muy ocupado conteniendo las incursiones vikingas en la frontera oeste de su reino . Del enfrentamiento entre Berengario y Guido sale vencedor momentaneamente Guido que fuerza a Esteban V a que le corone como rey de Italia y también como emperador. , aunque sus títulos no son reconocidos ni por Berengario ni por Arnulfo. Poco después de la coronación, el 14 de septiembre de 891 fallece el papa Esteban V y el 6 de octubre es elegido como nuevo pontífice el que será involuntario protagonista del Sínodo del Cadáver, el obispo de Porto Formoso .¿Quién era Formoso?Pues en el momento de su elección ya es un anciano pues tiene setenta y seis años que desde 864 era obispo de Porto y había tenido una dilatada carrera como legado papa.





File:Carolingian empire 887.svg
Extensión del Imperio de Carlos III el Gordo en el momento de ser destituido en 887 por los nobles del Imperio cansados de la incompetencia del monarca que  terminaria sus días en un monasterio. El Imperio fundado por Carlomagno en 800 no  volvería a estar de nuevo unido aunque aunque veremos como sus últimos descendientes , Arnulfo de Carintia, rey del Reino Franco Oriental, y en Italia los nobles Guido de Spoleto y Berengario de Friuli, todos ellos bisnietos o tataranietos de Carlomagno, pugnarían por el título de emperador , una lucha en la que los papas se convertirían en títeres en manos de las ambiciones de los nobles romanos y en particular de los Spoleto y de una mujer , la esposa de Guido, Agiltrudis 
(Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org/)




Fue elegido por el papa Juan VIII para que le ofreciera la corona imperial a Carlos III el Gordo pero sin que se conozca la razón cayó en desgracia . Sabemos que en 876 fue acusado de traición y de haber conspirado para ocupar el Trono de San Pedro  por lo que fue despojado de su dignidad de obispo y excomulgado , partiendo al exilio en Francia. Tras la muerte de Juan VIII, su sucesor, Marino I, le devolvería su condición de obispo y Formoso regresó a Porto. Parece que Formoso era enemigo de la familia de Guido de Spoleto , el nuevo rey de Italia pero al convertirse en papa trata de reconciliarse con él para conservar una cierta estabilidad en Italia y vuelve a coronarle como rey de Italia y emperador en 892 junto al hijo de Guido, Lamberto de Spoleto (hacia 880-898). Pero Guido no pretendía contentarse con la corona sino que quería dominar toda Italia y convertir al papa en poco más que el obispo de Roma, un hombre que estaría subordinado a Guido y demostró sus intenciones cuando Guido ocupó Roma , momento en que Formoso solicita el auxilio de Arnulfo de Carintia, ya sabéis , el rey del Reino Franco Oriental.. Pero antes de que Arnulfo pueda contestar la muerte sorprende a Guido el 12 de diciembre de 894. Le sucede su hijo Lamberto I, que también se convierte en rey de Italia y emperador , aunque el valor del título se había quedado reducido a su carga simbólica pero no tenía un poder real. Lamberto era apenas un adolescente, por lo que las riendas del poder las lleva su madre Agiltrudis (fecha desconocida - 923). Formoso se sabe en peligro porque para la familia de los Spoleto es ahora su máximo enemigo, ya que ha buscado la alianza con Arnulfo de Carintia que, por otro lado, avanza con su ejército hacia Italia. 

Más aún le odiarán cuando en febrero de  896 las tropas de Arnulfo, con él a la cabeza, entran en Roma, obligando a Agiltrudis y su hijo a huir de la ciudad . El 22 de febrero Formoso corona a Arnulfo como nuevo emperador , despojando de sus títulos a Lamberto I . A continuación Arnulfo pretende dirigirse contra Lamberto y su madre, pero una dolencia grave le obliga a cambiar de planes y regresar al Reino Franco Oriental. Ese era el momento que Agiltrudis esperaba para poder vengarse pero antes de que pudieran dirigirse a Roma, el 4 de abril de 896 Formoso muere en medio de grandes dolores. Según algunos a causa de la gota que padecía desde hace tiempo pero según otros debido a los efectos de un veneno suministrado por orden del partido de los Spoleto. Fuera por la enfermedad o envenenado Formoso es enterrado en San Pedro y el partido de Lamberto Spoleto y Agiltrudis se mueve para que el sucesor sea uno de los suyos, y así es elegido como nuevo papa Bonifacio VI (fecha desconocida-897) Bonifacio no era precisamente un hombre santo , pues en dos ocasiones había sido destituido como diácono y como presbítero por inmoralidad. El papa Esteban V le había condenado por lujuria, pues, al parecer , Bonifacio sentía una marcada atracción por los niños y niñas de su diócesis a los que impartía misas privadas. Hoy habría sido acusado de pederasta. Posteriormente fue Formoso el que le castigó de nuevo, según escribe Eric Frattini en "Los papas y el sexo", después de que fuera "encontrado en el lecho de una joven  casada. El presbítero Bonifacio no admitió su culpa, alegando estar ayudando a la joven a superar un problema matrimonial. La joven casada a la que estaba ayudando  en el lecho contaba tan solo con dieciséis años". Desde luego no era un ejemplo de santidad pero si un apoyo para Lamberto y su madre, que era lo que buscaban, pero no duraría mucho porque apenas quince días después de su elección murió de un ataque de gota provocado, al parecer,  por el atracón de comida que se había dado el bueno de Bonifacio la noche antes durante un banquete.





"El papa Formoso y Esteban VI" del pintor francés Jean Paul Laurens (1838-1921) que representa la escena del  Sínodo del Cadáver . Esteban VI aparece a la izquierda , señalando con la mano a su antecesor en el Trono de San Pedro, al que acusa de usurpar  ese trono, mientras que al lado del cuerpo momificado del papa fallecido nueve meses antes  se encuentra un joven diácono  vestido de color oscuro que se encargaba de responder en nombre de Formoso que, como podéis suponer, no se encontraba en disposición de responder a las preguntas de Esteban . Una escena surrealista que parecía surgida de una pesadilla y que incluso para sus contemporáneos fue considerado un exceso que poco tiempo después sería prohibido, ya no se podría juzgar a ningún pontífice muerto y mucho menos desenterrar su cuerpo
 (Imagen procedente de  http://commons.wikimedia.org)




Había que elegir un nuevo papa y el escogido fue el obispo de Anagni, que había sido consagrado por Formoso pero que después se convirtió en un firme aliado de Agiltrudis y su hijo y en mortal enemigo de Formoso. Con el apoyo de Lamberto y Agiltrudis se convierte en el papa Esteban VI(fecha desconocida-897), el tercer papa en lo que iba de año. Agiltrudis exige al papa la pública humillación de su antecesor , Formoso,  por haber perjudicado e insultado a su esposo Guido y a su hijo Lamberto, y Esteban VI no tardará en cumplir con los deseos de Agiltrudis. De esta forma se decide organizar un juicio a Formoso. El que el papa llevara ya ocho meses enterrado no era ningún obstáculo para Esteban VI ni para las ansias de humillarlo de los Spoleto,. Esteban VI ordena la exhumación del cadáver y después de vestir al cuerpo momificado de Formoso con los hábitos pontificales  es sentado en un trono especial en la sala donde en enero de 897 comenzaba el juicio que sería conocido por la historia como "El Sínodo del Cadáver"  y del que se conversa el relato realizado por Auxilius de Nápoles(870-930), un diácono que había sido ordenado por Formoso, que asistió al juicio y escribió clandestinamente el relato de lo que allí aconteció y que además de dejar constancia del nauseabundo olor que emanaba el cuerpo del difunto Formoso señalaba horrorizado que "aquella venganza fue la más horrenda que jamás se haya podido contar en la historia". Durante el juicio junto al cadáver se sitúa un joven diácono que hace las veces del juzgado respondiendo a las acusaciones. en una escena entre surrealista y macabra. 

Terminado este simulacro de juicio Formoso es declarado culpable de usurpar el Trono de San Pedro y es condenado a que sus restos sean arrojados a las aguas del Tiber. Antes es degradado, despojado de todas sus insignias papales  y arrancadas sus ropas  a jirones dejando al descubierto el cilicio que Formoso había llevado en vida pegado a su cuerpo para hacer penitencia. A continuación el cardenal Sergio, que tiempo después se convertiría también en papa con el nombre de Sergio III, procedió a amputarle  los dedos índice, corazón y anular de su mano derecha que eran los empleados para impartir la bendición y se los entregó a Agiltrudis que veía así saciada su deseo de venganza. Una vez mutilado su cuerpo lo ataron a la cola de un caballo que lo llevó arrastras por las calles de Roma y lo que quedaba del pobre Formoso terminó su viaje en las aguas del Tíber, . A continuación Esteban VI se propuso anular todas las disposiciones tomadas por Formoso lo que pone en su contra a todos aquellos que habían recibido algún nombramiento de Formoso. A ello hay que unir que poco después del juicio a Formoso la cúpula de la Basílica de San Juan  Letrán se hundió, lo que fue interpretado como una señal de la cólera divina por la profanación cometida con el cadáver de Formoso . Tres meses después del juicio, en mayo de 897 el pueblo de Roma se sublevó contra el Papa . Escribe Eric Frattini que "Un grupo de hombres armados entro en sus habitaciones, le colocaron sobre su cuerpo un áspero hábito de fraile y lo arrojaron a una oscura mazmorra"  Si esperaba ayuda de Agiltrudis no la iba a recibir, "Una calurosa noche de agosto -nos cuenta Fratini- dos hombres entraron en la celda de Esteban Vi y lo encontraron de rodillas rezando de cara a la pared. Uno de ellos llevaba un cordón entre las manos . Lo pasó por el cuello papal y estranguló a Esteban"






Archivo: 898.svg imperio carolingio
Este es el mapa que queda del antiguo Imperio Carolingio en 898 , año en el que fallece Lamberto I y un año después Arnulfo de Carintia . En rojo tenéis el Reino Franco Occidental , a la que ya podemos llamar Francia, cuando fallece Eudes y ocupa el trono Carlos III el Simple (879-929), tataranieto de Carlomagno . En verde el Reino Franco Oriental, Alemania, gobernada hasta 899 por Arnulfo de Carintia  y en color rosa el Reino de Italia gobernado primero por Guido de Spoleto y a su muerte en 894 su hijo Lamberto I  y , finalmente, en amarillo, los Estados Pontificios , el territorio papal que , en realidad, era controlado por los nobles romanos . Todos estos territorios no volverían a estar unificados bajo un único gobierno. Mil años después se sigue  intentado esa unión a través de la Unión Europea (Imagen procedente de http://:http://commons.wikimedia.org)




Tras su muerte es elegido un nuevo papa, el cardenal de  San Pedro in Vincoli, llamado Romano(fecha desconocida - 897), que podría ser hermano del papa Marino I y partidario de Formoso y del partido alemán de Arnulfo de Carintia. Pero tampoco su papado sería demasiado largo porque cuatro meses después fue depuesto, tal vez por los propios partidarios de Formoso que buscaban a alguien que defendiera con más energía la rehabilitación del papa ultrajado. Eric Frattini señala que Romano podría ser amante de Agiltrudis  y que fue ella la que le quitó de en medio aunque no está confirmado, pero si lo está i la escandalosa situación en la que se encontraba la ciudad de Roma "Cada día, -escribe Frattini - jóvenes romanos  denunciaban haber sido víctimas de violaciones por parte de otros hombres. Los prostíbulos florecían por toda la ciudad. Al atardecer cientos de  mujeres se ponían a hacer la calle en busca de clientes, entre los que se encontraban nobles y soldados, pero también sacerdotes, diáconos, subdiáconos e, incluso, obispos y cardenales" El nuevo papa en este año 897 es Teodoro II(fecha desconocida-897), del que apenas sabemos nada y que morirá sólo un mes después de su elección, aunque le daría tiempo a ordenar que el cuerpo de Formoso fuese recuperado de las aguas del Tiber donde reposaban y trasladado nuevamente a San Pedro donde fue enterrado solemnemente. Ya en enero de 898 es elegido como nuevo papa Juan IX (fecha desconocida-900)., que proseguirá con la rehabilitación de la memoria de Formoso y se prohibió a partir de aquel momento juzgar a los muertos restaurando además la costumbre de que ningún papa podía ser consagrado sin la presencia de los representantes del emperador. Juan IX declara también inválida la coronación de Arnulfo de Carintia como emperador y vuelve a coronar a Lamberto de Spoleto 

Pero  el 15 de octubre de 898 Lamberto, antes de ser coronado de nuevo  fallece en un accidente de caza . Un año después , el 8 de diciembre de 899 también fallece el rey del Reino Franco Oriental Arnulfo de Carintia, y el 5 enero de 900 también moría el papa Juan VIII. En cuanto a Agiltrudis , tras la muerte de su hijo Lamberto decide abandonar la escena política y renunciar a toda reclamación al trono  y opta por retirarse a un convento a esperar la muerte, que no llegaría hasta mucho tiempo después, en 923. Los protagonistas de aquellos últimos y turbulentos años habían desaparecido pero la retirada de Agiltrudis , que había influido directamente en la elección de cinco papas, no significaba el fin del poder de la mujer en Roma, nada más lejos de la realidad. Una joven llamada Marozia no tardaría en tomar el relevo y abrir  un tiempo en que la Iglesia estuvo en manos de mujeres ambiciosas y sin escrúpulos como tampoco los tenían los pontífices que ocuparían  el trono gracias a su apoyo. Un tiempo conocido como la Pornocracia, pero esa es ya otra historia que contaremos en otro episodio de estas Historias de la Iglesia 


Enlace con la primera parte  de Historias de la Iglesia : Los años de hierro y el sínodo del cadáver  
http://chrismielost.blogspot.com.es/2013/12/historias-de-la-iglesia-los-anos-de.html



El Mentidero de Mielost en Facebook :
Famosos